You are on page 1of 10

1

¿Qué es la consejería Bíblica?
Definición y principios de la consejería cristiana
¿Qué es aconsejar? La mayoría de las personas buscamos ayuda en otros: las madres primerizas, en el trabajo, cuando tenemos que tomar una decisión, una pareja en su relación, un alumno, un desempleado, etc. Las frases "si yo fuera tú", "esto mismo me pasó a mí", "has pensado que ...?, etc, indican que alguna forma de ayuda ha comenzado. La ayuda es un proceso que puede y debe ser ampliamente usado en una comunidad o en un grupo y no sólo es prerrogativa de "técnicos especializados". La relación de ayuda puede tener lugar en una variedad de contextos y circunstancias (amistad, organismos, empresas, la iglesia, etc). Puede dirigirse a un individuo, a un grupo o a un problema específico. El que ayuda puede tener que trabajar con un individuo, un grupo, una familia, una organización o una comunidad. Hay una gran variedad de formas de ayudar, una gran variedad de estrategias, no una única forma, por lo que se utilizarán las más adecuadas para cada situación. La iglesia y la consejería Una de las tareas de la iglesia es la de ayudar a las personas. La iglesia es un cuerpo en el que sus miembros deben preocuparse los unos por los otros, compartiendo sufrimientos y alegrías (1Cor 12:24-27;Rom 12:15). La palabra para aconsejar en el NT es "paráklesis" (que significa aliento, súplica) procede del verbo "parakaléo" (llamar a alguien al lado), que se puede traducir por "rogar", "suplicar", "aconsejar" y "consolar" (Rom 12:8). La tarea de aconsejar es corporativa, se nos pide que nos edifiquemos unos a otros, que nos amonestemos, alentemos a los de poco ánimo, sostengamos a los débiles y seamos pacientes para con todos (1Tes 5:11,14). Todos somos responsables de restaurar con espíritu de mansedumbre a aquellos que han caído en pecado, de sobrellevar los unos las cargas de los otros y de hacer el bien a todos en la iglesia y fuera de ella (Gal 6:1-2,10). Debemos ser misericordiosos, benignos, humildes, mansos y pacientes. Soportándonos y perdonándonos los unos a los otros (Col 3:12-14). En última instancia, los objetivos de la consejería cristiana son "presentar a Cristo a todo hombre maduro" (Col.-1:28). La meta del consejero cristiano es que la persona que esté a su cuidado madure, no que sea más feliz o autosuficiente, meta de la consejería no cristiana. En Ef.4:13-15, se enfatiza el crecimiento en todos los aspectos, es decir, favorecer el desarrollo intelectual, moral y espiritual de la persona. Aconsejar no es dar consejos, es acompañar a una persona en el proceso de encontrar alternativas positivas y creativas a sus problemas, modificar pensamientos, sentimientos, actitudes y comportamientos perjudiciales para él/ella y para su ambiente.

2 Las características básicas que debe tener el que ayuda, según Carl Roger, son:

1. Empatía, el poder o la capacidad de imaginarse uno mismo siendo otra persona, para así compartir sus ideas y sentimientos. Esta palabra es de acuñación moderna, en la Biblia se habla de "metriopathein" (tener compasión) -cf. Heb 5:2. La empatía tiene que ver con la capacidad de escucha. Bonhoeffer decía: "Muchas personas están buscando un oído que escuche. Frecuentemente no lo encuentran entre los cristianos, debido a que son inclinados a hablar. Sin embargo el que ya no puede escuchar a su hermano, pronto ya no podrá escuchar tampoco a Dios." Además, sugirió que "alguien que no puede escuchar pacientemente y durante tiempo prolongado, sino que mientras escucha está hablando, no es de mucha ayuda.".

2. Calidez, aceptar a la persona tal como es, valorarla por lo que es. El modelo nos lo da Jesús que aceptaba a los marginados sin importarle la opinión de los "religiosos" de su época (Mc 2:14-17; Lc 7:36-50). Ser genuino, ser auténtico, uno mismo, comunicarse abiertamente, no utilizar máscaras (profesionales o eclesiales), ni estar a la defensiva. A modo de ejercicio sería bueno seguir los pasos de Eliú en su dialogo de consejería con Job. Muchos consejeros intentaron antes ayudar a Job pero fracasaron. Eliú escuchó (Job 32:11). Gregorio Marañón decía que el mejor instrumento de exploración con el que cuenta el médico es ¡la silla! (escucha). Eliú entendió (Job 32:12). Se puso en el lugar de Job y no le condenó (empatía) cf. 32:21. Eliú dio seguridad (33:6-7), pues le dijo a Job: "Yo soy como tú, del mismo barro", es decir, no voy a aterrorizarte. Muchas personas tienen temor y vergüenza de contar sus problemas, temen nuestra crítica, y por ello no debe aconsejarse con juicio ni crítica (calidez). Eliú confrontó (33:12), o sea, señaló los fallos, pecados, malentendidos y actitudes pecaminosas. El consejero no debe juzgar, condenar o culpar, sino que debe señalar cosas que la persona no ha visto o no ha querido ver. Eliú enseñó (33:33), pues a veces es necesario informar o señalar cosas que la persona debe cambiar, también, enseñamos con nuestro ejemplo (1Cor 11:1). Eliú dirigió su atención a Dios (34ss, sobre todo cp. 36), mostró a Job cómo es Dios y le invitó a obedecerle. Esto ocurrió al final del proceso de consejería (cf. 11Tes 2:11-12). Muchos problemas son problemas espirituales aunque revistan otra forma. Se debe preguntar: ¿cómo está su vida espiritual?, desobediencia a Dios, pecados voluntarios, falta de disciplina, no aceptar el señorío de Cristo, no asistir a las reuniones, etc ...

Resumen La mayoría de las personas buscamos ayuda en otros, y esto es el principio de la consejería, ayudar y aconsejar, para lo cual no se precisa ser "profesional". Sin embargo, sí se precisa, para que la consejería sea algo más que "dar consejos", conocer algunas técnicas que nos ayuden a escuchar, a entender lo que los demás nos quieren comunicar. Técnicas que nos capaciten para saber dar afecto, y que ayuden a las personas a madurar y a tomar sus propias decisiones. Una de las tareas de la Iglesia es la de ayudar a las personas, consolando, exhortando y aconsejando, esto es un don que Dios da a ciertas personas en la iglesia, pero que también puede desarrollarse con la ayuda de personas experimentadas.

3

Principios generales de Consejería Bíblica.
I- Reconocernos a nosotros mismos Mat. 7:1-6; 2da Tim. 3:16-17
1- Juzgar - discernir entre lo bueno y lo malo. 2- Auto-juzgarnos - aconsejarnos a nosotros mismos bíblicamente. ¿Cómo podremos aconsejar sino tenemos la capacidad para auto-juzgarnos? 3- Confrontación - enfrentarse a algo o alguien. 4- Auto-confrontación - la capacidad de confrontarte a ti mismo. (Yo soy culpable) 5- Humillarse - reconocer nuestra pobreza espiritual y alcanzar riqueza de Dios. Mat. 5:3; Apocalipsis 3:17-18

"Algunos dicen yo no me tengo que rebajar" 6Rebajar - Humillar una persona. Palabra usada entre los humanistas para en ocasiones darle una impresión negativa a la humillación. La humillación de un corazón que reconoce su condición delante de Dios y en ocasiones delante de los hombres produce resultados de bendición. Mat. 23:12 7- Auto-exaltación - exaltarse a uno mismo no dejando que Dios lo haga a través de la humillación. (Vanagloria de la vida) 1ra Juan 2:16   La caída de Satanás. Isaías 14:13-15 La caída de Eva. Gen. 3:1-6 Cualidades para tener como consejero:    Juzgarnos a nosotros mismos. 1ra Cor. 11:31 Reconocer nuestro corazón. Jer. 17:9 Y humillarnos de corazón. Mat. 23:12

8- Conserjería Bíblica - restauración de una caída, de una necesidad o en problemas.

¿Cuando se necesita la consejería Bíblica? En una caída, en una necesidad o en problemas.

II- Con deseo de restaurar y cambiar la situación
1- Tú y el solo. Mat. 18-18 2- Con conocimiento y bondad. Rom. 15:14 3- Restauradle (con deseo de) Gal. 6:1-2 El verbo usado en Gr. para "restauradle" en Gálatas es el mismo usado en Marcos 1:19 " que remendaban las redes".

4

III- Usando la Biblia como la única guía infalible de autoridad
La experiencia no es suficiente, solo la palabra de Dios lo es. 1- Guía infalible. Sal. 19:7-14 2- No añadas a la palabra de Dios para hacer favores. Prov. 30:5-6 3- Por que la palabra de Dios no necesita tu ayuda, ella es suficiente. Heb. 4:12 4- Desde luego para aconsejar por la palabra hay que conocer la palabra de Dios. 2da Ped. 1:2-4; 2nda Tim. 3:16-17 (El conocimiento de Dios) (vida y piedad) 5- Consejería bíblica o rudimentos del mundo. Col. 2:8 (rudimentos - primeros elementos de una ciencia o arte). 6- El peligro de quitarle o añadirle a la palabra. Apocalipsis 22: 18-19

IV- El peligro de mezclar la palabra de Dios con el pensamiento del mundo o el hombre.
1- Me reiré, me burlare y no oiré. Prov. 1:22-32 (muerte y pérdida para los que oyen) 2- Para el sabio en su propia opinión, muerte. Prov. 14-12 3- Aparecerás como embustero. (Mentiroso) Prov. 30:5-6 4- Ay!, Ay! Juicio viene. Isaías 5:20-23 5- Consejos carnales, de personas carnales producen muerte. Rom. 8:6-8 6- Dios los coge con la mano en la masa. 1ra Cor. 3:19-20 Nota: Cuando aconsejamos específicamente en casos de matrimonio hay que dejarle a la persona, que él tiene que cambiar, no que trate de cambiar al otro cónyuge. Cambiándote tú a ti mismo bien puede ser que se resuelva el problema.

V- La consejería bíblica se basa en que cada uno a de dar cuenta de sí mismo y no de los Demás Romanos 14:12; 2da Corintios 5:10 VI- La consejería bíblica tiene que ver con la formación del aconsejado en la justicia (lo correcto) para que no caiga
1- En lo correcto. 2da Pedro 1:2-11 2- Tiene que llevar su propia carga. Gálatas 6:4-5 3- Que al aconsejar a la persona sea capacitada para aconsejar a otros. 2da Cor.1:3-5

5

VII- Cinco elementos básicos para la consejería bíblica:
1- Entendiendo el problema ¿Cómo lo ve Dios? abcdeSi confiamos en Dios vemos como Dios nos ve. Prov. 3:5-6 Los pensamientos lejos de los de Dios. Isaías 55:8-9 Dios quiere que a veces sufras. Rom. 5:3-5 Todas las cosas obra a bien. (Hay lugar para crecimiento) Rom. 8:28-29 Tenemos que ser probados. Stg. 1:2-4

2- Hay que hacer una investigación bíblica (se necesitan respuestas verídicas) abcdefEl primero que acude por ayuda. Prov. 18:13 y 17 Prontos para oír y tardos para hablar. Stg. 1:19 Rechazando la mentira y hablad verdad. Efesios 4:15 y 25 La intención del corazón. Mar. 7:20-23 Siempre tiene una justificación propia. Stg. 1:22-25 Si sabe y no hace queda condenado más rápido. Stg. 4:17

3- Hay esperanzas por la palabra de Dios a. Dios no permitirá más de lo que puedas resistir. 1 Cor. 10:13 b. El si puede compadecerse de nosotros. Hebreos 4:15-16

4. Tiene que estar dispuesto a un cambio a. Dispuesto a cambiar de su posición a lo que la consejería bíblica enseña. Rom. 6:6-7; Efesios 4:22; Fil. 4:6-9

5. Practicar el consejo bíblico a. Bienaventurado el que hace. Stg. 1:22-25 b. Tu conducta demuestra tu sabiduría. Stg. 3:13-18

Hay que enseñarle al aconsejado a que no ponga la mirada en el que aconseja, sino en Cristo, para que aprenda a confiar en Dios. 1 Corintios 2:1-5

6

¿Cuáles son las Cuatro Características de un Consejero Bíblico?
Palabras Claves: Procesa, Aprende, Ilustra, Reproduce

I. Introducción
A. Existen dos obstáculos en la mente del creyente que le impiden proveer cuidado espiritual a otros. 1. “¿Quién soy yo para darle consejo a otros, pues tengo tantos problemas personales?” 2. “Yo no sé qué decir.” B. Hay muchas cualidades importantes que Dios busca en un creyente para el servicio cristiano, no importa cuál sea el tipo ministerio donde Dios quiere usar a esta persona. C. Uno de los grandes obstáculos, que bloquean al cristiano, a ayudar a otros creyentes con sus problemas de la vida es: pensar (sentir), que debido a que no han procesado o resuelto todos sus problemas personales completamente, no están calificados para ayudar a otros.

II. LOS CONSEJEROS BÍBLICOS SE CARACTERIZAN EN QUE YA ESTÁN TRABAJANDO EN SUS PROPIOS PROBLEMAS PERSONALES.
A. Las luchas presentes y los fracasos en la vida personal son una de las mayores razones para que el cristiano no se convierta en consejero bíblico. B. Una de las objeciones más fuertes para no convertirse en consejero bíblico es el sentimiento o (pensamiento), que: un consejero bíblico debe tener todos sus problemas personales resueltos, como requisito indispensable para ayudar a otros.

C. Satanás, y algunas personas, inclusive cristianas puede usar tus fracasos para desmotivarte. Apocalipsis 12:10 D. Los santos que menciona el Antiguo Testamento son un ejemplo clásico de aquellos que fueron usados por Dios, privada y públicamente, aunque tenían luchas en su vida personal. 1. Usualmente, estas personalidades del Antiguo Testamento se mencionan para enfatizar o ilustrar un carácter santo. I Corintios 10:11 2. Sin embargo, Dios también registró sus debilidades y fracasos para mostrarnos un cuadro equilibrado, y para motivarnos a que Dios aun puede usarnos como ministros del evangelio, a pesar de nuestras debilidades, necesidades errores y temores. Gálatas 5:16; Santiago 5:17

7 E. Examine (estudie la vida); el carácter, fracasos y debilidades de otros santos del Antiguo Testamento, que Dios usó, grandemente, a pesar de sus luchas.  Moisés o Estaba, profundamente consciente de sus heridas emocionales y sus debilidades cuando Dios le ordenó que fuera a hablar con Faraón para pedir la libertad de los Israelitas sometidos a esclavitud en Egipto. Éxodos 3:1-22 o Luchó con profundos sentimientos de inferioridad Éxodos 3:11; 4:10 o Luchó con dudas respecto a sus paisanos Israelitas, pues no estaba seguro que lo escucharían. Éxodos 4:1 o Tuvo luchas con su mal genio (ira). Éxodos 2:11-12; Números 20:11,12 o Aun su hermano mayor le temía, debido a su mal carácter Éxodo 32: 21,22 o Batallaba con su falta de responsabilidad para asumir r sus malas acciones. Deuteronomio 1:37; 3:9,10; Números 12:7,8  Gedeón o Estaba en una severa crisis personal cuando Dios lo llamó a liberar el pueblo de Israel de la dominación Madianita. Jueces 6:12,13; Hebreos 11:32 o Estaba muy frustrado con Dios, tanto que lo cuestionó en seis áreas. Jueces 6:13; Hebreos 11:32  La presencia de Dios. Jueces 6:13  la protección de Dios,  el poder de Dios.  el cuidado de Dios. Hebreos 13:5  la corrección de Dios.  las decisiones de Dios. Jueces 6:15 HO 9-23-09  Jeremías o

Evadió ser profeta, pues él no sabía hablar como un enviado de Dios y sentía que era muy joven. Jeremías. 1:6

Ezequiel o

Fue enviado como profeta a hablarle al pueblo rebelde de Israel, pero lo hizo con amargura de espíritu. Ezequiel 3:14

 

Isaías o Jonás o Se negó a ir a predicarle a la nación salvaje de Nínive, pues él pensó que no merecían la gracia de Dios. Jonás, capítulos 1 al 3 Pensó que era un inútil y una basura, pues, además de vivir con gente vulgar, era de “labios inmundos”. Isaías 6:5

 

Ester o Rahab o Fue una prostituta. Josué 2:1; Hebreos. 11:31 Se atemorizó mucho de presentarse ante el rey, aunque era la voluntad del rey. Ester 4:11-14

8 A. Los santos del Nuevo Testamento tenían luchas personales mientras ministraban públicamente. 

El apóstol Pablo o Ministraba a otros públicamente, aunque en privado tenia luchas consigo mismo. Filipenses 3:12; I Corintios 2:3 o Los discípulos de Pablo ministraban públicamente, pero tenían luchas en su vida privada. Timoteo fue discípulo de Pablo. II Timoteo 1:2-4 El apóstol Pedro o La vida se caracterizó por profundas luchas con su carácter. Mateo 26:33; Juan 15:15-18; 25-27; Hechos 2:41; Hechos 10:28; Gálatas 2:11, 13 Elizabeth, la mujer de Zacarías el sacerdote o Vivía todos los días llena con un sentido de vergüenza personal, desgracia y fracaso. Lucas 1:24,25 Los discípulos de Jesús luchaban entre ellos por prominencia y poder, como base de su valor y significado Lucas 22:24

 

III. ES POSIBLE QUE LOS CONSEJEROS BIBLICOS NO HAYAN RECIBIDO UN ENTRENAMIENTO FORMAL, BIEN SEA EN UN INSTITUTOS BIBLICO, EN UN SEMINARIO, O UNA UNIVERSIDAD BIBLICA, PERO ELLOS TIENEN UN PROFUNDO DESEO DE APRENDER, ESPECIALMENTE A TRAVES DE SUS PROPIOS PROBLEMAS DE LA VIDA
A. El enfoque de la gran comisión fue hacer discípulos, (alumnos) que tuvieran deseo de aprender, pues no cumpliremos la gran comisión, si la gente solo se convierte a Cristo. Mateo 28:19-20 B. Los apóstoles no tenían ningún entrenamiento formal, pero tenían lo más importante: un deseo de aprender.  Pedro y Juan fueron reconocidos por los líderes religiosos como hombres usados por Dios, aunque los lideres sabían que ellos no habían sido entrenados formalmente. Hechos 4:13  Pero, al igual que tu, los discípulos tenían deseos de aprender. Lucas 11:1  Jesús también fue visto como un iletrado, pues no se graduó en las escuelas rabínicas de Teología. Juan 7:15-16 C. Las investigaciones seculares confirman la efectividad de los consejeros bíblicos que no tienen entrenamiento formal. D. Esta son cinco posibles ventajas que tienen los consejeros bíblicos, sobre los consejeros profesionales. 1. Quizás el consejero bíblico tenga una relación más cercana con la persona que necesita ayuda, que el consejero profesional. Proverbios 27:6,10; Proverbios 18:24 2. Con frecuencia un amigo tiene más disponibilidad que un consejero profesional o aun que un pastor. 3. Los amigos tienen la capacidad de comunicarse fácilmente con la persona que están ayudando con un lenguaje fácil de entender. 4. Los amigos tienden a ser más prácticos, más relajados e informales.

9 5. Los amigos no tienen que usar teorías psicológicas complicadas de la personalidad, pues pueden enfocarse, directamente, en las necesidades de la persona que están ayudando. E. Dios está buscando, básicamente, personas que sean fieles en sus responsabilidades actuales y que tengan deseos de aprender. I Corintios. 4:2 F. Los consejeros bíblicos han trabajado, profundamente en sus experiencias pasadas; tienen descubrimientos profundos de su propia vida; son ricos en lecciones, pues Dios mismo los ha enseñado, a través de pruebas, pérdidas, heridas, abuso, abandono y fracasos. I Timoteo 1:1216; II Corintios 1:3,4 G. El consejero bíblico ha sido el mismo reconfortado por Dios. Romanos 15:13 H. El consejero bíblico está en la capacidad de distinguir entre la verdad de Dios (V),Mayúscula y la verdad humana (v), minúscula. ¿Cómo es eso?  La verdad mayúscula (V) es aquella revelada por Dios en las Escrituras. II Pedro 1:20,21; II Timoteo 3:16  Las verdades minúsculas (v) es lo que descubrimos, producto de observaciones y experiencia en la vida.  Sin embargo, las verdades minúsculas (v), deben estar de acuerdo con la verdad de Dios.

IV. LOS CONSEJEROS BIBLICOS ESTAN DISPUESTOS A APRENDER E ILUSTRAR CON SUS PROPIAS VIDAS COMO LA PALABRA DE DIOS FUNCIONA.
A. Al aplicar los principios de Dios a tu propia vida creas las bases para ser efectivo en la consejería bíblica. 1. El apóstol Pablo siempre compartía las experiencias de su vida para ilustrar verdades bíblicas. I Timoteo 1:12, 13, 15,16 2. Inclusive los consejeros profesionales confirman el valor de los consejeros bíblico, pues están aplicando la Palabra de Dios a sus propias vidas. 3. Esdras, un escriba (maestro) del Antiguo Testamento ilustró con su propia vida personal y ministerial ,lo que es disciplina de estudio, aplicación y la enseñanza. Esdras 7:9b, 10; I Timoteo 4:12 4. Si usted quiere ser un consejero bíblico efectivo es necesario que esté convencido personalmente que la Escritura tiene las respuestas a cualquier problema personal, bien sea en verdad o como principio. II Pedro 1:3; Juan 8:31,32 5. Ilustrar como usar las herramientas (principios de la Escritura) de Dios con tu propia vida es tu base curricular ante Dios para ser un consejero bíblico. B. Lea la siguiente lista de problemas de la vida. ¿Qué experiencias has tenido, luego de procesar o trabajar en estas áreas? 1. ¿Cómo controlas tu propia ira? 2. ¿Qué haces cuando estas solo? 3. ¿Cómo evitas la lujuria y la pornografía? 4. ¿Qué haces cuando estas ansioso? 5. ¿Cómo respondes a personas iracundas? 6. ¿Qué haces cuando fracasas? 7. ¿Cómo manejas la culpa y la vergüenza? 8. ¿Cómo oras, estudias la Biblia, testificas y si compartes tus bienes materiales con otros?

10 9. ¿Perdonas a tus ofensores? 10. ¿Qué haces con tus recuerdos: heridas y fracasos del pasado? 11. ¿Cómo manejas los problemas, las pruebas, aflicciones y tentaciones? 12. ¿Qué haces cuando te rechazan, inclusive algún creyente, líder o pastor?

V. LOS CONSEJEROS BIBLICOS TIENEN EL DESEO DE ENTRENAR A OTROS CREYENTES, QUIENES ESTARAN EN LA CAPACIDAD DE AYUDAR A MUCHOS A PROCESAR Y A VIVIR SEGÚN LA ESCRITURA.
A. Los consejeros bíblicos ven sus propios problemas personales, pruebas, heridas, como su preparación (entrenamiento) para ayudar a otros. B. Las personas que brindan cuidado espiritual, han cambiado su perspectiva y ven a sus aconsejados como estudiantes, que un día van a entrenar a otros. C. El principio bíblico de reproducir consejeros que ayudarán a las personas con sus problemas personales fue establecido en el Antiguo Testamento por Jetro (el suegro de Moisés). 1. La situación: Moisés estaba sobrecargado. Éxodos 18:13-18 2. La Solución: Entrenar a otros. Éxodos 18:19-22 3. El sistema: Delegar. Éxodos 18:24-26 D. Dios restableció el mismo principio de reproducir consejeros bíblicos en el Nuevo Testamento E. Dios, tiene como alta prioridad ayudar al creyente a procesar sus problemas personales. Gálatas 6: 2, 5,10 F. El Dr. Lucas resumió el discipulado como un proceso de entrenamiento. Hechos 1:1; II Timoteo 2:2 G. Esto nos indica que el proceso de reproducción de consejeros bíblicos incluye, al menos estos cinco ingredientes (pasos). 1. Observación/ instrucción. Lucas 6:17 2. Participación bajo supervisión. Mateo 14:13-21 3. Participación sin supervisión. Lucas 9:1-6 4. Reporte de participación. Lucas 10:17 5. Corregir y clarificar. Lucas 10:20 H. El consejero bíblico sabe (como discipulador) que su rol, finalmente será de entrenador a asesor. Un asesor no controla a sus discípulos, sino que mengua como Juan el Bautista, sirve a sus discípulos y ora fervientemente por ellos. I. Un consejero bíblico sabe que brindar consejería es demandante, pero las recompensas son inmensas. Gálatas 4:19 : Ira Tesalonicenses 2:17-20