Tropicalizado

Marco teórico La corrosión se define como el deterioro de una superficie, evitarlo es imposible, pero llevándolo a un proceso de recubrimiento electrolítico, al menos se puede lograr con toda seguridad la inhibición del efecto corrosivo, retardando su velocidad. La corrosión causada por los agentes corrosivos: humedad (aire húmedo), agua, rozamiento o fricciones, altas temperaturas, etc. Cuando se va a recubrir electrolíticamente se puede tener en cuenta el tipo de material (composición física o química cuando menos) antes de ser tratado, ya que no se debe recubrir al azar porque las propiedades diferentes de los materiales exigen tratamientos relativa o totalmente diferentes, claro, si es que deseamos realizar trabajos muy serios y a la larga económicos. El trpicalizado se realiza con el fin de otorgarles una buena presentación o de acabados decorativos al material (o piezas) tratado, otras veces otorgarles mayor dureza y exigente acabado liso con brillo al espejo y con alta precisión. Galvanostegia Consiste en recubrir un metal con otro metal, generalmente de mayor valor agregado; tanto para su presentación, como para la protección, por decir niquelado, cromado, zincado, dorado o plateado, etc.

OBJETIVOS: Objetivo general: Llevar a cobo con eficacia el proceso de tropicalizado, mediante el proceso del recubrimiento. Objetivos específicos:   Lograr que el material quede perfectamente bañado de todas las capas anteriores Control de calidad de la materia prima

 

Tener un a buena adhesión de los recubrimientos en el metal. Obtener un espesor ideal para el metal aproximadamente de 0.000025 a 0.000125 cm de espesor

Tropicalizado. Es un recubrimiento de apariencia amarillo iridiscente que se obtiene a partir de la aplicación del Zinc (galvanizado) y la posterior aplicación de un cromado. Con el tratamiento de Tropicalizado se aumenta la resistencia contra la corrosión de las piezas Galvanizadas. Proceso El tratamiento previo de las piezas a tropicalizar es tan importante como el propio proceso de galvanizado, puesto que de dicho tratamiento depende la posterior adherencia y la uniformidad del recubrimiento. La secuencia de tratamiento de los materiales es la siguiente.

1.- DESENGRASE

Este proceso se realiza para eliminar la grasa de los materiales. En algunos casos se introduce la pieza en soluciones alcalinas y en otros se someten a agentes desengrasantes ácidos. La temperatura de la solución debe estar entre 30 y 40 ºC.

Esta fase de limpieza permite la correcta acción de los baños posteriores.

2.- DECAPADO

Se realiza por inmersión del material en baños de ácido clorhídrico, cuya acción permite la eliminación de los óxidos metálicos de las superficies a galvanizar. Obtendremos así una superficie químicamente limpia. El tiempo de decapado depende del grado de oxidación superficial de las piezas y de la concentración de la solución de ácido. 3.- BAÑO DE SALES O FLUXADO El tratamiento con sales (mezcla de cloruro de zinc y cloruro amónico), tiene por objeto eliminar cualquier impureza y provocar una limpieza intensa de la superficie metálica. Este proceso se realiza por inmersión y tiene como finalidad asegurar la mejor adherencia entre la superficie ferrosa y la aleación de zinc. La temperatura del flux debe estar entre 50 y 60 ºC.

4.-BAÑO DE ZINC Las piezas a galvanizar se sumergen en el baño de zinc fundido a una temperatura de 450 ºC, teniendo especial cuidado en la inmersión del material y en la posterior extracción y escurrido del zinc líquido. Dado que el galvanizado actúa tanto en superficies internas como externas. Es importante prever una correcta preparación del material para una adecuada emanación de gases y para que el zinc fundido penetre en el interior y lo cubra de forma conveniente.

5.-ENFRIAMIENTO Las piezas, una vez concluido el galvanizado, pueden enfriarse en agua ó al aire libre.

6.- CROMADO El recubrimiento de cromo duro se realiza por via electrolítica por lo que se reviste a las piezas de una película fina y dura de cromo. Esta película proporciona una gran resistencia a la corrosión y unas excelentes propiedades mecánicas. El tratamiento electrolítico de cromo se realiza a baja temperatura (no excede de los 60°C), proporcinando un espesor variable desde unas micras hasta 1mm de espesor.