El Profetismo en Israel

¿Qué es un profeta?
El nombre proviene del hebreo: NABIM, que significa “el que habla en

lugar de...”. Por lo tanto,
los profetas son quienes hablan en lugar de Dios.

¿Quién es un profeta?
Por lo general, se tiene la idea que el profeta es un adivino, un futurólogo o un visionario, sin embargo, el profeta es más que eso, el Profeta es una persona escogida y llamada por Dios de manera especial para ser enviado a una misión concreta en su nombre.

El Profetismo en Israel

El Profetismo Los profetas no son seres inanimados en las manos en Israel

de Dios, sino personas que inspiradas por el Espíritu, que han madurado a través de una experiencia espiritual excepcional, así, son llamados para hablar a su pueblo en nombre de

Dios. Por ello en su predicación encontramos las
riquezas y limitaciones de una época determinada, de un medio y de una historia personal que hizo de cada uno de ellos, un ser bien caracterizado e individualizado, un ser único comprometido.

El Profetismo en Israel

¿Cuál es la misión del Profeta?
Principalmente es ser voz viva en medio del pueblo, para recordar las promesas entre Dios y su pueblo, para enderezar y corregir. Por tanto, la misión del profeta tiene una doble finalidad: ANUNCIAR Y DENUNCIAR.

El Profetismo en Israel

La justicia social
Este anunciar y denunciar comparte también un carácter social porque se realiza en medio del pueblo y en su favor o bien, podríamos llamarlo también como “justicia social”.

El Profetismo en Israel

Acciones del Profeta
Es por ello que el Profeta, por medio de la palabra, critica y denuncia la manera desviada de vivir, pero también invita a la conversión, anuncia la salvación y llena de esperanza a la comunidad de los creyentes.

El Profetismo en Israel

Mensaje de los profetas
Esta influencia se hallaría en un gran hombre que un día se levantaría en la familia de David. Los profetas anunciaron que del trono de la familia nacería un vástago, un retoño tan grande que sería en sentido especial "el Renuevo".

Salvar a la nación de su idolatría y maldad.

De no lograr lo anterior, anunciar que la nación sería destruida.

Sin embargo, la nación no destruida del todo; los elegidos se salvarían.

De este pequeño grupo de elegidos, vendría una influencia que se extendería por toda la tierra y traería a Dios a todas la naciones.

El Profetismo en Israel

Preexilio

Tres etapas del profetismo en Israel
Postexilio Exilio

El Profetismo en Israel

Amós

Jeremías

Oseas

Habacuc

Profetas de la etapa del pre-exilio

Miqueas

Nahúm Sofonías

ProtoIsaías

El Profetismo en Israel

Escenario de los profetas del Pre-exilio
Esta época tiene el matiz de ser la época del esplendor profético, el cual coincide con los momentos más críticos de Israel: la caída de Samaria, año 722 a.C. y de Jerusalén, año 587 a.C.

El Profetismo en Israel

Ezequiel

Profetas de la etapa del exilio
DeuteoIsaías

El Profetismo en Israel

Escenario de los profetas del Exilio

Es el momento de las grandes visiones y de la preocupación por los últimos tiempo. Ezequiel y Deutero-Isaías son sus figuras más representativas.

El Profetismo en Israel

El Profetismo en Israel

En el año 539 a. C. el rey persa Ciro, conquista a Babilonia y permitió que los judíos regresaran nuevamente a Jerusalén a reedificar la ciudad. En esa liberación, el pueblo de Israel sale en tres diferentes grupos. El primero sale del 536 a. C., después de 70 años de cautividad liderados por Zorobabel. Este primer grupo reedifica el templo. Ageo, Zacarías y Malaquías fueron algunos de los profetas de ese tiempo.

Escenario de los profetas del Post-exilio

El Profetismo en Israel

La relación del ser humano con Dios

Mensaje central de los profetas
La fidelidad a la Alianza La condición pecadora del ser humano

El Profetismo en Israel

La relación del ser humano con Dios

Un primer mensaje de los profetas es la centralidad en Dios, a lo largo de la vida de los profetas vemos cómo se destaca la defensa que ellos hacen del monoteísmo, al insistir en que Dios no hay más que uno, y ese Dios es Yahvéh, por eso los profetas atacan duramente a los falsos dioses, a los ídolos, a la absolutización de cualquier cosa que no sea Dios

El Profetismo en Israel

La relación del ser humano con Dios

Durante el exilio, el pueblo llega a dudar del poder de Yahvéh, este ataque profético contra los falsos dioses se hace más patente (Jer 10,1-16). Aún con esa duda, este Dios único es el absolutamente Santo, que merece todo el respeto y veneración (Is 6,1 y ss. ) Sin embargo, al mismo tiempo, es un Dios lleno de ternura y amor incansable para con su pueblo, como el esposo que ama a la esposa sin límites y se entrega a ella con pasión de enamorado. (Os2).

El Profetismo en Israel

¿Qué es lo que se opone a
Dios? Se contrapone la impureza del hombre, porque

La condición pecadora del ser humano

el pecado aleja al hombre de Dios. Es por ello que el pecado es un atentado contra el Dios de la justicia (Amós) contra el

Dios del amor (Oseas), contra
el Dios de la santidad (Isaías) .

El Profetismo en Israel

La condición pecadora del ser humano

Por lo tanto, la persona debe "buscar a Dios", es decir, debe practicar la justicia, portarse honradamente con los demás, vivir en sencillez y humildad (Mi 6,8). Dios lo que quiere, más que sacrificios es lo que brota del corazón del hombre. La verdadera relación con Dios exige y lleva consigo una relación coherente con los demás (Is 10,1-4; Ez 9,8-10).

El Profetismo en Israel

La fidelidad a la Alianza

Los profetas contemplaban cada situación y cada hecho a la luz de Dios, eso fue lo que les daba la libertad y la valentía que demostraron ante los reyes y grandes del mundo. Los profetas se interesaron por la vida política y social de Israel, porque en ella estaban comprometidos la fidelidad a la Alianza y el bien del pueblo.

El Profetismo en Israel

La fidelidad a la Alianza

Los profetas estaban convencidos de que la seguridad de Israel dependía, no de los pactos internacionales con las potencias extranjeras, sino de la fidelidad del pueblo y sus gobernantes a la Alianza. Vemos que por ello, los que hablaban con esta libertad debían tener un mal destino: la cárcel, la condena o la muerte.

Mensajes para nuestro tiempo…

El Profetismo en Israel