AVERIGUACION PREVIA. A.P.

/PGR/DDF/SPE/-XXV/4701/12-08

SE RINDE DECLARACIÓN POR ESCRITO.

C. AGENTE DEL MINISTERIO PÚBLICO DE LA FEDERACIÓN, TITULAR DE LA MESA XXV-DDF DE LA SUBDELEGACIÓN DE PROCEDIMIENTOS ESPECIALES DE LA PROCURADURÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA. P R E S E N T E.

FELIPE IGNACIO ECHENIQUE MARCH, mexicano de nacimiento, mayor de edad, casado, señalando para oír y recibir todo tipo de notificaciones el ubicado en la Calle de Córdoba 45, Colonia Roma, Delegación Cuauhtémoc, Código Postal 06700, México, Distrito Federal, teléfono 5533-2118, oficina del Comité Ejecutivo de la Delegación Sindical D-II-IA (sic) Profesores de Investigación Científica y Docencia del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Sección 10 “Distrito Federal” del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), y autorizando para dichos efectos a los Licenciados en Derecho Oscar López Rosas e Irving Espinosa Betanzo y a los CC. Jesús Domínguez Hernández y Rebeca Carolina Cervantes Ortiz, por medio de este escrito comparezco y expongo: Que por así permitirlo mi estado procesal en el presente ocurso, y con fundamento en lo establecido en el articulo 8º y 20 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, RINDO MI DECLARACION POR ESCRITO respecto de la denuncia presentada mediante escrito signado por el licenciado Sergio Rodríguez Gutiérrez, en su carácter de Apoderado Legal del Instituto Nacional de Antropología e Historia el trece de agosto de dos mil doce, en el cual denuncia hechos en contra de quien o quienes resulten responsables y que diera origen a la presente averiguación, por lo que hago mi declaración en los siguientes términos: 1.- NIEGO ROTUNDAMENTE LA COMISIÓN DE LOS HECHOS QUE SE ME IMPUTAN, declarándome inocente de toda culpa y responsabilidad con respecto a los hechos señalados en la denuncia formulada por el licenciado Sergio Rodríguez Gutiérrez, Apoderado Legal del Instituto Nacional de Antropología e Historia, quien pretende hacer creer a esta representación social de manera calumniosa, para así provocar un daño irreparable hacia mi persona y mis intereses, señalándome como actor y partícipe de los siguientes hechos, mismos que señala tienen el carácter de delictivos que en ningún momento realice: 1

AVERIGUACION PREVIA. A.P./PGR/DDF/SPE/-XXV/4701/12-08

a) Que el veinticuatro de julio de dos mil doce un grupo de personas, miembros del Sindicato de Investigadores D-II-IA (sic) de Profesores de Investigación Científica y Docencia del Instituto Nacional de Antropología e Historia al manifestarse en la entrada del Museo de Antropología e Historia, ubicado en Paseo de la Reforma y Calzada Gandhi, sin número, Colonia Chapultepec Polanco, México, Distrito Federal, tomaron la taquilla, impidiendo que las personas que acuden como visitantes realizaran el pago para su acceso, así como impidiendo el acceso a la tienda que se encuentra a un costado de las taquillas. b) Que se me imputa tal acción mediante una fe de hechos suscrita por el licenciado David Dávila Gómez, Notario 190 del Distrito Federal, quien se constituyó en las instalaciones del Museo Nacional de Antropología, asentando que se entrevistó con uno de los manifestantes quien dijo llamarse Felipe Ignacio Echenique March, quien le argumentó que no estaba en la posición de dialogar con autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia por desacuerdos e inconformidades que tenía. c) Que denuncia como un acto que puede constituir un delito, las actividades realizadas por los miembros del Sindicato de Investigadores D-II-IA (sic) de Profesores de Investigación Científica y Docencia del Instituto Nacional de Antropología e Historia hechas tanto en la entrada, como en el vestíbulo del Museo, consistentes en la entrega de volantes a los visitantes, y manifestando el denunciante sin contar con elementos de prueba convincentes, que se informaba, sin señalar quién expresaba que: a partir de ese día la entrada era gratis, por cortesía de los investigadores del INAH. d) Que se ha causado detrimento patrimonial al erario federal pues dicha captación de recursos es enterada a la Tesorería de la Federación, impidiendo el cobro que hasta el momento se realizaba. e) Que el Sindicato de Investigadores D-II-IA (sic) de Profesores de Investigación Científica y Docencia del INAH cuenta con una página electrónica http://investigadoresinah.org.mx en la que publican actividades que realiza dicha representación acompañada de fotografías en las que se aprecian las taquillas del Museo con mamparas en las que se lee “COBRO SUSPENDIDO FREE TODAY”.

2

AVERIGUACION PREVIA. A.P./PGR/DDF/SPE/-XXV/4701/12-08

f) Que en la página electrónica http://investigadoresinah.org.mx se informa sobre la toma del Museo realizada el martes veinticuatro de julio de dos mil doce y se incita el público a tomar museos y zonas arqueológicas, específicamente el Museo Nacional de Antropología, El Templo Mayor y el Castillo de Chapultepec, motivo por lo que se presentó la denuncia ya que se actualiza con dicha incitación lo previsto por el numeral 208 del Código Penal Federal.
“Artículo 208.- Al que provoque públicamente a cometer un delito, o haga la apología de éste o de algún vicio, se le aplicarán de diez a ciento ochenta jornadas de trabajo en favor de la comunidad, si el delito no se ejecutare; en caso contrario se aplicará al provocador la sanción que le corresponda por su participación en el delito cometido.”

g) Toda vez que se promueve públicamente la comisión de un delito, pues el tomar las instalaciones del Museo en el que se presta un servicio público y se cobra por el acceso generó perjuicios a la esfera jurídica de la representada por el denunciante. El denunciante estima que la actuación del personal del Sindicato del INAH transgredió el Artículo 185 del Código Penal Federal, que señala:
Artículo 185.- Cuando varias personas de común acuerdo procuren impedir la ejecución de una obra o trabajos públicos, o la de los destinados a la prestación de un servicio público, mandados a hacer con los requisitos legales por autoridad competente, o con su autorización, serán castigadas con tres meses a un año de prisión, si sólo se hiciere una simple oposición material sin violencia. En caso de existir violencia, la pena será hasta de dos años.

2.- DE LA DENUNCIA PRESENTADA Y DE LAS PRUEBAS OFRECIDAS POR EL DENUNCIANTE, JAMÁS SE ACREDITA QUE EL SUSCRITO HAYA COMETIDO ACTO U OMISIÓN ALGUNA DE CARÁCTER PENAL, tan es así, que la única vez en que se me menciona, es en la fe de hecho del notario 190 del Distrito Federal, sin embargo, en dicho instrumento jamás se señala que el suscrito haya ordenado ni mucho menos haya tomado la taquilla de cobro del Museo Nacional de Antropología, razón por la cual no se le ubica al suscrito en circunstancias de modo, tiempo y lugar, tan es así que en la cita fe de hecho, lo único que se asienta es que el fedatario tuvo una conversación con alguien que se ostentó con el nombre del suscrito, sin que se cerciorara de ello, a quien lo invitó a dialogar con las autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

3

AVERIGUACION PREVIA. A.P./PGR/DDF/SPE/-XXV/4701/12-08

3.- POR OTRA PARTE, EN CUANTO A TODAS Y CADA UNA DE LAS ACTAS CIRCUNSTANCIADAS ELABORADAS POR EL PERSONAL DEL MUSEO, EN NINGUNA DE ELLAS EXISTE SEÑALAMIENTO DIRECTO QUE ESTABLEZCA QUE EL SUSCRITO ORDENÓ O EJECUTÓ LA TOMA DE LAS TAQUILLAS PARA QUE SE IMPIDIERA EL COBRO, tan es así que, de las constancias que obran en autos, entre ellas el dictamen pericial en materia de criminalística, se advierten dos fotografías del área de taquillas en las que se observa personal de seguridad pública que resguarda las taquillas del citado Museo, a lado de las mismas, sin que se observe a simple vista que el suscrito o alguno de los integrantes de las delegaciones sindicales del Instituto Nacional de Antropología e Historia se encuentre impidiendo el cobro de entrada, ni mucho menos invitando a que se omita tal pago, pues lo único que hizo el suscrito y los integrantes de las delegaciones sindicales, fue manifestarse libremente. Al respecto, es conveniente que esa representación social tenga como antecedentes los siguientes hechos: ANTECEDENTES I.- Las actividades realizados por las delegaciones sindicales del Instituto Nacional de Antropología e Historia, única y exclusivamente tuvieron por objeto llamar la atención del Secretario de Educación Pública a fin de que conozca nuestras denuncias y criterios académicos-jurídicos sobre la protección de los bienes nacionales arqueológicos e históricos y que son totalmente opuestos a los que sostiene y práctica la Dirección General del INAH y que está destruyendo dichos bienes nacionales y por lo cual instrumentamos una campaña “cívicohistórico-educativa”, cuyo fin es la de informar a los visitantes al Museo Nacional de Antropología de manera didáctica, visual y con explicaciones sencillas: 1) las afectaciones a que está sujeto el patrimonio arqueológico e histórico de todos los mexicanos, por disposición de los funcionarios del INAH; 2) la exhibición de nuestras publicaciones; 3) la realización de visitas guiadas a las salas del museo en comento, por parte de los especialistas del INAH y 4) de la organización de conferencias y platicas que realizamos en el vestíbulo del Museo Nacional de Antropología, en ningún momento impedimos el cobro que realizan los taquilleros en las taquillas del museo, para el ingreso al mismo; por tanto, si con dichas actividades fueron los propios funcionarios del Instituto Nacional de Antropología e Historia quienes suspendieron el cobro, dicha responsabilidad es exclusivamente imputable a ellos, resultando incongruente que dicha omisión en el cobro se me impute, pues el suscrito no ordena a los taquilleros a suspender sus actividades, 4

AVERIGUACION PREVIA. A.P./PGR/DDF/SPE/-XXV/4701/12-08

de lo que resulta que el supuesto daño patrimonial o menoscabo del erario público le es directamente imputable a los propios funcionarios del Museo de Antropología y a la Dirección General del Instituto Nacional de Antropología e Historia. II.- La libre expresión de las ideas en sus manifestaciones verbales o gráficas no tiene límites, más las que pueda imponer por mandato judicial la autoridad por razones de orden público o de daños patrimoniales. Dicho reclamó expresado el pasado veinticuatro de julio del presente, tuvo un reclamo académico-jurídico, respaldado por la gran mayoría de los académicos y arquitectos conservadores del INAH, soslayado por los propios funcionarios que pensaron que la jornada se desgastaría y nos haría caer en el ridículo social, a pesar de la legitimidad y legalidad de nuestras demandas y manifestaciones. La no configuración de ese escenario político, y si en cambio, su mantenimiento y prolongación a través del fortalecimiento del mismo, tanto por el apoyo popular, como por las exigencias de los profesores investigadores de toda la República, de los investigadores eméritos del propio INAH y, de muchos académicos de la UNAM e intelectuales de renombre nacional e internacional, y, de las presiones de algunos medios por conocer los montos que había dejado de percibir el INAH, ante la falta de cobro por parte de los propios funcionarios del Museo, llevó a éstos a intentar justificar no sólo su inacción para resolver las demandas de corte académico-jurídico que tenemos los profesores investigadores y arquitectos conservadores del INAH en cuanto a las maneras en que los funcionarios del citado instituto tratan los bienes nacionales arqueológicos e históricos que tienen bajo su responsabilidad, según la Ley Orgánica del INAH, la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, la Ley General de Educación y de Bienes Nacionales, sino inclusive para hacer todo lo que estuviera en sus manos para realizar los cobros, que insisto, EL SUSCRITO Y DEMÁS MIEMBROS DE LAS DELEGACIONES SINDICALES NUNCA IMPEDIMOS QUE SE REALIZARAN, tal y cual se puede demostrar que sucedió el día 24 de agosto del presente año, pues por su propia iniciativa y sin ninguna oposición, comenzaron a exigir el cobro para el ingreso al Museo Nacional de Antropología. Su inacción en este último punto, es sólo responsabilidad de ellos, así como la falta de cobro, puesto que las propias actas circunstanciadas levantadas durante las jornadas cívico-histórico-educativas y que fueron ofrecidas por el denunciante, jamás se advierte que el suscrito ni los integrantes de las delegaciones sindicales hayan estado dentro de las taquillas, ni mucho menos que hayan impedido el cobro, pues lo único que manifestaron es que había un cartel 5

AVERIGUACION PREVIA. A.P./PGR/DDF/SPE/-XXV/4701/12-08

que señalaba que el acceso era libre, sin que ello fuese motivo suficiente y bastante para que los funcionarios lo hicieran cumplir, pues tal aseveración implicaría que cualquier anuncio que estuviese pegado fuese suficiente para que se cumpliera y que dichos funcionarios abdicaran de sus funciones y obligaciones. III.- No es óbice mencionar que dichas jornadas de cívico-históricoeducativas tienen como origen los diversos oficios dirigidos al Director General del INAH, Alfonso de Maria y Campos Castelló, para exponerle nuestras preocupaciones sobre la manera que él, como principal responsable en hacer cumplir la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, trata los bienes nacionales arqueológicos e históricos, ya sea en sus modalidades de monumentos muebles como inmuebles, esto es, en zonas de monumentos arqueológicos o históricos e inclusive los que se resguardan en los museos nacionales, o regionales. Las nutridas solicitudes de información (oficios) de las delegaciones de investigadores y de los arquitectos y conservadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia, para que se nos aclare el por qué se está procediendo de esa o aquella manera, en tal o cual zona de monumentos arqueológicos o históricos o en museos nacionales, encuentra como respuesta, la gran mayoría de la veces, con unas breves líneas que expresan “que seremos atendidos por el secretario técnico de la institución Miguel Ángel Echegaray”. Reuniones que muy pocas veces se concretan, por la agenda de tal funcionario y cuando se llegan a tener no se puede acordar absolutamente nada, porque no le gusta hacer compromisos por escrito, de tal suerte que no contamos con ninguna minuta que hayamos firmado, por el simple hecho de que con el señor no se puede llegar a acordar nada, porque él dice que no tiene capacidad para resolver las materias que le planteamos de investigación, custodia, conservación, docencia o difusión que corresponden realizar a nuestra institución. Esa actitud de los funcionarios del INAH, nos ha llevado a dar a conocer nuestro malestar y punto de vista científico-jurídico en los medios de circulación nacional, ya sea a través de ruedas de prensa, donde justamente exhibimos las diversas acciones que llevan a cabo los funcionarios del INAH y que ponen en riesgo de existencia a los bienes nacionales ya sean arqueológicos o históricos o, también, pagando inserciones en diarios de circulación nacional: desplegados, para dar a conocer nuestros puntos de vista como especialistas en las materias de competencia del INAH y más aun como trabajadores de la propia Institución.

6

AVERIGUACION PREVIA. A.P./PGR/DDF/SPE/-XXV/4701/12-08

Las denuncias públicas, en algunos casos han ayudado a que se tomen algunas medidas que disminuyen los grados de afectación a que están siendo sometidos los bienes nacionales arqueológicos o históricos en cuestión, pero otros tantos casos, ni con ello ni con otras medidas que tomamos, son atendidas. A tal grado llega nuestra desesperación por la manera en que tratan esos funcionarios nuestros bienes nacionales arqueológicos e históricos que hemos recurrido a esta representación social para denunciar hechos que consideramos son constitutivos de delitos previstos en la Ley Federal sobre monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, la Ley General de Bienes Nacionales, el Código Penal Federal, etc., y esta representación nos advierte que carecemos de interés jurídico para demandar o que los actos denunciados ya pasaron y, por lo tanto, se debe sobreseer nuestra denuncia. Pero mientras tanto y gracias a las coberturas mediáticas, hemos podido frenar algunos proyectos verdaderamente lesivos para nuestras zonas arqueológicas como lo fue en el caso de Luz y Sonido en Teotihuacan, denominado resplandor Teotihuacano. Otros tantos pasos hemos intentado interponiendo recursos administrativos y quejas ante la Secretaría de Educación Pública o la propia Presidencia de la República, pero no hemos encontrado eco en nuestras demandas, observaciones, peritajes, que si bien han quedado en el vacío ante las instancias que las hemos interpuesto en no pocos casos las hemos acompañado de las observaciones que ha dejado plasmada la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en sus revisiones al manejo de la cuenta pública del INAH. Así, desde el año 2006 señaló que el INAH (debe entenderse la administración central del INAH que es la responsable del funcionamiento instrumental de la institución, careció: de objetivos, indicadores y metas programáticas-presupuestales que reflejaran el cumplimiento de investigar, proteger, conservar, restaurar, recuperar, promover y difundir el patrimonio cultural arqueológico e histórico mandatados en la Ley Orgánica del Instituto Nacional de Antropología e Historia y las leyes en la materia. Y en la de auditoría 2010 observó que:

El INAH careció de los conceptos legales sobre la protección, conservación y restauración de los
7

AVERIGUACION PREVIA. A.P./PGR/DDF/SPE/-XXV/4701/12-08

muebles, inmuebles y zonas que constituyen el patrimonio arqueológico e histórico, lo cual permite que los distintos niveles del instituto interpreten multívocamente las políticas, procedimientos, mecanismos y acciones que realizan en la materia, y que se genere el riesgo de incumplimiento de los objetivos institucionales.
En la anterior dictaminación jurídico-administrativa encontramos el mejor resumen de nuestras posiciones y valoraciones. En ellas se encuentran nuestras principales demandas ante los funcionarios y, que por desgracia, y pese a su gravedad, ninguna instancia de procuración de justicia quiere atender en las justas dimensiones en que deben tratarse estos asuntos, por ser justamente, bienes nacionales de uso común y dominio público, inalienables, imprescriptibles, intransferibles, adscritos al sistema educativo nacional, por ser instrumentos de conocimiento y referentes identitarios locales, regionales, nacionales y por lo cual deben investigarse, conservarse –física-jurídica y simbólicamente— custodiarse y difundirse, conforme a las leyes en la materia tal y como lo señala la ASF que debería de hacerse y pese a ello no se hace por parte de los responsables de hacer cumplir con las leyes en la materia. Este año no ha sido la excepción en los atentados contra los bienes arqueológicos e históricos de la nación por parte de proyectos de los gobiernos de los estado y de la propia dirección del INAH; tales son los casos, sin ser los únicos, pero que si son emblemáticos, por lo que representan en cuanto a la afectación a que ya han sometidos esos bienes nacionales llamados zona arqueológica de Tzintzuntzan en el Estado de Michoacán y la alteración total y casi aniquilación de una de las porciones más emblemáticas de la zona de monumentos históricos de la ciudad de Puebla de Zaragoza, denominada “Centro Cívico Cinco de Mayo”, que comprende el cerro de Ahueyacalco y los Fuertes de Loreto y Guadalupe, contexto geográfico-histórico que hacen vividos el recuerdo de las letras que escribiera en su telegrama al ministro de Guerra el General Zaragoza: “Las armas del Supremo Gobierno se han cubierto de gloria” por la soberanía y la independencia contra los invasores franceses en la batalla del 5 de mayo de 1862.

8

AVERIGUACION PREVIA. A.P./PGR/DDF/SPE/-XXV/4701/12-08

Desde el año pasado, solicitamos oficialmente a los funcionarios del INAH información de los proyectos ejecutivos de las obras que proponía por una parte el gobierno de Puebla, en el “centro cívico cinco de mayo” y por la otra la coordinación nacional de Arqueología del propio INAH, en la zona arqueológica de Tzintzuntzan. La no respuesta clara y precisa, sino la dilación como medio de postergación de cualquier discusión académico-técnico-jurídica y lo peor el avance de las obras constructivas en claro y obvio detrimento de los bienes arqueológicos e históricos en comento, aunque no exclusivamente como ya hemos apuntado, llevaron a la Comisión Nacional de Defensa de los Bienes Nacionales Arqueológicos e Históricos de la Delegación Sindical de investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia, a proponer a la Asamblea General que tendríamos el 12 de julio la instrumentación de otras medidas distintas a las de enviar oficios para que nos dieran respuesta, desplegados, demandas ante la PGR, solicitud de amparos, etc., que nunca encuentran caminos para frenar las destrucciones de los bienes nacionales arqueológicos e históricos que vemos y constatamos en muy distintas latitudes de nuestra extensa república mexicana, pero que con los casos de Tzintzuntzan y del “Centro Cívico Cinco de Mayo” en Puebla tendíamos que plantear medidas urgentes por las afectaciones que ya iban muy avanzadas. Muchas fueron las propuestas que se presentaron para tratar de atajar estos daños que se estaban cometiendo contra estos bienes nacionales. La que más simpatía obtuvo fue la de intentar ver al Secretario de Educación Pública para plantearle estas situaciones. Pero como siempre se advirtió que ello no tendría una respuesta favorable a nuestra solicitud, si no realizábamos alguna medida de presión que hiciera que nos recibiera para escucharnos y así poder plantear de viva voz las afectaciones ya referidas e intentar alcanzar algún acuerdo para que se dejaran de afectar a los bienes arqueológicos, artísticos e históricos que por ley son responsabilidad de la SEP y del INAH. (Vale la pena señalar que el objetivo de nuestras jornadas cívico-histórico-educativas cumplieron su fin al ser recibidos por el Secretario de Educación Pública el día viernes 7 de septiembre a las 13 hrs. y donde le planteamos nuestros puntos y vista académico-jurídicos sobre la protección que deben tener los bienes nacionales arqueológicos e históricos que están encomendados al INAH, mismos que no son observados por los funcionarios del INAH.

9

AVERIGUACION PREVIA. A.P./PGR/DDF/SPE/-XXV/4701/12-08

La medida de presión que se consideró como más efectiva y que no afectaba el funcionamiento del INAH y si en cambio hacía cumplir la fracción XV de la ley orgánica del INAH y que señala: XVI. Publicar obras relacionadas con las materias de su competencia y participar en la difusión y divulgación de los bienes y valores que constituyen el acervo cultural de la nación, haciéndolos accesibles a la comunidad y promoviendo el respeto y uso social del patrimonio cultural. De todo lo anterior, se advierte que suscrito jamás ha cometido u omitido acción alguna que transgreda la normativa penal objetiva; por el contrario, resulta evidente que la presente indagatoria en mi contra debió haber sido iniciada en contra de los propios funcionarios de Instituto Nacional de Antropología e Historia, puesto que las actividades realizadas por el suscrito se enmarcan dentro del derecho de la libertad de expresión y de manifestación de ideas, consagradas en nuestra Constitución, puesto que al no hacerlo, los funcionarios permitieron el libre acceso, por lo que los delitos de que se me acusan deben ser declarados inexistentes. OFREZCO COMO PRUEBAS: 1.- Los oficios enviados a la Dirección General relacionados con la conservación, preservación y protección de zonas de monumentos históricos y arqueológicos que competen al Instituto Nacional de Antropología e Historia. 2.- Desplegados publicados en la Prensa sobre la protección y conservación de monumentos del Instituto Nacional de Antropología e Historia. 3.- Los testigos de nombre Sergio Gómez Chávez, Juan Manuel Sandoval Palacios e integrantes de la Sección de Investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia. 4.- De la delegación de Arquitectos Conservadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia. 5.- La presuncional legal y humana, en todo lo que me beneficié. 6.- La instrumental de actuaciones, en todo lo que me beneficié.

10

AVERIGUACION PREVIA. A.P./PGR/DDF/SPE/-XXV/4701/12-08

Por lo anteriormente expuesto, a Usted C. Agente del Ministerio Público, atentamente solicito: PRIMERO: Tenerme por presentado en los términos del presente escrito. SEGUNDO: Admitir y ordenar el desahogo de las pruebas que ofrecen en la presente declaración ministerial en los términos propuestos, así como las demás que estime procedentes la Representación Social, a fin de esclarecer conforme a Derecho los hechos que se investigan. TERCERO: Previos los Trámite de Ley, acordar el auto de NO EJERCICIO DE LA ACCIÓN PENAL DEFINITIVO en mi contra, en virtud de que los hechos imputados no son constitutivos de Delito.

PROTESTO LO NECESARIO. Ciudad de México, D.F., 19 de septiembre del 2012 dos mil doce.

Felipe I. Echenique March

11