Carmen Mc Evoy, historiadora peruana

:

“La paz entre nuestros pueblos pasa por el respeto a las diferencias”
Por A.r. y V.U.

“Política, sociedad y cultura en Chile durante la Guerra del Pacífico” se subtitula el libro “Guerreros civilizadores”, de la historiadora peruana Carmen Mc Evoy, una documentada y renovadora mirada a la actuación de Chile en la guerra con los vecinos del norte.

or qué habría de ser considerada "civilizatoria" la arremetida bélica de Chile en el Pacífico sur? En contraste con ese afán nacional, la conducta de los vencedores chilenos en tierra peruana fue, por decir lo menos, incivilizada, ¿no?

¿P

-El concepto de la guerra civilizadora, que sirve de fundamento teórico a mi libro, no fue propiedad exclusiva de Chile. Esa noción es legataria de esa vieja tradición impuesta en Egipto por el mismo Napoleón Bonaparte. En la proclama que en 1798 dirigiera a sus tropas, el futuro emperador les recordó el objetivo de Francia: una conquista de proporciones incalculables para la civilización occidental. El concepto de guerra civilizatoria, para el caso chileno, es analizado tanto desde la perspectiva del Estado guerrero y su vanguardia político-militar como desde el punto de vista de la sociedad civil que colabora, directa e indirectamente, en la forja del discurso nacionalista que valida la guerra. La connotación múltiple y diversa de la guerra civilizatoria que Chile se propuso pelear con sus vecinos obliga a abordar los diferentes planos de su frente interno, anotando, asimismo, la conexión de éste y el externo. Lo anterior no debe sorprendernos. El proceso que convirtió a la civilización en un elemento de conciencia nacional

Usted ha estudiado a fondo la Guerra del Pacífico desde una perspectiva original; ¿cómo ve hoy, a más de un siglo de esa guerra, la relación de Chile con Perú y con Bolivia?

-Además de ofrecer una mirada alter-

“Mientras el dinamismo económico chileno demanda más relaciones comerciales y migratorias con los vecinos, pretende no tocar el pasado, reforzando dicho olvido con el más moderno aparato militar de la región”.
fue el mismo que autorizó el uso de la violencia en su nombre. Latinoamérica no estuvo al margen del modelo civilizador que Francia llevó al norte de África y que décadas después Estados Unidos trasladó a la guerra contra México. Desde la Independencia hasta nuestros días, la lucha entre civilización y barbarie, de la que da cuenta el clásico ensayo que Domingo Faustino Sarmiento escribiera justamente en Chile, ha sido un componente importante del imaginario de nuestra región. Obviamente que en su avance hacia el territorio enemigo la guerra mostró todo su horror, desenmascarando, como no podía ser de otra manera, la máscara civilizadora que le sirvió de sustento. nativa a la Guerra del Pacífico, mi libro sirve para descubrir que, tras los issues del momento -con respecto a los cuales se ha desarrollado una relación económica, cultural, diplomática, efectiva y profesional- persiste la ecuación básica de 1883, para empezar de parte de Bolivia (por la dimensión de la pérdida, es decir, su salida al mar) y del Perú (un arreglo territorial trunco e insatisfactorio), mientras que para Chile los tratados que finalizaron la guerra crearon un status inamovible. Así, mientras el dinamismo económico chileno y su particular configuración geopolítica demandan mayores y más intensas relaciones de tipo comercial y aún migratorio con los vecinos, pretenden enfrentar

el reto de un nuevo nivel de integración sin tocar el pasado (sellado por una victoria militar), reforzando dicho olvido con el más moderno aparato militar de la región. El sustrato de suspicacias y sensibilidades que esto suscita entorpece el proceso de integración que en la práctica debería ir dándose.
Durante la ocupación chilena en Perú, se acuñó el concepto de “raza chilena” como argumento ideológico. ¿Cree que ese concepto sigue siendo válido hoy en día?

bitos: educativos, culturales, etc. Habría que pensar, asimismo, que hay miles de migrantes peruanos en Chile. ¿Qué pasa con ellos? ¿Son invisibles? ¿Tienen una voz? ¿Cómo son vistos por los chilenos?
El "Llamado a la concordia" que encabezaron Mario Vargas Llosa y Jorge Edwards, ¿qué le pareció?

-La superposición RAZA-NACIÓN era relativamente común en el XIX. En el caso de Chile había un elemento más: la idea de un mestizaje singular enraizado en la migración vasca y en su “cruce” con los aguerridos araucanos. Esta idea, sin duda, ha impregnado las versiones más populares del nacionalismo chileno y mantienen un influjo movilizador, aunque, por supuesto, su validez ha sido ya debidamente cuestionada en el ámbito académico y obviamente científico.
¿Cree que el rol de la prensa ha variado desde la época de la Guerra hasta hoy? ¿Cómo ve la actuación ideológica de la prensa chilena y peruana respecto a las relaciones Chile-Perú?

-Me parece muy oportuno que un puñado de distinguidos intelectuales peruanos y chilenos coincidan en que -de cara a la próxima resolución del Tribunal de La Haya- tenemos una "oportunidad histórica" para lograr una "paz definitiva". La paz pasa, sin embargo, por el respeto a las diferencias. Espero que muchos compartan este parecer. La cooperación entre naciones y no el conflicto es el único camino, pienso, que brindará bienestar a nuestros pueblos, finalmente hijos de repúblicas hermanas.

-La prensa tiene una dinámica propia difícil de juzgar en su debida complejidad. Aquí en el Perú cualquier noticia que "compruebe" el supuesto desdén de Chile hacia el Perú gana rápida atención. Es evidente que esto responde a una gran sensibilidad hacia el tema de 1879 y sus repercusiones concretas. Esto, lamentablemente, encubre los diversos y firmes avances en generar una relación positiva y de mutuo respeto en otros ám-

GUErrEroS CIVILIZADorES Carmen McEvoy Ediciones UDP 2011, 431 páginas

sabía usted que... Si de verdad está rehabilitado, Maradona debería ser rostro de Coca Zero.

5

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful