SOAT

Propuesta de Anteproyecto de Ley sobre el Seguro Obligatorio contra Accidentes de Tránsito y El Fondo del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito
Dr. Pablo Arredondo

RD

Proyecto de Protección a las Víctimas en las Vías

FUNDACIÓN RED DE LA DIGNIDAD
RED DE SEGURIDAD VIAL

FUNDACION RED DE LA DIGNIDAD, INC. - FundaReD FUNDADA EL 18 DE SEPTIEMBRE DE 1997.-

Seguro Obligatorio de Accidente de Vehículos -SOAT-

PROPUESTA DE CREACION MEDIANTE LEY DEL SEGURO OBLIGATORIO DE ACCIDENTE DE TRANSITO -SOAT-

4

Proyecto SOAT

5

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
Dada la carencia de políticas efectivas en materia de seguridad vial en la República Dominicana, en los últimos años a través de FundaReD hemos estado articulando una serie de propuestas que conlleven a estimular una voluntad en los altos niveles diligénciales del país que a su vez permitan crear conciencia social en los diversos sectores de la sociedad para que la tasa de mortalidad por estos hechos se precipite. La mayoría de los países de la Región Hemisférica Occidental han implementado un seguro de protección y asistencia a los usuarios de las vías públicas (Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito, -SOAT-), que no interfiere con el seguro de ley contra accidente de tránsito, que cubre los daños causado a la propiedad, vigente en nuestro país. Hablamos particularmente, de un instrumento de atención al factor de riesgo humano sin importar su condición de usuario de la red viaria, ya sea de conductor, pasajero o de peatón, ni la causa del siniestro, de ahí su fin social y su necesidad de ser implementado en la República Dominicana. Es un concepto totalmente nuevo en República Dominicana que necesariamente debe legislarse luego de someterse al escrutinio porque se trata de un seguro de atención inmediata e incondicional a las víctimas por lesión o defunción en accidentes de tránsito. La movilidad humana aun representando un elemento de desarrollo socio-económico y cultural trae consigo el sello de la pobreza en las familias cuando se ven marcadas por la tragedia. Afectando en definitiva al Estado. En la República Dominicana se estima que el 24% de las muertes en las vías públicas corresponden a peatones, mientras que el restante 76% son de ocupantes de vehículos, evidenciándose una tasa de mortalidad por cada 100,000 habitantes para el 2010 de 34.6, según el reporte definitivo de FundaReD considerando las defunciones después del el evento. Es preciso señalar que cerca del 60% de las muertes, son motoristas. Asimismo, se registra un índice de letalidad de un 62%. Lo cual quiere decir, que del total de víctimas, generadas en la red viaria nacional, el 62% de mortal. La relación entre hombre y mujeres en accidentes fatales es de 84 a 14 respectivamente, indicador que desde hace muchos años se ha venido repitiendo. Ello significa, en el caso del género femenino, que mensualmente mueren en accidentes de tránsito un promedio de 23 mujeres. Tenemos que destacar, en esta oportunidad, que el segmento poblacional por edad altamente susceptible a las tragedias viales son los jóvenes entre 15 y 29 años. En segundo lugar están los de 25 a 44 años. Por lo que concluimos en nuestro informe de siniestralidad viaria 2010, que el sector productivo entre 15 y 60 años de edad queda afectado en los accidentes en las vías en un 79%. Por otro lado, el 65% de las fatalidades ocurren en carreteras, en tanto que el restante 35% es en zonas urbanas.

6

Proyecto SOAT

Ante estos indicadores inaceptables, el Estado dominicano debe crear mecanismos de proyección a las víctimas que a la vez sirvan de instrumento para frenar las tasas de morbilidad y mortalidad por violencia vial. Este seguro (SOAT) propuesto deberá ser obligatorio para todos los vehículos que circulen por el territorio nacional, cuyo mecanismo de implementación se tendrá la oportunidad de discutir con detalles en su momento. Basado en lo anterior tenemos el compromiso de presentar una propuesta de incorporación del SOAT en nuestra legislación, pretendiendo fortalecer debilidades o llenar un vacío que estimamos ser muy profundo en los códigos dominicanos. Queremos finalmente referirnos a un elemento sustancialmente importante que constituye una pieza justificativa del SOAT, es el factor económico de los accidentes de tránsito y los traumatismos y pérdida de propiedades en sus secuelas. Los costos en víctimas y bienes son muy altos para el Estado, estimándose en la actualidad un número equivalente al 3% del PIB y a veces hasta 4%, según organismos internacionales. De la República Dominicana no llevar a cabo los planes de la Década de Acción Global para la Seguridad Vial, declarado por las naciones Unidas hasta el 2020, el costo acumulado de los accidentes de tránsito, según nuestras estimaciones, alcanzaría los 600,000 millones de pesos en los próximos diez años.

Ing. Mario Holguín Presidente Ejecutivo FundaReD

7

SOBRE SEGURO OBLIGATORIO EN REPÚBLICA DOMINICANA
Antecedente Histórico
El veintidós (22) del mes de abril del año mil novecientos cincuenta y cinco (1955), fue promulgada la Ley 4117 sobre seguro obligatorio contra daños ocasionados por vehículos de motor en la República Dominicana, la primera en su género, la cual establecía que ”todo propietario o poseedor de un vehículo de motor que circule por las vías terrestres del país, está obligado a proveerse de una póliza de seguro que cubra la responsabilidad civil en los casos de accidentes causados por el vehículo a terceras personas o a la propiedad”. Estableciendo que “la póliza responderá civilmente hasta una cantidad que no exceda los límites que se consignan a continuación: a. en el caso de lesiones corporales o muerte de una persona, hasta TRES MIL PESOS ORO (RD$3,000.00); b. en caso de lesiones corporales o muerte a más de una persona, como resultado de un accidente, hasta SEIS MIL PESOS ORO (RD$6,000.00); c. en caso de daños a la propiedad ajena por accidente, hasta DOS MIL PESOS ORO (RD$2,000.00), para el pago de las costas judiciales”. “La entidad aseguradora sólo estará obligada a hacer pagos con cargo a la póliza cuando se le notifique una sentencia judicial con autoridad de cosa irrevocablemente juzgada, que condene al asegurado a una indemnización por lesiones o daños causados por el vehículo amparado por una póliza de seguro y por costas judiciales debidamente liquidadas, y siempre que la entidad haya sido puesta en causa en el proceso que hubiere dado lugar a la sentencia, por el asegurado o por los persiguientes de la indemnización. La entidad aseguradora tendrá calidad para alegar en justicia, en este caso, todo cuanto tienda a disminuir su responsabilidad civil, o la no existencia de la misma”. En el año de 1971 fue promulgada la ley 126 sobre Seguros privados, la que vino a regular la actividad del seguro privado en la República Dominicana, siendo fusionada con la ley No.4117 en el año dos mil dos (2002), y modificada y ampliada por la ley No.14602, sobre seguro obligatorio de vehículo y fianza en lo que respecta a la actividad del seguro privado, pero no así en cuanto al seguro obligatorio de vehículo, que sigue siendo un seguro de responsabilidad civil, en donde las víctimas de accidente de tránsito tienen que esperar el desenlace de un proceso judicial para poder ser indemnizada, lo que a veces tarda años, además de ser una ley excluyente puesto que no considera como terceros a los pasajeros parientes por consanguinidad o afinidad del asegurado, o sea la familia del asegurado o personas que se encuentran bajo la tutela del asegurado, etc. Al quedar dichas personas desamparadas en caso de un evento de tránsito en donde resulten lesionados o muertos, es una realidad que debe cambiar, puesto que los accidentes de tránsito constituyen actualmente un problema importante de salud pública

8

Proyecto SOAT

y un freno para el desarrollo de la República Dominicana, tendente a agravarse si no se toman medidas adecuadas de seguridad vial. Al no existir una propuesta socialmente aceptable, el SEGURO OBLIGATORIO DE ACCIDENTES DE TRANSITO (SOAT) para todos los vehículos automotores que transiten por el territorio nacional, que ampare los daños corporales que se causen a las personas durante su desplazamiento, ya sean PEATONES, PASAJEROS O CONDUCTORES, se hace necesaria su creación.

ASPECTO CONCEPTUAL
El SOAT sería un mecanismo de apoyo para la aplicación de una Política de Estado en materia de Salud Pública, que se instrumentaría con un contrato de seguro privado con características muy especiales, que garantiza una cobertura universal para todos los dominicanos y extranjeros que se movilizan en el país, por las consecuencias de los accidentes de tránsito que ocurran en el territorio nacional, con sujeción a las disposiciones reglamentarias, condiciones generales del seguro, coberturas y limites determinados. El SOAT vendría a ser un sistema en el que participan distintos actores, públicos y privados, diseñado para brindar una protección adecuada a las víctimas de accidentes de tránsito, procurando que reciban una atención médica oportuna o una indemnización por muerte o invalidez. Este sistema está conformado principalmente por: el Ministerio de Salud Pública, el Ministerio de Obras Públicas, representado por la Dirección General de Tránsito Terrestre, Ministerio de Interior y Policías, la Superintendencia de Seguros, el Sector Asegurador Privado, el Sector Salud Privado. El principal beneficio del SOAT es el de constituirse en una herramienta ideal que permite romper con las barreras de acceso, especialmente económicas, que puede tener la población afectada por traumatismos causados por el tránsito, facilitando de esta manera su atención médica y garantizando a los prestadores de salud el pago de tales servicios. El SOAT constituye un seguro obligatorio establecido por ley con un fin netamente social. Su objetivo seria asegurar la atención médica de manera inmediata e incondicional, de las víctimas de accidente de tránsito que sufran lesiones corporales y muerte. CARATERISTICAS: 1. Cubre todas las personas que resurten víctimas de un accidente de tránsito, sin importar la causa del accidente. 2. No tiene límite en el número de personas que puedan ser afectadas. 3. Las sumas aseguradas no se reducen con la ocurrencia de los accidentes. 4. No se necesita pronunciamiento de autoridad alguna para atender a las víctimas.

9

5. Todos los vehículos que circulen por el territorio nacional deben contar con el SOAT. 6. El pago de las respectivas indemnizaciones se hará sin ninguna investigación respecto a la responsabilidad en el accidente.

CÓMO OBTENER LOS BENEFICIOS
Lo primero que tenemos que recalcar es que el SOAT seria un seguro universal cuyas coberturas quedaría garantizada para todos los afectados por accidentes de tránsito que ocurran dentro del territorio nacional, dentro en el marco de los términos del reglamento del seguro aprobado por el Senado de la República Dominicana y las condiciones de la póliza uniforme aprobada por la Superintendencia de Seguros. Para hacer efectivo el amparo del SOAT, sería muy importante la recaudación de toda la información posible sobre el accidente y sus consecuencias en lesiones de personas o fallecimientos. Para esto toda fuente es válida para dar fe del evento, sea por intermedio de las autoridades policiales o de tránsito, de los servicios pre-hospitalarios o de testigos del accidente. Un elemento trascendental es conocer la placa del vehículo causante del accidente para identificar la aseguradora responsable de los pagos e indemnizaciones. Si no fuere posible por tratarse de un vehículo fantasma el responsable será el FONSAT (Fondo del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito), también en los casos en que el vehículo no haya tenido un seguro vigente al momento del accidente. Se hace preciso señalar, que el seguro SOAT no puede oponer ninguna exclusión a las víctimas de accidentes de tránsito, ni aun en circunstancias graves, como: conductor en estado de embriaguez; vehículos en mal estado; culpa de la propia víctima en la ocurrencia del siniestro, etc. Lo anterior significa que no importan las circunstancias en cómo se ha dado el accidente ni quien es el culpable del mismo; las víctimas tienen el derecho de estar protegidas por el SOAT y los centros de salud a atenderlas, con la garantía que siempre habrá alguna institución, sea una aseguradora o el FONSAT, que se responsabilice de los gastos, según los límites del seguro.

ATENCIÓN MÉDICA.
Procedimiento: Toda víctima de accidente de tránsito está cubierta por el SOAT, de ahí que se encuentra garantizado el pago a los servicios de salud que le atiendan, sean públicos o privados, con

10

Proyecto SOAT

sujeción a las coberturas y limites asegurados y a otras normativas aplicables al seguro, especialmente las emanadas del Ministerio de Salud Pública. En principio, la o las víctimas de accidentes de tránsito solo tienen la obligación de, si es factible, proporcionar toda la información disponible y relativa al evento ocurrido y sus datos personales. Por otro lado, tienen el derecho de recibir por parte de los servicios de salud todas las prestaciones necesarias para proteger su vida y su salud, conforme lo determine el Ministerio de Salud Pública y el Estado, según las disposiciones constitucionales, legales y reglamentarias sobre el tema.

EL FONSAT
Interacción entrel el FONSAT y el SOAT
El Fondo del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito que garantiza la universalidad de la cobertura del SOAT, dado que se hace responsable de las indemnizaciones y amparo para las víctimas de accidentes de tránsito ocurridos bajo las siguientes circunstancias: • Victimas de vehículos fantasmas. • Victimas de vehículos asegurados pero que al momento del accidente no tenían contratado el seguro (SOAT). Este sistema garantiza a los servicios de salud, públicos o privados, que alguien dentro del Sistema SOAT pagará por los servicios médicos que se brinden a las víctimas, ya que aquellas personas afectadas por algún vehículo asegurado, serían indemnizadas por el seguro del vehículo y su aseguradora. Las coberturas que garantiza el FONSAT son iguales a las de las empresas de seguros. El FONSAT empezará a atender y pagar las indemnizaciones correspondientes, de acuerdo con el siguiente cronograma: a. Las prestaciones por concepto de muerte y gastos funerarios, b. Las prestaciones por gastos médicos, transporte o movilización de heridos, e invalidez permanente total o parcial. El FONSAT, para el cumplimiento de sus obligaciones, se financia con el 22% de las primas que recaudan las empresas de seguros, así como de las multas por contratación tardía del SOAT.

11

Así como también, por los montos indemnizatorio no reclamados a las compañías aseguradoras en caso de muerte; además, el FONSAT es el ente encargado de la difusión, promoción y educación de la ciudadanía respecto al SOAT, así como de realizar campañas y proyectos relacionados con la prevención de accidentes, con énfasis en la educación vial. El FONSAT consta de un Directorio conformado por delegados del Ministerio de Obras Públicas, del Ministerio de Salud Pública, del Ministerio de Interior y Policía, de la Superintendencia de Seguros de la República. El servicio de salud noticiará a la Aseguradora o al FONSAT sobre la atención de las víctimas y a las autoridades policiales o competentes. Una vez que los afectados sean atendidos y dados de alta o transferidos. Los servicios de salud procederán a documentar el reclamo para pedir el pago respectivo a la aseguradora que emitió el certificado de seguro para el vehículo causante del accidente, o al FONSAT si se tratase de un vehículo fantasma o que no tenía seguro vigente. Al momento del accidente, este proceso se sujetará a lo dispuesto por el Ministerio de Salud Pública. Luego del análisis de la documentación presentada por el servicio de salud, la aseguradora o el FONSAT procederá a cancelar los valores reclamados y sustentados debidamente, en un plazo no mayor de 30 días desde la fecha de entrega de la documentación respectiva, sujeto al límite asegurado por el seguro, el pago deberá realizarse en un plazo máximo de 10 días. Dentro de lo posible, el servicio de salud deberá proporcionar a la víctima un servicio integral, es decir, precautelar que la víctima o sus familiares no tengan que desembolsar recurso alguno para recibir las atenciones necesarias, sino que el propio servicio de salud entregue tales servicios para posterior pago por parte de las aseguradoras o el FONSAT. Si esto es posible, aquellas personas que hayan tenido que pagar por alguna clase de servicio o medicamentos o insumos relacionados y necesitados para la atención de la víctima, también podrán solicitar el reembolso a las aseguradoras y al FONSAT, previa certificación del servicio de salud.

FALLECIMIENTO.
Si el accidente produce muerte de personas, los familiares o quien se sienta con el derecho de recibir la indemnización, podrán reclamar a la aseguradora del vehículo o al FONSAT el pago de la indemnización por muerte y gastos funerarios, para lo cual deberá realizar el siguiente procedimiento:

12

Proyecto SOAT

A) Primero, deberá notificar el reclamo a la aseguradora o el FONSAT, según sea el caso. B) Segundo, deberá proceder a sustentar el reclamo con la siguiente información y documentación: • Certificado de la atención médica, expedido por la prestadora del servicio de salud. • Acta de defunción de la víctima. • Acta notarial o sentencia en la que se concede la posesión efectiva. • Copia de la o las cedulas de identidad de los reclamantes de la indemnización. • Facturas por los gastos funerarios incurridos. Luego de la entrega de esta documentación, la aseguradora o el FONSAT procederán a analizarlas y si todo está correcto, procederá a pagar las indemnizaciones en un plazo máximo de 30 días. La indemnización por muerte es de RD$250,000.00 por fallecimiento y que en caso de varios beneficiarios, este monto se repartirá en partes iguales entre todos. El reembolso por los gastos funerarios se hará a nombre de la persona o personas que los sufragaron, según las Facturas correspondientes.

¿CÓMO SE CONTRATARÍA EL SEGURO (SOAT)?
El proceso de contratación del seguro sería muy sencillo y buscaría la agilidad en el proceso. Los únicos requisitos para adquirir el SOAT serían: • La presentación de la matrícula del vehículo, y • El pago del valor correspondiente al seguro. Opcionalmente puede presentarse la cedula de identidad del contratante o de la persona cuyo nombre se desea que aparezca en el certificado, o el RNC de la empresa o profesional que contrata el seguro, esta para fines tributarios y contables. El SOAT se podrá contratar en cualquiera de las oficinas, sucursales o agencias habilitadas por las empresas de seguros para operar en el ramo, o en los puntos de distribución que ellas han desarrollado en el territorio nacional. No es necesario llevar el vehículo para contratar el seguro ya que no requiere inspección. No se cubre el vehículo ni sus daños, sino las potenciales víctimas de los accidentes de tránsito. En caso de que el nombre del propietario que aparece en la matricula del vehículo

13

difiera del nombre que aparece en el certificado seria irrelevante para el Sistema SOAT y no se constituye en violación de ninguna naturaleza. Lo importante es que el vehículo descrito en el certificado sea igual al de la matrícula.

COSTO DEL SOAT
El SOAT tendría una tarifa uniforme y obligatoria, que sería incorporada en el Reglamento y aprobada por la Superintendencia de Seguros. Esta tarifa es uniforme lo que significa que es la misma sin importar la aseguradora que emita el seguro. Para establecer el costo del seguro se tomará en consideración los siguientes criterios: • ¿Es de servicio público? • ¿Qué clase de vehículo? • En algunos casos debe conocer el año de fabricación del vehículo para determinar su antigüedad. • También será necesario, en algunos casos, conocer el cilindraje del vehículo y el número de pasajeros.

COBERTURA QUE GARANTIZA EL SOAT
La primera cobertura que otorga el SOAT está dada por los gastos médicos, quirúrgicos, farmacéuticos y hospitalarios por lesiones sufridas por las víctimas del accidente de tránsito. Este amparo se otorga hasta por una suma de 500 salarios mínimos legales diarios vigentes al momento del accidente. “La póliza incluirá las siguientes coberturas: Gastos médicos, quirúrgicos, farmacéuticos y hospitalarios por lesiones con una indemnización máxima de quinientas (500) veces el salario mínimo legal diario vigente al momento del accidente;” “En cuanto a los servicios médicos quirúrgicos éstos comprenden: 1. Atención de urgencias. 2. Hospitalización. 3. Suministro de material médico – quirúrgico, osteosíntesis, órtesis y prótesis. 4. Suministro de medicamentos.

14

Proyecto SOAT

5. Tratamientos y procedimientos quirúrgicos. 6. Servicios de diagnóstico. 7. Rehabilitación...” Esta cobertura en la referida suma asegurada se otorga por cada víctima del accidente de Tránsito, sin importar que el vehículo causante del mismo haya intervenido en otros accidentes de tránsito durante la vigencia de la póliza. Si los gastos médicos, farmacéuticos, quirúrgicos y hospitalarios superan la referida suma asegurada, fondo del seguro obligatorio de accidente de transito (el Fonsat ) entrará a cubrir aquellos gastos adicionales hasta una suma de 300 salarios mínimos legales diarios por víctima, y ya lo que exceda de ese monto será asumido por la ARS, a la cual se encuentra afiliada la víctima.

Incapacidad permanente:
La segunda cobertura que otorga el SOAT está dada por el amparo de incapacidad permanente que se genera sobre las víctimas, como consecuencia de la ocurrencia de un accidente de tránsito. Esta cobertura tiene una suma asegurada de 180 salarios mínimos legales diarios.

Muerte:
La tercera cobertura otorgada por el SOAT está dada por el amparo de muerte, según el cual, en caso de que a partir de la ocurrencia del accidente de tránsito se cause la muerte a una o más de las víctimas, en ese mismo instante o dentro del año siguiente, el seguro pagará a los beneficiarios de las mismas una indemnización equivalente a 600 salarios mínimos legales diarios vigentes al momento de la ocurrencia del accidente.

Gastos Funerarios:
Complementario al amparo de muerte, en caso de que se produzca la muerte de una o más víctimas a partir de la ocurrencia de un accidente de tránsito, en ese mismo instante o durante el año siguiente, el SOAT pagará los gastos funerarios de la víctimas hasta una suma asegurada de 150 salarios mínimos legales diarios vigentes al momento de ocurrir el accidente. La indemnización pagadera en virtud de este amparo, se reconocerá a la persona que demuestre haber cubierto de los gastos funerarios de la víctima, hasta el monto que se acredite ante la aseguradora, con un límite máximo de 150 salarios mínimos legales diarios vigentes.

15

Gastos de transporte:
Finalmente, la quinta y última cobertura otorgada por el SOAT, está dada por los gastos de transporte de las víctimas de un accidente de tránsito hasta los centros asistenciales clínicos y hospitalarios. Este amparo se otorga hasta por una suma asegurada de 10 salarios mínimos legales diarios vigentes, y al igual que el amparo de gastos funerarios, se reconoce a la persona que demuestre haber sufragado tales gastos.

Excepciones oponibles a las víctimas
Tal como se señaló anteriormente, la cobertura otorgada por el SOAT opera de forma automática sobre todas las personas que se han visto afectadas en su integridad personal a raíz de la ocurrencia de un accidente de tránsito. Es por ello que a las víctimas del accidente de tránsito (entendiéndose por ellas tanto a los terceros como a los pasajeros y al conductor del o los vehículos involucrados) no les son oponibles ninguna clase de excepciones para objetar el pago de la indemnización derivada del contrato de seguro. Una vez formulada la reclamación debidamente, la aseguradora debe proceder al pago de la indemnización en un plazo máximo de 30 días, so pena que se generen sobre el importe de la misma, intereses moratorios de conformidad con lo establecido por el artículo.

EL SOAT NO CUBRE:
• Daños materiales al propio vehículo o bienes propios. • Daños materiales a bienes de terceras personas. • Las carreras de automóviles y otras competencias en las que participe el vehículo asegurado; accidentes ocurridos fuera del territorio nacional; accidentes en lugares no abiertos al tránsito público; como consecuencia de guerras, eventos de la naturaleza u otros casos extraños a la circulación del vehículo automotor. También suicidio y lesiones auto inferidos utilizando el vehículo asegurado.

Material de apoyo
A propósito de la promulgación de la Ley de Seguridad Social y el impacto que deberá tener en la vida de los dominicanos, no podemos dejar pasar por alto un aspecto tan importante como lo relativo a los accidentes de tránsito. Aunque las estadísticas nuestras no son tan confiables, estamos seguros que no existe una epidemia mayor que los accidentes de tránsito; tal vez el lector le tenga más miedo a

16

Proyecto SOAT

contraer SIDA que a tener un accidente de tránsito, pero tiene una mayor probabilidad de morir por lo último (arrollado por un motoconchista). El Libro III Seguro Familiar de Salud. Capitulo 1, Artículo 119.-Riesgos que cubre el Seguro Familiar de Salud (SFS). El Seguro Familiar de Salud comprende la promoción de la salud, la prevención y el tratamiento de las enfermedades, la rehabilitación del enfermo, el embarazo, el parto y sus consecuencias. No comprende los tratamientos derivados de accidentes de tránsito, ni los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales, los cuales están amparados bajo la Ley de Tránsito 4117, sobre “Seguro Obligatorio de Vehículos de Motor” y por el “Seguro de Riesgos Laborales”, establecidos por la presente ley. El Párrafo 1 del mismo Artículo dice: “Los costos de las atenciones derivadas de accidentes de tránsito, serán cargados al seguro obligatorio de vehículo de motor o en su defecto, al causante responsable del mismo”. Asimismo en el Articulo 191 nos encontramos con los “Riesgos Laborales excluidos y no considerados”. Para los efectos de la presente ley, no se considerarán riesgos laborales los ocasionados y los accidentes de tránsito fuera de la ruta y de la jornada normal de trabajo. Como han visto, la Ley de Seguridad Social es clara y precisa excluyendo la cobertura para los accidentados producto de tránsito fuera de las rutas y horarios laborables del accidentado, dejando a la Ley 4117, la solución. En República Dominicana durante los últimos años de la década pasada tuvimos un gran crecimiento del parque automotor; ello evidenció también un aumento en el número de víctimas en la red viaria nacional a causa de accidentes de tránsito. Para el 2010 se registró, según la Dirección General de Impuestos Internos, un total de 2.74 millones de unidades motorizadas en donde prácticamente el 50% fueron motocicletas. Lo que es igual decir, un vehículo por cada 3,4 habitantes. El 62.2% del parque vehicular se concentra en la Región Metropolitana (Provincia Santo Domingo y Distrito Nacional) donde reside un 35% de la población, la tasa sería de un vehículo por cada dos habitantes. (Fuente: Indicadores Catastróficos, FundaReD, 2011). Sin embargo, para diciembre del 2011, se alcanzó 2.9 millones de unidades circulando en el territorio nacional. Sumando al panorama anterior la desorganización de nuestra ciudad en cuanto a la falta de planificación y reordenamiento del tránsito y el transporte, y la no ejecución de un plan de seguridad vial integral traen como consecuencia elevados indicadores de siniestralidad vial, tal como mostramos en los siguientes gráficos, consecuentemente al aumento del parque vehicular: (gráficos en página siguiente)

17

18

Proyecto SOAT

19

20

Proyecto SOAT

No tenemos en el país otras causas mayores de muertes y lesiones que ésta, por lo que la Ley de Seguridad Social no debió dejarse de espalda a tan cruda realidad. Los legisladores olvidaron razones, estadísticas y situaciones como las siguientes: 1) Las pólizas de vehículos de motor excluyen la cobertura de pasajeros parientes por consanguinidad o afinidad del asegurado, o sea la familia del asegurado o personas que se encuentran bajo la tutela del asegurado, etc. quedaran desamparadas. 2) Una gran cantidad de vehículos no tienen seguros en violación a la Ley 4117 (además de que sus dueños son insolventes). 3) Del millón 400 mil de motoristas, la mayoría son motoconchos y no cuentan con cobertura de pasajeros y apenas trabajan para comer. 4) Los vehículos de pasajeros, autobuses, taxis etc., si tienen seguro, generalmente no es adecuado para pasajeros. 5) La ley 4117, es obsoleta para el nivel de complejidad que hemos alcanzado, además de que la misma no se cumple.

Observación al sistema vigente
Con la implementación del Seguro Obligatorio de Accidente de Tránsito (SOAT) en nuestro país se rompería con la barrera de acceso a los centro de salud (público, privado) que tienen las víctima de accidente de tránsito, muy especialmente de aquellas personas que no tienen los recursos necesarios para pagar las atenciones médica que necesitan, y de aquellos, aun teniendo un seguro de salud no tienen esa cobertura cubierta de manera definitiva, ya que esta depende de las resoluciones que cada año tiene que emitir el Consejo Nacional de Seguridad Social, autorizando a las Administradoras de Riego de Salud (ARS) y al Seguro Nacional de Salud (SeNaSa) prestar a través de su red de Prestadoras de Servicios de Salud, las atenciones médicas necesarias a sus afiliados en caso de accidente de tránsito, debido a que, a once años de haber sido promulgada la Ley 87-01, que crea el Sistema de Seguridad Social, no se ha implementado el Fondo Nacional de Atenciones Médicas para Accidentes de Vehículo de Motor ( FONAMAT), establecido en el artículo 119 de la propia Ley, el cual depende de una ley infuncional e inadecuada para tal propósito como lo es la Ley 146-02 Lo triste de esta cruda realidad es que hoy por hoy las víctimas de accidente de tránsito siguen muriendo en las calles, avenidas, carreteras y centros de salud de nuestro país por falta de atenciones médicas, es por ello que se imponen la aprobación de soluciones inmediatas a tan grave problema, como las plateadas por la FUNDACION RED DE LA DIGNIDAD (FundaReD), en su proyecto de implementación en el país del Seguro Obligatorio de Accidente de Tránsito (SOAT), de ahí la gran importancia de su aprobación.

21

Comentario Final
Una buena proporción de las personas que son accidentadas por vehículos de motor no tienen recursos para pagar las atenciones médicas que necesitan; y aquellos que en la actualidad tienen un seguro de salud, tienen cubierta, esta eventualidad, que perderán tan pronto se de inicio a las coberturas de SFS(Ley de Seguridad Social). Los que son abandonados en las calles por conductores desaprensivos etc., etc. quedan peor. Al Congreso le faltó sentido común, al no dejar una solución clara a una situación de urgencia, por lo que debe retomar la Ley 4117 y la recién aprobada de Seguridad Social y armonizar una salida inteligente, pero también el Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS) en la elaboración de los reglamentos, puede aportar soluciones viables, al problema que hemos planteado aquí. Esta situación va a crear mucha confusión y mientras tanto muchas pérdidas, por lo que nuestra sugerencia es que nos aboquemos a buscarle soluciones reales, adecuadas y oportunas para la sociedad.

22

Proyecto SOAT

Anotaciones.-

23

Dr. Pablo Arredondo Germán Comisión Jurídica de FundaReD

www. reddeladignidad.org reddeladignidad@yahoo.es

Fundación Red de la Dignidad

Red de Seguridad Vial

Agosto 2012 Santo Domingo, R. D.