Claus y Lucas de Agota Kristof

El mito degradado de la inocencia infantil
Estas tres novelas breves narran las experiencias de dos hermanos gemelos, en medio de los horrores de la segunda guerra mundial y un régimen autoritario. Claus y Lucas, Agota Kristof, Barcelona, El Aleph Editores, 2007, 444 págs. Por Marco Herrera Campos Docente UVM – mherrerac@uvm.cl Poco sabemos de la literatura y de la historia de los países de Europa del Este, por ejemplo, de Hungría. Territorios aparentemente muy lejanos a nuestra particular forma de ver el mundo. En lo personal, y gracias al regalo de una amiga, sólo había leído la novela Una mujer de Péter Esterházy, considerado como el maestro de las letras húngaras. Un breve tratado sobre el amor, elaborado con fino humor e ironía. Tuvieron que pasar algunos años para que, por intermedio de otro regalo, cayera en mis manos la obra Claus y Lucas de Agota Kristof, que reúne las tres novelas que le dieron fama internacional a su autora: El gran cuaderno, La prueba y La tercera mentira. Esta vez no se trataba de un texto que hablara de amores y desencuentros, menos de felicidad o tristezas pasajeras. Su lectura me desconcertó, por la parquedad de su estilo y la desesperanza que refleja en el porvenir del género humano. La trilogía narra las experiencias de dos hermanos gemelos, Claus y Lucas, condicionados por un vínculo vital difícil de romper, en medio de un país en guerra, ocupado por el ejército nazi y, posteriormente, atrapados bajo un régimen autoritario encabezado por las fuerzas soviéticas. TRES BREVES NOVELAS En El gran cuaderno los gemelos quedan al cuidado de una abuela analfabeta y cruel, debido a que la madre no tiene los recursos necesarios para mantenerlos y el padre se encuentra en el frente de batalla. La abuela, conocida en el pueblo como “la bruja” y sospechosa de haber envenenado a su marido, hará todo lo posible por maltratar y humillar a sus nietos. Claus y Lucas intentarán neutralizar el daño haciendo ejercicios para el endurecimiento del espíritu, de golpes, de mendicidad, de ayuno, de ceguera y sordera. Entierran y desentierran cadáveres, provocan incendios, caen en la cárcel. Recurren al robo y el chantaje para sobrevivir, sin ningún tipo de arrepentimiento y asumiendo sus actos con total naturalidad. Los muchachos anotarán sus apreciaciones sobre la vida en una especie de diario de supervivencia, en el cual queda absolutamente prohibido expresar cualquier subjetividad emocional. Será el gran cuaderno. En La prueba los gemelos se separan. La guerra ha finalizado, pero el país ahora es ocupado militarmente por uno de los ejércitos vencedores que impone un régimen autoritario. Claus logra cruzar la frontera, engañando a su padre que ha retornado del frente, provocándole la muerte. Lucas, el que permanece en el pueblo innominado, solo y volcado sobre sí mismo, se consagrará a hacer el bien, responsabilizándose de Mathias, un niño deforme producto de una relación incestuosa. En esta parte de la historia, los hermanos se verán expuestos al límite de sus capacidades para sobrevivir el uno sin el otro. Finalmente, en La tercera mentira Claus regresa en busca de su hermano. La guerra es cosa del pasado e igualmente los años duros del régimen comunista; sin embargo, el horror y el miedo siguen impregnados en la memoria colectiva. La tarea de encontrar a

Se refugió en la Suiza francófona. contenido en el gran cuaderno. . en definitiva. ni tampoco rastros de la historia que cuenta Claus en su desesperación por hallar a su gemelo. hay que tener en cuenta que la escritora conoció de niña lo que fue el totalitarismo nazi y el autoritarismo de los llamados socialismos reales. en 1935. ocupado por el Ejército Rojo. además. y en 1956 abandonó clandestinamente su país. en 1988.Lucas se volverá una aventura intrincada y ambivalente. Estas tres novelas breves están reunidas en Claus y Lucas. sino la conciencia escindida de un hombre desgarrado por la violencia y la carencia de afecto. publicó la novela Ayer. No puedo volver a leer mis libros. Hungría. porque me hieren de verdad. o tal vez sea porque me parezco demasiado a mi escritura seca. desesperanzada”. junto a su marido y su pequeño hijo. RECUADRO AGOTA KRISTOF: Nació en Csikvand. SIN LIMITES Claus y Lucas nos enfrenta a la imposibilidad de acceder a una verdad definitiva. sólo el desenlace de la historia abrirá una pequeña puerta para comprender el entramado de esta desconcertante trilogía. No hay registros de un tal Lucas. se pierden los límites entre el bien y el mal. entre la bondad y la crueldad. Para poder comprender este mundo desintegrado y sin esperanza que nos muestra Agota Kristof. aparentemente es falso. pues todo lo que hasta ahora se ha narrado. La propia autora explicó de esta manera su obra narrativa: “no ha sido fácil recuperar memorias desagradables de mi pasado. publica su primera novela. Parece que no hay dos seres. seguida de La prueba. pues nada es cierto de lo que creemos ver o saber. En 1995. aunque esté escrito. Pero esto tampoco es seguro. La inocencia infantil no es más que un mito degradado y todo acto de bondad tiene su correlativo en la violencia y el odio hacia lo diferente. entre el deseo de vivir y la muerte. En 1987. en 1991. oficio que combinó con su interés por la literatura escribiendo obras teatrales primero en húngaro y luego en francés. El gran cuaderno. negativa. y La tercera mentira. En estas tres novelas breves. donde trabajó en una fábrica de relojes durante cinco años.

Related Interests