Los mercaderes: factor de transición del feudalismo al capitalismo mercantilista

Arnoldo David Diaz Tamez 08/06/2012

1

Contenido
Introducción ............................................................................................................................ 3 Decadencia del comercio medieval ........................................................................................ 4 ¿Qué es un mercader? ......................................................................................................... 4 Decadencia de la economía: Los merovingios y musulmanes ........................................... 4 Época carolingia ................................................................................................................. 5 Rasgos de los nuevos mercaderes ....................................................................................... 5 Esplendor y ascenso de la clase mercantil .............................................................................. 6 Revolución comercial ......................................................................................................... 6 Las ciudades ....................................................................................................................... 7 Los mercaderes en la política y la sociedad ........................................................................... 8 Los gremios ........................................................................................................................ 8 La burguesía ....................................................................................................................... 9 Los mercaderes y los príncipes ........................................................................................... 9 Los mercaderes en la vida y la cultura ................................................................................. 10 Mercaderes y la Iglesia ..................................................................................................... 10 Los mercaderes y el arte ................................................................................................... 11 Transición al capitalismo mercantilista ................................................................................ 12 Crisis en el siglo XIV ....................................................................................................... 12 Signos de cambio: Ascenso del capitalismo ..................................................................... 12 Conclusión ............................................................................................................................ 13 Bibliografía ........................................................................................................................... 14

2

Introducción
Este trabajo busca explicar lo que es un mercader en la Edad Media, sus inicios, su influencia en la política y en la cultura, pero sobre todo intenta analizar como es que contribuyeron estos mercaderes para forjar un sistema económico tan poderoso como es el capitalismo que, aunque claramente no es el mismo que el capitalismo mercantilista del siglo XVI, se sigue manteniendo en nuestros días. A lo largo de está investigación veremos como es que se manejaban estos mercaderes, como eran tratados por los príncipes y la Iglesia, sus contribuciones a la sociedad medieval, pero sobre todo, su paso y evolución en la Edad Media. Este trabajo esta claramente basado en “Mercaderes y banqueros de la Edad media” de Jacques Le Goff, ya que es uno de los trabajos más extensos sobre el tema y definitivamente uno de los más maravilloso. Pero aun así buscaré complementar ciertos aspectos que Le Goff pasa por alto, sobre todo ciertos aspectos económicos que Pirenne maneja de manera excelente en su obra “Historia económica y social de la Edad Media” y aspectos culturales que Le Goff trata más específicamente en “La bolsa y la vida: Economía y religión en la Edad Media”, además de apoyarme en otros textos como autores como Dhondt, etc. Es necesario ubicar como propósito de este trabajo el querer demostrar la colaboración de los mercaderes medievales como forjadores del capitalismo mercantilista, en pocas palabras es darles una postura de protocapitalistas a estos mercaderes, pero solo a los mercaderes de los siglos XIII, XIV y XV; sin embargo, no me abstengo de analizar a los mercaderes medievales de siglos anteriores.

3

Decadencia del comercio medieval
¿Qué es un mercader?
Antes que nada, hay que definir lo que es un mercader. Se puede denominar al mercader como una persona que trata o comercia con géneros vendibles, o sea, mercaderías o mercancías, es sencillamente un comerciante. Pero a lo largo de la Edad media se desarrollan distintos tipos de mercaderes que deben distinguirse: a) pequeño mercader al menudeo y no profesional, como aquel que vendía y compraba artículos en los mercados de las villas; b) gran mercader profesional al mayoreo y errante, era aquel que se transportaba con sus mercancías para comprar y vender, como en las ferias periódicas; y c) gran mercader profesional al mayoreo y sedentario, era el que se había establecido en algún lugar específico, generalmente una gran ciudad, como las de Flandes o el Norte de Italia, y sólo coordinaba su negocio pero ya no se trasladaba a comprar y vender mercancías él mismo. Estos distintos tipos de mercaderes tienen desarrollo en distintas zonas de la Europa medieval, lo cual de primera mano nos permite darnos cuenta de que el desarrollo no fue el mismo en Europa y mucho menos al mismo tiempo.

Decadencia de la economía: Los merovingios y musulmanes
Es importante recalcar que antes de la conquista árabe una clase de mercaderes profesionales fue en todas las regiones del Mediterráneo el instrumento de un comercio de exportación e importación, cuya importancia, más no la existencia, puede discutirse. Gracias a esos mercaderes las ciudades romanas siguieron siendo centros de negocios y puntos de concentración de una circulación que, desde las costas, se propagaba hacia el Norte, cuando menos hasta el valle del Rin, e introducía el papiro, las especias los vinos orientales y el aceite desembarcaban a orillas del Mediterráneo. (Pirenne, pág. 11) Aun así el comercio estaba controlado por los mercaderes judíos y sirios (Dhondt, pág. 150), pero también se dio el desarrollo de grupos mercaderes no judíos. Después de la serie de transformaciones que se vivieron tras la caída del Imperio Romano el mundo europeo sufre una crisis grave en el tiempo donde la dinastía merovingia tenía el control, esta crisis tiene su más sencilla y clara en las invasiones musulmanas. Pero más 4

allá de cualquier territorio perdido para occidente el golpe que liquidaría a estos sería el perder el control del mar Mediterráneo, que siempre significo la vía de comercio más importante para el occidente. Gracias a Pirenne nos podemos dar cuenta de que en el siglo VIII, los mercaderes “desaparecieron” a consecuencia de la interrupción del comercio en el Mediterráneo. Y una de las mayores consecuencias de esto es que la vida urbana, legado del Imperio Romano, termino de derrumbarse. También sabemos que el numerario de oro, herencia meramente romana, desapareció y fue sustituida, de lo que hablaremos más adelante.

Época carolingia
Pirenne asegura que es incorrecto pensar que la época carolingia fue de prosperidad económica, es precisamente en esta época donde precisamente se da una ruptura “total” con la economía mediterránea, esto gracias al cambio del numerario del oro por el de plata. También es en la época de Carlomagno donde se forja la vida rural medieval, vida que se atiene completamente a las condiciones del clima. Para esta época y bajo la estructura rural casi general del occidente, el comercio perdió su condición como rama de la actividad social, cada dominio se esfuerza en satisfacer por sí solo todas sus necesidades. Pero también fue la etapa donde se empezaron a forjar las características más básicas del mercader medieval.

Rasgos de los nuevos mercaderes
La cantidad de mercaderes al principio del siglo XI esta en completa contradicción con el paro del comercio que se vivía en este tiempo. Pero parece ser que estos comerciantes que se reunían en “asambleas” se dedicaban solamente a cubrir necesidades locales, cosa que hacían fundando nuevos mercados locales (Pirenne, pág. 15). Es claro, nos dice Dhondt, que estos nuevos mercaderes no eran propiamente comerciantes, muy probablemente tenían carreras mixtas, lo que quiere decir que muchas veces estos mercaderes eran campesinos ciertas épocas del año y comerciantes de sus productos en otras épocas del año, se atienen a las circunstancias. También nos muestra que estos

5

mercaderes no son nómadas, aunque si viajan bastante y por largos tiempos, estos si tienen hogares fijos. Es importante mencionar que los pocos mercaderes errantes que existían estaban muy limitados por las condiciones de las vías de transporte, que casi en su totalidad estaban en pésimas condiciones. Esto contribuyo al desarrollo de las vías fluviales, aunque no necesariamente por el Mediterráneo, por esta razón en la creciente clase mercader, el que tenía en su poder un barco era más prospero e importante que el que no tenía.

Esplendor y ascenso de la clase mercantil
Revolución comercial
La explosión comercial que se ubica durante el siglo XI al XIII tiene como causa en primer lugar el cese de las invasiones, causa principal de la crisis, en segundo lugar la mejora de los caminos y el descenso de la mortalidad. El fenómeno más importante y significativo de esta revolución comercial es la reaparición de las zonas urbanas, que serán, desde su nacimiento, centros de comercio importantes. Las ciudades para los mercaderes representan su amado hogar. Uno de los aspectos que ayudaron al comercio de esta etapa fue la creación de las ferias, que ha diferencia de los mercados que se concentraban totalmente en las necesidades locales, estas ferias eran un punto de encuentro para mercaderes de distintas partes de la Europa occidental y que comerciaban todo tipo de mercancías. Las más famosas e importantes de estas ferias fueron claramente las ferias de Champaña. Por lo que se refiere a las mercancías, el comercio de los siglos XI y XII conservo algunos rasgos del comercio anterior. Los productos de lujo ocupaban un lugar predominante. La acuñación y la circulación monetaria que estaba básicamente detenida, aumentan significativamente. Pero la parcelación de la acuñación, la diversidad de tipos de monedas y las limitaciones de su área de difusión muestran que todavía no se puede hablar de una economía mundial a finales del siglo XIII. (LeGoff, pág. 40)

6

Algunos mercaderes se especializan en el cambio directo que se convirtió en la principal operación monetaria y se transforman en banqueros.

Las ciudades
Los mercaderes siempre han tenido una estrecha relación con las ciudades, estos mercaderes tienen una relación contradictoria con las ciudades, aunque su profesión los mantenía constantemente viajando y sin una atadura fija, tenían un amor exagerado por esas ciudades. Para dar una breve imagen de estas ciudades debemos de visualizar a los “burgos”. Esos “burgos”, constan generalmente de una muralla de tierra o de piedra, rodeada por un foso, y en la que se abren varias puertas. Se ha exigido a los villanos de los alrededores que trabajen en su construcción y conservación. El burgo laico, lo mismo que la ciudad eclesiástica, subsisten, pues, únicamente gracias a la tierra. No tienen ninguna actividad económica propia. Ambos corresponden a la civilización agrícola. No se oponen a ella, antes bien, se podría decir que sirven para defenderla. (Pirenne, pág. 37) Aun así, Pirenne explica que por las constantes amenazas que vivían los mercaderes, estos vieron con buenos ojos la protección de las murallas de los burgos. Estos burgos fueron creciendo cada vez más hasta llegar al punto en que se tuvo que crear un forus-burgus, un burgo a las afueras de las murallas originales. También se hacen notar los puertos (portus) que no eran precisamente como los conocemos en la actualidad, más bien era un lugar por el que se transportaban mercancías, y, por ende, un punto particularmente activo de tránsito comercial. En Flandes e Inglaterra los habitantes del puerto se les llamaban poorters o portmen que era sinónimo de burgués (de los que se hablara más adelante). Poorters o portmen describe mejor a la burguesía primitiva que eran hombres que vivían exclusivamente del comercio. ( Le Goff explica que ya para el siglo XIV y XV muchos mercaderes hacían fiestas de los santos de sus países aunque se encontraran lejos de estos, el amor que desarrollan hacia sus ciudades de origen es impresionante, tanto es este amor, que Le Goff habla de grandes mercaderes que hacen pequeñas “replicas” de su ciudad de origen.

7

Los mercaderes en la política y la sociedad
Los gremios
Es importante especificar que no todos los gremios son de mercaderes, también existían gremios de muchos otras profesiones, pero los gremios de mercaderes sobresalen por lo que llegaron a lograr, que fue la formación de una nueva clase aristocrática que llego a desbancar a la antigua aristocracia y de alguna manera a otra llego a desplazar a la nobleza. Pirenne menciona que las agrupaciones de profesionistas, cofradías”, de “compañías”, de “gremios” o de “hansas”, fueron creadas y determinadas por las meras condiciones económicas de la determinada zona y tiempo en la que fueron creados, y no precisamente el genio de un líder nacional, como es el caso de los sindicatos del siglo XIX y XX. En la Inglaterra del siglo IX existían ya corporaciones de mercaderes. Fenómeno que, presumiblemente regia también sobre los Varegos y kilfingos suecos. Los mercaderes frisones, asimismo, estaban organizados en gremios. (Dhondt, pág. 155) Dhondt explica que el gremio de mercaderes era siempre una asociación de los comerciantes establecidos en una ciudad, o temporalmente residentes en ella, y que tomaban parte en asambleas comunes. Podemos ubicar la tendencia gremial fuerte en las villas de Europa occidental. Países Bajos, norte de Francia, a orillas del rio Rin, en Italia, es decir, en regiones donde la vida urbana se desarrolló más pronto y más completamente. Los gremios desde la primera mitad del siglo XIII reclaman el derecho a administrarse por sí solas y para intervenir en el gobierno al lado del rico mercader.En el transcurso del siglo xiv consiguieron obtener, aunque no en todas partes, es cierto, el derecho de nombrar ellos mismos a sus decanos y a sus jurados y el de que se les reconociera como cuerpos políticos y se les permitiera ejercer el poder con la alta burguesía. (Pirenne, pág.138) Aun así los “obreros” de las grandes villas industriales sufrieron las crisis y la desocupación. Es por esto que las huelgas y los disturbios no faltaron, el más antiguo, según Pirenne, es la huelga de Duai en 1245. A estas huelgas se unen las revueltas de los

8

gremios “democráticos” que no buscaban cambiar al gobierno precisamente, solo veían por las necesidades e intereses del mismo gremio.

La burguesía
La palabra “burgués” originalmente, aludía al grupo social medieval que habitaba en los suburbios de los burgos; eran siempre inmigrantes que se dedicaban al comercio u otras actividades diferentes del trabajo de la tierra, o de la burocracia eclesiástica y política de la época. Su estilo de vida, sus valores y su forma de ganarse la vida eran distintos de la sociedad tradicional. Por ejemplo, en ellos se perciben por primera vez ciertas prácticas como la valoración del lucro, la emancipación de los gremios feudales o de la servidumbre, o la reinversión de sus ganancias. Los mercaderes enriquecidos trataban de elevar su jerarquía social casando a sus hijas con caballeros. Estos grandes mercaderes, o mejor dicho, estos nuevos ricos, fueron naturalmente los jefes de la burguesía, puesto que ésta a su vez es tan sólo una creación del renacimiento comercial y que al principio las palabras mercator y burguensis se usan como sinónimos. Pero al mismo tiempo que se desarrolló como clase social, dicha burguesía se constituyó también como clase jurídica. (Pirenne, pág. 43) Esta burguesía, o nuevos ricos, no estaban atados a las tradiciones, y las presiones que la Iglesia presentaba a los mercaderes anteriores empezaron a disminuir poco a poco. Por esto mismo van aceptando y adaptándose a los cambios que la economía requería para el siglo XIV, dando así, poco a poco, indicios de un capitalismo cada vez mejor formado.

Los mercaderes y los príncipes
Desde un inicio los príncipes se mostraron benevolentes con los mercaderes, siempre ey cuando fueran de su localidad. Los occidentales bajo la influencia de los imperios en Bizancio y África empezaron a implementar un intervención del Estado en el orden económico. Para el desarrollo de los mercados y las ferias el señor otorgaba a algunos lugares y aldeas el titulo de centros mercantiles y reclamaba un impuesto (gabela) sobre las mercancías vendidas en los mercados correspondientes, de la misma forma que establecía impuestos

9

aduaneros sobre las mercancías transportadas a través de determinados lugares de sus dominios. (Dhondt, pág. 269) A los forasteros se les excluye del comercio al menudeo que es el monopolio intangible de la burguesía (local). Los aumentos de las mercancías extranjeras solo aplicaban para los comerciantes forasteros, los grandes mercaderes de la villa estaban exentos de tales aumentos. En tiempo de guerra, los mercaderes del enemigo son aprehendidos, confiscan sus bienes, se embargan sus naves. La prohibición de comercio es un medio común y corriente de coacción contra el adversario. (Pirenne, pág. 72) Cabe mencionar que desde que se desarrollo la burguesía, pero sobre todo, la clase capitalista, los príncipes y estos tuvieron una estrecha relación, ya que sus intereses eran bastante parecidos. Le Goff explica que la burguesía llega a formar parte de los círculos cercanos a los príncipes gracias a que estos accedían a tomar puestos cercanos a los príncipes que la nobleza rechazaba por considerarlos indignos. Y así la nueva aristocracia conformada por los mercaderes/burgueses empieza a ascender en la política.

Los mercaderes en la vida y la cultura
Mercaderes y la Iglesia
Aclaro que este apartado lo veo necesario ya que la relación de la Iglesia con los mercaderes es bastante interesante y precisamente es la Iglesia quien determinara el ascenso de esta clase al poder. Es presisamente Le Goff quien ilustra todo esto de manera excelente y es de él de donde saco toda esta información, tanto del libro “Mercaderes y banqueros de la Edad Media” como de “La bolsa y la vida: Economía y religión en la Edad Media”. Desde un principio la Iglesia tuvo problemas con los mercaderes, el afán de lucro de los mercaderes iba absolutamente en contra de muchos ideales de la Iglesia católica, sobre todo la usura, que fue uno de los problemas más grandes entre la Iglesia y los mercaderes. La prohibición de la usura es un tema amplio, así que me limitare a decir que la usura, de la manera como la presenta Le Goff, se considera como la imposición de un interés por un prestamista en operaciones en las que no cabe un interés, la usura aparece cuando no hay producción transformación material de bienes concretos. 10

La prohibición de la usura es una de las principales causas por las cuales no el capitalismo no salió a flote antes del siglo XV, ya que el capitalismo necesita necesariamente de la usura para subsistir. Pero los conflictos de la Iglesia con los mercaderes van más allá. Los mercaderes que poseían barcos y comerciaban con países no occidentales se toparon con muchos problemas durante y después de las cruzadas, ellos y los musulmanes tenían estrechas relaciones, cosa que a la Iglesia nunca agrado. Pero tarde o temprano, la Iglesia tuvo que aceptar que el mundo estaba cambiando y necesitaba de los mercaderes para poder subsistir, así que con el tiempo fueron retirando restricciones y condenas a los mercaderes. La más importante fue la revocación “parcial” de la prohibición de la usura. Esto desato a lo comerciantes y prosperaron de manera impresionante.

Los mercaderes y el arte
Considero importante recalcar la influencia que cada vez más tenían los mercaderes en el arte, ya que con esto nos podemos dar cuenta del ascenso que tuvieron estos en la sociedad y su impacto ante esta. Los mercaderes ya en su fase de clase social, prácticamente ya convertidos en burguesía contribuyeron a la cultura de enorme manera. La primera o quizá la más importante es la laicización de varias escuelas, escuelas necesarias para los hijos de la burguesía que querían seguir los pasos de su padre. En estas escuelas enseñaban escritura, calculo, geografía, historia, lenguas vulgares y los manuales de comercio. Este paso de racionalizar la cultura representa un gran avance para la civilización, ya que representa la primera ruptura con la Iglesia. Pero las escuelas laicas eran especialmente para burgueses, jamás buscaron la educación para el pueblo y jamás lo hicieron. La influencia del mercader es enorme en la literatura, la pintura y la arquitectura, donde los mayores representantes de estas artes provenían de familias poderosas. Pero es en las artes menores donde se da mayor influencia ¿Por qué? Porque los lujos que siempre buscan los burgueses hacen de la joyería, la mueblería fina, la sastrería, etc., oficios solicitados al por mayor. Estos gustos y lujos, crean lo que se lo conoce como modas. 11

Transición al capitalismo mercantilista
Crisis en el siglo XIV
Aunque el siglo XIII estuvo lleno de avances para el mundo occidental, el siglo XIV empieza trágicamente.De 1315 a 1318 se presenta un hambre casi general en el occidente, esto afecta los precios agrícolas, pero uno de las causas más brutales de esta crisis es la peste negra de 1347 a 1350 que acabo con un tercio de la población. Podríamos considerar incluso que en los primeros años de este siglo se detiene el gran crecimiento de la economía medieval, y el deterioro de las ferias de Champagne es una consecuencia de esto y un duro golpe para el comercio medieval. Y como ya se explico, la población disminuyo de manera drástica. También podemos observar síntomas del hartazgo del sistema político medieval con las insurrecciones campesinas en Francia (1357-1358), Flandes Occidental (1323-1328), Inglaterra (1381), etc... Incluso en las ciudades se apreciaba una sed de cambio con las insurrecciones urbanas de gremios contra patricios y las agitaciones de los compañeros.

Signos de cambio: ascenso del capitalismo
El control gremial se hacia cada vez más fuerte, estos al estar al servicio de la burguesía empezaban a restringir cada vez más el derecho a la ciudadanía. Pero hay que recordar que el control gremial solo tiene validez en las ciudades donde existían, los comerciantes extranjeros/errantes aun eran libres de las regulaciones que se estaban haciendo. Como se mencionaba anteriormente, los príncipes y la burguesía coincidían en algunos intereses, estos últimos buscaban protección de las insurrecciones y querían la garantía para la circulación monetaria y de mercancías, ambos se requerían mutuamente para combatir el particularismo local y así poder controlar a nivel nacional. Esto da pie a las políticas “nacionales” y significan un rompimiento con el internacionalismo medieval. Pirenne sostiene que los primeros indicios de esta evolución hacia el capitalismo mercantilista se dan en Inglaterra, ya que este es el país, dice Pirenne, que cuenta con la unidad de gobierno más fuerte que cualquier otro país medieval.

12

Conclusión
Después de haber analizado todo esto, creo que ahora se puede dar una “respuesta” a la cuestión planteada al principio. Los mercaderes medievales, sobre todo los del siglo XIII contribuyeron a la creación del sistema capitalista en su primera fase: la mercantilista. Y son los mercaderes del siglo XIV, pero sobre todo del XV, quienes ayudan a levantar completamente este sistema. Tanto cultural como políticamente hablando, los mercaderes medievales son de los legados más importantes que dejó la Edad Media, ya que sus logros e incluso su forma de vida es la que más perduró, y perdura en el mundo occidental. Su evolución a la burguesía renacentista que después seguiría evolucionando sigue siendo parte de la economía mundial.

.

13

Bibliografía
J. Dhondt, La alta edad media, Siglo Veintiuno editores 1999 J. Le Goff, La baja edad media, siglo veintiuno editores 1971 J. Le Gof, La Bolsa y la Vida: Economía y religión en la Edad Media, Gedisa editorial 1999 J. Le Goff, Los mercaderes y banqueros de la Edad Media, EUDEBA 1962 H.Pirenne, Historia económica y social de la Edad Media,Fondo de Cultura Económica, 1986

14

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful