Tenía tres cosas preciosas en su vida, las más valiosas.

Ahora tenia que renunciar a una de ellas por dinero ya que el pasado mes despidieron a su marido de la empresa donde trabajaba, por la simple razón de que la empresa había quebrado, y no había dinero con que pagar a los empleados, que día tras día se iban enfadando con sus “caudillos”-como los describían algunos de los empleados a sus jefes-. Tas muchos intentos para no tener que llegar a ese duro de momento de vender un collar de diamantes que había heredado de su madre y que ella había recibido de mi abuela y así sucesivamente, ella decidió vender ese collar para poder dar de comer a sus hijos durante los próximos meses hasta que su marido encontrase un trabajo, ya que sus hijos era la cosas mas importantes de su vida y estaba dispuesto a hacer ese durísimo sacrificio por ellos. Al día siguiente se despertó como cada día a las 7 de la mañana para poder llevar a las 8:30 a sus hijos al colegio antes de las 9:00 que era cunado los niños empezaban las clases. Después de haber llevado a sus hijos al colegio se dispuso ha ir a la tienda donde le iban a comprar el collar mas bonito que ella había visto en su vida y una de las cosas mas valiosas para ella. Después de haber estado conduciendo durante 10 minutos y haber llego a la tienda y entro a una sala de espera para esperar que llegase su turno. Después de unos pocos minutos de estar en esa sala llamaron por un altavoz que había en esa habitación; María González pase por la a sala numero 1. Yo nerviosa me levante lentamente dispuesta a ir donde me habían dicho que me dirigiese. Después de haber entrado por la puerta de color blanco que separaba mí pasado con mi futuro me encontré a una persona desconocida mí, dispuesta a comprarme el collar de mi familia. Después de estar negociando durante bastante rato el precio del collar llegamos al acuerdo de que me darían unos 2.000 euros (dos meses de sueldo de su marido). Y a si fu como vendí una de mis tres cosas me importantes de mi vida. Pero aun me cedan dos cosas que son las cosas mas importantes de mi vida mis hijos Juan, María, Pedro y Alba; Y mi marido Ginés. El resto de cosas no importan si no tienes estas dos.

Por: Lluís Cusí Romero Nº de palabras 424

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful