Declaración Centro de Estudiantes de Psicología de la Universidad Católica Como Centro de Estudiantes de Psicología declaramos nuestro rechazo frente a los

dichos expuestos en decimotercera jornada de Libertad, Responsabilidad y Sexualidad, titulada: “No Discriminación: sus alcances en la educación” organizada el martes 9 de octubre por ISFEM, un centro de investigación externo a la universidad y el Centro de Estudios de la Ética Aplicada, el cual depende de la facultad de Derecho UC. En este seminario hubo diversos expositores reconocidos a nivel internacional por practicar y defender terapias curativas para la homosexualidad, como también la autoridad de nuestra universidad el Secretario General Mario Correa, quien defendió esta postura, señalando desde una mirada discriminatoria, la posición que debería tener nuestra universidad frente a la homosexualidad. Asimismo expuso Jorge Reyes, docente de la Escuela de Derecho quien, en reiteradas ocasiones ha declarado su rechazo a esta orientación sexual. Frente a la problemática de las terapias curativas de la homosexualidad, contamos con que la Asociación Panamericana de la Salud (OPS), desde mayo de este año, ha advertido que las “terapias” de cambio de orientación sexual no tienen justificación médica y que atentan contra el bienestar y salud de los individuos tratados. La directora de la OPS, Mirta Roses Periago afirma que pueden ser riesgosas para la vida de las personas afectadas y que, en tanto la homosexualidad no es considerada una enfermedad o trastorno, no habría de haber indicación médica para su reversión. A esto se suma el hecho de que hace 39 años la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) removió la homosexualidad de las listas del Manual Estadístico de Enfermedades (DSM); y que hace 22 la Organización Mundial de la Salud hizo lo mismo por medio de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades (CIE). Además el colegio de psicólogos condenó tales terapias y criticó el carácter del seminario por no contener una contraparte que exponga el estatus científico actual y la visión de los derechos humanos sobre un asunto tan delicado como la relación entre discriminación y enseñanza. Es por todo lo anteriormente dicho, que como Estudiantes de la Escuela de Psicología UC rechazamos la realización de terapias curativas de la homosexualidad, así como también su promoción. Manifestamos nuestro profundo desacuerdo con el hecho de que nuestra Universidad propicie institucionalmente

instancias en las cuales se discrimine a miembros ella, en los que se les califique de enfermos, en los que se cierre el diálogo a diversas perspectivas, en las que no se permita el contraste de visiones que constituyen el eje fundamental de la labor académica. Las terapias curativas de la homosexualidad se basan en nociones patologizantes que, a todas luces, constituyen discursos que promueven la intolerancia a la diversidad sexual, que constituyen una transgresión a la dignidad propia de la persona y que, por lo tanto, sobrepasan el límite de la libertad de expresión. Las autoridades responsables de haber llevado adelante este evento, alentando con ello un posicionamiento institucional abiertamente discriminatorio y vejatorio hacia las minorías sexuales, así como el historial de actuaciones del Secretario General de nuestra Universidad, Mario Correa, nos obligan a solicitar su renuncia, y en caso de que ésta no sea acogida, su destitución por parte del Rector y el Honorable Consejo Superior. Es porque creemos firmemente en que nuestra Universidad y sus autoridades deben promover el diálogo en el que puedan converger diversos puntos de vista contenidos en la comunidad universitaria, fomentando el reconocimiento de la igualdad de derechos y realzando la dignidad del ser humano, que consideramos que actividades como estas no pueden seguir legitimándose al interior de nuestra casa de estudios. Se despide Centro de Estudiantes de Psicología

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful