You are on page 1of 8

CUENCAS AMAZONICAS Y DEL PACIFICO

La cuenca hidrográfica del Amazonas es la masa de agua que fluye por la Amazonia. La cuenca cubre una superficie de 6,2 millones de km², y abarca terrenos de varios países de América del Sur: Perú, Colombia, Bolivia, Ecuador, Venezuela, Guayana, y Brasil (este último con la mayor extensión, de cerca de 4 millones de km², que corresponden a casi la mitad de su superficie). Así, la cuenca del Amazonas es la mayor cuenca hidrográfica en el mundo, con un volumen de agua impresionante. En cuestiones administrativas, la parte brasileña forma parte del distrito de Amazonas, una de las doce cuencas macrohidrográficas en que el Brasil subdivide su territorio. Se ha propuesto que la cuenca del Amazonas comprende dos sistemas de descarga de agua: un sistema fluvial (el río Amazonas) subterráneo y un sistema Río llamado

Hamza, que es el más ancho pero a la vez el más lento de los dos sistemas. El río Amazonas se formó a partir de un gran golfo, que originalmente se abría al Océano Pacífico. Con la formación de la cordillera de los Andes, el golfo se cerró al oeste, formando un gigantesco lago en el norte de América del Sur. El lago se abrió hacia el este cuando se separó el supercontinente América-África, formando el río.

UBICACION GEOGRAFICA
Las principates cuencas hidrográficas de esta vertiente, que de una u otra manera surgen de la cordillera Occidental de los Andes, están formadas por los ríos:

- Chota: nace en el monte Olivo, entre Imbabura y Carchi y desemboca en el Pacífico colombiano con el nombre de Mira. - Esmeraldas: baña la provincia del mismo nombre, estó formado por la unión de los ríos Canande, Guayllabamba (recorre parte de la provincia de Pichincha) y Quinindé (formado por la unión de ríos manabitas y pichinchanos). - Guayas: desemboca en el golfo de Guayaquil y recibe las aguas del Daule y Babahoyo. El Daule, con sus afluentes, baña las provincias de Manabí, Los Ríos y Guayas. El Babahoyo, formado especialmente por el río Yaguachi -y este por la unión de los ríos chimboracenses Chimbo y Chanchán-, recorre las provincias de Chimborazo, Los Ríos y Guayas. La cuenca del Guayas es la más importante de todas, posee una superficie de 40 000 km2. - Cañar: se origina en la laguna de Culebrillas con el nombre de San Antonio y desemboca en el golfo de Guayaquil. Recorre las provincias de Cañar y Guayas. - Jubones: está formado por las aguas de los ríos León, Girón, Rircay y San Francisco, que nacen en las estribaciones del nudo de Portete-Tinajillas. Recorre las privincias de Azuay y El Oro, y desemboca en el Pacífico. - Macará: nace con el nombre de Espíndola, en el nudo de Sabanilla. En su recorrido por Loja toma el nombre de Calvas y, finalmente, de Macará. Se une al Catamayo y llega al Pacífico peruano con el nombre de río Chira. Esta vertiente está formada por la afluencia de numerosos ríos ecuatorianos que nacen en la cordillera Oriental de los Andes y en la cordillera Amazónica (Tercera Cordillera) ecuatoriana. Principalmente se caracterizan por ser caudalosos y navegables en casi todo su curso. Se destacan en dicha vertiente los ríos: - Putumayo: en su mayor porte pertenece al territorio colombiano, pero recibe las aguas del río ecuatoriano San Miguel. Desemboca en el Amazonas. - Napo: se forma por la unión de algunos ríos procedentes principalmente de las provincias de Tungurahua y Cotopaxi, en su recorrido recibe las aguas del Coca, Aguarico y Curaray; al unirse con el Marañón forma el Amazonas. - Tigre: surge de la confluencia de los ríos Conambo y Pituyacu, en la provincia de Pastaza. Desemboca en el río Marañón.

- Pastaza: nace en la provincia de Tungurahua con el nombre de río Cutuchi y Patate, recibe las aguas del Palora y Guasago. Desagua en el Marañón. - Santiago: resulta de la unión de los ríos Namangoza y Zamora. El primero recibe las aguas del Paule y Upano. El segundo se forma en la provincia de Loja y recibe a los ríos Nangarltza y Yacuambl. Deposita sus aguas en el Marañón.

RELIEVE
Es una cuenca fluvial, con pocos sedimentos. Los sedimentos vienen de rocas desgastadas por la erosión y los ríos. Su domino morfoclimático típico es el de la selva tropical. La cuenca del Amazonas mide 3.500 km en su extensión O-E y su ancho oscila entre 300 y 1.000 km. Una gran parte de esta cuenca está tapizada por la selva pluvial tropical y es surcada por el río Amazonas. La inclinación del relieve dentro de la cuenca es relativamente baja, sólo en el corte occidental se alcanzan elevaciones sobre los 200 metros. En un recorrido de más de 3.500 km, desde la ciudad peruana de Iquitos hasta la desembocadura, el Amazonas desciende sólo 100 metros.

CLIMA
La temperatura promedio que prevalece en la costa es de 22°C. Aquí se cultiva el banano, café, cacao, arroz, soja, caña de azúcar, algodón y frutas. Los manglares y el medio ambiente marino ofrecen a los peces y crustáceos un hábitat ideal, cientos de personas trabajan en camaroneras haciendo del camarón uno de los principales productos del Ecuador.

Guayaquil, Puerto Bolívar, Manta y Esmeraldas son puertos de entrada que se extienden a lo largo de 4.817 km2 de costa y playa. Poseen numerosas zonas marítimas pesqueras y excelentes lugares para la práctica de deportes acuáticos. En esta región existen cinco provincias. Esmeraldas y Manabí ambas con pueblos de pescadores, manglares, áreas protegidas, islas y sitios arqueológicos, Guayas, donde se encuentra el Golfo de Guayaquil con varias áreas protegidas, Los Ríos y El Oro con un paisaje totalmente árido. La Cordillera de los Andes atraviesa el Ecuador de norte a sur y está dividida en tres secciones: la Cordillera Oriental, la Cordillera Interandina con numerosos valles y hoyas, y la Cordillera Occidental.

FUENTES HIDRICAS
Dada la abundancia de precipitaciones, el Ecuador dispone de una rica red hidrográfica, salvo en las zonas occidentales y meridionales áridas de la Costa. Casi todos los nos se originan en los altos relieves andinos; éstos son cortados por profundas gargantas, y las corrientes se dirigen unas hacia la llanura amazónica y otras hacia el océano Pacifico. Estas últimas, debido a la proximidad de las montañas respecto a la línea costera, tienen por lo general un curso breve pero caudaloso y son navegables en algunos tramos. Uno de los nos más importantes es el Santiago, en la zona septentrional, que, como sus afluentes, nace en la vertiente occidental de los Andes; su curso inferior se desenvuelve en medio de las arcillas rojas de una llanura, donde las aguas se dividen en numerosos brazos ("esteros"), a cuyas márgenes se suceden plantaciones de banano, de abacá, etc. El río Esmeraldas es muy caudaloso, ya que su cuenca hidrográfica, muy vasta, está comprendida enteramente dentro de una zona de lluvias constantes. Se origina de la confluencia de varias corrientes, entre las cuales, los ríos Blanco y Guayllabamba son los

más destacados; este último se forma en el valle de Quito, del que sale a través de una estrecha garganta que lo conduce a un paraje de verdes colinas y después a una extensa llanura aluvial, donde su cauce se abre entre islas formadas por guijarrales. El Esmeraldas desemboca en el océano Pacífico formando un profundo estuario, en cuyo extremo se levanta la ciudad homónima. En el sector central debe mencionarse el Chone, que concluye junto al puerto de Bahía de Caráquez; después viene el Guayas, constituido por varios afluentes navegables y que en la desembocadura tiene una anchura excepcional; allí se puede apreciar el influjo de las mareas; su cuenca, cuya superficie llega hasta unos 34.000 km2, albergando a dos millones y medio de habitantes, representa acaso la zona más fértil del país (algodón, cacao, banano, pastos) y uno de los lugares más prometedores de toda Suramérica para la agricultura. Más al sur, los ríos van tornándose pobres en caudal, como efecto de la disminución de las lluvias; de todas maneras se puede citar al Jubones, que se halla en condición de servir para el riego y también para la generación de energía eléctrica.

INFLUENCIA DE LAS CORRIENTES DE AIRE Y BIODIVERSIDAD REPRESENTATIVA
Los y las jóvenes tenemos mucho que ver con el cuidado del medio ambiente. Y es que, el mundo en el que vivimos ahora en el futuro será nuestro, y tendremos que hacer frente a todas las cosas malas que le hemos hecho al medio ambiente. Por eso, para que en el futuro tengamos un mundo mejor, lo adecuado es cuidarlo ahora. Hoy en día se realizan muchas actividades para cuidar el medio ambiente, pero todavía queda mucho que hacer, y en ese trabajo es imprescindible que participemos todos y todas. Biodiversidad La vida es el gran tesoro de nuestro planeta. Ello le da una gran riqueza al planeta, y por lo tanto, es imprescindible cuidar la biodiversidad para preservar el equilibrio de los ecosistemas. Esto es, para que la infinidad de seres vivos continúen con vida, el ecosistema debe mantenerse con vida.

En

Euskadi

hay una

amplia

variedad

de

ecosistemas con cientos de plantas, aves, peces, animales e insectos. Aún así, y debido a diversos factores una parte del ecosistema está desapareciendo. Hay que impedir que eso ocurra y proteger la biodiversidad para poder seguir disfrutando de la naturaleza. Por lo tanto, recuerda:
 

Respeta la naturaleza cuando vayas al campo. Utiliza los centros de información, centros de interpretación, centros de turismo etc. Participa en las campañas de repoblación de los bosques. Camina por los senderos establecidos, sin pisar fuera de ellos, en estos lugares la flora es muy frágil. No dejes huella ecológica de tu paso por la naturaleza (basura, ramas arrancadas, música a todo volumen, etc.). Infórmate de la cada vez mayor oferta de ocio respetuoso con el medio ambiente (ecoturismo). Compra productos y hortalizas autóctonas. Evita introducir especies exóticas y potenciar la comercialización de especies silvestres.

 

 

Agua La mayoría de los ciudadanos y ciudadanas de Euskadi consideran algo normal tener acceso al agua limpia en cantidades abundantes. Pero no nos damos cuenta de que muchas de las actividades cotidianas pueden perjudicar la calidad y la cantidad de agua de la que disponemos. El agua contaminada, ya sea por la industria, la agricultura o los hogares, vuelve de una forma u otra al medio ambiente y puede causar daños en nuestra salud o en el la propia naturaleza.

Por eso, si eliminamos las pérdidas del agua, tendremos más agua para beber. Un beneficio no sólo para nosotros, también para los animales de agua que viven en embalses y ríos. Además, esto también afecta a la factura de consumo de agua. Recuerda:
 

Si se cierran bien los grifos se contribuye de forma importante al ahorro de agua. Repara los grifos que gotean. Un grifo goteando durante una hora deja escapar aproximadamente un litro de agua. En un año, la cantidad desperdiciada sería de más de 8.000 litros.

Instala economizadores de agua (atomizadores de goma o plástico) en los grifos del fregadero (atomizadores de goma o plástico) puede reducir tu consumo de agua en un 30%, lo que puede suponer más de 50 euros al año.

   

Instalar en el WC modelos de cisterna economizadores de agua. Emplear la lavadora y lavavajillas a plena carga, en frío y con poco jabón. Elegir la ducha frente al baño, supone un ahorro de más de 100 litros de agua. Comprar artículos de limpieza con etiquetas que indiquen que no contienen productos tóxicos o peligrosos para el medio ambiente.

Suelo El suelo es la capa de transformación de la corteza sólida terrestre, formada bajo el influjo de la vida y de las condiciones ambientales y sometida a un constante cambio estacional y a un desarrollo peculiar, función de su situación geográfica. Desde el punto de vista de su composición, el suelo es un material complejo compuesto por sólidos (materia mineral y materia orgánica), líquidos (sobre todo el agua, que en ocasiones, es un componente más de las rocas) y gases (aire y vapor de agua, esencialmente). No debemos olvidar que la génesis del suelo es un proceso extremadamente lento. La formación de una capa de 30 cm. de suelo puede durar de 1.000 a 10.000 años. Desde este punto de vista, debemos considerar el suelo como un recurso no renovable y por lo tanto un bien a proteger.

Aire Entre otros elementos, el ser humano necesita del aire para poder vivir. En todos los momentos de nuestra vida tenemos la necesidad de respirar, y por eso, es necesario que el aire que respiramos sea de buena calidad. Pero diversos elementos, como pueden ser la circulación, el consumo de combustibles fósiles o la actividad industrial, producen la contaminación del aire. Debido a esas emisiones, la salud se deteriora y se degradan los ecosistemas naturales. Por ello, y para que la cantidad de contaminación no aumente, es necesario seguir diversos pasos. Por ejemplo, utilizando en menor medida el automóvil, reduciríamos la cantidad de contaminación. Y es que, los coches producen el 40% de la polución atmosférica. Recuerda:

Utiliza el transporte público. El tren y el autobús son más seguros que el coche y contaminan menos. La emisión de contaminación de un coche es muy alto. Para realizar trayectos cortos no utilices el automóvil y se podrá ahorrar un 60% en el consumo de energía.

Reduce los trayectos que haces al día en coche. Utiliza otros transportes y se podrá reducir la cantidad de gases contaminantes. Utiliza la bicicleta.