You are on page 1of 33

.

±¯l ¯4]·4E O4] ]¤ `C44)·OE ·)_Þ)×)]C ¤C
¤)p]ÒC])¯Þ -]¤ O]]C-E E -] ·4 )Þ·4)_C-EÒ- ]¤
-)Cp¤E- ·] OÒEÞ4Þ])CÞ 4ÞE E +CÒ)E· ]EEÒ])·OE· ·EpÒ]
]¤ ]CÞ-)-C4E ¯·4] ]· 4Þ_)-E ]EÞ ¯¤ /¤]E -] ¤E·
]C4]]-O]ÞE· ]¤ ]4C¤ ¤] -C ¤C ×EÒ4C¤]=C -] ·)E·
OCÒC ¤4]´CÒ ]EÞ4ÒC ]¤ O]]C-E E p)]Þ ]¤
]]¤]pÒCÞ4] ¤] )OOEÞ] ¤C OCÞE E ]¤ ]CÞ-)-C4E
Ò]Þ4Þ])C ]EO¤v])4CO]Þ4] C eC4CÞ^· ··v OÒ]OCÒC-E-
O4]-] ]EÞ×]·CÒ ¤C ×] -] ¤C ¨_¤]·)C- C ¤C ]4C¤
·]Ò^ >]EÞ×)C-E> OEÒ ]¤ `C44)·OE W]× ^O :-.l³

.±¯´ ¯¤ C_4C pC44)·OC¤ ]· ]Þ4EÞ]]· ]EÞ·C_ÒC-C
O]-)CÞ4] 4ÞC EÒC])¯Þ -] ]Ov]¤]·)· W]Þ ]¤ OEO]Þ4E
O)·OE E ]Þ ¤C ÞE]´] OC·]4C¤³ ®C ¨_¤]·)C O)-] C
·)E· O4]- OEÒ O]-)E -] ·4 ·)¢E- ]¤ OE-]Ò -]¤
¯·OvÒ)44 eCÞ4E -]·])]Þ-C ·EpÒ] ]·4C C_4C- C ×)Þ -]
O4] ¤E· O4] ·]CÞ pC44)=C-E· ]EÞ ]¤¤C >ÞC=]CÞ -]¤
C_4C E -]¤ ¯·OvÒ)44> W©Þ ¯-±³

.±¯¯ e)_4] ]Þ4EÞ]]· ]¤ Ò)4E ]·]Þ])C¤ -]¤
·C]ÒCO]Þ4E¯ ]¤ `C44)·OE OÒEO)CO]Þ4] -)]´E- O4]
·)_Þ)×)]C E Ò]C¤)=C ¤C O4]Ò4] C¤ O]]C-E E ¤C
]Þ4ÒC-C ]Þ ¤C +)-C -] ¤C eCÞ4v·)OC +Ò)Þ)-C- C
4ÒC+q· -] ¤C ]EÞ×)_4ÒC])¯Þ ]EÞ ]¤ e)·4]Ò)E OC·]4C¤
-] `Ò)·4E ¯¤ `C44)·OE ]· Ò]C¤)=C-E -] ¤C OCÞ]ÒC
O^· ·)_Þ)×)]C4)+C- O]-)CÞ4] ¤C 4Ò)O¤] )ÞO]Ò·)¯Þ ]Þ
]¤ C_4C pC44)·OC¤ ¯]ÒE -]·-] ¤C CÞ4)_-]-C-
O4]-] ·]Ò 4COp)qÞ ]EÞ×]Ò)-E -]ÒÒCOCÞ-E 4Ò]· +]]]·
C_4C ·EpÒ] ¤C ]Cp]=C -]¤ ]CÞ-)-C4E

CONTENIDO:
1.- Lecturas Bíblicas.
2.- ¿Que Son Los Sacramentos?
3.- ¿Qué Es El Bautismo?
4.- ¿Es Valido El Bautismo De Los Niños?
5.- El Rito Esencial Del Sacramento (Según el C.I.C).
6.- ¿Cuales Son Deberes De Este Sacramento?
a.- De Los Bautizados
b.- De Los Padres
c.- De Los Padrinos

7.- Legislación De La Iglesia En Torno A Los Padrinos Del Bautismo.
8.- ¿Colaboración o Pago?

CHARLA PRE-BAUTISMAL
EL DISCÍPULO DE JESUCRISTO - . - . - . - . - . - .- ES INCONDICIONAL
E
l

D
I
S
C
I
P
U
L
O

D
E

J
E
S
U
C
R
I
S
T
O

-

.

-

.

-

.

-

E
S

I
N
C
O
N
D
I
C
I
O
N
A
L

¿Qué NECESITO YO PARA RECIBIR A
JESUCRISTO?
ORACIÓN: ¡Oh, Jesucristo! Yo te recibo a ti
INCONDICIONALMENTE como MI SEÑOR y mi
Dios y me reconozco a mí mismo como tu
DISCÍPULO. Señor, a todo lo que tú dispongas,
todo lo que tú organices, mandes, autorices o
enseñes, yo sólo diré AMÉN… En nada te he
de contrariar, oh mi Señor. No tengo atribución
alguna de negar, cambiar o anular una sola de
tus disposiciones o mandatos.
¿Qué NECESITO YO PARA RECIBIR A
JESUCRISTO?
EL DISCÍPULO DE JESUCRISTO - . - . - . - . - . - .- ES INCONDICIONAL
Señor, amaré a quienes tú amas, recibiré a
quienes tú mismo me has enviado como
Apóstoles y sucesores tuyos; aceptaré a
quienes tú aceptas (Mt 10,40; Jn 13,20). Si tú
amas a tu madre María, yo también la amaré
con toda mi alma, con toda mi mente, con
todas mis fuerzas; si tú me la quieres ofrecer
como mi madre, ¡Qué feliz y bienaventurado
me siento por tal regalo y honor, mi Señor! (Jn
19,26).
E
l

D
I
S
C
I
P
U
L
O

D
E

J
E
S
U
C
R
I
S
T
O

-

.

-

.

-

.

-

E
S

I
N
C
O
N
D
I
C
I
O
N
A
L

¿Qué NECESITO YO PARA RECIBIR A
JESUCRISTO?
EL DISCÍPULO DE JESUCRISTO - . - . - . - . - . - .- ES INCONDICIONAL
Yo te digo con lágrimas de gozo y gratitud:
AMÉN. Recibiré en mi vida a tu madrecita
María como Juan la recibió en su casa. Yo
también la llevaré a mi casa, a mi corazón. Si
tú, oh Señor, tomas la Iglesia que fundaste
como cuerpo tuyo (Ef 1,22; 5,23; Col 1,24) y
por esposa tuya (Ef 5,24-27; Ap 19,7; 21,9), yo
solamente diré AMEN. Entonces te diré como
María: “Hágase en mí según tu Palabra” (Lc
1,38).
E
l

D
I
S
C
I
P
U
L
O

D
E

J
E
S
U
C
R
I
S
T
O

-

.

-

.

-

.

-

E
S

I
N
C
O
N
D
I
C
I
O
N
A
L

LECTURAS BÍBLICAS

Gal 4, 4-5: Pero, al llegar la plenitud de los tiempos, envió Dios a su Hijo, nacido de mujer, nacido
bajo la ley, para rescatar a los que se hallaban bajo la ley, y para que recibiéramos la filiación
adoptiva. El Hijo de Dios viene para hacer de nosotros hijos de Dios. Toda la grandeza del cristiano
está en ser hijo de Dios por la gracia. Por eso ser cristiano es como una prolongación de la
Encarnación. El Verbo se hace hombre para que nosotros lleguemos a ser hijos de Dios.

Nacemos como tales hijos en el Bautismo: Jn 3, 1-7: Entre los fariseos había un personaje judío
llamado Nicodemo. Este fue de noche a ver a Jesús y le dijo: “Rabbí, sabemos que has venido de
parte de Dios como maestro, porque nadie puede hacer señales milagrosas como las que tú
haces, a no ser que Dios esté con él.” Jesús le contestó: “En verdad te digo que nadie puede ver el
Reino de Dios si no nace de nuevo desde arriba.” Nicodemo le dijo: “¿Cómo renacerá el hombre
ya viejo? ¿Quién volverá al vientre de su madre para nacer otra vez?” Jesús le contestó: “En
verdad te digo: El que no renace del agua y del Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios. Lo
que nace de la carne es carne, y lo que nace del Espíritu es espíritu. No te extrañes de que te haya
dicho: “Necesitan nacer de nuevo desde arriba”.

POR ESO MANDA JESUCRISTO A LOS APÓSTOLES A PREDICAR PARA DESPERTAR LA FE Y
BAUTIZAR:
· Mt 28, 19: Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y
del Hijo y del Espíritu Santo.
· Mc 16, 15-16: Y les dijo: «Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación.
El que crea y sea bautizado, se salvará; el que no crea, se condenará.

¿QUE SON LOS SACRAMENTOS?

Los Sacramentos fueron Instituidos por Jesucristo. Son Signos sensibles que Significan y dan la Gracia. Cada
Sacramento es un Don gratuito de Dios, un encuentro con Cristo, que nos comunica Su Gracia, para que
cambiemos nuestra vida en Servicio de los demás. Los Sacramentos están ordenados a la Santificación de los
hombres, a la edificación del cuerpo de Cristo y, en definitiva, a dar culto a Dios; pero en cuanto signos,
también tienen un fin pedagógico. No sólo suponen la Fe, sino que a la vez la alimentan, la robustecen y la
expresan por medio de palabras y cosas; por eso se llaman Sacramentos de la Fe.
(Concilio Vaticano II, Constitución Sacrosanctum Concilium, N. 59).

Los Sacramentos son Acciones de Cristo, que los administra por medio de los hombres. Y así los Sacramentos
son Santos por Si mismos y por la virtud de Cristo; al tocar los cuerpos, infunden Gracia en las almas.
(Pablo VI, mysterium fidei, 3-ix-1965).

Cuando Pedro bautiza, es Cristo quien bautiza [...]; cuando judas bautiza, es Cristo quien bautiza.
(S. Agustín, trat. Evang. S. Juan, 6).


¿QUE ES EL BAUTISMO?

Es el Sacramento que nos Incorpora al Misterio Pascual de Cristo (Rom. 6, 4);
Nos borra el Pecado Original y los Pecados Personales (He. 2, 38-39);
Nos hace hijos de Dios (Rom. 8, 15-16);
Templos del Espíritu Santo (Rom. 5,5);
Nos hace Miembros de la Iglesia (1° Co. 12, 12-13);
Y Nos destina al Apostolado (1° Pd 2, 9-10).


Es válido y lícito el bautismo de los niños que
aún no llegan al uso de razón. Inocencio III lo
declaró verdad de fe contra los valdenses (Dz.
424 y 430); el Concilio de Trento contra los
anabaptistas (que repetían el bautismo cuando
el individuo llegaba al uso de razón) y contra los
protestantes (afirmaban que al ser la fe causa
eficaz de la validez sacramental, se requería que
el sujeto la poseyera en acto: cfr. Dz. 867 a 870).
La costumbre de bautizar a los niños es muy
antigua en la Iglesia. Ya el Concilio de Cartago
(a. 418) declaró contra los pelagianos que los
niños recién nacidos del seno materno han de
ser bautizados (canon 2). La misma doctrina se
declaró en Éfeso y en otros muchos Concilios (II
de Letrán, IV de Letrán, Vienne, Florencia, etc.).

Es necesario bautizarlos, ya que nacen con la grave mácula del pecado original, que sólo el
bautismo puede curar (resultaría análogo el caso del niño que nace enfermo y no se busca
su alivio); Con frecuencia algunos se preguntan: ¿Está bien que los padres o los padrinos
acepten en nombre del niño unas obligaciones sin saber si luego serán aceptadas? Es verdad
que el bautismo impone obligaciones y exige responsabilidades, pero también la vida, y la
educación del párvulo (adj. y s. [Niño] que recibe educación preescolar, hoy denominada
Educación Infantil) exigen responsabilidades y con todo esto, no se pregunta al niño si
quiere asumir las cargas de la escuela o de la vida, sino que se le prepara para hacerlo
porque son para él un bien. El bautismo es un don, el mayor de todos los dones. Para recibir
un don no se requiere el consentimiento explícito. ¿No hay acaso leyes por las que los
padres o tutores pueden y deben aceptar una herencia en nombre de su hijo?
¿Por qué razones habría que hacer una excepción con el bautismo, que abre camino a los
tesoros de la gracia?

Familias completas bautizadas: Hch 16,14-15 (Lidia);
Hch 16,33 (Carcelero); Hch 18,8 (Crispo) y en 1Cor 1,16.
(Estefanás)
Col 2,11-12: → El bautismo es la nueva circuncisión:
Renunciar al cuerpo carnal y entrar al cuerpo de Cristo.
Esta se hacía a muy temprana edad (Gn 17,12; Lev 12,3.
(Isaac: Gn 21,3-4 y Jesús: Lc 2,21)
BAUTIZO DE NIÑOS y por INFUSIÓN
NO SEGUIMOS EL BAUTISMO DE JUAN
en el río… sólo con adultos…
NOSOTROS SEGUIMOS el de JESUCRISTO.
Jn 1, 30-33: → Ahí viene el Cordero de Dios, el que carga con el
pecado del mundo... Yo no lo conocía, pero mi bautismo con
agua y mi venida misma eran para él, para que se diera a
conocer a Israel.”
Mt 28, 18-20: → “Me ha sido dada toda autoridad en el Cielo y
en la tierra. Vayan, pues, y consíganme discípulos de todas las
naciones. Bautícenlos en el Nombre del Padre y del Hijo y del
Espíritu Santo, y enséñenles a cumplir todo lo que yo les he
encomendado a ustedes. Yo estoy con ustedes todos los días
hasta el fin de la historia.”
Hch 19, 4-7: → Unos doce hombres que ya habían sido
bautizados por Juan, se hicieron bautizar después por Pablo;
ni siquiera habían oído hablar del Espíritu Santo
¿CÓMO IMPEDIRLE A LOS NIÑOS FORMAR PARTE
DEL CUERPO DE CRISTO? Si Él mismo dijo:

“DEJEN QUE LOS NIÑOS VENGAN A MI,
NO SE LO IMPIDAN” (Mc 10,34)

BAUTIZARSE… no es solamente PERDONAR PECADOS…
ES MÚCHISIMO MAS.
“El Bautismo no solamente purifica de todos los pecados,
hace también del recién bautizado…
•"una nueva creación" (2Co 5,17),
•un hijo adoptivo de Dios (Ga 4,5-7) que ha sido hecho
•"partícipe de la naturaleza divina" (2P 1,4),
•miembro de Cristo (1Co 6,15; 12,27),
•coheredero con él (Rm 8,17)
•y templo del Espíritu Santo (1Co 6,19).” (CIC, 1265.)
SON INSEPARABLES EL BAUTISMO Y LA CRUZ
Cuando Jesucristo anuncia su Bautismo, nunca hace mención
al recibido por Juan.
Su Bautismo es muy específico: un bautismo de agonía, de
cruz, de Pascua.

Mc 10,35-40: → ¿Pueden beber la copa que yo estoy bebiendo o
ser bautizados como yo soy bautizado?

Lc 12,50: “…he de recibir un bautismo y ¡qué angustia siento
hasta que no se haya cumplido!

Así lo describía San Ambrosio (340?–390 d.C.):
“Considera donde eres bautizado, de donde viene el Bautismo:
de la cruz de Cristo, de la muerte de Cristo. Ahí está todo el
misterio: El padeció por ti. En él eres rescatado, en él eres
salvado”. Cf. CIC, 1225.
¿DÓNDE ESTÁ EN LA BIBLIA QUE LOS NIÑOS
NACEN CON PECADO ORIGINAL?
¿De qué trata ese pecado?

El hombre, al tomar "El árbol del conocimiento del bien y del
mal", (Gn 2, 17),

“por la seducción del diablo quiso "ser como Dios" (Gn 3,5),
pero "sin Dios, antes que Dios y no según Dios" (S. Máximo
Confesor, ambig.);

tentado por el diablo, dejó morir en su corazón la confianza
hacia su creador (Gn 3,1-11) y,

abusando de su libertad, desobedeció al mandamiento de
Dios.
CIC, 397-398.

Todos están implicados en el pecado de Adán

"Como por un solo hombre entró el pecado en el mundo y por el
pecado la muerte y así la muerte alcanzó a todos los hombres, por
cuanto todos pecaron..." (Rm 5,12)

"Como el delito de uno solo atrajo sobre todos los hombres la
condenación, así también la obra de justicia de uno solo (la de
Cristo) procura a todos una justificación que da la vida" (Rm 5,18)

"Por la desobediencia de un solo hombre, TODOS [incluye a los
niños] fueron constituidos pecadores" (Rm 5,19)

¿Pero si los niños son inocentes,
¿Cómo puede un niño tener ese pecado?
El pecado original es un pecado adquirido por el niño,
mas no cometido por él.
BAUTIZO DE LOS NIÑOS
EN LOS PRIMEROS CRISTIANOS…

IRENEO DE LYON (130-202 d.C.)

“Porque vino a salvar a todos: y digo a todos, es decir a
cuantos por él renacen para Dios, sean bebés, niños,
adolescentes, jóvenes o adultos. Por eso quiso pasar por
todas las edades: para hacerse bebé con los bebés a fin de
santificar a los bebés; niño con los niños, a fin de santificar a
los de su edad, dándoles ejemplo de piedad, y siendo para ellos
modelo de justicia y obediencia; se hizo joven con los jóvenes,
para dar a los jóvenes ejemplo y santificarlos para el Señor”.
____________
Ireneo de Lyon, Contra las herejías 2, 22,4. Carlos Ignacio González, S.J., Ireneo de
Lyon, Contra los herejes. Conferencia del Episcopado Mexicano, México 2000.

BAUTIZO DE LOS NIÑOS
EN LOS PRIMEROS CRISTIANOS…

ORÍGENES: (185-254 d.C.)

“La Iglesia ha recibido de los Apóstoles la costumbre de
administrar el bautismo incluso a los niños. Pues aquellos
a quienes fueron confiados los secretos de los misterios divinos
sabían muy bien que todos llevan la mancha del pecado
original, que debe ser lavado por el agua y el espíritu” .




____________
Orígenes In Rom. Com. 5,9: EH 249. Johannes Quasten, Patrología i, Biblioteca de
Autores Cristianos 206. Quinta Edición, Madrid 1995, pág. 395.

BAUTIZO DE LOS NIÑOS
EN LOS PRIMEROS CRISTIANOS…

HIPÓLITO DE ROMA (? – 235 d. C.)

“Al cantar el gallo, se comenzará a rezar sobre el agua. Ya sea el
agua que fluye en la fuente o que fluye en lo alto. Se hará así
salvo que exista una necesidad. Pero si hay una necesidad
permanente y urgente, se utilizará el agua que se encuentre. Se
desvestirán, y se bautizarán los niños en primer término.
Todos los que puedan hablar por sí mismos hablarán. En
cuanto a los que no puedan, sus padres hablarán por
ellos, o alguno de su familia. Se bautizará enseguida a los
hombres y finalmente a las mujeres…”

________________
Hipólito, Tradición apostólica 20,21. Enrique Contreras, Idem, págs.. 45,47.

BAUTIZO DE LOS NIÑOS
EN LOS PRIMEROS CRISTIANOS…

CIPRIANO DE CARTAGO (200-258 d.C.)
“Pero en relación con el caso de los niños, en el cual dices que
no deben ser bautizados en el segundo o tercer día después de
su nacimiento, y que la antigua ley de la circuncisión debe
considerarse, por lo cual piensas que alguien que acaba de nacer debe
no ser bautizado y santificado dentro de los ocho días, todos
nosotros pensamos de manera muy diferente en nuestro
Concilio. Porque en este curso que pensabas tomar, nadie está de
acuerdo, sino que todos juzgamos que la misericordia y gracia
de Dios no debe ser negada a ningún nacido de hombre…
Por otra parte, la fe en la Escritura divina nos declara que todos, ya
sean niños o mayores, tenemos la misma igualdad en los divinos
dones…”
(Cipriano de Cartago, A Fido sobre el bautismo de infantes, Carta 58.)

ES FALSO QUE EL ÚNICO BAUTISMO VÁLIDO
ES EL DE INMERSIÓN…





BAUTIZAR = SUMERGIR…
pero no en “AGUA” literalmente hablando…
sino EN CRISTO (PASCUA)
“CRISTO ES EL AGUA VIVA EL LA QUE NOS SUMERGIMOS”



SUMERGIRNOS EN SU PASIÓN, MUERTE Y RESURRECCIÓN.

ES FALSO QUE EL ÚNICO BAUTISMO VÁLIDO
ES EL DE INMERSIÓN…
Casos bíblicos de Bautismos por Infusión:
Hch 9,17-19: → Fue Ananías, entró en la casa, le impuso las manos,
al instante cayeron de sus ojos como unas escamas y recobró la vista;
se levantó y fue bautizado. Tomó aliento y recobró fuerzas”

Hch 16,33: → Narra un bautismo en una cárcel: “en aquella misma
hora de la noche, el carcelero los tomó consigo… inmediatamente
recibió el bautismo él y todos los suyos”.

¡Qué pasaría si el único bautismo válido fuese por
inmersión…?
¿Qué suerte correrían los presos, enfermos de hospitales, de hogares,
habitantes de glaciares y desiertos, tantos ríos contaminados …?
BAUTISMO
1234 El sentido y la gracia del sacramento del Bautismo aparece claramente en los ritos de su
celebración. Cuando se participa atentamente en los gestos y las palabras de esta celebración, los
fieles se inician en las riquezas que este sacramento significa y realiza en cada nuevo bautizado.

1235 La señal de la cruz, al comienzo de la celebración, señala la impronta de Cristo sobre el que
le va a pertenecer y significa la gracia de la redención que Cristo nos ha adquirido por su cruz.

1236 El anuncio de la Palabra de Dios, ilumina con la verdad revelada a los candidatos y a la
asamblea y suscita la respuesta de la fe, inseparable del Bautismo. En efecto, el Bautismo es de un
modo particular "el sacramento de la fe" por ser la entrada sacramental en la vida de fe.

1237 Puesto que el Bautismo significa la liberación del pecado y de su instigador, el diablo, se
pronuncian uno o varios exorcismos sobre el candidato. Este es ungido con El Óleo de los
catecúmenos el cual le da la fortaleza de Dios para luchar contra el pecado o bien el celebrante le
impone la mano y el candidato renuncia explícitamente a Satanás. Así preparado, puede confesar
la fe de la Iglesia, a la cual será "confiado" por el Bautismo (cf. Rm 6,17).

1238 El agua bautismal es entonces consagrada mediante una oración de epíclesis (en el
momento mismo o en la noche pascual). La Iglesia pide a Dios que, por medio de su Hijo, el poder
del Espíritu Santo descienda sobre esta agua, a fin de que los que sean bautizados con ella
"nazcan del agua y del Espíritu" (Jn 3,5).

1239 Sigue entonces el rito esencial del sacramento: el Bautismo propiamente dicho, que significa
y realiza la muerte al pecado y la entrada en la vida de la Santísima Trinidad a través de la
configuración con el Misterio pascual de Cristo. El Bautismo es realizado de la manera más
significativa, mediante la triple inmersión en el agua bautismal. Pero desde la antigüedad puede
ser también conferido derramando tres veces agua sobre la cabeza del candidato.

1240 En la Iglesia latina, esta triple infusión va acompañada de las palabras del ministro: "Nombre
(del Bautizado), Yo te bautizo en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo".

1241 La unción con el santo crisma, óleo perfumado y consagrado por el obispo, significa el don
del Espíritu Santo al nuevo bautizado. Ha llegado a ser un cristiano, es decir, "ungido" por el
Espíritu Santo, incorporado a Cristo, que es ungido sacerdote, profeta y rey (cf OBP nº 62).

1243 La vestidura blanca simboliza que el bautizado se ha "revestido de Cristo" (Ga 3,27): ha
resucitado con Cristo. El cirio o la Luz que se enciende en el cirio pascual, significa que Cristo ha
iluminado al neófito (Recién Bautizado). En Cristo, los bautizados son "la luz del mundo" (Mt 5,14;
cf Flp 2,15).

1245 La bendición solemne cierra la celebración del Bautismo. En el Bautismo de recién nacidos,
la bendición de la madre ocupa un lugar especial.

BAUTISMO
De los Bautizados:

* Su principal deber es Vivir como Hijos de Dios.
* Seguir a Jesucristo como modelo para vivir auténticamente el Evangelio en todos los ambientes.

De los Padres:

* Son los primeros responsables del Bautismo y de la Educación progresiva en la fe de sus hijos.
* Para esta Misión contaran con la ayuda de los Padrinos, del Párroco, de los catequistas y de la comunidad
entera.
* Se comprometen con el bautismo, ante Dios y ante la Iglesia, a Educar a sus Hijos en la fe Católica.

De los Padrinos:

* La función de los padrinos es asistir en la iniciación cristiana al adulto que se bautiza.
* Si es un niño el que se va a bautizar, lo presentaran los padrinos junto con los padres y procuraran que el
niño “lleve una vida acorde con el bautismo y cumpla fielmente las obligaciones de un bautizado.
* Son responsable junto con los padres de la Educación de la Fe y del crecimiento en la vida Cristiana de su
Ahijado.
* Son representantes y testigos de la familia cristiana que celebra el nacimiento espiritual de un nuevo hijo
de la madre Iglesia.

DEBERES DE ESTE SACRAMENTO




* ha de tenerse un solo padrino o una madrina, o uno y una (CIC, c. 873);
* para que alguien sea admitido como padrino, es necesario que: tenga intención
y capacidad de desempeñar esta misión;
* haya cumplido 16 años;
* sea católico,
* esté confirmado,
* haya recibido el sacramento de la Eucaristía y lleve una vida congruente con la
fe y la misión que va a asumir;
* no esté afectado por una pena canónica;
* no sea el padre o la madre de quien se bautiza, ni los que publica o
conscientemente vivan en estado de pecado grave. (cfr. CIC, c. 874 & 1).

LA LEGISLACIÓN DE LA IGLESIA EN TORNO A LOS PADRINOS DEL BAUTISMO
ESTIPULA QUE:
COLABORACIÓN:

Estipulada por la Iglesia católica con el fin de que los Fieles católicos cumplan con el del
Diezmo, el cual sirve para cumplir con las necesidades de la madre Iglesia. Lecturas de la
Biblia sobre el Diezmo:

1° CO. 9, 13-14: ¿No saben que los que trabajan en el servicio sagrado son mantenidos
por el Templo, y los que sirven al altar reciben su parte de lo que ha sido ofrecido sobre
el altar? El Señor ha ordenado, de igual manera, que los que anuncian el Evangelio vivan
del Evangelio.


GEN 14, 20B: “Y Abram le dio la décima parte de todo lo que llevaba”.

DT. 26, 12-14: “El tercer año, año del diezmo, cuando hayas acabado de separar el
diezmo de todas tus cosechas y se lo hayas dado al levita, al forastero, a la viuda y al
huérfano, para que lo coman en tu misma ciudad hasta saciarse, dirás en presencia de
Yavé: “He sacado de mi casa lo que pertenece a Yavé: se lo he dado al levita, al forastero,
al huérfano y a la viuda, según los mandamientos que me has dado. No he traspasado
ninguno de ellos ni los he olvidado. De lo que quedaba no he comido nada durante mi
duelo, nada hay impuro en él, nada he ofrecido a los ídolos, sino que he obedecido la voz
de Yavé, mi Dios, y he obrado en todo como me lo habías mandado”