P. 1
CP_U3_A5_MASP Propedéutico Actividad 6. Resumen y paráfrasis

CP_U3_A5_MASP Propedéutico Actividad 6. Resumen y paráfrasis

|Views: 18|Likes:
Published by María
Propedéutico Actividad 6. Resumen y paráfrasis
Propedéutico Actividad 6. Resumen y paráfrasis

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: María on Oct 17, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/22/2013

pdf

text

original

Actividad 6.

Resumen y paráfrasis
Identificación de palabras clave
Intersección Simultánea Neuronas Transmisores Patrón Representación Acciones Reconocimiento Empatía Imitación Instinto Lenguaje Evolución Anatomía Primates Humanos Capacidad Percepción Ética Razonar Emociones Equidad Innato Reaccionar Supervivencia Animales Sociales

“La Nueva visión del Cerebro” –Alicia García Bergua Resumen
Hasta hace relativamente poco, los científicos que estudiaban el cerebro suponían que la corteza cerebral se podía dividir en áreas bien definidas. Se daba por sentado que las funciones superiores operaban independientemente de las funciones encargadas sin intersección alguna. Las investigaciones de los últimos años, indican que las zonas del cerebro no están delimitadas y que actúan simultáneamente y que son resultado de la actividad integrada de la totalidad de nuestro cerebro.

Historia de una taza.
Según la visión anterior de la organización del cerebro, para tomar un objeto como una taza, la información visual pasa de las zonas posteriores de la corteza cerebral, donde opera la percepción, a la corteza frontal, allí se integra para planear los movimientos musculares necesarios para tomar el objeto. Una vez llevados a cabo estos procesos, se daba la orden a la corteza motora que controla los movimientos musculares. Giacomo Rizzolatti, director de Neurociencia de la Universidad de Parma y su equipo de investigadores han realizado estudios sobre

qué sistemas de neuronas intervienen en cada movimiento, y descubrieron que hay un tipo de neuronas motoras frontales que contribuyen a crear una respuesta veloz y simultánea, y que éstas neuronas desempeñan un papel ejecutor en las acciones.

Espejos en el cerebro
En otro estudio, Rizzolatti y su equipo se encontraban estudiando una región de la corteza motora de los monos macacos que controla el movimiento de las manos. Sus aparatos les permitían registrar la actividad de neuronas individuales. Cuando el mono tomaba comida para llevársela a la boca, la neurona se activaba de cierta manera, lo que se manifestaba como un patrón de impulsos eléctricos y observaron que se activaba de la misma manera cuando el mono veía a una persona tomar comida y llevársela a la boca. Concluyeron que éstas neuronas sirven para representar acciones en el cerebro del mono, sin importar si era el agente o sólo el testigo de la acción. Llamaron a éstas células cerebrales neuronas espejo y también las encontraron en el cerebro humano. Las neuronas espejo proporcionan una representación interna de las acciones, tanto propias como ajenas y son responsables de comportamientos como el reconocimiento y la imitación. También podrían estar detrás de la empatía y quizá incluso de nuestra capacidad de imitar sonidos.

Imitación y comunicación
En los años 50 Noam Chomsky postuló una teoría para explicar porque los niños aprenden a hablar tan rápido. Propuso que todos los idiomas del mundo cumplen un tipo de gramática universal y que los niños no tienen que aprenderla; la traen programada en el cerebro por la evolución.

Esto ha generado la idea de que el lenguaje no es consecuencia de la comunicación a lo largo de generaciones, sino un comportamiento instintivo parecido al de construir un nido en las aves, esto es innato, igual la estructura de los lenguajes humanos. El psicólogo Steven Pinker ha tomado la base de éstos estudios y publicó el libro “El instinto del lenguaje” en el que da fundamentos experimentales al modelo de Chomsky. La existencia de éste instinto se constata por ejemplo, en los lenguajes de señas que han surgido espontáneamente en comunidades de sordomudos aisladas del resto del mundo. En los humanos los alcances de la corteza motora se extienden a un grupo de neuronas motoras conocidas como núcleo ambiguo que controla el movimiento de la laringe, y otro que controla los músculos costales que intervienen en la respiración. Esto y los estudios de anatomía de primates y humanos llevo a que el lenguaje se empezara a estudiar no solo como un producto de la mente, sino como una actividad física.

Te acompaño en tu dolor (o en tu placer)
Las neuronas espejo de las personas son capaces además de identificar la intención de una acción a partir del contexto en el que se lleva a cabo una acción. La función representativa de las neuronas podría explicar nuestra capacidad de entender las emociones de los demás. Para explorar esta idea realizaron experimentos en los que se sometía a los participantes a un olor desagradable y se registraba su actividad cerebral. La actividad era similar en las personas que experimentaban la sensación de asco y en las que sólo veían a otros hacer expresiones de asco. El director de teatro Peter Brook considera que el descubrimiento de las neuronas espejo explica el fenómeno de la catarsis, mediante el cual nuestros sentidos y percepciones entran en resonancia con aquéllos de los actores, haciendo que nos identifiquemos con la situación dramática que se está representando.

El cerebro moral
Gran parte de las interacciones humanas depende de nuestra capacidad de entender y compartir las emociones ajenas. Pero sentir empatía con las emociones de los demás no nos conduce necesariamente a reaccionar como ellos, pues nuestras relaciones emotivas son muy complejas. Una publicación de la revista Science & Vie sobre las investigaciones psicológicas y neurobiológicas de la ética, proponía a los participantes una situación cuyo desenlace dependía de una decisión ética y se observó que la mayoría de los participantes optaba por no hacer nada ante una situación en la que su decisión podría causar el daño a otra persona. No obstante en las personas que mostraron sensibilidad menor ante la compasión, la vergüenza o la culpa, su capacidad de razonar con lógica no estaba afectada. La conclusión de estos investigadores es que en nuestro cerebro hay zonas encargadas de elaborar juicios morales y que éstas dependen de la organización cerebral de las emociones. La aversión al sufrimiento ajeno es innata en las personas. Otros estudios indican que estamos predispuestos a otro comportamiento esencial: el sentido de equidad. Marc D. Hauser de la Universidad de Harvard señala que este descubrimiento de la relación entre el sentido moral y las emociones son mecanismos seleccionados por la evolución que permiten a los individuos reaccionar a situaciones que comprometen su supervivencia. Hauser intenta postular una teoría similar a la de Pinker para el lenguaje: el sentido moral, también es innato en las personas.

Razón y emoción.
Antonio Damasio en su libro Looking for Spinoza señala que las emociones son nuestra manera de reaccionar al ambiente, mientras que los sentimientos son la construcción racional que hacemos de ellas para comunicarlas. Las recientes investigaciones sobre la mente y el cerebro nos hacen ver cada vez que la división entre razón y emoción es artificial y de ahí proviene nuestra imposibilidad de resolver dilemas morales usando sólo la razón. En la mayoría de las decisiones morales que

tomamos hay un ingrediente emocional circunstancia y nos permite enfrentarla.

que

se

ajusta

a

la

Animales sociales
Toda esta visión del cerebro humano que está sugiriendo de las nuevas investigaciones nos confirma algo que ya se había pensado: al igual que nuestros antecesores y parientes en la evolución, somos animales sociales y nuestro cerebro está en gran medida configurado para relacionarnos con nuestros semejantes de una manera muy compleja y para transmitir a nuestros descendientes muchísima información de todo tipo. La forma y la evolución específica del cerebro de homínidos como nosotros, da a lugar a relaciones sociales muy refinadas en las que las razones y las emociones se mezclan de maneras muy diversas.

Continúa en la siguiénte página....

“La Nueva visión del Cerebro” –Alicia García Bergua Paráfrasis
Estudios científicos anteriores postulaban que la corteza cerebral se conformaba por áreas muy definidas y que éstas se encargaban de funciones específicas como el lenguaje, la actividad motora, la conciencia, etc., sin que existiera interrelación entre las mismas. Sin embargo, en los últimos 10 años se han llevado a cabo nuevas investigaciones en el estudio del cerebro que han llevado a descubrir, que existen neuronas especializadas que actúan de manera paralela al desarrollo de una acción, no importando si el sujeto es un elemento o sólo testigo la misma. La resolución de los científicos es que éstas células cerebrales, nombradas neuronas espejo permiten al cerebro ejercer una representación interna de las acciones, tanto propias como ajenas y por esta causa, considerarse como las responsables de nuestra capacidad de imitación y empatía. En los 50, el lingüista Noam Chomsky especuló una hipótesis sobre el aprendizaje del lenguaje en los niños, y sugiere que no se adquiere por conocimiento, sino que lo tenemos programando por la evolución. El psicólogo Steven Pinker, respalda la existencia del leguaje por instinto, con base en anatomía comparativa entre el aparato fonético de primates y humanos y que dirige al estudio del lenguaje más como una actividad física. Este sistema se encuentra ligado al núcleo ambiguo, que interviene en la respiración y como los primates carecen de éste, postula que en los humanos fue resultado de la evolución. Otras investigaciones señalan que las neuronas espejo pueden estar relacionadas con el sentido de identificación, la imitación, el sentido moral y de equidad en las personas, ya que influyen en la reacción de los individuos ante diferentes situaciones, anteponiendo éstas emociones incluso a la razón. El descubrimiento de esta correspondencia entre el sentido moral y las emociones es muy importante pues pueden plantear un dispositivo seleccionado por la evolución que permite a los individuos reaccionar ante situaciones que arriesgan su supervivencia, y éstas emociones pueden ser la clave de resistencia de la vida social humana.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->