P. 1
LAS AMENAZAS AL DERECHO HUMANO AL AGUA EN ARGENTINA- Hernán Medina, Enrique Schwartz, Facundo Villar y Federico Casiraghi

LAS AMENAZAS AL DERECHO HUMANO AL AGUA EN ARGENTINA- Hernán Medina, Enrique Schwartz, Facundo Villar y Federico Casiraghi

|Views: 8|Likes:
Published by Ramón Rodolfo Copa
La actividad minera a gran escala provoca una serie de impactos sociales y ambientales de corto, mediano y largo plazo. Entre los identificados con mayor frecuencia se encuentran: (i) destrucción irreversible de ambientes nativos en el área de explotación; (ii) afectación de ambientes naturales vecinos debido al traslado de sustancias peligrosas; (iii) alteraciones geomorfológicas de envergadura; (iv) alteración de cuencas hídricas superficiales y subterráneas; (v) contaminación del aire con partículas, gases y ruidos molestos; (vi) contaminación rutinaria y accidental del agua superficial y subterránea, del suelo y de la biota con residuos peligrosos; (vii) accidentes durante el transporte de sustancias peligrosas; (viii) accidentes por derrames en el área de explotación; (ix) destrucción irreversible del paisaje y de la percepción ambiental del sitio afectado (Montenegro, Raul). Finalmente y pese a que las actividades de extracción de mineral hayan concluido, utilizando tecnologías para clausura y sistemas de contención, de todos modos se generan depósitos de residuos peligrosos cuyos contenidos se liberan durante plazos variables de tiempo.
La actividad minera a gran escala provoca una serie de impactos sociales y ambientales de corto, mediano y largo plazo. Entre los identificados con mayor frecuencia se encuentran: (i) destrucción irreversible de ambientes nativos en el área de explotación; (ii) afectación de ambientes naturales vecinos debido al traslado de sustancias peligrosas; (iii) alteraciones geomorfológicas de envergadura; (iv) alteración de cuencas hídricas superficiales y subterráneas; (v) contaminación del aire con partículas, gases y ruidos molestos; (vi) contaminación rutinaria y accidental del agua superficial y subterránea, del suelo y de la biota con residuos peligrosos; (vii) accidentes durante el transporte de sustancias peligrosas; (viii) accidentes por derrames en el área de explotación; (ix) destrucción irreversible del paisaje y de la percepción ambiental del sitio afectado (Montenegro, Raul). Finalmente y pese a que las actividades de extracción de mineral hayan concluido, utilizando tecnologías para clausura y sistemas de contención, de todos modos se generan depósitos de residuos peligrosos cuyos contenidos se liberan durante plazos variables de tiempo.

More info:

Published by: Ramón Rodolfo Copa on Oct 22, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/28/2013

pdf

text

original

Nuestro derecho al agua

LAS AMENAZAS AL DERECHO HUMANO AL AGUA EN ARGENTINA
Preparado por: Observatorio de Empresas Transnacionales OET – FOCO

Hernán Medina, Enrique Schwartz, Facundo Villar y Federico Casiraghi

LAS AMENAZAS AL DERECHO HUMANO AL AGUA EN ARGENTINA

1

Acerca de los autores Hernan Medina. Licenciado en Geografía (Título en trámite) de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires. Investigador del Foro Ciudadano de Participación por la Justicia y los Derechos Humanos (FOCO-INPADE). Ha investigado los conflictos generados por las empresas transnacionales en Argentina, como miembro del Observatorio de Empresas Transnacionales. Contacto: hernanrolandomedina@ yahoo.com.ar / hmedina@inpade.org.ar Enrique Schwartz. Químico Ambiental. Diploma de Especialidad en Políticas Sociales: Desarrollo y Pobreza. Mg(c) en Ciencias Ambientales en la Universidad de Buenos Aires. Se ha especializado como investigador en conflictos ambientales y cambio climático, desempeñándose en diversas instituciones: Instituto de Ecología Política (Chile); Centro de Estudios Sociales y Ambientales y Foro Ciudadano de Participación por la Justicia y los Derechos Humanos – FOCO-INPADE (Argentina). Contacto: enrique.schwartz@gmail.com / eschwartz@ inpade.org.ar Facundo Villar. Licenciado en Geografía de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires. Investigador del Foro Ciudadano de Participación por la Justicia y los Derechos Humanos (FOCO-INPADE), ha investigado los conflictos generados por las empresas transnacionales en Argentina, a través del Observatorio de Empresas Transnacionales. Contacto: fvillar@inpade.org.ar Federico Casiraghi. Abogado de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires. Investigador del Foro Ciudadano de Participación por la Justicia y los Derechos Humanos (FOCO-INPADE). Se encuentra a cargo del área de litigio estratégico en el Observatorio de Empresas Transnacionales. Contacto: fcasiraghi@inpade. org.ar

Este documento es uno dentro de una serie de reportes encargados por el Proyecto del Planeta Azul que examina el estado del derecho humano al agua y al saneamiento en diferentes partes del mundo.

2

NUESTRO DERECHO AL AGUA

LAS AMENAZAS AL DERECHO HUMANO AL AGUA EN ARGENTINA
Hernán Medina, Enrique Schwartz, Facundo Villar y Federico Casiraghi

Contenido
Presiones actuales sobre el derecho al agua ......................................................................................... 4 Situación de la Argentina ...................................................................................................................... 4 Minería a cielo abierto ............................................................................................................................. 5 Perfiles de los proyectos más importantes. ............................................................................................. 5 Pascua Lama ........................................................................................................................................ 6 Veladero............................................................................................................................................... 6 Alumbrera ............................................................................................................................................ 6 Contexto de la región con ‘potencial minero’ en el marco del cambio climático. ................................... 7 Accionar de las empresas. .................................................................................................................... 8 Barrick Gold.............................................................................................................................................. 8 Afectación de Glaciares. ...................................................................................................................... 8 Contaminación del agua. ..................................................................................................................... 8 Consumo intensivo de agua ................................................................................................................. 9 Alumbrera ................................................................................................................................................ 9 Contaminación de aguas...................................................................................................................... 9 Consumo intensivo de agua ............................................................................................................... 10 Conflictividad y accionar del estado argentino .................................................................................... 10 Normas quebrantadas............................................................................................................................ 10 Ley de presupuestos mínimos para la protección de los glaciares y el ambiente periglaciar. ............... 10 Reacción de las empresas .................................................................................................................. 11 Conclusiones ...................................................................................................................................... 11 Fuentes .............................................................................................................................................. 13

LAS AMENAZAS AL DERECHO HUMANO AL AGUA EN ARGENTINA

3

Presiones actuales sobre el derecho al agua
En la actualidad es de extendido conocimiento que el fenómeno del cambio climático y la crisis del agua se encuentran estrechamente relacionados. El recrudecimiento de sequías e inundaciones, asociadas al cambio climático, impacta principalmente en el acceso al agua en diversas partes del mundo y en forma desigual. En el año 2007 los informes producidos por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, siglas en inglés) afirmaron que por numerosas razones vinculadas con los impactos del cambio climático, las fuentes de agua se contaminan hoy mucho más rápido que en el pasado, además de señalar que el calentamiento global está afectando el ciclo hidrológico del planeta. En ese sentido, se afirma que la superficie de tierra clasificada como muy seca, se ha duplicado desde los años 70 y el agua de los glaciares -reservas estratégicas de agua dulce- en todo el mundo ha disminuido considerablemente. En otras palabras, hoy se viven mayores riesgos de inundaciones y sequías en áreas que antes no se caracterizaban por estos fenómenos. Además dichos informes señalan, por un lado, que el derretimiento de los glaciares afecta los equilibrios hidrológicos, ocasionando sequías y cambios en los ecosistemas aledaños, y por otro lado, que el ciclo del agua afectará sustancialmente la disponibilidad, accesibilidad y utilización de alimentos sobre todo en regiones de Asia, África y en menor grado América Latina. En adición, hoy el alto nivel de concentración de la propiedad del agua en manos de corporaciones hace que el agua no sea valorada en su dimensión de bien común (como elemento vital para toda forma de vida). Muy por el contrario, el agua es considerada como un elemento más en las cadenas de producción caracterizadas por el sobreconsumo y la primacía de un enfoque de ganancia mercantil dominada por poderes e intereses que presionan para que no se modifique el panorama. Por estas razones, es posible plantear que en las próximas décadas se intensificará la competencia por el agua asociada a los patrones de producción y consumo intensivos en uso de recursos hídricos asociados al desarrollo industrial, expansión de la agroindustria y ganadería y la industrias extractivas como la del petróleo y la minera. Así, aquellos sectores sociales que tienen menos posibilidades e influencias, perderán sus derechos ante grupos más poderosos. La privación del acceso al agua, igual que el hambre, es una crisis silenciosa que experimentan las poblaciones más desprotegidas, que se irá intensificando si no se modifica el contexto actual. En este marco de inseguridad múltiple (principalmente hídrica, pero también alimentaria) es de gran relevancia resaltar el hecho de que en el 2002, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas complementó el texto del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC) declarando que el “acceso a agua limpia potable y a condiciones sanitarias adecuadas […y a] un medio ambiente sano” es “un derecho humano fundamental e indispensable para el ejercicio de los demás derechos humanos”. Esta declaración fue clave para que finalmente, el 28 de julio de 2010 la Asamblea General de la ONU reconociera el acceso al agua potable como un derecho humano básico y llamara a garantizar que los casi 900 millones de personas que carecen de agua en el mundo, puedan ejercer ese derecho. Antes de la votación Pablo Solón, Embajador del Estado Plurinacional de Bolivia (país que propuso el texto aprobado) ante la ONU, subrayó la importancia de entender el acceso al agua y al saneamiento como derechos y hacerlos realidad.1 La resolución insta a todos los países y organizaciones internacionales a aportar recursos financieros y tecnología para lograr un acceso universal al agua potable y el saneamiento. Inclusive la Argentina tuvo un voto favorable. Así explicó su voto la ministra Ana María Bianchi: “La Argentina entiende que es una de las responsabilidades principales de los Estados asegurar a sus habitantes el derecho al agua como una de las condiciones fundamentales para garantizar el derecho a la vida y para asegurar un nivel de vida adecuado”.2

Situación de la Argentina
La Argentina hoy posee avances significativos en materia de saneamiento e infraestructura hídrica para expandir servicios de agua potable y tratamiento de aguas residuales domésticas. Existen diversos programas, financiados a través de fondos multilaterales, tanto a nivel de la Ciudad de Buenos Aires y en el conurbano bonaerense, como en centros urbanos y suburbanos de provincias con un déficit histórico en esta materia. Esta medida apunta a abordar la grave situación de vulnerabilidad y riesgo socio-sanitario a la que están sometidos millones de habitantes que aún no cuentan con servicios de agua.

1 2 4

Naciones Unidas. “Asamblea General reconoce como derecho humano el acceso al agua”. http://www.un.org/spanish/News/fullstorynews.asp?NewsID=18853 Nota de prensa: http://www.greenpeace.org.ar/blog/la-asamblea-general-de-la-onu-reconce-el-acceso-al-agua-potable-como-un-derecho-humano-basico/1058/

NUESTRO DERECHO AL AGUA

No obstante, el presente trabajo centra su mirada en el conflicto que ha significado la entrada de industrias extractivas de capitales transnacionales en territorios moldeados social, económica y culturalmente por la escasez de agua. En los contextos donde se desarrollan estos ‘conflictos por el agua’ observamos una tensión de fondo en la cual estan presentes demandas de comunidades por mayor participación en la toma de decisiones en torno al acceso, control, uso y manejo del agua, y a la vez una lucha contra la postergación de valores y derechos locales tradicionales por parte de estos nuevos actores transnacionales, asociados a la explotación de recursos con fines de acumulación propios de la globalización económica. Ha sido en este ámbito donde los planteamientos de organizaciones y movimientos sociales, que han participado en mayor o menor grado de esta ‘batalla’ por el del agua, han impactado fuertemente a nivel político con propuestas de instrumentos para efectivizar el derecho humano al agua. La Ley de Glaciares3 es un ejemplo de de un reclamo político y legal, no solo por la defensa de los glaciares, sino también por la definición de lo que Argentina entiende por Cambio Climático peligroso y cómo este fenómeno restringe hoy y en el futuro las posibilidades de acceder a agua segura.

Minería a cielo abierto
La minería a cielo abierto reemplaza el método tradicional de la minería a través de socavones y utiliza la teledetección satelital de aquellos sitios donde hay mayor concentración relativa de minerales. Una vez localizado el mineral, se realizan mapeos topográficos y geológicos, además de tomar muestras y realizar cateos. Por último se abren campamentos en el terreno seleccionado para iniciar la fase de explotación. La explotación consta de producir la voladura de grandes cantidades de rocas en la montaña. Al material resultante se le aplica un conjunto de sustancias químicas (cianuro, ácido sulfúrico, mercurio entre otras sustancias acumulativas y persistentes) que son licuadas con enormes cantidades de agua, para dar paso a un proceso denominado lixiviación donde se separan y capturan los minerales de interés del resto de la roca. La actividad minera a gran escala provoca una serie de impactos sociales y ambientales de corto, mediano y largo plazo. Entre los identificados con mayor frecuencia se encuentran: (i) destrucción irreversible de ambientes nativos en el área de explotación; (ii) afectación de ambientes naturales vecinos debido al traslado de sustancias peligrosas; (iii) alteraciones geomorfológicas de envergadura; (iv) alteración de cuencas hídricas superficiales y subterráneas; (v) contaminación del aire con partículas, gases y ruidos molestos; (vi) contaminación rutinaria y accidental del agua superficial y subterránea, del suelo y de la biota con residuos peligrosos; (vii) accidentes durante el transporte de sustancias peligrosas; (viii) accidentes por derrames en el área de explotación; (ix) destrucción irreversible del paisaje y de la percepción ambiental del sitio afectado (Montenegro, Raul). Finalmente y pese a que las actividades de extracción de mineral hayan concluido, utilizando tecnologías para clausura y sistemas de contención, de todos modos se generan depósitos de residuos peligrosos cuyos contenidos se liberan durante plazos variables de tiempo. Por ultimo es importante remarcar los efectos sobre la salud que producen los contaminantes más comunes producidos por la explotación minera a gran escala (cianuro, plomo, zinc, arsénico, cadmio, cobre, etc.). Aunque cada sustancia posee su propio perfil toxicológico, en líneas generales los efectos más comunes son: cefalea, pérdida del apetito, debilidad, nauseas, vértigo, irritación de los ojos, aumento de la presión arterial, alteraciones de los sistemas nervioso, digestivo y respiratorio, abortos espontáneos en mujeres embarazadas y trastornos reproductivos en el hombre. También hay que destacar que algunas de estas sustancias son posibles cancerígenos para el ser humano.

Perfiles de los proyectos más importantes.
La presencia de estas empresas torna aún más patente el conflicto por el control, uso y acceso del agua, el manejo de las cuencas hídricas y las reservas estratégicas de agua dulce (entre las que se encuentran los glaciares). Los ejemplos más emblemáticos para el caso argentino son: § Pascua Lama (Provincia de San Juan) § Veladero (Provincia de San Juan) § Minera Alumbrera (Provincia de Catamarca) Mientras el primero comenzará la explotación en el 2013, los otros dos llevan años en actividad. En ese contexto existen serios indicios de afectación a las regiones donde se emplazan, todos en la región árida del oeste argentino, donde las actividades económicas agrícolas son altamente dependientes del recurso agua.
3 Ver punto 5.2 de este documento LAS AMENAZAS AL DERECHO HUMANO AL AGUA EN ARGENTINA 5

Pascua Lama Es un proyecto de extracción de minerales de oro, plata y cobre perteneciente a Barrick Gold Corporation (Canadá) que iniciará su explotación en el 2013. Se encuentra en el Departamento de Iglesias, a unos 300 kilómetros al noroeste de la ciudad de San Juan. Las localidades más próximas (a unos 160 kilómetros en promedio) son aquellas ubicadas sobre el río Blanco, Rodeo, Angualasto, y las ubicadas sobre el río Jáchal, San José de Jáchal. También hay que sumarle las localidades de Totoralito, Pismata, Quilinquil, entre otras. Pascua Lama es el primer proyecto minero de carácter binacional Argentina-Chile. Su área de operaciones está establecida conforme a los Protocolos Adicionales 20 y 23 del 16º Acuerdo de Complementación Económica elaborado entre Chile y Argentina, dentro del marco del Tratado de Montevideo de 1980 (OLCA, 2004). Del lado argentino es desarrollado por las empresas Barrick Exploraciones Argentina S.A. y Exploraciones Mineras Argentinas S.A y posee un porcentaje sensiblemente menor de la explotación (25%), aunque en él se ubica el depósito de estériles, las instalaciones de la planta de procesos, un tanque de relaves, y el campamento de operaciones (para 1.000 personas), que incluye un aeródromo privado. La planta de procesos esta diseñada para recibir los minerales que son extraídos y molidos del lado chileno para luego de atravesar un túnel de 2.7 kilómetros por debajo de la cordillera. Cabe destacar que del lado argentino el proyecto se ubica integralmente dentro de la Reserva Provincial de San Guillermo, que forma parte de la Red Mundial de la Biosfera aceptada por la UNESCO, creada el 22 de Junio de 1972 por el Decreto ley 2.164 del Gobierno de la Provincia de San Juan. Según la empresa Barrick Gold la cantidad requerida de agua para el Proyecto Pascua Lama se ha calculado en 370 litros por segundo, la cual será abastecida por el Río de las Taguas en el lado argentino. Veladero Es un proyecto de extracción de minerales de oro y plata a cielo abierto con lixiviación con cianuro, que se ubica a tan solo 4 kilómetros del Proyecto Pascua Lama, entre 4500 y 4850 msnm, en el Departamento Iglesias. También pertenece a Barrick Gold Corporation. Las exploraciones para el proyecto comenzaron en el año 1995, pero recién en el 2005 se comenzó con la fase de explotación a través de la transnacional canadiense. La vida útil de la mina es de aproximadamente 14 años, y la empresa calcula extraer 11,4 millones de onzas4. La inversión de la empresa en el proyecto se estima en 5.476 millones de dólares. Alumbrera Bajo de la Alumbrera es uno de los principales yacimientos metalíferos del mundo que se explota a cielo abierto. Se encuentra en el Departamento de Fig. 2. Open Pit correspondiente a Mina Bajo la Belén, a unos 400 kilómetros al noroeste de la ciudad de Alumbrera. Catamarca. San Fernando del Valle de Catamarca (capital provincial) y al este de la Cordillera de los Andes, a 2.600 msnm. Fuente: http://www.alumbrera.com.ar/ Las principales sustancias minerales presentes son oro, pirita, calcopirita, magnetita, bornita y molibdenita. El “Open Pit” o “Tajo abierto” tiene una dimensión aproximada de 2.000 metros de diámetro por 800 metros de profundidad, conformado en escalones de 17 metros de altura. Este emprendimiento –cuyos derechos de exploración y explotación pertenecen a la UTE (Unión Transitoria de Empresas) Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio (YMAD), una Sociedad Estatal Mixta, constituida por los Estados Nacional y Provincial y la Universidad Nacional de Tucumán– está gerenciado por un consorcio conformado por Xstrata PLC (asentada en Suiza) con el 50% del paquete accionario, mientras que las empresas canadienses Goldcorp Inc. y Yamana Gold poseen, respectivamente, el 37,5% y el 12,5% de las tenencias accionarias.
4 6 El equivalente a aproximadamente 355 Ton

NUESTRO DERECHO AL AGUA

Contexto de la región con ‘potencial minero’ en el marco del cambio climático.
Es importante marcar la fragilidad ecosistémica de la región donde se encuentran emplazados estos proyectos. Tanto Pascua Lama y Veladero (Provincia de San Juan) como Alumbrera (Catamarca) se encuentran dentro de la diagonal árida de la Argentina y más específicamente dentro de la ecorregión de Monte de Sierras y Bolsones. Las precipitaciones en la región son prácticamente nulas, oscilando entre los 160 y los 200 mm anuales. El abastecimiento de agua potable -así como aquella empleada para el regadío en las áreas adyacentes- surge a partir del deshielo de nieve y glaciares de altas cumbres (Bottero, R. 2002). Este déficit hídrico se replica en toda la diagonal, acentuándose en la región de Cuyo. En la actualidad los ríos cuyanos muestran una marcada tendencia de disminución de caudales5 (50 - 60%) y específicamente la cuenca del río San Juan, según las proyecciones de escenarios de cambio climático para el período 2020-20306, presentará la mayor disminución de la región cuyana en aproximadamente un 29% (Boninsegna y Villalba, 2006b:20)7. Esta situación se explica por la tendencia observada de elevación en altura donde se ubica la isoterma 0º C –línea donde el agua se encuentra como nieve–. De esta forma, hay menos posibilidades de que se recarguen las reservas de aguas glaciares, por aumento de la temperatura en el área. Por lo tanto, los glaciares retrocederán y reducirán los caudales de los ríos cuyanos. Este mismo estudio indica que los diferentes escenarios climáticos trabajados, muestran bastantes similitudes entre sí, indicando un descenso en las precipitaciones sobre la Cordillera de los Andes para todo lo que resta del siglo XXI, tendencia que viene registrándose desde principios del siglo XX. Por otra parte, los escenarios registran un calentamiento de 1ºC, resultando en un aumento de la demanda debida a la mayor evapotranspiración de los cultivos. En la actualidad la mayor demanda de riego se produce en el verano, debido a la mayor evaporación, pero también por el tipo de cultivos predominantes (viñedos y frutales). Trabajos científicos que modelan las dinámicas futuras de los ríos cuyanos, tomando la referencia de datos de precipitación nival y temperatura, muestran que el patrón anual de estos ríos continuará modificándose con aumento del caudal relativo en invierno y primavera y disminución en el verano y otoño. De esta forma, los cambios en el patrón anual de los ríos se sumarían a la reducción de los caudales, agravando los efectos potenciales del cambio climático global en los denominados ‘oasis de riego’. Es importante tener en cuenta que el riego es el principal uso que se le da al agua. Por ejemplo, en la cuenca Norte de Mendoza, el uso de agua para riego es del 80 %. Ahora, como resultado de periodos de intensa escasez de agua en los años ’60 y ’70 debió diversificarse la fuente de obtención de recursos hídricos, incorporándose en forma masiva el uso de agua subterránea. Sin embargo, es fundamental recordar que esta agua posee en última instancia el mismo origen de los ríos, y por lo tanto es vulnerable a la disminución de las precipitaciones cordilleranas, proyectada para las próximas décadas según todos los modelos climáticos. El límite al uso del agua subterránea está dado por razones económicas e hidrogeológicas, ya que su costo es muy superior al de las aguas superficiales. Una vez agotadas las fuentes de agua superficial, y tras avanzar sobre las fuentes de agua subterránea, sucede un proceso de sobreexplotación, que tiene como consecuencia un aumento de los costos de extracción, degradación de la calidad del agua y agotamiento de acuíferos aún disponibles donde, según los modelos más optimistas, en 20 años habrán alcanzado el límite del valor económico aceptable para el riego, a causa de la mayor participación del agua subterránea, situación que impactará en una reducción del área bajo riego. De esta forma, con la información que entregan los escenarios climáticos y sin una política adecuada a las circunstancias destacadas, el actual sistema de producción agrícola de la región cuyana -basado en el riego con el agua superficial que proviene de la Cordillera- se tornará cada vez más vulnerable en las próximas décadas. Por lo tanto, es prudente subrayar que en el contexto de escasez hídrica que caracteriza a la región, la incorporación de la minería a cielo abierto en el espacio de origen de las fuentes de agua, genera razonables dudas sobre la sustentabilidad de los ecosistemas, las actividades económicas tradicionales y las necesidades humanas básicas de los habitantes de la zona a futuro. Con todos los antecedentes presentados podría plantearse una ecuación: Cambio climático + Desarrollo de industrias de consumo intensivo de agua = Mayores amenazas a la sustentabilidad hídrica en la región.

5 6 7

Según datos de estaciones para el periodo 1980 – 2000. Datos según modelo regional de alta resolución MM5 y modelo global HadCM3, para el escenario A2 (2020-2030) Ya en las décadas del ’60 y ’70 había ocurrido una importante merma en los caudales de los ríos cordilleranos de Cuyo, para posteriormente recuperarse. Sin embargo, desde la década del ’90 se ha vuelto a registrar la mencionada (y significativa) disminución en los caudales. LAS AMENAZAS AL DERECHO HUMANO AL AGUA EN ARGENTINA 7

Accionar de las empresas.
Barrick Gold.
Afectación de Glaciares. En el estudio de impacto ambiental presentado por Barrick Gold Corporation en 2006, no figura la existencia de 40 glaciares en el área de explotación de Pascua Lama. Existen numerosas denuncias por destrucción de glaciares, como es el caso Del Conconta o Glaciar de Vallejos, el cual ha sido destruido, siendo el que abastece al río Tudcum8. El cuerpo de hielo fue abierto para trazar el camino (que hoy tiene 35 metros de ancho) para llegar a la planta y a los yacimientos de Pascua Lama. Estudios geológicos identificaron en el área de impacto varios tipos de glaciares; seis descubiertos y una cantidad no identificada, pero sí elevada de glaciares cubiertos. A su vez se relevaron cerca de 48 cuerpos de glaciares de roca9. En una región árida, como en la que se encuentran emplazados Veladero – Pascua Lama, esto es considerablemente más relevante y aún más teniendo en cuenta que la protección de glaciares es considerada esencial como medida contra el Cambio Climático. En esa línea la Ley 26.639 (Régimen de Presupuestos Mínimos para la preservación de los Glaciares y del Ambiente Periglacial) fue promovida por diferentes organizaciones de la sociedad civil y movimientos por la defensa del agua. Hoy ese marco normativo se encuentra bloqueado por las corporaciones mineras en las provincias que amparan dichos proyectos mineros. Contaminación del agua.

La desviación de los cursos de ríos y la contaminación de las aguas son otros problemas de suma relevancia debido a que los químicos utilizados para el proceso de lixiviación son altamente tóxicos. Estos impactos se amplifican aún más debido a la localización de los proyectos mineros en las nacientes de las cuencas (sobre 4.000 msnm aproximadamente), provocando la contaminación aguas abajo, y por tanto, afectando a los oasis que permiten los asentamientos y actividades económicas en las cuencas medias y bajas de los ríos Blanco y Jáchal. En adición la deposición de las aguas utilizadas para el lavado del mineral que se realiza en estructuras denominadas “dique de colas” es de alto riesgo. La superficie total del dique es de unas de 420 ha, y en sus aguas contienen cianuro y otros contaminantes. Originalmente está formado por la cuenca y el lecho del Río Turbio, y ha sido convertido en un vertedero tóxico, y del que se han denunciado las posibles falencias y debilidades en la impermeabilización10 necesaria para evitar la percolación de las aguas contaminadas a las capas subterráneas. En consecuencia, las aguas subterráneas también se están viendo afectadas por la contaminación química. Tal vez sus impactos tengan un efecto menos inmediato, pero no por esto menos dañino y perjudicial para el medio y sus habitantes.
Varios productores de Jáchal (San Juan) han llegado a la conclusión que la mala calidad de su producción se debe a la presencia de la mina Veladero. La mala calidad del agua hace que buena parte de la producción de cebolla se pudra, debido a la ruptura del equilibrio natural que genera la remoción de las rocas y el posterior drenaje ácido11 derivado de

la explotación minera que contamina la nieve que luego será usada12.
8

Es importante remarcar que del lado chileno del proyecto Pascua Lama a afectado de forma sistemática a cuerpos glaciarios -que se encuentran en las proximidades del área de operaciones, principalmente por la apertura de caminos y accesos o por glaciares-, por lo que la reducción de las reservas de agua se han visto disminuidas por una acción deliberada y directa de destrucción del recurso. - Glaciar descubierto: aquel cuerpo de hielo permanente expuesto, formado por recristalización de la nieve, cualquiera sea su forma y dimensión. - Glaciar cubierto: cuerpo de hielo permanente que posee una cobertura sedimentaria. - Glaciar de roca: cuerpo de detrito congelado y hielo cuyo origen está relacionado con procesos vinculados al suelo permanentemente vinculado y hielo subterráneo, o con hielo proveniente de glaciares cubiertos y descubiertos. Objeciones realizadas por la ONG INTI-CHUTEH al Informe de Impacto Ambiental de Referencia presentado por Barrick Exploraciones Argentinas. El drenaje ácido es la movilización en un medio acuoso de los productos de oxidación de los sulfuros, principalmente pirita. Cuando se combinan sulfuro con aire y agua, es posible la formación de reacciones de oxidación. Tercer Sector. “Veneno corre por mis aguas”, Año 13, Nro 62, 2008. http://www.tercersector.org.ar/notas/notaT62.php

9

10 11 12 8

NUESTRO DERECHO AL AGUA

Consumo intensivo de agua

Fuentes alternativas a Barrick Gold indican que conjuntamente Veladero y Pascua Lama (del lado argentino) consumirán entre 1,5 a 2 metros cúbicos de agua por segundo, o sea 1.500 a 2.000 litros/seg (extraídos del río las Taguas).
Esto queda evidenciado, por ejemplo en las denuncias que afirman que el embalse Cuesta del Viento produce menos de la mitad de su potencial generador en su central hidroeléctrica13. Por otra parte productores jachaleros, nucleados

dentro de una asociación que los representa, piden que se controlen los caudales de agua que son utilizados por la empresa, fundamentalmente en Veladero y algunos trabajos que se hacen en la consolidación de caminos para Pascua Lama, ya que requieren un volumen de agua importante. Los pedidos son precisos, que se garantice la ausencia de excesos en la utilización de agua en esos lugares, porque en Jáchal los productores están con problemas por los bajos volúmenes de agua que tienen para regar y eso que sólo se destinan 11 metros cúbicos por segundo para las 8 mil hectáreas cultivadas en la zona. Alumbrera
Contaminación de aguas

A continuación se presentan una serie de hechos documentados en donde Alumbrera ha incurrido reiteradamente en la afectación de cursos superficiales y subterráneos de agua en la región: - Derrames en el mineraloducto14: Ocasionaron contaminación de las aguas en los ríos de las cuencas VisVis-Amanao y Hondo-Río Dulce. Esta situación ha afectado seriamente a las poblaciones aledañas, especialmente en las localidades de Belén, Santa María y Andalgalá, que requieren de aquellas aguas para consumo personal, riego, cultivos regionales y ganadería extensiva. Dichos derrames se produjeron alternativamente en los años 1999, 2004, dos veces en 2006, en 2007 y en 2009. En estudios realizados, las concentraciones de contaminantes se evidenciaron superando con mucho los límites legalmente permitidos: p.e. 20.000 veces más en arsénico, 5.000 veces más en cadmio, 20 veces más en cobre, 10.000 veces más en mercurio, 70 veces más en plomo y 1.000 veces más en selenio, además 2,3 mg/l de estroncio radioactivo. Además desde la Planta de Filtros en Tucumán se vierten líquidos residuales al canal DP2 y por lo tanto al embalse de Río Hondo y al río Dulce. - Dique de colas: Alumbrera genera contaminación del agua por drenajes ácidos. Por la naturaleza de las rocas intervenidas (minerales sulfurosos, por ejemplo pirita y pirrotita) y la disposición de sus residuos (escombreras, dique de colas) es una activa productora de derrames ácidos (resultado de la oxidación de minerales sulfurosos). Los contaminantes encontrados con mayor regularidad en los procesos de lixiviación son los sulfatos, hierro, cobre, aluminio, cadmio, zinc y manganeso. También cobalto, cromo, níquel y plomo, además de selenio, estroncio, estaño, boro y arsénico. Los derrames ácidos mineros (DAM), impactan en la calidad hídrica de los distintos sistemas afectados y estas distorsiones continúan por décadas, incluso después del cierre formal de la mina. Esto es particularmente grave en ambientes semiáridos donde la disponibilidad de agua es escasa, como Catamarca. En este caso el agua subterránea fue contaminada, principalmente por infiltraciones del dique de colas, mientras que el agua superficial recibió la contaminación por vertientes y agua subterránea contaminada. Esto fue denunciado por la tesis del Ingeniero Héctor Nieva, quien afirmó que la existencia de filtraciones en el dique de colas de Minera Alumbrera puso en riesgo de contaminación a la totalidad de la Cuenca de los ríos Vis Vis-Amanao tras comprobar que existe conexión hidráulica entre el mencionado Dique y dicho río. Como respuesta la empresa instaló un conjunto de equipos de retrobombeo aguas abajo con el objeto de capturar el agua de esas filtraciones y reconducirlas al dique de colas. Sin embargo, su eficacia ha sido severamente cuestionada. Eduardo Pastoriza, ex director de YMAD, afirmó que cuando comenzaron a advertirse las filtraciones, la empresa construyó una laguna de captación. Cuando se comprobó que aún con esa laguna de captación seguía la filtración aguas
13 14 Diario de Cuyo. “Habrá cortes más prolongados para llenar Cuesta del Viento”, 27 de enero de 2010. http://www.diariodecuyo.com.ar/home/new_noticia. php?noticia_id=383047 Tubería que traslada el mineral concentrado en forma de pulpa, con un contenido de 63% de sólidos. Mide 316 km (uno de los más largos del mundo en su tipo) y une la mina hasta la Planta de Filtros ubicada en Cruz del Norte, Provincia de Tucumán. LAS AMENAZAS AL DERECHO HUMANO AL AGUA EN ARGENTINA 9

abajo, entonces se erigió una batería de pozos enormes que a su vez bombean todo lo filtrado, arrojándolo a la laguna y de la laguna al dique. Ése es el sistema de retrobombeo, “único en el mundo, porque no hay en el mundo ningún dique de colas que filtre, porque si hay en el mundo un dique de cola que filtre, van presos todos los responsables porque contaminan el agua”.15 Entre las víctimas de esta contaminación se encuentran los puesteros (grupos pastoriles), quienes debieron desplazarse por la mortandad de sus animales y el deterioro de sus fuentes de agua. Consumo intensivo de agua Se emplean grandes cantidades de agua (aproximadamente 100 millones de litros por día), siendo captadas de la reserva acuífera de Campo del Arenal y transportadas a través de acueductos. Además, la demanda de energía eléctrica es abismal, superando el consumo total de toda la Provincia de Catamarca y en el orden del 87% de la de Tucumán. Los habitantes de Santa María, denunciaron un alarmante descenso de los niveles de agua de riego, verificado desde el año 2000, que afecta a los cultivos de la zona. Las familias de agricultores debieron recurrir a perforaciones para extraer agua subterránea; muchas vegas y zonas de monte se secaron, en la medida que existe una conexión directa entre la reserva de Campo del Arenal y el cauce del río Santa María.

Conflictividad y accionar del estado argentino
Normas quebrantadas
En relación con temas de acceso al agua, algunas de las violaciones efectuadas por las transnacionales mineras en Argentina afectan las siguientes normas que los tutelan en el derecho argentino: § Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre. Art. 11. § Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.- Artículo 1, párrafo 2 y artículo 11, párrafos 1 y 12. § Convención Americana sobre Derechos Humanos. Arts. 4 y 5. § Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en materia de DESC (“San Salvador”).Arts. 10, 11 y 12. § Constitución Nacional. Arts. 33, 42 y 75, inciso 19. § Ley 25.688 de Gestión Ambiental de Aguas. La alta conflictividad social suscitada por la presencia de megaproyectos mineros en diferentes provincias de la Argentina fue uno de los motores para la lucha por la aprobación y posterior reglamentación de la Ley de presupuestos mínimos para la protección de los glaciares y el ambiente periglaciar.

Ley de presupuestos mínimos para la protección de los glaciares y el ambiente periglaciar.
La sanción de esta Ley ha tenido una doble importancia, por un lado se transformó en el instrumento jurídico que ha permitido sostener una extensa campaña de adhesión de firmas ciudadanas por su fiel cumplimiento. La campaña, en definitiva, ha sido un proceso caracterizado por la convergencia de diversas organizaciones y movimientos sociales, donde el centro de las exigencias ha estado puesto en la realización de: (i) el inventario de glaciares y (ii) las auditorias ambientales a los proyectos mineros sospechados de desarrollarse sobre glaciares y ambiente periglacial. Por otro lado, la Ley abrió el debate sobre la urgente necesidad de establecer una ‘política climática’ a nivel nacional. Argentina no tiene una Ley Climática, que obligue a un desacople de la energía fósil y fomente procesos de adaptación en las regiones más vulnerables. Luego, la Ley de Glaciares es el instrumento jurídico vigente mediante el cual es posible exigir al gobierno nacional una política climática seria, que asuma compromisos claros en materia de reducción de emisiones, así como una coherencia a nivel de negociaciones internacionales en materia de cambio climático. La Ley de Glaciares es sin duda un impulso directo a la construcción de un marco normativo e institucional para concretar, en el más breve plazo, la protección de las fuentes de agua estratégica en la Cordillera de los Andes, lugar de la mayor reserva hídrica de toda la región andina.

15 10

El Esquiu. “Una polémica que trae cola”. 27 de de julio de 2011. http://www.elesquiu.com/notas/2011/7/27/contextominero-206416.asp

NUESTRO DERECHO AL AGUA

Reacción de las empresas Como era de esperar ante la aprobación de la Ley de Glaciares las empresas mineras amenazaron con interponer juicios por los derechos adquiridos que se ven amenazados por la nueva normativa, entre ellas Barrick Gold. El espacio de mayor actividad contra la Ley ha sido la Provincia de San Juan que a través de la Justicia Federal suspendió la aplicación de seis artículos de la Ley. La acción judicial fue respuesta a una medida cautelar presentada por la Confederación General del Trabajo (CGT), la Cámara Minera y varios gremios mineros de San Juan. La mayor controversia se da en relación a los artículos de la Ley que establecen actividades prohibidas en zonas glaciares o peri glaciares con el propósito de proteger su condición natural.

Conclusiones
La minería en la Argentina es un sector que tradicionalmente no ha participado con números relevantes en la contabilidad nacional. Al alero de las políticas privatizadoras de los años 90 se configuró un marco legal para atraer inversiones y favorecer la entrada, entre otras, de empresas transnacionales mineras. El foco estuvo puesto en economías regionales ‘alejadas’ de los polos productivos cercanos a la capital nacional. Así, en la actualidad, las corporaciones mineras poseen una profunda influencia en la política y economía local de provincias como San Juan o Catamarca. Paradójicamente, la escasez de agua moldeó las culturas de las comunidades de estas provincias, donde hoy las usinas mineras ya extraen metales y donde proliferan de forma rapaz centenares de nuevas exploraciones. En paralelo a este proceso, de dominio corporativo transnacional sobre el uso, acceso y distribución del agua en estas provincias; las comunidades de afectados por la actividad minera y organizaciones de la sociedad civil de todo el país han instalado el debate, en la opinión pública a nivel nacional, sobre el impacto de la industria minera en el agua y las actividades económicas tradicionales de sus territorios. Fue la fortaleza y coordinación ciudadana la que favoreció las discusiones por la Ley de Protección de Glaciares. Sin embargo hoy (con la Ley aprobada y reglamentada) su aplicación se encuentra bloqueada por el poder judicial y político de las provincias con intereses de desarrollo de la actividad minera. No obstante, la movilización social y la articulación de diferentes actores críticos al desarrollo de esta actividad han puesto en la primera línea del debate público la necesidad de reformar el marco jurídico que regula a la actividad minería en la Argentina. Esta situación implica, para la sociedad civil y otros actores interesados en el fortalecimiento de las demandas por el efectivo cumplimiento del derecho humano al agua, el desafío de trabajar en la construcción de los criterios básicos de ordenamiento ambiental del territorio nacional. El derecho que las sociedades tienen, donde quiera que se desarrollen, de acceder a agua segura debe inscribirse en una lógica de sustentabilidad del uso de los diferentes recursos naturales presentes en el lugar donde habitan. De esta forma, por ejemplo, la actividad minera no podría realizarse a expensas de los glaciares y de las actividades y poblaciones que se desarrollan gracias a las funciones que este ecosistema cumple. En esa línea, y con el propósito de apuntar solo algunas ideas, podemos mencionar la necesidad de profundizar la investigación sobre el impacto de estas industrias intensivas en consumo de agua y sus efectos en la transformación de las culturas sociales y económicas locales. Esta es la base para trabajar con información fidedigna e indispensable para que los procesos de planeamiento local se estructuren en base a criterios que privilegien el desarrollo local sustentable y releven la importancia del cuidado del agua, asumiéndola como un recurso natural limitado y un bien público fundamental para la vida y la salud, indispensable para vivir dignamente y para la realización de otros derechos humanos. También es importante que el Estado argentino, en todos sus niveles, cambie la política sistemática que la ha caracterizado en negar responsabilidades sobre el Cambio Climático aludiendo a que las emisiones globales dependen de otros estados y que la solución está en un futuro indefinido. Todos los estudios científicos disponibles alertan sobre la creciente vulnerabilidad hídrica, presente y proyectada, de las regiones aludidas en este informe y ello debiese ser la base para adoptar una política climática doméstica que coloque a las inversiones públicas en la dirección correcta, a la par de fomentar marcos regulatorios (Ley de Glaciares, Ley de Bosques, por ejemplo) que hagan que los diferentes actores productivos se adecuen al desafío climático. Por último, este informe ha sido claro en exponer la responsabilidad concreta y directa de empresas transnacionales en el acaparamiento, uso intensivo y contaminación de fuentes de agua vitales para el desarrollo de comunidades en zonas de escasez hídrica. En esa línea es importante recordar que el sistema jurídico internacional vigente sólo ofrece opciones limitadas para proceder contra empresas trasnacionales que han violado los derechos humanos y dañado el
LAS AMENAZAS AL DERECHO HUMANO AL AGUA EN ARGENTINA 11

medio ambiente. Por lo tanto, un desafío importante, para organizaciones y movimientos sociales que pugnan por el cumplimiento del derecho humano al agua, se encuentra en fortalecer campañas que llamen a la responsabilidad del Estado argentino para que exhorte a estas empresas a mantener una conducta conforme a los derechos humanos y esclarecer y sancionar las violaciones a los marcos regulatorios vigentes que protegen el agua y las condiciones de vida de las comunidades que habitan en las áreas de influencia de estos mega proyectos.

12

NUESTRO DERECHO AL AGUA

Fuentes
Arata, Atilio; Borda, Aníbal; Camiloaga, Fernando; Chávez, Waldir; Machaca, John, (2008). “Llevar agua a su molino, dejar seco el del vecino: gestión del agua, equidad y sostenibilidad”. En publicación: Perú Hoy, no. 14. DESCO, Centro de Estudios y Promoción del Desarrollo: Perú. Diciembre. 978-9972-670-97-8. Boninsegna, J. & Villalba, R. (2006). “Los escenarios de Cambio Climático y el impacto en los caudales” Documento sobre la oferta hídrica en los oasis de riego de Mendoza y San Juan en escenarios de Cambio Climático. Bottero, R. (2002) “Inventario de glaciares de Mendoza y San Juan”. En IANIGLA, 30 años de investigación básica y aplicada en ciencias ambientales. Castro, José Esteban, (2005). “Agua y gobernabilidad: entre la ideología neoliberal y la memoria histórica”. En publicación: Cuadernos del CENDES, tercera época, año 22, no. 59. CENDES, Centro de Estudios del Desarrollo, Universidad Central de Venezuela, Caracas, Venezuela: Venezuela. mayo-agosto. 1012-2508. http://www.cendes-ucv.edu.ve/publicaciones_detalle.jsp?tipo=1&id=94#art103 Delgado Ramos, Gian Carlo (2004) “IIRSA y la ecología política del agua sudamericana”, en Enfoques Alternativos 07/2004, Buenos Aires. [Disponible noviembre 2004] http://www.ecoportal.net/Contenido/Temas_Especiales/Agua/IIRSA_y_la_Ecologia_Politica_del_Agua_Sudamericana El Esquiu. “Una polémica que trae cola”. 27 de de julio de 2011. http://www.elesquiu.com/notas/2011/7/27/contextominero-206416.asp Fundación Ambiente y Recursos naturales – FARN, (2011). Informe Ambiental anual FOCO, (2008). Mapa de conflictividad minera en la Argentina. Llop, Armando (2006). “Límites al crecimiento de las cuencas cuyanas ante los efectos del cambio climático”. Proyecto de desarrollo de escenarios climáticos y estudios de vulnerabilidad”. Fundación T. Di Tella – SayDS. Kaleck, Wolfgang & Saage Maab, Miriam. (2009). Empresas Transnacionales ante los Tribunales. Sobre la amenaza de los derechos humanos causadas por empresas europeas en America Latina. Heinrich Boll Stiftung Montenegro, Raúl. Estudio sobre el Impacto Ambiental y Sanitario de las Minas de Oro. El caso Cordón Esquel. http://www.funam.org.ar/ introduoro.htm Naciones Unidas, (2010). “Asamblea General reconoce como derecho humano el acceso al agua”. 28 de julio. http://www.un.org/spanish/News/ fullstorynews.asp?NewsID=18853 Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (2004). “El exilio del Cóndor: Hegemonía transnacional en la frontera. El Tratado Minero entre Chile y Argentina.” Peredo Beltrán, Elizabeth, (2010 a). “Cambio climático y crisis del agua: Dos luchas convergentes para defender la vida”. Ecoportal. http://www. ecoportal.net/content/view/full/93846 Peredo Beltrán, Elizabeth, (2010 b). “NNUU se prepara para reconocer el derecho humano al Agua”. Alianza Social Continental.http://www.asc-hsa. org/node/837 Rodríguez Pardo, Javier, (2007) “El agua de San Juan tiene los días contados”. Ecoportalhttp://www.ecoportal.net/Eco-Noticias/El_agua_de_San_ Juan_tiene_los_dias_contados Rodríguez Pardo, Javier, (2007) “Cuando se grita “no” a una bomba de tiempo”. Ecoportal. http://www.noalamina.org/index. php?module=documents&JAS_DocumentManager_op=downloadFile&JAS_File_id=121. Romero, Jorge Eduardo, (2009). “El agua en La Rioja, ¿una mercancía o un recurso para la vida? La crisis del agua”. E07-12-09. Ecoportal.http:// www.ecoportal.net/content/view/full/90157 Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable - SAyDS (2007) Segunda Comunicación Nacional de la República Argentina a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático – UNFCCC. Disponible en: http://www.ambiente.gov.ar/archivos/web/UCC/File/ Segunda%20Comunicacion%20Nacional.pdf Tercer Sector. “Veneno corre por mis aguas”, Año 13, Nro 62, 2008. http://www.tercersector.org.ar/notas/notaT62.php

LAS AMENAZAS AL DERECHO HUMANO AL AGUA EN ARGENTINA

13

14

NUESTRO DERECHO AL AGUA

LAS AMENAZAS AL DERECHO HUMANO AL AGUA EN ARGENTINA

15

Para más información: The Blue Planet Project 700-170 Laurier Ave. West Ottawa, ON, K1P 5V5 1-800-387-7177 blueplanetproject.net / canadians.org

March, 2012

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->