P. 1
Síndromes medulares clásicos

Síndromes medulares clásicos

|Views: 76|Likes:
Published by Angelica Nenita

More info:

Published by: Angelica Nenita on Oct 28, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/28/2012

pdf

text

original

Síndromes medulares clásicos Los síndromes medulares se van a caracterizar por diferentes síntomas y/o signos en función de la localización de la lesión

medular a nivel transversal. Las lesiones medulares pueden afectar a todo el cilindro medular, en uno o varios niveles, o comprometer sólo a una parte de su sección transversal. Distinguimos semiológicamente distintos síndromes medulares, lo cual, junto con el patrón temporal, nos dará la clave para orientar el diagnóstico de la mielopatía en estudio: - LESIÓN MEDULAR COMPLETA - LESIÓN MEDULAR INCOMPLETA • Hemisección medular o síndrome de Brown-Séquard • Síndrome centromedular • Lesión combinada de cordones posteriores y laterales • Síndrome de astas anteriores • Síndrome de vía piramidal y asta anterior combinada - SÍNDROMES VASCULARES MEDULARES Lesión medular completa En los casos de sección medular completa en su diámetro transversal (mielopatía transversa), ocurre una pérdida de todas las modalidades sensitivas y alteración de las vías motoras por debajo de la lesión, de manera bilateral. SÍNTOMAS SENSITIVOS Son síntomas localizadores de la lesión en un nivel medular longitudinal concreto los siguientes: - Dolor radicular: Pueden existir “en banda” (irradiado a brazos si la lesión es cervical, rodeando tórax o abdomen, si es torácica, o irradiada a piernas si es lumbar o sacra). - Parestesias en el segmento correspondiente al nivel lesional. - Dolor localizado en vértebras sobre las apófisis espinosas (en el caso de infecciones y tumores) (Brazis et al; 2007) - Nivel sensitivo dorsal por debajo del cual, existe pérdida de todas las modalidades sensitivas. SÍNTOMAS O SIGNOS MOTORES - Paraparesia/paraplejia o tetraparesia/tetraplejia por debajo del nivel lesional con otros signos de neurona motora superior (hiperreflexia, espasticidad, signo de Babinski), en grado variable, en función del tiempo de instauración del cuadro.

(Brazis et al. Lesión medular transversa completa DISAUTONOMIA . fasciculaciones e hiporreflexia). • Cambios tróficos en la piel. por daño en astas anteriores o en sus raíces ventrales (Brazis et al. retención urinaria e incontinencia posterior por rebosamiento. . 2007) . en el cual ocurre la pérdida no solo de las funciones motoras y sensitivas. 2001a) SEMIOLOGIA MEDULAR. (Young et al. 2010) • Esfínter anal. • Síndrome Horner por afectación de los cuerpos preganglionares simpáticos en lesiones medulares cérvico-torácicas. 2007) que en el caso de lesiones torácicas resultan ser muy sutiles y difíciles de hallar. pudiendo ocasionar urgencia miccional. sino también la abolición de todos los reflejos por debajo de la lesión (reflejos de estiramiento muscular o miotáticos. en función del patrón temporal en el que se establezca la lesión: .Lesión de neurona motora inferior (atrofia.Disfunción sexual (impotencia). SEGÚN EL PATRÓN TEMPORAL Existen diferencias en cuanto a semiología medular en lesiones que abarcan todo el diámetro transverso de la médula.Lesiones agudas Producen lo que se conoce como “Shock medular”. y reflejos cutáneos). Existiría también disfunción autonómica con alteración de esfínteres: en un inicio se produce una .Disfunción de esfínteres: • Vesical. por debajo del nivel lesional.. en el nivel. • Anhidrosis y disregulación térmica. (Byrne et al. provocando incontinencia por atonía y posteriormente estreñimiento por esfínter espástico.Disfunción simpática con aparición durante unos días de: • Bradicardia e hipotensión ortostática por inestabilidad vasomotora.

2001b) Entre las causas más frecuentes se encuentran la etiología vascular. 2010). en este caso. (Byrne et al. (Byrne et al. espasticidad y espasmos en flexión. debilidad piramidal y signo de Babinski. apareciendo más tardíamente también en extensión. 2001b). espasticidad. (Brazis et al. en los casos en los que los síntomas van apareciendo paulatinamente. ocasionando defecto en la sudoración y/o piloerección. 2007) . El shock medular puede ocasionar además ileo paralítico y pérdida del reflejo anal. desarrollándose posteriormente la vejiga refleja o neurógena que condiciona una urgencia miccional e incontinencia de orina.Lesiones subagudas o crónicas A diferencia de las lesiones de instauración aguda. las respuestas plantares extensoras. por debajo del nivel lesional. En relación con los esfínteres. Este estado de “shock medular” puede durar varios días e incluso semanas. (Young et al. 2006). tales como hiperreflexia. como ocurre en las lesiones de instauración aguda. 2006) Se describe en la literatura una media de 3 semanas. Posteriormente empiezan a aparecer en primer lugar. 2010). 2010).vejiga fláccida y arrefléxica con retención urinaria e incontinencia por rebosamiento. los traumatismos e incluso tumores metastáticos o linfomas. se puede desarrollar una vejiga refleja o neurógena. se van a ir desarrollando de forma progresiva signos de afectación de primera motoneurona. (Byrne et al. (como pudiera ocurrir con tumores extramedulares que van comprimiendo lentamente la médula). . (Hauser et al. Además existe disfunción en el control vasomotor y en la termorregulación (Conde et al. (Young et al. sin aparecer inicialmente la arreflexia vesical. infecciosa y/o inflamatoria. seguidas de hiperreflexia y en último lugar.

siendo las formas incompletas las más frecuentes.SECCION MEDULAR INCOMPLETA Hemisección medular o síndrome de Brown-Séquard DEFINICION Consiste en la afectación de una hemimédula. 2006) (Patten. 1996) Se describe como etiología más frecuente la traumática. (Hauser et al. siendo raro que el límite de lesión se encuentre justo en la línea media o que sea estrictamente unilateral (formas puras). 1996) SEMIOLOGIA Se va a encontrar por tanto la siguiente semiología: Signos de afectación de vías largas: . además de lesiones compresivas extramedulares. (Patten.

Signos localizadores por hallazgo de nivel sensitivo. • Sensitivos: . 2007) (Hauser et al. por disfunción de segunda motoneurona.Hipoalgesia y alteración de la sensibilidad térmica contralateral a la lesión. tales como: • Dolor radicular siguiendo el dermatoma correspondiente. 1996) . • Atrofia muscular y fasciculaciones en músculos del miotoma afecto. por interrupción de las fibras ascendentes en columnas posteriores y del haz espinotalámico dorsal. 2007) En las formas incompletas. (Patten. (Byrne et al. (Brazis et al.• Motores: Debilidad de distribución piramidal ipsilateral a la lesión y por debajo de la misma. 1996) Hemisección medular Signos localizadores: unilaterales. con nivel sensitivo situado uno o dos niveles por debajo de la lesión por interrupción del haz espinotalámico. Signos localizadores por disfunción vegetativa (disautonomía) con: Síndrome de Horner (miosis.Pérdida de la sensibilidad vibratoria y posicional ipsilateral a la lesión. En el nivel lesional pueden existir signos de afectación de neurona motora inferior por interrupción de vías segmentarias. torácico o lumbar) y en el nivel lesional. ptosis y anhidrosis) que localizaría una lesión a nivel cervical bajo (Patten. con frecuencia la sensibilidad propioceptiva de los cordones posteriores está conservada. debida a disrupción de la vía corticoespinal descendente junto con espasticidad e hiperreflexia. En el nivel de la lesión puede existir una zona de analgesia ipsilateral. 2006). . • Ausencia del reflejo miotático correspondiente. (Brazis et al. 2010) . pudiendo decir que estamos ante una hemisección de la mitad anterior medular. según el segmento afectado longitudinalmente (cervical.Sensibilidad táctil normal o mínimamente disminuída. (Byrne et al. 2010).

(Hauser et al. 2007) La lesión se puede iniciar en el centro y después extenderse de forma centrífuga llegando a implicar a otras vías anatómicas.xxx Síndrome centromedular DEFINICIÓN Se trata de una lesión que afecta a la sustancia gris central y a tractos espinotalámicos que se cruzan en el centro medular. (Hauser et al. no solo a las localizadas en el centro medular. 2006) SEMIOLOGIA Característicamente se va a producir: Alteración sensitiva ocasionando: .

al igual que ocurre con la clínica sensitiva. (atrofia. debilidad e hiporreflexia) que serán diferentes según la situación craneocaudal. en los mismos dermatomas correspondientes al segmento medular lesionado. miosis y anhidrosis. Por lo tanto. (Young et al. en un inicio. (Young et al. posteriormente. alteración de la sensibilidad térmica y algésica. 2001a) Síndrome centromedular Un ejemplo típico de lesión centromedular lo constituye la siringomielia aunque existen otras causas como los tumores intramedulares. 2007). por afectación de neurona motora inferior. (Brazis et al. por la laminación del tracto espinotalámico que sitúa dichos segmentos en la cara más lateral del mismo. se va a poder localizar el nivel de una lesión centromedular por los signos de segunda motoneurona. según la cual los segmentos sacros se sitúan en la parte más lateral de la médula. En relación con inicio agudo se pueden encontrar como causa. (Byrne et al. produciendo pérdida de la sensibilidad dolorosa y térmica de forma bilateral y simétrica. debido a la organización somatotópica de las vías largas ascendentes y descendentes. (Brazis et al. 2010). (Young et al. 2010). es decir. 2007) La actividad motora asociada a los segmentos sacros va a estar preservada. 2007) . 2006) Si la lesión se extiende hacia lateral a nivel C8-T1 aparecería un Síndrome de Horner con ptosis. fasciculaciones. ambas etiologías de trastorno medular crónico. en el caso de que la lesión implique a varios (“nivel suspendido”) Es importante destacar que la sensibilidad termoalgésica de los segmentos sacros estaría preservada. al afectarse la segunda motoneurona en dicho nivel. la hemorragia medular (hematomielia) o la afectación vascular isquémica en territorio de la arteria espinal anterior. Disfunción motora: Va a aparecer. paresia y arreflexia e incluso cifoescoliosis por la afectación de la musculatura paravertebral. junto con sensibilidad disociada. los traumatismos. (Brazis et al. SIGNOS SEGÚN NIVEL LESIONAL destacando lo que ocurre a nivel: Cervical o en unión cervicodorsal: Los signos motores van a consistir en debilidad de extremidades superiores desproporcionada con respecto a la de las inferiores. [Ver imagen Corte transversal de la médula] Esto se conoce con el nombre de “preservación sacra” de la sensibilidad al dolor y a la temperatura. en extremidades superiores. con preservación de la posicional y vibratoria. (Hauser et al. 2001b) • Sensibilidad propioceptiva y vibratoria: Se preservan intactas las ambas modalidades de sensibilidad profunda así como la sensibilidad táctil.• Pérdida de la sensibilidad dolorosa y térmica de forma suspendida. 2001a).2010). 2006) (Byrne et al. en un inicio únicamente en el nivel lesional o niveles. En este caso cuando se dañan las astas anteriores existe atrofia segmentaria. Existe un síndrome llamado “Síndrome comisural” que ocurre cuando se lesiona la comisura blanca ventral. (Byrne et al. (Hauser et al.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->