Instrumentos Musicales Del Siglo Xvi

INSTRUMENTOS MUSICALES DEL SIGLO XVI

Edad media, término utilizado para referirse a un periodo de la historia europea que transcurrió desde la desintegración del Imperio romano de Occidente, en el siglo V, hasta el siglo XV. No obstante, las fechas anteriores no han de ser tomadas como referencias fijas: nunca ha existido una brusca ruptura en el desarrollo cultural del continente. Parece que el término lo empleó por vez primera el historiador Flavio Biondo de Forli, implicó en su origen una parálisis del progreso, considerando que la edad media fue un periodo de estancamiento cultural, ubicado cronológicamente entre la gloria de la antigüedad clásica y el renacimiento. La investigación actual tiende, no obstante, a reconocer este periodo como uno más de los que constituyen la evolución histórica europea, con sus propios procesos críticos y de desarrollo. En el aspecto musical se puede decir que el cristianismo recogió la tradición griega en la música que acompañaba la liturgia. Ésta fue reformada sucesivamente por san Ambrosio de Milán, el papa Gregorio I Magno y Carlomagno, dando lugar al canto llano o gregoriano. En el siglo XII floreció el arte poético musical monódico de los trovadores provenzales, que se extendió a España, Portugal e Italia. Hay instrumentos que se emplean actualmente que son evoluviones de aquellos, oyros han ido callendo más en deshuso empleandose unicamente en conciertos de la época. INSTRUMENTOS DE CUERDA arpa Instrumento músico de cuerda pulsada. Su origen se remonta a las civilizaciones egipcia y babilónica. En su forma actual, consta de cuarenta y seis cuerdas, montadas en un marco triangular de madera, con una caja de resonancia en la parte inferior, que le dan una extensión de más de seis octavas diatónicas. Su afinación normal es en si mayor, aunque un sistema de siete pedales permite aumentar en un semitono o un tono la entonación de cada una de las notas de igual nombre (todos los do, todos los re...) o la de todas ellas simultáneamente, a pesar de lo cual ciertos pasajes rápidos son impracticables. Por su sonido exótico, ha sido muy empleada en las obras orquestales de los compositores impresionistas. rabel instrumento músico parecido al laúd, pero con sólo tres cuerdas, que se tocan con arco. INstrumento medieval cordófono, de cuerdas frotadas, en desuso desde el siglo XVII. viola Instrumento músico de cuatro cuerdas y arco, de la misma figura que el violín, pero algo mayor y de cuerdas más fuertes; entre los instrumentos músicos de su clase equivale al contralto. La viola deriva de la vihuela de arco y es la antecesora del violín. Se generalizó a principios del s. XVI. La viola baja era llamada en Italia viola de gamba porque, por ser de mayor tamaño que las demás, el que tocaba este instrumento músico debía apoyarlo en la pierna. La viola de amor tenía catorce cuerdas tendidas paralelamente dos a dos y afinadas al unísono, de forma que al pasar el arco por las superiores vibraban por resonancia las inferiores.

salterioInstrumento músico que consiste en una caja prismática de madera, provista de cuerdas metálicas. Se tocaba con macillas o se pulsaba. Del salterio tocado con macillas se derivaron el clavicordio, la espineta y, por último, el piano. Instrumento musical formado por un juego de cuerdas, una para cada nota, estiradas sobre una caja horizontal. Su forma suele ser trapezoidal, con uno o dos lados curvos. Las cuerdas se pulsan con los dedos o con un plectro. El nombre proviene de la palabra griega psalterion, quizá referida al arpa. También se le conoce como canon. El salterio se originó en el Oriente Próximo y penetró en Europa durante la edad media a través de España. En los siglos XIV y XV se le adaptó teclados y, con el tiempo, dio lugar al clavicémbalo. Además, hacia finales de la edad media, el trapecio se transformó en un triángulo isósceles y esto provocó la frecuente confusión con otro instrumento llamado tímpano. Entre los salterios modernos están incluidos el qanun árabe y el kantele finés. El salterio mexicano tiene forma de trapecio y consta de una sola cuerd a que se puntea con dos plectros, uno en cada mano. El salterio se clasifica como un subtipo de la familia de la cítara Zanfonía o Cinfonía instrumento músico de cuerdas que se tocaba haciendo dar vueltas con un manubrio a un cilindro armado de púas. , violín mecánico en el que el instrumentista cambia las notas presionando teclas de un teclado, y en el que vibran las cuerdas por la fricción de una rueda enresinada, situada en la base del instrumento, que gira movida por un manubrio. La zanfonía común tiene dos cuerdas melódicas que cruzan por debajo del teclado y cuatro bordones a los lados. Apareció en el Occidente europeo hacia el siglo IX y en la música religiosa medieval se utilizaron grandes zanfonías (organistrum) que necesitaban de dos intérpretes. Desde el siglo XVI pasó a manos de juglares y mendigos. El instrumento para un solo ejecutante sobrevivió entre los músicos folclóricos y ambulantes hasta 1900 y ha resurgido en la música folclórica, sobre todo en el Reino Unido, el Languedoc y el norte de España. Estuvo de moda entre la aristocracia en el siglo XVIII especialmente en Francia. El instrumento tiene sus formas propias en la Europa Central y del Este. En España se lo identifica, a veces, con la llamada lira rústica, la gaita zamorana y la viela, entre otros.

PERCUSIÓN tamboril Tambor pequeño que se toca con un solo palillo. Instrumento musical de percusión. Está formado por un cilindro hueco cuyos dos extremos están cerrados por membranas de tensión regulable, de las que sólo se golpea la superior, emitiendo sonidos de altura indefinida. címbalo Instrumento de percusión, parecido a los platillos, usado por los griegos y romanos. Instrumento musical de percusión. Usado ya en Grecia y durante la edad media, consta de dos platos de bronce con agarradores en el centro que vibran al golpearse uno contra otro. INSTRUMENTOS DE VIENTO dulzaina Instrumento músico de viento de carácter popular. Sus características son afines a las del óboe; tubo de madera de sección cónica con agujeros y provisto de lengüeta doble de caña. Es de la familia del oboe, pero con un sonido penetrante. flauta Instrumento músico de viento en forma de tubo cilíndrico, con orificios o llaves. Instrumento musical, que consta de un tubo cilíndrico, en el que vibra el aire cuando el soplo del intérprete se dirige contra el filo de la embocadura. Pueden abrir o cerrarse agujeros adicionales para producir diferentes notas. En las flautas transversales, como la flauta travesera de la orquesta europea y la di china, la embocadura está abierta a un lado del tubo. En las flautas verticales el agujero puede estar al final del tubo (por ejemplo, en la flauta árabe llamada ney). En las de bisel, como la flauta céltica, la de pico, el pito, y la ocarina, la embocadura conduce el aire contra el filo de un agujero. En Latinoamérica, las flautas rectas o traveseras hechas con caña, huesos o barro cocido, son muy numerosas. Los ejemplos más conocidos son: la flauta de Garricio, en Cuba, la antigua tlapitsali de México, hecha de arcilla y la quena o kena, llamada flauta de los Andes, descendiente de las antiguas flautas del imperio Inca.

añafil Trompeta recta morisca, usada también en Castilla. gaita Instrumento músico de viento formado por una especie de odre (fuelle) al cual van unidos tres tubos de boj: uno delgado (sopleta), por el cual se sopla para henchir de aire el fuelle; otro corto (puntero), provisto de agujeros, donde pulsan los dedos del tañedor, y el tercero más grueso y largo (bordón o roncón), que forma el bajo continuo del instrumento. Cornamusa, instrumento musical donde el aire es suministrado desde una bolsa inflada (odre) por el intérprete a uno o más tubos de lengüeta, a través de un conducto (portaviento) por el que se sopla o por un fuelle. Al ser el flu o de aire continuo los tubos suenan sin interrupción. Las notas melódicas repetidas deben articularse introduciendo notas de adorno (de muy corta duración) entre ellas. Los instrumentos más sencillos constan de un tubo de caña con una sola lengüeta cortada en un lado. En otros casos tienen dos tubos paralelos, uno melódico (caramillo) y otro armónico (bordón). La cornamusa ya era conocida en Europa y e n el Asia occidental en los tiempos del Imperio romano, a menudo como instrumento de pastores. Los caramillos y los bordones de lengüeta simple siguen siendo característicos de las cornamusas de Asia, del norte de África y de Europa oriental, como la gaida búlgara. Los instrumentos de la Europa occidental, como el biniou bretón, cuentan con dos caramillos de sección cónica y conservan los bordones cilíndricos de lengüeta simple. La mayoría puede producir una escala de hasta nueve notas. órgano Instrumento músico de viento, compuesto de muchos tubos donde se produce el sonido mediante el aire impelido mecánicamente por un fuelle. Tiene uno o varios teclados, así como registros para modificar el timbre de las voces. Originariamente constaba sólo de dos octavas. Luego se aumentó el número de teclados, que actualmente son cinco, y el de tubos, que pueden ser millares. Las tres partes principales son, el material sonoro (tubos), el fuelle y el mecanismo (teclas y registros). Los tubos se reparten en juegos, que sólo difieren por las dimensiones. En la actualidad, mediante un pedal único (o un botón, en los órganos eléctricos), suenan varios juegos al mismo tiempo. Clavicémbalo o Clave (en italiano, cembalo; en francés, clavecin), instrumento de teclado y cuerdas en el que éstas se puntean para producir el sonido. Se desarrolló en Europa en los siglos XIV o XV y fue ampliamente utilizado desde el siglo XVI hasta el final del XVIII, cuando fue sustituido por el piano. En el siglo XX el clave ha revivido para la interpretación de música de los siglos XVI al XVIII, así como para nuevas

composiciones. La cualidad del sonido incisivo de las cuerdas metálicas al puntearse añade claridad a las líneas melódicas. El clavicémbalo es particularmente apropiado en la interpretación de música contrapuntística, en la que aparecen dos o más líneas melódicas interpretadas simultáneamente, como la de Johann Sebastia Bach y sus contemporáneos

Ûd, laúd de mástil corto asociado a la música árabe. Se compone de un cuerpo amplio de madera en forma de pera cuya parte posterior está dividida en un número variable de nervios (entre 16 y 21), un mástil sin trastes y un clavijero inclinado hacia atrás. Se utiliza como instrumento solista o como acompañante de la voz. El tamaño, la decoración y el número de cuerdas varía de acuerdo a la geografía y a la época en la que se sitúe cada modelo en particular. Se pueden encontrar instrumentos que miden desde 65 hasta 77 cm, con una, dos o tres bocas decoradas o no, y con un plectro protector entre el puente y la boca fabricado con cuero, plástico o con el caparazón de una tortuga. Algunos poseen distintos tipos de madera o madreperla incrustados en los bordes del mástil y en la parte posterior de la caja. Se sabe poco sobre el origen del ûd. Se han encontrado instrumentos cuyas cuerdas están confeccionadas con seda, lo que podría indicar un origen chino. Cordófonos Cuerda frotada Violín.

Instrumento musical de cuerda que se tañe frotándolo con un arco. Aparecido a principios del s. XVI, sus instrumentos antecesores son el rabel, la fídula, las violas y las liras da braccio. Tiene cuatro cuerdas y es el miembro más agudo de la familia, compuesta además por la viola alto, el violonchelo y el contrabajo. Su período de fabricación más importante abarca de mediados del s. XVI a principios del s. XVIII, destacando las familias de violeros Amati, Guarnieri y, sobre todo, Stradivarius Cuerdas al aire: (sonido natural, sin pisar con el dedo) Sol, Re, La, Mi

Partes principales del violín son: La caja de resonancia, que a su vez se compone de varias piezas (tapa armónica, fondo, aros, cercos, alma, barra armónica y otras). Es el cuerpo del violín. Mástil, la sección alargada que sobresale de la caja y servirá de sostén a las cuerdas. Diápason, el recubrimiento de madera negra que va pegado al mástil. Clavijero, con las clavijas, que sujetan las cuerdas y permiten su afinación. Ceja, una piececita que se coloca transversalmente debajo del clavijero. En ella se apoyan fuertemente las cuerdas, que quedan en el aire desde aquí hasta el puente. Puente, el otro apoyo de las cuerdas. Por él se transmite también la vibración de la cuerda hasta la caja de resonancia. Cordal, donde las cuerdas quedan sujetas firmemente. Las cuerdas suelen ser de tripa de animal, las más agudas, y de metal con un entorchado las dos más graves. Viola

Familia de instrumentos musicales de arco de distintos tamaños y de forma y construcción parecida al violín, aunque ligeramente más grande. Derivadas de instrumentos medievales como el rabel, estuvieron en auge entre los siglos XV y XVIII, clasificándose en violas da braccio y violas da gamba, según se tocaran sosteniéndolas con el brazo (viola soprano y viola contralto) o entre las piernas (viola tenor y bajo de viola). En general las violas se distinguen por su timbre suave y cálido y son utilizadas por los devotos de la música antigua, que las mantienen para poder reproducir aquella música con la máxima fidelidad. Cuerdas al aire: (sonido natural, sin pisar con el dedo) Do, Sol, Re, La

Por lo que respecta a su extensión, la nota más grave de la viola (Do)es una quinta inferior a la más grave del violín, (Sol) por lo que coinciden tres cuerdas entre estos dos instrumentos (Sol, Re, La) Es algo más grande que el violín y su sonido, no tan brillante como el del violín, posee una gran fuerza dramática, que lo hace particularmente bello en sus registros medio y grave.

Si bien en otros tiempos se encomendaba este instrumento a los violinistas menos virtuosos, hoy día se le exige al violista prácticamente tanta destreza como al violinista. Violonchelo

Instrumento musical de cuerdas frotadas con arco, perteneciente a la familia del violín y que se toca sentado, colocándolo entre las piernas. Cuerdas al aire: (sonido natural, sin pisar con el dedo) Do1, Sol1, Re2, La2

En primer lugar, aclararemos cierta confusión respecto al nombre de este instrumento provocada, de algún modo, por su pronunciación proveniente del italiano y la escritura castellanizada. En castellano, comúnmente se denomina "violonchelo" (pronunciado), y su escritura debería ser la correspondiente a la pronunciación. Lo que ocurre con frecuencia es que se escribe su acepción italiana (violoncello) y en ocasiones, una versión castellanizada de ésta última: violoncelo. Si nos remitimos al diccionario de la Lengua, veremos que nos indica que se puede denominar de estas dos formas: violonchelo y violoncelo En el caso del violoncelo y a diferencia de los dos anteriores (violín y viola), que el intérprete apoya en su hombro, por debajo de la barbilla, el violoncelista coloca el instrumento entre sus rodillas. Antiguamente su papel se limitaba a tocar el bajo de la melodía, cosa que fue cambiando con el tiempo, cuando los compositores comprobaron sus posibilidades. El mástil del instrumento es considerablemente más largo que el de sus hermanos más pequeños, lo que hace que el instrumentista tenga cierta dificultad añadida para poder "pisar" con los dedos el lugar correspondiente a cada nota, ya que hay mayor distancia entre ellas. A pesar de ello, es un instrumento tremendamente ágil que, al igual que el violín, resulta muy apropiado para realizar melodías, lo que lo convierte también en instrumento solista por excelencia. Contrabajo

El mayor y más grave instrumento musical de la familia de la cuerda. De aspecto semejante al del violoncelo, posee su origen en la familia medieval de la viola da gamba. Desde finales del siglo XVII, la riqueza de sus recursos técnicos y la redondez de su sonoridad lo impusieron como parte irreemplazable en los conjuntos orquestales. Cuerdas al aire: (sonido natural, sin pisar con el dedo) Mi-1, La-1, Re 1, Sol 1

Al igual que los otros instrumentos de la familia, normalmente tiene cuatro cuerdas aunque en algunos casos se pueden encontrar contrabajos de cinco cuerdas . Por otra parte, recordemos que es el único que se afina por cuartas, en lugar de por quintas, como el resto de sus hermanos de la sección de cuerda. De un tamaño considerablemente superior al violoncelo (puede llegar hasta 1'95 metros de altura), en la orquesta hace el papel de base armónica, doblando a los violoncelos y dando a la sección de cuerda el cuerpo necesario para que su sonido, por sí solo, ya resulte tremendamente compacto. Ello no es obstáculo para que los agudos de este instrumento resulten de una gran belleza -algo bastante desconocido, por cierto, para el gran público-. Por otra parte, en los últimos tiempos, son cada vez más las obras dedicadas a este instrumento en las que se procura sacar a la luz su lado virtuosístico. Cuerda percutida Piano

Instrumento musical de tecla, cuyas cuerdas son percutidas mediante martillos. El piano mecánico es un instrumento reproductor de música adaptado a un piano ordinario. La pianola es una de sus modalidades. El piano consta de cuatro partes principales: caja, cuerdas, mecanismo y pedales. La caja suele construirse en madera de abeto o de haya y se coloca horizontalmente en el piano de cola o verticalmente en el piano vertical. La peculiar historia, características técnicas, posibilidades musicales y la, no del todo explicada, repercusión social de este instrumento, hace que le hayamos dedicado una atención especial. Quizás su polivalencia, la capacidad de adaptarse a (y ser adoptado por) multitud de estilos y movimientos musicales, sus posibilidades sonoras, etc. han hecho que este instrumento, que en sus inicios no parecía tener muchas posibilidades de hacer historia, haya llegado a ser uno de los más populares (si no el más popular de todos) en la sociedad actual, superando incluso la evolución tecnológica que, en un principio parecía su gran enemigo, ya que la electrónica y la informática parecieron, en algún momento, llegar a ser sus grandes competidores. Así como el clavecín y el clavicordio (incluso el órgano, con sus tremendas posibilidades tímbricas), se limitaron finalmente a una función bastante específica, el piano consiguió diversificar sus funciones de una manera increíble. Los grandes compositores, algunos de los cuales lo criticaron en un principio, llegaron a crear un lenguaje para él, además de que lo adoptaron como el instrumento que les permitía expresar, él solo, conceptos camerísticos y orquestales, dada su capacidad de polifonía. Y quizás sea el único instrumento al que algunos grandes compositores se han dedicado de manera exclusiva. También, ya en la historia más actual, fue adoptado por otros estilos musicales, desde el jazz hasta la música más popular (llamada por algunos "música ligera", "moderna" o "de entretenimiento"). Y ésto, sin haber tenido en cuenta que este instrumento está considerado como el más "pedagógico" para el aprendizaje de la música. HISTORIA DEL PIANO Si bien a principios del siglo XVIII el clave es el instrumento más considerado, con compositores de la talla de Bach, Haendel o Scarlatti como figuras representativas, a mediados de este siglo, comienza a surgir en el norte de Europa un interés cada vez mayor hacia el clavicordio. El motivo no es otro que su capacidad expresiva, de la que básicamente carecía el clave, aunque por lo que respecta a potencia sonora, dejaba bastante que desear. Una diferencia técnica esencial establecía aquella otra diferencia expresiva. Así, mientras el clave es un instrumento en el que las cuerdas son punteadas por una púa o plectro, (tal como ocurre en una guitarra, aunque en ésta se pulsa con los dedos), en el clavicordio las cuerdas son "percutidas" o golpeadas por lengüetas metálicas que, al permanecer sobre la cuerda hasta que se deja de pulsar la tecla, permiten "manejar" el sonido después de haber percutido la cuerda.

Pero en este periodo histórico, la música estaba evolucionando enormemente y se hacía necesario un instrumento que tuviera mayor potencia sonora y mayor capacidad expresiva. Se soñaba con el instrumento que permitiera la repetición de notas a gran velocidad, que fuera muy sensible a la pulsación del instrumentista, creando dinámicas y matices claramente diferenciados. Tras diversos intentos por parte de diversos constructores, Bartolomeo Cristofori en Florencia (Italia), presenta su "clavicembalo col piano e forte" que resolvía decisívamente todos estas necesidades. Era el año 1709. En el Pianoforte de Cristofori, el mecanismo resultaba genial: un macillo golpeaba la cuerda, retirándose inmediatamente después, y quedando listo para un nuevo "ataque". Cada cuerda tenía su apagador individual, íntimamente ligado al mecanismo anterior. Aunque Cristofori sigue dedicándose a la fabricación de claves, su invento llega a conocimiento de un constructor alemán llamado Silbermann, que comenzó a aplicar y desarrollar este mecanismo en sus instrumentos. Bach llegó a conocer estos primeros pianos, de los cuales no se mostró muy entusiasta. Silbermann siguió mejorando sus instrumentos y podemos decir que verdaderamente fué él el auténtico divulgador de la idea de Cristofori. Dos discípulos del constructor alemán, Johannes Zumpe y Johann Andreas Stein, desarrollaron paralelamente, uno en Inglaterra y el otro en Austria, sendas escuelas de constructores de pianos. Zumpe se dedica a desarrollar un instrumento más reducido (su "piano cuadrado", que tuvo un gran éxito) y con una buen potencia sonora. Este tipo de piano llegó a cruzar el Atlántico, alcanzando también un gran reconocimiento en el nuevo Continente. Se puede considerar perfectamente que los conocidos pianos "Steinway" son descendientes de aquellos pianos ingleses, de donde podemos deducir la influencia de la escuela inglesa en la fabricación y difusión del piano. Por su parte, Stein, en Augsburgo (Austria), con una mecánica más fiel a la de Cristofori, crea un instrumento extremadamente ágil que enamora a Mozart, quien a partir de conocer este instrumento lo adopta para su trabajo. La hija de Stein, Ninette, gran pianista por otra parte, traslada la fábrica a Viena y sigue con el negocio familiar, creando pianos que encandilaron a compositores de la talla del mismísimo Beethoven Por otra parte, surge en Francia otra escuela de constructores de pianos, encabezada por Sebastian Erard, que perfecciona el mecanismo de los ingleses y construye en 1790 un piano de cola con el sistema de "falso macillo". Incorpora a sus pianos el pedal de resonancia y las tres cuerdas por tecla en algunas zonas del piano, para aumentar su potencia. No podemos dejar de tener en cuenta aquí el papel importantísimo de los compositores/intérpretes, que muchas veces fueron también constructores. Ellos, que crearon una nueva música para este nuevo instrumento, muchas veces exigían y aconsejaban a los constructores, para optimizar las capacidades del piano. Por fín, con la llegada de la era de la industrialización y el piano ya impuesto por todas partes, comienza su eclosión. Entre 1870 y 1917, tiene lugar el primer gran "boom". Bechstein, Steinway, Pleyel, fabrican decenas de miles (y cientos de miles, también) de pianos, además de que las fábricas de este instrumento aparecen por centenares. El piano pasa de ser un producto de artesanía y caro, a ser un producto fabricado en serie, de precio asequible y que se instala en todo hogar con unas mínimas condiciones económicas. Con la crisis americana de 1929, todo esto termina: la producción cae en picado y

desaparecen decenas y decenas de fábricas. A principios de 1960, aparecen los japoneses en escena, fundamentalmente las casas Yamaha y Kawai. Actualmente, después de años de supremacía del mercado americano, los japoneses han desbancado a los fabricantes estadounidenses encabezados por Steinway. EL PIANO COMO INSTRUMENTO Estructura básica Los componentes principales de un piano son:

La tapa armónica. Al igual que en otros instrumentos de cuerda, es el elemento de resonancia que amplifica el sonido generado en las cuerdas, y es uno de los principales componentes por lo que respecta a la calidad del sonido del piano. Generalmente de madera de abeto, en el piano de cola puede tener un grosor de 8 milímetros. La caja o mueble. Aunque su forma puede tener alguna importancia respecto al sonido resultante, el color del mueble de un piano resulta del todo indiferente, aparte de la estética. Está fuertemente reforzada para sostener la placa de hierro fundido, que soporta las cuerdas y el clavijero. Las cuerdas que, en un instrumento considerado "standard", son 224, con una tensión que oscila entre 15 y 20 toneladas y se tensan sobre un puente, al igual que pasa con el resto de instrumentos de cuerda. Son de varios tipos, según pertenezcan a la sección de graves o al resto. Los bordones (cuerdas para los sonidos graves) constan de un alma de acero con un entorchado de cobre. El resto son de acero duro al carbono y trefiladas. El clavijero está colocado en la parte del piano cercana al teclado (hablamos de un piano de cola) y en él van sujetas las cuerdas con un sistema que permite su afinación. El teclado y la maquinaria con el mecanismo encargado de transformar el movimiento de la tecla en percusión sobre la cuerda. los pedales y sus mecanismos respectivos. La tapa del mueble no exenta de importancia, ya que tiene la función de proyectar el sonido generado en el instrumento hacia el público, además de su función obvia de cerrar el mueble.

 

El mecanismo El mecanismo encargado de hacer vibrar cada cuerda por mediación de su tecla correspondiente es de una gran precisión y está formado por más de 60 piezas. En esencia, ha de golpear la cuerda y liberarla inmediatamente, para permitir que vibre libremente, apagándola cuando el intérprete lo considere. Además ha de facilitar el movimiento de repetición de la percusión si este fuera el caso. De todo ello resulta un mecanismo bastante complejo que ha de realizar toda una serie

de acciones con una gran precisión y velocidad en el mayor número de ocasiones. A continuación presentamos un esquema de ese mecanismo en un piano de cola y en uno vertical Los pedales Los pianos de cola tienen dos o tres pedales, según las marcas y su tamaño. Los pianos verticales suelen tener dos pedales y en ocasiones un tercero, que se limita a realizar una labor de sordina, sin ningún interés musical El pedal de resonancia actúa levantando el conjunto de apagadores, en su totalidad. Con ésto se permite que, además de la cuerda que es percutida, suenen todas las que reaccionan por simpatía, así como la tapa armónica, con lo que se consigue un sonido más profundo y con un efecto de reverberación (no confundir con el efecto de amplificación, que no tiene aquí lugar). El pedal celeste actúa de dos maneras, según el piano sea de cola o vertical. En el piano de cola desplaza todo el teclado casi un centímetro hacia la derecha, con lo que solamente se golpea dos de las tres cuerdas que generan cada sonido. En el piano vertical, acerca todo el mecanismo a las cuerdas, con lo que disminuye el trayecto del martillo hasta la cuerda. En ambos casos se consigue dos efectos: se amortigua el sonido y se obtiene un timbre diferente. El pedal tonal es el que solo existe en algunos tipos de pianos de cola. Actúa igual que el antes mencionado pedal de resonancia, pero en vez de levantar el conjunto de apagadores, solamente levanta el de las teclas que en ese momento estén bajadas, lo que permite mantener acordes mientras se intepreta el resto del pasaje con ambas manos, cosa que de otra forma resultaría imposible. EL PIANO Y LA MÚSICA Una imagen tópica del pianista es la del intérprete como solista en un escenario. Y es bien cierto que una inmensa parte de la música compuesta para él, aprovecha esa capacidad extraordinaria del piano para llenar por sí solo, con su peculiar sonoridad, casi cualquier escenario. Su capacidad polifónica y la técnica desarrollada para el instrumento hacen que la música posible con el piano sea casi ilimitada. Pero, no pretendemos seguir destacando en estas líneas algo que es bien conocido y sí, en cambio, resaltar otros aspectos menos conocidos relacionados con su capacidad musical. Así pues, aunque la figura del solista parece caracterizar al pianista, al piano y a la mayor parte del repertorio de música para este instrumento, no podemos despreciar todo un mundo de música compuesta en la que el piano participa con otros instrumentos, con una orquesta entera, como acompañamiento para la voz e incluso frente al sonido electrónico. Desde el punto de vista de la formación y la musicalidad del pianista, es mucho lo que esta música puede aportarle. Determinado rigor rítmico, por poner un ejemplo, no se exige de la misma manera cuando se actúa como solista o como acompañante. Acompañar cantantes (algo considerado en ocasiones como un arte menor, hasta que geniales pianistas, dedicados al acompañamiento, han demostrado en diversas ocasiones

que la capacidad técnica y musical que poseen no la tienen algunos solistas) puede enseñar al pianista a respirar, a frasear, a conducir una línea melódica. Tocando con la orquesta, el pianista aprende a ceñirse a determinados requerimientos rítmicos y dinámicos que en la interpretación en solitario no son tan necesarios. La precisión, en todo momento de la intepretación con la orquesta, se hace inexorable. Leyendo partituras de orquesta, realizando las pertinentes reducciones respetando los movimientos de las voces, sacará conclusiones que seguramente nunca hubiera obtenido de las partituras exclusivamente compuestas para piano. Y, por fín, con las posibilidades que la electrónica nos brinda, tanto a nivel informático como a nivel de síntesis del sonido, se abre un nuevo campo de experimentación a nivel tímbrico, ya sea con el propio sonido del piano, o confrontando su propio timbre con nuevas sonoridades externas, de todo lo cual ya existen importantes muestras de grandes compositores contemporáneos. Cuerda raspada Guitarra Instrumento cordófono, formado por una caja de madera y un mástil con trastes. En la guitarra eléctrica las vibraciones de las cuerdas pulsadas son captadas por electromagnetos, conducidas a un amplificador y emitidas por un altavoz. La caja de la guitarra tiene un agujero circular, llamado rosetón, boca o tarraja. El mástil tiene trastes y termina en una cabeza o pala con seis clavijas. La guitarra actual tiene seis cuerdas simples (tres de tripa: mi, si, sol; y tres hiladas, de seda recubierta de latón: re, la, mi) y su música se escribe en clave de sol. Se barajan tres hipótesis sobre el origen de la guitarra. La primera de ellas, que propone un origen árabe, se basa en representaciones en antiguos relieves, tanto egipcios como caldeo-asirios. Por mediación de los árabes, llegaría a España hacia el siglo XII, en su forma primitiva. La segunda hipótesis, que establece un origen grecorromano, considera que la guitarra deriva de la cítara romana, que en el siglo IX se transformaría en la "rota", a la que se añadiría mástil y trastes. La tercera hipótesis supone que este instrumento es una síntesis de las características de otros instrumentos, fundamentalmente la "cedra" y la "vihuela" medievales. En el siglo XII se diferenció entre guitarra morisca y guitarra latina. Posteriormente la guitarra morisca derivaría en el laúd y la guitarra latina evolucionaría hasta llegar a la guitarra actual, abandonando el uso del plectro o púa que se utilizaba para tocar los instrumentos de la familia (laúdes, vihuelas, etc). En el siglo XVII, la guitarra adopta ya la forma definitiva que mantendrá, con mínimas variaciones, hasta nuestros días La guitarra tiene la tapa y el fondo planos, con forma de ocho. El mástil está dividido en 19 trastes y termina en una "cabeza" o "pala", donde se halla el clavijero, con las clavijas que permiten la afinación del instrumento. Tiene 6 cuerdas que pueden ser metálicas, de nylon e incluso de seda con entorchado metálico. Corresponden, desde el grave al agudo, a las notas Mi1, La1, Re2, Sol2, Si2, Mi3.

Existen otros tipos de guitarra, con 8, 10 y 12 cuerdas y con características bastante diferentes a la guitarra clásica, sobre todo algunos tipos de procedencia americana y muy usadas en la música popular. Aerófonos Viento-madera Oboe

Instrumento de madera, provisto de doble lengüeta y cuyo tubo, ligeramente cónico, termina en un pequeño pabellón. El oboe de amor es una variedad de oboe de pabellón piriforme y que suena una tercera más baja. Básicamente, el oboe es un tubo cónico, con los orificios en un lado y provisto de un mecanismo de llaves para taparlos. Su predecesor más antiguo es el "aulos" griego (en contra de lo que algunos creen, el "aulos" no era un tipo de flauta). Su antecedente medieval es la "chirimia discante", así como el "caramillo" Se compone también de tres partes: el cuerpo superior, el cuerpo inferior y el pabellón. Se fabrica en materiales diversos: maderas de ébano, de palisandro, de cedro y en ocasiones, en marfil. Su longitud es de 70 centímetros. Posee una gran capacidad dinámica, pudiendo pasar del "pianísimo" al "forte" con gran delicadeza. Además es uno de los instrumentos melódicos por excelencia en la orquesta, a causa de su sonido dulce y claro. Clarinete

Instrumento que consiste en un tubo cilíndrico de madera provisto de llaves y una lengüeta simple de caña; fue inventado por J.-C. Denner en 1690. Por su extensión, belleza de sonido, agilidad y capacidad de matiz, al clarinete se le compara con los instrumentos de cuerda. De hecho, en las bandas cumple un papel similar al de la cuerda en la orquesta. Toma su nombre del "chalumeau" francés, del cual desciende y del clarín, al que llegó a parecerse tras una profunda transformación sufrida a principios del siglo XVIII. Boehm aplicó también a este instrumento el sistema de llaves que había inventado para la flauta.

Al igual que otros instrumentos de viento, el clarinete lo forman diferentes piezas: en este caso cinco, que se acoplan entre sí. La boquilla soporta la lengüeta, sujeta con una abrazadera. La boquilla se introduce a su vez en el barrilete. Esta pieza, al igual que ocurre en la flauta, permite la afinación del instrumento, sacándola más o menos según convenga. El cuerpo superior consta de 15 orificios y el mecanismo correspondiente para taparlos. El cuerpo inferior consta de 9 orificios y también su correspondiente mecanismo. Por fin, el pabellón, en el extremo inferior conforma el instrumento. Según su tamaño y tesitura podemos distinguir diversos tipos de clarinetes: - Requinto en Mi bemol, de menor tamaño. - Contralto en Mi bemol. Sustituye el barrilete por un tubo metálico curvado. - Clarinete en si bemol, que consideramos "tradicional" o normal. - Clarinete bajo, menos ágil que el anterior. Suena una octava grave y es más grande. La sonoridad de su registro grave lo hace muy interesante. Saxofón

Instrumento aerófono, de metal, con embocadura y lengüeta simple, inventado en 1845 por el clarinetista belga Antoine-Joseph Sax (Dinant, 1814-París, 1894). Abarca dos octavas y media. La familia de los saxofones cuenta con siete instrumentos Este instrumento, creado por Adolphe Sax a mediados del siglo XIX, ha ido abriéndose paso con cierta dificultad a lo largo de su historia. Aunque con algunas características del clarinete, tiene una personalidad propia y quizás sus posibilidades han sido mejor aprovechadas y desarrolladas en el mundo del jazz que en el de la música sinfónica.

Es un instrumento de lengüeta simple, compuesto por cinco secciones: - El tudel, que contiene a su vez la boquilla, sujeta con una abrazadera y muy similar a la del clarinete. - El cuerpo, la culata y el pabellón, con los orificios y el mecanismo de llaves del tipo Boehm. Generalmente están constituidos en una sola pieza Podemos distinguir siete tipos de saxofón, algunos de los cuales difieren en su forma del tradicional aspecto con el que lo conocemos. Así pues, el sopranino y el soprano son rectos. Enumerándolos, son: - El sopranino, que es el más agudo de todos y está en Mi bemol. - El soprano, en Si bemol. Suena una octava más baja que el anterior. - El contralto, en Mi bemol. El más utilizado en la orquesta. - El tenor, en Si bemol. - El barítono, en Mi bemol. Es uno de los más apreciado en Jazz. - El bajo, en Si bemol. Utilizado casi exclusivamente en las bandas. El tudel de este tipo de saxofón adopta formas algo más retorcidas que los otros. - El contrabajo. Al igual que el anterior, tiene formas más retorcidas y casi únicamente se utiliza en las bandas. Familia de Saxofones: sopranino, soprano, alto, tenor, barítono y bajo Las proporciones entre ellos no son verdaderas, tan solo se pretende mostrar las diferencias entre ellos. El saxofón, tal como pasa con otros instrumentos, pertenece al grupo de los llamados "instrumentos transpositores". Estos instrumentos se llaman así porque cuando el instrumentista hace sonar una nota, la nota que suena es diferente a la que está escrita. Por poner un ejemplo, en un saxo en Si bemol, cuando el intérprete toca un "Do", en realidad suena un Si bemol, o sea, un tono bajo. Fagot Instrumento de la familia de los oboes, de lengüeta doble y tubo cónico de madera. Flauta travesera

Este tipo de flauta ya se utilizaba en la Edad Media. En ella, los orificios están dispuestos según determinadas leyes físicas, para poder obtener los diferentes tonos. Su estructura consta de tres partes principales:

La cabeza, que es donde está la embocadura. El cuerpo, con trece agujeros y todo el mecanismo de llaves inherente a ellos. El pie, con tres agujeros y el mecanismo de las llaves restantes. Es un instrumento muy ágil, que permite ejecutar con facilidad pasajes rápidos en "legato" y "staccatto", así como el doble y triple ataque, glissandos, trinos, etc Viento-metal Trompeta

Instrumento musical de viento de la familia de los aerófonos; es de metal, con embocadura y tubo cilíndrico que se hace ligeramente cónico en su extremo y termina en forma de pabellón. La trompeta marina es un instrumento musical parecido al monocordio, que se tocaba con arco y estuvo en boga entre los siglos XII y XVIII. De origen antiquísimo, a partir del siglo XVI se curvó el tubo, enrollándose posteriormente sobre sí mismo. En 1770 se adoptaron los cuerpos de recambio o prolongaciones adicionales del tubo, mientras que en 1815 apareció la trompeta de pistones, que permitía una extensión de dos octavas y media y todos los grados cromáticos. Actualmente se construyen trompetas en varios tonos, estando afinadas en si bemol y en do las más habituales. Este instrumento desciende, según unos, del clarín medieval y según otros de la bocina, de procedencia árabe. La trompeta actual suele ser de cobre, con la embocadura en un extremo del tubo, que termina en el otro extremo en un pabellón con forma de embudo. El instrumento puede realizar la escala cromática completa, gracias al sistema de llaves o válvulas anteriormente mencionado y a los tubos acodados, uno de los cuales, de mayor tamaño, sirve para afinar el instrumento.

Hay varios tipos de trompeta, aunque la más utilizada es la trompeta en Si bemol. También se utiliza frecuentemente la trompeta en Do. Además existe, entre otras, una trompeta piccolo (trompeta barroca), más pequeña que las anteriores, que suena una octava aguda y también una trompeta bajo que suena una octava grave respecto a las primeramente mencionadas. Un dispositivo adicional es la sordina, muy utilizado para conseguir un cambio de timbre característico. Se coloca en el pabellón del instrumento. La sordina se utiliza también en el resto de instrumentos de metal de los que hablaremos a continuación. Trombón

Instrumento musical de viento, de la familia de los aerófonos; es de metal, con embocadura y de pabellón muy ancho. El trombón se construye en varios tonos: soprano (muy utilizado en el barroco), contralto, tenor (el más importante), tenor bajo, bajo y contrabajo. Este último es el mayor de todos y dio lugar al trombón de varas, que dispone de varas correderas en forma de U para modificar la altura de los sonidos. Se llama trombón de pistones el que lleva pistones en lugar de varas para modificar la afinación. Descendiente de la bocina romana, en el siglo XV este instrumento se llamaba "saqueboute", siendo en Italia donde tomó el nombre actual (trombone) hacia el siglo XVII. Al igual que los demás "cobres", el trombón consiste también en un tubo enrollado sobre sí mismo, utilizando en este caso dos sistemas diferentes para conseguir las notas: la vara y las válvulas.

El trombón de válvulas o pistones ha sido desplazado poco a poco por el trombón de varas. Este último tiene una sección móvil que se desplaza introduciéndose y saliendo del cuerpo del instrumento. Según esté más o menos metido, se acorta o alarga el tubo consiguiendo, en siete posiciones predeterminadas los diversos tonos, en combinación también con la presión de aire que el instrumentista ejerce en la boquilla. El más utilizado es el trombón en Si bemol, aunque también se han utilizado otros: el "trombón contralto" y el "trombón bajo". Su potente sonoridad y brillantez, así como su capacidad para realizar "glissando", lo hacen muy apreciado por los compositores para los pasajes de gran intensidad. Trompa

Instrumento musical de viento, de la familia del metal, con un y largo tubo de sección cónica enrollado sobre sí mismo y acabado en un amplio pabellón. Se construye afinada en fa o en si bemol. La trompa es un descendiente directo de las trompas y cuernos de caza, utilizados en Francia en el siglo XVII. Sufrió diversas modificaciones hasta llegar a convertirse, a principios del siglo XIX, en el instrumento actual. El tubo, construido de cobre, tiene una longitud de 4,5 metros enrollado sobre sí mismo. Al igual que los otros instrumentos de la familia, termina en un pabellón aunque en este caso es proporcionalmente más grande. En el otro extremo está la embocadura, con forma cónica. En el centro del instrumento se encuentran las llaves o válvulas que permiten conseguir los diferentes tonos o notas. Aunque en la orquesta la más utilizada es la trompa en Fa, también existen otras trompas en Mi bemol y en Si bemol. Tuba

Instrumento musical de viento, el más grave de la familia del metal, cuyo tubo es de sección cónica y está provisto de pistones. Se construyen tubas tenor, bajo y contrabajo en varios tonos, siendo las más frecuentes las bajo en do y fa y la contrabajo en do. La tuba wagneriana es una modalidad de tuba inventada por Wagner para su Tetralogía y parecida a la trompa. Los antecesores de la tuba son el serpentón y el oficleide. Es un tubo de sección cónica, con un pabellón de grandes dimensiones, que se abre longitudinalmente o transversalmente según el tipo de tuba. Es un tubo de gran tamaño, sobre todo en el diámetro del pabellón, con una sonoridad profunda. En la orquesta empasta muy bien con la madera y el metal, aunque a veces se utiliza para reforzar a los contrabajos. En la banda hace el papel del contrabajo. Hay tres tipos de tuba: en Do (la más utilizada), en Si bemol (tuba tenor) y en Do (tuba alta, con seis válvulas en vez de las cinco habituales) FINAL SORPRESA Instrumentos en la pintura: EL CONCIERTO, DE Nicolás Tournier. Museo de El Louvre, Paris.

Con las inevitable limitaciones de la composición del cuadro - que no permite ver los instrumentos completos ni todos sus detalles. El concierto de Nicolas Tournier puede considerarse como una obra que refleja bastante bien instrumentos de la época. Bibliografía

Página web http://www.melomanos.com/academia/instrum/indexins.htm consultada el día 29 de Noviembre de 2003 Enciclopedia Multimedia Planeta. Planeta Grandes Obras S.A. 2001. Disco CDR nº 5. Enciclopedia Espasa. Espasa Clape S.A. 2002. Barcelona http://www.filomusica.com/filo15/eli.html

 

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful