P. 1
TEMA 3. EL RELIEVE ESPAÑOL

TEMA 3. EL RELIEVE ESPAÑOL

|Views: 309|Likes:
Published by Afernandezalarcon
Tema 3 (3 y 4 del actual formato de la PAU, Andalucía) sobre el relieve español.
Tema 3 (3 y 4 del actual formato de la PAU, Andalucía) sobre el relieve español.

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: Afernandezalarcon on Oct 30, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/07/2013

pdf

text

original

Departamento de Geografía e Historia. IES Fray Luis de Granada. Curso 2012- 13 TEMA 3.

EL RELIEVE ESPAÑOL

TEMA 3. EL RELIEVE ESPAÑOL
(Os recuerdo que este tema corresponde a los temas 3. El relieve de España (concretamente apartado 3.1. de este tema), y 4. Organización del relieve peninsular (concretamente apartado 3.2. de este tema) de la PAU de este curso) 3.1. El relieve de España 3.1.1. Rasgos generales del relieve de España (peninsular e insular) 3.1.2. Formación y variedad litológica del relieve peninsular y de los archipiélagos balear y canario. 3.2. Organización del relieve español 3.2.1. Las grandes unidades del relieve peninsular: características de cada una. 3.2.2. El relieve balear y el relieve de las islas Canarias.

3.1. EL RELIEVE DE ESPAÑA
3.1.1. RASGOS GENERALES DEL RELIEVE DE ESPAÑA (PENINSULAR E INSULAR) Entendemos por relieve como el conjunto de formas que representa la superficie terrestre resultado de una estructura geológica originada por las fuerzas internas de la Tierra y por el modelado que sobre ella realizan agentes externos (meteoros atmosféricos, aguas, seres vivos, etc.). El relieve peninsular posee rasgos característicos: 1. la forma maciza determinada por una gran anchura de la península de oeste a este con costas rectilíneas, sin apenas golfos y bahías; la única excepción serán las costas gallegas con rías que originan una costa más articulada. Todo esto limita la influencia marina en el interior. 2. la elevada altitud media (unos 660 m.s.n.m.1), sólo superada en Europa por Suiza (la media europea es de 297 m), se debe a la presencia de un extenso núcleo plano, la Meseta, con una altitud media entre los 600 y los 800 m.s.n.m., a lo que añadimos la existencia de altas cordilleras. 3. la disposición periférica del relieve que rodean a la Meseta. Esto tiene grandes consecuencias climáticas (frenan la influencia marina) y de comunicación (aíslan al interior de la periferia peninsular). 4. es un relieve muy compartimentado fruto de la orogenia alpina que fracturó los materiales existentes elevando unos (Sistema Central y Montes de Toledo), y hundiendo otros (cuencas del Duero, Tajo y Guadiana). 5. distinguimos grandes zonas costeras con características diferenciadoras: • costa cantábrica, de carácter rectilíneo con acantilados y escasez de playas (La Concha de S. Sebastián, Santander, San Vicente de la Barquera, Gijón). • costa gallega, muy articulada mediante entrantes y salientes. Destacan las rías o valles fluviales inundados por el mar: Rías Altas y las Rías bajas. • costa atlántica andaluza, baja y arenosa, con abundantes dunas. • costa mediterránea andaluza, alta y rocosa muy cercana a las cordilleras, con un trazado rectilíneo y pequeñas playas.
1

m.s.n.m.: metros sobre el nivel del mar.

1

Departamento de Geografía e Historia. IES Fray Luis de Granada. Curso 2012- 13 TEMA 3. EL RELIEVE ESPAÑOL

costa del Cabo de Gata al de la Nao, con amplias playas y albuferas (Mar Menor). • costa valenciana, desde el Cabo de la Nao hasta el Delta del Ebro, baja y arenosa, con zonas de albufera (Valencia) y tómbolas (islotes unidos a la tierra por una barra de arena, Peñíscola). • costa catalana, desde el Delta del Ebro hasta el Cabo de Creus, con un sector amplio y arenoso en el sur, y una zona rocosa y acantilada en el sector gerundense (Costa Brava). • costa balear, variada, rocosa y acantilada, con calas y playas. • costa canaria, abrupta, con alternancia de acantilados y playas. De estos rasgos generales las islas Baleares guardan una estrecha relación, mientras que las islas Canarias, debido a su origen volcánico, poseen otros rasgos. Veámoslos de forma general: 1. Las islas Baleares son una prolongación de dos cordilleras, la Bética y la Costero- Catalana, por lo que participa de sus características geológicas. Son un archipiélago compuesto por tres grandes islas (Mallorca, Menoría e Ibiza) y otras dos más reducidas (Formentera y Cabrera); además de algunos islotes (Conejera, Dragonera, Espalmador, etc.). 2. Las islas Canarias poseen un carácter volcánico y se originaron durante la orogénesis alpina al fracturarse el fondo del Atlántico. Las siete islas mayores son Tenerife, La Palma, La Gomera, El Hierro, Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura; posee además seis islas menores: Alegranza, Graciosa, Montaña Clara…

3.1.2. FORMACIÓN Y VARIEDAD LITOLÓGICA DEL RELIEVE PENINSULAR Y DE LOS ARCHIPIÉLAGOS BALEAR Y CANARIO 3.1.2.1. Formación del relieve peninsular y de los archipiélagos El relieve actual español es el fruto de una larga evolución geológica que se inició hace millones de años, en la que se han alternado fases orogénicas (o de creación de relieve), junto a otras de calma en las que han predominado la erosión y la sedimentación. • Era Arcaica o Precámbrico (4 000- 600 millones de años) surge del mar una banda de tierra emergida de NO a SE en la zona de la actual Galicia, y puntos aislados del Sistema Central y los Montes de Toledo. Este macizo, compuesto por pizarras y gneis, fue erosionado y cubierto posteriormente por los mares. • Era Primaria o Paleozoico (600- 225 millones de años) tiene lugar la orogénesis hercinico- varisca que eleva materiales como granito, pizarra y cuarcita. En la zona occidental surge el Macizo Hespérico, que fue arrasado y convertido en un zócalo o penillanura y que constituye el núcleo de la Meseta. Este zócalo estaba inclinado hacia el Este. También surgen en el NE los macizos de Aquitania, Catalana- Balear y del Ebro, y al SE el Bético- Rifeño, posteriormente convertidos en zócalos. • Era Secundaria o Mesozoico (225- 68 millones de años), periodo de calma geológica en el que predominan la erosión y sedimentación que arrasan las cordilleras anteriores. Los materiales erosionados se depositaron en los bordes orientales sumergidos del zócalo hespérico, formado coberteras no muy potentes de sedimentos de materiales plásticos (caliza, arenisca, margas). En las fosas marinas o geosinclinales del Mar de Thetis (Mar Mediterráneo) se depositaron capas sedimentarias de varios kilómetros de espesor. 2

Departamento de Geografía e Historia. IES Fray Luis de Granada. Curso 2012- 13 TEMA 3. EL RELIEVE ESPAÑOL

• Era Terciaria o Cenozoico (68- 1,7 millones de años) en la que se produce la orogénesis alpina que dio lugar a las cordilleras alpinas de los Pirineos y los Sistemas Béticos, al plegarse los materiales de los geosinclinales entre los materiales antiguos que actuaron como topes, fruto del choque de la placa euroasiática y africana. En los bordes orientales de la Meseta los materiales sedimentarios mesozoicos se plegaron, formando el Sistema Ibérico, los Montes Vascos y la zona oriental de la Cordillera Cantábrica. En su borde meridional, el empuje de las Béticas originó Sierra Morena. El zócalo, formado por materiales rígidos, se fracturó y surgieron fallas. Éstas tuvieron como consecuencia la aparición de un relieve germánico, constituido por bloques elevados y rejuvenecidos (horst) como el Macizo Galaico- Leonés, el Sistema Central y los Montes de Toledo; y por bloques hundidos que dieron lugar a fosas tectónicas (graben) en las que se crearon cuencas sedimentarias como las del Duero, el Tajo y el Guadiana. Estas mismas fallas también dieron lugar a una actividad volcánica que se refleja en zonas como el Campo de Calatrava, Olot- Ampurdán y Cabo de Gata. Entre las cordilleras alpinas y el borde del zócalo se formaron zonas hundidas que se fueron colmatando con el tiempo dando lugar a las depresiones tectónicas del Ebro y Guadalquivir. El zócalo cambia de inclinación y pasa a estar basculado hacia el Oeste, lo que determina la actual disposición fluvial: la mayor parte de ríos del zócalo desembocan en el Atlántico. El fondo marino se rompe y se comienzan a formar las Islas Canarias. • Era Cuaternaria (1,7 millones de años- actualidad) es un periodo erosivo en el que predomina el modelado sobre el relieve anteriormente creado. Los fenómenos que más destacan son el glaciarismo y la formación de terrazas fluviales. Es un periodo de cambio climático en el que se alternan periodos glaciares (Gunz, Mindel, Russ y Wurm) con otros interglaciares de deshielo. Este fenómeno afectó sobre todo a las cordilleras más altas (Pirineos, Cordillera Cantábrica, Sistema Central, Sistema Ibérico y Sierra Nevada) dando lugar a glaciares de circo y de valle. Cuando se funden los hielos dan lugar a pequeños lagos y valles en “U”. En los ríos se alternaron períodos de encajamiento de los sedimentos (períodos de regresión), con períodos de relleno de sedimentos (transgresión) que formaron las terrazas fluviales (llanuras aluviales, dispuestas en ambas márgenes de un río, paralelas entre sí, formadas por la alternancia de momentos de encajamiento y relleno de sedimentos de un río).

3.1.2.2. Variedad litológica del relieve peninsular e insular En la Península se distingues tres grandes dominios litológicos, que se corresponden con áreas estructurales de formación e historia diferentes a los que añadiremos el dominio volcánico: • La Iberia silícea ocupa el tercio occidental de la Península: zócalo de la Meseta, macizos rejuvenecidos durante la orogenia alpina (el Macizo Galaico, oeste de la Cordillera Cantábrica, el Sistema Central, los Montes de Toledo y Sierra Morena), más algunos puntos en la zona axial de los Pirineos, la Cordillera Penibética y núcleos aislados del Sistema Ibérico. Las rocas de este dominio son materiales antiguos (paleozoico- hercinianos y precámbricos), de gran dureza y rigidez. Dentro de las rocas silíceas destacan rocas ígneas

3

Departamento de Geografía e Historia. IES Fray Luis de Granada. Curso 2012- 13 TEMA 3. EL RELIEVE ESPAÑOL

o magmáticas como los granitos, y las metamórficas como las pizarras, los mármoles y el gneis. Las formas del relieve que da lugar a formas plegadas, falladas y erosionadas como penillanuras, berrocales, las piedras caballeras y los domos o panes de azúcar. Los estilos tectónicos predominantes son el germánico y el jurásico. Los suelos son ácidos y pobres por lo que sólo son aptos para espacios adehesados. • La Iberia caliza se extiende formando una “Z” invertida comenzando por los Pirineos (Prepirineo), los Montes Vascos, la zona oriental de la Cordillera Cantábrica, el Sistema Ibérico y los Sistemas Béticos. Son sedimentos mesozoicos que se plegaron en la era terciaria con la orogenia alpina al ser materiales plásticos y por lo tanto dan lugar a relieves de grandes alturas, grandes pendientes y desniveles. Predominan las rocas calizas, aunque también abundan conglomerados, areniscas y margas. La caliza da lugar al modelado kárstico ya que la roca caliza es permeable y se disuelve con el agua. Este modelado crea formas como los lapiaces o lenares, las torcas o dolinas (que unidos entre sí forman las uvalas), los poljes, sumideros y simas. En zonas de ríos aparecen las gargantas, cañones u hoces como el Tajo de Ronda. En este tipo de relieve son típicas las cuevas con estalactitas y estalagmitas. El aprovechamiento humano esencial es el de zonas montañosas (forestal, ganadería, turismo), y en la zona Subbética el cultivo de olivos. • La Iberia arcillosa se localiza en las cuencas sedimentarias de las dos submesetas, en las depresiones exteriores del Ebro y Guadalquivir, en las hoyas interiores de las Cordilleras Béticas y en las llanuras aluviales costero- mediterráneas. Son materiales sedimentarios terciaros y cuaternarios muy poco resistentes a la erosión como arcillas, margas, yesos, etc., por lo que son los más jóvenes de la Península. El relieve arcilloso no ha sido afectado por las fuerzas tectónicas por lo que se puede disponer de dos formas: si se dispone de forma horizontal da lugar a un modelado tabular de páramos, mesas o muelas y cerros testigo u oteros; si se disponen inclinados dan lugares a cuestas. En zonas con escasa cobertera vegetal y semiáridas originan badlands o cárcavas. Es un relieve llano con suaves ondulaciones lo que da lugar a un uso ante todo agrícola ya que sus suelos son muy aptos para esta actividad. Su modelo más representativo quizás sea la campiña sevillano- cordobesa. La España volcánica se localiza en las Islas Canarias, islas Columbretes (Castellón) y en áreas peninsulares donde se inició una actividad volcánica en el Terciario (Cabo de Gata, Ampurdán- Olot, Campo de Calatrava, Confrontes –Valencia). Son materiales ígneos de época Terciaria y en algunos casos con menos de 10.000 años como en las Canarias o en Olot. El relieve volcánico se caracteriza por una serie de formas como son los conos volcánicos, las calderas, los malpaíses y los diques y roques.

3.2. ORGANIZACIÓN DEL RELIEVE ESPAÑOL
3.2.1. Las unidades del relieve español: características de cada una 3.2.1.1. Unidades morfoestructurales

4

Departamento de Geografía e Historia. IES Fray Luis de Granada. Curso 2012- 13 TEMA 3. EL RELIEVE ESPAÑOL

En España se distinguen tres conjuntos morfoestructurales:
1. Zócalo paleozoico, constituido por materiales silíceos como el granito, la pizarra,

los esquistos y la cuarcita. Se sitúa en la mitad occidental de la Península. Sus formas de modelado son generalmente horizontales o ligeramente onduladas (penillanuras). 2. Macizos antiguos, montañas formadas en el Terciario por un rejuvenecimiento del zócalo paleozoico, por lo que los materiales son también silíceos. Estas montañas actualmente tienen cumbres redondeadas y suaves. Los encontramos en el Sistema Central y Montes de Toledo, Macizo Galaico- leonés y parte occidental de la Cordillera Cantábrica. Presenta ejemplos de relieve apalachense. 3. Cordilleras de plegamiento, originadas durante la orogénesis alpina sobre materiales sedimentarios calizos plásticos. Sus formas suelen presentar fuertes pendientes y formas escarpadas. Distinguimos entre: • Cordilleras intermedias, formadas con los materiales depositados en los rebordes del zócalo (Sistema Ibérico y parte oriental de la Cordillera Cantábrica). • Cordilleras alpinas, formadas con los materiales depositados en fosas marinas o geosinclinales de la zona NE y S- SO del zócalo (Pirineos y Cordilleras Béticas). 4. Cuencas sedimentarias o depresiones, zonas hundidas que se han ido rellenando con materiales sedimentarios procedentes de las montañas circundantes. Distinguimos entre: • Cuencas interiores castellanas, formadas por el hundimiento del zócalo (Duero, Tajo y Guadiana). • Cuencas prealpinas, formadas en los flancos de las cordilleras alpinas (Ebro y Guadalquivir). 3.2.1.2. Unidades de relieve 3.2.1.2.1. Meseta y unidades interiores La Meseta Es el eje fundamental del relieve peninsular y su núcleo primitivo. Ocupa la zona occidental de la Península Ibérica (zona donde aflora el zócalo paleozoico) y está basculada hacia esa dirección un 0,3% (en un principio basculaba hacia el Este). Su altura media es de unos 600 m.s.n.m. Se divide en dos por el Sistema Central: Submeseta Norte y Submeseta Sur. La primera tiene mayor altitud que la segunda (unos 750 m.s.n.m. frente a unos 600) y alberga la cuenca del Duero. La Submeseta Sur se divide, a su vez, en dos unidades separadas por los Montes de Toledo, con la cuenca del Tajo al Norte y la del Guadiana al Sur. Las dos submesetas poseen una litología arcillosa en su zona oriental, lo que crea unas formas del relieve horizontales o tabulares y en cuesta (páramos, campiñas y mesas). En su zona occidental la litología es silícea por lo que aparecen las penillanuras. Unidades interiores Los sistemas montañosos interiores de la Meseta se formaron con la orogenia alpina cuando el zócalo experimentó una serie de fracturas que elevaron unos bloques (horts) y hundieron otros (graben). Estos sistemas son de roquedo silíceo (granito, pizarra, gneis y cuarcita) muy erosionado, por lo que suele presentar cumbres suaves.

5

Departamento de Geografía e Historia. IES Fray Luis de Granada. Curso 2012- 13 TEMA 3. EL RELIEVE ESPAÑOL

El Sistema Central divide la Meseta en dos unidades. Corre en dirección SO- NE a lo largo de 400 km, con una anchura de entre 35- 40 km. Destacamos las sierras de Estrella, Gata, Peña de Francia, Gredos (con la máxima altitud: Pico de la Plaza del Moro Almanzor, 2.591 m), Guadarrama y Gredos. En su sector central se observan restos de glaciarismo como son algunas lagunas e ibones. Presenta recursos mineros escasos. Los Montes de Toledo dividen la Submeseta Sur en dos unidades: cuenca del Tajo y del Guadiana. Poseen menores altitudes que no superan los 1.500 (Pico Villuercas) en una serie de sierras que se extienden unos 350 km de Este a Oeste, de las que destacamos las de Guadalupe, Montánchez, San Pedro, San Pablo… Presenta un relieve de tipo apalachense en el que se observan las crestas del antiguo anticlinal. Las cuencas sedimentarias que se forman en la era terciaria, cuando algunos bloques de la Meseta se hundieron y posteriormente se fueron colmatando con sedimentos terciarios y cuaternarios (blandos en la zona inferior: arenas, arcillas, margas, yesos; y duros en la superior: calizas). Es por tanto un relieve horizontal en el que predominan los páramos2 y las campiñas, en las que son frecuentes los cerros testigo, los glacis, las badlands y las mesas3. La cuenca de la Submeseta Norte es más alta y uniforme, y está dominada por el río Duero. La cuenca de la Submeseta Sur es más baja, destacan las cuencas endorreicas de las Tablas de Daimiel y las Lagunas de Ruidera y los fenómenos de vulcanismo en la zona del Campo de Calatrava. En la zona occidental se encuentra una gran penillanura en la zona zamoranosalmantina y extremeña en la que afloran los materiales paleozoicos. En esta zona los ríos han excavado profundas gargantas o arribes (como el del Duero) al encajarse en los materiales duros. 3.2.1.2.2. Unidades que bordean la Meseta Hay cuatro cadenas montañosas que bordean la Meseta de tal manera que sólo está abierta por el Oeste. Estas cadenas se formaron con la orogenia alpina bien por un rejuvenecimiento del zócalo (Macizo Galaico- Leonés y Sierra Morena), bien porque se plegaron los materiales depositados en el borde del zócalo (Cordillera Cantábrica y Sistema Ibérico). Macizo Galaico- Leonés Se sitúa en el ángulo NO. Son materiales silíceos (sobre todo granito) que fueron rejuvenecidos en el Terciario. Predominan las formas suaves y redondeadas, cortadas por multitud de fallas. Sus sierras más destacadas son Segundera, Cabrera y los Ancares (mayor altitud, Pico Teleno, 2.188 m). Un elemento característico son las rías, que se formaron por la invasión marina de antiguos valles fluviales. Mención especial tiene el glaciarismo que se produjo en la zona y del que se conserva una importante huella en el lago glaciar de Sanabria. Podemos encontrar amplios recursos mineros como carbón, oro, hierro, lignito… Cordillera Cantábrica Se extiende de Oeste a Este unos 480 km y aísla la Meseta de la influencia del mar Cantábrico. Su sector occidental es parte del zócalo paleozoico rejuvenecido en el Terciario (cuenca carbonífera asturiana), mientras que el oriental (desde la zona santanderina hasta los Montes Vascos inclusive) son materiales calizos depositados en el
2 3

superficies estructurales planas y elevadas, coronadas por un estrato calizo más resistente a la erosión. llanuras suavemente onduladas y recorridas por ríos, que se forman donde los páramos han sido erosionados y afloran las margas y arcillas de los niveles inferiores.

6

Departamento de Geografía e Historia. IES Fray Luis de Granada. Curso 2012- 13 TEMA 3. EL RELIEVE ESPAÑOL

Secundario y plegados en el Terciario. Las mayores alturas se encuentran en la zona en la que el sector occidental y oriental se unen y se encuentra un afloramiento de calizas (Picos de Europa: Torre Cerrado, 2.658 m, y Naranco de Bulnes, 2.519 m). La zona oriental es menos elevada y en los Montes Vascos destacan las sierras de Aralar y Peña Gorbea. Sistema Ibérico Se extiende en dirección NO- SE separando la Meseta de la depresión del Ebro. Posee materiales predominantemente calizos depositados en el Secundario y plegados en el Terciario, si bien en la zona más septentrional afloran los paleozoicos. Distinguimos un sector septentrional formado por las sierras con mayor altitud (superan los 2.000 m.) como las de la Demanda, Picos de Urbión y Moncayo (Moncayo 2.313 m.), afectadas por el glaciarismo (Laguna Negra); y un sector meridional desde la cuenca del río Jalón que se bifurca en dos partes separadas por el río Jiloca (fosa de Calatayud): una interior o castellana (Sierra de Albarracín y Serranía de Cuenca) con un relieve calizo kárstico (Ciudad Encantada de Cuenca); y otra exterior o aragonesa (Sierra de Javalambre, Maestrazgo y Gúdar). Sierra Morena Es una falsa cordillera que separa la Meseta del valle del Guadalquivir. Se interpreta como una flexión del zócalo, fracturada en muchos puntos, producida por el empuje desde el Sur al levantarse las Béticas. Si la observamos desde la Mancha aparece como una serie de cerros de escasa altura, mientras que si lo hacemos desde Andalucía lo es como una cordillera. Sus materiales son paleozoicos (silíceos), de un color oscuro que, junto a la vegetación predominante (jara) le dan nombre. Sus sierras más importantes son Madrona (La Estrella, 1.323 m.), Pedroches, Almadén y Aracena. Destaca el Paso de Despeñaperros, el único que de forma natural comunica la Meseta y Andalucía. 3.2.1.2.3. Unidades exteriores a la Meseta Son formas del relieve jóvenes que se desarrollaron en el Terciario y que han ido modelándose en el Cuaternario. Distinguimos entre depresiones y cordilleras alpinas. Depresiones exteriores a la Meseta Son las del Ebro y Guadalquivir. Son extensas llanuras de forma triangular que se formaron por la colmatación de brazos de mar interiores con potentes materiales terciarios y cuaternarios. Depresión del Ebro, situada en el NE peninsular limita al N con los Pirineos, al S con el Sistema Ibérico y la cierra al E la Cordillera Costero- Catalana. Primero estuvo ocupada por el mar hasta que se cerró, transformándose en un lago a fines del Terciario, hasta que el Ebro se abrió paso hacia el mar. Esta evolución geológica hace que encontremos sedimentos marinos en el centro y continentales en los bordes de la depresión, lo que da lugar a diferentes formas del relieve (relieve tabular y badlands como el del Desierto de Los Monegros en la zona central; somontanos o piedemontes4 en los bordes).
4

Somontano o piedemonte: son tierras llanas, aunque levemente inclinadas, constituidas por materiales gruesos y duros (conglomerados) transportados por los ríos provenientes de las montañas. En ellos se pueden formar mallos o torreones rocosos individualizados, y hoyas o zonas depresionarias.

7

Departamento de Geografía e Historia. IES Fray Luis de Granada. Curso 2012- 13 TEMA 3. EL RELIEVE ESPAÑOL

Depresión del Guadalquivir, situada en el Sur peninsular, limita al N con Sierra Morena y al S con los Sistemas Béticos. Primero fue ocupada por el mar, luego se convirtió en un lago litoral o albufera y posteriormente en una marisma (hoy día sigue ensanchádose: Marismas de Doñana). Sus materiales son sedimentarios (arcillas, margas, calizas), lo que da lugar a un relieve en forma alomada de campiña en la zona interior de Córdoba y Sevilla, mientras que es más llana con marismas en las áreas próximas al Golfo de Cádiz. Cordilleras alpinas exteriores a la Meseta Geográficamente son tres cordilleras, Pirineos, Costero- Catalanas y las béticas. Son cordilleras jóvenes que se formaron con los materiales que durante el Secundario habían rellenado fosas marinas y que durante el Terciario fueron plegados. En el cuaternario han sufrido retoques por modelado glaciar. Poseen una gran variedad litológica puesto que nos encontramos tanto materiales calizos secundarios, como silíceos o paleozoicos que afloraron al plegarse el geosinclinal. Pirineos Es el istmo natural que desde el Golfo de Vizcaya hasta el Cabo de Creus (435 km) forman una barrera que nos separa del resto de Europa. Presenta una ausencia casi total de valles longitudinales (Cerdaña), y predominan los transversales recorridos por ríos. Distinguimos dos zonas esenciales: • Pirineo axial, que es el eje central de la cordillera por el que transcurren las cumbres. Posee un roquedo silíceo (granito, pizarra, cuarcita, gneis) de un antiguo macizo herciniano, rejuvenecido en la orogénesis alpina. Es la zona donde se encuentran las mayores alturas y más abrupto (Macizo Central de la Maladeta – Aneto, 3.404 m-, Puigmal y Canigó). Es destacable la presencia de vestigios de glaciarismo con circos y valles glaciares (Ordesa), así como ibones o estanys (lagos). • Prepirineo, que son cordilleras calizas que se extienden al N y S del anterior. Sus altitudes son menores y sus formas más suaves. Se dividen en tres sectores: sierras interiores (Monte Perdido, Sierra del Cadí) pegadas al Pirineo axial; sierras exteriores (Leyre, Loarre, Montsec) pegadas al Ebro; depresión media intrapirenaica (como el Canal de Berdún), con un relieve tabular que separa los dos anteriores. Cordillera Costero- Catalana Discurre de forma paralela a la costa catalana (250 km) y aísla la Depresión del Ebro de la influencia del Mediterráneo. Se divide en tres unidades: • Cordillera litoral, próxima a la costa (150 km de longitud desde Gerona hasta Tarragona) y con altitudes modestas (Sierra del Tibidabo). • Depresión prelitoral, fosa tectónica formada por materiales sedimentarios esenciales para la agricultura, pues es una zona de suaves colinas y fértiles valles, lo que da lugar a una alta densidad humana (Penedés, Vallés). • Cordillera prelitoral, macizo antiguo en lazona interior (250 km de longitud). Aquí se encuentran las mayores altitudes en Motserrat y Montseny (Turó de L’Homme, 1.712 m.). Sistemas Béticos

8

Departamento de Geografía e Historia. IES Fray Luis de Granada. Curso 2012- 13 TEMA 3. EL RELIEVE ESPAÑOL

Se extienden en una franja de 600 km desde Gibraltar hasta el Cabo de la Nao, continuándose, bajo el Mediterráneo, hasta las Islas Baleares. Es un sistema joven que se formó a partir de los materiales secundarios depositados en fosas marinas fueron plegados por la orogenia alpina. Distinguimos tres unidades: • Cordillera Penibética, paralela a la costa, está constituida por materiales paleozoicos del Macizo Bético- Rifeño rejuvenecidos en el Terciario. En ella se dan las mayores alturas de todo el conjunto (Sierra Nevada –Mulhacén, 3.478 m.-, Serranía de Ronda, Almijara, Gádor, Filabres). En esta zona dominan las fallas, las fracturas y el modelado glacial (presencia de lagos de origen glacial y neveros en Sierra Nevada). • Cordillera Subbética, en la zona interior desde Cádiz hasta Alicante por las sierras de Grazalema, Cabra, Harana, Mágina, Cazorla, Segura, La Sagra, Aitana… hasta llegar a la Sierra de Tramontana en Mallorca. Está constituida por materiales calizos y margas plegados que crean paisajes kársticos (Torcal de Antequera), tajos (Ronda) o desfiladeros (río Castril). Sus alturas son menores a la anterior (La Sagra, 2.382 m.). • Depresión o surco intrabético, es una zona intermedia entre ambas cordilleras. Son una serie de depresiones interiores u hoyas (Guadix- Baza, Vega de Granada y Loja, Antequera, Ronda) formadas por materiales sedimentarios terciarios arcillosos, por lo que en ellas destacan los modelados tabulares y las badlands en las zonas más desprovistas de cobertera vegetal (Guadix- Baza). En el resto la aptitud agrícola es óptima. 3.2.2. El relieve balear y el relieve de las islas Canarias Los archipiélagos balear y canario presentan dos tipos de relieve diferenciados. Las Islas Baleares guardan una estrecha relación con el relieve peninsular, mientras que las Canarias poseen un origen volcánico y por lo tanto ajeno al del resto de España. 3.2.2.1. Las Islas Baleares Archipiélago formado por tres grandes islas (Mallorca, Menorca e Ibiza) y dos menores (Formentera y Cabrera). Son una prolongación de los Sistemas Béticos, a excepción de Menorca, que lo es de la Cordillera Costero- Catalana. Es en Mallorca donde se encuentran sintetizados los caracteres generales de las islas: dos cadenas montañosas (una al N, la Sierra de Tramontana, más elevada –Puig Major, 1.445 m.; otra al SE, Sierra de Levante) separadas por una llanura central (Plá). 3.2.2.2. Las Islas Canarias Forman un archipiélago de siete islas principales (Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria, Tenerife, La Palma, Gomera y El Hierro) situado en el Océano Atlántico. Su origen volcánico hay que relacionarlo cuando la orogenia alpina provoca una ruptura del manto marino del que emerge material magmático. Su antigüedad decrece de E a O, siendo más antiguas las orientales y más jóvenes las occidentales (la más joven y con actividad reciente es El Hierro). Esto mismo se relaciona con la forma más montañosa (en el Oeste, con la mayor altitud de España, Teide- 3.710 m.) o más llana (en el Este) de las islas del archipiélago. Predomina un paisaje volcánico espectacular en el que destacan los conos, las calderas, los roques y los malpaíses, todos ellos resultantes de la solidificación de las lavas.

9

Departamento de Geografía e Historia. IES Fray Luis de Granada. Curso 2012- 13 TEMA 3. EL RELIEVE ESPAÑOL

10

Departamento de Geografía e Historia. IES Fray Luis de Granada. Curso 2012- 13 TEMA 3. EL RELIEVE ESPAÑOL

Relieve germánico y relieve jurásico Paisaje tabular y paisaje en cuesta

Badlands y campiña cordobesa

11

Departamento de Geografía e Historia. IES Fray Luis de Granada. Curso 2012- 13 TEMA 3. EL RELIEVE ESPAÑOL

Relieve apalachense

12

Departamento de Geografía e Historia. IES Fray Luis de Granada. Curso 2012- 13 TEMA 3. EL RELIEVE ESPAÑOL

Perfil litológico de la C. CosteroCatalana

13

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->