P. 1
52786564-Tomo-05-Tuberias

52786564-Tomo-05-Tuberias

|Views: 40|Likes:

More info:

Published by: Andres Camilo Peña Sanchez on Nov 01, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/23/2015

pdf

text

original

El estudio de la magnitud de las cargas torsionales
y friccionales (arrastre) presentes durante las ope-

raciones de perforación en un pozo son de gran
auxilio para la selección apropiada de los elemen-
tos tubulares. En particular, se pone énfasis en un
estudio del torque y arrastre para la selección óp-
tima de la sarta de perforación. Sin embargo, tam-
bién es útil para las tuberías de revestimiento, en
particular para los "liners" o tuberías de revesti-
miento cortas.

La evaluación o modelación del torque y arrastre en
las tuberías se realiza con varios propósitos:

·Para seleccionar la tubería con suficiente resis-
tencia al torque y a la carga axial.
·Determinar los requerimientos del equipo.
·Optimizar la trayectoria en pozos desviados.
·Analizar el efecto de desgaste en tuberías.

El modelo de torque y arrastre más utilizado para
evaluar la magnitud de las cargas actuantes en una
tubería es el presentado por Johancsik et al. Con-
siste de un modelo que representa a la sarta de tu-
berías como un cable que es capaz de transmitir la
carga axial resultante, sin considerar los momentos
de flexión generados. La fricción es el producto de
la fuerzas normales y un coeficiente de fricción. Las
fuerzas normales tienen dos componentes: el peso
flotado de la sarta y la fuerza de reacción lateral de
una sarta en tensión en una sección curva en un
pozo desviado. Las siguientes ecuaciones permiten
cuantificar la magnitud de la fuerza normal y de fric-
ción, que actúan en la tubería.

Figura 76 Resultado del análisis nodal

(lbf)

(lbf)

(lbf / ft)

(lbf)

(lbf - ft)
Ángulo promedio de severidad (grados)
f : Ángulo máximo de inclinación (grados)

Tuberías

Tuberías

23

barra cilíndrica de acero tratado térmicamente (man
dril), cuyo rango habrá sido determinado previamen
te. Se introduce en el interior del tubo a una longi
tud aproximada a la longitud de la rosca. Con este
proceso se evitan los hilos negros.

Suajado, este proceso consiste en disminuir el diá-
metro interior de los extremos introduciéndolos en
un dispositivo metálico cónico conocido como dado
de suaje, para poder maquinar el sello.

Relevado de esfuerzo, consiste en calentar los
extremos de la tubería a 1000°F. con el fin de eli-
minar las tensiones (esfuerzos residuales) que
quedan en la retícula cristalina del acero. Con ello
disminuye la tendencia a que el material se haga
frágil.

Inspección del calentamiento

Verificar las condiciones que rigen el calentamiento.-

Concentricidad del tubo con respecto a la bobina

Posicionamiento longitudinal del tubo para el correc
to calentamiento de los extremos de la tubería

Correcto posicionamiento del pirómetro

Emisividad de 0.7

Ajuste de las temperaturas (750°F y 1000ºF)

Esta inspección se realiza al inicio de cada turno

El registro se realiza en el reporte de suajeadoras

Inspección dimensional

Características:

Diámetro exterior
Longitud de suaje
Diámetro interior
Longitud de calentamiento
Longitud de mandrilado
Rectitud de los extremos

La inspección se realiza tres veces por turno

El registro se realiza en el reporte de suajeadora

Maquinado de la rosca macho (piñón)

El maquinado de piñón se realiza empleando tor-
nos CNC con las cuatro operaciones básicas de
maquinado: Desbaste interior, desbaste exterior
acabado de sello y el roscado.

Inspección visual del maquinado

Limpieza de la pieza con aire comprimido.

Verificar la presencia de filos vivos, cortes, fisuras e
interrupciones (rayaduras, vibraciones).

Inspección dimensional del maquinado

Fosfatizado de piñones

Es un recubrimiento de fosfato (Zn ó Mn) que tiene
por objetivo:

Evitar el amarre durante el apriete
Proteger de intemperismo

Este recubrimiento se realiza por inmersión del ex-
tremo roscado que no va acoplado (piñón) en una
solución de fosfato de zinc.

Se identifica la pieza que se va a fosfatizar

Se desengrasa la rosca con una solución alcalina

Se enjuaga con agua a temperatura ambiente

Se realiza el fosfatizado por inmersión a tempe-
ratura durante 10 minutos

Se realiza otro enjuage con agua

Se sopletea la rosca (secado)

Se aceita la rosca y se le coloca el protector

Inspección de las tinas de fosfatizado

La inspección se realiza al inicio de cada turno,
se verifica:

Tipo de acero
El pH del desengrasante
Nivel de la tina
La temperatura de la solución

82

R = Radio de curvatura (pg)
f = Factor de fricción (adimensional)

El resultado de la ecuación anterior pue-
de ser positivo o negativo. Depende de
si la sarta corre en el interior del pozo, o
si es jalada para sacarla.

La práctica en el campo, muestra que
si una sarta se rota, su arrastre axial
es menor. Para considerar esto en los
modelos matemáticos, se utiliza un
vector de velocidad como resultado de
la aplicación de rotación en la tubería.
Esta velocidad tiene dos componen-
tes: la velocidad circunferencial debi-
da a la rotación de la tubería y la velo-
cidad axial, que es relacionada a la ve-
locidad del viaje y ritmo de perforación
en el caso de sartas de perforación. La
dirección de la fuerza friccional se asu-
me que actúe en la dirección opuesta
a la de la velocidad resultante. Por lo
que al incrementar la rotación de una
tubería, incrementará la velocidad circunferencial.
A la vez esta decrementará la velocidad axial. Esto
trae consigo una disminución en la fuerza
friccional.

Para fines de diseño, el cálculo de torque y arrastre
debe incluirse con factores de fricción críticos, en
todos los casos de cargo así se asegura la respues-
ta en resistencia a la torsión y a la carga axial de los
tubulares. De esta manera se garantiza que la tube-
ría sea introducida, rotada, deslizada y jalada.

La representación del modelo de torque y arrastre,
como análisis de cargas, es generalmente mostra-
do en un gráfico de carga axial y torsional vs pro-
fundidad. La figura 76 muestra un ejemplo del aná-
lisis de cargas torsionales y axiales por efecto de la
fricción en un pozo desviado.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->