La película de la que vamos a hablar se trata de “Love and Death”, realizada por Woody Allen en 1975.

El título se traduce al castellano como “La última noche de Boris Grushenko”. Woody Allen realiza aquí un homenaje a la literatura rusa desde una perspectiva que mezcla el humor y la comedia con profundas discusiones filosóficas y existencialistas. La película está ambientada en la Rusia de la Era Napoleónica. El protagonista, Boris Grushenko, es un personaje que detesta a su familia y la violencia, pero es obligado a servir a su patria en el ejército. A pesar de su cobardía, se convierte por razones azarosas en un héroe de guerra, lo que le lleva a un intento fallido de asesinar a Napoleón, por lo que es ejecutado. En la última escena, Woody Allen interpretando a Boris Grushenko baila con la personificación de la muerte. En sus películas, debemos destacar que Woody Allen utiliza siempre una música preexistente, con mucha presencia del Jazz. Aquí, opta por transportarnos al mundo ruso a través de la música de Sergei Prokofiev, un músico de la primera mitad del siglo XX al servicio del régimen soviético. La música que emplea es la famosa “Suite del Teniente Kijé”, compuesta para la película de 1934 con el mismo nombre, y basada en una novela de Yury Tynyanov. La suite compuesta por Prokofiev cuenta con 5 movimientos que se corresponden con la vida del teniente, desde el nacimiento hasta su muerte. Veremos que el lenguaje musical de Prokofiev está lejos de la vanguardia europea y que está provisto de muchos elementos clásicos y relacionados con la música popular rusa. No podemos dejar de ver conexiones entre Boris Grushenko y el teniente Kijé, rodeado también de unas circunstancias bastante cómicas. La historia es una sátira de la Corte Rusa del siglo XVIII. Un borrón en un informe le hace entender al zar que hay un valeroso teniente en sus ejércitos, y sus oficiales, incapaces de contradecirlo, inventan la historia del teniente Kijé. Alimentadas las fantasías del zar, este exige conocer en persona a dicho teniente, y los oficiales no tienen otra alternativa que simular su muerte en el campo de batalla. A continuación, vamos a escuchar el tema que se repite constantemente en “La última noche de Boris Grushenko”, el movimiento de la suite llamado “Troika”. Esta es una típica danza rusa en la que un hombre baila con dos mujeres simulando los movimientos de los tres caballos que tiran del trineo. Espero que os animéis a ver la película de Woody Allen y que disfrutéis con este fragmento musical. Muchas gracias por vuestra atención y hasta pronto.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful