P. 1
UZCATEGUI, Ramón. Institucionalidadeducativaenvenezuela-1

UZCATEGUI, Ramón. Institucionalidadeducativaenvenezuela-1

|Views: 32|Likes:
Published by Carmen

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: Carmen on Nov 18, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/04/2012

pdf

text

original

INSTITUCIONALIDAD EDUCATIVA EN VENEZUELA, EN PERSPECTIVA PEDAGÓGICA Y HUMANÍSTICA Ramón Uzcátegui1

INTRODUCCIÓN .................................................................................................................................. 3 1.1.- Planteamiento del Problema............................................................................................................ 3 1.2.- Justificación de la Investigación ..................................................................................................... 4 1.3.- Objetivos de la Investigación .......................................................................................................... 4 Objetivo General de la Investigación ............................................................................................. 4 Objetivos Específicos de la Investigación ..................................................................................... 5 PARTE II. ASPECTOS TEÓRICOS PARA EL ESTUDIO DE LA EDUCACIÓN ESCOLAR EN VENEZUELA ......................................................................................................................................... 6 2.2.- La educación escolar como problema de conocimiento .................................................................. 6 Ambiente y educación ................................................................................................................... 6 Sociedad y educación .................................................................................................................... 6 Estado y Educación ....................................................................................................................... 7 Educación y Escuela ...................................................................................................................... 8 Escuela y Educación escolar .......................................................................................................... 9 Educación y Pedagogía .................................................................................................................. 9 2.3.- La teoría de las instituciones posibilidad de análisis de la educación escolar ............................... 10 Las Teorías de las Instituciones ................................................................................................... 11 Definición de Instituciones .......................................................................................................... 12 Características de las Instituciones .............................................................................................. 13 Importancia de las instituciones ................................................................................................... 14 2.4.- La escuela expresión institucional de la educación escolar .......................................................... 15 La Institución Escolar .................................................................................................................. 15 La institucionalidad escolar ......................................................................................................... 18 El proceso de institucionalización ............................................................................................... 18 Características del proceso de institucionalización ...................................................................... 19 2.5.- El institucionalismo histórico aplicado al estudio de la educación escolar ................................... 21 Memoria social y memoria institucional...................................................................................... 21 Tiempo y cambio institucional .................................................................................................... 22 El problema de la Historia ........................................................................................................... 23 2.6.- Incorporación del análisis institucional en la educación escolar venezolana ................................ 24 Criterios de análisis ..................................................................................................................... 24 Contexto para el análisis .............................................................................................................. 26 PARTE III. PERIODOS QUE SIGNAN LA INSTITUCIONALIDAD EDUCATIVA EN VENEZUELA, EN PERSPECTIVA PEDAGÓGICA Y HUMANÍSTICA. ........................................ 26 1492 – 1821 Orígenes institucionales de la educación escolar en Venezuela. ...................................... 26 1821 – 1908; Establecimiento de la educación escolar como proyecto educativo nacional. ................. 27
1

Doctor de Humanidades por la Facultad de Humanidades y Educación, Universidad Central de Venezuela. Licenciado en Educación, Mención Desarrollo de Recursos Humanos en esa misma universidad. Profesor de la Escuela de Educación de dicha universidad en la Cátedra de Historia de las Ideas Pedagógicas en Venezuela e Historia de las Teorías Pedagógicas (I y II). Coinvestigador – responsable de la Línea de Investigación Memoria Educativa Venezolana. Proyecto “Institucionalidad Educativa en Venezuela”, “Base de Datos de la Memoria Educativa Venezolana”

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

1908 – 1958; Tecnificación y modernización pedagógica de la educación escolar en Venezuela. ....... 27 1955 - 1999; Consolidación, desarrollo y diversificación de la educación escolar en Venezuela. ....... 28 CONCLUSIONES ................................................................................................................................ 28 BIBLIOGRAFÍA................................................................................................................................... 50

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

2

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

INTRODUCCIÓN En el campo de lo efectivamente hecho, la presente investigación articula las perspectivas pedagógica y humanística para hacer un recorrido al proceso de institucionalización de la educación escolar en Venezuela entre 1492 hasta 1999. El lector se preguntará cómo conjugamos estas perspectivas. La lectura consecuente que venimos haciendo a la escuela venezolana nos llevó por el sendero del análisis institucional. No podíamos comprender la escuela como aparato exterior funcional a los prerrequisitos del medio político o económico, teníamos que hacer evidente sus procesos más latentes. Esto exigió la caracterización del medio escolar y sus interacciones con la sociedad venezolana en distintos momentos de su desarrollo. Como documento esta investigación ha sido pensada como un aporte a la comprensión de la escuela a partir de sus expresiones institucionales. Lo vemos como una aproximación al decurso de la escuela venezolana integrando parte importante de lo que la historiografía educativa ha señalado como claves de la escuela bajo un eje temático común asociado a la comprensión de su desarrollo institucional. Una cosa es que haya historias sobre leyes, ideas, pensadores, proyectos y experiencias educativas, otra cosa es tratar de acercarse al proceso de institucionalización de la educación escolar en Venezuela. En este sentido, hacemos un recorrido global y sectorial al proceso de la escuela venezolana hasta 1999. Entonces, ayudamos a visualizar el desarrollo general de la escuela de acuerdo a la manera como se ha devenido en institución tal como lo conocemos hoy según las muestras normativas, políticasideológicas, pedagógico-organizativas que la memoria educativa venezolana nos ha legado. Seis capítulos componen el presente documento distribuidos en dos tomos, dispuestos según la síntesis teórica lograda y la interpretación cronológica realizada a la institucionalidad educativa en Venezuela.

1.1.- Planteamiento del Problema

El problema central de la investigación se inserta dentro del campo de la educación escolar venezolana. Se realiza en momentos en los cuales se cuestiona la configuración histórica del sistema nacional de enseñanza, el cual es resultado de un largo proceso de formalización de la acción educativa de la sociedad venezolana en la escuela. Dentro de esta lógica nos preguntamos ¿qué significa institucionalidad? ¿Cuál es su naturaleza? ¿Cómo ha sido el proceso de institucionalización de la educación escolar en Venezuela? Recurrir a la experiencia histórica tal vez sea lo más pertinente para entender la reforma coyuntural de la institución educativa. Hay que dirigir la vista a las realidades que acompañan la actualidad educativa, pero hace falta una mirada más amplia y profunda para entender la crisis institucional que experimenta la escuela en el marco de construcción de la venezolaneidad y de su proyecto educativo. Este planteamiento se deriva de un conjunto de reflexiones teóricas y de constataciones empíricas sobre la escuela y su existencia institucional. Bajo esta idea se busca identificar las

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

3

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

fuerzas institucionales que condicionan el desarrollo de la educación escolar como institución social. De manera más concreta la línea de trabajo responde a ¿cuáles son las características generales de la institución educativa en sus aspectos organizativos y funcionales? ¿Cómo ha sido la institucionalización de la educación escolar en Venezuela desde el siglo XVI hasta el siglo XXI? ¿Qué papel ha jugado el proceso de externalización e internalización institucional en la configuración del espacio educativo escolar venezolano actual? ¿Cómo se entiende el cambio histórico en educación desde dimensiones institucionales? ¿Qué factores intervienen o condicionan su desempeño institucional?

1.2.- Justificación de la Investigación La importancia de esta investigación reside en la aspiración de contribuir como soporte de las actividades de docencia e investigación en la Escuela de Educación de la UCV por intermedio de la Línea de Investigación Memoria Educativa Venezolana. Pretendemos construir referentes empíricos y teóricos útiles a las actividades de docencia e investigación que se desarrolla en la Escuela de Educación, y en los espacios de formación docente donde tenga cabida. El proceso de institucionalización es auspiciado por múltiples fuerzas cuya naturaleza es interés y objeto de investigación de nuestro estudio. Es por ello que consideramos pertinente establecer un orden y comprender el caos de factores externos e internos que impulsan, cambian y consolidan un modelo de organización de los aprendizajes vitales de la sociedad. Esta investigación generará reflexión y discusión en torno a los determinismos teóricos y metodológicos del funcionalismo pedagógico y sociológico (Ramírez y Boli, 1987) Perspectivas que tradicionalmente han asumido la comprensión de los fenómenos sociales en su dimensión histórica pero esencialmente desde determinaciones económicas y políticas. La comprensión de la institucionalidad y sus procesos es una invitación a la comprensión de la naturaleza del cambio institucional, sus constantes y variantes. No sólo como la sociedad forma y reforma sus instituciones esenciales, sino como éstas existen y se desarrollan en relaciones de coexistencia y reciprocidad interactiva institucional, más que, por determinaciones en última instancia de elementos supra-histórico. 1.3.- Objetivos de la Investigación En la presente investigación se enumeran interrogantes vinculadas a la comprensión de la educación escolar en Venezuela como institución social, vista en su largo proceso de configuración socio-histórica. En este sentido nos planteamos construir un conjunto de constataciones teóricas y empíricas que potencien la construcción de una teoría de la institucionalización de la educación escolar en Venezuela. Objetivo General de la Investigación Analizar los factores que alimentan la constitución social de la escuela en institución partiendo de la presunción de que su comportamiento y desarrollo está asociado a

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

4

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

condicionamientos recíprocos entre instancias sociales que auspician un mayor proceso de diferenciación e integración social, y en menor medida, por condicionamientos per se de aspectos políticos y económicos como tradicionalmente el imaginario social de la modernidad ha definido las relaciones entre sociedad, educación y escuela. Objetivos Específicos de la Investigación La investigación se operacionaliza en los siguientes objetivos específicos; 1. Interpretar algunos de los conceptos más importantes que acompañan el proceso de institucionalización de la educación escolar en Venezuela, principalmente de las derivadas de la educación escolar como hecho institucional. 2. Construir un conjunto de constataciones empíricas sobre el desarrollo de la escuela venezolana a partir de sus expresiones institucionales: jurídico-normativo, pedagógico-didáctico, político – ideológico y acciones y realizaciones institucionales. 3. Definir un marco histórico-referencial que permita situar la institucionalidad educativa en las dialécticas de fuerzas internas y externas que instituyen y legitiman el proceso de institucionalización de la educación escolar venezolana.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

5

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

PARTE II. ASPECTOS TEÓRICOS PARA EL ESTUDIO DE LA EDUCACIÓN ESCOLAR EN VENEZUELA El conocimiento de la institucionalidad escolar es posible en la medida en que se pueda esclarecer las expresiones de una institución arraigada en la cultura de los venezolanos. Por ello esfuerzo inicial es ubicar el espacio conceptual desde el cual se aborda el objeto de estudio y sus relaciones con los sistemas parciales que integran el sistema social. En tal sentido, la ruta teórica que se sigue a continuación ubica la escuela en un plano teórico contextual sus relaciones con el ambiente, la sociedad, la cultural, el estado y la educación (Bravo, 2001; 2007; Bravo-Uzcátegui, 2006). Esto permite ubicar los límites exteriores de la acción escolar.

2.2.- La educación escolar como problema de conocimiento Ambiente y educación El hombre existe en tanto que parte de un ecosistema con el cual interactúa y del cual se apropia. Por tanto si hay que ubicar a la educación en su referente más amplio es el ambiente que lo contiene. El ambiente es en términos educativos “influencia decisiva por el sistema social dentro del cual aparece y se desarrolla la escuela como agencia cultural especifica” (Bravo, 2007. p. 48) En palabras de Nassif (1975) “la naturaleza obra sobre nuestro ser físico y espiritual configurándolo en parte, tengamos o no conciencia de ello”. En este sentido, el ambiente educa, condiciona la forma como el hombre se piensa y se relaciona entre sí y con el medio. La influencia más amplia de educación en el individuo es el ambiente. Esta condiciona desde las grandes orientaciones de la política educativa como es el establecimiento del calendario escolar o el diseño de proyectos de escuela rural, urbana hasta la necesidad de incorporar a los centros educativos y aula de clases contenidos referidos al reciclaje, el cuidado del ambiente y el recalentamiento global. Si hay un condicionante del ambiente en la educación del individuo tiene que ver con la forma como éste se relaciona con el medio y a su vez como el medio condiciona una forma particular de organización de la vida escolar. Para Nassif (1975, p 22) las relaciones que pueden darse entre naturaleza y educación puede ser visto en tres perspectivas: a) de la naturaleza organiza individual, donde el ambiente cumple un papel importante en el desarrollo biológico del individuo; b) de la educación cósmica, esa que actúa sobre los individuos y su comunidad, c) de la educación sistemática, al convertirse el ambiente en contenido escolar, en la fórmula como se enseñan los valores con respecto al hábitat del hombre en el medio escolar. Sociedad y educación A diferencia del ambiente cuya influencia educativa es inintencional, el medio social obra activamente en el individuo. Es por ello que la educación que más preocupa es la que se da entre los hombres a proposición de la producción de la vida social, es precisamente en el

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

6

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

medio social donde el hombre se educa, en el contexto con el “otro” donde el hombre adquiere su condición de ser, la educación existe en tanto que vida social del hombre. Vista así la educación es “tan antigua como el hombre y consustancial al desarrollo del género humano” (Sarramona, 2000. p. 13). Es precisamente por la influencia de la educación donde se llega a la meta de la humanización (Sarramona, 2000). Su influencia es sustancial en la configuración de la persona humana en el ser. Esta configuración proviene de la experiencia social que el hombre desarrollo en su largo proceso de evolución como especie. En su sentido vital “la educación es un proceso dinámico que nace con el hombre y muere con él, en la medida en que este es capaz, aunque con diversos matices y grados, de formarse y recibir influencias a lo largo de toda su vida” (Nassif, 1975. p. 8). Como realidad social la educación se circunscribe a la vida de cada pueblo y expresa los valores que le da cohesión y fuerza moral. La educación es acción fundamental en todas las culturas y civilizaciones ensayadas por la especie humana (Bowen, 1990). En su desarrollo histórico, el hombre como especie y como sociedad ha desarrollado diferentes niveles de formalización de la acción educativa de la sociedad. Tal como lo plantea Bolívar (1989) la educación como proceso social e histórico “representa un conjunto de fenómenos, procesos, prácticas, que condicionan el desarrollo del sujeto actuante y pensante en el contexto de determinada realidad”. Desde las formas más antiguas de organización social donde la acción educativa era una actividad espontánea de la vida cotidiana, hasta la sociedad contemporánea (de la información o el conocimiento) donde la educación ha alcanzado un alto grado de sistematización y organización en instituciones escolares. Esta sistematización y organización de la experiencia vital educativa esta precedida por la necesidad de educar, que es común a toda experiencia humana, pero que en sociedades políticas constituidas en Estado la educación se constituye en una función social fundamental. Estado y Educación La historia de las Teorías Políticas y las Teorías sobre el Estado en la sociedad occidental reservan un papel importante a la educación, al constituirse ésta en parte de la reflexión y acción sobre la sociedad para su reproducción y cambio social en torno a la “proyección de determinados valores sociales” (educación) para impulsar eficientemente lo deseable en un futuro mejor (Bravo, 2001). En la tradición occidental el Estado encarna la capacidad que tienen las sociedades para dirigirse y proyectarse. El Estado emerge como una instancia histórica de consenso, organización y direccionalidad de la colectividad humana que la constituye. Es precisamente esta institución la que legitima las formas de organización concernientes a la vida colectiva y a la acción pública de los individuos. El Estado y las formas de cómo este va tejiendo sus relaciones con las expresiones educativas de la sociedad devienen en el establecimiento de organizaciones destinadas a tal fin como es el caso de la escuela. Por tanto en el conjunto de estímulos que ofrece la sociedad a sus individuos, es el Estado el que interviene con mayor o menor fuerza en que el interés colectivo por la educación se resuelva por intermedio de la escuela. Lo que ha variado

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

7

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

históricamente son las formas como Estados concretos intervienen en lo educativo escolar. Eso depende en gran medida de la visión o Teoría del Estado que predomine en un momento dado. Educación y Escuela La vida social condiciona distintas formas de educación para sus miembros. Existen diferencias entre la educación que cada una de las personas obtiene en la vida con los demás (Mialaret, 1977; Dewey, 1995; Jaume 2000). Podemos enunciar una gama de expresiones educativas en la sociedad: educación formal, educación informal y educación no formal, espontánea o sistemática, educación institucionalizada, procesual, sistémica. Estas formas de educación se expresan a través de la familia, la escuela, la calle, los medios de comunicación de masas, los amigos, el ejército, la policía, etc. El conjunto de las expresiones educativas de la sociedad, formales e informales, relacionadas entre sí y reguladas legalmente es lo que conocemos con Sistema Educativo (Sarramona, 2000). El Sistema Educativo lo integran el conjunto de instituciones sociales y culturales que generan efectos educativos en el individuo. Como conducta educativa de Occidente, la “formulación de la escuela” se hizo en el momento, en que los saberes útiles para el entendimiento de aquellos aspectos vinculados a la humanidad y civilitud en el individuo que son accesible por medio de la vida cotidiana. Tal como señala Dewey (1995) “...una civilización compleja es demasiado compleja para ser asimilada en su totalidad”. No es sólo lo que provee la experiencia directa -lo que llega a nuestros limitados sentidos y en nuestra corta vida- lo que el individuo debe aprender. La capacidad de participar activamente en la vida social requiere de una formación previa dada sistemáticamente y con contenidos previos consensuados. “Sin tal educación sistemática no es posible transmitir a todos los recursos y adquisiciones de una sociedad compleja” (Dewey, 1995). En la medida en que la civilización avanza, se amplían las distancias entre las generaciones jóvenes y las adultas, ramas del saber y profesiones. La Escuela provee de los aprendizajes vitales del grupo que no pueden adquirirse por vía de la experiencia directa (Savater, 1997). La Escuela se ha venido construyendo históricamente, sus formas actuales son relativamente recientes, está influenciada por lo que en Occidente se ha denominado modernidad, pero no es exclusiva a éste. La escuela que hoy conocemos es muy distinta a los previos de la Modernidad y los influjos de la Ilustración. Su forma actual está condicionada por la aparición de instituciones modernas específicamente, donde la creación de institucionalidad ha sido clave en el desarrollo del estado liberal burgués. La Escuela como institución está expresamente instalada por el interés común de educar (Bravo, 2001). Se ha constituido en el trayecto instituido por las sociedades políticas para educar en función de sus intereses más elevados. Por esta razón, “no pueden entenderse la educación que se produce en las escuelas sin tomar en cuenta el carácter de los Estados, del Estado como noción general” (Bravo, 2001. p. 70). Como instalar instituciones es generar “estructuras de gobierno” (Shepsle y Bonchek. 2005), la relación entre Estado y Educación se

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

8

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

produce por medio de las políticas y la gestión pública que se formalizan en la educación escolar. Escuela y Educación escolar La educación que ofrece la escuela es educación escolar, un tipo de atención educativa dirigida y controlada por el Estado. Esta fórmula cultural está socialmente acordada y oficializada en el currículo (Bravo, 2007). La educación escolar tiene como fuerza instituyente la corporización de los bienes culturales para su enseñanza. Esto lo fomenta el Estado a través de la promoción de distintos servicios escolares que permiten la socialización e incorporación de los individuos a la cultura hegemónica. La escuela es un sistema complejo que en buena parte sintetiza las aspiraciones de los sistemas parciales amplio en sus finalidades educativas. La escuela es en el marco de los sistemas parciales que constituyen el sistema social una célula que concentra en buena parte modos de comportamientos, prácticas y reglas para incidir en la formación activa del individuo. Según Nassif (1975) “la escuela es la comunidad educativa específica, el órgano de la educación sistematizada, el lugar donde esa educación se cumple y se ordena” (p. 261) La escuela se distingue de otras instancias sociales “ya que los miembros que la componen y la finalidad que cumple, la escuela debe concebirse como la reunión voluntaria de un profesional pedagógico con individuos inmaduros –y maduros también-, teniendo los primeros la misión de instruir y educar, y los segundos, la de aprender y educarse” (p. 261). Las formas como muchos de estos aspectos se configuran en el tiempo es parte esencial de lo que podemos caracterizar como proceso de institucionalización.

Educación y Pedagogía La construcción del pensamiento sobre educación es el resultado de las aspiraciones, ideas, y reflexiones sobre la vida social y su destino, conciencia social sintetizadas en constructos filosóficos – científicos humanos, pensamiento que ha asumido tal complejidad que integra todas las formas del saber humano. El pensamiento y el hacer organizado sobre estas expresiones de la vida social se tipifican bajo el concepto “Filosofía de la Educación”, “Pedagogía”, “Ciencias de la Educación”. El pensamiento sobre la educación ha experimentado múltiples cambios en su orientación y desarrollo disciplinar. En los últimos dos siglos ha pasado de ser un saber de corte filosófico a una disciplina regida por los cánones de la ciencia moderna, hasta convertirse en la actualidad en una disciplina científica diluida en las discusiones epistemológicas de ciencia que se atribuyen el estudio de la educación aglutinadas bajo la denominación de Ciencias de la Educación. La pedagogía como disciplina al igual que el conjunto de disciplinas que constituyen el sistema de conocimiento científico se instituyó en el siglo XIX como expresión de la modernidad de la humanidad. Como señala Morín (1999) la historia del conocimiento es la historia misma de la sociedad. Las disciplinas constituyeron formas específicas de

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

9

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

organización del conocimiento en un momento determinado. En su forma originaria la Pedagogía experimentó un proceso de integración de elementos y aspectos de otras ciencias en su largo desarrollo, como ciencia ha migrado –e inmigrado- mas allá de lo disciplinar. La complejidad de lo humano ha supuesto que progresivamente se superen las barreras disciplinares. Incluso hoy día la Pedagogía “compite” con enfoques curriculares, didácticos, de la tecnología educativa y muchas otras miradas que pretende acercarse al estudio de la educación en sus múltiples expresiones y sociales. Ahora bien, mirar la educación por intermedio de la pedagogía es promover la capacidad de pensar pedagógicamente, esto es identificar las intencionalidades educativas de la sociedad como totalidad y sus repercusiones en la formación del individuo. Para Molins la Pedagogía es la ciencia de la praxis educativa. La educación entendida como praxis implica aquella actividad social consciente dirigida al logro de un fin establecido previamente y que el proceso educacional ejercido en dichas instituciones esta fundamentado en una reflexión o planteamiento teórico, lo cual implica el actuar concientemente con el propósito de lograr los fines y objetivos que fueron formulados con anterioridad2. Pero siendo la educación un fenómeno social amplio, de múltiples matices y expresiones, la pedagogía puede abarcar el estudio de todo el proceso educativo social. Según Molins (1995) “se puede afirmar que el objeto de la pedagogía es la praxis educativa (...) Así mismo, sabemos que la praxis educativa se lleva acabo en las instituciones creadas especialmente para impartir educación, es decir, en el sistema educativo, lo que permite establecer que el objeto de la pedagogía es el sistema educativo”.

2.3.- La teoría de las instituciones posibilidad de análisis de la educación escolar Al incorporar la noción de institución en el análisis de la educación escolar intentamos aproximarnos a una lectura en la cual podamos comprender cómo la educación, proceso de la vida humana, construye estructuras que se institucionalizan en la institución escolar. La corriente institucional “pone un énfasis especial en el papel que juegan las instituciones para explicar los resultados políticos o económicos que se estudian” (Hall, P - Taylor, R.1996). La concepción fundamental del planteamiento institucional es que “los sistemas educativos tienden a reflejar valores y perspectivas singulares, característicos de las sociedades nacionales, y no necesariamente requisitos funcionales cerrados o incluso sistemas de poder e interés” (Meyer y Ramírez, 2002. p. 94) La idea de “modelo específico en sí mismo” tiene mucho potencial para explicar la escuela y su desarrollo, supone un desafío a las tradicionales teorías educativas que ven la educación y la escuela integrada y estrechamente vinculada al sistema social por intermedio de sus imperativos funcionales e ideológicos. Visto así “el conocimiento transmitido tanto por las teorías educativas del orden social, como las teorías educativas de la reproducción de clases o elites” (Meyer y Ramírez, 2002. pp. 91-92) explican parcialmente la complejidad del mundo escolar desde sus particulares perspectivas exteriores al hecho educativo y su configuración histórica. El desarrollo de los sistemas escolares procede en buena medida de su propia
2

Molins Pera, Mario. (1995). Ob Cit.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

10

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

dinámica organizativa producto de un modelo de desarrollo en el cual las características internas dependen en menor medida de las determinaciones exógenas concretas del sistema social. La teoría institucional reconoce la educación como parte de un modelo de sociedad regido por el Estado-nación, pero organizado con relación a sus propios referentes pedagógico. En contraposición a la teórica sociológica clásica estructural funcionalista que propugna el desarrollo en término de fuerzas predominantemente exógenas que presionan hacia una mayor funcionalidad en el –inter- desarrollo de las instituciones. Frente a modelos explicativos tradicionales, predominantemente “exógenos”, exploramos la alternativa “endógena”. Formulaciones teóricas en las cuales los sistemas escolares, como sistema socioculturales e interdependientes con el sistema global de la sociedad, se desarrollan a partir de su propia dinámica y referente. Las relaciones entre sistema social y sistema educativo “se detectan como relaciones de condicionamiento e incremento reciproco, alcanzado mediante procesos de diferenciación social” (Shriewer, 1990. p. 92). Por último, el análisis institucional de la escuela lo asumimos desde sus consecuencias historias. Acercase al análisis de la configuración actual de la institución escolar nos sitúa en el plano de la teoría de las organizaciones. La teoría institucional se nutre de la perspectiva histórica al comprender que las instituciones no están “dadas” sino que son el resultado de arreglos institucionales o convenimientos sociales a “largo plazo” que cambian y evolucionan hacia nuevas formas de atención educativa de los ciudadanos.

Las Teorías de las Instituciones Las instituciones ha sido preocupación fundamental del derecho, la economía, la sociología, la filosofía, las ciencias políticas. Sin embargo, no todas las disciplinas se han interesado en estudiar las instituciones, ni existe una teoría única para abordarlas. Dentro de las ciencias sociales y políticas existen los más variados enfoques y perspectivas teóricas. Podemos contactar perspectivas como el institucionalismo histórico, institucionalismo sociológico, institucionalismo de la elección racional, institucionalismo jurídico, cada una de éstas pone acento particular al proceso de origen y cambio institucional que experimenta una fórmula social a lo largo de su existencia. Ayala (1999) explica que; “...las teorías de las instituciones se agrupan en dos tradiciones intelectuales. Las teorías del primer grupo enfatizan en los beneficios colectivos que se desprende de su existencia. Esta es la versión más extendida y aceptada. Las segunda, en cambio, enfatizan en los conflictos sociales y distributivos que generan, porque se argumenta que las instituciones no benefician a todos por igual, ya que existe una notable desigualdad en el poder y capacidad que tienen los individuos para influir en el diseño, instrumentación, legalización, administración, vigilancia y el cumplimiento de las instituciones” (p. 56).

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

11

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

Este autor clasifica dos tradiciones de análisis institucional, las teorías neoclásicas y las teorías neoinstitucionalista. La primera hace énfasis en el estudio del mercado, su origen, mantenimiento y cambio. La segunda se interesa por la relación y acción de los agentes sociales en el marco de sus negociaciones y decisiones. En la teoría neoinstitucionalista convergen tres enfoques: contractualista, evolucionista e histórico. El enfoque contractualista se interesa en el estudio de la actuación pública de los agentes sociales en torno al diseño y participación de estos en la propiedad, sistema legal, orden legislativo constitucional, etc. El enfoque evolucionista expresa que el cambio institucional ocurre incrementalmente porque además de tratar maximizar sus beneficios con las reglas existentes, los agentes tratan de cambiar las reglas (Ayala, 1999. p. 59) El enfoque histórico reconoce el papel del contextos histórico social en el origen y cambio de las instituciones. Así la evolución de las instituciones es la expresión de cambio en el orden social por medio de la adaptación, creación o incorporación de aspectos del orden social en la institución o viceversa. En este sentido la institución es una mediación histórica que puede ser consciente o no, interiorizadas por el individuo y que explica, en buena medida sus orientaciones. Al corporativizarse, la institución deja de ser una actividad inconsciente, interiorizada, para ser una forma de organización impuesta para racionalizar las relaciones entre los individuos. El institucionalismo histórico permite analizar la fuerza expansiva de las instituciones de occidente en la cultural del mundo e interpretar la génesis y desarrollo de las instituciones en sociedades concretas sujetas a los grandes móviles que supone la construcción de sociedades de masas, determinando los resultados que producen cada país conforme a la adecuación de las instituciones a los procesos sociales que se viven en realidades sociales diferenciadas. El institucionalismo histórico ofrece un modelo de análisis del papel de las instituciones en el diseño y gestión de políticas y su durabilidad en la esfera pública a partir de la mediación Estatal de las complejidades económicas y sociales de la sociedad de hoy (Farfan, 2007)

Definición de Instituciones En su sentido etimológico institución es un “cultismo o latinismo”, derivado del verbo “instituo”, todo ello significante de “estar de pie” (UNESCO, 1975). El cultismo “institución” significa también “establecimiento o fundación de una cosa”, acepción generalizada en el uso común. En la lengua latina la palabra institución tiene significado educativo, institución equivale a decir “instrucción” o “educación”, lo que expresa la fuerza del término para designar o explicar la enseñanza de usos y costumbres que regulan la acción social. Para Ayala (1999) las instituciones son “el conjunto de reglas que articulan y organizan las interacciones económicas, sociales y políticas entre los individuos y los grupos sociales. Son construcciones históricas que, a lo largo de su evolución (origen, estabilización y cambio) los individuos erigen expresamente” (p. 63) Esto lo hacen con determinados arreglos sociales que configuran el orden social, y el sistema regulativo por medio de los cuales los individuos realizan su pacto social. Para Ayala “Un conjunto cualquiera de reglas sólo se transforma,

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

12

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

strictu sensu, en institución, voluntariamente o coercitivamente impuesto por el Estado. Las instituciones, sin su correspondiente socialización, aprendizaje y transmisión, sólo serían construcciones formales, pero sin viabilidad económica y social, porque nadie sabría siquiera de su existencia o de su operación” (p. 63 - 64). Las instituciones encarnan límites sociales impuestos por los mismos hombres para generar convivencia social, protección necesaria entre los actores sociales para minimizar las subjetividades que se quieren superponer al colectivo. Según Douglas North (1990), las instituciones implican “...reglas del juego en una sociedad o, más formalmente, los constreñimientos u obligaciones creados por los humanos que le dan la forma a la interacción humana”. Expresan formas de colectivización de la sociedad, como tal, son espacios donde el consenso se constituye en una de las jerarquías normativas para la consecución de determinados fines. Así mismo las instituciones, sus reglas, normas, códigos, valores y fines constituyen, una base de entendimiento social y minimiza la incertidumbre en medio del juego social en desarrollo3. La institución refiere a situaciones más complejas que las relaciones que se sobreponen a situaciones concretas entre los sujetos sociales, refieren a las fuerzas históricas que hacen que tales expresiones concretas tengan existencia prologada en el tiempo. Según Yentel (2006) las instituciones “...se expresan como normas –escritas o no, que pueden o no concretarse en organizaciones específicas-, como valores, imágenes, representaciones; en definitiva, códigos externos e internos que ordenan globalmente el funcionamiento de un conjunto social determinado, estableciendo un marco regulatorio del comportamiento colectivo y del requerido a cada individuo que lo conforma. Como tales son formas culturales ideadas por los hombres a lo largo de su historia, para resolver los diferentes problemas que se les fueron presentando en la vida en sociedad” (p. 11). La institución expresa un sentido, una manera de organizar la vida social. Se presenta como proceso de formalización de la vida colectiva la cual, articula la estructura social con los procesos sociales. Las instituciones expresan formas ideo cultural bajo las cuales los hombres crean y se relacionan a propósito de determinadas prácticas y necesidades tanto sociales como individuales. Tienen en su propósito, la formalización de la vida colectiva a partir, de la diferenciación selectiva de las funciones sociales.

Características de las Instituciones Para Lourau (2001) las instituciones existen conforme distintos niveles de expresión de su vida institucional. Como categoría de análisis la institución, refieren a tres momentos de existencia diferencia: “universalidad, particularidad, singularidad”4. En su sentido universal
3

Viso, Carlos. (2007). Proceso, Estructuras y Sistemas. Intervención en Memoria Educativa Venezolana. Grabada en Digital. Reunión del 12 de mayo de 2008. 4 Lourau toma las categorías expresadas por G. W. F. Hegel, en Science de la logique, Propedeutique philosophique, Phénoménologie de L`esprit. Al respecto puede consultarse: Lourau, René. (2001) El análisis institucional. Buenos Aires: Amorrortu Editores.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

13

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

la institución representa un sistema simbólico que intenta abarcar la mayor cantidad de hechos positivos, una idea o una imagen universalmente difundida en nuestra cultura cuya existencia brinda eficacia e intensidad como mecanismo para regular y articular la acción social. En su particularidad la institución expresa la mediación entre abstracción y configuración cultural, política y económica de un modo particular de organización. Para Aveledo (2007) la noción de institución está vinculada con antigüedad, con permanencia, lo mismo que con representatividad, beneficio y trascendencia. Estas cualidades aplicadas al estudio de los hechos sociales son lo que marca o define la presencial de instituciones. Las instituciones encarnan la durabilidad, historia y memoria que relaciona la estructura, el proceso y el sistema social, eso permite percibir las regularidades, irregularidades y desarticulaciones del sistema, en esa dialéctica, se generan las instituciones cuyas regularidades se proyectan y articulan la realidad. La importancia de poner atención en las instituciones según Bosco Bernal (s/f), es porque éstas nos sumergen en el mundo de “la cultura, la existencia de reglas claras ampliamente compartidas, valores y pautas culturales convergentes, políticas y gestión pública eficaces, modos tradicionales de pensar, capital social, comportamientos éticos de los actores sociales, instituciones políticas trasparentes y eficientes, consensos políticos”. En un sentido instrumental las organizaciones operacionalizan una determinada institución. Así, la organización militar es un grupo de personas que siguen un sistema ordenado de comportamiento llamado institución militar que cumple la función social de seguridad y defensa del grupo. El centro de enseñanza es un grupo de personas que se rigen por un conjunto de pautas de comportamiento llamado institución escolar que cumple la función social de educar. Las instituciones económicas y del trabajo son constitutivas de la organización empresarial. La diferencia se expresa en sus aspectos esenciales, tal como lo afirma Lourau “la unidad de una organización, consiste por un lado, en un ordenamiento especifico de funciones sociales en torno de una función oficialmente privilegiada y, por el otro, en la exclusión oficial de algunas otras funciones, que entonces pasan a ser latentes, accidentales o informales” (2001. p. 14). Para la terminología técnica y científica en los estudios sociales, la institución expresa una abstracción, un concepto que define al conjunto y distribución de estatus y rol, es por ello que una institución no es un grupo de personas. La organización designa un grupo de personas integradas bajo un sistema de roles específicos concretamente interactivos, agrupaciones especificas.

Importancia de las instituciones Las instituciones son importantes porque permiten articular ideas, proyectos, procesos, estrategias y esfuerzos de individuos y colectividades. Así, tal como lo explica FernándezMiranda (1975), existe una tensión permanente entre ideas e instituciones. Las primeras, encarnan situaciones inherentes a la carga subjetiva de los actores sociales expresadas en sus ideales, necesidades e intereses que tienden a objetivarse, en la medida en que se enfrentan a

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

14

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

las instituciones cobrando forma institucional5. Esto se produce, mediante un largo proceso de despeje, de aquellas situaciones que puedan poner en peligro la institución; la norma de convivencia social para la resolución de los problemas comunes. Capriles (2008) haciendo referencia a Hobbes señala que “los hombre crean las normas y las leyes para protegerse de sí mismos, como defensa de la pasión destructiva y el instinto de muerte activo en todo estado de naturaleza. Somos tan iguales los unos a los otros que todos somos vulnerables” (p. 147148) Las instituciones encarnar la capacidad de generar contención entre los individuos que integran la sociedad. Al ordenar la vida social, las instituciones configuran mecanismos de organización y ejercicio del poder, “los procedimientos confiables y públicos constituyen un freno al comportamiento arbitrario y caprichoso de los líderes institucionales” (Shepsle y Bonchek, 2005). Las instituciones como las teorías políticas, forman parte de la cultura, son extensiones del hombre como ente físico, “las instituciones y las teorías políticas se combinan en el sentido y hasta el punto en que ambas buscan relacionarse con la gente, objetos y hechos bajo la noción del bien o del interés común” (Sabine, 1994). La acción política, intenta vincular la actuación “cotidiana” a las instituciones y viceversa. Así como la institución ordena la vida social, la política conecta a los individuos entre sí y con las instituciones.

2.4.- La escuela expresión institucional de la educación escolar La Institución Escolar En el campo de la pedagogía, la palabra institución se restringe para designar al centro de enseñanza al cual asisten los individuos para recibir educación sistematizada (Nassif, 1975). Acepción que en páginas anteriores catalogamos como expresiones singulares de la institución escolar. El Diccionario de Pedagogía de Paúl Foulquié (1976) define institución como: “A.- Acción de instituir, es decir, establecer de un modo duradero cualquier cosa nueva. B.- Lo que ha sido instituido. Instituciones caritativas, instituciones internacionales. C.- Pedagogía: Término usual para designar el régimen particular de los establecimientos de reeducación, principalmente de aquellos que se inspiran en los conceptos de Pedagogía Institucional”. En el mismo Diccionario (Foluquié, 1976) Pedagogía Institucional se define: “A.- método de la educación en el cual el cometido del educador quedaría reducido al mínimo, siendo la acción educativa el resultado del medio o marco institucional en el cual el niño debería vivir”. El medio institucionalizado educa, al educarse al sujeto a la vida institucional puede participar activamente de los arreglos de las instituciones que crea la sociedad con la
5

Aunque la idea tiene un origen subjetivo porque nace del pensamiento, la inteligencia, la inspiración o la intuición del hombre, tiene, sin embargo, cierto condicionamiento social y tiende a objetivarse tomando un carácter institucional. En tal sentido, señala Hauriou, que aunque lo individual cree lo social, hay algo que lo excede, y ello consiste en la idea de la obra a realizar -lo que hoy llamamos el proyecto- por medio de una organización social. Fernández-Miranda, Torcuato.(1975) Estado y Constitución. Barcelona. Espasa-Calpe, Págs.227.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

15

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

finalidad de regular y proteger los impulsos individuales frente a la acción social. Pedagógicamente hablando, las instituciones modelan la interacción humana conforme a reglas, normas y formas de convivencia social. Esta pedagogía “tiene como finalidad de preparar al niño para que, con la ayuda de su grupo, tome decisiones que comprometan su futuro”. Otras acepciones referidas al término institución en el capo pedagógico refiere a un pedagogo, notable, respetado, una persona insigne dentro del campo de la enseñanza. La particularidad de la institución educativa que la distingue de otras instituciones sociales es el elemento pedagógico (Bravo, 2007)6 es decir, la responsabilidad que tiene esta institución de encauzar el proceso educativo de la sociedad y la formación de las disposiciones sociopsicológicas en el individuo para el despliegue de sus cualidades humanas, “Las finalidades y el funcionamiento de una cárcel no son idénticos a las finalidades y al funcionamiento de una planta industria o de una escuela. Sin embargo, a veces ocurre que los presos son trabajadores (sometidos al régimen infantilizante del peculio, es decir, a un estatuto particular del régimen de salario) y que simultáneamente se los escolariza o reeduca” (Loureau, 2001. p. 12) La escuela como institución configura la base social desde la cual tiene lugar procesos educativos, prácticas de enseñanza y metas de aprendizaje socialmente acordadas. Se diferencia de otros espacios porque instituye un orden pedagógico que legítima un sistema de prácticas habituadas que tienden a regularizarse en la medida en que se dan respuestas a las necesidades educativas de una colectividad. Sin el elemento pedagógico, es decir, las formas de pensar y actuar la educación no habría institucionalidad. Otra definición que ofrecen los autores se relaciona con las variables endógenas que definen lo educativo escolar. Así, la escuela se define a sí misma porque tiene objetivos, métodos, medios y fines cuya construcción y resultados son inherentes a la dinámica que ocurre en el medio escolar. Otro significado de la institución educativa, refiere a su visión extrínseca o contextual, esta es la más común y abunda en el medio sociológico preocupada por entender la realidad educativa en el contexto más amplio de la realidad cultural que le sirve de marco. La explicación clásica es el carácter marcadamente funcionalista de este planteamiento ya sea, entendida la institución escolar como instancia conservadora del sistema social, o como aparato ideológico del Estado, en el cual la escuela no es más que el sistema de instituciones que integran la superestructura, cualquier explicación tiene como principio y fin, reforzar esta visión del hecho educativo que diluye las fronteras institucionales en el sistema de relación de dominación. La “institución escolar” se materializa a partir de una compleja red de políticas y servicios educativos, graduados a los que asisten los individuos, para recibir un tipo particular de
6

Al respecto puede consultarse: Bravo Jáuregui, Luís (2007) Gestión y Políticas Públicas del Sistema Educativo Venezolano. Rasgos y tendencias del país educativo a partir de 1999. Caracas: Universidad Metropolitana.; Albornoz, Marcelo (s/f) Particularidades de la Institución Educativa. En red: http://mayeuticaeducativa.idoneos.com/index.php/368115. consultado el: 20 de junio de 2008; Manterola, Carlos. (2004) La perspectiva institucional de una nueva didáctica. Revista de Pedagogía, Vol. XXV, Nº 73. Escuela de Educación, Universidad Central de Venezuela. Caracas, mayo-agosto.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

16

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

educación acordada previamente por razones de Estado (sistema escolar). La institución escolar es un entramado de organización, funciones, programas-ideología, interacción, procesos y servicios, organizados de forma tal, que brindan las experiencias sociales necesarias para el cumplimiento de uno de los trayectos de la vida social del individuo, necesarios para el entendimiento de aspectos vinculados a su humanidad y civilitud; en el marco de su proceso de incorporación activa en la sociedad. La institución escuela, “es una norma, un valor, un conjunto de imágenes y significados, un marco dentro del cual, las cosas son y se hacen de determinadas maneras, aceptadas y protegidas por el grupo social al cual representa” (Yentel, 2006). La escuela y más específicamente el aula de clases es un universo complejo de relaciones y circunstancias de aprendizaje. Es donde los actores educativos materializan el acto voluntario de educar y aprender. La institución escolar tiene límites físicos y espirituales, “ello depende de la capacidad para educar en los términos que establece el currículo” (Bravo, 2007). En su singularidad, la institución se “impone a las mismas asociaciones como pauta de interacción” (UNESCO 1975). Los centros escolares son la expresión más visible de la institución escolar, posee la infraestructura e infoestructura para dispensar servicios educativos a la comunidad. A ella asisten diariamente millones de almas ya sea, como posibilidad de estudio o como espacio de trabajos (directos e indirectos). Es en el aula de clase donde convergente de distintos intereses y necesidades de la vida social. Muchas personas en su vida pasan la mayor parte del tiempo en el aula de clases ya sea recibiendo o impartiendo enseñanza, es un espacio conocido por muchos y vividos por otros. La escuela posee una serie de condiciones que propician la educación en el individuo, tiene formas de pensamiento, métodos, estrategias de enseñanza y aprendizaje que definen los contornos de la educación escolar. Tal como plantea Nicastro (2006) “...la organización educativa está conformada por una estructura que entrama una serie de componentes entre los cuales podemos nombrar: el espacio, el tiempo, los fines y proyectos, los recursos, las personas y los sistemas que las organizan: de comunicación, de información y de relación, el gobierno escolar y las normas y reglas que se ponen en juego, etc” (p. 15) Estas formas de organización, en consideración del autor citado; “...responden a su vez a una modalidad idosincrática de funcionamiento que la organización construye a lo largo del tiempo, que tiene que ver con su cultura, sus tradiciones, mandatos y legados” (p. 15) El continente humano que día a día activa un rol específico de la institución escolar, dan continuidad e identidad histórica a un sistema de pautas y códigos que se superponen al acto de educar. Pero también, cada uno de esos actores educativos tiene una carga personal de la cual no se despojan al traspasar las fronteras de la institución escolar. Es difícil no reconocer a un maestro como algo distinto a un ciudadano, o a un padre o representante, como un barrendero, secretaria, enfermera o a un alumno como un niño “tira piedra” en la calle, o un buen ejecutor de violín o creador de papagayos. Esos mismos que son la sociedad, son los que van a la escuela, lo que pasa es que van con otras orientaciones de sentido predefinidas en permanente construcción. La escuela es reflejo de la sociedad porque los seres que la habitan son constitutivos a esta, pero también es posibilidad de cambio ya que es un espacio para repensar lo que pasa en la vida social amplia.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

17

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

La institucionalidad escolar

El término institucionalidad indica cualidad de institucional; que pertenece o es relativo a una institución (Diccionario de la Real Academia Española) refiere al marco de acciones que se realizan en el contexto de las pautas o convenimientos socialmente establecidos para direccionar la acción social. Al igual que el concepto de institución, la institucionalidad tiene significado particular de acuerdo al campo de conocimiento desde el cual se defina y se asuma. La institucionalidad educativa expresa el marco institucional desde el cual, se produce un tipo de educación, en el caso que nos ocupa de la educación escolarizada. Representa el sistema de valores y el conjunto de prácticas que se realizan desde y para que la Escuela, cumpla su cometido pedagógico. La institucionalidad, gobierna la conducta personal de los instituyentes, vigila las normas regulativas de las funciones propias de la institución para que estas se cumplan. Sintetiza aquellos valores que dan coherencia, identidad y estabilidad a la institución. Establece también, los mecanismos de cambio institucional, estableciendo sistemas regulatorios entre los instituido y lo instituyente, dando continuidad histórica a su función primaria. La institucionalidad la encarnan los ministerios, las universidades, las escuelas de todo tipo que están allí, y generan en su seno una capacidad de decisión que no puede ser interpretada a simple vista, la institucionalidad está en los maestros, los funcionarios, administradores, alumnos, comunidad educativa, las edificaciones, los planes y programas de gobierno, los proyectos cuyo pasado se nos presenta en la cotidianidad del quehacer permanente. Eso que llamamos institucionalidad se recrea en la relación pedagógica que día a día, se activa en el ámbito escolar, una dinámica propia forjada en una larga marcha que se pierde en el origen de los tiempos históricos que vivimos (Bravo, 2007). La institucionalidad educativa se activa cuando pensamos en lo que debemos o no debemos hacer en el medio escolar, no por simple acto coercitivo, sino por aquello según lo cual, lo que hagamos debe tener direccionalidad y confiabilidad ante un público que ha delegado su responsabilidad del cumplimento de aquello que le fue encomendado. Cuando esto deja de ocurrir, las tensiones a lo interno y externo de la institución, pierden su equilibrio dinámico desencadenando una seria de acontecimientos que ponen de manifiesto la incapacidad de la institución escolar de encausar el proceso educativo de la sociedad.

El proceso de institucionalización La institucionalización refiere a la expresión más dinámica de la existencia institucional, es el proceso de cambio en el cual una estructura, creencia o actividad se inserta en el marco institucional (Serna, 2001). Es decir, se incluye estructuras, creencias y prácticas en los mecanismos de reproducción institucional. Las instituciones tienen una existencia estática y

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

18

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

una existencia dinámica. La tensión entre estas fuerzas deriva en momentos determinados en procesos de cambio institucional y en consecuencia en procesos de institucionalización. El proceso de institucionalización se sitúa dentro del campo de trabajo de lo que en el marco de la teoría de las instituciones se clasifica como institucionalismo histórico, no por el hecho de construir o reconstruir una historia de la escolaridad en Venezuela7, sino porque queremos hacer evidente, distintas trayectorias institucionales que explican aquellos aspectos heredados del pasado, presentes en la memoria pedagógica de los venezolanos, cuya actualidad y vigencia, se expresa en las formas procesos y estructuras actuales de la escolaridad en Venezuela. Tal decisión, no excluye las otras opciones señaladas, sino que se pone particular énfasis en la lectura diacrónica y sincrónica de la institucionalidad educativa venezolana. El proceso de institucionalización de la educación escolar se relaciona con el proceso mediante el cual, la sociedad occidental instituye sistemas masivos de instrucción pública a partir, de la conformación de un aparato especializado en impartir enseñanza, o lo que es lo mismo, la construcción de un modelo de escolarización en la sociedad contemporánea.

Características del proceso de institucionalización Desde la idea de institucionalismo histórico que venimos ensayando, tiempo y espacio son dos aspectos elementales en el proceso de institucionalización además de legitimidad, representatividad y satisfacción de las expectativas sociales e individuales. Cuando algunos de estos aspectos deja de cumplirse, el equilibro dinámico de la institución, desencadena una deriva en una serie de cambios. Así nos advierte Aveledo (2001) que “construir instituciones, no es sólo cuestión de soñarlas, de concebirlas y diseñarlas, e incluso formarlas, sino de preservarlas, cuidarlas, de desarrollarlas y respetarlas, de quererlas y de generar afecto para ellas”. No es un mero ejercicio de establecimiento; es la calidad que esta adquiere para prolongarse en el tiempo, satisfaciendo las necesidades más anheladas y fundamentales de la sociedad. Es por ello que las instituciones son obra de muchos no de uno en particular. El establecimiento de la institución amerita voluntad y esfuerzo por reconocer la importancia y la trascendencia de las acciones cotidianas y sus repercusiones en el futuro social. Las instituciones no se establecen siendo tales, es la maceración que el tiempo le otorga el carácter institucional. Las instituciones si quieren ser tales “nos preexisten, se imponen a nosotros y se inscriben en la permanencia” (Kaës citado por Yentel (2006). Esto también supone legitimidad, el reconocimiento que los actores sociales tienen para con la institución, ya sea porque se ha constituido en la instancia legítima de canalización o de satisfacción de sus intereses. 1. Desarrollo de la voluntad de enseñar en el ser humano

7

Sobre el concepto de historia, historia de la educación e historia de la escolaridad volveremos más adelante.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

19

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

La voluntad de enseñar es energía primaria para el despliegue histórico de la aparición social de la escuela. Pues, si queremos desentrañar el factor estructurador de la escuela, se tiene que comprender la dinámica entre educación, escuela, enseñanza y actores educativos. En educación, se expresa dos voluntades el esfuerzo de quien aspira a adquirir conocimiento (educabilidad) y el esfuerzo de quien imparte conocimiento (educatividad). Es tan evidente, en efecto la necesidad de enseñar y aprender para la existencia continua, de una sociedad que puede parecer que estamos insistiendo en un lugar común (Dewey 1995), pero, el hecho de que cualquiera sea capaz de enseñar algo no quiere decir, que cualquiera sea capaz de enseñar cualquier cosa (Savater 1997). Por ello surge la escuela, ambiente especial para enseñar “cada individuo, cada unidad de portadores de la experiencia vital del grupo” (Dewey 1995). La escuela, tal como la conocemos hoy, “es una de las formas generadas por la sociedad a lo largo de su historia con el propósito de llevar adelante parte de la transmisión cultural que necesita para su continuidad y permanencia” (Yentel, 2006). En este sentido, la voluntad de enseñar se conecta con el “sentido antropológico de la motivación pedagógica...se refiere al propio proceso que relaciona, de una forma prevista o imprevista, a dos o más seres humanos y los pone en comunicación, en situaciones de intercambio y de modificaciones recíprocas” (Mialares 1977). Aunque educador es toda aquella persona que por obligación profesional, moral o social tiene la responsabilidad de educar (Sarramona 2000), no serán los mismos por actuación y conocimiento el profesorado, la madre o el padre de familia. La voluntad de educar tendrá grados diferenciados conforma la especialización social y técnica de dirigir la acción educativa. Pues ¿qué diferencia al educador profesional de otro que no lo es?, Muy seguramente, el conocimiento científico y técnico -además de la retribución monetaria- que implica, la conducción de la formación del individuo. El acto antropológico voluntario de educar, se profesionaliza en la medida en que la actividad de educativa es una responsabilidad socialmente compartida. La voluntad de enseñar, se tiñe de contenido en momentos históricos y contextos sociales determinados. La voluntad de enseñar puede ser por interés político o económico. Aunque en la enseñanza, que es contacto humano- están presentes todos estos valores sociales, cobrar particular interés en los hombres. Desde el punto de vista político, múltiples pueden ser las voluntades, una puede ser la refundación de las sociedades, la reforma de la sociedad, la incorporación de nuevos aspectos a la fisonomía social. La formalización de la voluntad, y su progresiva despersonalización, dio forma a la institución escolar. 2. Aparición histórica del concepto “educación” y de “escuela” 3. Teorización de las prácticas educativas para convertirlas en texto institucional 4. Desarrollo de la voluntad política para resolver problemas individuales en la esfera pública 5. Diseño e implementación de estrategias de institucionalización 6. Las actividades de la escolarización Definición de un proyecto educativo Tiempo escolar Espacio Escolar Los centros de enseñanza y sus aulas 7. Dinámicas institucionalizadoras

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

20

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

1. El cambio institucional, la dialéctica entre lo instituyente y lo instituido

2.5.- El institucionalismo histórico aplicado al estudio de la educación escolar En el campo pedagógico y humanístico el institucionalismo histórico favorece una visión en la cual la institución escolar es la resultante de múltiples fuerzas internas y externas que actúan dialécticamente hacia la formalización de procesos y estructuras que le dan mayor eficacia a la institución. En ella se combina el análisis institucional y la perspectiva histórica para comprender el origen y cambio en las instituciones, la forma como estas modelan o son modeladas por el cambio histórico. El potencial del institucionalismo histórico radica su capacidad de ofrecer una perspectiva de análisis pedagógico y humanístico que permite interpretar las formas actuales de vida institucional en su devenir histórico. Así podemos ver como prácticas, ideas, rutinas y reglas informales consuetudinarias se convierten en texto institucional, así como también las normas institucionalizadas son socializadas al conjunto de los individuos hasta convertirse en acciones individuales y colectivas hacia el logro de metas sociales. El institucionalismo histórico esta presente en la teoría historiográfica que se ha sucedido en el análisis de la escuela venezolana. La historiografía que se producen en el medio pedagógico venezolano abordar distintos aspectos de la educación y la escuela, lo interesante de incorporar en el análisis de los movimientos precederos que le dio forma a la institución y las redes que estas tejen en su proceso de institucionalización que nos aproxime a la comprensión de lo que la escuela es y ha venido siendo en el marco del desarrollo de la sociedad venezolana. En sentido práctico, el institucionalismo histórico permite “explicar las formas en que el pasado influye en el presente y en el futuro, la manera en que el cambio institucional incremental afecta la elección establecida en un momento y la naturaleza de la dependencia” (North, 1990. p 15). El institucionalismo histórico incorpora las fuerzas de los individuos y del Estado en la configuración de instituciones. Los primeros porque sus conductas, información, elecciones y toma de decisiones afectan las transacciones sociales que se dan en la sociedad, y el segundo, porque juega un papel fundamental en la juridización, arbitraje, regulación y cumplimiento de normas de convivencia social. Así, por ejemplo como señala Hall y Taylor (1996) “las capacidades del Estado en determinado momento histórico pueden afectar las opciones de política pública en un momento posterior”. En la política moderna no son sólo las decisiones de Gobierno las que inciden sobre las instituciones, el juego social, las conductas formales o informales, encarnados en organizaciones o grupos de interés, pueden afectar o alterar el curso de la institución (Easton, 1968). En el caso, el institucionalismo lo abordamos a partir de tres aspectos: memoria, tiempo e historia. Memoria social y memoria institucional La forma social de percibir la trascendencia de la institución la encontramos en aquello que llamamos memoria. La memoria es la reconstrucción del “presente realizada y actualizada a

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

21

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

través del lenguaje y las prácticas sociales” (Vázquez, 2001). Buena parte de la memoria social ha tenido como trasmisor las instituciones. Las instituciones al igual que las memorias personales “reconstruyen su propia historia en coherencia con su identidad, transformando, reconstruyendo y olvidando aspectos de su vida” (Vázquez. 2001). Las prácticas pueden ser olvidadas por la institución cuando pierden vigencia con respecto a los procesos sociales que viven los actores. Así el olvido institucional opera como la superación de los modelos bajo los cuales se regula la acción social. Este se activa cuando deben enfrentarse retos con respecto al futuro de la institución, “La memoria refiere al pasado, pero no es el pasado, de la misma forma que el pasado, tampoco es la historia” (Vázquez, Félix. 2001). El pasado interesa en la medida en que pueda dar luz a las transformaciones de la sociedad. Así, presente y pasado expresan formas que distinguen períodos distintos de un proceso, sistema o institución social. En este sentido las instituciones son parte de nuestra memoria, social, colectiva, individual, etc., ya que están imbricado en la historicidad de los actores sociales, en la gama de decisiones y roles que asumimos a diario y que aprendemos en el juego social. Dan continuidad a la acción humana estableciendo sistema de elecciones y regulaciones a las motivaciones e intereses que rigen la conducta humana (North. 1990). Las instituciones perviven por la memoria social pero estas a su vez, actúan como memoria al ofrecer a los individuos, referentes para la acción y la toma de decisiones. Tal como señala Vázquez (2001), ¿qué hace que la gente tenga memoria, qué recuerde el pasado, qué haya continuidad en las instituciones? Esto es posible porque existe dentro de las personas algo como una huella del pasado y porque esa huella existe como acción que las personas emprenden. El pasado surge con la memoria, pero la memoria se hace en el presente. El presente reconstruye viejas y nuevas experiencias.

Tiempo y cambio institucional Además de la memoria el factor tiempo es otro elemento clave en la construcción del análisis institucional. Las categorías de durabilidad, continuidad y de lo real expresan dimensiones temporales del conjunto de instituciones que integran a la sociedad. Su temporalidad estará marcada por la conexión “real” que ofrece la institución en el ordenamiento de la vida social. La trascendencia de la institución habla de su capacidad de respuesta ante los procesos sociales. Pero mucho más atrás, su origen, evolución, y cambio está condicionada por el tiempo social, el tiempo vivido por los hombres (Valencia, 2007). La durabilidad encarna la conexión de la institución con el proceso social. El institucionalismo histórico expresa categorías de análisis que permiten dar cuenta de los movimientos de la institución en su proceso de gestación, desarrollo y cambio. Algunas de ellas pueden ser percibidas desde la actualidad a partir de aspectos como “antigüedad”, en el entendido de que la institución no es resultado de una acción espontánea sino que es síntesis de múltiples factores cuyos orígenes se remontan a tiempos no perceptibles desde nuestra contemporaneidad.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

22

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

El tiempo de la institución está sujeto a las mismas leyes que explican el origen, institucionalización y decadencia de las instituciones. El tiempo en la institución actúa más como ritmo institucional, es decir, el sistema de relaciones significativas que se dan en espacios diferenciados con respecto a los procesos sociales con los cuales interactúa. En este sentido no todo cambia, o mejor, todo cambia a su propio ritmo. Lo interesante del asunto es que el tiempo no es igual para todos, “todo no sucede simultáneamente, evitándose de esta manera que todo cambio en un ámbito cambien todo el entorno” (Josetxo Beriain, en prólogo al texto de Valencia. 2007). No hay simultaneidad absoluta, cada ritmo de vida tiene su propio tiempo. Tal como señala Luhman (1984) (c.p. Valencia. 2007). La diferenciación entre diversos ámbitos de la realidad “produce temporalidad”. Esta temporalidad que marca el tiempo institucional, está asociada a la interacción social como resultado de las relaciones que se establezcan entre el conjunto de instituciones que integran el sistema social. A pesar de que podemos ser testigos del nacimiento de instituciones, su percepción dependerá de que trascienda la finitud de nuestra vida inmediata. Una mirada extendida al decurso institucional permite crear un marco analítico en el cual se entienda el significado y alcance de la institucionalidad. La temporalidad de la institución varía, conforme el tipo de relación que se establece en su seno y con el medio social. El tiempo es más que un sistema métrico (Valencia. 2007) Expresa un sistema de relaciones significativas que se dan en espacios diferenciados de simultaneidad con respecto a otra situación, anterior o paralelo.

El problema de la Historia Al abordar el problema del tiempo y la memoria nos topamos con el problema de la historia. En particular, en la forma cómo se ha abordado la historia de la educación en Venezuela. Se suele leer en los textos sobre el tema que la Historia es el estudio del pasado del hombre. Esta definición genérica nos abre un mundo de posibilidades, pues ¿a qué nos estamos refiriendo cuando señalamos estudio del pasado? ¿Qué pasado o cuáles aspectos de ese pasado se interesa la Historia?. Hay una tendencia en la producción del conocimiento histórico que asume a la historia como memoria colectiva de la humanidad. En esta definición que puede conseguirse en más de un libro de historia -por tanto no es del todo nuevo- hay en ella una doble contemporaneidad. La primera, refiere a la memoria como realidad social, cualidad de nuestra existencia, y la memoria como elemento constitutivo del ser por medio del cual se expresan sus dimensiones humanas. La historia es el estudio de los movimientos, de la transformación. Pero comúnmente, la palabra historia también ha designado su objeto de estudio: cuando empleamos la palabra historia sin otra indicación nos referimos siempre la historia de la humanidad. La historia de la educación en Venezuela se edifica alrededor de la historia de las ideas pedagógicas. Las obras primordiales que intentan sintetizar los hitos fundamentales del

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

23

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

desarrollo del sistema escolar venezolano desde el accionar del Estado. Es el principal interés de esto que podríamos llamar como la primera generación de historiadores de la educación Venezolana8. La historiografía educativa venezolana se ha preocupado por los problemas políticos, dejando de lado el estudio de los cambios que se sucedían en las estructuras internas de los sistemas escolares, que también, daban una idea del comportamiento general del sistema y las necesidades educativas de la sociedad. Muchas explicaciones históricas parten desde los sustentos conceptuales de la “Teoría de la Reproducción”, donde la educación, la escuela, el sistema educativo–escolar, es asumido como una institución social fundamental, clave en la reproducción de las relaciones económicas, políticas e ideológicas de dominación vigente en una sociedad determinada. Otras apreciaciones que conjugan la vida del sistema con las posibilidades de transformación social de la “Teoría de la Producción”. Dentro de este teoría la educación y la institución educativa se asume como decisiva en la transformación de un modelo socio-económico. El desarrollo progresivo de la producción historiográfica en el área de la educación ha ampliado las posibilidades de interpretación del fenómeno educativo; la diversidad de criterios utilizados en la producción bibliográfica así lo refleja; político, socio-histórico, legislativo, económico, técnico-pedagógico, etc. La complejidad del objeto de estudio hace que su abordaje, desde una perspectiva pedagógica y humanística intente integrar diversas manifestaciones del objeto de estudio. Se ha pasado de los grandes ideales sobre educación al conocimiento de la dinámica más acabada de su funcionamiento institucional: gestión gubernamental -plano normativo- legal y desarrollo institucional expresado en más escolaridad, la constitución efectiva del sistema y desarrollo de sus sistemas parciales y regionales.

2.6.- Incorporación del análisis institucional en la educación escolar venezolana El largo recorrido conceptual que se ha esbozado en torno a la institución, el cambio institucional y el proceso de institucionalización, desemboca en la definición de categorías operativas que permitan transitar el análisis de la institucionalidad escolar en Venezuela desde 1492 hasta 1999. Criterios de análisis

8

Sobre este aspecto puede consultarse los siguientes autores: Guillermo Tell Villegas publica su obra Instrucción Popular en Venezuela. Luego, la historia de la educación apareció dentro de las crónicas e historias generales y culturales de Venezuela, caso de la obra de Gil Fortoul en Historia Constitucional de Venezuela y Reforma y Estado de la Instrucción Pública 1911 – 1912. Sólo hasta mediados del siglo XX aparecieron las primeras Historia de la Educación en Venezuela, entre ellas tendremos que destacar a Ángel Grisanti (1950) con su Resumen Histórico de la Instrucción Pública en Venezuela, González Barquero publica en 1962 Análisis del proceso histórico de la educación urbana (1870 – 1932) y de la educación rural (1932 – 1957), y Alexis Márquez Rodríguez pública en 1964 Doctrina y proceso de la Educación en Venezuela, a ellos hay que agregar los trabajos de Caracciolo Parra León La Instrucción en Caracas, 1567-1725 y Angelina Lemmo (1961) La Educación en 1870.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

24

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

Para llevar adelante tal análisis rastrearemos en las distintas expresiones de la vida institucional -tanto en sus dimensiones abstractas, particulares, específicas- aquellos aspectos que trascienden a formas concretas de valores, normas, costumbres y usos, constituidas o constituyentes de la vida institucional vigentes o legitimas en un momento dado pero, que cambian pasiva o dinámicamente, conforme se regula el proceso educativo y se articula las estructuras sociales en favor del cumplimiento de la función social de educar. Así, se toman aspectos institucionales como: Aspectos Político – Ideológico: Esto se expresa en Proyectos Educativos (Nacionales, Regionales, Sectoriales), Planes Nacionales, Programas y otras presiones de tipo propositivas que definan el deber ser de la educación. Opiniones, ideas o teorías pedagógicas que pretende incidir en la práctica y en la continuidad de la institución. Quiere integrar los grandes móviles de la cultura que signan el proceso de establecimiento de instituciones. En el marco del desarrollo de la sociedad occidental los influjos de la modernidad y de la construcción del modelo de sociedad basado en el Estado Nación. El aspecto político ideológico nos permite situar las características y singularidades del medio histórico – cultural en la cual se ubica la institución escolar. Aspectos Normativos – Legales: encarna momentos particulares de la institución, en la que se pretende ordenar la estructura, organización, funcionamiento y funcionalidad de la institución con respecto a otras instancias de la vida social. Siendo el Estado una instancia instituyente de la institución, se consagra en la Constitución de ese Estado, en el Estado de Derecho el conjunto de jurisprudencia, leyes y políticas que regulan y articulan el funcionamiento de la sociedad, éstas pueden ser legítimas o no, dependerá de los “períodos instituidos” o “períodos de cambio”. Aspecto organizativo-estructural: al igual que los aspectos normativo-legal, lo organizativo estructural encarna expresiones particulares de la vida institucional. Al describirse el funcionamiento de formas objetivas de cumplimiento de la institucionalidad diferenciada de otras instancias de la vida social, esto se expresa en: organización del sistema, función del sistema, y sus distintos niveles y modalidades y/o sus equivalentes, financiamiento, recursos humanos, y estructura del Gobierno Educativo: Ministerio de Educación y su estructura organizacional, regional, estatal y nacional. El aspecto organizativo estructural expresa la fórmula administrativa y de gestión que adopta la institución en su espacio y tiempo arreglado para lograr su cometido. Aspecto Pedagógico: vinculado a los aspectos político – ideológico quiere hacer distinción de las abstracciones sobre el deber ser de la escuela, para formular referentes para la acción institucional, ya sea proponiendo ideas pedagógicas, reflexiones pedagógicas, currículum, obras didácticas, modelos pedagógicos, técnicas y métodos de enseñanza, evaluación de los aprendizajes, la enseñanza y del sistema. Todas estas expresiones, son operaciones propias de la vida escolar, son inherentes a ella. Parafraseando a Lukhman, expresa el sistema de códigos lingüísticos que dan forma al sistema educativo y sus realizaciones. Lo pedagógico tiene un doble aporte: acción y reflexión sobre la cual se articula la practica de enseñanza, que es en definitiva el aspecto distintivo de la institución escolar con respecto a otras instancias de la vida social. En este aspecto la institución adquiere el sentido activo de

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

25

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

institucionalización del medio social que garantiza la educabilidad y educatividad del individuo. Eventos Generales del Sistema Escolar: con ello se quiere incluir procesos de la vida social sobre los cuales la institución escolar incide o promueve, ya sea articulando sus sistemasreferentes de acción pedagógica, o creando situaciones que desde lo interior de la escuela buscan impactar en el entorno social. Con ello arribamos al momento de singularidad de la vida institucional. Que vivimos en nuestra cotidianidad, pero que está cargada de las fórmulas de la economía y las transacciones generadas por la institución en su intento por articular el universo objetivo (institución) y las representaciones subjetivas (voluntad individual) a propósito de guiar el proceso educativo de la colectividad. Estos aspectos pueden convivir en armonía en un momento determinado, es lo que se denomina “período instituido”. Lo que da la impresión de legitimidad y vigencias de formas institucionales específicas. Pero en la realidad estas situaciones no son equilibradas, son dialécticas y contradictorias. Hay tensiones entre ellas, encarnan fuerzas instituyentes e instituidas. Lo vigente para un momento resiste las presiones de otras instancias, apareciendo nuevas formas de organización institucional. Así por ejemplo, los aspectos pedagógicos o procesos generales de la práctica educativa pueden presionar los elementos normativos para que estos cambien y legitimen legalmente ciertas ideas o realizaciones educativas. Esto es lo que presiona lo instituido generando mecanismo de cambio, pasivo o activos, en la institucionalidad escolar.

Contexto para el análisis Para ilustrar el proceso de institucionalización de la educación escolar en Venezuela tomamos como punto de estudio el tiempo cronológico que se extiende entre 1492 y 1999. Este tiempo cronológico le hemos dado forma conforme articulamos análisis diacrónico y sincrónico de la educación escolar. Situamos a la escuela en sus coordenadas temporales para identificar la fuerza institucionalizadora de lo que los actores sociales que interactúan en ella.

PARTE III. PERIODOS QUE SIGNAN LA INSTITUCIONALIDAD EDUCATIVA EN VENEZUELA, EN PERSPECTIVA PEDAGÓGICA Y HUMANÍSTICA.
Dicho esto no nos queda más que someter a uso crítico la perspectiva teórica que venimos manejando en el siguiente esquema de períodos-hipótesis sobre el desarrollo de la escuela venezolana: 1492 – 1821 Orígenes institucionales de la educación escolar en Venezuela. Surge de la necesidad de contactar y analizar los orígenes de la escuela en el territorio que hoy ocupa Venezuela poniendo en evidencia los intentos sistemáticos de expandir los valores y bienes culturales occidentales en América. En este sentido, abordaremos el estudio de las

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

26

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

instituciones y formas organizativas originarias de la educación entre 1498 – 1810. Sin ser escolar propiamente muchas de ellas tenían una fuerte carga organizativa de los estímulos necesarios para la formación del hombre. El período histórico aludido se define a partir de la incursión del imperio Español sobre los territorios de América, implantando y adaptando sus instituciones políticas, económicas y sociales, dando como resultado el cultivo de las primeras semillas de la institución educativa escolar venezolana venidas de las prácticas y reflexiones educativas de España en particular, y de la Europa Occidental en general. Se parte de la hipótesis de transferencia y creación institucional. Las primeras formas de organización educativa escolar en Venezuela proceden del transplante de las instituciones culturales y sociales del occidente europeo, así como la creación de espacios institucionales propios de acuerdo a las características y necesidades de consolidación población de las islas y tierras continentales que conforman el nuevo mundo. Este proceso fue liderizado por el Estado y la Iglesia al instituir formas económicas, políticas y sociales que afianzaban el proceso de conquista, poblamiento y colonización de los territorios de América, en general, y de Venezuela en particular. El proceso de institucionalización de la educación escolar en Venezuela está precedido por el transplante del modo de vida social y escolar español. 1821 – 1908; Establecimiento de la educación escolar como proyecto educativo nacional. La construcción de lo nacional y de sus instituciones fundamentales es, en parte, herencia de nuestra situación como colonia de España. La definición de los valores nacionales y la construcción de un Estado soberano es el contexto político desde el cual se van a desplegar dos ideas fundamentales que signan el proceso de institucionalización de la educación escolar en el siglo XIX: la idea de educación popular y la configuración de un sistema nacional de instrucción pública. Este va a ser el hilo conductor desde el cual se van a desplegar las más variadas acciones e ideas en aras de materializar el proyecto educativo ilustrado: educar a todos sobre todo. Modelo educativo cuyo contenido y continente define una fisonomía propia, en la cual, la gestión gubernamental tiene distintos grados de intervención y acción en la promoción de lo educativo-escolar. Es una idea que se sostiene y cuyas realizaciones van a tener una presencia intermitente ya que las condiciones sociales, económicas y políticas de la época van afectar el desarrollo institucional de la educación escolar en Venezuela. La importancia de este período radica en su riqueza por los esfuerzos en la construcción de un aparato educativo estatalmente sancionado y regulado. Condiciones necesarias para la formación del nuevo ciudadano. Es un escenario complejo en el cual se gestan y se desarrollan importantes planteamientos educativos vigentes aún hoy y que son expresión de nuestro histórico proyecto educativo. Pero el período identificado no se recorre en un sólo tramo, hemos pensado en una manera de acercarnos a las peculiaridades o particulares que signan el devenir de la educación escolar venezolana. 1908 – 1958; Tecnificación y modernización pedagógica de la educación escolar en Venezuela. Abordamos un tramo del largo proceso histórico de institucionalización de la educación escolar venezolana, que se extiende desde 1908 hasta 1958, tiempo en el cual rastreamos las principales tendencias pedagógicas que se ensayan en el medio venezolano en la primera mitad del siglo XX. Dos ideas se han manejado en el campo de la historiografía educativa

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

27

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

venezolana con respecto a las tendencias más notables del período educativo acotado. Una viene del campo del estudio de las ideas en la cual el pensamiento pedagógico de la primera mitad esta influido por las corrientes del pensamiento positivista y por los planteamientos pedagógicos de la escuela activa o la escuela nueva. La segunda idea que ronda las explicaciones sobre los asuntos educativos en este período es el ensayo de fórmulas que viabilicen la educación popular. Estas dos ideas-fuerzas cobran variado acento conforme a los criterios metodológicos que se utilizan que van desde el análisis de la gran sociopolítica del país, hasta las lecturas puntuales de ensayos y reflexiones pedagógicas. 1955 - 1999; Consolidación, desarrollo y diversificación de la educación escolar en Venezuela. Corresponde con el tiempo cronológico que se extiende desde 1958 hasta 1999 y lo que la historiografía educativa ha definido como la etapa de masificación y diversificación de la educación escolar en Venezuela. Puede decirse que es el lapso de tiempo donde mayor esfuerzo se ha puesto desde los distintos órganos de la vida nacional en la configuración de un sistema educativo. Se ensayan múltiples estrategias para satisfacer las necesidades educativas de una sociedad presionada por el crecimiento demográfico y la fortaleza/fragilidad de una renta petrolera que mueve toda iniciativa de la política pública, especialmente en la garantía de los derechos sociales de los venezolanos. Podemos afirmar, que el proyecto de escolaridad está definido en sus líneas más gruesas, lo que se ensaya desde 1958 incluso hasta nuestros días, es la incorporación de estrategias que le den asidero institucional a la idea matriz de instrucción popular.

CONCLUSIONES El esfuerzo fundamental del trabajo se centro en caracterizar el proceso de institucionalización de la educación escolar en Venezuela. Llegamos a esta idea por múltiples vías, la primera asociada a una práctica de trabajo en la cual se buscaba colocar en evidencia los procesos de la escuela nacional y una segunda vinculada a un análisis crítico de la pedagogía disponible en el medio venezolano para comprender el desarrollo de la escuela nacional. Buena parte de esta práctica investigativa se realiza en el marco de la Línea de Investigación Memoria Educativa Venezolana, quien en compañía de residentes como los profesores Luis Bravo Jáuregui y Carlos Viso, y de transeúntes como profesores, estudiantes de pre y postgrado, inspiran y nutren buena parte de este producto intelectual. El análisis crítico de la pedagogía disponible en el medio venezolano para comprender el desarrollo de la escuela nacional fue nutriendo de ideas y planteamientos que poco a poco nos fue llamando a juicio crítico sobre las formas tradicionales de asumir la organización escolar. Pensábamos que había algo más allá de las tesis del funcionalismo que dominan el escenario sobre el desarrollo de la escuela. Si queremos construir una imagen pedagógica de la escuela teníamos que

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

28

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

canalizar el esfuerzo teórico-metodológico que desde múltiples espacios pretenden definir el contenido, continente y entorno escolar. Los estudios realizado sobre la escuela nacional se han realizado desde los más variopintos enfoques y referentes. Nosotros hemos intentado montarnos sobre el trabajo de nuestros predecesores. Parafraseando a Cecilia Braslavky queremos ver lo mismo pero de manera distinta de como lo vieron los autores que se leyeron antes9. Con la variante de que el concepto ordenador de la mirada al comportamiento de la escuela venezolana marcar distancia con las formas disponibles en la pedagogía e historiográfica educativa venezolana. De acuerdo a lo explorado en este trabajo, podemos afirmar que el desarrollo de la institución escolar que es más producto de múltiples fuerzas sociales, que de la rancia afirmación de la determinación inevitable de la dominación por la vía de la escolarización o de la voluntad progresiva de mejoramiento de la sociedad. El desarrollo de la institucionalidad escolar; “Se rige por diversas fuerzas y condicionamientos externos e internos que definen el qué se enseña y aprende, a quiénes, cómo y dónde. Entre los factores exógenos más importantes se encuentran : la cultura de la comunidad, la demografía, los fines educativos declarados por el Estado y la sociedad, la actitud y expectativas de las familias, las teorías de aprendizaje, la demanda y requerimientos del sector productivo, la capacidad financiera del Estado, la disponibilidad de tecnología y otros recursos. También se debe a factores endógenos como: la cultura del sistema, (valores, tradiciones, rituales), la organización y administración del sistema, formación y remuneración del cuerpo docente, los criterios y estándares de evaluación, entre otros”10. El concepto institucionalidad nos permite comprender las particularidades y los condicionantes que afectan el proceso de establecimiento y situación actual de la escuela. Institucionalizar es establecer, y establecer es establecimiento, es fundamentación que se proyecta en la realidad de los actores sociales, fundamentación que ordena y trasciende a los individuos convirtiéndose en texto institucional. Así, en que medida hay corrientes pedagógicas, como esta expresión exterior del evento institucional trasciende, pero como la misma sobreviven, y sino lo hace, que queda de ellas. Eso es precisamente parte del análisis institucional que intentamos articular a lo largo de la investigación. Subordinar el funcionamiento complejo de la vida escolar a otras instituciones, confundir educación con escuela,
9

Cecilia Braslavky en prologo al libro de: Pineau, Pablo; Dussel, Inés; Caruso, Marcelo. (2001) La escuela como máquina de educar. Tres escritos sobre un proyecto de la modernidad. 1er edición. Buenos Aires: Paidos. Cuestiones de Educación.
10

Bosco Bernal, J. (s/f) Hacia una Nueva Institucionalidad de la Educación. En red.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

29

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

sobredimensionando sus funciones y capacidades atribuyéndole responsabilidades de otras instituciones con la esperanza de que la escolarización resuelve todo, se corre el riesgo de diluir las funciones de las escuelas en otros espacios de la vida social. Esto nos puede llevar a una falsa idea de su vigencia y sentido actual. Sostenemos la premisa teórico metodológica planteada por Rodríguez según la cual educación es proceso y la escuela organización11. Esta diferenciación es necesaria a la hora de comprender la institucionalidad escolar en la sociedad venezolana y en la manera de articular una política pública que incida favorablemente en la escolarización de las mayorías nacionales. Para caracterizar el proceso de institucionalización de la educación escolar en Venezuela, tomamos como marco de referencia el tiempo cronológico que se extiende desde 1492 hasta 1999. A partir de los eventos que la historiografía educativa venezolana ha señalado como claves del proceso de institucionalización de la educación escolar en Venezuela, y que en buena parte son subsidiarias a la información disponible en la Base de Datos de Memoria Educativa, hemos construido una imagen panorámica que dan cuenta del tiempo histórico institucional de formalización de la enseñanza en Venezuela. En tanto que nos nutríamos de la información sobre la escuela de distinta fuentes, que referían claves sobre el desarrollo de la escuela, veíamos que al asunto se complejizaba. Las historias de la educación disponibles quieren ser fundamentalmente historia social, bajo la convicción metodológica de que el estudio del proceso de la escuela, es el estudio del proceso de la sociedad. Se pudo constatar que las miradas sobre el decurso de la escuela son fundamentalmente exteriores a ella, se pone énfasis en los estímulos sociales, ya sean de tipo económico o político, como principal motor de las causas escolarización de la sociedad. Así, en primera instancia, las premisas teóricas-metodológicas sobre las cuales se fundamenta el análisis de la educación refuerza la idea de funcionalidad del sistema con respecto a otras instancias que se consideran con mayor autoridad en la asignación de valores y sentido a la sociedad. Es difícil deslastrarse de tal posición, de allí aprendimos, sobre estos planteamientos reflexionamos, y desde ellos avanzamos. Intentamos identificar las fuerzas sociales que impulsan y estructuran a la escuela como institución social. Éstas pueden ser de diversa índole: las derivadas del desarrollo de la civilización occidental, la constitución política de sociedad, la expansión y consolidación de la cultura occidental y el capitalismo –sus alternativas, variantes y desviaciones- como modo de producción hegemónico, el auge del modelo

11

Rodríguez Trujillo, Nacarid. (2007). Diseño Curricular basado en la sistematización de consultas: el caso del Estado Amazonas. Revista de Pedagogía, Vol. 28, Nº 82 – Caracas, Mayo-Agosto de 2007. (261-286) Pág. 266.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

30

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

de sociedad basado en el estado nación y la construcción de una sociedad de masas. Expresadas en: La intervención del Estado en la incorporación de los individuos a sus instituciones fundamentales. El modelo de escolarización que asistimos los venezolanos, tanto en sus formas ideales como prácticas, tienen su punto de referencia o inspiración en el marco del proceso de expansión y consolidación del modelo de sociedad occidental-moderna, o lo que es lo mismos, de los imperativos del occidente moderno: la instalación de modelo de instrucción popular. En este sentido, el proceso de institucionalización de la educación escolar en Venezuela tiene como fuerza instituyente la incorporación activa del ciudadano a los bienes culturales. Esto lo promueve el Estado por intermedio de la Escuela a través de distintos mecanismos de escolarización de la población. En este marco la escuela logró concentrar las practicas educativas del entorno social en el medio escolar, así emerge como la institución legitima de educación en la sociedad. Los requerimientos burocráticos del Estado Nacional y los distintos ejercicios gubernamentales por incorporar cambios en las formas de ordenar y administrar lo educativo escolar, ya sea en correspondencia con el tiempo histórico o con las prescripciones político-ideológicas hegemónicas. Interactuar como parte de un sistema mayor. La escuela es parte de un sistema mayor, eso pareciera ser lo suficientemente claro desde el momento en que se asumió la educación como una función pública y una responsabilidad de Estado. El Estado, siendo la instancia legitima de ordenamiento de una forma jurídica de vida social, instala normativamente a la escuela con otros sistemas parciales que cumplen funciones sociales que tienen fuerte carga educativa. Esto en su conjunto se denomina sistema educativo, el conjunto de artefactos culturales que inciden en la acción y pensamiento de la persona actuante en el medio social. La educación en tanto que vida, se diferencia de la acción escolar, ya que este último convierte en contenido escolar las experiencias sociales que el grupo social considera vital para su desarrollo. Esta mediación se cumple por la vía de la formalización del currículo. Estas se complementan en su acción formadora. No siempre se corrobora simultáneamente, los tiempos sociales son disímiles, cuando se distancias aparece el discurso reformador de la escuela con respecto a la sociedad y viceversa. La voluntad política en el establecimiento de la instrucción popular, la posibilidad de universalizar el servicio educativo. Esta idea construida históricamente, tiene actualidad, y ha sido fuerza instituyente para el

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

31

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

establecimiento de la Escuela como institución social. Tal voluntad ha variado, puede identificarse innumerables estrategias de escolarización en la población, todas ellas han tendido a unificar, complejizar y masificar la atención educativa de la población, tanto en sus funciones, relaciones y ofertas a la sociedad. La influencia internacional en la construcción de un modelo de escolarización masivo. Esta influencia se da por vía oficial y/o particular, que hacen de Venezuela participe en el concierto de naciones en el ámbito regional y mundial, exhibiendo estándares culturales que lo acerque a las naciones mas avanzadas en materia educativa (tanto en ideas como en realizaciones educativas). Así, las referencias al desarrollo de la escuela venezolana, tiene en el contexto internacional, fuentes de inspiración. Buena parte de la pedagogía venezolana es mas producto de una pedagogía de puertos consumo de las principales tendencias del pensamiento universal sobre educación. Pero este consumo no ha sido lineal, los actores sociales han emprendido una fuerte discusión sobre los ajustes y transformaciones del S.E.V. reconociendo las particularidades del medio escolar venezolano. En este sentido, la escuela venezolana se ha modernizado, creando, copiando e imitando experiencias internas o de otras latitudes. El expreso reconocimiento social de la necesidad de enseñanza que se expresa en el conjunto de la población al reconocer a la escuela como espacio fundamental para la adquisición de bienes culturales, es decir, que exista conciencia social frente determinada práctica, y que sea sentido como una necesidad útil a todos, ya sea exigiendo su incorporación a la escuela o exigiendo mas escolaridad. En este sentido, la institucionalización estará dada por el conjunto de individuos que participen de la institución escolar. Las presiones demográficas que demandas mas servicios y productos. El crecimiento demográfico y la ocupación de distintos ecosistemas que impone una necesaria división técnica y social del trabajo ante una sociedad de recursos escasos, donde el individuo al no poder ocuparse de todas las funciones sociales delega en otros aquellas cuestiones que por actitud y aptitud no puede ocuparse. La aparición histórica de la escuela está en cierta forma condicionada por la complejización del conocimiento y la aparición de las sociedades de clase. Pero también asisten otro tipo de fuerzas derivadas de su dinámica interna que producen y reproducen dispositivos para dar eficiencia a sus procesos internos, continuidad histórica a su existencia y capacidad de asumir críticamente sus vínculos con el medio social. Creada la función esta adquiere vida propia a partir de un

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

32

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

proceso de condicionamiento y definición reciproca como parte de un proceso de diferenciación e integración social interinstitucional impulsado por procesos de internalizacion y externalización. En este sentido, alguna de las fuerzas que dieron forma a la escuela y presionan su institucionalidad en la sociedad actual, puede representarse en: La voluntad pedagógica de los seres humanos. La voluntad pedagógica actúa como una fuerza instituyente, estableciendo o sustituyendo elementos que le den sentido a la enseñanza y el aprendizaje, condicionando la formación del hombre actuante y pensante. La voluntad pedagógica atrae elementos que se producen en otras instituciones que potencialmente puedan influir como fuerza instituyente, esto se realiza creando, imitando, transfiriendo o adaptando atributos que puedan mejorar la acción educativa en un momento determinado. El sentido de educabilidad y educatividad que constituyen al hombre es lo que ha permitido nuclear a su alrededor tecnologías culturales que contribuyen a la materialización de tales cualidades que hacen posible la consecución de lo humano en el hombre. El establecimiento de equivalencias en procesos sociales dentro de entornos escolares: La escuela instituye lo que se puede o no hacer dentro de una forma social de educar, también define las fronteras de lo deseable y obligatorio hacer en la enseñanza, y los alcance o la cobertura del sistema de relaciones posibles a partir del aprendizaje, esto nos lleva a entender los limites y la naturaleza de la institución escolar, y los atributos que la diferencia, las relaciones y entre cruzamientos entre instituciones sociales. La existencia singular de la institución establece tiempo y espacios, materiales y herramientas, insumos y recursos desde los cuales la acción educativa puede ser desplegada. La racionalidad sistémica en la organización interna de la institución escolar. La construcción de opciones de escolarización sustentados sobre principios pedagógicos, administrativos y técnicos que hacen de las respuestas educativas de la sociedad tiendan a la formalización de sus decisiones, actividades y procesos. En la racionalidad sistémica opera la sistematización de los procesos, de los cuales es responsable la pedagogía, o la normalización de las relaciones a partir de criterios jurídicos, que adaptados al medio escolar elaboran los dispositivos y cierres institucionales que definen la institución escolar. Los rasgos más evidente del proceso de institucionalización visto en perspectiva histórica, la jurisdización de los requerimientos educativos de la sociedad para el establecimiento de una escolaridad mínima obligatoria con la calidad necesaria para promover el desarrollo social, hasta las formas de evaluación y de planificación en el aula. Se expresa mediante preceptos

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

33

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

constitucionales, leyes, reglamentos, decretos, etc., que establecen fronteras a la escuela, que buscan establecer equilibrio con el medio social, no exento de conflicto y hasta de ilegitimidad. El desarrollo de fundamentos conceptuales, doctrinarios y soportes teóricos conceptuales (Teoría de la Educación, Teoría del Estado, Teoría de las Políticas Públicas) que ordenen la enseñanza y sirven de criterios que gobiernen los planes, programas y proyectos de los servicios educativos correspondientes. Se despliegan un conjunto de reflexiones sociales destinadas a dar explicación/sentido a dicha práctica, con ello entran en juego un conjunto de ideas, reflexiones, teorías, especulaciones que intentan dar orientaciones a la enseñanza. Su discurso se complejiza, y cada parte del proceso se teoriza definiéndose así la estructura conceptual se puede hacer o no educación. Los avances en los métodos y técnicas constitutivo a la enseñanza, que hacen del discurso educativo que ordena la acción escolar sea una práctica autónoma con respecto a otras profesiones. Así la escuela es tal, porque genera su propia nomenclatura referida a sus propios procesos internos. En este sentido tiene mucho que ver el desarrollo de la Pedagogía y/o las Ciencias de la Educación en la construcción de teorías y modelos que pretender dar explicación “racional” a cada uno de los procesos que se ponen en juego en el medio escolar: desde como se enseñan, aprende, evalúa, planifica, ordena, administra, etc., la institución escolar, este lenguaje propio incorpora una teoría, metodología y una practica que se construye sobre si misma, en la medida en que tales procesos se convierte en problema de conocimiento. Los avances en el conocimiento acumulado productos de otras áreas de saber son mimetizados-adaptados al medio escolar por intermedio de largos procesos conflictivos entre la pedagogía, la filosofía y otras ciencias que quieren dar cuenta sobre la formación del hombre y su desarrollo, que impacta directamente en la formulación de aparatos sociales para su perfeccionamiento y el logro sus fines sociales. La profesionalización del magisterio que marca la consolidación del discurso pedagógico con respecto a otras formas discursivas que pretender normar la educación. Así la aparición histórica de teóricas y reflexiones sobre educación, y su articulación a la práctica concreta de la enseñanza es la energía primaria que marca la continuidad y cambio de la escuela. La escuela es tal porque en ella construye una trama de roles y estructura solamente perceptibles dentro de sistema de referentes-códigos lingüísticos derivados de una práctica social efectiva. La ejecución de tal practica recae en el docente, para cumplir tal misión debe de formarse en el instrumental ético, teórico y

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

34

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

metodológico que lo habilite a la conducción responsable de los alumnos / estudiantes. La profesionalización en el arte de la enseñanza brinda distinciones y relaciones de la escuela con respecto al medio social. El saber especifico del ser docente lo coloca frente a una gama de dispositivos culturales para conducir el currículo, las decisiones que implica la enseñanza, la disposición mental que supone el uso de determinadas estrategias de aprendizajes, la aplicación de determinados métodos de evaluación, las actitudes y aptitudes para relacionarse con sus alumnos, colegas y compañeros, la dinámica de trabajo en el aula, la escuela y la comunidad, la comprensión de la historia de su propia profesión e institución, la producción de conocimiento producto de su propia praxis, y las proyecciones que tiene la educación en el hombre y en la sociedad. Algunos de estos aspectos pueden conseguirse o ejecutarse en otros medios sociocultural, pero adquieren carácter distintivo cuando interactúan en la totalidad de dispositivos que constituyen la escuela. El carácter educativo que ofrece la escuela al convertir la totalidad de la experiencia escolar en aprendizaje potencial. Su intencionalidad expresa es educar, sus vivencias, sus prácticas, sus interacciones, sus espacios pretende ser, a diferencia de otras instancias, una experiencia educativa total. En palabras de Manterola, la totalidad de la escuela es susceptible de influir en la experiencia, no sólo de los que asumen el rol de educandos, sino en todos lo que directa e indirectamente tienen contacto con ella. Lo que diferencia a la educación de la escuela, es que esta última ofrece una educación previamente planificada, con arreglo a determinados fines institucionalizados o no. La escuela ofrece más un tipo de educación que se llama educación escolar, la escuela escolariza, es decir educa dentro de un ambiente delimitado y controlado por el Estado, no solo la oferta oficial de la cual es éste responsable, sino también de la iniciativa privada. La escuela moderna se comporta como institución de masas. Frente a otras instancias de la vida social, la escuela pretende cumplir la función expresa de educar, lo hacer por una serie de arreglos construidos históricamente. La escuela moderna, esa que vivimos es fundamentalmente una escuela de masas. A diferencia de otras agencias de la sociedad que tienen capacidad educativa, la escuela es tal porque emerge como un espacio de atención masiva de las necesidades educativa de la sociedad. Creación de mecanismos de comunicación e interacción con el exterior: estos pueden ser de los mas variados y darse de múltiples formas. Pueden ser jurídico-normativo, pedagógico-didáctico, político – ideológico o simplemente la acción cotidiana.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

35

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

La existencia de un discurso propio que la institucionaliza y que le da continuidad histórica. Una institución es tal porque logra conciencia institucional, es decir, los actores que se involucran en ella entienden su significado y lo proyecta en lo social. Al reconocerse como una institución importante dentro del sistema social, su limitaciones son atendidas y sus bondades son proyectadas. En tiempos de crisis, es donde más referencia se hace a la educación, y se hacen las más diversas estrategias de atención escolarizada. Frente a cada crisis de la existencia institucional de la escuela emergen reflexiones, ideas y teorías pedagógicas que la revisten de aires renovadores, ya sea entendiendo en contexto y adaptándolo como practica institucional, o interviniendo sobre el para exigir más escolaridad. Así, el proceso de institucionalización de la educación escolar tiene múltiples fuerzas, las derivadas del contextos social amplio, dinámico y en muchas ocasiones contradictorio, complejo y caótico, encarnado en factores económicos, políticos, sociales, culturales, ecológicos, que interaccionan entre sí y con factores internos, cuya energía primaria radica en la necesidad del ser humano de educar y ser educado. En este sentido, al construir un conjunto de constataciones empíricas sobre el desarrollo de la escuela venezolana a partir de sus expresiones institucionales: jurídico-normativo, pedagógico-didáctico, político – ideológico y acciones y realizaciones institucionales, podemos enunciar; 1. En nuestra consideración, la institucionalización de la escuela ha transitado por cuatro períodos o etapas: Orígenes de la institucionalidad educativa (XV1830); Establecimiento de la escuela como proyecto nacional (1830 - 1908); Modernización pedagógico administrativo de la institucionalidad escolar (1908 - 1958); Crecimiento, diversificación y democratización de la educación escolar (1958 - 1999). En el curso de estas etapas, la escuela se constituye en una institución fundamentalmente pensada para dispensar educación al conjunto de la población venezolana. 2. En su proceso de institucionalización de la educación escolar instituyo seis formas históricas de institución escolar: 1).- La escuela indiferenciada (XV1830); 2).- La escuela unitaria (1830 - 1908); 3).- La escuela graduada (1908 - 1936); 4).- una escuela unificada (1936-1958); 5).- La escuela básica (1958 - 1995); 6).- La escuela integral diversificada (1995-1999). Estas formas han evolucionado institucionalmente incorporando y sosteniendo aspectos político-ideológicos; aspectos normativo-legales; aspectos organizativosestructura; y aspectos teórico-pedagógicos que aun hoy tiene presencia en la escuela de hoy.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

36

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

La configuración inicial del sistema educativo escolar venezolano, identificando las primeras expresiones que evidencian un intento sistemático de expandir los valores y bienes culturales occidentales en América por la vía de la escolarización. Las instituciones y formas organizativas originarias de la educación entre 1498 – 1810, que sin ser escolar propiamente, muchas de ellas tenía una fuerte carga organizativa de los estímulos necesarios para la formación del hombre-súbdito. Las primeras formas de organización educativa escolar en Venezuela proceden del transplante de las instituciones culturales y sociales del occidente europeo, así como la creación de espacios institucionales propios de acuerdo a las características y necesidades de consolidación población de las islas y tierras continentales que conforman el nuevo mundo. Este proceso fue liderizado por el Estado y la Iglesia al instituir formas económicas, políticas y sociales que afianzaban el proceso de conquista, poblamiento y colonización de los territorios de América, en general, y de Venezuela en particular, en este sentido; 3. Se puede apreciar distintas formas de organización de los procesos educacionales en tiempos de nuestra existencia colonial: 1.- repartimientos y encomiendas, 2.- misiones y 3.- escuelas de primeras letras, cátedras, seminarios y universidades. Este es un modelo institucional indiferenciado, ya que múltiples espacios cumplen las funciones de escolarizar a la población. Hay tres sistemas de atención por la vía de los servicios educativos. Uno masivo, representado por los repartimientos, las encomiendas y las misiones; otro intensivo, dispensado por las escuelas, cátedras y seminarios; uno especializado, vía colegio, seminario y universidad. Siendo, la opción de organización mas avanzada el comportamiento de la escuela como sistema. 4. La principal la acción educativa era la adaptación / transformación el modo de vida aborigen a las usanza española y, al desarrollo y consolidación de las instituciones políticas, económicas y sociales de los nuevos asentamientos humanos en las tierras de América. La función cristianizadora tenía en esencia una función civilizatoria. Esto fue un largo y complejo proceso de culturización y aculturización de la vida indiana, que con el correr de los tiempos, con los aportes africanos, daría la forma mestiza de nuestra actual configuración cultural venezolana. 5. La acción educativa inicial estuvo desplegada a través de distintos mecanismos de socialización. Uno fue la creación de los sistemas de encomiendas y repartimiento, en la cual se obligaba al encomendero a instruir en los elementos de la fe a la población aborigen bajo su responsabilidad. Esto significaba una organización de la vida del aborigen, en función de las instituciones españolas, ya sea por el conocimiento de los principales rasgos culturales de los españoles, o por la regulación de la vida indiana por las instituciones jurídicas, económicas y sociales. El contenido fundamental de la

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

37

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

enseñanza era la lectura y la escritura, pero visto como acceso al principio de la fe. Por ello el horizonte de estudio se limitaba a los elementos necesarios dentro de la doctrina, una educación centrada en los valores para la conversión cristiana y por ende de la salvación. Hay registros de otros tipos de instrucción, básicamente en las artes y en la técnica, donde los indígenas eran muy prestos, siendo el caso de estudios de música y ejecución de instrumentos, carpintería y demás oficios. 6. En sus orígenes la Iglesia y el Estado administran la competencia educativa. Sólo es a mediados del siglo XVIII que comienza un divorcio entre el poder civil y el poder eclesiástico, lo que se conoce como proceso de secularización del Estado. En la realidad legislativa, durante todo el siglo XIX y principio del siglo XX el Estado asumía la función social de educar, operativamente, la escuela fue auspiciada no sólo por el Estado, sino también, por la Iglesia Católica y la acción de particulares. La escuela era públicamente aprobada, pero funcionaba, básicamente, como una modalidad de concesiones regulada con mayor o menos fuerza por el Estado. 7. Historiográficamente, hay énfasis por momentos históricos en el desarrollo de la escuela. Puede observarse mucha información sobre la intervención del Estado en el desarrollo de la escuela, lo que puede llevarnos a la idea de que la historia de la educación, es fundamentalmente, una historia oficial. 8. El desarrollo de los sistemas escolares comienza desde la universidad. Siendo esta la institución educativa tradicional de la cultura occidental, lo que hoy llamamos niveles, son derivaciones hacía debajo de mayores prerrequisitos y exigencias para el acceso a la educación superior, aspiración fundamental del imaginario pedagógico de los venezolanos. 9. Hasta avanzado el siglo XX, hay un archipiélago de instituciones educativas. Variedad de especies, en forma y sentido son las organizaciones creadas para impartir educación. Existen modelos diferenciados de escuelas que tienden ha hacerse común en la media en que el Estado aumenta su intervención en la cuestión educativa, ordenando jurídica, administrativa y pedagógicamente el andamiaje escolar para hacer de la institución escolar un proyecto nacional. 10. Hay que estudiar las particularidades sociopolíticas de cada una de las provincias y/o estados que integran la nación venezolana, para apreciar las características de las escuelas en contextos geográficos específicos. La historia refleja el desarrollo educativo de los centros poblados más importantes, pero existe un gran espacio de información no disponible sobre la educación en las regiones.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

38

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

11. La labor de los obispos es crucial para acceder al análisis de la educación, ellos dan una radiografía de la situación cultural de la población desde la época colonial y el siglo XIX, estos son elementos claves del aspecto fundacional. En el siglo XVII y XVIII la extensión de escuelas por todo el territorio de lo que hoy es Venezuela estuvo bajo la responsabilidad de los obispos, autoridad encargada del establecimiento y aprobación de escuelas de primeras letras. 12. Se observa que la escuela se inspira en modelos e ideas educativas provenientes de otras latitudes. La Universidad de Salamanca, y en el caso de las escuelas de primeras letras, incluso al final del período colonial, es un proyecto educativo similar al experimentado en España. Esto es válido para el análisis de las ideas y teorías pedagógicas, muchas de las cuales son influencia Europea y norteamericana, y que condicionaron el desarrollo de la pedagogía nacional durante todo el siglo XIX y XX. La educación en tiempos de nuestra vida república hay que verlas a la luz de su situación económica y política. La conflictividad de clases y estamentos sociales y la debilidad de las finanzas condicional la intensidad de la fuerza instituyente de la escuela, esto puede traducirse en dificultades para la expansión o facilidades para la contracción de la escolarización de la población. En medio de importantes cataclismos sociales propios de los procesos de organización del Estado y la conformación de los gobiernos, la consolidación de los sistemas educativos en Hispanoamérica se ubica en la mayoría de los países de la región en la segunda mitad del siglo XIX como parte de la creación del Estado Moderno y sus instituciones. Las disputas políticas entre los grupos que aspiran al poder político del estado (conservadores y liberales), el crecimiento del estado producto del auge y complejización de la actividad económica, son factores que, como señala Miguel de la Peña, afectaron el buen rumbo de la instrucción. En buena medida, las noticias desalentadoras sobre los avances de la instrucción dados por José Maria Vargas, Miguel de la Peña y Martín Sanavría, entre otros que ocuparon la oficina de instrucción publica, se debe a la inestabilidad económica y política que marca la dinámica social de la Venezuela monoproductora y semifeudal latifundista del siglo XIX. A pesar de este panorama los intentos por consolidar la instrucción publica no cesaron. Es el factor petróleo en el siglo XX uno de los dinamizadores definitivo para que la sociedad venezolana instale la cultura de educación de masas. 13. La escuela logra progresivamente reconocimiento social en cuanto a su utilidad y beneficios. En el proceso de construcción institucional también se instalaron instituciones que tenían larga vida social en el antiguo continente, como es el caso de la Universidad, siendo esta la institución educativa más antigua y organizada del occidente europeo. También, cumplieron su histórica función los monasterios, conventos e iglesias, al cual siempre estaban

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

39

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

adosadas escuelas de primeras letras, donde se daría instrucción elemental a los niños de los centros poblados españoles. 14. La Escuela Venezolana en su desarrollo histórico ha devenido en un proceso de unificación y complejización, tanto en sus funciones y sus relaciones con la sociedad. El estudio de la institución escolar en la época colonial, es el estudio de organizaciones dispersas en cuanto al sentido de la oferta educativa, el tipo de usuario al que esta destinado, así como también los limites de la formación, la Escuela Primaria Elemental que se encargaba de la enseñanza de la lengua vernácula, Cátedra de Gramática que eran los principales rudimentos de la lógica y la aritmética, Colegios y Seminario para la formación del clero, Universidad, pero el transito por una no significaba el ascenso a la otra o pasar a la Universidad no era necesario haber cursado estudios en la Escuela elemental. La Universidad había experimentado un proceso distinto a las primeras, ya que en ella residía una suerte de formación general organizada, reglamentada y certificada, y que la hacia el centro de la cultura por excelencia. Institución que no tenía vínculos algunos con otras agencias educativas de la época. La organización institucional de la agencia educativa ha constituido lo que hoy se conoce como sistema educativo. El germen de este proceso de configuración lo encontramos en los primeros años del nacimiento de la nacionalidad venezolana. Su transito de la organización colonial a la Republica soberana e independiente significo la integración, pasar de estructuras inconexas: Escuela primaria, Cátedra de Gramática, Colegio, Seminario, Universidad a Sistema de Instrucción Publica, hecho que tiene como punto de referencia, la puesta en vigencia del Código de Instrucción Pública de 1843. 15. La idea de educación popular y la configuración de un sistema nacional de instrucción pública. Este va a ser el hilo conductos desde el cual se van a desplegar las más variadas acciones e ideas en harás de materializar el proyecto educativo ilustrado: educar a todos sobre todo. Modelo educativo cuyo contenido y continente define una fisonomía propia, en la cual la gestión gubernamental tiene distintos grados de intervención y acción en la promoción de lo educativo-escolar. Es una idea que se sostiene y cuyas realizaciones van a tener una presencia intermitente, ya que las condiciones sociales, económicas y políticas de la época van afectar el desarrollo institucional de la educación escolar en Venezuela. 16. La experiencia institucionalizadora en el marco de la sociedad venezolana es la continuidad histórica que adquiere la escuela por medio de la creación de organismos para su administración y promoción, inicialmente por medio de una Dirección de Instrucción Pública, dependiendo del Ministerio del Interior y Justicia o Ministerio de Fomento, y luego, a finales del siglo XIX con la

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

40

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

constitución del Ministerio de Instrucción Pública. Esto es en comparación con otras funciones sociales como la salud, por ejemplo, evidencia del impulso institucionalizado aplicado al desarrollo de la escuela. Ministerio de Salud, Hacienda, Economía, Obras Pública, etc., incluso formas sociales como partidos, sindicatos, gremios, es posterior a la creación de escuelas y de sus órganos rectores de administración. Dos ideas se han manejado en el campo de la historiografía educativa venezolana con respecto a las tendencias más notables del período educativo acotado, una viene del campo del estudio de las ideas, en la cual el pensamiento pedagógico de la primera mitad esta influido por las corrientes del pensamiento positivista y por los planteamientos pedagógicos de la escuela activa o la escuela nueva. La segunda idea que ronda las explicaciones sobre los asuntos educativos en este período es el ensayo de formulas que viabilicen la educación popular. Estas dos ideas-fuerzas cobran variado acento conforme a los criterios metodológicos que se utilizan, que van desde el análisis de la gran sociopolítica del país, hasta las lecturas puntuales de ensayos y reflexiones pedagógicas. Al analizarse el proceso de institucionalización de la educación escolar en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística en la primera mitad del siglo XX, puede identificarse las siguientes ideas fuerzas: 17. Hay un marcado a la construcción de opciones de escolarización sustentados sobre principios pedagógicos y administrativos, lo que hacen que las respuestas educativas de la sociedad tienen a la formalización de sus actividades y procesos. 18. Se han ensayados importantes proyectos en las distintas etapas del proceso educativo escolar, todas tienden a incorporar al conjunto población a la escuela, espacio socialmente definido para educarse. 19. El modelo de escolarización venezolano adquiere una fisonomía propia conforme la acción gubernamental y sus distintos grados de intervención, la acción de los actores sociales y las diversas formas de como estos impactan en la configuración del orden escolar. Las ideas educativas se sostienen en el tiempo, sus realizaciones tienen existencia intermitente, estas varían conforme lo escolar adquiere dimensiones propias en relación con las condiciones sociales, económicas y políticas de la época van afectar el desarrollo institucional de la educación escolar en Venezuela. 20. Los actores educativos se han ampliado, de la sociedad emergen otros actores con responsabilidades educativas, siendo uno de los principales actores los partidos políticos, gremios y grupos de interés, que en compañía del –estado nacional discuten comparte la responsabilidad del proceso educativo.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

41

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

21. La educación se ha constituido en parte de la oferta electoral y propuesta política de los partidos políticos, es recurrente la idea de educación popular, se afianza como noción distintiva de la política publica del siglo. La educación es un espacio de lucha y discusión político ideológica, en lo que los actores sociales dirimen sus disputas y proyectan la consecución de los fines políticos. 22. Las opciones de escolarización intenta ajustarse a las necesidades de desarrollo local y sectorial. Así puede evidenciarse proyectos de educación rural, urbana, técnica, artesanal. 23. La tendencia en el modelo de escolarización tiene a un tronco común que se diversifica conforme las relaciones que se van tejiendo en el entramado de instituciones sociales. 24. Las ideas centrales de la filosofía pedagógica y los métodos de enseñanza tienen su inspiración en ideas y teorías pedagógicas venidas de otras latitudes, se evidencia escasos datos en el discurso historiográfico de una pedagogía propia, los trabajos hacen énfasis en explicar las ideas educativas del medio venezolano con referencia al modelo internacional de escolarización en la sociedad occidental. 25. Las referencias explicitas de la importación de fundamentos de la política publica en educación se dan con fuerza importante a partir de la década de los años 50 cuando Venezuela suscribe el proyecto principal de la UNESCO. 26. Las distintas gestiones gubernamentales y arquitectura legislativa ha puesto énfasis particular en determinados aspectos del proceso educativo, no puede sostenerse la idea de que escasa o nula participación del Estado en el desarrollo de la institucionalidad venezolana. 27. El positivismo y la escuela nueva colocaron en juego su filosofía humanística, su proposición sobre el hombre y la sociedad. La premisa humanística del positivismo se hizo evidente en el establecimiento de la edad del individuo como criterio de organización del sistema escolar, cosa que permitió el establecimiento funcional entre las etapas del proceso educativo escolar, adicionamientos técnicos se utilizaron para ordenar el conjunto de aspecto que debía transitar el individuo en su proceso de formación, esto se conoce como la primera oleada del proceso de tecnificación de la instrucción publica en Venezuela, ensayada hasta los años 30. Estas ideas se van sosteniendo hasta la década de los años 40, cuando por influencia internacional, llega a Venezuela y se instituye en sus artefactos legales y prácticos los principios de la escuela nueva, así, el medio escolar se constituye en un espacio para el afianzamiento social del individuo, se genera el ambiente posible para su realización,

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

42

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

auspiciado por el Estado Social de Derecho que se instala desde 1936, y que significó en muchos campos, la apertura al proceso de modernización de las principales instituciones sociales venezolanas. 28. Las opciones de escolarización se administran desde el órgano central de la educación desde 1881, el Ministerio de Instrucción Pública, y después en 1936, Ministerio de Educación Nacional. Puede leerse diversos niveles de participación de los actores del poder público nacional en la instrumentalización de la educación escolar. 29. El discurso institucional se fortalece en la medida en que el conjunto social reconoce y participa de los mecanismos socialmente establecidos para la satisfacción de la necesidad de educar. A comienzos del Siglo XX, el debate legislativo que se suscitó entre 1908 y 1936 hizo que el gobierno diseñara instrumentos legales para cada uno de los elementos que intervienen en el proceso educativo. Ni hablar en la transición democrática del año 1936 hasta el 1948, época particularmente interesante en la discusión doctrinaria en torno a la orientación del Estado, y la responsabilidad del gobierno y la sociedad en el proceso educativo. Un nuevo período de debate legislativo se habré luego entre 1955 y 1980 se prolongó un lago debate sobre la organización del sistema escolar venezolano. Esto habla de la lentitud con la que el discurso político influye en el discurso educativo, la fortaleza de este en avanzar, mientras otros intentan regir sus destinos y la cantidad de opiniones que se cruzan en el entramado social sobre lo educativo. La institucionalización de la escuela requiere de un reconocimiento público de su importancia, no solo de las clases que acceden a la alta cultura, o los grupos de poder, sino en la población “llana”. Tal como lo decía Rodríguez, debe existir amor por la institución. Este es un testimonio clave del imaginario pedagógico del siglo XIX, se conjuga la idea de educación popular y útil, y la necesidad de edificar espacio para la materialización de la obra civilizadora. Pero, tomo como se deriva del planteamiento, no habrá escuela si el conuquero, la viuda y la familia, responsable de la educación del niño, no toma conciencia o se hace sensible de que sus estímulos educativos son limitados, de corto alcances, y donde solo la escuela, es posibilidad de ampliar el horizonte del hombre. Este cambio no debe ser radical y vertiginoso, dejar la vida familiar, domestica y económica para dedicarse a la vida de la instrucción, no siendo satisfechas las primeras poco puede emplearse la voluntad a la segunda. Este es un proceso progresivo de negociación del tiempo familiar y el tiempo escolar, que es en primera instancia la principal preocupación de los padres, dedicar tiempo a otra cuestión que no necesariamente estaba vinculado en lo inmediato a las labores propias del núcleo

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

43

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

familiar. Resulta que toda ley debe considera estos aspectos, e ir progresivamente sacando al muchacho del núcleo familiar para que se inserte en el núcleo escolar, como lo conoceremos tiempo después. No cabe duda de que este es otro de los aspectos que junto a los de renta, como señala Vargas, va a influir en la escasa expansión de las instituciones escolares. Pero esta no deja de ser una lucha política, pues el compromiso del gobierno era generar el hábito de escolarización en la población. La escuela elemental en Venezuela viene experimentando un largo proceso de configuración. Con altos y bajo, conforme a las circunstancias del tiempo, pero fue una obra social con sucesivo ascenso. Lograda la independencia, el estado militar que se había configurado hasta 1830, tuvo que necesariamente a organizar administrativamente los distintos campos de la vida publica venezolana. Ciertamente había que indagar y superar las generalidades planteadas en tono al escaso desarrollo que se exhiben al hablar de la escuela en el siglo XIX en la historiográfica educativa venezolana. Mas allá de todo esto, qué cosas se ensayan en el sostenimiento de la instrucción, que motivaciones circundan en el medio venezolano para auspiciar una instrucción elemental. La marcha del proceso de institucionalización de la escuela condicionado por la profesionalización del maestro, es decir, la construcción de un ámbito de trabajo (gremio) y de reflexión sobre la enseñanza (saber). El magisterio cobra fuerza cuando la división social del trabajo condiciona la aparición de un gremio que se encargue de velar por la culturación/formación del individuo. Pero más aun, este proceso cobrara mayor forma cuando el profesional de la enseñanza esta en posibilidad o tiene la potestad de decidir cuales son los fundamentos, métodos y técnicas mas apropiado para ejecutar su acción. Para que esto ocurra es necesario el desarrollo de un campo de reflexión sobre la educación, la enseñanza y el aprendizaje, que vamos a conocer como Pedagogía, -que trataremos en otro punto de esta misma investigación- y también de un colectivo de profesionales que se abocan a su estudio y ejecución. Estas constataciones empíricas nos indican que la institucionalidad de hoy es el resultado de múltiples voluntades y continencias. En su proceso de institucionalización la escuela deja de ser; Un archipiélago de centros de enseñanza y se constituye en un entramado de políticas, estrategias, acciones y servicios escolares sistémicamente organizados y estatalmente sancionado; De una Dirección de Instrucción a un Ministerio de Educación, en sus diversas denominaciones históricas; Una acción particular a un servicio público, de gestión publica y privada estatalmente sancionado.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

44

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

Un compendio de enseñanzas dispersas e inconexas a un sistema regido por un proyecto educativo nacional; organizado vertical y horizontalmente para atender las diversas y complejas necesidades de formación del ciudadano venezolano; Una escuela de elites a ser una escuela socialmente aceptada como un mecanismo de accenso, inclusión y desarrollo social, cultural y económico; Una institucionalidad restringida a sectores de la población a una escuela fundamentalmente policlasista, masiva y con tendencia a la universalización de sus servicios; Una escuela sometida al arbitrio de personalidades a un sistema administrado, normado y organizado bajo criterios pedagógicos, donde las voluntades se detienen frente a la experiencia histórica normada en constituciones, leyes, reglamentos, por tanto se pasa de una reglamentación mínima a una jurisprudencia pedagogía establecida y socialmente aceptada; Una escuela de contenidos abstractos a contenidos mediados y dosificados por la transposición didáctica conforme las características del desarrollo evolutivo de los estudiantes; Una experiencia organizada con criterio confesional a un sistema laico, respetuoso de la diversidad de creencias religiosas, políticas, culturales y étnicas; Una escuela cuya práctica de enseñanza era fundamentalmente empírica a una escuela cuyos actores se profesionalizan en la medida en que se amplio el conocimiento y las responsabilidades sobre la educación y el aprendizaje. La profesionalización docente exige la titularidad de postgrado en la medida en que el cuerpo docente transita en sus responsabilidades en el sistema educativo; Una escuela de procesos indefinidos a institucionalidad que media sus relaciones por medio de la planificación, supervisión, administración, evaluación, certificación de aprendizajes y titulación, válidos y homologables en el ámbito local, regional, nacional y mundial; Una escuela en espacios anexos a una escuela con infraestructura propia; Una escuela monoparticipativa a una escuela donde convergen distintos espacios y niveles de interacción como es la existencia de sindicatos, gremios y asociaciones profesionales, docentes, administrativa, de empleados y obreros, de padres y representantes, de estudiantes y alumnos. Una escuela funcional a una institucionalidad con capacidad crítica sobre su propia práctica y sus relaciones con el entorno. ¿Tiene vigencia una escuela con estas características? ¿Cuáles son los principales retos de la institucionalidad educativa en la sociedad venezolana? La predicción no es un atributo que se lleve muy bien en el campo de la reflexión histórica. Pero si es necesario tener conciencia de la continuidad histórica que supone en hecho de que

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

45

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

nos interesemos por el mundo escolar. Estas preguntas no tienen respuestas en lo inmediato. Lo que acabamos recorrer como proceso de institucionalización de la educación escolar en Venezuela permite poner en evidencia el conjunto de contingencias que dan forma a la escuela como institución social. Pero no definen un curso de acción sobre lo que esta será en un futuro. Es un referente para comprender en significado y vigencia de la escuela hoy pero no de lo que será su futuro. El cual depende de un cúmulo infinito de contingencias y voluntades. Desde sus inicios, a la escuela que tenemos hoy, la institucionalidad se ha desarrollado y progresado, desde sus formas jurídicas hasta sus expresiones prácticas se han configurado nuevas situaciones y realidades de aprendizaje. Aun así, la institucionalidad experimenta retos importantes, una de las más evidentes es cumplir con la meta de escolarizar al universo de venezolanos en edad escolar. Sobre todo en tiempos donde nuestra Constitución amplia la escolaridad obligatoria. En este sentido, el esfuerzo social e institucional debe ser garantizar la inclusión de la población en edad escolar en la escuela y la eficacia de los aprendizaje escolares de cara a la construcción de una sociedad cada vez mas democrática e inclusiva. Parafraseando a Morín12, la educación escolar del futuro deberá se una enseñanza primera y universal centrada en la condición humana, nuestro proyecto educativo escolar debe reconocer que estamos en la era planetaria; una aventura común se apodera de los humanos donde quiera que estén. Estos deben reconocerse en su humanidad común y, al mismo tiempo, reconocer la diversidad cultural inherente a todo cuanto es humano. Tal ves la confusión entre la idea de escuela y su expresión en escuela moderna ha significado un desvío en la atención y el significado que tiene esta institución para los actores sociales. Entender el significado, alcance, las asignaciones funcionales y su capacidad de respuesta frente a los cambios del exterior y de su propia dinámica interna. Desde su constitución como instancia especializada en educar, ha sobrevivido a los múltiples cambios que ha experimentado la sociedad moderna. Ha sabido interpretar las transformaciones políticas, sociales, económicas, culturales de los últimos trescientos años. Aunque hoy se cuestiona su capacidad de responder al infocapitalismo, la globalización y la posmodernidad, la escuela tiene vigencia en tanto que es la estrategia de incorporación masiva de la población en el acceso a la cultura, en condiciones de igualdad y atendiendo la diversidad, incluso la virtualización de muchos procesos pedagógicos refuerzan la capacidad inclusiva y de atención diferenciada de la escuela. En tanto que otro artefacto cultural logre esta meta, la institución escolar seguirá teniendo vigencia a menos que otras instancia ofrezca
12

Morín, Edgar. (2000) Los sietes saberes necesarios a la educación del futuro. Caracas: UNESCOIESALC, FACES-UCV, CIPOST. Pág. 51.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

46

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

opciones mas generosas de inclusión social, producción y distribución del cultura, disciplinación del pensamiento y la acción para participar y comprender el juego social, etc. Pero el problema no es si visualizamos su continuidad o no, esto es una respuesta que el tiempo y la misma escuela darán, el problema esta en cumplir el compromiso social de garantizar educación escolar a la población. El reto esta en entender que la sociedad actual le debe y más aun debe apostar por la escolarización de la población. Hasta que no se agote o se cree otra forma de atención masiva de educación, la escuela seguirá siendo la institución educativa por excelencia. No hay otra institución porque otras instituciones no son masivas, no atienden al conjunto de la población en condiciones de igualdad, incluso instituciones encargadas del acceso al agua, al alimento, al trabajo, a la seguridad social, a la política, etc., son inequitativa con respecto a las aspiraciones de mejoramiento de la calidad de vida dela población. Los vaivenes de la marcha histórica así lo ponen en evidencia, una acción contraria a ella, que no resuelva los problema de acceso a los bienes culturales sería un salto atrás en los compromisos socialmente asumidos en la educación de la población. Mas aun, por precepto constitucional, los venezolanos hoy mas que nunca tenemos que potenciar la institución escolar. Incluso los organismos internacionales presionan en tal fin, o los países al verse distante de los ranking de inclusión en educación, intervienen para mejorar su posición en el concierto de naciones del mundo. El compromiso hoy de los países UNESCO es universalizar la educación básica a todos los niños en edad escolar. Los pactos y acuerdos de este importante organismos que vigila y estimula la educación de las masa por lo menos desde finales de la década de los años `40 del siglo pasado se ha preocupado por mas educación y mas niños y niñas en la escuela. Mas recientemente: Cumbre Mundial a favor de la Infancia (1990); Conferencia sobre Medio Ambiente y el Desarrollo (1992); Conferencia Mundial de Derechos Humanos (1993); Conferencia Mundial sobre Necesidades Educativas Especiales: Acceso y Calidad (1994); Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (1994); Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social (1995), mucho mas cercano en el tiempo el Foro Mundial de la Educación (Dakar, Senegal, 26-28 de abril de 2000) coloca a los países en el compromiso denominado Metas del Milenio. Pero no solo son estos grandes foros donde la necesidad de la educación se evidencia, también las conferencias regionales de la OEI, OEA el tema de la educación y la escuela tiene mas presencia que nunca. Siendo la educación un derecho humano fundamental tiene en la escuela su respaldo mas concentro, no solo porque otras instancias están lejos de ofrecer educación como exige la sociedad, sino que la institución escolar es la única que aún educa en su totalidad, donde la enseñanza ocurre de mejor forma, y donde el individuo desarrolla y adquiere lo mejor de si sin perder su dignidad por sujeción política, económica, ideológica, etc., es un espacio donde lo diverso y complejo tiene cabida y expresión.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

47

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

Pero para que la escuela cumpla mejor su función educativa, la sociedad debe entender que no es solo responsabilidad de esta la totalidad de los estímulos necesarios para la formación del individuo. De nada sirve que la escuela intente formar ciudadanos, si las demás instancias sociales no refuerzan esta formación. Ejemplo de ello, como lo explica Urdaneta Finicci13, es el hecho de que la educación escolar aun universalizando al conjunto de la población, por si sola no bastaría para solucionar el problema de la marginalidad en Venezuela, además de una población educada es necesario fuentes de empleo, acceso al “empleo decente”, libertad de empresa o estimulo al trabajo. Una sociedad que se priva de los factores del trabajo y la producción difícilmente tenderá apoyo a la educación escolar y recibirá retroalimentación de esta. Tal como afirma Laval14 la propia expansión de la escolarización dependen en gran medida de los recursos que nacen del desarrollo económico, no sin desfases más o menos importantes entre las fases de fuerte crecimiento económico y los impulsos de la escolarización. De nada sirve que la escuela se esfuerce en formar en valores, cuando la convivencia en el medio social es muy adversa a los aprendizajes escolares. Tal como lo plantea Morín15, la educación, la educación escolar debe enseñar la condición humana, enseñar la condición humana es reconocer la diversidad de la vida social, reconocer la diversidad es aceptar la democracia como modo de vida. Mientras estas cosas no ocurran ni dentro ni fuera de la escuela, sostendremos el discurso de que esta no cumple con su cometido, y los que están dentro de ella sentirá que están arando en el mar. La sociedad debe entender que no es la escuela única que debe comportantes como institución, también el ejercito, los partidos, la salud, la economía, el estado, etc., deben entender que son instituciones, y que su función es regular el juego social, proteger y garantizar de los derechos del individuo frente a la sociedad, y proteger a la sociedad de los intereses, deberemos y motivaciones de los individuos. Entonces la escuela no es una institución aislada, existe en relación con otras, se define autoreferencialmente, pero convive con otros. Lo que queremos significar es que la escuela existen con otras constituyendo una red infinita de posibilidades de educación del individuo. De esa red de instituciones la escuela es la mas antigua, su conexión con otras instancias ha sido creciente, aunque su desarrollo es desigual. El Estado ha intentado articularlo, tanto, que esta en la mentalidad de los venezolanos la necesidad de asistir a la escuela y de educarse, por tanto será por mucho el sitio, espacio y tiempo controlado para educarse e informarse, la escuela es con sus
13

Urdaneta Finucci, Carlos. (2007) Erradicación drástica de la pobreza en Venezuela. Colección Fuera de Serie. Caracas: El Nacional – Universidad MonteÁvila. Pág. 55. 14 Laval, Christian. (2004) La escuela no es una empresa. El ataque neoliberal a la enseñanza pública. Barcelona: Paidos. Pág. 37. 15 Morín, Edgar. (2000) Los sietes saberes necesarios a la educación del futuro. Caracas: UNESCOIESALC, FACES-UCV, CIPOST. Pág. 115.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

48

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

limitaciones, el espacio mas generoso donde los individuos pueden educarse. Entonces, si cuestionamos la vigencia de la escuela, cuestionamos las necesidades y posibilidades de que el individuo se forme e informe de su tiempo y su sociedad, sobre todo en un contexto donde la marginalidad crece a pesar de que el PIB lo haga o no. La experiencia histórica nos lo dice, la escuela es el mejor proyecto de inserción de la infancia, la juventud y la adultez –excluida- en el medio social venezolano. Aunque en los previos académicos se critique la vigencia de la escuela -una paradoja interesante- la política pública, por lo menos desde que el estado moderno se instaló, fue su desarrollo. Cosa grave sería si es la misma política pública, esa que afecta y representa a los actores sociales, se dedique al desmantelamiento de la institucionalidad educativa. Costo social que se traduciría en mayor exclusión social de la que tenemos y un afianzamiento de las desigualdades socioculturales en una sociedad que se hace cada vez más planetaria. La escuela es en el medio social venezolano el mejor y mas eficiente mecanismo de inclusión social positiva, ya que no somete al individuo a la recompensa / sujeción política, económica y social. La escuela tiene limitaciones, su desarrollo institucional las ha puesto en evidencia, lo que ha es que atenderlas para hacer de la experiencia escolar mas provechosa de lo que es. Hoy día, y tal vez como nunca antes, hay un contingente de personas dedicadas a construir una pedagogía que optimice los procesos de escolarización y en general la educación escolar, apostando por una optimización de la institucionalidad escolar en Venezuela.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

49

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

BIBLIOGRAFÍA
Actas del Ayuntamiento de Caracas. Sesión celebrada el día 11 de enero de 1821. Folio 24. Publicado en el «Boletín del Archivo General de la Nación ", Caracas, julio y agosto de 1947, N° 139, tomo XXXV, pp. 229-237. Tomado de: LEAL, I. (Comp.). (1968). Documento para la Historia de la Educación en Venezuela (época colonial). Caracas: Ediciones de la B.A.N.H. Pág. 389. Actos Acordado por la Honorable Diputación Provincial de Aragua, en 1948. Imprenta de Juan Soler. Alain Michele. (s/f). La conducción de un sistema complejo: la Educación Nacional. Revista Iberoamericana de Educación. Número 10 - Evaluación de la Calidad de la Educación. Bajado: 30 de abril de 2005. En Red: http://www.oei.es/oeivirt/rie10a01.htm Albornoz, O. (1996). Estado, ideología, educación y escolaridad en Venezuela a finales del siglo XX: Una aproximación inicial. En Luque, G (Coordinador) (1996). La Educación venezolana: historia, pedagogía y política. Conmemoración del centenario del Primer Congreso Pedagógico Venezolano 1895-1995 (pp. 259-270). Caracas: Escuela de Educación – FHE – UCV. Altez, R. (2007) Antonio Leocadio Guzmán. Biblioteca Biográfica Venezolana. Caracas: El Nacional. Andrés-Lasheras, Jesús. (1997). Educación y Estado en Venezuela: Historia de las Bases Ideológicas. Caracas: CEP-UCV. Angulo E. y Jiménez, E. (2001). La educación de niñas y jóvenes de Caracas entre 1912 y 1950. Tesis de Grado no publicada. Caracas: Escuela de Educación. F.H.E. – U.C.V. Archivo del Ayuntamiento de Caracas. “Archivos Capitulares”. Tomo I. 1820. Fs. 45 a 61. Discusión: “Archivos Capitulares”. Tomo III. 1820. F. 47. Ordenanzas Municipales para el gobierno y policía de la muy ilustre ciudad de Santiago de León de Caracas. Año de 1820. En: Archivo de Carmen Elena Chacón. Escuela de Educación – UCV. Arcila, F. E. (1954). El Régimen de la Encomienda en Venezuela. Escuela de Estudios Hispanoamericanos. Sevilla. Arellano M, A. (Comp). (1973). Las Estadísticas de las Provincias en la Época de Páez. Caracas: Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia Arendt, H. (2004) Sobre la Revolución. Trad: Pedro Bravo. Titulo original: On Revolution, 1963. Madrid: Alianza Editorial. Asociación Civil Asamblea de Educación. (2004). Acuerdo Nacional para rescatar la educación. Propuesta para el debate. Caracas, 20 de julio de 2004. Austín M. T. (2000). Fundamentos sociales y culturales de la Educación. Santiago de Chile. Editorial Universidad Arturo Prat. (Documento en línea) http://www.geocities.com/tomaustin_cl/educa/libro1/ (Consultado: 2002, 27 de junio) Aveledo, R. (2007). El poder político en Venezuela. Colección Fuera de Serie. Caracas: El NacionalUNIMET. Aveledo, R. G. (2008). La 4ta República. La virtud y el pecado. Una interpretación de los aciertos y los errores de los años en que los civiles estuvieron en el poder en Venezuela. Caracas: Editorial Libros Marcados. Ayala. J. (1999). Instituciones y Economía. Una introducción al neoinstitucionalismo económico. México: Fondo de Cultura Económica. B. Guy Peters y Jon Pierre. (2007) Institucionalism. Vol I. Londres: SAGE, Library of Political Science. BANH. (1962) Descubrimiento y conquista de Venezuela. (Textos históricos contemporáneos y documentos fundamentales) Tomo I y II. Fuentes para la Historia Colonial de Venezuela. Nº 54. Caracas: ANH. Baralt, R. M. (1939). Resumen de la Historia de Venezuela. Reimpresión de la Academia Nacional con motivo de su Cincuentenario. Brujas..- París. Desclée, De Brouwer. Carácter Nacional. Conclusión. Capítulo XXII.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

50

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

Barzun, J. (2001). Del Amanecer a la Decadencia. Madrid: Grupo Santillana Editores. S.A. Beauperthuy. P. A. (1992). Presente y Futuro de la Educación en Venezuela. Educación. Revista para el Magisterio. Julio – 1992. Nº 176. Betancourt, R. (1969) Venezuela, Política y Petróleo. Bogota: Editorial Senderos. Bigott, L. (1977). Introducción al análisis de Sistemas Educativos. Caracas: Ediciones de la Facultad de Humanidades y Educación. Bigott, L. A. (1982). Modelos de análisis de sistemas escolares (Vol. 1). Caracas: Ediciones de la Facultad de Humanidades y Educación. Universidad Central de Venezuela. Bigott, L. A. (1995). Ciencia, educación y positivismo en el siglo XIX Venezolano. Caracas: Academia Nacional de la Historia. Bigott, L. A. (1996). Ciencia Positivista y Educación Popular en la segunda mitad del siglo XIX. Pág. 93 – 120. En Rodríguez, N. (1996). Historia de la Educación Venezolana. Caracas. U.C.V.F.H.E. Bourdieu. P. y Passeron. J. (2001). La Reproducción. Elementos para una Teoría del Sistema de Enseñanza. Madrid: Editorial Popular. Bowen, J. (1990). Historia de la Educación Occidental. El Occidente Moderno, Europa y el Nuevo Mundo. Siglo XVII-XX. Tomo Tercero. Barcelona: Herder. Bravo J, L. (2007). Gestión y Políticas Públicas del Sistema Educativo Venezolano. Rasgos y tendencias del país educativo a partir de 1999. Caracas: Universidad Metropolitana. Bravo J, L; Graffe, G; Uzcátegui, R. (2004) Educación Nacional y Gobiernos Democráticos. Libro Electrónico. Caracas: UNESR-EE-UCV. Bravo J. L. (2001). Escolaridad en Venezuela: institucionalidad, inclusión y exclusión escolar, 18702000. Trabajo de ascenso no publicado, Universidad Central de Venezuela, Caracas. Bravo J. L. y Uzcátegui, R. (2003). Memoria Educativa Venezolana. Caracas: Cañón de Futuro. Bravo, J. (2000). El tema de las relaciones internacionales en los discursos de los ministros de educación: 1958 – 1997. (con especial énfasis en las de origen europeo). Revista de Pedagogía. Volumen XXI (60) 7 – 34. Briceño-Iragorry, M. (2004). Mensaje sin destino. 8 Edición. Caracas: Monte Ávila Editores Latinoamericanos. Brom, Juan. (1975). Para comprender la historia. 12 da edición. México: Editorial Nuestro Tiempo. Brue, Stanly L. – Grant, Randy, R. (2009) Historia del Pensamiento Económico. 7ma edición. México: Cengage Learning. Buenaventura de Carrocera, P. (1968). Misión de los Capuchinos en Cumaná. Tomo I. Fuentes para la Historia Colonial de Venezuela. Caracas: Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia. Burk, I. (1978). Tomas de Aquino. Caracas: Dirección de Cultura – U.C.V. Caballero, M. (1993). Gómez, el tirano liberal. Caracas: MonteAvila Editores. S.A. Caballero, M. (1998). Las crisis de la Venezuela contemporánea. Caracas: Monte Ávila Editores Latinoamericana. Calderón Berti, H. (1996, 14 de noviembre). Haciendo un país. La Educación esté profundizando los desequilibrios sociales. El Universal. Campo del Pozo. F. P. (1968) Historia documentada de los Agustinos en Venezuela durante la época colonial. Fuentes para la Historia Colonial de Venezuela. Nº 91. Caracas: ANH. Canchica, A. (1980). Algunos rasgos característicos del proceso de la educación en Venezuela. Mimeografía. Caracas: Escuela de Educación. UCV. Capriles M. A. (2008). La picardía del venezolano o el triunfo de Tío Conejo. Caracas: Taurus. Carquez, A. (1990). Política Económica y Planificación. Liberalismo Alfa y Omega de una Década. En: Resumen, No. 505, Edición Aniversaria. Tomo I. Caracas, junio 10 de 1990. Carr, E. H. (1987). ¿Qué es la Historia?. 3era. Barcelona: Editorial Ariel, S.A. Carvajal, A. y otros (2001). Organización y Consolidación del Sistema Educativo 1958 – 1970. Mimeografía. Caracas. Escuela de Educación U.C.V.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

51

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

Carvajal, L. (1993). Educación y Política en la Venezuela Gomecista (1908-1935). Trabajo de Ascenso. Caracas: Escuela de Educación. Carvajal, L. (1996). Educación y Política en la Venezuela Gomencista. En Rodríguez, Nacarid (Comp.). (1996). Historia de la Educación Venezolana. Caracas. U.C.V.- F.H.E. Castillo De Gurfinkel, L. (1995). La Enseñanza de las Ciencias Naturales y la Generación del 46. Academia Nacional de la Historia. Caracas. Venezuela. Castillo, E. (2000). El Financiamiento de la Educación Superior en un Contexto de Restricciones Económicas. Caracas. Aula Magna, Nueva Época, N° 2 Julio – Diciembre. 54 – 55. CERPE (1979). La Educación en los orígenes y creación de la nacionalidad (1498-1830). Caracas: Autor. Chacón, C. E. (1986). La Escuela de Latinidad y Elocuencia de Caracas. Trabajo de Grado. Caracas: Universidad Central de Venezuela. Chataing, R. D. y Bastidas, M. H. (1995). Ideas de la Federación: 1811 – 1900. Tomo I. Caracas: MonteAvila Editores. Coll, P. E. (1928). La Escondida Senda. Citado en: Aula Magna. Revista del Rectorado de la Universidad Central de Venezuela. Año 3, Nº 5. Febrero de 1992. p. 23. Comisión Presidencial del Proyecto Educativo Nacional (1988). Informe Final. Edic. Ipasme. Caracas. Comisión Presidencial para la Reforma del Estado – COPRE (1986). El liderazgo nacional. Documentos para la Reforma del Estado. Vol. 1. Caracas: Autor. Comisión Presidencial por los Derechos del Niño (1991). Los Niños: El compromiso de los Noventa. Conferencia Nacional sobre los Derechos del Niño. Caracas. Condorcet, J. (1999). Las cinco Memorias de Instrucción Pública. Barcelona: Ediciones Morata. S.A. Congreso de la Republica (....) Pensamiento Político Venezolano del Siglo XIX. Nº. 11. Caracas: Ediciones 150 Independencia. Congreso de la República (1985). Gobierno y Época del Presidente Eleazar López Contreras. Mensajes y Memorias (1935 – 1941) N° 17. Colección Pensamiento Político Venezolano del Siglo XX. Documentos para su estudio. Caracas: Ediciones del Congreso de la Republica. Congreso de la República. (1979). Actas del Congreso Constituyente de 1830. Tomo I. Pág. 82. Caracas: Ediciones del Congreso de la República. Congreso de la República. (1983) Los Pensadores positivistas y el Gomecismo. Colección pensamiento político venezolano del siglo XX. Caracas: Congreso de la República. Congreso de la Republica. (1983). Actas y Conclusiones. Primer Congreso de Municipalidades de Venezuela. 1913. Caracas: Ediciones del Congreso de la República. Congreso de la República. (1986). Doctor José Vargas. Obras Completas. 2da. Vol. V Tomo I. Caracas: Congreso de la República. COPRE (1990) Un Proyecto Educativo para la modernización y la democratización. Vol. 9. Caracas: COPRE. CORDIPLAN. (1990). El Gran Virage. Lineamientos Generales del VIII Plan de la Nación. Caracas: CORDIPLAN. Cortazar, J. M. (2002). La evaluación de las instituciones universitarias. Tendencias, conceptos y modelos. Caracas: CEP-FHE. Cunill Grau, P. (1998). Transformaciones en el paisaje venezolano 1946-1996. En FHyE (Comp.), Las humanidades y los desafíos de la cultura. (pp. 11-25). Caracas: FHyE. Del Palacio Díaz, Alejandro (S/F) Instituciones y Administración. México: UAM. Del Rey Fajardo, J. (1974). Documentos Jesuíticos relativos a la Historia de la Compañía de Jesús en Venezuela. Tomo I y II. Fuentes para la Historia Colonial de Venezuela. Nº 118 y 119. Caracas: ANH. Dewey, J. (1995). Democracia y Educación. Madrid: Morata. Dirección Genera Sectorial de Planificación y Presupuesto. (1986). VII Plan de la Nación (19841988). Proyecto Estratégico Nº 10. Acceso a la Educación y a la Cultura. Caracas: Marzo 1986.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

52

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

Drucker, Peter (1959) De Lamdmarks of tomorrow. Nueva York: Harper and Row. En: Etzioni, Amitai y Eva. (1992) Los Cambios Sociales. México: Fondo de Cultura Económica. Durkheim, Emile. (s/f). Reglas del Método Sociológico. México: Fondo de Cultura Económica. Duverger, M. (1967). Instituciones políticas y derecho constitucional. Traducido del francés por Jesús Ferrero. Barcelona: Ediciones Ariel (Colección Demos) Easton, D. (1967) Política Moderna. Un estudio sobre la situación de la Ciencia Política. México: Editorial Letras, S.A. Egaña, Manuel. (1945). Venezuela en Cifras. En: Presidencia de la República. (1945) Venezuela en 1945. Bogota: Publicaciones de el mes financiero y económico. Elías A. María. (1967). La Institucionalización del Poder. Seminario de Derecho Público, N° 23. Santiago de Chile: Universidad de Chile / Editorial Jurídica de Chile. Estados Unidos de Venezuela (1924). Gaceta Oficial No Extraordinario. 17 de junio de 1924. Esté, A. (2007). El Aula Punitiva. 4ta Edición. Caracas: Editorial Santillana. S.A. Etzioni, Amitai y Eva. (1998). Los Cambios Sociales. México: Fondo de Cultural Económica. Farfan M. G. (2007). El nuevo institucionalismo histórico y las políticas sociales. Revista Polis. Investigación y Análisis Sociopolítico y Psicosocial. Nº 1. Federación Venezolana de Maestros. (1936). Labores de la 1era convención nacional del magisterio venezolano. Celebrada en Caracas del 25 de agosto al 5 de septiembre de 1936. CaracasVenezuela. Fermín, M. (s/f). Momentos Históricos de la Educación Venezolana. Caracas: Editorial Romor. Fernández E. M. (2001) “La Jornada Escolar”. Análisis y valoración de los procesos, los efectos y las opciones de la implantación de la jornada continúa. Consejería de educación y cultura de la comunidad de Madrid. Fernández H, R. (1981). La Instrucción de la Generalidad. Historia de la Educación en Venezuela (1830 – 1981). Caracas: Ediciones del Ministerio de Educación. Fernández H. R. (1981). Memoria de cien años. Caracas: Ediciones del Ministerio de Educación. Fernández H. R. (1991). Educación y Cultura. En GRASES, Pedro (Coord.). Los Tres Primeros Siglos de Venezuela 1498 – 1810. Caracas: Grijalbo. Fernández H. R.. (1995). La Educación Venezolana bajo el signo de la ilustración. 1770 – 1870. Caracas: Academia Nacional de la Historia. Fernández-Armesto, F. (2002). Civilizaciones. La Lucha del Hombre por el Control de la Naturaleza. Madrid: Taurus. Fernández-Miranda, T. (1975). Estado y Constitución. Barcelona. Espasa-Calpe. Fichter, J. H. (1974). Sociología. 9na. Barcelona: Editorial Herder. Filho, L. (1936). La Escuela Nueva. Traducción de Enrique de Leguina. Segunda Edición. Barcelona: Labor. Foluquié, P. (1976). Diccionario de Pedagogía. Barcelona: Oikos-tau, S.A. Fontalvo P. R. (1998). Educación y transdiciplinariedad. Un desafío para el pensamiento complejo en América Latina. Revista Latinoamericana de Estudios Avanzados. Caracas, CIPOST – UCV. Fontana, J. (2001). La historia de los hombres. Barcelona: Editorial Crítica. Frigerio, G. y M. Poggi. (1996). El Análisis de las instituciones educativas. Hilos para tejer proyectos. Para pensar y hacer la vida escolar. Santillana: Buenos Aires. Citado por: Barrios Nogueira, Andrea. (2001). Construyendo y reconstruyendo la escuela. Una mirada desde la innovación: proyecto escolar. Caracas: CENDES. Fundación Polar (1988). Diccionario de Historia de Venezuela. Caracas: Autor. Gabaldón (1958). Inquietudes acerca de la Educación en Venezuela. Trujillo. Ediciones del Ejecutivo de Estado Trujillo. Gabaldón Arnoldo (1954). Posibilidades de hacer verdaderamente Gratuita y Obligatoria la Educación Primaria de Venezuela. En: Gabaldón (1958). Inquietudes acerca de la Educación en Venezuela. Trujillo. Ediciones del Ejecutivo de Estado Trujillo.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

53

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

García H, R. (1946). Jerarquía de la educación rural en el sistema escolar venezolano. Revista de Educación. Nº 42 García P, H. (1986). El Instituto Pedagógico, fundación y trayectoria. 2da Edición. Caracas: IPASME. Pág. 16. García P. E. (2003). Hacia la institucionalización del enfoque de género en políticas públicas. Documento elaborado para Fundación Friedrich Ebert. (documento en línea) www.gestionpolitica.sg.gba.gov.ar/html/biblioteca/genero_y_politicas_publicas.pdf (Consulta: 2007, Febrero 19) García-Guadilla, C – Bronfenmajer, G. (s/f). Dinámica de transformación de la Educación Básica. S/l. Gil F. J. (1967). Historia Constitucional de Venezuela. Tomo 1. Talleres EOSGRAF. S.A.: España. Gil Fortuol, J. (1912) Memoria que presenta el Ministro de Instrucción Pública al Congreso de los Estados Unidos de Venezuela en sus sesiones ordinarias de 1912. En: Fernández, H. R. (1980) Memoria de Cien Años. Tomo IV, Volumen I. Caracas: Ministerio de Educación. González O. H. (1991). La Iglesia en la Venezuela Hispánica. En GRASES, Pedro. (Coord.). Los Tres Primeros Siglos de Venezuela. 1498 – 1810. Caracas: Griralbo, S.A. González, C. (1972). Rubén González, una vida al servicio de Venezuela. Nº 57. Táchira: Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses. González, I. (1999). Estrategias para una efectiva Planificación de los Procesos de Enseñanza en la Educación Preescolar con la Participación de la Comunidad. Tesis de Grado. Barquisimeto: Universidad Santa María. González, R. (1923). Memoria que el Ministro de Instrucción Pública presenta al Congreso Nacional en sus sesiones ordinarias de 1924. En: Fernández, H. R. (1981) Memoria de Cien Años. Caracas: Ministerio de Educación. González, R. (1929). Memoria que el Ministro de Instrucción Pública presenta al Congreso Nacional en sus sesiones ordinarias de 1928. En: Fernández, H. R. (1981) Memoria de Cien Años. Tomo IV. Vol. II. Caracas: Ministerio de Educación. González, R. (1992) La larga marcha histórica del movimiento estudiantil. En: Aula Magna. Revista del Rectorado de la Universidad Central de Venezuela. Año 3, Nº 5. Febrero de 1992. Govea De Carpio. D. (1990). Educación Popular y Formación Docente de la Independencia al 23 de Enero de 1959. Caracas: Academia Nacional de la Historia. Graffe, G. J. (2005) Políticas públicas educativas frente a la crisis, reforma del Estado y Modernización de la Educación Venezolana, 1979 – 2002. Caracas: Ediciones de la Secretaría de la UCV. Grisanti, Á. (1950). Resumen histórico de la Instrucción Publica en Venezuela. 2da, Bogota: Editorial IQUEIMA. Grupo Santa Lucía. (1983) Tres programas de Gobierno, 1983. Una Comparación. Monográfico. Disponible en el Centro de Documentación e Información en Planificación CEDIPLACENDES. Guerrero, C. (2006) José María Vargas. Biblioteca Biográfica Venezolana. Vol. 47. Colección de El Nacional. Caracas: El Nacional. Guerrero, E. (1979). Historia de la Educación en España. Del despotismo ilustrado a las Cortes de Cádiz. Madrid: Ministerio de Educación de España. Gutiérrez de Arce. M. (1975). Constituciones Sinodales del Sínodo Diocesano de Santiago de León de Caracas de 1687. Fuentes para la Historia Colonial de Venezuela. Nº.125. Vol. II. Apéndice “A”. Caracas: Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia. Guzmán G. W. (2004). Carreras Humanísticas en Venezuela: tendencias curriculares en el período 1946-2002. Trabajo de Grado. Mención Publicación Caracas: Escuela de Educación. UCV. Hall, P. y Taylor, R. (1996). Political Science and the Three New Institutionalisms. Political Studies. Vol. 44. Haro, J. (2001). Ilustrados, Misioneros, Poblamiento y Educación en las Comarcas del Alto Orinoco Río Negro de Venezuela (1750- 1861). Tesis Doctoral. Málaga: Universidad de Málaga.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

54

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

Hernández, G. (1989). La Educación Venezolana y el Modelo Económico. Las Reformas de 1969 – 1980. Revista de Pedagogía. Caracas, Enero / Marzo de 1989. Vol. X. Nº 17. Hugh, T. (2006). El Imperio Español. De Colón a Magallanes. Barcelona: Planeta. Instituto Nacional de Cooperación Educativa INCE Testimonios sobre la formación para el trabajo (1539 1970). Caracas. 1972. Pág. 63-75 (APUD) Revista de Historia N° 12. Caracas Julio de 1962. Jornada Nacional de Análisis del Sistema Educativo Venezolano. (Julio 21 – 27 de 1975) Conclusiones – Proposiciones – Recomendaciones – Alternativas. A la Nación Venezolana y a la Comunidad Educativa del País. Caracas. Kaplan, R. (2002). El retorno de la antigüedad. La política de los guerreros. Barcelona: Ediciones B. Karady, V. (1990). Las funciones sociales de los sistemas educativos en perspectiva comparada: la educación superior en Francia y Hungría en los siglos XIX y XX. Revista de Educación. Numero Extraordinario. Laval, C. (2004) La escuela no es una empresa. El ataque neoliberal a la enseñanza pública. Barcelona: Paidos. Leal I. (Comp.). (1968). Documento para la Historia de la Educación en Venezuela (época colonial). Fuentes para la Historia Colonial de Venezuela. Caracas: Ediciones de la B.A.N.H. Leal, I. (1963). Historia de la Universidad de Caracas (1721 – 1827). Caracas: Ediciones de la Biblioteca UCV. Ledezma, P. F. (1996). Proceso Histórico de la Educación Pública Venezolana en el siglo XX. En Luque, G. (Comp.). La educación venezolana: historia, pedagogía y política. E-E. FHE-UCV. LeGoff, L. (1991). El orden de la memoria. el tiempo como imaginario. Barcelona: Ediciones Paidos. Lemmo, A. (1961). La Educación en 1870. Caracas: F.H.E.- U.C.V. León Carlos. A nuestros compatriotas: nuestro deber. México, septiembre de 1928. En: Congreso de la República. (1983) El comienzo del debate socialista. Colección Pensamiento Político Venezolano del Siglo XX. Tomo VI, Vol. I. Nº 12. Caracas – Venezuela. Pág. 194 LIMEV. (2003, octubre 15). El debate educativo en el Siglo XX venezolano. (Grabación en audio del Seminario Permanente ofrecido en Memoria Educativa Venezolana. Caracas-UCV). Lourau, R. (2001). El análisis institucional. Buenos Aires: Amorrortu Editores. Lozano, C. (1979). La Escolarización. Barcelona. Luhman, N. (1996). Teoría de la Sociedad y pedagogía. Barcelona: Paidós Educador. Luque, G. (1994). El problema educativo en la oposición marxista a J.V. Gómez (1926 – 1935). Revista de Pedagogía. Caracas. Enero - Marzo de 1994 – Vol. XV – N° 37. Luque, G. (1999). Educación, Estado y Nación. Una historia política de la educación oficial venezolana 1928 – 1958. Caracas: UCV – Consejo de Desarrollo Científico y Humanístico. Luque, G. (2001). Momentos de la Educación y la Pedagogía Venezolana. Entrevista a Gustavo Adolfo Ruiz. Caracas: Fondo Editorial de la Facultad de Humanidades y Educación-UCV. Lusinchi, J. (1985) Programa de Gobierno del Dr. Jaime Lusinchi. Un pacto para la democracia Social. Versión Preliminar. Documento Base. Mimeográfico. Caracas: Autor. Manterola, C. (2004). La perspectiva institucional de una nueva didáctica. Revista de Pedagogía, Vol. XXV, Nº 73. Caracas. Marcano, B. (2002). Pre-escolar obligatorio en Venezuela. ¿Utopía o Realidad?. Planiuc. XXI (24):3575. Márquez, R. A. (1964) Doctrina y Proceso de la Educación en Venezuela. Caracas: UCV. Marrero, J. R. (2000). Del fraude de la educación a la escuela que queremos. Caracas: Distribuidora Estudios C.A. Maturana, H. (1995) La realidad: ¿Objetiva o construida? México: Anthropos Editorial/UIA/ITESO. ME. (1995). PLAN DE ACCIÓN. Que el Ministerio de Educación presenta al país para superar, con el aporte de todos, nuestra gravísima crisis educativa. Caracas: Autor. Medina A, I. (1963). Cuatro años de Democracia. Caracas: Pensamiento Vivo, S.A. Editores.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

55

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

Medina, H. (1996). Evolución Constitucional de la Educación Venezolana. 1811 – 1961. Valencia: Secretaría de Cultura del Gobierno de Carabobo. Mialaret, G. (1977). Ciencias de la Educación. Barcelona: Oikos-Tau. S.A. Michelena, Francisco. (1837, 15 de marzo). Discurso sobre la necesidad de un nuevo sistema de educación pública en Venezuela. Reformas Legales. Periódico Político, Literario y de Comercio. N° 4. Ministerio de Educación Nacional (1936). Labores y proyectos para la reorganización de la instrucción en Venezuela. Caracas: Ministerio de Educación Nacional. Ministerio de Educación. (1966). Memoria y Cuenta del Ministerio de Educación. Caracas: ME. Pág. 2. Ministerio de Educación. (1968) Memoria y Cuenta que el Ministro de Educación presenta al Congreso Nacional de la República de Venezuela en sus sesiones de 1969. Caracas: Ministerio de Educación. Ministerio de Educación. (1981). Memoria y Cuenta que el Ministerio de Educación presenta al Congreso Nacional en sus sesiones de 1980. Caracas: Ministerio de Educación. Ministerio de Educación. (1982). Memoria y Cuenta que el Ministro de Educación presenta al Congreso Nacional en sus sesiones de 1983. Caracas: Ministerio de Educación. Ministerio de Educación. (1983). Memoria y cuenta que el Ministro de Educación presenta al Congreso Nacional en sus sesiones de 1984. Contiene las actuaciones de 1983. Caracas: Ministerio de Educación. Ministerio de Educación. (1984). Memoria y Cuenta que el Ministerio de Educación presenta al Congreso Nacional en sus sesiones de 1983. Caracas: Ministerio de Educación. Ministerio de Educación. (1986). Memoria y Cuenta de 1987. Vol 111. Nº 107. Caracas: Ministerio de Educación. Ministerio de Educación. (1990) Memoria y Cuenta que el Ministro de Educación presenta el Congreso de la Republica en sus sesiones de 1991. Caracas: Ministerio de Educación. Ministerio de Educación. (1996). Memoria y Cuenta del Ministerio de Educación. Caracas: ME. Ministerio de Fomento (1964) Anuario Estadístico de Venezuela. 1957-1963. Tomo II. Caracas: Autor. Ministerio de Instrucción Pública. (1909). Memoria que presente el Ministro de Instrucción Pública al Congreso de los Estados Unidos de Venezuela en sus sesiones ordinarias de 1909 correspondiente a las actividades del ramo en el año 1908. Caracas: Empresa El Cojo. Molins P. M. (1995). Pedagogía: Ciencia de la Praxis Educativa. Revista de Pedagogía, XV (42), 25 – 32. Molins P. M. (2001, Noviembre). Las categorías de la pedagogía. Ponencia presentada en las VII Jornadas de Investigación Educativa, Caracas. Molins, M. (1998). La Republica y la Educación en Simón Bolívar y Simón Rodríguez y su proyección actual. Caracas: Ediciones de la Biblioteca – EBUC – UCV. Moreno M. A. (2002). La Universidad de Ayer y Hoy. En red: http://www.univerxity.com/aspSmartUpload/110200451733.doc Morín, E. (1982). Ciencia con Conciencia. Barcelona: Anthropos. Morín, E. (1999). La Cabeza bien puesta. Repensar la reforma, repensar el pensamiento. Buenos Aires: Ediciones nueva Visión. Morín, E. (2000). Los sietes saberes necesarios a la educación del futuro. Caracas: UNESCOIESALC, FACES-UCV, CIPOST. Mudarra, M. Á. (1962). Historia de la Legislación Escolar Contemporánea en Venezuela. Caracas: Ediciones del Ministerio de Educación. Mulino, A. (2000). Estado, Empleo y educación. Revista de Pedagogía. Caracas, Número 61, Volumen XXI. Mayo – agosto de 2000. Nassif, R. (1975). Pedagogía General. Barcelona: Cincel – Kapelusz. Navas, B. A. (2002). Reseña histórica de las sedes de la Universidad Central de Venezuela. 1721 – 2001. Caracas: Universidad Central de Venezuela.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

56

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

Nieves, Aide. (2008) Sistema Educativo del Estado Miranda. Caso: escuelas de primeras letras del Cantón Petare de 1822 a 1863. Trabajo de Grado. Caracas: Escuela de Educación – UCV. Njaim. H. (2007). Democracia participativa. Caracas: Universidad Metropolitana. North, D. (2006). Instituciones, cambio institucional y desempeño económico. Tercera reimpresión. México: Fondo de Cultural Económica. Oficina de Planeamiento Integral de la Educación. (1961). Una nueva actitud. Revista Educación, Revista para el magisterio. Nº 92, Caracas-Venezuela. Año XXI. Ordenanzas Acordadas por la Honorable Diputación Provincial de Barquisimeto en 1849. Imprenta de M. A. Baralt, Maracaibo. Ordenanzas Sancionadas por la Honorable Diputación Provincial de Barcelona. Imprenta P. Cova. 1846. Ostos, Y. y Picón, J. (2001). Memoria del Ministerio de Educación período 1950 – 1952. Caracas: E.E. – F.H.E. – U.C.V. Mimeografía. Páez, J. A. (1946). Autobiografía del General José Antonio Páez. Tomos I y II. Nueva York: H & R ELLIOT & CO., Inc. Palop J. P. (1983). Epistemología de las Ciencias Humanas y Ciencias de la Educación. En Basabe, B. J. y otros. (1983). Estudios sobre epistemología y pedagogía. Madrid: Anaya. Parra L. C. (1964). La instrucción en Caracas. Obras Completas. Caracas. Parsosn, T. (1976). El Sistema Social. 2da Edición en Español. Madrid: Biblioteca de la Revista de Occidente. Pérez, M. (1999). El Colegio Nacional de El Tocuyo. (1833 – 1869). Barquisimeto: Imprenta del Estado Lara – Fondo Editorial Buría – Alcaldía del Municipio Moran. Pernía, E. (2000) Descentralización educativa: Sistema escolar, el docente, lo normativo y el Proyecto Pedagógico de Plantel. En: Bravo J. L – Ramírez, T. – Pernía V. E. (2000). El Sistema Educativo Venezolano. Reforma, descentralización y Trabajo Docente. Caracas: Panapo. Pineau, P. (1993) ¿Por qué triunfó la escuela? o la modernidad dijo: “esto es educación” y la escuela respondió: “yo me ocupo”. En: Pineau, Pablo; Dussel, Inés; Caruso, Marcelo. (2001) La escuela como máquina de educar. Tres escritos sobre un proyecto de la modernidad. 1er edición. Buenos Aires: Paidos. Cuestiones de Educación. Pineau, P; Dussel, I; Caruso, M. (2001) La escuela como máquina de educar. Tres escritos sobre un proyecto de la modernidad. 1er edición. Buenos Aires: Paidos. Cuestiones de Educación. Pino I. E. (2001). País Archipiélago. Venezuela, 1830 – 1859. Caracas: Fundación Bigott. Portillo, G. y Bustamante, S. (1999). Educación y Legitimidad. (1870-1990). Caracas: Facultad de Humanidades y Educación – UCV. Presidencia de la República. (1945) Venezuela en 1945. Bogota: Publicaciones de el mes financiero y económico. Prieto F. L. (1976). Rubén González. En: Ministerio de Educación (1976). Rubén González, visto por varios autores. Colección Homenajes. Caracas: Ministerio de Educación. Pág. 80-81. Prieto F. L. (2007). Principios generales de la Educación. 2da Edición. Caracas: IESALC-IPASMEFLBPF. Pruzzo de Di Pego. V. (1999). Evaluación curricular: evaluación para el aprendizaje. 1º reimpresión, 2005. Buenos Aires: Espacio Editorial. Ramírez, F y Boli, J. (1987). La construcción política de la escolarización de masas: sus orígenes europeos e institucionalización mundial. Traducción de María Beneyto. En Enguita, M. (Editor) (2001). Sociología de la Educación. Barcelona: Editorial Ariel, S. A. Revenga, J. R. (1953) La Hacienda Publica de Venezuela en 1828-1830. Caracas: Banco Central de Venezuela. Rodríguez, N. (1991). La Educación Básica en Venezuela. Caracas: Ediciones DOLVIA, C.A. Rodríguez, N. (1996). (Comp.). Historia de la Educación en Venezuela (seis ensayos). Caracas: Fondo Editorial de la U.C.V.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

57

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

Rodríguez, N. (1996). La educación en la democracia. En: Luque Guillermo (1996) (Comp) La Educación Venezolana. Historia y Pedagogía. Conmemoración del Primero Congreso Pedagógico Venezolano de 1895. Caracas: UCV. Rodríguez, N. (2006). El aula como problema. Ponencia presentada en el Congreso Internacional de Educación. El Aula: perspectivas externas e internas. Caracas. Rodríguez, N. (2007). Diseño Curricular basado en la sistematización de consultas: el caso del Estado Amazonas. Revista de Pedagogía, Vol. 28, Nº 82 – Caracas, Mayo-Agosto de 2007. (261-286) Ruiz B, J. (1988) La Educación del Pueblo Español en el Proyecto de los Ilustrados. En: Revista de Educación. numero extraordinario, 1998. La Educación en la Ilustración Española. Madrid. Ruiz, G. A. (1992). La Escuela de Primeras Letras de Caracas. Documentación: 1767 – 1810. Caracas: UCV – CDCH. Ruiz. G. A. (1998). Primer Congreso Pedagógico Venezolano 1895. Caracas: CEP-FHE-UCV. Sabine, H. (1994). Historia de la Teoría Política. México: Fondo de Cultura Económica. Sacristán, J. G. y Pérez Gómez. A. I. (1998). Comprender y transformar la enseñanza. Séptima edición. Madrid: Morata. Salcedo-Bastardo, J.L. (2004) Historia Fundamental de Venezuela. Undécima edición. Caracas: Universidad Central de Venezuela. Sarramona, J. (2000). Teoría de la Educación. Reflexión y normativa pedagógica. Barcelona: Editorial Ariel. Savater, F. (2003). El valor de educar. 17ª Edición. Barcelona: Editorial Ariel, S.A. Serna, M. S. (2001). El papel de las instituciones en la gestión de las administraciones publicas. Revista del CLAD. Reforma y Democracia. 20. pp. 73 – 108. Shepsle, K. A. y Bonchek, M. S. (2005). Las Formulas de la Política. Instituciones, racionalidades y comportamientos. México: TAURUS-CIDE. Silva, F. (1995). Revolución Pedagógica en Venezuela: Inserción de la Educación en la Historia Nacional. Trabajo de Ascenso. Caracas: Escuela de Educación – UCV. Silva, Fernando. (2007) Reflexiones sobre la educación en 1945. Mimeografico. Caracas: Escuela de Educación – UCV. Stalcup, R. (1969). Sociología y Educación. Buenos Aires: Paidos. Superintendencia de Educación Nacional. (1936). Comunicado. En Diario “Ahora”. Caracas, 2 de mayo. En: Silva, Obc. Cit. Pág. 36-37. Tejada F. J. (1998) Los agentes de la innovación en los centros educativos. Málaga: Ediciones Aljebe. Tizio, H. (2002). Sobre las instituciones. En: Núñez, Violeta. (Coord.) (2002). La Educación en tiempos de incertidumbre: Las apuestas de la Pedagogía Social. Barcelona: Editorial Gedisa. Trononis de Veracoechea, E. (1971) Las obras pías en la Iglesia colonial Venezolana. Fuentes para la Historia Colonial de Venezuela. Nº 105. Caracas: ANH. Ulloa. C. (1994) Cómo nacieron los oficios en Venezuela. Caracas: Fundación Polar. UNESCO (1975). Diccionario de Ciencias Sociales. Madrid: Instituto de Estudios Políticos. Universidad Central de Venezuela. (1983). Los Estatutos de la Universidad Central de Venezuela 1827. Caracas: Imprenta Universitaria. Urdaneta Finucci, C. (2007) Erradicación drástica de la pobreza en Venezuela. Colección Fuera de Serie. Caracas: El Nacional – Universidad MonteÁvila. Uzcátegui, R. (2004). Proceso de institucionalización de la educación escolar en Venezuela. Tesis de grado no publicada. Universidad Central de Venezuela, Caracas. Valdés U. F. (1997). Autonomía y Legitimidad: Los empresarios, la política y el Estado en México. México: Siglo XXI. Valdivieso, E. (2006). Algunas consideraciones básicas sobre educación y pedagogía. Caracas: Escuela de Educación-UCV. Valencia G. G. (2007). Entre cronos y kairós. Las formas del tiempo socio histórico. México: Anthropos.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

58

Institucionalidad Educativa en Venezuela, en perspectiva pedagógica y humanística

Vázquez, F. (2001) La memoria como acción social. Relaciones, significados e imaginario. Barcelona: Ediciones Paidos Ibérica, S.A. Vegas, J. R. (1949). La Formación de maestros rurales en Venezuela. Revista Educación. N º 60. Caracas-Venezuela, junio – septiembre 1949. Vegas, R. (1945) Ministerio de Educación. En: Presidencia de la República. (1945) Venezuela en 1945. Bogota: Publicaciones de el mes financiero y económico. Velásquez, R. J. (2002, 27 de octubre). Memoria del Siglo XX. Decreto 132. Ultimas Noticias. http://www.ultimasnoticias.com.ve/ediciones/2002/10/27/p65n1.htm Viso, Carlos. (2007, Mayo 12). Proceso, Estructuras y Sistemas. (Grabación en audio del Seminario Permanente ofrecido en Memoria Educativa Venezolana. Caracas-UCV). Viso, F. Carlos R. (2000) Educación y Salud en el proceso de modernización del capitalismo rentístico del Estado Venezolano, 1936 – 1945. Caracas: Secretaria UCV-Editorial Tropykos. Wagner, P. (s/f) Sociología de la Modernidad. Libertad y Disciplina. Barcelona: Herder. Citado por: Bosco Bernal, J. (s/f) Hacia una Nueva Institucionalidad de la Educación. En red. Weinberg, G. (1984). Modelos educativos en la historia de América Latina. Buenos Aires: KapeluzUNESCO-CEPAL-PNUD. Yates, F. (2005). El Arte de la Memoria. Barcelona: Ediciones Siruela, S.A. Yentel, N. S. (2006). Instituciones y Cambio Educativo. Una relación interferida. Buenos Aires: Magisterio del Río de la Plata. Yépez C, A. (1985). Educación Primaria en Caracas en la época de Bolívar. Caracas, BANH. Estudios monografías y ensayos, N° 57. Caracas: ANH. Zemelman, H. (1989). De la Historia a la Política. La experiencia de América Latina. México: Siglo XXI Editores. Zino Torrazza, J. (2000). La Estructura Social. Murcia: Universidad Católica San Antonio. Reproducción electrónica.

Tesis Doctoral – Ramón Uzcátegui

59

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->