Carta para Beatriz Muy amada Beatriz: Cuando recibas esta ya habrán pasado unos días, que serán

días restados a los muchos que aún faltan para tu regreso. Cuando emprendiste tu largo viaje no pensé en ningún momento que fuera a resultar tan duro para mi el permanecer alejado de tu persona. Está siendo una prueba la separación a la que nos sometimos de mutuo acuerdo de la que seguro saldrá fortalecido el amor que nos profesamos para así consolidar para siempre este sentimiento embriagador que me embarga y aumenta día tras día y que tu compartes sin ninguna reserva. Solo con escribir tu nombre, Beatriz, siento intensamente en mi interior todo el amor que tú me inspiras siendo la fuente en la que bebo sin llegar a saciarme, pidiendo siempre más y más de tu presencia tan cara para mi en estos tiempos de lejanía. Grande es la añoranza de ti, mas no por ello me siento mal, muy al contrario pienso que la separación actual es un acicate para el disfrute de la compañía que nos daremos en el futuro para gozar juntos de todos los momentos que compartiremos. Si, porque eso es lo que ambos queremos y de ello hemos hecho y seguiremos haciendo nuestra bandera, una bandera que nos guía y nos seguirá mostrando el camino por el cual han de transcurrir nuestras vidas, con todo lo bueno que eso supone aunque, como bien sabes, nada es perfecto y también pasaremos por algunos momentos no tan agradables que serán el referente para comparar con los que serán más, los de perfecta comunión en todos los ordenes de la vida entre tú y yo. Para mi tu nombre es sinónimo de felicidad, una felicidad que soy incapaz de expresar con palabras pues resulta para mi un estado en el que me siento levitando a un palmo del suelo y ligero como una pluma, capaz de emprender el vuelo a poco que me lo proponga. Intento describir lo que supone y las palabras no surgen de mi mente obtusa por mucho que me empeño pero, eso sí, el amor que siento por ti es enorme, inenarrable y creciendo día a día, no sé, podría decir que es como lava ardiente que surge de un volcán en plena actividad y aumenta sin solución de continuidad o como fuegos artificiales en una calma noche de verano en una playa de tranquilas aguas y suave arena. Eres todo para mi, eres la persona que da sentido a mi vida, ¿qué sería de mi, Beatriz, si no te hubiera conocido?. No quiero pensar en eso. En quien pienso es en ti porque eres el norte de mi existencia, la luz que ilumina mis horas y que da sosiego a mi sueño, a la vez que a través de ti se cumplen los sueños que nunca creí poder alcanzar y que ya forman parte de las ilusiones conseguidas que, al tiempo, han dado lugar a otras que también se van realizando con el devenir de los días. Deseando tu pronto regreso siempre tuyo Luís

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful