P. 1
Julio Silva Cruz -- TEMAS EN PSICOLOGIA: NIÑEZ - ADOLESCENCIA

Julio Silva Cruz -- TEMAS EN PSICOLOGIA: NIÑEZ - ADOLESCENCIA

|Views: 35|Likes:
Published by Sam Herrera



CENTRO PSICOLOGICO ANIMUS

UNA PUBLICACION DEL CENTRO PSICOLOGICO ANIMUS

TITULO TEMAS EN PSICOLOGIA: NIÑEZ - ADOLESCENCIA

http://www.facebook.com/centropsicologicoanimus



CENTRO PSICOLOGICO ANIMUS

UNA PUBLICACION DEL CENTRO PSICOLOGICO ANIMUS

TITULO TEMAS EN PSICOLOGIA: NIÑEZ - ADOLESCENCIA

http://www.facebook.com/centropsicologicoanimus

More info:

Published by: Sam Herrera on Nov 21, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/17/2013

pdf

text

original

ÁREA CLÍNICA NIÑOS Y ADOLESCENTES

ÁREA CLÍNICA JÓVENES Y ADULTOS

ÁREA PROBLEMAS DE APRENDIZAJE

TEMAS EN PSICOLOGIA
(NIÑEZ, ADOLESCENCIA, FAMILIA)

AREA MODIFICACION DE CONDUCTA

ÁREA ORIENTACIÓN VOCACIONAL

ÁREA TERAPIA DE PAREJAS Y FAMILIA

WWW.CENTROPSICOLOGICOANIMUS.COM
1

SERIE BIBLIOTECA ANIMUS

SAN BORJA Tf. 2237146 CEL 993459851 centropsicologicoanimus@hotmail.com animuscentropsicologico@gmail.com

PRESENTACION
ANIMUS es un vocablo que deriva del latín y significa: aliento, alma, espíritu, mente. Por todas estas acepciones optamos por asumir este nombre y es por ello que tenemos una visión más amplia del ser humano y sus problemas. Es así que el Centro Psicológico ANIMUS, es una institución que viene brindando servicios de atención psicológica en sus diversas especialidades desde Enero de 1990. En ANIMUS contamos con un equipo profesional conformado por psicólogos de diversas especialidades; así como psicoterapeutas. Nuestras modalidades de trabajo en las diversas áreas de atención, se basan en las distintas orientaciones de la psicología actual; de acuerdo al motivo de consulta. La atención psicológica en ANIMUS esta dirigida a niños, adolescentes, jóvenes, adultos, y parejas. Este modo interdisciplinario de intervención - que se basa en los principios de atención integral y de calidad, así como de
2

reserva - esta respaldada por nuestros 22 años de experiencia profesional como institución. Agradecemos su confianza y renovamos la voluntad de servicio del Centro Psicológico ANIMUS y su equipo profesional en pleno, quedamos de ustedes.

Centro Psicológico ANIMUS

mayor conocimiento humano.

del

comportamiento

Queremos asimismo contribuir desde diversas perspectivas con los temas que suelen ser trabajados en las familias, con los niños y adolescentes en edad escolar. Esperamos sea una contribución y sirva de ayuda en alguna medida. Queremos aprovechar la oportunidad para agradecer a todas aquellas personas que a lo largo de estos 22 años han confiado en nosotros. También a todos aquellos profesionales y colegas que de manera desinteresada recomiendan nuestro trabajo profesional, a ellos nuevamente gracias. Cariñosamente GRACIAS a todas y todos mis colegas del Centro Psicológico ANIMUS, por compartir juntos tercamente aún en los tiempos más difíciles, la hermosa experiencia del quehacer psicológico, a lo largo de estos 22 años, a los presentes y a los ausentes: Giovanna Arroyo, Marcela Tejada, Nidia Vicuña, Milagros Zavala, Fabián Vinces, Jaime Llancan, Ma. Rosa Farfán, Dennis López, Carla Lecca, Néstor Carrasco, Víctor Catacora, Víctor Meza, Milagros Naupari, Martín García, Marilu
3

INTRODUCCION
Los siguientes artículos reflejan las diversas modalidades de trabajo de los miembros del equipo de psicólogos del Centro Psicológico ANIMUS. Hemos querido compartir con ustedes estos aportes en beneficio de un

Alvarado, Manuel Moreno, Ivette Bandenay, Ivonne Martínez, Mario Nuñez, José Arenas, Zoila Chaparro, Patricia Guevara, Julius Silva, Julissa Vásquez, Patricia Gómez, Ana Palomino,Melissa Marmolejo y Pablo Tejada. Julio Silva Cruz

muestran muy preocupados por lo “terribles” que están sus hijos y su incertidumbre por ya no saber qué hacer para que este comportamiento desmedido cambie o, por lo menos, disminuya. Se dice que los niños son pequeños seres que viven para jugar y jugar, sin parar. Efectivamente, los niños poseen y hacen alarde de tremenda vitalidad y energía en sus juegos que los adultos a veces hasta nos sorprendemos. El punto es que no siempre ellos logran canalizar adecuadamente toda esta vehemencia y su deseo por jugar y hacer por hacer, libremente y sin pensar en más. Expuesto lo anterior, empezamos ya a vislumbrar una panorámica más clara en el intento por comprender esa tan desaforada conducta en los niños que causa tanta preocupación a los padres. Y son justamente ellos (los padres) quienes deben ir proporcionando a sus hijos los elementos necesarios para incorporar dentro de su repertorio cognitivo y comportamental los límites que les permitan desarrollarse plena y satisfactoriamente, pero sin entrar en contraposición con el entorno.

QUE HAY DETRÁS DE UN PROBLEMA DE CONDUCTA
A lo largo de estos 22 años en ANIMUS muchas veces, los psicólogos hemos atendido consultas de padres que se 4

Podemos ahora comprender que el saludable crecimiento de nuestros niños debe ir siempre acompañado de un suficiente sostenimiento afectivo por parte de los padres, y los adultos no que se constituyan Por el como figuras el significativas para ellos. Esto no significa que en el camino haya errores. contrario, establecimiento de pautas de comportamiento para el niño es un constante aprendizaje tanto para ellos como para los adultos. Lo maravilloso de la experiencia de ser padres radica en convertirse en un compañero que siempre está allí para compartir lo bueno y lo malo, los aciertos y los errores. Entonces, no hay que olvidar lo fundamental que resulta la valoración y reforzamiento de los logros de los pequeños. Las palabras de aceptación, los elogios, las “caricias verbales” siempre vienen bien, y eso es algo que todos sabemos por experiencia propia. Esta doble vía de acercamiento afectivo (la facilitadora y la correctiva) permitirá al niño la concepción integrada, y no fragmentada, de las figuras parentales; significa que estará en la capacidad de comprender (a través de la experiencia emocional) que las llamadas de atención y las sanciones no son sinónimo de falta de cariño, y mucho 5

menos que papá o mamá sean malos (como suelen ellos decir). Este es un proceso que se va afianzando en el continuo ida y vuelta del aprendizaje, tal como ya se señaló. Una manera conveniente de establecer límites parte del reconocimiento de los deseos y necesidades del niño, contrastado con los principios que rigen el desempeño social. Así, cuando se manifieste una conducta inadecuada, decirles “yo sé que te gustaría tal o cual cosa, pero también debes entender que no lo puedes hacer por tal o cual razón” ayuda a que los pequeños tengan claro que papá y mamá se preocupan y desean lo mejor para ellos, pero que también son capaces de empatizar con su sentir. Sin embargo, surge la pregunta obvia de qué hacer cuando, a pesar de todos los esfuerzos por atender los aspectos antes mencionados, el niño persiste con un comportamiento que no resulta siendo el más adecuado. En estos casos, el apoyo psicológico se constituye como una alternativa muy conveniente para que tanto el niño como los padres y demás adultos de su entorno puedan ir resignificando los diversos eventos que puedan suscitarse. Así, la premisa fundamental sería descubrir la

dinámica emocional de trasfondo. Para ello, un adecuado proceso de diagnóstico es la piedra angular de un posterior tratamiento favorable para el niño. El Centro Psicológico ANIMUS, desde sus inicios hasta ahora, tiene como objetivo principal poder lograr una adecuada interacción del niño con su entorno. Para ello, cada psicólogo y/o terapeuta busca el acercamiento y reconocimiento no sólo de los aspectos por mejorar, sino también de los recursos potenciales que han de ser explotados en el proceso de crecimiento personal, familiar y social de cada uno de los niños que son atendidos. Finalmente, se espera que –en un mediano plazo– tanto los niños como los padres puedan disfrutar de una interrelación cada vez más asertiva, donde se respeten tanto los propios deseos, necesidades y derechos como los del otro. Esto permitirá que tengamos niños que se sientan a la vez libres, reconocidos, y que pueden adaptarse satisfactoriamente a su medio.

Ser padre es tarea difícil; sobretodo porque resulta novedosa y, en ocasiones, se llega a pensar que tal responsabilidad pudiera quedarnos grande. En efecto, ser padres es una gran responsabilidad, pero a la vez una gran aventura y una constante motivación para el crecimiento personal. Si bien nadie enseña cómo ser padres, alguna idea se tiene que normalmente está basada principalmente en la propia experiencia como hijos y en las “anécdotas” que se puedan tener de conocidos o familiares cercanos. Ahora bien, ya embarcados en el largo viaje que ha de significar la vida como padres, es importante tomar en cuenta cada detalle y cada momento, ya que la historia de un niño se escribe aún desde antes del nacimiento. Así, los vínculos con los padres durante el embarazo cobran vital importancia porque dan al niño la idea de cómo son esperados y qué han de encontrar al llegar a casa. Por ejemplo, se suscitan preocupaciones varias que comúnmente tiene que ver con la apariencia física, las capacidades cognitivas, sociales y afectivas del aún no nato, siendo que muchas veces los futuros padres depositan expectativas diversas que desde ya configuran 6

SOBRE EL ARTE DE SER PADRES

los vínculos primarios del niño con su entorno inmediato. No obstante, este es un aspecto que quizás las más de las veces pasa inadvertido. Ya presente el niño, son sus primeros tres años los que serán trascendentales en el desarrollo de su historia personal. Entonces es menester satisfacer sus

con su juego. Sepa darle libertad para que afiance la confianza en lo que puede lograr; imponga límites pero no limitaciones. Recuerde que no siempre estará usted con él para impedirle la caída. Siempre es importante cuidar y atender, más no sobreproteger. En resumen, ser padres es una labor que se aprende día tras día, la misma que se ve gratamente recompensada con la sonrisa de un niño que en este mundo se sabe seguro de sí mismo y protegido por quienes más lo quieren.

necesidades básicas de afecto y protección. Esta labor no corresponde únicamente a la madre. Cada vez más resalta la importancia de la presencia paterna en lo que viene siendo la generación de sentimientos de seguridad en el niño. Sin embargo, esto no implica que la ausencia de una de las figuras parentales genere un total desapego o sentimiento de abandono en el niño, en tanto siempre haya afecto para él, proveniente de las figuras importantes en su contexto familiar y social. Y así, casi sin darnos ni cuenta, ese pequeñín que hasta hacía poco estuviera en brazos es ahora un inagotable explorador que –según se escucha muchas veces en consulta psicológica– “va más allá de los límites de la paciencia”. En esta etapa, toca a los padres saber mirar la felicidad en el rostro de su niño al sentirse libre 7

DIEZ CONSEJOS QUE VIENEN BIEN 1. Demuestre interés por las tareas de su hijo. Pregúntele acerca de los trabajos que debe hacer. Hágale preguntas que el niño no pueda responder con una o dos palabras. 2. Antes de hacer las tareas ayude a su hijo a organizar los materiales que va a necesitar. 3. Establezca con su hijo un horario regular para hacer las tareas; esto ayuda a evitar las demoras y postergaciones.

4. Elija para hacer las tareas un lugar específico, con mucha luz, silencio y espacio para trabajar. 5. Anime a su hijo a preguntar y buscar respuestas, dedicando el tiempo necesario para encontrar las correctas. 6. Asegúrese de que su hijo respalda sus respuestas con hechos y evidencias. 7. Practique en el hogar las destrezas que le enseñan en la escuela. 8. Relacione las tareas con la vida diaria de su hijo. Por ejemplo, háblele de fracciones y medidas mientras preparan su comida favorita. 9. Dé el ejemplo: Aproveche para leer un libro o para escribir una carta mientras su hijo estudia. 10. Felicite a su hijo por sus progresos, tanto por los grandes como por los pequeños.

Si observamos detenidamente la forma de comportarse de un grupo de niños, nos llama la atención la gama de diferencias manifiestan. individuales Algunos de niños conducta son que éstos activos, muy

extrovertidos, emprendedores, seguros de sí mismo, independientes, curiosos y agresivos; en tanto que otros se muestran pasivos, tímidos, dependientes, miedosos y retraídos. Cada niño manifiesta una personalidad única, es decir, una manera de sentir, de pensar, de relacionarse con los demás y con el entorno que lo rodea. Esta personalidad única es el resultado de un largo proceso que se va realizando paso a paso, muy lentamente y que se torna cada vez más complejo a medida que el niño amplía sus horizontes y queda sujeto a una serie de influencias cada vez mayores de la escuela, de los compañeros, de la televisión, en definitiva, de todo aquello que le rodea. Sin embargo lo que va a determinar la personalidad del niño, especialmente durante los primeros años, es su familia. La forma de ser de sus padres, y el tipo de relaciones que sostenga con ellos van a determinar la 8

LA AUTOESTIMA EN EL NIÑO

clase de persona que llegará a ser, los problemas a que se enfrentará y la manera en que trate de resolverlos. Un concepto esencial para la felicidad personal y para el funcionamiento eficaz, lo mismo en el niño que en el adulto, es la Autoestima o Concepto de sí mismo. La Autoestima es un juicio personal de valor que se expresa en las actitudes del individuo respecto de sí mismo. Dicho de otra forma, sería el aprecio en el que tenemos a nuestra persona, cuánto nos queremos a nosotros mismos. En el concepto que el niño tiene de sí mismo influye la manera en que sus compañeros y sus maestros responden, pero en la mayoría de los niños la manera en que los padres lo tratan determina la imagen que de sí mismos se hacen. Esta última correlación está claramente probada. Así, en el seno de familias en las que los padres tienen un alto aprecio de sí mismos, ponen ilusión en la educación de sus hijos, los aceptan y comunican esta aceptación, dan amplias muestras de afecto e interés por ellos y desarrollan una buena comunicación y sin temas vedados, sus hijos se caracterizan por tener una mayor 9

independencia social y una mayor actividad. Además se acercan a las personas con expectativas de que serán bien recibidos y de que tendrán éxito. Así mismo, expresan y defienden sus opiniones aun cuando los demás no estén de acuerdo y prefieren participar en las discusiones de grupo que ser simples oyentes. Otra parte, son muy diferentes las pautas de conducta, que desarrollan los niños cuyos padres tienen menor confianza en sí mismos, que muestran una gran dificultad para expresar sentimientos de afecto y aceptación por sus hijos, y que ponen menos ilusión en ellos, dándoles muchas veces un trato duro y hostil, utilizando más frecuentemente el castigo que la recompensa. Estos niños difícilmente expresan sus ideas por temor a que no sean aceptadas o compartidas, suelen vivir a la sombra del grupo al que pertenecen, dejándose llevar por lo que éste hace o dice, y prefieren oír a participar. También se observa que suelen prestar excesiva preocupación por sus problemas, lo que no les permite atender a otras personas. Así mismo tienen dificultades a la hora de comunicar lo que sienten, con lo que disminuye la posibilidad de establecer relaciones cordiales y solidarias.

En general, adoptan una actitud defensiva y ansiosa ante las cosas y las personas. Un buen sentimiento respecto de sí mismo (autoestima) es importante, para el ajuste personal y para el funcionamiento adecuado, lo mismo en el niño que en el adulto. Con frecuencia, encuentro en mi práctica que los niños traídos en busca de ayuda psicológica, experimentan sentimientos de minusvalía y pobre autoestima. Suelen percibirse a sí mismos como inferiores e inútiles, les cuesta trabajo dar o recibir afecto, tienden a sentirse solos y desamparados. Además, casi siempre suelen sentirse culpables, avergonzados o deprimidos; y a menospreciar sus propias potencialidades y realizaciones. Observo que un elevado nivel de ansiedad y una concepción negativa de sí mismo se relacionan entre sí. La tendencia del niño ansioso a menospreciarse y a desvalorizarse tiende a generalizar y a afectar la imagen de la integridad y calidad en su propio cuerpo. Un concepto negativo de sí mismo parece fomentar una actitud defensiva en las reacciones del niño ante sí mismo 10

y ante otros, esto provocará reacciones hostiles y de agresividad no manifiesta. Igualmente, un concepto negativo de sí parece estorbar el ajuste escolar inicial y los avances escolares subsiguientes; pudiendo llevar al niño a una situación de aislamiento. La manera en que los padres tratan al niño es lo que tiene mayor importancia en la determinación de la imagen que de sí mismo se hace. La autoestima es un juicio personal de valor que se expresa en las actitudes del individuo respecto de sí mismo. Es una experiencia subjetiva que el niño da a conocer a los demás a través de informes verbales y de otras conductas externas. Hallo, en general, que los niños que se tienen un alto aprecio suelen tener padres que también se tuvieron un alto aprecio; suelen ser más estables emocionalmente, más confiados en sus propios recursos, más animados y eficaces en sus actitudes y acciones respecto del cuidado de los niños, tienden estos padres a expresar su

aceptación

mediante

manifestaciones

cotidianas,

de

que no obedecen a un simple capricho nuestro y permitiendo que expresen sus puntos de vista sobre las cosas. Así mismo, tenemos que hacerles partícipes en las discusiones y en la formulación de los planes de la familia. 3.- Ejercer un control sobre sus actividades,

interés, afecto e íntima relación. Encuentro que el sentir aprecio por sí mismo es necesario para un adecuado equilibrio psicológico y que esto, es un requisito importante para ser capaz de amar. Es fundamental, por tanto, que los padres acepten la parte de responsabilidad tan grande que les corresponde en el desarrollo de una buena autoestima en sus hijos y colaboren a fomentarla. Para ello vamos a señalar una serie de pautas a llevar a cabo, aunque muchas de ellas ya han sido mencionadas anteriormente. 1.Satisfacer sus necesidades afectivas,

mostrando interés por todo lo que hacen, colaborando con ellos, dándoles iniciativas y premiando las conductas positivas. 4.- Utilizar preferentemente la recompensa para influir en su conducta. El premio, la recompensa a un esfuerzo, está justificado como u o de los más eficaces métodos en el aprendizaje, y es que las conductas, a las que sigue una recompensa, tienen mayor probabilidad de ocurrencia en el futuro. No olvidemos que todos, pequeños y grandes, necesitamos ser recompensados y que todos los días existe al menos un motivo para ello. A efecto, exigencia adecuada a sus capacidades, control y comunicación son, por consiguiente, los criterios educativos básicos para lograr el desarrollo de una buena autoestima. 11

comunicándoles afecto y aceptación constantemente. No debemos escatimar a la gente que queremos caricias, besos y verbalizaciones del tipo “te quiero mucho” y “estoy orgulloso de ti”. Al contrario, aunque ya lo sepan, debemos recordárselo muy a menudo. 2.- Mantener un alto grado de comunicación, razonando las normas que se les imponen para que vean

Las habilidades sociales son elementos fundamentales del repertorio de comportamiento que permiten a las personas adaptarse a las exigencias del medio social y consolidar redes de apoyo importantes para manejar las presiones propias de la vida moderna. Las habilidades sociales tienen elementos o componentes que permiten optimizar la conducta de manera que sea funcionalmente adaptativa. Las habilidades sociales se manifiestan cuando sabemos expresar nuestro así sentir y nos que hacemos nos escuchar, consiguiendo aquello proponemos,

respetando nuestros derechos y los de las otras personas. Esta forma de expresarnos se da a través de determinadas conductas o formas de comportamiento. En el ser humano podemos apreciar tres tipos de conductas: • Conducta agresiva: Es un comportamiento verbal o no verbal que busca lograr objetivos personales sin respetar el derecho de los otros.

HABILIDADES SOCIALES Y CONDUCTA

12

Conducta pasiva: Con este comportamiento la persona es sumisa o no hace nada, puede quedarse en silencio o simplemente aceptar lo que los otros digan, a pesar de desear lo contrario, con lo que puede no hacer respetar sus derechos.

Se habla mucho en la actualidad sobre temas como autoestima y habilidades sociales. ¿Sabe usted de qué se trata todo aquello? Pues bien, la autoestima es la manifestación de aceptación y aprecio que cada persona se otorga, en función a un reconocimiento de sus características individuales. Las habilidades sociales, por su parte, son conductas aprendidas que permiten a la persona optimizar su conducta de manera que le resulte fácil y cómodo adaptarse a su entorno. Se busca que sea una persona asertiva, que sepa delimitar su conducta en función al respeto de los propios derechos y los de los demás. Ahora bien, teniendo claros estos conceptos, ¿puede figurarse cómo sería la vida y comportamiento de su niño si lograra desarrollar un adecuado nivel de autoestima y si lograra desarrollar sus habilidades sociales? Todo aquello puede lograrse. Como siempre, en el caso de niños, el primer y más importante paso debe darse en casa. Permítale a su niño contar con espacios donde expresarse libremente, con la certeza que será escuchado; aliente en su niño conductas favorables, basándose en su propio actuar como guía; no deje de brindarle afecto, por más

Conducta nuestras

asertiva: necesidades

Es y

un

comportamiento nuestros

adecuado a la situación con la que expresamos defendemos derechos. Es así que podemos obtener aquello que nos proponemos, sin dejar de respetar a los demás.

TODO LO QUE SU NIÑO PUEDE HACER Quizás alguna vez usted se ha sorprendido quejándose del “mal comportamiento” de su hijo, o quizás haya recibido quejas por ello. ¿Se ha puesto a pensar que cabe la posibilidad que aquel “mal comportamiento” no sea tal? En realidad, puede ser que se trate únicamente de ciertas carencias en su repertorio comportamental.

13

que se vea agobiado por dificultades (recuerde que todos las tenemos y que pueden ser superadas). Los niños crecen, se desarrollan y potencializan sus cualidades dentro de un adecuado entorno social, donde la familia cumple un rol trascendental. Su niño puede llegar a ser una persona feliz y sin limitaciones si encuentra en él y en su entorno los medios que se lo posibiliten, no lo olvide.

LOS ADOLESCENTES Y SUS PADRES UNA DIFERENCIA GENERACIONAL

El presente artículo surge a raíz de una serie de experiencias con padres de jóvenes adolescentes, enfrascados muchas veces en discusiones que representaban bandos opuestos. En honor a la verdad, debemos reconocer haber visto también a padres que mantenían una buena relación con sus hijos y a jóvenes que a pesar de guardar diferencias generacionales, sabían manejar estas diferencias. En ANIMUS realizamos un conversatorio con padres, a partir de este tema, con la participación no solo del equipo profesional sino también de los padres de familia, fue abierta y enriquecedora como experiencia: a partir de la cual se ha motivado una mayor profundización de este tema.

“Realmente en esta etapa uno pierde confianza con los padres porque pensamos que son unos fregados, aguafiestas, que no nos comprenden pero son ellos lo que más necesitamos”. Diego 17 años.

14

Encuentro con frecuencia que a nosotros padres de familia nos resulta difícil entendernos y relacionarnos con nuestros hijos, y en ocasiones resulta una verdadera batalla llegar a tratar ciertos temas con ellos. lindan con la desesperación. Por ello, basándome en mi experiencia profesional es que me hallo motivado para tratar este tema. A mi entender existe una diferencia generacional entre nosotros y nuestros hijos, es en la adolescencia la etapa en la cual se pone más a prueba la diferencia en como ven el mundo, en cómo se relacionan con respecto a nosotros, con sus amigos y con respecto a otros aspectos de sus vidas. Interpreto que los adolescentes funcionan en un nivel más emocional y nosotros adultos en un nivel más racional, es como si funcionáramos en dos niveles distintos en los cuales no sintonizaremos nunca o difícilmente lo hagamos; pero que esta diferencia no sea motivo de distanciamiento sino de aceptación mutua para llegar a un entendimiento. Estos ponen a prueba nuestros recursos y agotan nuestra paciencia llevándonos a límites que

“La adolescencia es una etapa de la vida donde hay cambios, éstos en muchos casos originan dentro de las personas que se degeneran en problemas. Claro que a muchos casos también no es así. Pueden crearse en esta etapa ideas creadas por las mismas personas, pero que en realidad no son ciertas. Yo como adolescente siento que tengo problemas pero que no son tantos como los de los otros, y me parece que podré superarlos”. Luisa de 16 años.

“En la adolescencia la relación con mis papás ha variado. Antes me parecían lindas las bromas de mi papá, pero ahora, cuando es en público a veces me avergüenzo, pero no mucho. Antes me encantaba salir a los juegos o a las fiestas con mis papás, ahora me gusta salir con mis amigas al cine, o a comer helados. Por ejemplo mis papás me sobreprotegen, creo que aún más que antes y me peleo un poco con ellos, pero sólo por tonterías, como por mi cabellos. Pero los sigo queriendo igual que antes”. “Mamá, déjame tener mis propios errores”. Jessica 13 años.

No hay nadie que pueda dejar de lado lo vivido durante su infancia, el adolescente resulta ser pues, el resultado de las experiencias o vivencias anteriores. El adolescente va desarrollándose física, intelectual y emocionalmente; pero nunca podrá escapar de la influencia de 15

sus primeros años.

Éstos constituyen la antesala de la vida

La disciplina vertical suele generar resentimiento en el adolescente y/o represiones de tensión que podrían ocasionarles conflictos. Las causas de conflicto entre el hijo y los padres son numerosas, siendo la primera resistencia de muchos padres a reconocer el desarrollo de sus hijos. Es muy frecuente también la tendencia de los padres a imponer a los niños sus propias normas de conducta. El niño respaldado por la riqueza, tiende a convertirse en egoísta y caprichoso; la hija va desarrollándose sin sentido alguno de responsabilidad bajo el control de un padre excesivamente rígido; un hijo que lo haga sentir que es el único puede convertirse en una verdadera calamidad con los mismos de una tía o una abuela. Las normas sociales predominantes en el hogar dejarán sentir su influencia en el desarrollo social y emocional del niño. Un padre autoritario e irascible provoca en su hijo un estado de temor y depresión casi continuos. desconcentrar al niño. La inconsecuencia y la inconstancia en las normas de la autoridad sólo sirven para Todas estas normas de la conducta infantil tienden a afirmarse y acentuarse en la vida adolescente.

adulta y son de enorme trascendencia, ya que a lo largo de ellos va modelándose el individuo hasta convertirse en un miembro de valor positivo par la sociedad en que elija vivir. Sucede a veces que el proceso de formación es deficiente; arrastrando entonces el niño una serie de rasgos infantiles al llegar a los umbrales de la edad adulta. Tenemos como resultado entonces el adulto inmaduro que se caracteriza por su egoísmo, testarudez, petulancia, impulsividad y otros rasgos contrarios a la vida social. Existen profundas diferencias en las relaciones padres e hijos según las características de las distintas familias. democrático. Se observa, sin embargo, una tendencia a darles un sentido No quiere decir esto que deba prescindirse de todo control., sino que ha de ejercerse éste a través de un consejo familiar o de la participación de todos los miembros de la familia. En el hogar donde se aplica el control democrático, se observa una integración personal y social del adolescente muchas más ajustadas.

16

En la etapa de la adolescencia se van a consolidar las características de personalidad del joven, por ello el rol que juega la familia como elemento modelador de la conducta y como marco de confianza y seguridad es importante. Será

importancia en la determinación de la imagen que de sí mismo se hace. Encuentro que el sentir aprecio por sí mismo es necesario para un adecuado equilibrio psicológico y que esto, es un requisito importante para ser capaz de amar, pero específicamente este punto lo trataré en otro artículo. Hay un aumento de la emotividad en el adolescente, ya nadie lo duda. Incluso encuentro en la consulta con ellos, que lo

necesario por ello darle al joven un clima familiar adecuado, para el desarrollo positivo de su personalidad. Parte importante en el desarrollo de la personalidad en el adolescente lo constituye la autoestima.

“Se siente algo superior a todo, que puedes hacer lo que tú quieras y estar seguro de todo, y que puedes defender algo, pero a veces los padres no comprenden lo que uno siente porque tú haces algo y está mal o quieres ir a algún sitio y no te dejan porque el carácter de un adolescente es variado, cuando estás solo se siente triste, cuando estás en problemas sientes miedo. Cuando estás con alguien en tú quieres te sientes feliz, cuando quieres algo tratas de conseguirlo de todos modos aunque no importe lo que pase”. Gerardo 16 años.

reconocen, pero no siempre alcanzan a tener explicación sobre sus emociones, las cuales pueden afectar de manera intensa la conducta del adolescente, observándose esto en estado de excitación y tensión, casi siempre generalizadas que acompañan a la emotividad aumentada. Los padres suelen tener una explicación más orgánica, consideran ellos que la mayoría de veces, los “trastornos” son productos de los cambios hormonales, psicológicos, físicos; no

Un buen sentimiento respecto de sí mismo (autoestima) es importante, para el ajuste personal y para el funcionamiento adecuado, lo mismo en el niño como en el adulto. La manera en que los padres tratan al adolescente es la que tiene mayor 17

les falta razón, pero depositan en estos factores todo el peso de las dificultades o conflictos propios de este período evolutivo. Son los cambios generados por la ampliación de la vida social del joven los que ejercen, entiendo yo, una mayor influencia. Es

así que los amigos y el grupo, constituyen una importante influencia más relevante. Así por ejemplo, en algunas ocasiones en la práctica privada he tenido que atender a amigos acompañantes del paciente adolescente, para a través de ellos, promover y motivas la participación del joven desconfiado con la situación.

la vida que ustedes y déjennos decidir por nosotros mismos, opinen, no obliguen, si decidimos por nosotros mismos, nos daremos cuenta de que los que fallamos fuimos nosotros y no ustedes al decidir por nosotros, así ténganlo por seguro que maduraremos de una forma espectacular aprendiendo de ustedes y de la vida, “nuestra vida”. Ricardo 16 años.

“Cuando Pido permiso para ir a fiestas, tienen que ser en casas y deben conocer a los papás de quien la organiza. No dejan ir a fiestas de colegios, por ejemplo. Y también me llevan y me recogen temprano. A mí no me parece justo, porque a mis amigos sí se les permite; y ellos piensan que van borrachos a las fiestas y si eso pasa no soy ninguna loca como para meterme con ellos. Y como piensan que todavía tengo siete años me dicen: “eres sólo una niña y no te puedo recoger tan tarde”. También a veces me gritan delante de mis amigas y eso me molesta, me da vergüenza”. Nelly 14 años.

“Qué es para mí la adolescencia? Para mí, la adolescencia es una etapa por la que todos pasamos, en que experimentamos muchos cambios internos y externos. Se forma nuestro cuerpo y con él nuestro carácter, también es un período en el que buscamos la aceptación de nuestro grupo y disfrutamos el ser parte de él. Buscamos la amistad y unión con personas del sexo opuesto y estamos llenos de energía para salir a conquistar el mundo y divertirnos. “¿Cómo es mi relación con mis padres? Tal vez no sea la relación ideal, pero luchamos por mejorarla. La mayor parte del tiempo me llevo bien con mis padres, pero a veces se me escapa algo por ahí, y ¡BOOM! Explotamos y al final terminamos pidiéndonos perdón y abrazándonos, mirando hacia delante para mejorar nuestra amistad de padres e hijo”. Giancarlo 14 años.

“Dejémonos del aspecto moral, para hablar sobre este tema: La razón o la verdad es de los padres?. Estoy de acuerdo en que los padres tienen un sexto sentido con respecto al futuro, cercano o lejano de sus hijos, pero eso no indica que siempre tengan la razón, la preocupación de los padres es que sus hijos sean felices, esta está bien, pero entiendan “padres” de que no es la forma, si pensamos igual que ustedes no seríamos hijos pues, porque tendríamos la misma concepción sistematizada de 18

“La relación que un adolescente tiene con sus padres en pocas cosas hay mucha confianza y comunicación, debido a que los padres son un poco más liberales y demuestran mucha confianza y dejan que los hijos se desenvuelvan sin problemas, pero en casos comunes como que un adolescente le da

vergüenza hablar o preguntar cosas a sus padres debido a que en nuestra edad buscamos más a los amigos o hermanos que a ellos, que para nosotros que son viejos y de otra época y también porque como que los padres se ponen un poco cerrados ya que tienen miedo a nuestras inquietudes y el que les responderemos, por lo que opinen ya que como dicen los adolescentes, somos impredecibles y nunca se sabe si vamos a sonreír o simplemente estallar”. Claudia 14 años.

ASPECTOS IMPORTANTES DE LA VIDA FAMILIAR
La familia existirá siempre en todas las sociedades. Es la base de toda sociedad; adopta formas muy variadas según la época y la sociedad en que se vive. Una familia funcional cumple dos funciones esenciales: • Prodiga cuidados al recién nacido garantizando la supervivencia del ser humano. • Enseña a los hijos las pautas de conducta, diferencias entre lo bueno y lo malo, las etc.;

Por supuesto que no pretendo generalizar a partir de las opiniones vertidas por estas jóvenes, atendido por mí en la consulta. Pero si creo que es válido extraer a partir de ello y de la experiencia algunos derroteros que nos permitan entender la conducta de nuestros hijos en este período de su vida. Un entendimiento con ellos por ejemplo que nos permita desarrollar una mejor capacidad para negociar con nuestros hijos, queme parece sumamente importante para llegar a acuerdos con ellos. “La adolescencia es la etapa de la vida muy linda e importante, en la cual uno se forma, adquiere nuevas experiencia, es una etapa en la cual tienes que estar más unido que nunca con tus padres, ya que ellos son nuestros guías, aunque a veces friegan”. Homero 17 años.

transmitiendo así, de generación en generación; normas, valores e ideas que tiene el grupo social al que pertenece dicha familia. Un hombre y una mujer que se unen en forma estable constituyen la base de una nueva familia. La familia de nuestros días, compuesta por padres e hijos, se denomina familia nuclear. A veces, por razones económicas, viven en una sola casa dos o más familias 19

nucleares. Entonces, además de los padres; están presentes los tíos, primos, etc. y se habla de la familia extensa. Al parecer, toda persona siente la necesidad de vivir con otra del sexo opuesto, necesita del afecto y del apoyo del otro. Sin embargo, la relación de pareja exige de ambos la madurez para comprender y afrontar las limitaciones y deficiencias del otro y valorar sus virtudes y defectos.

El matrimonio no es solamente para adultos maduros; porque no necesariamente hay que ser adulto para ser maduro (en ciertos casos). Existen creencias populares sobre el amor y el matrimonio que están en las mentes de las personas y que crean falsas ilusiones. La felicidad es la rutina que nos presenta la vida a través del amor verdadero. La felicidad no es algo que se nos da como un paquete de

La elección de la pareja es importante: cada uno debe saber lo que quiere de sí mismo y de los demás; ser lo suficientemente capaz de asumir nuevos compromisos y cumplirlos.

regalo; es algo que se construye todos los días, en base al esfuerzo y al amor verdadero, leal, maduro; tanto del hombre como de la mujer y que ambos deben compartir. Quizás al principio los defectos no importen, pero

Sin embargo, no siempre una pareja se casa por amor. Hay otras razones poderosas que llevan a un hombre y a una mujer a casarse; el deseo de mejorar económicamente o la prisa por dejar el hogar de los padres, un embarazo imprevisto, temor a quedarse sólo, “quedarse a vestir santos”, como se dice criollamente.

conforme pase el tiempo empiezan a ser tomados en cuenta, resaltan cada vez más hasta volverse intolerables. Las personas adultas pueden cambiar en algunas cosas, pero en lo fundamental ya no variarán con el matrimonio. Todos venimos de una familia y nos formamos en ella, el matrimonio 20 no puede romper los lazos familiares.

Cuando uno se casa se ve en la necesidad de establecer contacto con la familia del marido o de la mujer; convirtiéndose ésta en la familia política.

*Estar dispuestos al diálogo. *Tener la capacidad de admitir nuestros errores. Si el hombre y la mujer se comprenden y aceptan

Una pareja para establecerse necesita comprar muchas cosas y en estos tiempos ¡Todo está tan caro!; la ilusión del matrimonio puede durar y limitaciones al principio, pero ayudar a soportar luego vendrán las

reconociéndose como personas diferentes, será más fácil que se integren como pareja, conservando y haciendo valer su propia personalidad. La importancia de la armonía de la pareja, condiciona la armonía familiar, determina el crecimiento mental de los hijos (Si quieren buenos hijos; “Sean buenos padres”).

discusiones y reproches. Es por eso que se debe planificar directamente y tratar posible. Encuentro que una pareja saludable se caracteriza por: *Incentivar y apoyar las actividades del otro. *Tener actividades y experiencias comunes. *Sentir afecto el uno por el otro y saber transmitirlo. *Preocuparse por el bienestar común. *Poder expresarse con libertad, sin temor. *Mantener relaciones respetuosas y comprensivas mutuamente. *Tener buenas relaciones sexuales. *Ser buenos compañeros y amigos. 21 de superarlos en lo

MEJORANDO LA VIDA EN FAMILIA La lectura cotidiana que hace un psicólogo de los comentarios y confidencias que percibe en la terapia, lo lleva a constatar: la presencia de conflictos y/o impases que muchas veces no tienen causas profundas (inconscientes) sino que más bien están en relación al supuesto cognitivo que determina tal o cual forma de conducta, en otros casos a la otra posibilidad de actuar

(la que desconocen). Al respecto queremos señalar algunos alcances para los padres. C on r e la c ión a los hijos : a ) Ac e p t a r los c om o s on; no c om o e n nue s tr a im a gina c ión nos gus ta r ía que fue r a n. b) Br inda r le s se gur ida d; Es de c ir que va n a e nc ont r ar e n la fa m ilia a pe r s ona s que lo va n a es c uc ha r y c om pr e nde r pr im e ra m e nte . c ) Pr opic ia r nos ot r os de sa r r olle n. d) Inc e nt iva r s u a utoe s tima ; e s de c ir ha c er los se nt ir s e or gull os os de s i m is m os . e ) Ge ne ra r e l re s pe to ha c ia los dem á s; los c ua l inc luye a pe rs ona s y c osa s . f ) De m os tra r le s c ontr ol y dis c ipli na s ; e s de c ir e nse ña r le s los lím ite s . As í m ism o, s e de be bus c ar es ta ble c er e n la f am ilia un es tilo de c om por tam ie nto que s ea la inde pe nde nc ia ; nue va s pa r a pla nte á ndole que e llos los c os a s

fr a nc o, a bie r t o y c om pr e ndido por t odos los m iem br os . S uge r im os pa uta s: 1 . S er hone s t o c on lo que se dic e . E s de c ir e vite m os la s ex pr e s ione s c ont r a dic t or ia s que c onfunde n. 2 . P e nsa r de ma ne r a pos it iva , bus c a ndo pr im er o los ac ie r t os y logr os , cr e a ndo una se ns a c ión de c onf ia nz a e n s i m is m o. 3 . E vit a r t oma r el al ot r o c om o la a lia do, c a da de l pe rs ona de be se r r es pe t a da e n s us opini one s . 4 . E s t im ula r or de n, f or ma pla nif ic a c ión tie m po c om o la vo lu nt a d de l é x it o. Muc hos de los pr oble m a s de la f am ilia se c lar if ic a n s i ha y la vol un t a d m ínim a de a na liz a r ra c iona lm e nt e a la m is m a . E s una t ar e a dif íc il pe r o no im pos ible . e f ic a z de f or m a r la que se e va lúe n la s s iguie nt e s

22

LA RELACIÓN PADRES E HIJOS

*Un hijo puede hacer responsable a un padre que no lo es. Los padres son los primeros educadores fundamentales del niño; pues la familia es la principal y la primera escuela de la vida. El niño aprende tanto a través del ejemplo como de las enseñanzas verbales. El ejemplo es muy importante en la educación, muchas veces los adultos no se dan cuenta que con su forma de ser, con su acción y con su ejemplo están educando a los niños. -Se encuentra generalmente dos tipos de familia que con su actitud influyen poderosamente en la educación de los hijos:

La importancia de la armonía de la pareja se debe a que es la base de la armonía de la familia. Es mucho más probable que los padres como buenos compañeros entre sí puedan educar bien a sus hijos.

Los hijos son motivo de felicidad y son un lazo de unión para la pareja, que se entiende bien. Pero también la presencia de los hijos significa adquirir nuevos compromisos y responsabilidades. En mi práctica de trabajo con adolescentes y niños he podido apreciar a padres que piensan equivocadamente sobre los hijos y la unión familiar. Llegando en muchas ocasiones de manera inconsciente a utilizar a los hijos porque creen que: *Un hijo puede unir a una pareja que tiene muchos problemas, que no se comprende. *Un hijo puede ligar más al padre a la casa o puede evitar que éste deje el hogar. 23

LA FAMILIA AUTORITARIA Se constituye como tal porque: *Es el padre quien provee el sustento diario. *El padre es quien toma las decisiones, sin consultar a nadie. *Hay tensiones provocadas por el autoritarismo. *Hay sumisión de la mujer.

*El padre exige ser obedecido y atendido por la madre y los hijos. *No hay diálogo. *Se educa a los hijos basándose en amenazas y a castigos. Cuando esto ocurre, el autoritarismo puede llegar a obstaculizar el desarrollo psicológico del niño, ya que no logra expresar de manera espontánea sus sentimientos y sus necesidades. Los niños educados así tienden a convertirse en hombres y mujeres poco creativos, temerosos e inseguros, o rebeldes (que muchas veces es una manera sana de poder enfrentar la relación con los padres).

*Hay confianza entre marido y mujer y también con los hijos. *Hay aceptación de igualdad entre los sexos. *Se educa a los hijos basándose en el afecto, el respeto mutuo y el diálogo. Los niños educados en este tipo de familia tienden a convertirse en adultos mentalmente sanos, que estarán en condición de ser buenos padres, trabajadores eficientes, compañeros valorados, vecinos amables y ciudadanos de bien. Para crecer sanos física, mental y emocionalmente, los niños necesitan alimentar: *Su cuerpo. *Su sentido de responsabilidad.

LA FAMILIA DEMOCRÁTICA Se constituye como tal porque: *Generalmente el hombre y la mujer contribuyen al sostenimiento del hogar. *Ambos miembros de la pareja se reconocen como iguales en derechos y obligaciones, toman las decisiones juntas. 24

*Su capacidad de amar y ser amados. *Su relación de compañerismo con los otros y la comunidad en general. El desarrollo psicológico del niño es algo muy delicado y requiere de los padres: *Saber escuchar a los niños con paciencia y educación.

*Conversar con el hijo desde pequeño para explicar las razones de lo que ordenen o piden. *Ejercer la autoridad como algo que proviene del afecto y no del temor. *Dejar que el niño sea espontáneo. *Dar afecto y calor al niño para que se sienta apreciado y querido. *No criticar al niño constantemente y más bien dejarle sentir que se le acepta tal como es. *Responder al niño con la verdad, el no acepta el engaño o la mentira. *Estar de acuerdo (padre y madre) sobre lo que ordenan, porque de lo contrario el niño se confunde y pierde confianza en los padres. *Saber estimular su inteligencia, su razonamiento para que pueda captar todo lo que está aprendiendo. *Dar orientación al niño respecto a los valores humanos como la bondad, la justicia, la honradez, etc. *Saber poner límites a las exigencias del niño, para que aprenda como debe comportarse dentro de ciertas normas.

LA TERAPIA CON NIÑOS Y ADOLESCENTES
Desde hace 22 años en el Centro Psicológico ANIMUS, se busca brindar una atención de calidad a todas las personas que acuden a consulta. Particular atención se pone en el trabajo con niños y adolescentes. Esta atención empieza desde el momento mismo de la acogida; vale decir, se busca desde la primera entrevista favorecer el desarrollo de un vínculo en el cual los padres (quienes son generalmente los consultantes) se sientan suficientemente comprendidos y valorados. No se trata, pues, de formular juicios valorativos respecto a ellos, sino de –a través de la empatía– favorecer la expresión de sus propios afectos; sus ansiedades y necesidades. Así, el objetivo de esta primera reunión sería lograr que los padres se comprometan con el proceso a seguir con su hijo. La primera consulta, tal como se señaló anteriormente, es de suma importancia para el desarrollo del proceso a seguir. La labor del terapeuta consiste, básicamente, en saber escuchar, y poder responder adecuadamente a las ansiedades que los padres expresan de manera directa o 25

indirecta. Es esta la consigna con la que los terapeutas de ANIMUS reciben la consulta inicial. Ya en consultas posteriores el rol terapéutico será más activo. Para lograr una mayor comprensión del caso, se llevan a cabo algunas reuniones con los padres, a fin de recabar información que permita dar sentido al caso, a través de la elaboración de la historia personal del niño. Esta información permite conocer “en abstracto” al niño, para luego contrastar con lo que pueda apreciarse en la interacción directa con él en las sesiones. En ANIMUS, el estilo cómo se recopilan estos datos está definido por cada terapeuta; sin embargo, hay una línea ordenadora común a todos los profesionales que trabajan con niños y adolescentes. Siguiendo un patrón, se busca conocer no sólo desarrollo del niño o adolescente, sino también la historia personal de los padres (es importante saber cómo fue su experiencia como hijos, entre otras cosas). Esto nos permitirá tener una visión más profunda de lo que sucede con el niño, los mismos que pueden ser la expresión de conflictos que no han sido debidamente elaborados.

Además, elaborar una historia personal-familiar permite tener una visión más clara del contexto en el que se desenvuelve el niño, y así se puede tener mejor conocimiento de los recursos y limitaciones con los que se contará para una futura intervención. Con todos estos elementos, se está en capacidad de delinear un perfil diagnóstico no sólo del niño sino también de su organización familiar y su entorno social inmediato, buscando tener una visión integral del niño. Finalmente, en estas primeras reuniones con los

padres también se les brindan algunas recomendaciones generales que favorezcan una mejor relación con su niño. Hasta aquí, parecería que se ha perdido de vista al niño o adolescente que ha de convertirse finalmente en el protagonista del proceso a desarrollar, pero no es así. Toda la labor previa permite ir consolidando la idea de un trabajo integrador, donde se involucren –como equipo cohesionado de soporte– padres y terapeuta, además del personal del colegio (maestros, psicóloga), con quienes también se busca establecer contacto.

26

En ANIMUS, para el caso específico de niños, se implementa la hora de juego, ya sea diagnóstica o terapéutica. Esta técnica se basa –tal como lo señala su nombre– en el uso del juego como instrumento para explorar la dinámica del mundo interno del niño. En cada sesión se comparte con el niño la actividad lúdica, y se complementa con la aplicación de determinadas pruebas psicológicas. A través de este tipo de pruebas el niño proyecta (como en una pantalla de cine) aspectos de sí mismo que no siempre se logran apreciar a través de la simple observación cotidiana. Tanto en la evaluación como en el proceso terapéutico, se facilita al niño un espacio donde pueda sentirse cómodo para ser él mismo y compartir su mundo con el terapeuta. Las consignas dadas son simples: “vamos a reunirnos aquí durante 50 minutos para jugar, conversar, pintar o lo que decidamos entre los dos… te he traído una caja que desde ahora es tuya, y tiene varias cosas que siempre van a estar cuando tú vengas a reunirte conmigo”. Esta caja a la que se hace alusión contiene, efectivamente, materiales diversos como juguetes (muñecos, elementos del quehacer cotidiano), papel, y útiles para pintar (colores, 27

plumones, crayolas). Nuevamente, esta caja contiene varios elementos con los cuales el niño podrá ir dando cuenta –siempre a través del juego– de todo lo que él mismo contiene en su interior. Por ejemplo, un niño cuyos padres se están separando y que acude a consulta por bajo rendimiento escolar desarrolla el siguiente juego: “esta señora se ha molestado con este señor (ha tomado dos de los muñecos que representan una familia) porque siempre le pega y le dice que es una bruta”. El niño ha proyectado (o dramatizado) en su juego lo que probablemente ocurre en casa. Las emociones que muestra permitirán saber cómo es que él vivencia estas discusiones que han terminado en la próxima separación de los padres; estas emociones quizás estén referidas a ciertas respuestas depresivas que interfieren su desenvolvimiento académico, al punto de hacer que su rendimiento decaiga. En otra ocasión, un niño de tres años y medio aproximadamente exhibe el siguiente juego, con algunos muñecos que él mismo había incorporado a su caja: “Goofy está muy molesto porque su mamita ya no le hace caso… siempre juega con Pluto y no le hace caso”. Esta viñeta evidencia, la

preocupación de la madre por la “mala conducta” que presentaba historia, juego el pequeño; específicamente, por las constantes rabietas que hacía en casa. Al momento de la la madre cuenta que hace dos meses había sobre el Goofy triste– es un tenido a su segundo hijo. Lo que el niño muestra en su –proyectado sentimiento de sentirse desplazado por el hermanito recién nacido. En la primera sesión, al preguntarse desde cuándo presentaba el niño estas rabietas, la madre responde: “hace dos meses, más o menos”. Todos estos datos, permiten tener claridad sobre el por qué de tan particulares conductas del pequeño. Esta comprensión, también transmitida a los padres al momento de la devolución de resultados, permitió definir pautas específicas para mejorar el vínculo de este niño con su madre. Al poco tiempo, el niño empezó a mostrar mejoría y el proceso terapéutico concluyó, puesto que en adelante los padres estaban ya en capacidad de atender mejor las necesidades del niño; todo ello basado en una adecuada comprensión de la conducta calificada de inadecuada. Con adolescentes, la modalidad de abordaje es distinta. Con ellos, se suele charlar, sin anular la posibilidad de incorporar algunas otras actividades, que ellos puedan ir 28

proponiendo. Es fundamental comprender que –por su momento evolutivo– aún no son adultos, pero también que dejaron ya de ser niños. Quizás resulte complicado, mas todo se simplifica si tanto los padres como el terapeuta trata de empatizar con él a través de recordar afectos que se produjeron sobre todo, tomando en la propia adolescencia; conciencia que todos,

absolutamente todos, hemos vivido en su momento la queja recurrente típica de los adolescentes: los adultos no siempre logran comprenderles. Desde esa perspectiva, se puede ver que querer introducir a un adolescente al mundo adulto es un deseo que quizás resulte sumamente frustrante, y es justamente esa frustración la que muy probablemente haya llevado a los padres a buscar orientación psicológica, o a los maestros a sugerir una intervención terapéutica. En tal sentido, desde la experiencia, la propuesta planteada por los terapeutas en ANIMUS se orienta a buscar más bien la entrada del adulto al mundo del adolescente y desde allí, ayudarle a comprender su dinámica emocional. Aquí, más que moldear o dictar pautas de manejo, la labor terapéutica se centra en hacer las veces de “espejo”, en otras de negociar acuerdos minimos, de modo que sea el mismo

chico quien se dé cuenta de su proceder, siendo que el aporte del terapeuta será esclarecer lo que no alcance a ver, siempre ayudándole a elaborarlo y a viabilizar toda sus tendencias hacia fines más adecuados y que favorezcan un sentido de satisfacción personal, que sea auténtico y que no necesariamente responda a las exigencias planteadas por el entorno. He aquí otra viñeta de una sesión que ayudará a comprender nuestra modalidad de trabajo en ANIMUS. Luisa es una chica de 16 años que está por terminar la secundaria y que en este su último año se ha mostrado más bien reticente y desinteresada con las actividades académicas. Los padres están sumamente preocupados, pues comprenden que, de persistir tal actitud, Luisa se podría encontrar en riesgo de repetir el año escolar. En las reuniones con los padres se trata de ayudarles a expresar todo el malestar y frustración que esta situación podría estar significando para ellos, pero ellos sólo responden que su deseo es ver que Luisa mejore sus notas para que ella se sienta bien. Claro, al subir sus notas, Luisa se sentirá bien… y los padres también. Hasta aquí, todo parece mostrar sólo hechos inconexos; tratemos, pues, 29

de ordenarlos. En el verano previo al presente año escolar, Luisa y sus padres charlaron sobre el aspecto vocacional: Luisa quiere estudiar arte y los padres le sugieren estudiar derecho. Poco a poco, a la par que se trabaja con Luisa, los padres van permitiéndose expresar toda la cólera y frustración que les genera el hecho que Luisa desatienda su sugerencia y escoja una carrera “poco rentable y muy divertida”. La lectura que se hace de toda esta dinámica es la siguiente: con su actitud reticente, Luisa busca “agredir” a sus padres, porque siente que no respetan su decisión. Los padres, a su vez, entienden que poco a poco ella está haciendo valer su propio deseo, y que tiene derecho a ello. Al mostrarse los padres menos rígidos, Luisa empieza a dedicarse más a sus estudios, y viene recuperando su nivel académico. Dado que ellos ya no se muestran reacios, ella ya no siente la “necesidad” de agredirles. Todo esto se da en el plano de lo inconsciente. No es, que Luisa se sienta a maquinar cómo fastidiar a sus padres, sino que esta actuando su impulso, el mismo que poco a poco va poniendo en palabras durante su terapia.

Ahora bien, sea que se trabaje con un niño o un adolescente, integrar al personal docente es también de suma importancia. En tal sentido, es política en ANIMUS coordinar con tutores, maestros, y psicólogos del colegio, actividades que permitan una intervención conjunta, un trabajo en equipo de modo que el beneficiado sea siempre el paciente. La idea es compartir opiniones y buscar alternativas a modo de equipo de trabajo interdisciplinario. De igual modo se procederá en caso de requerirse la opinión de otro profesional, ya sea médico (neurólogo o psiquiatra), terapeuta de lenguaje, u otros. A modo de conclusión, es pertinente enfatizar la importancia de un trabajo de visión integral, pues favorece un mayor beneficio tanto para el niño o adolescente como para su familia y entorno inmediato.

LA TERAPIA EN ADULTOS

En ANIMUS, dentro del área de trabajo con adultos se atienden diversos problemas tales como: depresión, estrés y enfermedades psicosomáticas. La depresión es uno de los mayores problemas que aquejan a la sociedad, con un índice de incidencia cada vez más alto; pudiendo llegar en ocasiones al suicidio. Siendo así, es fácil deducir que el problema de una persona deprimida no es sólo individual sino que también involucra a su familia o entorno inmediato. Otro de los problemas que se presentan como consecuencia de las tantas preocupaciones y exigencias que deben cumplirse es el estrés. Cada vez la vida se hace más agobiante y vivimos en constante estado de tensión que puede alterar nuestro equilibrio emocional. Nuevamente, esta no es una dificultad aislada, pues convivir con una persona estresada es llevar una vida en la que resulta difícil hallar soluciones incluso a las situaciones más simples de la vida 30 cotidiana. Por son otra parte, las que enfermedades tienen un psicosomáticas afecciones

componente tanto orgánico como psicológico. Tal como comúnmente se dice, la enfermedad se debe a problemas emocionales; ejemplo de estas enfermedades son la migraña, hipertensión, gastritis, alergias, etc. Las más de las veces, de presentarse alguna de estas complicaciones acudimos al especialista médico y recibimos un buen tratamiento, mas no vemos mayor mejoría; esto ocurre porque no hemos atendido nuestra dinámica emocional, que –en estos casos contribuye– al surgimiento de esta enfermedad. Desarrollar un proceso terapéutico desde diversas

problemática personal que le permita resolverla.

elaborarla para

El vínculo establecido entre la persona y el terapeuta es dinámico, y constantemente se movilizan afectos sobre los cuales se ha de trabajar. En esta relación, muchas de las situaciones que han de suscitarse partirán desde el inconsciente de la persona, vale decir, de aquella parte de la estructura psíquica que resulta inaccesible de primera instancia. El inconsciente es dinámico por naturaleza, y realiza esfuerzos por encubrir contenidos, recuerdos que sustentan el malestar que actualmente padece la persona, pues este le provee alguna ganancia secundaria. Por ejemplo, aquella persona que de repente entra en una etapa depresiva, obtendrá mayor cuidado y afecto de quienes le rodean; ello haría que se resista –desde el inconsciente– a renunciar al síntoma o al transtorno del cual se queja en la consulta. Nuevamente, todo esto ocurre sin mayor intervención de la conciencia. La tarea terapéutica apuntaría a desentramar las complejas vías de conexión entre síntomas y experiencias vividas, para así favorecer el beneficio personal del paciente.

perspectivas psicoterapéuticas implica acompañar a la persona en el recorrido de caminos que le lleven a un mayor y mejor conocimiento de su mundo interno. En tal sentido, se propicia en la persona una visión introspectiva, de modo tal que pueda ir resignificando sus experiencias de vida y así hallar un mayor sentido de satisfacción consigo mismo, lo que redundará en el establecimiento de relaciones más gratificantes con el entorno. Así mismo el ir haciendo consciente lo inconsciente es uno de los grandes propósitos de la terapia. Así la persona va” tomando conciencia” de su 31

Ya sea bajo la modalidad de consejería, o psicoterapia, en ANIMUS se busca favorecer esta expresión, elaboración y satisfactoria resolución de problemas emocionales que dificultan el desarrollo y crecimiento tanto personal como social de quien acude a consulta. En tal sentido, se pueden implementar estas modalidades de intervención de forma individual, en pareja, o en familia. Finalmente, es preciso reiterar el interés del Equipo Profesional de ANIMUS por lograr una atención de calidad, dentro del marco de respeto a las normas éticas propias del ejercicio profesional, sin descuidar la calidez en el trato con quienes acuden en busca de atención a través de la consulta psicológica.

TERAPIA EN PAREJA ¿PARA QUÉ?
En el Centro Psicológico ANIMUS brindamos terapia de pareja, que vienen distintas razones. Esto motivadas por conduce a En me

plantearme una serie de interrogantes.

ocasiones me pregunto al ver a una pareja, sí ellos hubieran asistido antes a una terapia, quizás no hubieron llegado a la situación en que están ahora. ¿Qué hubiera ocurrido? ¿Se hubiera podido replantear esta relación?. Incluso me he preguntado: ¿Como es que hicieron pareja? Cuando he compartido esto con las parejas, me comentan lo favorable que hubiera resultado saber o conocer sobre esto, antes de casarse. Incluso antes de comprometerse. Por mi experiencia soy un convencido de que hay casos en que la Terapia si hace la diferencia.
32

Coincido

en

creer

que

existen

mitos

y

como una herramienta para mejorar la calidad de vida en pareja y no esperar que las cosas lleguen a niveles en que ya no se pueda superar. El objetivo de la terapia de pareja es mejorar la calidad de la convivencia de cada persona que conforma la pareja. La convivencia incluye la comunicación, en la terapia de pareja para mejorarla, la pareja adquiere nuevas habilidades para resolver los problemas en la pareja y familiares, lo que hace que la relación se haga más cercana y feliz. La terapia de pareja es un proceso de

creencias sobre la terapia en general y mas específicamente sobre la terapia de pareja. Se cree que solo quienes tienen problemas que resolver deben asistir a una terapia. Algunas personas en general asisten a terapia cuando sienten que ya no pueden más, pocas acuden preventivamente, cuando las crisis son solo diferencias de opinión y aun no existe un alto nivel de violencia en forma de descalificación, resentimientos, enojo y venganza. Las personas que asisten a una terapia son personas normales como ud o como yo. El asistir a terapia no nos hace ser anormales o diferentes a los demás. ¿Como se trabaja en una terapia de pareja, en que consiste?. Son aspectos importantes a resolver para que los miedos, los tabus y los mitos puedan cambiar y ver la terapia de pareja con otros ojos, verla
33

aprendizaje que lo construye la pareja con la guía del facilitador o terapeuta. Sino fuera por el deseo mutuo de mejorar, ninguna guía serviría por si misma. El amor y los acuerdos entre los miembros de la pareja son importantes para que la relación funcione.

Muchas veces creemos que el AMOR es un concepto abstracto el cual solo lo sentimos. El amor se expresa a través de múltiples formas y tiene que ver con la voluntad para superar las diferencias y solucionar los problemas que siempre existen. Cada miembro de la pareja

en estos acuerdos de lo cotidiano y esto se ve desde el noviazgo, la terapia de pareja también ayuda a que la pareja encuentre alternativas de enfrentar los problemas que hasta el presente no han podido solucionar. En la Terapia de Pareja cuando una pareja sufre por el deterioro de su relación, no se piensa en que uno de ellos es el centro del problema. No se intenta buscar culpable. Ayuda a que dirijan su atención en la relación, y en que puedan hacer para incrementar el intercambio de conductas amorosas y respetuosas entre los miembros de la pareja, para mejorar sus habilidades para resolver problemas y para disminuir la tendencia a herirse y criticarse. En la terapia de pareja un objetivo importante es ayudarles a aprender nuevas habilidades de comunicación y de nuevas técnicas para resolver o prevenir problemas que puedan mejorar o empeorar, según sea el caso, el intercambio de maneras de interactuar y comunicarse afectuosamente.
34

contribuye al funcionamiento de la pareja, ya que cada persona en una pareja necesita afecto, compañía, sexo, etc. La terapia de pareja es una muy buena opción para tomar acuerdos en las diversas actividades propias de una pareja como la economía familiar, arreglos cuidado de los hijos, etc los propios desacuerdos. Conseguir una comunicación asertiva, que de como resultado una pareja con un buen funcionamiento y por lo tanto satisfecha. O si la pareja comienza a tener diferencias de la casa, el Incluso para permitir

a la pareja aprender a tomar acuerdos aun de

Uno de los primeros pasos para aumentar la efectividad de Cualquier persona puede aprender a especificar las conductas que le gustan de su pareja y las que no, y aprender a expresarle estos sentimientos de agrado o desagrado. Puede aprender a agradables cuando las recibe diferencias satisfactoria. Si la persona aprende estas habilidades, encontrará que su relación se vuelve más gratificante, las habilidades de comunicación y de resolución de problemas que facilitan el éxito de una relación de pareja, pueden aprenderse. El aspecto técnico respecto del modelo de trabajo de cada terapeuta sea en sesiones a solas o con la pareja, pero en la forma que sea se espera mucho de cada miembro de la pareja. Cada persona debe ser honesta respecto a lo que está impidiendo una relación satisfactoria, y practicar las conductas clave para conseguir esa relación que desea.
35

la comunicación en pareja es especificar lo que le gusta y lo que no. La pareja debe comenzar a hablar de forma clara entre ellos. Incluso habran temas o situaciones en los que no los compartan pero si los pueden aprender a manejar. Esto es a veces más difícil de lo que parece. Muchas personas tienen gran dificultad para expresar claramente sus sentimientos. Pero pensemos, que si no sabemos expresar directa y claramente nuestros deseos, sentimientos y emociones, la pareja no tiene porque adivinar por más que nos conozca. No confundamos la falta de información con la falta de afecto. Es un punto muy importante que se habla en la terapia de pareja, aclaración de supuestos. Y por último vamos a especificar una serie de normas generales para el seguimiento de la terapia:
o En una pareja con problemas no hay culpable

especificar las conductas de su pareja, y pueden de manera mutuamente

aprender la forma de llegar a un acuerdo con sus y conflictos

o enfermo. El “paciente” es la relación.

o La terapia de pareja está centrada en trabajar el

que vale la pena darse esa oportunidad, y que mejor que recorrer ese camino acompañados por alguien que los guíe sin el miedo a ser criticado, culpados o juzgados, sino simplemente escuchados activamente. Finalmente en la terapia de pareja el terapeuta es un facilitador para el cambio que acompaña a la pareja La terapia permitirá evaluar que elemento esta imposibilitando el cambio o el crecimiento personal. En la terapia se puede posibilitar el cambio en la persona y se requiere de dos elementos para ello: • Tener la capacidad de darse cuenta • Tener la motivación para hacerlo La psicoterapia de pareja facilita la opción de cambiar de la pareja. Pero por si misma no cambia a la persona.

presente. Se revisa el cómo y el porqué de las pasadas frustraciones y errores, ya que enfocarnos solo en el pasado no lleva a ninguna parte.
o La estructura de terapia implica la asistencia a

todas las sesiones y la realización de los acuerdos como requisito para el éxito de la misma.
o La terapia de pareja consiste en proporcionar

habilidades de comunicación y solución de problemas para que cada pareja resuelva de modo autónomo no sólo sus problemas actuales sino también aquellos que pudieran presentarse en el futuro. En conclusión podemos decir que la terapia de pareja es una oportunidad, una llave que abre una nueva puerta a un camino de respeto, comunicación pero sobre todo de amor sincero y maduro para los que conforman la pareja. Creo
36

ÁREA CLÍNICA NIÑOS Y ADOLESCENTES      
37

Problemas de conducta e hiperactividad Problemas de autoestima y sentimiento de Minusvalía Miedos y temores Enuresis y tics Inseguridad y timidez Depresiones y obsesiones

 Perturbaciones emocionales de la niñez y la adolescencia  Trastornos Psicosomáticos  Conducta impulsiva y agresiva  Problemas de Adaptación Escolar  Fobia Escolar

ÁREA CLÍNICA JÓVENES Y ADULTOS         Problemas de Identidad Estados depresivos Alteraciones del carácter Estrés, ansiedad, irritabilidad Desajustes emocionales Desconfianza e inseguridad Trastornos de personalidad Toxicomanías

        

Bajo rendimiento escolar Déficit en la Atención, concentración y memoria Falta de hábitos de estudio Problemas de comprensión y razonamiento Dificultades de lecto- escritura Escasa motivación para el estudio Lento aprendizaje Preparación psicopedagógica Problemas de lenguaje

AREA MODIFICACION DE CONDUCTA • • • •
38

ÁREA PROBLEMAS DE APRENDIZAJE

Problemas de conducta en el aula Dificultades en el control de la impulsividad Desobediencia y malos hábitos en el hogar Problemas de socialización en la escuela

• • • •

Peleas y rivalidades entre hermanos y compañeros Berrinches, enfados y pataletas Manías y caprichos en la alimentación infantil Como afrontar problemas cotidianos en la vida escolar • Entrenamiento en habilidades sociales • Técnicas de manejo conductual en el hogar • Como aumentar conductas deseables en su hijo

ÁREA TERAPIA DE PAREJAS Y FAMILIA Terapia psicológica a familias y parejas Asesoramiento y consejería psicológica a familias Conflictos familiares, conyugales y de pareja Dificultades sexuales

   

ÁREA ORIENTACIÓN VOCACIONAL TF 2237146  Orientación vocacional y profesional  Evaluación de hábitos, intereses, aptitudes y capacidades intelectuales  Dificultades de elección vocacional  Asesoramiento individual y seguimiento  Establecimiento de metas y estrategias vitales CEL 993459851 www.centropsicologicoanimus.com
centropsicologicoanimus@hotmail.com animuscentropsicologico@gmail.com

39

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->