ALFARO - De la conquista de la ciudad a la apropiacion de la palabra (Prólogo MARTIN-BARBERO)

w

w

w

.

m

e

d

i

a

c

i

o

n

e

s

.

n

e

t

De la conquista de la ciudad a la apropiación de la palabra
Jesús Martín-Barbero
Prólogo (Rosa María Alfaro, Tarea, Lima, 1987)

«Frente al vacío afectivo y el desconcierto social que la migración trae consigo, las mujeres del pueblo “proyectan” sobre el barrio una maternidad social, que en lugar de encerrarlas sobre su familia hace del barrio todo su espacio de despliegue. A través de esa maternidad –que es “símbolo explicativo y proyectivo de la conciencia popular, trama simbólica que permite leer la penetración de lo personal por lo colectivo en la textura de la vida popular”– la mujer se constituye en recreadora de una socialidad primordial: una socialidad más acá y más allá de lo que el feminismo, y el machismo que con frecuencia y paradójicamente aquél recubre, son capaces de atisbar, una socialidad integradora de lo político desde lo cotidiano, de las tramas sociales y las afectivas.»

y no como meramente expresivos de la dominación y sus “efectos”.2 Este libro hace el relato de una experiencia que es a su vez la de la puesta en relato de otra: la de un grupo de mujeres migrantes de la sierra en su conquista de la ciudad capital. sin embargo.. Una larga investigación sobre procesos y prácticas de comunicación/cultura nos es contada a través de un texto que articula la reflexión.Prólogo . este trabajo de Rosa María Alfaro busca ante todo comprender. Es por eso que este relato habla poco de comunicación y mucho de trabajo y vecindario. el debate teórico y político. Aquí se trata de otra cosa: de poner a flote la carga de cultura que entrañan los modos de comunicación en las clases populares cuando son abordados como constitutivos del vivir cotidiano. en otro lado que no hemos siquiera nombrado aún: en la mediación instituida –construida y representada– por las mujeres del pueblo para hacer posible un modo nuevo de haDe la conquista de la ciudad a la apropiación. Y ello sin ceder un ápice al marginalismo de lo alternativo que permea no poco de lo que se tiene por y de lo que se piensa como “comunicación popular”. de identidades y de culturas.. Frente a la propagación del “conocimiento instrumental” que amenaza cada día más y con especial fuerza los estudios de comunicación. indagar en el movimiento de lo social el sentido de los bloqueos y de las brechas que lo abren. . a la narración que rescata la palabra y el ritmo de sus protagonistas. El lugar secreto desde donde se habla se halla.

A través de esa maternidad –que es “símbolo explicativo y proyectivo de la conciencia popular. trama simbólica que permite leer la penetración de lo personal por lo colectivo en la textura de la vida popular”– la mujer se constituye en recreadora de una socialidad primordial: una socialidad más acá y más allá de lo que el feminismo.3 bitar la ciudad. las mujeres del pueblo “proyectan” sobre el barrio una maternidad social. regresos y solidaridades. que en lugar de encerrarlas sobre su familia hace del barrio todo su espacio de despliegue. El develamiento y la protesta contra el servilismo es algo que las mujeres del pueblo realizan desde su maternidad: pues el conflicto que ella plantea se constituye en punto de arranque de la conciencia de pertenencia a un mundo propio y de la fuerza que ella entraña. Frente al vacío afectivo y el desconcierto social que la migración trae consigo. ya que para ellas abandonar el pueblo fue “romper la familia”. una socialidad integradora de lo político desde lo cotidiano. www. la búsqueda de una identidad no basada en el repliegue sobre lo que se pierde. de las tramas sociales y las afectivas. La permanencia de ese eje hace de trama oculta en la conquista de la ciudad dando continuidad entre las etapas de sumisión y de ruptura.net . aislarse o integrarse– en dimensiones de la vida. son capaces de atisbar. y transformando las oposiciones – volverse o quedarse. al “puesto fijo” como etapa-pivote de integración/liberación. y establecerse en la ciudad es integrar una “nueva familia”. de una integración sin perderse. Y ello mediante una “extraña” articulación del espacio –simbólico y no sólo económico– del trabajo con el de la maternidad. El trabajo como espacio de un aprendizaje que va del “servilismo” del trabajo doméstico (de empleadas domésticas) y su ruptura mediante transgresiones. El eje de ese “proyecto femenino” se halla en la peculiar relación que hacen esas mujeres entre pueblo y familia.mediaciones. y el machismo que con frecuencia y paradójicamente aquel recubre.

. a los modos como las mujeres de un barrio popular se apropian de los medios de comunicación y se sirven de los géneros masivos para hacer pública esa palabra femenina condenada a la doble desvalorización de lo oral y lo privado.. primero. pues el paso por el imaginario de la ficción narrativa en lugar de conducir a la evasión.. De la conquista de la ciudad a la apropiación. a través de un saber que en lugar de la lógica de la acumulación de conocimientos moviliza aquella otra lógica de la diferencia y el reconocimiento que nos abre a la pluralidad de los sujetos sociales y las identidades culturales.Prólogo . nos permiten acceder a los modos de uso.4 Ese “proyecto femenino” es dicho en relatos con los que un grupo de mujeres de un pueblo joven cuenta la historia de su vida. media y convoca hacia una cotidianidad enriquecida: ésa que en la multiplicidad de trayectos y voces que tejen este texto Rosa María Alfaro ha logrado poner a hablar. Para quienes el estudio y la producción de comunicación ha dejado de ser una “pura” cuestión de medios y mensajes para empezar a ser espacio clave y preciso de articulación de las dinámicas culturales con los movimientos sociales. este libro viene a reubicarnos en la cuestión de fondo: la del reencuentro del método con la situación. Es por eso que conquistar la palabra significa para ellas hacerse con la ciudad. y transmitidos después semanalmente por una emisora de barrio. la reflexión de Rosa María Alfaro viene a iluminarnos el mapa de trabajo y a renovarnos las ganas de caminar. Relatos que grabados y oídos. Elaborada desde una experiencia que aparece vivida día a día. a través de los parlantes de un mercado de barrio.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful