Pepe Eliaschev

El prestigioso periodista realiza un análisis de la coyuntura nacional. Pág. 8

100 días y algo más…

Retenciones móviles; consecuencias ones móviles; consecuencias v políticas y análisis económico. Pág. 6 y 7

Entrevista al Presidente del I.M.L. Hernán Rossi. Pág. 4 y 5

Buenos Aires desde una lógica metropolitana

En Democracia
Julio de 2008 / PUBLICACIÓN OFICIAL DEL INSTITUTO MOISES LEBENSOHN

Silvana Giudice: “La ciudad evidencia falta de estado”.

I

do an in es ag m s Air no ue B
e” “vend a acri l cio M lanos en uri Ma s p ali ón de diferente ocracia an ué gesti n ctual n crisis e e En Dem tamos de q a s la n ta tra od ientra a, se desa er númer tes, y te co bensohn” M Le rim nci van eficie . En este p más rele “Instituto a. d os el dan ciuda los aspect objetivos ciuda s é nda zamo on qu e una age d ra y c mane el marco n baja e

PAG. 2

/ En Democracia

Julio de 2008

TEXTUAL
“Se van generando condiciones para que la Argentina debata las deudas de la democracia en estos 25 años; la redistribución del ingreso, el federalismo, el modelo de desarrollo, el deterioro de la Educación Pública, la inserción en el mundo.” Lo sostuvo el Presidente del Comité Nacional de la Juventud Radical, Juan Nosiglia. “La austeridad del Gobierno de Macri no se ve reflejada en los sobresueldos de sus funcionarios” Lo dijo Diego Fernández, Presidente de la J.R. Capital.

El ACONTECIMIENTO Triunfo Radical en Río Cuarto UCR: Frente para la Victoria: 49,2 % 30,37 %

LA ENCUESTA

20%
Según la consultora Poliarquía, la imagen positiva de la Presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner alcanzó su nivel más bajo desde que asumió: 20%. La negativa: 46%.

“Es una señal al gobierno”. Carlos Más Velez, presidente del comité capital de la UCR.

“Esto demuestra el fin de una forma de hacer política”. Gerardo Morales, Presidente del comité Nacional.

EL DATO

1,90
Es la cantidad de Mts2 de espacios verdes por habitante de la Ciudad de Buenos Aires. Curitiba (Brasil) tiene 52.

“La crisis del Campo para el interior, se vio además en el desabastecimiento y el aumento de los precios. Hubo un claro freno en el crecimiento de la Economía” Daniel Frangie, Presidente Comité Río Cuarto. En Radicales Libres. FM Palermo.

IMLX2
Seminario: “La Economía Política de la Argentina”: destinado a todas aquellas personas interesadas en adquirir conocimientos sobre Economía Política, con un énfasis especial en el caso argentino. En el transcurso del mismo se impartirán contenidos de macroeconomía, microeconomía y relaciones económicas internacionales. A lo largo de las clases se buscará indagar en torno al pasado, presente y futuro de la Economía Política de nuestro país. Las actividades dieron inicio el miércoles 25 de Junio, con la ponencia del Profesor Daniel Pérez Enrri. La próxima clase, se realizará el miércoles 2 de Julio y la tercera el 16 del mismo mes. La cita; 19 hs, en el Comité Capital. El IML, participa en calidad de organizador de la Comisión “25 años de Democracia”. La acción, es promovida desde el Comité Nacional, con el objetivo de conmemorar los 25 años de la recuperación democrática, con la llegada del Dr. Raúl Alfonsín a la presidencia de la nación. Están previstas y organizadas una serie de actividades que concluirán el 10 de diciembre, en el marco de lo que seguramente será una gran fiesta de la ciudadanía toda.

Editorial
Nace “En Democracia”: La publicación oficial del Instituto de Pensamiento y Formación Moisés Lebensohn. Y nace, precisamente, en democracia. Los homenajes brotan con cualidad evidente. Los argentinos hemos vivido de manera inédita 25 años de democracia. A nuestra manera, por supuesto. Pero la democracia esta allí, viva, reclamándonos desde sus deudas, presente desde sus posibilidades. El Abogado Moisés Lebensohn bautizó “Democracia” a su periódico cuando lo fundó en Junín, allá por el año 1931. Por coyuntura, por los acontecimientos de sus tiempos, intuimos que lo del joven Moisés simbolizaba un profundo anhelo para su país. Construir una democracia definitiva. Tan definitiva como pueda serlo. De hecho, así lo contaba su propio hijo, el Doctor Héctor Moisés Lebensohn, Rector Honorario de nuestro Instituto, a instancias del aniversario número 75 del diario: “El sábado 17 de octubre de 1931 el abogado Moisés Lebensohn fundó el matutino DEMOCRACIA, cuando se vivía en estado de sitio, estaba vigente la ley marcial, los partidos políticos estaban proscriptos en la legalidad electoral y se incubaba en los despachos gubernamentales el fraude que marcaría una época de la historia nacional”. Lo nuestro, se sostiene como conmemoración y también como problema. Pretendemos en estas hojas que inauguramos, discutir, polemizar, respecto precisamente de ello: Las dificultades de nuestra joven democracia. Revisar sus faltas, sus deudas, y desde allí aportar para su calidad. Para cimentar sus fortalezas. Una publicación que nace en libertad, para desarrollar un respetuoso trabajo desde ese valor y de esa práctica conquistada por los argentinos. Seremos, en tanto que la publicación de un Instituto de pensamiento vinculado a un partido político, la Unión Cívica Radical, un espacio plural y abierto a las iniciativas de los afiliados y ciudadanos. Un espacio dispuesto a la construcción de la República democrática, en el camino de la reconstrucción partidaria. Y vaya contexto. En este primer número están claramente presentes dos territorios de nuestra vida nacional. La ciudad y el campo. Dimensiones de nuestra vida en sociedad. Expresión de entramados, diálogos, conflictos, e intereses. En definitiva, los lugares donde se desarrolla la vida. Donde el ciudadano se construye. Dos espacios de vida que se articulan en un proyecto de país. Están aquí entonces los primeros aportes, que esperamos, como en cada número del fututo de esta publicación, promuevan debates y encuentros. Estas hojas estarán dispuestas hoy y siempre para todos aquellos que construyan en democracia.

Staff
Editor Responsable Hernán Rossi
Presidente del Instituto de Pensamiento y Formación Moisés Lebensohn

Director Marcelo Guouman Diseño y diagramación María Inés Cosentino Redacción Royceel Rigo i Colaboradores
Alejandro De Angelis, Pablo Lozada Castro, Pablo Amador, Eduardo Winkler, Mauro Pedone Balegno, Mario Alarcón, Emiliano Yacobi i, Camilo Vedia, Andrés Alievi, Emmanuel Artuza, Alejandro Ramini, Daniel Mansilla y Leandro Querido

Colaborador especial

Pepe Eliaschev
E-mail: endemocracia@institutolebensohn.org.ar Tel. 4382 5175 www.institutolebensohn.org.ar

Julio de 2008

En Democracia / PAG. 3

Entrevista

“La ciudad evidencia falta de estado”
Silvana Giudici es Diputada Nacional de la Unión Cívica Radical por la Ciudad de Buenos Aires. En esta entrevista, analiza la gestión de Mauricio Macri, fija su posición respecto de la convocatoria a elecciones comunales y destaca aspectos de su labor legislativa. El conflicto por las retenciones móviles, también presente.
A seis meses de su asunción, ¿Que balance realiza de la gestión de Mauricio Macri en la ciudad? Sobre todo atendiendo a un análisis desde la dimensión de la gestión pública. Es evidente que la gestión de Macri ni siquiera comenzó. Todas sus promesas de campaña hasta ahora no han sido ni siquiera esbozadas. Hay un profundo desconocimiento de la función pública y los funcionarios, hasta ahora ni logran conocer lo básico para arrancar. Desde lo ideológico, Macri demuestra con dos o tres anuncios lo que desde la UCR denunciábamos en la campaña, su visión es empresarial, basada en la gestión por resultados. Pretende arrogarse para sí y para sus funcionarios beneficios como si gestionaran empresas. Por otra parte, ha mostrado también su verdadera naturaleza al esbozar la necesidad de un plebiscito para profundizar las diferencias entre los vecinos al hacerlos pronunciarse respecto de las villas. ¿Existe algún aspecto puntual, que por algún motivo específico, le parezca interesante destacar del estado general de la ciudad y del rol del estado para el punto? La ciudad hoy evidencia la falta de estado. Se verifica en el tránsito, en la falta de soluciones en materia de infraestructura escolar, la falta de mantenimiento en obras públicas. Su principal premisa de campaña fue la autonomía y la creación de su propia policía y la ciudad, esto queda demostrado todo el tiempo, se ha vuelto inviable debido a los conflictos de jurisdicción y la ausencia de una policía de tránsito. A lo largo de su trayectoria pública, ha trabajado mucho en pos de la concreción del anhelo de las elecciones comunales en la ciudad. ¿Que análisis hace de la situación actual en la materia? ¿Por que no se avanza rápidamente hacia el proceso participativo? Ha costado mucho en estos años, desde la sanción de la autonomía local, instalar en las mayorías gobernantes la necesidad de convocar a elecciones comunales. Han pasado muchos años desde la sanción de la ley que demoró en tratarse. No puede dilatarse más la elección. Si Macri se contradice y no convoca a elecciones tal como votaron sus diputados, los partidos políticos deberán movilizar a la sociedad y exigir el llamado a la legislatura. Respecto de su trabajo en la legislatura nacional, ¿en qué aspecto considera haber representado y representar el mandato que le brindó la ciudad de Buenos Aires? ¿Qué aspecto de la ciudad necesita estar presente en el congreso? Creo haber representado, y estar haciéndolo, los intereses de los porteños al promover el tratamiento de la derogación de la Ley Cafiero y la creación de la Autoridad de Cuenca por el saneamiento para el Riachuelo. También presenté varias iniciativas en defensa del puerto y en contra de los proyectos de especulación inmobiliaria en la zona. La ciudad necesita que los diputados que los representan en el Congreso defiendan los temas pendientes como la coparticipación y la relación con el área metropolitana. Nos encontramos, sin dudas, ante un momento de gran gravitación del trabajo de los legisladores nacionales, en el marco de la búsqueda de una resolución del conflicto desatado alrededor de las Retenciones Móviles. Si bien este no es un asunto de representación de los intereses digamos directos, de los porteños, el asunto afecta la vida ciudadana. Sin dudas. También me he ocupado de representar a los afectados por el abusivo incremento de las retenciones agropecuarias. Recorrimos rutas y ciudades recogiendo los reclamos de los productores agropecuarios y fuimos testigos de las asambleas al costado de la ruta y de las reuniones de distintos grupos de productores autoconvocados. Verificamos que el reclamo provenía desde los sectores afectados pero que rápidamente fue acompañado por toda la sociedad, que se expresó en distintos pueblos y ciudades. Desde la UCR, nos hemos abocado a la recolección del millón de firmas para derogar la resolución 125; también promovimos y convocamos a varias sesiones especiales que nunca tuvieron apoyo de los bloques oficialistas. Ahora la discusión está en el Congreso, como lo reclamábamos, y vamos a trabajar por la derogación de la Resolución 125 y por la restitución de las garantías para que el sector productivo agropecuario vuelva a ser el motor de la recuperación de nuestra economía Un tema que nos preocupa particularmente, es el vinculado a la situación de la legislación en materia de comunicación, cuestión en la que usted ha trabajado mucho. ¿Qué diagnóstico hace de la situación en general? ¿Qué es lo que se debería hacer en la materia? En materia de Comunicación hay mucho por hacer. Es fundamental para un país que quiere ingresar en la modernidad tecnológica adaptar sus leyes en estos temas. Por ejemplo, la discusión por la nueva Ley de Radiodifusión es un tema pendiente que aún no sabemos cuando podremos debatirlo en el Congreso. Esperamos que el Gobierno presente su proyecto, que se sumará a los que ya están presentados y
Silvana Giudici Diputada Nacional de la Unión Cívica Radical

con estado parlamentario –como el que hicimos ya hace 2 años desde la UCR–, para que podamos consensuarlo y convertirlo en la mejor ley. Reclamamos un debate serio, despojado de presiones e intereses. El ámbito para el debate es el Parlamento. Esta norma es muy importante, casi fundacional, en virtud a la nueva era que se abre en nuestro país por la convergencia digital y elección de las nuevas tecnologías. Desprendido de esto, existe un debate que es extremadamente sensible para la vida de la comunicación pública y que tiene consecuencias sobre la libertad de expresión. Se trata de la pauta publicitaria pública, su administración y la relación con los medios… No pueden quedar afuera del debate sobre radiodifusión, temas tan importantes como el manejo de la publicidad oficial y el acceso a la información pública. Este último punto es un derecho inalienable de los ciudadanos y la pauta de publicidad oficial es un instrumento para difundir esa información. Según vemos, deberíamos terminar con que la publicidad oficial se utilice como auspicio comercial, es decir para comprar espacios y medios, y no sirva para difundir los actos de gobierno ni para que los ciudadanos tengan acceso a la información pública. A esta trilogía normativa hay que sumarle el debate por el rol de los medios públicos de comunicación. Tendremos entonces un marco adecuado en la Argentina para una nueva política de medios que permita transparentar la relación gobierno-medios de comunicación, garantizar el acceso a la información, la pluralidad informativa y preservar la libertad de expresión y de prensa como preceptos básicos de nuestra democracia.

PAG. 4

/ En Democracia

Julio de 2008

Entrevista

Repensar Buenos Aires
con una lógica metropolitana
Hernán Rossi es el Presidente del Instituto de Pensamiento y Formación Moisés Lebensohn (IML). En esta entrevista, opina sobre los principales temas de la agenda ciudadana, desanudando una visión sobre cómo diseñar políticas públicas.
¿Para más de uno puede sonar raro esto de presentar cada vez más acciones y filiales de una fundación vinculada a un partido político? Sí, puede sonar raro. Sin embargo, en las naciones más consolidadas institucionalmente, esto es bastante común. En ese sentido, existen en estos países dos modelos paradigmáticos: el modelo alemán y el modelo estadounidense. El primero produce políticas públicas a través de ideologías, donde conviven las fundaciones socialdemócratas (F. Ebert), la liberal (F. Naumann) y la demócrata – cristiana (K. Adenauer) entre otras. El otro modelo, es el norteamericano donde hay fundaciones vinculadas a partidos políticos, como el National Democratic Institute (NDI) vinculado al Partido Demócrata y el International Republican Institute (IRI) vinculado al Partido Republicano. Las dos tradiciones son valiosísimas, aunque quizás el modelo más realizable para nosotros resulte ser el norteamericano, ya que en el radicalismo conviven varias tradiciones ideológicas. Además de ser Argentina, al igual que Estados Unidos, de tradición bipartidista, presidencialista y federal. Entonces, en ese sentido, nos parecía útil una herramienta en donde puedan confluir varias tradiciones ideológicas y se puedan diseñar, planificar e implementar políticas públicas. Como sea, la calidad de la democracia Argentina requiere que la preparación de sus líderes y administradores sea una preocupación principal de los partidos y una política de Estado. ¿Cuál es su visión de la Ciudad de Buenos Aires? En primer lugar, creo, y de esto estamos convencidos en el Instituto, que hay que pensar la ciudad con una lógica metropolitana. Esto quiere decir que los problemas que más sufren los vecinos no se resuelven con soluciones aisladas, particularistas y endógenas. Significa que la inseguridad no se resuelve sólo con la policía propia. Sino con una coordinación y una modernización de todas las fuerzas que operan en el ámbito metropolitano, es decir: policía federal, policía de la provincia de Bs. As, prefectura y la futura policía de la CABA. Aclaro que no estoy diciendo que no luchemos por la policía propia, sino alertando que el problema excede una discusión de jurisdicción. Pensar la lógica metropolitana implica rediseñar los espacios verdes y ampliarlos, coordinar un verdadero reciclado de residuos sólidos con la provincia de Buenos Aires y eliminar los basurales a cielo abierto. Pensar la lógica de una ciudad metropolitana significa el profundo reconocimiento de la complejidad que implica el transporte de millones de personas, que no se arregla con carriles exclusivos, sino con un plan estratégico a 10 o 20 años. Además de atender éstos problemas estructurales, ¿qué más habría que hacer? Seguramente habrá que hacer cosas que implican mucho esfuerzo, inversión y políticas públicas de largo plazo. Una de ellas que recuerdo es el soterramiento de los trenes en la Ciudad, una vieja propuesta del radicalismo porteño. Es una medida de beneficio múltiple: En primer lugar mejora ostensiblemente el tránsito en la ciudad. Reduce la contaminación y los accidentes de tránsito, y en los lugares ganados al tren se podrían triplicar los espacios verdes, que tanto le hacen falta a nuestra hermosa ciudad. Pero hay otras medidas que podrían tomarse rápidamente que no son tan complicadas. Una de ellas que me entusiasma es dotar a Buenos Aires de un sistema de Internet inalámbrica gratuita. El WiFi público permitiría salvar la ‘brecha digital’ entre los ciudadanos. Esto también es modernización, infraestructura y posibilidad de radicación de empresas que generen puestos de trabajo. Finalmente creo que no debemos descuidar la tarea de la Legislatura porteña, ahí hay una agenda de leyes básicas que deberían sancionarse cuanto antes, por ejemplo:

EL OBSERVATORIO LEGISLATIVO

El programa del observatorio legislativo se constituye a partir de uno de los objetivos principales de la Fundación Instituto Lebensohn: el desarrollo y fortalecimiento de las prácticas democráticas y el fortalecimiento de las instituciones de La República.
Teniendo en cuenta este marco inicial, hemos decidido poner nuestra mirada sobre la participación ciudadana en los procesos legislativos y en la construcción de las agendas de gobierno. Para esto hemos elegido un primer caso, el de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Con la herramienta del Observatorio Legislativo, entonces, pretendemos analizar estos procesos y agendas, con el fin de aportar a la mejora de la calidad y de la representación porteñas. En este sentido, nuestra intención es convocar a diferentes actores políticos, académicos y sociales a evaluar los problemas de la ciudad, y proponer soluciones. También creemos que mientras mayor sea la participación ciudadana en los temas de gobierno y sobre todo en el debate parlamentario, mayor es la calidad institucional y mayor es la representatividad y calidad de la agenda de gobierno, razón por la cual proponemos acciones de acercamiento del vecino con sus representantes y gobernantes y por último, nos interesa particularmente monitorear la actividad legislativa, aportando datos a sus miembros que puedan servir para mejorar y para contar con información calificada a la hora de tomar decisiones estratégicas.

Hace muy poco tiempo, un importante periódico de nuestra ciudad reclamó a través de un informe la falta de Fundaciones partidarias que trabajaran en la formación de cuadros políticos para la gestión. La crítica, como es bien sabido, se colaba en el recurso siempre efectista de sentenciar la mala calidad de los representantes políticos de nuestro país. Dicha nota (1) obvió mencionar la tarea que realiza, entre otras fundaciones vinculadas al radicalismo, el IML en todo el país desde hace más de cuatro años. Por eso, desde esta perspectiva, iniciamos la conversación con su presidente, Hernán Rossi.

Julio de 2008

En Democracia / PAG. 5

Ley de Partidos Políticos, Código Electoral y Ley de Ética Pública. ¿El radicalismo porteño está preparado para el desafío? ¿Cuál es el aporte del IML? El radicalismo tiene experiencia de gestión en la CABA, tiene especialistas, tiene programas y tiene un entramado social que no tiene ninguna otra fuerza. Lo podemos ver en las gestiones de las distintas facultades de la UBA por citar un ejemplo. La UBA tiene más de 300.000 ciudadanos-alumnos, miles de docentes y miles de trabajadores no-docentes. Sólo para hacer una comparación de coyuntura es más del doble de la población de Rio Cuarto (la segunda ciudad de Córdoba). Gestionar esta organización está produciendo que muchos cuadros del radicalismo tengan la oportunidad de hacer sus primeras armas. Además de las miles de organizaciones intermedias, los consejos profesionales y los cientos de comités barriales que aún siguen abiertos. El aporte del IML es sustancial, por un lado porque tiene equipos técnicos sub-40 con experiencia comprobada de gestión que están constantemente produciendo insumos de políticas públicas y actualizando el debate, y por otro lado, porque tiene una Escuela de Gobierno que permanentemente está dando cursos, charlas y seminarios donde se van formando los militantes más jóvenes. Además, el Instituto tiene herramientas como el Observatorio Legislativo y el Vecino Participativo. La primera para hacer un monitoreo de los problemas de la CABA y la segunda para posibilitar potenciar los reclamos de los vecinos en los barrios. ¿El radicalismo es un partido de oposición de las gestiones de Cristina Fernández de Kirchner y de Mauricio Macri? ¿Cuál es tu balance de los mismos? En realidad, el radicalismo es un partido de alternativa. No hacemos oposición sistemática. Hacemos críticas constructivas a las po-

líticas que nos parecen equivocadas y apoyamos aquellas con las cuales coincidimos. El radicalismo es una tradición política del respeto a la ley, de la división de poderes, de la institucionalidad y de la modernización. Pero es también un partido que defiende y promueve los derechos y libertades de las personas. El balance del gobierno de Cristina es a nuestro juicio un período de afirmación de las políticas de su marido. En ese sentido veo con mucha preocupación el aumento de la pobreza, la suba de la inflación, la manipulación de las cifras oficiales y la poca gravitación de la justicia y el poder legislativo. Esto trae como consecuencia abusos de poder y baja calidad institucional, en ese sentido yo soy un firme defensor del gobierno limitado y de procesos basados en el diálogo y el consenso. Miremos por ejemplo el tema de las retenciones, está claro que es una herramienta de política económica, que en condiciones extraordinarias (la crisis de principio de siglo), puede llegar a aceptarse, y de hecho, en su momento, el campo lo aceptó como una contribución a la superación de la crisis. Lo que no se puede aceptar es que no se de intervención al Congreso, aún cuando el oficialismo tiene suficiente número para aprobar una ley en ese sentido. Eso es un gesto de autoritarismo incomprensible. Con respecto al gobierno de Macri, a pesar de los pocos meses que lleva de gestión, ya empezamos a vislumbrar lo que ocurre cuando se pretende resolver problemas complejos, que deben integrar y vincular a muchos actores y miradas, desde una visión de gestión empresarial. Con Macri ni siquiera podemos discutir un programa, sino apenas una noción. Noción que pretende constantemente arrastrar los asuntos públicos, a una lógica de resolución del campo privado. ¿Se te ocurre un ejemplo de esto último? Un ejemplo son los “incentivos” o aumento de sueldos a sus funcionarios, en función de los objetivos

cumplidos. Mas allá de que se pueda tratar de aumento de sueldo encubierto, y de que para nosotros un funcionario es un servidor público, la idea contiene una lógica muy precisa. Pensemos en esto: ¿Qué son los objetivos cumplidos en una gestión del espacio público? ¿A dónde se definen? ¿Quién los establece? Todo lo que reconocemos como programa de la gestión Macri, son sus dichos públicos. Por lo tanto de lo único que estamos seguros es que sus funcionarios del Ministerio de Desarrollo Urbano, no cobrarán aumento de sueldos hasta que Palermo, Villa Crespo, Belgrano y Boedo, entre otros barrios, no se vuelvan a inundar. ¿Que idea de programa puede tener un gobierno al que en sus primeros cinco meses de gestión le renuncian tantos funcionarios? Tratándose, por otro lado, de un gobierno que tuvo seis meses para asumir, y de que Macri es candidato a Jefe de Gobierno desde hace más de cinco años. Cuando entendemos esto, comprendemos lo importante de nuestra tarea. Quien pretenda gobernar Buenos Aires, debe ser serio. Debe construir un programa, debe tener cuadros políticos con capacidad técnica (Dos dimensiones de gran importancia). De ahí nuestro aporte desde el radicalismo. Un partido que ya ha gobernado y muy bien Buenos Aires, y que posee un conjunto de mujeres y hombres preparados, que tiene ese Know How, que debe seguir alimentándose, y que por otra parte cuenta con el impulso modernizador y militante de nuevas generaciones. Así es como llegan los partidos a cumplir 100 años sin dejar de ser útiles a la sociedad en la que se desenvuelven.

VECINO PARTICIPATIVO
El programa “Vecino Legislativo” se propone como un puente de acercamiento entre los problemas de los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires y quienes gobiernan y ejecutan las políticas públicas. Este puente se tiende desde la esfera comunicativa hacia la esfera de lo técnico administrativo, esto es, se abre un espacio de diálogo y petición vecinal con fines de generar acuerdos en cuanto a las agendas públicas y cómo éstas se transforman en agendas de gobierno. Por esto es que, para que las agendas públicas puedan ser establecidas de manera directa por los vecinos, mediante la comunicación de sus problemas, brindamos un espacio institucional, el del Instituto Moisés Lebensohn, que sirve como canal de reclamo hacia el gobierno de la ciudad. Así, el vecino porteño envía un mail o llena un formulario específico de nuestra página Web www.institutolebensohn.org.ar, nosotros receptamos y clasificamos estos reclamos, los chequeamos acercándonos o constatando que el problema realmente existe y además fijamos junto al vecino la urgencia del mismo, brindándole asesoramiento sobre las formas y posibilidades de solución del mismo. Posteriormente, canalizamos un reclamo institucional, preservando en caso de ser necesario la identidad del vecino, dirigiendo al organismo correspondiente la petición, pero además, enviando y gestionando el p pedido en la Legislatura Porteña. g

(1) Nota publicada en Diario Clarín, página 8 de la edición del domingo 23 de marzo.

PAG. 6

/ En Democracia

Julio de 2008

100 días,
Nuestro país vive tristes jornadas desde que el gobierno nacional avanzó en una modificación en la política de retenciones. La resolución ministerial 125 se metió como una cuña en el medio de un complejo mapa de intereses. Las consecuencias: una acalorada reacción de los productores, acompañada luego por las pequeñas y medianas ciudades del interior, hasta meterse en la Capital Federal, con ruidosos cacerolazos que conmovieron al Ejecutivo Nacional. En
A los 90 años de la gesta reformista del año 1918, nuestro homenaje a los estudiantes de la Universidad de Córdoba que construyeron el movimiento político, cultural y pedagógico que cambiaría para siempre la historia de la Universidad argentina. Salutación extensiva también para los estudiantes, profesores y graduados que lucharon siempre por la Universidad pública, gratuita, autónoma, cogobernada y de excelencia.

estas páginas tomamos dos dimensiones: Las consecuencias políticas y una explicación de las razones económicas del conflicto. Por último, opina Gonzalo Berra, Secretario General de la UCRCapital.

Para publicitar en “En Democracia”, contactarse a:

publicaciones@institutolebensohn.org.ar
pital Comité Ca nda Julio / Age

Encontrar el rumbo
Lunes 22 de Julio, Radicales Libres, el programa oficial de la UCRCapital en FM Palermo 94,7 Mhz a las 18hs. Lunes 15 de Julio, Curso de Líderes Comunales, Tucumán 1660, 19hs. Miércoles 24 de julio, Seminario de Economía Política, Organizado por el Instituto Moisés Lebensohn, Tucumán 1660 19hs. Lunes 22 de Julio, Radicales Libres, el programa oficial de la UCRCapital en FM Palermo 94,7 Mhz a las 18hs. Lunes 22 de Julio, Curso de Líderes Comunales, Tucumán 1660, 19hs. Lunes 22 de Julio, Plenario de Delegados del Comité Capital Sábado 26 de julio, Mesas en distintos puntos de la Capital, Recolección de firmas a favor del Campo.

Martes 1 de julio, Lanzamiento Observatorio Legislativo, Instituto Moisés Lebensohn, Tucumán 1660, 19hs. Miércoles 3 de julio, Seminario de Economía Política, Organizado por el Instituto Moisés Lebensohn, Tucumán 1660 19hs. Miércoles 3 de julio, Homenaje a Hipólito Yrigoyen, Descubrimiento de Placa Alusiva, Tucumán 1660, 19hs. Sábado 5 de julio, Mesas en distintos puntos de la Capital, Recolección de firmas a favor del Campo. Lunes 8 de Julio, Radicales Libres, el programa oficial de la UCRCapital en FM Palermo 94,7 Mhz a las 18hs. Lunes 8 de Julio, Curso de Líderes Comunales, Tucumán 1660, 19hs.

Martes 9 de Julio, Plenario de la Convención Metropolitana Miércoles 10 de julio, Seminario de Economía Política, Organizado por el Instituto Moisés Lebensohn, Tucumán 1660 19hs. Sábado 12 de julio, Mesas en distintos puntos de la Capital, Recolección de firmas a favor del Campo. Lunes 15 de Julio, Radicales Libres, el programa oficial de la UCRCapital en FM Palermo 94,7 Mhz a las 18hs. Lunes 15 de Julio, Curso de Líderes Comunales, Tucumán 1660, 19hs. Miércoles 17 de julio, Seminario de Economía Política, Organizado por el Instituto Moisés Lebensohn, Tucumán 1660 19hs. Sábado 19 de julio, Mesas en distintos puntos de la Capital, Recolección de firmas a favor del Campo.

Por René Bonetto
El 25 de junio se conmemoraron 96 años de la declaración de la primera huelga agraria en el país, que la historia recogió bajo la denominación de “Grito de Alcorta” en referencia a la localidad del sur de la provincia de Santa Fe donde los hechos acaecieron en el año 1912. Fue el inicio de un proceso de transformaciones que permitieron a colonos arrendatarios y aparceros, contar con mayor estabilidad y mejores condiciones en su actividad para luego ser propietarios de la tierra que trabajaban, llevando a la argentina, por la calidad y cantidad de sus cosechas, a un lugar de privilegio en el orden internacional. A casi un siglo de aquel acontecimiento, las condiciones que dieron lugar al “Grito de Alcorta”, salvando las distancias, tienden a volver a recrearse. En medio del contexto internacional mas favorable del que se tenga memoria para la producción agroalimentaria argentina, en lugar de aprovecharlo al máximo en bien del país y sus habitantes, las decisiones y actitudes del gobierno nacional provocaron, agotadas las instancias previas, uno de los conflictos de mayor envergadura que se recuerde, con trascendencia que supera lo sectorial y económico pues alcanza dimensión nacional, especialmente en el interior. No nos sorprende. En lo estrictamente agropecuario la UCR viene sosteniendo desde el comienzo de la gestión Kirchnerista que no hay políticas de mediano y largo plazo. Los hechos vienen demostrando que solo impera el criterio de “caja”. Decíamos en el año 2004: “el cortoplacismo, lo rápido y fácil ha reemplazado el estudio profundo de los temas centrales que ni siquiera se discuten lo que es realmente muy grave y con consecuencias que seguramente lamentaremos en un futuro no muy lejano” (Encuentro de la Producción – UCR – 30/09/2004)

Julio de 2008

En Democracia / PAG. 7

y algo más…
La Pelea por las retenciones
Lic. Mauro Pedone Balegno Economista. Equipos técnicos del IML
y cuando se superan los 650 (aunque este valor no se alcanzaría, por lo menos en el corto plazo, pero vale el análisis para el futuro) con el sistema actual de la resolución 125 y su derogatoria N°64, el porcentaje de retención es superior al 50%, llegando a un máximo de 52,7% en valores cercanos y superiores a los U$s750 por tonelada. Tonelada de Soja en el mercado es cercano a los 550 dólares, con estos valores y el sistema actual, el monto de la retención es U$S 256 por Tn de Soja. Gráficamente podemos observar como son los ingresos brutos para el productor sojero por tonelada vendida en el mercado internacional, teniendo en cuenta los diferentes sistemas de retenciones. Para empezar a comprender el conflicto entre el gobierno nacional y el sector agropecuario debemos analizar puntos focales de la discusión. La resolución 125 del día 11 de marzo, cambió el sistema de retenciones a las exportaciones. Se pasó de un sistema fijo con una alícuota del 35% (elevada en el mes de noviembre, anteriormente era de 27% para la soja), a un sistema de retenciones móviles en donde se establecieron umbrales de precios donde la alícuota podía llegar a absorber hasta el 95% del incremento en los precios FOB (free on board, precio para los comodities fijado internacionalmente), llegando a niveles de retención cercanas al 58% para precios por tonelada de soja cercanos a 750 dólares. La modificatoria de esta resolución fue la 64, en donde los precios a futuro tienen una alícuota menor a la planteada en la 125. En el siguiente cuadro se muestra, con el ejemplo de la soja, una comparación de los tres sistemas. Podemos ver como en el umbral de U$s400, el sistema de retenciones móviles sobrepasa el 35%, el segundo dato importante es que cuando el valor supera los 550 dólares el sistema de la resolución 125 anclaba el ingreso bruto por tonelada para el productor en 300 dólares;

Fuente: Elaboración Propia / Datos: Ministerio Economía

El 7 de noviembre, cuando se modificó la alícuota de retenciones, el precio FOB se encontraba en los 400 dólares (Retención = 108 por Tn); hasta el 10 de marzo con 35% de arancel y el precio en promedio cercano a los 500 (Retención= 175), el 11 de marzo cuando se establece la Resolución 125, precio FOB 528 dls. (Retención = 238). En la actualidad del precio FOB de la

René Bonetto
Presidente de la Fundación de la UCR Leandro N. Alem Ex-presidente de la Federación Agraria Argentina

La Resolución 125 fue “la gota que rebalsó el vaso” en un sector que fue juntando irritación no solo por razones económicas sino también, especialmente, por la animadversión y el manoseo a que se siente sometido por parte de los funcionarios nacionales. A nivel de la población en general –especialmente la del interior–, fue el disparador de una reacción en sus primeros tiempos por solidaridad y comunidad de intereses para luego dar paso a un cuestionamiento global severo a un gobierno que actúa a contrapelo de lo que, se entiende, la racionalidad y la sensatez, exigen. En otro contexto y por otros mecanismos, los Kirchner están completando el proceso de concentración económica y exclusión que inició Menem en la década del 90. Cuándo expresamos que “las condiciones que dieron lugar al Grito de Alcorta tienden a volver a recrearse”, se lo hace desde la convicción de que N. y C. Kirchner, como Menem, están destruyendo –por las consecuencias de sus políticas ó la falta de ellas– lo que construyeron Irigoyen y Perón durante la primera parte del siglo pasado. El entretejido productivo-económicosocial desarrollado en todo el interior del país durante

gran parte del siglo 20 a partir de las Pymes agropecuarias, agroindustriales y de servicios. Es necesario que nuestras autoridades encuentren el rumbo perdido. Que se supere tanto desvarío. Es el presente, un conflicto artificial e innecesario generado por el gobierno nacional, con objetivos sobre los que se pueden hacer muchas especulaciones, todas ellas difíciles de comprender. Lo que queda claro es que no se evaluó adecuadamente la reacción de gran parte de la población, pero, es innegable que trasciende lo sectorial. Se equivocan también, quienes creen que ratificadas por el número que tiene el oficialismo en el Congreso nacional, ó por cualquier otro mecanismo, se supera el conflicto. También quienes están intentando medidas gatopardistas. No están evaluando bien el estado de ánimo, ni la disposición a perseverar de los protagonistas del mismo. Muy poca gente confía ya en el gobierno de Cristina y Néstor Kirchner. La esperanza en el Congreso dependerá de cómo se sucedan los hechos y la transparencia de los mismos. La intervención de la Justicia abre expectativas. Ojala funcione a pleno la división de poderes y pueda abordar la cuestión con la objetividad e imparcialidad que se necesita y de la que muchas veces ha carecido en tiempos recientes. El sector agroalimentario y agroindustrial ha tenido –y tiene– una importancia decisiva en la recuperación económica del país. Generar y mantener las condiciones que posibilitaron éste hecho debiera ser un objetivo central de cualquier gobierno, más allá de su signo político. También crearle certidumbre en el mediano y largo plazo. Las políticas nacionales debieran apuntar a transformar a la Argentina en una gigantesca fábrica de alimentos para sus habitantes y para el mundo. Es el reclamo y la necesidad de tanta gente con hambre. Es una obligación. Lo demás es secundario. Los próximos tiempos; la historia inmediata darán su veredicto que por ahora no es favorable.

El aumento de la alicuota de las retenciones no es el único problema que atraviesa el sector agropecuario. El otro punto sobre el cual están focalizadas las miradas es el valor de los costos de producción de la hectárea. Por ejemplo para la soja se incrementaron hasta un 68% los agroinsumos en el último año, los costos laborales aumentaron, el gasoil subsidiado muchas veces no es accesible para todos los productores. Debemos observar con detenimiento a partir de este momento el valor del dólar, ya que por una fuerte intervención de BCRA, se produjo una caída que ya lleva más de 17 cent. en menos de un mes, situándose en valores del 2005, y con un valor de dólar a futuro garantizado por el central menor aún. Por otro lado, el alto valor de las tasas de interés para préstamos de consumo y depósitos de gran magnitud. Los niveles de inflación, con altas percepciones contrarias a las estadísticas oficiales, que producen niveles de expectativas inflacionarias mayores para el futuro. Por último, debemos esperar la decisión que se tome en el seno del Congreso de la Nación, que determinará la ratificación o revocatoria de la resolución 125, y con esto la reacción del sector agropecuario con respecto a inversiones, consumo, desarrollo tecnológico, la evolución de las agroindustrias y la metalmecánica, ligadas directa o indirectamente al sector.

En Breve

Crece la pobreza
Gonzalo Berra Sec. Gral. UCRCapital
A cien días de la absurda situación de conflicto generada por el Gobierno con el campo, está ocultando del debate público el principal problema de la sociedad argentina hoy: la inflación. El aumento de precios está haciendo crecer la pobreza y la indigencia. Por otra parte, la incertidumbre y la baja del dólar están generando un descenso del nivel de actividad económica y se perciben con claridad problemas en la cadena de pagos. Los ahorristas están retirando sus depósitos de los bancos y los empresarios ven restringido su acceso al crédito. Hoy resulta mucho más difícil conseguir trabajo y de continuar estas circunstancias, el desempleo crecerá. De no mediar el sentido común, los argentinos viviremos en el corto plazo en una de las peores situaciones económicas: inflación con recesión.

PAG. 8

/ En Democracia

Julio de 2008

Es mejor en

democracia
Pepe Eliaschev *
Tal vez lo que más intriga y es a la vez lo mas difícil de explicar de la incomprensible crisis argentina, que se dramatizó de manera colosal a partir de marzo, es que resulta casi imposible de explicarla a quienes no manejen en detalle los recovecos de este país insólito. Pero, ¿qué fue lo que llevó al Gobierno a llegar adonde se llegó? Si las coordenadas centrales del momento argentino aparecían tan beneficiadas por la coyuntura internacional, ¿por qué se agudizó la percepción de desoladora penuria política? Interrogantes que llevan a otro de la mano, uno bien simple y hasta doméstico: ¿se necesitaba llegar adonde se llegó? Pueden mencionarse casos nacionales desoladores cuyos desenlaces sombríos son hasta comprensibles: Zimbabwe, Somalía, Bolivia, Haití, Myanmar, Gaza. Pero no se daban en la Argentina esas variables. Antes bien, un poder político ratificado como primera minoría en octubre de 2007 se aprestaba a consumar la década kirchnerista en condiciones de excepcionales ventajas comparativas. Sin embargo, el escenario argentino ingresó al invierno de 2008 en medio de un deprimente escepticismo colectivo, cuando nada en absoluto hacía presagiar hace seis meses un clima tan espeso de desazón, esta dolorosa convicción de que el país (de nuevo) choca con las mismas dificultades de siempre. El fracaso estrepitoso de la Alianza en 2001, una tragedia política epocal que llamativamente cayó en exclusiva sobre el radicalismo, creó las bases de una caída fenomenal y sentó condiciones de posibilidad para un renacimiento económico tan agudo como ilusorio. La recuperación tan rápida y alentadora del país fue más veloz y menos dolorosa de lo que se hubiera requerido para que el país hubiera podido verdaderamente establecer un profundo punto de inflexión. Ésta es una reflexión dura y tal vez implacable, pero resulta de una observación a mi juicio elemental: todo sugiere que la sociedad argentina no aprendió las lecciones principales del colapso de 2001/2002 en términos de sistema político. No fue (solo) una opción económica lo que estalló en aquella ocasión. Por encima de todo, entiendo que un portentoso vaciamiento de representación en la gestión del sistema democrático, sumado a una presidencia visiblemente inadecuada y errática, permitieron que viejos y beligerantes protagonistas del país asaltaran al poder por omisión en muchos casos, pero por daño deliberado también. Tras los meses de algaradas, asambleísmo y bancarrota, el régimen instalado por Kirchner en 2003 se reveló formidablemente capaz de hacer pie, estabilizarse y lograr ya para 2005 un apreciable grado de hegemonía. Al iniciarse 2008, la Argentina mostraba un gobierno sólidamente instalado y una oposición fragmentada e inoperante. El incomprensible reingreso de Roberto Lavagna a la quinta de Olivos para aceptar ser “la oposición” justicialista al Gobierno, acentuó la idea de vacío opositor. Cuando terminaban las vacaciones de verano, la señora de Kirchner era políticamente una emperatriz, con todos los caminos despejados y habilitados para acentuar la continuidad con el gobierno de su marido, salpimentada con gaseosas y simpáticas consignas de “fortalecimiento institucional”. Como en 2007 la mayor parte de los votantes optó por renovar su confianza en los Kirchner, se le presentaron al matrimonio gobernante condiciones parecidas a lo que sucedió en 1995 con la reelección del presidente Carlos Menem. Las cosas, empero, se presentaron de otra manera. La imposición unilateral, y en abierta infracción de las normas constitucionales, de impuestos confiscatorios al campo consiguió hacerle un daño enorme al Gobierno, que mostró una de sus vetas más profundas, la que lo lleva a conducir de manera vertical, soberbia y a menudo humillante de quienes no se le someten. Los problemas, errores, fracasos y dramas del primer gobierno democrático, el de Alfonsín, nunca fueron producto del monólogo dogmático. Aquel gobierno se esmeró por convocar a fuerzas y personalidades que en las elecciones de 1983 habían quedado del lado del 40% perdedor. Con el 52% de los votos, aquella administración se cansó de pedir apoyo a unos opositores que muy eventualmente aceptaban asociarse a una gestión a la que vivían como enemiga. En cambio, con el 22%, el Kirchner de 2003 jamás recibió ni dialogó con nadie que pensara distinto. Lo cierto es que desde 2007 la Argentina optó por mantener el rumbo. Los retoques institucionales prometidos por la Presidenta, no fueron hechos. Entonces, ¿por qué una gestión tan compacta y consolidada, logró hundirse en un océano de ilusiones, trampas y notorios desaciertos? Algunas claves aproximativas: - El rol de Néstor Kirchner es determinante. Se confirma que el enroque de octubre de 2007 fue eso y nada más que eso. En lugar de pagar los costos de una reelección, mutó su lugar con su cónyuge de manera apenas superficial; - Tras los zafarranchos supuestamente transformadores de los primeros años K, el Gobierno se enclaustró finalmente con la flor y nata del aparato peronista, eso que, antes, Kirchner llamaba “pejotismo”; - Apareció, así, el peronismo a secas, el de antes, el de durante y el de después de Kirchner, atornillado a su intacto ejército sindical y a sus fortalezas municipales del Conurbano; - No solo no hubo cambios en la lastimosa calidad del funcionamiento institucional. La mejoría no se produjo y el recurso al Congreso por la crisis con el campo nunca pudo ocultar las intenciones oportunistas y cosméticas de sus impulsores oficiales. Con un país más crispado y dividido que hace seis meses, los Kirchner propician una ideologización cada vez más artificial. Se percibe hoy una dañina facciosidad gubernamental. Faltan aún alternativas opositoras de suficiente densidad política para que cambien las condiciones cualitativas de la crisis, pero entre marzo y julio de 2008 ese proceso ha evolucionado notablemente. Solo un dañino proyecto personalista y mesiánico podría bloquear la necesaria reconfiguración de fuerzas democráticas y republicanas que consigan doblegar el monocromático escenario de un poder rígido e intemperante. Como los Kirchner son hoy sinónimo de manejo vertical y personal del poder, no resulta alentador salir del paradigma con más de lo mismo. Es menester una alternativa opositora que muestre otro camino, reafirme de manera práctica, pero libre de pudores, la superioridad de la democracia y la centralidad imbatible de sus herramientas institucionales.

* Pepe Eliaschev es periodista (Diario Popular, Perfil, América 24). Todas sus columnas, editoriales, entrevistas y podcasts se pueden consultar en www.pepeeliaschev.com

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful