You are on page 1of 1

11.16 “Pero ellos anhelaban una patria mejor, es decir, la patria celestial.

Por eso Dios no se avergüenza de llamarse su Dios; al contrario, les ha preparado una ciudad.” Esa patria mejor que deseaban era la celestial y además ser el pueblo escogido de Dios. Fueron personas de fe q murieron sin ver lo que Dios les prometió pero tuvieron su visión en el cielo en la patria celestial. 11.35 “Hubo mujeres que por medio de la resurrección recuperaron a sus muertos. Pero otros fueron atormentados, y no aceptaron ser liberados porque esperaban obtener una mejor resurrección.” Por fe unos resucitaron, pero otros dieron su vida como mártires dejando que los mataran porque sabían que iban a volver a vivir y estarían mucho mejor con una vida eterna. 11.40 “Todo esto sucedió para que ellos no fueran perfeccionados aparte de nosotros, pues Dios había preparado algo mejor para nosotros.” El plan de Dios es mucho mejor no excluyéndonos a nosotros de esas mismas promesas que fueron para los santos del AT también será para nosotros y llegara la perfección a la humanidad en general y será completo el cuerpo de Cristo. 12.9 “Por otra parte, tuvimos padres terrenales, los cuales nos disciplinaban, y los respetábamos. ¿Por qué no mejor obedecer al Padre de los espíritus, y así vivir?” Hace un contraste con los padres terrenales y define que es mejor obedecer a nuestro padre que además nos disciplina por amor y es mejor porque tenemos la certeza que es para aprender y sacar lo mejor de nosotros. 12.24 “a Jesús, el Mediador del nuevo pacto, y a la sangre rociada que habla mejor que la de Abel.” La sangre de Jesús es mejor porque nos ofrece perdón y la de Abel pide venganza por su muerte. Si el sacrificio de Abel fue de agrado a El cuanto más la de Jesús ya que es el nuevo pacto que trae abundantes bendiciones.