TEXTOS

LA ESPECIFICIDAD DE LO POLÍTICO: EL DEBATE POULANTZAS-MILIBAND
Ernesto Laclau

LA publicación del libro de Ralph Miliband El estado en la sociedad capitalista en su versión original inglesa dio lugar a una refrescante polémica que, iniciada en 1970 en la New Left Review, ha continuado hasta fechas recientes. Parte del valor de este intercambio de opiniones y posiciones entre dicho autor y Nicos Poulantzas surge del replanteamiento de temas cuyo análisis había sido cancelado aún a los niveles acalémicos más elevados. En el centro de la discusión se insertan las nuevas corrientes dentro de la teoría marxista del Estado, mismas que han generado una reflexión consciente sobre la necesidad de revisar la literatura existente y el método de análisis conducente, sea a través de la interpretación, sugerida por Althusser o bien mediante la utilización de métodos empíricos que confirmen las afirmaciones teóricas más elaboradas. El trabajo de Ernesto Laclau representa un esfuerzo serio, que es

el resultado colateral de los conceptos que han surgido a lo largo del diálogo entre ambos distinguidos marxistas. La parcialidad del enfoque refleja la identificación de Laclau con las proposiciones y críticas de Poulantzas, pero deja margen para una aportación personal que enriquece la discusión.* LA obra de Nicos Poulantzas' es de considerable importancia teórica al menos en dos sentidos: en primer lugar, porque el pensamiento marxista no empezó a desplegar, hasta el último decenio, una teoría sistemática acerca de la naturaleza y del rol del Estado en diferentes formaciones socioeconómicas. Observaciones esbozadas que tratan de establecer la coherencia definitiva entre los cambios socioeconómicos y las transformaciones del sistema político, u observaciones no tan esbozadas que intentan establecer
* (N. R.) 1 Polilical Power and Social Ctasses, Londres, New Left Books. 1973. (Edición francesa: Maspero, 1968.)

203

relaciones mecánicas de causalidad entre ambos, han dominado la zona del análisis hasta tal punto que no podemos menos que dar la bienvenida a una obra que trata de deslindar, a nivel teórico, la especificidad de lo político, y que sistemáticamente evita correlaciones puramente impresionistas. Pero, en segundo lugar, la obra de Poulantzas no es una simple obra marxista. Aparece dentro de un ámbito teórico bien definido dentro de las corrientes del marxismo contemporáneo: el constituido por la "revolución althusseriana". El poder político y las clases sociales constituye, sin lugar a dudas, el intento más completo, hasta el momento, de estructurar una teoría regional a partir de la problemática general de Althusser. De esa manera, constituye hasta cierto punto una prueba del rendimiento de esa problemática para el análisis de procesos y situaciones concretas. A este respecto, hemos de tener presente que un enfoque teórico es provechoso hasta el grado en que se manifiesta como multiplicador de la creatividad espontánea que surge en zonas particulares, y que no se podría haber desarrollado plenamente por falta de un principio de sistematización; esto es, de la posibilidad de ser incorporada teóricamente al marco de una problemática. Una problemática estrecha o inadecuada, por el contrario, esconde los verdaderos problemas en vez de esclarecerlos, y crea un antagonismo insuperable entre las formulaciones teóricas generales y el conocimiento de ámbitos particulares y de situaciones concretas. A estos dos respectos: su originalidad como intento de formalizar teóricamente la especificidad de lo político y su relación con la problemática althusseriana (a lo que hemos de añadir el rigor indubitable y la complejidad teórica con que ha sido llevado a cabo tal intento), la obra de Poulant-

zas ha astado, y presumiblemente continuará estando, en el mismísimo centro del análisis político marxista contemporáneo. En un artículo posterior proponemos efectuar un análisis general del pensamiento de Poulantzas; en Cata monografía, sin embargo, el propósito es más limitado: considerar algunas de las implicaciones teóricas del debate llevado a cabo entre Poulantzas y Miliband en la New Left Review.^ después de la publicación del libro de Miliband The State in CapitoUst Society.^ Empezaremos, pues, resumiendo las líneas generales del debate. El primer ataque de Poulantzas surge de su crítica epistemológica del método de análisis de Miliband. Tal método consiste substancialmente en lo siguiente: partir de un aserto común de la ciencia política burguesa, demostrar que los hechos están en contradicción con dicha aserción y concluir, por ende, que la aseveración es falsa. En breve, todo el análisis de Miliband permanece en un plano empírico: empieza con aserciones referentes a la realidad y demuestra que ésta se encuentra en contradicción con dichas aserciones. Es precisamente la madurez de este enfoque lo que Poulantzas se propone criticar: ... En vez de desplazar el terreno epistemológico y someter tales ideologías a la crítica de la ciencia marxista, demostrando su inadecuación a lo real (como lo hace Marx,
- N. Poulantzas, "The Problem of the Capitalist State", New Left Review, No. 58, noviembre-diciembre, 1969; R. Miliband, "Reply to Nicos Poulantzas", New Left Review, No. 59, enero-febrero, 1970; R. Miliband, "Poulantzas and the Capitalist State", New Left Review, No. 82, noviembre-diciembre, 1973. Cito los dos primeros artículos de Ideology in Social Sciences, a cargo de Robín Blackburn, Fontana/Collins, 1972. ^ The State in Capitalist Society. Londres, Weidenfeld & Nicolson, 1969.

204

Miliband da constantemente la impresión de que. . colocándolas en el mismo terreno. sin tratar de entresacar su substancia teórica y sin llevar el análisis al campo de la confrontación teórica. en ^ Ibid. p. estructura y sistema cuyos agentes. sino como el principio genético del nivel del todo social. Trasponer esta problemática del sujeto al marxismo es.principalmenle en Teorías sobre lo plusvalía * Miliband parece saltarse este primer paso. y que. 205 . El error correspondiente a esta actitud es que Miliband no juzga necesario hacer explícitos sus propios principios epistemológicos y las proposiciones teóricas a partir de las cuales juzgar a sus oponentes. "los hombres". la teoría marxista del Estado. los agentes de una formación social. en palabras de Marx. Con todo. la relación entre las clases sociales y el Estado es reducible per se a las relaciones interpersonales de los "individuos" que componen el aparato estatal . situados en una problemática diferente. . esto es. no se consideran como portadores de instancias objetivas (como ocurre en Marx). p.■• En breve. sus "portadores" (írdger). las clases o ■■ Publicado por el Fondo de Cultura Económica con el título: Historia crítica de la teoría de la plusvalía.". de los individuos como origen de la acción social: así. . el análisis de la epistemología moderna muestra que nunca es posible oponer simplemente "hechos concretos" a conceptos. finalmente. . Esto es notoriamente uno de los aspectos de la problemática tanto de Weber como del funcionalismo contemporáneo. ■< Poulantzas. admitir los principios epistemológicos del adversario y correr el riesgo de viciar los propios análisis . como proposiciones empíricas. . sino que éstos han de ser atacados mediante otros conceptos paralelos. la investigación sociológica conduce finalmente no al estudio de las coordenadas objetivas que determinan la distribución de los agentes en clases sociales y las contradicciones entre estas clases. Así. sino a la búsqueda de explicaciones finalistas fundadas en las motivaciones de conducta de los actores en particular.'' Poulantzas cita varios ejemplos donde la metodología empirista de Miliband lo lleva al error teórico mencionado en la proposición anterior. 241-42. La consecuencia es que tales ideologías acaban por ser introducidas en el propio análisis de Miliband. Pues es sólo por medio de esos nuevos conceptos como cabe confrontar las nuevas nociones con la realidad concreta . . ■"The Problem . en el caso de la teoría de las élites.. que el Estado es reducible a las relaciones interpersonales de los diversos "grupos" que constituyen el aparato estatal. son.. a fin de cuentas. para él. Miliband trata de mostrar que la existencia de éstas no es incompatible con la presencia de una clase rectora. "los hombres".. Poulantzas afirma que no es método válido considerar las proposiciones de la ciencia política burguesas aisladamente. Se trata de una problemática de actores sociales. 241. sino que se sirve de esto para atacar a las ideologías burguesas del Estado. "grupos" sociales son en cierto sentido reducibles a relaciones interpersonales. De acuerdo con esta problemática. Esto es evidente en las dificultades que Miliband enfrenta al abarcar las clases sociales y el Estado como estructuras objetivas y sus relaciones como un sistema objetivo de conexiones regulares.

Es imposible establecer directamente un cambio importante en la rama predominante del aparato estatal. su crítica del concepto ideológico de una "revolución gerencial" consiste en mostrar que los gerentes o directivos tratan de obtener utilidad tanto como cualquier otra élite económica que forma parte de la clase directora. según Poulantzas. Este constante desvío de las estructuras objetivas y de las leyes del sistema hacia las motivaciones personales de sus agentes —que es consecuencia del énfasis unilateral de Miliband. p. . a su propia lógica. Así. los cambios en la presente etapa del Estado capitalista se relacionarían con los vínculos todavía más estrechos entre los miembros de la clase directora y el aparato estatal. las escuelas. la tesis de Miliband se aproxima a la tesis comunista ortodoxa del capitalismo monopolista de Estado. . La primera réplica de Miliband fue algo cautelosa y defensiva. puesto que tai cambio se determina por la modificación de todo el sistema del aparato estatal y de su forma de unidad interna como tal: modificación que en sí se debe a los cambios en las relaciones de producción y a los desarrollos en la lucha de clases. en buen grado. que es el de las relaciones entre las diferentes fracciones del capital. . esto es. En ese sentido. los principios que gobiernan la predominancia relativa de una u otra de las ramas del sistema político serían para Miliband la proximidad relativa de los miembros de esa rama respecto de la clase directora. . las asociaciones profesionales (con excepción del partido revolucionario y de los sindicatos). La metodología y la perspectiva teórica de Miliband le impiden comprender que .. ocupado de la validez empírica de las proposiciones de la ideología burguesa y no de su refutación teórica— es todavía más obvia. Miliband no ha advertido —aunque Poulamtzas se critica él mismo por haber cometido parcialmente él mismo error— que las ideologías constituyen también un sistema objetivo e institucionalizado que comprende la Iglesia. o el rol económico inmediato de esa rama." Del mismo modo. citando la situación clasista y no la función objetiva de la burocracia como factor relevante. por el rol exterior inmediato de la primera. independiente de la motivación de la conducta de sus portadores. Trató de justificar su método sin entrar en una confrontación abierta con el concepto de Poulantzas. . limitando la discrepan« ¡bid. los partidos políticos. . Poulantzas habla de aparatos estatales ideológicos.el aparato estatal forma un sistema objetivo de "ramas" especiales cuya relación presenta una uni206 dad interna específica y obedece. así como de aparatos estatales represivos. A este respecto.vez de criticar la noción ideológica de élite a la luz de los conceptos marxistas. o en las relaciones entre esas ramas. cuando Miliband trata de formular las proposiciones generales válidas para e! sistema como un todo. 248. puesto que enfoca su análisis en los orígenes sociales y en los vínculos personales de los burócratas con los miembros de la clase rectora. . Miliband fracasa también en su consideración de la burocracia. sin ver que la categoría de la utilidad es una categoría objetiva. En el caso del gerencialismo. y sin referirse al problema que en realidad hace al caso. y no con los cambios objetivos en la articulación entre economía y política. Finalmente. los medios masivos de comunicación y la familia.

a saber. todo lo que hace es sustituir la noción de "estructuras objetivas" y "relaciones objetivas" por la noción de "clase directora".. . . sin embargo. 254. rechaza también la "larga tradición marxista [que] ha considerado que el Estado es sólo una herramienta simple o instrumento manipulado a voluntad por la clase directora" (p.. de manera que tenga que hacer 10 que ésta le ordene: lo hace autónomamente. no es una contraposición cruda (y falsa) de un enfoque empirista frente a otro no empirista o antiempirista: es una cuestión de énfasis. en términos empíricos'' . me interesó contraponerla a la opinión democrático-pluralista. . pero sin duda lo he hecho demasiado sucintamente.** La misma tendencia a reducir las dimensiones de su confrontación con Poulantzas a una cuestión de énfasis se puede hallar en la réplica de Miliband referente al problema del status teórico de las élites políticas y el gerencialismo. . es que. Pero. . ' Ibid. yerra en la dirección opuesta . De hecho. . Una de las razones . al bosquejar la teoría marxista del Estado. que dejan a aquellos que gobiernan el Estado en calidad de meros funcionarios y ejecutantes de políticas que les son impuestas por el "sistema". En cambio. R. Pero su propio análisis me parece que conduce directamente a una especie de determinismo estructural o.. el Estado no está "manipulado" por la clase directora. El eje de su réplica gira. escribe: . puesto que la clase directora es un elemento dominante del sistema. pero de modo cabal. puesto que constituye el meollo de su argumentación: .. está determinado totalmente por estas "relaciones objetivas": en otras palabras.. de grado admito que The State in Capitalist Society quizá es insuficientemente "teórico" en el sentido que quiere Poulantzas. a mi parecer. a un 207 . p. en el punto de la subordinación total de la éHte estatal a esa clase. debido a las "relaciones objetivas" que le impone el sistema. la autonomía relativa * El subrayado es de Laclau. 74). (N..cia a un problema de énfasis. pero también me inclino a pensar que su propio enfoque . Aquí. Vale la pena citar este párrafo en su totalidad. más bien. en cada particular y en todo momento. pp. y mostrar las deficiencias de la misma. he de subrayar. esto es. . y le atribuye el olvido en que éstas tienen al Estado (p. empero. del Estado capitalista. Esto. "Reply . Al mismo tiempo. . hace un aserto de primordial importancia para el curso futuro del debate: . 68). 255-56. su posición es clara: concebir al Estado exclusivamente como un sistema de relaciones objetivas conduce a un superdeterminismo estructural que nos impide establecer.■ Miliband. . que las constricciones estructurales del sistema compelen de manera tan absoluta.. de la itnica manera que a mí me parece posible. nos hallamos de nuevo..) ■ Miliband. Pero. Poulantzas condena el "economismo" de la 11 y III Internacionales. Así. pues lo que su (de Poulantzas) insistencia exclusiva en las "relaciones objetivas" sugiere es que cuanto realiza el Estado. sin embargo.".. presento explícitamente un esbozo de la teoría marxista del Estado. en efecto. subraya "la autonomía relativa del Estado". a nivel teórico. pero ese énfasis es importante . en torno a la naturaleza objetiva del Estado. .

esto. por otra. concepto que constituyó el error central del Comintem durante el periodo comprendido entre las dos guerras. pero de tal manera que este proceso de referir una instancia a la otra se convierte en un procedimiento circular o juego de espejos en el que. definida de igual modo. en su conjunto. se concibe ahora como abstraccionismo estructuralista. no habría diferencia real entre una "democracia" burguesa y un Estado fascista. . es incapaz de dar respuesta al problema central. según Miliband. de poder estatal. cuando en realidad sólo ha aparecido en circunstancias excepcionales. es que Poulantzas es incapaz de responder a los mismos problemas que plantea y que. rechaza la noción de que los aparatos ideológicos estatales pertenecen al sistema del Estado. antes caracterizado como superdeterminismo estructural. que él presenta como características de todas las formas del Estado capitalista. y. Finalmente. en nuevo artículo publicado para señalar la edición inglesa del libro de Poulantzas. de modo especial. tres años más tarde. a la obliteración de las diferencias entre las diversas formas de gobierno y el Estado burgués. mientras que al mismo tiempo caracteriza a cada uno de los niveles de la lucha de clases". la autonomía relativa del Estado capitalista. . así. vuelve a abrir el debate con un ataque más elaborado y de mayor alcance. . Miliband afirma: . Ahora bien. No obstante. después de haber convertido la denuncia del mismo en punto de principio. Cuando hablamos. sino que es efecto del conjunto de esos niveles." Este superdeterminismo estructural conduce. A partir de esta proposición . a mi parecer. . sólo podemos indicar el poder de una determinada clase. es palmariamente incorrecto: simplemente no es cierto que por "poder estatal" podamos sólo indicar "el 208 . a cuyos intereses (y no a los de cualquier otra clase social) corresponde el Estado". pp. . El concepto de Poulantzas. El método autocontradictorio del abstraccionismo estructuralista en sí conduce a Poulantzas a replantear el economismo.. insatisfactoria. por ejemplo. De acuerdo con esta conclusión. a un único nivel de estructura. El mismo descuido de Poulantzas de las diferencias entre varias formas de gobierno lo lleva a tratar erróneamente el fenómeno del bonapartismo. Poulantzas nos dice que "el poder no está ubicado a un nivel de estructura. si yo he entendido correctamente a Miliband: se trata de un enfoque teórico donde una instancia definida abstractamente busca su principio explicativo en otra instancia.superdeterminismo estructural que hace imposible una consideración verdaderamente realista de la relación dialéctica entre el Estado y el sistema . La réplica de Miliband es. nada tiene un significado preciso y el sistema conceptual como un todo resulta contradictorio. de acuerdo con Miliband. Poulantzas pasa a la idea de que "el concepto de poder no se puede aplicar. por una parte trata de reducir los conflictos a un problema de énfasis. A este respecto hemos de ver » IbiJ. no podemos dar a entender por él el modo de articulación del Estado a otros niveles de la estructura. . La consecuencia de esto. 258-59. finalmente. sus asertos metodológicos y sus críticas teóricas sugieren que sus discrepancias con Poulantzas van mucho más allá de lo que parecía indicar esta supuesta diferencia de énfasis.

particularmente convincente del concepto de bonapartismo de Poulantzas. el análisis de la estructura teórica de esta polémica. pues. p. por el que se garantiza y mantiene el poder clasista. Pero una de las razones capitales para subrayar la importancia de la noción de la autonomía relativa del Estado es que hay una distinción básica entre poder de clase y estatal. que toda conceptualización brilla por su ausencia .poder de una clase determinada".. es que Poulantzas no ha establecido una distinción vital: la que existe entre el poder estatal y el poder de clase. no recibió réplica alguna a este respecto. Miliband en modo alguno intenta justificar tal aseveración." De esta confusión se sigue toda una serie de insuficiencias en el análisis de Poulantzas: del concepto erróneo acerca de los aparatos ideológicos estatales. 87. Cuestiones metodológicas y epistemológicas POULANTZAS empezó afirmando la insuficiencia teórica del método de Miliband y. aunque el aserto de Poulantzas de que "nunca es posible oponer 'los hechos concretos' a los conceptos situados en una problemática diferente" es contradicho formalmente por Miliband cuando afirma que ha intentado "mostrar las deficiencias (de la opinión pluralista democrática) del único modo que me parece posible. a su no menos errónea concepción de los partidos políticos reducidos a la incapacidad de representar rol alguno organizativo que sea autónomo. De aquí se sigue una crítica '" Miliband. y la crítica de Poulantzas queda reivindicada. . . Si. Pues ello. "Nicos Poulantzas . pp. así como que el análisis del significado y las implicaciones de esta noción de autonomía relativa han de enfocar las fuerzas que causan el que sean mayores o menores las circunstancias en que se ejerce. es privar al Estado de cualquier clase de autonomía y convertirlo precisamente en un mero instrumento de una clase determinada. cuya función es probar la validez de una teoría. nos hallamos por completo dentro de un marco empirista. 87-88. más aún. según Miliband. en términos empíricos". aunque no el único. El poder estatal es el medio principal y definitivo. imposibilita tal análisis: a pesar de todas las denuncias de "economismo".. Si por esto entendemos una instancia externa al pensamiento. Ínter alia. los "hechos concretos" snn producidos por la teoría o problemática mismas —como afirma la epistemología moderna— entonces los problemas de la congruencia ló^ca y de la validez empírica no difieren de manera fundamental." La razón de tal confusión. . al esfumar la distinción entre poder de clase y poder estatal. Las "formas de la prueba" de la validez de los asertos referentes al objeto del conocimiento sólo se pueden considerar extemas al siste209 " ¡hid. hemos de señalar. Poulantzas. Por una parte. . no es posible considerar las observaciones impresionistas de Miliband acerca de la discrepancia en puntos de énfasis como respuesta. En primer lugar deberemos tomar el hilo a partir de ciertas cuestiones metodológicas.. . todo depende de la definición que se dé a lo que se ha entendido por "términos empíricos". ..". Empecemos. por otro lado. la política asume aquí una forma "epifenoménica" . etc. por el contrario. o sea. .

La otra posibilidad es que el desarrollo de una teoría conduzca a plantear un problema verdaderamente teórico (esto es. que no es la misma cosa. los métodos de comprobación son parte del sistema teórico mismo. a partir de los "hechos" que aparecen en ella. la "validez empírica" y la "validez teórica" de una teoría no son aspectos que se puedan diferenciar. entonces. sino lo concreto-en-el-pensamiento. según el cual el conocimiento empieza a partir de lo concreto y se eleva a proposiciones generales mediante un proceso 210 de abstracción/generalización. todo lo que va en línea con esta argumentación se presenta como si su llamado a los "hechos" fuera una apelación directa a los objetos reales. Mostrar la insuficiencia en el sistema de axiomas que define el ámbito de una teoría y los asertos referentes a los objetos que surgen de esa misma teoría equivale al mismo tiempo a demostrar las contradicciones internas de la teoría. esto es. sino en nosotros mismos. en el nivel presente que nuestro desarrollo del mismo ha alcanzado. difieren de los objetos reales. esto es. con las noticias y con las ideas que nos suministran las diferentes formas de práctica: científica. para emplear la expresión de Althusser. Hemos de señalar a este respecto que la práctica teórica tiene lugar cabalmente en el plano del pensamiento. Una teoría es falsa sólo en el grado en que es incongruente en lo interno. de acuerdo con los presupuestos generales de la teoría en cuestión. Esos conceptos se transforman mediante la práctica teórica en objetos de conocimiento que como tales. lo que significa que el problema no existe en la teoría. hablando estrictamente. hablando estrictamente. Ahora bien. Pero. En contraposición al análisis empirista. toda la polémica ha seguido como si Miliband no hubiera advertido la importancia de este primer desacuerdo. Así. Ese "concreto" no es. mientras el objeto del conocimiento es pronunciado por la práctica teórica misma. ideológica. hablando estrictamente. como decíamos antes. por el contrario. etc. empero. sino una posición epistemológica radicalmente distinta. aceptamos la perspectiva epistemológica de que el conocimiento es conocimiento de objetos reales. y la consiguiente distinción entre sujeto y objeto del conocimiento. Analicemos más de cerca esta aserción: ¿qué significa exactamente resolver un problema teórico? En el primer caso significa proporcionar una solución a las dificultades que provienen del proceso de aplicar una teoría general a un ámbito teórico particular. técnica. Pero. si en el proceso de la construcción de sus conceptos ha entrado en contradicción con sus postulados. el proceso del conocimiento no empieza con los objetos reales —como presupone el empirismo— sino con los conceptos.ma teórico en cuestión si se admite la identificación entre "objeto del conocimiento" y "objeto real". en la negación de su existencia a un plano teórico. se justifica el ejercicio teórico. La resolución empírica del problema consiste. si Miliband entendió su tarea como intento de mostrar las contradicciones internas de una problemática teórica. además. Y esto no es una diferencia en el énfasis con Poulantzas. en el grado en que son verdaderamente teóricos: sólo pueden ser sobreseídos. Como Althusser señalara. De aquí la imposibilidad de resolver los problemas teóricos. Por esta razón. pero que ocurre totalmente a un nivel de pensamiento y se mueve de lo abstracto a lo concreto. dos son las posibilidades: la primera es que el problema se resuelva efectivamente en el curso del análisis científico. un problema que comporte alguna incongruencia en la estructura ló- . lo concreto-real.

si admitimos —sin atribuir un carácter apodíctico a tal admisión— que la crítica teórica parte de la confrontación "empírica" del sistema teórico en cuestión. de acuerdo con Poulantzas. empero. tampoco en este caso cabe decir que se haya resuelto. esto significa que no se puede resolver dentro del sistema de postulados de la teoría. que no tiene solución. (c) partir de los problemas teóricos. para esclarecer cuáles son los problemas teóricos. En este punto. al aparecer un nuevo sistema teórico. suponiendo que el campo de la confrontación empírica del sistema de proposiciones de una teoría no sea externo. sino que. los pasos lógicos necesarios han de ser: (a) indicar los puntos de conflicto entre la esfera de la confrontación "empírica" y el sistema teórico en cuestión. demuestra las contradicciones internas del sistema teórico. ha terminado incorporando "acríticamente" esos mismos conceptos. pasar de un sistema teórico a otro. Miliband no sólo ha dejado de someter los conceptos ideológicos del adversario a la crítica científica. la crítica de Poulantzas. en consecuencia. de una problemática del sujeto. Del sistema teórico a los problemas teóricos. Concluyendo. es de amplitud teórica limitada. no en el sentido de inducción). teniendo presente que está lejos de ser una operación mecánica. (b) partir de los puntos discordantes. para demostrar las contradicciones teóricas internas conducentes al colapso del sistema teórico. Pero como ha aparecido el problema que genera esta crisis teórica y existe sólo dentro del horizonte teórico del sistema anterior. pero si el problema es realmente teórico. en tanto que rechaza las proposiciones teóricas. y de ellos a un nuevo sistema teórico: tal es el curso del proceso del conocimiento. Esto.^^ Mas. me parece que resulta claro que el libro de éste último. puesto que es necesario llevar a cabo la confrontación tomando en cuenta el nivel de abstracción de la proposición (al hablar de abstracción lo hacemos —es claro— en el sentido hipotético-deductivo del término. a mi parecer. es decir. en el concepto de Miliband. como tampoco se efectúa el paso (d) ("una precondición de cualquier enfoque a lo concreto es hacer explícitos los principios epistemológicos de su propio tratamiento"). simplemente se ha sobreseído. puesto que el análisis no va más allá del paso (a). entra en contradicción consigo misma. A partir de este punto. se ha pasado algo de la raya. se refleja en el predominio. Esto indica que una teoría ha alcanzado el límite de su posible desarrollo y que. a pesar de su indudable interés. donde las motivaciones de los actores sociales ocupan un rol central en la explicación del cambio histórico. Poulantzas. Ahora. afirma. El texto de Miliband no ha progresado lo suficiente en el campo de la forraalización teórica para que podamos '2 No quiero suponer con esto que Poulantzas estaría de acuerdo con mi esquema anterior en su totalidad. el único camino abierto es negar el sistema de axiomas sobre el que se funda la teoría misma. (d) proponer otro sistema teórico que pueda superar las contradicciones internas del anterior. sino interno a dicha teoría —o sea. tiende a insinuar que el esfuerzo crítico es incompleto porque no se llevan a cabo los pasos (b) y (c) ("apartándose del terreno epistemológico y sometiendo tales ideologías a la crítica de la ciencia marxista. 211 . que la problemática cree sus propios objetos— la verificación "empírica". al quedar en el terreno de éste último.gica de la teoría). se ha disuelto como problema. esto es. demostrando su insuficiencia frente a lo real"). Volviendo al debate Poulantzas-Miliband.

Poulantzas no trata de demostrar las contradicciones internas de las problemáticas que rechaza y la forma en que su propia problemática cancela aquellas contradicciones.. 60. Que dos concepciones diferentes de la misma realidad se puedan oponer la una a la otra no debe sorprender. "Polhical Power.. ¿qué decir de la obra de Poulantzas. No tanto por las razones señaladas por Miliband. por una investigación empírica inadecuada. sin embargo. esto es. pues se refiere a la problemática del "grupo social". . sino exactamente por lo contrario: por falta de confrontación teórica con la problemática de sus adversarios. se trata de una lectura histórica-genética . .. es dei-* Op. que Marx nunca concibe teóricamente las clases sociales como el origen genético de las estructuras." Pero esto no demuestra que la problemática historicista revele su insuficiencia en la teoría de las clases. son considerados por Marx como apoyos o portadores de un conjunto de estructuras. . tal concepto no logra reconocer dos hechos esenciales: en primer lugar.. Lo importante debería haber sido demostrar las contradicciones internas de la problemática historicista concerniente a la teoría de las clases. 62. Veremos por qué . como "personificaciones" del trabajo asalariado y del capital. que es un intento de orientar explícitamente en tal dirección? Creo que a este respecto los resultados distan mucho de ser satisfactorios. por ejemplo el asalariado y el capitalista. ¿Cómo se revela tal insuficiencia de la problemática historicista en la teoría de las clases? La respuesta se nos da dos páginas después: . etc. más adelante. . loe.".aceptar el aserto categórico de Poulantzas de que Miliband reduce "el rol del Estado a la conducta y comportamiento de los miembros del aparato estatal".. 15 Op. cit. Dahrendorf. . El texto de Miliband permite diferentes lecturas. en segundo lugar. . Tal lectura del análisis de Marx está relacionada con una problemática historicista: hay que señalar aquí. vuelve a insistir otra vez con mayor énfasis: 12 Poulantzas. y concluye: .. que es precisamente en la teoría de las clases donde se revela con mayor claridad la insuficiencia de tal problemática . cit." Y. sino que se limita a describir los puntos de discrepancia y a seguir adelante. Bourdieu). o sea. La lectura de tales textos se ha de rechazar ya desde un principio. que no tiene lugar en el análisis de Marx. El método de Poulantzas SI aceptamos que el libro de Miliband queda en la prehistoria de la formalización teórica. que los agentes de la producción. p." Y sigue una descripción de la teoría de las clases en dos variantes de la temática historicista: Lukacs y las interpretaciones funcionalistas de Marx (Geiger. sino que sólo revela su insuficiencia con relación a la problemática de Poulantzas. 212 . p.. como si fuera un problema concerniente a la definición del concepto de clase. que los nexos entre los miembros del aparato estatal y los miembros de la clase directora son una indicación del predominio de la clase y no su causa. . . . clt.. Veamos un ejemplo: Poulantzas cita textos de Marx referentes a la formación del proletariado y a la distinción entre la clase-en-sí y la clase-para-sí.

cir. cómo la problemática antihistoricista está exenta de esas clases de contradicciones. sino cuando mantiene que tal superdeterminismo estructural impide a Poulantzas plantear correctamente el problema de la autonomía relativa del Estado. en tal sentido. es decir. La primera crítica de Miliband me parece particularmente errónea y mal dirigida. Lo que falta en Poulantzas es un concepto dialéctico del proceso del conocimiento. sino en la simple descripción de las diferencias que expresan con respecto a su propia problemática. sería una determinación más objetiva del sistema como un todo. ¿Superdeterminismo estructural? CONSIDEREMOS dcsde esta perspectiva las críticas que Miliband hace a Poulantzas. La cita de arriba concluye con "Veremos por qué". sino que sólo se declara cuáles son sus diferencias. finalmente. El mismo proceder se sigue en el análisis de las ideologías y de la burocracia y. La perspectiva teórica de este último ha sido llamada por Miliband superdeterminismo estructural en su primer artículo. La autonomía relativa del Estado y su determinación objetiva serían incompatibles únicamente si tal autonomía se entendiera como una ruptura en la cadena de la necesidad y la aparición —por relativa que fuera— de un reino de la libertad. Solamente conduce a una explicación estructural de 213 . Igualmente. y la segunda al método de crear los con- ceptos (no sólo al método de análisis). no creo que sea válido el aserto de Miliband en el sentido de que el superdeterminismo estructural de Poulantzas tenga que conducir. tal autonomía relativa sería a su vez un elemento estructural. a una indiferencia hacia las diferentes formas de Estado y gobierno. Pero lo que vemos de aquí en adelante es el desarrollo de la teoría de Poulantzas sobre las clases sociales. pero tal concepto es incompatible con la idea de las problemáticas como universos cerrados. y poner de manifiesto. resultado de una articulación particular entre las instancias correspondientes al modo de producción de que se trate. Volviendo a nuestro análisis anterior. La primera crítica se refería al contenido. si hubiera mantenido su terreno sobre la forma como Miliband parece entender la autonomía relativa del Estado. en toda la obra de Poulantzas. Pero tal contraposición sólo tiene sentido dentro de una problemática del tema que Poulantzas excluye por definición. Poulantzas habría encontrado un argumento a jortiori para fortalecer sus sospechas de las tendencias "historicistas" de su oponente. A partir del punto de vista de Poulantzas. sin el menor intento de criticar las corrientes historicistas. no con respecto a su apelación al superdeterminismo estructural —que podría ser correcta—. Poulantzas empieza su análisis y continúa en el estadio (d). Las etapas (b) y (c) aparecen en su análisis sólo de un modo formal. por necesidad. podríamos decir que si Miliband ha empezado y luego seguido todo su análisis en el estadio (a). desconectados de las contradicciones internas de las problemáticas previas. puesto que su crítica de las problemáticas contrapuestas consiste no en la determinación de sus contradicciones internas. haber detectado los problemas teóricos y rastreado el curso que conduce de los problemas teóricos a la crisis de la problemática. No existe incompatibilidad —como parece pensar Miliband— entre el carácter objetivo de la relación de la clase burguesa con el Estado —"las constricciones estructurales del sistema"— y la autonomía relativa de este mismo Estado. En realidad. en general. y abstraccionismo estructuralista en el segundo.

Para Poulantzas. El bonapartismo no es la religión de la burguesía en modo alguno. Miliband desea determinar cuáles son los canales concretos que. Respecto al problema del bonapartismo.. estoy de acuerdo con Miliband en que Marx y Engels nunca lo consideraron como fenómeno característico de todas las formas de Estado. la unidad del sistema está basada en estructuras objetivas. 1970.. En breve. y que alcanza.esas diversas formas que probablemente difiere del tipo de explicación que Miliband habría dado. quiere determinar. París. partiendo de un determinismo general y objetivo. por el contrario. no parece que lo vean así ninguno de los dos autores y. de la relación entre la fracción que detenta el poder estatal y las clases dominantes. pero lo hace desde una perspectiva opuesta. por ende. Poulantzas piensa que Miliband ha subrayado tanto el nexo entre la clase dominante y la élite en el poder que sólo puede conceder que el Estado tenga autonomía relativa en el caso del fascismo —lo que es falso— mientras que Miliband opina que Poulantzas ha recalcado tanto los regímenes de excepción. el excelente libro de Poulantzas Fascisme et dictature^^ es la prueba más elocuente de que su autor capta muy bien la gama de diferencias que hay en las formas de Estado a las que se refiere Miliband.". por el contrario. Para él." Opino. a nivel teórico. Fuera de esto.. Maspero. que ha perdido todo interés en la forma burguesa-democrática de Estado. en construir en términos estructurales el concepto de la autonomía relativa de los diversos niveles. es. es claro... y en ese sentido subraya cuáles son los elementos de separación entre la clase dominante y la fracción en el poder. "Nicos Poulantzas .. el carácter autónomo de lo político dentro del modo capitalista de producción. donde el adjetivo "relativo" constituye una restricción simple a la autonomía concebida en términos de libertad. el sistema de dominio que es la parte central de ese orden . contrariamente. Miliband contestaría que buena parte de su libro está dedicada precisamente a tratar este problema. y en ese sentido recalca cuáles son los elementos de unidad entre las dos. el carácter "relativo" de una autonomía indica que pertenece a un mundo de determinaciones estructurales. La conclusión parece patente: están analizando problemas distintos. Sin duda. Esto es cierto. que el obvio abuso textual de Poulantzas proviene de su intento de enfrentarse al problema que parece preterido en el análisis de Miliband. en Europa occidental. es un último recurso en condiciones de inestabilidad política tan grandes que presentan una amenaza al mantenimiento del orden social existente. ^' Miliband. Parecería que Miliband opera con una contraposición simplista. a saber. y es sólo dentro de éste y en un momento particular del mismo como se ha de elaborar el concepto de autonomía. estatuyen el vínculo entre las fracciones que detentan el poder político y las clases dominantes. 91. Sin embargo. una forma excepcional. Poulantzas. con todo. incluso a nivel empírico: el 1'^ Fascisme et dictaíure. Este problema —los procesos tácticos al través de los cuales se implanta la conexión entre la clase dominante y los grupos en el poder— es un problema menor para Poulantzas. o —lo que es peor— que no advierte dife- 214 . Como Miliband ha señalado claramente: . p. trata de demostrar la unidad entre las dos. y el problema central estriba.

. estoy en completo acuerdo con Miliband sobre que el problema está mal planteado. Si el Estado se define como aquella instancia que mantiene la cuestión de una formación social y que reproduce las condiciones de producción de un sistema social. ¿No es esto un ejemplo extremo de sobrepolitización de los diversos niveles de una estructura. p. a la aseveración de que todo lo que contribuye a la cuestión de la formación social pertenece por definición al Estado. la mente de todo individuo estaría dividida esquizofrénicamente entre una mitad estatal. dichos líderes serían funcionarios estatales. sino al modo capitalista de producción en general y. La distinción entre lo público y lo privado es propia de la ley burguesa y váüda solamente en los dominios (subordinados) donde la ley burguesa ejerce "su au215 .". sino que simplemente son instituciones privadas. es obvio que la institución en cuestión —el aparato ideológico estatal— cumple exactamente la misma función . Lo que sucede en este último aspecto es. el libro de Poulantzas no se refiere sólo a la Europa occidental. y otra mitad antiestatal. también Althusser nos ha hablado de "aparatos ideológicos estatales". 44. . antes que nada.rencia entre ambas formas. el Estado tiene la función general de constituirse en factor de cohesión de una formación social. cabría decir que los "regímenes de excepción" son la norma. . tendiente a su quebrantamiento. afirma: ." '» Poulantzas. Pero esta suposición de Miliband es también errónea. . . desviación historicista contra la que Poulantzas nos previene? Recientemente. respccto de los "aparatos ideológicos estatales". Y en este sentido es natural que acuda a ellos cuando busca ejemplos. . Poulantzas ha empezado afirmando que . en este caso. Pero.. Como marxista consciente. manteniendo un predominio clasista. que los tíérminos del problema analizado por Poulantzas se reflejan con mayor claridad en los regímenes capitalistas "autoritarios" que en los parlamentarios. .. basada en el carácter privado de muchas de las instituciones citadas.. . p. . . en consecuencia. los partidos socialistas estarían divididos entre un ala estatal y un ala revolucionaria y. Pero tal defensa se limita a refutar cualquier crítica posible. más tarde. 1» Poulantzas. dentro de la estructura de los diversos niveles dislocados por un desarrollo desigual. la razón básica que ofrece para justificar su concepto de los aparatos ideológicos estatales es la siguiente: . Así. en su mayor parte.. "The Problems . Pero alguno se sentirá inclinado a cuestionar lo segundo y me preguntará con qué derecho considero como aparatos ideológicos estatales instituciones que. por reductio ad absiirdum. por tanto. y ha tratado de defender dicho término. tendiente a la cohesión de la formación social. .^' Pero. no poseen status público. PoUtical Power . en segundo lugar. Hay aquí una transposición sutil que va de definir al Estado como la instancia que constituye el factor de la cuestión entre los niveles de una formación social. Gramsci anticipó ya esta objeción en una frase. a este nivel. 8687. Los aparatos ideológicos estatales FINALMENTE. la lista de Poulantzas sería breve: el reformismo de los sindicatos y los líderes socialdemócratas constituye un factor de cohesión y.

como en la formulación inicial de Poulantzas. Londres. (N. El inconveniente es. para que éstos se consideren como pertenecientes al Estado. aunque ubicado correctamente. 137-38. El Estado ha de ser simplemente una cualidad que impregna todos los niveles de la formación social.) 20 Louis Althusser. sin duda. Las instituciones privadas pueden "funcionar" perfectamente bien como aparatos ideológicos estatales . el problema persiste. El meollo de ese método es una clase de abstracción que conduce a un formalismo creciente.. 1971. sino de acuerdo con el uso corriente de la palabra. . Carece de importancia si las instituciones en que se realizan son "publicas" o "privadas". como una estructura objetiva). p. el poder de clase externo al poder estataP. . 21 Op. por el contrario. El dominio del Estado se escapa a esta distinción.toridad". que empleamos la expresión "formalismo" no en el sentido epistemológico usual. vinculado al método deductivo. No se trata de establecer si las instituciones son públicas o privadas —aunque sobre este punto Althusser tiene toda la razón—. Creo que tal crítica es aceptada en buen grado y se revela. no es ni público ni privado. R. Así. puesto que este último se halla "sobre la ley". En tal caso. Dejemos en claro. pp. . por el dominio de categorías descriptivas en el sistema teórico de Poulantzas. creo. entre otras cosas. ¿Qué es. Lo que importa es cómo funcionan. 139. sin embargo. que el problema. sino que lo importante es el hecho de que. hay un concepto de Estado que no considera a éste como institución (esto es. por el contrario. cit. en efecto. do aquello que sirve para mantener la cohesión de la formación social constituye parte del Estado. Lo mismo cabe decir desde el punto de partida de los aparatos ideológicos estatales. no podemos hablar del Estado como instancia. a resultas del cual la substancia teórica se disuelve en un sistema de antinomias verbales. ello se debe a que Althusser acepta un concepto de Estado idéntico al de Poulantzas: ío* El subrayado es de Althusser. Sin embargo. ¿Abstraccionismo estructuralista? DEBEMOS pasar ahora a la segunda de las caracterizaciones que Miliband hace del enfoque teórico de Poulantzas: el abstraccionismo estructuralista.*^' Si basta la afirmación correcta de que una clase no puede mantenerse por largo tiempo en el poder sin a la vez controlar los aparatos ideológicos. Hasta donde sé. . siguiendo esta línea de razonamientos. que es el Estado de la clase rectora. presenciamos la disolución de la noción de Estado como una estructura objetiva. no ha quedado resuelto. por principio de cuentas. ninguna clase puede mantener durante largo tiempo el poder estatal sin ejercer a la vez su hegemonía sobre y en los aparatos ideológicos estatales . .. el Estado. Lenin and Philosophy and Other Essays. que la distinción establecida por Miliband entre poder de clase y poder estatal es enteramente apropiada y coloca el problema en su verdadera ubicación. implícito en el concepto de "aparatos ideológicos estatales".-" Sin embargo. Althusser afirma que: . A medida que la substancia teórica de un concepto tiende a 216 . es la preocupación de toda distinción entre público y privado. New Left Books. ¿Y cuál es la especificidad de éste último? Estas dos cuestiones quedan abiertas. que significa predominio creciente de la forma sobre el contenido.

y no debido a. dentro de una formación social.. Pero. Uno nos lo da el propio Miliband. Una estructura conceptual donde los valores simbólicos de los términos predominen sobre su estructura teórica la denominamos "formalismo". ". En el caso de Poulantzas. Regresando a Poutlanzas. La taxonomía y el formalismo son aspectos complementarios de la misma actitud teórica. se refleja en los otros 217 . con Poulantzas. sino como parte de un sistema. (b) Una relación puramente descriptiva de la proximidad que existe entre los diferentes conceptos.diluirse. Se pueden mencionar varios ejemplos de la actitud teórica formalista de Poulantzas. su actitud al enfrentarse a una realidad compleja es reaccionar con furia taxonómica. necesariamente. para Poulantzas. y su taxonomía se sitúa a un nivel de abstracción tan alto —sin estar siempre justificado— que las funciones simbólicas de los conceptos tienden necesariamente a predominar. la función teórica de los conceptos se inclina a disminuir. A partir de este punto. En este caso. a medida que cada concepto aislado evoca la unidad descriptiva de que forma parte. pero lo que sostengo es que la abstracción. Como se puede ver. que el origen de esa tendencia formalista en el proceso de la abstracción estriba en el hecho de que se estableció contacto entre los elementos iniciales del proceso de análisis de un modo puramente descriptivo.Una clase" (dice Poulantzas). mas tal sistema es una unidad descriptiva y no una estructura lógica. su existencia económica. un sistema deductivo. la abstracción sólo se puede ejercer. las funciones simbólicas de ese concepto dentro del discurso tienden a aumentar. como la practica Poulantzas. dándole por lo mismo un significado exactamente opuesto a lo que de ordinario se entiende en epistemología. Tenemos aquí un proceso de retroalimentación. pertenece a la esencia del formalismo —en el sentido en que empleamos aquí ese término— partir de relaciones puramente descriptivas entre los fenómenos a analizar. En tal caso. Pienso. se convierte en un símbolo de esa unidad. sólo cuando su conexión con las relaciones de la producción.. su método. los peores abusos de ese método se evitan por su aguda sensibilidad a la realidad histórica. como fuerza social. Esto sucede porque ningún concepto ocurre aislado. Y las relaciones entre los diferentes conceptos que constituyen ese sistema pueden ser de dos clases: (a) una relación que entrelaza lógicamente los conceptos unos con otros y que propende a subrayar su naturaleza teórica. es la postulación de relaciones puramente formales entre los objetos de análisis y un empleo creciente de las metáforas. esto es. y si sus análisis —como el del fascismo— son penetrantes y dan qué pensar. ello se ha logrado a pesar de. Sin abstracciones no es posible el conocimiento científico. "se puede considerar como distinta y autónoma. esos símbolos entran en relaciones mutuas y crean a su vez símbolos de esas relaciones. resultando que en las últimas etapas del proceso de la abstracción es imposible establecer el vínculo entre tales elementos. en una dirección formalista. mientras que su función simbólica tiende a aumentar. El modo de salir de ese dilema. donde la función simbólica de los conceptos no representa papel alguno. el concepto en cuestión también forma parte de un sistema. con lo que se pierde todo contacto con el significado original. se ha inclinado hacia el formalismo. mediante el cual la función teórica de los conceptos tiende a quedar subrayada por razón del carácter lógico de las relaciones que los vinculan.

el lugar en el proceso de la producción. esos "efectos pertinentes" pueden ser "inefectivos". . Pero Poulantzas ni siquiera lo indica. "Nicos Poulantzas . La crítica de Poulantzas a este respecto se puede aplicar por igual al empleo que hace del mismo concepto toda la corriente althusseriana. . pp. siguiendo a E. Hay que preguntarse qué es "una presencia específica". como otras tantas estructuras regionales de ese modo . no el formalismo obvio de párrafos como el de arriba. mezcladas. . p. constituye un nuevo elemento que no se puede inferir en el marco típico que esos niveles presentarían sin elementos".. "¿Qué. Así.. especifica un modo de producción. que Lenin critica por considerarla inefectiva". . . 86-87. Sin embargo. .niveles mediante una presencia específica". Esto se puede interpretar en el sentido de que una clase asume una importancia capital cuando produce un impacto mayor en los asuntos. se refleja en otros niveles mediante efectos pertinentes". .. Además. teórica influye en algunos de los conceptos teóricos centrales empleados por Poulantzas.-El concepto de modo de producción SE podrían citar muchos ejemplos. . un impacto decisivo. en determinado momento. . que difícilmente nos ha llevado muy lejos. sino como combinación específica de diversas estructuras y prácticas que. en el siguiente momento. como es el concepto de modo de producción. el hecho de que la estructura del todo esté determinada en última instancia por lo económico no significa que éste siempre mantenga un rol predominante en la estructura. Balibar. Por modo de producción designaremos no lo que de ordinario se señala como lo económico . .". 13-15 218 . sobre los demás niveles. por consiguiente. sino el modo como esta misma actitud =^2 Miliband. una clase sólo se puede considerar como diferenciada y autónoma si ejerce "efectos pertinentes". PoUtical Power. esto es.. . Poulantzas. sino que sólo significa "cierta forma de lucha política. pero lo económico es de hecho predominante sólo mientras atribuya el rol predominante a una instancia o a otra.-^ Ese concepto trata de tomar en cuenta dos factores que al parecer son contradictorios: la primacía del modo de producción en la vida material co'^^ Poulantzas. no significa ausencia de 'efectos pertinentes' a nivel de lucha política". pues nos dice también que: "El predominio de la lucha económica . . La respuesta es que "tal presencia existe cuando la relación con las relaciones de producción. son los 'efectos pertinentes'?" La respuesta es que "designaremos por 'efectos pertinentes' el hecho de que el reflejo del lugar en el proceso de la producción. mientras regule el cambio de predominio que resulte de la descentralización de las instancias . aparecen como otros muchos niveles de instancias. lo que distingue un modo de producción de otro y. esto es. creo que sería más importante que viéramos. . . Por tanto. pues. La unidad constituida por la estructura en predominio implica que cada modo de producción posee un nivel o instancia dominante. asevera: . es la forma particular de articulación que se mantiene en sus niveles: esta articulación la denominaremos desde ahora por el término de matriz de un modo de producción .

sin poder pensarla en su propio concepto. que lo puede resolver con su método característico: la combinación de taxonomía y formalismo. . Al mismo tiempo. pero no hay categorías conceptuales que correspondan a esos nombres. Según Balibar. que aparecen en todos los modos de producción y cuya articulación constituye la especificadad de ese modo.. que no son más que expresiones de las exigencias de la vieja problemática ideológica.^* Frente a ese estado de la situación. algunos de los conceptos empledos por Marx tienen el defecto de estar medio formalizados teóricamente: por un lado continúan siendo prisioneros. Se trata. desaparecerán por completo. Al mismo tiempo. entendiendo por lo primero que lo económico decide qué instancia ha de desempeñar el rol dominante en cada modo de producción. de la anterior problemática ideológica. 1970. política e ideológica. New Left Books. indican la ubicación teórica de una solución. que depende del modo de producción de que se trate. que dentro de la práctica teórica misma. . precisamente respecto de la problemática que hay que desplazar. Los nombres de las relaciones son: "determinación en última instancia por el rol económico" y "dominante". esfuerzo que los despoja de su forma teórica actual. nos encontramos con tres instancias establecidas de un modo puramente descriptivo.mo factor determinante de la vida social. . Balibar dice: . . por el otro. así. ¿Por qué sólo tres? ¿Cuál ha sido el método de su deducción? ¿Existe algún nexo lógico entre ellas? La respuesta es el silencio a las dos primeras preguntas y en sentido negativo a la tercera. A la vez. como sabemos. pero no conceptos teóricos que expliquen la naturaleza de esas realidades. esos conceptos. en parte. para hacerlos teóricamente adecuados a su contenido práctico. 219 . 204-205. se presentarán puntos débiles y abiertos que demandarán la producción -* Balibar. No ha de sorprender que las relaciones entre esos tres caracteres sean formales: son relaciones que tienen nombres. El althusseranismo piensa. A esta altura nos hallamos en el reino de una mitología completa. por el contrario. Pero se trata de metáforas que sólo tienen sentido por analogía con otras metáforas. Reading Capital. Propongo empezar esa labor aquí. Es decir. donde es imposible establecer relaciones lógicas entre los conceptos. sin ser capaces de pensarla teóricamente: . tales nombres son símbolos de objetos reales. en un mundo abstracto de estructuras y niveles. la única relación es su articulación. en Louis Althusser eí al. como esfuerzo explícito de transformar esos conceptos "prácticos" en teóricos de la teoría marxista de la historia. a los que hacen referencia. Empieza identificando tres caracteres básicos: las instancias económica. este texto tiene el status de lo que se denomina conjunto de conceptos prácticos. en otras palabras. indican a dónde debemos ir para plantear de otro modo (y de paso resolver) un nuevo problema que haya surgido dentro de la vieja problemática . pp. también. . y la dificultad en asignar a factores estrictamente económicos un rol directamente determinante en la regulación de procesos históricos diferentes del capitalismo. Tratemos de probar esos asertos de una manera más explícita. no obstante. este texto nos brinda conceptos que todavía dependen de sus formulaciones. Creo. . de un viejo problema.

. incluso en la región explorada por Marx. Balibar emplea la noción de 'coacción extraeconómica' —que Marx también emplea— sin advertir que comporta una noción de "lo económico". . Tales conceptos son diversos en dos sentidos: en primer lugar. Sin embargo. ¿A qué se debe que en los modos de producción no capitalistas. el mercado. . Así.. . El Capital. * El subrayado es de Laclau. Fondo de Cultura Económica.-" 2á Balibar. la coacción tenga que ser extraeconómica? A esta pregunta. W. pues. Hemos de advertir. La aparición del mercado de mano de obra libre es el factor decisivo en la aparición del capitalismo. p. Bajo todas las formas en que el trabajador directo es "poseedor" de los medios de producción y condiciones de trabajo necesarios para la producción de sus propios medios de subsistencia. el trueque de mercancías no puede constituir aún base de relaciones de producción. y se ha quedado a medio camino entre la comprensión teórica y las relaciones puramente descriptivas. Pues es obvio que si la coacción extraeconómica {diferente de la económica) constituye el elemento central en las relaciones de producción y apropiación de la plusvalía.. sólo la coacción extraeconómica. y el productor directo. carencia de libertad personal. c. En los modos de producción anteriores. necesarias relaciones personales de dependencia. y.. carencia de libertad que puede ir desde la servidumbre de la gleba hasta el deber de abonar simplemente un tributo al señor. Citemos el texto de Marx. la relación de propiedad tiene que manifestarse a la par* como relación directa de dominio y de servidumbre. que es incompatible con el primer significado (economía = nivel de producción). 208.) *♦ El subrayado es de Laclau.. que Balibar acepta las nociones de "base económica" o "nivel económico" como sinónimos simples y puros "de nivel de producción". y que harán posible esa producción de nuevos conceptos . 732 (tr. R. (N. en primer lugar. en el que tanto Balibar como Poulantzas basan su análisis: . y en ese sentido no pueden ser "elemento determinante en última instancia". Roces). como un hombre privado de libertad. op. pues. III. . para servimos de la expresión de Balibar. "lo económico" —las relaciones de mercado— se dan también. servidumbre.de nuevos conceptos teóricos. 2. en el sentido estricto de la palabra. XLVII. . en el grado que sea. la esfera de lo económico —en este segundo sentido— es la esfera de las mercancías."'• El proyecto teórico de Balibar es cuestionable.** cualquiera que sea la forma que revista. pero no han penetrado en la esfera de la producción. el concepto de producción y el de "lo económico" no pueden ser sinónimos. México. la respuesta que da Marx es completamente inequívoca: debido a que la fuerza laboral no se ha transformado en mercancía. puesto que al hablar de lo político y lo económico no ha logrado presentarlos como conceptos teóricos. puede arrancar a estos productores el trabajo sobrante para el terrateniente nominal. También fue así para Marx. p. por cuanto que versan sobre niveles diversos de abstracción 220 . por consiguiente. por lo tanto. Lo central en el análisis de Balibar es esta noción de "coacción extraeconómica". En estas condiciones. que Marx emplea dos conceptos diferentes de "lo económico". (N. . Queda del todo claro. cit. Lo que tenemos que criticar es que no lo ha completado del todo. R. y encadenamiento a la tierra como accesorio de ella.) 26 Marx. Son.

Sí. No es una relación simple. 221 . Quiero decir que Balibar —y también Poulantzas— no han sometido la noción de "lo económico" a una crítica teórica rigurosa y.. mientras que para el primero deberíamos emplear el vocablo producción. cualquiera que sea el modo de producción. De esta manera. Balibar asevera: . p. no es una causalidad transitiva. en este segundo sentido. como que "lo económico decide qué nivel es el que tendrá el rol predominante". la proposición básica del materialismo histórico. no es determinante en última instancia entre las primeras. Si. Pero ambos conceptos no difieren sólo con respecto a su nivel de abstracción. en tanto que determina cuál de las instancias de la estructura social ocupa el lugar determinante. en efecto. Por el contrario. hasta que decide. por cuanto que define una de las condiciones de toda sociedad posible. por tanto. . al relacionar un pseudo-objeto del conocimiento. que continuemos empleando el término "lo económico" en el segundo significado. los dos conceptos pertenecen a diversas estructuras teóricas. ser su propio primer ministro y concentrar en sus-manos la condición dual de la determinación en última instancia y en rol dominante. . se debilita el análisis teórico. cuya unidad ha de ser producida por la teoría misma. en El Capital. sino más bien una causalidad estructural. Sugiero. . el político y el ideológico— y no establecer la distinción necesaria entre producción y economía. se refiere sólo a las sociedades que producen mercancías. no han brindado un concepto auténticamente teórico. Al tratar de resolver el problema dentro del marco de la Santa Trinidad de niveles —el económico. sino que han procedido a emplear un concepto descriptivo e intuitivo. por lo tanto. además.-■ Pero tiene que ser una cosa o la otra. 224. "Lo económico". Balibar y Poulantzas no hacen más que un juego formal de metáforas. no es un caso particular —^v. por cuanto que la coac- ción extraeconómica sería la base de las relaciones de producción. donde la ambigüedad de ambas nociones que hemos analizado persiste. sino. tiene que pensar separadamente las condiciones abstractas del proceso laboral y las condiciones abstractas de las mercancías. Por esto. según la cual el modo de producción de la vida material es el que determina los otros casos de la vida social. en cuanto que no están en relación directa el uno con el otro. por el con■•¡7 Balibar. el segundo concepto. sin embargo. no establecería la primacía de "lo económico" en los modos no capitalistas de producción. una differentia specifica— de lo económico en el primer sentido. Por ende. para poder rendir el concepto teórico del "modo capitalista de producción". Marx. sino más bien una relación entre relaciones. . no veo la utilidad de continuar empleando la misma expresión para designar a una y a otra. a la vez que aumentan los significados simbólicos. como un rey que reina pero no gobierna.g. la economía es determinante. Pensar las condiciones teóricas por su unidad.(empleando una vez más la versión de "abstracción" en su sentido hipotéticodeductivo): el primer concepto de "lo económico" (= producción) pertenece a la teoría más general del materialismo histórico. equivale precisamente a pensar la peculiaridad de un modo específico de producción: el capitalista. esos dos conceptos de "lo económico" se encuentran en las obras de Marx. op. al igual que Luis XIV (como hace el sistema capitalista).. cil. Si por economía entendemos la producción de la existencia material.

lo que significa. Y tanto más ocurre. en otras palabras. 223. Deberíamos advertir. R. esto es. y lo que intentamos decir es que.-" Si los distintos modos de producción no contienen elementos homogéneos como "lo económico". un problema artificial creado por la metafísica de las instancias.. cit. Todo el problema proviene. por consiguiente. excepto cuando se ha identificado con las relaciones productivas básicas en la sociedad. aquí Poulantzas confunde el problema. tenemos aquí un nuevo ejemplo de la fusión entre taxonomía y formalismo.und Knechtschafísverhaltnis. No directamente económicas. Es imposible extorsionar el trabajo excedente sin "otro medio" que no sea el de la "presión económica". Este procedimiento se podría justificar en El Capital.trario. Así. que los diferentes modos de producción no combinan sus elementos ni permiten divisiones ni definiciones que los diferencien. es insuficiente porque no define la coacción en sí. la discriminación entre factores económicos y no económicos es una operación artificial que proyecta en el modo anterior de producción un tipo de racionalidad social que existe bajo el capitalismo. como lo "económico". pero es menos adecuada 222 cuando tratamos de profundizar nuestro entendimiento de los diversos modos de la producción. En ese sentido. . Balibar. lo que sucede es que la separación entre lo económico y lo político no se ha comprobado en modos de producción anteriores al capitalismo y. lo "legal" y lo "político". aunque de una manera teórica y ciega .. según creemos. se ha percatado del problema. después de todo. pero incluso para ser totalmente determinado ambos tienen que ser distintos. "lo jurídico" y "lo político". al cabo. del carácter predominantemente descriptivo con que los conceptos tales como "lo económico" han sido incorporados al discurso teórico... . o la di'' Relación amo-esclavo. en la mayoría de los casos.) " Op. mediante símbolos de poco contenido teórico. debiéramos atribuir a la producción un carácter más bien político que económico. destinada sólo a trazar la prehistoria del capitalismo. como la empleara Marx. (N. Un nivel puede ser relativamente autónomo de otro o estar por completo determinado por él. ¿a qué se reduce el esquema de la determinación en última instancia por lo económico. al cabo. podemos concluir que en el modo feudal de producción no se dan las formas transformadas de la base económica sola . no existiría tal distinción. sin Herrschafts . sino la diferencia del tipo de coacción que existe en el capitalismo. sino directa e indisolublemente políticas y económicas.* Incluso antes de haber analizado las "formas transformadas" en sí. sin lugar a dudas.. p. Esta distinción entre lo determinante en última instancia y el rol dominante no parece ser más que una serie de metáforas que tratan de resolver. Adviértase que el problema no está en que los tres niveles se articulen por un modo distinto y que. Historiadores y etnólogos suelen certificar a menudo el descubrimiento de este hecho. puesto que su perspectiva de los modos no capitalistas de producción es marginal. afirma: . con conceptos tales como lo "político" y lo "ideológico". entendemos "economía" en el segundo sentido (producción de mercancías) ésta nunca ha sido detenninante. la noción de "coacción extraeconómica". que no tratamos de un problema referente a la "relativa autonomía" no existente antes del capitalismo. por lo mismo. .

a pesar de sus diferencias hay un elemento en común que nos permite atribuir al momento de la articulación su carácter diferenciador. Sin embargo. como mantiene Balibar. las raíces teóricas de lo que Miliband ha denominado el abstraccionismo estructuralista de Poulantzas. sobre todo lo que parece ser la deficiencia central del enfoque de Poulantzas: su incapacidad para explicar. en función de la diversa articulación de sus elementos? Tiene que ser una cosa o la otra: o bien "lo económico". aunque sólo parcialmente han cumplimentado: eliminar las categorías descriptivas y substituirlas por categorías verdaderamente teóricas. las "formas transformadas" no son directamente económicas. ¿qué le sucede a la diferenciación entre los modos de producción. sino a la par indisolublemente económicas y políticas —con lo que concordamos— se ha de señalar que no ha logrado rendir el concepto teórico de esa indisolubilidad y ha puesto en su lugar un concepto simbólico —"la determinación en última instancia"— que carece de contenido teórico preciso. por ende. o bien. Si. impresionistas o intuitivas. Hay otros muchos aspectos que merecen atención en lo que a esto se refiere. Creo. la ex- presión de conceptos capaces de pensar la especificidad de los otros modos de la producción deberá proceder de la misma forma. Sin embargo. Para entender adecuadamente estas cuestiones. en función de la instancia que ejerce el rol dominante? Principalmente. "lo político" y "lo ideológico" son tan diversos en los distintos modos de producción que sólo los vincule la unidad del nombre —conceptos equívocos. que su importancia difícilmente se puede exagerar. si tal razonamiento es acertado. sería preciso analizar como un todo las contribuciones positivas de Poulantzas al desarrollo del pensamiento político marxista.ferenciación de los modos de producción. o sea. aislando el sistema abstracto de conceptos cuya vinculación pudiera explicar la especificidad del modo de producción de que se trate. ese proceso sólo se puede comprobar mientras el objeto esté teóricamente construido en verdad y mientras no se permita que subsistan categorías descriptivas. La posibilidad de pensar la especificidad de los modos de producción. En las páginas precedentes hemos tratado de mostrar. el proceso del cambio histórico. por las razones dadas al principio de este artículo. depende de si se lleva a su conclusión lógica el cometido que Balibar y Poulantzas se han propuesto. 223 . que sólo se ha propuesto analizar el debate Poulantzas-Miliband. Si Marx pensó la especificidad del modo capitalista de la producción vinculando teóricamente el análisis abstracto del proceso laboral con el análisis abstracto de los procesos de la producción de las mercancías. de manera esquemática. en el sentido aristotélico de la palabra— y entonces no es su articulación lo que diferencia a los modos de producción unos de otros. puesto que resultan ser realidades estrictamente incomporables. contrariamente. puesto que éstas no harían más que reproducir sus ambigüedades en los estadios subsiguientes del análisis. desde una perespectiva teórica. la incumbencia en tales cuestiones se aleja de las metas de este artículo. conduciendo al formalismo. Sólo así es posible acercarnos cognoscitivamente a lo concreto. Es ésta una tarea que considero tanto más urgente cuanto que no estoy de acuerdo con el aserto de Miliband en el sentido de que el libro de Poulantzas "no me parece que coopere mucho al desarrollo de la sociología política marxista".

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful