a16 l País Lima

___El Comercio ___domingo 25 de noviembre del 2012

LIMA MILENARIA. EL COMERCIO EN CAMPAÑA

Cultura:motor de desarrollo, y métodos para encenderlo
Expertos de América Latina y España estuvieron en Lima esta semana para compartir una misma visión: la cultura como un aspecto de la economía y la necesidad de impulsar esta forma de capital.
JAVIER LIZARZABURU

En el salón Nasca del Ministerio de Cultura, estos días no aparecieron figuras sobre el desierto. Lo que se hizo más bien fue ponerles números, cantidades y estadísticas. Todo con el fin de reforzar la idea de que la cultura es un pilar de desarrollo económico y social. Durante cuatro días Lima fue sede del Encuentro Iberoamericano sobre Financiación de la Cultura. Lo que se ha visto en las últimas dos décadas, dijo Juan Martín Fernández, economista y profesor de la Universidad Complutense de Madrid, es un “progresivo reconocimiento de la vinculación entre patrimonio cultural y desarrollo a todos los niveles institucionales”. Y las cifras hablan. En Europa, donde la medición de este factor lleva más años aplicándose, las industrias culturales (ver cuadro) representan entre el 5% y 6% del PBI. En el Perú, si bien el Ministerio de Cultura sostiene que es un 4,5%, no existe una medición continua ni confiable que confirme esa cifra. Considerar el financiamiento de la cultura como un lujo o como algo desvinculado del proceso económico es un debate que en otros lugares ya se dejó atrás. Ana Yáñez, directora de la organización Casas Históricas de España, la entidad que con el Ministerio de Cultura organizó este encuentro, y que fue financiado por Aecid, sostiene que las estadísticas dejaron al descubierto la vitalidad de este sector. “Cultura hoy es igual a riqueza, fuentes de trabajo, un motor de la economía, que va más allá de la identidad”, dice. Y el punto clave, en su opinión, es que el encendido de este motor no es solamente responsabilidad del Estado. “Cultura es una combinación de lo público y lo privado”, asegura. Como todo motor, hay que encenderlo y echarlo a andar para llegar a alguna parte. Existen diferentes mecanismos para hacer esto, tanto desde los presupuestos del Estado como de la participación de las empresas privadas y los individuos. Lo que el cuadro muestra respecto de Europa es el grado de efectividad de los gobiernos para articular distintas formas de participación del capital privado en la cultura. Y los efectos saltan a la vista. MECENAZGO ACTIVO En el caso de América del Sur, sería arriesgado fijarse tan solo en los porcentajes, porque estos

Panorama del financiamiento de la cultura en América y Europa
La medición que se ha venido realizando en varios países sobre el impacto de las industrias culturales, ha demostrado que este sector es uno de los más activos en la economía, y de mayor crecimiento. En España, su contribución al PBI es mayor que la agricultura o el sector de la energía.
INDUSTRIAS CULTURALES (incluidas actividades vinculadas a la propiedad intelectual) Artes Plásticas, escénicas y conciertos. Medios audiovisuales Libros, prensa, cine, televisión, multimedia,otros. Patrimonio Monumentos históricos, monumentos arqueológicos, museos y bibliotecas. Espectáculos

LEY DE MECENAZGO:

“El Perú se está quedando atrás”

IMPACTO ECONÓMICO DE LAS INDUSTRIAS CULTURALES Porcentaje del PBI EN EL MUNDO: 7% 3,5-4% AMÉRICA LATINA 5-6% EUROPA

INVERSIÓN EN CULTURA EN AMÉRICA DEL SUR Gobierno central y sector privado
PORCENTAJE DEL PRESUPUESTO NACIONAL Y LEYES DEL MECENAZGO

3,3%
Canadá

0,10%
Colombia

0,44%
Venezuela
Ambiente político poco favorable para el mecenazgo.

8% 7-8%
EE.UU. Reino Unido

0,35%
Ecuador

Sin ley pero con tradición de aportes privados.

0,27%
Australia

0,23%
Brasil
Ley 8113 o Rouanet. La más exitosa de América Latina (US$2.000 millones).

CRISTIAN ANTOINE *. Faltan acuerdos que faciliten ese flujo.

4,5%
Perú

2,4%

Perú

Ley sin reglamentar.

1,30%
EN EUROPA EL IMPACTO GENERÓ:

Uruguay
Ley 17-930. Empresas dan dinero pero no estimuladas por la ley.

Actividades ligadas al patrimonio 335 billones de euros s s) cultural (2002): (8 millones de empleos) La organización de festivales o el programa de Diez veces el valor r Capitalidad Europea de la Cultura: de la inversión Por cada euro empleado en preservación del Hasta 20 euros de retornos etornos Patrimonio Histórico: (vía Consumo Turístico Cultural) En el 2002 Francia modificó su ley de De 150 millones a os mecenazgo y pasó: 683 millones de euros (2011) os En el Reino Unido: 795 millones de euros al año de
on fondo privados (55% son individuos)

0,24%
Argentina

0,27%
Chile
Ley Valdés/1990. El aporte viene aumentando por estímulo fiscal.

Sin ley federal pero algunas provincias lo tienen.

uros En Alemania: 9.600 millones de euros en cultura
es (2010). Son 576 millones de origen privado.
FUENTE: Informe del directorio de Herencia Cultural de la Unión Europea, por Terje Nypan (2004)/ JM Fernández/ Cristian Antoine-Universidad de Santiago / Ministerio de Cultura del Perú / Ana Yáñez

“Cultura hoy es igual a riqueza, fuentes de trabajo, un motor de la economía que va más allá de la identidad”.
ANA YÁÑEZ, Casas Históricas de España

“A formas tradicionales de capital hay que añadirles el natural y el cultural, constituido por el patrimonio de una nación”. FIDEL JARAMILLO, BID

no muestran las enormes diferencias que existen entre los presupuestos de países como Brasil y Uruguay, por ejemplo, o Chile y el Perú. Otro factor diferenciador es la densidad patrimonial. En el Perú, por ejemplo, con más de 10.000 sitios arqueológicos registrados, el Gobierno gasta un porcentaje similar al de Chile, que tiene una fracción de esos sitios. (el próximo domingo veremos en detalle el caso peruano). Por lo que estos datos son solo referenciales. A esto hay que añadir el factor mecenazgo y el de otras formas de participación del capital privado. Un país como Brasil, que aparece en los últimos lugares de la lista, tiene la exitosa ley Rouanet. En ocho años, del 2000 al 2008, este estímulo fiscal permitió que los aportes de las empresas privadas pasaran de unos cien millones de dólares a 2.000 millones de dólares. Igualmente, en una línea economicista, Fidel Jaramillo, representante del BID en el Perú, sostuvo que la visión de las instituciones financieras inter-

nacionales es distinta de la que existía hace unos años. Para él, a las formas tradicionales de capital hay que añadirles “el natural, que son recursos que hoy no se pueden ignorar, y el cultural, constituido básicamente por el patrimonio de una nación”. Desde esta perspectiva, dijo, para el BID es importante invertir en todas esas formas de capital. Y como para probar ese compromiso, indicó que este año su organización creó la División de Industrias Creativas Culturales porque “el capital cultural es hoy uno de los más productivos”. Cristian Antoine, profesor de la Universidad de Santiago de Chile, y experto en el tema de financiamiento de la cultura, ofreció un dato revelador: en el 2007, en América Latina se gastaron 32.000 millones de dólares en artículos de lujo (joyas, yates, arte). Que existan leyes de mecenazgo no implica necesariamente que los ricos del continente se vayan a volcar a apoyar la cultura. Pero, si como dice el dicho popular ‘dinero llama dinero’, sería un buen aliciente.

LIMA MILENARIA

Una propuesta para la capital
Es una campaña que El Comercio lanzó en el mes de noviembre de 2011 para conseguir que se declare a Lima Ciudad Milenaria, a raíz de la nueva información que se dio a conocer sobre la ciudad prehispánica. Este trabajo busca también sensibilizar a autoridades, empresas y público en general sobre el papel del patrimonio desde una visión de desarrollo y ciudadanía. El 12 de enero de este año, la alcaldesa Susana Villarán firmó el decreto que declara Lima Ciudad Milenaria - Ciudad de Culturas. Queda pendiente la ordenanza prometida.
Síguenos en Facebook:
Recuperemos la memoria de Lima Milenaria

“Perú tiene los mismos problemas que la mayoría de países de América Latina, pero también es distinto de la mayoría en cuanto a legislación. Mientras que en los otros países de la región, como Brasil, Argentina, Chile, las iniciativas fiscales para desarrollar la cultura han logrado traducirse en iniciativas legales que se han mantenido en el tiempo, en el caso peruano no ha sucedido así. El Perú no ha logrado resolver esta cuestión y el país se va quedando atrás en cuanto a poder contar con una legislación de mecenazgo. No porque una ley de mecenazgo solucione todos los problemas, pero porque internacionalmente se ha ido generando cierta homogeneidad en el tratamiento jurídico de los temas del financiamiento de la cultura. Existe una poca disposición del Estado a perder parte del control del cien por ciento de los impuestos. Esa actitud se ve en muchos ministerios de Hacienda, pero en general se han logrado establecer los consensos políticos al interior del Estado. Eso en el Perú se ve que no ha sido posible. A veces esta reticencia tiene que ver con abusos cometidos en el pasado. En Chile también hemos tenido empresas que han mal usufructuado de las leyes de donaciones, pero no por eso se va a castigar la posibilidad. Lo que hay que hacer es generar buenos mecanismos de fiscalización. Hay una especie de correlación entre países que les va bien económicamente y el impulso a la cultura, porque ahí donde el Estado pone recursos, por lo general la empresa privada se suma. Pero me parece inexplicable que el Perú, que le está yendo bien en términos económicos, no haya podido generar espacios para producir aún muchos más recursos”.
(*) Cristian Antoine, profesor de la Universidad de Santiago de Chile, especializado en políticas culturales y financiamiento de cultura.

algrano: ANA YÁÑEZ, DIRECTORA DE LA FUNDACIÓN CASAS HISTÓRICAS DE ESPAÑA

“Tenemos la obligación de pasar el patrimonio en las mejores condiciones”
¿Por qué se hizo la reunión en Perú? Porque en el 2010, cuando se crea el Ministerio de Cultura, se aprueba también un sistema de mecenazgo cultural, así que queríamos darle seguimiento y ver cómo se desarrollaba. Pero vemos que el sistema no ha funcionado bien, fundamentalmente por la falta de reglamentación de la ley.

Los ministerios de Economía o Hacienda son siempre muy reacios a relacionarse con el ciudadano. Quizás porque se sienten custodios de una información especial, pero la administración pública está ahí, para servir al ciudadano. ¿Los economistas están en contra de la cultura? No. Yo creo que tiene que ver con el no creer que los incentivos fiscales a la cultura puedan ayudar a que la sociedad se desarrolle. ¿De dónde viene ese desconocimiento? Yo soy abogada, y en toda mi formación jamás me hablaron ni de cultura ni de patrimonio. Imagino que es similar para un economista. En España se ha empezado a

LESLIE SEARLES

dar cursos a jueces para concienciarlos sobre la importancia del patrimonio, porque hubo muchos casos en que fallaban en contra del patrimonio porque no tenían mucha idea. ¿Por qué es importante proteger el patrimonio? Porque esos edificios son una de nuestras señas de identidad, representan nuestro pasado, lo que somos y cómo hemos llegado hasta donde estamos. Pero para un escéptico eso no dice nada… Bueno, entonces lo que hay que hacer es llevar a la gente a ver su patrimonio, a conocerlo. Vivir esta experiencia puede generar vínculos personales muy fuertes.

caba darle importancia, y esa ley era parte de una política para promover cultura. Entiendo que se quedó entrampada en Hacienda. ¿Hubo alguien del Ministerio de Economía en este encuentro? No. No participaron. Igual queríamos contactar con ellos para saber si tenían algo que decir, porque el sistema no ha funcionado muy bien, pero no ha sido posible. ¿Qué piensa de esa reacción? Bueno, en España también pasa.

¿Con qué argumento se convence a los políticos escépticos? Lo más elemental y cierto es que nosotros no somos los dueños del patrimonio. Podemos ser titulares pero somos meros depositarios que tenemos la obligación de pasárselo a las siguientes generaciones en las mejores condiciones. ¿Pero se puede conservar todo? No. No se puede. Hay que elegir. Eso lo tengo claro. Además en países como los vuestros, con tantísimo patrimonio, además de una monumentalidad impresionante, eso es un gran desafío. No creo que haya dinero que alcance para conservar todo. En algún momento tenemos que elegir qué es lo que conservamos.

¿Por qué importaba esa ley? Es que era un momento importante para la cultura en el Perú. Que se hiciera ministerio signifi-

ANA YÁÑEZ. Los estímulos fiscales ayudan al desarrollo.