1

De Cuerpo Presente

Esto que ha dicho en alabanza inmerecida de mi Pilar Pedraza tal vez pueda interpretarse de otra manera: tengo la costumbre de que cuando me mandad hablar de algo, pues lo que hago es que hablo de eso, y esto es una cosa inusitada. Me he dado cuenta de que eso no sucede nunca, sino que lo normal es que la gente cuando se pone a hablar de algo pues se ponga a hablar de la literatura acerca de la cuestión, de la filosofía anterior acerca de la cuestión, de tal forma que se evita cuidadosamente el peligro de llegar nunca a tocar el asunto mismo. Entonces, bueno, pues tal vez esto sí que es una costumbre que pueda reconocer como mía, y cuando bajo este título un poco superferolítico que liga el cuerpo con la posmodernidad se me ha mandado hablar de algo, pues me he decidido a hablar verdaderamente de eso, y el título que le he puesto a la intervención “De cuerpo presente”, como veis, tiene motivaciones: no sólo una, más de una motivación. Lo primero que quiero hacer costar con la claridad que me sea dado es cómo eso del cuerpo, la presencia del cuerpo, es una derivación de la previa aparición del alma, de una u otra manera. De tal forma que sin esta previa aparición del alma, de ninguna manera podría haberse desarrollado una cosa como ‘el cuerpo’, que hoy tanta importancia tiene entre nosotros en la posmodernidad o en la contemporaneidad y que tanta ha tenido a lo largo de toda la historia. La historia en verdad es una cosa bastante corta, a penas tiene 7000 u 8000 años desde que tenemos algún registro escrito, si lo comparamos con todo aquello a lo que los historiadores mismos aluden como ‘prehistoria’, donde esos 7 o 8000 años se pierden casi como en una infinidad, esos por lo menos 500.000 años desde que se habla en este mundo. Al lado de eso la Historia es corta y los escritos que caracterizan a la Historia nos permiten, si queremos, recordarla bastante bien, tener una memoria fresca de cómo es eso de la creación del cuerpo, a consecuencia y por derivación de la creación del Alma. Me voy a limitar a recordároslo con respecto a Homero, que es lo que estos días me traigo más entre manos (estos meses) tratando de rematar una especie de versión rítmica de la Iliada, de nuestro arranque de toda literatura. Pues bien, allí no está el cuerpo ciertamente. Y que coste que Homero ya, dentro de esos 7 o 8000 años es una cosa muy avanzada, es casi ayer: pues todavía no está el cuerpo. Hay palabras que os voy a recordar, que alguno tendría la tentación de traducir así. Hay una palabra como ‘démas’i que quiere decir algo así como “trazo” o la traza de una persona, y hay palabras como ‘chrōs’ii y otras derivadas que quieren decir algo como el color, la color y por tanto la piel, y que muchas veces parece que tenemos, la una como la otra, que traducir por ‘cuerpo’, pero indebidamente, porque no son más que eso. La palabra ‘sōma’iii, que es la que habría de tener más éxito, esa prácticamente no aparece en los poemas homéricos, y desde luego tampoco tiene el sentido del cuerpo humano ni mucho menos. ‘Sōma’ es en todo caso algo parecido a cuerpo o a masa de una cosa cualquiera, viva o no viva, tal como nosotros decimos “cuerpo” hablando de que el papel tiene mucho cuerpo y cosas así. Es esta palabra, por cierto, aquella con la que mucho más tarde los filosofantes hicieron el juego de palabras que seguramente habréis oído alguna vez. Era hacerle jugar con la palabra ‘sēma’, que quiere decir en general ‘signo’, pero en concreto también ‘monumento sepulcral’, ‘estela’, ‘muerto’, cosa que para mi propósito tiene mucho que ver. No es que tengan nada que ver las dos palabras de verdad,

Se le insultaba también llamándola sárx. Fielmente. a grandes trazos. en griego. que empezará como es natural siendo cuerpo en el sentido de cadáver igualmente. el cuerpo se ha hecho presente. en latín). como séma. que se le condenaba. Por tanto. según os iba exponiendo. Hermes conductor-de-almas) y por tanto está claro lo que os quería decir: las primeras almas que aparecen son. a los orígenes. Hay palabras para ‘cadaver’ en Homero: hay nekús y hay nekrós. “el sujeto”. y ya se sabe qué cuerpos. la creación de eso a lo que nosotros llamamos por contraste ‘cuerpo’. De manera que apenas se puede encontrar un lugar mejor para notar la ausencia de esta cosa que nosotros llamamos ‘cuerpo’. y si después queréis que se vuelva en el coloquio sobre alguno de estos pasos. caro-carnis. que surgen por contraste con esas psuchaí. las de los muertos. los Padres cristianos en especial se complacían en hacernos bien patente la evidencia de que ya el cuerpo se había creado y desarrollado y. pero tomado como decía el filosofante. Podía haberlo hecho el profesor Lacan en nuestros días de una manera muy parecida. las “ánimas de difuntos”. con certidumbre. son cuerpos en el sentido al que también la locución que he tomado para mi título alude. Todo ello de una manera sumamente lógica (esta lógica me hubiera gustado tener más tiempo para seguirla paso a paso. evidentemente. entre los Santos Padres de la Iglesia ya había aparecido todo aquello de “el cuerpo” de los vivos. es muy sorprendente encontrar que la Iliada justamente empieza diciendo eso1: “… y a muchas [hablando de la ira de Aquiles] almas valientes de semidioses las mandó al Hades … y a ellos los dejó para presa o cebo de todos los perros y los pájaros” Esto nada más abrirse la Iliada. Esto es un poco difícil de entender porque el curso de la historia ha hecho que para nosotros el alma haya tenido que evolucionar en el sentido de venir a ser “el Yo”. Por supuesto que de Homero para acá la historia ha ido muy deprisa y además en general cada vez más deprisa y ya en el mundo antiguo todos los horrores que hoy voy a someter a crítica ya estaban bastante desarrollados. pero muchas veces eso es lo único que podríamos traducir por ‘cuerpo’ en el sentido en que nosotros lo empleamos: “el campo de batalla estaba cubierto de cuerpos”. al mismo tiempo. para ellos viva y sumamente apreciable que era el espíritu o el alma o como se le quisiera llamar. la salvación eterna. la presencia del cuerpo. 1 . como almas que se van al otro mundo. y. En cambio. “el sujeto”. en definitiva. como si se quisiera hacer costar que es esa la situación (la de la muerte) en que por fin. psychás / psychéiv. pero inventadas justamente como ahí. Está claro que las almas. Entre los romanos y griegos del Imperio. Como si se hubiera renunciado a todas las demás fantasías de los cuerpos vivos y la locución popular reconociera ahí. como dice nuestra gente. por fin. y con estos nombres que inevitablemente recuerdan a la carnicería y al degüello de los animales. de una manera muy curiosa: “De cuerpo presente”. aunque en Homero apenas todavía aparece. están inventadas antes. pero os la tengo que dar así. la espiritualidad. aparecen las almas como algo en principio que se contrapone a lo que nosotros diríamos “la persona”. Son.2 históricamente: es un juego de palabras de los filosofantes. ya desde antes de Homero. ya me lo diréis). ‘carne’ (sárx. como es razón. como tumba para esa cosa. ha aparecido. y son estas almas de muertos que aparecen las que evidentemente van a condicionar. Los cuerpos de los muertos. con esas creaciones de las “ánimas de difuntos”. generalmente concebido como sombrío y subterráneo. A veces en el trance de ir para allá (las conduce Hermés psychopompós. porque entre tanto el alma había pasado de ser aquella alma de difuntos a ser el verdadero principio de la vida.

que. el Estado y el Capital. claro. que tienen un alma. y. enormes ventajas para tratarlo. Difícilmente podrían tratar con otra cosa que no fueran cuerpos muertos. algo que está dispuesto a escapársenos y a no podérsele tratar. pues vienen a ser muestras de este proceso de administración de muerte que nos caracteriza. un estatuto jurídico determinado. triste. Fijaos bien que. por decirlo con uno más moderno). para podérsele manejar desde arriba. la jurídica. quiere decir lo mismo: el alma (para decirlo con el nombre viejo. de un cuerpo de cuerpo presente. Se supone que su cuerpo sigue por debajo fluctuando. Es un cuerpo que no es de nadie. Entonces. Uno es en nuestros tiempos mismos (a lo mejor son “la posmodernidad”. un cuerpo vivo es una cosa fugitiva. se manera que a lo mejor estos tiempos que no son tiempo ninguno en los que os estoy hablando son la posmodernidad. Uno se queda. para. mientras va sometiéndose a estos cambios de identidad. justamente al Alma o el Yo o la Persona. denominarlo. desde el momento en que ellas ya tienen una personalidad. huidiza. No es un caso demasiado estraño en la historia de nuestro mundo: el cuerpo ha cambiado de identidad. que al mismo tiempo quiere decir también esas mismas altas regiones en lo público. evidentemente.3 Tenéis que reconocer las enormes ventajas de un cuerpo muerto. os voy a rememorar. la natura prima. la que era secunda y se ha hecho prima. en el “de quién”. sea de alguien. hago con él lo que . y muchas veces a las más ilustradas y revolucionarias proclamar: “soy dueña de mi cuerpo”. Vaya usté a saber). es decir. se ha convertido en la verdadera naturaleza. Profundamente triste. manejar desde arriba. el sexo dominado a lo largo de la Historia. cumpla las condiciones de un verdadero estatuto jurídico. Hay muchos malhechores especialistas en cambiar de nombre. más que perplejo. pero se dicen con tristeza y pesadumbre. que es la jurídica. Yo nunca he sabido qué diablos es eso. fugitivos. la legal. que algunos rigurosos poderes de algunas iglesias de otros tiempos les negaban… pues… ¡pobre cuerpo! Se acabó. que no está sujeto a la ley de la propiedad. que. por tanto. ‘Desde arriba’. inasibles. En nuestros tiempos mismos se oye mucho a las mujeres. De los horrores que comporta la sujeción del cuerpo a la propiedad no voy a daros más que dos recordatorios. si no. o “yo con mi cuerpo hago lo que quiero”. En definitiva es algo sospechoso. La naturaleza segunda. las altas regiones de la espiritualidad. pero que espero que dentro de la rapidez de esto se pueda ver cómo están enlazados. todavía pasa. denominar con seriedad. aquello a lo que la prehistoria o el paraíso aluden de diversos modos. esté sujeto a la propiedad. Y lo otro que pudiera haber por debajo. en la mayor parte de los casos. Un cuerpo vivo es sobre todo un cuerpo que no es de nadie (ya he aludido incluso a cómo puede cambiar de nombre). incluso. sospechosos. No tiene por tanto nada que estrañarnos que en esta dialéctica todo el intento sea que los cuerpos vivos. y la mayor parte de los horrores que hoy os voy a sacar a luz. ¿Qué os estoy diciendo? Pues una cosa que en muchos otros sitios comprobamos: que la natura secunda de los escolásticos se ha convertido en la natura prima. pero cuando se dicen con alegría y con tono revolucionario. verdaderamente uno se hunde en la desesperación más profunda. entonces. es decir. Es preciso que el cuerpo. poco de fiar. que se escurre entre los dedos. que incluso puede llegar a la desfachatez de cambiar de nombre: ¿por qué no? Puede cambiarse de identidad. es mío. cuando estas barbaridades se dicen. la legal. ¿Por dónde se agarra eso entonces? He ahí la gran dificultad y el gran peligro. aparentemente muy separados. Se proclama la sujeción de eso que podía quedar vivo. como veréis a lo largo de toda esta exposición. eso ha quedado reducido a un mero pretesto para la verdadera naturaleza dominante. que no tiene. claro. “El yo”. ya que. se parezcan por lo menos todo lo posible a cuerpos “de cuerpo presente”. No hay otra. y llegar a tener una personalidad. a cuerpos muertos. a los hombres. la fundada en la relación de propiedad. no se les ha ocurrido mejor camino que imitar al sexo dominante. a las mujeres.

es una religión que. tosca. es decir. Bueno. con ese fundamento jurídico se le hacen al cuerpo. que son marcas de Fulano y de Fulana. siempre el Alma la que llega la primera. Bueno. Esto que se nos vende y que se nos hace sentir como realidad. pero de una manera al mismo tiempo más perfecta y más disimulada. o me parece que debo tener un niño y entonces. Así es como se interioriza la esclavitud y la relación de propiedad en general. que ha decidido que para él. es un caso de lenguaje. Con esto se crea.4 quiero. Esta aparición de la cosa quería relacionarla con el desarrollo de la religión en forma de Ciencia. necesito o quiero. ¿Quién me lo impide? Como el cuerpo es mío. al cuerpo se le hace hacer gimnasia. como todo el mundo sabe. a parir sea como sea en honor del más alto siempre. se podían comprar pues. para su identidad. en dos palabras. pues no creo que deba de insistir mucho para que relacionéis unas . al derecho de propiedad. Gracias a esta pretensión de la ciencia de no ser ningún juego lingüístico. se podía comprar un hombre o una mujer. saber la naturaleza. La enorme cantidad de putadas que con ese pretesto. serían una lista de nunca acabar. digamos. viva. en lo alto. por supuesto. del sometimiento del cuerpo. estas formas toscas han progresado y ya no es necesario que haya esclavos literalmente. del desarrollo que os estoy denunciando. Esto era la forma. o de la más alta. pues a hacer futin y a gimnasia y a batir marcas. pero tosca. por ejemplo. el Alma. es donde teneís que ver la esencia de todo lo que estoy denunciando. Esto era. lo declaro sometido a las potencias. una muestra violenta. No: porque efectivamente hay un señor. de que el cuerpo sea mío. pretende saber la naturaleza.que sometido a las potencias superiores públicas. sino de saber lo que hay detrás. como sabéis por los catecismos. Podéis seguir vosotros con la serie. si eran un hombre fuerte o una mujer hermosa. Se le declara sometido a esto. en que es. Pues esta ciencia. ¡Pobre cuerpo!. histórica ya. evidentemente. pues pa eso está el cuerpo. Por ejemplo. pero la que bate la marca es. puede comprar el cuerpo de otro. marcas particulares. ¿Por qué? No porque tenga el cuerpo en un momento dado ganas de triscar por las praderas. ni de nadar. que es lo mismo. Bueno. Todas las demás putadas que se le hacen al cuerpo fundadas en que es mío serían lista interminable. puedo. en los tiempos de la Comedia Antigua. Antes os he recordado la manera vehemente y encarnizada. saber aquello que está detrás del lenguaje como olvidándose de que ella misma. haya una esclavitud en el sentido literal de que uno. el señor. pero con el desarrollo. Es mío. al Capital y al Estado. hoy la única religión verdadera es la Ciencia. y en este honor de tener un cuerpo. En resumen: no hace falta que. que es lo mismo –os recuerdo. porque cada uno y cada una se encarga de tratar a su cuerpo como una propiedad y por tanto hacerlo su esclavo y hacerle las putadas que acabo de recordaros entre otras miles que os podría seguir recordando. Las demás quedan en un estado de restos. con el mundo. a lo jurídico. Entonces. su desarrollo y su progreso es conveniente hacer gimnasia y también porque por ese procedimiento puede llenar un tiempo vacío que amenaza con tragarlo. la ciencia. Es decir. Utilizando para ello el cuerpo. se costituye la Realidad. sañuda con que los viejos Padres de la Iglesia trataban la aparición del cuerpo: lo ligaban con el demonio. saber lo que hay más allá. No hay diferencia alguna. pues puedo hacerle tener un niño. que se yo. esa cosa problemática. para hacer contraste y ratificar el poder de la verdadera religión que es la Ciencia. ahora que llega el verano. efectivamente. simplemente. Cuando en la antigüedad misma todavía. efectivamente. puedo si me da la gana torrefactarlo en una playa. ni de saltar. a las facultades superiores. Pretende saber lo que hay detrás. sino porque yo. No porque mi cuerpo tenga el pobre a lo mejor ninguna necesidad de natura prima. como se nos recuerda de otros tiempos de la historia. como todas las otras. señora Fulana de Tal. Se le manda … y ¡a tener un niño!. a lo mejor por un equivalente de 140 o 150 millones de pesetas en la antigüedad. el rico. Todos las conocéis más o menos: como el cuerpo es mío.

me va a ocupar también por un momento por la especial relación que tiene con este proceso. a concienciación. sin fin. de algo que al principio o por debajo podía estar libre de ello.5 apariciones. a lo cual ligo el proceso de administración de muerte. como la Ciencia en general pretende saber de la naturaleza (la pobre. la más a ras de tierra de todas. convertida ya en mera realidad). Esta conciencia. luego me lo diréis. si ya otras veces nos la hemos dado. No es otra cosa. no consiste en otra cosa que esto que estoy denunciando todo el rato como sometimiento a idea. vivo. crear una realidad aparentemente cerrada y manejable y por tanto darnos el mismo cambiazo: sustituir algo desconocido. Entre las ciencias. las del tipo de “yo soy dueña de mi cuerpo” con esta pretensión de la Ciencia. por algo conocido. que esto que tratamos y cada vez más y más insaciablemente como enfermedad. la medicina. la contradicción. ser indefinido. por lo tanto. sabido y por tanto sometido. Tenemos muy rápidamente que darnos cuenta o recordar. este saber del propio cuerpo (“propio cuerpo”. Quiero decir la conexión entre las apariciones científicas y las otras en este proceso. Están íntimamente ligadas: saber de la naturaleza quiere decir necesariamente ocultar la infinitud y. no consiste en otra cosa que en la conciencia de eso a lo que llamamos cuerpo. es decir un cuerpo ya sometido a las relaciones de propiedad). Si esto no os queda lo bastante claro. esta conciencia es sin más la enfermedad. . Es decir.

i ii iii iv .