 Ejercicios complementarios

Analiza morfosintácticamente los siguientes textos1:

No me acuerdo de cuándo se plantaron esos árboles. Deben de tener seis u ocho años. Tal vez tengan alguno más. Se han desarrollado mucho, y en primavera se cubren de hojas. Ahora acaban de ser podados por los jardineros municipales.

Guzmán se quedó absorto mirando el mapa. La Mancha... Allí había nacido él. Después de tantos años, sólo recordaba que era un pueblo pequeño y limpio, y que, en la plaza, habían dedicado un monumento, sencillo y noble al Ingenioso Hidalgo.

Buscó en los cajones, registró los armarios, los bolsillos de toda su ropa... No apareció la carta de amor de Román. Era posible que la hubiera perdido. No había duda: había caído en manos de su hermana. La aprovecharía para burlarse de ella, para gastarle pesadas bromas..

El chismoso de Andrés dijo que no iba porque estaba de mal humor, y que se sentía muy cansado; aunque todo ello no eran más que excusas par quedarse a husmear qué hacíamos. ¡El cotilla! . Yo no sabía si echarlo o echarme a reír.

Mi prima Aurora se puso como una fiera al oír aquello. Era una calumnia. Yo me quede de una pieza , pues lo que acababa de decir Juan parecía un agravio incalificable; pero aquello estaba dicho, y la culpa era de Aurora porque se fió de él.

La reunión continuó violenta. Todos los que habían acudido se acusaban de la falta de acuerdo, y los que hablaban lo hacían irritados. Parece que no podían ser de otra manera, que las tensiones habían llegado a su último grado. Lamentable situación.

1

Los textos están extraídos del libro de Lengua Española de COU de F. Lázaro Carreter, Ed. Anaya, y de las pruebas de selectividad de diferentes distritos universitarios

Dejé los libros en casa de los abuelos, ya que tengo que volver está tarde. Cuando les digo que voy a ir a estudiar allí, se ponen contentos, y nunca les parece tarde para que me marche.

Antes los caballeros se batían en duelo si no mediaban disculpas, porque solía estar claro quién había ofendido.

No tardó, pues, en aflojar la cuerda a las manías de las lecturas, hasta llegar a no leer absolutamente nada. Barbarita creía, de buena fuente, que su hijo no leía ya porque había agotado el pozo de la ciencia.

Saben cómo sufrís, cómo mueren vuestros hijos de inanición y falta de asistencia médica, pero se ríen en lujosos salones, al amor de la lumbre, bebiendo vino de vuestras cepas, comiendo el pollo de vuestras granjas, adobando con el aceite de vuestros campos.

Yo tardé unos años en apear el tratamiento y cuando pasé a tutearle, lo hice por orden suya, y porque los acontecimientos así lo requerían, como se verá.

Podríamos decir que los videojuegos figuran como importantes elementos dentro de las últimas creaciones tecnológicas de nuestra era, demostrando el potencial de inventiva y creatividad del hombre contemporáneo.

En la casa donde vivía, estaba también alojado un sargento de artillería que se ofreció a descifrarme lo que decían los papeles que me dieron en la agencia, y en cuanto me habló del precio y de las condiciones de pago se me cayó el alma a los pies cuando calculé que no tenía ni para la mitad.

Por estos campos de la tierra mía, bordados de olivares polvorientos, voy caminando solo, triste, cansado, pensativo y viejo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful