UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR

E NFOQUES
boletín de análisis, opinión e información de las carreras de sociología y de política

Facultad de Jurisprudencia, Ciencias Políticas y Sociales

Octubre / 2012

No. 05

Contenido:
Presentación ............................. 1 Coyuntura Nacional Juego a tres bandas ................... 3
Napoleón Saltos

Crisis electoral y democracia plebiscitaria ............................. 6
Julio Echeverría

Presentación

Sociología y Movimientos Sociales Tierra y poder: a propósito del bloqueo a la Ley de Tierras .... 9
Francisco Hidalgo Flor Floresmilo Simbaña

Consulta previa y democracia ... 11 América Latina en perspectiva Elecciones en Venezuela 2012: la democratización de la democracia en América Latina ... 15
Ricardo Sánchez Cárdenas

Dos lecturas de América Latina en los albores de la constitución del Estado-nación: Mestizaje-otredad.................... 18
Christian Arteaga

E

NFOQUES, llega a su número cinco. Hace 18 meses era únicamente un proyecto, una utopía y

para el recambio presidencial y legislativo, son los escenarios de reflexión de Napoleón Saltos y Julio Echeverría. En la relación analítica de la Sociología con los Movimientos Sociales, Francisco Hidalgo y Floresmilo Simbaña, formulan sus comentarios referentes a la Ley de Tierras y a la Consulta Previa. Una interpretación de los resultados electorales en Venezuela, nos entrega Ricardo Sánchez; mientras Christian Arteaga, hace una relectura de Sarmiento y Martí, para entender las distintas visiones existentes en la formación de América Latina. Seguimos desinformados respecto a la realidad en el Medio Oriente, a pesar del afán mediático occidental por explicar a su manera el

ahora podemos decir que es una realidad dentro y fuera de nuestra unidad académica y de la Universidad Central, pues impresa y digitalmente estamos llegando al público que nos propusimos: intelectuales, académic@s, docentes, estudiantes, egresad@s, autoridades, gremios y la comunidad. El presente número de nuestro Enfoques, que también es suyo, le propone una amplia gama de análisis, criterios, reflexiones, propuestas e informaciones de temas que actualmente debate el Ecuador, América y el mundo. El momento político que vivimos y el proceso electoral en marcha

Coyuntura Internacional Estrategia imperial en el Medio Oriente .................... 22
Rashid Sherif

Referente de las Ciencias Sociales Cuarenta años de “Ecuador pasado y presente” .... 26
Nicanor Jácome

Debate El hiperpresidencialismo ........... 30
Alejandro Carrión Pérez

Neoconstitucionalismo: actores sociales y derechos ....... 33
Iván Narváez

Universidad y Comunidad Enlace ciudadano: espacio de construcción de masculinidad .... 35
María Paula Granda

Sociología en Movimiento En Sociología por convicción Críticas a proceso de selección de la SENESCYT ....... 38
Fernando García

Eventos.................................. 42
Seminario Internacional Inauguración de Semestre

Agenda en perspectiva ............ 43
Seminario Agustín Cueva 20 años después Seminario Movimientos Sociales Revista Ciencias Sociales 34

Cultura y Ciencias Sociales El “Conejo” Fernando Velasco Abad de película .................... 44
Pocho Álvarez W.

conflicto. Esta situación que supera lo coyuntural, es abordada por el catedrático, Rashid Sherif. Los pueblos, las sociedades, las ciencias, las artes, la academia, las familias y los intelectuales tienen sus íconos y referentes. Para las Ciencias Sociales “Ecuador pasado y presente”, es un libro que desde 1975 cumple ese rol, como nos lo recuerda Nicanor Jácome. Proponemos un debate referente a dos temas que transitan lo político y lo jurídico. Alejandro Carrión

Pérez, comenta el llamado Hiperpresidencialismo, a propósito de un libro referente al tema, publicado por Daniel Granda. En cambio Iván Narváez, se hace eco del Neoconstitucionalismo. Más adelante en la sección Universidad y Comunidad, María Paula Granda, disecciona sicológica, sociológica y políticamente 3 enlaces ciudadanos, sabatinas o informes presidenciales. Por su parte Fernando García, ensaya un conversatorio con l@s flamantes bachilleres que desde septiembre son parte de Sociología.

También nos cuenta las acciones cumplidas y las venideras. Para cerrar este ENFOQUES 5, le inquietamos al conocido Pocho Álvarez, para que haga la sinopsis y ruede en esta publicación, otra de sus “travesuras” audiovisuales, la película documental El Conejo Velasco. Esperamos que se den tiempo para recorrer todas estas páginas, y de retorno tengamos sus comentarios y sugerencias, porque queremos que ENFOQUES sea un verdadero medio de comunicación. El Editor

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR

DEL ECUADO

R

UNIVERSIDAD

Noviembre / 2011

E NFOQUES
boletín de análisis, opinión e información de la carrera de sociología y política
Pág

Facultad de Jurisprudencia, Ciencias

CENTRAL

Políticas y Sociales

Abril / 2012

No. 02

E NFOQUES
Políticas y Socia les
boletín de anális is, opinión e inform ación de las carrer as de sociología y de política

Facultad de Jurispruden cia, Ciencias

No. 03

Co nte nid o:
Contenid o:
Editorial ............................ 1
Nicanor Jácome

Coyuntura Nacional Democracia electoral .......... 3
Napoleón Saltos

Editorial

Nicanor Jácome

Editorial .......

.....................

El profundo conflicto entre el gobierno y los movimientos sociales ........... 5
Mario Unda

Coyuntura Internacional La crisis capitalista: ¿derrumbe o reestructuración?.............. 9
Julio Echeverría

L

Christian Artega

Memoria histórico y análisis Tanatopolític a excurso interpr y Pedagogía: El Centenario etativo sobre de Eloy Alfaro del asesinato

.1

institucional “Enfoques”, con el objetivo de difundir la opinión de los docentes y estudiantes sobre

a Carrera de Sociología y de Política, en meses anteriores, puso en circulación el Boletín

La Escuela de Sociología de la Universidad Central del Ecuador fue

.....................

fundada el 21 de junio de 1960, adscrita a la Facultad de Jurisprudencia, siendo la primera escuela universitaria de ciencia social en el

Por la liberación de Palestina ..................... 11
Alejandro Moreano

los fenómenos sociales relevantes, nacionales e internacionales. Además, se trata de dar a conocer los

país. Desde el año 1967 se organiza como escuela de “Sociología

Referentes de las Ciencias Sociales Semblanza de Fernando Velasco Abad ..... 13
Raúl Borja

acontecimientos e incidencias de la vida institucional de nuestra unidad académica. Para facilitar la edición periódica del Boletín y con el propósito de que éste sea conocido por un nú-

y Ciencias Políticas”, y funcionó bajo esta denominación hasta el año 2000. A partir de este año, el Consejo Universitario aprobó la

organización curricular de dos carreras: por un lado, Sociología y, por otro, Política. La Escuela de Sociología y de Política se caracteriza por ser una unidad académica universitaria

Cultura y Ciencias Sociales Conocimiento, saberes, mercado y consumo .......... 17
Lcdo. Milton Benítez

mero mayor de personas, al interior y fuera del espacio universitario, se

Dinámica Académica Plan de la Carrera de Sociología ....................... 19
Lcdo. Nicanor Jácome

ha tomado la decisión de realizar su difusión en forma digital. En el conocimiento de que el Boletín,

Sociología en Movimiento Desarrollo Rural y Soberanía Alimentaria ........ 21
Francisco Hidalgo/Fernando García

por la tecnología adoptada para su presentación, tendrá una circulación amplia, conviene destacar,

que intenta desarrollar las ciencias sociales (Sociología y Politología) de manera crítica, procurando que

Publicaciones ................... 24 Estudiantes en acción ......... 26
Fernando García

brevemente, algunos elementos informativos sobre nuestra institución.

el pensamiento que se desarrolla en sus aulas esté cercano a la reflexión de los problemas relevantes

del país y de la Región latinoa-

as carreras de Sociología Debate y portancia de Política históricas en El Neoco de la Unive la realidad rsidad polític un intento nstitucionalismo: de desplazamie Central del a del país. del poder ....... Ecuador, prese nto ................... Daniel Granda ntan 11 a considerac ión de la comu El hiperpresind ni- En los dad universitari encialismo a debate ....... últimos tiemp a y a la socie .................... os, el anális Julio Echever dad polític ría 15 is el número tres o y jurídico de su Boletí del Estado Coyuntura n “Enfo- transf y sus ques”, destin La perspectivaInternacion ormaciones ado a dar de la seguri suramericanaal ha sido interp a conocer dad region reel criterio y Pablo Celi tado a la luz al ......... 19 el pensamient de la corrie o de sus nte teóriEcuador al docentes y ca del Neoc estudiantes, África .......encuentro de onstituciona sobre los lismo, que Rafael Quintero ..................... diversos aspec surgió luego ... 21 tos de la de la Segu vida sonda GueReferentes cial, nacional rra Mundial de Ciencias Socia las e internacion y, en Latino al, que a Bolívar Echeve les américa, suscitan el rría y la contin partir de la del discurs interés y la uidad Constitución reflexión de Iván Carvaj o crítico .............. colomal la academia. .. 24 biana de 1991 y la brasileña Homenaje de 1988. En la El pensamiento sección de de Agustín Cueva y debate del En el prese presente Boletí los populiel análisis de smos actual nte número n, sobre esta Mario Unda es ........... del Boletín, proble27 nos hacem mática, realiz os eco del an sus aport Cultura y aniversario es los Poder mediáCiencias Socia del asesinato profesores del general Daniel Gran Correa nos tico y política (de les cómo Eloy Alfada y Julio Cárol Murillo dio un regalo) ....... ro. En este Echeverría. . 32 sentido, sobre esta maDinámica teria, se incluy La Carrera Académica en los artícu Universidadde Política de la los de Una los profesores Central del de las líneas Ecuador ....... Christian Artea importantes Nicanor Jácome ..................... ga y Boletí del César Albor y Napoleón 36 n radica en Saltos noz, quienes la preocupaci “Vamos con expresan todo” un tribuna ón un punto de por la comp heteronorma l vista sobre rensión de tivo y patriar Estefanía Carrera cal...... 41 la realidad el centenario de este internacional. y Rossi Godoy , Valeria Córdova suceso histór De manera ico, que especial, tuvo especial Sociología nos preocupan trascendenc Fernando García en movimien los procesos to ia e im..................... de integración . 46 de los paíse s del Hez

Eloy Alfaro: cien su crimen sigue años después, impune ....... César Alborno

.3

..... 6

L

Presentació

n

C o n te
Fernand

Presen

........ Coyu .... 1 Conso ntura Nacio lida Und ción y lím nal Dos eva a ites .... El reto ngeliza ........ ciones Napole rno de 3 ón Salt la teo log os Gal arza ía polític Coyu a...7 Geop ntura Julián olítica Latinoa de Am Quito meric érica Latinaana Home .....10 Agus naje Cueva tín Cuev : textos a René Báez funda Entrañ menta as ca el ens ables y les..... rreras des .12 Agustí ayo literar entrañ de So ables y de Francisc n Cueva io de en ciolog Política o Alejan Proaño (*) .... ía ge Ara de la sidad Home dro Mondi ........... ..14 op Unive Centr Alejan naje nec reano r- na olítico de al de Revista dro Mo esario tienen a l Ecua . Dedic Améri Andr Malaidea reano..... como sal la # ........ ca La amos Gran és Artur3 eje tra dor para .....16 informa tivaria ecuato gura del o Roig nsve recon s págin cació pensam ción Alejand riano ocer n, qu ro Mo y latinoa as y comu r- intelectu iento la prod reano merica e lo través al y la niDeba ucció no.... concret prom 21 de la El sum te milita n etida an a ncia vario parad ak kawsay publica de Al coms prod reano François igma del y el ción ejand uctos Houtart , Ag desarr nuevo comu de ro M ollo .... ustín nicac Come drés o.... 23 Cuev ionale Arturo Sexto ntario ENFO a y s. El Roig. Silvia Congr s al pa AnQUES, eso Vega boletín desde un Silvia Ugalde de ALAso medio es un CIP .... Vega Dinám sintetiza a mirada s que o de , .. 25 La aut ica Ac activida recog los el Sexto de géne de acroevaluaci adém la As e nu ro, des, ón con ica Co Nicano editac ociac sueños r Jáco ión.... nes pensam estras na ión La ngreso de me ........ y memo Unive ........ de Ci ientos tinoa 29 meric El pa rsida rias. encia , CI pel apública de lad y comu P, de Política ENFO invest en las universid nidad , ALAPonemo sarrollado QUES Caso igación prácticas ad pa en Q 4, y Chico práctico: rticipa de llega s en uito. Alto.... Pusuqu tiva.... nuestra las re viene al nú ......32 ........ i mero exion s págin cargad Publi nión, ........ es, ........ Revistacacione belga análi o de as ...35 sis, , Franc del académ La rea Cienci s opimena Latina lidad agas Socia ois Ho jes, re propuesta ico rentes s, ho María : el pes raria en les No utart, al Su exión ción. o Belé mak Ka MALAI n Cevalloy la livi Améric.33.37 refeAq e infor andad a DEA s wsay 3...... I.E.E. ....... maartículo uí les ofrec . 38 Socio ........ ENFO em s ........ Fin de logía QUES ......40 en nal de de coyuntu os dos Nueva semestre movim sección 4, inc ra na autor Direct e inic iva est io deiento orpora ía de ciotes M Unive udiant otro... munid ario los do la rsidad il....... 42 Unda ad, cen..43 Salto y
Mario

o Gar ........ cía ....

tación

n id o

:

Prese

L

ntació

n

pasa

dond y N s. Mien Coestud e do iantes tras Jul apoleón informa centes y vincu revist ián Q a po lación rán de uito, r el ac que dad ac la ontec nues adém er la ica ma tra unisocie ntiene dad. con En es ta pr imera

2

Universidad Central del Ecuador

Coyuntura Nacional

• Napoleón Saltos

Juego a tres bandas

En Venezuela se produjo una polarización entre Chávez y Capriles. En Ecuador el juego es a tres bandas: la propuesta de Alianza País, en torno a la revolución ciudadana; los esfuerzos por la recomposición de la derecha neoliberal, con el banquero Guillermo Lasso como Capriles criollo; y lo nuevo viene desde los intentos de la izquierda por construir una unidad programática que permita recuperar el proyecto histórico de cambios frustrados en el régimen actual.

E

n el Estado democrático representativo, las elecciones son una contabilidad de la correlación de fuerzas, un

representa la legitimación de esta corriente ante los ataques del poder norteamericano. Después de 14 años, el mapa geopolítico se ha modificado: se ha reconstituido un eje liderado por Estados Unidos: en torno al TLCAN están Canadá, Estados Unidos y México; en Centro América, están el Gobierno de Honduras, después del golpe contra Zelaya, y Panamá; en América del Sur, están Colombia, Chile, después del triunfo de Piñera, y Paraguay, después del golpe contra Lugo. A nivel global las fuerzas se alinearon ante las elecciones venezolanas: el imperialismo buscó incidir en una derrota de Chávez. Las fuerzas progresistas, de las diversas vertientes, en general, respaldaban un triunfo de Chávez. Los mass media transnacionales proyectaron diversas imágenes: un ambiente de confrontación y violencia, casi de guerra civil; un empate técnico, con el riesgo de un fraude oficial. Empero los hechos y los resultados fueron en otra dirección: elecciones reconocidas

proceso de legitimación del poder y un momento de balance del ejercicio del mismo. Estos procesos ya no se tratan únicamente al interior de cada Estado, sino que en estos tiempos de globalización se convierten en campos de alineamiento de las fuerzas a nivel internacional. El triunfo de Chávez Como señala Agustín Cueva, para entender la política en los Estados periféricos hay que analizar dos procesos: las contradicciones, alineamiento, correlaciones de fuerzas internas; y la ubicación en la cadena imperialista. El triunfo del presidente Chávez en las elecciones del 7 de octubre, puede tener diversas lecturas, interesadas. Desde una visión geopolítica, representa el triunfo de una corriente de gobiernos “progresistas” en América Latina que se inaugura con el primer triunfo electoral de Chávez en 1998. En una lectura en clave antiimperialista

sociología y política

3

como transparentes incluso por la oposición, ausencia de hechos violentos, alta participación –en torno al 81%, a pesar de que el voto no es obligatorio–, utilización eficaz del voto electrónico y resultados oficiales inmediatos. El margen del 11% entre el presidente Chávez (55%) y Capriles (44%), eliminó cualquier intento de desconocimiento por la derecha y, antes bien, el candidato opositor reconoció en seguida la derrota. Existe una segunda línea de análisis. Desde una visión de los procesos internos, la campaña de Chávez se estructuró en torno a los logros y programas sociales, y a la convocatoria a la juventud y a los

sectores populares a defender las conquistas de la Revolución Socialista del Siglo XXI ante el peligro de retorno de los viejos poderes. En cambio, los puntos débiles aparecieron en dos direcciones: la oposición de Capriles insistió sobre el carácter autoritario del régimen y los problemas de seguridad, sobre el alineamiento internacional con el Eje Este-Oeste, y sobre los hechos de corrupción. La crítica de sectores de izquierda, la mayoría de los cuales impulsaron el respaldo a Chávez, se orientó a los límites de los cambios realizados en estos 14 años: el entrampamiento en un modelo primario-extractivista, dependiente del petróleo, sin ca-

pacidad para modificar la matriz productiva y con alta dependencia de las importaciones; y la conformación de nuevos poderes ligados a una burguesía emergente. Las lecturas interesadas El libreto de la derecha se quedó sin piso; ahora intenta reposicionar el tema de la enfermedad del Presidente y las disputas internas. Desde los sectores gubernamentales, en nuestro país, se intenta trasladar los resultados a favor de un triunfo similar del presidente Correa. Hay una diferencia clave. En Venezuela se produjo una polarización

4

Universidad Central del Ecuador

Fuente: Diario “El Comercio”

Coyuntura Nacional

entre Chávez y Capriles. En Ecuador el juego es a tres bandas: la propuesta de Alianza País, en torno a la revolución ciudadana; los esfuerzos por la recomposición de la derecha neoliberal, con el banquero Guillermo Lasso como Capriles criollo; y lo nuevo viene desde los intentos de la izquierda por construir una unidad programática que permita recuperar el proyecto histórico de cambios frustrados en el régimen actual. La presencia de Alberto Acosta puede abrir la necesidad de una disputa programática que supere el juego mercantil de la publicidad y las ofertas populistas.

ticipan otros sujetos, incluidos actores sociales, como base de apoyo. Después de una fase garantista, en torno a la Constituyente y la Constitución, el régimen ha ido girando sus posiciones hacia la derecha, sobre todo después de los acontecimientos del 30-S: segurización de la política, el retorno a los transgénicos, etc. Este proyecto ha logrado capitalizar el imaginario de cambio hacia una modernización funcional, combinada con procesos de redistribución orientada al consumo más que a la producción y al empleo. La presencia de puntos de resis-

no del “realismo político”, desde donde toda crítica se torna un juego a la derecha y el imperialismo.

El presidente Correa representa la construcción de una nueva hegemonía en torno a un proyecto de modernización económica y política: un relativo distanciamiento del poder americano y realineamiento al Eje Este-Oeste; un modelo de reprimarización y extractivismo que combina el poder financiero con el capital rentista tradicional (renta de la tierra y de los recursos naturales) y nuevo (renta tecnológica), una especie de bío-banana-republic; un bloque en el poder, liderado por nuevos grupos constituidos a partir de la intermediación entre el Estado y el capital transnacional, sobre todo en las áreas estratégicas (petróleo, telecomunicaciones, obras públicas) y por grupos reciclados de poder, ligados a la importación y el capital rentista; y en el que par-

tencia antisistémica en torno a tres temas centrales: el modelo reprimarizador y extractivista que atenta contra los derechos de la naturaleza, la biodiversidad, la vida y los derechos de los pueblos originarios; la política antilaboral y de criminalización de la lucha social; la disputa de la representación de la izquierda revolucionaria; pueden permitir el surgimiento de una oposición desde la izquierda, que, al mismo tiempo que deslinda campos con el régimen, esté en capacidad de enfrentar el retorno de un modelo neoliberal remozado desde la derecha, con figuras como el banquero Lasso. Un juego a tres bandas que complica la acción y presentación del régimen que buscará crear un escenario polarizado amigo-enemigo, el terre-

sociología y política

5

• Julio Echeverría

Crisis electoral y democracia plebiscitaria
dente Correa. La circunstancia es propicia para un análisis desde la perspectiva de los diseños institucionales de la democracia y la función que en esta tienen los sistemas electorales. El carácter del sistema electoral El sistema electoral es crucial en toda democracia moderna porque absuelve varios imperativos básicos: canaliza la participación política de los ciudadanos, mide los grados de legitimidad o aceptación que tienen los actores políticos para definir el sentido del proceso decisional y, por tanto, la construcción de la política pública. El sistema electoral está diseñado para garantizar la participación política de los ciudadanos; el voto premia y castiga, actúa como mecanismo de selección de los programas más idóneos, de los que mejor definen la construcción decisional. Esta operación de selectividad que se da en el terreno electoral prepara el segundo momento de la El sistema electoral posibilita, además, traducir los niveles de aceptación medibles en la cantidad de votos, en la ocupación de puestos o cargos decisionales, en la distribución de escaños en los cuerpos colegiados o asambleas, o en la elección directa de mandatarios en el caso de los regímenes presidenciales. El sistema electoral en este nivel, pasa de ser filtro que procesa la participación ciudadana, a estructura que condiciona la construcción decisional; es en este campo donde la incidencia del sistema electoral termina por definir la orientación y caracterización del sistema político más amplio, elaboración decisional, que es la discusión y deliberación parlamentaria; allí se precisa ulteriormente el sentido y la direccionalidad de la política pública, activando las funciones de legislación, fiscalización y control. De esa manera se logra que funcione la ecuación participación–decisión. El sistema electoral debería garantizar amplitud de la participación y claridad o univocidad de la decisión política.

Fiel a esta visión antipolítica, que mira con desconfianza a los partidos y al sistema de representación, el régimen termina generando un escenario hostil donde la misma supervivencia del sistema de partidos está amenazada.

L
6

a coyuntura política de este fin del 2012 en Ecuador está caracterizada por la activación del periodo electoral en el que

se juega la reelección del presi-

Universidad Central del Ecuador

Coyuntura Nacional

en particular del sistema de la representación política. El sistema electoral puede ser proporcional o mayoritario, según establezca la modalidad de distribución o repartición de escaños; una distribución de escaños proporcional garantiza la expresión de las minorías, una solución mayoritarista las excluye. En esta dirección, el sistema electoral privilegia u otorga más peso a una de las dos funciones condicionantes en la construcción decisional: la canalización de la participación ciudadana en el primer caso, o la estabilidad y el soporte del proceso decisional, en el segundo. La solución óptima del diseño institucional debería promover un adecuado equilibrio entre estas dos funciones. El reconocimiento de estas características de los sistemas electorales es de importancia central para caracterizar a las democracias modernas, las cuales tienden a ser más electoralistas y plebiscitarias que representativas y deliberantes; las primeras más interesadas en la concentración de poder, las segundas más en su división y distribución. La orientación constitucional y la crisis electoral en el caso ecuatoriano El actual diseño institucional del sistema electoral ecuatoriano se encuentra definido en la Constitución elaborada en Montecristi (Título IV,

c 1 y 6); allí se estipula la configuración de un sistema electoral de carácter mayoritario y altamente selectivo en el acceso de la participación política de los ciudadanos; una orientación que neutraliza y reduce al mínimo la participación de las minorías en el proceso decisional. Esta definición constitucional condiciona a que los partidos o las organizaciones que compiten en la arena electoral sean pensados más como estructuras para blindar y proteger el proceso decisional, que como instituciones que garantizan la participación política de los ciudadanos. La Constitución define techos altos de inscripción y registro de las organizaciones políticas (arts. 109, 110 y 111), regula los procesos de participación interna, mantiene el registro de adherentes y militantes de movimientos y partidos (art. 219), con lo cual delimita, condiciona y vulnera principios básicos como los de la privacidad y la libre voluntad de expresión política.

los rigurosos filtros de ingreso que el sistema prevé para la participación política de los ciudadanos en un contexto donde paradójicamente se exige su participación, bajo la premisa de la obligatoriedad del voto. La normativa electoral vigente, en concordancia con el diseño constitucional, define mecanismos de registro hasta el detalle, en listas de adscripción a los ciudadanos, establece techos altos de registro de muy difícil consecución (1.5% del padrón electoral) y de muy compleja verificación (el Consejo Electoral no cuenta con bases de información que permitan validar la autenticidad de las mismas). De esta manera, el sistema pone serios límites a la garantía de este derecho ciudadano, y entorpece incluso la operacionalizacion del mandato constitucional, que apunta a definir el carácter de las organizaciones políticas, como instancias de control estatal de la participación política El sistema electoral ecuatoriano fue

Esta orientación es congruente con el concepto de gobernabilidad que la Constitución de Montecristi heredó de la Constitución de 1998. Para ambos diseños institucionales, el objetivo es impedir que la ampliación y diversidad de la participación ciudadana se traduzca en dispersión y fragmentación del sistema de partidos, y de esa manera genere condiciones de ingobernabilidad. A ello se deben

rebasado al tratar de cumplir con esta orientación constitucional; a pocos meses de la convocatoria al proceso electoral, se evidenciaron fallos en los mecanismos de validación de firmas de las organizaciones políticas, lo que finalmente dejó afuera a varias que ya habían obtenido su registro electoral. Los altos estándares de inscripción, la prohibición de adherir a más de un partido o movimiento y la cam-

sociología y política

7

paña contra los partidos, derivó en la exclusión de sectores políticos relevantes, profundizando el carácter mayoritarista del sistema de partidos. Fiel a esta visión antipolítica, que mira con desconfianza a los partidos y al sistema de representación, el régimen termina generando un escenario hostil donde la misma supervivencia del sistema de partidos está amenazada. La estrecha vinculación de los funcionarios que integran el Consejo Nacional Electoral con el gobierno del presidente Correa abona hacia la deslegitimación del mismo proceso electoral. Conclusiones La argumentación que hemos desarrollado no solamente apunta a develar las lógicas de control político del proceso electoral del 2013 por parte del régimen, sino que advierte sobre el sentido de fondo que se juega al definir estos mecanismos de control. El análisis de la coyuntura electoral nos permite inferir tendencias mas de fondo que tienen que ver con la caracterización del régimen y del modelo de democracia. El sistema electoral tal cual está diseñado en la Constitución de Montecristi promueve un tipo de democracia delegativa, plebiscitaria, la cual se construye

sobre el debilitamiento de las instituciones centrales de la democracia representativa y deliberativa como son los partidos y la función central que en la democracia tiene la parlamentarización.

alrededor de un grupo limitado de cuadros que está en capacidad de generar elaboraciones programáticas y de construir propuestas en forma deliberativa. El desempeño del sistema electoral

En esta visión, solo caben los partidos de masas, calificados por un amplio número de militantes; llevada a sus últimas consecuencias, la lógica plebiscitaria apunta a reducir el sistema de representaciones y con ello impedir que la diversidad de la conformación social se exprese políticamente; pero la cantidad de partidos no es suficiente para caracterizar a la democracia plebiscitaria, para ello se requiere que estos sean más que espacios donde se ejerce el derecho a la participación, estructuras dependientes del Estado y que cumplan funciones de soporte y legitimación de las decisiones políticas. La obsesión con la necesidad de que los partidos reúnan cientos de miles de firmas para ser reconocidos como tales desconoce que, más allá de la formalidad de su registro, los partidos se legitiman a través de los votos que reciben en la contienda electoral, en un primer momento, y luego, en el debate parlamentario, que es donde se gestan las orientaciones de la política pública. El mito de los partidos de masas desconoce que, aun aquellos con una militancia numerosa, giran

ecuatoriano en este último periodo devela inconsistencias que impiden incluso la configuración de una democracia plebiscitaria tal como lo estipula la Constitución de Montecristi. La democracia plebiscitaria apunta a legitimarse sobre la transparencia e imparcialidad del sistema electoral. Las elecciones, como mecanismo de expresión de la democracia directa, compensan la inexistencia de mecanismos de producción de legitimidad propios de la democracia representativa, como es la vigencia de un sistema de partidos que genere racionalidad deliberativa. La configuración de los sistemas electorales es crucial, porque de ella depende la orientación de sentido, la calidad y la legitimidad en las democracias modernas. Una adecuada configuración del sistema electoral debe garantizar inclusión y transparencia en la canalización de la participación política, en dirección al fortalecimiento de las instituciones de representación: democracia directa y democracia representativa se complementan y no se excluyen.

8

Universidad Central del Ecuador

Sociología y Movimientos Sociales

• Francisco Hidalgo Flor

Así como la declaración presidencial en el sentido de abrir las puertas al uso de los transgénicos en la agricultura ecuatoriana, que favorece especialmente al agronegocio articulado a la producción de maíz duro y soya, cuyo destino final son las cadenas agroindustriales de pollos y cerdos, que también están en manos de dos o tres grupos económicos.

L

Tierra y poder: a propósito del bloqueo a la Ley de Tierras
a apertura de los espacios institucionales para debatir alrededor de una nueva Ley de Tierras, entre el 2008 y En el plano de las políticas públicas y legislación fue decisivo que en la nueva Constitución, al hablar de una estrategia de soberanía alimentaria, se incorporó con decisión el planteamiento de una política de redistribución de la tierra y el agua, en la afirmación de agriculturas campesinas y familiares, a la par que se hablaba de un nuevo régimen de desarrollo que superara el modelo primario exportador. El segundo momento, de clausura de los espacios institucionales a una nueva Ley de Tierras, en el segundo semestre del 2012, cuando la comisión parlamentaria respectiva ha congelado el procesamiento reglamentario y anuncia que lo deja como herencia para la nueva Asamblea. Esto es el resultado de la imposición de una estrategia gubernamental, tanto económica como política, que se distancia de las demandas históricas de los movi-

2012, y a su vez el hecho de que hoy, fines del 2012, esos espacios se encuentran clausurados, por lo menos en las instituciones legislativas, responden a dos momentos políticos, estrategias de desarrollo y correlaciones de fuerza totalmente diferentes, confirmando que el debate sobre legislación de tierras no es solo económico sino fuertemente político.

El primer momento, de apertura a la discusión, fue resultado de un proceso de más de dos décadas, en las cuales los movimientos campesinos e indígenas se afirmaron como sujetos políticos, posicionaron favorablemente demandas no solo reivindicativas sino de transformaciones en el país, y en torno a ellas aglutinaran a sectores sociales del campo y la ciudad.

sociología y política

9

mientos campesinos e indígenas y afirma una orientación de profundizar el modelo primario exportador y de alianza con el agronegocio transnacional y regional. Son decisivos los pronunciamientos y resoluciones del Presidente de la República que declaran como prioritario una estrategia a favor de los agrocombustibles, con ello el incentivo a los cultivos de caña de azúcar para etanol y de palma africana para biodiésel, ambos se caracterizan por sistemas de producción concentradores de la tierra y el agua, que ahora ya están bajo el control oligopólico de tres o cuatro grupos económicos muy poderosos.

Así como la declaración presidencial en el sentido de abrir las puertas al uso de los transgénicos en la agricultura ecuatoriana, que favorece especialmente al agronegocio articulado a la producción de maíz duro y soya, cuyo destino final son las cadenas agroindustriales de pollos y cerdos, que también están en manos de dos o tres grupos económicos. Es la apuesta del poder Ejecutivo, que subordina al Legislativo, a favor de profundizar una vía de desarrollo capitalista concentradora y de desplazamiento campesino, donde es calificada de peligrosa y desestabilizadora una política

de redistribución de la tierra y el agua. El bloqueo legislativo a la Ley de Tierras responde al hecho político de clausurar la estrategia de desarrollo rural endógeno y de soberanía alimentaria. Ahora la pregunta es ¿Cuál va a ser la posición de las organizaciones campesinas e indígenas del país y de las redes de la sociedad civil?, ¿defenderán una línea de soberanía alimentaria y con ello de oposición a los agrocombustibles y apertura a los transgénicos?, o, ¿tendrán una línea de sometimiento y subordinación?

10

Universidad Central del Ecuador

Sociología y Movimientos Sociales

• Floresmilo Simbaña

Consulta previa y democracia
de cuatro proyectos de leyes: de cultura, de agua, de tierras y de comunas. Estos hechos obligan al Estado, principalmente el Gobierno central, el Legislativo y a las organizaciones de los pueblos indígenas, sujetos a ser consultados, a debatir y a tomar una posición política definida. Sin embargo, la consulta previa no es un tema de reciente factura, ya tiene por lo menos catorce años de debate nacional, y teniendo como sus principales contendores al movimiento indígena y el Estado ecuatoriano, independientemente de los gobiernos de turno. Las primeras disputas políticas y teóricas entre estos dos sectores se dieron a partir de las exigencias del movimiento indígena para el reconocimiento del Convenio 169 de la OIT y de los derechos colectivos en la Constitución, ambos en 1998. ¿Pero, por qué entonces no provocó tanto conflicto político como en la coyuntura actual?, ¿acaso la derecha neoliberal era más permeable a este tipo de nuevos derechos y los actuales poderes hegemónicos de la revolución ciudadana son más conservadores El caso Sarayaku se refiere a que dentro del territorio del pueblo que los anteriores?; o, tal vez el conflicto es otro, o dicho de otro modo: ¿no será que dentro de un Estado fuerte, como el que ahora se está construyendo, la consulta previa pone de manera directa en tensión la relación Estado-sociedad? Una cuestión difícil que no tiene una única respuesta. La sentencia de la CIDH contiene tres elementos básicos: la obligatoriedad ineludible del Estado a someter a consulta previa todo proyecto o política pública que involucre a comunas, pueblos y nacionalidades indígenas y sus territorios, su inobservancia implica ilegalidad de dichas acciones ejecutadas; la obligación del Estado de la reparación o indemnización por la afectación causada por la acción inconsulta; y, el reconocimiento de los representantes de los pueblos indígenas y de sus estructuras sociopolíticas y formas normativas internas, en sus condiciones de autoridades y sistemas jurídicos propios, y como tales, forman parte del Estado.

La base jurídica de la consulta previa se encuentra en tres instrumentos: la Constitución del Ecuador, el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de las Naciones Unidas sobre derechos de los pueblos indígenas.

L

a consulta previa es uno de los temas de actualidad y está en debate en la política nacional ecuatoriana a partir

de dos hechos: la sentencia de la CIDH sobre el caso Sarayaku, y la convocatoria realizada por la Asamblea Nacional a la consulta prelegislativa para la aprobación

sociología y política

11

indígena de Sarayaku, una comunidad ubicada en la provincia amazónica de Pastaza, el Estado ecuatoriano concesionó en 1996 el Bloque 23, que afecta un 60% del territorio del pueblo originario kichwa de Sarayaku a favor de la Compañía General de Combustibles (CGC) de Argentina, para que realizara planes de exploración petrolera. Esta empresa entró al territorio de Sarayaku y como parte de su actividad exploratoria colocó explosivos, poniendo en riesgo ambiental, cultural y humano a la comunidad. Ante esta amenaza los afectados inician un proceso de lucha y movilización que involucró acciones judiciales en los juzgados nacionales e internacionales, llegando así a la CIDH, obteniendo finalmente sentencia el 27 de junio del 2012. La comunidad y el movimiento indígena ecuatoriano celebraron la sentencia y fue recibida como un triunfo histórico; de su parte el Gobierno nacional anunció que respetaría y acataría, pero atacó al movimiento indígena, concretamente a la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), argumentando que la sentencia no reconocía la condición “vinculante” de la consulta previa, por lo tanto, según su lectura, esto solo significaba una derrota para la CONAIE. En el otro caso mencionado: las convocatorias a consulta prelegis-

lativa para la Ley de Culturas y la Ley de Aguas, realizadas el 3 de agosto y 14 de septiembre pasados respectivamente, por parte el Presidente de la Asamblea Nacional, tiene dos motivaciones concretas. Por un lado, la exigencia por parte del movimiento indígena el cumplimiento del Convenio 169 de la OIT y de la Constitución que obliga al Estado a la consulta previa antes de la aprobación de una Ley, este reclamo fue más evidente a propósito de la tramitación del proyecto de Ley de Aguas entre el 2009 y 2010, y, por el otro lado, una sentencia emitida por la Corte Constitucional en el juicio interpuesto por parte de la CONAIE contra la Asamblea Nacional, por la aprobación de la Ley de Minas en el 2009, en la parte pertinente la sentencia ordena al Legislativo a que todo proyecto de Ley que involucrare a comunas, pueblos y nacionalidades indígenas, debe contar con consulta previa, pero ante la falta de Ley secundaria sobre este tema, se emite un instructivo provisorio. Dos años después de la sentencia la Asamblea Nacional convocó a consulta prelegislativa. La base jurídica de la consulta previa se encuentra en tres instrumentos: la Constitución del Ecuador, el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de las Naciones Unidas sobre derechos de los pueblos indígenas.

En el Convenio 169 de la OIT encontramos varios de los conceptos básicos, que dan pie a lo que reconoce la Constitución ecuatoriana y la misma Declaratoria de la ONU. En el art. 6 del Convenio se determina que “los gobiernos deberán consultar a los pueblos interesados, mediante procedimientos apropiados y en particular a través de sus instituciones representativas, cada vez que se prevean medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectarles directamente”. Desde su reconocimiento en 1998 hasta el actual gobierno de Rafael Correa, se buscó las maneras de eludir esta norma, incluso dando carácter legal a las “consultas previas” hechas por las empresas privadas, petroleras y mineras, lo cual era ilegal, incluso ilegítimo ya que no eran procesos de consulta, sino, en el mejor de los casos, simples talleres de socialización. En la norma citada encontramos tres conceptos básicos: primero, que los sujetos de la consulta son los gobiernos y los pueblos indígenas, por lo tanto cualquier agente distinto a los señalados que intervenga y realice la consulta es, en el mejor de los casos un acto social, pero no es un hecho jurídico; segundo, los sujetos a ser consultados son los pueblos indígenas, pero para que esto sea jurídico, la consulta debe ser realizada a través de las propias formas orgánicas de ejercicio de autoridad que ellos tengan, que generalmente

12

Universidad Central del Ecuador

Sociología y Movimientos Sociales

En el 2008 la Asamblea de las Naciones Unidas aprobó la Declaratoria sobre derechos de los pueblos indígenas. En cuanto al tema de la Consulta, en su art. 19 dice “Los Estados celebrarán consultas y cooperarán de buena fe con los pueblos indígenas interesados por medio de sus instituciones representativas antes de adoptar y aplicar medidas legislativas y administrativas que los afecten, para obtener su consentimiento libre, previo e informado”. Lo que está son dos: el Consejo de Gobierno o Cabildo y la Asamblea General. Pero este requisito era el más eludido, los casos más recurrentes, cuando el Estado decidía hacer la consulta, lo hacía contratando a ONGs “especialistas en asuntos indígenas” o a universidades para que hagan diagnósticos socioculturales de las zonas concesionadas, que generalmente se hacía, y se sigue haciendo, mediante talleres, y sus resultados se pretende pasar como consulta previa. Más adelante, en el numeral 2 del mismo artículo 6, encontramos la parte medular del derecho a la consulta: “las consultas llevadas a cabo en aplicación de este Convenio deberán efectuarse de buena fe y de una manera apropiada a las circunstancias, con la finalidad de llegar a un acuerdo o lograr el consentimiento acerca de las medidas propuestas”. Lo primero, la consulta no es un acto, es un proLa excusa de las autoridades estatales para no cumplir con la consulta previa fue la falta de ley específica que dé viabilidad a este derecho. El movimiento indígena a través de los diputados de la organización política Pachakutik impulso la aprobación de la Ley de los Pueblos y Nacionalidades Indígenas, donde, entre otras cosas, contemplaba la consulta previa. El Congreso nacional del 2002 aprobó, pero fue el presidente Gustavo Noboa quien lo vetara totalmente, desde entonces hasta ahora, no se ha podido retomar el tema. ceso que implica la socialización, el debate y la toma de decisión libre y autónoma, y lo segundo, que la finalidad de la consulta previa es conseguir un acuerdo o su consentimiento, es decir, la aceptación o no de la realización del proyecto o política pública o de la creación de una nueva norma jurídica que afecte a esos pueblos indígenas. La Constitución vigente, mantiene el derecho a la consulta. Es preciso recordar que la CONAIE, en su proyecto de Constitución presentada a la Asamblea Constituyente de Montecrristi en el 2007, contemplaba la consulta previa como un derecho general, no solo para los pueblos indígenas, pero fue la mayoría de la Asamblea controlada por el partido de gobierno que limito únicamente para los indígenas. Con todo, esta Constitución amplía este derecho en algunos puntos. Así, señala en su art. 57, que los sujetos a ser consultados son: las comunas, comunidades, pueblos y nacionalidades indígenas, de conformidad con la Constitución y con los pactos, convenios, declaraciones y demás instrumenclaro en esta norma internacional es que el objetivo de la consulta es el consentimiento de los consultados. Este es el punto de debate y disputa política en la actualidad.

sociología y política

13

tos internacionales de derechos humanos. En el numeral 7 del artículo en cuestión completa: La consulta previa, libre e informada, dentro de un plazo razonable, sobre planes y programas de prospección, explotación y comercialización de recursos no renovables que se encuentren en sus tierras y que puedan afectarles ambiental o culturalmente; participar en los beneficios que esos proyectos reporten y recibir indemnizaciones por los perjuicios sociales, culturales y ambientales que les causen. La consulta que deban realizar las autoridades competentes será obligatoria y oportuna. Si no se obtuviese el consentimiento de la comunidad consultada, se procederá conforme a la Constitución y la ley; y, cierra la definición de este derecho el numeral 17 que dice: ser consultados antes de la adopción de una medida legislativa que pueda afectar cualquiera de sus derechos colectivos. Una extensión más está en el art. 398: Toda decisión o autorización estatal que pueda afectar al ambiente deberá ser consultada a la comunidad, a la cual se informará amplia y oportunamente. El sujeto consultante será el Estado. La ley regulará la consulta previa, la participación ciudadana, los plazos, el sujeto consultado y los criterios de valoración y de ob-

jeción sobre la actividad sometida a consulta. Si bien, por un lado la Constitución amplia el derecho a la consulta, pero al final relativiza sus efectos, es decir que en caso de aceptación, el Estado acoge dicho pronunciamiento, pero en caso de negativa, “procederá según la propia Constitución y la Ley”. Pero ¿qué dicen estas normas al respecto? La Constitución contempla el concepto de “prioridad nacional” para subordinar cualquier razón social, política o jurídica contraria a la del gobierno o autoridad del Estado; es decir, con un simple acto administrativo de calificar a un proyecto como de prioridad nacional, cualquier razón pierde valor, así no hay consulta previa que valga. Es en este punto donde se encuentra el meollo de la cuestión. Más allá del debate jurídico, la consulta previa pone en tensión la matriz del modelo político capitalista: la democracia, tanto en su vertiente liberal como neoliberal. La burguesía logró la hegemonía, entre otras cosas, ofreciendo democracia, pero esa democracia poco a poco fue significando el poder absoluto del Estado sobre la sociedad. A lo largo de la historia esta relación ha experimen-

tado varias fluctuaciones, unas veces a favor de la sociedad, y en la mayoría de las veces en beneficio del Estado. En épocas neoliberales el Estado renunció a ciertas esferas de control político, pero estas no se trasladaron a la sociedad, sino al mercado, por lo que las tensiones por la democracia no interpelaban al Estado directamente, más bien se reclamaba la “vuelta del Estado”. Es por esto que ciertos instrumentos jurídico-políticos democratizantes, como el derecho a la consulta, no provocaron pronunciados niveles de conflictividad. Pero en los procesos actuales, llamados post neoliberales, el Estado vuelve al centro de la política y de la economía, la sociedad vuelve a ser desplazada a un rol de beneficiario y usuario. Es justo aquí donde el derecho a la consulta tensiona de manera directa esta lógica estatizante. La consulta es, en última instancia, una forma de democracia directa, de ejercicio real de la soberanía de la sociedad sobre el Estado. El actual Gobierno, empeñado en un proceso de reforzamiento absoluto del Estado por sobre la sociedad, ve en la consulta previa una amenaza y por tanto debe ser evitada o, de ser posible, anulada.

14

Universidad Central del Ecuador

América Latina en Perspectiva

• Ricardo Sánchez Cárdenas

Elecciones en Venezuela 2012: la democratización de la democracia en América Latina

La consolidación de un nuevo imaginario social que pone énfasis en la universalización de los derechos sociales y en conceptos como lo “popular” vinculado al de independencia nacional y soberanía regional no es mera casualidad ni simple resultado del carisma de un líder sino de cambios concretos en la estructura social venezolana….

L

a elección del 7 de octubre representa la cuarta victoria de Chávez en una elección presidencial, quién además

tuvo que enfrentar un referendo revocatorio en 20061 entre otros

procesos electorales. En 1998, se convirtió en el primer presidente de la región capaz de captar la mayoría de los votos (56%) con una plataforma abiertamente antineoliberal. Menos de dos años después Chávez logró alrededor del 60% de los votos en elecciones generales llevadas a cabo dentro del marco de la Constitución Bolivariana redactada por una Asamblea Constituyente participativa en 1999, la cual había sido figura central en el plan de gobierno que fue el puntal de su primera elección. Con alrededor del 63% de los votos, Hugo Chávez es reelecto en 2006 para el mandato que concluía este año. Ya para ese entonces el compás político de la región se había
1 Este mecanismo introducido por la Constitución Bolivariana de 1999 consiste en la posibilidad de convocar a un referéndum para revocar el mandato de cualquier representante electo en elección popular que haya cumplido la mitad del período para el que fue elegido y cuente con el apoyo del 20% de electores inscritos en su circunscripción (ver artículo 72). La opción por no revocar el mandato del presidente Chávez ganó con cerca del 60% de los votos válidos el 15 de agosto del 2004.

sociología y política

15

transformado

significativamente.

El “consenso” de Washington empezaba a deshacerse una vez que en la Cumbre de las Américas del 2005 en Mar del Plata –bajo el liderazgo del presidente Chávez y de los ex-presidentes Néstor Kirchner de Argentina y Luís Inácio ‘Lula’ Da Silva de Brasil- se diera por muerto el plan de extender el Tratado de libre comercio de América del Norte (NAFTA) hacia el resto del continente como pretendía el gobierno de George W. Bush. El “giro a la izquierda” electoral en la región se había consolidado con Chávez a la cabeza y el problema estaba en hacer sentido de la diversidad socio-política que tanto estos liderazgos emergentes como sus bases sociales representaban. Es en este contexto que el politólogo mexicano Jorge Castañeda2 populariza la engañosa dicotomía entre una supuestamente “mala” (léase “populista”) y una “buena” (léase “moderna”) izquierda en América Latina. Con 55.15% de los votos válidos Chávez fue reelecto hace pocos días en lo que a primera vista parecería un retroceso en su apoyo electoral. En la narrativa hegemónica de los grandes medios que circuló con fuerza en los días anteriores a la elección , el gobierno
3

fin gracias a su incapacidad de solucionar graves problemas que afectan a los venezolanos como la inseguridad y la corrupción e ineficiencia en la administración pública. Así, nos sugerían que si llegaba a ganar Chávez sería por un margen reducido y no gracias al constante apoyo popular que ha caracterizado su liderazgo, sino más bien el resultado de un clima de intimidación y mecanismos fraudulentos como el abuso de recursos estatales para suprimir los votos de aquellos que clamaban por un cambio. Extraño dictador, diría Eduardo Galeano, que ha triunfado en un número inédito de procesos electorales4 que se han caracterizado por un incremento sostenido en la participación de l@s venezolan@s con edad de votar. En un país donde el voto no es obligatorio5, la elección del pasa4 Galeano, Eduardo. “Chávez Es Un Dictador Rarísimo, Porque Ganó 12 Elecciones Limpias.” 1 Aug. 2011. < http://www.librered.net/?p=9302> 11 Oct. 2012. 5 Vale recordar que en otros países donde el voto no

do 7 de octubre contó con la significativa participación de poco más del 80%. Tomando en cuenta la alta participación con la que contó esta elección tenemos que concluir que el apoyo electoral de Hugo Chávez ha crecido de un 29% de l@s venezolan@s con derecho a voto en 1998 para alcanzar el 43% de este universo en el 2012. Mas allá de las vicisitudes electorales y su análisis cuantitativo, la creciente participación de las grandes mayorías en el proceso político venezolano parece ser parte de un vuelco cualitativo. La oposición liderada por Henrique Capriles Radonsky consiguió el mejor resultado de la última década en una elección presidencial pues supo reconocer el nuevo imaginario social que se ha desarrollado dentro del marco histórico de la
es obligatorio como en los Estados Unidos, la participación electoral en elecciones presidenciales suele oscilar alrededor del 50% de la población en edad para votar.

de Chávez llegaba a su inexorable
2 Castañeda, J. G. “Latin America’s Left Turn.” Foreign Affairs 85 (2006): 28 3 Ver Toer, Mario. “¡Uh, Ah, Chávez No Se Va!” Página|12. 9 Oct. 2012. <http://www.pagina12.com.ar/ diario/elmundo/4-205185-2012-10-09.html> . 11 Oct. 2012.

16

Universidad Central del Ecuador

América Latina en Perspectiva

Revolución Bolivariana. Al intentar posicionarse como la alternativa de la izquierda “responsable”6, la campaña de Capriles tuvo que reconocer que “en la Venezuela del siglo XXI, el que no se disfraza de izquierda no gana”7. La consolidación de un nuevo imaginario social que pone énfasis en la universalización de los derechos sociales y en conceptos como lo “popular” vinculado al de independencia nacional y soberanía regional no es mera casualidad ni simple resultado del carisma de un líder sino de cambios concretos en la estructura social venezolana que mediante programas sociales conocidos como “misiones” –y a pesar de sus falencias- pasó de ser una de las sociedades más desiguales del continente –el más desigual del mundo- a finales del siglo XX a tener hoy por hoy el menor índice de desigualdad en la región según la ONU. Conversando con
6 Haciendo referencia explícita al gobierno de Lula en Brasil, la campaña de Capriles hizo uso de esta dicotomía. Un revés a esta estrategia fue el video presentado en XVIII Foro de São Paulo que contenía un mensaje de Lula para Chávez: “Tu Victoria Será Nuestra Victoria.” Ver video: <http://www.youtube.com/watch ?v=GqBK49eWnkY&feature=youtube_gdata_player> 7 Esa fue la conclusión Jesse Chacón, director de la encuestadora venezolana GIS XXI que estudió las motivaciones de los votantes venezolanos. Ver: http:// www.avn.info.ve/node/137135

la gente en las calles de Caracas el día después de las elecciones queda claro que la masiva votación por Chávez así como la importante cantidad de votos para Capriles no representan ni simple agradecimiento ni simple rechazo a las supuestas tendencias “populistas” del gobernante de turno. Los resultados más bien parecen significar la revalorización de la política democrática venezolana simbolizada tanto en el rechazo a la “antipolítica” expresado por Capriles cuanto en el reconoci8

necesario seguimiento de sus políticas públicas. La victoria del socialismo bolivariano y la reinvención democrática de la oposición venezolana parecen ser signos esperanzadores de una sociedad donde el desafío de democratizar la democracia y el imperativo de inventamos o erramos –que nos legara Simón Rodríguez, el maestro de Simón Bolívar– terminó por virar la balanza por el principio de independencia nacional -vinculado en el discurso bolivariano a la integración y solidaridad regionalque en los últimos años ha tenido resultados más palpables para los venezolanos que el abstracto principio del “progreso” que abanderó la campaña de Capriles.

miento del presidente Chávez de los errores de su gobierno en el
8 Capriles, al aceptar su derrota, les recordó a aquellos que no reconocían el resultado de las elecciones de todo el daño que habían hecho las tácticas antidemocráticas que en el pasado caracterizaron la praxis de la oposición (incluyendo un fallido golpe de Estado en abril del 2002).

sociología y política

17

• Christian Arteaga

Esto deja entrever que Martí es uno de los pensadores que percibió la necesidad de constituir una cultura americana basada en una producción intelectual que dé cuenta de su historia, de sus alcances y sus logros, rompiendo con la tradición de una cultura basada en la exclusión intelectual; y sobre todo que se ha erigido en una práctica consuetudinaria de la violencia simbólica y material.

Dos lecturas de América Latina en los albores de la constitución del Estado-nación: mestizaje y otredad

Introducción

A

mérica Latina se ha concebido históricamente desde varias aristas, creando un palimpses-

to en cuanto su explicación. Por ejemplo, el campo de la literatura sirvió como enclave del proyecto capitalista en ascenso, pues a lo largo del XVI no existió ninguna posibilidad de creación épica en la región, a excepción de La Araucana de Alonso de Ercilla, que será el único intento de describir a América Latina y su posibilidad de justificación y resistencia hacia el conquistador. Posteriormente ingresarán a escena los escritos místicos de Sor Juana Inés de la Cruz y Juan Bautista Aguirre –en nuestro caso–. El siglo XIX detalló el puente de una heteronomía criolla que desanudó los procesos independentistas y su posterior consolidación en las repúblicas nacientes –descontando la debacle del proyecto bolivariano que quedó en planes1.

1 En ese contexto aparecen autores y obras que exponen la conciencia del XIX, por citar un ejemplo, en México a Fernández de Lizardi con Vida y Hechos del famoso caballero Don Catrín de la Fachenda, años después estarán los cubanos José María Heredia en poesía y Cirilo Villaverde con la novela Cecilia Valdez o la loma de El Ángel, Aves sin nido de Florinda Matto de Turner en Perú y De sobremesa de José Asunción Silva, en Colombia

18

Universidad Central del Ecuador

América Latina en Perspectiva

Los casos que estudiaremos en este corto ensayo es Facundo o Civilización y Barbarie de Domingo Faustino Sarmiento y Nuestra América de José Martí, pues estos textos viabilizan a entender a los escritores como poetas civiles y el sendero que encaminaría la lógica del Estado-nación latinoamericano. Hacia una lectura descentrada de Facundo La obra Facundo es decidora para las letras hispanoamericanas en el siglo XIX, no únicamente por su esteticismo literario que dio cuenta de varios géneros en una misma propuesta (transita del ensayo político a la descripción novelesca y biográfica del caudillo: Facundo Quiroga), sino que la obra diseña una serie de cuestionamientos en cuanto a la identidad desde la construcción del criollo , transversa2

la idea de razón, ilustración y sobre todo de intelligentzia mestiza a la cual hay que acceder por vía de la superación de lo barbárico o lo indígena. Si profundizamos más, la obra de Sarmiento no sólo es una crítica al sentido de gobierno y organización de la Argentina del XIX, sino que con sentido performativo, se adscribe al derrotero de hacer lo que se dice, por ejemplo: la eliminación simbólica y fáctica de los indígenas en casi todo el territorio argentino. Problematizando, la obra de Sarmiento enuncia un universo comprendido por las nociones de cultura letrada, de “mestizaje ideal” en analogía al discurso de las clases dominantes, que se ha perfilado como una necesidad para la constitución de un proyecto que: primero, dé cuenta de un sentido hegemónico de la historia, es decir, la visión univoca de una historia nacional. Segundo, no matiza las diferencias, al contrario, las soterra bajo las concepciones de unidad nacional. En ese sentido, el mestizaje ha sido reforzado a contradicción de su propio discurso, como un proyecto que no es nacionalista pues, ayudado por la racionalidad occidental, propone modelos abstractos de gobernabilidad que obnubilan y obstaculizan la posibilidad de cambiar las estructuras. Ya que a provecho de la objetividad disuelven los procesos emancipatorios de características incluyentes.

Igualmente, el mestizaje ideal planteado por Sarmiento no es predeterminado, al contrario, su sentido es otorgado desde la cultura como un cuerpo homogéneo. Es decir, un cuerpo abstracto que tiene estrategias para calar en los imaginarios de los otros, y cuando plantea el acercamiento al Otro, no es más que la proyección de sí mismo, de sus propios deseos, por eso se llega percibir el ataque a lo que se considera bárbaro corporizado en el mundo indígena como lo fantasmático o lo que se encuentra fuera de la ciudad: la pampa. Para concluir sobre este apartado, es importante indicar que el debate entre civilización y barbarie entra en el mismo parangón de la discusión de cultura y naturaleza. En el caso de Facundo, la cultura y civilización la detentan quienes se alejan de manera absoluta de una conciencia americana, andina o propia, si se quiere; en tanto naturaleza y barbarie está inscrita en la incomplitud –sea geográfica o de cosmovisión–, en la corporalidad a la que hay que superar para convertirse en pensamiento. Empero, su contrasentido y paradoja –en la lectura actual– es que si bien se mantiene cierta impronta del debate propuesto por Sarmiento, se lo ha puesto de cabeza y comprendido en su propia negatividad como perturbación de la materia y se convierte en ese algo que se le escapa a la letra. Podría ser el silencio.

lizado por la constitución tardía del Estado-nación y su analogía con el proyecto de una cultura nacional. Así, la idea de nación en Sarmiento pone énfasis en la idea del colonialismo español como destructivo para el orden social, y más bien lo cuestiona a la luz del modelo colonizador anglosajón –de ahí la admiración por los gobiernos ingleses y norteamericanos- lo que posibilita entender por qué la propuesta de civilización está enmarcada en
2 El debate de la conciencia criolla como posibilitadora de la conciencia y praxis latinoamericana concretizada en el barroco se lo puede encontrar en las propuestas de Mabel Moraña, Samir Bechara y Solage Alberro

sociología y política

19

Excurso sobre nuestra América de José Marti El texto referido en el título parte de un presupuesto político y cultural, donde esta última tiene dos esquinas: la primera supone una permanente movilidad, y la segunda erige una necesidad de consolidar una identidad propia mediante la ruptura moderna de naturaleza y cultura. Para José Martí la cultura es comprendida como sentidos adquiridos y el sujeto latinoamericano le imprime una nueva significación al mundo ya que es perfectible de transformación. Así, el poeta cubano es claro al afirmar que en América Latina ha subsistido con mayor fuerza la matriz, más que española, la helénica occidental. Para salir de aquel proyecto, las respuestas se pueden generar desde las manifestaciones culturales de los hombres naturales frente los sectores hegemónicos: y esto sin ninguna guía que lleve una carga ideológica de dominación, por tanto, la marcha americana hacia su emancipación es emprendida por ella misma. Esto deja entrever que Martí es uno de los pensadores que percibió la necesidad de constituir una cultura americana basada en una producción intelectual que dé cuenta de su historia, de sus alcances y sus logros, rompiendo con la tradición de una cultura basada en la exclusión intelectual; y sobre todo que En cuanto al segundo punto propuesto en este documento, planteamos que la lógica martiana construye la idea de mestizaje no como “ideal”, suponiendo éste como un bastimento cultural homogéneo en ascenso. En tales condiciones, el escritor y político cubano critica estos fenómenos de aculturación que ha sufrido Latinoamérica, debido a disputas de poder de las propias Por eso llama a edificar un nuevo mestizaje, un nuevo Estado-nación que dé cabida a todas las particularidades de la región. Lo que sería equivalente a pensar en la cultura (y el mestizaje como parte de ésta) como un camino en permanente transitividad. De ahí que en nuestra América proyecte estase ha erigido en una práctica consuetudinaria de la violencia simbólica y material. clases dominantes donde la resistencia no ha sido suficiente, pues su merma es también dispuesta como un gran proyecto histórico: superar a la naturaleza e imponer la cultura.

20

Universidad Central del Ecuador

América Latina en Perspectiva

blecer un Estado-nación basado en la unidad de los pueblos americanos, y de los hombres mestizos. Esto es muy importante, pues el desafío que propugna Martí no es únicamente en el quehacer de los pueblos frente a una fuerza extranjera, sino de racionalidades. La racionalidad mestiza toma la posta a la racionalidad foránea que ha calado en los letrados oficiales. Supone entonces un nuevo tipo de racionalidad, una original forma de conectar la práctica política con la cultura. Pues advierte en lo político, no la suma de procesos pragmáticos con arreglo a fines, sino como una lúdica agencia de independencia de los pueblos. Para finalizar es cardinal expresar un apéndice martiano relacionado con la categoría del Otro. Esta idea se incluye en el horizonte de constituir un nuevo sujeto desligado de la razón y las máscaras que proceden de las clases dominantes, ya que Martí distingue la posibilidad de crear nuevas interlocuciones y nuevos interlocutores. Estos son los sujetos históricos que no han sido visibilizados, si no como fuerza de trabajo por los sectores dominantes. La incorporación del sujeto -como lo esboza Martípone de cabeza tal perspectiva, pues su derrotero es incluir al otro y a los otros. De ese modo, incluir la otredad es transformar la sociedad rompiendo el campo de lo admisible, pues el sujeto es en cuanto ser

social y el Otro en cuanto lenguaje desde un locus de enunciación que trae lo indecible. Y tal vez ese indecible sea la palabra recuperada. Por tanto, una hermenéutica de transformación tajante. Consideraciones finales Como ha podido columbrarse en este ensayo, si bien es un mínimo acercamiento explicativo a la existencia de América Latina, no es menos cierto que, tales propuestas perduran por cuanto el continente continúa en construcción y disputa. No es gratuito, por ejemplo, –como un epifenómeno de la dicho anteriormente–, el aparecimiento de las vanguardias estéticas y literarias o el propio boom latinoamericano como expresión de un quehacer propio en cuanto al campo de la literatura. Es cardinal anotar que tales autores –Martí y Sarmiento- son entendidos como sujetos históricos que

han planteado modelos y proyectos opuestos. No obstante, fueron los caminos de la autoafirmación de una conciencia latinoamericana sea como gobierno a construir o como literatura a producirse. Lo interesante de estos pensadores es que no autonomizan del papel escritor-político necesario para consolidar los Estados nacientes, a diferencia de Silva en De sobremesa, por ejemplo. Justamente, podemos entender tales manifestaciones como influencia para el posterior desarrollo de América en el siglo XX en lo que a letras se refiere. Lo que se busca dejar sentado con este trabajo es evidenciar cómo nuestro continente fue constituido mediante procesos excluyentes por un lado, y de creación y agenciamiento de la historia, por otro. De ahí que para finalizar expresaría en palabras de Roland Barthes que: no se consigue hablar nunca de lo que se ama.

sociología y política

21

• Rashid Sherif *

22

Es preciso diferenciar el Islam como una fe monoteísta inicialmente basada en la búsqueda de la unidad y la paz con estos anacrónicos islamistas –una vez mercenarios creados y asalariados de los EEUU en Afganistán; vueltos sus enemigos más tarde antes de someterse de nuevo como sus servidores en Libia y Siria.

Estrategia imperial en el Medio Oriente

E

n 2006, durante la campaña presidencial en EEUU, el retirado general Westley Clarck, ex-jefe de

la población chiita del sur por su heroica resistencia que humilló al ejército israelí con su pretensión a ser invicto, cuando fue derrotado en el verano 2006. Intervencionismo de EEUU El intervencionismo militar de los EEUU con una variedad de pretextos para atacar e invadir otros países forma parte de su larga historia imperial. El gran historiador Howard Zinn lo describió minuciosamente con datos imborrables. Los pretextos abundan según las épocas, desde su largo y obsesivo anticomunismo, la seudo promoción de la democracia, el terrorismo, el narcotráfico y últimamente las desgastadas dictaduras impuestas por décadas a favor de sus intereses. La característica fundamental de estos ataques obedece a principios intangibles: deben dirigirse en contra de un objetivo débil, poco o mal armado, previamente aislado y marginalizado en la escena internacional, demonizado, acusado de crímenes contra

la OTAN durante la fragmentación de la ex-Yugoslavia, reveló los secretos preparativos del Pentágono en 1991 para atacar a siete países africanos y del Medio Oriente en cinco años. Todo estaba listo, sólo les faltaba el pretexto y la oportunidad: demasiada casualidad para ser casual, el ataque a las torres gemelas en Nueva York desencadenó a punto la ofensiva militar en serie: primero contra Afganistán, luego Irak, Libia y ahora Siria como parte de aquellos preparativos. La lista contemplaba la invasión a Somalia y Sudán en África, Lebanon e Irán en el Medio Oriente. De paso, se iba a liquidar de una vez al pueblo palestino finalizando el proceso continuo de las expulsiones hacia países vecinos desde hace más de cincuenta años. En cuanto al Lebanon, era preciso para Israel tomar revancha contra el movimiento Hizbollah y
* Militante Tunecino & Internacionalista www.shaahidun.wordpress.com

Universidad Central del Ecuador

Coyuntura Internacional

su propia poblacion, narcotráfico, terrorismo o posesión de armas de destrucción masiva. El ataque preventivo o sorpresivo a ese blanco es preferible, debe ser masivo y relámpago con el menor número de bajas del lado de las fuerzas invasoras en pocos días. El Estado de Israel comparte la misma doctrina militar, como se ha observado en varias oportunidades con sus aventuras bélicas en contra de los países vecinos de la región desde su criminal participación durante la guerra de Suez en 1956. La caída de la ex-Unión Soviética ha permitido a los EEUU pretender a la exclusiva hegemonía mundial, al mundo unipolar en el siglo XXI como “siglo americano”, ligado a su proclamación del “fin de la historia”. De alguna manera, se trata de seguir con la guerra fría de otra forma, esta vez dirigida hacia la nueva potencia económica mundial: China. A la vez, se trata de paso de impedir la resurrección del poder económico y militar de Rusia. ¿Un Nuevo Oriente a la medida? La gran ofensiva bélica de los EEUU y sus aliados occidentales, incluyendo a Turquía (¿sub-imperio regional?) como fuerza de la OTAN, su ofensiva en África y el Medio Oriente para el re-diseño imperial de lo que quieren llamar el “Nuevo Gran Oriente Medio” no es más

que un puente mayor para cerrar el cerco militar alrededor de Rusia y China, ya en marcha. En su fase actual de decadencia, el imperio de los EEUU carece de su otrora potencia económica y financiera, solo le queda la supremacía de las armas más letales del mundo con las cuales precisamente trata de recuperar su dominación económica y financiera a costa de los países del Sur. De cierta forma, a la luz de las derrotas sufridas a manos de los pueblos y la resistencia en Afganistán y Irak, la persistencia de EEUU en aplicar sus planes guerreros trazados en los años 90 denota una desesperación casi suicida. Lo mismo se puede decir de Israel en su afán expansionista en la región, el cual encuentra la determinada resistencia desde hace décadas de los pueblos de Palestina, Lebanon y Siria.

a diario por corifeos de la prensa occidental. Es preciso diferenciar el Islam como una fe monoteísta inicialmente basada en la búsqueda de la unidad y la paz con estos anacrónicos islamistas –una vez mercenarios creados y asalariados de los EEUU en Afganistán; vueltos sus enemigos más tarde antes de someterse de nuevo como sus servidores en Libia y Siria. Su afán de poder y de territorialidad para implantar un sistema seudo-islámico retrógrado pero que sirve los intereses imperiales, los encamina hacia las criminales y abiertas convergencias actuales. Hemos visto como los mercenarios de Al Qaeda se apresuraron por entrar en estas alianzas con tal de garantizar un territorio en Libia, luego al norte de Mali en la espera de mayores recompensas en Siria. En Siria, precisamente, las fuerzas

La estrategia de EEUU y su apéndice en la región, Israel, se ha aprovechado de la muy arcaica división religiosa de países musulmanes, logrando apoyarse en los sunitas contra los chiitas. El Emir de Qatar junto con los autócratas sauditas han sido artífices de estas componendas. Con este propósito, EEUU y fuerzas de la OTAN han tratado de renovar en parte las viejas estructuras de poder dictatorial en África del Norte y Medio Oriente, las que están muy desgastadas, a los que llaman con el eufemismo “islamistas moderados”, término vacío repetido

invasoras occidentales y de Israel por mediación de un conjunto heterogéneo de mercenarios, encuentran una férrea resistencia a la vez que Rusia y China han decidido no incurrir de nuevo en su desastroso papel en Libia. Más de año y medio luego de esta intervención armada con altas pérdidas en vidas de los civiles y gran número de refugiados en países fronterizos, ésta nueva agresión contra un país soberano con complicidad de la ONU y su lamentable secretario general, se encuentra en un callejón sin salida para los invasores.

sociología y política

23

El optimismo beato de los estrategas del Pentágono, pensando realizar sus objetivos de intervención armada impunemente en siete países en solo cinco años, se ha revelado la aventura que muy bien pudiera significar el derrumbe del poder imperial de los EEUU en este

siglo XXI para la salvación de la humanidad en su conjunto. Control de energías fósiles & vías marítimas estratégicas El reciente descubrimiento a lo largo de las costas de Palestina,

Lebanon y Siria de importantes yacimientos de petróleo y gas despertó la codicia de Israel y Turquía junto con las fuerzas imperiales occidentales. De este modo, la intervención armada en Siria se vuelve sobre determinada tanto por objetivos locales en relación con las

24

Universidad Central del Ecuador

Coyuntura Internacional

nuevas fuentes de energías fósiles como por su posición geopolítica, llave de paso hacia Irán (importante productor de petróleo y de gas), país que a su vez representa el puente estratégico para atacar las márgenes vulnerables de Rusia y China en complicidad con las poblaciones locales minoritarias musulmanas sunitas, en rebeldía crónica contra el poder central. Algo así como fue el proceso de desmembramiento de la ex-Yugoslavia; objetivo compartido por los islamistas sunitas en su afán por destruir el Estado-nación a nombre de un vasto territorio sin fronteras abierto a la nueva ofensiva del mercado global neocapitalista. El nuevo diseño imperial cuya finalidad es regenerar su poderío en decadencia, tiende a asegurar el control casi monopólico de lo que queda de las fuentes de energías fósiles en la región medioriental, a la vez asegurar el control de las rutas marítimas desde y hacia las mismas. Alcanzando estos objetivos, EEUU se convertiría en el supremo árbitro de la distribución de estas fuentes de energía vitales tanto para controlar a sus propios aliados europeos y japonés como para la economía de China. Con tal ambición de dominación global, los EEUU fundamentalmente cuentan con su poderío militar, la sumisión de sus aliados europeos y japonés, como el servilismo obli-

gado de sus clientes autocráticos en el Medio Oriente. Además, con sus bases militares localizadas justo en la triple frontera en Suramérica y ahora en Libia, EEUU se han asegurado desde ya el control de las dos mayores reservas de aguas fósiles a nivel mundial. ¿De quién es el futuro? Hasta ahora, al cabo de unos 18 meses de intervención armada con varias olas de mercenarios derrotados y con asesores occidentales e israelíes, la nueva ofensiva de los EEUU en la región del Medio Oriente está atascada sin que los agresores lleguen a vencer la resistencia del pueblo sirio. China y Rusia están presentando esta vez una firme oposición a la ofensiva de la OTAN. Hasta aquí, se ha intentado un plan para crear un amplio bloque sunita pro-imperialista para aislar a los chiitas anti-imperialistas con Irán al frente –bloque proyectado desde Marruecos hasta la frontera turca al norte y el Golfo Pérsico al este. Este bloque sunita orquestado por Washington, ya fracasó en Argelia, encuentra una fuerte resistencia en Túnez, Egipto, Yemen y también en Bahréin con la población chiita lejos de rendirse frente a las tropas regulares de intervención provenientes de Arabia Saudita, a instigación de EEUU; y sobre

todo, repetimos, con la resistencia heroica del pueblo sirio. Por su parte, Irán no deja de sonar la campana de alto peligro para toda la región en caso de intervención militar abierta en Siria como en el caso de Libia. Allí el peligro puede fácilmente trasladarse hasta lo que los EEUU han acostumbrado considerar su traspatio, Sudamérica, donde su voracidad por el petróleo los llevaría a atacar a Venezuela para poder asegurarse la energía suficiente del petróleo para proseguir sus guerras en el Medio Oriente. Lo habían intentado en 2002 con el fallido golpe de Estado contra Chávez a la hora de invadir a Irak. La determinación actual de Irán vale tanto para Siria como para Irán mismo, y más allá para Rusia y China. Hoy el peligro acecha a una buena mitad del mundo amenazado por la ofensiva bélica de EEUU y sus aliados europeos. De allí la necesidad imperiosa de recrear en este siglo el equilibrio de las fuerzas mundiales a partir del crecimiento del BRICS a favor de un mundo pluripolar. En última instancia, como afirmó en su último mensaje radial el presidente Allende, la historia la hacen los pueblos. En su continua lucha de liberación por la independencia y la soberanía nacional, más temprano que tarde, los pueblos unidos tendrán la última palabra.

sociología y política

25

• Nicanor Jácome

Se puede advertir que con su publicación se sistematizó el nuevo pensamiento interpretativo de la realidad ecuatoriana que une el análisis y la teoría con la praxis, donde el cultivo de la ciencia social aparece no como el fin en sí mismo sino ligada a las necesidades del cambio social transformador de nuestra sociedad.

Cuarenta años de “Ecuador pasado y presente”

L

as ciencias sociales en el Ecuador son relativamente jóvenes, su institucionalización remonta apenas a los años

da a la existencia de una literatura comprometida, que responde al denominador común regional. Sin embargo, parecería ser que en el caso de las denominadas “banana republics”, este fenómeno adquiere una especial significación. Echavarría señala que el Ecuador es un caso típico, reflejándose en la novela social “la confusa situación política, económica, y singularmente cultural” de las décadas anteriores a los años 50. Entre algunos nombres, que cultivaron esta forma de producción intelectual, se puede citar al grupo de Guayaquil: Aguilera Malta, Gil Girbert, Gallegos Lara, Alfredo Pareja, así como el caso de la novela “Huasipungo” de Jorge Icaza, que se convirtió en un” símbolo de toda esa generación inconformista empeñada en transformar a América desde sus mismas entrañas”. A esta realidad habría que añadir la producción de lo que en América Latina se dio en llamar la “sociología de los abogados”, esto

60, a través de la creación, inicialmente, de la Escuela de Ciencias Políticas y, posteriormente, de la escuela de Sociología en la Universidad Central. Anteriormente a esta etapa, lo que primaba era el pensamiento social plasmado en las obras literarias, espacio en el que afloraba este tipo de pensamiento, especialmente en la novela social. En relación a esta tendencia del pensamiento social en América Latina, José Medina Echavarría manifiesta que para “los aficionados a la sociología de la cultura, el período de la novela social se equipara en su significación profunda a la que antes pudieron tener los del modernismo, los del romanticismo o los del barroco”. El caso ecuatoriano es relevante respecto de esta tendencia, referi-

26

Universidad Central del Ecuador

Referente de las Ciencias Sociales

es, profesionales del derecho con aficiones sociológicas, que realizaron diferentes reflexiones sobre problemas sociales del país, sin que en este tipo de trabajos se hallen integrados necesariamente la teoría y el método sociológicos. Al respecto, por ejemplo, cabe señalar la presencia, entre otros, de autores como Luis Bossano y Ángel Modesto Paredes, quienes se caracterizan por la preocupación intelectual sobre una serie de problemáticas sociológicas, y cuyos nombres constan entre las diez personas que suscribieron como miembros fundadores, de la Asociación latinoamericana de Sociología -ALAS- en el año 1950, que fue la primera red regional de sociología en el mundo. En el año 1969 aparece un pequeño libro denominado “Dos Mundos Superpuestos: ensayo de diagnóstico de la realidad ecuatoriana”, cuyos autores fueron Oswaldo Hurtado y Joachim Herudek, en el cual se observa una nueva forma de hacer sociología en el país. A diferencia de los trabajos anteriores, basados en el estilo del ensayo, se constata la realización de un trabajo cuya temática es el desarrollo del país, basado en un proceso de investigación empírica, cuyo análisis se basa en la organización de información estadística sobre la situación social del Ecuador, guiado por las categorías de la corriente dualista. Además, esta

elaboración era el resultado de una investigación sostenida, con la participación de un colectivo de investigadores y realizada en el marco institucional de un centro de investigaciones sociales como el INEFOS. En este contexto, en el año 1975, aparece la publicación “Ecuador: pasado y presente”, impulsada por el Instituto de Investigaciones Económicas de la Facultad de Economía de la Universidad Central. Esta obra recoge los trabajos de seis investigadores sociales: Leonardo Mejía, Fernando Velasco, José Moncada, Alejandro Moreano, Agustín Cueva y René Báez. Este trabajo representa un aporte básico e importante a la sociología contemporánea del país, en la medida en que los ensayos incorporados en el libro recuperan la interpretación histórica del desarrollo del Ecuador, a la luz de una nueva visión y uso de la historia, vista la misma como el análisis de procesos que permitan recuperar el contenido del desarrollo ecuatoriano, en el marco de las categorías de las ciencias sociales críticas, con la intencionalidad de buscar las razones de nuestro subdesarrollo, para pensar en medidas de acción para transformar esta situación. Con mucha propiedad se dirá en el prefacio de la obra que este libro representa el “esfuerzo de re-creación de la

lógica de nuestro proceso social fundado en la teoría moderna de la historia”. Se trata de la producción inicial de una nueva forma de presentar la historia. El énfasis radica en identificar los factores sociales que han generado la realidad del subdesarrollo del país, con el ánimo de que una vez realizado el diagnóstico se puedan desarrollar opciones de cambio social, en el contexto de la acción y protagonismo de las clases sociales subalternas de la sociedad. Los ensayos participan del enfoque del pensamiento crítico de las ciencias sociales de América Latina, emparentados con los desarrollos de los trabajos históricos de autores como Carlos Sempat Assadourian, con su visión sobre el sistema colonial latinoamericano; John Murra, en relación con la estructura política Inca y de los pueblos nativos; Sergio Bagú y su visión de la economía de la sociedad colonial. Además, se constata la influencia de la corriente crítica latinoamericana de la teoría de la Dependencia, así como de historiadores latinoamericanos de nuevo tipo como el caso del historiador argentino Jorge Abelardo Ramos. En general, en los trabajos en cuestión se observa la utilización de los datos de la historiografía ecuatoriana de autores tales como

sociología y política

27

los Cronistas de Indias, Aquiles Pérez, Jorge Juan y Antonio de Ulloa, González Suarez, Emilio Estrada, José María Vargas, Efrén Reyes, Pedro Porras, Oswaldo Albornoz, Luis Alberto Carbo. También información de instituciones como la Junta nacional de Planificación, el Banco central, el INEDES. Sin embargo, la información histórica y estadística es integrada en el marco del análisis de las estructuras sociales vigentes o en proceso de cambio, lo que posibilitó superar aquellas visiones que no llegaban más allá que el espacio historiográfico, para, a su vez, encontrar el sentido del proceso de la historia y las consecuencias sociales que se desprenden de su actuación. De manera específica, existe una interesante articulación de los ensayos incluidos en el libro de referencia. Los autores hacen uso de la historia sin que necesariamente sean historiadores. En esto, se reproduce la tendencia latinoamericana de los años 60 e inicios de los 70, según la cual economistas, sociólogos, antropólogos, politólogos, utilizan la información histórica para dar cuenta de los procesos sociales, sin que se propongan realizar estudios exclusivamente historiográficos. En la necesidad de desarrollar una ciencia social de nuevo tipo, recurren a la historia planteándose interrogantes desde el presente a fin de comprenderlo a partir de la reconstrucción del pasado, pero a la luz, de las preguntas del presente y para proyectar el futuro. Este es el contenido de lo que podríamos llamar el nuevo sentido y orientación de la historia, que rompe con el tratamiento tradicional y anecdótico de la misma, que priorizaba el dato en sí mismo, sin mayor proyección en el análisis. Este criterio es el que se observa, como eje articulador en los diferentes ensayos que constan en el libro. El primer ensayo se denomina “La economía de la sociedad ‘primitiva’ ecuatoriana”, cuyo autor es Leonardo Mejía. Se trata de un estudio sobre la realidad social de las poblaciones anteriores a la conquista y colonización española, destacando su estructura econóLos ensayos de los autores abarcan, en la práctica, la consideración de la realidad social del Ecuador, como puede verse a continuación:

28

Universidad Central del Ecuador

Referente de las Ciencias Sociales

mica y la organización social de las mismas. El criterio analítico va más allá de la descripción, para emprender en el intento de explicación de la realidad y desenvolvimiento de estos pueblos. El segundo ensayo “La estructura económica de la Real Audiencia de Quito”, de Fernando Velasco, es una re-consideración de la formación colonial ecuatoriana, en la que se intenta encontrar “las claves históricas que detectan al carácter y las contradicciones del actual sistema productivo”. El objetivo de este esfuerzo investigativo se orienta, según su autor, al proceso de “forja de las armas teóricas que ligadas a una práctica revolucionaria impulsen la construcción del socialismo en Latinoamérica”. Los otros ensayos correspondientes a José Moncada, Alejandro Moreano, Agustín Cueva y René

Báez abarcan el estudio de la realidad sociohistórica del Ecuador en su fase republicana. Dan cuenta del proceso de independencia y la constitución y consolidación de la estructura económica del denominado desarrollo dependiente del país. Este tipo de desarrollo ha experimentado diferentes momentos, al vaivén del desarrollo del capitalismo a nivel internacional y de la acción del imperialismo, factores que han configurado la economía y las luchas de clases en nuestro país. La investigación sobre el proceso socioeconómico y político del país llega hasta mediados de los años 70, dejando planteada la interrogante si el auge petrolero significará la consolidación del capitalismo ecuatoriano, sobre el cual existe una visión pesimista, tanto por el peso del imperialismo y el debilitamiento del gasto del Estado. Se estima que lo que ocurrirá es la “continui-

dad del orden establecido”, con aquellos cambios necesarios para la preservación del statu-quo en su conjunto y el disimulo de “los aspectos más crueles de la dominación interna”. En conclusión, el libro “Ecuador pasado y presente” se constituyó en fuente obligada de consulta para las nuevas generaciones. Se han realizado varias ediciones formales e informales, que dan cuenta de su valía e importancia. En términos generales, las tesis formuladas en los diversos ensayos siguen siendo válidas e iluminan el conocimiento de la realidad sociohistórica del país. Se puede advertir que con su publicación se sistematizó el nuevo pensamiento interpretativo de la realidad ecuatoriana que une el análisis y la teoría con la praxis, donde el cultivo de la ciencia social aparece no como el fin en sí mismo sino ligada a las necesidades del cambio social transformador de nuestra sociedad. Por estas y otras razones, sus contenidos abren el camino a una forma y estilo de hacer ciencia social, bajo cuya tradición e influencia se aspira continuar la enseñanza de la ciencia social en las carreras de Sociología y de Política de la Universidad.

sociología y política

29

A propósito de la publicación del libro “El Hiperpresidencialismo en el Ecuador” del docente, Daniel Granda Arciniega, hemos considerado oportuno provocar un debate sobre el tema. Esta publicación en principio fue una investigación del autor, que presentó como tesis de grado para obtener el título de magister en la Maestría Sociología Política con Mención e Gobernabilidad y Sistemas Institucionales, que ofertaron las carreras de Sociología y de Política de la Universidad Central. Esta tesis convertida en libro, fue presentada al mundo académico y político del país, durante una ceremonia especial el pasado 19 de septiembre.
• Alejandro Carrión Pérez

Enfoques, solicitó al docente de la Carrera de Derecho de la Facultad de Jurisprudencia de la Central, Alejandro Carrión Pérez, un comentario sobre el libro y el tema en mención.

Hiperpresidencialismo

Las observaciones al presidencialismo, carecen de validez científica, pues al argumento de rigidez por el período forzoso del Presidente, está el hecho de que la construcción del futuro de una sociedad demanda de un proyecto político de largo aliento y con gobiernos de seis meses no se prospera. Tampoco con gobiernos eternos que caen en abuso del poder y en corrupción.

L
te

a obra última del Dr. Daniel Granda el sobre HIPERPRESI-

la academia o la milicia. Precisa, el autor de la obra citada, que la Constitución del 2008 consagra un hiperpresidencialismo que se constituye en una seria amenaza a la democracia que ha motivado ya reacciones de orden social. Las aseveraciones señaladas en la obra citada, ameritan reflexión, debate y objetividad en bien del sistema democrático y del desarrollo del país. Empezaré por afirmar que definitivamente el perfil del Estado y su forma de Gobierno, determinan el carácter democrático de los mismos. Para los demócratas el Estado es un medio de la sociedad para alcanzar sus fines y los gobernantes, son los mandatarios de la voluntad popular para instrumentar las políticas y acciones para llegar a los objetivos nacionales y metas de desarrollo. Esto nos hace ver que la sociedad con sus conflictos, tensiones y contradicciones determina un perfil de Estado y una forma de Gobierno que le correspondan, con pertinencia a su realidad y “temperamento nacional”. Sin embargo, hay que tener presente que los gobernantes, son seres humanos –de carne y hueso–, con

DENCIALISMO EN EL ECUADOR, ha reiniciado el debanacional sobre la bondad del presidencialismo y la conveniencia de su alternativa parlamentarismo o semi - parlamentarismo, que ya fuera sugerida en algún momento por el Dr. Julio César Trujillo y desechada en las dos últimas asambleas constituyentes. El autor, sostiene en su obra que los organismos internacionales presionaron por

la “despolitización de la política”, con lo cual el presidencialismo se ha reforzado. Afirma –también–, que el neoliberalismo provocó reacción popular y caída de gobiernos. Que la crisis de la hegemonía, expresada en el colapso de los partidos políticos incentivó los paradigmas “anti política” y “anti partidos” y el aparecimiento de líderes –outsiders–, provenientes desde

30

Universidad Central del Ecuador

tución, marca también el carácter democrático del Estado y del Gobierno. En Montecristi, el anhelo de ruptura, cambio y construcción de una nueva sociedad, se inspiró en el neoconstitucionalismo, que al fin y al cabo, es un grito desesperado de respeto a los derechos humanos y de entrega de instituciones que limiten al poder y protejan al ciudadano del atropello de inteligencia, capacidad, preparación, temperamento y forma propia de ver la vida, que los determina en su estilo gerencial y de liderazgo y les hace tolerantes o no. Las condiciones objetivas de la sociedad, con su temperamento nacional y sus problemas estructurales y coyunturales, moldean también el temperamento del líder y determinan el nivel democrático de la forma de gobierno. La Constitución, expresión del más alto y trascendente “pacto social” que tiene una sociedad, contiene principios, valores y normas que precisan el carácter democrático que debe tener el Gobierno. Las “competencias” que se le otorgan, le fortalecen o le debilitan. Las virtudes del líder, su estilo gerencial y de liderazgo, las potencializan o neutralizan, marcando el matiz democrático del mismo. La escuela de pensamiento constitucional, orientadora de los grupos de poder que expiden la ConstiEn nuestro sistema presidencialista, el titular –Presidente de la República–, es a la vez Jefe de Estado y Jefe de Gobierno y es obvio que esas calidades le dan competencias para intervenir en la Función EjecuLa Constitución de la República del Ecuador –2008–, es el catálogo más amplio de derechos que constitución alguna la haya tenido, sustentado en las garantías establecidas, para hacer respetar y cumplir esos derechos. Sin embargo la parte orgánica de la Constitución, en el momento de limitar y organizar el poder, permite su concentración, como cuando se consagra un Consejo de Participación Ciudadana que conculca los derechos de zapateo, observación y protesta ciudadana y pretende controlar al poder, desde el poder. ese poder, dejando –con ello–, un mensaje histórico claro de que el anhelo del “Buen Vivir”, a través de la paz, el orden y el desarrollo no sería posible sin un Gobierno fuerte, pero jamás totalitario.

tiva y en las demás. El carácter de Estado unitario favorece a ello. En la historia de la humanidad, todo conglomerado social que ha tenido éxito y ha trascendido ha sido porque ha tenido un líder fuerte y con competencias suficientes para gobernar. Obviamente, insistimos, ejecutivo fuerte no es sinónimo de totalitario, despótico ni criminal ni corrupto. En el Ecuador –los presidentes–, históricamente fueron “Rey de Burlas”; al menos en la última etapa democrática los congresos establecían presupuestos del Estado, que constituían camisas de fuerza que maniataban al Presidente y le hacían presa del desborde popular que exigía atención a sus necesidades. Se establecía, como pre - asignación, alrededor de un tercio del presupuesto para el pago de la deuda externa, un tercio para subsidios, cerca de un tercio para gasto operativo del Estado y la mínima diferencia con déficit incluido para ejecutar su programa de gobierno y atender las emergencias y requerimientos que aparecían. Eso no hiperpresidencialismo. La democracia ecuatoriana siempre estuvo determinada por los poderes reales de la sociedad, que doblegaban al poder formal constituido: poder militar, de los grupos económicos pudientes, de la Iglesia y, en los últimos tiempos, de los medios de comunicación.

sociología y política

31

Debate

Por ello los gobiernos eran débiles y caían cada seis meses. Eso no es hiperpresidencialismo. Tampoco, se puede identificar hiperpresidencialismo, con populismo. Por el contrario, la historia nos enseña que los gobiernos populistas han sido débiles. Velasco, populista ilustrado, de sus cinco mandatos, ejerció cinco años efectivos de gobierno y Abdala Bucaram de un período de cuatro años, fueron seis meses los que gobernó, Lucio Gutiérrez de un período de cuatro años, gobernó un año; eso no es hiperpresidencialismo. La historia nacional ha enseñado que los parlamentos han sido los mejores conspiradores después de los cuarteles. El temperamento nacional amigo de la indisciplina, la discordia y poco afín al dialogo social también es fuente de inestabilidad. Las observaciones al presidencialismo, carecen de validez científica, pues al argumento de rigidez por el período forzoso del Presidente, está el hecho de que la construcción del futuro de una sociedad demanda de un proyecto político de largo aliento y con gobiernos de seis meses no se prospera. Tampoco con gobiernos eternos que caen en abuso del poder y en corrupción.

Otro argumento en contra del presidencialismo es el inmovilismo, que engendra gobiernos de minorías y ejecutivos débiles. A lo que hay que replicar que es un mal Régimen de Partidos, que reconoce la presencia de mini minorías el que provoca esta situación. Por lo cual, se debe promover que el desahogo nacional, para legitimar el Congreso se dé con elecciones a medio período presidencial y se mantenga la elección de diputados en segunda vuelta, para lograr gobernabilidad y estabilidad. El fortalecimiento del régimen de partidos es un imperativo, como también la construcción de grandes corrientes ideológicas y políticas que permitan contar con gobiernos definidos y fuertes y con una oposición igualmente fuerte y respetable que hagan posible vivir en democracia, sin temor y con esperanza. El Ecuador, no requiere de gobiernos débiles y timoratos. El poder no es un juego, es una responsabilidad ética e histórica, que hay que afrontarlo con convicción democrática, profundo respeto a los derechos humanos, tolerancia a la opinión ajena constructiva y respetuosa, con instituciones con suficientes competencias para poder cumplir con su misión sin ser neutralizadas por otros órganos del propio Estado, con transparencia y firme y permanente combate a la

corrupción, con dialogo social que permita construir un gran acuerdo nacional para el “Buen Vivir”. Con presidentes que sean estadistas, líderes que miren al futuro y no a la reelección y a los cuales se les désuficientes competencias para materializar su proyecto político, en el marco de los objetivos nacionales que nos comprometen a todos los ecuatorianos. Los experimentos y novelerías, que pretenden introducir en el Ecuador el parlamentarismo o semiparlamentarismo, provocarían únicamente, mayor inestabilidad política y mayores males a la nación. Nuestra sociedad, tiene demasiadas tensiones, pocos recursos y poca afición por el diálogo, lo que amerita un presidencialismo fuerte y democrático. El fortalecimiento de las organizaciones sociales es un imperativo democrático actual, para darles legitimidad, en un momento que han demostrado que cuentan con proyectos concretos y positivos y que ya no requieren de la intermediación del partido político para expresarse y actuar. La fortaleza de las organizaciones sociales, frena a los totalitarios y corruptos y hace que el poder respete a los ciudadanos. El presidencialismo diseñado en la Constitución de la República del Ecuador 2008, es pertinente y debe mantenerse.

32

Universidad Central del Ecuador

• Iván Narváez *

Neoconstitucionalismo: actores sociales y derechos

Debate

independiente de las necesidades económicas y sociales que determinan su existencia; y al mismo tiempo formal, en tanto ha sido creado y aplicado al margen de los imperativos éticos, reglas utilitarias o postulados políticos. Erigido sobre este ordenamiento jurídico el Estado de derecho asume el ejercicio del poder y proclama que su objetivo es garantizar a sus asociados el bien común, la práctica de la dignidad humana y la perfectibilidad de la sociedad civil. Así es como se ha proyectado el Estado de derecho, no obstante detrás de este oropel legal bullen: la injustica, la inequidad, el discrimen, la exclusión, la represión y los abusos del poder. Por otra parte los más débiles y generalmente en circunstancias adversas, han hecho grandes esfuerzos para hacer prevalecer ante los poderes omnímodos los derechos más básicos históricamente conquistados, e igual sacrificio han tenido que realizar para que se instituyan otros derechos políticos, sociales, económicos, culturales, individuales, colectivos, de género; en definitiva, derechos humanos fundamentales que coadyuven al ejercicio de formas más dignas de interrelación y convivencia.

El nuevo paradigma reivindica a los derechos como base del Estado constitucional, y es la Constitución la norma supraordenadora de todo el ordenamiento jurídico impregnado de principios y valores a partir de que la Carta Fundamental es garantista, y el contenido esencial de sus normas se erige sobre derechos prima facie que constituyen los principios y valores constitucionales.

E

l positivismo jurídico desarrollado sobre las bases de la filosofía política liberal ha pretendido ser racional y

formal. Con base en esta premisa el Derecho se ha configurado como un sistema racional, diferenciado e

* Dr. en jurisprudencia; Profesor de FLACSO y de la FIGEMPA – UCE. Ha publicado varios libros sobre la problemática socioambiental y derechos; coautor con María José Narváez Álvarez de “Derecho ambiental, en clave neoconstitucional”, Quito, FLACSO, 2012.

sociología y política

33

En América Latina y Ecuador en particular, el proceso emancipatorio ha sido asumido por los sectores sociales excluidos del campo y la ciudad, y sobre la base de procesos de confrontación antes que de racionalidad jurídica, se han ido superando las tensiones y contradicciones generadas por el régimen jurídico-político, siempre reticente a reconocer nuevos derechos. Democracia formal y derechos humanos son procesos atravesados por relaciones de poder que generan relaciones de dominación y antagonismo. De todas formas el discurso político con enfoque de derechos ha estado direccionado por los actores subalternos, organizados en torno a objetivos específicos y con capacidad de incidir en la formulación normativa y de políticas públicas con nuevos contenidos sustanciales: relacionados a la seguridad social, soberanía alimentaria, derechos colectivos de los pueblos indígenas, autodeterminación, a la no discriminación, a la participación ciudadana y consulta previa libre e informada para proyectos que puedan afectar a los territorios indígenas o a su cultura como pueblos. En sentido reivindicatorio los actores sociales han estado presentes en los procesos de definición de una Constitución, con la expectativa de

alcanzar cambios estructurales necesarios para el país y la sociedad en general. Los derechos arrancados a la hegemonía demo-liberal han permitido ampliar espacios de inclusión y participación en la toma de grandes decisiones de interés plurinacional; pero siempre los derechos han sido óbice frente a los intereses de los grupos de poder. Con el advenimiento de la nueva Constitución de la República (2008), se asume un nuevo paradigma jurídico-político más conocido como neoconstitucionalismo, y ello significa la superación del Estado de derecho y del positivismo jurídico, que dicho sea de paso, en el nivel internacional han sido cuestionados por su incapacidad para dar respuesta a las demandas sociales conforme se había anunciado al momento de constituir el Estado moderno y proclamado su originaria utopía liberal. El nuevo paradigma reivindica a los derechos como base del Estado constitucional, y es la Constitución la norma supra-ordenadora de todo el ordenamiento jurídico impregnado de principios y valores a partir de que la Carta Fundamental es garantista, y el contenido esencial de sus normas se erige sobre derechos prima facie que constituyen los principios y valores constitucionales.

Los derechos fundamentales han significado el norte de las luchas y resistencia sociales contra los abusos del poder político, y son el contrapoder del poder. A los derechos subyace un contenido filosófico-político gestado y depurado en el vientre histórico de los movimientos sociales. De estos ha emergido el “grito”, la propuesta, el discurso político trascendente en clave humanitaria. Los principios y los derechos son normas jurídicas, en consecuencia de obligatorio cumplimiento. Si no no fueran tales, serían previsiones, que sólo se las cumple en la medida de las posibilidades, pero que en cualquier momento pueden infringirse sin que ello acarree consecuencia alguna. “La norma es norma porque el ordenamiento le confiere fuerza de obligar y esto puede hacerlo incluyéndola en la Constitución escrita cuya obligatoriedad se declara, caso en el cual será constitucional”2. Y este es el caso ecuatoriano que aludimos, pero, se puede observar que la Constitución no está siendo vivida por parte de la ciudadanía, como para suscitar la defensa de sus contenidos y, en consecuencia, de los derechos, incluidos los de la naturaleza exigiendo su operacionalización; como sí los defiende el poder en función sus objetivos vaciándoles su contenido esencial.
2 Ignacio de Otto, Derecho constitucional. Sistema de fuentes, Ariel Barcelona, 2007, p. 18.

34

Universidad Central del Ecuador

Enlace ciudadano: espacio de construcción de masculinidad

Universidad y Comunidad

• María Paula Granda

Rafael Correa Delgado. Empero, debido a sus rasgos repetitivos, símbolos utilizados como el micrófono envuelto en los colores de la bandera, las canciones sonadas cada vez que el Presidente alude a la defensa de la patria o a alguna acción “heroica” de su parte y de otros ministros; la presencia de artistas de diversa índole y las cuestiones claramente establecidas de los Enlaces, a saber: 1) Saludo por parte del presidente, 2) Informe semanal, 3)“Puntos extra”, 4) “La libertad de expresión ya es de todos” y 5) Informe del “Mashi1”, podemos categorizarlo como ritual y show mediático. En este documento nos centraremos en los elementos que hacen de este ritual político, un espacio de construcción de masculinidad2. Para ello, hemos analizado los enlaces 276 realizado en Muisne (Esmeraldas), 278 en el sur de Quito y 279 en el norte de Guayaquil. Rito de entrada Ya sea al ritmo del “Andarele”, “El Toro barroso” o “Guayaquil de mis amores”3 irrumpe Rafael Correa,
1 “Mashi” es compañero en quechua y se refiere a José Maldonado, quien sirve de traductor en quechua del presidente. 2 La mayoría de apuntes sobre los Enlaces Ciudadanos han sido trabajados desde un análisis del populismo que estos encarnan, o del hiperpresidencialismo; pero muy pocos han profundizado en el contenido heteronormativo y paternalista que estos encierran. 3 Canciones propias de la música popular ecuatoriana con las que comenzaron, respectivamente, los Enlaces estudiados analizados en este trabajo.

Efectivamente, aquello responde a una necesidad del conductor del “show” (en este caso el presidente Correa) de demostrar como único dueño del micrófono que posee el poder de decidir quién es bella y quien no lo es. De ahí que: “No es que las mujeres sean las protagonistas en sí, sino que están en función de la construcción de la identidad del hombre frente al hombre”

L

os Enlaces Ciudadanos, emitidos todos los sábados por radio y televisión desde distintos puntos del país, se han conver-

tido en uno de los principales medios de información y promoción de las actividades del presidente,

sociología y política

35

presidente del Ecuador, al recinto donde tendrá lugar su Enlace Ciudadano4. Camina en medio de las personas presentes. Fotos, besos, abrazos vienen y van, mientras los artistas animan al público, para luego, con una sonrisa, subir a lo alto de una tarima completamente alejado del “pueblo” que fue a “ejercer su derecho a informarse”5, antes de que sea entonado los himnos: “Patria Tierra Sagrada” y a la
6

ria” de mujeres y el camarógrafo diligentemente enfoca a una mujer negra riéndose y el presidente añade “todo ese pueblo afro maravilloso”. (Enlace ciudadano, 276, Muisne, 16 de junio 2012) Después de saludar a los migrantes expresó: “… además un saludo extraordinario a esta cantante ¡Guapísima! ¡Extraordinaria!” y añade entre risas “¡Que además canta lindo!” (Enlace Ciudadano, 277, Quito, 23 de junio 2012) Y: “Un saludo especial a la “Barbie de Chocolate” quien ha venido el día de hoy… es afrodescendiente, pero guapísima; realmente un ejemplo de belleza de la mujer guayaquileña” (Enlace Ciudadano,279, Guayaquil, 7 de julio 2012)

lismo es “un patrón personalista y paternalista de liderazgo político.” (Muñoz Eraso: 2010:157). En ese sentido, el paternalismo responde a “una cultura en la que lo masculino domina el escenario público mientras que lo femenino es relegado al ámbito desconocido de lo doméstico” (Coba: 2001: 103). Parecería ser que para Rafael Correa no hay otro atributo que no sea la belleza exterior, el que pueda mostrar a la mujer en el espacio público; de ahí que siempre mencione primero la belleza y después sus atributos como: “canta lindo” o la inteligencia. Además de este paternalismo presente, dichas menciones recurrentes a mujeres “guapas” reconfirman el “dominante rol masculino”. Efectivamente, aquello responde a una necesidad del conductor del “show” (en este caso el presidente Correa) de demostrar como único dueño del micrófono que posee el poder de decidir quién es bella y quien no lo es. De ahí que: “No es que las mujeres sean las protagonistas en sí, sino que están en función de la construcción de la identidad del hombre frente al hombre.” (Coba: 2001:106) Toda esta construcción de masculinidad, va acompañada de la complicidad del camarógrafo quien durante los enlaces observados, sobre todo en los dos realizados en la Costa, efectúa paneos a mujeres

Bandera del Ecuador. “Belleza exterior”, única posibilidad de visibilización de la mujer En los tres enlaces estudiados, hemos encontrado que en la primera parte del acto, al momento de los saludos y agradecimientos del Presidente, que duran 6 u 8 minutos, antes de dar comienzo con el “Informe semanal”, siempre menciona a alguna “bellísima” mujer. Como puede leerse en el siguiente párrafo: “… hay que aprovechar ese inmenso potencial turístico que nos dan estas playas idílicas pero también sus maravillosa gente, esas chicas guapísimas de Muisne y Esmeraldas, ¿Verdad?” Ríe y todos los asistentes aplauden, se escuchan gritos de “histe4 Implementados desde el 2007 como instrumentos para acercar la gestión del Estado a la comunidad, ganar popularidad y rendir cuentas. 5 Antes de este ritual, el Presidente se anuncia que el pueblo tiene derecho a informarse. No obstante, los Enlaces Ciudadanos necesitan de un pase para poder entrar al recinto donde este se realice. 6 Himno a la Patria, tomado como canción símbolo de Alianza PAIS.

Tres escenarios distintos, tres referencias casi exactas. ¿Por qué hacer una mención especial a las mujeres bellas? ¿Por qué no se hace una referencia y paneos a hombres “bellísimos”? Como bien señala Patricia Muñoz Eraso, en su análisis sobre los gabinetes itinerantes y los consejos comunales realizados en Colombia, por el ex presidente Álvaro Uribe, uno de los rasgos del popu-

36

Universidad Central del Ecuador

Universidad y Comunidad

con escote voluptuoso, que el Mandatario considera “dignas” de ser tomadas en cuenta, por ejemplo: “Otra morena guapísima…

En este segmento, remarca que se reunió con “guapísimas bailarinas y expertas” (Enlace ciudadano, 277, Quito, 23 de junio 2012) y que “una guapísima entrevistadora nicaragüense de la cadena Tele Sur, le hizo una entrevista” (Íbidem). Sin embargo, cuando se refirió al recibimiento de Bachellet, como esta no cumple el perfil de “bellísima”, afirmó que es “el ejemplo de la firmeza, de la valentía que muchas mujeres poseen”. (Enlace ciudadano, 276, Muisne, 16 de junio, 2012) Lo que demuestra que si la mujer no es “guapa”, entonces posee algún valor que no es atributo de “ser mujer”, como la firmeza o la valentía, haciéndola merecedora de ser nombrada o elogiada, puesto que al decir “que muchas mujeres poseen” está claramente afirmando que la valentía o firmeza no son características de todas las mujeres, si no que son valores masculinos. Consideraciones finales Como indicamos al principio de este artículo, además de ser un informe de actividades del gobernante; la sabatina es un ritual y un show televisivo con segmentos de programa concurso o de farándula. Los valores reflejados son los mismos que en producciones como “Haga negocio conmigo”11 o “Vamos con Todo”12.
11 Programa concurso más famoso y antiguo del Ecuador conducido por Polo Baquerizo, televisado por TC Televisión 12 Programa informativo de farándula conducido por varias figuras de la pantalla chica, el teatro, música de Ecuador, televisado por RTS

Por tal razón, para mantener “raiting” y ganar adeptos, el conductor del programa –Rafael Correa– tiene que expresar lo que el “pueblo” quiere oír; y lamentablemente, el pueblo todavía quiere ver “machos firmes y duros” en la dirección política, robusteciendo la masculinidad como forma natural, donde la mujer continúe relegada al mundo de lo doméstico y sólo pueda aparecer en lo público como objeto sexual, sea por su belleza física o por presentar valores masculinos. Bibliografía Carrera, Estefanía, Valeria Córdova y Rossi Godoy, “Vamos con Todo” un tribunal heteronormativo y patriarcal, “Boletín Enfoques” abril 2012 pág. 41, de la Carrera de Sociología y de Política de la Universidad del Ecuador Coba, Lisset, “Haga Negocio Conmigo: un ritual de masculinidad. En Masculinidades en Ecuador de Andrade X. y Geoconda Herrera (Editores), FLACSO, Ecuador, 2001 Muñoz Eraso, Janeth Patricia, “Gabinetes itinerantes, enlaces ciudadanos y consejos comunales” en “Ecuador Debate” 80, CAAP, Ecuador, agosto, 2010 Velasco, Cecilia, “Todos y Todas”, Diario “Hoy”, Ecuador, 19 de junio de 2012.

¿Quién es el camarógrafo? Parece de la ¡oposición!, solo enfoca a mujeres bellas como para que yo me distraiga” (Enlace ciudadano, 276, Muisne, 2012) Por otro lado, los comentarios emitidos por Rafael Correa son asumidos como característica connatural masculina por el público presente, quien los festeja con aplausos y risas, dónde las aludidas, según Cecilia Velasco, no tienen otra opción más que: “sonreír, mantener actitud serena y, en el peor de los casos, mandar besos volados” .
7

Continuando con la reflexión, el principal de la nación, de manera muy ordenada ofrece su informe de labores, resaltando las actividades de interés nacional como: construcción de carreteras, puentes, firma de convenios internacionales, visitas como la de Michelle Bachellet8, reuniones con cancilleres, participación en la Cumbre de Río más 20 etc.
9

Donde, a manera de “entretenimiento” nombra rápidamente almuerzos en Carondelet10, fiestas a las que acude, entre otras cuestiones.
7 Cecilia Velasco, catedrática y editorialista del diario quiteño Hoy, hace una dura crítica al enlace ciudadano 276 realizado en Muisne, Esmeraldas el sábado 16 de junio de 2012 en su artículo, “Todos y Todas” publicado en ese diario el 19 de junio. 8 Hace referencia a la visita de la expresidenta de Chile, mencionada en su enlace 276 9 Cumbre mencionada en el enlace 277 10 Palacio de Carondelet, sede de Gobierno ecuatoriano

sociología y política

37

• Fernando García

38

Cambiar el sistema educativo, en todos los niveles, ha sido una demanda recurrente, que no ha contado con la voluntad, la decisión y la convicción política, seguramente porque dentro del modelo de desarrollo que han implementado los diferentes gobierno la educación no ha sido el tema prioritario, dejando libre el negocio y el botín político.

En Sociología por convicción: críticas a proceso de selección de la SENESCYT

L

a nueva Ley de Educación Superior, LOES, vigente desde octubre de 2010, cambió la institucionalidad y las reglas

a la universidad, dejando de lado el tradicional libre ingreso que fue una conquista de las luchas universitarias, durante la llamada Reforma de Córdoba, Argentina, de 1918. Para hacer efectiva esta disposición legal, constante en el Art. 81 de la LOES, la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencias, Tecnología e Innovación, SENESCYT, crea el Sistema Nacional de Nivelación y Admisión, SNNA, que se encargó de implementar este proceso, que como plan piloto se inició en el 2011, en 4 universidades públicas. Luego, se aplicó a nivel nacional en abril de 2012, con los correctivos del caso según versión de las autoridades, quienes aseguran que este sistema no discrimina ni coarta el libre ingreso de los bachilleres, pues garantiza la igual-

de juego para la universidad ecuatoriana y todos su actores. Este cuerpo legal tiene como antecedente la Asamblea Constituyente de Montecristi, que redactó una nueva Carta Fundamental, que entró en vigencia luego de un referéndum aprobatorio popular. En la transitoria vigésima de la flamante Constitución, se dispone a la Asamblea Nacional dictar una nueva Ley de Educación Superior, la misma que es promulgada tras largos debates y cuestionamientos el 12 de octubre de 2010. En medio de la incertidumbre y expectativa del país, entra en vigencia la LOES, que entre otras cosas regula el ingreso de los bachilleres

Universidad Central del Ecuador

Sociología en movimiento

dad de oportunidades y democratiza el acceso a las universidades, conforme el espíritu de la Constitución de la República y la Ley de Educación Superior, pero estos buenos propósitos no han pasado de eso, conforme el criterio de muchos bachilleres que fueron “beneficiarios” con ingreso a carreras que no deseaban y otros que todavía no se recuperan del desencanto. La Universidad Central del Ecuador, desde el 2008, implementó un examen de ingreso, que valoraba conocimientos, aptitudes, razonamiento y vocación de los aspirantes a una carrera, iniciativa que resultó positiva. La metodología implementada por la Central, ha sido acogida por la SENESCYT, desde luego con sus propias variantes. Cambiar el sistema educativo, en todos los niveles, ha sido una demanda recurrente, que no ha contado con la voluntad, la decisión y la convicción política, seguramente porque dentro del modelo de desarrollo que han implementado los diferentes gobierno la educación no ha sido el tema prioritario, dejando libre el negocio y el botín político. En el presente semestre, septiembre 2012–febrero 2013, la Universidad Central recibió a los primeros bachilleres bajo la modalidad de ingreso aplicado por la SENESCYT. A Sociología y Política ingre-

saron 92 bachilleres, 44 mujeres y 48 hombres, pero no tod@s tenían como meta estas carreras profesionales, pero “aterrizaron” aquí sin saber cómo ni cuándo. Lo importante es que dadas las características de nuestra unidad académica, se han adaptado y les ha entrado el gusto por estas carreras. En este Enfoques, vamos a compartir algunas opiniones de nuestr@s jóvenes estudiantes que se están adaptando al primer semestre de Sociología o Politología. Luis: Col. Anderson/ Quito Estoy en sociología porque me impuso la Senescyt, mi sueño es Comunicación Social, pero ahora también me gusta Sociología. Aquí se vive un ambiente bueno y agradable. Haré lo posible algún momento por las dos carreras.

Jennifer: Col. Espejo/Quito Esta carrera me la impusieron los de la Senescyt, mi vocación es otra profesión, a pesar que me siento bien aquí, estoy decidida me cambiaré el próximo semestre. Este sistema de admisión fue malo e impositivo. Coartó la verdadera vocación y las aspiraciones de much@s chic@s. Pablo: Col. Inmaculada/Ambato Estoy estudiando sociología por convicción, me gusta mucho esta carrera. Aquí hay un ambiente agradable y diversidad de pensamiento, eso me agrada. La intención de la Senescyt es buena, pero en la práctica tuvo muchos problemas, hay que corregir. Al fin y al cabo soy producto de este proceso de selección. Glenn: Col. Bolívar/Ambato

Respecto a los exámenes de ingreso, la selección fue pésima, debió hacerse exámenes personalizados. Damián: Col. San Alfonso/Ambato Estoy aquí por suerte y por haber persistido. Estuve en otra universidad, pero esa carrera no era para mí. Aquí en Sociología todo es excelente. El proceso de selección, fue exigente, pero con muchas limitaciones. Se debe respetar la vocación, la especialidad y los sueños profesionales de cada persona.

Estoy en sociología porque me llamó la atención esta carrera. Me hablaron mucho de la Universidad Central, pero todavía estoy esperando que haga honor a su acreditación categoría A. La selección para el ingreso fue muy mala, no potenció las capacidades y aspiraciones de los estudiantes. Alexandra: Col. Montúfar/Quito La Senescyt me impuso esta carrera, porque mi aspiración es comunicación social. Pero ahora tam-

sociología y política

39

bién me gusta sociología y voy a estudiar las dos carreras. Aquí me siento súper bien, súper bacán.

su aplicación fue incorrecta, tuvo muchos inconvenientes y errores. Alejandra: Col. 24 de Mayo/Quito

la responsabilidad personal y no la obligación de estudiar. El proceso de ingreso fue malo, sobre todo porque se impuso a much@s bachilleres carreras en contra de su voluntad. Yo considero que se deben suspender estos exámenes de selección de la Senescyt y cada universidad debe implementar un sistema de ingreso. Anita Belén: Col. Simón Bolívar/ Quito Estoy en Sociología por convicción, porque contribuir al cambio de nuestra sociedad. Estas carreras son full diferentes. Se rompen los esquemas de profesionalización de otras. Aquí no pensamos cuánto vamos a ganar, sino que vamos creando un compromiso social. Aquí hay amistad, compañerismo, participación y diversidad. Lo único malo es que tengo inconvenientes con un profesor, que no siempre acepta y respeta la forma de pensar. La U es una diferente forma de vivir y convivir con relación al colegio. Yo estoy de acuerdo con los exá-

El ingreso para mí fue un proceso positivo; se reconoció el esfuerzo y la responsabilidad de los bachilleres. Miguel: Col. 5 de Junio/Quito Estoy aquí por convicción y pasión. Sociología es súper lindo. La selección para el ingreso fue pésima. Diana: Col. Quito/Quito Sociología es una carrera interesante, está acorde con mi personalidad. Aquí es chévere, hay unidad, solidaridad. Excepcionalmente hay dificultades con algún docente. En cuanto a la selección para el ingreso, fue mediocre, a much@s chic@s no les permitieron elegir, les impusieron las carreras. Hubo casos de injusticia. Hay que ser más originales y no copiar los procesos de otros lados. Shirley: Col. Fernández Madrid/ Quito Me gusta sociología. Me gusta estar con la gente y conocer sus ideas, sus propuestas y sus problemas. La idea de la selección para el ingreso a la universidad por parte de la Senescyt, es buena, es positiva, pero

Yo apliqué para sicología, pero luego de las pruebas de selección me encontré con mi verdadera carrera y vocación. Ahora me gusta sociología. Más allá de mi caso, hubo situaciones que la selección terminó distorsionando la vocación y los sueños profesionales de muchos bachilleres, esto ha generado una especie de frustración. Isaac: Col. Benalcázar/Quito En estas últimas semanas he descubierto que mi amor platónico ha sido la sociología. Antes estaba en medicina, no estaba mal, pero aquí es donde debía estar. Ahora estoy donde me corresponde. Yo considero que la selección de la Senescyt es una buena idea, pero hay que perfeccionarla para que cumpla un rol positivo, caso contrario lo podemos echar a perder. Patricio: Col. UERS/Quito Estoy en sociología por convicción, a pesar que mi especialidad son las ciencias exactas, con esto quiero demostrar que son equivocadas las opiniones que las ciencias sociales son fáciles, es todo lo contrario. Aquí en Sociología estoy muy bien con mis compañer@s y profesor@s. He aprendido que lo principal es

menes para el ingreso, pero se debió nivelar antes. Hay víctimas de este experimento. Lo bueno es que se eliminaron las palancas para ingresar a la universidad. Elizabeth: Col. Manuela Cañizares/Quito Tengo toda la convicción para estudiar ciencias sociales, la lectura

40

Universidad Central del Ecuador

Sociología en movimiento

es mi prioridad. En sociología hay buen ambiente, buena relación con los profesores y permanente participación. Aquí se estudia por responsabilidad y no por obligación. Hay que mejorar la organización administrativa en la universidad para agilitar la tramitología. En cuanto al ingreso, creo que en muchos casos operó la imposición y se han coartado aspiraciones legítimas de muchos bachilleres. Se necesita mayor inversión en educación superior. La selección se debería aplicar cunado se haya consolidado el bachillerato unificado. En definitiva fuimos tomados como “conejillos de indias”. Martín: Col. San Gabriel/Quito Estoy estudiando sociología por convicción. Me gusta la participa-

ción política de la escuela, pero no estoy de acuerdo que te induzcan para la protesta, hay que protestar cuando hay razones y no por protestar. No me parece correcto el adoctrinamiento político. Creo que falta organización administrativa en toda la universidad. Hay buenos profesores en términos generales. La selección para el ingreso es necesaria, pero hay que mejorar el sistema educativo de manera general. A la postre somos producto de este plan piloto de selección. Anita: Col. Francisca de las Llagas/Quito Apliqué para sicología y me impusieron sociología, pero no me disgusta, pues estando aquí dentro me agrada mucho, hay buena re-

lación y parece que me estoy convenciendo por sociología, aunque me cuesta adaptarme. No estoy de acuerdo con los exámenes de ingreso, fueron arbitrarios. Sebastián: del Nuevo Ecuador/ Quito Sociología es amigable, me gusta la flexibilidad e informalidad. La participación y el compartir. El proceso de selección fue ambigüo. Se ha coartado la libertad de elección y ha roto muchos sueños profesionales.

sociología y política

41

Eventos

Seminario Internacional

D

el 17 al 26 de septiembre, las Carreras de Sociología y de Política de la Universidad Central

Se analizó el amplio espectro geopolítico del islam desde su inicio, su relación orgánica con los movimientos independentistas y la construcción del Estado-nación, y las tendencias islamistas actuales en África del Norte y el Medio Oriente. La necesidad de impulsar un paralelo Sur-Sur África y América Latina, en relación con la problemática contemporánea del no/cambio por imposición imperial y la necesidad del cambio social, mediante la identificación de los puntos de coincidencia entre las estrategias insurgentes y sociopolíticas seguidas por clases y movimientos sociales Se puso énfasis en el rol que desempeña la mujer, la juventud y la intelectualidad en las luchas sociales y políticas actuales.

Inauguración Semestre 94 flamantes bachilleres, dejaron las aulas colegiales e iniciaron un nuevo ciclo estudiantil, en las carreras de Sociología y Política. Tod@s pasaron por el proceso de selección, un@s conformes y otr@s por obra y gracia de la Senescyt, pero tod@a estuvieron atent@s, alegres e inquiet@s la mañana del lunes 3 de septiembre, durante la ceremonia de inauguración, que de ceremonia no tuvo nada, porque fue un conversatorio abierto entre el director, varios docentes y l@s futuros sociólog@s y politólog@s. Este primer acercamiento formalmente-informal que se irá enriqueciendo académica, investigativa, política, social y profesionalmente por 10 semestres, tiempo que invierten l@s estudiantes y el país en la formación de las carreras de Sociología y de Política. Mientras l@s nuev@s alumn@s reci-

del Ecuador, dentro de su vinculación con la comunidad y de su programación de Educación Continua, conjuntamente con el Instituto de Altos Estudios Nacionales, IAEN, desarrollaron el SEMINARIO INTERNACIONAL “PUEBLOS EN LUCHA: DOMINACIÓN Y RESISTENCIA: AFRICA, LA LARGA MARCHA POR LA LIBERACIÓN”, a cargo del Dr. Rashíd Sherif, profesor de la Universidad de Túnez. Este evento académico, abierto y gratuito, estuvo dirigido a docentes, estudiantes y público en general, recreó la historia, la realidad, las luchas, la geopolítica, las relaciones con nuestra América y las utopías del pueblo africano, para conocerlo, comprenderlo y aproximarnos. La historia milenaria y la problemática contemporánea de los pueblos originarios del Norte de África, la formación del Estado-nación en África y la permanencia de la dependencia post colonial

Este seminario lo sustentó el Dr. Rashid Sherif, médico e intelectual tunecino, perseguido por los gobiernos de su país y exiliado en América y otros continentes. Ha desarrollado actividades académicas e investigativas en Túnez, Francia, Estados Unidos, Benín, Venezuela y Ecuador.

bían la bienvenida, l@s “antigü@s” proseguían su reto académico en los semestres impares, tercero, quinto, séptimo y noveno. A tod@s un saludo cordial y la renovación del compromiso de juntos seguir construyendo una unidad académica de primer nivel provista de conciencia y compromiso social y humano.

42

Universidad Central del Ecuador

Sociología en movimiento

Seminario Movimientos Sociales Para finales de noviembre, está programaAgustín Cueva 20 años después El 20 y 21 de noviembre, en la Universidad Técnica del Norte, en Ibarra, se desarrollará la última jornada de homenaje y confirmación del pensamiento y obra del sociólogo ibarreño, Agustín Cueva, al cumplirse 20 años de su desaparición física. El martes 20, Alejandro Moreano, Wladimir do el Seminario Internacional “Movimientos Sociales, Globalización y Democracia”, a cargo del profesor emérito de la Universidad Católica de Lovaina, Bélgica, Francois Houtart, para quien los movimientos son el resultado de las contradicciones sociales, mientras la globalización es producto de la lógica capitalista y la democracia debe estar presente en todas las relaciones sociales e institucionales. Sierra y Juan Ruales, expondrán el tema: El intelectual y la política; mientras el miércoles 21, Natalia Sierra, Santiago Cevallos, Francisco Proaño e Iván Égüez, disertarán sobre Literatura y Sociedad. Los temas de estos conversatorios fueron de dominio, militancia y compromiso de nuestro recordado académico, escritor e intelectual orgánico, que ha legado al Ecuador y América Latina una fecunda obra y un ejemplo de honestidad e integridad, y la mejor manera de recordarlo y homenajearlo es hacer una relectura de su pensamiento crítico. Agustín Cueva, fue director y docente de la Escuela de Sociología y Ciencias Políticas de la Universidad Central del Ecuador. El dossier central de esta edición será la Natalia Sierra e Iván Egüez, Literatura y Sociedad Finalmente se presentará el libro que contiene las memorias del Seminario “Agustín Cueva 20 años después”, que se realizó en mayo pasado en la Universidad Central y la Universidad Andina. Esta aproximación Sur/Sur, será abordada por intelectuales, catedráticos y escritores latinoamericanos, africanos y asiáticos. construcción geopolítica, comercial, cultural, tecnológica y humana que América Latina, África y Asía han iniciado, dentro del llamado paralelo Sur/Sur. Al momento estamos en la etapa de recepción y selección de materiales para la publicación de nuestra Revista Ciencias Sociales No. 34, que como lo hemos informado anteriormente está en proceso de indexación. Revista Ciencias Sociales 34 El Dr. Francois Houtart expondrá sobre El origen los movimientos sociales; la construcción de los movimientos contemporáneos, sus resistencia, su organización y estrategias. Reflexionará sobre la relación de los movimientos sociales y políticos con el Estado. Finalmente, hará una abstracción para ver en perspectiva el futuro de los movimientos sociales.

Agenda en perspectiva

sociología y política

43

• Pocho Álvarez W.

La memoria colectiva junto a la escultura irá haciendo con el espíritu del barro y el metal, la memoria de una época, los tiempos de esperanza y de ruptura, de construcción y cambio de un país en tránsito, embriagado en ese entonces por el aliento del petróleo, el crudo de las dictaduras y el llamado desarrollo de los azarosos años sesenta y setenta del siglo XX.

El “Conejo” Fernando Velasco Abad de película

L

a fugaz vida de Fernando Velasco Abad, contrasta con la permanencia de su pensamiento y obra, treinta y tres

del taller. Su soledad creativa va dando forma, lenta, morosamente a la escultura. Los otros materiales y herramientas, habitantes del taller, mudos testigos del trabajo creador, miran desde el silencio, el esfuerzo del artista.

años después de su partida calendario. Los agudos sonidos de una sierra van ganando presencia, la moladora y su quejido de metal irrumpe e inunda el ambiente saturado de ruidos que llaman gritos. Solamente el sonido eléctrico de la suelda y su brillo de luz agudo establecen una pausa. Poco a poco, una armazón de hierro va ganando cuerpo y en la medida en que ésta crece, el sonido metálico de la construcción de la estructura se va apagando. Las manos del escultor y su pesado diálogo de tierra han reemplazado al grito de las máquinas y junto al cadencioso palmoteo que compacta la arcilla en la armazón metálica, el silencio creador del escultor Howard Taikeff inunda el ambiente

En una mesa contigua, regadas junto a las herramientas o pegadas sobre un bastidor, una serie de fotografías, del Conejo Velasco en sus tres únicas edades, la niñez, la adolescencia y la juventud, acompañan con sus ojos el baile de las manos del artista. Un pequeño boceto de barro, el primer ensayo de la escultura que se propone realizar, roba la mirada del escultor. Los ojos penetrantes de Howard van de las formas del boceto a las fotografías, y a la escultura en ciernes. Son viajes permanentes, un ir y venir de párpados y manos que buscan responder a la pregunta, ¿Quién fue el Conejo Velasco? A este interrogante profundo se plantea responder esta propuesta

44

Universidad Central del Ecuador

Sociología en Movimiento

ganizar este peregrinaje de la cámara en busca de las luces de un ser humano fugaz y profundo que a pesar del tiempo y sus sombras, pervive en la memoria de nuestra historia, en el recuerdo de su generación. La memoria colectiva junto a la escultura irá haciendo con el espíritu del barro y el metal, la memoria de una época, los tiempos de esperanza y de ruptura, de construcción y cambio de un país en tránsito, embriagado en ese entonces audiovisual. A esta necesidad de memoria para hacer historia el documental se propone alimentar. Es una suerte de minga que suma alientos, y el primer aliento sustantivo que auspicia y sostiene este soñar es la Alcaldía de Quito, la ciudad que lo vio nacer. Reconstruir con la escultura y con la voz colectiva del recuerdo, la de los familiares, amigos y compañeros, la vida del Conejo Velasco, su tiempo de respuestas, de organización e inserción en las trincheras de la reflexión y, creación del pensamiento crítico, su aporte sustantivo a la teoría y a la práctica política, a las ciencias sociales y sobre todo al sueño de una generación y un país de gente en lucha, requiere de una cámara que recorra ese ayer con algunas luces del presente. Luz de la historia, para reconstruir el tiempo del entorno social y político del mundo que le correspondió vivir, luz de la familia para adentrarnos con su voz de recuerdo a las edades del Conejo, a la niñez, la adolescencia y juventud, a sus espacios de intimidad, a su especial forma de ser, su precocidad, talento y luz entendimiento. Luz para sentir su alma sensible que optó por lo más caro: la construcción del sueño del otro, el sueño de todos. Luz para acercarnos a sus búsquedas y desvelos, entregadas como reflexiones escritas en muchas de sus tesis y libros. Luz para captar la voz de la memoria de quienes recuerdan su construcción teórica y su práctica política, no solo en la evocación de la academia, sino también en el quehacer político: los intelectuales y colegas de las universidades, los campesinos y los obreros de las organizaciones sociales que se nutrieron con sus propuestas y su ejemplo. Se trata entonces de orpor el aliento del petróleo, el crudo de las dictaduras y el llamado desarrollo de los azarosos años sesenta y setenta del siglo XX. Allí en ese tiempo de escenario, con la inquietud científica como naturaleza de su ser, con la búsqueda rigurosa de respuestas a la historia de la sociedad, con su andar de pensamiento, crítico, profundo y comprometido, Fernando Velasco Abad, el Conejo, fue sin quererlo, ni pensarlo, el escultor de su tiempo y su generación. Su pensamiento cincel y reflexión esculpió profundo en la memoria de la historia la impronta de un nuevo ser para el mañana y su vivir de cometa, ganando fechas a los calendarios para que el tiempo horizontal que no alcanza se extienda en la vertical infinita de los sueños, fue luz que rasga oscuridad, y como toda luz esencial su brillo que no extingue, regresa como un Haley para iluminar y nutrir este tiempo gris que nos habita.

sociología y política

45

Las opiniones y criterios expuestos en este boletín son de exclusiva responsabilidad de sus autores, y no representan necesariamente el punto de vista de las carreras de Sociología y de Política.

AUTORIDADES Dr. Édgar Samaniego Rojas, Rector de la Universidad Central del Ecuador Dr. Walter Martínez Vela, Decano de la Facultad de Jurisprudencia, Ciencias Políticas y Sociales Lic. Nicanor Jácome, Director de las carreras de Sociología y de Política EDITOR Fernando García COORDINADORA Marcela Escobar Oficina de Relaciones Interinstitucionales Telf.: 2231-814 www.uce.edu.ec sociologiauce@yahoo.com Distrito Metropolitano de Quito DISEÑO, DIAGRAMACIÓN Y CORRECCIÓN: Editorial Universitaria - Universidad Central del Ecuador Quito - Ecuador / Noviembre - 2012

Se autoriza la reproducción y difusión de los contenidos de este boletín siempre que no se modifique el contenido y se indique su origen (ENFOQUES, volumen, número y dirección electrónica).

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful