CAPÍTULO 8

CAPÍTULO 8
TÉCNICAS TÉRMICAS DE REMEDIACIÓN DE SUELOS
Aún cuando este grupo pertenecen al de tratamientos fisicoquímicos, se presentan por separado debido a que tienen en común la utilización de calor para destruir o transformar a los contaminantes del suelo. A continuación se describen las principales técnicas de remediación térmicas. 8.1 Desorción Térmica La desorción térmica es un tratamiento fuera del sitio, en que el suelo se excava , se tamiza para separar las partículas finas , se almacena y se traslada al equipo en el cual se calienta para liberar el los contaminantes del suelo. La técnica implica el calentamiento del suelo a temperaturas entre 250 y 600ºC, de modo que los contaminantes con puntos de ebullición en este rango se volatilicen y separen del suelo. Los vapores se colectan y tratan por otras técnicas (USEPA,1996f). Existe confusión entre la diferencia entre desorción térmica e incineración: La desorción térmica no destruye los compuestos orgánicos sino que los transforma a formas más simples en su estructura química y menos tóxicas, mientras que la incineración destruye todos los compuestos. El proceso involucra el calentamiento del suelo en una cámara donde los compuestos orgánicos y algunos metales se volatilizan, específicamente el mercurio, y pasan a un sistema de tratamiento de gases. Si ocurre oxidación en vez de volatilización el proceso se convierte en incineración.(Fig. 8.1) La desorción térmica trabaja eficientemente en la mayoría de los suelos contaminados con compuestos orgánicos. Las temperaturas menores se usan para los compuestos orgánicos volátiles y algunos combustibles, y las temperaturas mayores (650ºC) se usan para HAP, PCB y plaguicidas (FRTR,1999h) . Este método presenta las siguientes ventajas:    La eficiencia de la desorción es del 99% El suelo no se convierte en ceniza por lo que puede ser reingresado a su sitio original El costo del método es considerablemente menor al de incineración

Las desventajas son las siguientes:     No es aplicable a suelos con concentraciones muy elevadas Los suelos con contenido de agua mayor al 20% deben secarse antes de la aplicación de desorción Los suelos con altos contenidos de arcilla y partículas finas no son susceptibles de esta técnica Los suelos muy compactados no permiten la penetración de calor a través del suelo (Wait y Thomas, 2003)

8.2 Vitrificación La vitrificación es una forma de estabilización/solidifación que usa una fuente de energía para derretir el suelo a temperaturas entre 1600ºC y 2000ºC con lo cual inmoviliza a los elementos inorgánicos y detruye a los compuestos orgánicos mediante pirólisis (FRTR,1999c). Durante este proceso la mayoría de los contaminantes que se encuentran en el suelo, son volatilizados y los residuos que permanecen se convierten en productos químicamente inertes y productos cristalinos (Asante-Duah, 1996). Las altas temperaturas destuyen todos los contaminantes orgánicos. Los inorgánicos, como los metales, se incorporan a la

1

TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN DE SUELOS Y ACUÍFEROS

estructura del vidrio que es muy resistente a cualquier posibilidad de lixiviación. Las temperaturas, mayores a 1200ºC o más, causan la formación de formadores de vidrio (derivados de silicatos). Las altas temperaturas destruyen a los contaminantes orgánicos produciendo muy pocos subproductos que se tratan con un sistema para gases que acompañan los procesos de vitrificación. La vitrificación produce un material vítreo y/o cristalino de matriz sólida que es resistente a los lxiviados y más durable que el granito o el mármol.

Existen tres formas de vitificación:  Procesos eléctricos a través de la introducción de electrodos de grafito  Procesos térmicos que rquieren de una fuente externa de calor y de un reactor (Khan et al 2004)  Procesos de plasma con tempertauras por encima de 5000ºC mediante descargas eléctricas El proceso consiste en insertar cuatro electrodos dentro del suelo a la profundidad que se desea tratar. Para iniciar el proceso, se coloca una mezcla conductora hecha de hojuelas de grafito y vidrio entre los electrodos lo cual actúa como iniciador del circuito eléctrico ya que el suelo, a la temperatura ambiente, no tiene suficiente conductividad eléctrica para iniciar el proceso. Una vez iniciada la puesta en marcha la corriente eléctrica pasa entre los electrodos y se inicia el proceso de fundición. Como la fusión crece hacia abajo y hacia afuera, los elementos no volátiles llegan a ser parte de la matriz fundida y los compuestos orgánicos se destruyen por pirólisis. Los subproductos de la pirólisis migran a la superficie de la zona vitrificada, donde hacen combustión en presencia de aire. Los materiales inorgánicos se disuelven o se encapsulan en la masa vitrificada. Las corrientes convectivas que se presentan en la fusión, mezclan los materiales presentes en el suelo. Cuando se alcanza la profundidad y el volumen de fusión deseados, se suspende la corriente eléctrica y la masa tratada se enfria y solidifica.

Fig. 8.1 Esquema de desorción térmica A medida que el suelo se funde, los electrodos se hunden, por lo que el suelo más profundo también se funde. Cuando se corta la energía eléctrica, el suelo fundido se enfría y vitrifica, es decir, se convierte en un bloque sólido de material parecido al vidrio. Los electrodos pasan a formar parte del bloque. Una vez vitrificado, el volumen original del suelo se reduce. Esto hace que la superficie del suelo en el área quede levemente deprimida. Esta área se rellena con suelo limpio a fin de nivelar el suelo. Los electrodos son de molibdeno y grafito y se instalan en el terreno con envolturas. Después de la instalación se remueven las envolturas y los electrodos por lo general se dejan en el terreno aunque pueden ser removidos para un reúso parcial. Los gases de la combustión se colectan en una capucha que se coloca sobre el área afectada.

CAPÍTULO 8 La aplicación de este proceso depende de las características del suelo. Si las pruebas de factibilidad indican mala conductancia o vitrificación del suelo, se puede mejorar con la adición de arena, ceniza de sosa (bicarbonato de sodio) y/o pedacitos de vidrio a fin de mejorar el proceso. Si el proceso se utiliza en la zona saturada del suelo, es necesario evaporar el agua del suelo antes de iniciar el proceso. La capucha para colectar los gases se coloca en toda el área de aplicación; ésta además sirve para sostener los conectores de electrodos . El flujo de aire a través de la capucha se controla para mantener una presión negativa de 0.5 a 1 pulgada en la columna de agua. El exceso de aire, gases y productos de combustión se conducen por un soplador de aire dentro del sistema de tratamiento de gases. Por lo general el volumen de gases de la fundición por vitrificación representa menos del 1 por ciento en volumen del volumen total de aire pasado a través del sistema de tratamiento de gases. La experiencia ha mostrado que muy poco material peligroso es emitido durante el proceso de fundición.. El agua de lavado puede tratarse a través de tierras diatomeas y carbón activado. Los filtros de partículas y el carbón activado pueden ir a vitrificación para reprocesamiento. Como alternativa el carbón activado puede ser enviado fuera del sitio para tratamiento y reactivación del carbón y último reciclo. Limitaciones  La profundidad de la contaminación es limitada  Se requiere un monitoreo de larga duración para asegurar que el contaminante está inmovilizado  Los constituyentes orgánicos que no se inmovilizan ni se destruyen pueden migrar (CPEO,1998b).  Algunos desechos son incompatibles con este proceso  Suelos con contenido altos de sales y ácidos presentan alta conductividad eléctrica no ofreciendo resistencia al paso de la corriente, lo que dificulta su calentamiento.  Suelos con porosidad alta disminuyen la eficiencia de la corriente eléctrica  El exceso de escombro, materia orgánica combustible, representan una limitacióan para esta técnica 8.3 Incineración El proceso se lleva a cabo fuera del sitio, es decir, se excava el suelo y se lleva al incinerador. Los gases residuales deben tratarse para eliminar cualquier residuo que pueda ir al ambiente, ya que pueden ser tóxicos y deben desecharse en forma adecuada en un relleno sanitario. Los gases limpios, como el vapor de agua y el dióxido de carbón, se liberan al aire a través de una chimenea. El suelo o la ceniza remanente después de la incineración se traslada a un relleno sanitario. La cantidad de material que requiere eliminación es muy inferior a la cantidad inicial de material contaminado. En la figura 8.3 se muestra un esquema del funcionamiento del proceso: Los tipos de incineradores más comúnmente empleados son:  Combustión con turbulencia (CBC): utiliza aire a alta velocidad para arrastrar el suelo contaminado y se crea una zona de combustión turbulenta que destruya los hidrocarburos. Esta turbulencia produce una temperatura uniforme alrededor de la cámara de combustión, entre 760-870 ºC, inferior a la de los incineradores convencionales. En el CBC se mezcla completamente el material durante la combustión. La mezcla eficaz y la temperatura de combustión reducen gastos de operación y las emisiones potenciales de gases como el óxido de nitrógeno (NOx) y el monóxido de carbono (CO). Incinerador de lecho fluidizado: utiliza aire a alta velocidad para difundir y suspender las partículas como si se tratara de un fluido. La temperatura de operación es mayor a 870 ºC.

3

TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN DE SUELOS Y ACUÍFEROS

Combustión infrarroja: la tecnología de combustión infrarroja es un sistema de tratamiento térmico móvil que utiliza barras de carburo de silicio que se calientan eléctricamente para elevar la temperatura de los compuestos orgánicos hasta la su combustión. Los residuos se alimentan a la cámara primaria sobre la banda transportadora y se llevan al calor infrarrojo radiante (1000 ºC) proporcionado por las barras de carburo de silicio. Un soplador proporciona aire en determinados puntos del recorrido seleccionados con anterioridad para controlar la tasa de oxidación. Cualquier residuo que quede sin quemar es incinerado en un dispositivo de postcombustión. Hornos rotatorios: El horno rotatorio consta de un cilindro ligeramente inclinado que gira y que sirve como una cámara de combustión y funciona a temperaturas de más de 1000 ºC, está equipado con un dispositivo de poscombustión y un sistema de control de la contaminación atmosférica. La eficiencia de destrucción de residuos peligrosos es de aproximadamente 99%.

Fig. 8.3 Esquema de incineración (Millarium, 2009)

REFERENCIAS Asante-Duah, D.K. (1996) Management Contaminated Sites: Problem Diagnosis and Development of Sites restoration, Wiley, New York, NY. FRTR (1999c) Passive/Reactive treatment wells. Federal Remediation Technologies Roundtable USEPA 401. M Street S.W. Washington DC http:///www.frtf.gov/matrix2/section4/4-46html. CPEO (1998b) Solidification/Stabilization. Center for Public Environmental Oversight. 425 Market Street . San Francisco, CA, http://www..cpeo..org/techtree/ttdescript/solidsta.htm Khan F.I., Husain T., Hejazi R (2004) And overview and analysis of site remediation technologies” Journal of Environmental Management 71, 95-122. USEPA (1995a) How to evaluate alternative cleanup technologies for underground storage tank sites . Office of Solid waste and Emergency Response. US Environmental Protection Agency. Publication EPA 510-B-95-007. Washington DC (Wait y Thomas, 2003)

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful