Cuentos y poemas para niños 1 Educación Emocional

Miquel Beltran i Carreté

si me dejas ir te prometo que durante una semana te voy a traer cada día un bicho mucho mayor que yo y…” Pero no pudo terminar: la araña se la había comido.” Dicho y hecho: fueron las dos hasta el escarabajo y la hormiga marchó libre dejando a la araña con su festín. si me dejas ir te prometo que durante un mes te voy a traer cada día dos bichos mucho mayores que yo y…” Pero no pudo terminar: la araña se la había comido. entre las ramas de un pequeño arbusto que crecía poblado de flores una pequeña arañita había tejido su tela.” . sino cumplir. al pie del árbol donde tenia su casita.DEL DICHO AL HECHO… Contaba el sabio búho que no hace mucho fue allí mismo. pero esta vez en su súplica no quiso prometer nada: “Araña. que me lo dijo el búho y ya lo decía mi papá: “Del dicho al hecho hay un trecho y demasiadas veces lo que vale no es prometer. Al día siguiente. pero la hormiga tuvo tiempo aun de suplicar: “Araña. arañita. Al tercer día de nuevo cayó una hormiga. forcejeó tanto como pudo moviendo los hilos de forma que despertaron a la araña. Un día vino a caer prisionera una hormiguita la cual. Pero esta vez la hormiga vino a ser más generosa: “Araña. de hecho extraordinario que quiero contaros. al verse presa. se repitió la escena de forma muy parecida. para que te lo comas. Rápidamente el hambriento bicho se plantó delante de su víctima para comérsela. arañita. Allí. si me dejas ir te acompaño a donde hay un escarabajo muerto. arañita. mayor y más sabroso que yo. cuenta nuestro amigo el búho. testigo un Y claro que sí.

A la nana duerme. A la nana oscura. nana. que la noche es bella. mi dulce sonrisa. A la nana. ya brilla la luna. canta. te daré mi mano. cuna. no sufras por nada. estrella. cama. sueñecito cura miedos inventados.DULCES SUEÑOS A la nana. ojitos cerrados. Sueña un lindo cuento. mis besos la brisa. A la nana. . mi abrazo es la manta. mañana temprano. A la nana. a la cuna. ya croa la rana. carita en la almohada. volverás a verme. y no sopla el viento. corazón que ama.

Pedro no quería salir. se rompió y le produjo un corte en un dedo. pero la doctora le dijo: “¿Sabes. puesto que si lo haces no te dejará nunca ser valiente. ni quería volver. La mala suerte quiso que el vaso era de cristal y. ya quería saltar. pero. ya quería salir. Pedro estaba muerto de miedo. con o sin miedo otro día te volverás a hacer daño. Así que Pedro poca cosa hacía y con poca cosa se atrevía.” Desde aquel día a Pedro ya apodaron más “MUCHO MIEDO”. está claro. Deja que el miedo te hable. Pedro estaba en el sofá mirando la tele y… Tenía hambre y allá encima de la mesita habían quedado dos galletas de la merienda y… Pedro fue a cogerlas pero al hacerlo no vio que al lado había quedado un vaso medio vacío de zumo y. ¿sí? Pero no le dejes que te grite. Pedro había comprendido y ya quería correr. Pedro no quería saltar. Uy. ya quería ir y…está claro. claro. Pedro? El miedo no nos salva de nada que tenga que pasar. sin querer lo hizo caer. Con o sin miedo yo te coseré. al tomar las galletas.PEDRO MUCHO MIEDO Había una vez un niño que tenía miedo de todo: Pedro no quería correr. Pedro no quería ir…. al caer junto a su pie. ya quería volver… . y ¡qué corte! Fueron al hospital y lo tenían que coser. Un día. mientras el padre y la madre preparaban la cena.

en ella iba su alma y su cariño sano. quizás fue una noticia. Las miradas se hallaron y no hizo falta hablar pues nunca se fallaron en el saber estar. quizás su despertar. Ana puso en su mano la fuerza de su palma. A veces la callada.EMPATÍA Triste andaba Patricia. . que nunca hubo prisa con la amiga apenada. con ganas de llorar. otras fluyó la sonrisa.

pensó Jorge. ¡qué nombre tan hermoso!”. Mientras caminaba apoyado en la niña Jorge se dio cuenta de que ya no le dolía tanto su herida. ¡no era tan fácil como parecía! Pero él lo iba a conseguir. “Consuelo”. ¿por qué no iba él a probar? Así que. llamar la atención para que vinieran a ayudarle. venga que te acompaño a buscar a tu mamá”.UNA TARDE EN EL PARQUE A la salida del colegio Jorge fue con su madre. le cogió de la mano y le ayudó a levantarse. a un parque cercano donde merendaba y jugaba durante un buen rato con sus amigos y amigas. uy. ¿Estás bien? ¿Puedo ayudarte? Pero la niña no esperaba ninguna respuesta. . “Y claro. seguro. ¡seguro! ¿Seguro? Bueno. ¡cómo dolía! Pero al caer sus piernas chocaron con el tronco del árbol y en una de sus rodillas se abrió una herida. uf… El trasero paró el golpe. respondió ella. luego sacó un pañuelito rosa y le secó las lágrimas. sin decir nada a nadie se separó de todos y se dirigió hacía el árbol. No la conocía de nada pero con esa sonrisa no podía esconder burla. para luego decirle. Una vez allí empezó a subir… Vaya. Mientras sus hijos e hijas se divertían las mamás y los papás se sentaban en los bancos y charlaban y charlaban hasta que era hora de volver a casa. Entonces le preguntó a la niña: “Cómo te llamas?”. como muchos otros días. pero no podía evitar esas lágrimas. ya estaba llegando a la rama que quería pero… La mano derecha quiso agarrarse pero no pudo y resbaló y… Jorge cayó al suelo desde. “¿Te has hecho mucho daño? Jo. Consuelo. te vi caer y me asusté. el otro día vio como se subía un niño y… Y. ay. Jorge estuvo jugando a pelota hasta que se cansó. estaba cubierta de sangre… Jorge sabía que debía gritar. Luego recordó aquel árbol tan hermoso que había en una esquina del parque… Jo. con voz muy suave: “No es nada. esas odiosas lágrimas… Y le daba vergüenza… Entonces apareció esa niña.

Me dices lo que sientes que todo es por amor que yo soy el traidor Pero. ¿la fuerza? Una patraña. Quizás me porto mal. tú mientes.TÚ MIENTES Me dices lo que sientes que todo es por amor que yo soy el traidor Pero. tú mientes. tan sólo rabia anima. amando no se lastima. Queriendo no se daña. . quizás no te obedezco más tu golpe fue brutal. y no me lo merezco.

La brisa no dudó en apartarse. escuchó una conversación muy curiosa. ¿Tus tierras. ¿mirarte? Sí.bramó el viento – “Aquí yo soy el amo y todo el mundo lo sabe. Había enojado tanto al viento que éste se la quiso comer. En cambio llego yo y las plantas y los árboles crecen. el grito nunca vencerá al susurro . antes de proseguir. todo se helará. claro: “Tu fuerza no te convierte en propietario y aquellos que tú crees que te sirven lo único que te guardan es miedo. respondió: “Soy la brisa y. pero el viento orgulloso. no pudo seguir. Si me da por calentar.” Pero la brisa. los animalitos buscan compañía y comida. los… Conmigo se da la vida. cuenta el viejo roble. Mi poder se extiende al río. Nadie quiere escucharte ni nada te escucha. qué estúpido. El empuje del viento la había hecho apartarse. de reojo. con su suave y armoniosa voz. los pajarillos cantan. plantó su sonoro grito para preguntar: “¿Quién eres tú? ¿Y qué haces en mis tierras?” La brisa. Pero ya se sabe: por muy fuerte que suene. ya entrado el otoño. si me da por enfriar. a todo y a todos. al mar. ¿Te crees que alguien se alegra con tu llegada? Vaya. dices? Si ni siquiera te quieren. Si me da por enfadarme nada ni nadie quedará de pie. no hace de ello mucho.. El viento del norte y la brisa mañanera se encontraron frente a frente. contigo sólo se esconde. ….” “Qué me cuentas?”. ¿sabes? Estas no son tus tierras. todo quedará seco. ¿Cómo te atreves a cuestionarme?” La brisa tardó un poco a reaccionar. las mariposas vuelan..DEL GRITO Y DEL SUSURRO… Cuenta un viejo roble a todos aquellos pajarillos que en sus ramas paran a reposar que un día. pero respondió.

La arena mojada la invita a jugar. no estoy! El sol. al sol viajero… Y al ver a la roca. La ola le llega. La luna miraba la mar acostada. sola quiere estar. la roca enojada: ¡Dejadme. . la roca se niega: más tarde. que quiere pensar. que no es un capricho. Callada pensaba si se iba a quedar. por favor! Se vino la noche.SOLA ESTABA LA ROCA Sola estaba la roca enfrente del mar. la arena dormida. la luna sonrió y susurró bajito: ¡Ssssss! La roca está sola. la riega y no más. quizás. preocupado: ¡A secarte voy! la roca: ¡Que no! ¡Marchad.

y se acercándola la La rosa sonrió sus pétalos y comenzó a abrirse. bella como el vuelo del arco iris. de ella comió y luego. Sin ánimo de arrancarla agachó. partió. poco a poco. estaba la rosa mustia. enfila la ruta del ser necesitado y luce la luz del ser admirado. ¡Había tantas flores en el jardín! ¡Y eran todas tan lindas! Entonces pasó una mariposa. Entonces llegó la niña. estaba la rosa triste.ESTABA LA ROSA… Estaba la rosa pálida. estaba la rosa preciosa. como si aun le diera vergüenza. estaba la rosa feliz. y que hermosa serás”. estaba la rosa radiante. En ella descansó. . Y así es: el camino de la felicidad se traza con muchas cosas. se paró frente a la flor. la tomó entre sus manitas y. caminando por la senda. se incorporó y miró. estaba la rosa tanca. Estaba la rosa abierta. Luego la soltó. Y siguió su camino. “Que hermosa eres ya. a su cara. dijo. tras acariciarla con ternura con sus patitas. pero sin duda pasa por el valle del ser tocado. la olió. y sobrevolando el pasto hizo su elección: se posó en nuestra rosa.

su voz con amor llamando al consuelo. cura sana. Marina lloraba. duele. el que más temprano. . mirando hacia atrás. Su amigo llegaba. no vio el arbolito.CURA SANA Marina corría. cortes en la mano. corre que te toca. mirando al costado. se escuchó su grito. sí. si no se cura hoy. el tronco en el lado. duele el duro suelo. de frente a la roca. su caricia tierna. La niña caía. con sangre en la pierna. se curará mañana. no pudo callar. el dolor. no pudo frenar. sin ver lo demás. su pelo cepilla. Cura sana. golpe en la rodilla.

EL MAYOR TESORO… Arnau estaba asustado. cada prueba. un poco más se cae de espaldas de la sorpresa: dentro había una sola cosa. ¿cuál era el tesoro? ¿Lo sabes tú? ¿Me lo cuentas? . sin poder ya esperar para nada. esa cueva donde se suponía iba a estar el tesoro. El niño esperó y esperó. … Hasta que. Cuando llegaron desayunaron y luego la profesora les explicó que iban a hacer un juego de pistas. Estaba medio oscuro. un objeto sin valor que se podría encontrar en cualquier parte: ¡un espejo! Y entonces. sin saber ni como ni cuando. Se hallaba en frente de la entrada de una gruta y no sabía bien que hacer. que tenían una marcha. ¡jo! Y había sido muy divertido: cada pista. Arnau se descolgó de su grupo. pero la curiosidad le fue ganando a la paciencia y al final pensó: “¿Para que voy a esperar? Si entro el primero les voy a sorprender a todos. Arnau se acercó y. pero la cueva no era muy grande y en el fondo había una luz que iluminaba un hermoso cofre. ¿Debía esperar a sus compañeros y compañeras? ¿Entraba solo? Habían ido de excursión con el colegio a una finca lejana. que iban a vivir una gran aventura que les conduciría a un tesoro.” Y Arnau se armó de valor y entró en la gruta. hizo el gesto de abrir la caja… “¿Qué habría allí dentro? ¿Joyas? ¿Monedas de oro? ¿Diamantes? Algo muy caro. Iba siguiendo un rastro y de repente se encontró con esa gruta. ¡seguro!” Pero cuando el niño hubo abierto el cofre. un extraordinario tesoro que escondía aquello más valioso que nunca en la vida iban a tener. los llamaban monitores. cada mensaje. acompañados cada uno por chicos y chicas. Luego partieron por grupos.

para allá. sin más. Sí. y a veces hay que esperar. silencio.. que no y bla. ¡salid de la sala! A ver.“Pero yo lo vi antes”.. vaya. . ¿QUÉ MÁS DA? “¡Es mío!” .MÍO. siempre acabarás por dar. ¿qué pasó? ¿no dijimos que hay que compartir? Pues me toca a mí. bla. en el suelo... o hay que pedir? Me lo agarró de la mano y me tiró del pelo... las cosas no se quitan. basta ya. ¡No me grites! ¡No me cantes! que sí. pues si a las buenas te piden. ep. eso digo yo. para aquí. nada. ya os vi allí. ¿Y se quita así. bla.. ahora calla: Compartir nunca es pelear. se reciben. Porqué tu me pegaste.. TUYO. ¿Que caiga un chaparrón? ¡No te junto! ¡Eres malo! ¿Y tú? Maldito llorón Los dos.

el otro Querer y el otro Poseer. Y la puerta se abrió. “Vaya – dijo la voz. de rojo ve la flor pero con tela negra la oculta. Una voz gruesa pero apacible sonó desde el interior: “Dígame”.¿está ya preparado?” “Y claro. cual angelitos traviesos. no hay sueño soñado si antes no lo has tomado” Y claro. grito fuerte: “Quiero recoger mi sueño”. Los tres se dirigieron a una tienda muy curiosa. colorado. Si lo conseguías las palabras salían volando. La voz resonó de nuevo. siendo soñador sin empeños.” Luego llamó el segundo duende y. “De acuerdo – le respondió la voz. Para entrar había que llamar antes. hecho y rehecho y envuelto está”. En el tablero frontal que se sentaba encima de la puerta estaba escrita la palabra “Sueñería”. Sonaba entonces en tus oídos el estribillo de una canción: “A la calle de los sueños no puede acceder cualquiera. quizás era la mía o quizás la que junto a ti camina. que en su pueblo natal había una calle llena de tiendas a los dos lados. respondió el duende. contaba la hada que un día consiguieron entrar tres duendes. pues sabido es que aquel que anduviera cojo.LA CALLE DE LOS SUEÑOS… Contaba una hada madrina. claro. y haciéndose grandes te despeinaban y.Espere sentado y abra y cierre una mano sin parar hasta que aparezca”. ahora con un tinte de enfado o impaciencia: “¡Dígame!” “Guardan aquí mi sueño. había que hacer sonar una campanita que colgaba del linde de una ventana. sin esperar respuesta.”Y sí. Uno se llamaba Desear. o no… ¡O sí! . Entonces llamó el tercer duende.respondió el duende. te dejaban mudo de la sorpresa. El primer duende llamó primero.y lo vengo a recoger”. En la pared de la entrada lucía una placa. “Deseo recoger mi sueño”. “De acuerdo – le respondieron. ¿Y entonces? Acababa la hada su historia así: “ Colorín.vuelva cuando el sol salga de noche. con letra muy y muy pequeña que debías interpretar.

cantan las risas vividas. Niño o niña sin dudar que la infancia no se paga debes ser. tenlo seguro. el día corre y se apaga y en los sueños del futuro brillan los juegos jugados. y hablan los pasos andados. bailan caricias sentidas. sal y vive tu aventura ve y disfruta tu ilusión vuela y canta tu canción que la niñez siempre es pura. .INFANCIA No te sientes a esperar.

Así son las cosas. cuenta el sapito verde pistacho que. Y claro.y empezó a saltar intentando cazar moscas. Y allí estaba. sabe un cacho: si quieres conseguir algo no presumas de poder ganarlo.y a saltar intentando cazar moscas. ¿Todos? No. el sapito verde agua la cazó y se la comió. simplemente gánalo. Dijo el sapito verde loro: -Mis patas son las más largas de todas. según todos. pues yo soy el más listo de todos. Pero a empezó ninguno cazaba nada. A él no se le ocurría nada que decir. saltando y saltando. . cuando pasó una mosca justito por delante suyo. Dijo el sapito verde manzana: -Mis ojos son los más grandes de todos.y empezó a saltar intentando cazar moscas. Y allí estaban todos.y empezó saltar intentando cazar moscas. quedó el sapito verde agua quieto. muy quieto. inmóvil y callado.UNA DE SAPITOS Dijo el sapito verde botella: -Mi lengua es la más larga de todas. Dijo el sapito verde petróleo: -Anda ya.

de estar vivo y navegar. mudo. ni la luz. que espanto esa quietud. sin probar la risa. Y lleno de paz desperté. Jo. sin mover un pelo. cuando no conlleva nada. ni oscuridad. ni tan solo la verdad. . quieto. Y soñé con un alud y rompió mi vida helada.HIELO Ayer soñé que era hielo. Ya nada me dañaba. ya ni eso me importaba. sereno de ser agua. río y mar. blanca cara i cero prisa.

. claro.. Y pasaron los días y Joaquín volvió a mirarse al espejo preocupado -¡Qué vaaa! -soltó. -¿A que no sabéis que me ha pasado?.le respondieron todos. pero de tanto mentir ya nadie le creyó y se quedó más solo que la una..¡QUÉ VAAA! Joaquín se miró al espejo preocupado -¡Qué vaaa! -soltó. Y pasaron los días y pasó lo que tenía que pasar.dijo el niño muy contento.la señorita me ha engañado: no me creció la nariz para nada... Y sí. Aquella mañana Joaquín salió al patio con ganas de hablar. -¡Que vaaa! .el abuelo me ha engañado: no me creció la nariz para nada... y se marcharon a jugar. Y pasaron los días y Joaquín volvió a mirarse al espejo preocupado ¡Qué vaaa! -soltó. a Joaquín no le creció la nariz. Allí estaban sus amigos y amigas y quería contarles algo.mamá me ha engañado: no me creció la nariz para nada.. Y siguió mintiendo. así fue. Y siguió mintiendo. Y siguió mintiendo. .

Ya llegado el mes de mayo. corre y cruza las praderas. galopa mi lindo caballo que de tus ansias no hay dueños.LIBERTAD Galopa mi lindo corcel. Galopa mi fiel alazán. moja la lluvia tus sueños. relincha al cielo: ¡libertad! que nunca te alcanzarán quienes no te amen de verdad. . toma del verde la miel. y sorbe las flores primeras.

las… ¡A las dos! Pero no paraban de pelearse: “¡Yo primera!” “¡Eres una tonta!”… Para Úrsula. En él puedes meter a tantas muñecas como quieras… ¿Y si tuviera tres? ¿Y si tuviera cinco? ¿Y si tuviera mil? ¡Pues a todas las iba a querer igual! . ¡Pero bueno! ¡Si las quería igual a las dos! Las bañaba juntas. les intercambiaba los vestidos. las maquillaba bien lindas. que tanto las quería. era incomprensible su estúpida guerra por ganar su amor: había de sobras para ambas. ¿De sobras? Y más. sin fondo. le gritó Lucy.MIS MUY QUERIDAS MUÑECAS Úrsula había castigado a sus dos muñecas más queridas. enorme. La una descansaba en una silla y la otra encima de la cama. El corazón es como una caja grandiosa. Por más que lo intentaba no podía entenderlas: “Ya no me quieres”. “A ella la quieres más que a mí”. había dicho muy bajito Penny. salían de compras las tres. No paraban de pelearse y la tenían harta.

UN ABRAZO Te ata siempre con un lazo. cura penas y dolores. ¿me quieres regalar flores? No. mucho mejor: ¡Dame un abrazo! . No me compres peladillas. espanta las pesadillas. y devuelve los colores.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful