j*, i,fgÍi:li,:|li{!

1i

C¿dfruro )O LA CIENCIANCdNÓIT,TICA ATGI.INAS

cnnÁcrnn GENERAL CoNCLUSIONES'Dn
l. I¿¡ ümitcs dcl pncag-gconlglco. Con diversosgrrdos de imporunciaré@tado un condnüocsrímuloen rodas lascsfcras cmpeño incdgcturl¡desde crfricalircnria a la flsica pura, la del El desr¡rollo del pcnsamicnto cconómico,en espccial, dependido de la ha conuorrersia hasia un punroq!¡! ¿l no iniciadopuodcparcccr exasperanré; .Sin embargo,es cierto queel csplritudjgtlt!3{ts con el que seha¡r enfocado algunai cuesdonestirndaffinsüF'ñ p'criffido al progresode nues-

. ?*-,** &.*, lr-L[* r- [-l ') ) Lt
,l* \- '.- - +- f.-

{r

TSY,*1*
J^

;¿"l

1

?/t

l-u

¿ --Í -j-n )

**(r * *
ttl

.t-

r.f.* .--i-l*r

éf[r,,\ - - - l' / ,

rraciencia. cjemplomás El elócucnte este dc inc¡nveniente la conrroes

versia gconomfa lo que eslo mismo, sobre los rcbre los llmir o, lfmitcsdel pñIeso eco.nómico] El problema fue impllcitar implfcitarhentc planteado por la cscuela histórica ale-

E[ñbt.m" r" *.u*sar¿'1"-.i;íü9:con unacucsrión he inrenque tadoesublecer lo largodeqrglilírd;iáftóics,:quc lfiniü dc los objea los ztos¡calqy,especialmcnredcaconrccimientossonTen:ilñ:bdi*l¿etiens.
pf€c|sarn€nre a gug cs tmpoútDtc Dr€c[arnence oue es oec¡r, pgr crg.ff.¡plo, Clonoe tfnalga .r./cDr(ro I 'el procesóqufmíco y dóndc comieruael biológico, nirslquiera las ciencias

391

a dcl t¿mosoacerrijo d,eSué succde la sitario dc segundo*r* "'f"*it secasa su se la economfa cnPe*one-' si un'liccncijo ;;;-;;;i "on explito potitito' De ocromodo' ¿cóm9podrfamos i;;.t.Iy ;ü;; Media en Europa que ab1¡ó de Ie Ed¡d .*ii^ico car d esrancam¡.nro cxplicar las guerrassostenidas si no podrfam-os ;;;t;ll;rrio? ¿Cómo por el conuol de los.mercedo¡f- los rccl¡rsos eufbPeas cntrc las naciones inducidos Por.csta tccnológicos ;"riores asltoro tot cambiob ;;;ilIr" renciaen el dcla poátittt"t explicar rtttlnd" diFe tucln? O bien, ¿cómd l¿tino¡méiica -dado c¡ue sarrollo económico.na* R"t¿'it" del No.rre'y siúos-' abundurtcscn arnbos son de los recrrtsos ia Naturaleza igualmentc v en losÍactordsocieles polfticos? i" aettnti" r;;&;.;;;; qu" oiqeiimuien u¡a interconcq* Recordemos r¿itiütátt"tt gcoUiológico dc la'csli .cdghti[rianey d' proccso .id ;;;;'"r..iln¡.nto

.r ) -

dr9 más general. unasociedad la quc la riqrm' personal el rangoso. En en y cial se encuentrar¡ altrmente conelacionadqo -comon¡codecn el sisrcira de : propiedadprivada-,el gende la reducida feniüd¿d ricndea diñmdirse entre los ricosy el dc la elevrda Énilidad emrelos pobrcs conjunco,la familia En pocoshijosascieode la escala en social, aquella más hijos que y con 9on m-u)r la mediade vÁstagor descic¡ide. mismo dcarpodadoqu. norrnin.iite AI los ricos secasan losricos,los pobres no puodco on esarsemás que 96 tror pobres. pucs, ricosehace¡násrico y d pbre más Así d pobredebi{d a una pocosospechada interacción ücroreseconómios biológicos,./ de y 1 En cohsecucncia\iel problema delimicarl¡csfera [a economia,'¡ ft de de f, - I incluso de una mancáaproximada, escá erü¿do espinas. cualquier f V¡_.1 dc En ) no Paretonos acucíaacrccr su argumenra-l q" con | caso, e6ürn sencillocomo I $ casode la"qufmica,I l+ I ción de que, de igualmodoquc la geometrlano hacc la cconomfápuede prsarpor ako, por abstncción, homocthict¿s, homo\ ¡l el d ) I los ' rclígiwuty codos res(¡nres huiincsr.. Ahorabicn,Pa¡Elqlrgcs el único L* \ que ei proceso , quJ sosrieng económico rien iímitáíffiEiiii6o. t lasaractivas sendas abicrtas los primÉrosrnerginelisras por marcrnáricosy l, J r l" que sc ha llegr'do denominarhabitud¡ncnúde economlaestándar. a I Una formulació¡ má-s ¡ecicnre esta posruri die que el ámbico de fa de I de ie I cconomlasc limia al estudio cómo unos mdios d¿dos aplican a sa-, un I dsfacerFtn$ dalott.Dicho en rérminosmáscrpec{ficos:,en dere¡minar ido momcnro cn el ticmpo,ücnen dadoslos modios disposiciónde rodo . dadl la! vfas(récnilindiriduo, asfcomor*hn* ñrturos;ambién vicni:n y sociales) en\uc esos mcdios puedenusarsc dirccta o.indirecramenre lc:s sarisfaccr finesdados, los juntamcnrc o por scparado; objero csen: el fpara es Ia dc dadoshacia lcialdc la economle dércrminar asisnación losmedios óprima los6nesdadoJ,Asles¡;omo economfa redude la !c /la sarisfaccióp a..lamccá¡ica l¿ utilid¿d dcl interés*. cfccto, de y En rodo iisternaque lcc (meüos dedos) una reglade may Iimplique un principiodc conscrvación (str;sfacción ópdma)esuna analogfa \ximización mecrn-ica,J ,'
W.;;;.. , .lztam n Pbr;"I"g, Ztolog, and the Natwa! Hiaoq of ian (Salcm, tft22), pp. 389 y c Fnnci¡ G:lroo' Haliur! Gníw (L¡ndres, l869), pp. r3z-r1}.-pua una diccusión rmgh. tnl dt at¿ etcgorfe dc prcblanrs (dmntc ini¡¡uctiv¡ pn adokreudioso dc l¡ ..ono-f"), A. FisIñ..\lK ercialTharJ Scbctioz (Otror( iy¡0).aps. x ¡r xL Trmbién J. tt, {Nanral ÉT l! S.Htlúnc, Hadit),rnlPolidoNucr Yorü' I938), pp._l lBlys Eau.t:Jno-Lreq rparcntcmcnrc ólo A C I'>igou¡onró omicncb dc ll posihlcs inrimcciona aqc lo @¡ómio y lo biologico. Vrta*.Eugcoic end So¡hc\flegc Problm an Esay in Ap¡lhd. &orcníogordr* ígZq, pplsUyt: ¡ Vlfrcdo Pareo, Mnxl d'lonomic poüriqut (p atis, 192D, p. lg. t Cm mucho, la dcfro mcior anioledrdi esrc rct¡iaiw putodc vin scdcbc a Uoncl Robbins, An üu7 on úc Ntwt an/.Sígnifauof &onomic Scitncc (2.. dr-Loodrcr l94S), p. { 6 y puin. . Poinorl, TltcFwlatío*ofScrencr(Lanma,F¡., ',.V-Hcnri l9{O,p.ASb.p¡nuncx¿mcn L ' dcll¡do dc l¡ qrriq p-o\[rtr.cy uelo6t¡ o¡,-,. a¡tr él sistcm" dc l"i ccrrecionc dc L:gran.gc vÉu v. Parcto, rconsidcnrioni sui pincipii fonrl¡mcnnli ddl'omíi: potirie puea,, eiilngL (1892), pp, {0gl¡. aruni:+ IV 'lqli -l

iFmq¡"stun

can

o. \

ffiilp;Gi;

su gr,,]oi lo!.conorúüi hanrcchazado doctrina
io n"n "i* guc' a pcsarde su dcs¡for''

debido a que hastah"*;;;;;

,,H:T3;Tilf.T#T';l

,rj/

.rk

Puci'n biológicos I factor€s loscconomtstas' espococonocidopor fur;* sorpreádenres L tu'niJü t"tft"t pl"cs atlmundo lascolectiüdades En cl pasado, lo con' de ,igl"' sii-J;gu"t "giáa¿nsoc¡at imporuncia' vivfandurante genético pan dempo curnplireu efecto ünla ;ffi: üü:üi¿-clascs superlores -ob' L*tn ¿t lasclases .;ñ;;ú;-""ñ casipor @mpteto' del pucblos ?aclfico-. Agunor - tcncr pá,¡**-á"fihiÍ. I*i¿" i"J,i" del conocimiento qtg lg-'óq3 ti',á"-Á" -MuÁo "nto a el ocplicó fcnómeno "*s;"nti."t a 'de le hcrencia, *^-,ni'ia üntxtfi* 1v'¡*tnce al poderquelosh3lUr¡s pu. panir dc I" fase menttt*p¡tica;'tóag-bufó Hdll,, dÍ:t atn95,a t'át.!tli mujeres pqra fls á*.t-l"plti"res tenlan

iiil;k

a" el hecho c* tot es¡lit'fttomtttt comprobndo' de .!1nqu, tcotrnico' e solapanc interacmar cierru i| y

I

p**#*T*,-ffitffi trf{'lffi""'"T+;#
y. d¿los biffiáüc idoce treint¿un il"0*t l ."nditiuvólaelünción " i"!ro' oqglpp,$*,losPates-se^casaban át r;' ilüñ;.t' el ""¡l'asfcn su sangre &éiuente..n,. Jl'lca' ht""dtru' ffiucitndo
después cuarenta.anos

.

muy . sende o* ..d*i¿"?ii-tilidfi apqtgl"i*t"

e.iü;i;¡.i""i"
?'92.

**{fif r' ¿"c¿rcn;J' c"obl

mues il fenómcno

r

?93

l

ii

nt si; H:
pt . f::l VJ m I ,il t:J if i,il (!"t dc Ahon bien, es posible que no puda nqarse ta acncia cconómica la ¡1. *W*ón dc modios dados pa¡al¿ satif¿cciónóptime & fino' dedos.E¡ s' 7 .l '\ foáa dc al asigaaciénrcflcia unapcmancntc preocupación -d' "b$racn, ptald \ ¡ttüü¿"o: f"-poco p,r"de neB'¡rdqucfrccücotcrncntc problcmasc y que *rceptibte d" urü sglució¡ numéricade. . lrea cn términos-conderbs 'dahs.l$s recientes "s esdn realmenrc relb¡do . quc rodoslos d¿rosnccesa¡iós la cn conseguidos esrcsentidosiguicndo qb¡a pioneradc T. C. lsdr"doi por Sin lKooo*r* rn".o.tr la máxima alabanz¿ embargo, mr¡yvdiocosque (o . l.ott^oos resuladoq e[ rruevo campo de la ingeniela ccondtnic¿ de la de la aba¡ca toalidaddd procco.económico.más no cmpresarial) leconomfa eld caqpo biológico. rodolo quecsimponante lo qu. la agriárlrura'agora f 'eui.ñ habinul dc la cconomfa e añadirque la denuncia I "p.er*rrite imaginarios I es¿nL porll s¡mple modvo dc quc scocupa'dc*individuqs de ya cscalas prcparadas prcios imaginuios con I qu. ."ud.n " -..ádor er p"tónt ..nre rcrpc. Aun cuandoignoreel C-am, I ,i. ofcrta y demendart Ia ciencia rro I bio, I" absuacción .s-*un privihgiun odiosumocdusivor.de I económicac,Dorque la absuacción cs la cscalamás valiosade cualquier ft¿"i*'*n.*ü d. forma convinccnts cn lu cienciasso\.cUAiTru*ü*j ' -ciales de Jlo m¿sindispensablet gue en ell¡s J¿ fu¿rz¿ laabstracción' Ia o de usarmicroscopios reafqionaqul¡niIa debccompensar imposlbilidad . en (¿s?. Sin imba¡eo, la'ta¡ea de la cicnciano consisre rrafiara la escala dcsdandoy volüurdb a destila¡ más lácil y pcrñeriecer allt párasiempre dc la mismasuitanciapura. Al oponenca rodasugerencia q¡reel proccso económicopucda clnsistir en,algomásque un rompecrbga"con todos su! clcmenos dedos, la econbmfaesdnderse ha idendfii:do con el dogcomprenquc matismo;y estogs un prívibgiun odio¡um ha edipsado.la cconómico allf dondcseha empleado. , . sión del proceso por no por | /; . Asl iues,rés su dogmatismo, Porsu uso de la.alxrracción, / llo que li economfe la crltica legftima/l:'observaesrándarestáabienae . trción casual lo que sucedeen la csfera lasorganizaciones económicas, de de .o ent¡ces.r org*L.iones y losindiüduos,basa paradesvelnr fienómcnos de . que no consistlnen el tátonncrneztcon finesdados hacia medios.da{os quc en rodaslas sin dadas.Dcmuescran, duda alguna; con reglas uc,rerdo ambien .oriritiuuo.nr. un ñn ig,i.i.ir¿o el ¡¡íd¡r,iduotípico persigue d9 cl at¡-lncnto lq Wc puedercclamar por la estructura estándan "o.lado distriburi n_or1as siruaciónicua] r l_as coh_su como qll r..qltadc acuerdo de estehn lo quehacedel individuoun verdadero : vas,Eitla'¡ierseorción del . , agcnte procerceconómico' ,
t.\(latcy C Mircbcll, .Quantinrivc Anrlyrisio Economic fuviru, Thcor¡', Antrtan Ecanoaic p,5. )lV (1925), ' rJoscph A. &Jru rryaa, Esals á- R V' Clcmcc (C¡mbridgc'Mu' J9tt)' p. 87. I, wE Chiego. 193L1933). p. l 2' ' f rcf"ao r 6 pam¡¡ cd;cion dc K-l Ms, GPiü lS

Dossoolosmémdos los qucpuede con pcrsquif csfc6n cspccffico. pti---Bg-r.l+g", buscar puede forlna¡r lasquemcionrEuliutiaanefltc con . q,tt En .r ':'-r:fr-i"^.-nC¡os ). posc'c. éegundo luFr, iocdcihtuiúr aumcnt so ' cr¡ota pcrsoud stocko dcl Oujode¡rediossocialcs, quccquinle a .' dcl lo cambiar rclaciones les dissibu¡irasdominanrcs Comodnsca¡inciadc ' que, induso unasocieded cn socialis¡a,aaiüdad individ{rd dirigida la csd rembién lrrgoplazo a haciacsos fincs, cs-por quesci¡¡cnan ondñualo
mentcnucvos y medios,se cr€an.nusüas necesidedes econóñlcas sc introduql)rÁuc'runorrnasdisrib uti¡'u'. qe;úón espor qué una ciencia inreresada medios, cn fincsy disui- i , ,4¿, bución cconlm¡cor tendrfa que rechazar dogmácicamcnctetnbié¡rcl .rtu: \ 7, dio del proccso cuyo rrav6 secrcannucvosrnedios;;rólli;r;";;, a ñ- \ /9 na ¿conómico¡nuevasrelacionescconómicas.fralvee y podrfarcsponderse , \ que. queJra incluirscen el ámbitode crllquier cicncia lo ' dc op.á"I o un problema convencioncs de divisióndel rnbajo. Volücndoa uo palade o lclismoanrcrior,¿¡o cs cierto que la agricuhuraconstituye'ui empeno propiamcnte ci9dfirg disciplina_muy útil, a pesar haho"di que , dil tlq no seoanpa l¿ arolución bioldgica? dc Exisre,no oh*antc, üna razónmuy irnponanre la que la economlano puedeseguirel por :i.r¡plo dc la ag.itura. en qt'e el-¡irmoo'olutivo dc las.cspc,ic$, cconómi!,sa.razln-co-nsiste cas(esdecir, loc,mediog finesy lasrelacioncs) de los o,nu.ho másrápido qucel de lu cspccigs biológicas. r,especies, las económicas demuiado son efrmcry que la agricultur¿ económic¡ ofrezce imegcn una iclc:oro.p3{ vantcde ia realidadeconómica.Los fcnómcnosiibiutivos predorriinan en todo fcoómeno cconómicoconcrerode ciena i¡nponancialcn un qrado clementos deslicen su través,nosqucdamos se a sol¿rncntc o¡" ,ornbradcl fcnómcno concrcro.sin dudaiguna, un naveganre precisa -n no cónocerla evolución los rnares; dé co¡qoafirmó puero,lc bañaán h seo_ grafía ral'1 Peromiiopinión es que la ilus_inción.de pa¡eco seruirñd. no nadasi la geografflerrescreevolucionase rápidamente ran como la del mundo.económico/En consecuencia, indiscutürc:qué pecado la{ es cl dc economía csrándar la falaciadel equivocado or¿..}.";.il;; l;l ,/ ¡¡ que\fhitehcad cnr¡Fn plfciro I r: ., . | : 1.. . . , ^. .
q-u:g-Fru l¡s obsmcioncs prccc&n(a on lu dc Fnnk H. KúStt, EtLioqf . . ' 1".bú &npc: (Nu* Y_ort, 1935). 58 y s Sinimbugo, -no.sroy pp, s.gruodc quc li¡c¡i"iüd locc¡óe Pn .lsrr¡ b¿¡ ambcoimtb con Io quc Knigh llamad{nstioción dcl dcponcrt Eao nocslo-mismo_q* dccir quc d metc¡i¡l ccolúmico.¡srÁ cpr¡c¡ro ¡ i¡u¡ncosas patu¡baciocomolo dieJo¡sph.t&humpa-. r cn Buinn Cyla (Zrols., Nucrayor*. f S39ll,'r. iá. ót ,ncs, todq lctrómcDo @ncto aF¡Ecc *"*o'* ¡omido: inÍ.¡umcnbli pcnurbr-@rc, till: "P tao,Mw IvtO\,.

S |,ii

fli üi

i
.l

:
I

i:ii iijj .. 7n ':;i .'ii r:-" ,,i rj :n ill :ii art ' .1

l
I

j
I

t.

I

t'

cn Si yyor induso.qucla biologfar.nuesr¿ r.¿A;dfi-th+ ;.';;,

¡

.¡¡r.:...:

E
:iq
.J

:.1{

394
i..,

395

l\ (6 / ' \-/

en cuando x una enddrd real se la considenrinicamenie la mcdidecnquer/ ^ pensatnientour¡.- / q.-púe* l"r*á"[..r* [praelecrionadas]de :idel Én t ttorpecdva"parcce natural quc [o dcounciasde !. este¡ilidad . arsenal *stándar wiefan que procederde hombrcscomo Ma¡x y Vcblen, eficiengue en más interesados lastclacioncsdistribudrt¡s cn lasasignaciones concfcto csmá¡evidence c¡r¿Gcr t& de los mcdios:la falaciadcl equivocado aufque losdiscfpulos que en el úldmo.sincmbargo, en el primer problcma maesparasu propio prltendan reclamar la"gloria rode de Marx o de'Veblen fueron sl¡ origen en Ricardo rro,r, los dcfpcoc dcl cnálisis estáticoqueu¡v(r én dc Man<.J. B. Sa¡ porciemplo, una carceftchada scñalados ' en l82l adJ¿rrJ" los contcmporáneos Rica¡do lasgencnciona fu-J.ho -* quc dc a 'ruras sercirlaf¡del rcrror con que' por ceút¡dcl análisis contemtic¿¡diano, plaban cl efcao dcl progreso r¿ctri.o rcbrcd desdnodOlos obreru indus. lu' posiblcmcnte i¡do". Cort o quiá qire sá,. cs cieno quc laslecciortes, la rlnicas impgranria, sobic la mancradc tr¿¡endcreficazmente estrucn¡ra y t . esrática pro.J¿o de Marx, Veblcn Shumpeter'{', "tt rlniel cambién empeño s¡n embpryo,no sedcberfadcjardc rccbnoccr h analfdco-de econocicrta vidad csqudcto co de Marshaf por infundir cn ." mfa estánda¡.'¡ri"¿io scrio;:'mcdio bromt (comopra habitudcn él)' <nr¡ña ambición- scr"lddo por dijo quc Marshall aquerfa Schumpete¡ de No los hombresdÉ negocios"n't. cabedudadgUnade que, dcspu& toh¡ciaIa cn do, erauna enra.ñi embición que Menhdl insistiese el respeto . de Por ci¿.eovq.den¡cumbir al caráctcrdcsuépoca. cimr unosolo relcvan guien demosr¡ódel modomás cjemplos: fuc,Mantull lhuchos elosucntes . comb la curvadc oferta incontrovgrliblcqrre'inclusoun ioncepiobásico crccienú sedesllta a tnv& dela red Lri de'una indqstria "rendimientos cscncial' ei crecicntcsi urr fenómeno debidoa que *rendimienros "rr"lttica nmbiénirrerrweniblc y posiblcmente menreevolutjvp;necesaflamenre h¡ciad enálisisen muóas ocasiovocablet6. $anball otpresó su respcto de ' nes, Perosu .p.r*rni"nto sc daplcgó cn términos cambioevdlurivo, Ahor¿ bieo'Schumpe:. .n té'rminotdc un procesoorgánico,incycsiblc'"".
and RcalityAaEu¡ h Coniobg (Nuoe Yot( 1929)'p.I I.. " Alfrcd Ni¡ú \¡lf,i¡chad, htcat 156;JohnS. Grmbs8ryalSrp¡f IGrl . ,¡ por c.icmpfo, KorÁ,, IQrt Man (bnds,199,9. ¿ndDc¡unl (NiaYorlq t9{O, P. I 0. p' u Jmn-Baptirrc Sey,btcn to M r. M ahln¡ Num Yu/k 1967), 70' alguQuicro ,,'Co^o nb.^ ¡oáos cconomistas, únimrorc Sdnm'..c¡ no fortnó cscude los obr"*., io ob,-tc qucloc i¡uritucioo¿li¡t¡ ¿r¡rrielS psc e rdem:r a Vcblcncom l pof<e' egcire hxL h <corfel' Scecomos' Pnl T' H1 hen ho.drdo poo dc b, epenc dc un dcsdén (1932)' l0pp' EcononbRailqffil m*. cn ¿" ipbois.lof Imdtu.iomi Eonomio',lanio phrucedopcVólo' t7. ha o¡s¡doót¡lmoapordto d problcma

ter on¡inuó dicicndo que *la visión [dc Manhall dd proccso económico, , susmémdos,susresulmdos,no son ye los nueÍrosr,¡t. Vrniendode un e¡onomiÍa en.cufá obra la evolucióni<icüpó posiciónpmminenre, une esra riltim¿ obscrvación pucdc romarscmásquc como un vcladolamenro. no t^ go4o mcqres -<omo üonel Robbinr quc dcspicrancn riltima ins- ' mnciadcl <sueñb dogmáticor't corxdmyen, por dcsgncia rarasexcepciones. En lo quc serefiere a la c¡,¡esrión dóndedeberían de sirua¡se ¿decuadementclos lfmircsdel proceso económico, conozco rsp.fesp no una ¡n9jorr, / quc la dcfinición dc Marshall dc la cconomiacomo d *tuáio ¿e h úql rrz manidedo¡ los asuntosorrdinariosdc la vidarr, sicmpiequi no sc iruist/ en una interprqción a¡itmomórficaile cad¿drmino. lns cjcmplos las y obsenaciones pitsencados estaseccióndeberfan etr bastarparatqazar pbla numbn dialéctica esn ciencia de 2. ¿Porqué t1o la ¿conom!¿ cicncia¡córica?Mo d mundq usala cs un¿ palabre(taotfal cn rnuy diversossentidos.Ásf, cn un sitib Sdrumpctcrla udlizacon cl sig¡ificado de .c¡j¡, de herramienras analfrii¡t'¡. Pero,i us4'lo dc forma dirfiminada, el té¡mino denoa scnerelrn€ntc edificio ldeiun co. O bicn, tal como lo he erpresadocxplíciaincna (QpÍrulo I, Sca¿ió¡i?, anrcrior),tcorle significa un e¡dúvo lógico dc rol¿ onocimicnto cxiitenre en algrincampopanicular,tal quc rodaproposición conocida er¡cuenrre se contenida el fundamenro en l8gico o puedadeducirsc é1. de Que semeja¡rte d es T.hi* posee mérito únicote oÉecercomprnsibililzd un leisnoriv hercdado A¡istó¡eles. embargo,no seha precadocasiningpnaitendc Sin ción al hechodc que no puedehabercom¡rensibilidad sínla capotidad dz conprímirel conocimientoc¡ristcnteen sólo unasrclatiramenrc pocasprg- | posiciones.drt nuesrroconocimientode un campodercrminidonó'cs Si comprimiblc, csroes, si su a¡chivo lógico da como resuludoun númpro ' cnormcde proposiciones-a, se obricnela comprÉnsibilidad no a¡istotéllcaHe ilt¡stmdo punro en ¡dación con l. qufroica, esre ciencie la que,debicn do.al¿ Éecucncia la novedadpor combiñación, de todo fundamentológico dcbccontehc¡proposiciones mucho óás nu¡nérosas que'las.de clasorp. h Porestami{ma ruón, un fundamenrológicode Ia qufmica tendrh guc *ter continl¡fmcnie.en consrrucciónu. Evidentemente ceorl¡qutrnic" une no (endríainrcncionalidadalgrnaz- lo mismoesaplicable induso cbn más intensidad. cualquiercienciague se ocupede l¡ evolución, a puescl csceffrrio dc [a cvolución dominadopor lanovedad esrá " Ibl¿rr.n. " i

York.1924), 808'Vés trmbién P' "'ÁelJ ftl+rf,rq'hi*ipb of Eawnia l8:.dir-l'lrrv¡ 166 s' Erhío ofcen¡a;íonpp' y firl¡ P.t3td,Y KñidÉt, Schumpacr, . Tar 't Sc¡umftcgr, Gna Eorcnúr, p. 101

"' ;li'li,r- F.t**t', f^ é|"ot vz' no*i,¡^N*i. v-L'rssl):P' '

ó Corc lo rdmic Uoncl Robbinsdc I mismo cn su Tk Enmni Pnóbn i¡ Pcauanl Ws fuodrr+ 1917),pp.67 y r

Sdtunpliu, Esq*p.227,. ! Váscd Gpeulo Sccción r¡tcrio¡. V, l,

L "r'.r."uifpi^plip. tt

,

396

397

ffi
Ff

I :.1 t ¡r':l I,1:l

FR

,fi
I i: rl

l.:1J

i.rii
fi

i,f

i.j '.1 l.-i)

Hj
ftd
L::i
l:,:.J

l,,ii i, 1 ¡
t,::i

la Dcspuésde io que hc dióo sobregl alcancedc la cconomfa, resevide[tc que seguir pücsa a la cuesdón que encrbaa csta sección es -q superfluo. Ahor¿ bien,Stno está muy de . ocupándosc ella podrh pareccr companidala opinión de quelasproposicionesrclatirasal fimcesoeconórnico pucden organizarse.en teorla,pareccinstructiro4qalizarbreveuna en presentedas tuidcFensa. rncntelasa¡gumentacioriesm.ás dcst¿cadas ' y L¿ arguírcnnción másantigua, ,.tttLién la máscorri[rtementc esurn h¿ grinida, cs que la economla desernecesa¡iamentc cicnciateó¡ica, de se puqstodo fenómcno ec¡nómico deriva lógicamente {n puñado de 'principios oUsi* qu. enseñaa elemcntalcs.la ida scTcmonta la escud¿ se ba quc rcdos los fenómenos cconómicos fundamcnt¡neri .el deseode riqucza.'r caracterizaa todorindividuo en su sanojrúciol,y están regique Ia dospor dos rlnicas leycsgcnenlcs. primera esqucrunegüra$ciamayor es la seprcfierea ocra más pequeñar; scgunda la propcosión ob¡ener <la ¡ leA rnayorcanddad de riquczacond mfnimo trabajoy eacrificibr8. esas de dos principios qontenidomfu yesgeneralés, marginalisus afi¿dieron los de sustancial, prinüpios dcl dec¡ccimiento la uüd¿d mápinal y de los los re¡tdimlentos Pcto Áecrecienter. loseconomisa$han continh¡doafirmanidmediatamennos do que los fundamentosdc la economla son conocidos tc por la intuición, de dondcscderiva9uc'¡u vcrdadpud4 creeise(con . másconfianza y ccnidumbrc quc-. cualquier afirmación+fre cualquier hechoo acontecimientoflsiona-rtí¡ más imporunh csla'$retensiónile la fund¿mentdes, piopicdad de susley.cs que, en vinud de esraespccid par En todas las cconomfaes la ciericia ddluc¡i^a cxcelbncc. conscrr¡cncia, pr opos ic ione se c o n ó mi q a ís o n v á l i d a s e n cuel qui qfescenari o in¡tirucionalú. en No cabeduda algufa de qucdiffcilmente puedcPensusc una taud¿tco,'6. tologfamás evidihte (ue el principio*Cada indiuiÁu anúacomo jergampdcma todo el munexPresa'en O bien,al como;la mismaidease cn do acni¿de fq¡má que semuimice su satisfacción oulquier conjunto cn ss dadode circur¡staícias.Evidcn¡emcnte' ran absudots:fls¿r un indi' fdiz viduo que prefiera ser menos como imaginar un oqfti$tero cbn cinde colados..Escierto que una vidade aus,:lid:l matuid y-pc",$ga-qión sf mismo sigue geprescnandola mayor felicidad pan quictl ha elegido ser : mirnje;y absoluamenté nadicpuodedemostrarqpc u¡ nionje es menos fdiz que eJri ,cq.!,07viaantguedisfrua de todas lasriqucza¡ frivolidades |
.

'-

.del munó. Por or¿ p¿ure,comparud principiode máximasatisfacción óqqr.Lqdg-tgr-?nrmeción sobre cualquie¡hccho ffsico 1¡ozrztores una propucstl..inútil, erno ser que *sadsñcción, de se'describa'dnbiéii forma. ', másconqct¿ , . El últimoregLisiroes esencial. NisQuierala teorla$fÉnderpodríaignora¡lo¡,ru'ediñcio sobreun cohccpto teórico no sc consmryó gencraly vagode sadsÉccjón sob¡ela proposíción sino especffica q,rcsób aquede lbs bicxay nticíos dz quc pucdzditfutir paonalmrnte b¡ indiuidio inen flu1n cn-a ut'r{rcción En consecucncia, le rcorla oqrdrt la optimidad cssohmcnrd función de lascandd¿dcs ules bien* jt scnicios. dc Comoye he afirmado en orro lugaP,,estafó¡mula cohcrca rcfleja un rasgoinaiarcio¡ralpropio (¡ pósiblcmente, ambién *pecífico) de las grandcsc,o¡cdividadcs urbanas de lassociedadcs indusuiali:adas.Lo mismo escic¡to oro pilar de la rcorfe dc adndar, la proposición guc, para dc un ve¡doóg,la uganancia> midc únicamcnre el bfneñciomonsa-. se por ' (recordando protesade Marx), razdnburgucsa rio. Ahor¿bien la [no] . es la nzjn humenanormaluz'. CornoIo resaltó -la cuidadqsatneorc-Ma¡shall, no esla raóo gcncraini siquicracn la sociedad burguüa?.;,Mucho menqs podemos cspcrar que sea válida en rodoslos esceñerioi {nsrirucionales. Rcalments lascolccdvidades cr¡ campcsinas fclicidaddei ind.¡viduo la dépendeno ólo do lascan¡idades biené y scrvicios Ésdn ru lirpode que " sición sinoambién de ouas variáblcs sociala,y la ganaricia depende de otrosñc¡onsademáEdel ,rj , beneficio monera¡io. afi iprinsipios fundamcnrales lc dá"j . Porcoosiggiente,[a rmación quc,los ..la economñ universalmence sori válidos püede ciera ú4icamcnre lo . ser eh quc sercfieca *y fofna.sin crnbugo,su co,ntcnido.vienc determigado j pot

v¿s. ¡ro estano-a# con (ca_| ...,-n operc :^,*": FSr{) qurereoccuquela reor¡a jas vacfan; ol conrrario, como hemos por visro,e¡ascaiai*ún llenasde i ul conrc¡udo insritucionaldes¡ilado parpnes,culrurala un. ,o- I dc d. " ,.un gol,.*¡do tnsütuc¡onaldest¡lado los parpnes,.ulnjr¡o de una so- j . " i ciedadburyucsa. Pueden estarllenes sólo parcialmente, como es cierta- | menteel caso;.en cfecro,muchosrugosde úia sociedades hanocclüidoI se porqucno esaban rodo maduroicn la época quesepusicron ci- | del ep los mientosdch reoríaestáhdar, or¡osporqui iio puedin .nl¡r* en la es{ y \ truc¡ura¡riunomórfica que tieneneccsariamenre teorfar. . urra
andAgrariu Eonomio (t960);S.ccitn (2),rcinpro a ,{8. n tll : :ITT¡iTlyry ú Kd l,la, A Cottibution to thc Citigtc ofpoútiul ü:norry (Ch¡ego,f m4.p. 9¡. " MúfuE,hircípl4 pp.762-y ss. i. t E booe¡&h¡f¡ rcncrdiFrcuhad alguu cndiscubrir razó¡po¡la quelas la oodusioncs o¡crrgunes 7 crcmtcr ffiaa ftad¡¡ncntalmcnrcdc lasd-c co"o.¡¿"r¿in"io"., ¿i ññ;b¿;¡,; mo lr dclGi¡!. frlit.of Cnntpctirion, ¡35ye, oJ. H. Chphem,..Of pp, E¡npty Eommic Boxa,. (1922),pp.3!93l,l. los¡u¡ors opian cioroido, orunddo p.rc;low.rfndt$l,Sl ' tiano,signifiaú d coniunro rod¡slasñucionc.c¡¡¡ndu ic optimiddy dc pmdución. dr

el escena¡io instirucio'al, sin esicontenido y institucioqllosprincipios i ,rcajas no sonmásquc vacías> lasque de solamentijpodemqs.obü", I Cf ein.-

it
ir:.1'l ¡; i l

ñi. .

9 John Stuen Nfill, A $yun ol l4it (8¡ cdíe, Nu*a Yorh I 87{)' pp.623¡ s.; Knighr, Ethic¡ ofConn*ion pp. 135 y ss, ' , Ér"nk H. ihight, On thcHüurqal M4d of Ecnomia (Ching,, t95O,p. 164.También' VJanlgJcvo rs, Thc Thcory P. {Politial fuwn (4." cüc., lnnd¡ts, 1924), 18. ;Vásc Jmru, Thcorl, p. l/,k;$r" fu;a of Comp¿iioa pp- lll'y * ¡ 2o;a 1925)' .. . .lIrvingFuhcr,'Ma¡Iczu¡kallnaig6*ñh¡hcThcoryofVafuadhiu$sHavcn, . ' '' p.lliPzrea, MattrcLp. 6L

i i : .; l . : : I
I.:j

.

399

'.Voy a rcpetir aqulun cn FtBrodesecado d tnbap dnrlado.EibnoEonomicsr (l 960),. . micTheory and AgUrien reimp ar mi Ana$tical @ funomics.Dcbidopruinncarc a que lascajas h tiJrh estánda¡ de esub¿nllenasya.de un coamido insrituci<inal espcdficq reorfafue recs¡r drazada por.losestudiosos proceso dd ."ohómi.ocnesccnarios capitano ' listas. Los ejemplos dcsucados los dc la espucle mls son históricaen y Alemania de|Nandni&tn(populismo) Rusiaen tan Apearde.ser importante, estepun(oho ha ¡ccibidomásquc unaafépción ocasional. Marshall cuenra se entrc pocos los que reprocharon cconomisras ¡ bl esdndarhaberdesarolldo.sus teorfas sobrcla suposiciilh de queel rjcica . mundo hizo conlol hóiunresde la ciudadnr,. ahbergo, siquiera se iin ni laccnsura Marshdl de apunraal problema real.. ni un o puedeser . - Ningrln eponomisa, siquiera Ricardo un.Valras, arlpadodc n{ haberconsruidouna teorfa¡arírcnu y vdlída para todos Ios.csccnarios lnscir,ucionalcs., tr¿sociedad esunacndtj¡d no inmurablc sino que evotuüiona cqntinruncnte formas en infinias difierentnnto que en el tiempo pomocn d csprcio. consiguienre,. Por o normalque rodo gnn economi{fa.haya qu.ellgnar cajas tenido analfticcr un conrenisus con do instituciongl.inspiredo los modclosculruralcs la socicdad cn dc quc
rncjgr conocfl¡ aquellten la qucvivfa. $eberfa aceprarcon inmensoorgullo la lJ,a profeslón de economista acusación oporrunismo de pcácrico.lanzada Bridgn¡zntr. efecro,.hupor En bierasido mupho máslamc¡rable que Qucsnaynp hqbrfsc csradoinreresadoen los.p¡pblema¡ dc @nómicos especfficos la Fnruiedel siglo wrn, queKc¡,ncsng hubicsi oq¡diadolos problémas cconómlcos las moderde est¡ulcs, qué ningrtn economista nasorganizacippes o o¡tcmponínéo hubieseesrado agaldq por d problcma dc cómo daauo$arlas economlas quc as e/problcmadcngesrraépoca. conlectencia, econo'atnsadas; En el mista cstánd¿f no puedccr acusado,como t¿mpoco lrürx, de consrruir su teorla de acuerdocon cl modclo dc la sociedad cepinlista. pecadf, ¡ / H 'l monal del economista ad¡idar es de.otro.carácte$ corno nieEa necesi-' la dad de présar atención alguna los asp.cto, *olud"* d.I pr&.so ..onO- | ,4< a dúco, se ve ineludiblemcnte obligado a predicary a practicar dogma de | \ el 1 quc su teorfa qf válidacn td¿du sociedades¡'.

'1

ta' t

"Á^}. P\

l

¡''M¿sh¡f I'ríeeiphp.762, l, n P.V, BridgmrnRctlca;orcPlryüírr cdic., (2r oft Nucy¡ l9J5), 413y s. Yotk, pp. , DPara justq bn Marr, qrcrubr¡Frqucnunocompnió gctun. Porcl contnio, luy scr csu cn ocrsioncsqucsu sc¡c6crc únimaJsicm M¡r¡ rc¡altó refgddas endisis opiulistn p. cj.,
l'lan, Citiquc, p..269. Dc igu¡ rrdo, f¡¡c co¡rscicntc hcclrodc qu ls d'É*rci* orrc lu scucrid lerrconó¡icas franocsr alcm:r tnn üleio dc lasdifcrcnci¿s y in¡inrio¡dc¡cik-cntcscnrrc losrcspcctivos pafru. /áü, p. 56a Sincnhgo,d 6n¡J, M¿¡x comctiód gnn aror& crrcndc¡ indiscrir¡i' n¡d¿mente lcyesdc un¡ cidd a¡irdLa e le cconomh dc ¡m sir{rd ¿grfol¡, ru¡d. Vá¡c lr les Scaíónl(2) dc mi qbrjo rcimprcota{,.EconomicThory rndAgr{üEEóoomic" (1960). ¡

l¿ cclebénima Method¿nstreitcsruvo aparcnrcmcnre ce¡rrrad" .o l" ' ' claroe panir dcl urá. T:todoloqfa pcrr, como tendrh quc haberquedado lisispreccdoueen d fondo la Srtir(cs diir,la dispuu)giráen torno a Ia pretensónde que esposible construi(une reorlacconómica univcrsalmentc r^álida. adversarios los ricardianos los de sosrenfatr cristc una Gren . quc Andnomiaenuc.esFprerensión la escncie y evolutin dd'procesoeconómico. Como ecabamosde ver, Ios economisuse$ánder, poruu pr¡t , ,. arhchen¡on crasla posruradc la b,asc díreaamcnteintaitivadeias leyes económic¡s ñ¡ndamencales: Perootro inrcnto desacedo ¡esolvei la de GranAndnomia procedede una baseoüaiua, en esencii setrera de una doctrina qulmicade la socied¡dx. U¡a d'ocsina qufmica.6rm",.n primerlugar, todas formasde las que sociad¿dcs pueden anClizarse objedvemene c¡i un n.imcro fiiriro dc elcmcntosinn¡urables en segr.rndo lugar,que una sociedad puedeno poscer ¡ máspropicdadcr quc las inhcrenres sr¡sconponcnres a ácmcntales. ¡st pucs, Horda Dorada, la ciudadmodieral Fiorcncia, Suiz¿ siglo le de la dd lu no scrhgdifefentes <animalesr, uno consucornDorr¿micnto cada esiecffico,sino rínicimcnre cógrc.fcmásfueneso mássruvcs pueden.ánque seguirscpanir de una lista finita de ingredicnres. a Debemos llalrer Euckenla más corivlircente a elabonción dc una docrina qlftrq del proceso económico. Afiirna quelosingredientes eternosdc.codo. sisr-{ma cconómicocacndcnr¡o d. rresca¡egoii"s: el'control (cenrralo pfuralisra),el mercado(con susforrnas$d4d.) y las cgnvcnciones (dinero-mercancíe, monéta¡ias crédio-qnerancfa, .ráiro-*on.tario)t. Tbdaponomfa no esnadamásque h übmbinaa¿n csosihgre,' dc dicntes,uno de cada categorla. único quc prccisimos Lo saberei lá fórmula ombinrtoria especifiqcn cad¿ c¡sqóruiicndo. A fin de aclan¡rcsurposrurácpistcmológica, Eugken recurc a una analogfa:lasobrasde los compósicores, . s.. dif.r.nrcr, se han creado pesc ucombinando enrrc sl un númeroLimiado de ronosquc todosellodhan utilizadorÉ. elecciónes,cmpero,exucmadamcnte [¡ dcsafonunade," pues a.t¡a.vés g¡m analogfa de Euckendeja'incoruciincemenr€descubieriora d debilidad fuHda¡ncnul todas doctrinas de las qufmicas la. de sociedad. I"a1 esela musicales han.evolucionadoa.lgunas y nuevas siguenesmu, , do en la rcscfy¿ para nosorros. Además, qrúslca la requicre insrrurnentosi de.losque 4gpf,or se han invgnado induso alo la.eodc nuestra*.n.oción.P.or conriguienre, nororianrence decir qie todzlam,isá puees Élso de andizarse un conjunrodadode tonosy en un conjuntodado diins. cn
v Y&.:ás a.ibr. Gpftulo V, Sccción En rcrl¡d¡4 cl sd¡mho.qul,oi¡" ni o 2: <¡mo¡c vcrl ¡ho¡i "propi"do,

¡

FaadaiowEononia (lnadr.e', prm ap.ii. of 1950), III, I Y1,* etn, *Thc r lbil,pp.EGy

400

401

il, 'lfi| ti!t t$.1
' Elt

.' 'tnrmcnto!. Pcro cste no esel defcco másimportante dc un¿docioa quf¡nicarñ A iuzeü;.por to'qüe s¡bcrnos,cs inconccbiblc une¿aivtdedsin un ll:A f' a tü | ;,g.ntc d"--o-t ol; l" eristcnciade los mercadossercmo¡¡El losdbores de capialistas y de dinem seencuendgunas fo¡ma¡ de cmpresas I la histo¡i¿; antiguas.Sin embargo, la a'idcncia de la prof ,.* hasa en les sociededcs :-O posicióngcncnl dc que ¡oda cconomfasc comPonc dc coouol, mercadoy fri'j I porque, al seductor¿' monetarias puede ser peligrosament-e Wi UP I convcociónes | mcnospar¡ todo cl que no cstécomprornctido con la ñlacia dc Ie concreoridüte que esrafórmuladc combinación arónca, es igualmentc rr¡ | rización de bscnciales 'l no consigrrc describir ni siquicn parcialmentelos aspectos l,':i 'r:ii L r¡n¿cconor¡Ia existente. Tal como tuve ocasióndc obscrr¿¡an¡eriormentc,tdq óompuesto dc.susclepgr iringunb. n qufmióo tiene algunaspropicdada no posefdas }l1,:'i mentos;adcmás, ecisteningrtn principio generalq vinud dd cual se no . [,ri su e tr':i dc ¡lucdandeducir todas las propiedadcs un compucsto panir de fórmuleoulmica. Si esto'¡o.fueraasf, serla'un iueio de nilos (como subrayóP.'éilé¡it'^ úñ ¿bntcitó üiferénte)pard el ciÉntlfilo nioderno,que halfarpor medio pu.d. los protoncscn la rctalidad-deluniversó, "orrr., iiii ilet Alotlo las müchas de color ile un pájaro de NucvaGtrlned'. Dado qufmico, que la.docuina ,,qulmicai iro consiguefunciona¡ en el-campo dondeel núfi-l serfainscnsato coñra. con sü &ito ón las cienciassociales, ll rll . me¡o de compuestoses casi ilimitado y la calidad domin{ la cscena en iir;;t elequ. eri el campode lhrmateria '"i un grado.incomparablemcnte.lyot

y sociales, no l¡ la mirmaconccpdón le fue ra¡r bicn cn I¡s cienbias mü<:ho ¡ncnos d csrudio de cn,Ja.co-nomfr:scrla tareedd economisuá Al un prciiasg;gücr$cqucnfficntc quc eotcs.dc él puctli inniplco,oluciona
u¡ su for¡naciónprofcdbnd, es normal que csté mfs scdicjco quc nadie de la objerMdad de Ia ff*i,a dásica"Por ciemo, rcrnclante sc hacc aún sr,d másacuciante'cr¡ando alimcnada por proposiciones des¡fian a {uc s' oulquicr álgcbra como¡ucode no con cl principio dc guc.la.Socicdad es unasumadc individuoq¡ Hay que observe¡,sin embargo, estoes qna {be manen.basmntc dcsafortlrnada dccir que la rccie&id tietlc propiedades de queno puedetenerd irt{iüduo 2or r/ mi¡mo. Puedcqucpuaca supeifluo paraalgunos ñiril pan ptrosscguiihaciendohinapié en ff,rcpunto que y esrá ahoracrisulfüdo ch l¿ filosofradc Ia GesalC'. Cu¡iosattrente, opola sicióna csn ñloioff¡ scdlcuenrna basnnte másdifundidaehrrelos cicnrl(y, ficossocieles cyidentriúrenr€, €nue los filósofos de tcnderitiapositivista) que enüc los cicpdficosdc la Natunlez¿. Ma,r Plant por ejcmplo, reconocióabicramerite quc.C,todonr¡ncl essimplemcnrc iguála la sumade susdiversas partesr{|. H.\üeyl sepusoroalmente de panedt la idea por la quqH; Drieschluchómndr¿máricamcnte. Veyl noJadviene que incluso I en e¡ cl mundo ino¡g{nicd-sin o(cepilar,la fisic¡ cuánrica-, o<cepruar rres.jmposible ries.jmposible deducirel esndodel tcdo a panir dcl estadod. qn p*oo,rJTomcmos. unamclodla,cl cjcmplodásicoutjlizadcipor C. von iihr.qf.lípara ilus- . rrarlo-quesignifica Gátal¡. Loscríticosde la Gcsralr la sostienen una que meiodhno essino un¡ ¡tcuencia.de noms idenúficablcs, c¿dauná de hs cualcs tiene una oriste¡rcie indepcndienredebidó a guc, ya sc las roque en la melodho solas, cada nou suinasiempreigual.Io queinqplicablimen; te serucgan vcr csquc h secucncie a tiene una cudidad 0a $cstahqualiUt) quc no posee ningunanga por sf sola:la propia mclodíar{. Indudablemen- . tc, encontnmos Gesald hasaca l¡s marcmáticas¡ cfecro, número h cn un tomadopor sl solono c¡ hi racional iiracio¡ul, ni escontinuoo denso. ni Sóloun par de nfmcrospucdeser¡acionalo irraciond.Cuahdodecirnos queA por éjemplo, irncional,de hechodetimosquelo esel par (1, zr). es I.SuáJm¡nte,¡óJo conjunmde.nrimeros un comoi¿niú porerlacuatidad de condnuidad dc dcosidad o Td.como enséñól¡ibnirz, en la noción de
ropeco,"&S.K Kofllcq .Gc$¡Jo,Eryebpelia of SrülJoiara (Num york, 1930'f A csrc l^lJJl,vl,,pp.612446,sAhue'bL oferrttrydrotry,ÁVi[b D. Elli¡(Nucv¡york;.1938). -tnytlpdic rGc¡t¡ft Tho¡I¡, tntm;oul of thc $cial k;cnca (Num yorú, f9l91¡o-1E A¡ch" I 968),Vl, pp. 158-175, oÉc r¡¡¡ ntoncjón slúcr ¡ctu.li¿d¿ " M¿r Phmk, Iár lfa &ftlca(Nucrayods t959), p. 255.V&r mbi{n A S. Eddington, (A¡n Aóor, ¡959),p. 296. l,leuPathuV in Scíacc o ¡g¡2), pp. 55 y s.Algu* üurr¿cionaqrno¡dimü" H.V./f' fk.ON^Vo&N..'gUr*", ¡otc. inrcrcnnu dc h c'c¡nf ca our¡qur¿¡ dc.'roc¡iárics¡ lrs pópo*iona uno dc ro¡ fund¡dorcs eartr¡qr (¡920),m joqc¡oo(of Gatattpryhabg,cd. *.Ld*_"i:.V"¡ff"Slíóhlc..phpial : fJlk'pp. I7-f. I Mulfm-hcimc,.Gc*drTlcorp (1925),ca Soa¡ct Boohf¡ ciadq p.4.

[,T1

rnentel-".:

' :1 ' r ""' :,;

.' '

r''"

l

li,,1 l,i;,|
fi'
:.",I

r¡tr li).i ü

(''
.4 rJ '

l:iil l:ii
I

que uir maternárico ho modemo, uo mísriqo Esda¡nencesienificativo un puede naplanteara-la demoledora: siguiinti crrcsción ¿cómo \¡nedic,nJ, qdrrsiramenteIa composición qulrnice cledel qüe ha estudiado lruralisa Ahor¿bien, a lf"n,. oÉ algo accrcadd componrmiento de ese'animal?s. la aI $o.. d.l .r..ícnte tributo que'pagF conocimientoqufmicb, biotogfa la iro apcró la intervencióndé un inrrusopara rechazar docuinaqufmica.un Comó nosenscñaun prcmio Nobcl, para la biologfaniodcrna gen es Esta .*ocldo por su rendimientoy no Por sus propiedadasustandv4pl?. biológica, le afirmación.,cs fenonificaciónde Ia nue'¡¿conccpción sencifadcl Se como quc !¡{:ltegadoia'éo-nocc¡sc cpistemologla o¡gaaismos- trata combinade ,Ce iabqóci¡niento tardlg de la ercistencia Ia novodad.por un vislista. trasfondo ciOn, pr-o Iifre dérqg¿io

403

:';1;'*,"1i'::' $fi:r:-,"" i'"i' :i'r1¡rn ''iÉló r".cbffiqtr6.'á€l'todo prec¡de a las pancs;,No hay rrÉner¡ de rcducir antireduor la anttptrc"d. a"Ias pancsr: hay Írlmer¡ ¡a

crca ' nouriiqué d análisis entrelaspropidada dd todo y laspmpiedades "'' d¡ lrs parusa¡endorc l& ónride¿ ¡isled¡menrCt. Vplvicndo dg¡rnos a aun cjemptoo dementdes camposoci¡k cuandocadpp"lg"d¡delosesdel ' tragos por causados üía muchedurnbre pudiese achaafse tmacro aIa de cn grin individuo parilcular,un individuo sf solo duncepudcdcsplepor ctrhctcrlsticas u¡¡ muchedumbte. tampoco dc Ni un . gar las'pmpiedades pu{e tenertodas manifestacionp una simplcindividuo las de sccardigiosa, lasqueobsérvamos losrenacimiehtos ni en religiosos. tcnfa Ma¡r deRobinsonCrusoct, donde no . tod¡ le r¡¿ónal ridicqlizarla cconomla ' haymonopolisras, sinücacos, conflicto torno a la disaibución sani cn del yd-c recompensa. h "ri6cio Poior¡ p34e,p^odemos reconoce! cambién ia renuéncia muque de . chosdc n<rso¡psdetprender¡os principio qrle la sociedaduna a dd es de surna indiüduos encuentra dc se a¡raipda u¡ia cqrtdición en histórice: el rínicocaso que el principio a apruximadamentu csla socicdad cq clcno burgresa 14gueno$hemos en criado queó lo másdilmximadola Soy a Sin cied¡dGvil dc Hegel¡t. cmbargo, le socicdail,burguc¡a h¡sta o'olucioprobablemente satisFaga'la. dc aigcncias na y'en la acn¡alidad no llsu de HegpF. conto reducción Contcmplada tcórice un campofcnomcoológico, de todadoctrine qufmicacsfalazdesde comicnzo, cl salvoend caso aquede que IlosGnómenog flsicos sonindife¡enres espala. a la Cbmomucho, puede accp.unc comocódigode proccdimicnro análisis para morfológicos. En ' este papd, dcmos¡rado udlidad la qulnfica;en la ftsice su ha cn nudear ¡ en dd en mcnormedida, la biologla organismo,. todaprribabüdad, Con qi cs esre d lfmite, pé,ticnc cucnaqucun ecqnomisca 4udocomo en ¡an .Eudcn rlnicamente pudo recolccarunas pocasgcncralidada imprccisas ralq¡ de escaso inclusbparael análisis morfológlco. .$u'doctrina al deja
econgmisoarf ilus*ado'como un natuálistaal quc soltmc¡tc selc dijera 'que d comtindenornih¿dordc tqdoslosorganismos la nurición, la dces . fensaytareprqducción. [¿ tnsccndencia la condusióndc qdefa ecgnomfano pude sera la dc tr va,un¿, oenct4reonc¡ly una.qenc¡a p€nrncntenuede pefeccf pufamenre académica. no.csasf,puesla ftnacidad conIa guenos Desgraciadamente, aferr¿mos principio de qué la teorh cstándare{fválida eo rodos esceal los

(ya narios instituciondcs seaporque susprincipiosson gniversalmente válidosoporquiodoslossisarnaseconómigsonsimplcsmezclasdcalgunoi elcmcntosinnriablcs) dene c¡niecr¡cocies gran dcanccp'an los dc esfucr¿os mundopor desaroüar la economle nacionesculrs insdtudcl de ciones difierendelasdc los paises pucden capinlisus Fr. @nsecuencias pasa¡ e la histo¡iaco¡nocl rn.yor ,:n a la arroganteseguridad sí mismos dc algunosscrvidores -on*r.n,o de la cicncieAsf, por cjcmplo,la mayor parte de nosouos dene acualmente uira fc . ciegaen el exhma(queen realidadse remonre Marr) de que el desa¡roa llo indusuial a le rlnicavla hacia el dcsarrollo cronómico genenl, esdecir, nmbién ha,qta,d dÁzrmllodel sector agrfcola &mo prueba objctirainvocalnos cl hcch¿ inonaovenible de que l¿ i¡rdrstrializaciónsemdujo cn un desaroüppncnl dClsur de Estados pcrspccUnidoqpcro la arraigada (de civa del economista es cstándar que lo qucc buer¡o para un.pafs bueno para cudquierotm) nosimpide obsene¡qug en primer lugu, ese sur forma parrcde lá cconomla lug3t; capitdisa másawnada ¡ en.segundo quc el agridtor ¿meric¡tro es insdtucio-rnlmcnte no idéndco (ni siquicra comparablc) al cunpqinoindio o a cualquiu otro De hecho, cuanto mayor sea el dcsa¡¡ollo industrial logqadopor uaa nación subdesarrotlade, asoladapo¡ ¡rn scnoragrfcola predominantcsupcrpoblado daorganizay do, mayor 9¡ la cvidarcia ral naciónofrcc dc la falaciadel axioma quc indusria.lizadb¡. d campesinado como ' A.llf, sigucranacpsado la pobreza por siempre:sor¡brfocspccador pasivodel crccicncbienesra¡ dclsclccioclrculo que sedcleiqconl¡ Cuadrilla de la Dem¡nda Efectiva,quescmueve . . por sf sola c4la vezmás paraddcprisa un df¡ pa¡4puo.Sin cmbargo, dc guien que {¡Ecquc lasrclaciones. dril distributivr¡ consdruyenel,'nrlclco proceso eco¡ómip, hastrcsta situación ticnc ¡u cxplicaciónsenci[e.& tran de una F¡c dela cvolución confliao social del ci3. Mo&tosaitnmirftcu y cconomía:En pasaje uq frecuentcmente . rado de nln rheNeolithic,A,gen, Rudyud lCplingdijo: Therearcnineand sixry rváys consructinguibal lays of And-cvcry-single-one-of-them-is-ri$C1, ,&a Sin embargo, no cstodala razón por la qucla economiano pucdeser una ciencia ttórica,pucs,aun cuando solarnc¡l¡e y hubiese noventa seis parcelas econdmicas, seguirfamos poder sin a parrirde un deducir leyes sus solo fundarqe¡tológico- leyesde la socicdad las por capiralista, cjcmplo, no son válidarpamcl sisamafeudal ni paraunaeconomfaagraria superpoblada.Y esdo csrodo.El núrnero de laspercelas no económiru no csni'

il
o Comiuyode una cepcidn cnÍc le pci¡ivim,s 8c¡tmd Rusdl, Tk h*ila cf M*hcrunc(Cubddge, Ingl., 1903L p. 17, roorcqllciamátc h antinomh; pcrostunrugrrc va dcn¡¡¡ido lchr rl dtrir, gui rc apliceinchxb rl úno conpucstodc l¡s ficr¿¡¡ mod¡ias . I ' f o n Aiq h { 2 &.., o HqtttPhilúepb ofMght, nA.T.I"L Iftc (Odo¡d,¡t531, pp.124 y s"y?Á7' Prn dgr¡m brm obccrnciooc¡ pbc m pr¡o, vásc le Sccción lii(2) ¡k mi ¡F¡¡¡¡omic 'ilrory rndAgnria¡ Econor¡io' (1960),ur,{E

te

! ii:j ilorjtrlt iril iirlur Jc cur:sr' ¡-.rr riJul¡ :.i: ¡rel:rs ¡ .lV. ¡Yroday odz um dcd¡r. son¡¿zonablal &¡ j.

404

40t

H
que de especrro formas sc . siqücra.ffnito; enva de dlo, oir,. ün continuo deslizen ennesf a modide que.woluciona d proccsoeconórnico y queen lii.:l úldmo términgllqgra a srr ran diferenms como ul pájaro lo cs de un gu[,'1 sano, Ail pues, d cxráder cvolutivo dcl proccso cs económico lo qucimpide capur todossusaspectóspeninenta con un esquém¿aritmomórfico, ni siqüera con uno dinámico. nla Mea del economista>, ihsistióMan[3 mácque en la ünámic¿ ecohall, oseenclrcntre la blologfa económice cn 'nómica¡s. Sin cmbargo, como cbntiqüóücicodo Marshall, no tenemos otra elccción la de empezarcon le dinámica económica.lo qucno suquc po decir esquepor dinámic¿económicr dócr{amosentendet la dinlmica de cada una de lasapcciesconocidas prcclaseconómics.i,no unadide ;: I ;.: 1 námica gcncralcn la que crci la cconomhcsúnd¡¡. alguPódrfapensarse la primera tarea la conomla es esmblecer que dc nos criteriosgencrales clasificartodos ¡istcmasconocidosengénelos para .ii f' 'Jr 1 ros, especics conocinricntgeconómico aucstro )'vüicd¿dcs.Por desgracia, rl;:) estg senddo6 sn escasoque ni siquicrrun Linneo ecdriomisn serh _e¡ capaz de diseña¡un.sistemaclasifiqatodo. más guq po{ethos haccrcn l¡ esra fasc cs obscrnr cadarcalidad económice sl misma sirt b$ca¡ ncccc¡¡ sariamentco¡aaerfsricas Nucstro raxonómicas. objerivo debqrfascrconsrruir un tipo idal quehicieseupngmáticeurente chrosy com¡rnsíbb,los rasgos.csped0cos estarEalidadconiretf'- Ahorabien, podfla argumende rP¡ no a , mrse quc sin un códigoclasificatcirio podrfallev-¿rse cabb ni siquíera Ii'itl t:! de ' esta area menor, Demasiados nosorros-sosrcnemos efi dfa quelos l¡oy rr;';i dasificatorios, conceptos los analfdcos abstractos segtlnK Pop. sisrcmas ¡ per, hasu *lasteorfas anteriorcs a lasobscnrecioiles>t2, son cotiio si I¡ cicncia hubiesccncontrado todas esascosas elaboradas. Parec¡ que olviü-)tr I''¿" ):i [] mos no solamcntc la ciencia surgiódcla observación dirigidesino que no L'-J que siemprehayalgrinperlsamiento precicndñco anrecede científique al cott. L¿ ausencia un código clasificarorio impidió que los econornisde no ! i] tas clásicos las -.porcia¡ un sencillo ejempledcscubriesen caracre¡lsricas . significativas h cronomfacapitalistaÉlayalgunasra¡ái etr rcdaciende une apreciable odeliEdeza dc . cia, no sóloenla conomfa, que exigen dosis ¡¡ ! y senrido dd ac¡o"rt. i ' ,.: ' U,n" vezquehcmosllegado r un cu.rpoüable de p.opiriciona d.s.t:: criptivas de unerealidad dada, construirun modeloaricmomórficoesuna . tarea relativamentc sencilla. Tan pronto fucsc posible,ha[ría que proyecr a

--q6ry

i5

i'L

ix
, :i l

cadare¿lidad económic¡de un modelo semejantCttD m& diffcil de..nquc capitalisra ses tc¡deiles lá,',oosura:de i¡rclusocn d casodeun sistc¡ne dihcúliades prematuió.iao¡i¿n*r-.'Eñrcalidr4 a juaar por tasinmensar " qucse enfrentaron'SfCrner debeSombanv ot¡os inoiradoscconomisms, al decir qJc h econom(a ¡'hmos más bien estard¿ .hr.¿o M.trhrll "on no cstátodavfá'inaduraSare haccrsu historiatt Y si la econdmfaPareceesar moviéndoseahoracr{ d scaddoopucsto sc dóc rÍnicarfienrca que los teoriza¡, aleconomistas modernos.dcdican mayor partc de su d..Éb la " sunosde ellossóloa un woro reoiiz¿¡. " lc ffanto en la flsicacomoen cualquierorra cicncia, nibdclosaritmos del Enteiidimienrc y, en están al serviclodc ldtimas necesid¡dc ^ñfi.or mi opinión, arln másde la Diüctica- El ciendfco queniqdt qui su mcn:' te, al menos,captauna i.eprcscnación gráfica si tuvo algúhaformación, ¡ un modelo matcnárico con m¿yor firmez¿y másrápidainentcque un urálisisverbal de la mistttasin¡acióncs librc dc dar un parcCdelanteen tode. do momento, si asilo 'ltm. Adcniás, enue todoslos.homUhes ciencia, los economisra.inq.dcbotüh,comcc¡ cl error dc opbneneil qso de la het riamienra mateniática cl áñálisiseconómicó,puesestp iquivale a ir en contra el principio dcl qráximorcndimiento,Ahorabicn, basándoqosen

l,,l

s Meshell, .Bis¡b,I, riv. 't' Mar'lVcbcr,7kMfuhg ofSocialSciaca(G&,lll., I949), p. 90. (Bosoa.Llf'll, p. 98. Dc forme impllciu o cpllciu, ' , .'¡.IGrl R'Poppo, 7k fuuq of H;ttoricin le idci rparccco mu&¡obr¡; p. cj.,Jcroru, ThnV,p,?Z . t' Albcn Eirn¡ci¡,I&a aal Opiniou (Nucn Yodr.l9f), i- 276. . I Muhdl, /)¡zqphp.769. i

.Eqa.¡g.rnlg I(,f) " Pu¿ lo rcfcrcntcr l1pérdid¡qu r rufrc d no ecruu ¿1,vásc l¡ Scccjón dc mi Thory md.Agrari¡nEco¡ióiiléi,¡cimprcso lESin dudzdpn¡' l¡ hcrnmicnrs ¿ndfiiciídcscn por puadcn útilc¡ cn mudu¡ ot¡¿¡¡iruecioncs.,{lion bicn, csto no errolhdas h cco¡iomhcsdnd¿r ¡cr cn &4a cr morivopan dcciroh Schrrmpctcr, p: 274n,guc un'moddo d quc Iósprcciosdc lor Acno a c¡.con odo, torh de le productividrd. .orcJ son proporcio¡ala su pmductivideüc margindc¡ h mrginab, pucscntoncat tcorh dc Einsrcinrcgr¡irhsicndoun¡ torh nconia¡u: o amba¡ tcorl¡¡ airc uná fórmul¡ prn b adición vdaidedc. dc xGemb¡,BqondSupplytnlDcwr4p&.. / e Mcmoiab ofA{wd nlaú|,¿lt d" L C Pigou(L¡nd¡c¡,,i9251,p. 459. tr P, ,l. Samudrcn,.Economic ' i Thcorymd Methc¡natics An ,A¡prrirl, Pz¡m and.Prccccd.ing;,' ¿lnaican Eonomii Rn;d4)fJll (1952), 16. p.

406

407

li

no por y volvemos Per:r obtenerun cab¡llo, ejcmplo, rttrocedemos mentc. su¡gió tnYés al procaoevoli¡dvoa cu)¡o a Sndualmcn6d cabdlo parcir ma¡rillosdc accfo inánimp, ni protlucimos dela st¡suncia utilizando maraccidenelrnc¡cc la Naturalcc& más en tillosdcpiodra halladop Es cficiente aprovrórrsc hcchddc quepodcmos dd obtencrun cat¿llo panirdc un a cabdloy cquipode capial conla ayuda cqurpodc capitd.De igual de modo,sh romkncntéabsu¡do confiarrlnicarnenre la lógica ea ordinaria que siemprc puedau¡ilizaneunahcrra¡nienra maremátibo cade que vez
desoemos demost¡ar une proposición matemáriclu Si eni:4lqos matemltgg_h5cu4* * Oanii ai su abecdario, se debe o<crusrn¡nenreque a

deEtr noimii6s proponcmos sólomanrengr int¡.cro no nuesro.capital matcm&iéo sino-también la¡ marcmácic¿s gericradesanoll¡r dorcs delas
ciones firtu¡¡s. & espantoso imaginu la des¡rucción todocl cquipode de

simplemcnte lcngüaje un y : t' I I '
I J

ficodcl¡ ralidadfisica. h cr¡estión pla¡reé ¡Iconomic que Pero cn. The-. (rcimpreso mi Analytlul ory.end.Agrariur Economia, ei fuonomic) y
quemepropongo explicaraho¡a mayor det¡lle.cs con qucg¡ryhlg"cf¡, . ¡4furio no csr¡h pla4oexaaoúnoun¡{milanzlltico.. L¡ecconomj-sus gus@ el momento que en
ningrjn modclo, )¡a seecn la fisicao cn la ¿cijnornla, escxacto un $enr¡en clegir entre un modelo má¡ o menos do absoluo, únicamente podemos apuntan ambién guc,al fin y al cabo, lo e:racto neceque . exacto.Alg¡rnos sr incr¡cionalidad in¡pediatr cnoc¿sion'es, :el . \.;. ' site¡nos dcpendede nucsüe modclo mcnos exacto puedcsercl dc uso más ,zcional6.Todocsto'ts cbmplcrarncntc cierro, pcro no su$cnqlla opinifn postcrior.<plfcitamenrccxpuesta pof Pareto-de quccs'irdevante scñalar incxaaitudde la -t'P.If. B,ilgr"¡ , TfuNa*n ofI'byidTh¿oq(Prncaon,l916), p,93. L¡a¡¡iruonmfas.
, eF¡¡uo, Manul pp. ll,2! y.posimwúié¡ Milon Fricdmtn, EsrybPuitü

los modeloseconómicos. igporaun deelle imponante, ,i'. postura Semejanre al esto'es;quc cn la ftsica un modclo dcbc sereractocon respecto insmrr. Í mento dc medida más precisoeriStinti cn cscmomenro.Si no es asl, se i .:.r d6scchacl exi$c un scntido objc¡iw en ql que' ,, ' ;li .modcló. Por consiguiurtc, y podemosdecir qrtc un modelo fisico cs efiac¡o, csrces el sentido cn el ,i r.--' quc se cmpleala palabraen .plan qactoD. Ahonabien, cn lascienciasso- i, no ciales,no hay el norrna objctira de qeaitud- En consecuencia, hay;, y ningunaprucba dc fuego de la vdidezde un modelocconómico; no sin-,: ve de n¿dahacerse .co de Atistótelcs,quicn cnseñóquc un ¡nodclo esi *adecuado logracsegrado de o<aaiud quepencnecc la materi4objeto i a si de su estudio,'rt. que Siemprepuedeuno proclarn¡r su modelotiene el gra- i do de exacdrqdadcs¡ado. Además,los ñc¡ors responsables la ausencia !, de . de una nor¡n¡ dc eraaiüd objedva haccnambién guel^ conPdrdción ',. de ."i la exactitudspaun problcrnaespinoso. Parailustrarahorala diferencia ociscntcentreplano y sfmil, voy a ob- . senr¿r nq sc ncccsita de que sabcrclecrónice paramonta(un aparato radio que seha adquiridoco form¿ dc kiq lotfnlco quc seprecisa haccresscguir automátican¡cnted csquéml quc lo acompañz,.que consdruyeuna rqpre- . ' senución opaatiuaméííantc sfmtíoloi dd concrpondicnrcmccanismo.El . . hechode que ningrin rhodelóecbnómico rprophdo pueda¡grvirdc gufa a la acción auton¿tiu.Vqn el no iniindo, o indus.o paraun.gcongmisca consumado,¡s ¡fccsia una áemostración cspccial. Todo cl mundo cstáfamilia¡izado con la insitisfacció¡ que el miembro medio de una junta expresa i ' después cad¿confcrcncia la quc algrinasaorcónómico ha presentade cn do su nneciateoríar. Mrichos cstudianres uniwaiarios se sientenigual, menremuy fr4saados descubrir aI quc,a pcsar todo lo que han oido,'la de economlano pucdf'suministrarles manualdc banca, un planificación, imposición,erc'Al scf sólo un sfmil, uir ¡noddoccohómico pueúnicamentc ie seruna guh pan cl iniciado'queha adquiridouna visión analítica mer.. ced a un labpr-ioso idiesua¡i¡icnto. La lrcclcncia econó¡nicano puede prescindirde rla ddicadezay clscntido.dclugo" -llamémosloarte, s¡ sc: . I prefiere-. Y, sirnplemenie,es demuiado gra.re d'gue, a veies,d economiita se deje supgrarcn este aspectopor el profalqJ No corudtuyé excusaalguna la gcnenli"da opinión de que cl pap"Jdel econornisra consisteen' analiza¡ pollcicrs alernadvas, mientrasque le _adopción ésras el ane cs. de de ggberoaf, Un análisistoscono.puedecsaral seiviciode un ar¡e. -\ de \la esperanze Jwons de quela economhseconviertafinalmenteenffi) una%iencia cx¿ctaha henchido los corazoncde muchosgrandes econo{ !.r'{ / mistas.Irving Fsher rodavíala alimenraba cuandoya cenía ochenta "ños}$-,' ,/¡. E*!úr 109{'12.1{. 'ArisrónLs, oVárcHooun(¡ol{r¡lraiod,p, 15.
ÓReg¡wRi¡db.tniag FEhqet Eighry',&oninmía)Q! Og4n, g. 74.

,;

hnonia

(Chicrgq fi),W.j.43. t

|

/,

408

409

dfao una ciencia dc )¡,como por c¡ench etrcta o genuina rodoselkr cotco. mecanismosdc dlculo (dcfinición que sc rcü,mr a h Qoce de la llusaa. ción$, todos sc esfórza¡onpor señalard 6¡¡{4¡ n¡¡nriddvo dcl campo ccondmico- Schumpetcrllegó induso a afirmerquch cconomlaes nrls "la son . cuanritati'¡a...de nd¿s las cienciasr,porquc¡us objaoc observables (numéricos en vimrd de la propia vida¡% algumcnación basrantcrnás digna de admiración [ue la de Jcvons.Alguno6,umbl{rr como Jcvons, fucron todavh más allá y sostuvieron induod placcr que puedesomerer. se a un cálculo ocactot pc¡o nadie prcsróla mcoorermdión al hccho dc quc los si¿¡d$cos de la Narurilcz¿, que sabcn qrrcrardaderarnente lo son la medida y e[ cálculo, se refan a menudo dc l¿ idc¿|. Sld embargo, uoos . cuantoseconomisas ücgarongradualmente dóilicarh definición clásica a de cicncia o<actaal dlq"g"" entte ¡necanismos awttiutivos y numlri.. ca¡6t.Un modclo ccóhómico siguesiendo cr¡cto ar¡ncuando no sirva como.mecanismo cálculo,siemprequc oosdtu¡a urti rcprcsenración de ' teóricade Ia rcalidadH"y que recordar qug Pargqo sosn¡vocon sr'¡g¡esividad característica que'Wakas h¿bf¿nansformadoya la economhco "na cicncia exacta,p€- . ro, aun cua¡rdo mantdnla firmemen¡equc podcoos dcÉrthinar el valor de . cualquier parámetro que elijamos,afirmó orpllciamcntequc, al contrario que 'Wdras, no c¡efa cn la ppsibilidad dc ¡csolvcr mlüera efec¡iva un dc v¡alrasianoconcretgde. ig¡-ralque Coumot'anres-que Púeto siscema é1, Af ' vio cn la inmcnsidadde ecuaciones únicoohdodo pafaque la econo' cl mfa fueseuna cicocia numérica,conio la astronomf¿1 i '. Muchos sig¡rcncompudcndo la idcadequcd sisteme scrfa iwalrasiano un.¡ncca¡risrnoorecto de cála¡lo pam ún dcmolio \rladrho. Ahora-b_ien, ddl puedc un ,imaginemos nucr¡odc¡üonio,que a la vdocJdad pcnsamienro paredctcrminu tpdas las funcioliacer todas las obcérvaciones necesariar pararaolrrcr si¡'rcm{yiara comuni- . d nesde optimidad y de producción, La car la solución a todos los afccrados. pósnrndc hraq es que todo el dichosocon la solución que la econo. ¡nundo se sentiráperfecrarirente f .-----'
'' (2.r u.v.wtlte6a. cdic., toodrslfriO,p.186, ¿*fb, W ofHgycL "V "&l¡umpctrr,Ev¡*pp.l00ys. s r: r'':'

Por codógenas. sino porh inarvenciónde factoic crógenos por car,ttrs qirilibrios dcmoniomndrá scguirrecalSrhndo quc conslgrrirnrc, npestrg
dc crPaz mcnte:d¡vrm qu+'Por 6¿s¡telid¿d posca poscauna rncnte divim cepaz esh€¡ccs,¿ firgeccs, no scr quQ'por casualid¿d angrlugar;pcro . de c¡ibiroda Ie historid del mundoanrcs quc realmcnltb ye Parcto,cl lrimcrocnue muentoncc' no pcrfaun dcmonio<cicndficor. tcndrf4 úog no tcndrh nadA quc haccrcorisu cla¡ividenciaEriste,on4do meños, une dificultad adicional'cotJtn le.quechocarfa Se nuc8o demonio en el sistemawalrasia¡ro. trata c¡i ¡gunidas cuenas delefccodcl complejo de Edipo:'cl anunciode la adopciónLuna acción modificala cv¡4enciasobrc le guc,c¿da individuo bas¿h¡scrycctativas )/, por rnu,, lc llgva a revisar susplanes prwios. Igualmenr, &uprcferencias pucdcprcpucden esarsujeras un efcao dcl complejodc Edipo: [lguico a ftrir un Rolls-fi.oyce un C¿dilleg'pero e quid no seaü¡l si * le dice que y ¿embie¡r veci¡o adquirirá un Rolls-Royce; el probhne csriba en que su ningrinproceso el que itiiervcngael efecto dql compleiodc Edipb puecn de rcprescntrrse tráves dc un modeloanalfqico.Dicho [c u¡¿ forma mu]a a scncill¿si se{ecide tomar una dccisiónsólo.,qf pióúmQ dhdo¡ no ant€t, ¡ccrca cómbpasarcl ñn dermana, no es'pbsiblccb\w ahoralo q¡"re' dc scharád próxinlo dotningo. En consecucncia, níngrl¡i tirca¡icmo,analftico puodcpcrnritir (a nddie) do¿¡ibir el cu¡so de una rtkión futura¡ por consiguienre,la la coleaividadde la que se forma p.a¡b. de En cicnaocisión, Edgqwonhdijo que ouarat uai¿lld@mo conttontct pcroun cconoescl ücio caraptirlsdcodcl economi!¡a marcmáticor''; no por a sc misa guc sg únicarnentc modclosmaremáricos vcafectadó "lii¡e un vicio todavfamayor, el de pasar complctdmentepor alo los facrores cualietivos conribuycn ¡ la lariabilidad endógcni,Al,pues,Bridgguc en matrc$eb¿ lo cierto al reprocharlos cientfficos matr c$eb¿ fo cierto reproch¡r bcidcs habersido I a ciendficosbcidcsnohaber sido

' Por mu;ynrpmdorc gc pucdrpuccr, aa mirm idar q¡c¡rn a Pl¿rón: no ruvir .Si ¡csningrln p9d* & dlo¡lo, no r¡f¡s epu dc e.lrubr d glufirom y n vidr nh h vida, no & u hombrqsinode uri uulo,pbao tnainw, Phil¿bu¡,2l.. . . , t P. ci,, M¡r Pl¡oc!, Thc NoSciaaP308, . fRobbii¡$AnBsJ(noar.7n:aior),p.66iJo*ph/L$ü.-¡*!cr,rf¡r6rofEconomicArulyit ' Nuer"¿Yorlq 1954),p. 955. ' .' V.'Pü€to,'rTuü m¡tcm¡ticadci scrmbifor6cri', fuule ú¡!í aww'rn W (1894),p. 162.Tgngo quc añrdir quc cte fucntcpo¡c de manificsoqc G Douir cnl cquivocedoal dci¡ qu ?rrco pcnnbc qrrc ru sirtme'p:,mitirl¡ ¡- los aimi¡ri üu d müm tipo dc prcdiccioncs .quclosrnrónom V&sV. Ptcto, Sm¡¡i ¡concicd G Dcsb (lfiI{¡, l9f¿), p, xix. ,; ..,:'i.ltt ,L Cournoq.R6¿¿ráaha út Mathmtíc¿ Hx+la.ltbTAxl fVahh (Num York, . úgn,p.127.

cepacescapdrlos frctores dc socialu. /signiñcativosdescribir ráli<led al la y q$,efa¡ge-f ¡ Une i'ez;podemos d iirconvenienre imporur ver de , Una our i'ez-,,Bodemosd,iirconvenienre imponar unFya¡ge-ll'' lio del¿ ffsica la:icoriomfa dá'interpretarlo un ti"¿" *¡i ü¿ü-- , f y ¿ dé quc coruistorlo flsic¡s7'. bicnquela ftsica el crdusivSmenre de Brt confic /
Mathcma¡ic¿l Pyh;a (Londrc, 1932),p. \ZTi - t 'BtÁB-;nf.ctbapp,MTií , DAlwr oomis¿iu no eepatlen co rndo rlguno cn la cconosilakE n¡ddos ui¡momó¡fi¿* P-q., F. A Hryck, ¡Thc Urc of Knmldgc ín fuiecyr, Aaaia Faub Rpi*, WV n F.Y.Elgmnh,

/ '

410

411

r!i;:¡\i;iii'l"r\.¡11 fi '{Fútlf ri',i{:$?r$f

üo ffi';* esm en sóro e$ ros f;i.llíffirij,fffi#.Wu";.r" r" i,ffi i.*r,ff:t"i'**Stf-',1"1-Tji-'ls-1Yf considere Es que ",,::::ii:li-1'l como 1l:,1'fi:t " ' :"muhdo cxtedor, igpalmehtecomprcnsible la fftiq
l, ' . guc . ffccifn y veaTo destonfanz! losobjcrs no.o-bservtblcs ha rcnido que invens¡ a ñn dc unificar en r¡ne imrgenobjctos obserr"ablc üsparcs, zón alguna para que fa cconomfa considcre como ficbiónlas¿uténticas fucntesdc le ección qcencias, etonómica: nccidádcs, expccadrng acti, tudcs institucionales, porquc csoc etc., dcmentos son.conocidos nos por percepción inmediie, es decir, mlsfntimamenre cualquicra quq delos bjetos obseryablesonórnicos prcciss, eco venras, ücciórL prád .tc. . oo Sin dudaalguna, muchos economi¡as marc¡qáticoe dcbcn habcr sido , conscicnrcdcl hcchodc que cn un modclo a¡it¡fromdrfico haylug¡r no las humanas. ' ..paxa propcl¡siones una Jerc¡scrnpczó'bpscan[omdidr á. diny' de la u{lidad. Más ¡ecientaneots ot.or han inrenmdo csablecer una mediü ser¡cjanrc la incenidumbrc. de Todos cscos tninuciosm csfuerh1n decoqtcmplatce or,gullo, la ciengia dcbcrh con pucs no dciar.pie?r gtzdu¡ ¿resos mfsmos csfircras. llc, dra dgruresinprnover.Sin emb.-irgo, a ' gamosgndualmcnre darnoscuenra qucle ¡ncnsu¡abilidad, de ordinal o cardinal, exigccondiciones otrictas. muy Algunas esiis de condicioncs fue'. ron sacrda¡ luz por vü a l¡ prirnena rni anrculode 1936 cu ¡Thcpurc of C,onsumcrb Behavionn, rdmprcoen l¡zalyticalEcononia. Si,Thcory guiendoescr llncade pensamienro oüos cn trabqjos, irlcluidos l¡,parrc cn Il de aqudv¡lgmqn, pude demosat{pe¡p quede fprma convienteque ni le¡ necfridadcs las o<pcctatives ni setiifacen, condicioncs las de mensu¡ebilid¡d. aparcnresoliácz todas demostracioncs la Ia dc las sobrc ' ' maner¡deesableccr medidedclu nccesidades lu cxpccadns üna o d¿ se dcrivade.la 6lacia ordinalisrar, cohopropuse denominar laidcrdcque a pn una estrucnu:l la que'enconramos y *¡¡pn95o ncrcesa¡ianiente rmísr cs un condnuo &¿real Pefonuot 'r.d d.emedidacsua grande aigunos intenado que han ' deshaccne mdotipo de evidencir dc yii,Ugumept"lqiono lógicas contra ' la mensurabilided propensioncs deias hurri'as, qui sitas acd' ' tudesmenales *inabcesibles cieocia a "frr*"it¿o d juqo scha a.la son y la medida; r,,;,, perdidoantcs hacerel primer mcrvimhntorl. dc Evidentcmente,¡t : ¡o.go 'rri!i' al quOscaplica afirmación pucdeseroüo el dc ociencied no qug modifa
I .. -

jugarun der;pero,¿porqué tendrlaque serésteel únicojuegoquepuede 'u:"-''-''::61*¡ifico? Se debeprecisemente est¡ pregunta que heyaintcnado pre' a 'tenar en esaspágines roda la evidencii-quc pude acumulrr (por muy téca csa nicao tediosaquc cn un principio puedaparcccr cvidcncia), fin dc dcmostrar que ni¡g¡rnecienciapücde witar por complctolos conccptos rlirlécicos.[¿ razfn reside, como he ocplicado, queningunacicncia en tal la puede ignorare[efnarnentc Cambio. Porconsiguienre, ídcade quelas el del hunlerus,que son el principalvehlcr¡lo C¿mbioeconó- ' propensiones mico, son conceplosno a¡icnromórficosno esun¡ fanash dc una e¡cucla ' dc pensamientp falade rigor cientlfico. ., no ha eñdenteesque si la economía de serciencia, sólo I¡ conclusión dc cantid¿det*obscnables, sino ambién del hombrq ha dc con6arexquc T¡l )uusrivamen¡¡cii el razonarnientodialécticoD. vel sea.esto.lo y Manhall queda{ar a eritendercon *delic¿dezr rritido dd mco', pcro *nq ser sinrespirar afadió quc l¿cicnciaeconó¡nica dcbcría invenebrada'.. . y razonanúento [sino] tener una Erme columna vertebralde cuidadoso análisiso76, mrty sigpificadvo que Marshalf no diicse.¡azonamicnto Et 'cr¡croD,por{uc cl nzonimienro dialééübon¡ puedeser siacto. Ahora antes(en el Capftulo II, Sécción d razonamienbien, tal comb sostu'rc 0, ónocidos pa' ser rodialécdcopuede¡rdebiera correcto.Hay dosmécodos socráticoy ¡¿contrar[ar lo coirec¡odcl nzonamiento dialécico: cl ¿nálisis púcce¡ selosdcbemos e[s{mil analfdico. muy soiprendente pueda Por que ¡ Platón, quicn los udlizó *piotrtn.nte . to targo-a.bs Dühgof . Dos poll' a cn mil añosdespqés, 1690,llilliam Pery sorprcodió los cicncfficos dcosal propb¡er aplicaruno de los métodosdc Pl¿tóod.razon¿micnto económico:¡El métodoqúe adopto parahacódo.noqs rnuy corriente; pucs,en luga¡ dc ut¡l¡zerddusi*¡ncni¿ Palabiu companti'resysupcrlatiyasy fugumintacio'ncc v{a.. dc a(Prcermc hc iritclcctuales, adoptedo,la enTérminos'{e Númcro,Puo o Mcdida" fios cuirla] e$ cl peor de loscasos ceminoh¿ciael C,ono-' cornoSuposiciones par:.mostrai.el sonsuficiente{ cimientoal que aspirorñ que cl méríto mfu evidentede un moddo a¡irmomórfico Es posibic: ma¡emá-, por sea que esreco¡locido casitodoi los crfticosde la econo¡nfa el los cn de s¡c¡r a le luz importantcscrrdres lasobras,de ecodca el méritq el En quc razonaron dialécticamenrc. cste,sentido, panomisas literarios ottas en igualque cn muchas pqlde un mpdeldmatemático economla,,al
t al Quiero rccory'et lm quc mi ida dcl orn¿micn..o dirléuio di6ac dc h dc Hcgd y' Boq . ' on¡o, dc la dc ltl¡rr. V&c d Gpltulo lI ¿ntsior, note27¡ umbiénnrárrbep, no¡¡ 8f ; * Mx thtll, Pri acipllr, 769. p n ,las irJcu n¡4liclcta&r... li prcenrrrsc n'ócr por.mi{io dc ci¡mplot diflcifmcn¡:t-uc<lcn / (Sutc¡nary c¡o 27) brit¡rcog¡o ilust;rti'¡a. po.244y s.

' ' :.: i (1945), PP.5t9-530.!c tna de una posruá crtrsme qpc,omo {cbcrfi qucdr¡ d¡¡o ¿ Pzni¡dc l¡¡ obscmcionc frdgrtcr' no compüro cn abailtro. Simgo quc Meshlll tcnfi md¡ l¿nóa a e ocúcitión.VáH'iru ?rincipbqAlténcliceD: i . " S. .S,Stcvot6 .frfcouc*c¡it nnil lvl¡n', Jizi¿cq,.2! fsbrc¡edc j958, p.3Si& ¡¡¡o clcla dc orgto¡- ac rc¡rhrm' pcro Bcndr¡rn confuó{ moc Ec iba contra ct princip'o& lr Lcclol "¡cir elemcnalc¡. Vár d Gpfnrlo IV enrcrior, non 3.

EconoñlVriiap{SirWürn Hull0 Crlnbridgc,Ind,, lürt),1, Pctry,d,C.H. volr, ¡ nTfu , 413

4 rz

m,
ü
llll

eriméde ambos son al de del es ciencias, semejante la prueba nucsecn ertorcs ciatas en openciones mentala; expedidvos dcrecan dc medios

t ,í

U'

itl l i

error,esto bi dc acrtian"n#rivamente: no ponen m¡nificsto'nirtgrin . ambos sea¡ didéctica d cálculo o áritmécico. no significaque la arguntenteción quc úkimo punPor toalménte conectos. muy impormnte puda sere.st¿ mueseconómica to, pa¡cce únicamcntc H. Knightvioque tcoda que F. h. tre (lo que es"É,lso? antelquelo que cs"ciefto"r1 consisté ilusua¡alen de papel un modeloaritmomórfico . El segundo e dc . Slloosaspectos la ugutncntacióndialéaica fi¡ dc hactrlosmáscourr¡n¡ de prensibles. puedc udliz¡¡, por ejcmplo, fi¡nción qptimidadquc Se el problca contciga un parámeuo especial, ffn dedisorrirdidáaicamen¿e pan dc o cn . madd.cambio losgustbs, unadimibución probabilidad, ilur O, trer la situación un individuocnfienudoala'inccnidumbfe*. como. de . \fldraso l-con¡icf, indcfiniconstruirun sisrema diir¡ensiones de podcnlos de una importanto tod¿ ecónornfa¡¡. pdrailustrar das algunos aspectos , ' d'in ci¡qÍtscribenh raíson Eltos dos papdcs rngdelomarcm&ico dc[
' de lo oue habitrualmcnre DaseDor *teorh cconómicor, consistecn suaue {uc -n . gor, sin rener pañrnadaen 9qgri[a sus apliocionc objccirns.Este es d r-no'por puál no haylugarni siquiera pá¡a concp.tos tivo d que cn la,rtge¡1¿ ales pseudo-ariunomórficos comó fndiccdc piaios, cosrc'dela vida pG par 'ducción agregpda, otros parecidos. Hen sidgdcnünciado's casi iod¡s u y lasautoridadesteóricasn, con razón e¡rlo qupscnfiere a la ¡eorfa pur¿ . . A pesü de todaslasdcnuncias,a esóí$¡rcptos'p.ccude.atitmomóficc h¿ les fue cada vce mejor A cstasalruras' la'rñaboccl¡homfa asfixiado-osi I*jo.s descrdcsóoncemantc, cl fenómcno por complcto a la micmcconorifa. (¡cnelura causa des comoel nivcl d$ vida, la ¡co¡nq¡ simple;coordcnadas ¿r nacional real,la prodúcción agrcgada etc, sonmucho más'signifiorins del económico quc losgrrsos Sr. X b que le norparael análisisdd pro¿gso
: DKnight, OnthcHhtor¡6oa)4uturot),p.177. ,',1¡:' ¡ ptilic{ prccisemcatc méodo.pletóni.co:l an¡lizrl¡r écoc & h hist¿¡4lsy de la acrúd csrc lm Vásc.Th¿ Thory of Cboioc,ad úcGmcybFEonomic m l¡ clcccióndcl coroumitor. (1950),¡cimprc¡o'T z{X b onduión e le quc Lldgué<ioéui¡¿hobcmrióh dc Ma¡shdl nd¡riz ¡ l¡s cursi dc ofcrte e hilgoplzc- cpqrrchs cunu dc do¡uhd¡ o¡ ip¿lrrntc irpmibla. El mir tz¡¡bién cst¡bfccarcon c¡¡aiud f¿Élselusión qfrc cpcdm o mo sfrnil en¿lfdco rnc;Bfr¡r,ritió individuo d- quc schrdcj:rdocomo.c¡tjb¿d principio y qtrc por ulo, nc plrmitc ptcdair todour comPon¡mrmro. i ¡1qui.o atudir qrlgun lmil ¡nllfüo oo funciorrut cnd eo dcquccllnfoquc cpistcnoló¡ir m dcl proctso cconómico'riguie ocamimc le Di¡l{c¡iq lqdiae óno sucddió d m dc l'{a Véxe d Cepltulo DC Sadoncs13y l,{; ' ".?: cj- N. G..Piccon,.Furthcr Considcreriogs InJq-Numbcn,r,.€conomíc on JutulYl (1896),pp. 127 ys.tüoocl Polbins, An Erq, p.66¡.\9'V. lo¡¡icf,.ImplicitThcoddng A, Mcthodological Criügismof üc Nco-Cambridgc 9Jlrob, Qrúrrlf laumat of fuononb',|) ..' ' (1937),p'I5o' '.:." ,,

diAéa¿¡'i,* df,iAálüiiri¿ r.n liol,¡ninistlr nü*t'iá'it¿i¡anü¿Éu " el máximo ri. Por consiguienre,un sfmil analftico dcne formulrrr.

f-r t:,,1
Ij

ft 1l

I .:i I ,i

1. . ):

:t. i

..:

i:r
li,

ir.i

!.; J.,: t:i

lrr
l'. .

ma dc fijación de grecio¡ del emprcsario Al i$al q* rL t r resrantes Y. coodoadasvjale*del misr.ng proceso, nocioncsdial&ticas-Difieren son de otrai ildúlo"tiniamenü a qug si se ias reduceabstraaamciü'eun individuo y a r¡n furscrnre, puqdenreprescncarse un número. panir de esre por A nú¡ne¡o, podemos con$;uir asluna pscudomedida,quecssicmprc una especie meili¿'EI hechodc quenuncapodamosdecirquéBmula deberfadc mosclcgirparacalcula¡csa media,ni por qué un númerohayor o rncnor qucd obrcnidopor algtpa fórmula rcsuls¡la iguaüncnrc ülhto, demuesrra qucumpseudonpdida ft cn oencia un conccÉrodialértico. C-omo sucedelamer¡pdo,la mi¡ma razón por la queh.r $¡rdo medi. d¡s-son vcnenopára Ia lteorlai ecplicasu éxito cn la daáltrilln y análisis dc hcchos concre¡op.. ülllzado correccamente, lndiceo uh agrcgado un no esu¡e balafine sinp un¡ masa'dcmcralla quc cubrc onaJi{na-diáéctio, corno aivd de yidar,o producronacionel,,, d meiordelo que lo hace "el unabal¿ Esn cs la razln por la que un nrimero crécienrc'dc ánomisas com¡nrtcla opinióh dc d análisis macroccoñómico, póÉ r scrsólo value ga¡ncordaro, cs:much{ uiasproductivoquc Ia midndmfaoedicio, nalconsu neuaja,de Ocllham.-Sin emborgá,espósibfe qu'c.d modvo real en que ri&lmamenre llcgadoa darsecüentedcquelasvarüha¡ :gnri* ' blesm{ssigpificat¡vas afcctán la sociedad, d indiüduo. ' a no [¡s- obscrvacio¡es pruccdentcs deberfan intbrpreanc' no como señal pan colocar mac¡omoddo matemádco.n un elhoio pdxnl en la sad leríadc planos. realidad, su calidad de plano,un^mrc¡omodelo-es' En en ' vulncróIedcsdcmds ladosciueun riúcrornodcll. . , Para cmpezar, a lo.q¡rc sucede con el de \falras-tfucto, hay que ftenrc reconoccr un m¡cromodeloesinco¡nplcro, porgue,segrln ,ort¿i.e, que sc tasmac¡ocoordina{as rele'antes són demasiadonumcros¿s iruescra ba¡a capacidad qílculo. l¿ ojrcusa familiar. l¿ verdad, de cs .rnt.io, es'quc,su númcro n¡pen nuesrraapacidadanalfücay, por tanro,no tomos'ni siquicn capaccs dpcir cuálcs lascoordenad-as de son sienificetivrs.'itecordando.Ja antcriordiscprión sob¡ela exacrirüd,obíe¡ivi,comptnndcmos oor qu.é.To mu)' darificadofo<plicar oporr qor'* modclo is un plirto ,id debi'do que se dejaron-Gicra ¿ ciertas, significadras hhora'bien, "r¡i"Éler esto lo quenosvg¡¡ro¡obligdos a o<plicar m-ás lu vcces: cs las dc En scgundo lug¡¡ilos modclos macroeconómicos comDoncn se seneralmenade un sisi:á'i¡idc co¡aciones tiene una ur,tu.,ora br.rriilÉ oque pecialimplicanúnipamenre funciones analfricas. Aho¡abierula propicdad aracrc¡fstice una ñrnción ineJÍríca, o qu. ,u ülo, y*iod) * ,rri dc f*), completamenrc deteyrhinado losveloresqué¡r¡ tic.ne culquier ii. por cn tfato, porpcqucño scat).la raz6n la quc udlizamos por solamenre !úe ra_
ú.VéedGpfrulo VIIf, $tción 5.

.l

'ti. ;

t1 il ll tí
ij

l1 il !l

il ti

ii ii

1i
:i

f

| :'.
l:'.i

t' 7' i

....

i. : ' . . 'ir.' t ..

414

415

-!,lr'tr¡wirf¡!i¡¡*-+.-

:ltta,fÉi.í--1'l4q

.
capae de erlcs ñ¡ncíoaes LU"A Sin funcioncsanelícicasno scda¡nos o pasadaf. Pcro; ,' , trapolard modelo más irllá del ámbito de las observacioncs , ' ¿porqué cendrfan que exPresarse lcycs ecoqómidr, o cudesqtiiera las Indu&blcmente, nos otras,si cs el caso, a tr¡vés de ñ¡ncionesanalfdcas? inclinados antribuir a la rcalidad,rn gradodc ordcnmuchomasencimos cicnoen el ceso Estoescspecialmcntc yor qued quc justifican los hcchos. dc dc los mac¡omodclos lfnealcs,excPto posiblementeen cl caso modclos se ocüpan qdr¡sivamcnte dc flujos m¿teriales. . como los de l¡ontief \ue Sin cmbargo,h¿ss¿a fos macromoddoslinealesselcs |t¡de adamarPor '. csadfstico' haberagrunadp con drito d máscspantosoacosodcl áirálisis Do de Pcronosgltidamos coft frccr¡encia preguntar si cl acoeo cra una me. . f. n, farsa¡la'nlidcz dc las pruetrs esndísdcas,inclurc dc.Lsno parar¡rétri' ctü¡bientccomo cs , rápidamcntc condicionc que una csm¡cn¡ra ' ^/ l "u,cxigc accidentpf puede iadsfacerPot.mero .l proccso ¡lnice¡ncnre económico, I , .f 'Adcmás, una fórmula no supem prueba,siempre podemos añadirotra la si ' t v:rriablc, cl siempre inteligenterncnrc cincel, deflactdroc¡a,c!c. Eligiendo sc puededcmo$rar que dcntro dc ordquier bloquCthry unr bella Madbnnaú. (léase arie En tcrccr lugar, la misma idea de une rclación ¡nator¡rácica es cn momórfica)enqe pseudomedidas,como las titilizadas economfa, ' de unamanifiestaconuadicción en tér¡ninos,porquqre difcrcncia lo que cn en cru suce'dc las condicibncspredominantes ouqi ca1nfos, la economla no cxí3tcbqlc algtrna para qu. Ie renta' mcdia (poi ajcmplo)se rePrc' oentc la misrpa fórmula mcdiacn todo rnomcnfoo cn m<io lug¡r. Aun por ' cuandouna afirmación dcl tipo dc rle rc¡tta rcal mcd! ¡umcna con la proporciónde la prpducción indust¡ial cn el producto nttional bniton no ' quc , nfri&, plantcamuchosmenos problcmas si sc la sus¡i- cscn absoluto no compleja,Evidcntemcnte, detuy.s. pot cualquicr fótmula matemática bcrfahabcrrestricción dguna cn lo reladvoa los ingrcdiarc quc se Pue' o dcn ntilizu en la cocina analítica,ye sea Por up economisa por un nlo scmionúnuidado, .cientlfico la Naruralcz¿. sepicnsaque nla baJa $ dc , ' bicompactor, condición dc Lipsclü'o', o cudqbicr otroingrcdiinteso-' "la fisdcado,podrla realzar esacocci6n, dcberfa haber absoluslihrad para , ingrc' cxódms. tanto conesos encapricharse Pero nadie dcberfa emplearlos. dientescomo pa¡a olvidar por qué fuc prirnordialmentea le cocina-[a ca'j'

calidád, un económetre consumado pone al dcscubicno la condusión de su larg¡ eicpcricnciapara que podamos reflexionar rcbre dla: .De-bemos

cohenfrcnamos hcchodc quclos modelos al que udlir-n hernmientas.y ccptos teóricos esadkdcos y complcjos han funcignadodecisiv¿menrc no *.¡o., .n l, rn"yo. partcdc l* p*.6"r disponibles, más {rrc lasfórmulas ri-plr y de cxtnpolación mecinicaot. 'VEn mi opinión,eito no es¡odo.Cuanronr;ás compücado cl modelo sea y cuantornayorseecl oúócro dc rarieblesimplicadas,másscdoplazafuera dc nucsro conuol m€scrl, úirico conrol posible cn l¿scienci¿s sociala. No cx'rstcn labontorios cn los quc puedasomcicrrc a control &pcrimcnql a los fenómenos puede socidcs.Después rodo, un rnodelo *simpleo de consti¡uirla máscsclarccdorereprcscotrlción proccsoeconómico, del siempre quc cl cconomisr¿ hafa dcsarrollado arte hascd punro dc scr capaz d su de capur unosFQcos, aunquesignificativos, clcmcntosentrel¿ multiud de y hechos desordcríados. Como insisderon Poinca¡é. Bridgman,la elección de hechos sc rcleva¡]re.sel principalproblcmade cualquier es ciencia*; rata üqf dc la cconomla, del problcma comonos advieire'aho¡a cconómeoro tra consumado,J¡maTobins. Un modclo r,simple qudcomprcndcrlnjcamente unospocosfactorcs, aunquebicn elegidos,constituyeambién u'na in' gulade acción r4enos engañosa- espor lo que algunos economistas Esto teresados losp¡oblemas des¿¡rollo el en del ecollómicohari rrásladado énfasis desde mac¡omodclos los rncnosoÉcto pero matemfticosa r¡n análisis. másr¡alioso, ,ipo dccla¡ado dd Tal por S. Kuznets, cs¡rccidmenrc. análisis puedéno parecer pcro'la sofrsticación esun no iuficicntemenic.sofinicado, fin en símisrna,porqug como.hanobsenadort á" d. un fisicoo de un economisa,ai -a l*go plazo-no sepuode decir a:iodo el mundoló qucseha estado hacicndo, ghc scha hcchoca¡ece valcinú. de lf : Desdccualquier ari¡moánguloquepodamos contempla¡los modelos gue cn ' mórficos,.obscrvatnos su papélconsisre rñciüar la argumcntación, goritraposibles modo,precavérse defcctos clarificar rcsulridos de esre los ¡ +cÍtl cstudoi". Esrepapel no eslsóloúdl, comoadmite de razonamiente
o T. C Koopmrnr, (Nircrr¿ p,2lL NaYo¡h 1957), lhra Euls onthcSu* of&ononic Seicn¿r rumlmcntgh alinnecif4scrfm d érito dc los nodclo¡ pn pt&tb articinintu fwau, rc p* n utídam let ohmtci¡na lu&t uúliads zl cr¡im¡r lc prrlmamr. Gmo rc he obriyzdo m{r zniba; no hry cscrc ia htrnmiatrs conoindqs con hs quc un cronomiss pu&.cinccler une prueba b'momo lcpara on ¡ H. Poinc¡¡é, .Forn&thw of*íaa,p,163, y nota72 anraior. n CindocnKooprqnriThtte fuy9.7A9. al Ingl.r t95lr. pp,8 y s. 1¡ m'rsmopinión .finianr Hmnim (Canbridgc, 'E Sdrodingcr, cs m¿ntcnid¡ por\[c¡nci flciscnbcrg l'h¡ia ud Philosoph¡: Tk.&mlutíon i¡ Molcn Scicncc (NewBrunswick and ch Att of @ lNucn Yorb l95S), p, 16S;J. K G¡16'niü Ewb N J.,1955),p.€. f, Knut Mdrsdl, Valrc,Ct2iul enl.Ror(Londcs, 1954l,,p.J3, [¡¡ q¡¡¡in¡ ¡on nhr Evidcnte , menic,l¡ cucniónr ¡cmonte M¡rshell,quim, a<loÉs.la pusocn prlcice rclcgendo rfmilc pl. ¡ ru

1 I

I I

i
.{
I
.l

I I

r Ouic¡o ¿ñ¡dir une idce quc nic p¿rccc imporúntc ¡in funció¡o ¡nüb¡, unpoco rcrfamos dcf c.méL ¡o¡¡ctt.i quc una tq Lmbi¡ bn U cc.hü i$n les fases cido coómlo, por cjcmplo' '"¡,rcgo&p¿l¡br¿tinu"dudblc¡losr.nn"sfrcrprcsiónutil'utgordmr'logsignificatanto tmnco,b\üc (de piedre), oru la ebrwietun dc logricm2. \. &lT. hrti¿l RcdirkrionofEonomaris', Roitu r G. H. Orqn,.Toüd 'Vámi..6mmcnar of EcomaiaaúSutütia)OO(V (1t52),pp.20G2l l, y .FunhcrThoughaooGrndoGini'¡ D¿lcioni &f npnt¡iot, pp. M¿tnqWV' (19(t61, ?Á5-279.

416

417

7'

m
, ,

a tienden a ig¡rorar. Poi desgiagia,parecequc somos PfoPensos send¡nos Fll '[.;;i hasrael ocrcmo los modelos aritmomórficos . - faicinados lor los m&itos áe LJ o la razón En dc pensarú'nicamcnte d bisurf y de ohider al pacicnte, F:" dcbiénmo¡ ¡ecordarcontinuamcntc qvean modclnaritmomór' pq; h que . ' m firo ,o tír* ubr i w cscümoramn¿míctn diaüdícoqu ha dt comprobara¡¡rerior,la pruóa del nuevcca¡ecede utiliic..'Volúiendoa una analogía I I t::. dad si no tencmosun cálculoa¡itmédco quc conprobar,Si olvidamos esrc .. . aspccro,corIcmoscl gave pdigo de convcnirnosno lctr fhatemáticospti,,,.ro y en economisur dcspués"-{omo diio Knighr cn ttna ocasión-e siiy de rio en teicdores fórmulas nadamás' i.i l, L:-' Hay que rcpctirquelos hodelos a¡itmo4. La cconomla rl h,imbre. 1 quc no en mórficos son indispcns$les economfa, rneDos ün otros ceTPos cientlficos. Eso no'significa también que pucdanhacerrcdo lo que ha dc fli ' haccrsé cconomh] porquc como sostuvo en schriidinger el casode la en i'''i !; ' no de la ecooomla residcen las marida biolóeica,l¿ di6o¡hd del objero .'/ l;¿-á.t".r i"tt.""ono sino cn d úecho d9,qu9d propiopbigtq es 'dcmatt;i lsiadocomóliüdo como paraser totaLncátéaccsiblea l4smatemáticas""' 'y traablepor las matemátilo que hice que o,. o6¡.ro nó seatoralmcnrc i,,',j papel que lu propcnsionesculcunlcs delgrpcñ1n en el proceso o, .s "l ' económico.'En dd económicas hombrefuesenindc' ,f.cto, ii lasacciones forrdade jusdficarla no culrurales, habria ¿i suspropcnsioncs i.i ;Ñi.r,* al variabilidadiel modelo económicocon respec¡o tiempo y al in-.*" I 'i ttotio"ono"do conflictoenúe Ia."onoti. otán¿*y Jd^ hs demást-' ilustracióndc tconómico cori'itituyc.ünallama.t'a li,,i cuelis de pensamiento enexistentes culrurales de lasdifercncias .esre l',r pun,o. El conflitroprovino pol y conocidopor unacsorele cl cOlrocido og. cconómico proo.o *. "i estánda¡dc Nada'es más nan¡ralquc la incapacidadde los económfites rir: alemrnesque insisrhnqn innoducir en Ia cienl, .o.prender a sui colegrs o ¡i¡ cia Jconómic¿'¡¿ca5 nobscur"ntirtrs" comoGeist lVeltantchaaung' por orra pane, era.igualmenre alernana-rechazase normal que la escuela . ' mecánica.. .¡pro.oo económicoa unaanalogía ideaque reduce una res j estándar, la A pesarde que le iiayaido mucho mejora ia econor4la l,, l'. : correct¿.Este por*.n de Ia escuela hisróricala quc es ñ¡nd¿men¡alrne¡tte
^ :i

o qüercn qqb odo el mundo, snbiénindispersólaupecto algunos sino

Puffo
f¡r¡llPüq(ro.

ii'gutendo d co¡ls€¡Bo,.aunque rácito,db.irnc¡ocienre nú-

sca que í$rr, y o posible a fin *d_e, .q¿gesr$o demasiado
il

Dcsdedempo inCcfinido,lascicociu dc la Nan¡ral¿¿hen conscrvado una eplstemologfe pdlitivi$x dc eocrdo con la cual el co$ocimicnto cienrl6co eltarca rínicamcirtc2 rTr¿lloc ftnómcnosconünuadbs, con independcnciadequeseánobscrvados no.Ii objctiüdad, comórc dcnomina freo cucotcmctrre a,esta crircrio, crige asf que una desalpcíón cientfficá apmphdeno ipLluy{ al homb¡eá ningúna de sul capdtúladay que el. mr¡ndodc le cicnciei*debascr gugado progresiramencdc todos los eleanuopdrl,Orfllos,x. a Jro igrrior llegaron srstcnar quc ni r+st 4 -.nros d pensalniento siquicra humanoesun fcnórqenoD. Ahoa,bicn, con cl dCIorb¡i¡nicotodql qr"ltum de acción del Pdhcipio dc tddme¡minación,'el y iCcal dcunaciepcia hombc'omenzóa perdcrrápidahtcntc sln rcrrenoentre los ffsicos'.-cutliosemente, enrre los físico$quc cntrc los' más fitósofos la ciencia'ylos cicndfios sociaLs-*. E aenUfio dc ta Naturade lczasc dió cuenn de guq co¡qo.logpreró Louis dc Bqflig, se. cncuentra cn una óndnua pded nu¡noa menocon la Nuuralaat; ¡ il scr un hombre,posiblcmcn¡e pued¿ no desoibir,la Natunliza comdho sácn iérmi-. nos.adapadosh nueira mcnulidadrr. & cieno que no pnnmos ya en un árcm9comq ün u4a bola dc bill¡u,cn minian¡ra; en v¿zdc cso,,pensamos cn él comg en un siircinadc ccuaciones. igualmqdd,.enla'mareDc rnática pun noipensamos cn losnúmeros ya *-o-.n unt represenüción absmca dela róhlidadin¡uiü sinocomoen sfnibolos suiCrsa operaciones. por mediode sfmbolos; perocsrono demuestn* to ;iA rlnii"-;il;. urdamia,¡'e Ia flenc( haydejúo de scr antropomórfid, ni dcsaprueba¡ de la pomrn intui¡ivade foincaÉdc quc(no cxistc: lógi4 ni unaipiste- | une mologlaindepeadient& h psicologfa?s, irrdcpc"ndcncia i¿-J de @D ¿e fi¡ncionel¿ mentchurrtana. supuestü hun lasicuagioncs las opePor qüc f racioncs simbólic¡s esdn el¿bondas ei hombre;por la ¡tr.rao.n"i" d. po-r sr{autor,codo es(renoinrdecualdel'horhbre es.húmanb huncadejaníde y serlo- afirmaclones contrario [¡s en por es¡án viciadas laiirc¡¡larid"dlósi." (siscdirigcn a.una mehrehurund o vacfas no is (si "0.
*PEud,,Tk NcwScíczra, p..188. " Gni .t J. ,tycr, po. .¡cáph, procc l¡irui¡¡ co ¡u kn*¿r¿, fii*;;¿-t* tz.cd., Nucn Yotlq pp.-46f y .1916t, :.' 57 s. y ¡oa Sn nbargo, vasc E fuOdingcr, Nán ed th¿ Grc¿kt - í (C{Db¡íd€F, 1954,pp. 90 y e loBI., ¡ V&rc NEls Botv, Aarnb Plryia'od Eunot Knuubdgc (Nuc.a yorlc 1959, p_98; Hciscn_' bqryPb&'ú¿ PhibnplT,pp.5}y t pryio ant Minpttyia(toodrcs,-I955), l3t. .,*l p. I r Fg*l..elic, P.V. Bridgm¡n,.iPcrmumt E-* / h ¡l¡eFlu of prcsncD¿vpbnics...faLza t0 dc cnc_ ro dc t930-, 20. Tr¡¡bién. Broglic,p4r6ir adMicnptryie p- t l{r Hdábc¿ phyia enl phibp. lo/rt,p.8l. ' lLfieúrr,r¿, Mathcnaria.¿nl gíallor:Izrfsrc¡Nucre yo tk- lg6ll,p.tA.

r*: lj l
it ii

t:¡ ii;1r | 1.

[:';.
5t.

cl rcrnárico¡ finef dc rns Pn'na¡h. J. M. Kcyncs,Thc Gncral Thal of Enj/o|nmt, Intcntt, anl Mo' dc ¡¿yñucn yo¡ft, lg36), p.2i7, o ot¡o cconomi¡t¡ gnn nputzclh q,q io¡istiócn quc .cl objao dá rnál¡¡i¡ [cconó¡nió] no co¡uinc cn proporciomr un rrcc¡nisnp o ]tctodo dc.6iegamarüpu6 dc orgenizdo7 ordcn"do rc{aionarsobrcnucms pc un ción,... sinocn pmportioounos método blmr cp<I6oe.T c muy.rdeuadoobcn¡r que tods c ccono¡ds mn nr¡tcmátic shciorcmcnr qpstcGawi Tbory, p. 29sp. - iiti¡ehu hú¿, d Corn2aitin, a9.v&sc nmbién lGTncs, D E Sáródingrr, ty1a h ly'¿l(f-anbnd1c' IngI.' I94{)' p- I.

{

418

4r g

,;i;ii.'j

:.

iii,..i

contcfnPorá¡qono. t, crnpleo$, todó dc'pructay erÍor, entrc diversos le qu. puesto losfundadorcs la economfa de súnda¡ -domo nrprfa de ' de un a ior .*norisps- aspiraban prcporcioriu análisi¡ h a¡tdrd cco' * U'qu. árn"rr,. üiuf*, onto tasreglasdcl tlannuinatamo "i*iá y con dc . el carácter lós fin¿sse móldearon acuerdo lasaainrdcspráoidp compcnder asf apialisu, Sepuedc predominantcs'cn socicded una ¡as d quéRosx consídcrabr economla otudiodc córno Luxemburg a la . /'lpor t p,udeno obsy hn t¡'i*a r¡o coordiirad-o r:^6uacomocl capirdistito ünnte,funcionar. dc cicacia ecoambiénc suconduslón gue.le Natural ' nómicamorirdde inanición con la llqada dé la socied¿d socidis¡¡, la tn al sustin¡ici tátonnqm¿ntt,¿. cicric(fic¿ . que!aplanificación las las . iistáfucnde dudaquc cri rcd¡s socieda{cs accioncsccouómicas igudmcnrc eñ del hombrc consisren elegir..Es ffryi""f¡t. qucdrcsulado púdeapresantier mdio deun vector,-. cconómici dc úldimo la elección dc ¡nc¡c¡ncfas. son cuyascoordcnada¡ c¿ntid¿dcs cicras X¡,r xr, ..;, ¡J, /ils cs, sol aonjmi.cas chccí3tus cs¡o el Ahóo Bi*, Jgnu cleccfoncs .
r Práo, M¡¡s4 p, l70i V. Pscto,.trl¡drcm6<¡f I*n&tdEm;cPepá, Eronqrr.ric¡, p.6t núm. 1955, 5. p. tr¡duciói¡ c¡oh- Prcto,MamcL 335..t¡ Fconomial.(nufticopi¡do, E Rocr .Wrát is Lnxc¡¡burg, Nuc'aYo*,19í{),W.46y19.

tos rores ueoenün gn¡nimportancia en la clección individuo. En el dcl ofto exrreme se errcucnt¡a SociedadCiüI, on l¿ que,con exceoción Ia de Ias accionesespeclñcamcntc prohibidas por lasteyl es6itas,ra^elccción. . viene determiuad¡aclusivamenre por loi urcrores biencs y y z pode,-,1 áe mosver üora cond¡¡idzdpo, qudl. he ido tan bicna Ia economra *,ári-'I / dar a pesar CI7 honouconomiÁ porque este y homo occonomicu¡elüi- l / brernenre, decir¡ es d911erdo con una funcjónde,clección imliica quc I únice¡ncnte vcaordcbíenes.. ef I I Fs corric¡iF n&isc ¿ l¿ssociedades lasque elección en la esü dctcr. minada tamb¡t p* d vcrror acción denomiqiir¿otr¡ tradi_, "sociedadcs pcio la-agrcsión evidenremenrgún pleonasmo: cs" toda socie-,, ?o:4o", dad dcne su proph'rndición. de la sociedid ciü csguc,rinicamlnrefa' la ley escrita,a vloetml¡¡ncsr€.laopinión de lo5uibunar.", di.. si una acpiénsese lo¡ casos ir."u*,o ción esd pcrmiddeo p¡ohibida. en on ,n lo, .,..que Ia FederalTndcCornmission solicita a losribunalesoue decidansi la accióncumple o noh¡ mrmassocialmenteaccpadas: 'del La.opinióri dc h rsrcl .qnc función de elección hono occonomíau, cs, el lndice de udidad rcpresenra adecuade¡nen¡e compor¡ami"n ol .,, el t económicoen cr¡atrEí¡¡ p,r;J; I ociedad sigue I prwer la'argumennción que, al ñn y -".1¡-¡;;L;;r.;';;;; incluir^lasacciodc al cabo, puedc qe

*hui* dffi.,.o',r-bi¿n otro*pato i.pon:**. Endgün.,': .' cn .sociedades, lama¡p¡panclasacciones ungá de riene * "d";ñ¡,1"J¿ Esgranralor negativo, acgerdo dc con el esquema p.uliurdpredominanre.

individuo es tan libc dc clegir una de las al¡ernadvas como si cuviese que elegir una ca¡tadc ',nebaraiáo un punto de ¡¡nalfnea.p..o f., il...iolr.r. más imporantes no srelenser libres en esre sentido;imprican ciena acción por pane.dd agente. su forma gencral, elección En la econó¡nica.no q sc hacecnrre dosvEdor:s yy de_mercancfas, Z sino encrcdos complejos $ B) y (Z Q, dondc By Crepresenun tasacciones medianrelrr'{oJr. ' puedeobtener Yo Zlor reglageneral,existcn w¡ias acciones, h, ..., B, B¡,,a cuyo travéspucdcafcaruarii I por ejcrnplo.Se puede rln dóla¡t o roba¡lo dxhaju o pedirro i p.úono dc rcg"ro;ro^.nJigr.rr,rg. q". !! por rérmino mediodepnde del esquemaculruraldc L sociedid a h qüe sc pertenezq- l¿ q$dón-reside en que el hcchode que el resulado de la clección sea I,o Zdrynde también del uahr.quelJ¿.ion., By Crcn_ gan de acue¡docdqd Abandonar. {uema culrural dcl agenaeconómico. a un paüono con.dqricsche esudo durantc-targos rlnicamenre años por_ que ouo paüono'P4ga mcjor no cs, desdl lucgó,una accién compaiiblb con cualquicr cndición c'lrural; ro mismo puáe decirse acerc"dé ra acun p¿ttonoqucdcspidea sus obreroslen pronro cortro hay poco .: :1I l. . crxbato. --"rll

nes elvecror óc¡crndas, en dc distinguiendo, pgrcjcmplo, Ia¡i (|UC cnüc puede conseguine deIaacción y lamismaque ruaÉ B r¿ puede pb,in'.i-

420

421

ffi
FJI li¡i

t:i,

Il;]

ü

l

.¿J

::l
,Ij :!l

:..;. -'
jt i
-. t a

t
,,1 i:j
./. ' ':'"
:.f '

dcterminisi la noción di'ncomiorramiento ncional,r cu^pl.tli.ot. [r y ' inútil. Dados gr¡stos, inclinacionessutcmp.raFneHto. inútil. sr"ri suigustos, ysu 5us la oersona la persona
quc fuma a pepr dc la advertencia que de pucddser peligroso pan "fumar su sdüd$ acnla a partir {e un campo dcfinido,¡;:port{nror.no pucdc pucdcscr scr
üu¡rtc¡¡UJ Lrc f¿qz l¡omDre csfa Q.ete.uruflaqo cn Ducna tamiento dc ca& hombreesrádeterminadoen bucnap¡utg. por su genotr_

se por medio dc l¿ acción C No es precirc cou¿ren dcrallc¡ para ver quc esa sui¡erenci¿únic¡mentc disimula une di&i¡lud gncias a un anficio ie6iico. Más habirual,no obbtanté, cs Ia posnrnpcnonific*da por la argumeqació¡ dc Sóunpercr de que "el campcsino vcndc su rcmero eracte. rnente coo tantl i¡sn¡cie un qgolstamenEqrmo d agcnrcde bolsa lo haJ} ce con su c¡lrrcradc adciones>tot. consccuencia La bustáda cs quc la función de udüd¿dcsúnda¡ basa para dcscntir el.comportamicnto econórnico inch¡so cn una gglcctividaá .arpoina. Poo SÁumpcrcr, obvia' menre, se ¡efcrfaa u¡ carttpesinoque vcndesr améro in urt mcrcadou¡bano a compndores a quienesapenal coBocqsin cmbargb, en su propia colectivi.fod-uncampesino difii:iimenre pucdccomporursecomo rrrrctrF 'rrcdor de bolsa.Tal como nos dice un núrnc¡ocad. vez malor dc &tudiososde las socied¡dcs campesinas, campcino lc interesa,poder al compnr ba¡arc sólo poque i'na viiude,po¡ cjer4plo,reryaquc veqd,gr presionaü por Ia ¡rcccsi.l"JAl corredorde bolsa no lc im.pona sabcrpor qué d vcnquién:es qulen compr& a - dedor vcndió b¡n¡o: no dcne mcdio de saber En los riltir¡os a6os,eran número dc cco¡o¡lisus sc ha dedic¿do,al csrudio de hs ün¿üfu ámi;üin'"t difcrentes'paGes súbdesarrollados. Su comprornisoconlasfr¡ncünes de "" udüdedy debeneficioéomo sfunciones de elección ncionab ha llevado a muóos dc cllos a feclarar quc el campesino-o, cn goreral,cua.lquiermicmbrode una socicdad*t¡adicionaln- se compora inacionahncnte. hedro,scha ller"adoa cabé una De sc . cantidad considcnblede trabajo sobre cómo hacerque el pampesino cornporccracion¿bncntq, pcro,rnuchos de esosauroiesnq parecendarse cuentade gue lo qucproponen'haceresguc lascolecdvidaübs campesinas elijan como lo heccIa SociedadCivil, de aq¡erdoconiuna ñtnción de utilidad y dé'bcncficio Quc &re o cudquicr.otro pauón dp icirhponamicno ii¡¡ómico scael rinicoracionales,en,realidad, ps.u{o problemaun ' ragional7 socicdadracion¿L 5,..Comportamicnto O$aJ tr perspecriva

iE"
I I I

I
f

;

L"

I

t

¡:

I' t. il rl
iJ

tildad¿'de Y, las.cond¡¡iones lSebiólogoi q,,{. tun irggionat si ecepramos deducido q*$od: gemelos dd idéndós cnelscnddo Que comporel fle

(

:'ipói'Ios g-I¡nBTJ los. belicisras ran fTio*les, .o-o'1" g.nr!'.."son ;..1 Ahoabien,para-un dererminista la nutrición(yasa ' . . blqy pacfficatl. hasta '¡¡ ,' lr! '., .. ; '
H.Pm airJmL ,. ;'., ;,.. 1969),pyTIL211, i. t . t y, l.' . . :'t: .1 , 'l: , . r: r ' . . o apo¡odc cte tsii, v&sc C D- Dzrtiogron, Gartii anl Man (¡.¡uoo y-t, F?-i.l-6tc l¿ lisc¡ dc los or¡arc rasmiüc gehéti,arncnrc, pp.Z10 cn 'i 'r' - .,. ' '.. . /

á@ozn,

R$ca;nw(nou32enraicd,p{5I. L:s cr¡nins son¡nls
I

ii

".

á")' . ._::

.

:

a ¿J

''

.'

enigma ele.vtz.inqtructiro complejo. declaración a unodc los l.a cogc y es másgrurdc fisicosdp cstcsiglocn d ¡cto dc arptesa{ fé enla libcrr¿d su decom' dela volunnd.Evidentcmcnte,dcbe librc para scr sc {ucrcrpásar porcme<iracionalmlnterr hacerlo ¡¡acionalmcnter; Bridgman pero nos dejóprcgunrándonor cralo queentcndh por .racional". mls prolo qué bable qued eminente es dcl estudioso pusolosfund¿mentos fr¡ocioque y nalisrno quesc ¡mcginó cicncie dc la comoalmadnde inecanismoscálcu'lo nospu'.rñti4:¡irrC;" ei rorn¡". quc il filr':¡v dcla Ngr':ralcza ",:micnco porquc l¡s sirurtenfa impreión'dó;riue humanidad irracional Ia en la cs ciones impona¡iu el comporamiento más hu¡nano sepruta a rales no cálculos. qrras hupalabras, pensaba el eomponamiento que En Bridgman

mano cs irracionalporquecsú domineilolor csacatcgorfa fenómenos dc los.quehc denomltladonciondesde terccr ordcn:(CapftuloV Sccción ^d lo t 'll). Por consiggiente, que dijo cn csrnciaes quc, mientru la humanidad prnisük en el V I no secdr¡qugde.modo que.elcomportamicnro hpmano sea de / mis¡nosentido en quc lo es cl coarportamlcnro la materia,no pucde / haberauténricacicntia toild., t Ogca*.ntq no dijo cuáles los¡ücibles dc scr dpberh;:r.cpetirsc-por-cada humanouna y otr¡ vez, t,CQmPort¡m¡Cnlos ' dc'{üc una mcnte'comola stiye.noignoró la .pcropodenibi ésr-airÉguros ete¡noy inmensidad dc Intclerttld del problcma un'impcrarivocatcgórico rfgidamente obedccido. .C, de cs {ásfascinante, n9 obstántc, el hechodá que uhavariante le posrur'¿ Bridgman,relatiraa lo qucsedcbehaccq de soparaicnerunaciencia cial del,misrho ha iirilen de funcionalidad la fi¡ica o fa qulmica" erado quc ¡..:.!i. durantcalgrln ticmpo cciced¿ loscorazones los ádoradores una sodc {c . r:l;. . '.1.: l' .1. cicdad toitlmcnte planificada;dc los mancisia!cri concrcto.Dadc una di. .'.t. recciónüfercnre, qtr"me.seha cxpucsto 't con dtsuczacrudia por Adolph Lowe'en uá recientavolumcn: desdeel mo¡ncnto tn que el hombre se r .1" comforta i¡¡acionahncnc (esmes,de modo impievltible), la area di las :i i,, .,'.'i cicnciasr*¡t¡s:(de la economfa,cn cspecial)debeconiisdr cn tracerque (cstocs,dc mddo prwisible).Le in,elhombreig,qgrl[prte.üc¡onalmcn¡e Í.1;¡'i,';,1: . ,;fi.;. ola vitación es'6.ma!g dos pájarós un d¡o: paral{ograr. dc canio. esabilidad y el;srecimieñ-go.de iistemasindr¡saialcs lcorno] el gradode ordcn que lqs es una .có4ilición prcvia para Ia gcneralizacif¡rteóritartú. Aun cuando : .:! ''j I compartelq.insatishccióndc Lowe con la ecinomla cstándar, hagp una excepción{ildamenral.a su mandato;y mi m.,9firo-consisrc g13 ru.pr?e1

l'fl f;?,T,lll::::l**,*:i:y"dffirñHlruH.1 frf"trlgpno¡ffi
con3g[lugios insenierf,^ dc ,^ :^-n:,¡=--ir---4.r'cmc¡anq

triltr ***^: _r: q;il"*;;ñiffi ffitü;::.; ry"d;
csUn iuiétor,r un
implica ¡upues-to

T!.1 comolowe la Dresentl¡"Ciencia la le polftica nhf de Economfa es teorh delossistemas er¡nómicos .o";;ü;,;.lproupon. unanautori.l dc 'f'd deconrol" cebaz screccb;il;;;r.s", ip,iro dcle cconomfa. r Dcspués esta dc sciccc¡ón' misma Ii rur";tdJ;.db r ras sigr.rientcs | a(l) a dere¡tnina¡ a¡rrc marerial reas: el qu. ,no"Jd hacia ooftn clcgido; ¿o."bli]": ñ.ii;;ffio*,ni*torisema cl ma(zla requeridos por csascnda lasmotinciones y c¡paces fomcJur modeloc (3) de csos y a descubrir nor¡nas las oenrrarcs l;";t {" qd ,.¡decuedaslosfines"'6' a "L ^o.¡*.idnes Incruso eludamos Jp-ur.-a dcsi orisre ar"urqo, go semcjanrc fin óodmo a un objaivo¡ *ra. ál"iri desi la autoridad de conuol pucde descuürirl" d-;p.., Ji;;"""ilq"e ad.mitamos la posibilid¿d planificar dc sobrc papel ;;; ;;-.h I rnacmftn, pro6lc-, cl .i Ios por las brrasd-os' areas ; ¿*,:a;rto.'Co*oid;; ;" llTjlT,:d"s aDoga crerFamenreel,uso unacr:rgórica,"*.ió";;üd*i;;;; úor de resolvcr Rrobhmas, dene.quc *nn., in i. o¡ocncüdc algunos rys mc-

", -g#

la Economh Polldá ; so-

"jrli:-9"*n$ ;:ffiH",,,:¿ü,:f i:I1,j:.",: -;,;;l;;ü;á.úi"^Jl,ü'fi;if jngcnied¡ .s$lgs3 o por cualquier docrrina ocra queiimpliquc I social.
'a lbi/.,p.tlg. t '." !il, py- ll3 r I43, csFcj¿lmcne.

"b.j*;;;;;i**

.e .,i'i,;ñ,* i;J. :f"?j:'"ffii*::,i.o*"gggl,go. queviven sociedád,:,inciujdas cn las

rodos mcdios los iir_l firdir csc ¡cr¡rimicnro pr.o'la.ilil;d;; i. er¡nacrofin impuesoi , nos.hacen devez raber .r..u-do.i";"'i" ¡ir" --"'' '- ""Y ñ,ffiHrr,""H;il "*1i"",*qie no.han l.dü.o Sqo'. k plen¡ idendficación funcionarios dc.lo.s _mejo¡ de.absofiiarnente

E" cce.l nómicamenr',.1*nü "" ,ir;;;r.niE*r., to, proccsos , . *.r.d";,r';; ilplq,.o ;ilí"éji];t I,,, técnicas,ro. bicn. . óhora q"¡*"r;iiü.i;á;;d;il.

conlosrnecrofines imouitos.

ó;:ffi:.puodc i¡nasina¡ic el . ks recetes pl¿n.-. del cenrratltk¡rancabo frrnfi";ñ;;ri* se e por tá;;;¡fi;;-ol".15"1i11.-l"t lute crsoocrrcmp un colcaivismo de ",¿ monolfcico ;i;i;".

,r,.""té, encoütramos ig++gg; enrarrrgumcnración deIlwe_unecbdela idoa Ulrio qu.rl""i;,ü;;
Thc th,R*i;;.
.

W .ro, ro quecsun supuEióñFffirrifimdo que¡aposrqra básica la de Detodas modos,'el sr¡truesro consriruvecre.r.sobrc q". consrituyecredo el d aoonr. t.;;üü;iúüd[ -*,rTil.".i11estándar'

¡, roqu.J-,-unli;,á:,iffi

'ü Adolph htrys' Qr Eailnk lGtwlclgcTouard a Seia* of Pdi¡ial hnnía 1965), niii y¡asim. .: ' I pp.

(Nucn York,

nlü1,*14.

'424

'
425

" il

I

ffi
uiJ

n
r:l

por sedesarrolló la sociales' producción.social de En el caso los inscctos de eirdosomftica ¿t t" c¡¡olución modio de la divisíónd"t';b"rt¿*ti su tl:i:"-i' Ü;; h"t-lr pJttttt, por cjcmplo'c'mplc ffi;;.. edcplana'erl conc'reto; su cabeza ;;;;;.,"r-*¿*oñi¿ii"or, blo"o. haceres quetiene¡qire qt" ¡" m*,ffcsffiffif$#ffi 'rllt3 humade En cabeza. et caso l[ especie g.ñ.f* con su ffiü;;il;;r* dela'w-qbg9'1

li

dcl futu¡o
veráno sólo

p'r/' I

I

[.1
. '

il,i;'il;*¡ó"


fi
f,

'P.'H#l:;;flil;
'

hombre rracecon una del hombra iát tér-ino medio' cl .il;;;ü el papcl de coof chino qtt puededesempeñar 6Ñ;il¿ióii'bfdfóEitr-J ntda en la constituiut"rl"*tntt bien como e[ d. ,.y'il}i;;;ity un ser no hácc¡le desear rofl y la cuesrión ción dcl hombre *.dio q* ["eda cuno t#;í; en por reside. porqué tend¡la reside.en qué,*qh Queser coory social el sociat t::'::ff:i:J:L'l; t: el insecto"1".^:-1 vrvso insecto y el( [a aparentearmonlaen.que lU contt.ste enue l'-:"" *"*i ; \

t.]¡-'lp*

elresuludo J ánt"tio.'

r

,#

Ii
I .I

ii
f-

hace. qo:o' Hasca r.nuv planifieda' "tti:: I l;;;;; ;...r",i" delI sociedad estria porelen'l TÍli únicamcnte Dream'f d'llry!*' unasárira l¿*"ttUa rica urópica-satf o: $1':::l v r.*J ótn¡t bi¿"tot' v lavisión . ' l;;lñdt* ' descubrimicn-[ los Sií World' embargo' recientcs I H;;L ,n Th, B'o* i,'l ; iÍ t renro taimaginación *'i*::l exacerbado il;i;;han | ;ffffi;;;; au(or'-l la conro de unaq Pocás perioüsticos y I divuleadorcsembaucaf,ores ducul de ü.., lasoremoniciones esos ,e'no, I ;::::ffi;Lü;á:¡dJ, prontoá¡rg a' naltErar'direcamcnrei será r-¡ ,on ! brimicncos qít el hánbre en insisderan gu{ alsunos I "p"rüií^ h;mana""'.y, corno l''i i:i queeitányaencimaie^nop{ . | (eslos ron proiLirlJ" ft-tg" tfrt" [sinol ,r -aril;;éd; dé nombra 1{ igunot deloi mátgrandes l^ durante til;;;;á" LJrosD,

.-$ ñ, ;üp"t'¡ü*"r'i"it "? uoa I : que la gcnte pacicra de modo que cada uno desempcñasc
lverse: hac¡r I

aÁ;iñi6;T];nt'"ft p"* . lb.¿t"serutilizado i¿ qít h Naturaleza"nü ty:yoti I lqu Po obvtamente cn pt"t¿n complcjo biosoci"l del itl*t9pt1on dt ,,'.',/ p1T\ t,'r. \i"lÁ"r*-ár¿rofor.¡ alguhas'.81* I a t. tt*¿ incluso esablccer f;;rild"ü;;i-¡rj a sulerhombrcs)nel (como llamó sus u t. *'^ ]tl* guardianes I * foroteger úernal Pero' mismo loshoi polloi"t' con 'ñ po, | lde¡erioro h ^á" gJné¡ica oll'i:'-ptnt" enlamanipula"u",l:;
en diversas F¿ses, a{funaocasión hastali fascadul¡a"'.Natutalmei¡te, d si t.
¿qt" fundeciónCibr \ .t '¡ No mcnc dc cincqlÁ,u.do con d prgmioNot cl esistlaón i.p*i; sbrc M¿nanl Hh ñ¿mrlrí¿ G. lgobcnholñc (Boson, 1963). Trcl pnmioeNobd panicipuon cn I y' cl rimpsio cclcbndo lr Ohio VrJgnn Uniwriy robrc Thcbnml düw cn Hmdhy andEwl* 1 (Nrm York, lX5). I¿ cirr cn cl ¡alo a dcI'{a ad H\ fu*n; p, 363- | tío¡, cd.T. M. Somcbonl 'K J. D.S. H¡ldútq lEiologbl Posibilids fo¡ thc Huniin SPccioin óc N&t Tc¡r Thou¡¡nd !ars,, enMu nl Hú ftnm ad-Volstcnholaro pp. 354 t c l¡ ¡da .$conadccoa K Atwood. quicncn un simposio pq¡crior preió lz producíón dc o¡Buismo .cqn un.gn¡i e¡cbrc. dc fo¡p¿ guegucdeo pmitirc rl¡$ o fitosgfla, uirbién on un¡ rou foto¡i¡¡éti¡ cn ¡¡ c¡p¡ld¿,dc modo y qu€not6t¡tr ñGidrddqconco. Véuc.Disosion - P¡n 1,,c4 Cpgpelofünun Hn/ity,g.37. ' :. -.r'1 ¡I _ Junto a¡dculo.<i$oar la mre I l2 rnrcrior.váseJoshúlidcóug diologicd fururr of Men,, cn Man ¿n/.Hb Fthln, od.Wolsarnholmc,pp.263-273,y ,Erpcrinonl Gorcticr and Hu. mn Evolutionr, lraadoln Nau¿t* C, (1966), pp.519-531(rcproducido nmbiln en Bulhtin of thc Atomic *iati¡\xubrc {c f966, pg. 4-l l). "' Lrdcbcg rB'nlogiel Funrc [Mo, ¡ 266,y <ACrisir, p. 213.frn aus Éoricer,quccn rcdidadrcn lo qucle mdhj¡u hewr¡do h¡cjodo dadc taentig{ioüd,I¡dc¡üc¡c.m¡ñ6 nusyot&miun lo:.cufcncir'. Várs".f,i"logícd Futurtof Mzn,pp.Z65 j r,¡.&¡fm,-trl Gcrctio,,p.524. Gacrics, p, 526 r¡mbiéniu c\ Cri¡i¡r, p.2lJ. "r hdcücrg, rExgcrinrcnut ' rrrPrn un rcumcn oporuhot& los sul¡:dos mássignifietiros o ac rn¡ido, vfucJvlorgu €' r -,¡ é Yz¡ns,?dl&bwc ant Sonutnvqtuba(Num Yorlq lgój), pp. tG20,

deferuor I J l."¡"'i?r .i,; Pil;;.i Áá"- tiguo" deindividuo cue Jigár.q"¡3;recomendó ucedá | EJ#ild" ;;;'''6;É

hufnana dc mi'mb'os lasociedad I ';;l;i;s f" atcnciónde los filósofossocialcs'hacia-la I do desdet"o ^utt'"ol*-pt hombre asPinciones biológica^del r sus il*il."tt"";;;ti;encia \ l" dc p'1!{^d.'-:3o'1"

ii
t-. !..

I

i:; " 4 ¡.r: , t.. l,:::'.

,/

rr platón, /t?ubíall.37íyY.423. ó , -J trmbiénalgunr rampr oo lasquc t' ¡bid.,Y.459460. Cu¡iosncnrc" a¡sieglx conrcnlm mt' I domlmnrt li¡l T.odcrnos i.ndo ,""o.,od. laoligerqufa r lcn*ñ¡¡ ¡.tú ,o".I ü;ü.;;;i. bs Lero dc 196{'P '2t1' son cursiv¡s mf¡s'

l.:,

426

427

7-

en mismoardid funcionase el caso hombrc con.rrn &iro prácticadel y .mentecornplcó,áo hCbrfa lfmitealguno nrimerodc .Einsteinso . quc al podrfamos pmducir. visiónaslabieranoshace [.d aen recdrda¡ Didemr ThcDrcamof d'Alcnbtt (en unacilidahebiación d suelo con cubieno bot€s cil cadauno de esos dc pequcños y botesuna etlqucta: guerreros, filósofo¡,poetas, cortesanos c¡l¡rados,r¿nluu enlaadas, remagistrados,
' yes enlaadosrttt-

Peio, comoel profano puedeconvenccrse sí misino teyendo por daeal. nidamcnreIe lirAnn¡ra prescnndannto sobre ou grardda comosob¡e g$nasafirmacidnesigüalmente sorprcndentes favot de la cufenesía. en todos los paresde l*derbergdisientcndc $upronóstico prácticamente ercccsivamente cntusiásticot2o. Cinrcmos solemente unaspiocas opiniones: G. '' que (para unaingcniería ya considera Pontecorvo hunana r¿cional, scadel . ,. t ?,/ ,gpo eugenesrcqp eurenesrco/se precrsl conoc¡ml€nto le genenca un oer de -r ----. 'hunana mucho mayor,que cr edmtrable conoctfntento quc ya poseemos . T4r, mientras de, por ejcmpls,la genCdca baacrió&go dcl quc P B. Mc(abstenernos grandiosas nos qcopseja dc dcclarrdoncs daw'¿r proflticaso retrospectivas. dcirca dcl biencstargenéticode la huryenidado..Bentley ie Glass lamen¡¡,inclusod€ la melairputación en quc ha venidoa caerla gcnética por qglp-dg.l$-9pjni-o-r) r. Creo. no - r crilo D .oDsranre, nay algunas r.azones que que elefnentales 4unque occrsrvas no biocon todoslosdeullls'dcl conocimicnto . exigenuna gnrn F¿miliaridad ahort lógicoy qtie,dqdc dandznot enconndnTos rct¿san,a ruyor panede la las maravillas dc anunciadaspor Irderberg en rclación con,la r"aloración : laspotencialidadcs la biologfa. de aquf, pueden mencionarse Llegados brcvemcnre alfunosde los.obstáde culósqueseoponcna la exuapolación-¡l-hombreIa.ciruÉ nudeica de d En primcr lugFr,e¡tála prohibicióninhcrente hombrede 1¡g;[¡9{la rEñffi-a nanopinza. Sin una nanopinzr, cirugla nucláia dcncquedc, jn cn cl husyqhfbrido.algunascicatrices a .nivel sgbmólecular tienen que .

e¡ormes proporciones. cicaaiccs rales afecarrnevidentemenrenormil al dcsarmllo g huqvo. dl Enscgundo lug3r,está.t pril;búñ;; poraiuchos bloljSos molca¡la¡e¡ que]rru unadeterminad¿ dedc_ dc Ésc sarrollo, ¡údeosomldco un pictde complcro capacidad inducir por su dc unnuevo desanollo'rt. D*Í.-.1 ,norn*ro .n qu. ningrinhoho *noAdo cn cstc califi-, di mera ! pu*o rodavh cnuedió9 principio,'.hsqos"de fanesla .provqq-de, el dt{g4{,r-n"'n u*á o.ffi somáuco unrndiüduo a&ro-pói rilEmo]a ;suñ;ffin de n deAa. @;;';;;ü'" en cr hombre -como manriene K coirjuna.ente Ledeóerg_,r, p.,,ii. .ilr._ con pu lltwmd choclemcntal dc.quc cl normal para desarrollo un hucrro'anfibiosude es n"T,1*1 jarra de agua que, cl 4+TP*tanos¡ o con-una y por con(ra¡¡o,le¡nuelo nurieno rcquiere condiciones fantásticamcnie comolejas inmensarncrirc e delicades. todoel mundoob., 1".i.*i, ÁEicomo cadcnedifiq¡ldt ¡iara nlnr hasta vid¿de un niño queabandon" la J cla¡¡sao rna[arf¡osúlo poosdfas unos antcs ticrnoo. dc [n unaoÉasión, Medaqr la palabra para 1ge'n.ticismo, califi¡cuñó cal al complejg quc.F ubcüdo r. la prctcnsióoi" qo. Jruesüo conocirnt:"*roJcomprcnsrórt gcnéti1,s rnayores lo-queen rcalid¿d son de lo. son'o. L)e modo scmejanrgpodemos usa¡ nbiologismo, podemos ,,biologismoD desipn¡r ¡l usar para oa." daignar cl :11,:::.TTo-.1m.r.tro gcruo c¡cnunco cnsalze qxe acn¡almente inminen¡es las maraviüas áe,una

éxiro conrrolar su favorun proc6o en a ft, il"^T_:rt-llrerudlpnro ,*. n! pldo dcjarilc crecr repenre pu.d" Il.*r" ode qu. :ii ,," "_:t:¡uc * eo9l rc$¡trres campos. Cadaépoca renido cuq. ira su a dcTlrntt lPea construir. ,o.i.d"d ,".¡J;¡. Ea eere fórmulas pzre un. sielo. cli rcconom¡cismo' erlminó h'dcfiinsa una*ono*t" á,o;i*fi;il1 cn dc como connoleda pidn 6roso6J economirr.: der Ah;;bü'il;..L| *oT.,. gue r¡".:^plfr t¡nacoerciónoctrema, genre la ryry'IT^:ll,: no.esra gener¡ümcote d¡spue$a a idenrifica¡se el plan impuamIesde con arriba, comenzamqs. unaarención a pr€star creci.n,"i ¡o, gola¡ menrd¡ ¡l gu,I quciuccdió Ia ideade u¡e dffila y' -áfi*i;: con
L por cjmpfo, JruD-Vxsn,.U:bahr pp.1t6y s.1 r,te G. .o;sos¡ín u.,-,|,'c,,*t ip*i ¡p. ys.; rG;¿, "¡E_^íí*ii á. Biohg of rk Gnc (Nucv¿yclq ggJ),

-"*::!É,y

i,a¡; r*r.* ffi ;: ;# s; pYri expl . pia icación.

mi'tÍr1ffi

p. 212, y .BioJogi-lFutw ofMrñfpp. |70 y r). --rfTon¡cdrq, GmaicAnJysi¡ in Man¡, c4 bntml of Hmn Hadiy, có. 'Prpccts for arprcradarpor Sooncborn, viii y pp. Sonncborn, af Gn d mi¡mo volumcn, vásc lu opinioncs t p. 125,y porS. L Lrdr ¡p. 15 y s.). P. B. lddzw, 7k fu*n of Mq (NuenYorL 1960), 62. B. Glrs. ¡Sum¡ury rnd C.oncluding Rcm¡rks', QA SpingHarbot fonpotia w Qrentiuciu &iobg, l )O(X(¡96{),p.{80. t¿ P.rá márd€eilÉÍ, v{a:c cl Apindict G, Jccción 4"

gmfíí,#"

.Dbcf{ir¡:hÍ I. yry Hndiry,-p.36. En cl misno tugr, Atrrc<id , ,' Yt: {!t yn ¡ludcI h hisro¡hdd¡al donrorldr coupcie n. d. ,o _n.¡ h'..bl, p_ quclo mirmo 7*gnnclre ry1r14ü¡cco a¡ d ionbS eu. ."ir,. AjÍ-f,..f,o -nduir ,OUa. rru csahisrorüc¡ un¡ o¡trrión discutiblcfiF.nc biólogc apainmadc, f u" a.U[ .",.*l-f ,q Ma rnd Hi F¿*q."t \ihlnnn'lm. p. t'5. -so *.aú{*.

34sr4$Í!!!-u¿!_',' ,'

428

.429

F (

l

T

I

fi I

ffi
m fÍrf
lii

l ,ii a'.1

i,l
tt: || 1t,.1

Iijil

I:ilf ' l'ri' fl¡ i.l I i,i

lii
F
i,.!

[j
f-i: li,
i..

mcnte conrrolada, algunosdc nosotros sugerimos quc el tonrrol de la normal en [a evolución dc h civilización¡x. meritecs un acontecimicnm I*derberg nos asegura lo mismo es qrie 6mo hemosvisto hace'poco, dc la iicno respecto'ddcontro! genériio la especiehumana médianre clonacton. de A raves de todo estopdemosve¡ que lo que inflrJt'"l$ corazones y d losquebuscan defienden conrol del hombre por unoü $ro medioes u¡ala visión de un hombre,,<ncional, especialmene,dc unq,sociedad ¡ económico cor.io he ¡ratado argumentar dc Y, is, cion¿b. como el prbceso l" volumen, un en estc "p.cspcrado. dogLa ricióndel biologfsmoquedadenro del orden de cosas pnl{ URSShablaa adamaciónde lasideas Michurin y Lysenko de máric¿ ' voccs cstercspectg. biologismo, la ¿ El creo yo, represene'cuqbién última ' pued-e forma en la que pucde riünifessrsela gleencia en queldldiencia de'nuevorz7. cfecto, si podcmos. homEn crca¡ creers! ?E¡!3d,fulSb¡g3 . bresde modo que un to ága la fuerza opeAd pü tirar de su no vthfctlo durantercdo d dh y adcmás desea¡otro dtstirld,ya no esnecontrolar la mente-Sepucde espérareqtonccs'qutel'biologismo cesario ' 'ati'aiga de finalmente la atcnción los economistasquelporlhora parecen por demasiado ansiosos dar respuesÉa todalttición o(tem-_ simplemenre po*o de planificación.En realüad,¿cuálpodría ,., h oll¡d"d de s"beÍl a dcgente habrfaquel { cómodonar a la gentcsi no supiétamos qué clasc : r'¡ heccrlo en qué proporcioncs? ni (nosotrosD de ,rn..á! el poder.de Puadójicam"nt.,'la hipótcsis que a Pa¡cas conferircudquier cualidad gucib desee rodo dc Iasmirológicas le dificulrad de qqcel hombreplaniniño po¡ nacerdescub¡e ir¡eductible rracional'.Como arguyó Pigou, un{ dclosmfu perspifiqúcunasóciedad seriaestc c¿cas econornisras.dc siglo,mucho antes de que dadicpensase social enlatada,<cualquier ¡efortnador mc¡¡teen un¿ hurnanided en do¡ado d" [ry..i*t ] omnipocenciaseenbnrtcría un tresúbiramente . mendbapurorr2s. Evidentcmcntc, reformador tcndrfaQuesaberqué tal lol cualidades las mejora pua cadanuevo se¡ hurnano, que significa son ulta gigncit;" y,.ver&d:ri4ente, res a que tendrf que posccrambién ?nmis de obscrnr lirapidez con la quc los defensores cn ocrc'rno intbresante de la clase planificarión de gcnéticaintentan minimizar cuestión cualquier .¡ !u{ gg4lidades I¡ són so¡-dercabla. único que se nos ofcpcc tugue3l*cd

munescomo.clsv¡da qFlidádgpnéticar, .habilidad'aresdguadar,<bueo o clondainrellgencia,bondad gencral,'D.D¡detot podfapenü .,,.L1 ,tdud, exdusivünente ¡eye{i aristócnms onesanos,debido probablemenre en y a se gu: .-nsuépoca las bonsideraba coúo ocupaciones vitalespan Ia socie-. dad. Mássignificadvo el caso es de_H. Muilg¡, quien, al inrcnta¡ vender Jsu famosa proprlesnde inseminacihriffiffi a parcir de bancos sede ,a,.ea, mcacionó únicam Newtoo, f¡ona¡do, Palreur, Beedrorrcn, Omar KhayÉnb pushkin,.Sun Yar sen,lv{ar¡* o supetgenios combinasen cualidrdesdc talesin. quc las . .dividuos'$. Muy probablementü, tend¡emos qucvcr pronro las dclagradable¡ consccuencias lo que nolocros,loserudims, dc l¡-cmos inrenrado implanrar en las.menrcs lu gcnre$¡ de pucsla verdad desnude nos saltatá.á, pronroo mls ¿r.rde la .afa; y li verdad, a danuda<uyo énfasises,lnuy opor,unoes que uo mundq compuestoúnic¿¡ncne genios, mclOrarin,sólopor por hombrcsdeciencia, sóJopor docrorcs, iodrra sobrevivii rii un solomi: nó nuto (no másdcllo qüp podrla uno fom¡do solamenre por la senrede V¡rlalla). Esigual¡ncntfpatenteel hodro gue nrillones de'*Einircins, de o h-echos r{corresno$ probóle que diesenlugara otn revode :,D:!*qq lución cn la flsica en Ia música-lToünucvarevolución tJquícrc tipo luclon le nsrc4 0 o la müsrc¿Lli¡da nueva ievolución tequíere un I de pensamicnro del quealimcnró anrerior cl c¡uctalen / {isdnro ciencia.corno lasaqtes, progrcso la ciencia como e[ eir el procede Ia ^o-.n,o no der.mede noveiüd, | ro crecimiento crectmiento ndméricgde lo qucyacistc. El mero crecitnienrc numéri-I co '{eloscrudiros co dr' loscrudiros ser puedeserhuta pcrjudicial alláde cicnoniver puede hasta pcrjudicidrnás másallá de cicno niverrelad- {4 relaci| vo. Una úg¡n34l* ¡nt¡ltirud d¿ obras medjocres irreltvanrcs, ade¡náj ade,náj úgg$ggt¡ltirud I ¡qcd¡óe..se irreljsvantcs, de ser un d. r.. undcnoó ll ¿."_t esde co_ municación ipsb factg, coloca¡ía cargainr¡ecesariá e, una sobre aquellosl verdadcramente c¿paces ensanchar de nu'estrJconocimientol / Un mundovivo necesira, primcrlLgar, personasn"productivas":' en granjcros, mincros, carpiprero!,iecogedorct basura,limpiaboas,coo/¡ áe chinos,etc Porconsigulenre, McnreSupremarendrfa que planificár la oenlata{4s' las proporcioícs personas cn edecuad4b aas oclpeciones. a Aiora bicn,puedehaber pocasdudas que un .io.".i. dc *bebusyo $ unlcamente querd compqne¡mtisic¿ imprcsionista, pero lo queme niego a aceptar querqdo lo que un donantc coolyclino quier" hacer ii_ es de es
I

@

! .i

/

i,,¡ ¡,,:.
t'

of thcMin|.i-pocb cltlodo * cl Srn trmciro ** +"-tt , Man alCniliraior&anl i I Mdiql Ccntc¡ dc le Univesid¡d dc Gli6mi¡" cd. S. M Farbcr y R H. L \Fil¡on (Nuaa Yorh .,r.,. I 196l). instruc¡ivod'r¡onir d Apéndicc d precn G 't F:n esle principalroón porh gc hcconsidcndo dimcó¡o dc l¿ biologhol cono lo me le luzdc los purosy simplcs bcóor 'r Esay tu App@.Eomia, p. 82. '' f- C. Pigou,

dc qud ,¡cr f dificurrad dccidir adiLdc¡ son desÉblcs,pc¡ocn diilouicir¡¡o I 'rccunió ¿l mmo lugrrg6mún, *mcnra aa,"ion¡L+ mI¡irosrlc ,".;;;.Í;;;;J##; I * cttado]liror. Vé$ ¡u rMaru ryd Aims in Humu Gmic Bcccrmco;¡,cn &ntrul ofHumn flat- | - "-,l i ry,rd.S onmhom,pp. i 5. l l 0yl ,

* C.C¡ick, *Dismsion", p.29{.'rodis M;; ,;¡ ú;;;;7Á.V"i_ ,4_. "Jt*'^ 1,.,fift.rtO, " l;i-Ig"¡,oy o/!tl.-Nkht:,,1 n*bs;ni;,*¡*Fc¡s¡c(Nuwayo¡k, r93j),p. r13.Mu-| ., ¡cconoc¡ó m¿r.t'dc

p. .. . 'oJulim Hu*y,.Ti¡6;fu¡s¡q of Mzn-Evolutionry^rpccts,, l7; H¡ld¡nc,.Biologiel posibi-

; :. ..

430

431

*raque se tar de unacalesa -incltso aunquc reconozca en uqesocid¿d de más wr cóo$ deun cuenco arrozpotdf*-.I¡ obcera cional, pague se dc de *ción d.b"á ponerfin a lossucños unasociedad.rarional'übrc tenplanificada cultqa unasocicdad rinden s-ocial. rodoconflicto Quiena ebsolutos conuoles guQ rhuc.hos- cicrtos dránqucadmitir-y asflo-haccn
sistcma. dcbenformar pane de semciante normalque cuando dgui-en -usted o yo¡sf puo, * humani'mence , se [a socied¿d dóerh ener ' insiste que (nosotros,r controlar necesiramos en los cn menrcuna inlagen cn la quecsealguienes uno de {nosorrosrr condc cmbargo,cn d caso un estusin no noladores, uno-dc los controlados. mciot que cs dioso str convicción carácterísdce principalmenteque.sabc

a plazof, pcro, conú polulanos 6ng.r üglgleugenésicos la¡go - ver.ian0f4"ül"faón cicmos másrmpona.nte quenucstro cs entusiasmo.por la expá{menticióil'pucdc inducirnosdefendü d¡¡nos a sin .u.n,", pro.ceno mu;,dininros losqucesruvieron de ügenrcs Auscfiwir¿. cn fimienr.os diio Ma¡er¡, Eugenic la Sociery puede incaiaz llevarnos scr de [-Como vmás cerc¿ los ángeles delossimiosr'rt, de o perosf pueie,sin dudaalguna, acerqunoslos demonios. a justamente Como protestó atento un anrropólogoanteun audirorio eminenre¡ dc .los biólogos, cicntJficos no seque benotracosa queciencia pucdcn poner pdigro scguridad'del en la mundoo'*J Losproblemas puiamente genéticos sonmcnos no formidables. Como
he insiscido el capírulovlll, la evoluciónno esuna ide¿mfsdcasino ell en resulado del Cambio cüalitarivo conrinuam'ente provocado por la apari-1 ción de la novedadpor combinación por la acóución y unidireccional I de lt. Ley d,ela Enuopía.Rccordenos esre quc Cambioconiciruye causuI la por la que el hombreesincapaz pridecir la cvolución cualquierespede de cie o del enrornocon la miirnaprecisión dctaüe la oue ouede.'en dc con principio, calculfr ef pasado el'fururo de un sisrcma y ,.c¿ni"o. C¡n frecuencia,oimos los biólogos proclamar a que la évolucióh.genética <un es nrstonaldc deüoches, improvisaciones, cornpromisos erroresD. mí y En se ü1:a de lrnaopiniónarrogan(e; frintc a ello, Medawary orros :fj!ón, Drótogos consideran la afirmación Narunlrra no es la que más sa_ nla Que ben ¡q es una verdad profrrnda,3r; su lugar,esrá cn l" {usiór, .r.gda-pa, no cumplen las condiciona del 6¡turo, pcro, curiolminre, ,,inc,rno^d. | losquedeploran:csre hecho obse¡vó ii l" *lecciónnacurar quc, he. ! huüiese cho una previsióp perfecta, especies las hubiesen inmorrales, rorar I sido en contradicción la l-eydela Enrropía. juzgar selección coh Al la nacural, po- ( demos renerrendenciá criricar posceriori, ese a a pero sabiduría .spuiia, ) es An¡gsde qu. ¡cña!¡ cgn.eldedoa la Naturaleza,'renernos d.*orrrrr que podríahaber. sido viableun mundo en el que,pongamo. caso,la éspepor cie humanahubicqeemergido direcramenre.iel caliente ló{o primigenio -pasandoasfpor c{rcima innumer¿bles-cspecies difunras-. de aliora Si en la seleccién ánificialesun hechoéue incluio aunquc u,r",.rrio, ' de,criticara prio¡i'el acontemicntq,... ..onte.imienrodemuesrra .l .ou€ /

de sentiry dftit'Ltn casta guarpensar, t;;;; L; o". t* rn."resdebcrlan qn y prepond¿rantelasv'rsioncs un ocupa lugar Platón, \dirno-fi1ósofos, {e no ( --. V"oirüoncs muchos quc dc servidores l¡ ciencia prejuzgan solamen' de Cf) \Z la b sino conrrolar sociedad también delostrde 4 L^i^ c¡¡csdón n,,iéa.l"h" rnnrrnla¡ la sociedadsinotambién la de los fi' lcla -..-.:r* A. quiéndcbc tiS lr.r dclconuol.pirque ni siquiera ciencia dictienedbrechodcscanu a la n nat¡ncntal: ¿PgLg.g$*JUry? frtorialm.ntcla cuesrió1rn* bieno paii serun dtetl6lña$?iédc e gqzar la vida poi s[ propio Suprcmas? conmolada la oliprqufr deMentes I oor porlosde' t:"tbi.l Nb csprobabltqq. lit..uo¡ionaéticas Ybi¿tt oqro Ni di fensores ,rn" sociidadplanifioda. Muller ni ning{rn par¡idario en a su .de idcade un fiancoüér.r.n sehadetenido iienursi ünamuicr, , general, preferirfa en gnniero vezde marido e renerun hiio ig¡ral su no se a Por unoqueseparecicsedguicna quicnno co¡oce.nl quten Interesa hacia cieáclficos Senteiante gues¡ión actinldde¡nuchos lo mó mh¡ino. tj de on pgnc.n ccla iuicio iluitradapof Cricky Pirie,quienes esúmuybien quc y .,.n., hiibs arguyen cl dacodctcncrhiel dercÁodc laspcrsoná, de la que de iosescl resuladode ulaclese historias selcctr, dase imágines 'ou;*'".nott,. [¿ situación tipificada sidomásadmirablcmcnte ha nunca gentes nestás a haciendoessls a.Plarón: en apósÜofequeporAdeimanto su. u@ prop¡obien'"t.'I, deheciro, miscnblcs su Dor dc Haldane Prcmar.céffiicnros 1uc la 4'rucfte paprccio cada de milioncs personas añocsun bircn unoi cuanros , \.", d. quc en ocupados el labor¡corio,.o cn suvisión ,n*,.ner a los piótogos / lr, ', hijos la arriesgrr vid¡ desus no atlospadrcs iesimportarfa ldo l. socicdad en razones tchlaotras Medawar biológicos",. experimenros len algunos !il;:;;do'di¡o qu' lst qu. "rgqil.úe+se-nGlde "dnfin'.'n ' ""t
y pp'.275 283'Aparcnrcmcntc' Vá0. .Dir*oi o¡qci Man dn¿Hit Furun,d.Wolstcnholmc, t¡emdcsdc no autorcs h¡n oido nuncanay'rrc¡cr dd m&imo dsco dc l¡¡ l'¿milirc¡nPdn¿s cs¡os po inmcmorial / a ''"

'

il::*:'"'::t
/ K f t /

'- .;;ti"ó", tuoubli¡'lY.4l9-l '"iL*w.'nAy ü8 c¡ MtnánlHi¡Funn ;\

:

'r lbiL, p.295. tt'P-P-Mlrcn,Ílcay'¡H¿¿rt,odHan¡!¡nHtmanEvoly¡ion(Nucv¡york, l9J5),p.72. ,ú Cadeton S. Coon, iGrowrh rnd Dodopmot of Sociel Groupn, ci Man nd i]b Frrurc, cd. p. 126. )Volstcnholmc, of Man p. 100. V{:rc qmbién Thcodosiur Dobzhansky, Gactía and thc ^ .t'.'Ml*1t,.Futur1

ocfs v tew¡,LoA Spnng Haúor Syapotia ewntitacívt on Biotog,WJXltg64), p. 5.

?yi ,:I

sr:,9:'

N¡1 York, l),p.160,dcnucrc .Hum¡n I9{ cn I dcncdcr:our¡i. ¡a;1, An

432
'a

433

ffi
t3.
¡: I
I .il L:iJ

:'-im::'"'
1..:rll

-[,:1, ' t.x
l. 'rl f, !.1

frA l '¡i

Iiii

podemos esperar con demasiadr f¡a¡encia somos ignora6¡5rrr, ¿cómo con cl gradplan de tomar nuestn oolución en nuestrai Protene¡ &ito si pias manos?L¡ dificr¡ltadcrucial se hace trans?atente recordamoscl soa que se adecuan d¿ berbio pensamiento Thoday: nlos aptossonaqu"llos a sc enrornos cxisteotcs cuyosdescendientcs adecuaráh los entomoc ,sus ¡ que estealgoritrno ei .una definición no subqayar Debe¡hmos fururosor'e. ideal, inmorThoday) sinode I¿especie de lo adecuado(comopretendfa para másambícioso el esquema la {mejorát genéticade la sea tal. Cuanto cs humanidad, másintencá su creenciaimpllcio cn la'polibilidad de una rtcalcada- es que ideal. L¿ verdad especie -que mereceser rep,cddamcnte toio plan scmelante.,*á, prop.nso a llev"arelahumanidadT 4:l-91 1 en progresivame¡te una ¡specieid{. Y h sin salida que a transformatla ¡ ser humana pucde conducidade hecho us calliió4 sin salidasi su especie rc' imprwisusseT P{ogfettlament€ póder de adapacióna circunstancias de de selección los ponadores gralr ulento, eler¿cortado por la continu¿ da inrcligcncie o fonni flsica exclusivamento como pfoponen Julian'¡!

videoormal,el hombre no puodc obtmcr algo a cambiodenada;la rlnic¿ \ difercncia resideen que el precioqusha;dejagarsc pa¡t ¿lantar los ñnes I biosoci¿les a travésde algún:ftn3laborado cono- i ior'cl ho.bre no puede ccmede enremano. el peli$o de rcdo ísmoes que sccdcmuiado rarde I Y l t4 onndo podamosdescubrirguq r pesar la palabrerld vendedordel I ^\ de dc supcrcntusiasta cientlfiio, cxisaun prccioque ha de pag$rscqueeseprey i cio o rnuchom4For que aqudon d quc se nos ha iriducido compr"rJ I i '' los biólogos¡ bioqufmicos moleculares muQsüanrrásinclinadó, ,i' se biologismo. ibiólogoscouumados, el conrraridjcsmás.probable Lds por qu-e advierrai que nucstro nos conocimieqto.ecrual *frlpablemente es insrficiente paracQncebirremedios ¡esp..ro dd loscuales pr.rdiélgenéticos]; ramos confiare¡,que el rcmodio scrá no p.or_qu. l. enfcrm.d¡dr,{z.,La au--i ténuca verdad,no obstantc,csqllgsetnca de una situación oermanen¡e. I

v

)

t

f,$l
IIt

Ltr
I;ril

tit

n

IJ

F,@
I

e dendeir realmente hrcer l" SSl."g de sernenre ooortunista lo somossrm hgmanaa plantearálarespecie a que áe'demandas el entqrnobiogeográfico Y de cien o mil años'despüés. lo quees ñnqlesde estesiglo,por no hablar squirlamos siendo incrralesdcmandas' más, aun arando conqgléramos frehte con exito'"pn pácesde traza¡ ahora plan genético parzhaccdas IJnic*mente un mur itugó o(périm.nto, al vczni siquibia factible, nos del soq quiénes en¡re nosotros Ponadotcs gen adede pcrmidrfa desorbrir u[ qu¡cn c¡crE¡ncn[c quien cicnamenc Sóératcs, cáclaócn¡ano1.,)ocra¡c5, cuado a cadadcmand4. P|)qr¡s[Erlcr s{r¡r, Pbdrla rener sólo un cn bln cxdarnó, embargo, de conocimiento supcrficipl un plan eugen6ico, desrcPlatón: n¡Santo'cido!... coneumada releción con d sixemalde ¡cuán si el za necesitari¡ nucsnod-soberanos mismoprincipi$[{ue para los anihumana!'{'ll fa I maleslsecumplepa¡a e¡rrecie (al Ei p.cado'."pitl del biologismo igui.qpcdc tpdo cientifismo i ,socn a la negptive ver que en un carnPo el qucesimposiblc la predicJ cial) es Gter quehay mediosconlocquccl hbmbre puededcan\ ción es insensato en corno sucede la A cbgldastohmentearar. e*ercspcctol zaratgwnos 7 I fna
't Mcdamr, .Fr¡m tMaq p. 49. of Daruia cd-S.L ', J. M. Thodr¡ Nru¿l Sclcqion end Biologicd Pmgrsr' cnI GnnrT Barncn(Cambrid6eMs" l9t8), P. 3t7' Ls orim rcn ol¡¡ ro Muy odmr, H¡ldac, guc Por otro lado noPltc csr prootpado por.nucrtn ignc ¡ rencia, mnca ahs¡doaór rntiguroposición l¿ macl¡ ei¡l o ür* r q*e nedicpudc 6au tgum podríevolvcra scperu.lrSocr'o ano dc quc la inrcgrxióodc' & su cooscocsiu yrqu nedic trn p. l85,y.Sblogiel Pqsibilitia", p.356. sct . mosrrasc pcriuú;nzLlüdne^ Hudi . "' flatón, Rttiblt*\. 159.
-+¡

Ior monurncnroó la f¡crcifadclbioloeis¡;o. ác Iaralidori¿"1-""riui.a H píéñsese zrcnrc másconoci{o dc ¡odoc. cl también ,Jñffi"Is ndroblyos imprwistosefcctos sec.undarios lier¡a¡onla profiF a 4e$Psu" ctóndesu uso.gegúriuno desugdescubridores, probablcmcnreesoerale el misnodesdno opftdon,'€.(!.'" elmisno desdno.la opíldonr'€.ftero a la piénsese, ,ob.. rodo,.nta ilÍil1 iJu..ü"]." i; probablefie"r*. consccuencia definiciva usomlivo de anribióticos seaounta en l' del oücseaounta .o ur va el horizonrc; aparición de vuiodadcs la de-virusresisrentcs, droá". *, I lL unaseñel perfcciamenre conocida. nttrui¿ffi¡r I co¡ucjcntes del.hecho dc quc d problernadel equilibdo aológico, aun I c,'ondo limi¡e al existenreenae horrbre y los microOrgrnlr;;;r;; se el I comphjoquc ningune men¡chumana puedécomprehenjedo. Toda cura I dc u¡e enfe¡mc{adinfeccion dcirracíoun nicho ecológico ot¡os, para mi- | croorgrnismos, puederesular seanmucho m'íspdigososque los. que Que I desplazedostrr. incteiblc qucpúeü parecera los no i¡iudos, Ln faPfr | morcmicrobióldgodiú el sigurenre consejo a,susigualrnenre disrini;uidos I (5i cotgasoe.un srrnposro: scencucntra anribióricoqniversal, urt organi_J ccnInmediaramente asociacioncs impedir su usorr¡t¡1, para

w t,'
I

seleao b-i6lci$os, nuev¿ol¿de doltiinas eugencsicai'y de la eufetúsiias
E Do&¿h¡nsky ,Hurná.r¡Gcnaticr, p.!. FG.Pino¡s, ¡Discussiortr, l/lp4¿&Eih,r?,cd, rpolstcnhglme 109. ca p, a llsah inrnuniarcjón conrn h pori¡¡rrid,i-""ru.r,n.nrc so/pc¿L ¿ rro.r r¡tio ¿ nucvs 1inftcboa vinJa. Vé¡sc Hil¡rv tGmrJú {uure of lnfccrior¡¡ ."J["f .fig".- O-*o,, pp. ZOI I r¡ylarüBnin, .Dircüi.",j, q Manenl HfuFuni :i2,.-l* ó|Ggomki, p.216.

Econocido economisaGlinClark esruvo"en op-iniin, inne. mi sólo pco n9cquivggdordánoncirc ungrup" ,i *r. Tu*31i fi¡.,¡glrigo,

:-- .!

!x

434

435

(sosteni.l4s algunos ciendficos brillantesy equirccadosyquc... por atraerán su cuora de embaucadoresDr{ó. igual quc yo, Clarlccsfog-c¡lligloAl gfa, pero, en la medi& en que la validezde lasobjcclonis;'como forlas widentc,nb pueden rnuladas csn secciól, seadcmcntalmcnte en dejarse. de lado con la observadón üc quc un lego no conoc toddi io¡ dcmllestécfundementales de nicoi. Ningún detalle récnicopucdeeliminar obstáculos ca¡ácter permenente. evidenternente,otra a¡maque puedearrojaneomre una arguF.:<iste, aquf: la conocid¿ ¡osación dc ser mcntacióndel tipo que he prescntado a andcicndfico. Por mucho que puodadcsagradar losaspinncsa acusadores,ouiero subi,ryarde nuevo quela mayorfade lasau¡oddade¡ ciendficas vinierainescíde mi pane. Sirva de testimonioel hechode quc Modavar en medi¿ta¡ncnte apóyoCe Clark con la confesión quclo quelc asustade ba cra la ortrernadaconh¡nza cn sf mismosdc los rurc¡csdaphnescugenésicos gran escala su toal convicciónen que q¡bcnno sóloqué ñnes y a sino rambién cómo alcanzarlostrT.&ta cs solamente Y una son dcie¿bles pané del pecadodel ci¿ndfismo.Mucho más ro'eiadonesIe afirmación hcéha por JameeShapito, del grupo de Harvand,'que no'iembre dc dr 1969 logró aislar un Bqn puro. Anticienrlficos <hjcó Shapirorcciente'ments- son aqqellos soblh Votnam'.. realizan {ue <vicncn f,esticidas '¡ransplantes primcr{ el rctüazo dan antiy de üorazóncin haberes¡udiado en palabras, a biódcos en ma.Cn personasque no los nec¿sitan$t¡r, poces 'aquellosque inrFrfieren los procesos vitdcs sin imlortarlcsun corninolas E¡ de imprevistase incalculables susashioncs. un escandaconsccuencias después loso contrasre, {{lo unes pocassemanas $[ri*irán Bamard-segrin informó ia piensa- .deduó que (en Ciudad dcl Gbo, lg que estoy es dd ratando de cortsóguir el transplante ccrcbro",Sihqbicc pnsado en todrfa que hacstcproyectomás allá dc la desrczapuramente.quinfrgicr, dct ber dicho realmente<tfensplante cuerpor, no rtnnsplantedel cereconrcgui¡ le opcnción cn bror, Mi opinió¡ es quc lo guc Barnardespera ct¡ya dda se salva. . es el donante dqt cercbro, no d receptofdcl cerebro Con toda seguri4ad,Bunard nopodrá salvarla vi& dc un mrdito genial d por áfectado un gunior cercbral, ejcmplo,transpletrtandoccrcbrode por t*dp. un donanre cstimulará siem. E[ miste¡io de la vida, de la vida humanaen esppcial, gomo{e los!qos. Por cgnsiprc la imaginaciónmnco de los especialis¡4s idearíiieinpre pntfsticosplaneseuFeguiente,una minoría de cientfficos como'todo cad¿vezqueel conoci¡nicnt{biológico, n6icos o eugené$icos

conocimiento, arahccde un adclanto cspectacular oro. Y, jusomcntc a cl peligronunceconsistirf ü que ralesplines ,iüg.*, o. ::tf ^hT tén üamando la pucrta y el hombre no esté a prcpando pan ddoc p*dentementc dg*9s biólogose innuminbles pedodistas esdn^claTTj mardo en relación con la acrualsiruación-; peligroscrásicrnpre el el con¡n¡io: losplana y prudenrcmenr..on*L,üo, y no ,-di.-o, ;grán sino ansias aplicarlos.fL *aspiraciónde los fascisras de poiun Esmdo humano basado el modelo de Ia hormiga,{omo lo de¡cribióVicncr_", cn atraerá muy.¡robaflcrnenre c¿davez mt atención, energhy arrcpan la venta. mcdida vayahaciéndose a qu.c progresivamcne euidátc qucni'nguna ü ciencia social.p_uedü suminiscrar un"krñruh pararratarde lojrar lasicie-

g!9,!*!9!.J¡ caqsade eTo _noresidecn la incompadbilidaden¡rcla esencia mcntaldclhombreyJa de la hormiga-coinopretende \il7icncr_; se debesimplcmcncc hecho'deque, perahior. d" nu.*, el hombrc al p¡ccrsa tanto dcl co¡iociririeqro como de un poder queestámuchom¿s alridc

del conrrol de una élirea orá y por to quecad¿ éü_ re rendráque.i¡fluir, no en los genotjpos las personas, de sinoen sus creencias,. la aXudade una gll-ojgdif .p.r.n,..^rn.nr. con ¿f.r.r,i,-o* cuando Dasrcunente homóloga. 6. EI hom.bru tradiciói. AJ igual quelosinscctos yn sociales; hombre el . vrveen soc¡cdad, produce socialmenre discribuye productosocidcntre y el . suscompañcro$..Pcro, a diferenciade los insecios ,o.irl.r;¡¡!-lorobrroo_' dc rcgulaStanro vida biológica' su WPaz producroes

cspor.!9 enel.fururó igual enelpar¡do,soal gue, quc h :l-la¡*.Á"f ctedad ¡um:rna-p1sará

:,:::1d",: (büldgico), dosomácico perodznno uno;"r";á.i;;1;";i.0, dJ6ü; de un ,irr. { có{Cgendosoii¡ático,chino,por ejemplo, "¡", "lfi.ffifl"

es Ast, b¡e yl¡¡os social innatoi. clhom .n^r"i*ü1áit g";-

f" .Discu*rion*cn Man anl Hk Futun, p.294, , t t ' I b i l , p . 2 96 . , K. '" Ci¡edácn Jamcs Ghs¡¡m,,Hemd GcrrcticRcsa'chtQuirs&iqúrPoli¡io,' c, l3 dc fcbsodc 1970,p,9{4. ,

:llPot,,los ctPaen exrayaganres festivales celebra aldeaen dcreiminadas que su fe_ chas,erc. Un progeso biológico se ocupade que el conjunro dc genes sc a. unagtncración aorra. L¿_fu[!gón].ce Io íirmo.oi Io qo. l.T:1¡o dcnominamos rlnsüfucrones" E&¡g, o, más.p.opilA;ñÉñd <insriruci estoes, I950f p.60.

ri,;.ób¡J;ü;i;'.*;,"r,iJ",.;i"T,1fiiff ffi,l"j'::ñJ.Tl la maqencn que lo hacenrodos campesinos los filipinos, partit
,1¡

Sa¿z-

w:*cr, (k of tárHumanItatnn o C¡bntia Sotittl r ; N-u.icinp: " " q 'nl -' " rcr^brfu t ry\

436

{/ l 4437

#

le inercia d. li *di.i¿n, cualquierdicador kmbricnto de podery cualden¡ro de str ptopia colectiviacn¡e con los que cada homb¡e loq medios .-r.:-j:jjr;r..::;.:_.'quier"ciend6ó observaciones' dqnesiado segurode sf mismoy dcm*iado ambicioso.nd exige cienas dad.Bc paralelismo ":-'-.., hubieá tenidodi0odad alguna en somerei'¿ hum¡nidad a susvastos fundamenml: bvolución la biológica , es l¿ En primer lugar, una dife¡encia planesde u¡asociilad .racionalo,con el ¡esuladoprobable quc la esde adquiridos, rraditión,por el con- | La no da¡winiena; transmite ca¡aderes peciehumana cstdf¿ es etdusivamente El acrualmenre lama¡ckiana, decir, transmite desaparecida. pagglde la radición en' rrario,esindudablemente I v la vida de la hurnui{ades,no obstanre, que han demosuadoscr aqudlos útilesa I másamplioqúeesto. adquiridos, en especial c:uacrcrcs Recordq¡nc qudd proceso por Al cconómicono mercha sf solo. igu"l I No es precisodecirqueIa radición, al igud quel¿ heren' I la coleaividaá. tjj que cualquicrprocoü'no su auromácico, consiscc clasiAcarl$' vca clasi-] en insdtuciones sonindifcrcntes qud o transmire con frecucnci¿ cia biológica, fi..t ,.qui.t on del tipo ilusirado po. l. fáTiliTJMa¡cwdl. Ade- t Dur*re miles de afios,un chinotras orrÓha hácido pelo linocirns. -.g*,. más, el agenrc dasificador el que conscicuyc hctof rnásimportanteen l:i. i es cl dguno. Del mismomodo,la insfenotlpico sin significado so, un,ceráctcr l,,l uD procesospmci"n¡c¡ porque la baia entropfa conycrdrá cualquicr cn se alguno, ha a pcse no renervalor cdpecial manos, druciónic &ffim ti,,J t casoen aln gu{WF, pcro-depe codurantesiglos.A pesardecesos enrrecierrascolectividades sobrwivido que el proccso absoóa rerenga mayoro menorde bajaens una canddad .stos,esincuestionableque rodatradiciónposeesu perfeaaligicvin- . mb t :i:l t¡opfa ambiqrital do Di,¡ho con ouas palabras, dcpcndc quétipo de demoürta clllural establecer mar¡iz 'tcrruE debido a esa lógica, no podemos y, Ii;i i!,.1' nio maxwelli¡no cl que manrengaen marcha'el'prpccso. suficienre Es e r.-'.}ir arbir¡ariin"n,. od" u¡o de sus eleincntoc"T@ 'comparar dogv¡¡igl¡des "i.Uháigi.nao distinras de la mismaespcie {ue viun cn el mis; formar una alca combinar clementos no podcmos mo entomo lnm onvencernos quc no todoslos dcmOnios marwdlianos soir idéndco¡¡ni {uicra dos ejemplaresde la mismaCspecie sicmpre son y.cuando se Siempre p@iT.ffi¡oo,D, demoniosmb¡vi,clli¡nos idénricos. con la lógica interna de la radiciónpuede comparante los enlaher,áfon, . En el esq dcuü{ solacélula,la ¡naxwelliana acflvidad explican dé cesqulmicos un gen o de mdoun núdeo.EstosenlacCs h :9""orroporidi*te pareccesmrqcludviunenre deterninada por le csuuplun ffsico-qulmica tinuidedbiológlcadel ser humanoy de todaslasderna¡qP"gio. La lógica heredada_por cfltila;cn el caso de un organismo la Cupcriot, también cs animal del inrcmaercplidla cqntinuidadde ia existencia holnbrecomo función de sp jlsd{ros innatos. Un águilapuedc ha votar porque nacido . de una matriz enrrelos elemenfos . social.L, c¡erroq.tJ h" articulaciones con alasy *n.l-ffiñ?ili"r. AhJr" bil, en l. .cturlid.d el hombre quín'rico3; esmís bien esro enlaces no cr¡ltural son ran iriflexibla comolos también pudc voLrinclusoau¡rqueno renge u¡a consdtución biológi¡ii un mériro,porqué liTl&i6llidad ayudaffi-mb-reEaperse másfácit y ca para volq ni un insdnroinnaro para haccrlo. 'iápidamcnti ios cambiosevoludvos El-.tcst¡lqdo final esevi.propios. invenprwocadosPor.sys a nC denre:la act¡üd¡d tnaxwelliana.del de hgmbrpdependért¿mbién le 4úe Ui"p"y.Po., evolucióndrlg.t". ,or, pot su crecimientonumérico ! *ry en y cl pa.suceda supcnri.al vcz másde ésio qucd; €uaiq son a¡ttculacrones lo Sutroentemente I : gráfico. embargq,las mismas Sin Po.'T--r--F--J:r¡-'pel de la tdliffin onsisrc cn riansrhiiif ---1! ¡anro.ei u* CS a orra gcncración vcces norable,guchanmosrrado basanre ñto-para cxplicar lh inercia,a : cgg-rmjgqoprolrprópensiones. p .uch* ¡¡idi"ion+ :?P., L,l profu¡do inaréspor e[ problcma dd desarrollo cconómico los de p*ifrG{..fiere inreresante puedosubrayaril hecho a estaioeroa, usubdcsarrolladosu palses ha puesroa un númeroadavez mayordeerudiepeciales en. ser€Unie¡on llmposios de quelosbiólogorque recienrementc tos y estudilnrcs coconracró ' directo coú numcrosas rradicie óociedadcs se o* discuriru".lo, plrn.. parael-gontrol fénédco de lá hurnanidad vienaleso. un principio, mayorla afirmaba Lu gehtes alcs socieEn la de que la tradifinal ioo obligados dadesse componeban .irracionalmenro, puelsu comporrimienro difiere que ción, l¿áerbergadmitió abienamente csnban alll porque 3if9ti" 11 del nucscro, dc l¡ SociedadCivil. pcró,dc-forma gradual, dd numcrosos .,. "' .- dc lospr.r.nr.J (creemos lapoblación inacrud no essuflcienriméitb que a darse cuenta laimportancia las dc quc @perrsir en F.ste esel únicocaso el que no 1..;¡ sin teüg.nteperamant¿nerse esullarrtr. t,,¡ la a ,. h, h.rño responsable ia tndicióndelos malesdel hombrc. opinión y es máshabicual que la rradicióncsun obsticulo pgrael Plogreso, hasrasido cicrto punto la opinión es .orecta. Porotra partersi no hubiese por :

ffi ffi,,'

n

I

,'r.Disq¡$ion',c" W

e.

-!l!É3j5:PlB.

1i8

439

¡SefeIl";;

'{4s!{l¡ü¡¡ü¡1j$

le{GñEl|l¡d¿cb¡r¿¡

i¿rtl¡lrg"-si.f--.-'.."e.&r::*t4:'1i¡q|¡rt¡f¡c.i*'-sre¡d-r.l:.-¡

jl¡{s**d+#

,.a

e

de uN<r de f mássinc.ro y preciso la álacia ha procodido un auror soüédco: ei la máquinecreada el hombre sinod propiohombrcquieneslamá= por I y Ios I xima.manifesación de cukura, pucs los pensamientbs los sueños, y las aspiraciones hombre, c[ cnahr, son a la vcz coqrplcjos del y i-amores .I gnndesn'tt. L" Antropólogose historiadores haccdcmpoquc han pensado la inquc troducción de cualquierinnovación mrnórnicaen una colecdvid¡ddcnc exito sólo si la colectividadpuede adaptarse cukuralrnenre ella,cro es, a sólo si la innor¡ación llegaa ser socialmente aprobada y.entendida,,r. Enre angtoamericanos, los economistas hubo uni ipoca enia qüe sóloun rebelde como Veblcnañrmóquc cs peligroso colocar máfluinas la¡ modcrnas en manosdc gpntgs quc tienen todavfa una Anschauangtionómica feudal"r. 'Sin duda algqna,npeligroso> diflcilmenre esel rCrminoadceuado aquf, peroprobablementc Veblenquerfasubrayar ranrpla inhensapé¡dida cconomfc;I_c9mQ.lolgfenoes males socralesdenvados do una lorzada lnrror'----.:-,-.---.--.-:-*--{---a-*-;:*-:--=--

nómicos Ia culcur¿ de rcspcctivartt. habrfe guedescchar más esas No sin obscrvaciones, rodosios pues análisisde por qujbsrcsulndos de nuescra ayuda cconórnic¿ cxariorno han sido con frecr¡encir proporcionales su á csencia convcrgefi unacxplicación: cosrumbrclüb. en las realidad,hay unoscuanroshechosque sugicrcn la influencia quc . .En delz Anrchauuag.oconómica el proqeJo..-nóri- es mucho más sobre profundade lo quc sospcchuon áurores antes los cit¡dos. Mencionaré únicamenre máscoavincenres. Rusia soviérica, un momento en' los La cn el apenas habfainnoducido ninguna innovación salvola planifica.qrre ciónccntral,sintió la nccaidad aciuar sobrcleAn¡chaaunq de eionómica nEl de lasmasas: propósito crlbajo políticamentc del educa'rivo los,t [én

'gfa? Todaslaspulturashan ido siempre a la'og1 del piogresorccnológico de su época,upasmás,orrasmenos;peroel arasb,ya.3ea la humanidad de como un todo p de partes ella, nuncaha'sido grandecomocn laacde tan ¡ualidad. La cuestióntiencevidenres implicacibnes pa¡4rodapolíricadirigidea ' acelcrar tasadc crecimicntode una cconomla. la han ftu implicacioncs sireconocidas,'principalmcnreeconomistas orrno por ,' . do esporádümenre eofiardDoob, por ejernplo,.insístió quc ningunaplanificaü codoxosD..I cn puede ccneréxiro a no ser gdc sc base l¡ri conocimicnto del ef] [ción encgrnosocid, esdecir,dc la tradición dc lesgentes severánafecadas quc , ,. I por # lpor ella. Una tesistodavfamás potenrcscha posruladé l-IJ¡cnglc¿': afirma que la asa de crecimicno ccoriómico dcpendedel grado de lquien porhpaeibilida{ociscente encre.loscomponcntes cconómicos losno eco¡r
'

. Pcroseamos sinceros rcrpccto: puodc ¡l ¿quién negarnrr:-6ü-Ef ¡difiro-Edólpor:eldcscubrimicntsdelienerldaiómicasc derin delatraso culrural la humanidad re¡pecrola nueva de con a tecnolo-

I prcsión ejercicla sobrc pueblo l¿ URSS ,r"rÁ d. nunleror"s i de ob.r, I " cduce¡ivas cl _sernEantes, rcsultadofue tal que, co cl Vigisimoprimer Congnso del PCUS, trüt¡i¡¡J¡r¡¡cbr.rt,tto qul seguiranu¡iciando: .l "Para\ !\( alcarir¿r_ comunismo,.: el h;ñ, d. ei hom8raaa-f"*i" lr.gir"- | "r¡ar : mente ahorarrltT

li"áÉffil,i.to, :"qo: detdajos foa¿dssl.s l. los viejos hábitos tr.ffi;".r nacidos lascondiciones y de .n imperanr.r l' dg losmodosde vida de épocas rorcrio¡¿5¡rre. muy inrensa fucsela Por quc

que '

U.l¿t t¡r,pr"pq"rl

"

-- -_l

incluirram-

rC¡mmunismond Cultuo, kmnyú\ nrtm.7, 1959.VcmZninglo m "' S. T. Koncnkov, 1 S n ; a H i g l Eg fu ,n ú fi¡ .3(,| 9 5 9 ) ,p p .- 5 .[¡ scr r sin ¡ s n m'¡s.' r'''' 3 arís, 1902), p.8: Ri'" p.3{; V. Go¡don ch¡rdThunml4 á¡onomhin lümicivc ()mnunitia(lna&c, 113?), Childc. Jc cial Eubtbn $lue¡¡Yorh l95l), p. 33. f'rThmccinYlfk* Inpod Gmattl anl thc In&uriel Rmh¡in(tlt.rye York, 1964), rfpp. ' ' ' ,6f>,y Euy in Onfung;ng0dn, al. L Ardzrooni(Num Yorb l9?A\pp,25l y s. cn 1 .r!' 0, omo llció r crprc*lo P, frl, Ro'scnstcin-Rod¿¡ .P¡oblc¡niof Indusridiz¿¡ionof E¿s. / if rcrn rnd South-Eu{iin Fluop, Ecoaonk Jwmall¡¡¡11913¡, p. 201,.Un m¡¡co instiurdonrlüc. ' r (mrc dd uul e dflormrc nceiario pen Ücw ¡ c¡boon áito h indru¡ri¡tiz¡<ióncn l¡¡ {na¡ , fotcrnrcionrtrcdcpifridr..'+l

Nadaestám'Ís.lejos mi.menteque riegarlasdificuladcs dc quc plantea , Ia manera gsruüarbAw¡hauungeconóñcadc un¡sociedrá,n h qu. de uno no se ha criadocr¡lturalmentc, csroy prepando ni par, .not", rod, unas.e¡ie insrruccioncs de acerca cómo haceilómcdnicamenre. de Ahora , .''.:,'': ' bien,{si-negamgr h @ cncooces exisreen I no verdatjuego alguno@ cn filosoffa, liter"turr, I I/.* | ciencia familia- En rcelid¡d, o hemos de recónocer el iuego no es el I quc I mismoen las ciencias ftsiosque en las cienciasdd hombrá; qir., "onrrr,

vv

Dy6' (No Havcn, 1940),pp-6 y r J. Spcnglcr, .Thcoricsof W l. ^ .''-Lonard q thbLw h thcStudl of Econoni Gmsl¿,Nñü[Tü;il;FE¿o-¡-,o_ getonom¡c_!t'8$t mk ffiñ-0\rffi¡ Yorlq1919), 93.váse rrmbién K Mannlrcim, p .pwnr T¡cndsin ¡hc Buildiryef Sclgg:n HunanAfzin,d,P-$. Grtell rr r¡@ Raolucióndcl Crogo Pro dc Ot¡rc¡os tr Judicetup, \ill, ,, Rrpoaof úc Al dc dc .. 'r

H¡c anni*c on Forccd Lriot,Iüiorauni4¡.! Gincbn, - pp. yt Olt lg5l, ll5 ¡r .-- Cmdo cn Koncnkrv, .Cooonis ud Cuku¡c,.

440

441

i

muchos, de . .,":ETffsica podemosconfia¡ c¡r el inst¡tunento lectu¡a rinica¡rente nq c$amosdenro de la m¿tcria¡ sin embargo,denc ¡ funtual¡ Porque ' que habei utt hombrc cn cl oro er(tremodel instrümentopara leerlo, las lccuis y ¡n^liqerl:.s.I¿idea dc que no sepuedeconfiar en ó.p.ot es, cognosciriyo por eso,tanto en clJiombre como inJmrmefito el proceso ienrcsde su hántn allNaturaleza: lo ¡ esdicir, del hcchodc que no pueden'interrogat dicap, dc único que puedenheccrcs obier,'¿ril comportzmicar¿ la.materi"' .Co-I . mo lo ha s.nrlrdo uh granftsicoras o,ro, .l csudiosodel hombre deneI .t dentro de los I puedetcncr se¡rsaciones eu mediosadicionalcs.a disposición; {( los o, hechos, recurrir a la intráspeccióni sobrctodo, dcsgubrir mótivosI o pudiese Si Pt abnrd4n un ffsicÓ intcnogándole"'. de su obieto de esrudio I por prquncarles; quésalúis?Cicrcon losdecrones,¿áhusarla "onu.irí no. Sin,e¡nba¡go, pualelismo flsico ha sido oragcradopor aId tefnente, qug hasa el punro dc quc' Pueslo no'podcmos gun* cicntlficosiocjálcs con con la metcriaincne, tampoco d$crlamos ociifversar la genconversa¡ abracen conducdsel paraque los fisicos te. Existeuna razónfundamcntal del puro no tiene sitio e¡llls ciencias hommo puro, pero d conductismo del bre.-Comó obscrvóF.,L Hayek en su espléndida,;dchuncia dogma ncuando habl¿rubs hombre, implisociales, cn conductista lascicncias $d mentales familiade ."-ó, ,r".o"riamentc la presencia cieras qaregoríai men¡alcsque lasposeídas el que por resrto,cs decir, las FisCn. categorfas recorda¡.a'los cienrfficos sociales habla.Huta los flsftosaeycronnecesario de de ignorerIa esencie su.obieto esrudioque nel que habfan.decidido las dc hombreses comprincipal problemaparacomprender acciones losl Y, cómorabajan susmgntcs,t'6'. comohe afirmado prcndcrcómo picnsan, ' cn rnuchossitiosd¿ este ningúnmicroscopio, libro, ningún elec¡rodo¡ de un

de y periodirtas oras clases cer dapu6, y,no a'embaiadorcs, conscÍcros, no no como todavfa tencmospoliroscopios, deberfamos ,,.,,,r*9b'jg*,d,9r.9s;.¡
1. ; : '

..enuefanadte.:

cuentadt qu.j_!g!re,et P.roralvczun día llegpernos a d¿rnos. pa¡e las ü.mbién instru¡ilento, rinico csrudiar prbpcttf@l h,gmun el

I

-

de y 6trd¿d sesuponc no sabcnos que cómoesrudiarld$darcuenra lo, y U:_Si¿r"it"¿. pt-. l pi:nsan, sientcn quicren. ,guc l AdnitooueestoDucdq unDcnsamiento ldeoaz". lo-oue es necesirimos. ¡er I el abganie losñarodnlúi.Ihra pueblo"{ t@l dc rcspcdo leNucva | ?croprcfiero'scr u¡ópico sobre puntoa Serlo esrc Jepromesa rusdcn ef.cientlfrmo que aaftico unou ocroripoofrcccomo dc I J alhornbre.

uu
nes"tbtnunes ambos.EI a no puedescr. insuumento tan preciso un comoun microscopio, pero es el único que puede observarlo que no pyeden todos los insrru- -- " juntos;porq,rc, no fireraasí,*uiafírmor ali;unospoliros;,:rd.i'i" mcntgs,ffsicos si y sicnren puedenha. copibsa dewela¡qué csIo que otras gentespieruart,
.. , t'Parcro,Ma*I.p.n. tt P9r ciglglg,Plú&. it& p. 105;Bohr,ibi/-, p. 78; H. Merguu, Opa Virta: Philotophüal
dModaa Sairre (Na Fleru , t96t), p- I9a,

Pa2oiva

,

of p.79. : ! A H.y.lr, 4' C-orlr*I.rllitaion Sciacr(Glooc Il[, t 952\, tt Btidgnn,RSaio*p..150, : l

442

443

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful