P. 1
3mas Alla Del Salon de Clases

3mas Alla Del Salon de Clases

4.5

|Views: 29,368|Likes:
Published by comando

More info:

Published by: comando on Feb 03, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

04/07/2013

Más allá del salón de clases: Los nuevos ambientes de aprendizaje

NOVA SOUTHEASTERN UNIVERSITY FISCHLER SCHOOL OF EDUCATION AND HUMAN SERVICES

Dr. Ramón F. Ferreiro
rferreir@nova.edu

Dr. Anthony J. DeNapoli
denapoli@nova.edu

INTRODUCCIÓN

La tecnología es parte de nuestra vida.

Basta que observemos a nuestro

alrededor para percatarnos de ello. Si algo aportó la segunda mitad del siglo XX ha sido entre otras cosas la aceleración del cambio tecnológico y más aún a partir de los años 80’s como parte del mismo, la extraordinaria revolución en la informática y en las comunicaciones para dar lugar posteriormente a la integración de ambas: la telemática.
1,2.

1 GROS, B., Pantallas, juegos y educación. La alfabetización digital en la escuela. Desclée. España., 2004, pp.20-21. 2 DENAPOLI, A., Tendencias de la tecnología en la educación. Ponencia. Memorias. VI Congreso internacional Educación para el Talento. México. 2003. pp. 14.

2 Por otra parte el Siglo XX le aportó a la educación un sinnúmero de enfoques, teorías y metodologías (estado del arte) que sin duda, como nunca antes en la historia de la sociedad humana ayuda a la comprensión y transformación del proceso de aprendizaje-enseñanza (estado de la práctica) en el contexto actual de empleo cada vez más frecuente de las tecnologías de la información y de la comunicación en la sociedad contemporánea. 3.

Basta solamente examinar como en un siglo, en el siglo XX, hemos pasado por solo referirnos a una arista del problema, de una comprensión reduccionista del proceso de enseñanza a partir de propuestas como las del conductismo a interpretaciones más rigurosas y apegadas a la realidad del momento como las aportadas por los paradigmas humanista, sociocultural, cognoscitivista y el constructivismo social que permiten una mejor justificación y empleo de las tecnologías, sin desdeñar en ningún momentos los indiscutibles aportes del conductismo a la educación. 3

El presente trabajo es el resultado de una amplia búsqueda bibliográfica y del análisis de las mejores prácticas (task analysis) reconocidas bajo el nombre de “nuevos ambientes de aprendizaje” (OECD, 1999, ICDE, 1997), así como de la reflexión en comunidades de maestros (“focus group”) sobre qué hacer y cómo hacerlo cuando hay que emplear las tecnologías de la información y de la comunicación conocidas de modo abreviado como TICs, en la educación. Se realizó también como parte de la investigación en proceso una encuesta internacional a expertos de la educación que abarcó entre otros aspectos las razones y potencialidades educativas de las llamadas “tecnologías de punta” (Ferreiro, R.).

La presentación y discusión de los resultados obtenidos de la aplicación de cada uno de los instrumentos antes mencionados: task analysis, focus group, international survey han sido objeto de informes independientes y publicaciones separadas.
3 HERNANDEZ, G., Paradigmas en Psicología de la Educación., Ed. Paidós Educador., México., 1998., pp 36-37.

3 La intención de este trabajo es la de presentar un concepto generalizador y nodal que permita tanto en el plano teórico como práctico resolver ciertas contradicciones que se confrontan con el empleo de las tecnologías de la educación. Estas contradicciones en ocasiones contraponen la enseñanza a distancia con la educación presencial, y limitan el empleo de las tecnologías a un tipo u otro de aprendizaje. Y lo que es peor se pretende desconocer el código de comunicación y empleo propio de cada recurso tecnológico y las funciones didácticas de necesario cumplimiento para que la

tecnología seleccionada sea el medio para el logro de los objetivos educativos planteados.

EL ENFOQUE “AEI”

En algunas profesiones como la del magisterio encontramos personas que si bien aceptan las tecnologías de punta en su casa, para su entretenimiento y diversión, así como para la atención a su estado de salud, la rechazan en su puesto de trabajo.

A los maestros latinoamericanos en general les resulta aún difícil incorporar las nuevas tecnologías en su trabajo profesional. Algunos la rechazan con argumentos a veces poco fundamentados o sencillamente por desconocimiento. Otros sienten temor por la posibilidad de ser remplazados por ella, cosa imposible de suceder por la naturaleza misma de todo proceso de aprendizaje humano. Existe una brecha (gap) entre el conocimiento y las habilidades para el trabajo en la computadora y en Internet entre los maestros y los estudiantes a favor de estos últimos. Las estadísticas disponibles y los estudios comparativos entre países y regiones realizados
(4)

demuestran que lo anterior justifica entre otras cosas la necesidad de un plan de acción y estrategia muy bien definidas a priori para la introducción de la tecnología de la información y las comunicaciones. 4
4 Distintas organizaciones e instituciones internacionales como el Banco Mundial, la OECD, La Fundación Catalana, o bien expertos en el tema a título personal como es el caso del destacado uruguayo radicado en Israel Luis Osín, o de publicaciones prestigiosas y de gran distribución y aceptación como es el semanario especializado Education Week que en el 2004 dedicó su número especial y extraordinario a estudios estadísticos y comparativos al respecto entre otras fuentes demuestran la actualidad del tema que nos ocupa.

4

Y realmente lo que sucede es que las TICs no han llegado a las escuelas en los países latinoamericanos, en la medida en que las situaciones sociales actuales lo

exigen. En especial a las instituciones públicas, representantes éstas como sabemos, la gran mayoría del total de cualquier población escolar en Latinoamérica.

Pero la cuestión está no tan solo en que lleguen, es decir, que se instalen estas tecnologías en las escuelas. Supongamos que por obra y gracia de un Rey Midas todas las instituciones educativas las tengan, la pregunta es ¿Estarían resuelto los problemas de la educación? La respuesta es sin dudas: NO.

Se requiere la infraestructura, pero se necesita además, la sensibilización y capacitación de los docentes para el empleo de las tecnologías como recurso que puede optimizar sus esfuerzos y perfeccionar el proceso y resultado de su labor educativa.

Se requiere además de los dos aspectos mencionados, que el empleo de los nuevos recursos tecnológicos se haga tomándose en consideración el código de comunicación y empleo de cada uno de esos medios y los principios y funciones

didácticas que permiten integrar contenido de enseñanza-tecnología. 5

El empleo de las tecnologías de la información y las telecomunicaciones, las TICs, constituyen un reto a superar más en el plano pedagógico que el eminentemente tecnológico. Con su introducción en las instituciones educativas se prevé que cambie poco a poco y con el tiempo el ambiente escolar y el del salón de clase, la organización y los horarios escolares, el papel del maestro como formador de las nuevas

generaciones y el de los propios estudiantes.
5 TIRADO, R. Los entornos virtuales de aprendizaje. Bases para una didáctica del conocimiento. Grupo Editorial Universitario. España., 2002., pp. 13-39

5 Los retos ya mencionados, el del acceso, el empleo y la integración pueden ilustrarse con las tres primeras vocales, la AEI. La A, referida a la necesidad de tener acceso a la tecnología, y la E, del empleo, la disposición y capacitación que

tengamos para el correcto uso de las tecnologías de la información y comunicación al proceso de aprendizaje-enseñanza. Mientras que la I alude a la integración de las tecnologías al desarrollo de los contenidos curriculares.

Es necesario tener en la escuela la tecnología apropiada, que se haga la inversión en la infraestructura tecnológica que demanda el proceso de aprendizajeenseñanza, la necesaria y suficiente, incluyendo la conectividad de voz y dato, en función de múltiples variables, entre ellas el nivel escolar de que se trata, los objetivos a lograr, los contenidos escolares a desarrollar etc., y también que el maestro esté capacitado y cuente con el tiempo necesario para ello para emplearla en función de lo que se debe aprender dadas las exigencias de las currícula y de la sociedad contemporánea.

Pero está demostrado que una tecnología, cualquiera que sea ésta, tradicional como el pizarrón o el rotafolio o de “punta”, como la computadora o el Internet, etc., tendrá éxito en la medida en que el maestro conozca su código de comunicación y empleo, y este convencido de cuán útil le resulta para el logro de los objetivos de aprendizaje de sus alumnos. Aún hay maestros que no saben emplear una tecnología “clásica” del salón de clase como es el pizarrón. No saben que tipo y tamaño de letra emplear, ni siguiera borrarlo correctamente. Muchos de ellos trabajan de espalda al pizarrón ignorando cuán útil resulta ésta tecnología, pese a que en toda aula hay al menos grande o pequeño un pizarrón, gises y borrador. Por tanto el problema no es tan solo de tener tecnología hace falta además la comprensión del papel que juegan éstas en el proceso didáctico de aprender y enseñar.

6 Por lo tanto la E comprende la sensibilización e inducción del maestro, la

capacitación en el empleo de las TICs como recurso y lo que es tan importante como lo anterior, su entrenamiento didáctico, el cómo (know how) emplearla para que sus alumnos aprendan.

Pero no basta con la A y la E; con tener acceso a Tecnologías de la Información y Comunicación y de saber emplearlas, un tercer reto es el I, es decir el de la integración a los contenidos de enseñanza y es éste probablemente el reto mayor: Saber integrar las tecnologías de manera “natural” al proceso de aprendizaje de una asignatura o tema determinado. La tecnología no es algo que deba ser añadido, extra, o de “moda”. Se debe justificar para el logro de determinados objetivos de aprendizaje.

El empleo de las TICs debe formar parte de una estrategia general de organización del proceso de aprendizaje-enseñanza que considere un nuevo papel del maestro y de los estudiantes, estos últimos como ya planteamos como participantes activos, en ambientes y horarios flexibles y de más opciones a las que actualmente tienen y los maestros como mediadores entre los alumnos y el contenido de enseñanza
6.

En otras palabras qué y cómo se aprende con el empleo de las nuevas tecnologías, cuestión esta que se hace más compleja cuando nos planteamos que además de informar, las tecnologías educativas deben propiciar la formación de los alumnos. Claro que no son las tecnologías las que informan o forman, sino el diseño que el maestro realiza que induce a participar al alumno de una u otro modo en la construcción social de su conocimiento.

6 LITWIN, E., Tecnologías educativas en tiempos de Internet. Amorrortu editores. España., 2005. pp. 13-67.

7

El valor de cualquier modalidad de tecnología está no sólo en sus características y funciones potenciales sino en que medida propicia la formación de los que hacen uso de ellas. La tecnología educativa per se, no resuelve de formación de los aprendices. Es cierto que es capaz de informar y de hacerlo bien pero para educar se requiere de un diseño que, fundamentado científicamente en los paradigmas psicológicos, saque provecho de las extraordinarias aprendizaje. potencialidades de las TICs en el proceso de

De no ser así, éstas, las tecnologías no solo estarán subempleadas, también resultarán un gasto y en ningún momento una inversión, y lo más importante no cumplirá con el propósito con el cual se pensó en ellas para el proceso de aprendizajeenseñanza. Lo anterior puede llevar con el tiempo a la frustración o desvalorización de las potencialidades de esas tecnologías.

Por lo anterior se insiste que el reto más importante no sea el A, del acceso, ni el E, del empleo, sino el referido al diseño pedagógico de los contenidos de enseñanza, que como bien sabemos no se restingue o debe limitar al de brindar información es decir brindar conceptos, teorías, leyes y principios; debe además contemplar el desarrollo de habilidades, tanto las predominantemente cognitivas como las socio afectivos, y por último y no menos importante, valores y actitudes. 7, 8,9.
7 FERREIRO, R. Una redefinición didáctica imprescindible: El contenido de enseñanza. Revista Educación 2001. No. 91 México., 2002. pp.65-68. 8 FERREIRO, R. Componentes esenciales en el contenido de enseñanza: Las capacidades, habilidades y hábitos. Revista Educación 2001. No. 93México. 2003., pp. 62-65. 9 La escuela tradicional se caracteriza entre otras cosas hoy día por el énfasis que brinda a uno de los componentes del sistema contenido de enseñanza: la información llamado por otros autores conocimiento declarativo. Prestando poca o nula atención al conocimiento procesal representado por las capacidades, habilidades, hábitos, valores y actitudes, lo que constituye sin duda alguna un reduccionismo pedagógico. Lo anterior cobra mayor trascendencia cuando nos disponemos a emplear las TICs entre otras cosas por el efecto multiplicador que estas tienen y por desaprovechar las grandes potencialidades de las tecnologías en pos de la formación del un ciudadano virtuoso.

8 El Enfoque AEI aplicado con éxito en diversas instituciones educativas en América Latina para garantizar la introducción y empleo de las TICs incluye entre otras, las siguientes medidas: 1- Sensibilización de los docentes sobre el papel de las TICs en la sociedad del futuro inmediato, aquel en que se desenvolverán laboral y profesionalmente sus alumnos, mediante por ejemplo charlas desarrolladas por expertos de reconocida credibilidad y haciéndoles llegar material impreso ilustrativo de lo anterior. 2- Capacitación de los docentes en el correcto empleo de la computadora y el Internet con énfasis en sus posibilidades como herramientas de comunicación y de interacciones en el marco del proceso de aprendizaje- enseñanza, mediante la participación en talleres cortos y en horarios adecuados, con énfasis en la apropiación de la habilidad de empleo en asuntos prácticos cotidianos. 3- Acceso de los maestros a las nuevas tecnologías. A más diversos tipos de TICs, mejor. Pero siempre de modo paulatino y con una intención de servicio y crecimiento profesional. 4- Énfasis en el empleo de la computadora y al Internet en las distintas actividades propias de la profesión del maestro en la escuela, en su trabajo institucional, la relación con los directivos, entre maestros, entre maestros y alumnos y con los padres de familias 5- Reflexión en comunidades de maestros de las posibilidades de empleo de las tecnologías en su materia desde distintas perspectivas, bien para desarrollar todo una unidad temática o parte de ella, bien para cumplir con determinadas funciones didácticas, por ejemplo la ejercitación, el procesamiento de la información, el repaso o recapitulación, la tarea escolar, la evaluación, entre otras. 6- Elaboración de un plan a corto, mediano y largo plazo que incluya la inversión necesaria en tecnología y capacitación de los docentes, los pasos a seguir y por quiénes y por supuesto, los plazos de cumplimiento y evaluación. 7- Puesta en práctica de proyectos pilotos a corto plazo de realización que justifiquen las innovaciones a nivel de institución o bien a nivel de salón de clase que se están introduciendo empleando no tan sólo criterio de evaluación tecnológico y económico

9 sino también fundamentalmente pedagógico por el impacto en la formación de las nuevas generaciones. . 8- Creación a nivel de la escuela y/o universidad de un grupo de trabajo de compañeros más preparados y entusiastas que los restantes que cumplan funciones de asesoramiento, soporte técnico, tanto tecnológico como didáctico, y logístico en general. 9- Retroalimentación en las comunidades de maestros y a nivel institucional sobre logros, insuficiencias y dificultades. Los foros o eventos organizados a nivel de escuela con la finalidad entre otras de dar a conocer lo que se está haciendo, cómo se está realizando y qué resultados se obtienen, permite generalizar la experiencia, la búsqueda de soluciones en común y lo que es más importante la “contaminación positiva” de toda la comunidad hacia el empleo de las tecnologías en el proceso de aprendizaje-enseñanza. 10- Invertir en una plataforma electrónica comercial como puede ser WebCT o bien Blackboard o bien optar por la construcción de una a la medida de las necesidades y nivel de desarrollo de la comunidad educativa institucional. 11- Construir y/o reconstruir el Modelo Educativo de la institución contemplando como parte esencial del mismo el empleo de las TICs para la formación de las nuevas generaciones y profesionistas.

De cada una de las once sugerencias esbozadas anteriormente se desprenden otras acciones aunque no constituyen por supuesto una secuencia de pasos a seguir rígidamente, ni una fórmula mágica. Son sólo eso: sugerencias a partir de prácticas exitosas. Algunas pueden coincidir con otras en el tiempo. Otras medidas son necesariamente precedentes para la consecución y éxito de otras. Todo depende del contexto y de sus variables. Hay instituciones en que sus maestros aceptan y de modo personal emplean la tecnología. Hay otras en que se muestran más resistentes y/o son indiferentes a su introducción en el proceso de enseñanza. El punto de partida por tanto varía de acuerdo con la situación escolar.

10 De ahí que se deba pensar muy bien las acciones estratégicas a seguir y las planteadas en los párrafos anteriores pueden servir de referencia por haber dado resultados en muchas escuelas y universidades que han introducido las TICs en su modelo educativo. Pero se debe tener siempre muy presente la realidad de la que se parte, las necesidades y actitudes, los valores reinantes y lo que se quiere lograr con el empleo de las TICs.

Es importante recordar que el proceso de aprendizaje-enseñanza tiene varios elementos o componentes, y que cada uno de ellos tiene una función determinada, y en su conjunto constituyen un sistema. Sobrevaluar uno de los componentes del proceso aprendizaje-enseñanza en detrimento del otro, da

muestra de falta de visión sistémica y puede ser peor la “cura que la enfermedad”. La cuestión no es per. se de tecnología, es del proceso de aprendizaje-

enseñanza como un todo, en la que el maestro, el alumno y la tecnología son entre otros, componentes del proceso de aprendizaje-enseñanza que tiene lugar en las instituciones educativas.

En tal sistema los componentes personales: el maestro y el alumno son sin lugar a discusión definitorios por excelencia. De ahí que la sensibilización y capacitación del maestro y la creación de condiciones para el empleo creativo de las TICs sea algo a pensar para el establecimiento de NUEVOS AMBIENTES DE APRENDIZAJES, una tendencia educativa ineludible de nuestro tiempo. 9, 10.

9 SALINAS, J., El rol del profesorado en el mundo digital. En: Del Carmen L. (Ed). Simposio sobre la formación inicial de los profesionales de la educación. Universidad de Girona. España. Pp. 305-320. 10 El concepto Nuevo ambientes de Aprendizaje, también conocido como Nuevos Entornos de Enseñanza, o Aprendizaje, sin duda es una noción en construcción en la que algunos eventos científicos y asociaciones internacionales han contribuido a su difusión como es el caso del 18 ICDE World Conference (1997) que tuvo sede en una de las universidades pioneras en los Estados Unidos de la educación a distancia: Penn State University y la reconocida mundialmente, Internacional Council for Open and Distance Education (ICDE).Si bien es cierto que en un inicio el concepto estuvo relacionado con la modalidad a distancia poco a poco se ha

11
extendido su empleo a cualquier forma de organización del proceso de aprendizaje que haga empleo de las TICs.

El DISEÑO DIDACTICO11

Los Nuevos Ambientes de Aprendizaje al diseñarse no sólo toman

en

consideración el empleo de distintas tecnologías sino también hacen uso acorde de las posibilidades, potencialidades y condiciones de estos recursos tecnológicos para lograr mayor interactividad alumno-contenido de enseñanza e interacción alumno-alumno y alumno-maestro, al enfatizar en todo momento el autoaprendizaje independiente, crítico y creativo. 12

El hecho de que coincidan o no en el tiempo el profesor y el alumno, no es la variable más importante. Lo importante es la presentación didáctica que se hace de los contenidos y cómo éstos generan en los estudiantes los procesos psicológicos superiores entre ellos los de sentido y significado, metacognición y transferencia por una parte y por la otra actividades y acciones como la interactividad e interacciones que permitan que procesen información y al hacerlo construyan socialmente su conocimiento y que esto contribuya en su proceso de formación como profesional y lo que es más valioso aún, persona humana.

Al seleccionar los recursos tecnológicos

que conforman la situación de

aprendizaje, debe tenerse bien presente la relación objetivo de aprendizaje - contenido de enseñanza - tecnología a emplear.

11 La Didáctica siguiendo la tradición eslava es una ciencia experimental y normativa cuyo objeto de estudio es el proceso de enseñanza. Como ciencia normativa plantea principios y funciones que rigen el acto de aprendizaje, a partir del llamado experimento formativo, expresión empleada por L. S. Vigotsky y sus seguidores para hacer énfasis en la formación del educando en el proceso de aprendizaje escolar. En tal sentido los recursos empleados para facilitar este proceso son solo eso, medios. De no emplearse didácticamente no cumplirán su cometido. La cuestión está clara sólo si se fundamenta en la Didáctica el empleo de una u otra tecnología incorporada al proceso de enseñanza en cualquiera de sus modalidades: a distancia, presencial, abierta, éstas contribuirán a que el estudiante aprenda y que este aprendizaje influya en su desarrollo como persona humana.

12
12 Recientemente el destacado investigador y escritor norteamericano Howard Gardner ha realizado interesantes intervenciones sobre el futuro de la educación como por ejemplo muy recientemente la publicación de un artículo firmado por él en Education Week Vol. 25 No. 3 Septiembre 14, 2005 titulado “Beyond the herd mentality. The minds that we truly need in the future” p.44 en la que plantea el ineludible empleo de las TICs y una nueva forma de organización del proceso de enseñanza: horarios, trabajo en el salón de clases, papel del estudiante, papel del maestro y de la institución educativa en su conjunto.

Cada recurso tecnológico tiene sus peculiaridades y su código propio de comunicación y empleo, sus bondades y limitaciones, por lo que su selección deberá responder a criterios pedagógicos que permitan optimizar el proceso de enseñanza y lograr un aprendizaje significativo que promueva el desarrollo personal y profesional del alumno. En otras palabras lograr el principio de Lev S. Vigotsky (1896-1934) de hacer que el aprendizaje promueva el desarrollo humano. Por ejemplo, el software educativo no es una finalidad, es una herramienta para acceder a la información, lo que significa buscarla, encontrarla, seleccionarla y procesarla críticamente y recrearla para hacer un uso creativo de ella. El software educativo cuando está bien diseñado didácticamente se convierte no tan sólo en un recurso para obtener información, sino también para la formación de aquellos que hacen uso de ellos por la mediación que se logra entre el contenido de enseñanza diseñaron. y el alumno, todo ello previsto por los especialistas que lo

Para que un software educativo, cumpla su cometido, su diseño debe estar regido, por así decirlo, por los principios psicopedagógicos que garanticen de antemano altas posibilidades de eficacia en el aprendizaje. Más aún su empleo por parte del maestro y de sus alumnos debe enmarcarse en una estrategia didáctica en pos del logro de determinados objetivos educativos.

Por su parte los simuladores son una excelente tecnología para visualizar los procesos complejos de la realidad. Recordemos que los videojuegos son simuladores y cuán gratos e ilustrativos son de una situación determinada. Los simuladores permiten presentar y explicar visualmente teorías, por ejemplo, la teoría de la relatividad, o

13 proceso como el de la circulación sanguínea humana. Dan información y facilita la interactividad entre el sujeto que aprende y el contenido de enseñanza.

Mientras

que

loa

hipertextos

e

hipermedia

son

idóneos

para

el

procesamiento de la información. El hipertexto es en esencia un texto electrónico que presenta el contenido organizado en unidades de información que se relacionan unas con otras resultando ser verdaderas redes semánticas.

La presentación de la información de esta forma estimula la navegación, es decir, el recorrido no directivo, según las necesidades e intereses, niveles y estilos de

aprendizaje del alumno que se mueve de una unidad de información a otra; de un bloque o módulo a otro interactuando de manera constante con el contenido de enseñanza. Si el hipertexto además posee imagen y sonido integrados, se le nombra hipermedia. El Proyecto de Enciclomedia que actualmente la Secretaria de Educación Pública de México promueve en las escuelas de nivel primario es un buen ejemplo de hipermedia.

El Internet y el correo electrónico es en si mismo un entorno de aprendizaje cuya bondad mayor es la de permitir la comunicación de todos los comprometidos en el proceso de enseñanza. Presenta información y permite la interactividad y las

interacciones entre los sujetos que aprenden, tanto asincrónica como sincrónicamente. Pero existen plataformas electrónica especialmente diseñadas con la finalidad de enseñar y aprender como son por ejemplo WebCT y Blackboard.

La ventaja competitiva de los simuladores es la

estructura que brinda para

representar o visualizar procesos. Mientras que los hipertextos o hipermedia facilitan el procesamiento de la información y el Internet y el correo electrónico propicia la comunicación entre el que enseña y el que aprende y entre estos últimos. De igual manera pasa con la televisión, la radio, el audiocassette, y los restantes recursos tecnológicos: tienen sus códigos de comunicación y empleo y sus ventajas competitivas

14 para enseñar mejor determinados temas, dados los objetivos de aprendizajes planteados.

El reto mayor es hacer posible que ese producto del ingenio humano, lejos de convertirse en un boomerang contra su propia esencia, inteligencia y creatividad,

permita el despliegue de sus potencialidades primordiales: la de pensar y sentir, crear e innovar, descubrir y transformar. hombre. Expresiones de humanismo y de respeto por el

LA PRUEBA “AEI”

Lo anterior nos debe alentar a la hora de seleccionar e integrar tecnologíascontenido de aprendizaje en función de un objetivo de enseñanza en un ambiente de aprendizaje tal que los recursos tecnológicos permitan optimizar tanto el proceso como el resultado esperado.

Algunas preguntas surgen, por ejemplo: ¿Cómo puedo propiciar que mis alumnos aprendan mejor este tema? ¿Qué deben hacer ellos para aprenderlo

significativamente?

¿Qué recurso tecnológico tiene la bondad de favorecer ese

aprendizaje? ¿Cuento con él? ¿Puedo hacer la gestión para emplearlo?

Las respuestas a las preguntas de la Prueba AEI, nos pueden ayudar a crear una situación de aprendizaje centrada en el alumno, en su estudio independiente y en un aprendizaje cooperativo empleando tecnología. De hecho la Prueba consiste en un conjunto de preguntas a contestarse a partir del Enfoque AEI que promueve una reflexión para una mejor práctica educativa.

15

LA PRUEBA “AEI” A ¿Con qué tecnología se cuenta y/o puedo emplear? ¿Cuál es la apropiada dado el currículo, el tipo de institución, tipo de alumnos, contenidos y objetivo de aprendizaje?

¿Se cuenta con la conectividad necesaria de voz y dato, si el tipo de tecnología lo requiere?

E ¿Sabemos emplear la tecnología seleccionada? ¿Saben emplear los alumnos y los maestros implicados en la implementación del diseño y desarrollo de la lección, la tecnología seleccionada?

¿Se percibe una atmósfera de aceptación al empleo de las tecnologías en la institución o salón de clase, por parte de todos y cada uno de los implicados?

¿Se requiere de sensibilización e inducción y/o capacitación previa a su correcto empleo? I ¿Se percibe que la tecnología seleccionada es necesaria e imprescindible para lograr el objetivo de aprendizaje?

¿Sin el empleo de la tecnología(s) seleccionada(s), está “en juego” la calidad de la enseñanza? ¿Se cumple en el desarrollo de los contenidos con los principios y funciones didácticos?

16

El diseño de Nuevos Ambientes de Aprendizaje permite reconceptualizar la forma de aprender y enseñar acorde con el desarrollo de la sociedad contemporánea, al apoyarse en nuevos recursos, como por ejemplo la posibilidad de la vídeo conferencia interactiva y de los cursos en línea y el replantearse el empleo de otros ya existentes.

La finalidad es optimizar todos los componentes del proceso de aprendizajeenseñanza, tanto los personales; aquellos que tienen que ver por ejemplo con el maestro y los alumnos; como los componentes no personales, los recursos de todo tipo, entre ellos el empleo de la tecnología de la información y de las comunicaciones.

Los Nuevos Ambientes de Aprendizaje contribuyen a crear un entorno que propicie la formación de los niño/as, adolescentes y jóvenes. La intención no se

reduce a informar, se plantea la necesidad, de un enfoque integral que implique el desarrollo de habilidades tanto las cognitivas y psicomotoras, como las afectivas y sociales, así como el desarrollo de actitudes, valores, creencias y convicciones necesarias para el desempeño laboral-profesional con la ética correspondiente.

El problema del mundo contemporáneo además de ser un asunto de conocimientos es un problema de ética y en tal sentido no es posible seguir magnificando en el salón de clases la “adquisición” de conocimientos. poner énfasis en las habilidades para su búsqueda, localización Se requiere

y procesamiento

crítico, almacenamiento y expresión creativa por distintas vías. Se necesita además, como ya planteamos, trabajar conscientemente el desarrollo de habilidades de

diferentes tipos, entre ellas, las socioafectivas, así como en las actitudes y valores. 13
13 Destacados autores como Seymour Papert y Ramón Tirado, por solo mencionar a dos tienen interesantes artículos donde exponen sus posiciones constructivistas y el empleo de las TICs en las que argumentan y ejemplifican como estas tecnologías pueden hacer posible la construcción del conocimiento en su acepción amplia: Construcción no tan solo del conocimiento declarativo sino también del procesal, que como sabemos incluye las habilidades de distintos tipos y actitudes y valores.

17 El proceso de aprendizaje – enseñanza es por su naturaleza un proceso contradictorio, pero del tipo de contradicción no antagónica, qué surge entre el maestro que enseña y el alumno que aprende, el primero dirige, media entre el alumno y el contenido de enseñanza, el segundo recibe una guía, una orientación pero ambos con una meta común. Esa contradicción es además dialéctica por auspiciar el desarrollo, por ser factor de cambio, de movimiento de un estado en el proceso de aprendizaje y por tanto del desarrollo de “no saber” a saber, de “no poder hacer” a ser capaz de hacer, y lo más importante de no ser a ser.

Ahora bien, ya decididos a emplear las tecnologías de la información y de las comunicaciones para enseñar el reto está en por dónde empezar, qué hacer primero, qué más tarde y así sucesivamente en la medida en que las necesidades y exigencias por una parte y las posibilidades reales de acceso, empleo e integración (AEI) lo justifiquen y posibiliten.

Para dar “los primeros pasos” se sugiere seleccionar un tema preferentemente un tópico, con cierta dificultad de aprendizaje, aquel en que los alumnos históricamente tienen problema de comprensión, rechazan por difícil, y que suelen reprobar. Lo recomendable es iniciar con actividades parciales o situaciones de aprendizaje puntuales que le permitan al maestro familiarizarse con esta alternativa de enseñanza y a los alumnos vivenciar cómo es posible aprender contenidos escolares con las tecnologías que suelen emplear para comunicarse con sus amigos y jugar, entretenerse y divertirse.

En tal sentido, lo primero a decidir por el maestro es la función o funciones didácticas a cumplir en tal o cual situación de aprendizaje. En otras palabras para un contenido de enseñanza seleccionado, con el cual se debe alcanzar ciertos objetivos que contribuyen al desarrollo de determinadas competencias, qué función didáctica debe considerar. Y estar convencido de su papel no es tan solo brindar información sino de mediador en el proceso de aprendizaje-enseñanza de sus alumnos.

18 El maestro mediador planea situaciones de aprendizajes en las que se deben cumplir las funciones didácticas que hacen posible que el alumno aprenda significativamente. Siete son los momentos o funciones didácticas necesarias para mediar entre el alumno y el contendido de enseñanza y lograr que este con el apoyo de sus colegas y el nuestro propio construya conocimiento. 14 En resumen podemos emplear las tecnologías de la informática y las comunicaciones, entre otras variantes para: socialmente su

A- Motivarlos por el tema que se desarrollará en clase, presentándoles información relevante y significativa para ellos, de modo directo o mediante la orientación de hacer enlaces (link). En otras palabras cumplimentar la función didáctica de la activación. B- Retomar contenidos ya “vistos” pero necesarios, a veces imprescindibles

para la comprensión del nuevo tema. Función didáctica de recapitulación de los conocimientos previos requeridos para el nuevo aprendizaje. C- Presentar el tema, su actualidad e importancia, los objetivos de enseñanza, la bibliografía a emplear, en fin información sobre el contenido y su desarrollo en el salón de clase, lo que nos permite cumplimentar la función didáctica de orientación. D- Presentar información adicional que completa y enriquece con fotos, videos inclusive y ejemplos, a la presentada durante la clase, lo que también permiten orientar aún más a los alumnos hacia lo que deben aprender y procesar nueva información.
14 La noción de mediación la introduce en la literatura psicológica el psicólogo ruso Lev Semionovich Vigotsky (1896-1937) a partir de una de sus fuentes más citadas la del filósofo alemán Hegel (1770-1831). En los últimos años otro psicólogo hebreo Reuven Feuerstein (1921- ), de origen rumano y radicado en Israel plantea la Teoría del Aprendizaje Mediado en la que a partir de otra de sus teorías la de La Modificabilidad Cognitiva plantea un estilo de enseñanza no frontal que demostrado está en la práctica estimula el desarrollo de las potencialidades de la persona humana. Ver FERREIRO, R. La mediación pedagógica: Exigencia clave en la escuela del Siglo XXI. Revista Educación 2001. No. 83. México., pp 42-46.

19 E- Repasar contenido desarrollado en clase, función de recapitulación de reflexión (metacognición) del tema objeto de aprendizaje, ya que se puede orientar actividades que implique recuperar la información procesada y al orientarlo hacerlo de modo diferente a la que empleamos en clase. F- Ejercitarlos en situaciones distintas a las “vistas” en clase, con grados de dificultad creciente, situaciones problemas que permitan la transferencia a situaciones de la vida real, cercana a sus intereses y motivaciones, en fin ejercicios sobre el tema desarrollado en clase, función didáctica de

procesamiento de la información. G- Ofrecer una guía de estudio independiente y/o en equipo sobre el contenido desarrollado en clase, lo que nos permite incrementar los niveles de procesamiento de la información de los alumnos y a su vez lograr interdependencia social positiva entre los alumnos. H- Orientar buscar en Internet determinados autores especialistas en el tema, o bien un término(s) clave(s), o un artículo preseleccionado y a partir de ellos realizar determinadas acciones para cumplimentar la función didáctica de procesamiento de la información. I- Evaluar la comprensión del aprendizaje realizado mediante preguntas o ejercicios, sin dudas la función didáctica de la evaluación de los aprendizajes. J- Favorecer el intercambio de ideas sobre el tema, organizando un Foro o bien un Chat, lo que favorece el cumplimiento de la función didáctica de la interdependencia social requerida para aprender significativamente.

O bien:
K-

Desarrollar

en

su

conjunto

un

tema

(Unidad

temática,

capítulo)

preferentemente breve el cual puede ser retomado en clase para su discusión grupal. Y en tal sentido las siete funciones didácticas deberán cumplimentarse en su totalidad.

20

REFLEXIÓN FINAL

Hay consenso de que no hay cambios o innovación en la educación en un futuro inmediato, que no implique la incorporación de la tecnología de la información y las comunicaciones y el aprovechamiento de sus extraordinarias potencialidades para formar a las nuevas generaciones y decimos formar y no tan solo informar, ya que emplear las TICs solamente para presentar datos o procesos constituye un reduccionismo lamentable. La integración de las tecnologías de la información y de las telecomunicaciones permite visualizar una escuela distinta, y empleamos este término en sentido general, más amplio, abarcando desde las instituciones infantiles hasta las universidades, en la que el ambiente, la organización y el horario, el maestro y los alumnos” funcionan” por decirlo de alguna manera de un modo distinto y responda mejor a una sociedad demandante de nuevas competencias profesionales y humanas.

Es relativamente fácil adquirir y poner a funcionar las tecnologías de la información y las comunicaciones en pos de ciertos objetivos de enseñanza, lo difícil, pero no imposible, es hacer que éstas hagan posible la formación personal y profesional de los alumnos que exige la sociedad contemporánea, cuyo problema central más que de conocimientos es de valores. Se requiere pensar y mejor aún repensar los resultados (outputs) que se quieren obtener y a partir de ellos valorar en que medida las tecnologías nos pueden ayudar a lograrlo.

Los retos son varios, más de índole pedagógico yo diría didácticos, que tecnológico en sí mismo. De ahí que el Enfoque AEI pueda en la práctica ayudarnos a una mejor introducción y empleo de las TICs a la educación. El reto mayor es hacer posible que ese producto del ingenio humano, lejos de convertirse en un boomerang contra su propia inteligencia y creatividad, permita el despliegue de sus potencialidades primordiales: la de pensar y sentir, crear e innovar, descubrir y transformar. Expresiones de humanismo y de respeto por el hombre.

21

BIBLIOGRAFÍA

AMERICAN EDUCATION’ Newspaper of Record. Education Week Global. Links: Lessons from the World Technology Counts. (2004) Volume XXIII Number 35. 82 p.

CSIKSZENTMIHALYI, Mihaly. (2004). Creatividad. El fluir y la psicología del descubrimiento y la invención. Barcelona: Paidós Transiciones., 510 p.

DE FERRARI, P., et al. (2003). Closing the gap in education and technology. Washington., World Bank Latin American and Caribean Studies. 403p.

DE NAPOLI, A., (2003). Tendencias de la tecnología en la educación. Ponencia México., Memorias VI Congreso Internacional Educación para el Talento. 50 p.

FERREIRO, R. (1999). Hacia nuevos ambientes de aprendizaje., Sistemas telemáticos para la educación continua. México. Instituto Politécnico Nacional Secretaría Académica., 110 p.

FERREIRO, R. (2000). Tecnología o Educación, ¿Cuál es la cuestión? México: Revista Explorador Visual Año 2 Num. 2 México, pp. 31-34.

FERREIRO, R. (2000). Un componente clave de los nuevos ambientes de aprendizaje: el software educativo. México: Revista Explorador Visual Año 2 Num. 3., Pp.25-27.

FERREIRO, R. (2001). Nuevos ambientes de aprendizaje. INPUT. No. 21, Barcelona. pp. 72 – 74.

22 FERREIRO, R. (2001). La mediación pedagógica: Exigencia clave en la escuela del Siglo XXI. México., Revista Educación 2001 No. 83, pp 42-46.

FERREIRO, R. (2002). El constructivismo social, nueva forma de aprender y enseñar. México. Revista Educación No. 84., pp. 50-53.

FERREIRO, R. (2002). Una redefinición didáctica imprescindible: El contenido de enseñanza. México. Revista Educación 2001 No. 91, Diciembre, pp. 65-68.

FERREIRO, R. (2003). Los componentes esenciales en el contenido de enseñanza: Las capacidades, habilidades y hábitos. México. Revista Educación 2001. No. 93. Febrero, pp.62-65.

FERREIRO, R. et al. (2002) Encuesta Internacional a Expertos: Siete pecados de la educación tradicional, siete razones sensibles para el empleo de las nuevas tecnologías de la comunicación y la informática y siete virtudes potenciales de las nuevas tecnologías educativas. México., Memorias CD. Tercer Congreso Internacional de Educación y Formación Virtual. Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Campus Toluca. Estado De México. CD.

FERREIRO, R., (2003). Estrategias didácticas del aprendizaje cooperativo. Una nueva forma de aprender y enseñar: El constructivismo. México: Trillas.,189 p.

FERREIRO, R. (2005). Presentación de resultados de investigación. USA. Fischler School of Education and Human Services. Documento de trabajo. 311 p.

FUNDACION CATALANA per a la Recerca European Schoolnet. (2003). Internet Segura. Los hábitos de los niñ@s en internet. Barcelona: Estudio Europeo. Documento de trabajo. 155 p.

23 GROS, B., (2004). Pantallas, juegos y educación. La alfabetización digital en la escuela. Bilbao: Desclée., 204 p.

Hernández, G. (1998) Paradigmas de la psicología de la educación. México: Paidós Educador., 267 p. ICDE. (1997) The new learning environment. Conference abstracts. The 18th ICDE World Conference. Philadelphia: Penn State University. 56 p.

MORENO, M., (1998). Innovación y diversidad. Ponencia: Nuevos Ambientes de Aprendizaje., II Foro Institucional Lasallista de Educación a Distancia., México., Memorias del Segundo Foro ULSA. Pp-66-75.

OECD. (1998) Education at a glance. OECD indicators. Paris. Organization for Economic Co-operation and Development. CD.

OSIN, L., et al., (1996). A. A proposal for the reengineering of the educational system. Review of Educational Research. 66 (4). pp.621-656.

OSIN L. (1998). Computers in education in developing countries. Why and how, Washington. Education. The World Bank. Vol 3. No. 1 123 p.

OSIN, L. (1998) Objetivo de las nuevas tecnologías: Resolver viejos problemas .II Foro Lasallista de Educación a Distancia. Memoria del Segundo Foro Lasallista de Educación a Distancia. México., pp. 76-87.

PAPERT. S. (1994). The Children’s Machina. Rethinking school in the age of the computer. USA. Basic Book. 256 p.

24 Tirado MORUETA, R., (2004). Los Entornos Virtuales de Aprendizaje: Bases para una didáctica del conocimiento. España: Grupo Editorial Universitario. 180 p.

SALINAS, J. (2000). El rol del profesorado en el mundo digital. En: Del Carmen, L. (Ed.). Simposio sobre la formación inicial de los profesionales de la educación. España: Universidad de Girona. pp. 305-320.

Segovia Olmo, Felipe. (Ed.) (2003) El Aula Inteligente. Nuevas Perspectivas. Madrid: Espasa Calpe. 343 p.

Palabras Claves

Nuevos ambientes de aprendizaje Tecnologías de la información y la comunicación TICs Latinoamérica

Resumen

El presente artículo es el informe parcial de aspectos conceptuales implicados en una investigación dedicada a probar en la práctica escolar las ventajas de los Nuevos Ambientes de Aprendizajes como forma de organizar el proceso de enseñanza. En particular se enfatizan los retos que se presentan al emplear las tecnologías de la información y las comunicaciones, las TICs, en la educación y

25 se presenta el Enfoque y Prueba AEI como instrumentos en que se

operacionalizan las variables más importantes a tener presentes.

Summary

This article is a partial report of the conceptual findings of a research communication about the advantages of new learning environments as a way to organize the teaching process. In particular emphasis is on the way in which the use of ICT (TICs in Spanish). Also this report presents the AEI Approach as a good tool to introduce the use of the technology in the learning and teaching process.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->