SELECCIÓN DE TEXTOS

José Martí

Nuestra América

Cree el aldeano vanidoso que el mundo entero es su aldea, y con tal que él quede de alcalde, o le mortifique al rival que le quitó la novia, o le crezcan en la alcancía los ahorros, ya da por bueno el orden universal, sin saber de los gigantes que llevan siete leguas en las botas y le pueden poner la bota encima, ni de la pelea de los cometas en el cielo, que van por el aire dormido engullendo mundos. Lo que quede de aldea en América ha de despertar. Estos tiempos no son para acostarse con el pañuelo a la cabeza, sino con las armas de almohada, como los varones de Juan de Castellanos: las armas del juicio, que vencen a las otras. Trincheras de ideas valen más que trincheras de piedra. No hay proa que taje una nube de ideas. Una idea enérgica, flameada a tiempo ante el mundo, para, como la bandera mística del juicio final, a un escuadrón de acorazados. Los pueblos que no se conocen han de darse prisa para conocerse, como quienes van a pelear juntos. Los que se enseñan los puños, como hermanos celosos, que quieren los dos la misma tierra, o el de casa chica, que le tiene envidia al de casa mejor, han de encajar, de modo que sean una, las dos manos. Los que, al amparo de una tradición criminal, cercenaron, con el sable tinto en la sangre de sus mismas venas, la tierra del hermano vencido, del hermano castigado más allá de sus culpas, si no quieren que les llame el pueblo ladrones, devuélvanle sus tierras al hermano. Las deudas del honor no las cobra el honrado en dinero, a tanto por la bofetada Ya no podemos ser el pueblo de hojas, que vive en el aire, con la copa cargada de flor, restallando o zumbando, según la acaricie el capricho de la luz, o la tundan y talen las tempestades; ¡los árboles se han de poner en fila, para que no pase el gigante

2

de las siete leguas! Es la hora del recuento, y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes. A los sietemesinos sólo les faltará el valor. Los que no tienen fe en su tierra son hombres de siete meses. Porque les falta el valor a ellos, se lo niegan a los demás. No les alcanza al árbol difícil el brazo canijo, el brazo de uñas pintadas y pulsera, el brazo de Madrid o de París, y dicen que no se puede alcanzar el árbol. Hay que cargar los barcos de esos insectos dañinos, que le roen el hueso a la patria que los nutre. Si son parisienses o madrileños, vayan al Prado, de faroles, o vayan a Tortoni, de sorbetes. ¡Estos hijos de carpintero, que se avergüenzan de que su padre sea carpintero! ¡Estos nacidos en América, que se avergüenzan, porque llevan delantal indio, de la madre que los crió, y reniegan, ¡bribones!, de la madre enferma, y la dejan sola en el lecho de las enfermedades! Pues, ¿quién es el hombre?, ¿el que se queda con la madre, a curadle la enfermedad, o el que la pone a trabajar donde no la vean, y vive de su sustento en las tierras podridas, con el gusano de corbata, maldiciendo del seno que lo cargó, paseando el letrero de traidor en la espalda de la casaca de papel? ¡Estos hijos de nuestra América, que ha de salvarse con sus indios, y va de menos a más; estos desertores que piden fusil en los ejércitos de la América del Norte, que ahoga en sangre a sus indios, y va de más a menos! ¡Estos delicados, que son hombres y no quieren hacer el trabajo de hombres! Pues el Washington que les hizo esta tierra ¿ se fue a vivir con los ingleses, a vivir con los ingleses en los años en que los veía venir contra su tierra propia? ¡Estos "increíbles" del honor, que lo arrastran por el suelo extranjero, como los i n creíbles de la Revolución francesa, danzando y relamiéndose, arrastraban las erres! Ni ¿en qué patria puede tener un hombre más orgullo que en nuestras repúblicas dolorosas de América, levantadas entre las masas mudas de indios,

3

al ruido de pelea del libro con el cirial, sobre los brazos sangrientos de un centenar de apóstoles? De factores tan descompuestos, jamás, en menos tiempo histórico, se han creado naciones tan adelantadas y compactas. Cree el soberbio que la tierra fue hecha para servirle de pedestal, porque tiene la pluma fácil o la palabra de colores, y acusa de incapaz e irremediable a su república nativa, porque no le dan sus selvas nuevas modo continuo de ir por el mundo de gamonal famoso, guiando jacas de Persia y derramando champaña. La incapacidad no está en el país naciente, que pide formas que se le acomoden y grandeza útil, sino en los que quieren regir pueblos originales, de composición singular y violenta, con leyes heredadas de cuatro siglos de práctica libre en los Estados Unidos, de diecinueve siglos de monarquía en Francia. Con un decreto de Hamilton no se le para la pechada al potro del llanero. Con una frase de Sieyés no se desestanca la sangre cuajada de la raza india. A lo que es, allí donde se gobierna, hay que atender para gobernar bien; y el buen gobernante en América no es el que sabe cómo se gobierna el alemán o el francés, sino el que sabe con qué elementos está hecho su país, y cómo puede ir guiándolos en junto, para llegar, por métodos e instituciones nacidas del país mismo, a aquel estado apetecible donde cada hombre se conoce y ejerce, y disfrutan todos de la abundancia que la Naturaleza puso para todos en el pueblo que fecundan con su trabajo y defienden con sus vidas. El gobierno ha de nacer del país. El espíritu del gobierno ha de ser el del país. La forma del gobierno ha de avenirse a la constitución propia del país. El gobierno no es más que el equilibrio de los elementos naturales del país. Por eso el libro importado ha sido vencido en América por el hombre natural. Los hombres naturales han vencido a los letrados artificiales. El mestizo autóctono ha vencido al criollo exótico. No hay batalla entre la civilización y la barbarie, sino entre la falsa erudición y la naturaleza. El hombre na-

4

Las repúblicas han purgado en las tiranías su incapacidad para conocer los elementos verdaderos del país. derivar de ellos la forma de gobierno y gobernar con ellos. y aspiran a dirigir un pueblo que no conocen. debe llevarse adelante el estudio de los factores reales del país. En pueblos compuestos de elementos cultos e incultos. En el periódico. allí donde los cultos no aprendan el arte del gobierno. en un pueblo nuevo. ¿Cómo han de salir de las Universidades los gobernantes. sino para el mejor estudio de los factores del país en que se vive. Gobernante. que es cosa que no perdona el hombre natural. o le ofende prescindiendo de él. Conocerlos basta. dispuesto a recobrar por la fuerza el respeto de quien le hiere la susceptibilidad o le perjudica el interés. quiere decir creador. mientras ésta no se vale de su sumisión para dañarle. en la cátedra. y acata y premia la inteligencia superior. una parte de la verdad. sin vendas ni ambages: porque el que pone de lado. por su hábito de agredir y resolver las dudas con la mano. y quiere que la gobiernen bien. si no hay Universidad en América donde se enseñe lo rudimentario del arte del gobierno. En la carrera de la política habría de negarse la entrada a los que desconocen los rudimentos de la política. es más fácil que resolver el problema sin conocerlos. El premio de los certámenes no ha de ser para la mejor oda. Resolver el problema después de conocer sus elementos. cae a la larga por la verdad que le faltó. que es el análisis de los elementos peculiares de los pueblos de América? A adivinar salen los jóvenes al mundo. pero si el gobierno le lastima. Por esta conformidad con los elementos naturales desdeñados han subido los tiranos de América al poder.tural es bueno. los incultos gobernarán. y han caído en cuanto les hicieron traición. Viene el 5 . con antiparras yanquis o francesas. por voluntad u olvido. y derriba lo que se levanta sin ella. en la academia. La masa inculta es perezosa. y tímida en las cosas de la inteligencia. que crece en la negligencia. se lo sacude y gobierna ella.

Y como el heroísmo en la paz es más escaso. como al hombre le es más fácil morir con honra que pensar con orden. se echaron a levantar pueblos los venezolanos por el Norte y los argentinos por el Sur. Conocer el país. como los poderes arrollados en la arremetida épica zapaban. a la sombra de su capa. Nos es más necesaria. y derriba la justicia acumulada de los li bros. Con los hábitos monárquicos. al mundo de las naciones. instruye en la libertad francesa a unos cuantos bachilleres magníficos. Cuando los dos héroes chocaron. porque es menos glorioso que el de la guerra. Con el estandarte de la Virgen salimos a la conquista de la libertad. y el continente iba a temblar. Nuestra Grecia es preferible a la Grecia que no es nuestra. volvió riendas.hombre natural. y el Sol por pecho. como gobernar con los sentimientos exaltados y unánimes es más hacedero que dirigir. los pensamientos diversos. La historia de América. denodados. Un cura. Injértese en nuestras Repúblicas el mundo. uno. con la cautela felina de la especie y el peso de lo real. pero el tronco ha de ser el de nuestras Repúblicas. y gobernarlo conforme al conocimiento. la cabeza blanca y el cuerpo pinto de indio y criollo. Con los pies en el rosario. aunque no se enseñe la de los arcontes de Grecia. arrogantes. venimos. Los políticos nacionales han de reemplazar a los políticos exóticos. La universidad europea ha de ceder a la universidad americana. es el único modo de librarlo de tiranías. en las comarcas burdas 6 . Y calle el pedante vencido. que ponen de jefe de Centro América contra España al general de España. ha de enseñarse al dedillo. unos cuantos tenientes y una mujer alzan en México la república en hombros de los indios. Conocer es resolver. Un canónigo español. después de la pelea. que no hay patria en que pueda tener el hombre más orgullo que en nuestras dolorosas repúblicas americanas. exóticos o ambiciosos. el edificio que había izado. indignado y fuerte. de los incas a acá. que no fue el menos grande. porque no se la administra en acuerdo con las necesidades patentes del país.

para afianzar el sistema opuesto a los intereses y hábitos de mando de los opresores. desatada a la voz del salvador. y las ideas y formas importadas que han venido retardando. y padece. la bandera de los pueblos nutridos de savia gobernante en la práctica continua de la razón y de la libertad. del triunfo ciego de los campesinos desdeñados.y singulares de nuestra América mestiza. vuelve de noche al lugar de la presa. o las capitales de corbatín dejaban en el zaguán al campo de bota-de-potro. Muere echando llamas por los ojos y con las zarpas al aire. por la virtud superior. El tigre. entró. la razón de todos en las cosas de todos. entró a padecer América. del desdén inicuo e impolítico de la raza aborigen. o los redentores bibliógenos no entendieron que la revolución que triunfó con el alma de la tierra. No se le oye venir. como la constitución jerárquica de las colonias resistía la organización democrática de la República. El continente descoyuntado durante tres siglos por un mando que negaba el derecho del hombre al ejercicio de su razón. tiene al tigre encima. espantado del fogonazo. de la república que lucha contra la 7 . con el alma de la tierra había de gobernar. el gobierno lógico. desatendiendo o desoyendo a los ignorantes que lo habían ayudado a redimirse. en un gobierno que tenía por base la razón. y no contra ella ni sin ella. El problema de la independencia no era el cambio de formas. Guando la presa despierta. La colonia continuó viviendo en la república. abonada con sangre necesaria. sino el cambio de espíritu. de la fatiga de acomodación entre los elementos discordantes y hostiles que heredó de un colonizador despótico y avieso. por su falta de realidad local. sino que viene con zarpas de terciopelo. de la importación excesiva de las ideas y fórmulas ajenas. en los pueblos de pierna desnuda y casaca de París. y nuestra América se está salvando de sus grandes yerros de la soberbia de las ciudades capitales. y no la razón universitaria de uno sobre la razón campestre de otros. Con los oprimidos había que hacer causa común.

el chaleco parisiense. La juventud angélica. mudo. se revolvía. El tigre espera. a la cumbre del monte. Ni el libro europeo. con el pecho de atleta. ni en el país que se ganó con lanzón se puede echar el lanzón atrás. en el continente de la luz. detrás de cada árbol. en desestancar al indio. Morirá. El indio. el chaquetón de Norteamérica y la montera de España. le está n aciendo a América. y se pone en la puerta del Congreso de Iturbide "a que le hagan emperador al rubio". Éramos charreteras y togas. la cabeza coronada de nubes. El negro. y se iba al monte. echando llamas por los ojos. ciego de indignación. a bautizar sus hijos. contra la ciudad desdeñosa. porque se enoja. como de los brazos de un pulpo. con el genio de la moderación que parece imperar.colonia. en ajustar la libertad al cuerpo de los que se alzaron y vencieron por ella. y el general. al machete no le va vaina de seda. porque. la vincha y la toga. acurrucado en cada esquina. Éramos una máscara. y por el influjo de la lectura crítica que ha sucedido en Europa a la lectura de tanteo y falansterio en que se empapó la generación anterior. con el empuje del instinto. y el letrado. cantaba en la noche la música de su corazón. entre las olas y las fieras. Estos países se salvarán. ciego del triunfo. para caer con gloria estéril. Nos quedó el oidor. El genio hubiera estado en hermanar. las manos de petimetre y la frente de niño. arrollaba. el creador. en ir haciendo lado al negro suficiente. El pueblo natural. en países que venían al mundo con la alpargata en los pies y la vincha en la cabeza. contra su criatura. El campesino. con los calzones de Inglaterra. Pero "estos países se salvarán". Éramos una visión. solo y desconocido. con la caridad del corazón y con el atrevimiento de los fundadores. los bastones de oro. con las zarpas al aire. en estos tiempos reales. como anunció Rivadavia el argentino. y el prebendado. el que pecó de finura en tiempos crudos. nos daba vueltas alrededor. el hombre real. oteado. ni el libro yan- 8 . por la armonía serena de la Naturaleza. echaba al Cielo.

se saludan. daban la clave del enigma hispanoamericano. y los países venían cada año a menos. para ser viable. tiene que ser sincera y plena. Entienden que se imita demasiado. Los pueblos han de vivir criticándose. Leen para aplicar. El vino. ¡es nuestro vino! Se entiende que las formas de gobierno de un país han de acomodarse a sus elementos naturales. Se ponen en pie los pueblos. de la razón contra el cirial. y que la salvación está en crear. bullendo y rebotando por las venas. y se saludan. Los jóvenes de América se ponen la camisa al codo. Cansados del odio inútil. a probar el amor. los hombres nuevos americanos. se empieza. que las ideas absolutas. de plátano. de un pueblo a otro. Estrategia es política. El general sujeta en la marcha la caballería al paso de los infantes. Se probó el odio.qui. pero el pensamiento empieza a ser de América. E1 tigre de adentro se entra por la hendija. para no caer por un yerro de forma. le envuelve el enemigo la caballería. ¡Bajarse hasta los infelices y alzarlos en los brazos! ¡Con el fuego del corazón deshelar la América coagulada! ¡Echar. "¿Cómo somos?" se preguntan. Los dramaturgos traen los caracteres nativos a la 9 . y el tigre de afuera. pero con un solo pecho y una sola mente. y si sale agrio. del imperio imposible de las castas urbanas divididas sobre la nación natural. que si la república no abre los brazos a todos y adelanta con todos. Crear es la palabra de pase de esta generación. porque la crítica es la salud. han de ponerse en formas relativas. muere la república. tempestuosa o inerte. Los economistas estudian la dificultad en sus orígenes. de la resistencia del libro contra la lanza. Los oradores empiezan a ser sobrios. Cuando aparece en Cojímar un problema. y unos a otros se van diciendo cómo son. no va a buscar la solución a Danzig. de la ciudad contra el campo. O si deja a la zaga a los infantes. como sin saberlo. la sangre natural del país! En pie. Surgen los estadistas naturales del estudio directo de la Naturaleza. Las levitas son todavía de Francia. que la libertad. pero no para copiar. hunden las manos en la masa y la levantan con la levadura de su sudor. con los ojos alegres de los trabajadores.

enemigo de la libertad. continua y discreta. con que se la pudiera encarar y desviarla. centelleante y cernida. métodos e intereses entre los dos factores continentales. o la discordia parricida de nuestra América. La poesía se corta la melena zorrillesca y cuelga del árbol glorioso el chaleco colorado. que no dé tiempo a la prueba de altivez. nuestra América. Otras. aprenden indio. en la guerra rapaz contra el vecino. olvidando que Juárez paseaba en un coche de mulas. sino de la diferencia de orígenes. con la escopeta y la ley. la tradición de conquista y el interés de un caudillo hábil. pudre al hombre liviano y abre la puerta al extranjero. a recobrar.escena. con el espíritu épico de la independencia amenazada. Las academias discuten temas viables. o el que pudieran lanzarla sus masas vengativas y sórdidas. ante los pueblos atentos del Universo. como su decoro de república pone a la América del Norte. Otras crían. Otras. De todos sus peligros se va salvando América. a los pueblos viriles. el lujo venenoso. aman. el deber urgente de nuestra América es enseñarse como es. y sólo aman. y es la hora próxima en que se le acerque demandando relaciones íntimas. Pero otro peligro corre. un freno que no le ha de quitar la provocación pueril o la arrogancia ostentosa. va cargada de idea. Y como los pueblos viriles. por el predominio de lo más puro de su sangre. Sobre algunas repúblicas está durmiendo el pulpo. la soldadesca que puede devorarlas. que se han hecho de sí propios. como la hora del desenfreno y la ambición. vencedora veloz de un pasado sofo- 10 . Otras acendran. la América del Norte. con prisa loca y sublime. de que acaso se libre. acaso. que no le viene de sí. una en alma e intento. en las repúblicas de indios. los siglos perdidos. el carácter viril. un pueblo emprendedor y pujante que la desconoce y la desdeña. no está tan cercana aún a los ojos del más espantadizo. La prosa. ponen coche de viento y de cochero a una bomba de jabón. por la ley del equilibrio. se echan a pie a la mar. Los gobernadores.

ni ve la casa como nosotros la vemos. Los pueblos han de tener una picota para quien les azuza a odios inútiles. la conozca pronto.cante. No hay odio de razas. porque no habla nuestro idioma. Se ha de tener fe en lo mejor del hombre y desconfiar de lo peor de él. de los cuerpos diversos en forma y en color. ni se nos parece en sus lacras políticas. Si no. y urge. en el amor victorioso y el apetito turbulento. caracteres peculiares y activos. ni tiene 11 . la identidad universal del hombre. igual y eterna. que el país fuerte declara perecederas e inferiores. que no la conoce. aisladas y débiles. y otra para quien no les dice a tiempo la verdad. es el peligro mayor de nuestra América. tal vez. Por el respeto. Ni ha de suponerse. que el vecino la conozca. los pensadores de lámparas. luego que la conociese. y la de las venas que nos dejaron picadas nuestros dueños. manchada sólo con sangre de abono que arranca a las manos la pelea con las ruinas. donde resalta. El alma emana. a poner en ella la codicia. Pensar es servir. que son diferentes de las nuestras. que el viajero justo y el observador cordial buscan en vano en la justicia de la naturaleza. para que no la desdeñe. en un período de desorden interno o de precipitación del carácter acumulado del país. en la cercanía de otros pueblos diversos. que del estado latente de preocupaciones nacionales pudieran. de ideas y de hábitos. Peca contra la humanidad el que fomente y propague la oposición y el odio de las razas. una maldad ingénita y fatal al pueblo rubio del continente. de vanidad y de avaricia. de ensanche y adquisición. Hay que dar ocasión a lo mejor para que se revele y prevalezca sobre lo peor. Pero en el amasijo de los pueblos se condensan. sacaría de ella las manos. Los pensadores canijos. porque no hay razas. enhebran y recalientan las razas de librería. Por ignorancia llegaría. El desdén del vecino formidable. por antipatía de aldea. lo peor prevalece. porque el día de la visita está próximo. trocarse en amenaza grave para las tierras vecinas.

por el camino abonado por los padres sublimes. regó el Gran Semí. la generación actual lleva a cuestas. ni se han de esconder los datos patentes del problema que puede resolverse. con el estudio oportuno y la unión tácita y urgente del alma continental. ni mira caritativo. para la paz de los siglos. sentado en el lomo del cóndor. a los que.en mucho a los hombres biliosos y trigueños. la semilla de la América nueva ! 12 . por las naciones románticas del continente y por las islas dolorosas del mar. suben a tramos heroicos la vía de las repúblicas. ¡Porque ya suena el himno unánime. la América trabajadora. del Bravo a Magallanes. desde su eminencia aún mal segura. con menos favor de la historia.

y es mucha la ignorancia que pasa por sabiduría. por negro. Pero ahí acaba el racismo justo. y si a esa defensa de la naturaleza se la llama racismo. porque es pura justicia y ayuda a quitar prejuicios al blanco ignorante. puesto que los galos blancos. que es el dere- 13 . se vendieron como siervos. de un pueblo naturalmente dividido. ¿A qué blanco sensato le ocurre envanecerse de ser blanco.Mi raza Esa de racista está siendo una palabra confusa y hay que ponerla en claro. en los mercados de Roma. se dice la verdad. aparta o acorrala es un pecado contra la humanidad. El negro. eso es racismo bueno. porque la injusticia de este mundo es mucha. y qué piensan los negros del blanco que se envanece de serlo y cree que tiene derechos especiales por serlo? ¿Qué han de pensar los blancos del negro que se envanece de su color? Insistir en las divisiones de raza. y aún hay quien crea de buena fe al negro incapaz de la inteligencia y corazón del blanco. porque no es más que decoro natural y voz que clama del pecho del hombre por la paz y la vida del país. peca por redundante el blanco que dice: "Mi raza". Todo lo que divide a los hombres. que están en el mayor acercamiento de los factores que han de vivir en común. Si se dice que en el negro no hay culpa aborigen ni virus que lo inhabilite para desenvolver toda su alma de hombre. no es inferior ni superior a ningún otro hombre. es dificultar la ventura pública y la individual. con la argolla al cuello. E1 hombre no tiene ningún derecho especial porque pertenezca a una raza o a otra: dígase hombre. y ya se dicen todos los derechos. no importa que se la llame así. todo lo que especifica. de ojos azules y cabellos de oro. no acusa inferioridad la raza esclava. y ha de decirse y demostrarse. Si se aleja de la condición de esclavitud. peca por redundante el negro que dice: "Mi raza". en las diferencias de raza.

más que negro. ¿qué derecho tiene para quejarse del racista blanco? El hombre blanco que. que le cree a su raza derechos superiores. en los partidos diversos en que se agrupan los hombres. abnegados o egoístas. Lo semejante esencial se busca y halla por sobre las diferencias de detalle. han subido juntas por los aires. más que mulato. ¿qué derechos tiene para quejarse del racista negro que también le vea especialidad a su raza? El racista negro. que ve en la raza un carácter especial. La paz pide los derechos comunes de la naturaleza. La afinidad de los caracteres es más poderosa entre 14 . contrarios a la naturaleza. cuando lo que acaso proclama únicamente en esta forma errónea es la identidad espiritual de todas las razas. autoriza y provoca al racista blanco. Los partidos políticos son agregados de preocupaciones. Pero en suma. de aspiraciones. En los campos de batalla murieron por Cuba. de lealtad. Los negros. En la vida diaria de defensa. El hombre negro que proclama su raza. se cree superior al hombre negro. se dividen por sus caracteres. aunque en lo incidental o en lo postergable al móvil común difieran. las almas de los blancos y de los negros. E1 racista blanco. En Cuba no hay temor a la guerra de razas. tímidos o valerosos. al lado de cada blanco hubo siempre un negro. de astucia. superior como factor de unión a las relaciones internas de un color de hombres graduado y en su grado a veces opuesto. El negro que se aísla. admite la idea de la raza y autoriza y provoca al racista negro. provoca a aislarse al blanco. El blanco que se aísla. Hombre es más que blanco. de hermandad. como los blancos. la semejanza de los caracteres. decide e impera en la formación de los partidos. y lo fundamental de los caracteres análogos se funde en los partidos. de intereses y de caracteres. por razón de su raza. son enemigos de la paz. aísla al negro.cho del negro a mantener y a probar que su color no le priva de ninguna de las capacidades y derechos de la especie humana. los derechos diferenciales.

no habló nunca de blancos ni de negros. desde la primera constitución de la independencia el 10 de abril en Guáimaro. se tratarán con lealtad y ternura. concedidos ya de pura astucia por el Gobierno español e iniciados en las costumbres antes de la independencia de la Isla.los hombres que la afinidad del color. no podrán ya ser negados. blancos y negros. Los negros. Los hombres verdaderos. Los derechos públicos. negros o blancos. La República no se puede volver atrás. jamás se podrán ligar. ni por la independencia. En Cuba no hay nunca guerra de razas. Los hombres de pompa e interés se irán de un lado. distribuido en las mismas especialidades. ni por el español que los mantendrá mientras aliente en Cuba para seguir dividiendo al cubano negro del cubano blanco. Dos racistas serían igualmente culpables: el racista blanco y el racista negro. 15 . y la República. Muchos blancos se han olvidado ya de su color. contra el blanco. y los hombres generosos y desinteresados se irán de otro. La palabra racista caerá de los labios de los negros que la usan hoy de buena fe. blancos o negros. por el triunfo del trabajo creador y de la caridad sublime. para negar al negro la plenitud de sus derechos de hombre. cuando entiendan que ella es el único argumento de apariencia válida y de validez en hombres sinceros y asustadizos. y muchos negros. Los negros están demasiado cansados de la esclavitud para entrar voluntariamente en la esclavitud del color. que no podría negar en la libertad los derechos que el español reconoció en la servidumbre. Juntos trabajan. ni desearán ligarse. negro o blanco. por la propagación de la virtud. desde el día único de redención del negro en Cuba. por el gusto del mérito y el orgullo de todo lo que honre la tierra en que nacimos. por el cultivo de la mente. distribuidos en las especialidades diversas u hostiles del espíritu humano.

la prueba patente y continua de cultura y el comercio inexorable acabarán de unir a los hombres. cada cual será libre en lo sagrado de la casa. El mérito.Y en lo demás. En Cuba hay mucha grandeza en negros y blancos. 16 .

o a un alocado de poder. por este pueblo de amor que han levantado cara a cara del dueño codicioso que nos acecha y nos divide. ni al cordial Carbonell. en donde se aprueba la fuerza libre de nuestra patria trabajadora. No nos reúne aquí. y traigo la paloma. sino que todas las gracias de mi alma les daré. por este pueblo culto. Y ahora. que es respuesta de sobra a los desdeñosos de este mundo. con la mesa de pensar al lado de la de ganar el pan. después de evocado su amadísimo nombre. daré gracias por la hospitalidad magnífica de sus palabras. ni la respuesta siempre pronta. el respeto periódico a una idea de que no se puede abjurar sin deshonor. puestos los ojos más arriba de nuestras cabezas y el corazón entero sacado de mí mismo. y en ellos a cuantos tienen aquí las manos puestas a la faena de fundar. la primera palabra. o a un héroe que no corona el ansia inoportuna de morir con el heroísmo superior de reprimirla. derramaré la ternura de mi alma sobre estas manos generosas que ¡no a deshora por cierto! acuden a dármele fuerzas para la agonía de la edificación. y alzado sobre corazones. Yo abrazo a todos los que saben amar. De altar se ha de tomar a Cuba. ahora. no daré gracias egoístas a los que creen ver en mí las virtudes que de mí y de cada cubano desean. de puro esfuerzo y como a regañadientes. para levantarnos sobre ella. y el fuego de su cariño generoso. y a veces demasiado pronta. y no de pedestal. por este pueblo de virtud. por este templo orlado de héroes. de los corazones patrios a un solicitante de fama. para ofrendarle nuestra vida. o a un menestero- 17 . Yo traigo la estrella. ni al bravo Rivero. y truenos de Mirabeau junto a artes de Roland.Con todos y para el bien de todos Cubanos: Para Cuba que sufre. en mi corazón.

ni insensata ni tímida. fomentadas por un interés notorio o encubierto. juntos para ahora y para después. 18 . ese sería el bien que yo prefiriera: yo quiero que la ley primera de nuestra república sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre. y sin el que los demás bienes serían falaces e inseguros. por los avisos sagrados del corazón. ni calumnias. Porque si en las cosas de mi patria me fuera dado preferir un bien a todos los demás. O la república tiene por base el carácter entero de cada uno de sus hijos. este viril tributo de cada cubano a otro. ni tesón en desacreditar. ni largas y astutas preparaciones para el día funesto de la ambición. Ni misterios. juntos en esta noche de fuerza y pensamiento. a los que se valen del anhelo de ella para desviarla en beneficio propio. el ejercicio íntegro de sí y el respeto. ni sobreculta ni inculta. para la defensa de las libertades: sáquese a lucir. a la verdad. un bien fundamental que de todos los del país fuera base y principio. Levántese por sobre todas las cosas esta tierna consideración. juntos para mientras impere el patriotismo. y amo aún más a mi patria desde ahora. Se me hincha el pecho de orgullo. y creo aún más desde ahora en su porvenir ordenado y sereno. y a vibrar como el rayo. y síganla. en el porvenir. ni es este noble pueblo que lo reciba pueblo de gente servil y llevadiza. a los cubanos que ponen su opinión franca y libre por sobre todas las cosas.so que bajo la capa de la patria anda sacando la mano limosnera. En la mejilla ha de sentir todo hombre verdadero el golpe que reciba cualquier mejilla de hombre: envilece a los pueblos desde la cuna el hábito de recurrir a camarillas personales. los hombres honrados. redimido del peligro grave de seguir a ciegas. y a incendiar las almas. creo aún más en la república de ojos abiertos. Ni el que viene se afeará jamás con la lisonja. como de honor de familia. -y a un cubano que se las respeta. desde que veo. ni togada ni descuellada. libres. el hábito de trabajar con sus manos y pensar por sí propio. en nombre de la libertad.

y donde no se olvida sin castigo. y no para acorralarlos. que es ya tan bella. o la hacienda sangrienta de Rosas. o lo ensangriente el crimen! ¡Co- 19 . ni qué sabor tan puro sobre el de la palabra misma de hombre. Para libertar a los cubanos trabajamos. que si se la pronuncia como se debe. la pasión. y porque por ella veré bravo y rebelde a un corazón cubano! ¡Unámonos. ¡Para ajustar en la paz y en la equidad los intereses y derechos de los habitantes leales de Cuba trabajamos. y no para sueños. y es trono o cumbre de monte la naturaleza! ¡Se dice cubano. cerrémosle el paso a la república que no venga preparada por medios dignos del decoro del hombre. que han venido a tiempo a robustecer mis manos incansables en el servicio de la verdadera libertad. juntemos las manos. ¡Muérdanmelas los mismos a quienes anhelase yo levantar más. a la boca del continente. o la ira lo enfurezca. en esta fe. y no para erigir. porque me viene de la furia de mi propia tierra. para el bien y la prosperidad de todos los cubanos! ¡De todos los cubanos! ¡Yo no sé qué misterio de ternura tiene esta dulcísima palabra.-o la república no vale una lágrima de nuestras mujeres ni una sola gota de sangre de nuestros bravos. y una dulzura como de suave hermandad se esparce por nuestras entrañas. y se abre sola la caja de nuestros ahorros. en fin. por el decoro del hombre. donde todos las vean. de la república. aunque el pecado lo trastorne. la mayordomía espantada de Veintimilla.al ejercicio íntegro de los demás. en prenda de esa decisión. ante todo. Para verdades trabajamos. o la ignorancia lo extravíe. y echa las alas el corazón enamorado para amparar al que nació en la misma tierra que nosotros. y nos apretamos para hacer un puesto más en la mesa. y ¡no miento! amaré la mordida. parece que es el aire como nimbo de oro. o el Paraguay lúgubre de Francia! ¡Mejor caer bajo los excesos del carácter imperfecto de nuestros compatriotas que valerse del crédito adquirido con las armas de la guerra o las de la palabra que rebajarles el carácter! Este es mi único título a estos cariños.

y otras causas maléficas no han logrado por fin dividir. mordido de todas partes por la gangrena que empieza a roer el corazón. créese. donde el dueño corrompido pudre cuanto mira. acá no hay palabra que se asemeje más a la luz del amanecer. eso es la emigración cubana entera. para darnos luego trabajo de piedad.. de afuera y de adentro. que esta palabra inefable y ardiente de cubano! ¡Porque eso es esta ciudad. distinta de aquella alma casera y magnánima de nuestros padres e hija natural de la miseria que ve triunfar al vicio impune. del acercamiento continuo y creciente de los cubanos de afuera. de familia sin gusto. y de la cultura inútil. acomodando el alma. tan bien veladas allí en unos por la desesperación y en otros por el goce babilónico. un alma hosca. a las realidades todas.. acá en la soledad. que los errores de los diez años y las veleidades naturales de Cuba. que sólo halla empleo en la contemplación sorda de sí misma! ¡Acá. con las manos firmes que pide el buen cariño. donde vigilamos por los ausentes. eso es lo que venimos haciendo en estos años de trabajo sin ahorro. de la fe determinada y metódica de nuestros espíritus. hay que llevar la patria piadosa y previsora que aquí se levanta! ¡A lo que queda de patria allí.. que con ser grandes certezas y grandes esperanzas y grandes peligros. hay que juntar la patria amiga donde hemos ido. un alma cubana nueva.mo que unos brazos divinos que no vemos nos aprietan a todos sobre un pecho en que todavía corre la sangre y se oye todavía sollozar el corazón! ¡Créese allá en nuestra patria. donde reponemos la casa que allá se nos cae encima. son. de vida sin sabor. aun para los expertos. poco menos que desconocidas! ¿Pues qué saben allá de esta noche gloriosa de resurrección. de muerte disimulada! ¡A la patria que allí se cae a pedazos y se ha quedado ciega . ni consuelo que se entre con más dicha por nuestro corazón. erizada y hostil. sino allegar tan íntima y cariñosa- 20 . donde creamos lo que ha de reemplazar a lo que allí se nos destruye.

la tarea única de nuestro deber. y un sol que va naciendo. de tierra en tierra. y aconsejando. en esta otra fe: con todos. pero no ha sido esa tarea menor. que no se ve sino un águila que sube. aquellos residuos inevitables de las crisis revueltas que son necesarias para constituirlas. entre el país desesperado y los emigrados que esperan? ¿Qué saben de este carácter nuestro fortalecido. y no nos la mate. ¡Ni los bravos de la guerra que me oyen tienen paces con estos análisis menudos de las cosas públicas. porque al entusiasta le parece crimen la tar- 21 . como cabe en lo humano. y de mero resultado y oportunidad. de modo que la respete y la desee y la ayude la patria. y vigilando. de la guerra próxima. y se oye en el viento ruido de ayudantes que pasan llevando órdenes. y fiero. -e irla limpiando. por local o por personal o por incompleta. y acelerar las felices. pero los muertos están mandando. para el reconocimiento y la práctica franca de las libertades verdaderas. y para todos: la guerra inevitable. e inevitable. el enemigo: la revolución de justicia y de realidad. y disciplinar nuestras almas libres en el conocimiento y orden de los elementos reales de nuestro país. para que quepan en ella sin peligro. y los vivos los oyen. y un ejército que avanza? ¿Qué saben allá de estos tratos sutiles. del que le espera con los brazos abiertos en la aurora? Cargar barcos puede cualquier cargador. en flor. cubanos. del desamor y del descuido y de los celos que la pudiesen poner donde sin necesidad ni excusa nos pusieron la anterior. y los obedecen. que nadie prepara ni puede detener. y poner mecha al cañón cualquier artillero puede. que vamos a llevarles? ¿Qué sabe el que agoniza en la noche. y trabajador. sino la de evitar las consecuencias dañinas. y en el trabajo que es el aire y el sol de la libertad. por la prueba cruenta y el ejercicio diario? ¿Qué saben del pueblo liberal. ¡Y las manos nos dolerán más de una vez en la faena sublime. junto a las fuerzas creadoras de una situación nueva.mente. y de pabellones que se despliegan! ¡Unámonos.

menos sorprendido hoy. la guerra de la necesidad. agrio como aquí vive y taciturno. y la independencia se ha de buscar con alma entera de hombre. meras formas. Su derecho de hombres es lo que buscan los cubanos en su independencia. sino la esencia y 22 . en este nuevo sacrificio. ni en esperanzas locas! ¡Que afuera tenemos el amor en el corazón. vuelve a nosotros los ojos! ¡Que los niños ensayan en los troncos de los caminos la fuerza de sus brazos nuevos! ¡Que las guerras estallan. ni en competencias de mando. las masas confusas! ¡Que el enemigo. los menos necesitados de justicia. que aquí oye atenta. los ojos en la costa. ¡Que Cuba. menos interesado. ni en envidias de pueblo. ha de suceder. con novedades de uniforme yanqui. no tiene en la tierra los caudales que hubo de defender la vez pasada. si no le diese su pujanza aquel amor inteligente y fuerte del derecho por donde las almas más ansiosas de él recogen de la sepultura el pabellón que dejaron caer. la mano en la América. al pie de una palma! ¡Es el sueño mío. nutrido en sus leyendas. por insistencia de los males públicos. peleando por el país. las palmas son novias que esperan: y hemos de poner la justicia tan alta como las palmas! Eso es lo que queríamos decir. desolada.danza misma de la sensatez en poner por obra el entusiasmo. ni hemos de entretenernos tanto como entonces en dimes y diretes de localidad. ni el niño. de la impaciencia de un valiente o de un grano de maíz! ¡Que el alma cubana se está poniendo en fila. piensa en más que en lo hermoso de morir a caballo. y el arma al cinto! ¿Pues quién no lee en el aire todo eso con letras de luz? Y con letras de luz se ha de leer que no buscamos. que vendría floja y sin probabilidad de vencer. como al alba. sueña más que en volver a pisar la tierra propia. y se ven ya. que cayó en el desorden. es el sueño de todos. donde no ha de vivir su compañero. hermano o hijo de mártires y de héroes. A la guerra del arranque. ni nuestra mujer. ni la perpetuación del alma colonial en nuestra vida. cansados del primer esfuerzo. cuando hay causas para ella.

y de los modos equitativos de ajustar los conflictos de sus intereses. -ni de parte de otros aquel robo al hombre que consiste en pretender imperar en nombre de la libertad por violencias en que se prescinde del derecho de los demás a las garantías y los métodos de ella. que olvidan cómo es necesario contar con lo que no se puede suprimir. so pretexto de que los pueblos. cuando el reconocimiento cordial del decoro de cada cubano. Por supuesto que se nos echarán atrás los petimetres de la política. y del alarido y el desgarramiento sublime. sin miedo canijo de unos a la expresión saludable de todas las ideas y el empleo honrado de todas las energías. ¡Todo tiene la entraña fea y sangrienta. aunque no huela a clavellina. no dan siempre olor de clavellina. y cuélguese al 23 . en el sudor de la creación. hecho como estoy a saber que lo más santo se toma como instrumento del interés por los triunfadores audaces de este mundo. es fango en las artesas el oro en que el artista talla luego sus joyas maravillosas.realidad de un país republicano nuestro. y las fuerzas magníficas y corrientes de fuego que en el horno del sol se precipitan y confunden. como entra en la res el carnicero. nace el hombre del dolor y la tiniebla del seno maternal. quite razón a aquellos consejeros de métodos confusos que sólo tienen de terribles lo que tiene de terca la pasión que se niega a reconocer cuanto hay en sus demandas de equitativo y justiciero. de lo fétido de la vida saca almíbar la fruta y colores la flor. no parecen de lejos a los ojos humanos sino manchas! ¡Paso a los que no tienen miedo a la luz: caridad para los que tiemblan de sus rayos! Ni vería yo esa bandera con cariño. Todo lo verdadero es santo. ¿Y qué le hemos de hacer? ¡Sin los gusanos que fabrican la tierra no podrían hacerse palacios suntuosos! En verdad hay que entrar con la camisa al codo. ¡Clávese la lengua del adulador popular. -y que se pondrá a refunfuñar el patriotismo de polvos de arroz. si no creyera que en sus pliegues ha de venir la libertad entera.

y de su idea propia y de su naturaleza activa. que lo conozca todo. los políticos de papel. ¡No desconozca el pudiente el poema conmovedor. quien no sepa que hay en ella.viento como banderola de ignominia. o levantándoles l ira: -y al lado de la a lengua de los aduladores. una enérgica suma de aquella libertad original que cría el hombre en sí. de los hijos que no tienen lo que tienen los hijos de los otros por el mundo! ¡Valiera más que no se desplegara esa bandera de su mástil. Con esta libertad real y pujante. -y la de los que toman por pretexto las exageraciones a que tiene derecho la ignorancia. del que se tiene que cavar el pan que come. lloroso el corazón. y el sacrificio cruento. No juzgue de prisa el de arriba. donde sea castigo de los que adelantan sus ambiciones azuzando en vano la pena de los que padecen. si no hubiera de amparar por igual a todas las cabezas! Muy mal conoce nuestra patria. para negarse a acatar lo que hay de dolor de hombre y de agonía sagrada en las exageraciones que es más cómodo excomulgar. de su sufrida compañera. u ocultándoles verdades esenciales de su problema. a los jueces de la vida. del jugo de la tierra y de las penas que ve. clávese la de los que se niegan a la justicia! ¡La lengua del adulador se clave donde todos la vean. para que aprendan justicia. que estudiar. No censure el celoso el bienestar que envidia en secreto. El que juzgue de todo. y que no puede acusar quien no ponga todos los medios de hacer cesar la ignorancia. y no vamos a querer go- 24 . ni por un lado: no juzgue el de abajo por un lado ni de prisa. la conoce muy mal. coronada de corona que el injusto no ve. con el dolor humano hasta los codos! En el presidio de la vida es necesario poner. de toga y birrete. han de contar más los políticos de carne y hueso que con esa libertad de aficionados que aprenden en los catecismos de Francia o de Inglaterra. que sólo puede pecar por la falta de la cultura que es fácil poner en ella. como alma de lo presente y garantía de lo futuro. Hombres somos.

por este ardor de humanidad igualmente sincero en los que llevan el cuello alto. sino trabajo de nuestras cabezas. ni hay que regañar. y los cubanos que han puesto en el estudio la pasión que no podían poner en la elaboración de la patria nueva. Muy mal conoce a nuestro pueblo quien no observe en él como a la par de este ímpetu nativo que lo levanta para la guerra y no lo dejará dormir en la paz. sin historia y sin libros. venida del dolor común. como la madre. cubanos. sacado del molde de nuestro país. Eso mismo que hemos de combatir. la mano de la colonia que no dejará a su hora de venírsenos encima. fecundadas por el amor al hombre. donde se vea la mano bien: ¿mano o guante? -Pero no hay que temer en verdad. porque la moda manda lucir el cuello hermoso. humanas y cultas. hay que decirle a la luz. sin el cual la inteligencia no es más que azote y crimen. ¿Locomotora con caldera que la haga andar. porque tienen alta la nuca natural. aquéllos a quienes pudiese divorciar el diverso estado de cultura -sujetará nuestra Cuba. se ha criado con la experiencia y el estudio.biernos de tijeras y de figurines. y sin freno que la detenga a tiempo? Es preciso. Tan necesario es a los pueblos lo que sujeta como lo que empuja: tan necesario es en la casa de familia el padre. Hay política hombre y política mujer. libre en la armonía de la equidad. cubanos. -una concordia tan íntima. entre los cubanos de derecho natural. en 25 . un cúmulo de fuerzas de orden. siempre temerosa. siempre activo. por esta patria vehemente en que se reúnen con iguales sueños. -una hermandad tan ferviente entre los esclavos ínfimos de la vida y los esclavos de una tiranía aniquiladora. eso mismo nos es necesario. y con igual honradez. -que por este amor unánime y abrasante de justicia de los de un oficio y los de otro. y cierta ciencia clara que da nuestra tierra hermosa. -una falange de inteligencias plenas. disfrazada con el guante de la república. ¡Y cuidado. que hay guantes tan bien imitados que no se diferencian de la mano natural! A todo el que venga a pedir poder. y los que lo llevan bajo.

al desorden de nuestras esperanzas? Pues miro yo a esta sala. sin excepciones apenas. y lo que habrían de contar las autoridades viejas con las autoridades vírgenes. me vuelvo a los que nos quieren asustar con el sacrificio mismo que apetecemos. y en cierto modo ungidos por el desdén diario de la muerte? Pues no conozco yo lo que tiene de brava el alma cubana. y de sagaz y experimentado el juicio de Cuba. esa traición inicua a su país. a lo que habremos de temer? ¿Al decaimiento de nuestro entusiasmo. al poco número de los infatigables. y digo: «Mienten». ¿Tendremos miedo a los hábitos de autoridad contraídos en la guerra. y la caldera en la otra. 26 . al que diga que de nuestros veteranos hay que esperar ese amor criminal de sí. y digo: -«Mienten». muy buenos por cierto. como que conozco todo eso. ya no tienen en Cuba zapatos sino los cómplices y los ladrones? ¡Pues como yo sé que el mismo que escribe un libro para atizar el miedo a la guerra. Y por ahí padecen los pueblos: por el exceso de freno. ese postergamiento de la patria a su interés. pues. y siento firme y estable la tierra bajo mis pies. o. y por el exceso de caldera. el miedo a andar descalzo. y sé que Cuba está otra vez llena de jutías. y les digo: -«Mienten». Y miro a mi corazón. dijo en versos. azuzado por gente impura que está a paga del gobierno español. y aquel admirable concierto de pensamiento republicano y la acción heroica que honra. que no es más que un corazón cubano. que la jutía basta a todas las necesidades del campo en Cuba.cosas de pueblos. llevar el freno en una mano. a los cubanos que cargaron armas. a lo ilusorio de nuestra fe. le digo: -«¡Mienten!» ¿O nos ha de echar atrás el miedo a las tribulaciones de la guerra. ¿A qué es. que es un modo de andar ya muy común en Cuba. porque entre los ladrones y los que los ayudan.

¿Al que más ha sufrido en Cuba por la privación de la libertad le tendremos miedo. al catalán que juraba y votaba porque no quería el criollo huir con sus vestidos. superior al apego a una patria incapaz e injusta. con la sentencia de muerte en vida con que vienen al mundo los cubanos? ¿Temer al español liberal y bueno. al negro generoso. y por sus hijos? ¿Al español llano. y busca con nosotros una patria en la justicia. Otros le teman: yo lo amo: a quien diga mal de él. nada más que por nuestras envidias? ¿Al español que tiene en el Sardinero o en la Rambla su caudal y se irá con su caudal. sino por nuestras envidias. al español que padece. por apego a la tierra o por la raíz de los hijos. del desamparo irremediable y el mísero porvenir de los hijos que le nacieron con el estigma de hambre y persecución. al hermano negro. me lo desconozca. que no nos pudo vencer por su valor. al gaditano que me velaba el sueño febril. a mi fiador montañés. a mi padre valenciano. junto a su mujer cubana. que sólo en la intensidad mayor y natural y útil se diferencia del amor a la libertad del cubano blanco: yo sé que el negro ha erguido el cuerpo noble. al gallego que muere en la nieve extranjera. en el país donde la sangre que derramó por ella se la hecho amar demasiado para amenazarla? ¿Le tendremos miedo al negro. que es su única patria. y está poniéndose de columna firme de las libertades patrias. al volver de dejar el pan del mes en la casa del gene- 27 . y por miedo al castigo opondrá poca resistencia. le digo a boca llena: -«Mienten». con el decreto de destierro en su propio país. ¿Al español en Cuba habremos de temer? ¿Al español armado. que ama la libertad como la amamos nosotros. más dentro de la virtud que las de blanco alguno que conozco: yo sé del amor negro a la libertad sensata. al malagueño que saca en sus espaldas del hospital al cubano impotente. o al que lo tiene en Cuba. que en los cubanos que murieron por él ha perdonado para siempre a los cubanos que todavía lo maltratan? Pues yo sé de manos de negro que están.

o la algazara de los que no gozan de una riqueza que sólo se puede mantener por la complicidad con el deshonor o la amenaza de una turba obrera.ral en jefe de la guerra cubana? ¡Por la libertad del hombre se pelea en Cuba. Y a los lindoros que desdeñan hoy esta revolución santa cuyos guías y mártires primeros fueron hombres nacidos en el mármol y seda de la fortuna. con odio por corazón y papeluchos 28 . esta idea encendida de la redención decorosa. o creen que los pueblos son meros tableros de ajedrez. les decimos: -« ¡Mienten!» ¿Y temeremos a la nieve extranjera? Los que no saben bregar con sus manos en la vida. y de modo que se acendre y realce. a sabiendas. este deseo triste y firme de la guerra inevitable. o la correría de un general sin empleo. o están tan criados en la esclavitud que necesitan quien les sujete el estribo para salir de ella. y hay muchos españoles que aman la libertad! A estos españoles los atacarán otros: yo los ampararé toda mi vida! A los que no saben que esos españoles son otros tantos cubanos. esos buscarán en un pueblo de componentes extraños y hostiles la república que sólo asegura el bienestar cuando se le administra en acuerdo con el carácter propio. a fin de poner en paz el alma con quien puede mañana distribuir el poder. al dueño de hombres y a sus esclavos. el engaño de los que creen que este magnífico movimiento de almas. si ha puesto el pie en tierra este peleador o el otro. no es más que el tesón de un rezagado i n dómito. por la virtud redentora de las guerras justas. A quien crea que falta a los cubanos coraje y capacidad para vivir por sí en la tierra creada por su valor. y ya con ánimos de sumisión. a los olimpos de pisapapel. esta santa revolución que en el espacio más breve hermanó. o miden el corazón de los demás por su corazón espantadizo. a los alzacolas que fomentan. al primogénito heroico y al campesino sin heredad. que bajan de la trípode calumniosa para preguntar aterrados. le decimos: «Mienten».

herida en el corazón. y allegar con modos sinceros y para fin durable. basta de meras palabras! Para lisonjearnos no estamos aquí. desconcierto receloso. como del cabestro. y me parece que el mar que de allá viene. y convertido en orden entusiasta lo que era. a los desbandados. ni de salmodista. sofocada en los brazos que nos la estrujan y corrompen! ¡Allá está. y se prevé. presidiendo. que irá. que no es de presuntuoso. después de la catástrofe. atada a la silla de tortura. con cuya unión se puede llevar la guerra inminente al triunfo. y que pueden. y se ama! ¡Basta. o a olimpos. ¡Allá está. y creemos haber logrado suprimir o reprimir los vicios que causaron nuestra derrota.-les diremos: -«Mienten». hemos procurado la buena fe.por sesos. el arca de nuestra alianza. el tahalí. no se fundan pueblos! Delante de mí vuelvo a ver los pabellones. ni de teorizante. ni de cazanubes. y a alzacolas.¡Esta es la turba obrera. allá en lo hondo del alma. rompe la valla de la tierra ajena en que vivimos.-a lindoros. herida en la frente. para irnos enseñando a los desesperanzados.. bordado de mano de mujer. o el primer déspota encubierto que le pase por los ojos la bandera. a puro amor y paciencia hemos congregado lo que quedó disperso. en nuestra fuerza de idea y de acción. ¡Ahora. sino para palparnos los corazones. y revienta contra esas puertas sus olas alborotadas. el arenal redentor donde se edifica. y podemos ir al fin: conocemos el mal y veremos de no recaer. por donde la quiera llevar el primer ambicioso que la adule. cargado de esperanza y de dolor. Ya somos uno. donde se ha guardado la espada de Cuba. en nuestro tamaño real. el banquete donde las bocamangas de galón de oro ponen el vino del veneno en los labios de los hijos que se han olvidado de sus padres! ¡Y el padre murió cara a cara al alfé- 29 . en la virtud probada que asegura la dicha por venir. ni de pordiosero. a formar filas! ¡Con esperar. y ver que viven sanos. dando órdenes. los elementos conocidos o esbozados. ni de melómano. a los melancólicos.. y se perdona.

de una arremetida última de los corazones. se la oye gemir. alcémonos de manera que no corra peligro la libertad en el triunfo. en la bandera nueva. por el desorden o por la torpeza o por la impaciencia en prepararla. 30 . para la república verdadera. esta fórmula del amor triunfante: «Con todos.rez. ni el bueno ni el malo. de allí nos llama. alcémonos para darles tumba a los héroes cuyo espíritu vaga por el mundo avergonzado y solitario. a pudrirse a la orgía! ¡Basta de meras palabras! De las entrañas desgarradas levantemos un amor inextinguible por la patria sin la que ningún hombre vive feliz. alcémonos para que algún día tengan tumba nuestros hijos! Y pongamos alrededor de la estrella. los que por nuestra pasión por el derecho y por nuestro hábito del trabajo sabremos mantenerla. Allí está. nos la violan y nos la befan y nos la gangrenan a nuestros ojos. y para el bien de todos». y el hijo va. de brazo con el alférez. alcémonos. nos corrompen y nos despedazan a la madre de nuestro corazón! ¡Pues alcémonos de una vez.

Hoy el padre no trabajó mucho. como si fuera a tropezar con todo. O a veces. y las ges largas como un sable. y se le sienta al lado. ¡tiene que ver lo que escribe el padre cuando ha pensado mucho en la niña! El dice que siempre que le llega por la ventana el olor de las flores del jardín. o poniendo un libro sueco en español. se va despacio por el aire. como en una nube. entran en el cuarto de dormir el padre y la madre. allá en el trabajo. o se pone de repente como triste. Y le hace muchos rasgos a la letra. Y la niña se va. y escribe tan de prisa. y las oes le salen grandes como un sol. pero en seguida empieza a escribir. para comprar todo lo de la casa. La madre no tropieza. ¡Trabaja mucho el padre. que es como si la pluma fuera volando. como dos muchachos. en que ve uno vestidos muy bonitos. y las eses caen al fin de la palabra. o un caballo vivo de cola muy larga. piensa en ella. tan de prisa. cuando está trabajando cosas de números. o se le ve en la cara como una luz: y es que está pensando en su hija: se le cae la pluma de la mano cuando piensa así. o un cochecito con cuatro chivos blancos. le esconde el tintero: es sueño no más. como una hoja de palma. porque 31 .La muñeca negra De puntillas. para que repose un poco. y no puede ver a su hija cuando quiere! A veces. o una sortija con la piedra azul: sueño es no más. venir despacio. y las eles están debajo de la línea. El padre viene detrás. le da un beso en la frente. y que después tiene más fuerza y escribe mejor. de puntillas. que parece de luz todo: se va como una nube. Vienen riéndose. como esos que se tienen sin dormir. se ríe solo. le tira de la barba rubia. la ve venir. no más que sueño. Vienen de la mano. como si se fueran a clavar en el papel. pero dice el padre que es como si lo hubiera visto. para no despertar a Piedad. le quita la pluma. porque conoce el camino. como dos muchachones.

o si andaban escondidas por la cerradura algunas migajas de mazapán. a tiempo de ver a su hija dormida. en mesas y sillas. y le abrió la jaula al canario. señora lavandera. hundida en la almohada. el tocador de jugar! ¡Este padre ciego. no sabía. Por la ventana entra la brisa. que las muñecas tenían hambre! En otra silla está la loza. y se pinchó el dedo por cierto. Todos sus juguetes se los dieron aquella noche. mucha loza y muy fina. y le devolvió a la lavandera el gorro. y parece que juegan. porque tenía una mancha que no se veía apenas.tuvo que ir a una tienda: ¿a qué iría el padre a una tienda?: y dicen que por la puerta de atrás entró una caja grande: ¿qué vendrá en la caja?: ¡a saber lo que vendrá!: mañana hace ocho años que nació Piedad. ¡eso es. lleno de almendras y mazapanes: boca abajo está el baúl. La madre a todo dice que sí. cuando se va ya la nieve. Ella sí vio que la casa estaba como el primer día de sol. con su bombillo de color de ópalo. pero. porque están alrededor todos los juguetes. una luz como la de las estrellas. Y el padre llegó muy temprano del trabajo. ¡Al suelo. que tropieza con todo! Pero la niña no se ha despertado. y otro una uva: da en el plato ahora la luz. el gorro ha de estar sin mancha!» Piedad no sabía. y otro un higo. de puntillas. hoy. y en cada plato una fruta pintada: un plato tiene una cereza. la cabecita rubia. las mariposas que no se ven. en el plato del higo. que viene de la lámpara de velar. Pero se ve. y se 32 . El cuarto está a media luz. de seguro. para un ramo que hizo. y les salen las hojas a los árboles. y recortando en figura de flores los nabos y las zanahorias. A la cama no se puede llegar. una flor muy hermosa. El cocinero está haciendo un pastel. y se puso el vestido nuevo. En una silla está el baúl que le mandó en pascuas la abuela. como si lo hubieran sacudido. Le da en el cabello la luz. por querer coger. todos. Y la madre y el padre vienen andando. «¡hoy. La criada fue al jardín. parece una rosa la mano. La luz le da en la mano ahora. a ver si caía alguna almendra de un rincón. La madre lo abrazó cuando lo vio entrar: ¡y lo abrazó de veras! Mañana cumple Piedad ocho años. con el cabello dorado.

Hay visitas. y muy abierto. y no tiene banqueta de tornillo. con su muñequita de trapo. con lo de abajo forrado de azul. y son de pelo de veras. con los pies en el asiento: y la señora mayor. porque del sofá se resbala. y está en el sofá. y al lado una muñeca de traje rosado. y forrada de rosa. en una silla roja: el tocador está entre la cama y la cuna. y el gran juego. y zapatos dorados. y el mosquitero encima: la mesa del tocador es una cajita de cartón castaño. El piano es de madera. junto a una gota de sangre.ven como chispas de estrella: ¿cómo habrá venido esta estrella a los platos?: «¡Es azúcar!» dice el pícaro padre: «¡Eso es. está en el velador. que eso es poco lujo. la que trae gorra color de oro. y encima un encaje. con el pie hecho de un carretel de hilo. tapada hasta la nariz. puesta boca abajo: en un sillón blanco están sentadas juntas. con las teclas pintadas. y el espejo es de los buenos. y el levantapiés es una cajita de paja japonesa. con la aguja clavada. y se sientan sin doblarse. a dos por un centavo. y allí está 1a chambra empezada a coser. tiene su levantapiés. y el suelo está por allí lleno de recortes. para la espalda. sino una de espaldar. y la tapa cosida por un lado. El costurero está en otra silla. con los brazos muy tiesos. con su cama de la madre. Hay un cuadro en la sala. de las que traen los muñecos aguadores de México: y alrededor unos papelitos doblados que son los libros. Pero la sala. por supuesto. como de quien ha trabajado de verdad. allá contra la pared. de los que vende la señora pobre de la dulcería. de colcha de flores. con ropones de seda lila de cuartos blancos. El rincón. dos hermanas de loza. 33 . «eso es que estuvieron las muñecas golosas comiéndose el azúcar». y tiene en medio una mesa. hecha de la caja de una sortija. el dedal está machucado ¡de tanto coser!: cortó la modista mucho. es el cuarto de dormir de las muñequitas de loza. con una jarra mexicana en medio. de seguro!»: dice la madre. que le salieron mal a la modista. porque del calicó que le dio la madre no queda más que un redondel con el borde de picos. al lado de la cama. La sala está en lo de delante del velador. y lo de arriba de una concha de nácar.

sin pelo. cuando yo fui a paseo. En el pilar de la cama. con la cara de abuelo que tenía cuando pasó el mar para pedir a los reyes de Europa que lo ayudaran a hacer libre su tierra: ésa es la sala. y las medias de encaje? «Yo te digo. Leonor. ¿qué pasa en esta casa?» Y a Piedad se le 34 . ¿para qué está ahí. porque dice que te he puesto muy fea con tantos besos. porque no te quieren: ¡a ver!. Los pájaros del jardín la despertaron por la mañanita. Leonor. los zapatos. En la casa hay algo. Leonor: tus ojos son los que quiero yo. con las cintas francesas: en su gran moña de los tres colores está adornando la sala el medallón.que tiene detrás. que vino de Francia a pelear porque los hombres fueran libres. un pomo de olor: y es una niña de sombrero colorado. oye a los pájaros que parece que tienen baile: dime. que te quiero peinar!:las niñas buenas se peinan en cuanto se levantan:¡a ver. ¡sentada aquí en mis rodillas. del lado del velador. Dímelo tú. está su muñeca negra. y otro pájaro responde. y que no tienes pelo. durmiendo en su brazo. con el delantal volándole por las piernas. oliendo a leche quemada y a vino dulce. al pie de la cama. que trae en los brazos un cordero. su vestidito nuevo. pero yo te quiero así. que ese lazo no está bien hecho!: y los dientes: déjame ver los dientes: las uñas: ¡Leonor. Leonor. y otro retrato del que inventó el pararrayos. Y en la almohada. para que no se caiga. Un pájaro llama. y la convidan a volar. de una fiesta que hubo. que aquí pasa algo. Leonor. ¡Mamá mala. porque con los ojos me dices que me quieres: te quiero mucho. Parece que se saludan los pájaros. y con la boca desteñida de los besos. y la cinta lila que compraron ayer. el vestidito color de perla. Leonor: tú no tienes mucho pelo. dime la verdad: oye. y la olla de plata en las dos manos. porque los pájaros se ponen así cuando el cocinero anda por la cocina saliendo y entrando. esas uñas no están limpias! Vamos. que no te dejó ir conmigo. está una medalla de bronce. tú que estuviste ayer en el cuarto de mamá. con el retrato de un francés muy hermoso. y el gran juego de Piedad. En la casa hay algo: porque si no. porque te he peinado mucho! La verdad.

ni una flor amarilla!: y luego venía la lavandera. de encaje como las mías!» Y el padre se sentó con ella en el sillón. y un vocerrón que venía tocando música en un cucurucho de papel. cuando le tenía ya una trenza hecha a Leonor. La primera era la criada. con el estandarte detrás. ¿quién sabe lo que sacó de una caja grande?: y se fue a la puerta con una mano en la espalda: y con el otro brazo cargó a su hija. una Piedad de vestido largo. como si se la hubieran peinado muy despacio. con colgaduras azules de flecos de oro. con el delantal de rizos de los días de fiesta. y le 35 . Lo que pasaba. con un diario y un bastón: y decía en el estandarte. ya la vi. lo mismo que el sol! ¡ya la vi. y se ponía a silbar: abría un libro. A cada momento se asomaba a la puerta. y la otra estaba toda alborotada. a la sala de los libros de su padre. a ver si Piedad venía: escribía. y se quedaba mirando a un retrato. lo mismo que el día de año nuevo. mamá. y la cofia de servir la mesa en los días de visita: traía el chocolate. mamá: si es de peto verde. a un retrato que tenía siempre en su mesa. y un estandarte que el cocinero le hizo. nada se le oyó decir. pero entonces. y se le quiso subir por el hombro. tiene el vestido rosado! ¡Dile que me la dé. y la llevaron. y los panes dulces en una cesta de plata: luego venía la madre.cayó el peine de la mano. con el gorro blanco que el cocinero no se quiso poner. Por la puerta venía la procesión. el chocolate con crema. «¡Es como el sol el pelo. Y cuando oyó ruido de pasos. que tenía muy peinada su barba rubia. debajo de una corona de pensamientos: «¡Hoy cumple Piedad ocho años!» Y la besaron. con un ramo de flores blancas y azules: ¡ni una flor colorada en el ramo. y la vistieron con el traje color de perla. y redondéandole las puntas. porque en un espejo había visto lo que llevaba en la otra mano el padre. de peto de terciopelo! ¡Como las mías son las medias. Luego dijo que sintió como que en el pecho se le abría una flor. y mucha gente con alas: luego dijo todo eso. y poniendo cada hebra en su lugar. Hasta que Piedad dio un salto en sus brazos. allí lo veía ella. y era como Piedad. y como que se le encendía en la cabeza un palacio.

de cara contra el árbol. y la madre estaba como más alta. sí me ha gustado mucho. Vamos. Y en mucho. y la tuvo sentada en la mesa después de comer. con mucho cuidado. Y luego. vamos a pasear. y hablaba poco. Piedad sí se los había visto. no la levantó. muñeca. a pensar. mirándola sin reírse. donde corría como un cristal el agua. dejó a la muñeca en un tronco. 36 . Piedad?» «No sé. sin levantar la cabeza. no sé. que es muy linda: y no le has visto los ojos azules». y le puso en el pelo una flor. y lacayos. mucho tiempo. y el padre estaba muy conversador. y era como música todo lo que hablaba. «¿Conque no te ha gustado la muñeca que te compré.puso en los brazos la muñeca de seda y porcelana. y querrá dulce de castañas. señora muñeca. vamos a pasear. Un secreto le dijo a su madre. Piedad le llevó al cocinero una dalia roja. Y se sentó sola. con sus dos hojas verdes. «y mi niña me deja solo?» Ella escondió la cabecita en el pecho de su padre bueno. cogiéndole a cada momento la mano a su mamá. como si buscase a alguien. con sus medias de encaje y su cara de porcelana y su pelo fino?» «Sí. le dijo su padre. no sé para quién es: ¡quién sabe si es para alguien! « Y lo puso a la orilla de la acequia. mírale la cara. de miedo de que se hubiese llevado el agua el ramo de nomeolvides. y luego le dijo: «¡Déjame ir!» Pero le dijo «caprichosa» su madre: «¿y tu muñeca de seda. no te gusta?. y almuerzo con un vino de espuma debajo de la parra. Echó a correr Piedad. «¿Para quién es ese ramo.» Pero en cuanto estuvo Piedad donde no la veían. mi papá. hizo un ramo de nomeolvides. y se la prendió en el pecho del delantal: y a la lavandera le hizo una corona de claveles: y a la criada le llenó los bolsillos de flores de naranjo. De pronto echó a correr. Hubo paseo por el jardín. háblame! « Y la muñeca de seda no le hablaba. «¿Y yo me quedo hoy en casa por mi niña». y la estuvo enseñando a andar en el jardín. Usted querrá coches. Vamos. con la cara entre las dos manecitas. señora muñeca. aunque ¡de veras! le picaba la barba. háblame. Los ojos era lo que le miraba ella: y le tocaba en el lado del corazón: «¡Pero.

en mi almohada. y se quedó dormida. ¡aquí conmigo. mamá. Y en cuanto estuvo cerrada la puerta. Mira: me parece que es un monte la barba de papá: y el pastel de la mesa me da vueltas. La besó. aunque no tengas más que una trenza: la fea es ésa. las zanahorias! ¡Estoy muerta de sueño! ¡Ay. le dio toda la luz a la lámpara de velar: y se echó sobre el juguete que puso a los pies. criada. y se están riendo de mí las banderitas: y me parece que están bailando en el aire las flores de zanahoria: estoy muerta de sueño: ¡adiós. pobrecita: ven. pégame tú!. sobre la muñeca negra. un ramo de nomeolvides. que se va a caer! ¿Quién espera a la niña?» -«¡Quién sabe quien me espera!» Y no habló con la criada: no le dijo que le contase el cuento de la niña jorobadita que se volvió una flor: un juguete no más le pidió. no: es que tengo mucho sueño: estoy muerta de sueño. de los más lindos del jardín: ¡así. no. ya me mataste mi flor!» «¿Conque se enoja mi hija porque le doy un abrazo?» -« ¡Pégame. Encendió la criada la lámpara de velar. ¡no me mires así. no me mates el ramo! ¡Mira. se la apretó contra el corazón: «Ven. papá. Leonor. ¡y me 37 . que esos malos te dejaron aquí sola: tú no estás fea. mi madre!: mañana me levanto muy tempranito: tú. como para ofenderla!» -«No.-«¡Pero. dime. con su bombillo de ópalo: salió de puntillas: cerró la puerta con mucho cuidado. la de los ojos que no hablan: dime. «¡Qué de prisa va la niña. en el pecho!. porque voy a llorar yo!. la abrazó. ¿y no has llorado?. con la criada que le llevaba la muñeca de seda.» Y Piedad salió de la sala de los libros. qué es eso de criada? ¡Tú nunca le dices criada así. ¡ésta es mi muñeca linda!. y lo puso a los pies de la cama y le acarició a la criada la mano. relucieron dos ojitos en el borde de la sábana: se alzó de repente la cubierta rubia: de rodillas en la cama. mamá. vueltas alrededor. llévame pronto!» -«¿Piedad. es que tengo mucho sueño. ¡te dejaron tan sola!. ¿tú pensaste en mí?: mira el ramo que te traje. tú no tienes frío!. verás cómo te calientas!. ¡no. mi mamá! ¡Papá. la que han traído hoy. me despiertas antes de salir: yo te quiero ver siempre antes de que te vayas a trabajar: ¡oh.

mi beso. ¡ahora. la lámpara baja!. el dulce que te traía!. ¡a ver. antes de dormirte!. así. para que no me hiciera daño.quitaron. ¡así. bien arropadita!. ¡te quiero. ¡y a dormir. abrazadas las dos!. porque no te quieren!» 38 .

en Valencia. 1852 febrero 7 Contraen matrimonio Mariano y Leonor. 1862 Comienza la escuela elemental en el colegio "San Anacleto". quien fue su mejor amigo. Leonor Pérez. 1866 Empieza en el Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana. Mariano Martí. 1865 Comienza en la Escuela Municipal dirigida por el poeta Rafael María Mendive. España. en Santa Cruz de Tenerife. 1869 octubre 21 Ingresa en la cárcel de La Habana condenado a seis años de trabajo forzado. Conoce a Fermín Valdés Domíguez. 1853 enero 28 Nace José Martí en La Habana.CRONOLOGIA La Vida de José Martí 1815 octubre 31 Nace el padre. 1828 diciembre 17 Nace la madre. 1869 enero 23 Publica el poema patriótico "Abdala". 39 .

donde publica "Cartas de España". Inicia relaciones amorosas con una madrileña que se conoce sólo como "M". Enseña en la Escuela Normal que dirige el bayamés exilado José María Izaguirre. Aprueba las asignaturas para el título de derecho. 1875 diciembre 19 1877 Estrena en el Teatro Principal su obra Amor con amor se paga. Comienza sus relaciones con Blanca de Montalvo. 1873 Viaja a Zaragoza para continuar sus estudios en el Instituto y en la Universidad. 1871 En Madrid publica El presidio político en Cuba.1871 enero 15 A través de su madre recibe un indulto. Conoce a María García Granados. Llega a México. Se establece en Guatemala. 1875 octubre 17 Trabaja como redactor en la Revista Universal. Comienza relaciones con Eloísa Agüero. Es operado por lesiones recibidas en la cárcel. Se matricula en la Universidad Central. 1874 Escribe el drama Adúltera. 1875 Visita París y Nueva York. donde su familia se ha establecido. Se compromete con Carmen Zayas-Bazán. pero es deportado a España. 40 . En México se enamora de Rosario de La Peña.

Regresa con su esposa a Guatemala. 41 . 22 Nace su hijo José Francisco. que se rinda. 1880 enero 3 Se muda a la casa de huéspedes de Manuel y María Mantilla. 1878 agosto 31 Tiene dificultades con el gobierno guatemalteco. "La niña de Guatemala".1877 diciembre 20 Contrae matrimonio en México con Carmen Zayas-Bazán. Termina en Cuba la Guerra de los Diez Años con el Pacto del Zanjón. Regresa a Cuba con la esposa. 1878 noviembre. 1880 marzo 3 Llegan de Cuba su mujer y su hijo. Desde allí viaja después a Estados Unidos. Ayuda al general Calixto García que prepara la guerra de Cuba. 1879 Es deportado nuevamente a España por conspirar contra el gobierno. Se instalan todos en casa de los Mantilla. le pide a Emilio Nuñez. 1880 julio 8 Publica su primer trabajo en el periódico The Sun. 1880 octubre 13 Fracasada la insurrección en Cuba. 1878 mayo 10 Muere María García Granados. 1880 febrero 21 Publica su primer trabajo en el periódico The Hour.

1885 febrero 2 Muere Manuel Mantilla. Vuelven a Nueva York la esposa y el hijo. 1880 noviembre 28 Nace María. 1884 Es nombrado cónsul interino del Uruguay. de Caracas. 1883 Traduce para la casa Appleton. la hija de Manuel y Carmita Mantilla. Escribe para La Opinión Nacional . 1881 agosto 10 Llega a Nueva York por haber tenido problemas con el presidente de Venezuela. Renuncia al cargo meses más tarde por sus actividades revolucionarias. Publica Ismaelillo. 1882 Escribe para La Nación de Buenos Aires. 42 . 1881 enero 8 Sale de Nueva York hacia Caracas. Dirige la revista La América. Trabaja en una oficina comercial.Viene el padre a Nueva York a pasarse una temporada con su hijo y su nieto. 1881 enero 6 Bautiza a María Mantilla. donde piensa llevar a vivir a su esposa e hijo.1880 octubre 21 Regresan a Cuba su mujer y su hijo. Redacta para la revista La América de Nueva York. 1881 Publica su Revista Venezolana.

Es nombrado cónsul de la Argentina en Nueva York. 1889 Sale su revista para niños La Edad de Oro. 1890 Enseña español en un high school y en "La Liga". 43 . Publica sus Versos Sencillos. 1889 diciembre 13 Lee sus Versos Sencillos en una reunión en la casa de huéspedes de la viuda de Mantilla. Parten para La Habana su esposa e hijo. Mariano Martí. Asiste al Congreso Internacional Americano en Washington. Vuelve a ser nombrado cónsul del Uruguay. 1888 Publica su traducción de la novela Ramona de Helen Hunt Jackson.1885 marzo Regresa con su esposa e hijo a La Habana para pasar allí algún tiempo con su familia. Llega su madre a Nueva York. 1885 Publica su novela Amistad Funesta. 1886 Escribe para El Partido Liberal de México y para El Economista. 1891 junio 30 1891 agosto Llegan por tercera y última vez su esposa e hijo a Nueva York. 1887 febrero 2 Muere en La Habana su padre. Representa al Uruguay en la Conferencia Monetaria Internacional en Washington.

Embarca con Manuelito Mantilla para Santo Domingo. 1892 marzo 14 Sale en Nueva York el primer número del periódico Patria que se convertirá más tarde en el órgano oficial del Partido Revolucionario Cubano. Prepara en la Florida las expediciones que iniciarían la guerra.htm 44 . Muere en Dos Ríos 1895 enero 1895 febrero 24 1895 abril 10 1895 mayo 5 1895 mayo 19 Fuente: http://www. Firma la Orden de Alzamiento. 1894 Viaja a México para interesar a al gobierno en la causa de Cuba. Sale de Cabo Haitiano con Máximo Gómez hacia Cuba donde desembarca al día siguiente. y dic. Visita a las emigraciones residentes en Jamaica. 1892 Hace viajes de propaganda revolucionaria en la Florida. 1891 nov. y por esto renuncia a sus cargos consulares. Deja a Carmen Mantilla y los hijos bajo el cuidado de Tomás Estrada Palma en su colegio de Central Valley.josemarti. Va a Santo Domingo a ofrecerle a Máximo Gómez la dirección de la guerra. Comienza la guerra en Cuba.org/temas/biografía/crono. Fracasa el plan de Fernandina. Viaja a la Florida para unir las emigraciones y preparar la guerra de independencia. Se reúnen en La Mejorana con el general Antonio Maceo. 1893 Viaja a Costa Rica y se entrevista con Antonio Maceo.1891 octubre El gobierno español protesta por la propaganda revolucionaria de Martí.