P. 1
La Paternidad de Dios

La Paternidad de Dios

|Views: 725|Likes:
Published by jmmoralesr

More info:

Published by: jmmoralesr on Dec 18, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/04/2015

pdf

text

original

alomón, el hombre más sabio sobre la tierra en el
Antiguo Testamento, tuvo revelación acerca del
destino y los tiempos.

Eclesiastés 3:10-15

“Yo he visto el trabajo que Dios ha dado a los hijos de los
hombres para que se ocupen en él. Todo lo hizo hermoso en su
tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que
alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde
el principio hasta el fin. Yo he conocido que no hay para ellos
cosa mejor que alegrarse, y hacer bien en su vida; y también
que es don de Dios que todo hombre coma y beba, y goce el
bien de toda su labor. He entendido que todo lo que Dios hace
será perpetuo; sobre aquello no se añadirá, ni de ello se
disminuirá; y lo hace Dios, para que delante de él teman los
hombres. Aquello que fue, ya es; y lo que ha de ser, fue ya; y
Dios restaura lo que pasó.”

Eclesiastés 3:1-2

“Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del
cielo tiene su hora. Tiempo de nacer, y tiempo de morir;
tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado;”

Aunque para nosotros los seres humanos el tiempo se
mide y se cuenta, para Dios no existe esa medida pues Él vive
en eternidad. A Él le da lo mismo, pues Él puede moverse sin
problema hacia el futuro, lo que aún no hemos conocido, ni
vivido, pero que para Él ya fue.

Un Destino Con Propósito

99

Dios determina el tiempo en el que cada persona nace
biológicamente y Él determina el tiempo en el que cada quien
nace de nuevo. . No se puede empujar a alguien a que nazca
de nuevo si no es su tiempo.
Dios es el dueño de todos los tiempos; pues Él vive en

eternidad.

No es un accidente el que usted esté en este año, en este
siglo, en esta década, Él determinó que usted viva en esta
época

1 Crónicas 12:32

“De los hijos de Isacar, doscientos principales, entendidos
en los tiempos, y que sabían lo que Israel debía hacer, cuyo
dicho seguían todos sus hermanos.”

Es necesario discernir los tiempos, en el Antiguo Pacto la
Tribu de Isacar, era entendida en los tiempos. Era el Espíritu
Santo quien les enseñaba a entender los tiempos. El Espíritu
Santo está dentro de nosotros para mostrarnos cual es el
tiempo que estamos viviendo y ayudarnos a entender la razón
para la cual fuimos creados.

Eclesiastés 2:24

“No hay cosa mejor para el hombre sino que coma y beba, y
que su alma se alegre en su trabajo. También he visto que esto
es de la mano de Dios.”

La voluntad de Dios es que todos trabajen, la Biblia enseña
que el que no trabaja que no coma. Dios primero trabajó y
luego reposó; la voluntad de Dios, es que todos nosotros
estemos felices y contentos con el trabajo que estemos
haciendo, la voluntad de Dios es que estemos haciendo lo que
Dios creó para cada quién. Cada uno necesita conocer su
destino y su propósito, aquellos que están desubicados en un
trabajo, es decir que no les produce gozo y contentamiento,

La Paternidad de Dios

100

deben preguntarle a Dios si están haciendo lo que Él creó para
ellos.

Dios puso el entendimiento intelectual y Dios puso
eternidad en nuestro espíritu. En esta eternidad está completa
la obra para la cual Dios llamó a cada uno en particular, en
esta eternidad se encuentra la razón para la cual Dios nos
creó; allí está el principio y el fin de lo que Dios ya hizo. Esto
no se alcanza a entender con la mente carnal; cuando usted
nació en esta tierra, dentro de usted ya estaba el destino de
principio a fin; el hombre natural no lo alcanza a entender, hay
que nacer del Espíritu. Cuando nace de nuevo el hombre
tiene la capacidad para buscar dentro de su espíritu el diseño
para el cual fue creado; el hombre sin entendimiento es
llevado de un lado para otro como el viento y simplemente
está existiendo, deja que las circunstancias lo muevan.
El hombre nacido de nuevo, tiene la capacidad en Dios de
que le sea revelado su destino y su propósito, la eternidad
puesta dentro de nosotros en el espíritu. Es necesario tener
visión, es decir conocer, captar, entender, y obtener
revelación de lo que fue puesto dentro de cada uno. No
hablamos de una visión natural, no de un invento, ni de una
imaginación, sino la visión que Dios puso dentro de usted,
para saber la razón por la cual usted fue creado.
Hasta que el hombre es nacido de nuevo y es despertado
su espíritu, comienza a conocer por la revelación del Espíritu
Santo para lo que fue creado. Mucha gente que recibe a
Jesús, solamente existe, va a la iglesia, diezma y ofrenda,
ayuna, canta, y no sabe cual es su destino y propósito en la
tierra; no saben de donde vienen ni para donde van; por eso
no se cumple el propósito y la visión corporal de Dios, para
cada iglesia, para cada ministerio, y para cada congregación.
Muchas personas confunden la visión con la misión, meta
u objetivo. A cada uno Dios le dio una visión para lo cual Él le

Un Destino Con Propósito

101

creó, a nadie más le dio esa visión, usted es único, particular
como sus huellas digitales, su visión es aquello que nadie mas
puede hacer por usted.
Cada ser humano nacido de nuevo debe encontrar su
visión, la visión hay que buscarla dentro, no afuera no en los
profetas, ni en seminarios, ni en el mover
que tiene auge en el momento. La vida no
es: nacer, crecer, reproducirse, y morir;
cada uno debe transformar está tierra, cada
uno tiene una razón para vivir que tenga
valor para si y las generaciones sucesivas,
que agrade al Padre. Al conocer la visión
aunque haya obstáculos con el favor de
Dios los vamos a saltar para cumplirla.

Jesús Tenía Visión
Juan 8:14

“Respondió Jesús y les dijo: Aunque yo doy testimonio
acerca de mí mismo, mi testimonio es verdadero, porque sé de
dónde he venido y a dónde voy; pero vosotros no sabéis de
dónde vengo, ni a dónde voy.”

Jesús sabía de donde era y para donde iba. Sabía que iba a
la cruz, que iba a morir, por eso se dispuso a ir hacia la cruz,
nadie lo pudo interceptar de su destino y nadie podría hacerlo
por Él.

Al encontrar la visión por la cual usted exista, es necesario
que someta su voluntad para lograr aquello para lo cual fue
creado; sino, morirá y habrá sido sólo un soñador de sueños.
La voluntad humana es sumamente importante en el logro de
la visión. Los sueños no cambian, no se transforman, sino que
se hacen realidad; el peor asesino de la visión es la indecisión,
el doble ánimo.

Cuando
cada
creyente
conozca su
visión, la
iglesia será
feliz.

La Paternidad de Dios

102

Dios no quiere que el ser humano ande dando tumbos de
un lado para otro, Dios quiere que cada ser humano
encuentre su destino, Dios no quiere que Sus hijos sean
personas indecisas, porque un ser humano que no conoce su
destino es como un papelote que se lo lleva el viento y esa no
es la naturaleza de Dios.
Dios no se equivoca en cada cosa que Él permite en
nuestra vida, es necesario pedirle que nos revele en oración
nuestro destino y propósito; la visión de Dios nunca es egoísta,
siempre es para engrandecer el Reino de Dios, la visión divina
nunca es para enriquecerte tú; nunca para que aplastes a los
de tu familia o los que tienes a tu alrededor, porque Dios es
amor.

Cuando cada creyente conozca su visión la Iglesia será
feliz, no va a haber gente frustrada ni amargada; las personas
estarán ubicadas en la congregación correcta, se cumplirá la
visión corporal, al estar cada quien encajado en lo suyo; cada
uno sabrá cual es su función, y cual es su destino. Entonces
concentraremos nuestra energía, nuestra fuerza y nuestra
pasión en aquello para lo cual Él nos formó
Dios no puede trabajar con gente que no sabe qué quiere,
de donde viene, ni para donde va. Como hijos Suyos que
tenemos Su naturaleza, en nosotros todo debe ser seguro y
afirmado, porque en Él todo es Sí y amén.

103

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->