ENTREVISTA

Rocío Fernández-Ballesteros

cipación social, serían las condiciones por las que todo gerontólogo (en su área de competencia) debería luchar. Ello, no cabe duda, no solo son opiniones o deseos de la gente mayor sino que es coincidente con lo que los planes de envejecimiento tratan de conseguir. El tema del Envejecimiento Activo fue uno de los puntos clave tratados en la Asamblea de la ONU, celebrada en Madrid en 2002, y es también el título de su reciente publicación. Le agradecería me ¡ndicase los principales mensajes que, a su juicio, subyacen detrás del slogan. Envejecer activamente es mucho más que un “slogan”, es ya un concepto científico biopsico-social (que puede medirse y establecer sus determinantes). Ello implica envejecer con salud y buen funcionamiento físico, óptimo funcionamiento psicológico (es decir, cognitivo y emocional-motivacional) y alta participación social. En el texto “Envejecimiento activo. Contribución de la psicología” (Pirámide, 2009) en el que alude se presenta la evidencia empírica que sostiene ese concepto así como las acciones que deberían emprenderse para promoverlo. Sin embargo, la “asignatura pendiente” con la que nos enfrentamos está en la implantación de programas de promoción que abarquen toda la población y, especialmente, a los mayores. Ello es debido, al menos en parte, a que las imágenes y estereotipos sociales en torno a la vejez que tienen los propios mayores, los profesionales y la gente (en general) actúan como un obstáculo son algo así como las arrugas sociales que actúan como profecías que terminan cumpliéndose y que en los mayores suponen una amenaza. En definitiva, como se señala en el II Plan Internación de Acción sobre Envejecimiento de Naciones Unidas erradicar falsas concepciones sobre la vejez es uno de los objetivos esenciales de cualquier plan de acción. Usted es una activista contra la limitación de los derechos de los jubilados. En este sentido planteamos dos preguntas: 1 - ¿Cuál es su opinión sobre el debate acerca del retraso en la edad de jubilación?.

En efecto, soy una activista de la IGUALDAD, de la misma manera que estoy en contra de toda segregación en razón de sexo, o de raza estoy en contra de la DISCRIMINACIÓN EN FUNCIÓN DE LA EDAD. Esa es la razón por la que se crea la PLATAFORMA EN CONTRA DE LA JUBILACIÓN OBLIGATORIA (para adherirse: jubilación. voluntaria@yahoo.es) que reúne a una serie de funcionarios públicos (diplomáticos, médicos, profesores, etc.). La jubilación es un derecho que se consigue con el trabajo sostenido (en las pensiones contributivas, que son la mayor parte) pero, ello se ha convertido en una obligación. Cuando se introduce el sistema de protección social y se establece la edad de jubilación a los 65/70 años la esperanza de vida estaba en torno a 60 años. Se han conseguido 20 años más de esperanza de vida y, sin embargo, la edad de jubilación sigue siendo la misma. Por supuesto, existen una diversidad extraordinaria en los tipos trabajo, nuestra reivindicación está en que sea “forzosa” y luchamos en contra de ello. De la misma manera que luchamos por eso, lucharíamos porque la persona que desee jubilarse y ha cotizado para ello pueda hacerlo. 2 - Desde su punto de vista, ¿es razonable prohibir a los profesores jubilados que puedan dirigir proyectos públicos de investigación?. Ello es un buen ejemplo de la discriminación en función de la edad. La cuestión no solo está en los derechos de los individuos sino en la acción perversa de esos mecanismos puesto que actúan en contra del desarrollo de la ciencia. En otras palabras, ¿como es posible que una persona con una experiencia extraordinariamente dilatada, con una extensa producción científica no se le permita ser un Investigador principal en Proyectos I+D+I? Que pasaría si no hubieran podido probar sus ideas científicos que en el ámbito de la bio-medicina, la física, las ciencias sociales han hecho importantes aportaciones después de los 70. Ello no solo es una “amenaza” para el individuo sino un acción administrativa (¿estúpida?) que solo puede actuar negativamente sobre la ciencia y la sociedad.

La Profesora Fernández Ballesteros es una de las máximas autoridades en el campo de la Psicología así como en el de la Gerontología. La SEGG ha tenido y tiene el privilegio de contar con ella a muchos niveles. Durante años ha formado parte de su Junta Directiva. Antes y después de ello ha representado a la Sociedad en diferentes eventos nacionales e internacionales. Desde la Gaceta hemos pensado que para todos los miembros de la Sociedad puede tener interés conocer cuáles son sus puntos de vista sobre algunos temas candentes en el momento actual.
¿Cuáles son a su juicio los principales retos que plantea la población española de más edad desde el punto de vista de una experta en el mundo de la Psicología ? Lo que la gente mayor dice (en cualquier encuesta que hagamos) es bastante constante y es lo mismo que manifiestan los mayores de otros países, desde Japón a Alcorcón (al menos esto son nuestros resultados en un estudio en el que comparamos la opinión de personas mayores en, nada menos, que 12 países) sobre lo que se entiende por el buen envejecer: salud, dinero y amor. Es decir, mejorar la salud (desde los aspectos de su promoción y prevención a los curativos y paliativos), incrementar las pensiones y promover las relaciones interpersonales y parti-

12

27 • verano 2009 13

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful