El Disparate de las ciencias sociales: la genealogía como método de investigación de una indisciplina del saber

Jairo Gallo Acosta [i]

“Supongamos que los universales no existen” Michel Foucault, El nacimiento de la biopolítica. “Hacer filosofía es hacer genealogía, no es otra cosa que el trabajo crítico del pensamiento sobre sí mismo, ya no es más el pensamiento que trata de legitimar lo que ya sabe sino el que emprende el desafío de saber cómo y hasta donde sería posible pensar distinto” Michel Foucault, Historia de la sexualidad. Resumen La genealogía desde los trabajos de Foucault plantea un cuestionamiento de las ciencias sociales y humanas, cuestionamientos que tienen que ver con la pretensión de estas ciencias por ser objetivas o estudiar un objeto puro que sólo aguarda la labor del científico para que lo descubra, el problema es que así se construye las disciplinas científicas, desde esos supuestos que se sostienen por las relaciones de poder y saber, situación que tendría que replantearse para poder elaborar un saber que permita a las ciencias sociales no seguir disciplinando ni disciplinándose, sino criticando y criticándose. Palabras claves: Genealogía, episteme, dispositivo, disciplina, poder, saber. Foucault Crítica el proyecto de las ciencias humanas modernas, las cuales quieren demostrar que pueden ser objetivas desde una acumulación de conocimientos. A partir de allí este investiga y analiza el proyecto moderno, pero no como un período de la historia, sino como una actitud, como un tipo de interrogación filosófica que problematiza nuestra relación con el presente y nuestro modo de ser histórico, es decir, una actitud crítica. Esta critica parte de una “investigación histórica a través de los acontecimientos que nos condujeron a constituirnos, a reconocernos como sujetos de lo que hacemos, pensamos y decimos” (Foucault, 1991). Esta metodología que Foucault propone es un de ejercicio de la crítica no trascendental, es por eso que su fin no es buscar una verdad oculta y metafísica, sino rastrear los discursos que articulan lo que pensamos, decimos y hacemos, extrayendo unas prácticas para pensar lo que somos, hacemos o pensamos. La propuesta de Foucault es teórica y metodológica. Teórica como un ejercicio de reflexión (contemplación), y metodológica, como ese camino que hay que recorrer desde esa reflexión (ethos). En esta propuesta se construye una genealogía de las practicas manicomiales, hospitalarias, cancelarias, de dominación corporal, de los gobiernos y territorios, etc. Recorridos que le permiten a Foucault tratar de entender mejor el presente, una ontología del presente le llamó, una ontología heredera de una tradición reflexiva como él mismo lo dice en el homenaje a Kant titulado “¿Qué es la ilustración?”, en el que afirma que “Una ontología de

ella busca la discordia de las cosas que según Foucault es “el disparate”: “Lo que se encuentra al comienzo histórico de las cosas. multiplicidad de elementos. el patrón del caos.” (Foucault. impuesto por los diferentes poderes en un momento de la historia. inscrito en ella. Estado. En oposición a la ciencia tradicional. incluso. intenta hacer aparecer todas las discontinuidades que nos atraviesan” (Foucault. no tiene como finalidad reconstruir las raíces de nuestra identidad. No existe un verdadero sentido de las cosas. 1991). como científico. la realización plena. 1992). Tyché. de una ciencia que elabore las reglas generadoras de las contingencias. comprenderlos y explicarlos mediante leyes iguales de universales (por lo menos en las ciencias sociales). sino lo que existen son sus objetivaciones. es decir. como validado. La genealogía lo que pretende es poner en evidencia aquello que se nos presenta como verdadero. y desde ese lugar (fantaseado por supuesto) juzga a las otras disciplinas. etcétera). Foucault no acepta que detrás de aquello que se nos presenta multiforme. sino por el contrario encarnizarse en disiparlas. La genealogía es un análisis de dispositivos que pueden ser ensamblajes. analizarlos. teniendo claro que los objetos no existen a. La genealogía mira procesos de constitución y analiza relaciones. la . 1992). así que no busca análisis de las cosas mismas sino las luchas y conflictos que producen esos supuestos universales: poder. 2000) El problema de las ciencias y de algunas ciencias sociales y humanas es que parten de haber encontrado ese origen universal. esa primera patria donde los metafísicos nos prometen que volveremos. la norma determinante y juzgante. en miríadas de sucesos perdidos” (Foucault. haya una esencia en la cual se encuentra algo escondido y secreto. como tampoco existen los universales esperándonos para descubrirlos. es el disparate-. sin referencias ni coordenadas originarias. Siguiendo a Nietzsche. aquí la frontera entre lo objetivo y lo subjetivo se disipa. pasando por Nietzsche y Max Weber. mujer. etc. Pero ese no es lugar de la genealogía. no busca reconstruir el centro único del que provenimos. sin sentido. centrada en la idea de una ley uniforme (la conexión regular de causas.la actualidad (del presente) es una forma de filosofía que desde Hegel a la escuela de Frankfurt. sino de identificar la forma. como legitimo. variado. 1992). no es la identidad aún preservada de su origen –es la discordia de las otras cosas. y que la razón o el intelecto bien conducida haría acceder a ese fin último: el destino supremo. e interpretado como único. aquello que se fundamenta por reglas “científicas” o discursos hegemónicos. opuestas al automaton simbólico” (Zizek. cuando el “verdadero sentido histórico reconoce que vivimos. ha fundado una forma de reflexión en la que intento trabajar” (Foucault. estas teorías ofrecen un primer borrador de una futura ciencia de lo real. y la genealogía muestra como se produjeron para disiparlos: “La historia. “No se trata de detectar el orden que está detrás del caos. Es por eso que la genealogía no pretende ser objetiva sino un arma por la constitución del sentido. genealógicamente dirigida. de su dispersión irregular.priori.

La historia será “efectiva” en la medida en que introduzca lo discontinuo en nuestro mismo ser. La actitud investigativa desde esta metodología exige de quien la emprende una profunda “ascesis”. No es en los grandes acontecimientos donde debemos buscar. Es decir. mucho menos perceptibles. partiendo de una lección metodológica básica -supongamos que los universales no existen (entendiendo por universales cosas ha hechas o dadas) – la genealogía no haría (un objeto de estudio) una de esas entidades. Las ciencias objetivan a esos sujetos. no sólo exteriormente (con la teoría y las prácticas disciplinarias) sino consigo mismo. sus prácticas. multiplicará nuestro cuerpo y lo opondrá a sí mismo. Las identidades no existen previamente. Las relaciones de poder funcionan como un operador para clasificar. incluso en el orden histórico. el poder no está localizado. los regímenes de verdad. un ejercicio para enfrentar un futuro incierto (arenas movedizas). sino un saber que nos divida y nos discontinué. . No interrogar los universales utilizando la historia como método crítico. sino partir de la decisión de la inexistencia de los universales para preguntar qué historia puede hacerse” (Foucault. en consecuencia. lo que haría es analizar esas “multiplicidades en devenir” permanente: “Lo que querría introducir aquí es. entre otras conceptualizaciones. no diciendo que es lo objetivo y que es lo subjetivo. sino en sucesos mucho menos grandiosos. es un efecto de tecnologías de poder. dramatizará nuestros instintos. por ejemplo: el Estado no es un universal. cómo opera la verdad. el poder nadie lo tiene. condiciones de vida. no se dejará llevar por ninguna obstinación muda . la mujer. cómo los discursos se posicionan sobre otros. la violencia. Para Foucault el poder produce cosas: regímenes de verdad. 2007). y así se podría hacer el mismo análisis con la pobreza. cómo producen efectos de verdad donde operan las diferentes identificaciones. no significa “encontrar de nuevo” ni sobre todo “encontrarnos”. ordenar a los sujetos. sino encontrar el sistema de relaciones que en cada momento histórico a definido lo objetivo y lo subjetivo. lo mismo que la economía es producto de engranajes. Dividirá nuestros sentimientos. donde la genealogía se dirige. la genealogía lo que miraría es la articulación de dispositivos en un momento de la historia para así buscar en los discursos los lógicas que constituyen una realidad. los lugares que los saberes utilizados nos asignan. objetivo. es ejercido. biopolíticas. unas ciencias humanas críticas. sino productos de relaciones de poder. pero son esas posiciones de sujeto. es decir. exactamente lo inverso del historicismo. objetivizarlos e individualizarlos. con su propia historia.articulación de múltiples elementos. éticas. No dejará nada debajo de sí que tendría la estabilidad tranquilizante de la vida o de la naturaleza. con sus valores y creencias. La práctica genealógica trata de leer al sujeto y objeto. “Saber. como funcionan. donde la finalidad no sea acumular conocimientos para alcanzar ese conocimiento verdadero. Una ontología crítica de nosotros mismos. La genealogía sigue los documentos desconocidos que la historia oficial no ha reconocido y que a partir de los cuales se puede seguir una trama que adquieren un sentido en las formaciones discursivas sociales. positivo. o cómo se constituye una verdad en unos sujetos dentro de unos dispositivos. El poder desde esta perspectiva es una relación de fuerzas.

en la episteme occidental. Foucault va en contravía de cierta manera de hacer ciencia en la actualidad –por lo menos la hegemónica – donde la crítica y el ethos poco a poco se aparta por una evidencia comprobable y fundada en una razón instrumental y pragmática. “En efecto. y se encarnizará contra su pretendida continuidad. Cavará aquello sobre lo que se la quiere hacer descansar. 1992). tal como puede aparecer en las ciencias humanas. permite que se sepa. no deben buscarse en una cierta preocupación que tendrían ambas por penetrar en el profundo enigma. con un propósito deliberado —no hacia aquello que debe explicitarse poco a poco en el aclaramiento progresivo de lo implícito. de hecho. Así. las discontinuidades. 1968). hace y rehace su positividad. el psicoanálisis se mantiene lo más cerca posible de esta función crítica de la que se ha visto que era interior a todas las ciencias humanas. sino porque se dirigen hacia aquello que. pues. Foucault analiza la episteme moderna definida como aquella en la que el hombre se vuelve objeto de conocimiento. como a reculones. las particiones que.hacia un fin milenario. El saber no ha sido hecho para comprender. esperando que se devele a medida en que se hace. pensadas como contraciencias. que para esa época (las palabras y las cosas) Foucault lo consideraba cercano a esa función crítica de la que se ha visto que era interior a todas las ciencias humanas. lo que se da o se escapa a su conciencia” (Foucault. Mostrar los tajos. es allí donde Foucault trata de rastrear otras prácticas que intentan tomar otro camino diferente al que tomaron las ciencias en el siglo XIX y el siglo XX. con un saber positivo. En tanto que todas las ciencias humanas sólo van hacia el inconsciente en la medida en que le vuelven la espalda. 1968). en tanto cada época traza sus propios límites de enunciabilidad y en cada etapa de la historia se establece la línea de . era muy necesario que ambas fueran ciencias del inconsciente: no porque alcancen en el hombre lo que está por debajo de su conciencia. y allí es donde aparecen el psicoanálisis y la etnología. lo que se refleja en el espacio de sus discursos es antes bien el apriorí histórico de todas las ciencias del hombre —las grandes cesuras. Foucault a través del concepto de episteme trata de expresar el hecho de que no en todo momento podemos decirlo todo. la razón de su profundo parentesco y de su simetría. el psicoanálisis avanza en la dirección de esta región fundamental en la que se establecen las relaciones entre la representación y la finitud. ellas estaban excluidas de lo que él llamó el triedro de los saberes modernos. Hay que decir que para Foucault las ciencias humanas tenían un lugar particular respecto de la episteme moderna. Al darse como tarea el hacer hablar a través de la conciencia al discurso del inconsciente. han dibujado el perfil del hombre y lo han dispuesto para un posible saber. las brechas. “La etnología. en las ciencias humanas. interroga no al hombre mismo. de un texto cerrado sobre sí mismo o de una laguna blanca en un texto visible y que se defiende por ello” (Foucault. y es ahí donde rescata al psicoanálisis. sino a la región que hace posible en general un saber sobre el hombre (…) El privilegio de la etnología y del psicoanálisis. en la parte más secreta de la naturaleza humana. sino hacia aquello que está allí y que se hurta. las ciencias humanas se ubican en intersticio de esos saberes. ha sido hecho para hacer tajos” (Foucault. Ellas no cesan de “deshacer” a ese hombre que. fuera del hombre. el análisis de la conciencia. que existe con la misma solidez muda de una cosa. los surcos. el psicoanálisis señala directamente hacia él. como el psicoanálisis. En este triedro.

Las epistemes construyen las condiciones de posibilidad de lo que puede decirse. de “fractura”. sus valores. verificación y subjetivación. . 1990). por sacudi-das. a diferencia del dispositivo que es discursivo y no discursivo. sometida a derivaciones. sus técnicas. a ciencias. Foucault en un primer momento de su obra le llama al conjunto de relaciones capaces de enlazar en una época dada. leyes. el lenguaje). las prácticas discursivas que dan lugar a figuras epistemológicas. el hombre “perfecto” para unos dispositivos que se iban a instalar a finales del siglo XIX y comienzos del XX. reco-rrer tierras desconocidas. Los objetos visibles. es una especie de ovillo o madeja. unificación. cartografiar. un conjunto multilineal. y las otras culturas (no europeas) fueron ubicadas como su periferia. Los universales no explican nada por sí solos. sus intercambios. el pensamiento no se construye en una evolución sino que avanzan por crisis. proposiciones filosóficas. Está compuesto de líneas de diferente naturaleza y esas líneas del dispositivo no abar-can ni rodean sistemas cada uno de los cuales sería homogéneo por su cuenta (el objeto. es instaurado por las prácticas discursivas y no está dado a priori en base a un orden positivo – como lo creen las ciencias que pretenden ser positivas y puras. Para Deleuze retomando a Foucault. Cada línea está que-brada y sometida a variaciones de dirección (bifurcada. sus esquemas perceptivos. Uno de esos dispositivos que en la actualidad se sigue presentando en nuestros contextos es precisamente el dispositivo moderno. no sigue una línea progresiva sino líneas de inmersión. enunciados científicos. conocerse y hacerse en cada momento: “Los códigos fundamentales de una cultura —aquellos que rigen su lenguaje. “Desenmarañar las líneas de un dispositivo es en cada caso levantar un mapa. el sujeto. 1968). lo dicho y lo no dicho. ahorquillada). 1990). estos dispositivos están siempre inscriptos en un “juego de poder”. las enunciaciones formulables” (Deleuze. El cambio de la conceptualización de episteme por la de dispositivo en Foucault obedece a que esta última es mucho más general que la episteme. Un dispositivo es la red que se establece entre los elementos discursivos. después a estas epistemes les va a llamar: “dispositivos especialmente discursivo. Para Deleuze (1990) un dispositivo es en “primer lugar. es por eso que hay que explicarlos desde lo que son: procesos singulares de totalización. reglamentos. instituciones.demarcación de un adentro y un afuera. líneas de “fisura”. (Foucault. forman procesos siempre en desequilibrio y esas líneas tanto se acercan unas a otras como se alejan unas de otras. instalaciones arquitectónicas. objetivación. disposiciones. y eso es lo que Foucault llama el “trabajo en el terreno”(Deleuze. siendo la episteme un dispositivo El orden no está inscrito en las cosas mismas. así la subjetividad europea quedó siendo la referencia única. medidas administrativas. y a sistemas formalizados: epistemes. la jerarquía de sus prácticas— fijan de entrada del juego para cada hombre los órdenes empíricos con los cuales tendrá que ver y en los cuales se encontrará. donde su ubicó a Europa como “centro” de la historia mundial. morales. sino que siguen direcciones dife-rentes.

Jiménez López señala que los caracteres originarios de las razas que se mezclaron en Colombia no favorecieron un “cruzamiento feliz” desde el punto de vista biológico (…) A esto debe sumarse la nefasta influencia de la geografía colombiana en la psicología de sus habitantes. Cárceles. La construcción del perfil de subjetividad que requería el proyecto moderno exigía entonces la supresión de todas estas diferencias” (Castro. porque a pesar que el colonialismo finalizó (ocupación territorial). decíamos. La colonialidad sería así la otra cara (oscura) de la modernidad. el indio. Esta imagen del “hombre racional”. el preso. 2007). En esa labor genealógica se podrían encontrar que “La modernidad que triunfó en el país fue aquella que arrastraba consigo las viejas herencias coloniales” (Castro. factores bilógicos y geográficos impiden ser un “pueblo civilizado. es decir. se obtuvo contrafácticamente mediante el estudio del “otro de la razón”: el loco. el negro. y por tanto. trabajador. el evolucionismo paradigmático del pensamiento occidental moderno.“Habíamos dicho también que en el marco del proyecto moderno. no se pueden entender por separado. Discursos hegemónicos en favor de la superioridad europea. 2000). las ciencias humanas contribuyeron a crear este perfil en la medida en que formaron su objeto de conocimiento a partir de prácticas institucionales de reclusión y secuestro. y estas siguen presentes en las relaciones con el poder. por el cuadro monótono que ofrecen. Esto debido a que la acumulación de capital tenía como requisito la generación de un perfil de “sujeto” que se adaptara fácilmente a las exigencias de la producción: blanco. hospitales. dueño de sí mismo. la violencia y la delincuencia muchos de los problemas actuales son debidos a un mal cruce de razas y a la geografía de la región. razón por la cual en un país como el colombiano –se podría decir lo mismo del resto de Latinoamérica – las causas de la pobreza. en tanto que el fuerte calor de los climas tropicales despierta pasiones encendidas y formas expansivas de locura. favorecen la depresión y la melancolía. una es inseparable de la otra. el saber y consigo mismo. manicomios. Para estudiar y analizar los dispositivos de poder (colonial) que se establecieron en Latinoamérica habría que comenzar a construir una genealogía que coloque en cuestión el linealismo histórico. Los paisajes montañosos de los Andes. disciplinado. las ciencias sociales jugaron básicamente como mecanismos productores de alteridades. heterosexual. exclusiones. Tal como lo ha mostrado Foucault. escuelas. el poco desarrollo. hay que analizar el contexto desde la colonialidad y la modernidad. el homosexual. quedaron las herencias coloniales. fábricas y sociedades coloniales fueron los laboratorios donde las ciencias sociales obtuvieron a contraluz aquella imagen de “hombre” que debía impulsar y sostener los procesos de acumulación de capital. América y América Latina. A esto se debe también el incremento de . casado. el desadaptado. Para comenzar a realizar esta genealogía. el indigente. blanca e ilustrada. La importancia de estudiar esta colonialidad desde la propuesta genealógica es indagar sobre lo que hoy somos como un caso de sedimentaciones históricas constituidas no progresivamente. fueron “inventos” de españoles y portugueses en la primera y segunda modernidad sucesivamente. ya que la colonia sigue estando presente. varón. ilustrado y moderno” así como lo comenta Santiago Castro Gómez citando las prácticas médicas y de los pensadores del principio del siglo XX en Colombia: En su conferencia inaugural.

metodológica y teórica es un asunto que no es fácil realizar. a esa idea transcendental de verdad. obediente. La metodología genealógica propuesta por Foucault necesita de ser repensada para los casos de Latinoamérica y Colombia. El desafío en las ciencias sociales es cómo los procesos de modernización coexisten con las herencias coloniales en Latinoamérica y Colombia. y menos cuando las condiciones de saber siempre estuvieron implicadas en las relaciones de poder. allí el saber y poder son inseparables. así como la tendencia a la criminalidad y a todo tipo de desequilibrios” (Castro. es decir. La apuesta retomando a Foucault es que “todas las ciencias humanas se entrecruzan y pueden interpretarse siempre unas a otras. 2007). sus fronteras se borran. es por eso que también es una tarea muy difícil lograr la famosa interdisciplinariedad cuando en cada disciplina hay una conquista de poder – un pequeño feudo -por su campo de conocimiento e investigación. poder que ha requerido como condición estructural de su surgimiento y reproducción la existencia de un régimen de verdad. cuestionamiento de los hábitos. pero también colonización del conocimiento (Mignolo. como si existiera una VERDAD esperando a ser descubierta. nos configura como seres adaptados y “normales”. Al poder hay que desentificarlo para o acabar de verlo como el gran Otro (que no existe) lo mismo a la VERDAD que sostiene a ese Otro. La alternatividad epistemológica. esta VERDAD persigue unos efectos de poder. . científica y occidental) ni siquiera pueden ser tenidas en cuenta – los saberes ancestrales de la América indígena por ejemplo -. Las disciplinas han sido y son dispositivos de control. bachillerato. esta dupla poder-saber se articulan para la formación de cuerpos dóciles y útiles. 1968). pregrado y posgrado es crear un individuo sumiso. Es muy difícil hacer interdisciplinar cuando la misma formación (disciplinar) tiene como objetivo individualizar más a un sujeto. Fue así que se constituye una manera de hacer ciencia.la tasa de suicidios en todo el país. un saber que se ha sostenido por medio de un poder que dice que es lo verdadero y lo falso dentro de ese saber científico. y ahí el sujeto es sujetado. las disciplinas intermediarias y mixtas se multiplican indefinidamente y su objeto propio acaba por disolverse” (Foucault. una verdad universal. 2002). Este poder – saber. elaborar epistemes o dispositivos alternativos que permitan provocaciones. una maquinaria que produce efectos de dominación a partir de un cierto tipo peculiar de estratégicas y tácticas especificas” (Foucault. es por eso que los saberes alternativos que van contra la norma (hegemónica. critica de epistemes y dispositivos que en estos contextos han generado exclusiones históricas durante varios siglos. 1980). el disciplinamiento aquí lo que hace de un sujeto después de varios años de formación: primaria. ésta no existe por fuera de los sistemas de poder que la producen y la mantienen. Foucault comenta que “el poder es una vasta tecnología que atraviesa el conjunto de relaciones sociales. dócil. regula nuestras vidas. es decir: disciplinado. la VERDAD se mantiene sujetada al poder. normalizan.

Pero eso es muy difícil conseguirlo desde el disciplinamiento que en los espacios educativos se traducen en las distintas disciplinas que se ofertan en ellas. que en esta época se traducen con los dispositivos de poder en el capitalismo: ganancias. producción. como también una población dócil. Desnaturalizar las ciencias sociales. fisuras. y que mejor autorregulación que decir y pesar sólo aquello que puede producir dinero. rentabilidad. en un Doctorado. imponiendo lo que se debe decir o lo que no. instaurándose un poder pastora. indisciplinarlas significa abrirlas. rupturas. El problema en la contemporaneidad en las ciencias sociales y en eso que trata de estudiar e investigar esas ciencias es que se ha instaurado un poder pastoral cuyo propósito se funda en el intento de salvación de esa población “pueblo”. (no por nada las ciencias administrativas y económicas son las hegemónicas dentro de las ciencias sociales). asegurando el bienestar de él. etc. lo que se puede pensar o no. eficiente y efectivo. a esas fisuras. y esas ganancias en parte son mis ganancias. fallas. sólo aquello que puede “servir” a la empresa para que produzca ganancias.El poder sólo se puede ejercer cuando sea apropiado de un saber. y en Latinoamérica este saber ha sido usado como instrumento de dominación – saber es poder-. Es por eso que la educación en todos sus niveles – incluso en un Doctorado. también podríamos reflexionar sobre nosotros mismos y así realizar una práctica ascética. introduciendo una metodología que pueda lograr recorrer esas discontinuidades. 2002). porque la empresa “somos todos”. a eso que no funciona en un orden establecido por los poderes que se validan por los regímenes de verdad en una época determinada. Pero en la actualidad ya no se trata de prohibir (como en el poder disciplinario) sino que cada quien se autoregule. donde también nosotros como sujetos estamos inmersos en esos espacios y realizando esas prácticas. La población obedece ya que se le garantiza su seguridad. Y es ahí donde se vuelve las prácticas educativas en un terreno privilegiado para analizar estos saber-poderes. donde los sujetos no fueran dóciles sino practicantes de una criticidad interdisciplinaria en vez de producir un individuo productivo: eficaz. así como su bienestar y su éxito.es un objetivo de lucha política: “todo sistema de educación es una forma política de mantener o modificar la adecuación de los discursos con los saberes y poderes que implican” (Foucault. por tanto hay que aprender y apropiarse de los saberes sostenidos por el poder dominante. Lo que hay que hacer es dar cabida a eso que no funciona. a esas disrupciones. todo esto girando alrededor de lo económico. no totalizarlas bajo la intención de un disciplinamiento. pero si reflexionamos sobre esa relación dentro de esos espacios educativos. o más. Bibliografía . desde sus prácticas. Así surge el gobierno de lo económico donde los sujetos no tienen porque rebelarse ya que es por su propio bienestar (económico) que son gobernados y por el que se tienen que autogobernar. las cuales en vez de denunciar una disciplina no coherente (como una historia de sucesos progresivos que se desarrollan linealmente) para así poder lograr una articulación entre el gobierno de los otros (la política) y el gobierno de sí mismo (la ética) desde un poder no disciplinario.

Pretextos.com. Buenos Aires. Geopolíticas del conocimiento y colonialidad del poder. Mignolo.ar . p.). Revista Nómadas. Piqueta. [i] Psicólogo. Walsh. violencia epistémica y el problema de la invención del otro. S (2000) Ciencias sociales.Castro. Buenos Aires. Gedisa. Siglo Veintiuno. Perspectivas desde lo andino. Foucault. S (2007) ¿Disciplinar o poblar? La intelectualidad colombiana frente a la biopolítica (1904-1934). Fondo de Cultura Económica. jairogallo75@yahoo. filósofo. Valencia.145 – 161. Madrid. Magíster en Psicoanálisis. Zizek. Paidos. G (1990) “¿Qué es un dispositivo?” En: Michel Foucault. Castro. Foucault. Universidad Central. Deleuze. Buenos Ares. 26. ABRIL 2007. M (1980) Microfísica del poder. Schiwy y S. Foucault. Castro-Gómez (eds. NO. Fondo de Cultura Económica. W (2002) Las geopolíticas y colonialidad del poder. s (2000) Mirando al Sesgo. F. M (2002) Vigilar y castigar. M (1991) ¿Qué es la ilustración? . Madrid. En: La Colonialidad Del Saber: Eurocentrismo Y Ciencias Sociales: Perspectivas Latinoamericanas Unesco / Clacso . M (1968) las palabras y las cosas. Quito: UASB/Abya Yala. Doctorando en Ciencias Sociales y Humanas. En: Indisciplinar las ciencias sociales. M (2007) El nacimiento de la biopolitica. Foucault. Bogotá. la historia. La Piqueta. M (1992) Nietzsche. Buenos Aires. Una introducción a Jacques Lacan a través de la cultura popular. Foucault. Barcelona. En: Saber y Verdad. la genealogía. Foucault. C.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful