P. 1
Dossier Prensa Jose Saramago Sus Palabras

Dossier Prensa Jose Saramago Sus Palabras

|Views: 3|Likes:
Published by Alex Neira

More info:

Published by: Alex Neira on Jan 03, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/26/2014

pdf

text

original

JOSÉ SARAMAGO EN SUS PALABRAS

Edición y selección de Fernando Gómez Aguilera $79-552 páginas

“En el fondo, todos tenemos necesidad de decir quiénes somos y qué es lo que estamos haciendo, la necesidad de dejar algo hecho, porque esta vida no es eterna y dejar cosas hechas puede ser una forma de eternidad.”

Un catálogo de reflexiones personales, literarias e ideológicas

La intervención en la esfera pública constituye uno de los rasgos centrales del perfil intelectual de José Saramago. Su voz se convirtió en una referencia global, particularmente identificada con el pensamiento crítico, la defensa de los excluidos y la reivindicación de los derechos humanos. La concesión del Premio Nobel de Literatura en 1998 contribuyó a acrecentar el alcance de sus palabras. Este libro constituye un repertorio de declaraciones del autor recogidas en prensa escrita desde la segunda mitad de los años setenta hasta marzo de 2009. Su vertiente de creador de opinión pública queda bien patente en estas páginas, que ahondan en la identidad de José Saramago como persona, como escritor y como ciudadano comprometido.

analiza y saca conclusiones poderosas formuladas mediante frases robustas y sugerentes. La gente tiene necesidad de que le hablen con honestidad. Ellos vienen. así como un compendio de sabiduría. La gente que se reúne para escucharme sabe que. para mí se ha convertido. Unas declaraciones que constituyen hoy un valioso caudal de información y de presentación de ideas y valores éticos. Pero siempre digo lo que pienso. lo dudo. como de costumbre. sin retórica. tal vez porque estoy cansado de oírme. en comida recalentada. José Saramago. escuchan y se van contentos como quien tiene necesidad de un vaso de agua fresca y la encuentra allí. Parece que la honestidad no se usa mucho en los tiempos actuales. Y ¿por qué habrían de tenerla? ¿Qué significado tiene el zumbido de las abejas en el interior de la colmena? ¿Les sirve para comunicarse unas con las otras? José Saramago. político y combativo. Yo soy una persona pacífica. Yo. Nadie podrá decir nunca que le he engañado. que no trato de captar ni de convencer a nadie. sentencioso e imaginativo. Y lo hago en forma sencilla. con el paso del tiempo. ninguna importancia. 2003 Me dicen que las entrevistas han valido la pena. me amarga la boca la certeza de que unas cuantas cosas sensatas que he podido decir durante la vida no habrán tenido. Yo no tengo ninguna idea de lo que voy a decir cuando estoy frente a la gente. original y provocador. sin demagogia ni estrategia. 2008 . Lo que para otros todavía puede ser novedad. con independencia de si coincide o no con lo que pienso.Controvertido y racionalista. O algo peor. soy honesto. Digo exactamente lo que pienso. Saramago observa. a fin de cuentas.

A partir de su eclosión como narrador. en la persona que es. Apenas podría entenderse hoy adecuadamente la figura del escritor sin tomar en consideración su faceta pública. El autor concentra. aprovechando la plataforma ofrecida por prensa y tribunas para difundir sus ideas y combatir las desviaciones que. a estimular su conducta y a acrecentar el alcance de sus palabras. la obra es el novelista y el novelista resulta de la proyección de la persona que lo anima. Sei que é um marxista. pero también forjándose un rostro social que forma parte sustantiva de su robusta figura. vista en perspectiva. antes que modular su discurso enfático. político y combativo. concretada en un arraigado sentido del deber— afirma una de las categorías que definen su carácter. articulaba y desplegaba una refinada autoconciencia sobre su . despejando cualquier eventual duda sobre su compromiso civil. porque. quase um Shakespeare entre os romancistas.Crónica del escritor en la calle -Prólogo de Fernando Gómez AguileraLa intervención en la esfera pública constituye uno de los rasgos centrales del perfil intelectual de José Saramago. Controvertido y racionalista. más allá del rotundo espacio ocupado por el hombre de letras. a su juicio. Mediante declaraciones. A donde va el escritor. De este modo. la defensa de los excluidos y la reivindicación de los derechos humanos. asumido como imperativo cívico. particularmente identificada con el pensamiento crítico. para Saramago. ya sean los específicos de la literatura. mas não escreve como um comissário e opõe-se aos impostores da Igreja Católica. sentencioso e imaginativo. el haz de obligaciones desprendido de sus actos. un escritor en permanente elusión de cualquier torre de marfil. alejado del ensimismamiento. La concesión del Premio Nobel de Literatura en 1998. a comienzos de los ochenta. se deriven las consecuencias que se deriven de este hecho. O seu trabalho ultrapassa tudo isso”. mientras contribuía a crear opinión y a dibujar su silueta del mundo. la responsabilidad —también su variante consanguínea. pero también su quehacer creativo y reflexivo. Não há nenhum ficcionista vivo nos Estados Unidos. Saramago compartía consideraciones sobre su propia creación o trataba abiertamente cuestiones palpitantes de nuestro tiempo. emanado tanto de sus convicciones políticas cuanto de la impregnación humanista —nihil humanum puto alienum mihi— que se filtra con brío por el tejido de su estructura cultural y de su musculatura de incombustible y vigoroso polemista. desarrollaría una creciente e intensa tarea de vertido de ideas. adquiere la forma de una suerte de sostenido comportamiento activista. de quien Harold Bloom comentaría en 2001: “Saramago é extraordinário. na América do Sul ou na Europa que tenha a sua versatilidade. valoraciones y denuncias en foros y medios de comunicación internacionales. no cabe la posibilidad de disgregar la escritura de sus principios frente a las circunstancias de la realidad. va el ciudadano solía reiterar con convicción. los propios del ejercicio de la ciudadanía o los concernientes a la simple vida. elaborando un rico sistema de pensamiento de raíz radical. Como sucediera con Albert Camus. iba construyendo su visibilidad pública como intelectual comprometido. contribuyó a subrayarlo. Dir-se-ia tão divertido como pungente. que. que. Y lo practicó de tal modo. marcando el conjunto de valores que orientan su conducta ética. sin fisuras. original y provocador. entrevistas y rotundos titulares. perturbaban el orden del mundo y el bienestar de la humanidad. hasta convertir su voz en una referencia global.

diversificados en cuanto a sus intereses ―no sólo profesionales. cuyos juicios e informaciones contribuyen a esclarecerla y a comprenderla. como hizo Sartre. Extiende sus testimonios. la defensa del iberismo transcontinental. el análisis severo del papel desempeñado por los canales de información. José Saramago sabe trabajar los registros comunicativos manejando ideas fuertes que problematizan las convenciones. Además de sus inquietudes morales. como si se tratara de un estricto acto de militancia o. denuncia el vaciamiento ceremonial de la democracia —cuyo paradigma contemporáneo cuestiona— y la hegemonía global del poder económico a instancias de un mercado gobernado por códigos autoritarios y amorales. digerido siempre intelectualmente—. Censura el fracaso de la razón como modulador de nuestro comportamiento individual y colectivo. el reconocimiento de los errores del marxismo y la reivindicación. construido en tensión con los desafíos contemporáneos y superador de las obsoletas fórmulas del pasado. desmitifica la creación y desentraña su proceso de formalización textual. a través de sus manifestaciones. sociopolíticas y . Además de plantearse el papel del escritor. La prodigalidad con que el autor de Ensayo sobre la ceguera se relacionó con los medios de comunicación. No resultan ajenos a sus preocupaciones el tratamiento de sus difíciles relaciones con Portugal. de control ideológico y de injusticia que condicionan nuestro entorno determinando el sentido de nuestras vidas. se vincula a su específico árbol genealógico literario. en las observaciones vertidas en la prensa. En definitiva. dilucida las relaciones y diferencias entre Historia y ficción o entre Literatura y compromiso. en tanto que apuesta por innovaciones o por desarrollos fronterizos. afila su bisturí. de manera que. al tiempo que muestra su vocación para hablar y dialogar franca y polémicamente con su presente. sin atender a límites geográficos. filtrado por las reglas del periodismo y sostenido sobre grandes metáforas y sugerentes imágenes. Mi vida es tan pública que se conoce todo cuanto he pensado sobre cada acontecimiento”. en una confesada desconfianza y pesimismo volterianos que arrojan una mirada disgustada. crecientemente. directo. Pero su capacidad de ponderación y de penetración en el sentido oculto de las cosas supo desplazarse de la escritura para ponerse al servicio de la indagación en las zonas oscuras de la Historia. irónica y melancólica sobre lo real. Sin duda. sin aparente elaboración —sin embargo. de un nuevo pensamiento de izquierda.trabajo. apoyado en una solvente capacidad de comunicación. favorecidas por un lenguaje accesible. un mecanismo engrasado que. la singularidad de su estilo o las reservas con que se aproxima a los géneros. un notorio didactismo y la inclinación a difundir y compartir sus impresiones. sustenta una efusiva relación de atracción con el público. sino. desde su condición de militante comunista. Resistiéndose a las ideas recibidas. puede rastrearse una fina percepción analítica de las claves de su obra. en un mundo que. se hace inhumano. iluminado por una pertinaz conciencia insatisfecha instalada en la interrogación permanente. por su colosal volumen y su resonancia. comparte fatigas filosóficas y políticas con la Literatura —a la que. piensa en voz alta sobre la motivación de sus libros. El propio escritor fue muy consciente de la frecuencia y amplitud con que se distribuía su pensamiento: “Mis ideas son conocidísimas. más bien. nunca las he disfrazado ni las he ocultado. con frecuencia. le sirvió para trasladar ampliamente ideas y apreciaciones. la reprobación de la Iglesia. tampoco priva de esos contenidos—. aclara su concepción simultaneísta de la temporalidad. sociales y políticos― al terreno de los valores éticos y la quiebra de los derechos humanos. de pleno ejercicio de su libertad y responsabilidad social. del ser humano y de los mecanismos de poder.

pensar significa desestabilizarse interiormente y desestabilizar el discurso consolidado. solo una metonimia en relación con el inabarcable caudal de materiales periodísticos que generó a lo largo y ancho del mundo. en radios y televisiones. Juan Arias. revistas y libros de entrevistas —cinco publicaciones de referencia para conocer al escritor. compareció ante la prensa sin fatiga y con infrecuente generosidad. que penetra y hace tambalearse la fachada de la apariencia y el statu quo para modificar la perspectiva e incorporar otros ángulos. Cuba. de estímulo y pretexto para reflexionar cumplida y minuciosamente. Colombia. Los extractos seleccionados se han obtenido a partir de la consulta de un amplio corpus de declaraciones publicadas en países muy diversos: Portugal. con las que se persigue avanzar. se ofrece un amplio repertorio de palabras suyas extraídas exclusivamente de periódicos. sus convicciones y su talante personal. en la coherencia moral ejercitada a lo largo de su vida y en la reinterpretación de las . En este sentido. pero sin atenazarla ni estrangularla. también con continuidad. en unos y otros periódicos y revistas. porque entiende las funciones creativas y de conocimiento como instrumentos al servicio de un proyecto cívico y humanizador. construyendo un auténtico espacio de resistencia con capacidad de resonar globalmente. a pesar del escepticismo que envuelve su visión del mundo. en encuentros y conferencias. además de una monografía de Andrés Sorel—. no como una claudicación. dejó pormenorizada constancia de su biografía. Sólidamente anclado en una arquitectura racional ilustrada. en un abanico cronológico que abarca desde la segunda mitad de los años setenta hasta marzo de 2009. en permanente vigilia a la hora de meditar y dialogar con su tiempo. procura el desasosiego. Su vertiente de creador de opinión pública queda bien patente en las páginas que siguen. lecturas y protagonistas. pero sí resulta exhaustivo y suficientemente significativo del equipaje de actitudes y pensamiento con que el Premio Nobel portugués ejerció su fecunda responsabilidad cívica a través de los medios. Siempre en guardia a la hora de interactuar con la Historia y con el contexto. Argentina. mejorar. En esta compilación que ahora ocupa al lector. Perú… Naturalmente. el error. se trata de hacer compatible el pesimismo de la razón con el optimismo de la voluntad. el paisaje resultante no pretende ni podría ser completo. Inglaterra. pues. el reiterado pesimismo que le caracteriza —provocado por el malestar con que reaccionaba ante la situación del mundo y la deriva de los seres humanos— debe entenderse. España. Brasil.literarias. Saramago no sentía preferencia por el diagnóstico bucólico ni ha de rastrearse su pensamiento en el espacio acomodado del consenso. una sacudida que desencadena nuevas reconfiguraciones. que recogen sus conversaciones con Armando Baptista-Bastos. Anticipa. Por lo general. sino como una energía que pone en cuestión el orden convencional. sin artificios. Como en su momento apuntara Gramsci. Italia. inhibiciones o dobles lenguajes. Al igual que la escritura exige la perturbación del idioma cosificado y de la realidad establecida mediante la aportación de nuevas formas lingüísticas y configuraciones mentales no codificadas hasta el momento de su aparición. Carlos Reis. Jorge Halperín y João Céu e Silva. tanto sobre su producción como sobre la deriva de su época. dispuesto a subvertir los grandes relatos y a manifestarse públicamente con la posibilidad de acceder a amplias capas de la sociedad. cuya fase previa exige el desenmascaramiento y la hostilidad crítica que combata el desvío. movido por la necesidad imperiosa de expresar abiertamente lo que tenía que decir. a su vez. Y esa amplia red de comunicación que tejió le serviría. Estados Unidos.

así como una estimulante práctica de disidencia y de contestación pública. hilvanado por una invariable voluntad de inteligencia. por lo tanto. sino también en su manera de pensar”. configurando la imagen de una personalidad brillante y compleja. en sí mismos.ideas políticas comunistas —matizadas por una cierta heterodoxia—. pero a buen seguro que el orden de los factores no alteraría el producto final: la imagen fiel que arrojan del personaje. A su vez. En ellas está Saramago. constituyen conceptos recurrentes sobre los que el escritor se ha pronunciado y ha dotado de sentido. Poseen. el lector puede también tomar el florilegio como un autorretrato sobre cuyo trazo es posible advertir las facciones mayores de su rostro en tanto que novelista. Esta colección de agudezas. unas veces cargadas de materia informativa y otras. Naturalmente. que rehuyó trabajar con héroes y no cesó en su afán de desacralizar la Literatura y la labor del escritor —rasgos compartidos por Saramago—. con la voluntad. entre cuyas hebras no será difícil reunir una buena representación de perdurables dicta memorabilia. . no obstante. anhelos y fracasos de nuestro tiempo. se desprende un tejido compacto y denso. esas etiquetas conceptuales se presentan agrupadas en tres grandes epígrafes que ahondan en la identidad de José Saramago como persona. Chejov. estas declaraciones fragmentarias constituyen hoy un valioso caudal de información y de presentación de ideas y valores éticos. que no se agota en la literalidad que aquí adopta. tiene el propósito de ofrecer una especie de levantamiento topográfico del pensamiento y la visión del mundo del autor. Es éste. por su fondo sentencioso —como corresponde a la actitud grave e irónica con que el autor de Ensayo sobre la ceguera se enfrentaba a la vida—. El lector quizá se inclinara por otra ordenación. lo dejó dicho: “La originalidad de un autor estriba no sólo en su estilo. como escritor y como ciudadano comprometido. Cada esquirla supone una ráfaga de iluminación y de sentido. de diagnosticar sus males y de sugerir antídotos o de confirmar decepciones y frustraciones. un libro de los muchos posibles que podrían plantearse bajo la orientación que lo anima y es. nacidos de la facultad de aforista del Premio Nobel portugués. de comprensión y de musculoso diálogo con la realidad. Del conjunto. Pero la taracea ofrecida en este libro aporta asimismo un compendio de sabiduría. intelectual y vital. supo alojar su obra y sus reflexiones en el lugar del cuestionamiento y la deconstrucción del cliché. en fin. Saramago observa. persona y ciudadano: una crónica de su imaginario profesional y vital. espontaneidad y expresividad características de ese modo de comunicación escrita. Los textos se presentan organizados cronológicamente a partir de etiquetas o núcleos temáticos que. el testimonio de un librepensador en el que resuenan formidablemente las tensiones. analiza y saca conclusiones poderosas formuladas mediante frases robustas y sugerentes. ni en lo que concierne a la clasificación de las citas ni en lo referido a la ubicación de las entradas. construidas como apotegmas y máximas propias de la literatura paremiológica y las colecciones gnómicas. asimismo. anotando algunos de los nódulos inconcusos de su mapa literario. capaz de radiografiar al ser humano y a su circunstancia. de conformar una identidad congruente. con la inmediatez. de esbozar una arquitectura ideológico-social saramaguiana suficiente. la virtualidad de actuar a modo de articulaciones en torno a las cuales se desenvuelve su personalidad cultural. una obra abierta. expresado a través de sus palabras tal y como fueron recogidas y publicadas por los mass media. Si se prefiere. los compartimentos no son estancos. Valoradas con el horizonte que ofrece el trascurso de los años.

Fernando Aguilera Gómez .

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->