4 de enero 2013

RELATORÍA DE HECHOS ANTE UN INMINENTE ACTO DE HOSTIGAMIENTO.

Siendo aproximadamente las 13hrs y dirigiéndome rumbo a comprar unas cosas para mi trabajo, fui detenido por unos sujetos que se dijeron ser trabajadores del GDF dado que, según ellos, me identificaron por aparecer en unos videos en relación a los actos del #1Dmx, nunca negué haber estado ese día lo que sí negué fue haber sido participe de los actos vandálicos que han insistido en querer imputarle a nuestro movimiento YoSoy132.

Primeramente me trataron de intimidar con afirmaciones como “se pasaron de verga el 1 de diciembre pero bien que los tenemos ya identificados”, yo respondí que todos sabíamos que los responsables de los actos de vandalismo fueron personas infiltradas, a lo que respondieron “ya nos tienen hasta la madre de su versión de infiltrados, si tanto odian a Peña Nieto nosotros les organizamos un encuentro con él y le mientan su madre en su cara y ya terminan de hacer sus desmadritos”. Es cierto que con gusto le mentaríamos su madre pero la finalidad de continuar en pie de lucha es por mejores propósitos que simplemente realizar una grosería.

Posteriormente la conversación se centró en preguntas del tipo de “¿Cuánto les pagan por sus desmadritos de andar marchando? ¿Quién está detrás de ustedes? ¿Quiénes son sus líderes? ¿Cuánto se llevaron por los actos del 1 de diciembre? ¿Quién planeo todo lo que sucedió en avenida Juárez? Ante estas preguntas respondí que nosotros no teníamos líderes, que nadie nos paga y que mucho menos fuimos responsables de los actos de #1Dmx. Ellos continuaron insistiendo en que les diera nombres, que les describiera las funciones de los compañeros de acampada en especial del “poeta” así como del “líder” de la Asamblea Popular del Monumento a la Revolución y he de manifestar que simple y sencillamente respondí que ignoraba todo lo que ellos afirmaban y cuestionaban.

Así mismo, me mostraron dos videos de los enfrentamientos en avenida Juárez para que les indicara si identificaba a los presentes y siempre respondí que no lograba identificar a nadie, a lo que ellos me cuestionaron mi presencia en el lugar de los hechos y respondí que fue por que me dedicaba a documentar en video e imagen para una página de Facebook que apoya al movimiento Yosoy132.

Al final todo se tornó en una “charla informal”, ellos sugirieron que dejáramos ya las cosas como están y que no estuviéramos solicitando el castigo para los policías que incurrieron en abuso de autoridad por que sino entonces comenzarían a detener gente, me limite a responder “esa decisión le corresponde a los abogados del movimiento y la coordinadora, yo no tengo ninguna autoridad de decisión así que lo siento”. Acto seguido, me indicaron que me podía ir pero que me anduviera con cuidado por que si me veían en marchitas entonces seguirían “línea”, me gire y afirmé “nunca dejaré mis ideales por unas palabras amenazadoras.”

En una breve relatoría de hechos, esto fue lo que me sucedió.