1

Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús
Introducción

Podemos comenzar dando gracias pues sabemos que este libro es la mejor explicitación sobre nuestro carisma que nos ha dejado Teresa de Jesús. ¡Cuántas veces hemos recurrido a este “librillo” como nuestras verdaderas constituciones!, fuente donde beber y “encender” más que saciar nuestra sed. Como “hijas, hermanas y amigas” de Teresa, al acercarnos a leer, lo hacemos en actitud de diálogo, con todo lo que esto comporta. Abiertas a lo que ella nos dice y enseña, busquemos desgranar sus frases, y pasarlas por el filtro de nuestra propia vida, confrontando con nuestra historia personal, comunitaria, eclesial, social. Se acrecentará con los aportes de las diferentes culturas en las que vivimos, como también según el prisma desde donde la leemos. Nos vendrá bien ubicar la obra en el contexto, de ahí la importancia de conocer la realidad histórica, social, política, como también en un plano más restringido, la comunitaria de la época. Para ello contamos con las introducciones y notas de las diversas ediciones y libros muy buenos con reseñas y explicaciones que clarifican e invitan a la lectura directa del libro. De esto se trata y eso es lo importante, poder entrar en diálogo personal y comunitario con Teresa de Jesús, aprovechar que a nivel de la Orden carmelitana este año se dedica a la lectura y profundización de Camino de Perfección, de cuyo libro, entre tantísimos elogios que ha recibido desde sus comienzos está el de Don Teutonio de Braganza en la dedicatoria a la 1ª edición: “su espíritu vive en la doctrina de este libro”1. Sumerjámonos en él, nos recordaba nuestro Padre General que es “preciso tener claridad en nuestra identidad carmelitana2”, evaluemos nuestras vidas, nuestros caminos personales y comunitarios en diálogos esclarecedores con Teresa de Jesús, es una riqueza muy grande la que contamos en sus escritos, busquemos ser enseñadas por ella y de primera mano, vayamos a la fuente y descubramos por nosotras mismas qué nos propone.

1 2

Teutonio de BRAGANZA, Camino de Perfección, Edición de Evora, Portugal 1583. P. Saverio Cannistrà, cfr. Crónica del 1er. encuentro de coordinadoras y delegadas de asociaciones de Carmelos de A.L. 21-27 setiembre 2010.

2 Nuestros esquemas serán en base a preguntas que nos pueden ayudar a profundizar y tener algunas “pistas” de lectura. Demás está decir que no se agotan solo en estas, son una de tantas posibilidades de abordar el libro. Pues podemos hacerlo también desde una lectura cristológica, teniendo allí el hilo conductor; o bien seguirlo a través de los textos o referencias bíblicas; o abordarlo desde ciertos temas fundamentales que desarrolla. Las posibilidades son de lo más variadas, cada una aporta un acceso diferente y nos brinda como el rayo de luz al traspasar el prisma de cristal la variedad infinita de colores. Si bien normalmente se cita y trabaja con la edición de Valladolid por ser un trabajo más pulido y completo, la del Escorial tiene la frescura de lo que brota primero y es importante rescatar ciertos párrafos censurados que no pasaron a la 2ª edición. Recordemos que Santa Teresa no le pone título, normalmente lo llama “El librillo” o “El Paternóster”, considera que “trata de avisos y consejos”, éstos se convierten para nosotras –y toda persona que lo desee– en un extraordinario y sólido tratado de vida espiritual, es camino “de oración”, “de contemplación”, “del Señor”, “del cielo”, “del Espíritu”. Tenemos el privilegio de poder enriquecer nuestra vida con los escritos que Teresa compuso para nosotras, “palabra hablada primero, mensaje iniciático, programa de vida, que luego se hace escrito de urgencia, sin mucho orden ni concierto. La vida brotaba de la fuente, del corazón, de la experiencia, se dibujaba sobre el papel un camino sin retorno, sólo de ida: camino de oración y perfección que se anda en compañía3”, cuántas preguntas y dudas encuentran respuesta en ella, abordar su obra, auténtico proyecto de vida personal y comunitaria nos anima y fortalece pues “…el bien nunca trajo mal. Así que esto sirva de procurar caminar mejor el camino, para contentar mejor a nuestro Esposo y hallarle más presto, mas no de dejarle de andar; y para animarnos a andar con fortaleza camino de puertos tan ásperos, como es el de esta vida, mas no para acobardarnos en andarle”4.

Santa Teresa de Jesús, Camino de Perfección4- revisión del texto, introducción y notas, Daniel de PABLO MAROTO, EDE, Madrid 1983, p. 8. 4 Fund. 4,4.

3

3 Esquema y contenido de Camino según el Códice de Valladolid

Primera parte Caps. 1 – 18 Preparación para la oración

1–3 La “gran empresa del Carmelo” Finalidad del estilo de comunidad teresiana 4 – 15 Presupuestos, cimientos para la oración, cosas necesarias, “virtudes grandes”

Segunda parte Caps. 19 – 42 En general (cc. 19 – 26) Oración Paternóster (comentario) (cc. 27 – 42) “Su modo” “Virtudes grandes”

16 – 25 16 – 20,2: actitud de la persona

frente a Dios, disponibilidad plena. 20,3 – 25: valentía y decisión qué es la oración 26 – 29 ; 34,8 – 35,2 oración de recogimiento. Mirarle dentro. Doctrina, praxis, eucaristía. 30 – 42 30 – 34, 7 oración mística. De quietud. De unión. 36 – 42 42, 5 – 7 efectos. excelencia del Paternóster.

Bibliografía TERESA DE JESÚS, Obras Completas, EDE, Madrid 20005ª. Obras Completas (M.E.C.1). Edición preparada por Tomás Álvarez. Ed. Monte Carmelo, Burgos 19978ª. Obras Completas (BAC). Edición preparada por Efrén de la Madre de Dios. Madrid 1976. Obras Completas. Edición preparada por Maximiliano Herráiz, Sígueme, Camino de Perfección, Tipografía Poliglotta Vaticana, 1965: Tomo I: Reproducción en facsímil del autógrafo de Valladolid. Tomo II: Introducción. Transcripción del autógrafo de Valladolid. Por Tomás Álvarez.

Burgos 1989. PABLO MAROTO. Teología y espiritualidad. Apuntes sobre la figura y doctrina espiritual de la primera doctora de la Iglesia. “Camino de Perfección”. 269 – 310. Ser cristiano según Santa Teresa. Jesús. en Estudios Teresianos. Daniel de. Valencia 1970 (2ª ed. MC. Maximiliano. MC. Santa Teresa y la Iglesia (Colección Karmel 4). “Contenido polémico del Camino de Perfección”. MC. CASTRO. Bibliografía complementaria ÁLVAREZ. Burgos 19802. en Introducción a la lectura de Santa Teresa. HERRÁIZ GARCÍA. . MC. ÁLVAREZ. “Oración” y diversas voces en Diccionario de Santa Teresa de Jesús. Así oraba Teresa. EDE. “Camino de perfección”. Sólo Dios basta. La oración. Burgos 1996. Paso a paso. vol III. Burgos 2001. MC Burgos 1996. historia de amistad. enséñanos a orar. Guiones teresianos. ampliada en 1981). Burgos 19812. CASTELLANO. introducción y notas por Daniel de Pablo Maroto. Leyendo con Teresa Camino de Perfección (Colección “Amigos de Orar” 22). pp. Claves de espiritualidad teresiana.4 Camino de Perfección4ª. Madrid 19852. pp. HERRÁIZ. Madrid 1983. Jesús. Desierto de las Palmas (Castellón) 1981. Madrid 19944. pp. Maximiliano. EDE. Teresa de Jesús. “MC”/6. 491 – 503. “Santa Teresa y las mujeres en la Iglesia”. Tomás y CASTELLANO. en Estudios Teresiano. Madrid 1978. EDE. vol II. EDE. Secundino. Centro de Espiritualidad Santa Teresa. Burgos 1995. Revisión del texto. Tomás. 531 – 555. MC. EDE. Introducción a Camino de Perfección de Teresa de Jesús. Madrid 19955.

acá se refiere a la fundación y al hecho de escribir. (Teresa sólo escribió así el primero. ¿por qué recurrimos a ella? Las de entonces: “el amor que le tenían”. tal como lo encontramos en los libros. Nosotras. hoy? ¿Consideramos que Teresa puede hablarnos – enseñarnos? ¿qué temas? Aquí pareciera se circunscribe a la oración. en comunidad. A continuación del número de capítulo irá escrito en letra cursiva el epígrafe del mismo. . Es realista y coherente en sus planteamientos. Opción fuerte y decidida de acompañar a Jesús. aunque nos daremos cuenta abre y despliega el abanico de la vida. 5 CE = Códice del Escorial. ambos con objetivos claros en su deseo de ayudar “vayan muy adelante en el servicio del Señor”. en el resto dejó señalado dónde finalizaba cada capítulo y los epígrafes están escritos por otra persona en apéndice al final). (Sólo figura en CE5) ¿Qué puede aportarnos Teresa. de encarnar el Evangelio. ¿Cuáles son nuestros objetivos? ¿qué peso tienen para nosotras “el amor y la experiencia”? Capítulo I De la causa que me movió a hacer con tanta estrechura este monasterio. ¿qué razones encontramos para que lo que ella diga “nos aproveche”? Teresa quiere hacer “Su voluntad” (es una constante en toda su obra: “unir mi voluntad con la de Dios es la unión que yo deseo”). a modo de ubicación rápida en el tema que desarrolla.5 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Algunas preguntas que nos suscita la lectura del libro y nos pueden servir para iniciar o continuar. un diálogo personal o comunitario con Santa Teresa. Prólogo Que trata del intento que tuve para hacer este libro.

sabemos que hay distintos niveles. cómo los viví en un primer momento? Cómo los vivo ahora? ¿qué lectura hago de ellos? ¿Cómo vemos a nuestra actual iglesia? ¿Y la realidad social en donde nos toca vivir? ¿Cuáles son nuestras propuestas. por las que permanecemos? ¿qué motivaciones teníamos. ¿Cuáles son “nuestras causas”? Por las que llegamos al convento. utopías? Nuestras propuestas ¿tienden a los “máximos posibles” o nos conformamos con mediocridades? ¿Qué observaciones hace Teresa de la realidad y cómo decide responder a ella? Cómo vive esa “seguridad en Dios” y confianza en su “gran bondad”. … y ahora? ¿qué ilusiones. los que ocupan nuestro corazón y nuestra vida? . ¿Cómo refleja o expresa Teresa los planteos que hace en este capítulo? y cada una de nosotras? y nuestras comunidades? ¿qué los hizo posibles. nuestras respuestas vitales? Hoy tampoco es tiempo de tratar con Dios negocios de poca importancia ¿Cuáles son “nuestros” negocios.6 Comienza el capítulo recordándonos que tuvo “causas” para fundar.

desde Él miraremos. El eje y centro de nuestra vida es Jesucristo. necesitamos aprender a ‘descansar’ en Jesús. * Analicemos expresiones o frases utilizadas en este capítulo que nos sitúan en lo esencial. e implican que lo que debiera ser nuestro objetivo principal no lo sea. ¿pensamos que hay incoherencias en nuestras vidas que ocultamos amparadas en nuestro estilo de vida. y del bien que hay en la pobreza. ¿cómo nos planteamos vivirla? ¿Cuáles son los aspectos que nos ayudan. 22. pierda su esencialidad o quede desdibujado? * “Sería engañar al mundo…”. Los “artificios humanos” es olvidar que Jesús es la vid y nosotras los sarmientos. cuáles no? 6 V 7. protegidas tras los muros? ¿Qué modos tenemos para alertarnos mutuamente? ¿Cómo nos “hacemos espaldas unas a otras6” para vivir con llaneza y limpieza de corazón. es nuestro punto de partida y nuestra meta. ¿cuáles?. Él es nuestra razón de ser. he aquí el quid de nuestra vida. Si tenemos “los ojos en Jesús” no los podemos tener en nadie ni en nada. . valoraremos todo. nuestro referente: evaluamos nuestras opciones e iniciativas a la luz. “no habiendo menester contentar a nadie sino a él”? * ¿A qué pobreza se refiere? ¿Qué valor le da? ¿Cuáles son nuestras pobrezas (personales. ¿por qué se detiene en ellas? ¿qué otras ‘realidades concretas’ podemos agregar en lo que personal o comunitariamente priorizamos.7 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 2 Que trata cómo se han de descuidar de las necesidades corporales. comunitarias)? ¿Cuál es la razón por la que plantea este tema? Hoy nosotras. * Teresa ‘baja’ a realidades concretas. o a través de ‘la lente’ Jesús. A través del ‘filtro Jesús’ haremos pasar nuestra existencia.

de qué modo nos comprometen y nos hacen vibrar tal como lo percibimos en ella? ¿Qué cosas facilitan nuestra comprensión de la realidad y nuestra respuesta? ¿Qué abarcamos al decir ‘iglesia y los que trabajan por ella’? ¿Cómo lo entendemos hoy? ¿Qué nos provoca el entorno y las condiciones actuales de nuestros hermanos y hermanas? * “Pues no sois vos. Motivo de nuestra existencia comunitaria. ¿Cómo la plasmamos? ¿Cómo evaluamos criterios de discernimiento que ayuden a nuestro proyecto de vida. “seamos tales”? ¿Qué implica “ser tales”? * Nos hace una propuesta muy concreta concerniente a lo eclesial – apostólico. Centra el objetivo de nuestro estilo de vida en la Iglesia y los que trabajan por ella. recordamos que estamos aquí porque a cada una ‘nos llamó’ el Señor? * ¿Qué nos pide Teresa al decir “seamos algo”. fue tachado y no pasó al códice de Valladolid. semejanzas con las actuales.8 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 3 Prosigue lo que en el primero comencé a tratar. ¿Cuál es la situación de las mujeres en nuestra sociedad. Criterio cualitativo. Acaba con una exclamación. Propuesta teologal a la situación de su época. Hace una hermosa defensa de las mujeres. Criador mío. Fuerza eclesial de las pequeñas comunidades. y persuade a las hermanas a que se ocupen siempre en suplicar a Dios favorezca a los que trabajan por la Iglesia.” Recordemos que este párrafo en CE es mucho más largo. llamadas. desagradecido…con mucha piedad. nos expone ciertos aspectos velados que nos permiten deducir cómo pensaba sobre la situación de las mismas. * “…el Señor nos juntó en esta casa” ¿Cómo vivimos este ser vocacionadas. en nuestra Iglesia? Comparando las condiciones en el siglo XVI y las nuestras ¿qué aspectos han . no es una respuesta anclada en las posibilidades humanas.

Nos había dicho unos párrafos antes “podemos algo con Dios”. Debemos tener claro que no estamos aquí para ‘santificarnos y servir’. sino para ‘servir’ y sirviendo nos santificamos. pues se sabe enraizada en Jesús. Es una significativa teología del mérito: “por la sangre de vuestro Hijo y sus merecimientos”.9 evolucionado? ¿Qué pasos hemos ido dando? ¿Cuáles debemos continuar? ¿De qué modo? * ¿Cómo describe a Jesús? ¿En donde apoya el valor de nuestros ruegos? Es audaz en su propuesta. ¿Podemos describir cómo vivimos esta realidad? . Nuestros ‘merecimientos’ tienen un solo origen: el misterio pascual de Cristo.

y la puesta en práctica donde se darán las tonalidades y los tiempos según las características y posibilidades de cada persona. sostenernos en el “yugo de su amor”. no quiere perdamos de vista a qué estamos llamadas y sobre qué pilares debemos fundamentar nuestra vida.10 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 4 En que persuade la guarda de la Regla. (en el anterior había encarecido ‘no engañar’). un amor que no anda con mediocridades. Mt 11. en el objetivo. cómo puntualiza lo interior y lo exterior. Nos presenta el proyecto exigente. y lo que dañan amistades particulares. “en el servicio del Señor”. en este “camino de oración”. -hoy nuestra mirada-. ¿qué modos. nuestras comunidades. le propone un proyecto que prioriza lo medular. Cómo interpretamos y concretizamos. *¿Qué entendemos por “qué tales habremos de ser”?. que es amor del prójimo. la constitución del ser. después estarán las vías de realización. . * “Ser tales…”. Analicemos y compartamos sobre qué pilares construimos nuestras vidas. “bajamos a lo cotidiano” la experiencia del amor. Declara la primera de estas tres cosas. Buena pedagoga: centra la mirada de sus interlocutoras.28-30). mujeres de ‘una sola pieza’. La propuesta teresiana es evangélica: “vengan a mí…yo los aliviaré” (cfr. Otro de los capítulos programáticos. de qué manera proyectamos lograrlo? * ¿Qué concebimos por orar sin cesar? ¿Cuáles son las características de la persona orante?. Se centra en la persona. ¿Cómo explicamos “ser coherentes”? Tengamos en cuenta. transparencia. y de tres cosas importantes para la vida espiritual. qué medios. ¿cómo lo llevamos a la práctica? ¿Cuál es nuestro objetivo?.

en los diferentes tipos de relación interpersonal que establecemos? ¿Qué observamos en nuestros comportamientos? ¿Le sabemos poner nombre (catalogar como tales) a nuestras niñerías personales?. qué es lo que debemos “sanear de raíz”. y poner nombre a nuestro tipo de relacionamiento. Cómo debemos conducirnos en una relación de amistad seria y encaminada a crear comunidad. no se consigue fuera como un objeto. pues de eso se trata. de ahí se desprende todo lo demás. lo que nos gusta o no nos gusta en nuestras relaciones interpersonales. Recordemos ciertos términos que nos pueden confundir: amor demasiado = amor torcido. de qué modo? . Que es también el modo en que debemos conducirnos con Dios. cuáles son los aspectos que más valoramos. ¿cómo vemos e interpretamos su actualidad? * La paz no se construye con perfeccionismos. ¿las justificamos?. de la libertad –de todo y todos– para poder amar en verdad. a pedirle a Teresa que nos hable de oración?. su presencia en medio nuestro y desde Él se expande interior y exteriormente. y si realmente es tal. hoy. ¿Cuáles son las motivaciones que nos mueven tanto a nivel personal como comunitario. centro y eje de corazón y pensamiento. con el tiempo una vez fortalecida la relación personal y comunitaria. En los puntos siguientes nos “zambulle” en el amor. ¿por qué? En una famosa carta (30 de mayo de 1582 a Ana de Jesús). en qué se van nuestros pensamientos? ¿Qué entendemos por “parcialidades”.11 ¿Cuáles son las razones que nos llevan a nosotras. en la misma línea cuando dice “amistades grandes”. en nuestro caso y en cualquiera pues la amistad es expansiva. Lo que está señalando son principios generales. Como es su costumbre. amistad. del desasimiento. no anda con rodeos. ni estructuras que organicen y mantengan el “orden”. asidas a sólo El”. Sólo debemos leerla detenidamente. esto como un principio fundamental sobre el que no se puede “negociar” y menos en los comienzos. Qué características nos dan pautas de su presencia. a qué llamamos amor. no es en base a disposiciones y reglamentos. “después que estén asentadas y ellas más desasidas”. luchas y dolores. ¿Buscamos ser personas de un solo amor. La paz es Jesús. Su comportamiento es desde el amor a Dios. los sentidos. nos recuerda “libres quiere Dios a sus esposas. o la disfrazamos. tampoco excluye dificultades. no conducirnos por lo externo.

¿qué lugar le damos? . sea un constante deseo de encuentro con Él?. nuestra oración. etc.12 *¿Hacemos que nuestro trato con Dios. ¿Qué características tiene nuestro amor mutuo? La amistad se desarrolla con características diferentes en cada persona y respecto de cada una. De qué modo potenciamos nuestras amistades fundamentadas en la aceptación de Dios como centro de nuestra vida. nuestra experiencia de Dios. no así el cómo. ¿a qué llamamos soledad? * El amor entre nosotras lo da por sobreentendido. “la ternura”. Qué quiere enseñarnos al referirse a “la sensualidad”. ¿tenemos en cuenta y valoramos que cada amistad es única y particular? * Cómo caracteriza Teresa las dos maneras de amor. Sabemos relacionarnos con las demás personas ¿cuáles son las motivaciones? ¿Cómo encauzamos nuestra sensibilidad?. como ‘no motivadoras’ pero sí ‘concausas’ de una amistad. ¿ponemos los medios?. qué distinciones hace. ¿qué características tiene nuestra soledad?..

Analicemos y enunciemos en los diversos órdenes: Libertad espiritual. de confesores. sicológico de la persona. * Procurar letras. nos madura y hace crecer? * Qué entendemos por libertad. ejemplificando con casos concretos y significativos: importantes para la “vida que pretendemos llevar”. Dice lo que importa sean letrados. aquí nos ilustra ese amor en lo que respecta a los confesores. ¿Cómo encaramos en este aspecto nuestra formación? ¿Qué valor le damos? ¿Con qué medios contamos? ¿Valoramos y nos preocupamos por tener una formación sólida y completa? * ¿Qué entendemos por “buena conciencia” y “verdadera luz”? . moral. Qué ‘argumentos’ trae como ejemplo Teresa para que se quite libertad a las hermanas. cómo las enfocamos. Ventajas que aportan ‘personas de letras’. nos sirve de referente para las diversas relaciones de amistad. humano. cómo logra libertad de espíritu? Puntos básicos para el desarrollo y crecimiento espiritual. En el capítulo anterior nos marcó los 3 elementos esenciales en la estructura de la persona: son nuestro ‘a b c’. ¿Qué nos mueve. de las personas más cercanas afectivamente. ¿Qué nos quiere enseñar Teresa con los planteos que hace.13 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 5 Prosigue en los confesores. Luego comienza con el amor. Teresa nos presenta ciertos temas fundamentales desde distintas ópticas. en qué nos enriquece. qué exige a la persona una vida en y desde la libertad. Qué otros hay o se pueden dar. etc.

Hay amores que le usurpan el nombre al amor. pero sí de ‘características’ ¿Qué elementos sobre oración nos aporta a los que nos da en Vida 8? . almas reales”? Estos párrafos explicativos de este capítulo pueden darnos la posibilidad de analizar nuestra forma de relación con los demás. a desear “virtud” tan grande. contentos? ¿Por qué? ¿En qué vamos notando una evolución y crecimiento? Características del amor que describe en este capítulo. gustos. al ‘bueno y lícito’. al ‘verdadero’.14 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 6 Torna a la materia que comenzó del amor perfecto. similar al de Jesús. * ¿Cómo describimos estos dos tipos de relación interpersonal. que no perdura)? ¿Cómo nos valemos de la razón y la fe para saber analizar el modo de amar y relacionarnos con cada persona? ¿Qué frutos y ventajas se obtienen de este verdadero amor. ¿Cómo distinguir lo esencial de lo superficial (secundario. Aspectos esclarecedores del amor. ¿desde la fe? ¿Qué aportan a la persona? * No podemos hablar de definición. ¿el experiencial?. por eso quien lo tiene: dé gracias a Dios y quienes no: comencemos a tomar gusto. de amistad de que habla Teresa? ¿En qué se diferencian? ¿Cuál es el objetivo de cada una? ¿Qué inconvenientes trae y qué esconde este mal llamado amor? ¿Qué califica el amor de las “almas generosas. No abunda. ¿Qué nos mueve a amar a cada una de las personas? ¿Cuándo nos dejamos conducir por intereses personales. al ‘precioso’. para quien ama de este modo y para quien es amado por estas personas? * ¿Cómo describe el conocimiento intelectual?.

Pone como ejemplo el de Mónica con Agustín. no es cuestión de conceptos. Es nuestro manantial. Insistamos con algo esencial. el amor no son elucubraciones teóricas. y quién es Jesús para nosotras. allí bebemos de la fuente. soporte mutuo. * Cómo describe este amor “apasionado”. es también sostén. desde donde partimos. etc. ¿Cómo hacemos que nuestras comunidades sean fuente de vida más sana. qué es lo que busca la persona con este modo de actuar.. ¿Cómo los entendemos? ¿Qué cabida les damos en nuestro modo de relacionarnos? * Hemos estudiado en estos capítulos diversos aspectos del amor. lugar de acogida y hogar que invita al encuentro y la alegría compartida? . más aún en nuestro estilo de vida y compromiso vocacional. ir teniendo en cuenta cómo define a Jesús. el amor es una Persona: Jesús. Continúa con el tema planteado que viene desarrollando. aprendemos y nos nutrimos. a lo largo del libro. De qué modo ‘alimentamos’ nuestro amor. qué características le atribuye. sabemos que es básico en cualquier relación interpersonal que se precie de tal. ¿Cómo es el comportamiento de estas personas?. y da algunos avisos para ganarle. ¿cuáles los rasgos sobresalientes que se deben tener en cuenta y plantear de entrada? * Importancia de la ternura y compasión. ¿qué otros podemos enumerar? Qué diferencias o características establecemos entre los distintos modos en que nos conduce Dios en el crecimiento y profundización de nuestro amor y nuestra forma de relacionarnos con Él y con nuestros prójimos. Amor mutuo. Bueno es. qué características enumera en “esta voluntad”.15 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 7 En que trata de la misma materia de amor espiritual.

16 ¿Podemos analizar cómo lo vivimos? ¿Qué importancia le damos? ¿Cómo alimentamos este amor y hacemos que crezca? ¿Podemos describir momentos en que nos hemos “entibiado”. qué ha implicado para nuestras comunidades y para cada una en lo personal? ¿A qué o a quién hemos recurrido para avivar ese amor? Hagamos un poco de historia personal y comunitaria dando gracias a Jesús y pidiéndole tengamos nuestros ojos fijos en Él para saber amar. .

cómo lo concretizamos en nuestra vida. quien “nos trajo”. Continuamos dentro de los capítulos con los ‘presupuestos’ para la oración. y con la puesta en marcha de la inteligencia teresiana: no es ‘quitando’. y para que se dé y llegue a buen puerto. ‘dejar’. ha de vivirse con la iluminación de propuestas claras y rotundas. su atención se focaliza en la persona y no en lo que hace la persona. y por quien debemos dejarnos conducir en esta delicada tarea del desasimiento. que las motivaciones no sean egoístas y no sólo en lo que respecta a parientes. * Varias veces en este capítulo Teresa nos refresca que es Jesús quien “nos juntó aquí”. por lo tanto es Él quien nos convoca. ahora aplicado a nosotras: “la monja…que deseare para su consuelo…”. Teresa hace el planteo centrada en Cristo. escribe con una fuerte carga negativa por lo que ha visto o vivido antes en la Encarnación. de la liberación de todo y todos. hoy y a la luz del Vaticano II es diferente nuestro enfoque y postura. cómo buscamos conocerle? ¿Qué es “darnos todas”. en qué consiste en lo ‘concreto y cotidiano’? * En lo que hace a “deudos” (familiares). pero es importante y bueno rescatemos el principio general válido para cualquier persona. Una vez más podemos preguntarnos ¿con qué capacidad de solidaridad y libertad nos conducimos entre nosotras. ¿Cuáles son nuestras respuestas a esta realidad y cómo asumimos nuestra responsabilidad de una sólida vida teologal? * ¿Qué entendemos por “abrazarnos con sólo el Criador”? ¿Cómo lo podemos poner en ejecución? ¿En qué radica? ¿Qué encuentros tenemos con Jesús.17 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 8 Trata del gran bien que es desasirse de todo lo criado interior y exteriormente. Él tiene la iniciativa. sino ‘dando antes’ para poder después -y teniendo en cuenta la persona y sus procesos‘quitar’. con . Él es quien tiene la iniciativa. esto nos exige una fuerte dosis de fe en nuestra vivencia cotidiana y relacionamiento personal. con nuestros familiares.

con quienes no nos resultan ‘allegados’.18 quienes sentimos más amigos. con los pobres. qué buscamos o pretendemos? . con quienes “no simpatizamos”? ¿Con Dios? ¿Qué nos motiva normalmente. con nuestros bienhechores.

19 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 9 Que trata del gran bien que hay en huir los deudos los que han dejado el mundo. * ¿Qué lugar ocupan en nuestro pensamiento y preocupaciones cotidianas las [preocupaciones] de las personas “más allegadas” a nosotras? ¿Qué solucionamos con ello? ¿Qué aporta a nuestro crecimiento en el amor y la solidaridad. Las preguntas son similares a las que ya nos hemos hecho. Jesús es quien genera nuestros lazos. la renuncia. nuestra comunión es hondamente teologal y nuestra vida debe partir de estos presupuestos también en lo que se refiere a los lazos de sangre. permitiéndonos ahondar una y otra vez para pulir nuestra vida. y cuán más verdaderos amigos hallan. la negación y ser “personas de un solo amor” en quien “hallamos todo”? ¿Qué diferencias notamos cuando nuestro proceder y comportamiento parte y tiene su ancladura en el amor de Jesús? ¿En qué percibimos las diferencias de un amor más maduro y libre? . Nos hace reflexionar el tema desde distintos prismas. en una vida de mayor compromiso y entrega? * Sabedoras de que es un largo proceso y una tarea constante ¿Cómo trabajamos por lograr y afianzar el desplazamiento afectivo.

No nos da lugar a distracciones ni a superficialidades. si no nos desasimos de nosotras mismas.20 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 10 Trata cómo no basta desasirse de lo dicho. generalmente nuestras elecciones son sobre cosas. lo hace de las más diversas maneras como las variaciones de una misma melodía. y cómo están juntas esta virtud y la humildad. La liberación es un logro que se debe dar en diferentes niveles. aunque muchas no vienen bien a nuestro propósito por tener cierta carga de tierra y plomo. o “el fin” que la motiva? ¿Qué o quienes nos ayudan en esto? * ¿Qué relación encontramos entre desasimiento y humildad? ¿Qué se aportan mutuamente y en qué aspectos benefician a la persona? Y ¿a la comunidad? . nos conduce invariablemente al centro y meollo de nuestro ser. ¿Sabemos identificarlas. Es prodigiosa la agilidad de Teresa para recordarnos el sentido profundo y único de nuestra vida. situaciones. Nada es ‘ni malo ni bueno’. nos “debilitan”. por lo escurridizo es respecto de una misma.. La libertad de espíritu. etc. realidades. depende del uso. el más difícil de abordar. ¿cuáles son las que nos quitan libertad de espíritu? ¿Qué “remedios” usamos para alimentar y fortalecernos en esta libertad? ¿Vemos las razones. aquí (en este capítulo) la ‘magia y gracia’ de quien ha recorrido estos vericuetos. modo. * La dificultad mayor está en nosotras mismas. nos animamos a ponerles ‘nombre’? ¿Qué nos enseña Teresa al decir “contradecir la voluntad”? ¿Cómo lo entendemos? ¿Sobre qué aspectos hacemos hincapié? Cada una de nosotras sabe ‘adónde le aprieta el zapato’ y qué cosas. destino… que la persona le dé. todas ellas en sí buenas. con un fin determinado: volar a su Hacedor sin ir cargada de tierra y de plomo. de uno mismo. no es lo que está ‘afuera’. encontramos fácilmente justificaciones a nuestro proceder. situaciones.

* Cómo encaramos. cómo es su comportamiento y saquemos nuestras propias conclusiones en lo personal y comunitario. ¿Qué importancia le damos? Respecto de este tema.21 * Hemos señalado que Teresa se remite a Jesús. en qué circunstancias. ¿qué distinciones vemos. corporal. cómo lo estamos viviendo. sicológico. entre los tiempos de Teresa y el nuestro? ¿Qué podemos señalar al respecto. Rastreemos en los evangelios qué dice Jesús de ambas. al tema de la salud en todos sus aspectos: espiritual. qué evaluación hacemos? . al Jesús de los evangelios.

en cuanto “a quién contentamos”. * ¿Qué anteponemos en la enfermedad. Cuáles son las razones para decir ciertas cosas (también enfermedades). Por ejemplo lo que dice a María de San José en carta del 1 de febrero de 1580 (316. se manifiestan más fácilmente nuestros ‘puntos flojos’. * ¿Asumimos la responsabilidad de nuestra propia vida en toda la variedad de situaciones que se nos presentan a diario? ¿Cuáles nos cuestan más? ¿Por qué? Características de nuestro modo de conducirnos. juicios de discernimiento que bien podemos aplicar a este tema de salud-enfermedad en cuanto a “hablar claro”. Ejemplos y aplicaciones actuales. la carta citada y Vida 31.22 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 11 Prosigue en la mortificación.17. por quién nos movemos. ¿reconocemos las causas? En qué consiste este “dejarnos toda en Dios”. Qué enseñanzas recogemos de una lectura paralela entre este capítulo. y dice la que se ha de adquirir en las enfermedades. Capítulo que nos permite trabajar ciertos criterios de comportamiento. 2). y no sólo respecto de las enfermedades. (no sentirnos ‘ombligo del mundo’). y en cuáles vemos que el eje queda descentrado. y al mismo tiempo podemos convertirlo en medio de maduración y crecimiento. En qué realidades o estados sabemos relativizar. * Evaluemos los criterios de este capítulo a la luz de alguna aplicación de la misma Teresa. cuál es nuestra escala de valores? Tanto para quien padece la enfermedad como para quienes atienden y acompañan. Su lectura también nos invita a pensar que la enfermedad nos deja más al descubierto. Cuáles son las “ganancias” del ‘señorío’ que describe Teresa. Son varias las enseñanzas que podemos extraer de toda la carta. .

23 * “Acordémonos de nuestros padres santos pasados”. hagamos memoria. la cultura. la sociedad en que nos encontramos. qué nos aporta. Preguntémonos de qué modo lo hacemos. conozcamos nuestras raíces para hacer una lectura más acabada de nuestro hoy. . y cómo lo enhebramos con lo que estamos llamadas a vivir teniendo en cuenta además el lugar. la iglesia. la Ruah es aliento vital. y tracemos las líneas de nuestro futuro en consonancia con el fluir de una rica e inagotable corriente en la cual estamos inmersas donde el Espíritu. historiemos nuestra vida.

¿a qué nos debe conducir?. ¿qué frutos debemos obtener? * Aquí no da definición de humildad. Mirémosle. Cómo lo vivimos ahora. ¿de qué modo los vivimos?. bajo ‘color de qué’ los percibimos. antes que nada la “personaliza”: Jesús. ¿de qué manera la abordamos y trabajamos en ella?. comunitaria– son anuncio de Buena Nueva para nuestros hermanos y hermanas? De qué modos buscamos visibilizarla. ¿cómo buscamos sanearlos? . acerquémonos al Jesús histórico y estudiemos estos rasgos en su vida. * Analicemos lo que Teresa llama “honra” y “mayorías”. (Con nosotras mismas. Recapitulemos nuestro propio “darnos todas al todo sin hacernos partes” o como dice San Juan de la + “seguir a Cristo desnudamente”. y la honra. Qué cosas acentuamos o valorizamos más. ¿por qué? Cómo hemos llevado a la práctica y hemos concretizado a la hora de vivir el “poco a poco” que Teresa nos enseña. En los grupos humanos fácilmente suelen darse. En qué aspectos actuales se ‘cuelan’ y cómo los detectamos. en nuestros casos normalmente son muy sutiles. con las demás hermanas). Ámbitos y relaciones de poder.24 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 12 Trata de cómo ha de tener en poco la vida el verdadero amador de Dios. * ¿En qué consiste “contradecir en todo nuestra voluntad”? Cómo la articulamos en nuestra vida. nos remite a él. * ¿Cómo entendemos hoy la vida consagrada? ¿Qué aspectos en nuestra vida –personal. Cómo lo hemos vivido al entrar al Carmelo.

cómo estrechamos nuestra relación comunitaria? . ¿Cómo purificamos nuestra relación interpersonal.25 En qué ámbitos comunitarios hablamos y ‘ponemos sobre la mesa’ lo que pensamos.

26 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 13 Prosigue en la mortificación. por eso “ahora lo quiero dejar escrito aquí”.. etc. Como es habitual en ella. o estiman lo que hacemos o pensamos. El tema es de envergadura. y cómo ha de huir de los puntos y razones del mundo para llegarse a la verdadera razón. o ‘dejadas de lado’. por lo tanto será otro (y ‘muy otro’) nuestro análisis y evaluación. nos tienen en cuenta. qué modos utilizamos para buscar la mayor objetividad posible? ¿Nos preguntamos qué situaciones o personas nos irritan o molestan?. ¿nos hemos preguntado por qué? ¿Lo evaluamos de igual manera cuando ‘somos parte’ a cuando somos ‘meras espectadoras’? * ¿Tenemos el mismo comportamiento tanto para situaciones negativas como positivas? O sea. o ‘poco reconocidas’. ¿respondemos y obramos sin que estas cosas sean motivadoras de nuestros comportamientos? ¿Cuáles son las razones? ¿Cómo debemos ir puliendo nuestra manera de conducirnos? * ¿Cómo respondemos a las actitudes o situaciones negativas que se dan en nuestras relaciones personales o comunitarias? ¿Qué nos provoca interiormente? ¿Cuáles son las más dificultosas de vivir? ¿Por qué? ¿Qué modos buscamos para no dejarnos conducir por ello? . Una vez más Teresa se nos presenta interesante y aguda. lo ha hablado muchas veces y quiere que no caiga en el olvido ni se diluya. nos podremos resituar y haremos de Jesús nuestro centro. nos hace evaluar qué causas o por qué razones nos ‘molesta’ y nos consideramos tratadas arbitrariamente. * ¿Qué importancia le damos nosotras? * ¿Cómo hacemos los análisis de los hechos. cuando nos reconocen. Al mirarlo a Él. nos invita a ubicarnos frente o junto a Jesús.

que es lo que me lastima de los monasterios: que muchas veces. uestra honra. En esta casa tenéis ya aventurada y perdida la honra del mundo. porque los pobres no son honrados. no tan a vuestra costa queráis que lo sean los otros. ¿Cuáles son esenciales a nuestro estilo de vida? ¿Cuáles no pueden faltar? ¿Sabemos decir ‘no’? ¿En qué etapas del proceso? Tema extenso y delicado que da para un abanico enorme de preguntas y cuestionamientos que nos podemos hacer para ver cómo enfocamos algo tan primordial. dejan el ladrón que les robe el tesoro. hasta de muchos años verla enmendada. si Dios no favorece con darla gran espíritu. que para esto ordenaron nuestros padres la probación de un año. háceos Dios merced para esto.27 ¿Y en cuanto a las actitudes o situaciones positivas (de halago o reconocimiento)? * En el término “costumbres”. no son cosas que hacen tanto daño. Quien pensare que de esto os ha de estorbar.. ¿a cuáles se refiere? Rastreemos esta palabra las 10 veces que la utiliza en toda su obra. conocerse e irse y dejar a las otras en paz. dentro de qué contextos y qué le significan a la persona. Como no tomáis dote. . Mas unas condiciones que hay de suyo amigas de ser estimadas y tenidas.o llamo faltas en la penitencia y ayunos. que verdaderamente nace de poca humildad. hermanas.! Y aun en todos los monasterios (al menos si me creen a mí) no lo tendrán ni darán profesión hasta que de muchos años esté probado a ver si se enmiendan. os libre Dios de que quede en vuestra compañía. y mirar las faltas ajenas y nunca conocer las suyas y otras cosas semejantes. * Este punto 5 del capítulo es más extenso y está escrito con más fuerza en la 1ª redacción: “¡Oh. la monja que se viese no puede llevar las perfecciones y costumbres que hay en esta casa.. porque aunque lo es.. y en nuestra Orden que . por no tornar a dar el dinero. o por la honra de sus deudos. qué grandísima caridad haría y qué gran servicio a Dios. ha de ser servir a Dios. Entended que ni ella sosegará ni os dejará sosegar a todas. Las “costumbres” desde la comprensión teresiana ¿qué aportan a la persona y a la vida comunitaria? * Otro tema que está en estas páginas es un aspecto del discernimiento vocacional en lo que hace a sopesar las condiciones para que en visión de futuro la persona desarrolle en plenitud sus capacidades y sea feliz. quédese con su honra en su casa.

Aquí querría yo no se diese en diez. ni la mesma. llamo no ser buena. como yo las tengo entendidas”. creo estará lejos de esta casa. sino con asimiento de cosas del mundo o de sí en estas cosas que he dicho. créame ella mesma y no haga profesión si no quiere tener un infierno acá. no estar mortificada. con el favor de Dios. ¿para qué quiere hacer daño a este colegio de Cristo. . cosa de vanidad. La monja humilde poco se le dará en no ser profesa.28 no se dé en cuatro. que. Y no llamo no ser buena. y plega a Dios no sea otro allá. no la echarán. que para esto hay libertad. si no. ya sabe que si es buena. Y la que mucho en sí no le viere. y por ventura las mesmas de la casa no las entenderán. porque hay muchas causas en ella para ello.

En un grupo tan pequeño cada miembro influye mucho. cada una de las hermanas somos responsables tanto en lo que respecta a la apreciación y evaluación sobre la admisión o no. ¿cuáles son las (razones. comprensión. sabemos que no sólo está el llamado sino la capacitación por parte de Dios. ¿Desde qué criterios los evaluamos y tenemos en cuenta? ¿Cómo los trabajamos en comunidad y les damos cauce para que cada una los desarrolle? * Cuando tenemos que hacer una votación en que nuestro voto será negativo ¿el tiempo transcurrido (los años en que la novicia o profesa temporal ha compartido con nosotras) nos juega en contra?. “talento”. Se nos juega el estilo y talante de la comunidad. y se plasman de diferentes modos pero no pueden faltar.en ser parte activa e integrante de toda la realidad comunitaria más allá del oficio en el que esté sirviendo.29 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 14 En que trata lo mucho que importa no dar profesión a ninguna que vaya contrario su espíritu de las cosas que quedan dichas. que hacen a la impronta de la persona. inteligencia. sinónimos de sentido común. ¿por qué? A veces interpretaciones erradas nos dificultan ciertas decisiones. aquí se dedica de lleno: la importancia de admitir o negar una profesión religiosa.) que consideramos imprescindibles para nuestro estilo de vida? ¿Cuáles consideramos que con un cierto tiempo pueden adquirirse o evolucionar? ¿Cómo trabajamos estos tiempos? * “Buen entendimiento”. como -a lo largo de nuestra vida. ¿reparamos que no es ‘bondad’ aceptar y aprobar a quienes no tienen las características que consideramos necesarias para nuestro estilo de vida. capacitaciones. o que no compatibilizan con . pues cada una con sus características y riquezas propias aporta al crecimiento de la comunidad. * “Favorece el Señor a quien se determina”. etc. Algo había quedado vislumbrado en el capítulo anterior.

30 nuestro grupo comunitario? ¿Nos sentimos libres para tomar las determinaciones según el seguimiento que hemos ido viviendo? ¿Los análisis los podemos hacer comunitariamente? ¿Buscamos en profesionales idóneos completar los espacios para los cuales no estamos capacitadas? ¿Nos capacitamos nosotras para contar con los elementos necesarios para buenos discernimientos y dar pautas a la persona para su crecimiento y maduración personal? ¿Qué importancia le damos a este rol? .

Casi sin darnos cuenta nos podemos apropiar de sus palabras y dejarnos interpelar con sus cuestionamientos y dolores. No somos repetidoras. de su profundidad y malicia? ¿De las repercusiones no sólo personales. pero no son desentrañadores de ‘la verdad’. en y desde Él. La ejecución danzante de las tres virtudes grandes. las tres cosas necesarias del cap. Nos lleva a analizar ‘resortes’ de los que nos valemos para autojustificarnos. es participación en la vida de Cristo. nos centra en Jesús. sigue desplegando sus movimientos. copiar. como el suyo?. invitadas a compartir la vida con Jesús. ni nacen de un buen discernimiento y humildad.31 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 15 Que trata del gran bien que hay en no disculparse. * ¿Cómo interpretamos y llevamos a la práctica esta participación. ¿o el nuestro es un silencio meramente pasivo? * ¿Tenemos conciencia de nuestro pecado. se dirige directamente a Él y nos “zambulle” en su oración. 4. “Tantas veces os he dejado a vos” sinónimo de pecado en el vocabulario teresiano. ¿En qué medida nos hacemos estos planteamientos. por lo tanto tiene fecundidad. este “imitar al Señor” que nos plantea Teresa? ¿Qué consecuencias comunitarias tiene una falsa o errada interpretación de la humildad? ¿Qué aportes de crecimiento en la relación interpersonal. a qué consecuencias llegamos? . Imitar no es reproducir. sino comunitarias y sociales? ¿Cómo reaccionamos cuando nos lo evidencian? * Como es habitual. “imitar al Señor” es vertebral. aunque se vean condenar sin culpa. somos partícipes. La propuesta de Teresa en la sentencia “es gran imitación del Señor”. cuando es trabajada mirando a Jesucristo? ¿Interpretamos el Sí de Cristo en su Pasión como salvífico y no-masoquista? ¿Sabemos tener también nosotras un silencio activo. repetir. Dejar a quien nos ama “con tanta fidelidad”.

32 * “Qué es lo que es y qué es lo que no es”. de una actualidad enorme ante tanta palabra sin fundamento ni compromiso de vida: ser predicadoras de obras. pero lo mismo si fuese positivo–. no la limita ni motiva lo que digan –en este caso: negativo. Como comunidad qué criterios utilizamos. Interesante propuesta. y le permite vivir con libertad de espíritu. No se anda con vueltas para centrarse y apoyarse en lo que es consistente. no anda buscando contentar a las criaturas. ¿Cómo nos vemos nosotras? Analicémoslo tanto en lo personal como en lo comunitario. estable. en ese poco a poco. y en apoyarnos en Jesús? ¿Qué inconvenientes encontramos a la hora de la práctica cotidiana? ¿Cómo favorecemos esta libertad y nos ayudamos mutuamente? . * ¿Cómo trabajamos esta certeza de que tanto el mal como el bien que hagamos no quedará en secreto? ¿Evaluamos en qué momentos debemos callar y en cuáles no? ¿Nuestros silencios son de confianza y esperanza en el Señor? ¿Nos alienta su modo y la gradualidad que nos propone en el ejercicio. cuánto nos influye “el qué dicen” o “el qué dirán” a la hora de vivir nuestro carisma con los desafíos que se nos presentan.

Aún estamos en los presupuestos.33 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 16 De la diferencia que ha de haber en la perfección de la vida de los contemplativos a los que se contentan con oración mental. * A medida que avanzamos en el diálogo con Teresa a través de estos capítulos ¿vamos teniendo en cuenta (evaluando. Capítulo de un hondo contenido de teología espiritual de la Gracia y de la libertad. ¿Cómo nos disponemos a recibir un don gratuito? En qué consiste nuestra propia “determinacioncilla” y por qué podemos ‘desatinar’. * “Los ojos en Él”. -Es mucho de notar este Capítulo y el que viene cabe él.) los elementos forjadores de la persona que ella subraya como esenciales? * ¿Apreciamos que este llamado a la contemplación sea abierto a todo ser humano? ¿De qué modo lo interpretamos y cómo buscamos compartirlo. Si bien nos es dado –el don– hay que disponerse para recibirlo. es casi una muletilla. “los ojos en el Señor”. ¿hacemos hincapié con esta energía y certeza de su importancia en nuestra vida? ¿Cuáles son los que más trabajamos? ¿Cómo explicitamos y vivimos –en lo concreto y cotidiano– este “disponernos” y la certeza de que la contemplación es “don” y no premio a nuestros esfuerzos? * Analicemos la bienaventuranza a la que Teresa hace referencia. ¿Qué nos provoca y a qué . participar de su proyecto: “encendidas en su amor”. participarlo? * A pesar del anuncio sigue aún con los presupuestos. etc. pues es la manera de entrar en su corriente. corroborando cómo los vivimos. “los ojos en Cristo”. y cómo es posible algunas veces subir Dios un alma distraída a perfecta contemplación y la causa de ello. “los ojos en el centro… adonde está el Rey”.

34 nos conduce este sabernos miradas – amadas por Jesús? ¿Cómo lo integramos en nuestros acontecimientos y situaciones de cada día con los valores y desvalores que les atribuimos? .

no importa el camino por el cual nos lleve. Insiste en este capítulo ubicando como elemento básico. y cómo algunas llegan a ella tarde. Con precisión ya en el epígrafe nos dice que no todas estamos llamadas para contemplación. y que el verdadero humilde ha de ir contento por el camino que le llevare el Señor. La vocación de toda persona es la unión plena con Dios. también que a esta última la personaliza en Jesús. nos preparamos? . ¿Cómo son nuestros comportamientos ante la gratuidad de los dones de Dios? ¿De qué modo nos disponemos. pues es un don. el crecimiento en la relación interpersonal cuando es trabajada mirando a Jesucristo. un regalo. lo que implica un silencio activo. sobre todo cuando surgen circunstancias imprevistas? ¿Tenemos en cuenta que a veces callamos o no obramos según nuestros propios criterios. aunque válido para los demás órdenes de la vida– que no es por nuestros esfuerzos ni por nuestras capacidades que ‘logramos’ o ‘no logramos’ ser contemplativas. “cómo ejercitarnos mucho en la humildad”.35 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 17 De cómo no todas las almas son para contemplación. La alegría con que lo vivamos traslucirá nuestra apertura a su voluntad. * Hemos visto en capítulos anteriores la relación entre desasimiento y humildad. por una errónea comprensión y vivencia de la humildad? ¿En nuestra vida cotidiana –a nivel personal o comunitario–. consecuencias comunitarias que acarrea una falsa o errada interpretación de la humildad. preguntémonos entonces ¿cómo lo hacemos. favorecemos los criterios de humildad que remarca Teresa o es más fuerte la postura de personas humildes = sumisas? * Nos recuerda –en este caso.

36 * ¿Qué actitudes tenemos con el correr de los años? ¿Consideramos que los “resultados” no son acordes a las expectativas que nos habíamos hecho? ¿Cómo buscamos resolver estos comportamientos nuestros? * ¿De qué modo interpretamos y llevamos a la práctica este ‘aceptar la voluntad de Dios y de nuestra propia misión en la Iglesia’? ¿Cuáles son nuestros actuales ‘miedos’? ¿Cuáles nuestras aspiraciones? ¿Cómo ponemos a su servicio y de nuestras hermanas y hermanos todas nuestras capacidades y dones? ¿Y cuando nuestras respuestas y nuestras actitudes de vida –de acuerdo a lo que vemos es voluntad de Dios– nos llevan a ser mal comprendidas o mal interpretadas? .

* ¿Sabemos aceptar y valorar los matices y el modo en que cada una vive su vocación en el convento? ¿Cuestionamos las diferentes maneras de vivir la espiritualidad carmelitana que tienen nuestras hermanas? ¿Analizamos qué cosas nos ‘molestan’ y por qué? * Estas mismas preguntas las podemos hacer también respecto de otras comunidades.37 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 18 Que prosigue en la misma materia y dice cuánto mayores son los trabajos de los contemplativos que de los activos. pues cada una tiene su impronta. los prójimos. también somos . Dios. * Delineemos en pocas palabras cómo nos dejamos conducir por Dios. su identidad propia. -Es de mucha consolación para ellos. Diferentes caminos o modos a través de los que Dios nos llama a vivir nuestra personal vocación. sino en nuestras respuestas de amor y servicio. cuál ha sido y es actualmente nuestra respuesta y adhesión a la obra de la Ruah en nosotras. * ¿Cuáles son las cosas que más nos cuestan? ¿Cuáles las que nos permiten desplegar más nuestras capacidades y responder más plenamente a la acción de Dios en nosotras? * Muchas veces hemos confundido el modo de vivir la obediencia dando lugar a añiñamientos y a declinar la responsabilidad personal en otra persona. No son estas maneras en las que tenemos que detenernos para evaluar nuestros propios procesos. Elementos o razones que determinan la “forma” en que Dios se comunica (3): Quien da a cada persona de acuerdo a lo que más conviene a esa determinada persona.

¿Cómo hacemos para vivir la voluntad de Dios en obediencia y desde la profecía a la que estamos llamadas? . y no habrá de qué temer”. valorar las mediaciones humanas. nos dé luz para seguir en todo su voluntad. ¿De qué modo trabajamos estos tres elementos? Finaliza el capítulo animándonos “El Señor.38 concientes que ciertas modalidades responden a los tiempos y cultura propios de la época. configurarnos con Cristo. pero hay ciertos elementos medulares y que Teresa destaca en lo que hace a obediencia: adherirnos plenamente a la voluntad de Dios. por quien es. que ahora chocan con la nuestra.

* ¿Cómo o desde dónde nos ubicamos para leer (dialogar con Teresa) este capítulo? ¿Cuál es nuestra experiencia personal? ¿Nuestros “estados” más comunes. Denota preocupación pastoral. se vale de una rica simbología que en nosotras lectoras nos sugiere.39 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 19 Que comienza a tratar de la oración. No da definiciones sobre la oración. ¿Cuáles son nuestros desalientos o prejuicios en nuestro camino oracional? ¿Qué dificultades se nos presentan más comúnmente? ¿Cuáles son nuestros ‘tironeos’ entre lo que aspiramos vivir y lo que debemos ‘dejar’? ¿Qué ‘cosas’ nos favorecen? ¿Cómo las incluimos y efectuamos? * ¿Implementamos de algún modo en nuestras comunidades. evoca y nos sentimos invitadas a vivir nuestra propia experiencia. espacios o tiempos de oración en donde toda persona se sienta invitada a compartir este encuentro y se sepa llamada a este ‘convite’ que hace Jesús a todos? * ¿Cómo nos planteamos los desafíos que nos presenta la sociedad en la que estamos insertas? ¿De qué manera les damos cauce? . -Habla con almas que no pueden discurrir con el entendimiento. nuestros puntos más débiles? ¿ y los más “fuertes”? * ¿De qué modos buscamos a Jesús. nos abrimos a su presencia? ¿Cómo nos disponemos y le damos lugar para que obre en nosotras? * Sabemos que Dios nos capacita y aumenta con su amor el nuestro. tampoco para hablar de la contemplación. es un camino que nos conduce hasta la fuente de agua viva. Nos introduce en la oración con varios símbolos.

php/2007/04/21/p89094.com/eternafonte. […] Creo en la fuerza de la vida interior. entrar dentro de nosotras mismas. 37-39). en el más profundo centro.periodistadigital. 7 Cristina Kaufmann http://blogs. .40 * ¿Cómo vivimos y concretizamos en lo personal y comunitario este “doble movimiento” que explica nuestra hermana Cristina Kauffman? "Creo que el momento presente exige un doble movimiento: primero. Podemos ser fuentes de agua viva para quien quiera descubrir su propia sed7". y segundo. Jn 4. salir de una instalación en estructuras de aislamiento para aprender a vivir en la intemperie de la pluralidad y el desarraigo de seguridades penúltimas. en el manantial irrestañable de vida nueva que brota en cada persona que es el Espíritu de Jesús (cf. dentro del "castillo interior".

hay una llamada universal a la oración. cómo explicitamos “el amor que somos obligadas a tener a los prójimos”? * Teresa. ¿qué le decimos?. Es un ejercicio que nos hace madurar constantemente en nuestras relaciones interpersonales. sabe que la oración es la escuela. ¿qué nos provocó. 7. que nuestra vida tenga el ‘tinte’ de apertura y búsqueda a su Presencia. 37). ¿De qué modo vinculamos oración y vida? ¿Cómo es nuestra relación comunitaria? ¿Qué grado de profundidad hemos logrado? ¿Qué es lo que más valoramos? ¿Qué es lo que más nos cuesta? . a qué nos invitó? Y hoy ¿qué nos dice?. 2. ‘ser orantes’. y de las que no lo hacen? ¿Cómo participar las riquezas de nuestra oración. a que no quede por nosotras. amante y buscadora empedernida de la Verdad. ¿qué respuestas de vida provoca en nosotras? * ¿De qué maneras nuevas nos aprovechamos actualmente para lograr “algún bien” para las personas que se acercan a nuestras comunidades?. Nos alienta a responder ese encuentro pleno con Jesús. recordemos: pasemos por nuestro corazón algún momento de nuestra historia en que ‘meditando – rumiando’ uno de estos dos pasajes. La contemplación es puro don y como tal gratuito. y aconseja a las hermanas de esto sean sus pláticas siempre.41 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 20 Trata cómo por diferentes vías nunca falta consolación en el camino de la oración. hagamos ‘memoria’. * Comienza con dos citas evangélicas muy caras a nosotras (Jn 14. pues allí aprendemos la verdad de sabernos amadas por Dios e impulsadas a amar. Este amor se concretiza en rostros y nombres. nos detuvimos frente a Jesús.

qué cabida damos a la respuesta personal y única que cada hermana tiene y aporta en nuestras comunidades? .42 * ¿Aceptamos y potenciamos las muchas maneras [que da el Señor] a beber a los que le quieren seguir? ¿Cómo nos comportamos.

43 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 21 Que dice lo mucho que importa comenzar con gran determinación a tener oración. donde también nos recuerda un principio básico: “Muchas cosas hay que leerlas entre líneas para entenderlas”. cap. que hacen a lo esencial de nuestra vida ¿Cuáles consideramos así? ¿Cómo los ‘cuidamos’? * Si bien hoy no nos dicen tan abiertamente “no es para mujeres”. De Pablo Maroto8. carmelitas del siglo XXI ¿Cómo analizamos estas cuestiones? ¿Qué actitudes generan en nosotras? ¿Cómo nos hacemos espaldas unas a otras9 y enriquecemos nuestra espiritualidad carmelitana personal y comunitaria? 8 Nota 1. 21. 7. “Este concierto querría hiciésemos los cinco que al presente nos amamos en Cristo. en lo que respecta a la oración que hoy gozamos como ‘lógica y normal’. que como otros en estos tiempos se juntaban en secreto para contra Su Majestad y ordenar maldades y herejías. “mejor será que hilen”. fue una clara transgresión a lo que se pedía y exigía a las mujeres de su tiempo. La respuesta vital de Teresa. religiosas. muchas veces sin siquiera participar de nuestro estilo de vida ni pertenecer a nuestras comunidades. Vida 16. Pone en boca del ‘demonio’ lo que decían los “demonios de carne y hueso”. como bien aclara en nota el P. y no hacer caso de los inconvenientes que el demonio pone. procurásemos juntarnos 9 . nos ‘exigen’ o ‘reclaman’ que vivamos de maneras que consideramos no responden a lo que Jesús nos está pidiendo a nosotras mujeres. hay etapas de nuestra vida que se nos hacen más desalentadoras y tediosas ¿cómo mantenemos viva la llama? ¿Qué medios buscamos? * ¿Cómo planteamos nuestros objetivos y elaboramos los proyectos de vida a nivel personal y comunitario? ¿Evaluamos y trabajamos sororal y comunitariamente? ¿Cuáles son las situaciones que más nos desalientan? ¿Y las que más nos animan? * Hay valores que no cambian ni “se negocian”. * A veces olvidamos o nos desanimamos (“para lo que el Señor nos juntó en esta casa”).

el fundamento de nuestra vida para seguir siendo Betania para nuestros hermanos y hermanas? ¿De qué modo lo somos? alguna vez para desengañar unos a otros. y que no nos ‘paralicen’ los temores? ¿Dónde encontramos nuestra fortaleza y la razón de nuestra esperanza. y decir en lo que podríamos enmendarnos y contentar más a Dios. ¿cómo nos aprovechamos de ellos? * Se dirige.44 * ¿Vivimos de acuerdo a la certeza de que la oración es nuestra misión y obligación? ¿De qué modos alimentamos y cuidamos nuestra oración? Teresa sufrió mucho la imposibilidad de acceder a libros que la nutrieran. si es con amor y cuidado de aprovecharnos. y como Él nos anima ¡no tengan miedo! ¿Cuáles son actualmente ‘nuestros miedos’? ¿Cómo nos conducimos? ¿Nos animamos a dejar los miedos a un costado. . mas ¡así se enmiendan pocos!”. Hasta los predicadores van ordenando sus sermones para no descontentar. como ya nos tiene acostumbradas y enseñadas a este “Maestro de la Sabiduría”. Digo «en secreto». desconocemos. porque no se usa ya este lenguaje. que no hay quien tan bien se conozca a sí como conocen los que nos miran. Buena intención tendrán y la obra lo será. realidad que hoy nosotras gracias a Dios.

coherencia de vida. En quién tenemos puesta nuestra confianza. en ese derroche de amor y gracia constante. ¿y en mi accionar diario? * Como habló a la samaritana y a los discípulos.45 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 22 En que declara qué es oración mental. los desafíos actuales que nos recordó Aparecida? ¿Cómo vamos asumiendo los ‘intereses’ de Jesús? ¿De qué modo los vivimos como propios? * ¿Podemos detallar las características de nuestra oración personal? ¿De cuáles ‘cimientos’ somos más cuidadosas? ¿Qué modos nos benefician más? . ¿Cómo nos aprestamos a vivir esa comunicación? *¿Qué respondo a la pregunta “¿Quién es Dios?” desde mi experiencia personal? ¿Cómo influye en mi ser. como en el misterio trinitario. en la oración Jesús nos habla también de su sed. a cada persona. La oración –cualquiera sea el estilo o manera– implica a toda la persona. Coherencia en nuestros actos. * La verdad de Dios es comunicarse a nosotros. ¿cómo integramos nuestra realidad latinoamericana. en mi persona ese conocimiento que voy adquiriendo sobre Dios comunidad – comunión?. y cómo respondemos.

nos contagia su “determinada determinación”. y torna a hablar de lo mucho que va en que sea con determinación. o sólo por fe? ¿Qué experiencia (en la oración) tenemos de su amistad? * La propuesta es una oración ágil. “…tener el pensamiento en quien enderezo las palabras”. ¿en qué hacemos consistir este “darle”? * ¿Cómo interpretamos (vivimos) –en la práctica cotidiana– que “el tiempo no nos pertenece como cosa propia”? ¿Buscamos ‘excusas’ que justifiquen nuestros descuidos? * ¿Podemos decir que conocemos la bondad del Señor por experiencia.46 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 23 Trata de lo que importa no tornar atrás quien ha comenzado camino de oración. nos hace pensar y evaluar ‘qué estamos haciendo. ¿la percibimos así?. * ¿Cómo vivimos esta ‘determinación’? ¿Somos concientes de que lo nuestro es ‘darle ``algo`` de lo que nos ha dado’ Jesús previamente? Diariamente. a qué jugamos’ cuando decimos sí y luego nos quedamos en vericuetos perdiendo el tiempo o por lo menos no avanzando en nuestro proyecto de vida. cómo nos comportamos. vivaz. ¿de qué modo nos embarcamos en este dinamismo vital? . con energía. Sólo leerla nos lleva a implicarnos con mayor fuerza.

hoy se nos plantean nuevos desafíos ¿hemos tratado de compartir nuestros modos de oración? ¿Con quiénes? ¿Hemos hecho alguna experiencia de oración ecuménica? * ¿La soledad la vivimos como espacio y tiempo para saber con Quién estamos? ¿Cómo procuramos este “a solas”? ¿Qué es lo que valoramos de esta soledad? . ¿qué particularidades de nuestra personalidad ponemos más en juego. Él nos las dio! ¿Valoramos esta realidad?. ¡son las que Dios quiere. y cuán junta anda con ella la mental. Perspicacia y agudeza para desgranar elementos básicos en lo que respecta a nuestra oración. para nuestra comunidad? * Según las circunstancias ¿sabemos flexibilizar los modos de oración. con nuestras características propias y únicas son suficientes para entablar el encuentro con Dios. pero revelan nuestro modo de ser y de relacionamiento. cuáles desarrollamos más? ¿Qué nos aporta? * ¿“Quién es ese Padre nuestro y quién es el maestro” para cada una. “con que <<esto basta>>”. buscar aquel que más nos “aproveche” aunque nos dé cierta vergüenza parecer estar en “los comienzos”? * “ o nos contentemos con sólo eso”.47 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 24 Trata cómo se ha de rezar oración vocal con perfección. * Qué alegría y tranquilidad produce saber que nuestra forma personal de ser.

y le habla su grandeza”. ‘nos responde’. ¿qué lugar le damos?. ¿qué implica para nuestro compromiso de vida?. Son varias las veces –en capítulos anteriores y aquí también– en que nos hace tomar conciencia que Dios ‘no está callado’. ¿en qué aspectos personales se percibe más? * Son muchas ‘horas’ de oración las que tenemos vividas ¿seguimos cuidando rezar con “concierto”?.48 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 25 En que dice lo mucho que gana un alma que reza con perfección vocalmente. ¿de qué modo? ¿Nos ayuda a hacer más viva la presencia de Jesús en medio nuestro? . ¿cómo respondemos?. ¿qué atención debo tener en ‘cada encuentro’ para que no pierda frescura y gane profundidad? * ¿Sabemos darle ‘espacio a Dios’ o nos empecinamos en nuestros discursos y estilos propios? * ¿Compartimos comunitariamente nuestras experiencias oracionales?. * “Muestra su Majestad que oye al que le habla. de modo conciso clarifica términos con acertadas descripciones que nos pueden ayudar a sistematizar lo que nos ha enseñado en otros libros. y cómo acaece levantarla Dios de allí a cosas sobrenaturales. ‘nos habla al corazón’…. Hemos finalizado los presupuestos de la oración.

49 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 26 En que va declarando el modo para recoger el pensamiento. ¿de qué manera en lo que respecta a nivel individual?. * ¿Cuáles son nuestros ‘modos habituales’ en la oración? ¿Qué aspectos vivimos con más cuidado? * ¿Hacemos presente a Jesús?. Teresa ratifica su certeza de esa verdad que le permite desplegarse: la dignidad de la persona humana. ¿con qué aspectos de su relación con Jesús nos sentimos más en consonancia? ¿Por qué razones? ¿Qué aportes podemos hacer desde nuestro estilo de vida? * “Andar con Él”. -Pone medios para ello. ¿qué podemos ver al respecto en nuestras vidas? . interiorizar y explicitar con mayor hondura su presencia en nosotras. -Es Capítulo muy provechoso para los que comienzan oración. ¿y a nivel comunitario? * Nuestro pueblo latinoamericano se siente muy identificado con Jesucristo. implica también que ‘se nos pegue’ su modo.

¿cambia en algo nuestro modo de relación con Dios. ¿cuál es nuestro modo de decirle?. hoy también solemos llamarle “Padre – Madre”. con las personas.50 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 27 En que trata el gran amor que nos mostró el Señor en las primeras palabras del Paternóster. ¿cómo vamos siendo llevadas para dejar “de entender con el entendimiento” y crecer en el amor? * ¿De qué modo vivimos y explicitamos este misterio de comunión y participación trinitaria? * ¿Con qué aspectos o características de la vida de Jesús nos sentimos más en sintonía? ¿Por qué razones? * ¿Cómo llevamos a la práctica y estamos atentas a acercar nuestro estilo de oración y relación orante a tantos y tantas sedientas de Dios como aporte a la promoción y dignidad humana? . ¿qué implicancias tiene en nuestra vida?. con el cosmos?. y lo mucho que importa no hacer caso ninguno del linaje las que de veras quieren ser hijas de Dios. Nos conduce como en círculos concéntricos hacia una percepción más profunda del misterio amoroso de Dios y sus creaturas. * Se dirige a la primera persona de la Trinidad como Padre. “aficionándonos” paulatinamente a acercarnos “cabe tan buen maestro”. ¿qué nuevas vetas nos aporta? * Teresa nos tiene acostumbradas a sentarnos a su mesa oracional.

y pónense algunos medios para acostumbrarse a ella. ¿qué importancia le damos? * ¿Encontramos en los santos a nuestros ‘compañeros de camino’? ¿Cuáles son nuestros deseos –manifiestos o latentes– en nuestra relación con María y los santos? ¿Qué correlación expresamos o vivimos entre nuestra experiencia humana personal y nuestra devoción? * Podemos analizar qué lugar ocupan María y los santos. esta ‘personalización’ es en un plano humano.51 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 28 En que declara qué es oración de recogimiento. ¿qué elementos y riquezas nos aportan a nuestra forma de vivir la espiritualidad?. en la piedad popular. * ¿De qué formas procuramos “entender por experiencia” la inhabitación trinitaria?. ¿cómo?. Mirada altamente positiva. sobre todo en las mujeres de nuestro pueblo. la persona humana está invitada a una riqueza inagotable y creciente. ¿qué ‘puntos en común’ valoramos más? * ¿Valoramos y nos nutrimos de los aportes de mujeres en el trabajo de alimentar y actualizar nuestra espiritualidad y nuestra fe? ¿Qué podemos decir al respecto? ¿Qué autoras nos han iluminado más y en qué temas o realidades? ¿Qué obras nos resultan más significativas? ¿Qué nos aportan al diálogo y lectura de la obra teresiana? . ¿de ser receptivas e ir creciendo en el proceso de interiorización en ese ‘espacio’ de comunión con Dios y con los santos? * Teresa anticipándose al Concilio Vaticano II nos recuerda que la persona humana se encuentra consigo misma al encontrarse con Dios. sicológico y espiritual ¿buscamos integrar estos planos?.

ahora ejemplifica y nos aporta desde la experiencia realidades que nos ayudan a clarificar nuestro modo de ser y de obrar.52 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 29 Prosigue en dar medios para procurar esta oración de recogimiento. a nosotras ¿cuáles nos han dado elementos y fortalecido nuestra vida oracional? ¿Cuáles temas hemos estudiado o consideramos deberíamos estudiar y profundizar más? * ¿Cómo trabajamos nuestros sentidos. piensen o nos cuestionen? ¿Cómo se pone en juego nuestro ‘desasimiento’. qué espacio e importancia les damos. aplicada aquí a situaciones determinadas. ¿Cómo obramos y nos comprometemos más allá de lo que digan. para que toda nuestra persona se beneficie de la relación con Jesús? . nuestra ‘liberación’ de todo y todos/as? * ¿Cuáles son las “motivaciones” o las “razones” que nos mueven para hacer o dejar de hacer algo? ¿En qué basamos nuestros proyectos –personales y comunitarios– qué objetivos y medios nos proponemos para llevarlos adelante? * ¿De qué manera nos planteamos y ponemos en práctica aquello que “está en nuestro querer y que podemos hacerlo con el favor de Dios”? * Teresa hace referencia a libros. Nos ha dado pautas básicas. -Dice lo poco que se nos ha de dar de ser favorecidas de los prelados. * Línea de conducta.

-Trata de estas palabras del paternóster: «Sanctificetur nomen tuum. Aplícalas a oración de quietud y comiénzala a declarar. adveniat regnum tuum». o consideramos deberíamos encaminar nuestra vida. ¿Cuáles son nuestras cegueras? * ¿“Qué pedimos en este Reino”? ¿para qué. para que su Luz nos ilumine? ¿En qué debe abrir nuestros ojos?.53 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 30 Dice lo que importa entender lo que se pide en la oración. * ¿Sopesamos lo que pedimos en la oración? ¿Qué responsabilidad asumimos ante tamaña realidad? ¿Cómo la vivimos en el día a día de lo ‘simple y cotidiano’? * ¿De qué modo obramos. Importancia y riqueza de una autenticidad de vida y una búsqueda permanente de correlación y comprensión de unidad en el ser de la persona. para quiénes? ¿Cómo lo anunciamos? ¿a quiénes? Desde nuestra rica experiencia de Dios ¿cómo ser profetas? * ¿Qué lectura podemos hacer entre el gran bien que describe Teresa que “hay en el reino del cielo” y I Cor 13? ¿Cómo potenciamos esta riqueza para que oración y obras vayan en concordancia y crezcan a una? .

54 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 31 Que prosigue en la misma materia. la de nuestros pueblos originarios. de la danza. Paz. ¿cómo respondemos y cómo trabajamos estos ‘regalos de Dios’ en que “entiende [la persona] que ya está junto cabe su Dios”? * ¿En qué hacemos consistir nuestra acción de gracias? ¿Cómo damos “lugar al Señor” y le dejamos “que obre como en cosa suya”? * Qué explicación o reseña podemos hacer sobre la paz en nuestra sociedad. humildad). de la pintura o alguna manera que nos ayude a visualizarlo plásticamente. “entiende está cabe su Dios”. ¿Cómo entendemos y podemos describir la paz que nos da el Señor con su presencia ¿qué consecuencias o frutos implica? ¿Cómo son nuestros “estar con Dios”? ¿Le damos a entender que le oímos? ¿De qué modos percibimos que Él nos da a entender que nos oye? ¿Cómo cuidamos y favorecemos estos encuentros? ¿Qué es. se duplican las fuerzas para obrar. qué diferencias podemos establecer en cada uno de éstos y con la paz que nos regala Dios y estamos invitadas a vivir? Podemos hacer alguna dinámica. desasimiento. Hundida en la raíz vital. gozo. ¿qué consecuencias obtenemos? . acción de gracias. en nuestra cultura. Dar lugar a Dios para “que obre como en cosa suya”. ¿qué puntos en común. -Es mucho de notar. * Entiende está junto cabe su Dios. * El trípode o las “3 cosas necesarias” (amor de unas con otras. ¿qué evaluación hacemos a esta altura del camino?. ¿de qué modo las valoramos y tenemos en cuenta en los diversos momentos de nuestra vida?. la que nos presentan los medios. -Declara qué es oración de quietud. en qué consiste para nosotras que “comienza ya a darnos su reino aquí”? Al tomar conciencia de esta realidad. -Pone algunos avisos para los que la tienen. que nos habló en los comienzos siguen siendo básicas. plasmarlo a través de la música.

Teresa –en la escuela de Jesús– nos enseña justamente lo contrario: Dios me da para que yo dé. nos lo dice ella misma “Porque todo lo que os he avisado en este libro va dirigido a este punto de darnos del todo al Criador y poner nuestra voluntad en la suya y desasirnos de las criaturas”. * ¿De qué modo vivimos y percibimos en nuestra vida. en acción de gracias y servicio. lo esencial y lo accidental. ‘Dios te va a ‘pagar’ esta buena obra que hiciste’. qué lectura hacemos a ‘distancia’. ¿Cómo secundamos la iniciativa divina? * En 9 – 13 está el meollo del libro. y lo mucho que hace quien dice estas palabras con toda determinación. qué conjeturas podemos hacer. hijas. y cuán bien se lo paga el Señor. ‘yo me porto bien para que Vos me premies’. También tengamos en cuenta en el análisis.55 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 32 Que trata de estas palabras del Paternóster: «Fiat voluntas tua sicut in coelo et in terra». mujeres discípulas. La libertad humana hecha escucha y apertura a la iniciativa divina. hagamos una lectura orante. ¿Cómo podemos re – escribir este tema central con nuestro propio lenguaje de carmelitas latinoamericanas del siglo XXI. hermanas. cuál es la evolución de nuestros comportamientos y respuestas. ¿manifestamos nuestros sentimientos? ¿Cómo vivimos ese tironeo entre la mujer vieja y la mujer nueva. cómo respondemos y nos comportamos cuando Dios “no nos deja con nada” y “damos todo lo que podemos”? Analicemos y describamos cómo reaccionamos en un primer momento. lo perdurable y lo pasajero? * Normalmente se ha entendido la relación con Dios muy semejante a una ‘relación comercial’: ‘yo te doy y Vos me das’. hemos llegado al núcleo. amigas de Teresa? .

¿qué paralelos podemos esbozar con situaciones de este orden que se dan en nuestra sociedad y que implican daño a la ecología. y vivimos nuestra promesa de amor y fidelidad? ¿Cuáles aspectos nos cuestan más? ¿Cuáles nos ayudan a vivir con más alegría y ligeras de equipaje? * Interesante la crítica social que hace con diferentes ejemplos. a la Iglesia. ¿Qué conclusiones sacamos? . ¿Qué actitudes descubrimos en cada una de ellas? ¿Qué cambios les provocan? ¿Cómo obra Jesús con ellas? ¿Qué logra de ellas? ¿Y ellas de Él? Repitamos estas preguntas nuevamente pero ahora respecto de nosotras. Nos iguala consigo. * ¿De qué modo seguimos a Cristo desnudamente. evaluemos la diferencia de trato que ellas recibían y el que les da Jesús. cada una nos aporta algo. a las diversas instituciones. en especial la situación social de los excluidos? ¿Qué interpretación de la realidad hacemos? ¿Qué es lo que más nos aflige? * Miremos el gran amor de Jesús y su comportamiento con las mujeres. o hace diferencia de él a nosotros.56 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 33 En que trata la gran necesidad que tenemos de que el Señor nos dé lo que pedimos en estas palabras del Paternóster: «Panem nostrum quotidianum da nobis hodie». para no nos dar cada día por su Majestad. mas hacémosla nosotros de él. Cada día Su amor despierta el nuestro. tenemos varias. ¿De qué modo se dirige a ellas? ¿Cuál es su tipo de relación? ¿Cómo “aprovechaban” la presencia o la compañía de Jesús las mujeres de los Evangelios?. algunas son más conocidas que otras. a la política. a la sociedad.

* Teresa reflexiona sobre el “cada día” – “el hoy”. ya planteada en el c. desde nuestra propia experiencia? * Tiene como trasfondo la situación de su época. esforzarla para vivir la presencia de Jesús en el sacramento eucarístico. la solidez de nuestra fe nos lleva a obrar confiadas en Él con audacia y creatividad. tal como es el amor que Jesús nos muestra.… le quitan sus posadas”. ¿cuáles son las realidades más acuciantes de nuestra Iglesia. con mucho realismo dice “los ojos del cuerpo no se pueden deleitar en mirarle por estar tan encubierto”. “la voluntad del Padre” – “la voluntad del Hijo”. verle hacer injurias? ¡Y cuántas se deben hoy hacer a este Santísimo Sacramento!” y nos anima a ‘pedir con Jesús al Padre’. que es bien procuréis sustentaros. Debemos fortalecer la fe. cada día. que al “Santísimo Sacramento. y saca sus propias conclusiones de este amor. ¿cuáles son las nuestras.3. y descanse el alma”. y en el c.57 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 34 Prosigue en la misma materia. ¿cómo lo vivimos en la práctica. -Es muy bueno para después de haber recibido el Santísimo Sacramento. tanto en la oración como en el ejercicio de nuestra vida? * ¿Qué implica para nosotras esta Presencia eucarística? ¿Qué aspecto acentuamos más. 33 (anterior a éste) “¿Cómo puede vuestra piedad cada día. tanto a nivel de Iglesia universal como diocesana? ¿Cómo las asumimos nosotras? ¿Cuáles son en nuestra oración esas “cosas más importantes”? *Nos deja también una excelente aclaración que nos recuerda las de Jesús: “trabaje el cuerpo. el sacrificial o el de pan que sustenta y da vida creando comunión? ¿Qué consecuencias ha tenido para nuestras vidas acentuar más un aspecto u otro? ¿De qué modo vivimos esta común –unión? ¿Nos conduce también a una mayor comunión entre nosotras? ¿Se va haciendo en nuestras comunidades ese “sean uno .

58 como tu padre en mí y yo en ti?, en cuanto a esto ¿qué relación vivimos nosotras, cuáles son las cosas que ayudan a un enriquecimiento mutuo? ¿Qué tiempos y espacios damos para lograrlo?

* Teresa se alegraba no sólo de tener un sagrario más, sino una comunidad en torno a ese sagrario ¿Cómo potenciamos nuestros encuentros eucarísticos? ¿Qué aspectos cuidamos más y valoramos? ¿Son celebraciones participativas abiertas también a nuestros hermanos y hermanas? ¿De qué modo son celebrativos, festivos, participativos?

59

Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús
Capítulo 35 Acaba la materia comenzada con una exclamación al Padre Eterno.

Vamos caminando de la mano de Teresa, acercarnos a la Fuente nos exige profundización, una ‘rumia lenta y continuada’, casi las mismas preguntas pero dichas a otra altura del camino nos conducen a ‘nuevas’ respuestas. “Se requerirán muchos años de Cuaresma antes de poder decir que la Pascua se ha realizado en nuestro corazón, porque el Resucitado ha descendido hasta las profundidades del corazón para abrir el sepulcro y llenarlo de vida y de luz”10.

* Compartamos cuáles son nuestros modos, las maneras en que acostumbramos estar “a solas” con Dios. ¿Cómo hemos ido “educando” nuestro estilo? ¿Qué es lo que más nos cuesta? ¿Qué es lo que más valoramos, y por lo tanto también ‘cuidamos’?

* ¿Percibimos –a nivel personal y comunitario– el amor de Jesús y sus modos de manifestarse en nosotras? ¿Cómo son nuestras respuestas?

* ¿Cuáles son las cosas que hoy más nos duelen y por las que clamamos “atajad este fuego” para que nuestra sociedad, mundo, seres humanos, etc., cambie? ¿Qué medios ponemos de nuestra parte?, ¿en qué consiste nuestro “importunaros y serviros mucho”?

* ¿Cuáles son las realidades más acuciantes de nuestros hermanos y hermanas, de nuestra sociedad, con las que tenemos un compromiso de vida y en las que nuestra oración está más comprometida?

Jesús CASTELLANO, “El año litúrgico – Memorial de Cristo y mistagogía de la Iglesia, Biblioteca litúrgica 1, Centre de Pastoral litúrgica, Barcelona, 1996, Pág.149.

10

60

Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús
Capítulo 36 Trata de estas palabras del paternóster: «Dimitte nobis debita nostra».

Teresa comienza a compartirnos los “efectos” de la oración y contemplación. La oración si es auténtica implica una nueva escala de valores. Hay una importante relación entre contemplación y perdón.

* Teresa nos habla de honra, ¿cómo la describimos hoy?, ¿qué proyectos de nuestras sociedades pueden confundir nuestra escala de valores y modo de conducirnos? ¿Cómo lo evaluamos y respondemos desde nuestro propio proyecto o estilo de vida?

*¿De qué modo nos posicionamos o asumimos nuestros roles como carmelitas, hijas de Teresa, en la sociedad en la que está ‘plantada’ y crece nuestra comunidad y dentro de la cual vivimos?

* Este perdón presente, en este hoy, en estas particulares circunstancias de nuestra vida implica vida de reconciliadas/os, si bien hoy en muchas sociedades las mujeres han logrado ser reconocidas, todavía queda mucho por trabajar ¿Cuáles son nuestros aportes a este camino de solidaridad, justicia y verdad en el amor, para que se dé el perdón?

* Quien se sabe amada y perdonada puede a su vez vivir esta realidad en su relación interpersonal con las hermanas, con su entorno. Mirando lo concreto de nuestra vida cotidiana ¿cómo relacionamos contemplación y saber perdonar? ¿Qué implica para nuestra vida personal y comunitaria? ¿Qué es lo que más nos cuesta? ¿Cuáles son las ganancias? ¿En que ayudan al crecimiento y plenitud de la persona?

* ¿Cómo diferenciamos y evaluamos las circunstancias para que brille la humildad (andar en Verdad) y el amor grande a Dios, en cosa que sea servirle más? ¿Qué entendemos por ‘servirle’?

siempre enriquece a la persona y la humaniza (cuanto más divina más humana) ¿Qué rasgos y características destacamos o valoramos? ¿Por qué razones? ¿Qué descripción hacemos de las mismas? . la cercanía.61 * La comunicación de Dios.

cuáles las que más nos han significado crecimiento y maduración en nuestra vida? * ¿Cómo hemos aprendido a percibir que Dios se adelanta dándose? ¿Qué ejemplos recordamos en nuestras vidas? * La búsqueda de la Verdad nos hace libres para responder desde lo más profundo de nuestro ser. acompaña nuestro ritmo. * “Darle nuestra voluntad y perdonar. ¿qué criterios de responsabilidad y libertad tenemos? ¿Cuáles son los factores que más tenemos en cuenta? * ¿Qué comparación podemos hacer respecto del rol y responsabilidad de una mujer de nuestra edad en su familia. ¿en qué aspectos?. en su trabajo. nos conduce en y hacia la libertad que plenifica y nos baña de felicidad. ¿Qué o quienes nos han ayudado? ¿Qué etapas han sido las más difíciles. madurez de vida y la nuestra? . Jesús se hace a nuestra medida. ¿Cómo obramos la libertad? ¿Sabemos asumirla y no delegarla?. en los distintos ámbitos de la sociedad? ¿Cómo vemos sus comportamientos. y cómo hallaremos de muchas maneras consolación en ella.62 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 37 Dice la excelencia de esta oración del Paternóster.…es para todos”. Historiemos cómo hemos ido recorriendo este proceso de darle nuestra voluntad y de perdonar.

* En este contemplar y sabernos contempladas. nuestros puntos débiles. -Es de notar. para no engañar o mentir ni engañarnos o mentirnos a nosotras mismas? ¿Cuáles son nuestros “lados flacos”. nuestras vulnerabilidades? ¿Y en lo que se refiere a nuestras ‘capacidades’ y ‘dones? * ¿Qué aceptación tenemos de nosotras mismas? ¿De qué modo trabajamos ambos aspectos? ¿En qué nos favorece la vida comunitaria? . Nuestra libertad juega un papel fundamental. actitudes interiores. incluso la caridad si le falta el núcleo que es la justicia no abre a relaciones fraternas buenas y verdaderas? * ¿Cómo es nuestro movimiento en búsqueda de esta justicia que ansía que cada persona se encuentre con la fuente de su vida. gracias a la cual somos imagen y semejanza de Dios y está en nosotras la capacidad de elegir el bien. por los cuales nos hemos engañado o no hemos obrado libremente? ¿Cómo ‘nos llevamos’ con nuestras ‘debilidades’? ¿Cómo reaccionamos con lo que deja al descubierto nuestra fragilidad humana. con quien sabemos nos ama? * ¿Qué distinciones hace Teresa en lo que implica “pedir”? ¿Qué es lo más importante y sobre lo que debemos hacer hincapié? * ¿Cómo debemos obrar para que no nos falte luz y verdad. ¿cómo trabajamos para que nuestra vida no se resuelva en meras prácticas. y declara algunas tentaciones.63 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 38 Que trata de la gran necesidad que tenemos de suplicar al Padre eterno nos conceda lo que pedimos en estas palabras: «Et ne nos inducas in tentationem. sed libera nos a malo». descubrimos la verdadera dimensión de nuestra libertad y por lo tanto para elegir el bien.

el gozo y la alegría? ¿Qué cabida les damos? ¿Qué significa la alegría en nuestra vida. Conocimiento propio. ¿Cómo valoramos en nuestra vida la paz. Incomprensiones.64 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 39 Prosigue la misma materia. qué nos ha aportado de positivo? . qué importancia le damos. cada momento de nuestra vida es desafiante. frente a Jesús. regalo. Amor incondicional de Dios. cómo la ‘cultivamos’? * ¿En qué ‘falsas seguridades’ hemos caído a lo largo de estos años? ¿Y ‘falsas humildades? ¿Cómo las hemos desenmascarado. qué nos ha ayudado para liberarnos de ellas? ¿Podemos describir en qué hemos percibido el cambio. es ir al fundamento y no entrar en auto-engaños de diversa índole. y pone los remedios para que se puedan librar de ellas. Con la fina percepción de quien lo vive. y da avisos de tentaciones algunas de diferentes maneras. ¿de qué modo los trabajamos y nos hacemos cargo de ellos? * Nos recuerda que hay paz. sosiego. nos recuerda el amor que Dios nos tiene y cuán liberador es. * De cara.

* Los cc. tenemos en la mente y el corazón alguna hermana nuestra cuya vida está “pintada” aquí.3 – 7. amor y entrega. Podemos recrear y escribir nuestro propio salmo. Compartamos lo que ha significado una persona tan rica. Podemos trazar y compartir una pequeña historia de nuestra vida. y ubicarla en el contexto e historia del Carmelo y de nuestro país. iremos seguras entre tantas tentaciones. Subraya el dinamismo del amor sobre el temor. para nuestras propias vidas. * ¿Qué implica el proyecto de nuestra vida en nuestra sociedad? ¿Cómo vemos nuestro aporte? ¿Qué representa nuestra experiencia profunda de Dios para nuestro mundo? * ¿Cuál es nuestra mayor esperanza y cómo la potenciamos? . tampoco las que hace en nosotras.9 podemos meditarlos a la luz de este punto 40.3. al que no le puede faltar tampoco la confianza. Demos gracias a Dios por el regalo que hemos tenido en esa hermana diciendo lo que más nos ha ayudado a cada una. 6.65 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 40 Dice cómo procurando siempre andar en amor y temor de Dios. ¿Qué conclusiones hacemos? Seguramente al leer estos párrafos. cómo hemos aprendido desde lo vivencial y cotidiano ese modo de relación interpersonal. * No tengamos “olvidadas sus misericordias antiguas”. con los momentos que marcan nuestro propio camino personal hacia la Fuente. para nuestras comunidades.

66 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 41 Que habla del temor de Dios. ¿tenemos en cuenta que nos estamos poniendo como ‘unidad de medida’?. ¿cómo las detectamos. lo que describe del amor y temor? . de la mano del amor. ¿somos concientes de estar determinando nuestros sentimientos y actuar movidas por aspectos externos y circunstanciales y no por los “estables”? ¿Cómo buscamos tener una mirada libre y engrandecedora de la otra persona? * ¿Qué valoramos más y de qué modo trabajamos y potenciamos. * ¿Cómo entendemos y vivimos el temor de Dios? ¿En qué nos ayuda y cómo nos hace ganar libertad? ¿Qué cosas nos causan “encogimiento y apretura”?. saber vivir las contrariedades de la vida. ¿Cómo evaluamos nuestras propias fuerzas. y la importancia que implica para ser verdaderas “siervas de Dios”. qué remedios buscamos para liberarnos? * Excelente descripción de cómo la persona va madurando y conociéndose. (nuestro temor de Dios) para vivir una santa libertad tratando con quien fuere justo? * Desde nuestra vida contemplativa donde el amor y el temor de Dios han madurado. El temor. y cómo nos hemos de guardar de pecados veniales. de acuerdo a nuestras características personales. ¿Qué es para nosotras estar con los enfermos como Jesús? ¿Cómo asumimos su propuesta de reconstruir lo humano. nos ayuda a encaminarnos mejor hacia Dios. de darle otro vuelo a la humanidad? ¿De qué modo lo podemos vivir en nuestras comunidades según nuestro particular estilo de carmelitas contemplativas? * Cuando juzgamos a quienes “no van por nuestro camino”.

67 * ¿Cómo conjugamos amor y temor en nuestras vidas para que nos ayuden a entablar los grandes desafíos que se nos presentan ante la necesidad de un nuevo paradigma para ser fieles a nuestra vocación? .

una de las tantísimas formas en que describe y define su modo de ser. ‘Unir mi voluntad con la de Dios es la unión que yo deseo’. al llegar aquí podemos rastrear los nombres de Jesús que nos da a lo largo del libro. en qué circunstancias y qué conclusiones prácticas saca. Amén.68 Camino de Perfección Santa Teresa de Jesús Capítulo 42 En que trata de estas postreras palabras del Paternóster: «Sed libera nos a malo. Amen». * ¿Cuál o cuáles (de estos u otros aspectos o características de Jesús) más nos ha acompañado o al que más hemos recurrido en nuestra vida. cuáles nos han parecido más importantes e interesantes en esta etapa actual que estamos viviendo para ser profetas a través del testimonio de vida? ¿Cuáles nos han ayudado a crecer en conciencia de lo que somos? * ¿Qué cosas tenemos que trabajar más? ¿Cuáles no teníamos tan en cuenta y consideramos que ahora debemos potenciar más? * ¿Cuáles acontecimientos y realidades nos han implicado “humanizarnos”. por qué? * ¿Cuáles son las características de cada una de mis hermanas de comunidad que más valoro y me ayudan en este camino? ¿Doy lugar y potencio las riquezas personales de mis hermanas? * ¿Cómo hemos ido descubriendo los ‘secretos’ de este camino. Esta oración del Padrenuestro nos ofrece un programa de vida que nos conduce a la plenitud. Jesús es “la caridad sin tasa ni medida”. abiertas a las necesidades de nuestro pueblo? . Mas líbranos del mal. acercarnos a nuestras hermanas y hermanos y vivir nuestro carisma ancladas en el Espíritu.

69 * Finalicemos dando gracias. “Bendito sea y alabado el Señor. cantemos nuestro propio Magnificat. a otra altura. de donde nos viene todo el bien que hablamos y pensamos y hacemos. . pues hemos gustado la cercanía de la fuente y nos invita a más. en lo que sigue obrando en nosotras y a través nuestro… “Miremos que nos mira”. que encuentre en nosotras los rostros de todos los hombres y mujeres de nuestros pueblos. a seguir rumiando sus enseñanzas a la luz de nuestra propia historia. para seguir dialogando con Teresa sobre algunas cosas de oración…. alegrémonos en Dios. Amén” Este ‘amén – así sea’ nos lleva a las primeras palabras de Camino.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful