LA GUERRA POR EL ESTABLECIMIENTO DEL REINO DE DIOS

Breve estudio en el evangelio de Mateo, de la lucha entre el diablo y el Hijo de Dios1 Introducción Cuando Jesús se bautizó, inició su camino hacia el establecimiento del reino de Dios. Por ello, inmediatamente después de su bautismo predicaba: “Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado” (Mt 4.17). Pero este camino no sería un camino fácil, sino que encontraría un adversario diabólico, que procuraría impedir a toda costa el establecimiento del reino de Dios. La razón, porque su maléfico, opresor y caduco reino (Mt 12.26-28) sería echado fuera, por la inminente llegada del reino de Dios (Mt 4.23,24). Por eso, el diablo iba a dar guerra a través de varias batallas, perdidas por supuesto pero encarnecidas y furiosas, con el fin de impedir que “el reino de Dios” o “de los cielos” se establezca en la tierra.

La primera batalla: descarada y puntual
Del bautismo al monte de la tentación Entonces Jesús vino de Galilea a Juan al Jordán, para ser bautizado por él. Mas Juan se le oponía, diciendo: Yo necesito ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí? Pero Jesús le respondió: Deja ahora, porque así conviene que cumplamos toda justicia. Entonces le dejó. Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él. Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia. Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo. Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre. Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan. Él respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, y, En sus manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra. Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios. Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares. Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás. El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían.

En ésta batalla se resalta dos instancias: el bautismo y el monte donde Jesús es tentado. El detonante de la primera batalla: El bautismo. Una vez bautizado Jesús, la batalla del diablo en su contra inició formalmente. Todo ello con miras impedir el establecimiento del reino de los cielos.
1

Este breve estudio o sermón de Mateo, surgió de la apreciación que un pastor amigo me hacía, sobre la idea de que fue el diablo quien llevó a la cruz a Jesús derrotándolo, pero Jesús lo venció en la resurrección. El ver la muerte de Jesús provocada por el diablo como una derrota temporal, pero la resurrección como la victoria definitiva sobre la muerte, el diablo y el mundo es usual en algunos sectores evangélicos. Una lectura sincrónica de Mateo pude darnos una visión diferente de este acontecimiento.

quien mandó matar al niño y a todos los niños menores de dos años. Este intento de asesinato fallido. El bautismo de Jesús es el cumplimiento anticipado del reino de Dios y su justicia.1-5).9).8. Jesús les dice que no saben lo que piden. Justicia y reino están íntimamente unidos. acuden a Jesús para solicitar la reserva de los puestos estelares en el reino. y para dar su vida en rescate por muchos”(v. Enseguida les pregunta a ellos.13-20). sino para servir. fue también un asunto relacionado con el reino. Cuando los ambiciosos Juan y Jacobo (Mt 20. La justicia es la carta constitucional del reino de Dios. si postrado me adorares”(4. y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos. con la cual Jesús cumplirá la justicia y establecerá su Reino. Sabemos por otros autores bíblicos que el bautismo simboliza muerte (cf: Ro 6. No fue para vida nueva. si es posible. La batalla en contra de Jesús se da inmediatamente del bautismo por las siguientes razones: 1. aunque Jesús se bautiza juntamente con los pecadores arrepentidos. como un bautizado en una muerte en el exilio en la isla de Patmos (Ap 1. en medio de aguas. pase de mí esta copa. refiriéndose sin duda a su muerte (Padre mío. que pretenden trucar en cumplimiento del reino de Dios y su justicia que es anticipado en el bautismo. Jesús se bautiza como un acto de “cumplimiento de toda justicia”.Antes ya había existido un conflicto no declaro y un intento de asesinato encubierto. El bautismo no fue para arrepentimiento de pecados. sin son capaces de: “ser bautizados con el bautismo con que yo soy bautizado?” (v. después de dos tentaciones fallidas. y todas estas cosas os serán añadidas” (6. si son capaces de beber del vaso que Jesús beberá. lleva a Jesús a un monte para desplegar su más recia tentación: “le llevó el diablo a un monte muy alto. El bautismo anuncia su muerte. 28). De hecho la justicia es la forma de vida del reino. Mt 26. porque el reino de Jesús (v.22). Jesús anticipa y comienza el inicio del cumplimiento de la justicia. Con esto. sino como tú. aunque así empieza su camino de justicia para sacar a luz la vida e inmortalidad. Por ello. Por esto.20-28). Jacobo. Pero la verdad es más profunda y reveladora. valiéndose de su madre. Un conflicto entre reinos. fue el primero entre los apóstoles de beber la copa de la muerte (Hch 12. Para entender ello.9). También Mateo une bautismo con muerte. pero no sea como yo quiero.39a) y en seguida refiriéndose a la misma muerte dice. . 2. realmente no saben los que piden. y le dijo: Todo esto te daré. es decir de la plenitud del reino de Dios. porque el bautismo es la ante sala del inicio del ministerio de Jesús y por lo tanto. En el reino se vive en justicia y los que viven en justicia viven en el reino. Pero ahora. Aunque ellos dicen que ¡si pueden! Beber y ser bautizados.33). Así que el bautismo de Jesús es un asunto de reino. por su celo y pretensiones de ser rey (Mt 2. la primera batalla declarada se da inmediatamente después del bautismo.1ss). era el momento ideal para trucarlo en sus pretensiones de ser rey que anuncia la llegada del reino de Dios. hay que recordar que Mateo liga la justicia al reino de Dios: “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia. La conclusión de este relato así mismo lo dice: “el Hijo del Hombre no vino para ser servido. Y Juan fue el último en padecer y morir.21) vendrá a través de un bautismo de muerte.1-3. a través de uno de sus súbditos (Herodes). Así el diablo. Cabe enseguida una pregunta: ¿Por qué la batalla se inicia después del bautismo de Jesús? La respuesta puede ser obvia. se desata la oposición diabólica en una triada estratégica de tentaciones.

17). Hay que recordar que para Mateo. para Mateo el bautismo está relacionado con la muerte. como el Hijo amado en quién el Padre tiene complacencia. En su muerte y su bautismo “fue contado entre pecadores” (Is 53. que Jesús (el rey que cumpliría la justicia de Dios) se le someta a él: se postre y le adore. Quien traerá justicia a las naciones. Al Rey-Hijo complaciente de Dios. y Cristo en griego). precisamente disponiéndose en el bautismo a morir con y por los pecadores. vivir. el diablo inicia la batalla. quien por medio de la verdad traerá justicia al débil. establecer en la cruz el reino de Dios. Al querer que el use su condición de rey (Hijo de Dios) para satisfacerse a si mismo (primera tentación). pero sin cumplir con su destino de muerte. Se puede ver que la tentación es más dura. y a quien se le ofrece por herencia las naciones. es un salmo real dado para la coronación del rey de Israel.12). Pues un rey está para el servició y satisfacción de las necesidades de los demás. la tercera tentación es un ataque frontal. Para ello le ofrece “todos los reinos del mundo y la gloria de ellos” (Mt 4. de la distracción. Es decir de predicar. se le ofrece ser rey anticipada y precisamente de todos los reinos de la tierra. los del mundo ¡y su gloria! A cambio de que Jesús rinda su condición de rey y claudique en su propósito de cumplir toda justicia. En el bautismo Jesús recibió un titulo de Rey. Por ello el diablo reacciona. porque fue llamado en justicia y para la justicia. Sin cumplir toda justicia. . ha provocado que el cielo le reconozca como el Rey. Este Salmo por su profundidad habla más allá del rey de Sión. y como lo veremos adelante.1ss y Salmo 2. Es decir de establecer el reino de Dios. es “de cumplir toda justicia”. El Salmo 2. En el bautismo se oye una voz que dice de Jesús: Este es mi Hijo amado. Pues de quien tiene el Señor contentamiento es de su siervo. Isaías por su parte. Por esto. establecerá su justicia en la tierra. Al procurar que Jesús evidencie su condición de rey en el templo. de la claudicación de su propósito de cumplir con toda justicia de Dios. Luz de Luz. Porque ha visto en el bautismo de Jesús su firme decisión ir hacia la muerte en la cruz y así cumplir toda justicia. manifestar y morir para que el reino de Dios se establezca. 7) y no creado. El diablo quiere en el monte.8. desamparado y necesitado. Ser rey de todos los reinos del mundo sin pasar por la cruz. se refiere al rey ungido esperado por Israel (v 2c. no encubierto ni maquillado. en quien tengo complacencia (Mt 3. Sin ir a la cruz. por la vía de la concesión. pues en su bautismo se lo hace en la fila de los pecadores y en la cruz esta en medio de pecadores. también habla de reino. a través de un despliegue de espectacularidad mágico-milagrosa y no de una vida de servicio y amor.7. al Rey. Dios de Dios.Así que. El diablo le ofrece que llegue a ser rey de todos los reinos del mundo. camino fácil para ser rey de los reinos de la tierra y tener para si la gloria de éste mundo. Pero hay que notar que ambas hablan del rey y del reino.6). quien vino a cumplir toda justicia para establecer el reino de Dios. en tres tentaciones. Es decir. Por ello. río que era necesario pasar para entrar a la tierra prometida. Hijo de Dios. el escogido. Es decir le ofrece otros reinos. 3. Ungido= Mesias en hebreo. Solamente postrándose y adorando al diablo. En la cruz se sumerge en sangre y dolor. Este es un anunció anticipado de la muerte de Jesús. Se refiere a aquel único Hijo de Dios engendrado (v. Todas ellas apuntaban a golpear en Jesús su compromiso con el establecimiento del reino de Dios. Habla del establecimiento del rey de Sión (v. En el bautismo se sumerge en las aguas del Jordán. al punto de morir por los que ama y sirve (segunda tentación). Porque la decisión de Jesús en el bautismo.9). necesario para pasar en obediencia hacia una nueva tierra: la resurrección. sino ambicionando la gloria del mundo. El momento más desafiante: En el monte de la tentación. que recoge este texto de Isaías la justicia y el reino de Dios están ligados. Se refiere a Jesús el Ungido. Dichas palabras son la combinación de dos textos del antiguo testamento: Isaías 40. 8. La batalla inicial y crucial tuvo tres ataques. al cual por decreto Dios le llama hijo.

Instrumento del Padre para declarar e instrumento del diablo para desviar a Jesús de su propósito de establecer el reino entregando su vida en la cruz. Pero las batallas continuaron… La segunda batalla: encubierta y crucial De la revelación al monte de la Transfiguración De todo lo expuesto. sino el mismo Padre revelando a través de Pedro de que Jesús es el Cristo: el rey mesías. como ya lo vimos (Mt 3. el Hijo del Dios viviente! (Mt 16. los apóstoles respondieron: unos piensan que eres Juan el Bautista.21. en ninguna manera esto te acontezca” (Mt 16. Pedro. Por ello.22). no por la vía del amor y el servicio hasta la muerte. negrillas añadido). Jesús sabía cual era su propósito de servicio a Dios. continúa aclarando cual es su destino como Cristo. el Cristo (Mesías rey en hebreo. El dice a Jesús: ¡Tu eres el Cristo. de los principales sacerdotes y de los escribas.1-5).17). y de pedir que guarden su secreta identidad. Jesús enseguida de bendecir a Pedro por la revelación recibida del Padre. Esta vez su ataque es encubiertamente a través de Pedro. Satanás fue echado fuera: ¡Vete Satanás! Le dijo Jesús. vino para establecer su reino en razón de su entrega total a la voluntad de Dios. sino que es revelación del Padre. para así establecer el reino de Dios en la cruz. Paradójico. Hay que notar que también terminará la guerra en un monte. adelantado como siempre. Es decir solamente a él y a nada. Pero a Jesús no le interesa la opinión de los demás sino la opinión personal de sus discípulos: ¿Qué opinas tú de él? ¿Qué opinan sus discípulos? ¿Quién es para tí el Señor? Ante. pues Mateo presenta a Jesús en momentos cruciales en cinco montes (ver: Del monte de la tentación al monte de la ascensión). “Entonces Pedro. el diablo nuevamente entra en acción para impedir que Jesús vaya a la cruz. Jesús “desde entonces comenzó Jesús a declarar a sus discípulos que le era necesario ir a Jerusalén y padecer mucho de los ancianos. y resucitar al tercer día” (Mt 16. el hombre tiene que postrarse y rendirse. esta nueva pregunta. aun cuando tuviere frente a si toda la gloria de un reino terrenal. La primera batalla crucial. que el mismo hombre de la revelación. Jesús preguntó a sus discípulos sobre ¿Cuál era la opinión que la gente tenía de él? A esta sencilla encuesta de opinión. Jesús el rey venció y continuó en su propósito de reino. Jesús es nuevamente reconocido por el Padre como su Hijo. otros Jeremías o alguno de los profetas. pues él era el siervo amado que había sido establecido para traer la justicia de Dios a toda la tierra (ver Isaías 42. como Hijo de Dios-rey. Por esto.El diablo le propuso que sea un rey. otros Elías. Igual que en el bautismo. responde de un impulso que no viene de él. Pero sabemos bien el final de está batalla.16). y ser muerto. en razón del cumplimiento de toda justicia y en contra de toda injusticia humana. Jesús. de cumplir toda justicia. comenzó a reconvenirle. terminó en el monte. . vemos en esta segunda batalla: El ataque encubierto Mientras caminaban por Cesarea de Filipos. es el mismo hombre de la distracción. Rey ungido en castellano). Esta vez no es una voz del cielo. vaya a la cruz a establecer el reino con su obediencia y sacrificio de su muerte. el Hijo del Dios viviente. el Cristo rey. ten compasión de ti. diciendo: Señor. vemos que cuando Jesús es reconocido como Hijo de Dios ---ósea como Rey-Mesías o “el Cristo” que entregará su vida para establecer el reino de Dios---. sino por la vía de la conveniencia y ambición. Él quiere impedir que Jesús “el Hijo de Dios”. el diablo sale a la palestra para tentarle descarada o encubiertamente. Porque Jesús tenía claro que solamente a Dios se le debía la adoración. ni nadie más que a él. el Hijo de Dios-rey. Por ello. tomándolo aparte.

la hallará. Por ello. Frente a este objetivo.No basta sólo con recibir la revelación de quién es Jesús. Pero también Satanás. hacemos y anhelamos. tenemos. más que hablar en nombre de Dios está hablando en nombre del diablo. Pero cabe una pregunta: ¿Qué es la cruz que debemos tomar? La respuesta se impone y es doble: Para Jesús. Así como el Cristo tiene la cruz como su objetivo. es decir ante Moisés y Elías y teniendo a los discípulos más allegados.8). Éstas no son las riquezas o prosperidad (Mt 4. no es la gloria en la sociedad. y todo el que pierda su vida por causa de mí. y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras”. Satanás pone tropiezo en esas palabras que reflejan esa forma de ver al Mesías. El reconocimiento glorioso Por ello. Jesús en ese momento crucial. a quien estaba dispuesto a ir a la cruz y entregarse en obediencia total a Dios y en amor sacrificial a su prójimo. por seguir hacia este objetivo divino. Las otras cosas. No hubo Cristo sin cruz. a la cual todos hemos sido llamados. Pero Jesús continúa su reprensión y aclaración para Pedro y para los demás discípulos: “Si alguno quiere venir en pos de mí. nos negamos a nosotros mismo y le seguimos hacia la cruz.23). Quien comunica quien es Jesús: “El Cristo. triunfante pero sin cruz. Además. Satanás!. sino en las de los hombres” (Mt 16. seis días después (Mt 17. sino que como vemos “las cosas de Dios” es la cruz. Para nosotros. Quiere ser un obstáculo encubierto para que esto no acontezca. quiere desenfocar la mira de las cosas de Dios. . Porque todo el que quiera salvar su vida. En el monte de la Transfiguración y ante los representantes de la ley y los profetas. fue una vez más derrotado. la reacción de Jesús es desconcertante. en la persona y consejo de Pedro de no ir a morir en la cruz. y ello le llevó a negarse hasta su propia vida. y el versículo que puede evitar que ello suceda es entender que el Hijo del hombre tiene que padecer. Satanás. habiéndose negado a si mismo y siguiéndole a su destino. es necesario estar claros de qué vino a hacer y cómo lo vino a hacer. El Padre por su parte volvió a reconocerle como su Hijo amado en quien tenía complacencia y agregó que a él. me eres tropiezo. El diablo. Su encrucijada hacia Jesús fue desenmascarada y resuelta. a Jesús el rey. para el cumplimiento de la justicia de Dios. a su forma y manera y según su plan que es el cumplimiento de toda justicia-reino. Jesús se transfiguró y mostró su gloria. niéguese a sí mismo. Dios volvió a reconocer a Jesús como su Hijo amado. Porque ¿qué aprovechará al hombre. es predicar un evangelio diabólico (es decir mentiroso).1-13). es transformarte en instrumento del diablo. a través de la cruz. el Hijo del Dios viviente” y no toma su cruz para seguirle. si ganare todo el mundo. en la tierra. Proclamar a Cristo sin su cruz y todo lo que ello implica para la humanidad. solo hay dos versículos. la cruz fue el punto y el lugar de la entrega total al proyecto de Dios de establecer su reino y su justicia en la tierra. teniendo compasión de si mismo y no de otros y evitando su entrega total. Saber quien es Jesús y perder de vista la cruz. son cosas de los hombres.22a). y tome su cruz. como su rey Mesías ungido para establecer su reino. porque no pones la mira en las cosas de Dios. además de ser descubierto. a él debíamos oír (v. es lo mismo: La entrega total de todo lo que somos. los discípulos (“cristianos”) deben tomar también la cruz. es decir para el establecimiento de su reino justo. se pone frente a Jesús. De ser vocero de Dios a vocero del diablo. 5). no es el propio bienestar (Mt 4. y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma? Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles. no puede haber cristianos sin cruz. 16. y sígame. 21). morir y luego resucitar (v. El dice: ¡Quítate de delante de mí. escogió el camino hacia la cruz.4. la perderá.

11). De ahí. Por esto su obediencia y entrega total: “no sea como yo quiero sino como tu”. La batalla final Es un conflicto por el reino. hágase tu voluntad” (Mt. Jesús toma su más determinante decisión (Mt. y el Hijo del Hombre es entregado en manos de pecadores” (Mt 26. para su propio bienestar y salvación. Tres veces ora para ver si es posible no beber esta copa de muerte y de dolor. El manto de escarlata. el Hijo de Dios (Mt 26. apuntan a su condición. Pero la oración que él enseñó incluía una petición para no “caer en tentación”. no aceptada. La del sumo sacerdote: “el sumo sacerdote le dijo: Te conjuro por el Dios viviente. El tienen la tentación de no ir a la cruz. Hay que recordar que voluntad de Dios está también estrechamente relacionada con reino. no la voluntad del padre. El consejo encubierto en Pedro no lo distrajeron.9ss). ahora ha llegado a su momento más decisivo de su camino. Tres veces ora para ver si es posible pasar de él ésta entrega total: su muerte en la cruz. Toma la decisión final de ir a la cruz: “Dormid ya. y éste le preguntó. a la segunda vez y tercera él dice: “Hágase tu voluntad”. Triste y angustiado en gran manera. Para esto vino e inició su camino en el bautismo. La de Pilato el gobernador: “…estaba en pie delante del gobernador. por la obediencia y entrega total de Jesús. que nos digas si eres tú el Cristo. . Es así que. Sin embargo. el Cristo.29). Mateo dice: “Venga tu reino.26. el bastón en la mano derecha que era una burda caña. que vino ha cumplir toda justicia. que se establezca el reino de Dios. acciones y su muerte. ahora se duermen frente a su máxima agonía. no logró su cometido. Los mismos discípulos que habían visto su gloria.41). de Rey-Hijo de Dios. el Hijo de Dios-rey. La decisión final Faltan unas pocas horas para su padecimiento y muerte. otra vez en un monte. Por esto desenmascaró la propuesta encubierta de Satanás y prosiguió a la cruz.La batalla final: encarnecida y triunfal. diciendo: “Padre mío…” (Mt 6. Jesús ora con angustia y termina venciendo a la prueba: “hágase tu voluntad”. Pero no quiere hacer lo que el quiere.10). parece que la burla escarnecedora y sanguinaria quiere conseguir su cometido: provocar a Jesús para que baje de la cruz. 6.19). Así se encamina Jesús hacia la batalla final. La propuesta tentadora del inicio en su bautismo. y descansad. haciendo valer su condición de rey. Las mismas burlas de los soldados eran en contra de su presunta realeza.63). Pero Jesús como el justo (Mt 27. El vino para proclamar. a través de “beber de este vaso” y ser sumergido en este “bautismo”. Es decir.36-46). sino la voluntad de Dios. Es así. Pide a su Padre que si es posible pase de él esta copa. mostrar y establecer el reino con sus palabras. Todas las acusaciones y preguntas que se le hacen a Jesús. sólo eran escarnio y burla a su condición de rey. Frente a la tentación de no ir a la cruz. en el umbral de su máxima entrega y dolor. de ir a la cruz. Sin el apoyo real en oración de su discípulos. de hacer lo que el quiere. la corona de espinas. Ahora. diciendo: ¿Eres tú el Rey de los judíos? Y Jesús le dijo: Tú lo dices (Mt 27. continuó en su entrega totalmente obediente a Dios y su amor incondicional a la gente. los honores inclinando las rodillas (Mt 27. que ora como el mismo enseño a su discípulos a orar. que Jesús en este monte esta orando también para no caer en la tentación (26. Del monte de la decisión a la cruz Jesús quien inició su camino para cumplir la justicia de Dios en el bautismo. He aquí ha llegado la hora. La presión y tentación antes de la decisión no consiguió evitar su decisión de cumplir toda justicia. es decir entregar toda su vida para echar abajo la injusticia del reino de Satanás expresado en las injusticias de los reinos de la tierra.45). pero Jesús sabe que el reino vendrá haciendo la voluntad del Padre. Pero no fue fácil dar el paso final.

claudicando del propósito de cumplir con la justicia de Dios. quitándola de en medio y clavándola en la cruz. si eres Hijo de Dios. has una obra mágico-milagrosa para que te crean. Murió cumpliendo la justicia de Dios. Estos le decían igual que el diablo le dijo al principio: “… sálvate a ti mismo. desciende de la cruz” (Mt 27. Murió entregando su vida como un rey por el pueblo. y despojando a los principados y a las potestades. De la misma forma que se bautizó en agua identificándose con los pecadores ahora se bautiza en dolor y sangre para salvar a los mismos pecadores. pues cumplió la justicia de Dios viviendo y muriendo por causa del reino de Dios para salvación de los demás.22-32. Así como inicio su camino para cumplir toda justicia.14. con burlas. Ahora la propuesta no es lanzarse del pináculo del templo. ahora ha llegado al final como hombre justo.20). Por esta causa (Mt 27. Pero Jesús se queda en la cruz. estos eran reinos injustos. los exhibió públicamente. y mostrar con sus acciones y aun hasta la muerte. provocaciones y dolor. También Jesús es tentado a hacer algo espectacular para que crean en él. Este es un reino de justicia. porque precisamente confía en Dios quien le dijo que era su Hijo (Mt 3. incitados por el diablo. con esas mismas palabras se presenta nuevamente la última tentación. ¡El reconocimiento triunfal! Desde el monte de la misión hacia todas las naciones Por esto. Jesús venció precisamente en la cruz “…anulando el acta de los decretos que había contra nosotros. Así Jesús cumplió su propósito. Hacer algo para su propio bien estar dejando su propósito de morir por el bien estar del pueblo y de la humanidad.15). lo que para la gente y los gobernantes. es decir haciendo la voluntad de Dios de proclamar. pudiendo haber bajado fácilmente. al igual que convertir las piedras en pan apara calmar el hambre. que nos era contraria. por más gloria y riquezas que tengan. 1 Tm 1.1.37) muere. con tentaciones de poder. Jesús venció en la cruz. triunfando sobre ellos en la cruz” (Col 2. sino bajarse de la cruz para que crean en él.39. Jesús es el rey y por él se establece el reino de Dios y su justicia. que hay un nuevo reino que se ha acercado. de que en el mundo reine la justicia: esa es la voluntad de Dios. Lo que el diablo quiso evitar a toda costa. . Jesús muere en consecuencia y coherencia con el proyecto de Dios. de autoprotección. la batalla arrecia y se presenta nuevamente: La ultima tentación Con las mismas palabras que en la primera tentación: “Si eres Hijo de Dios…”: satisfácete a ti mismo.17).40). Es decir. de hacer la voluntad del Padre.Por ello. una obediencia absoluta y un amor incondicional: es decir del diablo. Los que pasaban “le injuriaban” (gr. para Dios fue una verdad ineludible y eterna. pero victoriosa. que hace a toda costa la voluntad de Dios. eblasfemoun. Este es un reino superior y diferente al reino de espejismos y opresión del diablo y de los reinos de la tierra. agónica y dolorosa. ahora le proponen “salvarse a si mismo”. Ello lo logró por encima de las insidiosas tentaciones. Cf: Mt 12. Pero. Jesús lo consiguió. después de la muerte escarnecida. de quien no quería de Jesús una entrega total. por pretender ser el rey prometido por Dios para establecer un reino de justicia en Israel. alcanza los reinos y su gloria sin ir a la cruz. lenguaje propio de quienes pertenecen al reino de Satanás. Ap 13. Pero él muere con un título sobre su cabeza: Éste es Jesús el rey de los judíos. fue burla. aunque ahora sus escarnecedores se burlen y quieran provocarlo. era necesario el reconocimiento triunfal.

porque yo sé que buscáis a Jesús. el Santo de Dios permanezca en el sepulcro y vea corrupción (cf: Hch 2. Por no haberse inclinado a la tentación de abandonar el reino y la cruz. Como el corredor que ya cruzó la meta en la cruz como victorioso herido.39-44) fue descubierta.51. a cambio de tener poder. Finalmente y paradójicamente a la incredulidad de los sacerdotes. ante Jesús se doblan las rodillas de los hombre. ¡Amén! Galo Narváez G.15). pues ha resucitado.51). Ahora él tiene todo la potestad no solo en la tierra. y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre” (Heb 2. por no haberse inclinado en adoración a Satanás. de sus discípulos y le adoran (Mt 28. el Cristo.18). como dijo.20b). Ahora en el monte como si fuera un podium.52). por cuanto los hijos participaron de carne y sangre. El resucita precisamente porque es imposible que el Señor: el Rey. hasta cuando su reino se termine de establecer en la tierra (Mt 28. estará con nosotros todos los días hasta el fin del mundo. porque era el rey. el Señor. En la cruz. el Cristo vencedor. partida en dos.19).54).14. al diablo. Por ello resucita.22-32). Y como es el victorioso triunfador. ¡Por esto Jesús el vencedor de la cruz. esto es. ved el lugar donde fue puesto el Señor” (Mt 28. .9). riqueza y gloria. resucitó! Así lo explicaron los ángeles a las temerosas mujeres: “No temáis vosotras. él también participó de lo mismo. Ahora. y por haber pasado por la cruz cumpliendo la justicia de Dios. Toda religiosidad opresora y cómplice con de las mentiras diabólicas (cf: Jn 8.6). el nos envía a hacerles a todas las gentes discípulos de Jesús (Mt 28. El rey esperado de Israel.16) el vencedor es reconocido. sino aun en el cielo. el que fue crucificado. hasta los paganos reconocieron que Jesús verdaderamente era el Hijo de Dios (Mt 27.5. Por ello.“Así que. aun llevando cada uno la cruz y negándonos a nosotros mismos. De ahí que una vez resucitado y nuevamente en un monte (Mt 28. inutilizada. a cambio de la cruz y del reino de Dios. La muerte también rindió su tributo pues muchos de los santos se levantaron de entre los muertos (Mt 27.17). Venid. el Cristo esperado por Israel. a su muerte el velo del templo se rasgo (Mt 27. le ha sido dado a él toda la potestad en el cielo y en la tierra (Mt 28. para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte. Quien murió y fue sepultado fue Jesús el Señor. se le reconoció el título de rey. Ahora las naciones llegarán a ser sus discípulas y en esa misma victoria y con ese mismo compromiso con el reino de justicia. por su obediencia y entrega ---a pesar del impedimento satánico y las burlas humanas---.8. a cambio de recibir los reinos del mundo y la gloria de ellos (Mt 4. No está aquí. se proclama el triunfo de Jesús crucificado. principales ancianos y de la muchedumbre.