Ponencia presentada en el marco de los Foros Regionales de consulta rumbo al 25° Aniversario del Instituto Veracruzano de la Cultura.

“Ocuparnos: espacios alternativos para la participación ciudadana, la educación y promoción de la cultura y las artes en el Puerto de Veracruz”
L.C. Eunice Muruet Luna Subdirectora Idea Morada A.C. eunicemuruet@gmail.com Area temática: Espacios alternativos para la promoción cultural.

RESUMEN: La presente ponencia insta a la necesidad de ocupar espacios informales para la promoción y educación de la cultura y las artes en Veracruz, realizando una crítica hacia las actuales políticas públicas establecidas sobre dicho ámbito, del mismo modo, analiza el papel del educador en artes como una figura fundamental en los procesos de animación sociocultural para el desarrollo de la comunidad veracruzana. PALABRAS CLAVE: Animación sociocultural; espacios alternativos de Veracruz; educación artística; participación ciudadana; corresponsabilidad; organizaciones de la sociedad civil.

El poeta debe comprender que su poesía tiene culpa por la prosa trivial de la vida, y es bueno que el hombre que no lo es, sepa que su falta de exigencia y la falta de seriedad sobre sus cuestiones vitales responden por la esterilidad del arte. Mijail Bajtin

La animación, etimológicamente tiene su referente en el “anima”, en el alma, la vida… en contraparte con lo inerte, lo inanimado, lo muerto, lo que no despierta ninguna emoción. La cultura, el arte inerte, dice Prado Diez, es inerme y pusilánime. Más bien, una comunidad sin una movilización, resultado de un proceso de animación sociocultural es inerme y pusilánime, en tanto que no se conmueve ni integra los elementos de su propia producción sociocultural y artística a la cotidiana reflexión sobre el mundo y su devenir. La animación cultural busca encontrar y mantener el motor de una comunidad, el motor que lo insta a asumirse como un espacio de creación y expresión, un espacio para la recreación, para la creatividad y la vivencia de una verdadera colectividad. No hay animación posible si ésta depende de estímulos externos ajenos a la propia comunidad. Pero… ¿por qué hablar de animación sociocultural si en esta ponencia debo hablar sobre promoción y educación en las artes en el Puerto de Veracruz? Durante años, el sello característico cuando se habla de formación en las artes y cultura popular en el puerto, es aquella nota picaresca: “a ellos dales cerveza y rumba”, si quieres arte y cultura… vete a Xalapa… Como si las artes y su desarrollo estuvieran zonificadas,

como si fuera imposible que esta ciudad, espacio por demás significativo en la historia de nuestro país y de nuestro continente, no pudiera erguirse por sí misma en cuanto al tema desarrollo artístico cultural se trata, como si permaneciéramos en el entendido del concepto decimónico de la cultura. ¿Hemos visto, hemos sentido un fandango en cualquier espacio no oficial, quiero decir: callejón, muelle, escuela o parque? ¿Hemos reflexionado sobre las temáticas expresadas en las bardas por los grafitteros? ¿Estamos al tanto de las posibilidades de las radios digitales que proponen contenidos mucho más esmerados y críticos que nuestros medios oficiales? ¿Conocemos los proyectos emergentes y las problemáticas de ciudadanos que asumen tareas de promoción de lectura y animación sociocultural en algunas colonias del puerto? ¿Realizamos visitas críticas a los diferentes espacios designados como museos y tenemos clara su relación con la ciudad y podemos dialogarla? ¿Tenemos conciencia de la utilidad de las redes sociales como elementos de difusión de proyectos independientes y convocatorias ciudadanas? Y sobre todas estas interrogantes… ¿hemos sido convocados a participar de alguna de estas actividades? ¿Qué actividades se están realizando concretamente para convocar a dichas reflexiones, aprendizajes y diálogos sobre estos ámbitos? La cultura en el puerto está viva como en cualquier lugar del mundo, respira en el zócalo con los danzoneros o en los mercados con los soneros, con con el albur o los creadores e intérpretes locales. La cultura está, pero cuando pensamos en acciones que estimulen la reflexión y la sensibilidad hacia la misma y la inclusión de diferentes grupos de la sociedad con respecto a estas dos acciones... empezamos a titubear…

algunas etnografías se han hecho al respecto, la mirada de los fotógrafos, poetas, artistas plásticos, músicos, periodistas y viajeros nos permite adentrarnos en ese Veracruz cotidiano…cuando nos toca hablar de las artes y las vinculamos con los espacios oficiales el panorama se nos va llenando de vericuetos. Considerar los espacios anteriormente mencionados como puntos activos para promoción de las artes y la reflexión sobre la cultura, más allá de las actividades comunes establecidas por la administración en turno en los espacios antes mencionados, aún no tiene cabida en la planeación ni en el presupuesto. Un dato preocupante, otra pieza del rompecabezas que intento armar de a pocos en este espacio: sobre el ambicioso Plan Veracruzano de desarrollo 2011- 2016: después de enumerar (en su fracción sexta) las estrategias con respecto al desarrollo cultural de la entidad y reconocer que se debe impulsar la educación y capacitación en las artes en el Estado… en las acciones concretas a desempeñar en este rubro ni se considera el concepto de integración social vinculado a ellas… es decir: aún no existe una claridad de términos con respecto a la relación educación-sensibilización a las artes–desarrollo y participación social. Pareciera que todo se trata de vincular las manifestaciones artístico-culturales con una cuestión de derrama económica, encaminar acciones solo para respaldar la valía turística de la Entidad y de acuerdo al concepto que de actividades culturales se tenga en cada administración sin considerar, en serio, una política pública cultural basada en presupuestos participativos (donde la toma de decisiones basada en diagnósticos verificables esté sujeta a comisiones de profesionales, civiles, educadores, gestores y

políticos), sin tomar en cuenta los enfoques actuales internacionales de buen gobierno en diferentes países que ya se concretan en acciones y decisiones en términos de ordenanzas públicas a partir de los años sesenta en unos y en otros en años más recientes, como es el caso de los planes sociales de administraciones autonómicas en España o en el caso de Colombia, Brasil, Perú, Argentina y Chile 1, donde la salud, la calidad de vida, el desarrollo social, la participación, primordialmente de jóvenes, niños, personas de la tercera edad, personas con diversidad funcional, los espacios de ocio y tiempo libre, la intervención, la formación, la información, el arte y la cultura, son ejes que están establecidos sin separación. La triada: desarrollo social-animación sociocultural-apoyo a grupos vulnerables, hace mucho que se ha establecido como prioridad por organismos internacionales como el caso de la UNESCO en su hoja de Ruta para la educación artística publicada en marzo de 2006. Entendiendo que el conocimiento y la sensibilización acerca de las prácticas culturales y las formas de arte refuerza las identidades y los valores personales y colectivos, y ayuda a preservar y fomentar la diversidad cultural. La educación artística fomenta tanto la conciencia cultural como las prácticas culturales, y constituye el medio a través del cual el conocimiento y el aprecio por las artes y la cultura se transmiten de una generación a otra. Entonces… ¿en dónde estamos parados nosotros? La respuesta a esta interrogante, sumada a las anteriores es materia para amplios diagnósticos, planeaciones, desarrollo y evaluaciones de programas y acciones

gubernamentales y del quehacer ciudadano anteriores y actuales. No desmerecemos
1

Ver http://www.rianimacion.org/miembros.php portal de la Red Iberoamericana de animación y http://www.ts.ucr.ac.cr/perspectiva.htm sobre las perspectivas latinoamericanas de intervención sociocultural.

los eventos que aún se realizan de acuerdo a las posibilidades del presupuesto desde el ámbito oficial pero si colocamos bajo la lupa los procesos mediantes los cuales se realizan sus gestiones y hacemos un llamado de atención a mirar su interacción y convocatoria hacia los diferentes públicos que conforman el mosaico veracruzano. Ante la debilidad aquí mencionada, considerar que las instancias oficiales son las únicas responsables de la actividad artístico-cultural en la Entidad no nos exime de la responsabilidad; es así como la sociedad civil va entrando en escena, de a pocos, movilizándose para casos concretos a veces, organizándose para empezar a trabajar y experimentar, convocar y buscar elementos que fortalezcan y profesionalicen procesos educativos y procesos creativos, para empezar a abrir espacios y así mostrar el trabajo independiente, el movimiento incesante de una comunidad que está ávida de propuestas y proyectos diversos, creativos, participativos y comprometidos porque esto es lo que puede marcar la diferencia ante una problemática social como la que actualmente vivimos ¿ejemplos? La intensa y actual actividad de promotores independientes y organizaciones a pesar de la dificultad de mantener las responsabilidades propias de un proyecto sociocultural, las alianzas entre colectivos de diferentes ámbitos en actividades en común, la voluntad de creadores por mostrar y difundir su propio trabajo proponiendo espacios y temáticas en común para trabajar en su propio desarrollo. Ligado a ese orden de necesidades, otra de las urgencias es la formación y profesionalización de nuevas generaciones de educadores en artes que no solo se preocupen por enseñar técnicas artísticas perse, sino que también, como señala Juan Acha, estén capacitados para atender esos otros ámbitos de la educación artística

relacionados con la enseñanza del “saber hacer”: en el uso de las Tecnologías de la Información y la comunicación en la enseñanza de las artes, en la educación estética, en el uso efectivo de estrategias lúdicas y creativas que busquen el desarrollo de la imaginación, en el ámbito de la participación y la reflexión sobre el entorno. En resumen: educadores en artes con una visión global que les permita desarrollar sus habilidades, fortalecidos por una visión de animación, colaboración y gestión sociocultural en diferentes ámbitos de intervención. En este sentido, las relaciones inter instituciones y organizaciones necesitan fortalecerse mediante los estímulos públicos otorgados puntualmente correspondiendo a una real evaluación y un real acompañamiento de proyectos, mediante la participación de las empresas socialmente responsables coherentes y verdaderamente comprometidas con el discurso de la sostenibilidad y también mediante la creación de redes sólidas de cooperación y/o circuitos establecidos entre instituciones educativas, colectivos y las organizaciones antes mencionadas. A ese respecto, la cooperación entre dichos actores sociales no puede estar condicionada a los caprichos de la política mal entendida como el culto al mantenimiento de un puesto burocrático o como una suerte de espacio de promoción partidista, ese es un principio fundamental para una participación real. Desde el ámbito institucional es imperativo tomar la responsabilidad, en una primera instancia, de elaborar una planeación de estrategias mucho más enfocadas al ámbito de la intervención; un proyecto que implique una perspectiva de educación en las artes para ámbitos no formales, que vaya de la mano de un plan de desarrollo social

sostenido que sea contemplado como resultado de un análisis especializado de nuestra propia realidad sociocultural, esta realidad veracruzana múltiple, que abarca comunidades rurales, semirurales y urbanas. Hoy más que nunca, quienes son responsables de elaborar estas proyecciones deben estar cercanos/cercanas a lo que ocurre afuera de las instituciones oficiales, afuera de sus oficinas, en el ámbito cotidiano; la sensibilidad hacia el diario proceder de los promotores y los colectivos, sus problemáticas, un compromiso serio con los resultados de diagnósticos de necesidades culturales. No construir de esta forma condena a nuestra comunidad a mantener el desfasamiento en el que ya se encuentra. Las

organizaciones y colectivos toman visibilidad y adquieren peso en la formación de la ciudadanía, creatividad, conciencia en una necesaria relación de corresponsabilidad y esta relación aún debe nutrirse, aún debe fortalecerse.

25 de Noviembre 2011 Veracruz, Veracruz. México

FUENTES  Conferencia Mundial sobre la Educación Artística: construir capacidades creativas para el siglo XXI [en línea]. Lisboa : Lisboa, 6-9 de marzo de 2006. Semi-annual.Disponible en Internet: <http://portal.unesco.org/culture/en/files/40000/12581058825Hoja_de_Ruta_para _la_Educaci%F3n_Art%EDstica.pdf/Hoja%2Bde%2BRuta%2Bpara%2Bla%2BEd ucaci%F3n%2BArt%EDstica.pdf >.

   

Ventosa, Victor (coord.) (2008). Ámbitos iberoamericanos de animación sociocultural. Experiencias, trayectorias y desafíos. España: Editorial CCS. Acha, Juan (2001). Educación artística escolar y profesional. México: Trillas Carnacea, Ángeles y Cámbara, Ana (coords.)(2011). Arte, Intervención y acción social. La creatividad transformadora.España: Grupo 5. BAJTIN, Mijail, Estética de la creación verbal, México, Siglo XXI, 1990.

Prado, D. Principios y procesos creativos de la animación sociocultural. Ponencia presentada en los “Ios Encontros. Cultura e Concellos” organizados por el Consello da Cultura Galega. 1999. Disponible en Internet: <http://www.iacat.com/1-Cientifica/animacioncreadoracultural.pdf>.

Eunice Muruet Luna Síntesis Curricular
Licenciada en Comunicación por la Universidad Mexicana. Beneficiaria de las becas Endesa para Iberoamérica de Patrimonio Cultural en Cooperación con el Ministerio de Cultura de España y de la Fundación Duques de Soria en su emisión 2010-2011 Ha recibido cursos en gestión cultural por la Universidad de Guadalajara; en educación social,

herramientas de información juvenil, el juego como recurso en la educación y de literatura infantil por parte de la Escuela Pública de Animación, La Casa Encendida y la Escuela de Escritores en Madrid, España. En el área de educación formal, ha sido catedrática de la Universidad Cristobal Colón, Tercer Milenio y Universidad Empresarial en el puerto de Veracruz. En esa misma ciudad es co-fundadora de Idea

Morada A. C. organización dedicada a la creación y ejecución de proyectos de educación por las artes y participación enfocados principalmente a público infantil y juvenil, desarrollando en dicha organización tareas de gestión de proyectos; coordinando y facilitando talleres en cooperación interinstitucional focalizados al uso de técnicas de desarrollo creativo y uso de tecnologías de la información: “¿Te cuento un cuento?” (colaboración Idea Morada A.C.- Fondo Regional para la Cultura y las Artes de la Zona Sur) proyecto de cuentos elaborados por niños del Sureste de México sobre elementos culturales de su región, “Imaginarte, cuentos para niños valientes” (colaboración Idea Morada A.C.- Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer Veracruz) cuentos realizados por niños y niñas en el área de oncología pediátrica del hospital Regional en el Puerto de Veracruz, “El garabato” laboratorio de participación y medios (CONACULTA-Idea Morada A.C.), “Cuentos desde la orilla” (Idea Morada A.C.- Alas y Raíces Veracruz) proyecto de audiocuentos sobre la contaminación ambiental realizados por niños y niñas de 7 municipios aledaños al Río Jamapa en Veracruz), “Cuéntame: historias de la Huaca” (proyecto ganador de Estimulos de Sotavento) cápsulas realizadas por niños y niñas sobre el antiguo barrio veracruzano de La Huaca) . Durante el ciclo 2010- 2011 realizó el proyecto “Nuestras voces al museo” (cooperación ENDESA- Ministerio de Cultura de España- Fundación Duques de Soria) con público infantil en el museo Lázaro Galdiano en Madrid, España, En el área de medios de comunicación, ha sido programadora de Entre sorbos de café, en la estación por internet Cambio Digital; ha realizado colaboraciones para los periódicos locales Horas Extra y Milenio El Portal Xalapa; también ha sido colaboradora de secciones culturales en programas radiofónicos locales en las estaciones W Radio y Radio Fórmula Veracruz. Actualmente es beneficiaria de las becas otorgadas por la Organización de Estados Americanos y el Grupo Coimbra de Universidades Brasileiras para realizar estudios de Maestría en Educación en la Universidad del Estado de Rio de Janeiro, mismos que comenzarán en marzo de 2012.