You are on page 1of 69

TU DIOS VA DELANTE Atrás ha quedado un año, uno más en el curso de nuestra vida.

De él sólo guardamos recuerdos, gratos unos, amargos otros. En su curso hemos vivido experiencias placenteras; también desengaños y frustraciones; días de luz y días de oscuridad, de paz y de turbación. Yo veo ese año como una página de mi vida escrita con rasgos de diverso estilo. Algunos renglones delatan debilidad; otros, energía, dinamismo, fe... En el fondo todas las experiencias vividas contienen lecciones saludables por las que deberíamos dar gracias a Dios. Pero el pensamiento que el comienzo de un nuevo año se impone en nuestra mente por lo general está repleto de interrogantes: ¿Qué nos traerá el 2005? ¿éxitos, alegrías, sorpresas agradables, curación de una larga enfermedad, bienestar estable en la vida familiar? ¿O, por el contrario vendrá cargado de frustraciones, de disgustos, de problemas económicos, de precariedad laboral, de alguna enfermedad grave, de un fracaso amoroso, de pérdida de un ser querido? El camino a lo largo del año ¿será recto y llano o escabroso y zigzagueante? Todo es posible. Y el pensamiento nos inquieta. Puede llegar a sumirnos en una ansiedad torturadora. ¡Si alguien pudiera realmente declararnos qué oculta nuestro futuro! Desde tiempos remotos los hombres han acudido a astrólogos, brujos, videntes y agoreros de toda laya en busca de una respuesta que ilumine lo que el destino les tiene reservado. A estas prácticas recurren no sólo personas simples, dotadas de escasas luces. También lo hacen hombres y mujeres de reconocido prestigio cultural, político o social. Pero ningún augurio humano tiene garantías de certeza. O es ambiguo, sagazmente expresado, como sucedió más de una vez en las consultas hechas a la famosa pitonisa de Delfos, o su fiabilidad es la misma que puede atribuirse a un juego de azar. Ningún humano conoce el futuro, propio o ajeno, el futuro sólo lo conoce Dios El Dios del cristiano es el dado a conocer en la Biblia, un Dios omnisciente y todopoderoso que no sólo conoce el porvenir, sino que lo controla y determina. Quien en él confía, puede descansar tranquilo cuando se hace preguntas sobre sus años venideros. A la luz de la Sagrada Escritura aprendemos que DIOS VA DELANTE DE SU PUEBLO en el camino de su peregrinación (Éx. 14:19). Así se puso de manifiesto cuando el pueblo de Israel, salido de Egipto, tuvo que emprender la travesía del desierto para ir a la tierra prometida. En aquella ocasión, al igual que en otras semejantes, se ve el cumplimiento admirable de su promesa:

Dios va delante para guiar
Ni Moisés, ni Aarón, ni ninguno de los ancianos de Israel conocían el camino escogido por Dios, que no era la ruta usual para quienes querían viajar a Palestina (paralela a la costa mediterránea), sino un largo rodeo a través de una región árida, seca, transitada por

pocos seres humanos, excepción hecha de beduinos que fácilmente podían convertirse en enemigos de los viajeros. ¿Qué hacer? No habían de preocuparse. Dios iría delante y los guiaría por medio de una nube milagrosa (de humo durante el día y de fuego durante la noche) (Éx. 13:21-22). Lo único que los israelitas tenían que hacer era seguir en pos de la nube. ésa debía ser su única preocupación. Dios hoy sigue siendo el guía de sus redimidos. No nos indica lo que hemos de hacer mediante un nube visible; pero lo hace mediante su Palabra, la dirección de su Espíritu y circunstancias providenciales que no podemos cambiar, porque las ha determinado Dios. Esas circunstancias con frecuencia son tan dolorosas como incomprensibles. Pero Dios no se equivoca al trazar nuestro camino. él es sabio. Y amoroso. Y poderoso. Lo es aun cuando permite en nuestra vida oscuridad y sufrimientos incomprensibles. Como el salmista podemos decir: «Me guía por sendas de justicia por amor de su nombre» (Sal. 23:3). Hoy los creyentes en Cristo, con más luz y suficiente experiencia, podemos decir a Dios: «Me has guiado según tu consejo y después me recibirás en gloria» (Sal. 73:24). Con toda seguridad, en la gloria celestial nos diremos: ¡Qué bien que el camino de mi vida no lo tracé yo! ¡Qué gran favor que Dios pasara por encima de mi ignorancia, mis torpezas y en ningún momento renunciara a ser mi Guía!

Dios va delante para proteger
Porque Dios iba delante cuando Israel salió de Egipto y llegó a orillas del Mar Rojo, el Salvador de Israel hizo que las aguas se separasen, abriendo así camino para que el pueblo pasase a pie sin sufrir daño alguno. Pero una vez los israelitas hubieron pasado al otro lado del mar el peligro subsistiría si tras ellos avanzaban las tropas del faraón para darles alcance, cosa que no aconteció gracias a otra intervención de Dios. En el relato bíblico se dice que «el ángel de Dios (expresión que se usa para significar Dios mismo) que iba delante del campamento de Israel se apartó e iba en pos de ellos; y asimismo la columna de nube que iba delante de ellos se apartó y se puso a sus espaldas e iba entre el campamento de los egipcios y el de Israel; y era nube y tinieblas para aquéllos, y alumbraba a Israel de noche; y en toda aquella noche nunca se acercaron los unos a los otros» (Éx. 14:19-20). Es que el Dios que va delante, cuando es necesario, también se coloca detrás; pasa de la vanguardia a la retaguardia para evitar sorpresas, aunque sin dejar de ir al frente de su pueblo peregrino. De hecho, Dios va siempre delante y siempre detrás, siempre a la derecha y siempre a la izquierda. Su omnipresencia es ilimitada, por lo que en todo lugar y momento asegura el amparo de los suyos. De este modo, no hay nada que llegue a convertirse en desastre irreparable; por el contrario, las situaciones más comprometidas son las que Dios suele escoger para mostrar la magnificencia de su poder y su fidelidad. A cada uno de sus hijos le dice: «He aquí, yo envío mi ángel delante de ti para que te guarde en el camino y te introduzca en el lugar que yo he preparado.»

(Éx. 23:20). En ese camino, todas las contingencias están previstas y controladas por él de modo que se truequen en bendición. ¡Bendito protector!

La presencia de Dios reporta descanso y paz
A Moisés le dijo Dios: «Mi presencia irá contigo y te haré descansar» (Éx. 33:14). No le dijo: «Todo te será plácido; tu camino será suave y llano; los oasis se sucederán uno tras otro. Tu vida será como un retorno al paraíso». Dios no inspira nunca falsas esperanzas de constante prosperidad y felicidad. Más bien, a juzgar por lo que Moisés hubo de experimentar, es muy probable que en el curso de nuestra vida se multipliquen los contratiempos dolorosos, las enfermedades, los quebrantos y las fatigas. Moisés, harto de la rebeldía de los israelitas, encontraba que su tarea como líder de Israel era una misión imposible. No sólo se sentía cansado por los inconvenientes físicos de la peregrinación. Lo que le abrumaba era el peso de su pueblo, desobediente a Dios y hostil a él, su guía. ¡Si al menos Dios le diese un compañero que le ayudase a soportar la carga de su misión! (Éx. 33:12), Fue entonces cuando Dios le dijo: «Mi presencia irá contigo y te haré descansar». No un ángel, ni una legión de ángeles le acompañarían, sino Dios mismo con su poder infinito y su gracia maravillosa. Infinidad de creyentes han experimentado esa realidad. Verdad es que algunas veces hemos desconfiado llegando a pensar que Dios nos había abandonado. Ha sido debilidad nuestra. Pero Dios no nos ha dejado. Ha continuado asistiéndonos. Y finalmente, cuando exhaustos nos rendimos a él, sumisos a su voluntad, la fatiga desaparece para dar lugar al descanso, a la paz (Fil. 4:6-7). Sí, aun en medio del conflicto podemos tener sosiego. Esta verdad fue confirmada y hecha realidad por nuestro Salvador. él sigue diciéndonos a nosotros hoy lo que un día dijo a sus discípulos: «La paz os dejo; mi paz os doy... Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción, pero confiad, yo he vencido al mundo» (Jn. 14:27; Jn. 16:33). Es otra versión de una promesa anterior: «Venid a mí todos los que estáis fatigados y cargados y yo os haré descansar» (Mt. 11:28).

Dios, siempre presente para acompañar
No solamente para proteger, guiar o tranquilizar. él quiere acompañarnos simplemente para estar con nosotros, para hacernos compañía. Desea que mantengamos una comunión viva con él, que cultivemos el sentido de su presencia. Invisible, está presente, muy cerca de nosotros, en una relación de amor sublime. Un texto del Apocalipsis, ilustrado con atinadas metáforas, resalta este hecho. Son palabras del Señor Jesús: «He aquí yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él y cenaré con él, y él conmigo» (Ap. 3:20).

en paz. de manera inmediata puntualiza la condición para que el enojo no se convierta en pecado: . Es providencial que Pablo fuera muy inconcreto en este punto. una plegaria con acción de gracias. una confesión: «Señor. o simplemente un silencio reflexivo. «cogió un azote de cuerdas y volcó las mesas de los mercaderes en el templo» (Jn. BUSCANDO LA PAZ EN LAS RELACIONES PERSONALES Del conflicto a la reconciliación (I) ¿Cómo hacer las paces con un amigo. sugeridor de los más dulces pensamientos. heme en tus manos.. De hecho hay ocasiones en las que el no airarse puede ser ofensivo para Dios. 4:26). y hasta el fin de mis años mi Guía sé. diciéndole desde lo profundo del alma lo que cantamos en un precioso himno: Señor. Al apóstol no parecen preocuparle los tipos y causas de conflicto que llevan al enojo.De esa comunión con nuestro Dios y Salvador brotará a través de nuestros labios una aclamación gozosa. pero no pequéis» (Ef. pues. tú sabes que te amo» (Jn. una expresión de alabanza. ¡Qué gran fiesta en el corazón! Con un Dios que va delante. necesitamos unas reflexiones previas sobre la enseñanza bíblica en torno al enojo y la ira. apacible. El silencio cómplice ante determinadas conductas desagrada profundamente al Señor. A la mayoría de nosotros nos hubiera gustado tener una lista de situaciones en las que podemos enfadarnos sin pecar. 2:13-16). bien puedo adentrarme en el nuevo año sin temores de ningún tipo. pero no se nos especifican. ¿Cuándo la ira se convierte en pecado? Pablo. me guía. El enojo no siempre es pecado. dirígeme. 17:16). un hermano en la iglesia o con mi esposo/a después de una discusión? ¿Por qué a veces nos cuesta tanto? ¿Qué consejos nos da la Biblia en este tema? Antes de considerar la práctica de la reconciliación. por otro lado. 21:17). Y ¿qúe diremos del mismo Señor Jesús cuando. un tipo de ira que lejos de ser pecado expresa el enfado del creyente al contemplar el mundo con los ojos de su Señor. Es lo que podemos llamar una ira santa y justa. Sin embargo. nos da a entender que también es posible airarse sin pecar: «Airaos. Hay. tú lo sabes todo. indignado. que me protege. me da descanso y me acompaña en todo momento como fiel amigo. con confianza y buen ánimo.. Se nos dice de Pablo que mientras andaba por las calles de Atenas «su espíritu se enardecía viendo la ciudad entregada a la idolatría» (Hch.

¿Cómo saber la salud de una relación? En esta línea. pero no retener la ira. Tener. Ningún creyente debe hacer «conserva» de resentimiento en su corazón. sino por el tiempo que tardan en reconciliarse. a la frialdad y. el matrimonio y la iglesia. pero sin olvidar nuestras relaciones laborales y sociales. esta relación tiene un fundamento excelente aunque la frecuencia de sus «chispas» haga pensar lo contrario. ¡Qué triste es cuando dos personas se echan en cara agravios u ofensas después de largo tiempo. no sólo por sus efectos balsámicos en las relaciones. perdonarse y volverse a acercar con prontitud. si es posible antes de que acabe el día. es la mejor manera de prevenir separaciones. Tanto el odio como la amargura necesitan de la «célula madre» que es el enojo prolongado. Conozco casos de matrimonios que han estado dos años sin dirigirse la palabra. Y esta tríada es instrumento favorito del diablo para destruir relaciones de todo tipo. vg. el matrimonio. la ira llega a ser pecado cuando no va seguida de una pronta reconciliación. «antes que se ponga el sol». 4:26). desde un matrimonio hasta la comunión fraternal en la iglesia. incluso años!: «Tal día hace cinco años me dijiste o hiciste algo que me enojó mucho». Seguimos con Pablo. Esta forma de reaccionar nos lleva de forma natural a considerar los pasos prácticos para lograr la reconciliación. En otras palabras. capítulo antológico en el que se nos muestra cómo las nuevas relaciones de aquel que ha nacido de nuevo deben estar marcadas también por actitudes nuevas. Si tardan días o semanas en hacer la paz. Ello es así porque el enojo guardado es el primer paso hacia el odio y ambos juntos crean un caldo de cultivo idóneo para la amargura. El hábito de hacer la paz. debemos afirmar que la salud de una relación. en especial la familia. La puesta en práctica: Pasos hacia la paz Vamos de nuevo a buscar la base bíblica. fuente de nuestra instrucción. Nadie debe acostarse con el corazón dominado por la ira. finalmente a la muerte de la relación. 12.«No se ponga el sol sobre vuestro enojo» (Ef. Este es el termómetro más fiable: ¿Cuánto tiempo tardan en resolver sus discusiones y enfados? Si son capaces de hacerlo pronto. para abordar este punto crucial. no se mide tanto por lo mucho o lo poco que discuten o se enojan las dos partes. Por esta razón Pablo señala como vital que «el sol no se ponga sobre nuestro enojo». algunas de ellas verdaderamente revolucionarias: . sino sobretodo porque ésta es la voluntad de Dios para todo cristiano que quiere imitar a su Señor. Merece la pena invertir esfuerzos en esta exhortación del apóstol. la relación se está envenenando con la peor ponzoña: el enojo almacenado que lleva al desprecio del otro. esta vez en Ro. divisiones y luchas en todos los ámbitos.

por ejemplo Is. que es -en esencia. sino mostrarle indiferencia». por tanto. 53). Estas formas extremas sólo se ven en casos excepcionales. es una reacción casi espontánea de nuestra naturaleza caída. 12:17-21). La observamos incluso en los niños: «¡Cuándo te coja!» o «me las pagarás» son frases bastante habituales en el vocabulario infantil. Un paso previo: evitar la venganza. «La cordura del hombre detiene su furor. No debemos limitar el concepto de venganza a sus formas más graves como la violencia planificada o el homicidio. Evitar la venganza supone también renunciar a toda actitud o conducta destructiva. El paso inicial para la reconciliación es el autocontrol que nos permite detener nuestro impulso natural de devolver mal por mal.devolver mal por mal. Nuestro primer impulso es: «Sus palabras (actos) me han hecho mucho daño y esto no lo olvidaré nunca». Ciertamente no es nada fácil. es sobrenatural porque viene de Dios (2 Ti.«No paguéis a nadie mal por mal. 12:16). Vence con el bien el mal». en cuanto dependa de vosotros. 1:7) y es una parte del fruto del Espíritu. si tuviere sed. Si es posible. Bernard Shaw son estas palabras que podemos hacer nuestras: «El peor pecado contra el prójimo no es odiarle. mas el que no hace caso de la injuria es prudente» (Pr. a evitar la «explosión». «El que fácilmente se enoja hará locuras» (Pr. pero enseguida debe dar lugar al dominio propio. no te dejes dominar por tu ego ofendido o tu dignidad herida. ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza. Esta actitud. dale de comer. y su honra es pasar por alto la ofensa» (Pr. Así que si tu enemigo tuviere hambre. De hecho. 14:17). como la indiferencia. Esta reacción es un obstáculo para restaurar una relación. luchar con nuestras propias fuerzas. En sus formas «menores» todos hemos caído alguna vez en la venganza. amados míos.. en especial en el libro de Proverbios: «El necio al punto da a conocer su ira. No seas vencido de lo malo. sino vence con el bien el mal» (Ro. «No os venguéis. pues haciendo esto. Del escritor irlandés G. Si quieres la paz. Para conseguirlo no bastan nuestros esfuerzos o una férrea voluntad. Este dominio propio que no se deja arrastrar por la venganza y que auto controla las explosiones de ira aun cuando tiene razón no es de origen humano sino divino. . sino con la ayuda poderosa del Señor Jesús. es venganza. No se nos pide. ejemplo supremo de persona «mansa y humilde» quien fue ofendido y humillado mucho más de lo que puede serlo cualquiera de nosotros (recordemos. La palabra de Dios está llena de consejos al respecto. No os venguéis vosotros mismos. 19:11). La venganza puede ser mucho más sutil. Frases como: «Para mí esta persona ha muerto» son formas de venganza impropias del cristiano. estad en paz con todos los hombres. sobre todo de formas aparentemente inocuas. tan arraigada en el corazón humano. sino dejad lugar a la ira de Dios. dale de beber.. Esta reacción es comprensible en un primer momento porque expresa el dolor de una herida.

La oración tiene un poder extraordinario para cambiar nuestras actitudes y nuestros estados de ánimo (Fil. pero es en lo básico -en la base. A veces el esfuerzo parece inútil. lleguen a odiarse tanto? ¡Cuán cierto es que en todas las guerras sólo hay perdedores y derrotas! El camino hacia la reconciliación Una vez ha surgido la discusión y estamos enfadados. que un día se amaron y se prometieron fidelidad eterna. el odio que podía leer en sus ojos me produjeron una memorable impresión. más probable es que puedas mirarle a los ojos y descubrir en el otro un tú lleno de sentimientos y necesidades. por supuesto.. orad juntos. Muchas veces fallamos en lo más básico. matrimonio. ¿cómo podemos llevar a la práctica el consejo de arreglarlo lo antes posible? A continuación doy siete sugerencias a modo de orientación. el hablar cogidos de la mano es la máxima expresión de lo que decimos. 4:6-7).donde se encuentra el fundamento que sostiene el edificio. aunque creas que tienes tú toda la razón y que es el otro quien te ha ofendido. No esperes que sea el otro quien lo haga. De ahí la importancia de empezar por lo que parece sencillo. 3. La lista. padres e hijos etc. De la misma . sobre todo.Toma la iniciativa. supuestamente cristianas. Ello es así porque permiten crear el ambiente propicio para la paz. cuando los ex esposos tuvieron que verse las caras: las acusaciones.Cuida las formas. sin resultados. En el caso de los matrimonios.Cercanía física. una de las marcas distintivas del cristiano. las calumnias y. Dar el primer paso cuesta mucho. pero Pablo nos dice que «haciendo esto. No digas: «ya vendrá él/ella si quiere».. Cuando dos personas están enojadas.. Nunca olvidaré el día de la visita. Se ha comprobado que estar de pie aumenta la agresividad (por ello no hay actualmente localidades de pie en los campos de fútbol) *.) acercaos físicamente. pero menciono estos pasos concretos porque me ha sorprendido gratamente comprobar cómo su puesta en práctica ha tenido unos efectos sorprendentemente positivos en centenares de personas con problemas de relación.. Antes de empezar a hablar para solucionar el conflicto. en voz alta si es posible.Preparación: oración y silencio.Procurad hablar siempre sentados.. Por ejemplo: *. puede ser mucho más larga. Una pareja cristiana se había separado y luchaba por la custodia de sus hijos. La mayoría de peleas se acabarían en el momento en que fuéramos capaces de ver en el tú a un ser humano por quien Cristo murió y no un enemigo objeto de mi ira. 12:20) 2. los gestos y las detalles son muy importantes porque influyen mucho en el resultado final. ascuas de fuego amontonas sobre su cabeza» (Ro. En la medida que la relación lo permita (vg.Una de las experiencias más tristes que recuerdo de mi vida profesional como psiquiatra es un juicio al que tuve que asistir en calidad de perito. ¿Cómo es posible que dos personas. Cuanto más cerca. 1. pero es una forma muy práctica de devolver bien por mal.

5.. las palabras no expresan lo que de verdad hay en su corazón o en su mente. y a la inversa: «la blanda respuesta quita la ira. cuanto más se chilla. más difícil es llegar a acuerdos. en ocasiones es mejor «dormir sobre el asunto». no que te den la razón. Ver también Pr. no siempre es posible «ventilar el tema» el mismo día. En estos casos es importante ponerse de acuerdo en que están en desacuerdo. dos-tres minutos. Cuando este esfuerzo es mutuo. ¿Por qué digo escucha «de verdad»? La inmensa mayoría de veces. Este es un punto importante: cuando uno está muy enojado. un breve momento de silencio. qué razones o explicaciones puedo encontrar a su forma de actuar.Las palabras fruto de la ira apenas tienen valor. tanto mejor. En este caso. en medio de un enfado. Aun sin darse cuenta. ambos tienen su parte de razón. más de los que imaginamos. sino sólo el sentimiento de ira del momento. Es un hecho conocido que la ira ofusca la mente. Hablad en el tono de voz más suave posible. Simplemente ven las cosas desde puntos de vista diferentes. pero ello no siempre es posible porque en muchos motivos de discusión. lo ideal es intentar hablar de nuevo al cabo de uno o dos días. aquieta el espíritu para iniciar la conversación. por qué habrá dicho o hecho tal cosa. El levantar la voz. 7. A pesar de todo ello.Busca la paz. mas la palabra áspera hace subir el furor» (Pr. pero raras veces le escuchamos.. Ningún desacuerdo. Si surge la disculpa o la petición de perdón. antes de acostarse.. A veces. El volumen de la voz es inversamente proporcional a las posibilidades de reconciliación. la creencia popular de que «cuando uno está enfadado dice lo que de verdad lleva dentro» es errónea y de consecuencias nefastas. 25:11) igualmente. De ahí nuestra última sugerencia. obceca hasta la enajenación en casos extremos. 15:1. Muchas veces descubrirán con sorpresa que ya no necesitan hacerlo porque el problema no les afecta tanto.Escucha de verdad y ponte en el lugar del otro. Esta realidad es bien conocida por jueces y psicólogos.. Nunca prestes demasiada atención a las palabras dichas en medio de una pelea. la paz viene sola. porque se suele hacer un «museo» con estas desdichadas palabras que se guardan durante años. lo que buscan es que se les dé la razón o que se les desagravie. 4. Ya sea por razones de temperamento o por la naturaleza del problema en cuestión.«Prohibido» chillar e insultar. 6. aumenta la agresividad. Escuchar implica un esfuerzo por entender sus reacciones. por grave que sea justifica insultar al otro o faltarle al respeto. dejarlo enfriar. incluso es preferible no hacerlo porque alguna de las dos partes está muy encendida y el fuego puede volver a avivarse si retoman el asunto demasiado pronto. Una realidad universal es que no todos vemos la misma realidad de igual manera. ¿Qué . Por consiguiente. Muchas personas se acercan al otro después de una discusión con un enfoque judicial.manera. evita las palabras ofensivas. la descalificación personal. lo máximo que hacemos es oir al otro.

Estas dos pequeñas cláusulas le dan un toque de realismo imprescindible y nos liberan de expectativas exageradas. 12:18). el problema motivo de la discusión ha quedado reducido a su tamaño real. como discípulos suyos. en este caso la ira (ocurre también con la ansiedad. es terreno bien abonado para que el Señor de nuestras relaciones las haga fructificar. De la misma manera que Cristo os perdonó. El perdón está en el corazón mismo del Evangelio. hay ocasiones cuando no se logra restaurar una relación rota. inicia el versículo con dos notas previas: «si es posible» y «en cuanto dependa de vosotros». Pablo. estad en paz con todos los hombres» (Ro. pero no te desanimes porque hay alguien aun más interesado que tú en derribar muros de separación: el Señor Jesús. A pesar de todos los pasos y esfuerzos comentados en el anterior artículo. Puede llevar su tiempo. y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. así también hacedlo vosotros» (Col. Fallar u obedecer en este punto viene a ser un test básico de nuestra madurez cristiana. la tristeza y otros sentimientos) siempre nos hacen ver los problemas mucho mayores de lo que en realidad son. mucho menor del que parecía tener horas antes. los sentimientos negativos. a pesar de la mejor disposición que uno pueda tener. El apóstol Pablo ya lo deja entrever en su clara exhortación a la paz: «Si es posible. El perdón va más allá de la paz. Pablo Martínez Vila Perdonar y pedir perdón Del conflicto a la reconciliación (II) «Soportándoos unos a otros. a ofrecer o a suplicar perdón allí donde sea necesario. La paz no siempre es posible. como toda siembra. no depende de una sola parte. Dr. Nuestra . hombre curtido en mil conflictos. Es el sello que rubrica el final de una disputa y constituye el ingrediente más distintivo del cristiano en cualquier conflicto. Todo el mensaje cristiano gira alrededor del perdón de Dios a través de la cruz de Cristo y nos impele a nosotros. cuyo ejemplo nos inspira y cuya gracia nos fortalece en la debilidad. en cuanto dependa de vosotros. ¿Qué nos enseña la Palabra de Dios sobre este tema? Necesitamos entender bien qué es perdonar y sus implicaciones prácticas. Su siembra paciente. realizada con humildad y espíritu de oración. Estas sugerencias son como semillas. Sí. La paz no siempre es posible sencillamente porque es cosa de dos. 3:13) En el camino que lleva a la reconciliación hay un paso fundamental: el perdón.ha ocurrido? Al apagarse el enojo.

ridiculizado y torturado por los enemigos a los que había intentado amar. alzar muros entre las personas. 23:34). ya no duele ni sangra. separar. le llevaron a la cruz. perdónalos porque no saben lo que hacen». siempre hay algo que el cristiano puede y debe hacer: perdonar. sangra fácilmente y duele. (Lc. Hay un camino a recorrer desde el momento en que se decide perdonar hasta que se hace efectivo. Un proceso largo y costoso. El ejemplo del Señor. a los que amó hasta el momento mismo de su muerte. 50). habrá ocasiones en que todos nuestros esfuerzos por lograr la paz serán baldíos.es intentarlo. vivió rodeado de enemigos que. El resentimiento. afirmar desde el primer momento: «estoy decidido a perdonar. 23:34) Aunque la reconciliación no sea posible. En este sentido. El perdón. Los resultados ya no están en nuestras manos. Recordemos el caso de José en el Antiguo Testamento. a pesar de su carácter santo. El ejemplo del Señor Jesús es bien elocuente. ésta es la voluntad de Dios. perdonar es un proceso similar a la curación de una herida: al principio.ser inmediata. La práctica del perdón Transformando heridas en cicatrices. sin embargo. está abierta. Vivimos en un mundo donde el diablo tiene como una de sus metas dividir. Clavado ya en la cruz. va más lejos de la restauración de la relación.responsabilidad -lo que se espera de nosotros. Sin embargo. pronuncia unas memorables palabras que contienen. Por esta razón. De esta ilustración se desprenden varios aspectos importantes. En ningún momento él regateó esfuerzos para estar en paz con sus contemporáneos. 45 y Gn. cerca ya de la agonía. La disposición a perdonar puede –y debería. aunque la curación de mis heridas requiera más tiempo». No depende de la reconciliación. sin embargo. no necesita de la paz. «Padre. El perdón es como transformar heridas abiertas en cicatrices. el deseo de venganza deben desaparecer con el perdón genuino. ¿Cómo se explica esta paradoja? No podemos acercarnos al tema de la reconciliación olvidando la realidad del pecado. en forma de síntesis luminosa. hacer todo lo posible para llegar a «estar en paz con todos los hombres». Perdonó a sus hermanos (ver los emotivos pasajes de Gn. de nuevo. . en último término. Es importante. nos marca la pauta. Perdonar implica eliminar todos los sentimientos y pensamientos negativos hacia la otra persona. pero no antes de pasar por un dilatado proceso (seguramente meses) en el que tuvo que luchar contra sus propias reacciones. Pero. una vez se ha convertido en cicatriz. el odio. irreprochable. el meollo del Evangelio: «Padre. tomar la iniciativa. perdónalos porque no saben lo que hacen» (Lc. Pero llegar a completar el proceso emocional y moral del perdón suele llevar su tiempo.

en algunos casos de divorcio. pero ya no duele ni sangra ni se infecta.Puedes hacerlo tú solo. el agape de Cristo. frecuente en labios de algunas personas. Dios es el único que puede perdonar y al mismo tiempo olvidar porque él está fuera del tiempo «Yo. No podemos borrar los recuerdos de nuestra mente. Alguien dijo. yo soy el que borro tus rebeliones. por ejemplo. a punto de morir exclamó: «Señor. Ello sería absurdo.. es que siguen albergando deseos de venganza y resentimiento en su corazón.. El problema con la frase «yo perdono. que recordar es la mejor vacuna para no repetir. La herida está cerrada. queda ahí para siempre. ¿Amigos de nuevo? La meta primera del perdón no es que las partes enfrentadas vuelvan a ser amigas. Puedo perdonar en la intimidad de mi corazón. en secreto. es el recuerdo más su correspondiente dosis de veneno. Dios no nos pide un ejercicio de masoquismo restaurando relaciones imposibles. ¿cómo estimular esta práctica tan importante en las relaciones humanas? El aprendizaje del perdón se fundamenta en dos grandes realidades cuya ausencia va a dificultar mucho un perdón genuino. La reconciliación es un resultado deseable. Este fue el caso de Esteban cuando. Esta es exactamente la idea de Ro. 12:20-21. En realidad. sino que eliminen el veneno de su corazón. El perdón puede ser unilateral: yo puedo. Esta actitud sí es pecado. No podemos esperar que el perdón borre estas memorias. . No hay un simple recuerdo. pero no siempre posible. pero sí podemos quitar el veneno de esos recuerdos. Si el perdón tiene un origen divino. perdonar aunque la otra persona se muestre reacia a perdonar o ser perdonada. y debo. 43:25) Aprendiendo a perdonar Un antiguo proverbio latino dice: «Errar es humano. pero ya no evoca sentimientos negativos u odio. recordar puede ser positivo porque nos evita repetir los mismos errores o faltas. el recuerdo de una experiencia dolorosa sigue ahí. ¿Perdonar requiere olvidar? La mente humana es como un álbum de recuerdos que permanecen para siempre. Cuando hay perdón. perdonar es divino». sin que la otra parte lo sepa. Así ocurre. pero no olvido». Pero sí que nos pide amar al ofensor con el amor sobrenatural que es fruto del Espíritu. no les tomes en cuenta este pecado» (Hch. La idea de la cicatriz nos ayuda a entenderlo: la cicatriz es el recuerdo de un trauma pasado. y no me acordaré de tus pecados» (Is. Alguien dijo que el perdón es la mejor manera de librarse de los enemigos. refiriéndose al holocausto judío. Hay veces en que es imposible volver al mismo tipo de relación después de una ofensa grave. 7:60). Debemos estar dispuestos a perdonar aunque no se nos pida. o incluso cuando siguen ofendiéndonos.

la soberbia.. arrojar luz en los oscuros rincones de nuestra conducta y descubrir la sutileza del pecado que «mora en mí»: el egoísmo en nuestras motivaciones. en otra ocasión tuvo que avergonzarles con aquel reto: «el que de vosotros esté sin pecado. . primero. la vanidad y una lista larga de «obras de la carne» se ponen al descubierto cuando nos miramos en el espejo de la Palabra de Dios.Ser conscientes de nuestros pecados... En la medida en que yo me siento deudor de Dios -conciencia de pecado. Y es que. pero sufrimos miopía a la hora de descubrir nuestras faltas.. 7:44-46). Los seres humanos tenemos la vista muy fina para ver la «paja» del ojo ajeno. nuestro potencial violento. Por el contrario. 7:36-50). 7:47). Por tanto. el laberinto de nuestras pasiones. La reprensión del Señor a Simón apunta a un aspecto crucial: la esencia del pecado no está en el mal que le hacemos al prójimo. difícilmente llegaremos a perdonar al prójimo. nos hace sentir «pobres» delante de Dios y nos lleva a exclamar la petición del Padrenuestro «perdónanos nuestras deudas (ofensas) como nosotros perdonamos a nuestros deudores (ofensores)». sino un bien que había dejado de hacer. Por ello. La incapacidad para reconocer el pecado propio es un gran obstáculo para perdonar porque lleva a la soberbia. 8:7). poco ama» le dijo Jesús (Lc. seré capaz de perdonar al prójimo. 6:12) Experimentar el perdón de Cristo Simón tenía dificultades para aceptar y amar a la mujer pecadora no sólo por su orgullo. Y una persona soberbia trata a los demás con tanta severidad como es indulgente consigo misma. Es interesante observar que eran pecados de omisión: Jesús no le recrimina un mal que había cometido. sea el primero en arrojar la piedra contra ella» (Jn. perdonar requiere. no ungiste mi cabeza con aceite» (Lc. para Dios. Este fue el procedimiento que siguió Jesús en casa de Simón el fariseo (Lc. pero estaba ciego ante sus propias faltas. tan graves son nuestros pecados de omisión como los de comisión. sino en el bien que dejamos de hacerle a Dios: dejar de darle la honra y adoración que merece (como se expresa claramente en Ro. Jesús las pone al descubierto: «no me diste agua para mis pies. Si no somos capaces de ver primero «la viga» en nuestro propio ojo. Tomar conciencia de nuestras propias faltas es el requisito inicial para perdonar.y perdonado por él. el orgullo. sino también porque él mismo no había experimentado el perdón: «aquel a quien se le perdona poco. Simón veía con nitidez los pecados de aquella mujer. (Mt. Este fue el problema de Simón en particular y de los fariseos en general. no me diste beso. 1:21). reconocer nuestras faltas nos pone en una situación de humildad. Por ello Jesús.

serenos. pandilla. ¡Qué gran privilegio y qué gran reto! Para cumplirlo contamos con el poder de su gracia. en otros. al distanciamiento del hogar paterno y la adhesión al grupo (amigos. club. como si no le cupiese la menor duda de que la juventud es un don precioso. pero sin interrogante. es probablemente la época más difícil en la vida de una persona. Una vez la .). También se despiertan en él los impulsos sexuales con fuerza insospechada. ¿cómo no voy a perdonar yo tan poco a mi prójimo?» Este efecto motivador del perdón divino actúa también por la vía del ejemplo. Esta edad se caracteriza en muchos por la inseguridad. ¡Juventud!. ¿Por qué? La juventud. ¿Es cierto esto en los días de la juventud? Las respuestas por fuerza han de ser variadas. todo belleza. a la ternura se ha unido «una pasión violenta». el temor al futuro. Distinguen al adolescente las ansias de saber más y vivir experiencias nuevas. Suplicar el perdón de Cristo y recibirlo nos obliga moralmente a perdonar: «si el Señor me ha perdonado tanto a mí. pródigos en fracasos y amargas desilusiones. Con su comienzo se hace evidente el acabamiento de la infancia y el principio de una nueva etapa en el curso de la vida. En unos casos los años de la juventud son plácidos. La conclusión de Darío no podía ser más patética: «La vida es dura. turbulentos. Este nuevo tramo en la senda de la existencia se caracteriza normalmente por una creciente inclinación a la autonomía.Es cierto que el perdón no es patrimonio exclusivo de los cristianos. etc. fructíferos. Sin embargo. así también hacedlo vosotros» (Col. 3:13). El alba pura de los años mozos tenía «cabellera oscura. hecha de noche y de dolor». no sólo de la obligación moral: «De la manera que Cristo os perdonó. incluida la adolescencia. No hay estereotipos aplicables a las experiencias de los jóvenes. la vida en el periodo de la juventud no es para el eximio poeta nicaragüense un paraíso siempre plácido en el que «la historia sonríe como una flor». y pesa». la inestabilidad emocional. Innumerables factores determinan el curso y las características de la vida de cada uno. pero el creyente es quien está en mejores condiciones para perdonar porque él mismo lo ha experimentado. frecuentemente contrapuestas. Amarga. ¿divino tesoro? Rubén Darío comenzó su famosa «Canción de otoño en primavera» con las palabras que encabezan nuestro artículo. Con realismo se percata de que su experiencia juvenil la ha vivido «en un mundo de duelo y de aflicción». angustiosos. todo lirismo.

. en sus criterios y en sus decisiones. en formas diversas de delincuencia. prácticamente en la totalidad de su entorno. por ejemplo). se van tomando decisiones según postulados más o menos afines a los de una filosofía existencial o a principios morales o religiosos. dentro de sus posibilidades. con lo que proporciona satisfacción profunda.adolescencia ha concluido. pero engañoso. su vida adquiere solidez y belleza moral. de experiencias traumáticas o simplemente de complacencia en prácticas poco ejemplares que a menudo se convierten en hábitos destructivos. víctimas de perniciosas influencias. que le abren los ojos a un mundo nuevo. las causas de esas formas de comportamiento no siempre se hallan -al menos de modo absoluto. Los valores éticos y religiosos se cotizan muy a la baja. en el joven atraído por el «grupo» e introducido en ambientes tan poco formativos como el de muchas discotecas u otros trampolines desde los que el joven se precipita en la drogadicción. Piénsese. Por supuesto.en el joven mismo. una vez asumidos conceptos. el más común. Como resultado. en la escuela. de fe y práctica religiosa. «patito feo» en el seno de la familia. el hedonismo y el egocentrismo. Un joven reflexivo. Algo parecido sucede en la aceptación o rechazo de ideas políticas o religiosas. fascinador. etc. tanto a sí mismo como a quienes le aman. de relaciones amorosas serias. sin embargo. son incontables los que malogran su mocedad. En la mayoría de los casos ha habido experiencias traumáticas en la infancia y en la adolescencia: niño no deseado por sus padres. creencias y principios fundamentales. de solidaridad generosa en proyectos de tipo social. Iniciada su plenitud a la edad (convencional) de los dieciocho años. de propensiones innatas no deseadas. El relativismo los debilita hasta el punto de que pierden su consistencia y su vigencia. Las peculiaridades del posmodernismo son determinantes en la interpretación del sentido de la vida. hasta que encuentra los «amigos» . en la promiscuidad sexual. . la juventud va adquiriendo progresivamente estabilidad y plenitud (de virtudes o de vicios y defectos). Ese joven ideal no es. Es el tipo de joven del que más de uno de sus admiradores (o admiradoras) se sentirá prendado. Por el contrario. De ahí la flojedad de muchos jóvenes en sus convicciones o la facilidad con que la gran mayoría de ellos se ve impelida a seguir la corriente de las modas. Prevalecen el materialismo.. A ello debe añadirse la influencia fortísima de una sociedad que no se distingue precisamente por sólidos valores morales. Todas estas prácticas muestran el deterioro moral a que puede llegar una persona cuando yerra en la asunción de su concepto de la vida y en la determinación de su responsabilidad social. elige el camino de la superación a todos los niveles: de formación profesional. por ejemplo. tanto en el vestir como en el hablar. en las aficiones deportivas o culturales (delirio de multitudes juveniles que aclaman enardecidas a los cantantes de más renombre.

otras porque.A la fuerza de esas peculiaridades de la sociedad de nuestro tiempo se suma el impacto tremendo que los medios de comunicación tienen sobre la gran masa de la población. 2:15-22). En ella encuentra las lecciones más saludables para enriquecer su vida. El Predicador lo expresa con una conclusión solemne dirigida a su joven oyente: «El fin de todo el discurso que has oído es: "Teme a Dios y guarda sus mandamientos. como enseñó el Señor Jesucristo mediante la parábola del rico necio. a menos que el materialismo lo haya degradado. Ec. El autor parece dominado por una concepción pesimista de la existencia. unas veces porque no se alcanza lo que se desea. 2:1-3). destinado a instruir al joven en su búsqueda del sentido de la vida. Ec. Anda según los caminos de tu corazón. sin juicio crítico previo. Esos anhelos y esas inquietudes suscitan preguntas de capital importancia: ¿Existe Dios? ¿Es justo y bondadoso? ¿Se preocupa de los seres humanos? ¿Es verdad que hay otra vida después de la muerte y que habrá un juicio final? Los jóvenes en su mayoría. 4:8). Aspiran a conseguir todo lo que la publicidad. 4:7). a medida que va avanzando en años siente un deseo más vivo de apurar la copa de placer que las circunstancias ponen a su alcance. el placer (Ec. siempre sagaz y consumista. 2:411. la aparente futilidad de la vida (Ec. ésta. no depende de la abundancia de bienes o del goce de placeres. (Lc. adoptan como bueno y deseable. especialmente sobre la juventud. no son ajenos a esas cuestiones. resulta insatisfactorio. 4:1-5. experiencia que se confirma en un proceso posterior de maduración espiritual. Y el consumismo imperante en los medios genera innumerables frustraciones. 1:17). cuanto ven en la pequeña pantalla del televisor. la resume en una frase desalentadora: «todo es vanidad» (Ec. Ec. Abultadas mayorías. pone ante los ojos del telespectador. las anomalías que se observan en el orden social (Ec. 1:13.. Es un hecho estadísticamente demostrado que la edad de la juventud es la más favorable a la experiencia de la conversión. Con todo. palpitan anhelos de rectitud moral y trascendencia que en un momento u otro. de tu mocedad y tome placer tu corazón en los días de tu juventud. la acumulación de riquezas (Ec. Es que la dicha del ser humano. Precisamente al joven le dice: «Gózate. etc. afloran en forma de inquietudes religiosas. De este modo la fe pronto se ve robustecida con razones convincentes derivadas de la Palabra de Dios. Sin embargo. 1:2): la sabiduría (Ec. Tiene raíces mucho más profundas El joven y el camino de la fe En el fondo del ser humano.. contrariamente a lo que muchos piensan. 11:9). con mayor o menor intensidad. esta libertad tiene un límite: la responsabilidad: «Recuerda que sobre todas estas cosas te juzgará Dios». porque esto . y alguna vez se las plantean con gran seriedad. Sirva como botón de muestra el libro de Eclesiastés. el autor no se propone llevar a sus lectores a un pesimismo enervante o a un riguroso ascetismo.» (Ec. 12:15-21). si se consigue.

vinieron a ser eminentes filántropos tan reconocidos y estimados como David Livingstone. 3:15) y colaborador de Pablo con fidelidad y eficiencia ejemplares (Fil. Ef. sea buena o mala"» (Ec. juntamente con toda obra oculta. pues viene a ser uno de los valores esenciales de su vida y puerta a campos de servicio admirable. fundador de la Cruz Roja y uno de los fundadores de la Asociación Cristiana de Jóvenes (YMCA. 2:19-23). Vasijas de barro y no de oro . quien ha llamado a su servicio a jóvenes destinados a ser faros de luz y fuentes de bendición para su pueblo y para el mundo. David. movidas por su fe cristiana. Se les hace difícil conciliar la exhortación de Pablo «estad siempre gozosos» con la realidad de hombres y mujeres de fe sufriendo una depresión. Young Men Christian Association). líder y víctima en la lucha contra la segregación racial en los Estados Unidos. fundadora de la profesión de enfermeras. No puede olvidarse lo mucho que la humanidad debe a personas que. De ese joven y de su juventud sí puede decirse: «¡Divino tesoro!» En la noche oscura de la depresión «¿Puede un cristiano sentirse deprimido? ¿Es pecado la depresión? ¿Por qué esta moderna plaga emocional afecta a tantas personas. Aun mayor perplejidad sienten cuando el problema afecta a los líderes espirituales. incluidos creyentes consagrados y maduros en la fe? ¿No es Cristo el mejor médico y la oración la mejor terapia?» Estas preguntas. Asimismo en el trabajo cristiano. halla campo excelente para el cultivo de sus dones en la más grande de las empresas: el adelanto de la obra de Dios. explorador y misionero en áfrica. A esos nombres podrían añadirse muchos más. reflejan la inquietud de bastantes creyentes. Jean Henri Dunant. siervos de Yahveh desde su infancia o de su mocedad. 2:10). se deduce el valor de la juventud a ojos de Dios. Recordemos a Samuel. generadora de amor y buenas obras (Gá. entre ellos los de multitud de jóvenes que se han tomado en serio la fe y el compromiso cristianos. o el pastor bautista Martin Luther King. pues Dios traerá toda obra a juicio. Grande es la riqueza espiritual que posee el joven creyente. Para ellos es difícil entender cómo una persona con fe en Cristo puede atravesar tiempos de depresión. 12:13-14). 5:6. agotamiento o sequía espiritual. Jeremías. muy frecuentes. La fe proporciona al joven el sentido supremo de su existencia.es el todo del hombre. Florencia Nightingale. y honda la satisfacción que le produce la fe. En el Nuevo Testamento sobresale Timoteo. cualquiera que sea su forma. los pastores de la iglesia. conocedor de las Escrituras «desde la niñez» (2 Ti. De los textos bíblicos citados y de muchos más que podríamos mencionar.

en primer lugar.¿Qué nos enseña la Palabra de Dios al respecto? Un análisis detallado del texto bíblico arroja mucha luz. 20). el lider que se queria morir Vamos a analizar en detalle una de las crisis más destacadas de Moisés. si he hallado gracia a tus ojos. Dios permite sombras en sus mejores instrumentos para que solo su nombre resplandezca. 11:11-15) Síntomas de la depresión Veamos. 5:17). es difícil encontrar en toda la Biblia un solo personaje que no haya atravesado la angostura del valle o la oscuridad del túnel. abrumado por el peso de la responsabilidad. y que yo no vea mi desventura» (Nm. que has puesto la carga de todo este pueblo sobre mí? . qué le pasaba a Moisés ya que los síntomas de su depresión son frecuentes y ayudarán al lector a identificarse con la tribulación de Moisés. vasijas frágiles. Si vas a tratarme así. el hombre escogido por Dios para ser guía del pueblo de Israel. en su soberanía misteriosa. sintiéndose muy solo y agotado. Y ello es así porque Dios. Cansado de la desobediencia y las quejas constantes del pueblo. En una etapa inicial Moisés interpela a Dios y parece que le pide cuentas por su forma de actuar.. su espíritu desfallece: «Y dijo Moisés a Dios: ¿Por qué tratas mal a tu siervo? y ¿por qué no he hallado gracia en tus ojos. ver Jer. Juan el Bautista). Al descubrir esta larga lista de héroes de la fe pasando por duras pruebas emocionales.. Hasta cinco preguntas le formula . sí. Otras veces en forma de duda (Habacuc. 12:9-10). Abundan los «por qué» que reflejan la protesta y la confusión del gran líder. casi siempre con profundas experiencias de soledad y frustración (David. Para empezar.No puedo yo solo soportar a todo este pueblo que me es pesado en demasía. Pablo).. experimentó la depresión con gran intensidad hasta el punto de querer morir. La depresión se presenta. porque cuando soy débil. incluso le reprocha que le llamara a esta tarea. por cuanto «el poder de Dios se perfecciona en la debilidad. pero también hombres de carne y hueso «sujetos a pasiones (sufrimientos) semejantes a las nuestras» (Stg. nuestros ojos se abren a una conclusión realista: estos hombres y mujeres fueron gigantes en la fe. Jeremías. Unas veces fue en forma de depresión (Elías en 1 R. un verdadero modelo de quien se dice que «se sostuvo como viendo al Invisible». por tanto. entonces soy fuerte» (2 Co. 19:1-18. y en especial mucho consuelo. a los que sufren una depresión. Moisés.. se vale de vasos de barro y no de oro. yo ruego que me des muerte. con mucha naturalidad en la Biblia. Este gran hombre de fe.

11:15 con las ideas de muerte: «Yo te ruego que me des muerte». Las palabras de Moisés. 11:13) Observamos. decepcionado. considerado «el hombre más manso de toda la tierra» (Nm. sentimientos típicos de la depresión cuando la mente distorsiona los hechos. El hastío y las palabras duras. Moisés necesita verter libremente todo lo que hay en su corazón. Primero. confundido por su visión depresiva. Moisés no puede contenerse. le habla a Dios desde una posición de sumisión y lealtad. La crisis va in crescendo hasta culminar en Nm. omitir un hecho importante: Moisés no se queja de o contra Dios. como lleva la que cría al que mama?» Moisés deja entrever el deseo de abandonarlo todo.Moisés a Dios. La descarga de Moisés llega a su máxima intensidad en Nm. Hoy diríamos que le presenta su dimisión a Dios! Sin embargo en el versículo siguiente la descarga emocional empieza a dar sus frutos y ya es capaz de articular una queja más razonada y concreta: «¿De dónde conseguiré yo carne para todo este pueblo?» (Nm. sino a Dios. Es una protesta terapéutica porque la libre expresión de pensamientos y emociones tiene un notable efecto liberador. preguntas con un contenido netamente depresivo. Es llamativo que Moisés. pensaba que le había abandonado e incluso que quería perjudicarle. de inutilidad e incluso de culpa injustificada llevan a Moisés a sentirse como en un callejón sin salida en el que sólo la muerte parece una liberación. tal como veremos después. Es como una descarga del peso que le oprime. y sobre todo su forma y tono. presentarle a Dios sus cargas. Moisés dirigió su hostilidad (queja) contra Dios. Es un proceso que tiene su lógica. 12:3) llegue a este extremo de irritabilidad. Aun en medio de su depresión. erraba en su valoración de Dios y en la evaluación de su trabajo. contra el pueblo. El pecado radica más bien en la amargura de corazón acumulada tras meses o años de silencio. En cuanto a sí mismo. contra el pueblo. luego. No podemos. revelan irritabilidad. por tanto. Otro síntoma típico de la depresión son los pensamientos distorsionados. Estos pensamientos negativos son característicos de la depresión y los vemos con gran claridad en este pasaje. La manera de razonar. Moisés. No es pecado decirle a Dios cómo nos sentimos. sentir y percibir la realidad se altera profundamente en el sentido de verlo todo desde una óptica pesimista y sin esperanza. 11:12: «¿Concebí yo a todo este pueblo? ¿Lo engendré yo para que me digas: Llévalo en tu seno. Silenciar nuestras cargas y dudas es un excelente caldo de cultivo para las crisis de fe. se sentía un fracasado. La . Observemos cómo se siente perjudicado y maltratado. y termina contra sí mismo. Necesita vaciar el enojo y la frustración contenidos en su corazón. sin embargo. sin fuerzas para seguir adelante. casi agresivas. En cuanto a Dios. otro síntoma habitual en la depresión. Las ideas de fracaso. nos revelan a un hombre cansado. cómo Moisés tiene una gran necesidad de vaciar su corazón. aunque nuestra protesta sea tan enérgica como la de Moisés. y ve la realidad mucho peor de lo que es.

y no la llevarás tú solo. que me es pesado en demasía» (Nm. La respuesta de Dios Llegados a este punto debemos examinar un aspecto crucial del pasaje que es también clave para un adecuado tratamiento del deprimido: ¿Cómo actúa Dios? Veamos la respuesta que le da a Moisés: «Reúneme setenta varones de los ancianos de Israel. Y tráelos a la puerta del Tabernáculo y esperen allí contigo. muchas veces. No sorprende entonces. Las repetidas quejas del pueblo. deprimido y sin esperanza. No olvidemos. Moisés no veía ninguna salida a su túnel. 11:10). habían llegado a agotar la paciencia de Dios mismo: «Y la ira de Jehová se encendió en gran manera» (Nm. En este punto empezamos a entender que la depresión es. Puesto que no hay luz por ninguna parte. Moisés ha perdido su autoestima. Brillante diagnóstico. La desobediencia del pueblo había agotado la paciencia y la capacidad de resistencia de Moisés hasta llevarle a una depresión profunda. y ello conlleva la pérdida de esperanza. 11:110. El contexto anterior –Nm. hasta el punto que él mismo llega a ver la causa de su depresión: «No puedo yo solo soportar a todo este pueblo. Algunas personas con depresión grave pueden tener una experiencia similar a la de Moisés en cuanto al deseo de morirse. Ahí tenemos. El hombre confundido de la primera etapa está ahora en condiciones de ver su situación con más claridad. al siervo a quien Dios había confiado una misión muy especial: conducir al pueblo por el desierto. una verdadera enfermedad que afecta a la mente. Estamos ante una clara depresión por agotamiento. murmurando sin cesar.nos ayuda a entender la razones de su agotamiento. hecho clave en toda depresión. 11:14). que las ideas de suicidio en la depresión son la consecuencia de una mente que. que tú sabes que son ancianos del pueblo y sus principales. en estos casos. Ante esta situación la única salida que ve es la muerte. La causa de la depresión de Moisés La descarga emocional –abrirle su corazón a Dios sin reservas. Y llevarán contigo la carga del pueblo.tensión se había hecho insoportable. los sentimientos e incluso la voluntad de la persona. 11:16-17) . lo mejor es desaparecer. Y yo descenderé y hablaré allí contigo y tomaré del espíritu que está en ti y pondré en ellos. la tremenda tensión emocional de Moisés que acaba por minar su resistencia psíquica. enferma.le da a Moisés luz en cuanto a su problema. es incapaz de pensar nada positivo.» (Nm. un desierto tan literal como metafórico.

Dios no cambió a Moisés por otro líder ni siquiera le dió oportunidad para un tiempo de descanso. Lo más urgente es encontrar una salida que alivie este cerco. Dios le provee a Moisés de las tres cosas que más necesitaba: Comprensión Dios no censura a Moisés por su depresión ni le trata ásperamente. La comprensión sustituye a la reprensión. 86:15). La respuesta de Dios no se limita a comprender a su siervo deprimido. El estado emocional de Moisés era muy parecido a una ciudad asediada por el enemigo. Estímulo para su autoestima . El pueblo siguió siendo conflictivo. Si queremos parecernos a nuestro Maestro. Le proporciona la ayuda más asequible para que Moisés pueda salir de la depresión. Dios sabía bien la causa del estado de Moisés y la respuesta viene de la manera más adecuada. cuando Moisés no puede más y desea la muerte. Ayuda práctica Dios provee una salida. En cambio sí se nos promete que «fiel es Dios que no permitirá que seáis probados más allá de lo que podéis soportar. 42:3). nos podría parecer que Moisés merecía algún tipo de corrección. Dios se nos presenta como maestro de la simpatía hacia el atribulado. Observemos que Dios no le da una «solución» instantánea. sino que es sumamente práctica. A nosotros. 10:13).En el momento más necesario. sino que juntamente con la prueba dará también la salida» (1 Co. humanamente. haremos bien en imitarle: la misericordia. el peso de la dirección seguía estando allí. Pero el «Señor es lento para la ira y grande en misericordia» (Sal. No olvidemos que la palabra solución no aparece en la Biblia ni una sola vez. la comprensión y la simpatía deben abundar mucho más que el juicio severo. le proporcionó los instrumentos adecuados para afrontar la situación: «Setenta ancianos del pueblo llevarán la carga contigo y no la llevarás tú solo». Esta respuesta de Dios constituye una iluminadora advertencia para los que se apresuran a emitir juicios condenatorios o gestos de desaprobación cuando ven a un hermano como «caña cascada o pábilo que humea» (Is. Lo que menos necesitaba Moisés en aquel momento eran palabras de reproche. En la forma de actuar del Señor hay tres aspectos que queremos destacar. Dios provee la salida adecuada en el momento adecuado. Pero algo muy importante sí cambió: Dios le dio la salida precisa. la reprensión o la condenación hacia el que sufre. surge la palabra balsámica del médico supremo. ni una palabra de reproche sale de la boca del Señor. de manera que el problema desaparezca de forma mágica.

. Moisés estaba en depresión. Por otro lado.y tomaré del espíritu que está en ti.. Lejos de ello. su espíritu estaba todavía presente en el líder del pueblo. La autoestima de Moisés. La . pero era capaz de entender este mensaje: «si Dios toma de mi espíritu para darlo a otros. Pero es precisamente en la oscuridad más densa donde más resplandece la gloria del plan que Dios tiene para su pueblo. C.. No podían darse circunstancias más dolorosas y humillantes.». sigo creyendo y confiando en ti» es el mensaje claro que Dios le transmite con su decisión. El autor de Hebreos (He.. «. Es la misma columna que todo creyente tiene a su alcance. El capítulo 60 de Isaías (Is. La frase «tomaré del espíritu que está en ti y pondré en ellos» implicaba dos grandes estímulos: por un lado. y el subsiguiente cautiverio de los supervivientes en Babilonia. al pueblo de Israel. necesitaba una buena dosis de renovación. convertido en luz de las naciones por su irradiación de la gloria del Señor. 60). Sin duda Moisés pudo aprender valiosas lecciones de esta dolorosa experiencia. Por eso las palabras proféticas que encabezan este artículo constituyen un maravilloso mensaje de aliento. Si hubiese sido así. 11:17). Dios le habría apartado de tan estratégica responsabilidad. ¡Dios no podía insuflar un espíritu alicaído y débil en los otros ancianos! La lógica de Dios se hace aplastante: «Moisés.. 11:11). Los acontecimientos posteriores de su vida nos muestran que esta crisis no fue estéril. Moisés pudo salir del valle oscuro de la depresión. Estas palabras son dirigidas a la hija de Sión. es decir. El trato amoroso y delicado de Dios surtió efecto. resplandece..Queda claro que Dios no consideró un pecado la depresión de Moisés. Dios no se había olvidado de Moisés. porque ha venido tu luz y la gloria de Jehová ha amanecido sobre ti» (Is. Levántate. ¿No se había quejado Moisés de que Dios le trataba mal y de que casi le había desechado? (Nm. presenta el cuadro de un pueblo de Dios restaurado. pero a un Israel en estado de postración y oscuridad comparable al del desastre causado por la destrucción de Jerusalén en el año 586 a. Una vez más Dios se nos revela como un exquisito conocedor de la mente humana. señal de que no debo ser tan desastre. le reafirmó en su tarea con una frase luminosa y terapéutica: «. 11:26-27) nos revela dos de los grandes secretos de la fe de Moisés: «Tenía la mirada puesta en el galardón» «Se sostuvo como viendo al Invisible» Esta doble expresión de la fe de Moisés es la columna que le permitió asirse de Dios en la hora oscura de su depresión. tan deteriorada. Y tanto se prolongaba aquella situación que parecía no haber para los deportados la menor esperanza de restauración.. 60:1). en su conjunto. y pondré en ellos» (Nm.

El «primer amor» se enfría (Ap. Les molesta porque hiere su conciencia. Los versículos finales tienen un marcado colorido escatológico. «luz del mundo». 2:4) y nos instalamos en la indiferencia. («amaron más las tinieblas que la luz. que frecuentemente somos derrotados por las fuerzas del maligno. sin embargo. y de él recibe el poder del Espíritu para vivir una vida nueva y luchar fielmente en defensa de la causa del Evangelio (Fil. se encarnó para llevar a efecto nuestra salvación. las dudas. resplandece!». infinidad de causas pueden hundirnos en un estado de postración y penumbra. las flaquezas de la carne. la Iglesia cristiana a ojos del mundo aparece en muchos lugares como caída y sin fuerzas para erguirse.» (Is.transformación del pasado no puede ser más sorprendente. 21:23). 60:1). El mensaje dirigido a la «hija de Sión» bien puede aplicarse a la Iglesia cristiana si tenemos en cuenta que el verdadero Israel. por la influencia de corrientes de pensamiento demoledoras de la fe cristiana o por la conducta poco estimulante de muchos llamados cristianos. haré que tengas renombre eterno. la propia tendencia a la tibieza espiritual. compárese con Ap. abatida por la debilidad espiritual. somos los justificados por la fe en Jesucristo (Ro. los auténticos descendientes de Abraham. En el texto bíblico se señala la razón de ese levantamiento resplandeciente: «porque ha venido tu luz y la gloria del Señor ha amanecido sobre ti» (Is. Es en situaciones de tal gravedad cuando deben abrirse nuestros oídos al llamamiento divino: «¡Levántate. Esa iluminación del pueblo creyente es una realidad desde el día en que Cristo. 4:16-18). 3:19-20). impotencia. el propio de «cielos nuevos y tierra nueva» en la nueva Jerusalén que desciende del cielo (Is. ¡Cuán inspiradoras son las palabras del profeta para nosotros hoy! ¡Y cuán necesarias! Salvo excepción de no pocos creyentes e iglesias locales fieles.. En Cristo se convierte en luz para otros. porque sus obras eran malas. El primer paso en el camino de nuestra restauración . carente de la luminosa verdad de Dios y del poder renovador de su Espíritu. el creyente en Cristo puede decir: «El Señor es mi luz y mi salvación» (Sal. Las tribulaciones. 21:1-2. puede decirse que la Iglesia realmente se encuentra en un estado de postración y oscuridad. resplandece!». 60:15). para que sus obras no sean redargüidas». 60:19-20. Por eso urge que resuene cual eco potente el llamamiento profético: «¡Levántate. insensibilidad. Sucede. porque todo aquel que obra el mal aborrece la luz y no viene a la luz. a la par que nos sume en un sopor mortífero. que alumbra a todo hombre que viene a este mundo» (Jn. Desde entonces él es «la luz verdadera. lo que equivale a grave deslealtad.. 27:1). 1:9). Jn. A juzgar por lo que se ve en muchos países. Ap. el cual nos abate y nos envuelve en oscuridad espiritual. Entonces nuestra experiencia espiritual es de aletargamiento. las corrientes de pensamiento imperantes en el mundo. Desgraciadamente muchos seres humanos cierran sus ojos a esa luz. y en vez de ser para nosotros fuente de gozo se convierte en carga pesada. Por el contrario. 1:7). tanto que nadie pasaba por ti. A Sión le dice Dios: «En vez de estar abandonada y aborrecida.

más que por principios de justicia y fines de paz. Pero aquella oscuridad (de carácter más bien intelectual) no tiene punto de comparación con la tenebrosidad en que vive el mundo actual en todos los órdenes: político. La primera parte del texto nunca se había hecho tan visible como en nuestros días. En tal caso sólo cabe una decisión sensata: la del hijo pródigo cuando dijo: «Me levantaré e iré a mi padre. concepto hoy difuso a causa del sincretismo y del relativismo. todas llevan a Dios. aunque more en tinieblas. En el plano político se observan fallos crecientes de las democracias y en demasiados casos se pone de manifiestos que los gobiernos actúan. sino que vulneran los postulados del sentido común y violan el orden establecido por la propia naturaleza. Con esa restauración no tarda en verse una maravilla: «He aquí que tinieblas cubrirán la tierra y oscuridad las naciones. Todas las religiones -se dice. como se indica en la segunda mitad de Is. En el orden económico subsisten innumerables desigualdades entre ricos (cada vez más ricos) y pobres (cada vez más pobres). y le diré: Padre. sino la violencia en sus formas más atroces. Algunos historiadores han visto en la Edad Media la época más oscura de la era cristiana. 60:2). Nada digamos de lo que concierne a la religión. ¡Cuán importante es que en tales circunstancias la luz de Dios resplandezca sobre su pueblo. o tal vez el habernos permitido formas de conducta contrarias a los principios y normas de la Palabra de Dios. ésta fue la actitud del salmista que también conoció la amargura del decaimiento: «Aunque caí. No es hipérbole afirmar que el mundo hoy está viviendo una fase de eclipse total que lo deja completamente a oscuras. Y cuando surgen crisis graves entre dos o más países prevalece no la diplomacia. me levantaré. Y a este primer paso debe seguir la renovación de nuestra entrega a Cristo para vivir conforme a su voluntad y servirle de algún modo en su obra.tienen cosas buenas.. ¿Y qué diremos acerca de la esfera de la moral? Principios que secularmente se han considerado inviolables hoy son rechazados sin más paliativos que una invocación de los «derechos humanos» que abre las puertas a la permisividad y a formas de comportamiento que no sólo violan las leyes de Dios. económico. más bien ha agudizado las tensiones con fuertes movimientos de oposición que dan lugar a nuevas formas de conflicto entre el mundo empresarial y el de los trabajadores.» (Mi. por intereses económicos. 60:2! Esa luz no nos es dada para que . mas sobre ti amanecerá el Señor y sobre ti será vista su obra» (Is. el Señor será mi luz.. lejos de resolver los problemas económicos. Resultado: una tremenda confusión que aleja a muchos de toda inclinación religiosa.a la normalidad espiritual debe ser el arrepentimiento. he pecado contra el cielo y contra ti» (Lc. social. Hemos de reconocer que muchas de nuestras situaciones de postración y oscuridad tienen en el fondo un ingrediente de consecuencias funestas: el no haber perseverado con la debida fidelidad en el amor y el servicio a Cristo. La novedad de la globalización. 7:8). al fin de cuentas. moral e incluso religioso. 15:18).

. que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos.. tu Dios. «Fiel es Dios». resplandece. Dios fiel. Pocos temas podrían ser más inspiradores para el pueblo cristiano al principio de un nuevo año. Y a la mía. Tiene una finalidad eminentemente misionera: que las naciones anden a la luz irradiada por la comunidad que Dios ha restaurado (Is. Sal. Sal. levántate. De los textos bíblicos se deduce que nada ni nadie puede . es el Dios verdadero. ante el cual se enfatiza: «Conoce que Yahvéh. Sal.nos jactemos de ella. 36:5. a la de todo cristiano. pues no es obra nuestra. 11:5).. 17:10). Esa fidelidad se une a su inmutabilidad. es decir. De ese modo muchos. 7:9. 18:2. Pero el ejemplo más sublime de fidelidad se halla en Dios mismo.. Así nos lo atestiguan las Escrituras. En este sentido se habla de la fidelidad de los perros respecto a sus amos. Hace siglos que tu luz vino al mundo. Ejemplo aún más elevado: el de la fidelidad conyugal. cuya raíz. Is. Urgen algunas preguntas: ¿Cuál es hoy mi situación y la de mi iglesia? ¿Vivimos nuestra experiencia cristiana en un estado de postración y tinieblas que haga necesaria una renovación profunda. 42:9. Is. La fidelidad divina en el Antiguo Testamento Aparece brillantemente en la relación de Dios con su pueblo Israel. serán atraídos a él y así se expandirá la gloria de nuestro Señor y Salvador. se dice que es fiel el empleado que cumple escrupulosamente los deberes que le han sido señalados por su amo. comparable a un nuevo amanecer espiritual? («la gloria del Señor ha amanecido sobre ti»). siempre cumplidor de sus pactos y promesas. 32:4. En el plano espiritual. es fiel el creyente que se compromete a confiar en Dios y obedecerle. tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento. la lealtad amorosa que los cónyuges se prometen el día de su enlace matrimonial. ¿Lo somos nosotros? Suele entenderse la fidelidad como lealtad en el cumplimiento de los compromisos que alguien ha contraído. Es hora de que venga plenamente a tu vida. 60:3).» (Dt. como se desprende de la palabra más usada en el hebreo del Antiguo Testamento para expresar la idea de fidelidad: emunah. En muchos casos incluye un sentimiento de amor o cariño hacia otro ser. significa seguridad o firmeza. muy atinadamente. A nivel humano. por ejemplo. en favor del cual se hace cuanto pueda contribuir a su bienestar. aman. viendo en nosotros el esplendor de Dios. Si te ves postrado en la oscuridad. El concepto se nos ilustra a veces. mediante la metáfora de la «roca» (Dt.

Ef. Sal. Todo lo que él había prometido -las múltiples bendiciones inherentes al pacto. 8:17-18). Sin duda. fundamentados en la solemnidad de un pacto inquebrantable. ilustrada por el adulterio de la esposa de Oseas (Os. Sal. 3:3-4). garantía de nuestra salvación en Cristo (1 Co. como si tuviera capacidad para alcanzarla y mantenerla por sí mismo. La apostasía y los muchos pecados de Israel le atrajeron graves juicios. ciertamente. Y. Y fiel permanecerá hasta la consumación de los siglos (Is. Dt. 89:1. Ef. 25:1). la fidelidad de Dios era la mejor garantía de salvación. 11:8-9). bien . el pueblo siempre experimentó su ayuda. según enseñanza del propio Señor Jesucristo. Tras las pruebas correctivas. Esta verdad tiene facetas preciosas que resplandecen en los escritos de los apóstoles para nuestro consuelo y aliento: La fidelidad de Dios. pero «al final todo Israel será salvo» (Ro. La fidelidad de Dios en el Nuevo Testamento En la segunda parte de la Biblia el término pistós (fiel) está etimológicamente emparentado con pístis (fe o confianza). pese a las infidelidades humanas (Ro. Así se puso de manifiesto en la historia de Israel. En su día lo aseguró Dios por medio del profeta: «Los montes se moverán y los collados temblarán.el juicio condenatorio de Dios. pero no se apartará de ti mi misericordia ni el pacto de mi paz se romperá». Sal. pero no extinguieron la misericordia y la fidelidad del Altísimo. por la fidelidad de Dios. Sal. Israel había sido infiel. Sal. Pese a lo esencial de la comunión con Cristo. pero Dios había permanecido fiel. 100:5. Tan vital es esa comunión que. Y esto no en virtud de méritos u obras de los israelitas. ésta se ve amenazada por muy diversas formas de alejamiento. 1:7). 92:2. 54:10).tendría plena realización. 40:10. cf. Esta perspectiva pone de relieve que. Depende de que el cristiano viva «en comunión con Cristo» (1 Co. 11:25-29). No es de extrañar que la fe del israelita piadoso hiciese de la fidelidad divina el fundamento de su fe y uno de los objetos preferentes de su alabanza (Sal. 15:1-5). bien por influencias exteriores. (Is. todos sus propósitos de salvación se cumplen. es comparable a la unión del sarmiento con la vid (Jn. Ni siquiera las infidelidades de su pueblo pueden dejar sin efecto lo que ha prometido. Dios es digno de confianza porque es fiel. 1:9. 1:8-9) La salvación no es un beneficio que el creyente disfruta de modo autónomo. El pueblo israelita sufrió -y sufre aún. Uno de los textos más patéticos que hallamos en el Antiguo Testamento expresa la sublime reacción de Dios frente a la infidelidad de su pueblo. Is. La historia y la escatología bíblicas así nos lo muestran. Así pudo verse en el cautiverio judío en Babilonia y la posterior restauración. 7:6-8. 40:8). 1:3. 89:8. sino por la gracia inmerecida del Todopoderoso (Dt.anular los propósitos y las promesas de Dios. 36:5.

no puede negarse a sí mismo» (2 Ti. debilidades y tendencias pecaminosas. Conocedores de nuestros defectos. Lo hará aunque para lograrlo a veces tenga que usar . en el momento oportuno. Por eso el Señor Jesucristo pidió al Padre: «Santifícalos en tu verdad.por tendencias pecaminosas internas. mire que no caiga». Pedro cayó negando tres veces al Señor. quien. 1:9). 5:23). saldrá triunfante de toda tentación («el que piensa estar firme. mediante la acción del Espíritu Santo. «Si somos infieles. tu palabra es verdad» (Jn. ayuda a sus redimidos a no salirse de la esfera de «comunión con su Hijo». Esta meta sería inalcanzable si hubiésemos de llegar a ella por nuestras propias fuerzas. él permanece fiel. mediante su Espíritu y la acción de su Palabra. al igual que la justificación. sino más bien que Dios no le abandonará en la prueba. pero después. De las palabras de Pablo se deduce que. juntamente con la tentación. con absoluta certeza. alma y cuerpo. Quizás alguien se preguntará: ¿Qué sentido tiene el texto que estamos comentando (1 Co. la vía de escape para que podáis soportar» (1 Co. un camino de escape y que lo que el cristiano tiene que hacer es seguir las instrucciones dadas por Dios en su Palabra (es lo que los corintios debían hacer frente a los pecados expuestos en 1 Co. 1 Co. 10:12). 3:18) por el poder modelador de su Palabra. Pero la santificación. sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo» . pero «fiel es Dios». 10:1-12). 17:17). Esto. La fidelidad de Dios y la santificación de sus hijos Una de las prioridades en el desarrollo del cristiano debe ser la santificación total («para que todo vuestro ser. Dios puede actuar de modo que se produzca un levantamiento. por la fidelidad de Dios. es obra de Dios. por supuesto. 2:13). 10:13) y que esa «humanidad» de la tentación sugiere la posibilidad de caer. toda tentación o prueba tiene una salida. Pero aun después de la caída. sino que proveerá también. el cual también lo hará» (1 Ts. que no os dejará ser probados más de lo que podáis resistir. Dios. 10:13) en el caso del creyente que cae cuando es tentado? ¿Cabe dudar del auxilio del Señor? Conviene recordar que la promesa se hace después de una aseveración importante: «No os ha sobrevenido una tentación que no sea humana» (1 Co. «Si confesamos nuestros pecados. Algunos creyentes temen que no podrán vivir a la altura del propósito divino. una restauración. fue restaurado por el Cristo resucitado. auxilio en la tentación «Fiel es Dios. La fidelidad de Dios. no significa que el cristiano. nos va transformando más y más a semejanza de su Hijo (2 Co. espíritu. Pero Pablo afirma con acento triunfal: «Fiel es el que os llama. nos parece que esa tarea es imposible. 5:24).1 Ts. 10:13). él es fiel y justo para perdonarnos nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad» (1 Jn.

Y este que prometió es fiel. He. Lc. Lc. 12:5-10). lo que equivale a decir: su fidelidad asegura vuestra salvación. habían sufrido vituperios y pérdida de bienes por su fe. Y tanto las Escrituras como la historia de la Iglesia nos ofrecen ejemplos estimulantes de siervos fieles. nuestro «misericordioso y fiel sumo sacerdote» (He. 8:6). La fidelidad del cristiano Es lógico que el creyente corresponda a la fidelidad de Dios con su propia fidelidad. . aunque sin pecado. 26:28. El primero sufrió encarcelamiento. 25:21. sin fluctuar. 12:35-48. Todo lo expuesto descansa sobre un fundamento glorioso: Cristo. a los cuales fue dirigida esta exhortación. estímulo para nuestra perseverancia Así lo entendió el autor de la carta a los Hebreos cuando escribió: «Mantengamos firme. Es lo que se espera de cuantos desean agradarle y servirle. Suerte parecida corrieron Esteban. Nos impresionan figuras tan admirables como Jeremías o Juan el Bautista.circunstancias y experiencias correctoras (He. Nada más necesitamos para asegurar nuestra herencia eterna de redimidos. Podríamos decir que en él y por él el creyente tiene a su favor todos los recursos de la gracia. que fue tentado en todo según nuestra semejanza. ni de un ángel. 4:16). 19:17). Todo porque Cristo también es fiel. ha llevado a efecto la expiación de nuestros pecados al precio de su sangre (He. Se ha comprometido a hacerlo en virtud de su fidelidad. Los cristianos procedentes del judaísmo. él. que es la garantía de un nuevo pacto (Mt. lo que nos anima a acercarnos confiadamente al Trono de la gracia para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro» (He. 24:45. una muerte ignominiosa. 16:10. Lc. Estas promesas no procedían de un apóstol. Sus anteriores correligionarios se burlaban de la simplicidad de sus creencias y de su culto y les presionaban para que abandonasen el Evangelio y volviesen a la religión de sus padres. «puede compadecerse de nuestras debilidades» (He. En tal caso vale la pena «mantener firme la profesión de nuestra esperanza». 1:1921). Nos ha reconciliado con Dios (Col. burlas y rechazo. Como Mediador entre Dios y los hombres. 2:17) él es el autor de nuestra salvación. Mt. porque fiel es el que prometió» (He. 10:23). Las había formulado Dios mismo por medio de su Hijo encarnado. 4:15). 8-10). Pero su nueva fe les abría una perspectiva radiante con las promesas de vida eterna que Dios les había hecho. cueste lo que cueste. la profesión de nuestra esperanza. El segundo. En las enseñanzas de Jesús la fidelidad del siervo aparece como deber ineludible con especial relieve (Mt. La fidelidad divina.

. Por cierto. Por esta razón. aunque no siempre haya de ser sellado con la tortura o la muerte. Otras veces nos ocurre en el período devocional cuando buscamos la comunión con el Señor o incluso estando en la iglesia. ¿Qué cristiano puede escapar de la prueba de sus propias debilidades así como del menosprecio. ¿A quién afecta este problema? .. Asimismo la historia de la Iglesia nos da a conocer la fidelidad heroica de miles de mártires que prefirieron perderlo todo. antes que negar a Jesucristo como su único Señor. 2:10). A algunos les ocurre en la conversión. «Dios me parece muy lejano». algunos jóvenes llegan a «convertirse» hasta media docena de veces (¡esta fue mi propia experiencia siendo adolescente!) buscando la seguridad de su salvación en unos sentimientos que no llegan. Todavía en nuestro tiempo multitud de cristianos en diferentes países están sufriendo diversas formas de persecución. Todos hemos sentido a Dios lejos en algún momento. De ahí la importancia de clarificar el papel y la naturaleza de los sentimientos en la vida cristiana. las burlas o la oposición malévola de quienes no comparten su fe? Pero igualmente cierto es que la fidelidad del creyente no perderá su recompensa. un proceso en el tiempo que hace más improbable la espectacularidad de una conversión repentina como la de Saulo en el camino de Damasco o la del ladrón en la cruz. 25:21). «Dios es fiel». la vida incluida. grande es el precio del discipulado. Y en su día dirá a cada uno de quienes le han sido leales: «Bien. entra en el gozo de tu Señor» (Mt.Jacobo. en especial para los jóvenes en la fe.. como si la oración fuera un monólogo con uno mismo o como si estuviéramos totalmente solos. pero perseveran fieles en su testimonio cristiano. buen siervo y fiel. Esta dificultad para sentir a Dios es una de las quejas más frecuentes en la vida cristiana y terreno propicio para las dudas e incluso las crisis de fe si no se entiende bien el problema. esta sensación es frecuente en los hijos de creyentes porque su conversión es progresiva. Pablo y Pedro. Sin duda. Descubrimos como una frialdad. Cristo mismo dijo: «Sé fiel hasta la muerte y yo te dará la corona de la vida» (Ap. «es como si le orara a la pared». ¿Y nosotros? No siento a Dios cerca El lugar de los sentimientos en la vida de fe «Parece que esté hablando solo». cuando esperan un sentimiento intenso de la presencia de Dios y se sienten frustrados «porque no me ha ocurrido nada especial»..

al llegar a casa después de una jornada agotadora. y te escondes en el tiempo de la tribulación?» (Sal. me olvidarás para siempre? ¿Hasta cuándo esconderás tu rostro de mí?». desaparecen. La tensión acumulada durante el día la hacemos salir en forma de agresividad con los que menos culpa tienen. 13:1. En los salmos encontramos como un diario íntimo de su lucha por sentir a Dios cerca y experimentar la misericordia y la presencia del Señor. va a secar nuestros sentimientos. sino «¿Estoy cansado?. no obstante. como en un espejo. en él. la primera pregunta que debes hacerte no es: «¿Hay pecado en mí? ¿Me ha olvidado Dios?». tal como la veo yo. La sencilla ilustración del sol y la nube es muy útil para entender esta realidad. inquiere David en el Sal. Su proximidad a nosotros no depende de si lo sentimos o no. Entre ellas destacan el cansancio y el stress. ¿Cuáles son estas nubes? ¿Qué causas producen la dificultad para sentir? A veces son causas pasajeras. Si pudiéramos remontarnos hacia arriba. Por ejemplo. si empiezas a orar y Dios te parece lejano. La realidad objetiva. Al estudiar los Salmos sorprende las veces en las que aparece el adverbio «lejos» referido a Dios. ¿necesito dormir o comer?». porque en él vemos. los salmistas nos han dejado escrito el testimonio de momentos espirituales cuando Dios les parece un ser lejano e irreal. en especial del rey David. no podemos esperar otra cosa que dificultades para sentir a Dios. Un síntoma que suele acompañar al cansancio es la irritabilidad. afecta a todos los creyentes. «Por qué estás lejos. El sol está brillando. El agotamiento. nuestras propias luchas espirituales. desde luego. oh Jehová. La mayoría de discusiones o roces familiares ocurren al final del día. lo cual nos alerta a no «bajar la guardia» hasta que hayamos descansado un poco. Por ello este libro de la Biblia se ha convertido en un libro de vigencia permanente para todos los creyentes. ¿Brilla el sol en un día nublado? La respuesta es sí. Señor. luego. . 10:1). es que el sol ha dejado de brillar. incluso a los más maduros y santos. nuestra visión subjetiva cambiaría por completo. ¿Cuáles son las causas? En estas ocasiones cuando Dios parece muy distante la causa del problema no está. La realidad subjetiva.Empecemos por decir que esta experiencia es universal. físico o emocional. «¿Hasta cuándo. pero la distancia entre el sol y nosotros no ha variado un ápice. Un estudio detallado de los salmos es un filón para conocer los altibajos espirituales de grandes hombres de Dios. la dificultad para el autocontrol. por encima de las nubes. no sólo espiritual. duran unas pocas horas o días y. Mientras dure este estado. Se ha interpuesto una nube que me impide verlo y sentirlo. Ambas actúan sobre nuestra capacidad de sentir en general. pero por encima de las nubes. es que el sol sigue brillando exactamente igual que siempre. Por tanto. nos enfadamos con mucha facilidad cuando estamos cansados.

Escuchemos el testimonio personal de una joven en circunstancias de depresión: «Cuando levantaba mi voz a Dios. como unas gafas mal graduadas. La causa de esta depresión severa era su agotamiento emocional: «No puedo yo solo soportar a todo este pueblo. y llevarán contigo la carga del pueblo. Por el contrario. sobre todo si se asocia con depresión. un Dios ausente. en un momento de su ministerio. y.. rebotaban. la aridez espiritual. Los sentimientos parecen anestesiados y la persona está desinteresada. que estaba ahí. Dios era para mí un ser lejano. nos hace ver las cosas de forma distorsionada. sentía como mis propias palabras chocaban en el techo.El stress también afecta mucho la vida espiritual. 14:25). «remando con gran fatiga». El otro ejemplo. apática. a veces somos incapaces de reconocer al Señor en medio de las tormentas de la vida. en el Nuevo testamento.con sus consecuencias. estaba profundamente deprimido (Nm. Cuán consoladora la actitud de Jesús ante su fragilidad: «¡Tened ánimo. no hay ni una sola palabra de condena o rechazo. veía las cosas peor. me era imposible sentirle. le proporciona una salida: «Reúneme setenta varones. al verles en esta situación límite. nos costará a veces sentir a Dios cerca porque estamos muy tensos o cansados. Yo soy. Jesús. 11:16-17). Así pues. el deprimido puede confundir la causa de su problema -la depresión. como los apóstoles. pero. sin embargo. Había como un cristal que me separaba de Dios.. en medio de una fuerte tormenta en el mar de Galilea (Mt. Ello es así porque altera nuestra percepción de la realidad. Un efecto muy parecido produce la depresión. Mi voz no podía llegar hasta él. 11:1017). ¿Con quién estás hablando? ¿A quién te diriges? ¿No ves que eres hipócrita? ¿No ves que no sientes nada de lo que dices? Eres falsa. Moisés se sentía agotado y deprimido y ello le impedía ver la realidad tal como era. «vino a ellos andando sobre el mar» (Mt. La depresión no es en sí misma un pecado. de ahí la actitud comprensiva del Señor. pero ¡los apóstoles le confunden con un fantasma! ¿Qué les había ocurrido para cometer este notable error de percepción? ¿Por qué se equivocan y gritan «un fantasma»? La abrumadora tensión del momento había distorsionado su visión. aplastándome. y se volvían contra mí. nos muestra a los apóstoles en una situación emocionalmente parecida a la de Moisés: estaban luchando contra las olas. Observemos que Dios no responde a Moisés con reprensión. Incluso llega a tener ideas de muerte: «yo te ruego que me des muerte» (Nm. me sentía muerta. Es importante diferenciar entre ambos a fin de no acumular falsos sentimientos de culpa.. más negras. y no la llevarás tú solo» (Nm. 11:14). que me es pesado en demasía» (Nm. yo sabía que él era real. 11:15) le suplica a Dios. . no temáis!» El stress altera nuestra capacidad para percibir a Dios. Por ello. 14:22-33). Uno de sus síntomas principales es la dificultad para sentir ilusión o placer.. Era un momento de gran stress porque el oleaje les impedía avanzar y sus vidas corrían peligro. Veamos dos ejemplos de la Biblia: Moisés. entrando así en un fatal círculo vicioso lleno de oscuridad. distante.

sabe que le quieren. dominado por sentimientos de incapacidad e inferioridad. Tomemos como ejemplo un joven cuyo padre pensaba que su hijo no necesitaba oír frases positivas y de ánimo porque ello le convertiría en un «creído»: «Eres un desastre. Sabremos que el problema es emocional y no espiritual porque abarca a todas las esferas de sus relaciones. Es muy importante saber que a la personalidad depresiva le costará sentir el calor y el amor de los demás. ¿Qué importancia tienen realmente los sentimientos en la vida cristiana? Tres consideraciones nos ayudarán a responder a esta pregunta como conclusión al tema: La fe es una experiencia global: «con todo tu corazón. Se le llama personalidad depresiva. Tales comentarios van forjando en el niño los sentimientos de minusvalía típicos de una depresión crónica. estaba perdiendo la fe. novia. Este problema. no sirves para nada. también se manifestará en su vida espiritual: Dios le parece siempre lejos porque es incapaz de sentir su amor. Son como un fuego que se apaga o se enciende según las condiciones del tiempo. Al depresivo le cuesta sentirse amado en cualquier relación un poco profunda. y con toda tu alma. Siempre serás un inútil». vivirá luego. que puede afectar seriamente la vida matrimonial. pero no lo siente. al que no se le estimula para tener una autoestima sana. En ocasiones la depresión no se manifiesta de forma pasajera. Puesto que no ha aprendido a recibir el afecto de su primer amor. Esta persona no logra sentirse amada. y con toda tu mente» . pero de menor intensidad. no sólo su vida espiritual. Si el problema estuviera en su relación con Dios. Forma parte del carácter. Por ello no son un termómetro fiable para medir la calidad de nuestra oración ni mucho menos la profundidad de nuestra fe. Suele remontarse a la infancia y está relacionada con traumas y heridas del ambiente familiar. la carencia de sentimientos afectaría sólo esta esfera. por tanto. amigos y Dios mismo. a causa de un pecado por ejemplo. padre o madre. Observamos. cómo los sentimientos son frágiles y están expuestos a oscilaciones frecuentes.imposible de alcanzar. Tiene síntomas parecidos a la depresión. le va a costar mucho llegar a sentir el afecto de sus amores posteriores: novio. de adulto. Este era el alimento emocional que recibió este joven. sino crónica. basta un poco de lluvia para extinguirlo. Un niño que no se siente valorado adecuadamente. a la vez que me sentía rebelde contra Dios».

y el corazón o las emociones que se expresan en sentimientos. Sentir a Dios constantemente es imposible porque mientras siento no puedo hacer otra cosa. incapaz de sentir a Dios. que su atención se enfoque principalmente sobre sus propios estados mentales». Para ello hemos de distinguir entre sentir a Dios y el sentido de Dios. necesitamos cultivar la presencia de Dios en nuestra vida. Pero sé. expresándolo en otras palabras. En la vida de fe equilibrada toda la personalidad está en acción y no sólo una parte de ella. La exhortación de He. más pendientes de nosotros mismos que de Cristo. soy consciente de que Dios está ahí. Evitando la hipocondría espiritual En segundo lugar. Lewis escribió en su libro «Cartas a un diablo novato»: «Mantén la mente de tu paciente concentrada en su vida interior. Distinguiendo entre sentir a Dios y el sentido de Dios Por último. Un poco de introspección es buena porque puede proporcionar luz. es tener conciencia de Dios. ¿cómo estoy?».. Este es el consejo que el diablo le da a su aprendiz a fin de hacer fracasar la vida de oración del creyente recién convertido. la mente. Debemos acercarnos a Dios de la misma forma que se nos pide que le amemos: «con todo tu corazón. la fe. la fe en general y la la oración en particular no es algo que ocurra sólo dentro de nosotros. con toda tu alma y con toda tu mente» (Mt. Esto constituye una actitud vital. que se manifiesta en decisiones. intelectual.S.. Pero no puede ser sólo emocional porque ello sería como espuma que se desvanece y no permanece. Son realidades distintas. que se manifiesta en pensamientos. «puestos los ojos en Jesús». No ocurre dentro ni tampoco fuera. Es una relación entre Dios y nosotros. Estas tres partes deben guardar un equilibrio armónico porque ninguna de ellas es mejor o superior a las demás. es fuente de salud espiritual porque nos libra de caer en un auto-examen excesivo que conduce a la parálisis. Ello debe librarnos de centrar nuestra preocupación sobre el estado interior: «¿qué siento?. pero demasiada introspección nos puede convertir en cristianos neuróticos. no puede consistir en un ejercicio frío. desarrollar el sentido de Dios en mi vida es tomar conciencia de la presencia continua del Señor en mí. requiere una atención exclusiva. Yo puedo estar inmerso en una tarea absorbente y. Cuando dejamos de mirar al Señor para fijarnos en nosotros mismos quedamos expuestos a una tentación sutil de Satanás: la hipocondría espiritual.En primer lugar. 12:2. Ocurre entre. Lo mismo podríamos decir de la mente y de la voluntad. La fe debe tener sentimientos. 22:37). por tanto. no a una sola de sus dimensiones: la voluntad. En cambio. es decir una preocupación excesiva por mi «salud» espiritual. implica a toda la personalidad humana. C. La mirada debe fijarse en Dios. conmigo y –a través de su . la vida espiritual. de lo contrario el sentimiento desaparece.

Ambos sugieren la idea de oscilar entre dos pensamientos. y desde entonces han procurado servirle lo más fielmente posible. «estar dividido». dotado de capacidad mental para discernir entre lo verdadero y lo falso. y menos un pecado. El monje Nicolás H. Lc. en el Nuevo Testamento.Espíritu. En medio de sus tareas como cocinero practicaba lo que él llamaba «una conversación con Dios habitual. Es requerir la presencia del Señor en nuestro andar diario: «Si tu Presencia no ha de ir conmigo…» (Éx. secreta». Es normal en el ser humano. entre lo bueno y lo malo. silenciosa. Un día conocieron el Evangelio. 33:15). Se ha dicho con razón que la duda . La Biblia describe esta hermosa realidad espiritual con expresiones como «ser temeroso de Dios» o «vivir en el Espíritu». significa generalmente «vacilar». sus causas y su remedio... En el momento en que dejes de obsesionarte con los sentimientos. Es demasiado torturador vivir siempre en el crepúsculo de la incertidumbre.dentro de mí. Salta a la vista que son de una importancia vital y que vital es analizar y resolver el angustioso problema que plantean. Pero ese conflicto no es en sí un mal. 14:31. Significado de la duda Dos son los verbos que se traducen por «dudar»: diakrino y distazo. 8:25. 11:27). ¿Soy realmente cristiano? Esa es la pregunta que inquieta a muchos creyentes sinceros. aceptaron su mensaje como la verdad suprema. Esta debe ser la meta primera de nuestra fe: vivir con y para Dios. Pero asimismo es conveniente tener ideas claras sobre la duda en sí. Esa oscilación impele a una reflexión crítica. A pesar de todo. El primero. Stg. Lc. el segundo. no tanto sentirle cerca. está tan presente que lo preside todo. Es «caminar con Dios» como hizo Enoc (Gn. Dios es tan central en nuestra vida. ¿Puede un creyente auténtico dudar de lo que ha venido a ser lo más preciado de sus convicciones? ¿Acaso la paz y el gozo que la fe le ha reportado se debe a una ilusión? Las preguntas de este tipo podrían multiplicarse. 1:6). Es vivir «como viendo al Invisible» (He. en muchos momentos su fe parece debilitarse envuelta en nubes de incertidumbre y ello les produce perplejidad y torturador desasosiego. máxime si se tiene en cuenta el juicio poco favorable que algunos textos bíblicos presentan del hombre que duda (Mt. 5:24). 24:25. reconocieron a Jesucristo como su Salvador y Señor. Y su consejo era que «debemos desarrollar el sentido de la presencia de Dios conversando continuamente con él». Tengo dudas. a un análisis o juicio (ése es otro de los significados de diakrino en el griego clásico) de las alternativas que la duda plantea. éstos fluirán de manera natural y paulatina. de Lorena lo puso en práctica de manera admirable.

Esa actitud puede resolverse con un afianzamiento en lo que se cree o con una inclinación al escepticismo. con reservas. Abraham «creyó a Dios» (Gn. 15:8). Lc. el pensamiento cristiano incluido. Y en el Nuevo Testamento encontramos igualmente ejemplos de creyentes fieles que dudaron: Pedro (Mt. Sara. 18:12). un hecho o una persona. Juan el Bautista (Mt. 32). En el fondo tenía razón Unamuno cuando hiperbólicamente afirmaba que «pensar es dudar y nada más que dudar».acompaña al pensamiento como la sombra al cuerpo. y acto seguido añadir con él: «Pienso. su mujer. ¿Acaso no brotaban de sus dudas las preguntas que ponían en tela de juicio la actuación de Dios? (Hab. . entre aceptar sin titubeos la palabra de Dios y admitirla a medias. Y su correcta interpretación puede ser la clave del progreso en todos los ámbitos del pensamiento humano. pero su fe necesitaba pruebas o señales para sostenerse (Gn. Entre los representados por este último tipo hallamos eminentes personajes bíblicos. Dudan el débil y el poderoso. 1:12-17). los discípulos del Señor después de su resurrección (Mt. una palabra. luego pienso». En la confusión de su mente emerge con fuerza la duda. Y la incredulidad de Tomás (Jn. el rico y el pobre. es una actitud mental de incertidumbre ante un concepto. Ambas afirmaciones son ciertas. acabe debilitando nuestras convicciones y nuestra voluntad. el ateo y el creyente. Cuando se trata de cuestiones espirituales. 12:1-3). 3:1). incluso a la negación de aquello que antes se ha dado por cierto. al menos provisionalmente. Si esto es así -y creemos que lo espuedo adelantarme a Descartes y decir: «Dudo. la duda puede tener un carácter de prueba que acaba con el robustecimiento de la fe. 15:6). el sabio y el inculto. 24:37-38). fue más transparente. 28:17. en su sentido neutro. con peligro de caer en la incredulidad y la desobediencia a Dios. 20:24-25) ¿no fue una crisis de fe provocada por la duda? Todos estos ejemplos nos muestran que ningún cristiano está completa y definitivamente libre del conflicto entre el creer y el no creer. Jacob vacila entre su confianza en Dios y el temor a la venganza de su hermano Esaú (Gn. «se rió» pensando que el cumplimiento de tal promesa era del todo imposible (Gn. pero la rebeldía de su pueblo le atormenta hasta el punto de prorrumpir en quejas y lamentos contra Dios (Jer. y ante el anuncio de que en su vejez concebiría y daría a luz un hijo. si se prolonga. pero encierra el peligro de que. Una experiencia semejante tiene Habacuc. 11:2-3). 14:31). ceder a ella siempre tiene efectos desastrosos. Jeremías ha experimentado el poder de Dios y de su palabra. podemos decir que la duda. Que la duda es una experiencia universal apenas necesita demostración. Esta experiencia en sí puede no tener nada de pecaminoso. Resumiendo. No olvidemos que el primer pecado en el mundo tuvo su origen en una duda: la de Eva cuando la serpiente le sugirió la posibilidad de que no fuese verdad lo que Dios había dicho (Gn. y confía en él. Pero también puede ser una tentación maligna. luego existo».

aun lo más sagrado y querido. Dudas de origen espiritual. pueden incluirse en alguno de los grupos generales que indicamos seguidamente con indicación de las preguntas que más frecuentemente generan: 1. Dudas de tipo intelectual. ¿De veras es justo y misericordioso? Si lo es. enfermedad. ¿Puede un Dios tan grande preocuparse de mí. pérdida de seres queridos. Tienen que ver con la existencia y el carácter de Dios. En muchos casos las dudas se acrecientan cuando la persona está deprimida. a menudo con efectos negativos. en su totalidad. su providencia. ancianidad en situación de abandono. . es importante tratar de resolverla. inseguridad económica. He. o de las conclusiones expuestas por los críticos que con sus teorías socavan la veracidad y autoridad de las Escrituras. de determinados problemas que plantean algunos de sus textos. Cualquiera que sea el tipo de duda que nos asalte. Señor. La medicina psicosomática nos muestra la estrecha relación que existe entre el organismo físico y la mente y cómo se influyen recíprocamente. 2. tan insignificante y despreciable? ¿Realmente escucha Dios mis oraciones si no veo respuesta alguna? ¿Puedo considerarme cristiano si todavía estoy lleno de defectos y no logro librarme de algunas de mis debilidades? 4. ¿Por qué. 1:5. ¿por qué permite la maldad de los impíos y el sufrimiento de los justos? Otras veces surgen de la lectura y estudio de la Biblia. por qué? ¿Cómo creer en la promesa «No te dejaré ni te desampararé» (Jos. Dudas por causas anímicas.Las dudas más comunes Prácticamente. Dudas de tipo existencial. lo ve envuelto en una persistente niebla. 13:5)? 3. soledad. con su bondad. pues si se prolonga demasiado puede debilitar peligrosamente nuestra vida espiritual. pues todo. Y la experiencia ha puesto de manifiesto que el estado psíquico asimismo influye en el espiritual. Tienen su origen en circunstancias adversas: pobreza. sufrimiento por crueles desengaños.

Si considero probada la resurrección de Cristo. Pese a su escepticismo. En algunos casos el problema quizá no se resolverá de ese modo. Entonces puede resultar eficaz la mediación humana. no me turbará demasiado el problema que halle en alguno de sus pasajes. no me inquietarán los misterios de su providencia. Alberto Camus tenía razón cuando decía que «al que busca le basta una certeza. De este modo se robustece la fe y se debilitan las vacilaciones. no acabara de entender el porqué de su encarcelamiento. si Jesús realmente estaba haciendo tan grandes milagros. sobre esos fundamentos. Juan se hallaba preso en la fortaleza de Maqueronte mientras Jesús anunciaba el advenimiento del Reino de Dios y obraba maravillas. directamente. ir consolidando la estructura de nuestras creencias. Pero sin duda esto era suficiente. La exposición de nuestra duda -o dudas. lo que es factible mediante la oración. Jn. Aunque él. Simplemente pidió a los dos enviados que contaran al acongojado preso los prodigios que estaba obrando Jesús (Mt. experimentada (un buen pastor puede ser la más indicada). Y Jesús no le defraudó. él puede. Se trata solamente de sacar de ella todas las consecuencias». ¿Era Jesús realmente el Mesías que él mismo (Juan) había presentado (Jn.a una persona espiritualmente madura. ¿por qué no ponía fin a la injusticia de su encarcelamiento? El precursor empieza a dudar. por medio de su Espíritu y a través de su Palabra. Lo mismo debe hacer todo creyente cuando sufre a causa de sus dudas: llevarlas al Señor. suele ser muy iluminadora. iluminar nuestro entendimiento y tranquilizar nuestro espíritu de tal modo que las dudas desaparezcan o por lo menos queden arrinconadas y adormecidas en algún sótano de nuestra mente. con lo que desaparecerá la tortura de los sentimientos de culpa. era el Cristo Salvador. 1:26-27) o se había equivocado al hacerlo y debían «esperar a otro»? Juan hizo lo más sensato para poner fin a ese interrogante torturador: llevó su duda a Jesús por medio de dos de sus discípulos (Mt. Algunos ejemplos: si acepto la fiabilidad y la autoridad de la Biblia en su conjunto. No contestó con un «sí» o un «no». ¿por qué dudar de mi resurrección en el día de su segunda venida? Si estoy seguro del valor expiatorio de la muerte de Cristo. Si doy por cierto que Dios es justo y misericordioso. La luz de la conversación puede disipar la niebla de la incertidumbre. Puede darnos razones convincentes para afirmar nuestra fe sobre los fundamentos cristianos más sólidos y. . no cabía la duda. como en el caso de Juan. 1:19-23. 11:4-6). no dudaré de que «su sangre me limpia de todo pecado». Juan. 11:2-3). Pero si Jesús asombraba al mundo con su predicación y sus actos poderosos.Qué hacer con las dudas En el primer punto de este artículo hemos incluido a Juan el Bautista entre los personajes bíblicos que en algún momento de su vida se vieron asaltados por la duda.

quisiera en este artículo responder a algunas de las preguntas que con más frecuencia me hacen los jóvenes con relación a estos temas. aun después de alcanzada.. 4:18-20). la juventud.. En los evangelios hallamos varios ejemplos de «poca fe» (Mt. pero hoy esta dificultad es máxima. 9:23-24). la amistad y el sexo. Ahora queremos ahondar en un asunto vital para el otro polo de la vida. a la plena certidumbre de fe (He. 10:15. Tampoco dudó. todavía alguna vez revoloteen dudas en torno a su mente. aunque el contenido de este artículo es extensivo a todos. débil. de la promesa de Dios. La presión de una sociedad cada vez más pragmática y carente de valores morales aboca a muchos jóvenes a una tensión grande. Como decía Spurgeon. Señor. Mt. 6:30. «¿Qué papel juega el enamoramiento en una relación de amor?» El amor romántico es un componente imprescindible en cualquier relación de pareja. en especial a los matrimonios. 1:3). Pero en otros textos del Nuevo Testamento también se hace referencia a una fe creciente (2 Co. el amor y la amistad El pasado mes el tema iba dedicado a la ancianidad.. Sin enamoramiento falta la chispa . Mt. quien finalmente «creyó en esperanza contra esperanza. por más que. lo que es lo mismo. 10:22). Sobre el enamoramiento. «Cuando estoy con mis compañeros de trabajo. 12:28). todo son frases con doble sentido. Y a ella puede llegar si sigue el camino que hemos indicado . pero podemos evitar que hagan su nido en ella. Una de las áreas donde más se manifiesta la tensión del joven creyente con los principios del mundo es en el amor. o de fe agonística en lucha contra el descreimiento y la desconfianza (la del padre del endemoniado epiléptico que ante Jesús exclama: «Creo. 16:8.» Así me hablaba una joven hace escasos días aludiendo a su dificultad para sentirse cómoda en su ambiente laboral. Fue el caso de Abraham. Siempre se ha dicho que ser cristiano y joven es muy difícil. No podemos ni queremos minimizar su importancia. Mt. Por ello. que puede conducir a una fe fuerte o. es como vivir y hablar en un idioma totalmente diferente. por incredulidad. En muchos casos. al principio se comienza con una fe escasa. chistes sobre sexo. Lc. 2 Ts. 8:26.. sino que se fortaleció en fe dando gloria a Dios» (Ro. y no se debilitó en la fe. A esta sólida certidumbre debe aspirar todo creyente. ayúdame en mi incredulidad» (Mr.La superación de las dudas y la confirmación de la fe deben ser la aspiración de todo verdadero cristiano en un proceso de consolidación espiritual. 14:31. insinuaciones. no podemos evitar que los pájaros vuelen sobre nuestra cabeza.

Primero. Es imposible mantener el mismo «nivel» de enamoramiento de forma permanente e inalterable. Podemos comparar el enamoramiento al agua de un río en su curso natural. discurre mucho más sosegado. En su curso medio el río ha cambiado. arrolladora. por tanto. es legítimo que lo dejemos. por supuesto. Es perfectamente posible ver muy enamorada a una pareja de ancianos 50 años después de su boda. El gran error de muchos jóvenes hoy (y también de algunos no tan jóvenes) es confundir el amor con el enamoramiento y limitarlo a este sentimiento de atracción. hay vida en aquel río. «Como ya no siento nada por él/ella. cada una de estas cuatro columnas merece un amplio estudio que en su momento realizaremos. el enamoramiento es sólo un ingrediente del amor. El agua casi está quieta. Esta es una influencia sutil y perversa del hedonismo que está en la raíz de muchos divorcios y separaciones. Por ello. el sentimiento de cariño y ternura. Cualquier desnivel va a ladear el edificio peligrosamente. En segundo lugar. profundo. Y lo que es aun peor. Sin embargo. es que no he entendido en qué consisten ni el amor ni el auténtico enamoramiento. Las oscilaciones del sentimiento de pasión hacia la persona amada son totalmente normales y no deben llevar a nadie a conclusiones erróneas ni.necesaria para que el fuego de la relación se encienda. como remansada. El . curso alto. es fluctuante. el enamoramiento adquiere diferentes formas o «presentaciones» a lo largo de los años. Una relación de pareja será estable en la medida en que tenga estas cuatro columnas desarrolladas de forma equilibrada. el agua ha perdido la bravura del principio. el agua baja impetuosa. reducir el enamoramiento a un mero estado de «excitación» que no suele durar más allá de 3 o 4 años. no se nota apenas movimiento. En tercer lugar. equiparar enamoramiento con amor tiene consecuencias muy negativas para la estabilidad de la relación. juguetona. la entrega mutua y el enamoramiento que incluye la atracción física y el romanticismo. pero ahora hay un caudal amplio. el enamoramiento pertenece al campo de los sentimientos y. Pero la naturaleza y la expresión de su sentimiento serán muy distintas a la excitación juvenil de sus primeros tiempos juntos. a querer legitimar con ello la defunción de la relación. como tal. El amor se asemeja a un edificio que tiene cuatro columnas: la amistad. Aun dentro de sus oscilaciones naturales. nuestra sociedad va camino de cometer un error de trágicas consecuencias: reducir el amor a enamoramiento. Por cierto. Varía tanto como el estado de ánimo o como cualquier ilusión. va adquiriendo diversas maneras de percibirse y de manifestarse.» Tres consideraciones son necesarias. Si pienso que ya no amo a mi novia o esposa porque ya no siento la misma atracción. sin embargo. esto significa que el amor se ha apagado y. pero no el único ni siquiera el más importante. Cerca ya de su desembocadura. ilusión o excitación que al principio. tanta o más que al principio. Al principio. tampoco parece el mismo río.

la mayoría de mis compañeros ya tienen su pareja. Este fue precisamente el primer comentario que Dios hizo sobre el ser humano: «no es bueno que el hombre esté solo. La soledad no es buena. un singular. deben aprender a ser amigos. cuando un chico y una chica salen juntos. sino un plural. la meta primera no debe ser pensar ya en el matrimonio.. que puede venir en forma de esposo/a. ¡Lejos de ello. tres personas. pero también a través de una amistad sólida. ¡La existencia de Dios en Trinidad no es casual! Si Dios mismo no existe en solitario. pero no imprescindible. lo extraño es no tener este deseo! La mayoría de seres humanos anhela encontrar una persona con quien relacionarse. Ello aún me crea más presión. Esta necesidad de compañía y de compartir tiene una explicación hermosa: es el resultado de estar hechos a imagen de Dios. puso en su corazón el anhelo de relacionarse porque así es la esencia misma de Dios: él no es una sola persona. Más vale un noviazgo roto que un matrimonio deshecho. Ahora bien. pero sigue siendo amor y es ¡el mismo río! «Tengo muchas ganas de tener novio/a. 2:18). sino conocerse mucho y disfrutar de la relación en sí. le haré pues ayuda idónea»(Gn. del noviazgo. saltándose la etapa intermedia de amigos. En hebreo. ¿cómo esperar hasta que Dios me muestre la persona adecuada? ¿Qué actitudes son las correctas? La Biblia tiene mucho que enseñarnos en cuanto a cómo actuar en períodos de espera y de búsqueda de la voluntad divina.sentimiento en una relación de amor es como el río: cambia su forma. Entender y respetar la progresión de estas tres etapas le quita mucha presión a la relación. la palabra «esperar» implica tres actitudes. aunque no sea necesariamente un esposo/a. alguna lección importante debe haber en ello. Cuando Dios creó al hombre. ¿Qué puedo hacer?» El deseo intenso de tener novio/a no es algo anómalo. La misma esencia de la Trinidad en forma de «tres» y no de pareja nos recuerda que el matrimonio no es el único marco para desarrollar relaciones ricas y profundas (ampliaremos este punto después). Además. Este es un error importante porque desaprovechan un medio insustituible de crecer como personas y desarrollar este aspecto relacional de la imagen de Dios en nuestra personalidad. Muchas parejas hoy pasan de ser simples «conocidos» a novios. pero no encuentro la persona deseada. En esta línea. a cuál más importante: Confianza . Todos en esta vida necesitamos una «ayuda idónea». Antes que novios. El matrimonio es un resultado posible.

Paciencia El salmista nos declara este aspecto de la espera en un conocido versículo: «Pacientemente esperé a Jehová y se inclinó a mí.. «¿Cómo puedo sobrellevar la soledad mientras no encuentro a la persona adecuada?» Esta pregunta nos lleva a otro aspecto clave: tener novio/a no es la solución mágica e instantánea al problema de la soledad. Y la paz de Dios. Piensan que es el antídoto por excelencia para todos los problemas emocionales. pero tampoco cogerla verde. guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús» (Fil. en especial para la soledad. y nos libra de la ansiedad tal como la describe Jesús en Mt. No podemos dejar que la fruta se pudra en el árbol. de la búsqueda frenética.. Esta idea refleja un concepto equivocado de amor porque pone un énfasis excesivo en «lo que voy a recibir y lo bien que voy a estar». El joven debe actuar como el labrador que «espera el precioso fruto de la tierra. la oración posee un efecto insuperable: «Por nada estéis afanosos. 4:6-7). Esta fue la actitud del profeta Habacuc después de exponerle su queja a Dios (Hab.. En algunos pasajes incluso se menciona la palabra «inquirir».Es la certeza de que Dios conoce y dirige mis pasos. Muchas personas tienen una visión idealizada del matrimonio. aguardando con paciencia hasta que reciba la lluvia temprana y la tardía» (Stg. no ir en sintonía con el calendario de Dios. 2:1). Actividad Buscar con diligencia las posibles evidencias de la guía del Señor. Uno no puede quedarse de brazos cruzados pensando que Dios lo hará todo. paz. con acción de gracias. » (Sal. investigar. La paciencia nos libra de la prisa. 6:31-32.. ¡Algunos se acercan al matrimonio como si fuera un viaje a «disneylandia»! ¡Cuántos hombres y mujeres casados se sienten solos! «Nunca me había sentido tan sola como ahora que estoy casada» me confesaba una joven con lágrimas en los ojos en la intimidad de la consulta. Este pensamiento nos infunde tranquilidad de espíritu. En este sentido. 37:23-24). Uno de los errores más frecuentes en este asunto es la precipitación. Esperar la respuesta de Dios excluye la pasividad. 5:7). Esto sucede porque la soledad no se arregla simplemente teniendo a . en este caso mi búsqueda (Sal. 40:1). sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego. «contrareloj» de un candidato a esposo/a.

la entrega mutua. la peor soledad es la que se siente cuando un muro te separa de la persona que tienes junto a ti. 17:17) por ello se ocupó en desarrollar amistades buenas. Fue un hombre soltero. Como consecuencia. Así pues. en sí misma. su médula. El amor más grande es darse. Los silencios de Dios «¿Hasta cuándo. ¿Acaso el oído de Dios se ha cerrado o su mano está paralizada? Veamos cuándo en apariencia Dios calla. haber lugar para el resentimiento o la frustración afectiva en una persona que no está casada. por tanto. Pero la sexualidad no es. con quien tenía una relación más cercana que con los otros apóstoles. A nuestro modo de ver. se puede experimentar también en la amistad. Dios ha provisto un instrumento idóneo para aliviar la soledad: la amistad. Un análisis cuidadoso de su vida nos revela cómo cultivó unas pocas amistades que le fueron refugio y apoyo en momentos de necesidad: Lázaro. a cuyo hogar en Betania el Señor solía acudir para descansar. En realidad. hasta el punto que David llegó a exclamar cuando murió su gran amigo: «Más dulce me fue tu amor que el de las mujeres». Juan. descubrirás un sentido renovado de legítima autorealización y de enriquecimiento personal. porque nos acerca al tipo de amor que Dios tiene con nosotros. María y Marta. No debería. fue el Hombre por antonomasia.alguien a tu lado. columna vertebral de cualquier relación madura y estable. El matrimonio provee el marco donde puede expresarse la mayor intimidad física que es la sexual. ¿Cómo pudo satisfacer Jesús. El ejemplo del Señor Jesús mismo es bien elocuente. David y Jonatán son un buen ejemplo de ello. clamaré y no oirás?» (Hab. 1:2) Uno de los problemas más inquietantes en la experiencia cristiana es el de la oración que Dios no contesta como deseamos o esperamos. El Señor sabía que «en todo tiempo ama el amigo y es como un hermano en tiempo de angustia» (Pr. Pero nadie osaría decir que por ello fue un ser humano incompleto o insatisfecho. que uno ponga su vida por sus amigos» (Jn. el «discípulo amado». 15:13). cultiva buenas amistades. Este es el meollo del amor. Jesús nos marca la pauta de que un soltero no es una persona de segunda clase en cuanto a realización personal y afectiva. «nadie tiene mayor amor que este. en tanto que hombre. . Según palabras del Señor mismo. El valor de un amigo/a es incalculable. sus necesidades emocionales? Jesús tuvo buenos amigos. Es el ágape. su única respuesta es el silencio. Los amigos sí son un remedio para llenar el vacío afectivo de la soledad. oh Señor. Si no has conseguido encontrar a tu futuro esposo/a. Un último aspecto a considerar aquí. Tal amor no es exclusivo del matrimonio. la fe se ve asaltada por la duda y el desaliento. la mayor expresión de amor. Lejos de ello.

en el ejercicio de su soberanía. Y su clamor. ante el que Dios calla. En su momento. que son millones? «¿Hasta cuándo?» Dios no quiere dejar a Habacuc en la tortura de su incomprensión. 1:12). Este cambio todavía tardará. espéralo. va a usarlos como instrumento (Hab. poderoso y bueno que calla inmóvil frente a graves males desencadenados por la perversidad humana. eran más dignos de castigo que el pueblo de Judá. sigue inquietando a muchos espíritus. ¿Acaso no era esto una provocación intolerable al soberano Señor de cielos y tierra? Y para hacer más incomprensible el curso de los acontecimientos. 1:11). De ahí su profunda desazón. Bosnia. Y finalmente rompe su silencio dando al profeta lecciones hondamente saludables. el sufrimiento de Judá tiene un carácter justamente retributivo.Cuando parece innegable su pasividad moral ésta fue la causa de la perplejidad de Habacuc. En primer lugar. 12:1). 1:12-17). y sin retraso» . rebelde e inicuo. Y ¿qué decir de la indignación que nos invade cuando vemos la suerte del mundo en manos de los poderosos.. Es la cuestión que sigue turbando a muchos que observan con preocupación el curso de la historia contemporánea con sus páginas horriblemente estremecedoras. Por otro lado. ¿Cómo entender que el agente disciplinario que había de castigar a Judá fuera una nación horriblemente injusta. Un problema semejante se le planteó a Jeremías (Jer. Pese a que los caldeos. desconcertados por lo que aparentemente es una incongruencia inconcebible: un Dios santo. ejecutores del juicio divino. Hiroshima. infinitamente más pecadora que el pueblo escogido. 1:5-6). en otro contexto y con matices distintos. pero ¿a manos de un poder que encarnaba lo más inhumano de la injusticia y la crueldad? A todo ello los caldeos unían una soberbia intolerable «haciendo de su fuerza su dios» (Hab. idólatra y brutal. cegados por la ambición. es castigado por otro pueblo mucho más reprobable. porque sin duda vendrá. pero palabras de Dios. aunque apóstata? A Habacuc no le cabe en la cabeza la idea de que un Dios santo tenga parte activa en semejante anomalía. En segundo lugar. Por un lado. todo cambiará. Todavía producen un estremecimiento de horror los solos nombres de Auschwitz. El profeta se debate en un conflicto torturador ante la enigmática situación histórica que le tocó vivir. se destaca el hecho de que es Dios mismo quien los determina por expreso designio suyo (Hab. manipuladores de una globalización que hace mucho más ricos a los dirigentes de empresas multinacionales y deja en una mayor pobreza a los más desfavorecidos. Dios hace saber a su siervo que el estado de cosas que le turba no va a durar siempre. Ruanda. justo. El problema. Entiende bien que Judá sea castigada a causa de sus pecados (Hab. los caldeos (Hab. 1:2-4). carentes de escrúpulos. Dios. sabe que Dios es justo y todopoderoso y que con soberanía absoluta controla el curso de la historia. En su mente pugnan dos realidades aparentemente incompatibles..«aunque tarde. ve cómo su pueblo (Judá).

«por cuanto (Dios) ha establecido un día en el cual va a juzgar al mundo con justicia. pero su Dios es un Dios mudo. Ahora descansa en Dios y aun en las circunstancias más adversas puede decir: «Con todo. Y el pueblo escogido será restaurado. Habacuc ha de saber que lo que debe hacer no es especular inútilmente. Habacuc tiene bastante. En tercer lugar. Su silencio se prolonga. pero ¿quién temerá su silencio? Si pecados graves quedan impunes. Su palabra y sus actos pueden ser temibles. 50:21). él me da pies como de ciervas y me hace caminar por las alturas. Pero generalmente el ajuste de cuentas se reserva para el juicio final. Los más inicuos pueden delinquir con frecuencia impunemente. Al final todo resplandecerá con la gloria de Dios. ricamente bendecido por su Dios. 17:31). «El justo por su fe vivirá» (Hab.. Pero no siempre callará. No hace nada. impresionado por el mensaje recibido. confía plenamente en Dios. No dice nada. acreditándolo ante todos al haberlo levantado de los muertos» (Hch. En aquel día quienes enmudecerán confusos y atemorizados serán los que ahora viven a su antojo conculcando las leyes del soberano Dios. 2:3). A su debido tiempo los injustos tendrán su merecido (Hab. 3:18-19). muchos piensan que es indiferente a la conducta humana. cuando Dios dirá al impío: «Estas cosas hacías y yo he callado. pase lo que pase.. yo me alegraré en Jehová. ni lo que de inexplicable pueda ver. me alegraré en el Dios de mi salvación. Dios calla. Cuando Dios aflige a su pueblo . Lo mismo puede decir todo creyente que. El profeta. 50:16-21) Porque Dios no destruye de modo inmediato y fulminante a los malvados. ora con una súplica preciosa que todo creyente debería hacer suya (Hab. Cuando los impíos interpretan erróneamente a Dios (Sal. ¿Pensabas que de cierto sería yo como tú? Pero te redargüiré y las pondré delante de tus ojos» (Sal.(Hab. como nos recuerda la muerte de Ananías y Safira (Hch. 3:2). Quizá está tan lejos en el cielo que no se entera de lo que acontece en la tierra. a su manera. y no pasa nada. por aquel varón a quien designó. 3:3-16). En algunos casos el juicio de Dios es inmediato..» (Hab. Ya no le importa lo que pueda suceder. Jehová el Señor es mi fortaleza. creer en Dios con una mezcla de impiedad y religiosidad. 2:6-20). dejándolo todo en las manos de Dios. Pueden.. Y la oración se convierte en visión arrobadora: la majestad de Dios y de sus obras proclaman su magnificencia y su soberanía (Hab. 5:1-11). por encima de dudas y misterios de la providencia. ¿Cómo reacciona ante la maldad de los hombres? ¡Calla!. 2:4). sino confiar y mantenerse fiel. Llegará el momento del juicio. ¿por qué no seguir pecando? Quienes así piensan no necesariamente son ateos declarados.

137:1). 12:5-11). protegido. Cuando los planes de Dios están velados «Desde el siglo he callado. deportación. Los años. no tengas perpetua memoria de la iniquidad» (Is. Toda esta aflicción era merecida. El futuro aparece lóbrego. En algunos casos. Unas veces porque. ¡Penoso estado! Y Dios calla. pero ahora daré voces. él puede permitir que pruebas de diverso tipo nos aflijan.». En el momento oportuno intervendrá para convertir la turbación en paz. Señor. como si al Señor le hubiese parecido una eternidad). como en el caso de Israel y Judá. lo que le acarrea destrucción. Pero. cautivo en Babilonia desde hacía largo tiempo («desde el siglo. Pero a duras penas. pero no más de lo que podamos soportar (1 Co. el dolor en gozo. Sólo hay lugar para la nostalgia (Sal. me he contenido. 10:13). .. Una vez más la aparente inacción de Dios y su silencio turban la fe y nublan la esperanza. escogido por Dios para gloriosos destinos. sin motivo alguno de ilusión. Ese pueblo. 1:6-8). Su mutismo y su quietud le exigían un verdadero esfuerzo. 64:5-7). 64:3-5): amado. Israel (Judá) ha provocado el enojo de Dios con sus pecados (Is. Esta declaración de Dios es hecha en el contexto de la relación con su pueblo. Otras porque la fe ha de ser probada mediante el sufrimiento (1 P.. la acción disciplinaria del Padre celestial así lo exige (He. Pero ¿se prolongaría indefinidamente? ¿Acaso el pecado del pueblo era mayor que la misericordia de Dios? Una oración ferviente sube a los cielos: «No te enojes sobremanera. lo que promueve la duda y suscita el lamento de Is. Y no hace nada. Señor? ¿Callarás y nos afligirás sobremanera?» (Is..«¿Te quedarás quieto antes estas cosas. a causa de nuestros errores y torpezas. el lenguaje antropomórfico del texto sugiere la idea de que le había costado mucho a Dios mantener esa actitud («me he contenido»).. Pugnaban con su misericordia infinita. 42:14). 64:9). he guardado silencio. Pero en todos los casos se puede tener la certidumbre de que el silencio y la aparente pasividad de Dios no durarán indefinidamente. han ido sucediéndose monótonamente. ¿Habrá respuesta favorable a esta súplica? Durante un tiempo todo sigue igual. la duda en plena certidumbre de fe. bendecido para ser bendición a los restantes pueblos de la tierra. Tal es la experiencia de innumerables creyentes que se ven inmersos en aguas profundas de tribulación.» (Is. En el ánimo de los deportados ya no hay expectativas luminosas. 64:12 que encabeza este apartado. 64:12). 64:10-12). desastre total (Is. incluso. ruina. lejos de mantenerse a la altura de la vocación con que Dios lo había llamado. las décadas. ha sido extraordinariamente favorecido (Is.. Esta patética invocación brota del corazón de un pueblo abrumado por el peso de una convicción de pecado profunda..

porque sin duda -y sin retraso. instruido por lo que Dios ha revelado en su Palabra.» ¿Hojas caducas u hojas perennes? Reflexión otoñal El mes de noviembre nos introduce raudo en las entrañas del otoño. Nieblas frías. aceptando anticipadamente lo que Dios determine para nuestra vida? ¿Por qué no alabarle gozosos con la visión de la fe? Recordemos de nuevo lo dicho a Habacuc: «Aunque la visión tarde en cumplirse. ¿Por qué no alegrarnos ya hoy. y ahora sí habla Dios: «Estas cosas les haré y no los desampararé» (Is. no faltará.. Desde los acontecimientos históricos más trascendentales hasta los más insignificantes. Pero este plan de Dios está velado a los ojos humanos. «las tinieblas en luz» (Is. cada hoja debe su nuevo color a un proceso de descomposición . en ensalzamiento. todo está perfectamente engarzado en los designios sabios y amorosos de Dios. Días más breves. Entonces. 42:14). siempre sabios y henchidos de bondad. conoce esa verdad y sabe que su presente y su futuro está en las manos del Padre Eterno. esa belleza es anunciadora de decadencia. su sabiduría y su poder en la realización de su plan de salvación. Los judíos pueden volver a su tierra. ajeno a la gran liberación que se aproxima. 42:16). espérala. sino de todo lo contrario. 42:1-4). Pese a ello. subjetiva. no ve nada más que situaciones y hechos que comprometen la perfección de Dios. Pero ha llegado el momento. Todo avanza hacia una nueva era en la que resplandecerán su gloria. de muerte. a pesar de sus silencios y su inmovilidad aparentes. perplejo y abatido. sea cual sea nuestra circunstancia presente. la oscuridad de una situación existencial penosa extiende el velo sobre su mente. Dios está preparando para ellos un nuevo éxodo. el sufrimiento. Por eso el pueblo judío sufre. se cumplirá en su tiempo. La naturaleza toda proclama un mensaje deprimente. Pero el soberano Señor. Así su pueblo verá reconfortado mutaciones maravillosas en su situación. Todo de acuerdo con su plan de restaurar a su pueblo en el marco de salvación llevada a efecto por el Siervo de Yahvéh» (Is. 42:15). El creyente. la humillación.Finalmente todo va a cambiar de modo súbito. en su experiencia personal. persistentes. Noches largas. como el alumbramiento de la mujer encinta (Is. en gozo. Todo parece conjurado para sumirnos en la melancolía.vendrá. Aunque tarde. La derrota se trueca en victoria. Su derroche policromo no es signo de mayor vitalidad. 42:16). Aun la bella explosión de colores en las copas de muchos árboles tiene un matiz sombrío. Siempre actúa Dios así. cumplirá sus propósitos. confuso y dolorido. entretanto dura el silencio divino. Babilonia cae tras un periodo calamitoso (Is.

En aquel día lo que soplará no será una brisa acariciadora. pues todas ellas. 4:16). Y sabemos que esos fenómenos son precursores de la muerte. Las tribulaciones. los desengaños. Sean cuales sean las apariencias. Pronto el más suave soplo de una brisa la arrancará de la rama y. pero interiormente la vida está próxima a extinguirse. un fuego que. pues como decía el apóstol Pablo.que ya ha comenzado. el proceso biológico de decadencia es irreversible. En esa situación cualquier viento puede arrancar las hojas de la profesión de fe cristiana. Como dijera el poeta. la influencia de las corrientes de pensamiento y las costumbres o modas del mundo. las ansias de placer sin cortapisas. vemos en ese fenómeno de la naturaleza una vívida alegoría de nuestra propia vida. Apena ver con cierta frecuencia a creyentes que son conscientes de su decadencia en el otoño espiritual de su vida y. Además piensan que el residuo de fe que les queda es suficiente para asegurar su entrada en la gloria eterna. mucho antes incluso de que sobrevenga el debilitamiento físico. puede producirse un fenómeno de deterioro y descomposición. ni héroes. las dudas. caída sobre el suelo. rojizas o parduscas. Pocas cosas hay más tristes que esta desgracia. Al fin y al cabo. Ese creyente «será salvo. Puede suceder. Y juguetes de viento demoniaco han parecido no pocos creyentes que en el tiempo de su decadencia han perdido las hojas de sagrados ideales defendidos con pasión anteriormente. Inevitablemente. El vigor físico. si no lo destruye a él. aunque así como por fuego» (1 Co.el declive aparezca precisamente en ese «hombre interior». habrán llegado ya al final . juguetes del viento son». se renueva de día en día» (2 Co. En todo ello se había gozado en los días de su espiritualidad lozana. en la vida espiritual. aunque ésta para el creyente en Cristo ha perdido su terror e incluso la decadencia física no necesariamente ha de afectar a lo más importante de nuestra persona. destruirá la obra de su vida. las de fe vigorosa. la negligencia en el uso de los recursos para el robustecimiento de la vida en Cristo pueden fácilmente ocasionar una corrosión interior tan deplorable como peligrosa. la agudeza sensorial. ¡Craso error! Aun admitiendo la seguridad de la salvación de todo creyente sincero por la gracia de Cristo. en él hallará su sepultura. con todo. la agilidad mental menguan. la inmoralidad más descarada instalada en los medios de comunicación. debilitadas. deplorablemente. no hacen nada para cambiar su situación. Será un vendaval que arrancará todas las hojas amarillentas. a pesar de ello. que en la experiencia cristiana -aun en la de los jóvenes. no aspiran a ser supersantos. tiene muy poco de glorioso ese modo de salvación en el último día. Exteriormente puede verse aún el colorido de algunas prácticas religiosas. sin embargo. incluso en la de los jóvenes. También en la vida espiritual. de abnegación y compromiso generoso. «hojas del árbol caídas. el interior. Dan la impresión de que la amarillez de su testimonio es normal al cabo de un tiempo. «aunque nuestro hombre exterior (el cuerpo) se va desgastando. 3:14-15). ni modelos de piedad.

sí puede introducir cambios en su vida. el permisivo. Sus rasgos característicos. El pecador se convierte en santo. estarán vigorosos y verdes» (Sal. Si nuestra reflexión otoñal ha sumido a alguien en el desánimo. Todo es exuberancia. Esto es lo que nos enseña las doctrinas bíblicas de la conversión y la santificación. Lo es porque vive rectamente. ¡Cuánto mejor es aspirar a que. y todo lo que hace prosperará» (Sal. Aun en la vejez fructificarán. en manso y humilde. al que nos hemos referido. hermanos. crecerá como cedro en el Líbano. el egoísta en generoso. En palabras de Pablo: «Si alguno está en Cristo. Y sólo quedará lo que deje la gracia de Dios. se nos da la respuesta: 1. 92:12-14).del proceso de descomposición. ¿Cómo se puede vivir esa experiencia? ¿Cómo evitar encontrarnos cargados de hojas caducas próximas a su caída y destrucción? ¿Cómo mantenernos siempre verdes y fructíferos. pero no es un árbol. Pero una persona. . el soberbio.. porque haciendo estas cosas no caeréis jamás» (2 P. que da su fruto en su tiempo y su hoja no cae. con hojas perennes? En el Sal. Es el cuadro que nos ofrece la Escritura en varios de sus textos. 1:1). Y en el Sal. incluso en la vejez física. sus tendencias pueden ser alterados. nos alegra poder presentar un cuadro bien diferente del de las hojas caducas. conforme a lo prescrito en la ley de Dios en la que medita asiduamente. predeterminada genéticamente. 1:3). El cristiano puede usar el árbol provechosamente como metáfora. Nunca hemos visto ese milagro cuando contemplamos el bosque a últimos de octubre y primeros de noviembre. 2. 1:10).. Plantados en la casa de Yahvéh en los atrios de nuestro Dios florecerán. sus gustos y aficiones.Hacer de la Palabra de Dios objeto preferente de lectura y meditación a fin de que su vida sea un caminar con Dios y un modo de servirle en gozosa sumisión a sus preceptos. 1:12). en vez de entrar como escapando del fuego. incluso en la depresión.. plenitud. éste ni puede trasladarse con sus raíces a otro suelo ni puede modificar la naturaleza de sus hojas. Pero en el orden espiritual la transformación sí es posible. el carnal. que no es un árbol.el creyente debe oponerse tenazmente a la influencia nociva de quienes inducen al mal (Sal. sed tanto más diligentes en afianzad vuestro llamamiento y vuestra elección. en espiritual. nos sea «otorgada amplia entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo» (2 P. La amplitud de esa entrada será proporcional a la seriedad y fidelidad con que cumplamos la exhortación del apóstol: «Por lo cual. Con un símil por demás sugerente se describe el curso de su vida: «Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas. 1. Una pregunta para concluir: ¿Pueden las hojas caducas convertirse en hojas perennes? En la naturaleza obviamente no. En el vestíbulo del libro de los Salmos aparece un hombre dichoso. Ni sombra de decadencia. 92 hallamos otro símil parecido: «El justo florecerá como la palmera.. en disciplinado.

dura toda la vida. sino con nosotros. toda tentación a arrojar la toalla. el nombre con que el niño había de ser conocido: «Emanuel». pero no siempre es tal verdad fácil de entender.. no la de un Padre amoroso dispuesto a ayudar y salvar. que es Cristo el Señor» (Lc. En opinión de muchos. ha de superar victoriosamente todo tipo de cansancio. 5:17). Pero hay una exigencia insoslayable: el creyente en Cristo ha de tener un carácter y un comportamiento cristianos. Y si alguna peocupación tiene por lo que hacen los hombres es la propia de un juez implacable. 5:17-24).una nueva creación es. Es el precio de «la corona de la vida» (Ap. La carne combate contra el Espíritu y el Espíritu contra la carne (Gá. las cosas viejas pasaron. pero también en el Nuevo) Dios se nos presenta como «Dios sobre nosotros». 1:23). El nombre significa una verdad alentadora. Nunca en este mundo se llega a la meta. ha de mantenerse perseverantemente «fiel hasta la muerte». ¿Dios con nosotros en un mundo en el que la injusticia y la maldad se han desbordado? ¿Dios con nosotros cuando sufrimos golpes de adversidad implacable? ¿Dios con nosotros cuando toda esperanza se trueca en frustración? ¿No habríamos de decir más bien: «Dios lejos de nosotros»? Si queremos acabar con las dudas y la incertidumbre. Y en el mensaje angélico dado a José antes del nacimiento de Jesús se indica otro motivo de gozo. La razón de esa noticia regocijante la expresó con toda claridad el ángel: «Os ha nacido hoy un Salvador. el Señor mismo os dará una señal: He aquí que la virgen concebirá. La transformación del creyente no se lleva a cabo en un instante. Su mensaje es «nuevas de gran gozo». 2:10). Las hojas coloreadas.. todas son hechas nuevas» (2 Co. se transforman en hojas perennes de un verde lustroso Admito que en la práctica de la vida cristiana la cosa no es tan simple. Vivir cristianamente es vivir en lucha constante. y llamará su nombre Emanuel. Y nunca se alcanza la perfección absoluta.» (Is. y menos de aceptar. y dará a luz un hijo. Pese a todo. nada mejor que ahondar en el contexto histórico del término Emanuel. el Creador soberano. Pero el Evangelio enfoca la realidad bajo una perspectiva muy diferente. un Dios remoto. Y su cristianismo ha de ser perenne. ¡Emanuel! «Por tanto. a nuestro lado y a nuestro favor. indiferente a cuanto pasa en este mundo. Su fe no puede ser caduca. Ese nombre revelaría la característica más preciosa de Dios: no está sobre o contra nosotros. como anunció el ángel la noche de Navidad. 2:11). que significa «Dios está con nosotros» (Mt. todo desaliento. 7:14) En la Sagrada Escritura (sobre todo en el Antiguo Testamento. que Mateo ha encontrado en una profecía de . el Pantocrátor. en vías de alteración y caída.

Quién sería aquella virgen no se indica. pero al final resplandecerá su misericordia a favor del «remanente fiel». los reyes de Siria y del reino israelita septentrional (Efraím) se alían para combatir contra Jerusalén (Is. Judá. Les había sobrevenido una gran catástrofe nacional. 5:8-23). la hipocresía (Is. En el libro. ha sido desleal y rebelde. Sobre Israel se cierne el juicio divino. 7:7-9). ¿Qué podían esperar? ¿Cómo creer que Dios estaba con ellos? Ignoraban que aun en medio . 7:4). 5:19). 5:1-7). A raíz de estas convulsiones políticas. muchos israelitas tenían humanamente motivos para temer y para no creer. En efecto. La fe del pueblo es mera religiosidad externa. 5:23). como se indica en la dramática parábola de la viña (Is. y llamará su nombre Emanuel» (Is.Isaías: «He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo. El pueblo y sus príncipes se han corrompido (Is. 7:14 El contexto amplio que precede en el libro de Isaías nos presenta un cuadro espiritual desolador. Acaz. Como consecuencia. 5:18). Is. El juicio de Dios ha de recaer sobre los rebeldes. rey de Judá. 3). y los ayes pronunciados por él contra sus correligionarios se transforman en un ay autoinculpatorio: «Ay de mí» (Is. 1:10-16). Que este anuncio tiene una proyección mesiánica es evidente a la luz de Is. la provocación al Altísimo (Is. al cabo de tres años Damasco había caído en poder de los asirios y catorce años más tarde las mismas fuerzas asirias se apoderaron de Samaria y deportaron a muchos de sus habitantes. siente toda la repulsión de su propia miseria humana. pero ten calma» (Is. Pero en su sentido primario era un mensaje oportunísimo para los contemporáneos del profeta en días de Acaz. la perversión de los principios morales (Is. 5:8). Significado original de Is. Tal es el nivel de impiedad que ha alcanzado la vida de los compatriotas de Isaías que el propio profeta. Los ayes que brotan de labios del profeta son estremecedores (Is. El Señor envía un mensaje a Acaz: «Manténte alerta. Lo importante era que antes de que el niño llegara a la edad del discernimiento moral la tierra de los dos reyes del Norte sería abandonada. Dios. al mensaje profético de los primeros capítulos sigue una sección en la que se entrelaza lo admonitorio con lo histórico. ¿Podría llegar a cumplirse?. y llamará su nombre Emanuel» (Is. 7:1). 7:14). Probablemente Acaz escuchó el mensaje con cara de desconfianza. 1:21-23). 5:20. el juicio contra Judá y Jerusalén es inevitable (Is. El anuncio profético parecía demasiado hermoso. Al cabo de algunos años el poder de Siria y el de Israel habría sido quebrantado (Is. 5:11) y la lujuria (Is. pero posiblemente pertenecería al círculo de la realeza (¿o tal vez al de los profetas?). 5:12). Uno a uno son desgranados y denunciados los pecados cometidos en el pueblo: la ambición materialista (Is. a la luz de la santidad y la gloria de Dios. la intemperancia (Is. 9:1-2 e Is. por respuesta le da una señal: «He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo. 7:14). En días del rey de Judá. con ausencia total de verdadera piedad (Is. 6:5). al igual que Israel. 9:6-7.

En Cristo. También lo es la historia del mundo. Y «en el cumplimiento del tiempo» envió a su Hijo. Y pronto Dios iría aclarando las oscuridades. y repetirían para sus adentros: «Emanuel -Dios con nosotros-». pero no los desechó para siempre. Consejero. He ahí el meollo de la Navidad.. con sus guerras y miserias. Y la de muchos individuos. reinaría eternamente (Is. Dios no está lejos. Dios está con nosotros. cuando he de enfrentarme a la pobreza o el desempleo. 9:7). Dios fuerte. 4:2). Algunos a causa de una incredulidad atea. Su profeta transmitiría un mensaje de esperanza. se abrirían las puertas de la salvación a todos los pueblos. deportación. su siervo. muerte. Ahora todo el pueblo de Dios. La experiencia de Judá Una experiencia parecida a la de Israel tuvo el reino sureño de Judá ante el poder de Babilonia. destrucción. Y no sólo esto. Nunca permitió una destrucción total de su pueblo. ¿Estaba Dios con sus habitantes? Más bien podía pensarse que estaba contra ellos.sufrirían los males de una cruel invasión: humillación. y por él. Pese a todo. el resto fiel. La historia de la Iglesia cristiana es una historia de padecimientos. Somos nosotros los que muchas veces nos mantenemos lejos de él. cuando me siento inmerso en la más absoluta soledad? Sí. Nuestra experiencia personal Sin embargo. 9:6) y. También Judá -Jesusalén incluida. como declaró María en su precioso Magnificat (Lc. Pero los habitantes de Jerusalén que temían a Yahvéh. cuando me hieren profundos desengaños. acordándose de su misericordia». Está con nosotros. Príncipe de paz» (Is. En lugar de someterse a los . recordarían lo prometido por el profeta. creyentes y no creyentes. sentado sobre el trono de David. el «sol de justicia en cuyas alas traería salvación» (Mal.Hablaría de otro niño cuyo nombre sería «Admirable. cuando Jesús nació también hubo dificultades para creer en el «Dios con nosotros». Pero el curso posterior de la historia muestra que Dios no los había abandonado. ¿Estaba Dios con las víctimas de los genocidios? ¿Está conmigo cuando me atormenta dolorosa enfermedad. Los juzgó y castigó. el Príncipe glorioso de cuyo reinado no habría fin. Precisamente el nacimiento del niño provocó la ira de Herodes con la consiguiente muerte de numerosos niños inocentes. judíos y gentiles. podría alabar a Jesucristo como Emanuel. cuando me hallo bajo la tensión de agudos problemas familiares. 1:54). Con el advenimiento de Cristo se ponía de manifiesto que Dios «vino en socorro de Israel. A pesar de todas las razones para pensar lo contrario. Otros por su incomprensión de la providencia divina o por su impaciencia. Padre eterno.de las mayores calamidades Dios está con su pueblo y que su propósito final es de salvación.

7:38).sabios designios del Altísimo. en tierra seca y árida donde no hay aguas» (Sal. I. 5:11). la que prevalecerá. Pero no siempre vivimos «junto a arroyos de aguas». 17:8. trascendiendo nuestros problemas y sufrimientos. 22:1-2).. 47:12. Y en el último libro de la Escritura se nos presenta la nueva Jerusalén regada por «un río limpio de agua de vida. Así lo experimentó Job. dijo: «El que cree en mí. Si terrible es una sequía física pertinaz. a uno y otro lado del río. 1:3). 4:18-21). bendito sea tu nombre! La amarga prueba de la sequía espiritual Varias metáforas bíblicas nos ilustran la naturaleza de la experiencia cristiana presentándola como una vida exuberante y fructífera. cuando las circunstancias parecían frustrar el plan de Dios de hacer de él «padre de muchas gentes». que da su fruto a su tiempo y su hoja no cae» (Sal. Cómo se manifiesta .. Pero mientras Dios sea Dios será su voluntad. esperanza. vigor y una invitación a su servicio que da sentido pleno a nuestra vida. Cuando vivimos esta experiencia entendemos el significado espiritual del agua y damos gracias a Dios por sus efectos. 63:1). El Señor Jesucristo. gozo. mi carne te anhela... 14:8). pretenden que Dios se someta a ellos. De vez en cuando (¿o con frecuencia?) pasamos por la experiencia de la sequía espiritual. con su poder salvador se pondrá de manifiesto que «el fin del Señor es muy misericordioso y compasivo» (Stg. Y en esa comunión hallamos paz. refiriéndose a sus seguidores. Ez. A esa plenitud llegó Abraham cuando «creyó en esperanza contra esperanza» (Ro. Todo nos da a entender que la fe nos une a Dios en comunión vivificante. Ez. Zac. Creen que debería actuar de modo inmediato. 47:1. Que al celebrar el nacimiento de Cristo una vez más. y los profetas lo confirmaron (Jer. Y así lo ve todo creyente que vive en plena certidumbre de fe.. y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones» (Ap.. pues no siempre nuestra comunión con Dios es lo que debiera ser. Ez. de su interior correrán ríos de agua viva» (Jn. más lo es la sequía espiritual. David expresó esta situación con un lamento angustioso: «Mi alma tiene sed de ti.. El salmista afirmó que el creyente es «como árbol plantado junto a arroyo de aguas. estaba el árbol de la vida. podamos exclamar desde lo profundo de nuestro corazón: ¡Jesús. 47:7. y «a su debido tiempo». Emanuel. siempre justa y benéfica. en medio de la calle de la ciudad.

Como los laodicenses. Me llamáis LUZ y no me veis. pues no encuentra en La comunión con los hermanos más bien le molesta. dificultades para aceptar lo sobrenatural. Ha degenerado en rutina fría. Espirituales Su origen se debe a veces a problemas de fe: influencia del racionalismo. la encuentra árida (¿proyección de su propia aridez interior?). 3:15-16). La mediocridad de nuestro cristianismo es también no pocas veces causa de sequía espiritual. no somos fríos ni calientes (Ap. él sólo ve sus defectos. el escabroso problema del sufrimiento en el mundo. David. no se espera que tenga efectos objetivos. o dificultades en el examen de ciertos pasajes bíblicos. Se produce un debilitamiento en la lucha contra el pecado y las influencias mundanas. No se siente a gusto a su lado.En los periodos de sequía el creyente es víctima de la apatía y de una cierta insensibilidad. II. Otras veces la causa puede ser el pecado. 32:4). Aunque le amen. Lee la Biblia. Nos dejamos influir más por el espíritu del mundo que por el Espíritu Santo. después de haber cometido su doble pecado de adulterio y homicidio. y subjetivamente ellos nada resulta que le ineficaz. el vigor de la fe. A menos que tras la comisión del pecado nos volvamos arrepentidos a Dios implorando su perdón. se tiene la impresión de que no sube más allá del techo.» De un cristianismo así ¿puede esperarse . para comprender los misterios de la teodicea. carente de mensaje para su alma. Me llamáis CAMINO y no me seguís. con la sensibilidad. Causas de la sequía Pueden ser de muy diferente índole: 1. pero la oración ha perdido fervor. confesó: «Se volvió mi verdor en sequedades de estío» (Sal. a veces los tiene a todos por hipócritas. No nos tomamos suficientemente en serio las implicaciones éticas y de compromiso de nuestra fe. Ora. así como un retraimiento ante oportunidades de dar testimonio de su fe. nuestra sensibilidad espiritual se secará inevitablemente. La asistencia a los cultos de la iglesia se convierte en una carga. A muchos creyentes se nos podría aplicar el texto de una inscripción que puede leerse en la catedral de Lübeck (Alemania): «Me llamáis SEñOR y no me obedecéis. estimule. y. pero ésta no le dice nada. Consecuencia global: un sentimiento amargo de desolación interior. Un vacío insoportable.

confiando plenamente en la soberanía sabia y bondadosa de nuestro Padre celestial. molestias físicas persistentes como el dolor crónico o incluso alteraciones digestivas pueden secar el alma de un creyente fiel. inesperadamente. Confianza en Dios Pablo nos asegura que «el que comenzó en vosotros la buena obra la perfeccionará hasta el día de Jesucristo» (Fil. quizá durante años. una conversación. Si no se superan mediante la fe. decepciones. Son simplemente psíquicas o psicofísicas. Existenciales Problemas personales o familiares. En cualquier momento. falta de sueño prolongada. un culto. 1:6). etc. espirituales. Factores tan comunes como el estrés. Semejante decisión equivale a un suicidio espiritual. No menos inspiradoras son las palabras de Jeremías: «Bendito el varón que confía en el Señor.una experiencia de plenitud espiritual? ¿Nos sorprenderá que en vez de ser como el árbol plantado junto a arroyos de aguas vaguemos insatisfechos por un desierto? 2. enfermedades. Una persona psíquicamente lábil o de carácter depresivo no debe sorprenderse con desaliento si alguna vez su fe parece debilitarse y le domina el desánimo. porque será como el árbol plantado junto a las . En el primer caso se corre el peligro de abandonar la fe que se ha profesado antes. la sequía es casi inevitable. Cómo reaccionar Cuando sobreviene la sequía del alma la reacción puede ser muy negativa. un pensamiento inspirado por el Espíritu Santo. La reacción positiva tiene dos manifestaciones: 1. problemas de fe. Dios puede enviar en el momento oportuno una lluvia vivificadora mediante una lectura. pérdidas graves o tribulaciones de diverso tipo. una manifestación clara del cuidado amoroso de Dios o simplemente haciendo desaparecer las causas. Psíquicas Con bastante frecuencia la sequía no tiene causas espirituales ni existenciales. un acto de servicio cristiano. experiencias torturadoras. Naturalmente esta experiencia no debe preocupar demasiado. En la reacción positiva el creyente decide perseverar en su vida cristiana a pesar de todo (dudas. Sobre la oscuridad enervante prevalecerá pronto de nuevo la luz. Y hace bien. pero también puede ser saludablemente positiva. Es pasajera. la sequía puede cesar. 3. III.). que habían originado el tiempo seco. físicas o psíquicas.

Mi sequía no agota los depósitos de la gracia de Dios. y en el año de sequía no se inquietará ni dejará de dar fruto» (Jer. Ni su amor. haremos bien en unirnos al canto de aquel bello himno: «Tentado. lo que siento) y la realidad objetiva que sólo Dios conoce de modo perfecto. ceder es pecar. donde creyentes hugonotes sufrieron y murieron por su fe. Y volverán los días en que diremos con Isaías: «He aquí Dios es mi salvación. La fe se apoya no en sensaciones sino en la realidad de todo lo que Dios es y hace. Si amamos al señor. porque mi fortaleza y mi canción es el Señor. ¡Promesa reconfortante! Difícil de creer. todavía hoy puede leerse una palabra impresionante grabada en una piedra: «Resistez» (resistid). 13:5-6). Ni por sentimientos. 2. ¿Cómo es posible que se cumpla en plena aridez del espíritu? Debemos discernir entre nuestra apreciación subjetiva de una situación (lo que yo pienso. En la Torre de Constanza (Francia). compromiso en una vida de servicio.. no cedas. La resistencia debemos mantenerla sin abandonar ninguna de nuestras defensas: lectura de la Biblia. «con gozo sacaremos aguas de las fuentes de la salvación» (Is. el Señor Jesucristo vio cómo multitudes le seguían. quizá pensarán algunos. Pero también observó cómo «muchos de sus discípulos volvieron atrás y ya no andaban con él» (Jn. gigantes donde sólo hay molinos de viento. 12:3). La experiencia ha mostrado que una de las virtudes más difíciles de mantener es la . 12:2). Haríamos bien en recordar el principio señalado por el apóstol: «Por fe andamos.. Te será más fácil luchando triunfar». asistencia a los cultos. Llamados a perseverar A lo largo de su ministerio. Y esto sin hacer demasiado caso de los periodos de sequía. y no teme la venida del calor. y la tierra seca en manantiales» (Sal. Deberíamos nosotros hoy ser imitadores de su entereza perseverante. Si es así. pero «cuando salió el sol se quemó» porque apenas tenía raíces (Mt. conducta cristiana.aguas. brotó pronto prometedoramente. como Don Quijote. 6:66). oración. «él transforma el desierto en estanques de aguas. no por vista» (2 Co. 5:7). A la par que resistimos. 4:7). confiaré y no temeré. 17:7-8). quien ha venido a ser mi salvación» (Is. Ni su poder renovador. sembrado en pedregales. 107:35). PASARáN. Y aquellos héroes de la fe resistieron a pesar de sus sufrimientos. Nosotros a menudo vemos. sino que su follaje está frondoso. Resistencia a toda costa «Resistid al diablo y de vosotros huirá» (Stg. éstos eran el grano de semilla que.

sino firmeza. pues sólo «el que persevera hasta el fin será salvo» (Mt. En unos juegos olímpicos espirituales pueden ganar la prueba de los cuatrocientos metros. especialmente en el discipulado cristiano. sin llegar a abandonarla. suelen asaltar al creyente. Para los defensores más radicales de esta filosofía. toda creencia religiosa es una rémora para el progreso. la oración. Pero esta defección es inadmisible en la carrera cristiana. Muchos creyentes son capaces de auténticas proezas en un momento dado. Desde los días del Renacimiento hasta hoy han ido ganando terreno el humanismo y el racionalismo. independientemente del entorno. ser fielmente adicto. El tema es de gran actualidad. el amor y las promesas de Dios no son tan . 12:1) parecen arrastrarse pesadamente por los caminos del Señor. Como consecuencia. muchos de los cuales ridiculizan las doctrinas esenciales del cristianismo y presionan por todos los medios a la sociedad para imponer sus opiniones. si nos atenemos al verbo original (Proskateréo) en el Nuevo Testamento significa no sólo continuidad. Si a esto se añaden las dudas que. se comprenderá que necesita una elevada dosis de conocimiento y poder espiritual para perseverar en la fe. guiado por su razón y por la luz de las ciencias naturales. El hombre es «la medida de todas las cosas». O quedarán postrados a mitad de la carrera o renunciarán a acabarla y la abandonarán. También el problema de la injusticia y el sufrimiento le turba con frecuencia. idea que se ha acrecido con los avances científicos y tecnológicos. es ocuparse de modo incansable en algo. el poder. pues lamentablemente en muchas iglesias es preocupante el número de miembros que se alejan de ella o que. viven una vida espiritual raquítica e infructuosa.perseverancia. o las inconsistencias que éste descubre en su propia vida y en la de otros cristianos. pero no una maratón. Y es el hombre quien. por problemas o simplemente por indiferencia. De ahí la proliferación de ateos y agnósticos. 10:22). más que «correr la carrera que les es propuesta» (He. Abrumados por dudas. su testimonio tiene muy poco de atractivo para que personas de su entorno no creyentes se interesen por el Evangelio. En el campo de la experiencia cristiana se destacan cuatro áreas en las que debe ejercitarse la perseverancia: el credo. Desde la existencia de Dios hasta la resurrección de Jesucristo. todo es negado o puesto en tela de juicio. Esta perseverancia. y entonces piensa que en la providencia de Dios algo no funciona. la comunión eclesial y el servicio. Perseverancia en la fe Los tiempos actuales no son muy propicios a la fe. Su teología no cuadra con la experiencia humana. pero carecen de la energía suficiente para perseverar. El creyente ha de hacer frente a corrientes de pensamiento profundamente antagónicas al credo cristiano. O la sabiduría. ha de definir la verdad con todos sus contenidos (doctrinales o éticos) .

Por algo resaltó el Señor Jesucristo «la necesidad de orar siempre y no desmayar» (Lc. éste fue el problema de Juan el Bautista. La respuesta del Señor fue una referencia a las maravillas de su obra. tarde y mañana y a mediodía oraré y clamaré. y atento sus oídos al clamor de ellos» (Sal. permitiera injusticias como la de su encarcelamiento. Hagan lo que hagan otros. instaurador del reino de Dios. 2 Co. Eso es la perseverancia en la fe de Cristo. También en los escritos apostólicos se enfatiza la práctica de la oración: (Ro. 4:12. 11:3). Aun en esta situación. Si se mantiene la perseverancia en este terreno. conviene no renunciar a medio tan importante para la comunicación con el Padre celestial.maravillosos como se pensaba o la teodicea es un misterio indescifrable. 12:12.. 55:16-17). 5:16-17). 34:15 ). con la sensación de que la oración no va más allá del techo. Así lo experimentaron los discípulos que permanecieron junto a él cuando muchos otros le abandonaron. está en condiciones de resistir los embates del adversario contra su fe. 4:2. la experiencia sombría de un orar sin confianza en un estado de debilidad espiritual cesará para dar lugar a otro de fervor renovado en que el «estar siempre gozosos» va emparejado con el «orar sin cesar» (1 Ts. nosotros no dejaremos de andar en pos de ti. Sucede esto especialmente en tiempos de sequía espiritual. que nadie podía negar. con más fervor y confiando en su efectividad. a Dios clamaré. ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna» (Jn. 18:1). una pregunta que le corroía el alma: «¿Eres tú el que había de venir o esperaremos a otro?» (Mt. sin convicción. Perseverancia en la comunión eclesial . No podía entender que. Perseverancia en la oración Mientras el creyente se mantiene en comunión con Dios mediante la escucha de su Palabra y la oración. 1:11. Con esta renovación el creyente recupera la certidumbre de que «los ojos del Señor están sobre los justos. A la pregunta de Jesús. Cualquiera de las dos opciones tiene efectos debilitantes sobre la fe. El cristiano normalmente reconoce el valor de la plegaria. cuando se ora fríamente. 6:67-68). Col. «¿Queréis iros vosotros también?» dan los discípulos una respuesta conmovedora: «Señor. pero no pocas veces tropieza con dificultades para dedicarse a ella más asiduamente. y hace suyas las palabras del salmista que atestiguan esa confianza: «En cuanto a mí. Y lo sublime de sus enseñanzas robustece la fe.. y él oirá mi voz» (Sal. entre otros). Col. La grandeza del Cristo de los evangelios es tal que las dudas quedan acalladas. si Jesús era el Mesías prometido. Hasta tal punto la oscuridad en este punto turbaba su fe que envió a dos de sus discípulos con un mensaje angustioso.

tras una semana de trabajo (normalmente ahora. se piensa que el ocio.Es tan bello como ejemplar lo que en el libro de los Hechos leemos sobre la primitiva iglesia de Jerusalén: sus miembros «perseveraban en la doctrina de los apóstoles. todo ello fuente de gozo. en la medida de lo posible. En aquella comunión cristiana ocupaba un lugar muy especial la participación en el culto (partimiento del pan. La vida resulta demasiado ajetreada. 122:1). Pensar en el día del Señor y en la participación cúltica viene a ser para ellos tedio. Ese testimonio merece un comentario más extenso que el permitido por lo limitado de este espacio. En aquella iglesia. con la desvinculación de toda clase de actividades.. 84:2) demasiadas veces se ha convertido en desinterés y frialdad. muchos de estos últimos parecen pensar que es suficiente asistir a la iglesia una vez al mes o cada dos meses. Puro sofisma. en el partimiento del pan y en las oraciones. agobiados por trabajos mucho más fatigosos! En las iglesias hay dos clases de miembros: los comprometidos y los visitantes. eran suplidas todas las necesidades (espirituales. mantenían una comunión de sentimientos. por lo que su presencia entre los hermanos sólo se ve muy de tarde en tarde. Destaquemos lo esencial. Se sentían como una gran familia y anhelaban vivamente estar juntos.» (Hch. sus primeros miembros y los convertidos que le fueron añadidos el día de Pentecostés se sentían fuertemente unidos por una misma fe. y partiendo el pan en las casa. ¡como si no lo hubiese sido también el de nuestros antepasados en la fe. Hch. 2:5). Deplorablemente ese «ardiente suspirar por los atrios del Señor» (Sal. Y juntos eran instruidos en la enseñanza de los apóstoles. se alegran con quienes les dicen: «A la casa del Señor iremos» (Sal. Consecuentemente. Este fenómeno puede ser uno más de los efectos del secularismo. Dicen que. 2:42.. oraciones y. Demasiadas veces se ha visto que el creyente que empieza alejándose de su iglesia acaba perdiendo su fe. una común esperanza y un amor antes desconocido. emocionales y físicas) de la comunidad. es una necesidad de primer orden para no sucumbir en el género de vida que se han creado. Muchos creyentes viven hoy fuertemente influenciados por el estilo de vida de quienes no lo son. Y perseverando unánimes cada día en el templo. en último término. lo indispensable para que los dirigentes de la iglesia no los llamen al orden a fin de regular su vida eclesial. Todos y cada uno se interesaban por el resto de sus hermanos y así. comían juntos con alegría y sencillez de corazón. 2:46). no necesitan la iglesia para mantener su fe. Todo da la impresión de que han perdido «su primer amor» (Ap. Tal vez porque han tenido problemas en la iglesia (en no pocos casos por su propia culpa). . A semejanza de los antiguos israelitas piadosos. estresante. en la comunión unos con otros. en el templo o por las casas. el cántico de salmos e himnos). cinco días). Millares de cristianos hoy podrían referir experiencias de bendición vividas en la comunión de los fieles y en el culto. muy probablemente. 2:4) ¡Situación grave! (Ap.

Hoy, como en el primer siglo del cristianismo, es urgente atender a la admonición hecha por el autor de la carta a los Hebreos: «No dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos, y tanto más cuanto que veis que aquel día (el día de la segunda venida de Cristo) se acerca.» (He. 10:25). Recuerden los ausentes de la casa del Señor lo mucho que pueden perder con su modo impropio de entender la comunión de los santos. El desanimado Tomás, ausente el día en que el Señor resucitado se apareció a los discípulos en el aposento alto, necesitó una semana más para el reencuentro con él y con ellos que pondría fin a su crisis de fe (Jn. 20:24-29). Recordemos de nuevo la iglesia madre de Jerusalén. «Perseveraban» todos unánimemente en el seno de la comunidad de Jesús.

Perseverancia en el servicio
«Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.» (1 Co. 15:58). Estas palabras del apóstol Pablo son otro llamamiento a la perseverancia, esta vez referida al servicio cristiano. La obra de Cristo en el mundo ha tenido continuidad mediante sus discípulos. Ellos son los instrumentos para la extensión del Evangelio, la edificación de la Iglesia y el avance de su Reino. Ello constituye la gran viña a la cual son enviados sus obreros (Mt. 20:1; Mt. 21:28). Esta misión implica a todos los cristianos, como se desprende de la parábola mencionada (Mt. 20:1-16). En el seguimiento de Cristo no hay lugar para los ociosos. Aunque en la Iglesia cristiana ha habido siempre ministerios especiales, todo creyente debe estar comprometido con la obra del Señor. No todos seremos apóstoles, pastores o maestros, pero todos podemos ser «colaboradores» (Fil. 1:7). En la obra de Dios el creyente halla una fuente maravillosa de satisfacciones, como lo atestigua el testimonio de muchos. No obstante, es motivo de pena ver cristianos que se desentienden de su deber de colaborar. Algunos piensan que el trabajo en la «obra» es cosa de otros. Están en la viña en plan de espectadores, no de colaboradores. Otros entienden que deberían ser más activos, pero determinadas experiencias los paralizan: problemas de relación con algún hermano o con los dirigentes de la iglesia, ejemplos poco estimulantes, absorción total en actividades seculares o simplemente cansancio. Cualquiera de esas causas lleva al creyente a una retirada del campo de trabajo que lo sume en una indolencia improductiva. Numerosos textos de la Palabra de Dios tienen por objeto evitar que caigamos en semejante situación o sacarnos de ella si ya hemos caído (He. 10:35-39; He. 12:12; Gá. 6:9, entre muchos otros) . Todos ellos se resumen en el versículo señalado al principio de este «tema» (1 Co. 15:58). Y todos nos animan a perseverar activos en el servicio del Señor.

Tenga la palabra final Cristo mismo: «Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.» (Ap. 2:10).

GRACIA, ¡qué gran palabra!
Pocos vocablos tienen una variedad de significados tan amplia como el término «gracia». El Diccionario de la Real Academia de la Lengua nos da quince acepciones. Pero nuestro propósito no es analizar el sentido de las mismas, sino ahondar en el significado de la gracia de Dios tal como aparece en el término kharis del Nuevo Testamento. Nada más profundo, ni más enriquecedor. El concepto neotestamentario recoge el significado que el término hebreo hen tiene en el Antiguo Testamento: la ayuda que alguien fuerte proporciona a una persona atribulada o necesitada, incapaz de mejorar su condición a causa de la debilidad que le imponen su propia naturaleza o determinadas circunstancias. El Señor Jesucristo no habló mucho de la gracia de Dios, pero sus actos revelaban de modo inconfundible la condescendencia divina hacia el pobre, el afligido, el marginado, el condenado por sus pecados. Así que, cuando hablamos de la gracia no hemos de limitar nuestra interpretación del término en el sentido, tan generalizado, de «favor inmerecido». Ciertamente es favor inmerecido, pero se trata del más grande de los favores. Es el amor de Dios en acción mediante el ministerio edificación. redentor de su Hijo y de su Espíritu. Entresacamos algunos de los aspectos del tema que más pueden contribuir a nuestra

I. La gracia de Dios, fuente de nuestra salvación
Pablo expresó magistralmente esta verdad: «Por gracia sois salvos, por medio de la fe» (Ef. 2:8). ¿A qué salvación se refiere esa afirmación? Una respuesta adecuada sólo es posible si se parte de la condición humana en su situación actual. El pecado ha hecho de los hombres reos de condenación ante la justicia de Dios («por cuanto todos pecaron», Ro. 3:23). Aun viviendo en el sentido biológico, todos por naturaleza estamos «muertos en nuestros delitos y pecados» (Ef. 2:1). «Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos)» (Ef. 2:4-5). En virtud de la obra expiatoria de Cristo, Dios nos otorga una perfecta justificación, con lo que los efectos de nuestra pecaminosidad desaparecen (Ro. 3:23-26). «Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús» (Ro. 8:1). Conviene subrayar la palabra «ninguna». Muchas personas, cuando se habla de

condenación, piensan en los tormentos del infierno. Y ciertamente Dios salva a sus redimidos de tan trágico destino. Pero eso no es todo. También quiere librarlos de la esclavitud moral de una vida dominada por el pecado (Ro. 6:11-14). La justificación debe ser seguida de la santificación. Es una maravilla que el creyente, que antes de su conversión había vivido esclavizado por sus tendencias al pecado, en comunión con Cristo y por el poder de su Espíritu «anda en novedad de vida» (Ro. 6:4). Salvado de la condenación eterna, no está condenado a vivir aún en la esclavitud de las inclinaciones propias de la naturaleza caída. «Ninguna condenación hay...» Y si antes estábamos condenados al temor y a la frustración, ahora, en Cristo podemos gozar de libertad, paz, esperanza y plenitud de vida (Jn. 7:38). Bien podemos cantar con gozo y gratitud: «Salvado soy. ¡Aleluya!»

II. La gracia de Dios, fuente de inspiración para la adoración
Ampliamos lo que acabamos de apuntar. El autor de la carta a los Hebreos, divinamente inspirado, escribió: «Nosotros, que recibimos un reino inconmovible, hemos de mantener la gracia y, mediante ella, ofrecer a Dios un culto que le sea grato, con religiosa piedad y reverencia» (He. 12:28, versión Biblia de Jerusalén). La gracia de Dios ha tenido en Cristo su más perfecta expresión. Y la más conmovedora: «Ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre siendo rico, para que vosotros con su pobreza fuerais enriquecidos.» (2 Co. 8:9). él, Hijo unigénito de Dios, empezó a empobrecerse con su encarnación, pero su «empobrecimiento» culminó en la humillación y los sufrimientos de la cruz (Fil. 2:5-8). Todo para nuestra salvación (Ro. 5:8-10). No debe sorprender que ante el Cordero inmolado, ahora coronado de gloria y majestad, el pueblo redimido eleve a él el incienso de sus oraciones y un «cántico nuevo» que ensalza su obra de redención (Ap. 5:8-10). La Iglesia todavía hoy canta enfervorizada: «Maravillosa gracia vino Jesús a dar; más alta que los cielos, más honda que la mar».

III. La gracia de Dios, secreto de la santificación
Ya en los días de Pablo había mentes retorcidas que desfiguraban cínicamente la doctrina de la gracia enseñada por el apóstol. él había escrito: «Cuando el pecado creció, sobreabundó la gracia»(Ro. 5:20), lo que había llevado a los distorsionadores a una conclusión inadmisible: «Perseveraremos en el pecado para que la gracia crezca» (Ro. 6:1). Pero la gracia que nos trajo el perdón de Dios y el don de la vida eterna también nos unió a Cristo, con cuya muerte y resurrección el creyente ha de estar plenamente identificado. Esta identificación hace incompatible la fe con el pecado (Ro. 6:2-4). La conclusión de Pablo es diametralmente opuesta a la de sus falsos

consciente o inconscientemente. sino la de todo creyente. Su testimonio en 2 Co.es obra de la gracia de Dios. la de unirse al Espíritu en la lucha contra la carne (Gá. Más bien darán lugar a la manifestación de la misericordia y el poder o de Dios para que se cumplan sus propósitos en la vida de cada uno de sus hijos. pues no estáis bajo la ley. no sólo la de grandes misioneros y predicadores. Una vez más. 2:20). . Pocos han alcanzado las alturas de espiritualidad a que él llegó. la santificación es cosa mía. V. En la labor del siervo de Cristo no hay lugar para la jactancia. 15:10). una participación. al parecer. antes he trabajado más que todos ellos. depende de mis esfuerzos. por lo que insistentemente había pedido al Señor que lo librara de tan horrible prueba. actúan bajo los efectos de una dicotomía teológica. La respuesta del Señor no podía ser más alentadora: «Bástate mi gracia. pues es lo que más poderosamente actúa en nuestra voluntad hacia una obediencia estimulada por la fe y la gratitud (Gá. sino bajo la gracia» (Ro. dotado de un poder moral y espiritual codiciables. refiriéndose a la obra que había realizado. pero sí que Satanás lo usaba para humillarlo haciéndole muy consciente de su debilidad. por lo colosal de su obra. No sabemos a ciencia cierta en qué consistía el aguijón que le atormentaba. Como hombre. Pablo era muy consciente de este hecho cuando. IV. la gratitud. 12:1-10 es sumamente aleccionador. Algunos creyentes. y su gracia no ha sido en vano para conmigo. y la capacidad para el mismo es también gracia suya. 12:9). La gracia de Dios. Falso. tenía efectos muy negativos en él. ¡la gracia! Mediante ella el creyente puede superar sus limitaciones y sus debilidades. pues al alcance de todo cristiano hay algún modo de servir al Señor y algún talento que a tal fin se puede usar. La gracia de Dios superando nuestra debilidad El apóstol Pablo. Pero no fue un «supersanto» o un héroe de leyenda. principio del servicio cristiano Nada hay más digno y hermoso que una vida dedicada al servicio de Cristo. Pero en último término la realidad de la gracia es lo decisivo. y la oración en demanda de fidelidad. porque mi poder en la debilidad se perfecciona» (2 Co. éstas no le serán un obstáculo en el camino de la santificación y del servicio. la justificación -piensan. aunque no yo. 5:16).intérpretes: «El pecado no se enseñoreará de vosotros. Esta experiencia. 6:14). declaraba: «Por la gracia de Dios soy lo que soy. sino la gracia de Dios que está conmigo» (1 Co. sin duda. sólo caben la humildad. En la santificación el creyente tiene. El servicio auténtico debe ser respuesta al llamamiento de Dios. aparece a nuestros ojos como un gigante espiritual. estuvo sujeto a debilidades de las que por sí mismo no se pudo librar.

espiritual. una auténtica bendición que enriquece espiritualmente y vigoriza la fe. no se trata estrictamente de un artículo. una frase colmada de significado: «¡Qué más da! Todo es ya gracia». No oculto que en su elaboración me ha parecido oportuno un enfoque positivista. Mi fe. frustraciones. Los miembros de esta Iglesia. Como el lector podrá ver. como yo. en último lugar. momentos de confusión y duda. basando el conocimiento en la observación y la experiencia. complejos. como conclusión de las experiencias de todo tipo (anhelos y esperanzas. carencias. En su seno han crecido espiritualmente. Pilares de mi fe cristiana (I) En el tema del pasado mes de agosto apuntaba la posibilidad de escribir un artículo sobre la razonabilidad de la fe cristiana. más que en ideas. Bernanos. con sus muchas debilidades. no me sorprendería que en el rostro de más de un lector se dibujase una mueca irónica de escepticismo. apoyo de mi fe? ¿Acaso no ha sido la Iglesia cristiana protagonista de episodios nada edificantes en el curso de la historia? En algunos momentos ¿no se ha prostituido con los poderes temporales de este mundo y ha caído con ellos en toda clase de injusticias? La conducta de muchos de sus miembros. Pero yo veo en esta Iglesia una iglesia nominal. LA IGLESIA Son muchos los creyentes que. Por algo Pablo solía encabezar sus cartas con la frase «Gracia y paz a vosotros. han aprendido más y más de la Palabra de Dios predicada en los cultos. de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo». ¿no ha sido tristemente escandalosa? A fuer de sinceros. Con todo. pone en labios del cura cuando ya está moribundo. hemos de decir que sí.G. Descansa sobre cuatro pilares de solidez para mí incuestionable: la existencia de la Iglesia cristiana. sino más bien de un testimonio personal de lo que en mi vida ha dado mayor consistencia a mis convicciones. han conocido el Evangelio en una congregación cristiana. que todo eso es verdad. La posibilidad se hace realidad con el «Tema del mes» correspondiente a septiembre. mi propia experiencia. La iglesia es para ellos una familia acogedora. al final de su obra Diario de un cura rural. la Biblia. debilidades) vividas por el protagonista y por personas de su entorno. incluso de algunos de sus líderes. se han gozado en la comunión con los hermanos y han encontrado estimulantes oportunidades de servicio. Así es en la vida de todo cristiano. una institución de corte humano que no corresponde a la realidad de la Iglesia como comunidad de creyentes en Cristo que de todo corazón aman a Dios y andan en el camino del Evangelio. están . I. ¿La Iglesia. la persona de Cristo tal como aparece en la Biblia y. se apoya en hechos.

Más de una vez. su altruismo. descorazonadoras. han contribuido igualmente al fortalecimiento de mi fe. teólogos y escritores de diferentes países que. hace siglos que la Iglesia habría dejado de existir. que ha sido también servicio al prójimo! Poco tiempo después de mi conversión al Evangelio. Ya en el exterior. llegó a mis manos el libro «Héroes y mártires de la obra misionera». Pero todavía. amantes de su Salvador. Yo procuro no pincharme. él se levantaba a las 4 de la madrugada para poder leer sin prisas un capítulo de la Biblia y la página diaria correspondiente del «Libro de Cheques del Banco de la Fe». LA BIBLIA En el proceso de mi observación descubro otro hecho fundamental: la Iglesia está estrechamente vinculada a la Biblia. De ellas extrae las . No es menor el beneficio que he recibido de algunos compañeros en el ministerio. Sin ese milagro. de C. más y más quedaba fascinado por aquellos héroes de la fe. Su lectura me impactó profundamente. Se nutre de sus páginas. la Iglesia es pilar de mi fe. No puedo olvidar la impresión que produjo en mí el modo como vivía su devoción privada el hombre que por primera vez me habló del Evangelio. Y mi propia fe se robustecía. Veo en la iglesia. trabajaba en el turno de la mañana que comenzaba a las 6. tomaba un ligero desayuno y salía en bicicleta hacia la fábrica. pero globalmente su vida es un ejemplo inspirador. pero no ocultan. A medida que leía. su abnegación y entrega al servicio de Cristo. en su supervivencia y crecimiento un milagro de la gracia de Dios. su fervor cristiano. dando testimonio de su fe y de su vida nueva en Cristo. Por todo ello. Spurgeon. nuestras torpezas y nuestra carnalidad ya la habrían destruido. su trabajo y sus relaciones humanas indicaban que «había estado con Jesús». pastores.esparcidos por todo el mundo. Mi relación personal con pastores fieles y miembros sencillos de iglesia. en su existencia. me hace bien su modo de vivir la fe.Varetto. convencido de que yo. Concluido su tiempo devocional. con la lucidez de sus ideas y la coherencia de su vida. II. en su lugar y circunstancias.H. Y bendigo a Dios por la Iglesia en cuyo seno mi fe crece. ¡Cuantos de ellos han asombrado al mundo con su pureza de costumbres. a las rosas. Es cierto que tampoco ellos son perfectos. pero no me aparto del rosal. Son las espinas que acompañan. encuadrados en comunidades de diferentes denominaciones. irradiando la luz de la verdad y del amor en favor de una humanidad desdichada. En ella también se viven experiencias dolorosas. al recordar su ejemplo. me han sido de gran estímulo. me he sentido un tanto avergonzado. distante unos cuatro kilómetros. de Juan C. Pero no han sido únicamente las biografías que he llegado a leer las que me han ayudado espiritualmente. seguramente habría recortado la hora dedicada a la lectura de la Biblia y la oración. Lo dicho no significa que todo en la auténtica Iglesia del Señor es hermoso y edificante. Obrero en una fábrica de neumáticos. años después de su partida. están expuestos a flaquezas e inconsistencias.

en su grandeza y en su miseria. Pero todo ha sido en vano. Comparable a un inmenso cubo geométrico. Y no siempre damos con las claves hermenéuticas que las aclaren de manera plenamente satisfactoria. La Biblia recoge esa revelación. el que más vidas ha transformado. Sigue siendo el Libro por excelencia.. unas de tipo lingüístico. Otros la han atacado con objeciones críticas o de carácter filosófico. advierto que su contenido está entroncado en la historia de la salvación humana. Conozco muchos de los argumentos que se esgrimen para desacreditarla. A través de los tiempos la Sagrada Escritura ha sido objeto de ataques de toda índole. como el emperador Diocleciano en el siglo IV y la Inquisición (en su obsesión dogmática antiprotestante) en tiempos posteriores. de confianza. 3:15). sino que constituye su depósito más fiable. En él millones de creyentes han encontrado una fuente de inspiración. Como resultado. Me conmueven las trágicas consecuencias del pecado que tan vívidamente se ven en innumerables textos bíblicos. Y reconozco que en ella hay pasajes de difícil interpretación. Es testimonio elocuente de que «Dios ha hablado de muchas maneras en otros tiempos. pues. Me maravilla la revelación que hace de Dios. Me entristece su cuadro del pecado. recibe la orientación ética para regular su conducta y el aliento para perseverar en la fe. de fuerza. digno de credibilidad. Pero la suma de todos los problemas y de todos los interrogantes pasan a una periferia en la que pierden toda posibilidad de socavar mi fe.» y que finalmente «nos ha hablado por medio de su Hijo» (He. en el que sobresale la inveterada tendencia del ser humano a independizarse de Dios para vivir a su antojo. otras de carácter metafísico o incluso ético. corroborados por la historia. Algunos enemigos del cristianismo. Eso me lleva a leerla atentamente. que la Iglesia se afirme sobre la Biblia y venga así a ser «columna y baluarte de la verdad» (1 Ti. el más estudiado y comentado. la ha creído. grandioso. Miro al contenido bíblico en su conjunto y lo veo como un bloque sólido.doctrinas que configuran su credo. Sobre todo me asombra y fascina el amor de Dios. 119:105). el que más acciones abnegadas y heroicas ha inspirado. Confieso que la lectura de la Biblia a veces ha suscitado en mi mente preguntas para algunas de las cuales aún no he hallado respuesta del todo convincente. y han podido decir como el salmista: «Lámpara es para mis pies tu Palabra y luz para mi camino» (Sal. extraño. han tratado de destruirla materialmente arrojando al fuego multitud de ejemplares. el más traducido (a más de dos mil lenguas). 1:1-2). No es. Me sobrecoge la descripción del hombre. el que mayor influencia ha tenido en la cultura occidental. Mi fe halla sostén en la Biblia porque me cautiva su mensaje. en . No sólo da testimonio de que ésta ha tenido lugar. el que más corazones ha consolado. Algunos plantean innegables dificultades. el más leído. Los momentos más luminosos de la Iglesia han sido aquellos en que ésta ha valorado la Sagrada Escritura.. la Biblia se mantiene estable por más vueltas que se le dé. la ha practicado y la ha proclamado fielmente.

si lo contemplamos a la luz de los testimonios que de él nos han dejado los evangelistas. como atestiguan el libro de los Hechos y las epístolas. todas esas apreciaciones quedan muy por debajo de la realidad. Me impresiona la progresión coherente de la revelación especial de Dios en el Antiguo Testamento. un líder pacifista. en el tremendo impacto espiritual que Cristo produjo en la iglesia apostólica. Jesucristo es único. ganando anchura y profundidad hasta que desemboca en la inmensidad del mar. siempre en acción con miras a la salvación de los humanos. un reformador social de ideas avanzadas. un mártir. La Biblia misma explica el fenómeno: los autores humanos escribieron bajo la inspiración del Espíritu de Dios (2 P. No menos asombroso es el hecho de que la Biblia. paralela a la historia de la salvación. hechos y objetos simbólicos del Antiguo testamento. Dios comenzó a revelarse a los patriarcas. va creciendo a medida que avanza con las aguas de sus afluentes. donde sobresalen la soberanía de Cristo sobre su Iglesia y sobre los reinos de este mundo y su triunfo sobre todos los poderes que se oponen a su Reino.perfecto equilibrio con su justicia. social o religiosa. más profunda y convincente que cualquier especulación humana. Pese a que de Cristo se han tenido conceptos muy dispares (un gran maestro. 1:21. presenta una unidad sorprendente. tal como se nos presenta en la Biblia. en el Apocalipsis. escrita por hombres de épocas distintas. superior a todas las doctrinas filosóficas y a toda idea política. La revelación del plan salvífico de Dios va adquiriendo amplitud y claridad crecientes y finalmente culmina con el anuncio y advenimiento del Mesías Redentor. y su apoteósica consumación en Cristo. La revelación divina. en la información fidedigna que sobre la vida. como si hubiese tenido un solo autor. el fundador de la más pura de las religiones). en diferentes contextos circunstanciales y sociales. En mis reflexiones llego al convencimiento de que la Biblia es mucho más rica. 2 Ti. muerte y resurrección del Salvador nos proporcionan los Evangelios. Y la acepto como Palabra de Dios viva que día a día vivifica mi fe. Partimos del hecho de que tal testimonio existe: los . de escaso caudal en su nacimiento. La encuentro en predicciones más o menos explícitas. determinate de la fe y la conducta del cristiano. para continuar haciéndolo mediante los profetas. Pilares de mi fe cristiana (II) En el centro y como cumbre de la Biblia veo la figura esplendorosa del Señor Jesucristo. La teología cristiana ha deducido de estos y otros textos la doctrina de la inspiración de la Escritura y la autoridad de la misma como norma normans. así como en personajes. 3:16). incomparable. es semejante a un gran río.

Jn. Jn. Ahonda en los abismos de la naturaleza humana. qué pretensiones tuvo. En sus máximas y en su conducta fue el ejemplo perfecto de lo .cuatro evangelios. 5:21-22. Si el Cristo de los evangelios. 1:1-3). Su mensaje es «buena nueva». Si nos atenemos a lo escrito en los Evangelios y en todo el Nuevo Testamento. a cuya altura vivió él siempre. nadie jamás ha podido igualarlas. Pero una crítica desapasionada. con sus milagros. Mt. mucho más dados a la duda y la incredulidad que al ensalzamiento romántico de un ser amado. que hizo.. Mt.. Para el hombre en su estado de perdición sólo ve un remedio: un nuevo nacimiento por obra del Espíritu mediante la fe (Jn. las impartía con su autoridad personal («oísteis que fue dicho. hubiesen desfigurado la imagen de Jesús. 8:14-21). Resultaría. de su justicia y su amor. mas yo os digo. Sus enseñanzas. Presenta su obra redentora como la meta de su vida en la tierra («El Hijo del hombre vino a salvar lo que se había perdido». Descubrimos asimismo lo extraordinario de sus palabras y de su obra.. sin ser biografías en sentido estricto.». 5:31-32).. lo que hemos visto con nuestros ojos. lo que hemos visto y oído. además. mucho menos superarlas. Los discípulos obraron milagros en el nombre de Jesús. He aquí lo declarado por los apóstoles Pedro y Juan: «Porque no os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo siguiendo fábulas ingeniosamente inventadas. 1:16). muy poco creíble en hombres sencillos. 3:5-6.» (2 P. sus enseñanzas maravillosas y su perfección moral hubiese sido un «invento» de los evangelistas. que un falsedad tuvo una fuerza moral y espiritual que ha transformado a millones de seres humanos. sino como habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad. A través de sus enseñanzas revela la grandiosidad de Dios. y que en defensa de su testimonio adulterado hubiesen arriesgado -y en algunos casos dado. lo que hemos contemplado y palparon nuestras manos acerca del Verbo de vida. 18:11). Sería creer lo increíble pensar que los seguidores del hombre más puro y amante de la verdad. Tan extraordinaria es esa figura que algunos críticos han negado su objetividad. 5:27-28. recibidas del Padre. cómo fue su carácter.. pero desfigurada. pronto nos percatamos de la grandeza humana y sobrehumana de Cristo. creada «en el principio» a imagen de Dios. Mt.. infinitamente superior a los más insignes personajes de la historia.su propia vida. En cuanto a sus enseñanzas morales. «Lo que hemos oído. nos suministran información adecuada para que sepamos quién fue Jesús. éstos. Proclama la salvación y la incorporación al Reino de Dios. escasos de comprensión. quienes aureolaron a su Maestro con la gloria de la divinidad. 3:16). la obra de éstos habría sido un verdadero milagro. qué enseñó. corrompida y ensuciada por el pecado. nos impide llegar a esa conclusión. 3:3. Es -dicenproducto de la imaginación enfervorizada de los primeros discípulos. ¡Un prodigio inconcebible! Es mucho más razonable creer en la veracidad de los primeros testigos y en sus palabras. Y de toda esa información surge una figura colosal. etc. eso os anunciamos» (1 Jn. de mentalidad terrena (Mr. Mt. pero él los realizó por el poder que encarnaba en su persona.

el tiempo no puede ni . Pero el reinado de Cristo perdura aún en la vida de millones de sus seguidores. 3:16). Nunca dijo: «El que cree en mi doctrina se salvará». Tenían razón los fariseos cuando dijeron que nadie puede hacer tal cosa sino sólo Dios. 15:25).. 4:14). Se han debilitado y desvanecido poderosas ideologías que en su tiempo parecían destinadas a imponerse en toda la tierra. Tenía razón Napoleón cuando. César. y sin ambages. declaró: «Alejandro. hilarantes. Aun hombres no cristianos como Gandhi han hallado en el Sermón del Monte las normas éticas más elevadas que ha conocido la humanidad.. nadie más es como él. Entre todas estas facetas del mensaje tienen especial relieve algunas pretensiones de Jesucristo que en cualquier otro hombre serían absurdas. preso en la isla de Santa Elena. además de hombre. «yo soy la luz del mundo.. Jn.. Mt. 4:10). sino que el agua que yo le daré se convertirá dentro de él en una fuente de agua que salte para vida eterna» (Jn. y hoy millones morirían por él. permitió la adoración fervorosa de la mujer hemorroísa (Mt. 14:33. es impotente para extinguir esta sagrada llama. él dijo: «Yo soy el pan de vida» (Jn. a la que dio atributos inauditos. sino «el que cree en mí tiene vida eterna» (Jn. Jesús lo basó en su propia persona. Jesucristo es más que hombre. En todos estos casos o estaba usurpando un honor correspondiente sólo a la Divinidad o realmente. 5:6) y de sus propios discípulos (Mt. 28:9. Mt. pero Jesús dijo al paralítico: «Tus pecados te son perdonados». pero ¿de qué han dependido? De la fuerza. 8:12). Este fenómeno es inexplicable. lo sanó. Mt. 28:17). Carlomagno y yo mismo hemos fundado grandes imperios. Fue sin duda este concepto de su identidad lo que le llevó a hacer de sí mismo la clave de la revelación divina y de la salvación humana. era Dios. Otra prerrogativa divina que Jesús se atribuyó fue la facultad de perdonar pecados.. del endemoniado gadareno (Mr. síntoma de megalomanía paranoica. que había rechazado al diablo citando un texto áureo del Antiguo Testamento («Al Señor tu Dios adorarás y a él sólo servirás». certidumbre y esperanza para millones de hombres y mujeres en todos los países a lo largo de los siglos. el que me sigue no andará en tinieblas. él. Un ejemplo: su plena identificación con Dios («El Padre y yo somos una sola cosa». «el que beba del agua que yo le daré no tendrá sed jamás. y yo soy hombre. Sólo Jesús fundó su imperio sobre el amor.que debe ser todo ser humano. En el transcurso del tiempo se han desmoronado y han desaparecido sucesivos imperios.. sino que tendrá la luz de la vida» (Jn. todos aquellos fueron hombres. gran destructor. para demostrar que poseía tal facultad. La pretensión de divinidad se puso asimismo de manifiesto al aceptar ser objeto de adoración. ¿Era todo fruto de una fantasía incontrolada? Si así hubiese sido nos hallaríamos ante lo más insólito: un hombre víctima de un grave desorden mental habría originado el movimiento espiritual más poderoso que ha conmovido el mundo y se habría convertido en fuente de paz. El tiempo. Los fundadores de las grandes religiones han basado su mensaje en unas doctrinas determinadas. 6:35). 10:30).

pese a su rechazo del elemento sobrenatural en la vida de Cristo. sin faltar uno» (Sal. Jesús nunca será superado». como el judío Elie Wiesel. 1:15). Algunos supervivientes de los campos de concentración nazis salieron más creyentes porque veían la mano protectora de Dios en su liberación. como en los casos de Jeremías (Jer. y puedo decir con el salmista: «Mi embrión lo veían tus ojos. yo veo claramente que mi vida no está regida por un azar ciego. premio Nobel. La figura del Hijo del hombre se me hacía cada vez más fascinante.agotar su energía ni limitar su extensión. pero también pueden sacudirla y debilitarla con dudas letales. Las mismas vivencias que consolidan mi fe pueden destruir la fe de otros. A menos que esté sólidamente trabada a los pilares objetivos antes considerados (Iglesia. como columna suplementaria. Esta percepción está corroborada por la doctrina bíblica de la providencia divina. Y más cautivadora. escritos todos en tu libro.. y los suscribo con un fervoroso «Amén». Para una misma persona las pruebas de la vida pueden ser crisol purificador y enriquecedor de su fe (1 P. y . Globalmente no podría decirse que la experiencia. También en la Escritura descubro que. lo que me demuestra convincentemente la divinidad de Jesucristo. 8:28). Biblia. unida a las anteriores.» Y Renan. Tiene un carácter totalmente subjetivo y es susceptible de variaciones contradictorias. fácilmente puede la fe desmoronarse. Desde entonces. aun antes de mi nacimiento mi destino estaba en las manos de Dios. sufrieron una honda crisis espiritual. 139:16). Esto es lo que más me impresiona. es un puntal resistente de la convicción religiosa. según la cual «todas las cosas cooperan para bien de los que aman a Dios» (Ro. mis días estaban previstos. En los inicios de la experiencia religiosa que me llevó a la conversión la lectura de los evangelios fue para mí decisiva.. Sin embargo. IV. Percibo un hilo continuado que engarza admirablemente los acontecimientos más significativos de mi vida. él ha sido el soporte más sólido de mi fe. «sea lo que sea que el futuro nos depare. la experiencia puede contribuir al afianzamiento de la fe. Veo clarísimamente que un día Dios empezó una buena obra en mí. Mi experiencia personal Reconozco que hay un elemento de verdad en la objeción de que la experiencia es poco fiable si se usa como punto de apoyo de la fe. Se desarrolla conforme a un propósito sabio y amoroso de Dios. un amén que significa no «así sea». por sí sola. sino «así es ». se vio forzado a afirmar que. Cristo). Yo hago míos esos testimonios y los de muchos más hombres ilustres que han reconocido la grandiosidad inigualable de Jesús. renombrado filósofo y teólogo francés del siglo XIX. 1:5) y Pablo (Gá. 1:6-7). Pero otros. Quedé «prendado y prendido de Jesucristo». Pese a los altibajos que puede presentar.

muy cerca de mí. la humillación de la intolerancia religiosa. y no he sido ajeno a la experiencia del desfallecimiento y de la sequía espiritual. Más de una vez he pensado -y sigo pensando. a veces agónicamente. árido. 11:35). De hecho mi confianza. digo: «He dado palabra al Señor y no puedo volverme atrás» (Jue. el frío. la enfermedad (delicadas operaciones quirúrgicas incluidas). el maligno con insidiosas tentaciones. aunque en un contexto muy diferente del suyo.su Palabra me asegura que «el que empezó la buena obra» (en mí) «la perfeccionará hasta el día de Jesucristo» (Fil. Pero siempre ha habido una recuperación. He sufrido. También las de otros compañeros de viaje. he orado. Todo parecía tambalearse. He vivido horas de bajamar espiritual. y mis debilidades. Resultado final: una fe confirmada que me permite decir con el apóstol: «Yo sé a quién he creído y estoy seguro de que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día (el día de Jesucristo)» (2 Ti.que a estas alturas de mi vida. Muchas veces el camino se ha hecho difícil. La mano bondadosa del Señor se veía claramente. A lo largo de mi existencia he vivido experiencias de todo tipo. He conocido el límite de mis fuerzas. 1:12). el hambre. Ha vuelto a lucir el sol. en realidad. Sin duda. penoso. Por la senda de mi vida ha transitado a menudo. La conmoción ha cesado. 1:6). en el plan divino para mí no entraba un camino inacabable de rosas. descansa mucho más en el poder de Dios que en el valor de mi experiencia. Y no siempre he salido totalmente indemne de sus ataques. me resulta imposible renunciar a ella. José M. He experimentado la pobreza. Momentos ha habido en que espiritualmente todo se volvía oscuro. Martínez . En algunos trechos del camino he vivido experiencias que parecían auténticos milagros. Como Jefté. dada la solidez de los pilares de mi fe.