You are on page 1of 2

SATURNISMO Se denomina saturnismo o plumbosis al envenenamiento que produce el plomo (Pb) cuando ingresa en el cuerpo humano.

Es llamada así debido a que, en la antigüedad, los alquimistas llamaban "saturno" a dicho elemento químico. El plomo es un metal pesado neurotóxico que cuando está presente en la sangre circula por todo el organismo ocasionando daños neurológicos irreversibles al llegar al cerebro. El plomo ingresa al organismo por varias vías, principalmente la oral. 1 mg. diario durante 15 días basta para que aparezcan glóbulos rojos punteados. El plomo al ingresar al organismo es transformado en sulfuro de plomo y bloquea la síntesis de hemoglobina produciendo anemia, alterando el sistema de transporte del oxígeno. Se calcula que una persona absorbe diariamente el 50 % de la dosis necesaria para producir síntomas perceptibles. Al aumentar la cantidad de plomo, éste se va depositando en los huesos, como trifosfato plúmbico (en lugar de trifosfato cálcico), aumentando la contaminación y sin que tenga manifestaciones clínicas. El enfermo que tiene una cantidad considerable de plomo en su organismo, está "contaminado", pero no está "intoxicado". Esta etapa, fundamental para el diagnóstico preventivo de otras más graves se llama "presaturnismo". Luego, por una absorción más abundante o por un proceso intercurrente, el plomo es rápidamente removido de sus depósitos e ingresa al torrente circulatorio, desencadenando los síntomas típicos de la intoxicación o “saturnismo”. El 50% del plomo que se acumula en el cuerpo humano, se asocia a la hemoglobina concentrándose en los huesos, el 3% circula en la sangre, y una pequeña fracción esta libre en el plasma biológicamente activa y contribuye a la intoxicación inmediata. El plomo tarda aproximadamente treinta años para ser eliminado de los huesos. Para su diagnóstico se recurre a: la fuente intoxicante, clínica toxicológica, análisis de laboratorio y criterio de absorción. Fuentes De Contaminación La acción patógena del plomo se puede producir tanto por exposición como por ingestión. El plomo ingerido en cualquiera de sus formas es altamente tóxico. Sus efectos suelen sentirse después de haberse acumulado en el organismo durante un periodo de tiempo. • Pinturas de paredes, puertas y ventanas a base de plomo. • Emanaciones tóxicas de fábricas y talleres. • Emanaciones vehiculares. • Ingestión de productos alimenticios o agua contaminados • Tierra contaminada • Está presente en cualquier parte del medioambiente. • Deficiente hábitos de higiene. • Pigmentos, pinturas y soldaduras • Gasolina, baterías • Cerámica vidriada y cocida a baja temperatura, Síntomas Los síntomas se presentarán de acuerdo al nivel de intoxicación. Una elevada exposición al plomo puede producir encefalopatías graves que impliquen la muerte o secuelas de incapacidades permanentes como convulsiones o retardo mental. • Cefaleas, cólicos y náuseas • Anemia y debilidad • Estreñimiento y trastornos gastrointestinales • Parálisis en muñecas y tobillos • Incapacidad de lectura • Problemas psicomotores • Conducta antisocial o agresiva • Síndrome neuropsiquiátrico: irritabilidad, vómitos de origen central, pica, convulsiones, encefalopatía hipertensiva (en pediatría), coma, paresias, parálisis, cefaleas persistentes, psicopatías diversas, impotencia sexual, frigidez, astenia, insomnio, neuritis ópticas.

• • •

Síndrome gastrointestinal: constipación pertinaz, ribete gingival (de Burton) y manchas yugales, disgeusias, inapetencia, cólicos abdominales, dolores espasmódicos difusos, dispepsias, síndrome pseudoulceroso. Síndrome hematológico: anemia microcítica e hipocrómica (pigmentarias), punteado basófilo en los hematíes. Síndrome urinario: glucosuria, aminoaciduria (ácido deltaaminolevulínico, glicina).

Estos síntomas no son patognomónicos de saturnismo y pueden darse de manera permanente o esporádica. Tienen carácter orientador, para sospechar saturnismo. Consecuencias • Daños en el sistema nervioso central • Retarda el crecimiento • Disminución de la inteligencia • Retraso en el desarrollo motor • Deterioro de la memoria • Problemas de audición y equilibrio • Daño a los riñones • Abortos • Disminución de la fertilidad del hombre a través del daño en el esperma Poblaciones En Riesgo

Mujeres embarazadas: El plomo traspasa fácilmente las paredes de la placenta y su concentración en la sangre del recién nacido es similar o mayor que la de la madre. Esto puede causar retraso en el aprendizaje y bajo peso al nacer. Niños Con mínimas concentraciones de plomo en la sangre pueden presentar algunos síntomas como: vómitos, marcha atáxica, alteraciones del conocimiento y convulsiones. Estos síntomas pueden estar precedidos por irritabilidad. Las pinturas con base de plomo y juguetes con plomo son los principales fuentes de intoxicación. Adultos: Los daños que ocasiona en los adultos son igualmente graves aunque ya haya finalizado el proceso de crecimiento. La exposición puede ser por razones laborales o involuntaria por las condiciones del lugar donde reside. o Aumento de la presión arterial o Cambios de personalidad o Cefaleas o Gusto metálico en la boca o Inapetencia, anemia o Molestias abdominales hasta vómitos o Estreñimiento y cólicos muy agudos (cólico de los pintores) con espasmos de músculos abdominales • Personas con deficiencias nutricionales, principalmente de hierro, calcio, fósforo y proteínas. • Alcohólicos y fumadores. • Trabajadores de industrias donde haya plomo. • Personas residentes en zonas cercanas a fuentes mineras o industriales emisoras de plomo. • Residentes vecinos a vías o carreteras con alto tránsito vehicular. • Personas oriundas de regiones donde haya contaminación elevada del ambiente por plomo. • Familiares de trabajadores de industrias que utilizan plomo.

Bibliografía: http://oliva.ulima.edu.pe/pbguerra/Paginas/saturnismo.htm http://www.iibce.edu.uy/2001-04/plomo.html http://www.smu.org.uy/sindicales/resoluciones/informes/plomo-0501.html