ESCUELA NORMAL EXPERIMENTAL DE EL FUERTE “PROFR.

MIGUEL CASTILLO CRUZ” EXTENSIÓN MAZATLÁN EDUCACIÓN PRIMARIA

EL SUJETO Y SU FORMACIÓN PROFESIONAL COMO DOCENTE ENSAYO ¿CÓMO DEBE SER EL MAESTRO ACTUAL? CASTILLO SARMIENTO NALLELY DONALY 1 D PRIMER SEMESTRE PROFR. ROBERTO VÁZQUEZ

Mazatlán, Sin. 6 de noviembre de 2012.
Introducción
Con el presente trabajo, se pretende indagar y encontrar cuáles son las cualidades, características, actitudes, aptitudes y/o funciones que deben de cumplir los maestros en nuestra actualidad. La problemática se presenta, cuando los alumnos que estamos en formación nos preguntamos: ¿Cómo es que debemos actuar ante nuestros alumnos? , ¿Cómo debemos enseñar? , ¿Que es lo que tenemos que hacer para ser unos buenos profesores? , ¿Qué es lo que debemos hacer en el aula? Todo esto surge porque no hay quién te enseñe o te diga que debes seguir un modelo para ser profesor, cual es el rol que debemos tomar. Para esto, resulta necesario tener que abordar un exhaustivo análisis retomando las exigencias y características que el maestro tradicional tenía y rescatar las que aún pueden ayudarnos y claro, obtener otras nuevas que vayan surgiendo debido a las nuevas modalidades de trabajo escolar. Actualmente, se vive una etapa de cambio en relación con el rol del docente debido a múltiples causas, una de las más importantes, es el impacto de los cambios tecnológicos en el proceso de enseñanza-aprendizaje, los cuales han ampliado el concepto de educación. Nos preocupamos por tener que formar a personas que estén preparadas para las nuevas exigencias profesionales y laborales que impulsa la sociedad. En líneas generales, el cambio social demanda que las personas se auto motiven, sean creativas y capaces de asimilar y adaptarse a los nuevos cambios y realidades, lo que conduce a reformular la forma en que se concibe el papel del docente, así como en el modo en el que cambian sus distintas tareas y funciones.

¿Cómo debe ser el maestro actual?
Es necesario concebir al docente bajo otro paradigma, diferente al tradicionalmente utilizado. No se trata de definir conceptualmente a través de un listado las nuevas competencias que tiene que tener el docente. Es preciso señalar, qué elementos cognitivos, actitudinales, valorativos y de destrezas favorecen a la resolución de los problemas educativos y sociales, desde todos los niveles de desempeño docente, para de esta manera, sea posible identificar y analizar aquellas capacidades requeridas con la nueva exigencia del profesorado. En mi opinión, el educador debe estar preparado para despertar el interés por aprender, cómo aprender y mantener al día esos conocimientos. En nuestros días, la educación está basada en competencias y esto hace referencia a un “saber hacer” que lleva a un desempeño eficiente, el cual puede demostrarse mediante ejecuciones observables. Se trata de una capacidad para resolver problemas que se aplica de manera flexible y pertinente, adaptándose al contexto y a las demandas que plantean situaciones diversas Este nuevo enfoque pretende establecer una vinculación entre la escuela y la vida, entre lo que el alumno aprende en el aula y sus ocupaciones y actividades fuera de ella. Intenta relacionar estrechamente la teoría y la práctica en cualquier actividad que realice el alumno. Para llevar a cabo este enfoque, se requiere que los maestros organicen el contenido que se va a aplicar en el aula con estrategias didácticas que sean atrayentes para sus alumnos como por ejemplo, exposiciones que contengan algo nuevo y no sean tradicionales, situaciones problemas, investigaciones cualitativas que lleven implícita la práctica, a esto me refiero a que haya un contacto con la realidad, de lo que se enseña que vaya a la práctica, hacer proyectos, discusiones, debates, foros para propiciar el análisis y tratar de resolver las dudas que surjan así como también construir una opinión más amplia y más rica del tema a tratar e infinidades de cosas que podemos hacer para acaparar la atención de nuestros alumnos y dejar aprendizajes significativos que más adelante los pondrán en marcha. Las técnicas e instrumentos de la enseñanza, cambian conforme se va desarrollando un tema y es necesario que el profesor, esté abierto a los cambios.

Se necesita que el profesor, esté consciente de que la escuela, el lugar donde se desempeña, es una institución en donde se conocen distintos tipos de personas y él debe de ser un mediador multicultural para poder atender todas las necesidades que se presenten dentro de su aula, variando el contexto social y familiar de cada uno de sus alumnos. En el aula, el maestro se convierte en un guía mediador que permite que los alumnos construyan su propio aprendizaje y no se limiten a realizar una simple recepción pasivamemorización de la información como antes se daba. Para esto, es necesario que tengan preparadas estrategias que logren ser interesantes para los alumnos y que vayan también apegadas al currículum con el que se trabaja. Con la nueva reforma, caracterizada por el uso generalizado de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICS) es necesario que los docentes estén debidamente preparados y actualizados para los nuevos retos tecnológicos que se presenten, por que se pretende que aprovechando las funcionalidades de las TIC, se ofrezcan nuevos entornos para la enseñanza y el aprendizaje libre de las restricciones que imponen el tiempo y el espacio de la enseñanza presencial. Estos entornos con amplias informaciones, paginas, recursos educativos con los que podemos contar, también permiten complementar la enseñanza presencial con actividades virtuales que puedan enriquecer los contenidos en los que trabajan los profesores. Esto, ya se ha convertido en una necesidad debido a que los niños de ahora, han crecido con la tecnología en sus manos y estudios realizados han comprobado que la tecnología es algo que les llama la atención y qué mejor que impartirles educación mediante este nuevo sistema. Los maestros deben estar comprometidos en conocer sus disciplinas y así poder dirigir y fortalecer el esfuerzo de sus alumnos, conduciéndolos a un mejor entendimiento educativo. El dominar la materia que imparte es muy importante ya que la práctica pedagógica tiene que ver con el contenido que se va a dar y el método que utilizamos. Por ello, tenemos que actualizarnos día con día en sus conocimientos. Así mismo, se pretende que la forma de guiar a los alumnos a mantener su desarrollo cognitivo sea innovadora, esto significa que busque nuevos métodos para trabajar en sus clases, promoviendo actitudes hacia el cambio y las implicaciones que éste conlleva creando

soluciones a los problemas que se van presentando en el aula, así mismo promueve las adecuaciones curriculares que se deban hacer en una planificación estimulando la investigación en su propia práctica docente para saber sus debilidades y sus fortalezas. “No hay que olvidar, además, que se nace educador, como se nace artista” nos dice el autor Abraham Castellanos, a mi concepción, la vocación es otra característica más que tiene que tener el maestro actual, debo empezar por decir que la vocación por la profesión docente no surge espontáneamente o de la nada, ni tampoco se debe a factores que genéticamente pudieran determinar que las personas, teniendo ciertos rasgos hereditarios como con tener padres, tíos, abuelos o algún otro familiar que sea docente, les dé por orientarse estrictamente a esta profesión. Según la lectura, el arte del buen maestro identificamos 2 tipos de vocación, la natural que es la que desde pequeños la formamos y nos damos cuenta que realmente eso es lo que nos gusta; y la vocación artificial, que es la que se adquiere ya cuando estamos dentro de éste ámbito que por una u otra razón, no habíamos escogido ser maestros pro con el paso del tiempo se aprende a amar la profesión. A mi punto de vista, siguiendo con el tema de la vocación yo pienso que la aparición de interés por la docencia en una persona depende

fundamentalmente de factores individuales y sociales, de un contacto cercano con la actividad pedagógica, pues nadie podría tener interés por la docencia si no la conociera previamente. De modo que “querer ser maestro” proviene de una serie de factores que la conforman y que son construidos día con día en la vida de cada persona; por eso afirmo que el maestro no nace: se hace, y que por lo tanto podemos construir la vocación al igual que otras habilidades. La vocación contiene comportamientos como disciplina, concentración,

preocupación, paciencia y un muy buen conocimiento pedagógico. Al momento de estar en el aula, el maestro debe fomentar el trabajo en equipo y motivar a los estudiantes para que se enfoquen y vayan adquiriendo nuevas formas de construir su propio aprendizaje. Investigar y aprender con los alumnos y reconocer cuando tiene un error.

Un maestro, debe fomentar en sus alumnos los valores y esto es un hecho que normalmente se pasa por alto y debe de ser considerado con la debida importancia ya que si un alumno se educa dentro de los valores sugeridos por su maestro y su institución, será un alumno mejor y un profesionista educado con principios que le beneficiarán a él mismo y a la sociedad dentro de la cual preste sus servicios y se desarrolle. Aquí, es donde entramos nosotros poniendo el ejemplo de nuestras acciones y teniendo ética profesional, que se entiende como el conocimiento de lo que está bien a lo que está mal.

También, debe estar abierto a los cambios que se vayan presentando tomando en cuenta la diversidad de los alumnos tratando a cada uno de ellos con respeto y invitándolos a la buena comunicación y fomentando un ambiente sano en el aula, manteniendo la disciplina y el orden. Es aquí donde también necesita hacer las adecuaciones curriculares al momento de planear sus clases, si existen barreras de aprendizaje y claro, niños con necesidades educativas especiales. Debe proporcionar a todos una atención frecuente y sistemática que los alumnos noten que el docente se interese por sus alumnos preguntándoles sobre lo que hacen e intentar ayudarles, guiarlos y supervisarlos. No basta con juzgar los trabajos y esfuerzos de los estudiantes, si no retroalimentar los conocimientos entre todos y conocer los avances en su desarrollo intelectual y personal. Se necesita que los docentes se apeguen al curriculum y preocuparse por enseñar cosas útiles sin perder el fin educativo.

El docente debe contar con características morales y conductuales tales como entusiasmo, paciencia, perseverancia, dulzura, ternura, prudencia, honestidad, firmeza de carácter, entrega, caballerosidad, abnegación y temperancia; también con características físicas y de auto presentación tales como el porte exterior, los buenos modales, el tono de a voz, la vista y los oídos y vestimenta adecuada.

Indudablemente, un profesor actual debe sentirse orgulloso de ser profesor, ya que con esta profesión es la destinada a formar a las demás personas en su

desarrollo social, cognitivo y afectuoso. El maestro, debe sentirse en familia con sus alumnos, querer y respetar a cada uno de ellos, así como también tener siempre una buena disposición al momento de atenderlos, dejar atrás todos los problemas personales y al entrar al aula, poner todo el esfuerzo para dejar ahí todas las cosas buenas que tiene por dar. Saber, que tu aula y tus alumnos así como también tus compañeros maestros, son tu segunda familia, tu segunda casa y no tratar de competir con estos, si no trabajar en equipo para ayudarse entre sí. Debe ser una persona abierta, tolerante y serena que asuma todo tipo de retos que se presenten en el desarrollo de su práctica docente facilitando a los estudiantes la capacidad de reflexión crítica y ayudarles a formar capacidades de pensamiento, que les permitan tomar posiciones ante temas de preocupación social tales como la naturaleza, la política, el trabajo, la cultura, la sociedad, las tecnologías.

En el campo educativo, se ha tomado relevancia a la calidad de la educación, principalmente porque resalta la necesidad de proveer a los alumnos de conocimientos de la vida, recordando que anteriormente dentro de la historia, el alumno era considerado solo el receptor teniendo un papel pasivo dentro del aula. Con las características y lo expuesto a lo largo de este trabajo, solo puedo agregar que todo este cambio que se está dando con la nueva reforma, espera elevar la calidad de la educación y la enseñanza, formar personas con valores y preparadas para enfrentar la vida y actúen de manera productiva y competitiva en la sociedad en la que están inmersos y al mismo tiempo reducir desigualdades entre os grupos sociales de ésta.

Conclusión La profesión de maestro, como ya vimos es muy compleja y multifacética, así que es necesario trabajar todos los actores del ámbito educativo, como son los padres de familias, directivos, alumnos y sobre todo, los maestros que en ellos está el verdadero cambio de una nueva perspectiva educativa que considere los puntos que tomé arriba y claro, muchos más que van surgiendo con la evolución de nuestro entorno actual como son la globalización, la diversidad, creatividad, innovación. Es convertirse en docentes estratégicos preparados y capaces de anticiparse y descubrir, crear y sobre todo adaptarse a las situaciones que trasciendan promoviendo un análisis crítico y teórico en los alumnos y no pretender seguir un modelo exacto para saber enseñar.

La realidad que propone la actualidad, exige al docente un cambio de actitud y adquisición de nuevas competencias profesionales atendiendo a la necesidad de un cambio, llevando los conocimientos a la investigación acción como elemento de la mejora de la práctica profesional y de la innovación. Deberá actualizar continuamente su papel para contribuir en el desarrollo persona y social de las nuevas generaciones, que bajo las exigencias de la actualidad, está en constante cambio. Tener en cuenta, que las nuevas tecnologías están transformando el proceso de enseñanza-aprendizaje y las funciones docentes, tienen aprovechar y exprimir todos aquellos recursos que sean un objeto de aprendizaje y nos sirvan para retroalimentar las clases. Un buen profesor, deberá actuar para poder enseñar las competencias básicas como el saber ser, saber conocer, saber hacer y saber convivir. Que enseñe a pensar, a descubrir, a investigar y sobre todo nunca olvide el lado humano que todos tenemos.

“El principal objetivo de la educación es el de crear individuos capaces de hacer cosas nuevas y no simplemente de repetir lo que hicieron otras generaciones, individuos creativos, inventivos y descubridores cuyas mentes puedan criticar, verificar y que no acepten todo lo que se le ofrezca”. Jean Piaget

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful