Publicado por Unilit Miami, FL 33172 Derechos reservados Primera edición 2012 © 2012 por Dr.

Andrés Panasiuk www.culturafinanciera.org Reservados todos los derechos. Ninguna porción ni parte de esta obra se puede reproducir, ni guardar en un sistema de almacenamiento de información, ni transmitir en ninguna forma por ningún medio (electrónico, mecánico, de fotocopias, grabación, etc.) sin el permiso previo de los editores, excepto en el caso de breves citas contenidas en artículos importantes o reseñas. Edición: Nancy Pineda Diseño de la cubierta e interior: Ximena Urra Ilustraciones de la cubierta: © 2012 caesart, Galina Shpak, Kirill Kurashov, Jo Lomark. Usadas con permiso de Shutterstock.com. Fotografía del autor: © 2012 Samfotos.com A menos que se indique lo contrario, las citas bíblicas se tomaron de Dios Habla Hoy, la Biblia en Versión Popular por la Sociedad Bíblica Americana, Nueva York. Texto © Sociedades Bíblicas Unidas 1966, 1970, 1979. El texto bíblico señalado con rv-60 ha sido tomado de la Versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de la American Bible Society, y puede ser usada solamente bajo licencia. El texto bíblico indicado con «ntv» ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente, © Tyndale House Foundation 2008, 2009, 2010. Usado con permiso de Tyndale House Publishers, Inc., 351 Executive Dr., Carol Stream, IL 60188, Estados Unidos de América. Todos los derechos reservados. Las citas bíblicas señaladas con nvi se tomaron de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional. © 1999 por la Sociedad Bíblica Internacional. Las citas bíblicas señaladas con lbla se tomaron de la Santa Biblia, La Biblia de Las Américas. © 1986 por The Lockman Foundation. El texto bíblico señalado con rvc ha sido tomado de la Versión Reina Valera Contemporánea™ © Sociedades Bíblicas Unidas, 2009, 2011. Antigua versión de Casiodoro de Reina (1569), revisada por Cipriano de Valera (1602). Otras revisiones: 1862, 1909, 1960 y 1995. Utilizada con permiso. Las citas bíblicas señaladas con bdj se tomaron de la Biblia de Jerusalén, nueva edición totalmente revisada y aumentada, © equipo de traductores de la edición española de la Biblia de Jerusalén, © Editorial Española Desclée de Brouwer, S. A., 1976. Las citas bíblicas señaladas con TLA se tomaron de la Biblia para todos, © 2003. Traducción en lenguaje actual, © 2002 por las Sociedades Bíblicas Unidas Usadas con permiso. Producto 495798 ISBN 0-7899-2028-X ISBN 978-0-7899-2028-7 Impreso en Colombia Printed in Colombia Categoría: Vida cristiana/Vida práctica/Crecimiento personal Category: Christian Living/Practical Life/Personal Growth

DEDICATORIA
A mis amigos y representantes de Cultura Financiera en todo el continente: hombres y mujeres que están dando sangre, sudor y lágrimas por ver que nuestras familias vivan bien a pesar de las circunstancias.

CONTENIDO
Introducción: La vida es un pastel de manzanas ....................7
PRIMERA PARTE: ¿QUÉ SIGNIFICA «VIVIR BIEN»?

1. Un concepto esencial: La prosperidad integral .......11 2. Dos ideas fundamentales .......................................19 a) La actitud frente a las posesiones .....................20 b) La diferencia entre el «ser» y el «hacer».............27 3. Tres elementos «salvavidas» ....................................35 a) Tu concepto de la excelencia ............................36 b) El tesoro de tu dignidad ..................................56 c) La solidez de tu integridad...............................57 4. Los diez mandamientos para vivir bien ..................67 a) Atesora el sueño que Dios puso en tu corazón .......................................................68 b) Abraza el dolor y persevera ..............................71 c) Controla tus expectativas .................................73 d) Cultiva la perseverancia ...................................76 e) Aférrate a la esperanza .....................................80 f ) Aprende a producir limonadas .........................82 g) Perdona ...........................................................83 h) Sé bondadoso con alguien ...............................93 i) Pasa tiempo con tus amigos... ¡y ríndeles cuenta a otros! ...............................................104 j) Sonríe............................................................111

CÓMO VIVIR BIEN CUANDO LAS COSAS VAN MAL

SEGUNDA PARTE: ¿QUÉ PUEDO HACER CUANDO LAS COSAS VAN MAL?

5. Toma control de tus circunstancias ......................117 6. Incrementa tus ingresos y disminuye tus gastos....135 7. Desarrolla un «Plan para salir de deudas» .............147
CONCLUSIÓN: «ELIGE LA VIDA ABUNDANTE» ..... 159

Notas ..............................................................................165 Acerca del Autor ..............................................................171 El Instituto para la Cultura Financiera .............................175

6

INTRODUCCIÓN
La vida es un pastel de manzanas

D

espués de recorrer más de dos millones de kilómetros alrededor del mundo y visitar unos cuarenta países, por fin me he dado cuenta que vivir bien, desde el punto de vista económico, es como hornear un buen pastel de manzanas. Si bien es cierto que las manzanas son un componente importantísimo para disfrutar del famoso pastel, no son el único ingrediente. A decir verdad, si uno se olvidara de cosas como, por ejemplo, la harina o el agua, nunca tendría un pastel al final del proceso. Me da la impresión de que cada vez más son los que creen que vivir bien está de alguna manera directamente relacionado con la cantidad de dinero que uno gana. Actúan como si el dinero y las cosas materiales estuvieran en el corazón de la buena vida. Se enfocan en las manzanas y se olvidan de todos los demás ingredientes. Desde los profetas de la prosperidad, pasando por los profesores del materialismo y los periodistas de noticias internacionales, muchos de los influyentes del mundo de hoy están muy afectados por una filosofía que nos ha fallado de forma miserable: la filosofía del materialismo. Es imposible vivir bien si uno adopta el materialismo. Nuestro Señor Jesucristo dice: La vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee1.

CÓMO VIVIR BIEN CUANDO LAS COSAS VAN MAL

El bienestar requiere de dinero, pero no es el ingrediente esencial para la buena vida. De eso vamos a hablar en este libro: De cómo vivir bien en medio de las dificultades y de cómo salir de ellas. Ahora, acércate a la mesa, sírvete con confianza una tacita de café y, mientras recorremos este libro, permíteme invitarte a una porción de mi pastel favorito.

8

¿QUÉ SIGNIFICA «VIVIR BIEN»?
PRIMERA PARTE

CAPÍTULO 1

UN CONCEPTO ESENCIAL: LA PROSPERIDAD INTEGRAL

J

uan Carlos era un conocido asesor legal del presidente de un país latinoamericano. Lo respetaban, apreciaban, escuchaban y reconocían como un líder pensador en su nación. También había hecho algo de dinero. En realidad, bastante. Tenía dos empresas, varios autos, un chofer y, para cuando me vino a ver a mi hotel, estaba a punto de divorciarse de su tercera esposa. Algo no andaba bien en la vida de mi buen amigo latinoamericano. A pesar de tener fama, fortuna y el respeto de la comunidad, su vida se le estaba cayendo a pedazos. Este es el típico caso de muchas manzanas y pocos ingredientes. Es imposible construir un pastel de vida feliz sin tener todos los componentes necesarios.

CÓMO VIVIR BIEN CUANDO LAS COSAS VAN MAL

En la vida, y en este libro, el concepto de prosperidad y de felicidad que vamos a manejar tiene que ver con mirar a nuestra vida como un todo. Al igual que para tener un buen pastel necesitamos todos los ingredientes, de igual forma para «vivir bien» necesitamos crecer y prosperar de manera equilibrada en cada aspecto de la vida: trabajo, ingresos, relación de pareja, relación con los hijos, relación con Dios... Jesús, nuestro Señor, nos dice en Marcos 8:36: ¿Y qué beneficio obtienes si ganas el mundo entero pero pierdes tu propia alma? (ntv). Eso significa que, a veces, para que una parte de nuestra vida crezca, otra debe esperar. Para que mi relación con mis hijos mejore, algunos de mis compromisos tendrán que posponerse. Para que el amor crezca en mi matrimonio, quizá alguna gente tenga que esperar a que vuelva de mis vacaciones. Para que mi vida interior se desarrolle, el resto del mundo no me encontrará por una hora cada día. La casa puede esperar, los hijos no. El ascenso en el trabajo puede esperar, mi familia no. La iglesia puede esperar, Dios no. En la actualidad, estamos viendo a una nueva generación de jóvenes y adultos que han tenido acceso a una mejor educación, mejores trabajos, mejores cuidados de la salud, mejores viviendas que sus mayores y, sin embargo, llegan al tope de la escalera del éxito, como dice Stephen Covey, para darse cuenta de que la escalera está apoyada en la pared equivocada. Estas personas llegan a la edad de la jubilación, se sientan a la mesa de la cocina y, mientras toman un café con leche por la mañana, el esposo le dice a su esposa: «Yo la conozco a usted... de algún lado la conozco. Ah... usted es la que limpia aquí, ¿no es cierto? Es la que cocina, la que barre y lava la ropa, ¿verdad?». Han vivido bajo el mismo techo, pero no han sido una pareja. Han tenido una casa, pero no han tenido un hogar. Han acumulado bienes, pero no se han dado a sí mismos el uno al otro.
12

UN CONCEPTO ESENCIAL: LA PROSPERIDAD INTEGRAL

Me sorprende ver la cantidad de parejas en nuestro continente que rompe el vínculo matrimonial después de quince o veinte años de casados... Es entonces cuando nos sentimos vacíos. No nos sentimos satisfechos con los logros alcanzados, ni nos damos cuenta que hemos pagado un precio demasiado alto en lo personal y familiar por el éxito financiero obtenido. Llegamos a la cúpula y descubrimos que estamos solos. Pensamos que podríamos tocar el cielo con las manos, pero nos sentimos como que no llegamos ni a la altura del techo. Prosperidad es, entonces, algo muy diferente de lo que nos enseñan los profetas del materialismo. Prosperidad integral, el bienestar, como lo llama mi buen amigo boliviano Hoggier Hurtado, es llegar al final de la vida alcanzando las metas financieras que nos propusimos y, a la vez, poder decirle a nuestra esposa mirándole a los ojos: «El pastel estaba sabroso... ¡y ni siquiera le faltaba sal!».

El materialismo que nos mata
«¿Qué es la verdad?», preguntó Poncio Pilato minutos antes de entregar a Jesús de Nazaret para que lo crucificaran. Es interesante notar que, a pesar de haber hecho una de las preguntas más profundas de la humanidad, a Pilato no le interesaba escuchar la respuesta. Se dio media vuelta y salió de la habitación antes de que Jesús le pudiera contestar. Creo que al contestar esa pregunta podríamos tener una mejor forma de evaluar la vida que vivimos y no sentirnos tan desdichados como nos quieren hacer sentir los medios de comunicación y, a veces, hasta nuestros propios gobiernos. Este no es un libro filosófico, pero baste decir que la pregunta de «¿Qué es la verdad?» la contestan casi siempre las filosofías del mundo. Una de las más populares que, dicho sea de paso, nos ha fallado en gran medida durante el último siglo, es el materialismo.
13

CÓMO VIVIR BIEN CUANDO LAS COSAS VAN MAL

El materialismo contesta a la pregunta de «¿Qué es la verdad?» diciendo: «La verdad es lo que puedo tocar». Eso significa que, en el momento de definir las palabras «prosperidad» y «bendición», un profeta del materialismo siempre la va a definir en términos materiales y positivos. No quisiera que me malentiendas. Creo que es cierto. La bendición de Dios puede ser material y positiva... ¡pero hay tantas otras cosas que no se pueden medir con dinero y que muchas de ellas forman parte de la bendición de Dios para nuestras vidas! El materialista siempre tratará de resolver los problemas del mundo echándole dinero. Explicará que una persona pobre es alguien que vive mal. Para mejorar el estándar de vida de un pobre hay que incrementar sus entradas de dinero. Puede que sí, puede que no. Si el pobre pertenece al grupo de personas más pobres del mundo (dos mil millones viven con menos de dos dólares y medio al día)1, es probable que un incremento de sus entradas de dinero ayude en forma importante. Sin embargo, hay muchas maneras de poder mejorar la vida de las personas sin necesariamente incrementar sus salarios. Por ejemplo, proveyendo educación, salubridad, un clima de paz en el país, combatiendo en serio la corrupción de los gobernantes y compartiendo con la población los beneficios de una excelente administración de los recursos del país. Uno puede vivir bien sin tener importantes sumas de dinero en el banco. Imagínate que vives en Colombia. Tienes tu casita y también tienes un auto. Tienes lo suficiente para mandar a tus hijos a estudiar y disfrutas de un cuidado de la salud promedio. Por otro lado, tu cuñado vive en Los Ángeles y gana cinco veces más que tú. ¿Quién vive mejor? Los gurús del materialismo apuntarán en seguida a la casa mayor que tiene tu cuñado, a los casi diez mil dólares que California gasta por estudiante de escuela2 y al automóvil más nuevo
14

UN CONCEPTO ESENCIAL: LA PROSPERIDAD INTEGRAL

que se compró este año (en realidad, se tuvo que comprar dos), para decir que él tiene un «estándar» de vida más alto. Yo, por mi parte, apuntaría a sus largas horas fuera de la casa, al trabajo que se tuvo que conseguir la esposa para afrontar el altísimo costo de la vivienda, al estrés de pagar las cuotas de todos los nuevos «juguetes» que se compró cuando se mudó a California y a las serias peleas matrimoniales que tiene con regularidad, a fin de colocar un signo de interrogación a esa rápida evaluación. Si ganar más dinero implica un mejor estándar de vida, la gente en los Estados Unidos o en Suiza estaría en el tope del mundo. Sin embargo, a pesar de que el salario medio estadounidense está por encima del salario noruego en decenas de miles de dólares, Noruega es la primera entre los diez países con mejor calidad de vida del mundo, ¡mientras que Estados Unidos apenas llega al noveno lugar!3

El caso de José y Cristina
Hace años atrás, cuando trabajaba para una organización llamada Christian Financial Concepts, fundada por el Dr. Larry Burkett (1939-2003), escribí una serie de casos de estudio con el propósito de capacitar a líderes del continente. Uno de ellos era el de José y Cristina. Te lo voy a contar. Este caso nos muestra en forma clara cómo es que ganar más dinero y vivir en un país más rico no siempre lleva a una vida mejor: José y Cristina decidieron mudarse con sus tres hijos a Estados Unidos para comenzar una nueva vida. Al llegar, José encuentra un buen trabajo que paga ocho dólares la hora (mil seiscientos dólares al mes). Con esa pequeña fortuna, Cristina cree que las cosas van a andar mucho mejor para su familia de lo que andaban en su país.
15

CÓMO VIVIR BIEN CUANDO LAS COSAS VAN MAL

Sin embargo, pronto José se da cuenta que con ocho dólares la hora solo trae mil doscientos dólares cada fin de mes a su hogar (porque le descuentan los impuestos). Entonces, descubre que debe tomar de su salario ochocientos cincuenta para pagar el alquiler, doscientos treinta para pagar por el auto, doscientos para la luz, el agua y el teléfono. De pronto, ¡se percata que su salario no le alcanza para comer! Cristina, entonces, decide salir a trabajar. Cuando averigua cuánto le va a costar el cuidado de sus tres niños pequeños, descubre que le cobran tres dólares la hora por niño. Multiplicando tres dólares por tres niños, por cien horas de trabajo, todo esto se traduce en más de novecientos dólares al mes, ¡solo en el cuidado de los niños! Así que José y Cristina deciden trabajar turnos alternos. Él trabaja de día y ella lo hace de noche. Con eso, estabilizan la vida economía familiar y hasta se pueden comprar algunos «lujos» como un nuevo televisor de plasma, un sistema de sonido, un auto, salir de vacaciones y mantener un estándar de vida de clase media. No obstante, después de varios años en el país, comienzan a ser obvios ciertos problemas: hay frialdad en la relación matrimonial, el niño mayor no anda bien en la escuela, los dos menores se enferman con regularidad, las deudas han aumentado y ahora deben ciento diez mil dólares de su nueva casa, ocho mil de un auto, doce mil dólares del otro. Además, tienen varias tarjetas de crédito que están llegando a su límite por un total de diecisiete mil dólares, tienen varias deudas con amigos, algún que otro mal negocio en el que se involucraron buscando dinero fácil y las peleas en el hogar son incesantes. Ya no hay dinero que alcance. Han estado, incluso, hablando de divorcio.
16

UN CONCEPTO ESENCIAL: LA PROSPERIDAD INTEGRAL

Lo lamentable es que cuanto más servimos a la gente hispanohablante en Estados Unidos, más nos damos cuenta que este tipo de historias no son la excepción a la regla. Me dicen mis amigos latinoamericanos: «Vinimos a esta tierra buscando el cumplimiento del sueño americano, y ahora ese sueño se nos convirtió en pesadilla». El materialismo nos dice que si bien el dinero no hace la felicidad, ¡por lo menos ayuda! Yo no estoy muy convencido de eso. La gente que piensa de esa manera diría, por ejemplo, que una familia que está recibiendo cinco veces más salario en Nueva York que cuando vivía en la República Dominicana, debe estar viviendo mejor. Eso es una mentira. Solo vivimos mejor si sabemos cuáles son los ingredientes de una mejor vida. Jesús nos dice: El ladrón viene solamente para robar, matar y destruir; pero yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia4. Aquí «abundancia» no necesariamente apunta a un incremento en la cantidad de dinero ni en los bienes acumulados. Vivir nuestra vida y vivirla de manera abundante significa que aprendamos a disfrutar los momentos en los que vemos a nuestros niños jugar en el patio de la casa. Emocionarnos al repetir el Padrenuestro con ellos junto a sus camas y darles el besito de las buenas noches. También significa preocuparnos por la vida de la gente, ayudar a pintar la casa del necesitado, arreglarle el auto a una madre sin esposo y escuchar en silencio hasta cualquier hora de la noche el corazón del amigo herido. Vivir en abundancia significa extender la mano amiga a los pobres, aprender a restaurar al caído y sanar al herido. Significa, para los hombres, poder mirar a nuestra esposa a los ojos y decirle con sinceridad: «Te amo». Poder llegar a ser un modelo de
17

CÓMO VIVIR BIEN CUANDO LAS COSAS VAN MAL

líder-siervo para nuestros niños. Significa dejar una marca más allá de nuestra propia existencia. Este concepto de la felicidad y la satisfacción personal poco tiene que ver con las enseñanzas de los comerciales televisivos ni con los evangelistas del materialismo. Poco tiene que ver con lo que se enseña en los círculos afectados por los medios de comunicación social del día de hoy. Si en algo estoy de acuerdo con esa frase que mencioné antes, es que el dinero no hace la felicidad y, para ser sincero, no sé hasta cuánto ayuda. En el día de hoy, hazte el propósito de darle una mirada sincera al lugar en el que te encuentras en la escala social de tu país. Pregúntate: «En realidad, ¿estamos tan mal como nos parece o es que estamos insatisfechos con lo que Dios nos ha provisto?». Quizá esa insatisfacción te haya llevado a comprometerte a comprar cosas que no necesitas, y con dinero que no tienes, a fin de impresionar a la gente que ni siquiera conoces. Tal vez sea esa confusión con respecto a la fuente de tu felicidad y satisfacción personal lo que te haya llevado a vivir una vida sin ahorros y, ahora, a que te encuentres entre la espada y la pared. Por lo tanto, quizá este sea el momento de que tomes algunas decisiones importantes, tanto financieras como personales y familiares. Entonces, ajusta tu nivel de vida en vez de correr detrás de metas económicas y decide ser feliz. Tú eres la única persona que puede hacerlo. Yo no puedo cambiar tu actitud frente a la vida ni frente al valor que le das a las cosas materiales. Tú tienes que rechazar el mensaje del materialismo por tu propia iniciativa... ¡y lo puedes hacer hoy!

18

Las cosas no siempre marchan como quisiéramos en la vida. Sin embargo, eso no es excusa para que vivamos amargados, apesadumbrados y sin ver la luz al final del túnel. El Dr. Andrés Panasiuk, en forma clara y sencilla, nos muestra en este libro el camino hacia una vida de prosperidad integral.
«Andrés Panasiuk ha demostrado ser un comunicador ágil, enérgico y creativo. Es el mejor expositor en el campo de la alfabetización financiera que conozco». DR. GERMÁN ROJAS Ex presidente del Banco Central del Paraguay «El Dr. Panasiuk es un orgullo de Latinoamérica para todo el mundo. Su forma sencilla de explicar ideas complejas le ha permitido impactar a millones de personas desde las áreas rurales de nuestros países, hasta los centros de autoridad económica y política en América Latina, África y Europa». DR. GUSTAVO ESPINA Vicepresidente de Guatemala «Andrés Panasiuk enseña principios de manejo económico que no solo impactarán su empresa, sino que también le cambiarán la vida». DR. FRANK FUENTES Asesor Económico del Gobierno de la República Dominicana

ANDRÉS PANASIUK
es uno de los líderes y conferenciantes internacionales más reconocidos en los Estados Unidos y Latinoamérica. Es escritor, maestro y comunicador social. Llega a millones de personas a través de sus libros, programas y conferencias acerca de temas relacionados con la educación al consumidor y la economía. Además, es un experto en temas familiares, religiosos y sociales.

www.editorialunilit.com
ISBN 0-7899-2028-X

90000

Producto 495798 Vida práctica / Crecimiento personal
www.clubunilit.com

AMIGOS DE LA NATURALEZA GOING GREEN

9

780789 920287

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful