Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora

1

Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora

2

Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora

“…Pero ahora que sé quien soy – el hijo de esta madre, el hijo de este padre tener un nombre o el otro… la verdad es que ya no importa. Todos los años que he pasado añorando no sé bien qué – el misterio, el secreto – esa parte de mí que siempre me ha faltado, … se han ido. Conocimiento comprendido: lo que me faltaba era mi propia amorosa compañía. La amorosa compañía de uno es el perdón, es el Gran Misterio, es Dios. Antes de que Dios pueda olvidar, debes olvidar tú. Lo que hago es contar esta historia… aprendo a contar esta historia. Yo, aquél que ha vivido, el aguerrido héroe. Pero ser héroe no es sólo contar esta historia. Héroe es aquel que, contando la historia, olvida la historia… olvida al diablo… se olvida de sí mismo, de sí misma… por la oscuridad que fue necesaria para ver la luz.”

Tom Spanbauer. “El hombre que se enamoró de la luna”

3

Alfonso.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Dedicatoria Para ti. 4 . Por nuestro amor compartido.

con los que he compartido los años de crecimiento personal. tu calidez y tu complicidad. Tu intuición. Siento que tu presencia nutre mi vida y estimula mi curiosidad. Te agradezco tu voz y tu mirada. dedicación y ánimos. A Juanjo Albert. Tu sabiduría y tu inquietud me entusiasman. A las personas que acompaño en el trabajo terapéutico. A mis compañeros de formación. Por el regalo de confiarme su intimidad y poder compartir un trecho de nuestras vidas reencontrándonos con nuestra humanidad y nuestra divinidad. Al IPETG.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Agradecimientos A Elena Revenga. Por ser un espacio muy especial de referencia para mi formación y para mi vida. En especial a “Desiré”. escuchado y respetado por ti. Te agradezco tu acogida. 5 . Me siento querido.

. CARÁCTER MASOQUISTA (el niño derrotado-humillado)…………….................... CARÁCTER ORAL (el niño abandonado)………………………………............ Expresión y Mecanismos de defensa corporales……………………..... ¿Qué le pasa al niño en esta fase del desarrollo?..... Dinámica emocional………………………………………………….. Gestión del Impulso y del sentimiento básico de confianza………….......... Expresión y Mecanismos de defensa corporales…………………….. Gestión del Impulso y del sentimiento básico de confianza………….... ¿Qué le pasa al niño en esta fase del desarrollo?. Expresión y Mecanismos de defensa corporales……………………. La madre y el padre………………………………………………….. EL IMPULSO (ENERGÍA VITAL)... SUBIMPULSO TIERNO Y SUBIMPULSO AGRESIVO………………………....... ¿Qué le pasa al niño en esta fase del desarrollo?...... FORMACIÓN DEL CARÁCTER COMO CONFIGURACIÓN DEL IMPULSO EN LA RELACIÓN CON EL MEDIO........Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora INDICE INTRODUCCION……………………………………………………………………………… 9 PARTE PRIMERA: TEORIA ENERGETICA……………………………………………… 12 1.... Dinámica emocional…………………………………………………...... 19 19 19 19 20 21 22 22 22 23 24 25 26 27 27 28 29 29 30 31 31 31 32 33 33 6 .... CARÁCTER PSICOPATICO (el niño utilizado)………………………… ¿Qué le pasa al niño en esta fase del desarrollo?............ DESARROLLO DE LA DINAMICA ENERGETICA EN LAS ESTRUCTURAS CARACTERIALES………………………………………. Gestión del Impulso y del sentimiento básico de confianza…………....... La madre y el padre…………………………………………………. 13 2... La madre y el padre…………………………………………………. ………………………… 15 3.. Dinámica emocional…………………………………………………..... Expresión y Mecanismos de defensa corporales…………………….......... Dinámica emocional………………………………………………….. CARÁCTER ESQUIZOIDE (el niño odiado)……………………………......... La madre y el padre…………………………………………………..... Gestión del Impulso y del sentimiento básico de confianza…………...

.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora CARÁCTER RIGIDO (el niño rechazado)………………………………. La madre y el padre…………………………………………………. El carácter rígido fálico – narcisista obsesivo………………. Gestión del Impulso y del sentimiento básico de confianza…………...... El carácter rígido pasivo – femenino……………………….. El carácter rígido histérico…………………………………...... MUNDO SEXUAL o Gran Sistémico (manejo de la normativa y el impulso)…………………………………………………………... MUNDO EXTERNO o Gran Extrínseco (“yo en el mundo”)………. S – CARÁCTER PSICOPATICO – Eneatipo 6…………………………....... Lectura del PVH…………………………………………………………....... EI – CARÁCTER RÍGIDO (Histérico) – Eneatipo 2……………………… S – CARÁCTER RÍGIDO (Pasivo – femenino) – Eneatipo 7…………… I – CARÁCTER RÍGIDO (Fálico – narcisista obsesivo) – Eneatipo 1…... E – CARÁCTER PSICOPATICO – Eneatipo 3………………………….. IE – CARÁCTER RÍGIDO (Fálico – narcisista compulsivo) – Eneatipo 8.... AQUÍ Y AHORA…………………………………………………………………. S E E S S I PARTE TERCERA: TEORIA GESTALTICA……………………………………………… 69 1..... FORMULAS AXIOLÓGICAS DE CADA CARÁCTER………………………….. EL DARSE CUENTA…………………………………………………………….... EL PERFIL DE VALORES HARTMAN………………………………………….... Expresión y Mecanismos de defensa corporales……………………..... El carácter rígido fálico – narcisista compulsivo……………. Dinámica emocional…………………………………………………. 45 49 49 50 51 52 52 53 55 59 60 61 62 63 64 65 66 67 3. 44 1.. 72 75 7 ..... Descripción del PVH……………………………………………………… Parámetros que muestra el PVH…………………………………………...... 2... ¿Qué le pasa al niño en esta fase del desarrollo?.. MUNDO INTERNO o Gran Intrínseco (“yo conmigo”)…………….. 2..... 34 34 35 35 36 38 39 40 41 42 PARTE SEGUNDA: TEORIA AXIOLOGICA……………………………………………….... INTRODUCCIÓN ¿QUÉ ES LA AXIOLOGÍA FORMAL?..... S – CARÁCTER ESQUIZOIDE – Eneatipo 5…………………………… E – CARÁCTER ORAL – Eneatipo 4…………………………………… II – CARÁCTER MASOQUISTA – Eneatipo 9…………………………....

. POLARIDADES………………………………………………………………….. 5.. DIAGNOSTICO QUE APORTA Y MOTIVACIÓN PARA LA TERAPIA………………………………………… 91 96 99 102 103 104 105 105 107 107 3. 4... El relato de Desiré y la dinámica familiar en la estructuración del carácter rígido……………………………………. CICLO DE NECESIDADES Y MECANISMOS NEUROTICOS………………. 2. PARTE CUARTA: EL PROCESO DE DESIRÉ……………………………………………..Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora 3.. LO QUE DICE EL HARTMAN…………………………………………………... Polaridad “Perro de arriba” – “Perro de abajo”…………………………. Hartman Sexual…………………………………………………………. OBSERVACIONES DESDE LA TEORIA ENERGÉTICA……………………... Manejo de su agresión y hostilidad: contención y proyección…………… La angustia ante su deseo………………………………………………… La capacidad afectiva……………………………………………………. Introyección……………………………………………………………… Proyección………………………………………………………………... o o El subimpulso tierno……………………………………… El subimpulso agresivo…………………………………… 109 111 112 116 118 La sexualidad como defensa……………………………………………. 6.. PRIMERAS OBSERVACIONES POR MI PARTE Y ENCUADRE…………….. 121 121 122 125 126 129 CONCLUSIONES………………………………………………………………………………. EL PROCESO GESTÁLTICO: CÓMO VOY DESARROLLANDO MI TRABAJO……………………………… La biografía………………………………………………………………. La gestión del Impulso………………………………………………….. Perfeccionismo y crítica: polaridad perro de arriba / perro de abajo…….. 90 1. Polaridad Masculino – Femenino………………………………………. Polaridad Interno – Externo…………………………………………….. La angustia expresada en síntomas clínicos……………………………. 134 138 8 . APUNTES BIOGRAFICOS……………………………………………………… CÓMO SE PRESENTA.. BIBLIOGRAFÍA………………………………………………………………………………. Hartman Externo………………………………………………………… Hartman Interno…………………………………………………………. Movimientos del proceso en el Hartman………………………………. Confluencia……………………………………………………………… Retroflexión……………………………………………………………… 77 80 81 82 83 84 86 87 88 4.

al igual que nosotros en su momento. convertirlo en figura de nuestra atención. La manera como hasta ahora ha funcionado (el carácter que ha forjado) deja de ser útil y nos vemos envueltos en el conflicto neurótico. Este momento de crisis desvela un conflicto ocurrido en el contacto de la persona consigo misma y con el mundo. Estimo que esta herramienta que somos se va configurando a través de nuestra propia experiencia y de nuestra formación. “Sea cual sea el caso. es prestar atención especialmente al terapeuta. Como terapeutas gestalt. desde una 1 Elena Revenga. etc. boletín IPETG año 2000-2001 9 . Desde la perspectiva gestáltica. experimentamos esta situación crítica de nuestra existencia desajustada.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora INTRODUCCION Cuando una persona llega a nuestra consulta. en un momento de nuestra vida. en su mayor parte. acuden pidiendo ayuda psicoterapéutica.. cuando el sufrimiento emocional provoca un desajuste importante en el orden vital. como pacientes. que ha irrumpido en su existencia. además. transitamos nuestro propio camino de conocimiento y crecimiento personal. en este trabajo. vamos recorriendo itinerarios formativos que nos proporcionan y facilitan herramientas para nuestro trabajo. Mi interés. como figura. Mostrar cómo. Como personas. consideramos que el terapeuta es la principal herramienta para el acompañamiento del proceso terapéutico. insatisfacción. lo hace por la vivencia de angustia. es el momento en que las personas. de tal manera que siente la necesidad de pedir ayuda.” 1 Es entonces cuando se produce el encuentro paciente – terapeuta. Mi pretensión a la hora de plantearme preparar la Tesina para la AETG es realizar un trabajo de síntesis de la formación realizada como Terapeuta. sufrimiento. Se produce la fricción entre el organismo y el medio en el que vive.

En el aquí y ahora de este encuentro desarrollamos nuestra escucha. 364. como terapeutas gestalt. 3 Fagan. puedo integrar las aportaciones de dos herramientas significativas (la teoría energética y axiológica) para realizar un acompañamiento cualificado de la persona que viene a consulta. Proceso y diálogo en psicoterapia gestáltica. Siguiendo a Joen Fagan. con su experiencia previa y con una serie de reacciones personales y de tomas de conciencia que derivan de la interacción establecida y que tienen abundantes elementos afectivos e intuitivos. somos instrumentos y tenemos instrumentos para ofrecer a la persona que viene a consulta la mejor ayuda posible en el acompañamiento de su proceso vital. Pg. Con la teoría energética.” 3 La tesis que planteo es que. Cómo en el aprendizaje de esta gestión ha ido configurándose su carácter. donde las herramientas diagnósticas están imbricadas en la actitud gestáltica de un encuentro terapéutico. enmarco mi posición entre aquellos que tratan de encontrar un enfoque de síntesis e integración. J. I. integradas en el enfoque gestáltico. Yontef. como terapeutas. desarrollaré las aportaciones que la teoría energética y la teoría axiológica. Y es en el marco de esa escucha donde nosotros somos y estamos presentes y prestamos atención a otra persona que es y está presente. 94 2 10 . Teoría y técnica de la psicoterapia gestáltica. (1970). Como afirma Yontef “un diagnóstico preciso ayuda a una terapia humanista” 2 En el encuentro terapéutico no somos. G. pueden ofrecer al trabajo del terapeuta como elementos para el psicodiagnóstico y seguimiento del proceso terapéutico. Pg. cuenta con un cuerpo de teoría. En este sentido.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora perspectiva gestáltica. En la polaridad “diagnóstico sí” . su manera particular de relacionarse con el medio. un papel en blanco. y teniendo en cuenta mi experiencia. (1995). Santiago de Chile: Cuatro Vientos. y Lee Shepherd. podremos ir observando cual es la manera en que el paciente ha aprendido a gestionar el Impulso Unitario (con sus componentes tierno y agresivo) con el que venimos a este mundo.“diagnóstico no”. “cuando el terapeuta entra en contacto con el sujeto que solicita su ayuda. Buenos Aires: Amorrortu.

silencio. emoción. ¿Qué camino han recorrido cada uno de ellos? ¿Qué camino han recorrido los padres de la gestalt? Considero que dentro de ese camino vital. Hartman. tono de voz. la extrínseca y la sistémica.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Con la teoría axiológica. percibir las consonancias y disonancias en el cuerpo. en el apasionante oficio de la terapia. 11 . Si una de las notas de identidad de la Gestalt es desarrollar una actitud holística y fenomenológica para contemplar al ser humano. por qué señalaban lo que señalaban. las herramientas de trabajo. a cuento de qué y en razón de qué se mostraban con esta u otra palabra. A partir de la teoría de la axiología formal de Robert S. cómo veían lo que veían. gesto. está su formación. podremos ir observando su manera particular de valorar en las tres dimensiones que nos configuran y configuran nuestra realidad: la intrínseca. la emoción y el pensamiento (del paciente y las nuestras propias) es una buena herramienta para nuestro trabajo. el perfil de valores hartman nos proporciona un instrumento valioso sobre el presente de la persona y los desajustes que están condicionando su existencia. que forman un nudo inseparable en su ser persona y terapeutas. podemos reconocer que. Con todos los terapeutas que he estado me ha llamado la atención de manera especial.

Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora PARTE PRIMERA: TEORIA ENERGETICA 12 .

Obra citada. Análisis del carácter. Seguimos a W. 13 . como tampoco la de eros e instinto de muerte. partimos de la consideración de que el temperamento es la base energética que nos es dada en la concepción y con la que venimos al mundo.Pg.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora 1. ya sea en la esfera del hambre. Barcelona: Paidós. ello = placer del yo) y mundo exterior. SUBIMPULSO TIERNO Y SUBIMPULSO AGRESIVO. sino como proceso evitativo del placer5 4 5 Reich. 290. Como organismos vivos. (1997). De la unidad biofísica de la personalidad deriva en un comienzo un solo impulso: el de eliminar las tensiones internas. De tal forma que esta energía es potencial. Esta energía es congénita. no como la orientación hacia el thánatos de Freud. “Todo análisis suficientemente profundo demuestra que la base de todas las reacciones no es la antítesis amor y odio. el primer impulso de todo organismo vivo será establecer ese contacto con el mundo que le rodea. (1997). sino la oposición entre yo (“persona”. W. Es la única que poseemos y con la que nacemos a este mundo. Ambas son imposibles sin un contacto con el mundo exterior. Reich al definir el temperamento como energía vital orientada a la Vida y que experimentamos como el impulso que conduce a todos los seres vivos hacia el placer y la satisfacción. desarrollándose psicológica. la energía que nos constituye nos dirige hacia la vida y el placer y se va recreando en la dinámica polar de tensión – relajación. Pg. EL IMPULSO (ENERGÍA VITAL).” 4 Lowen se refiere a esta energía redefiniendo el “Eros” de Freud. Desde la teoría energética. hereditariamente. emocional y corporalmente sus cualidades y capacidades en el transcurso de nuestra vida. se configura por la conjunción de la parte hereditaria (dotación genética) y las experiencias intrauterinas y se irá asentando en la estructura corporal que. es decir. Reich así lo propone al descubrir el mecanismo del masoquismo. 219 – 227. distinga a cada persona. W. Reich. ya en la de la sexualidad. En consecuencia.

1990. Zainqui. a través de ellas. El subimpulso tierno: es el que nos proporciona el contacto amoroso con nosotros mismos y nos permite percibir las variaciones en la polaridad dinámica entre tensión-necesidad (displacer) y satisfacción-relajación (placer). la distorsión en su asentamiento y su fluir manifestará tanto conductas de pasividad y sumisión como de rebeldía y violencia. El subimpulso tierno. 3ª edición. y en razón de la conciencia omnipotente del bebé.…). DRAE.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Para una mejor comprensión. debilidad. La violencia es una manifestación hostil de la agresión. Es necesario que distingamos agresividad de violencia6. sed. dándonos acceso a la toma de conciencia de nuestras necesidades y. como misión primaria hacer posible que emerja este sentimiento en nosotros. El subimpulso agresivo: es la parte del impulso unitario que nos proporciona la capacidad de dirigirnos (naturaleza motora de Lowen) hacia lo que queremos para satisfacer las necesidades que el subimpulso tierno detectó. El buen desarrollo y arraigamiento de este subimpulso hará que la persona sea capaz de satisfacer sus necesidades de manera autónoma. es decir. El vocablo "agredir" (derivado del latín aggrédi y éste de gradi. permite el arraigo del narcisismo primario (el amor hacia uno mismo). De lo contrario. dolor. alegría de ser. Ed. 1996. "andar") significa "dirigirse a". De esta manera. Breve diccionario etimológico de la lengua castellana. El territorio donde se registra esta vivencia será el cuerpo y su óptimo asentamiento y desarrollo nos permitirá un contacto tierno con nosotros mismos y con los demás. Moliner. 1986. El subimpulso agresivo sería más bien el que nos da la posibilidad de movernos hacia la satisfacción de nuestras necesidades. se va asentando un contacto genuino de placer lo más parecido a la vivencia intrauterina si al detectar cualquier variación que indique una necesidad. 1985). congreso. El subimpulso tierno tiene. de la raíz "gradi" (caminar) se derivan palabras como ingresar. por tanto. por tanto. progresista (Joan Corominas. con nosotros mismos. 6 14 .…) y sobre nuestras emociones (pena. estructuramos de manera didáctica este Impulso Unitario de Vida en dos componentes fundamentales: el subimpulso tierno y el subimpulso agresivo. Gredos) (Corominas. se satisface. afecto. nos informa sobre nuestras necesidades básicas (hambre. según Lowen. autocompasión. De naturaleza sensorial. lo que nos señalará el subimpulso tierno es una distorsión perceptiva de nosotros mismos.

Juanjo Albert7. aporta mayor dosis de hostilidad y frustración que la vivencia intrauterina. donde afecta a la relación entre éste y el mundo exterior” 8 7 8 Albert Gutiérrez. a quien sigo en esta exposición. provistos con esta energía vital de ternura y agresión que se encarna en nuestro cuerpo. convergen en el Impulso Unitario que nos impele hacia la vida. o La cólera: impulso destructivo indiscriminado dirigido contra el medio externo en general. entramos en contacto con la realidad. A. Así. que. El lenguaje del cuerpo. (1995). sensorialmente. a su vez. FORMACIÓN DEL CARÁCTER COMO CONFIGURACIÓN DEL IMPULSO EN LA RELACIÓN CON EL MEDIO. Barcelona: Herder. configurando un bucle dinámico de imbricación. o La ira: por la que se tiende a destruir lo que se interpone entre el deseo y el objeto de deseo.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora siendo todas ellas indicadores de dependencia. Lowen. nos percibiremos con un sentimiento de confianza básico en la vida y en nosotros mismos. 2. o La rabia: cuya finalidad es apartar al sujeto de la frustración. Ambos. origen de la frustración. 15 . J. Lowen lo expresa diciendo que “…el impulso es un desplazamiento de energía desde el centro a la superficie del organismo. Ternura y Agresividad. de manera que el subimpulso tierno tiene componentes agresivos y el subimpulso agresivo contiene componentes tiernos. lo que didácticamente queda expuesto como subimpulsos separados. Pg. A. Pues bien. en realidad concurren implicados entre sí. por lo general. J. considera como componentes hostiles del subimpulso agresivo: o El odio: cuya finalidad es la destrucción del objeto de deseo. En imprenta. Con el nacimiento. 85. que es.

Pero la contención del impulso la realiza siempre el propio impulso unitario que pierde. 313. Obra citada. surge cuando una perturbación obstaculiza la alternancia entre relajación y tensión. su función básica es construir una coraza contra los estímulos del mundo exterior y contra los impulsos internos reprimidos”9 La angustia. Reich lo expresa así: “la presión del mundo exterior produce en la persona una escisión. de esta manera. una de las cuales continúa esforzándose hacia el mundo mientras la otra se vuelve contra el individuo mismo”10 En nuestro desarrollo psicoemocional. W. Y en este proceso de gestión ocurrirán los ajustes y desajustes que. procede del mundo externo y. Reich. también del interno. (1997) Pg. La frustración. Esta reorganización del impulso original que configura el carácter va a cumplir una función defensiva de los intolerables efectos internos (pulsiones. emocionales y cognitivas que darán lugar a cada estructura caracterológica. 16 . Reich. como expresión de la estasis energética. así resulta posible que un impulso se vuelva contra otro o incluso que el mismo impulso se divida en dos tendencias. con el desarrollo. sentimientos y emociones) de la frustración. cuando se interrumpe o dificulta el libre flujo del instinto. una disociación del impulso unitario. (1997) Pg. Es en ese momento donde va a comenzar la tarea de gestión (conteniendo o dejando fluir) de nuestro impulso. tanto en lo referente a la satisfacción de las necesidades como en la obtención de relajación y placer. más tarde. es decir.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Es en ese momento donde se inicia y desencadena el proceso de formación del carácter como modo particular de afrontar las frustraciones que la realidad (en todas sus expresiones) nos proporciona. al principio. sensaciones. irán tornándose en distorsiones corporales. su natural discurrir. W. se va desplegando en torno a cinco antítesis: 9 10 Obra citada. “No importa cuál sea la forma del carácter. esta dinámica de expresión o contención del impulso. 201.

Dice Juanjo Albert: “la pérdida de Confianza en la Vida y en nosotros mismos es la base sobre la que se desarrollan las distorsiones perceptivas. - Quinta antítesis: entre ética (yo elaboro la gestión de mi impulso) y moral (me sujeto a la elaboración de otros). es el proceso defensivo que vamos desarrollando en base al principio de economía energética. utilizamos para contener nuestros impulsos. aunque la frustración venga de fuera.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora - Primera antítesis: entre yo (expreso mi impulso) y el mundo externo (contengo mi impulso para satisfacer al mundo). en cada carácter observaremos una típica morfología corporal. este proceso de escisión y cambio de dirección del impulso ocurre. la restamos de la expresión y del contacto genuino con nosotros mismos y con los demás. Biológica y energéticamente. emocionales e intelectuales del 17 . en términos reichianos. nos convertimos en nuestro propio enemigo. Así. - Cuarta antítesis: entre la destrucción (expreso los componentes del impulso agresivo) y la angustia (contengo mi impulso agresivo). en la musculatura (contracturas. frustramos nuestro desarrollo sano. La energía que. sensoriales. tensiones) cumpliendo una función de defensa. De esta manera. - Segunda antítesis: entre el amor a mí (expreso mi amor a mí: narcisismo primario) y el amor del otro (contengo el amor a mí para conseguir el amor del otro: narcisismo secundario). Los mecanismos de defensa nos posibilitan neutralizar y contener esa angustia. bloqueos. en primer lugar. En torno a estas antítesis se produce la “escisión del impulso unitario” que. - Tercera antítesis: entre la sexualidad (expreso mi energía creativa) y la angustia (contengo mi energía creativa). Posteriormente será sustentado por los mecanismos de defensa psicoemocionales. para protegernos de la angustia o displacer del desequilibrio emocional. por desviación.

conseguimos la satisfacción. La proporción es característica de cada trastorno del carácter. pues. Obra citada. si predomina el componente tierno. 18 . J. un artefacto del desarrollo del carácter. una fantasía más en definitiva que refuerza neuróticamente la estructura defensiva caracterial. si es más poderoso el elemento agresivo. (1995). Lowen. Sin embargo. una vivencia distorsionada y reactiva a nuestra dolorosa realidad infantil. y que éste sólo nos proporciona una fantasía de seguridad con la que suplir la pérdida de confianza. Albert Gutiérrez. esta dinámica energética es contenida como consecuencia de la escisión del impulso y de la desviación del mismo (bien por autoinhibición de la ternura o de la agresión o de una sobre la otra) entonces ocurrirá el estancamiento de la misma y única energía. en sus dos componentes. Y ayuda más conocer que la pérdida de confianza además de ser el origen es. también. Y es entonces cuando las estructuras caracteriales adquieren su función defensiva. J. Pg. y el carácter viene a tapar estos “agujeros” por los que alguna vez en nuestras vidas tuvimos que pasar y quedamos maltrechos”11 Los dos componentes del Impulso Unitario (ternura y agresión) son.”12 11 12 Obra citada. Lowen ilustra con un ejemplo sencillo la dinámica de estos dos componentes del Impulso Unitario: “en la acción de extender los brazos hacia otra persona… las características del movimiento están determinadas por la proporción entre ambos elementos…. la acción representa una amenaza de fuerza… en la neurosis. de la misma naturaleza aunque cumplen funciones distintas en aras del mismo y único objetivo: preservar la vida y gozar. el gesto resultante es un abrazo. se moviliza de manera que por el subimpulso tierno contactamos con nuestra necesidad y por el subimpulso agresivo vehiculizamos la expresión de la misma. tanto da). estancamiento que asentará las condiciones para la vivencia de la ansiedad o la angustia (según el grado de constricción). Si esta energía original. 97.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora carácter (o de la neurosis. falta de apoyo y soledad. la proporción entre ambos impulsos instintivos tiende a quedar fijada dentro de unos estrechos límites independientemente de la situación. A. No hay nada que nos atemorice más que las fantasías de abandono. Si por el contrario.

el bucle percepción – acción que desencadena el desarrollo cognitivo y psicológico (constructivismo de Piaget) aún no se ha instaurado. tiene congelada su capacidad para el contacto tierno. Albert Gutiérrez. La madre y el padre En el momento del nacimiento (y quizás también durante el embarazo) la madre. como único ser inmerso en un mar de nuevos estímulos y perturbaciones de los que se siente generador y agente en su satisfacción al mismo tiempo. 19 . (1995). y motivado por los sentimientos de culpa. Emocionalmente está anclada en el odio y este es el único afecto del que dispone para relacionarse con el recién nacido. Obra citada. A. DESARROLLO DE LA DINAMICA ENERGETICA EN LAS ESTRUCTURAS CARACTERIALES CARÁCTER ESQUIZOIDE (el niño odiado) ¿Qué le pasa al niño en esta fase del desarrollo? Nos encontramos en los tres primeros meses tras el nacimiento. Con los condicionantes propios de la inmadurez biológica. por la razón que sea. el bebé se intuye. J. se intentará reparar a través de 13 14 Obra citada. Pg. sensitiva y sensorialmente existente. La maduración nerviosa y muscular es insuficiente y el amplio espectro que abarca el desarrollo perceptivo se encuentra muy limitado para experimentarse como diferente en la relación con el nuevo medio.14 Por tanto. de manera que el recién nacido no tiene todavía la capacidad de percibirse de manera diferenciada de su entorno. Más bien al contrario. Esta denominación queda justificada porque los tres primeros meses es el momento de los movimientos reflejos (guiados por el instinto de conservación.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora 3. Lowen. la instauración del contacto materno se realiza desde esta carencia afectiva que más tarde. en la fase que Juanjo Albert denomina pre-oral13. J. no surgiendo aún la conciencia de placer) mediante los cuales el bebé inicia su proceso de acomodación y adaptación para la supervivencia. 381 y ss.

en 15 Bowlby. (1993). De tal manera que se dificultará el establecimiento de una relación paterna adecuada. sentimientos y deseos. Necesidad (el displacer que irrumpe en su estado de placidez) significa. de un sentimiento amenazante para su existencia (es capaz de registrar sensitivamente como propios el displacer de la tensión de su necesidad y el displacer energético del estado emocional de odio u hostilidad con el que se le acerca la madre) provocándole una paralización en el miedo. lo que registra de manera simultánea es un displacer aún mayor: la pulsión de la necesidad y su expresión va acompañada. Gestión del Impulso y del sentimiento básico de confianza Por su extrema y exquisita percepción sensorial omnipotente. Barcelona: Paidós. un objeto “odiado” sobre el que vuelca su atención. El subimpulso agresivo. siendo. en primer lugar. modificando éste su función en antitética de aquel. a la par. En el establecimiento del vínculo15 entre la madre y el hijo. de la pulsión de la necesidad (registrada como displacentera) y. terror o pánico. para tratar de dar cuenta lo menos posible. el niño necesita escindirse del contacto con su necesidad. más tarde en el tiempo. también ha de bloquearse puesto que si da cauce a la expresión lo que emerge es la percepción sensorial del odio materno. Por esta razón. en parte. donde no existe aún conciencia de diferenciación del mundo externo. El subimpulso tierno ha de bloquearse. J.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora una relación acaparadora y absorbente sobre el niño. capaz de promover una articulación fluida en el manejo de los límites y la acción en el mundo. De tal manera que cada vez que el niño experimenta el contacto con la necesidad (displacer) y con la expresión de la misma. existencia amenazada. éste ocupa el lugar del “objeto de la madre”. En su omnipotencia sensitiva. sensitiva y sensorialmente. por las características de la vivencia materna. 20 . en parte. el bebé procesará su experiencia como autogenerada y autosatisfecha. Así invierte. de las emociones. El vínculo afectivo. el Impulso de Vida queda sometido a una percepción paradójica: subimpulso tierno frente a subimpulso agresivo.

la fijación nuclear de este carácter. su dirección y función: de guiar la expresión de la necesidad pasa a contenerla y a bloquear al subimpulso tierno. Se establece. Esta inhibición energética de los componentes tierno y agresivo del Impulso de Vida. de manera que la información sensorial perceptiva que éste aporta quede inhibida (la necesidad es procesada sensorialmente como peligrosa para la existencia).Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora parte. es procesada como angustia. cervical y diafragmático (bloqueado en expiración). consiguiendo que las ideas y pensamientos estén suficientemente distanciados de los sentimientos. El resto de energía que queda libre definirá la cualidad precaria de los subimpulso tierno y agresivo. elabora el mecanismo de defensa de la compartimentalización del propio organismo. de los procesos racionales. La ternura queda encapsulada sin componentes agresivos que le den cauce. Expresión y Mecanismos de defensa corporales Ante la angustia generada por la escisión particular del Impulso de Vida en este carácter. así. provocando temor e indefensión y la agresión se desliga de los componentes tiernos. convirtiéndose la acción en el mundo en fría y distante. De esta manera. ambos. 21 . escindiendo la percepción sensorial de las necesidades. quedando disociados el uno del otro. registrada sensorialmente como displacer. de los sentimientos y. La compartimentalización corporal y energética se origina y se mantiene principalmente a través de fuertes bloqueos de hipertensión en la musculatura en general. desde el punto de vista energético corporal. la persona con una fuerte fijación en esta etapa evolutiva. el bebé experimentará una carencia importante en el arraigamiento del Sentimiento básico de Seguridad en la existencia. en las articulaciones y especialmente en los segmentos ocular. en la ruptura de la armonía entre la ternura (percepción de sí) y la agresividad (expresión de sí). Esta compartimentalización ejerce su función defensiva al dificultar que las percepciones sensoriales vayan acompañadas de sus componentes emocionales y sensitivos.

Esta es la razón de la tendencia hacia el desapego emocional de las personas y las cosas. acaparando su atención las experiencias que giren alrededor de la misma. El desarrollo biológico sigue su curso y poco a poco. el incremento de la percepción sensorial alrededor de la zona oral. tendrá una gran dificultad para entregarse. perceptivo y motriz. detecta a la vez. Por la dinámica energética descrita. la estructura de personalidad de este carácter es obsesiva. cuando comienza a contactar con un sentimiento tierno hacia sí mismo o hacia el otro. Durante el primer año de vida el desarrollo neurológico y muscular sentarán las bases del desarrollo sensorial. de una parte. expresa al mismo tiempo la hostilidad hacia sí mismo y hacia el otro. la maduración corporal propiciará nuevas posibilidades de percepción de sí y del mundo. la inquietud de la amenaza. en primer lugar. Al mismo tiempo. el niño estará en condiciones de establecer su diferenciación con el mundo exterior y progresar en su aprendizaje a través de la acción. y. de manera que. La sensación es que si expresa ternura. equivalentes a la compartimentalización corporal. de otra. de manera inconsciente.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Dinámica emocional Desde el punto de vista psicodinámico. intelectualización. alrededor de los 6 meses. empezará a cobrar un significado diferente para él las 22 . Como mecanismos psicoemocionales emergen. buscará la incondicionalidad en las relaciones afectivas (como reacción a su dificultad de autodefensa por la precariedad del subimpulso agresivo). En segundo lugar. con estas nuevas herramientas. la escisión y la CARÁCTER ORAL (el niño abandonado) ¿Qué le pasa al niño en esta fase del desarrollo? La etapa oral del desarrollo abarca desde los 3 hasta los 18 meses. la persona fijada en este carácter. aproximadamente. En este proceso de desarrollo tendrán especial relevancia. comenzará a tomar conciencia de la diferenciación entre sí mismo y el resto de seres y objetos. en este sentido.

sino que se guía por sus necesidades básicas. con el desarrollo incipiente del lenguaje. su curiosidad y afán exploratorio irán ampliándose en la medida en que se lo permita su desarrollo motriz. en especial de la madre. vivido de manera reiterada. 69 – 83. En tercer lugar. A. generalmente. Pg. La madre y el padre Ante el progresivo desarrollo del niño en su propia percepción y en su incesante capacidad exploratoria. podrá procesar sus vivencias y comunicarlas. el niño experimentará a su madre como figura hostil. pasa a ser vivenciada como el objeto del que procede la satisfacción de las demandas (primero sensoriales y más tarde emocionales) y. de manera que de sentirse el centro del universo (origen y fin de todo) pasará a sentirse como ser dependiente de otros. En este hecho. la madre. En su despertar al mundo. irá entrando en escena el principio de realidad16 con sus consecuentes frustraciones. En este sentido. Por último. 16 Obra citada. En la génesis de la fijación de este carácter la relación de la madre hacia él se va a caracterizar por un contacto más formal que afectivo que. sobre los 12 meses. el niño en esta etapa se vivirá en un presente permanente donde. la experiencia emocional y cognitiva irá abriéndose paso y. por tanto. de las acciones centradas en la boca y las manos irá transitando. en la dinámica displacer – placer. en tanto que. si la madre ejerce una frustración desmedida sobre el niño. de manera lo más saludable posible. estará representado por objetos sustitutorios y amenazas de retirada amorosa. 23 . el niño aún no tiene desarrollada su capacidad afectiva. Esta frustración desmedida podrá ocurrir por la demora excesiva en la satisfacción de las demandas y/o por la falta de contacto y nutrición amorosos suficientes para el niño. dependiendo de ella. la figura de la que depende totalmente. Lowen.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora experiencias de frustración. (1995). sentándose las bases para una conciencia de sí como ser en relación. favorecerá la fijación caracterial en esta etapa. En este período. o quien ejerce su función. hacia las enormes posibilidades que le brindarán el gateo y el caminar sobre sus pies. La inmediatez voraz que caracteriza al niño en esta etapa habrá de ir incorporando la tolerancia a la demora en la satisfacción.

Así. la madre irá favoreciendo el desarrollo de la identidad de ser en el niño bien cimentada sobre la seguridad (arraigamiento del narcisismo primario) o. juega un papel significante la dificultad para reconocer la demora en la satisfacción. La dinámica deformada del Impulso Unitario en el bebé que atraviesa esta etapa y queda fijado en ella es: mediante el subimpulso tierno.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora no proporciona la seguridad y satisfacción que él necesita y demanda. Esto da lugar a un conflicto inconsciente entre la necesidad por una parte y el temor a la decepción por otra” 17 Con su modalidad de contacto. como en el caso del carácter oral. A. la idea del “después”. En este sentido. 24 . sobre la carencia (desencadenante de la tendencia depresiva de la fijación oral). En ese momento ocurre una frustración intolerable (por demora excesiva o por carencia) de parte de la función materna. Lowen lo expresa de esta manera: “El carácter oral se desarrolla cuando el anhelo de la madre es reprimido antes de que el niño haya satisfecho las necesidades orales. 194. Lowen. el subimpulso agresivo que conduce la expresión de la demanda (por la frustración mencionada) no logra la satisfacción y su energía original se transformará en 17 Obra citada. Por su parte. sustituyendo la satisfacción de las necesidades (y luego de los deseos) por la permanencia en el anhelo o insatisfacción. Así ocurrirá que el niño desarrolle la fijación en el anhelo. la percepción del subimpulso tierno queda distorsionada (la necesidad se percibe como displacer) afectando la percepción de la identidad de ser y parte de su energía ha de contener esta percepción distorsionada de sí. (1995). toda su disposición energética en la etapa oral está en función de la demanda de satisfacción. percibe sus necesidades (más adelante sus emociones y deseos) y a través del subimpulso agresivo expresa y busca la satisfacción. Gestión del Impulso y del sentimiento básico de confianza Por el momento evolutivo que vive el niño. como parte del principio de realidad. Pg. La tardanza en la respuesta a sus demandas (y más aún la ausencia de satisfacción) es procesada como amenazante para su vida.

de manera distorsionada. al mismo tiempo. por la contradicción que surge al querer eliminar a la madre que es. para atenderse a sí mismo. El desarrollo y arraigamiento saludable del subimpulso tierno va a depender. J. En un primer momento. de la vivencia del bebé de sentir satisfechas las necesidades con las que contacta. el carácter oral es un tipo de estructura defensiva desenergetizada. Ante el peligro de un abandono o carencia aún mayor. la dirección del Impulso de Vida original se encaminará a objetos sustitutorios. El desarrollo y arraigamiento saludable del subimpulso agresivo va a depender de su capacidad para satisfacer su necesidad. Pero esto hará aumentar la angustia ocasionada por el deterioro de insatisfacción. La energía básica no se ha podido arraigar al percibirse. perpetuando la vivencia de insatisfacción y carencia convirtiéndose ésta en nota identificatoria de su identidad de ser. al menos no antes del agotamiento. Albert Gutiérrez. 25 . J. por tanto. conteniendo sus componentes hostiles y fijando parte de la energía del impulso tierno. el mundo). y sí al aumento del displacer” 18 Como resultado de esta dinámica energética el niño pasará a las siguientes etapas evolutivas con un deficiente arraigamiento del Sentimiento Básico de Seguridad en sí mismo y en el entorno inmediato. pues. contra el objeto que representa la frustración (la madre y. Y la energía del impulso agresivo está inmovilizada. como fuente de displacer y angustia. fundamentalmente porque no ha habido suficiente posibilidad de contacto tierno consigo mismo. Así pues. que. 18 Obra citada. corporalmente. de la depresión. por extensión. esta hostilidad la dirige contra sí mismo. condicionada por la intensidad de la frustración (por demora intolerable o por carencia) ante las demandas expresadas. más tarde. como expresa Juanjo Albert “pedir agresiva y directamente no conduce a la satisfacción de la necesidad. dispone de poca energía libre. la fuente de satisfacción y de frustración. Si no es así. Expresión y Mecanismos de defensa corporales Podemos deducir.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora agresión hostil. tierna y agresiva.

la persona de carácter oral. con un contacto tierno disminuido y con poca capacidad energética para conseguir lo que necesita. la demanda permanente le llevaría a la muerte por desgaste. La angustia derivada por la dinámica energética descrita necesita ser contenida emocionalmente por el desarrollo del mecanismo de la introyección. Si no fuera así. Dadas las características del contacto materno apuntadas y siendo el impulso tierno el que posibilita la percepción y el contacto amoroso consigo mismo. A medida que su aparato psíquico se 26 . que en principio los percibe como suyos y procedentes de él. por más que no queda excluida la posibilidad de auténtica agresión hostil de la madre hacia el niño. por ello. pues. En ella se expresa la contención de los impulsos tierno y agresivo. más tarde comenzará a relacionarlos con la madre.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora El carácter oral se defiende. La hipotonía muscular cumple así una función defensiva vital: la sobrevivencia. Hostil simplemente por cuanto que no proporciona la seguridad y la satisfacción que el niño necesita. fundamentalmente. inicialmente también como parte de sí mismo. al identificarse él como generador de malestar. la estructura de personalidad de este carácter es histérica. Juanjo Albert lo explica de esta manera: “Los estados displacenteros. La introyección de la “madre buena” vendrá condicionada por la posibilidad que haya tenido de contactar y arraigar sus propios impulsos tiernos. rodeado de frustraciones. de la percepción de la excitación energética (percibida en gran parte como sensación de angustia) a través de una sobrerelajación muscular que actúa como filtro para las propias percepciones sensoriales. Por eso queda en una situación de profunda carencia y de dependencia permanente del exterior. La devaluación de sí mismo irá instaurándose como seña de identidad. se rechaza y rechaza todo lo que proceda de él. Dinámica emocional Desde el punto de vista psicodinámico. el único recurso es la introyección total de la “madre hostil”. El niño oral se vive. consciente o no.

le será difícil experimentar satisfacción e irá surgiendo poco a poco la estrategia pasional de comparación y envidia en sus relaciones. 27 . Por el déficit de contacto tierno con el que crece. La percepción sensitiva. al final de esta etapa). aunque él se siente necesitado. cognitivo y comunicativo. los irá dirigiendo hacia ella. que le proporcionan mayor seguridad y capacidad de acción exploratoria y transformadora sobre el medio. simultáneamente (por las deficiencias en el arraigamiento del subimpulso tierno) se vive como no merecedor de satisfacción. 19 Obra citada. de manera que la polaridad necesidad – satisfacción se centra en la información que le llega de esta zona del cuerpo.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora vaya desarrollando. generalmente. Este crecimiento en la experiencia le proporciona un buen cimiento para el desarrollo emocional. J. por la maduración neuromuscular. se amplía y el niño comienza a descubrir las sensaciones que le proporciona la zona genital y anal. aunque aún no es capaz de contener y controlar (lo conseguirá. que situaremos entre el año y medio y los dos años y medio aproximadamente. condicionado también por la disponibilidad que la madre tenga para recibirlos. desde el nuevo esquema corporal de bipedestación. estos impulsos hostiles y tiernos en principio centrípetos.”19 La consecuencia emocional de esta dinámica queda reflejada en la paradoja de que. impregnadas por impulsos hostiles. el niño atraviesa la fase anal del desarrollo. en esta edad cobra especial relevancia los niveles alcanzados en el desarrollo sensoriopsicomotor. Por otro lado. sí registra el displacer de la vejiga y el recto llenos y el placer cuando se vacían. completándose así el mecanismo de introyección. CARÁCTER MASOQUISTA (el niño derrotado-humillado) ¿Qué le pasa al niño en esta fase del desarrollo? Continuando con su proceso evolutivo. con lo que se irá instaurando el sufrimiento intenso (como idea perversa con que disfrazar su pasión) y recreando la hostilidad y rencor hacia el mundo. se transformen en exigencias. y pueda ir diferenciándose de la madre. J. Esto le conducirá a establecer un modo de relación con los demás y con el mundo en el que sus demandas. Albert Gutiérrez.

La represión no adopta la forma de una hostilidad abierta. A. el yo en formación. establece con el niño un vínculo. aparentemente amoroso.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora de manera que comienza a ser capaz de comprender los sentimientos y mensajes del otro y a expresar los propios. originándose la disyuntiva entre vinculación fusional (especialmente con la madre) y autonomía. negando o humillando) sobre el niño en plena expansión de su desarrollo sensoriopsicomotor. 28 . Finalmente. En este nuevo contexto ocurre un importante progreso psicoemocional: acontecen las primeras experiencias de conflicto entre sus necesidades y los deseos de los demás. 20 Obra citada. con ella. Ocupada y preocupada (indicadores de su angustia personal). una protección y una preocupación excesivos. Lowen lo expresa diciendo: “Lo que se reprime es la creciente independencia del joven organismo. La madre y el padre La formación del carácter masoquista en el niño sucede por la frustración reiterada del natural proceso de individuación ejercida por una madre sobreprotectora y asfixiante. Lowen. sino que suele actuar bajo el disfraz de un desvelo. condicionando su amor a la obediencia y sumisión a los suyos propios. el proceso de incorporación de las normas morales de convivencia. El desarrollo incipiente del lenguaje y la construcción de significados en la relación interpersonal hacen germinar los primeros niveles de socialización y. Pg. unida a la pasividad de la figura paterna. 222. se logra la sumisión y el masoquista se convierte en un buen chico” 20 La coacción que ejerce la madre (descalificando. (1995). favorecerá la distorsión infantil donde la satisfacción de sus necesidades queda relegada con el fin de satisfacer las de la madre. donde con actitudes humillantes reprimirá las necesidades y deseos infantiles.

posteriormente. Ante la coacción materna sobre lo que el niño reclama en su autoafirmación natural. como defensa limitadora de la invasión de la madre. 21 Obra citada. la reacción espontánea es de rabia. El componente tierno queda distorsionado al procesarse como displacenteras las necesidades propias ya que a lo que se ve forzado el niño es a satisfacer las de la madre.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Gestión del Impulso y del sentimiento básico de confianza En el carácter masoquista se produce un bloqueo en la natural dirección del Impulso Unitario hacia la obtención del placer. que explica el excesivo y contenido desarrollo muscular. esta expresión del componente agresivo es la que se dirige hacia sí mismo. por la sensación (primero real y más tarde fantaseada) del advenimiento de un peligro y displacer aún mayor. 29 . el niño siente como necesario alienarse del contacto amoroso consigo mismo para poder obtener el aprecio de la madre y evitar el displacer de su reprobación. resultando como mecanismo de defensa corporal la contención energética. transformándose en antitético de sí mismo. el niño masoquista aprenderá que es más rentable olvidarse de sí y contener su rabia y deseos de afirmación. J. a sus deseos. J. Por tanto. por el displacer al que le conduce.” 21 Expresión y Mecanismos de defensa corporales La dinámica energética descrita explica el estado displacentero de tensión permanente en que se vive el carácter masoquista. De manera que. Albert Gutiérrez. “el carácter masoquista se estructura sobre la disfunción básica de un insuficiente desarrollo y un arraigamiento distorsionado del sentimiento de seguridad básico en la individualización para la autonomía de ser y para procurarse activamente satisfacción a sus necesidades y. renunciando a las suyas. como defensa autocontenedora. En el masoquista. El subimpulso agresivo queda bloqueado en su función expresiva. distorsionándose el ciclo tensión – satisfacción – relajación. y en razón de la economía energética.

sea sólo una fantasía inconsciente 30 . Dinámica emocional La estructura psicodinámica del carácter masoquista es obsesiva. La dinámica emocional del masoquista está dirigida a conseguir la aceptación y protección amorosa. su agresión hacia el mundo y hacia los demás. La única vía posible para la expresión de esta insatisfacción es la queja. percibiéndose con una gran presión interna. sin sentirse amenazado. La configuración de la coraza muscular cumple la función de contener la expresión y satisfacción de los impulsos. se inicia la apertura a la comprensión emocional y cognitiva de los afectos en su contexto relacional. La renuncia a sí mismo y el sometimiento a los deseos del otro instauran el mecanismo de defensa psicoemocional de la confluencia (sobre todo con la madre). en el adulto. en otras estructuras caracteriales. Recordemos que en el momento evolutivo del niño en que nos encontramos. a cambio de renunciar a su afirmación y autonomía.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Es un carácter muy cargado energéticamente. “Este es el núcleo del carácter masoquista: llega a separarse tanto de sí mismo que se pierde de sus necesidades y deseos auténticos. a través de la cual encauzará. como elementos defensivos. Este vivir vicario permite la sensación de insatisfacción permanente que favorecerá la resignación. Al igual que ocurre con el carácter oral. hombros. a través de bloqueos en el cuello. pero bloqueado y contenido en el tronco. en numerosas ocasiones encontramos rasgos del carácter masoquista. en especial del agresivo. diafragma y parte posterior de la zona pélvica. aunque ésta. no para frustrarse sino para evitar una frustración mayor. la pérdida del entusiasmo vital y la disociación de sí. a través del cual la percepción de su identidad queda suplantada por la identidad del otro.

Si hasta ahora. J. en este momento. el desarrollo del subimpulso agresivo (función paterna) le va a posibilitar el afianzamiento adecuado de estrategias válidas en su salida hacia el mundo. 22 Obra citada. de manera que la acción en su medio retroalimenta sus capacidades cognitivas. Albert Gutiérrez. entre los dos años y medio y tres años. 31 . ahora lo encontrará en la exploración de sus genitales. Al igual que anteriormente encontraba la sensación de placer en las zonas de la boca o el ano. Su desarrollo locomotor y cognitivo son aliados en su creciente curiosidad por todo lo que le rodea. La exploración de sí y la exploración del mundo se convierten en necesidad y deseo básico para él. en su centro de atención. le permitirá adentrarse en el territorio de los significados. lo fundamental ha sido el arraigamiento de un buen contacto consigo mismo y de su identidad de ser a través del subimpulso tierno (función materna). con el desarrollo del lenguaje. De manera simultánea a este nuevo campo de autoexploración. Su capacidad comunicativa. los valores. de este modo. el niño va adquiriendo mayores capacidades para el contacto y la exploración con el entorno y los demás.22 CARÁCTER PSICOPATICO (el niño utilizado) ¿Qué le pasa al niño en esta fase del desarrollo? El carácter psicopático se fija en la fase fálica del desarrollo. J. La madre y el padre Este universo de nuevos descubrimientos y capacidades le permiten los primeros avances en el distanciamiento de la madre y la entrada en su escena vital de la figura del padre. el niño inicia su entrada en el conflicto edípico. Con este nuevo escenario triangular. el niño comienza a percibir sensaciones en la zona genital que se convertirá. las normas.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora elaborada a partir de las vivencias originales cuya impronta ha quedado impresa sensorial y sensitivamente”. Por la maduración del sistema nervioso periférico.

Lo que el niño percibe como su genuino deseo queda contenido por su propio subimpulso tierno. como antitético de sí mismo. para la fijación del carácter psicopático lo que se produce a nivel energético es que el subimpulso tierno (que a esta edad no solo permite el contacto con las necesidades. La dinámica natural del Impulso de Vida queda así condicionada. el niño se va a sentir coaccionado (mediante el engaño y la trampa) para ponerse en contra de sus propios deseos y logros. el subimpulso agresivo se encuentra liberado en su función de conseguir la satisfacción. De otro lado. en lugar de acompañar el proceso natural del niño en su “ser en el mundo”. De manera que en su proyección en el mundo (dirigida por el subimpulso agresivo) el niño se ve impelido a renunciar al contacto tierno consigo. sino de lo que quiere el progenitor manipulador. Será amado y reconocido si renuncia a sí mismo a favor de la satisfacción narcisista del padre en cuestión. lo utiliza para satisfacer sus intereses narcisistas a través de la seducción y el chantaje emocional. progresivamente se va olvidando del contacto tierno consigo mismo (la ternura es procesada como debilidad) a la vez que se especializa en detectar las necesidades y deseos del otro. lo que ocurre para que se produzca una fijación en esta etapa y se genere el carácter psicopático es que uno de los padres (generalmente el de sexo opuesto). 32 . Gestión del Impulso y del sentimiento básico de confianza Por la dinámica descrita. de forma que su proyección en el mundo no responda a sus deseos genuinos sino a los del padre seductor.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Siendo así las cosas. desarrollándose una autopercepción de inseguridad en la expresión de ser en el mundo dañándose el sentimiento básico de seguridad en la socialización. sino también con los deseos) queda inhibido. sustituyendo este por la satisfacción narcisista del progenitor seductor. pero no de lo que él quiere y necesita (el contacto consigo está inhibido). De esta manera. La distorsión que produce esta inhibición es que.

las emociones y las necesidades. y la mujer el poder de belleza y eficiencia. la imagen. En los dos casos. Los bloqueos por tensión en las zonas señaladas son los que permiten a este carácter la separación entre los sentimientos. la obligación. En la parte inferior del cuerpo. produciéndose una desproporción entre las dos zonas que dificultará el arraigamiento. la eficiencia y el chantaje emocional. Hay tensiones en la zona ocular y en la nuca que revelan la necesidad de control de este carácter. se va a producir una diferenciación entre la estructura psicodinámica histérica (generalmente mujeres seducidas por el padre) y la estructura psicodinámica obsesiva (generalmente hombres seducidos por la madre). Dinámica emocional Por el anclaje de este carácter en el inicio del conflicto edípico. que está bloqueado en inspiración forzada. convirtiéndose así en mecanismos de defensa corporales que permiten el control y la acción para responder ante el otro (carácter estructurado en función de la acción externa y de la imagen) y dificultan la conexión con sus propias necesidades y deseos. el varón buscará el poder de mando.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Expresión y Mecanismos de defensa corporales En el carácter psicopático observamos un desplazamiento de la energía hacia la parte superior del cuerpo y una menor carga en la parte inferior. para obtener la aceptación del correspondiente progenitor. Y esta carencia es la que los impulsa a que la lucha por el 33 . Este quedar atrapado en la seducción es lo que determina su dificultad para sentirse en un lugar propio de poder dentro del escenario familiar: seducidos a través de la exigencia. los rasgos de esta estructura de carácter los encontraremos. es un carácter estructurado en la acción externa y en la imagen: la imagen de sí que han necesitado desarrollar. Otra tensión importante es en la zona del diafragma. la tensión más característica la encontramos en las rodillas y corvas. en numerosas ocasiones. como barniz defensivo de otros caracteres nucleares. De igual forma. mediante la acción oportuna.

alrededor de los tres años y medio o cuatro. siendo la satisfacción de este deseo erótico. con el conflicto edípico como situación nuclear en la vivencia infantil. Esto es lo que fundamenta los mecanismos de defensa emocionales de la proyección y la identificación: se defienden de su genuino ser proyectando en el otro lo que no son capaces de reconocer en sí mismos o identificándose con imágenes ideales que respondan a las expectativas de los demás. CARÁCTER RIGIDO (el niño rechazado) ¿Qué le pasa al niño en esta fase del desarrollo? El carácter rígido se fija cuando el niño. le va a permitir experimentar el placer y el displacer en la totalidad de su organismo. va a quedar erotizado y. con esta nueva capacidad energética. el asiento firme en la realidad establecido por el perfeccionamiento locomotor y el notable progreso en sus facultades cognitivas. emocionales y comunicativas. 34 . y se afanarán por defenderse del contacto tierno consigo mismo a través de la manipulación y la seducción de los demás. entra en la fase genital del desarrollo. el niño afrontará la tarea de conquistar un lugar en el mundo desde el que establecer relaciones afectivas y placenteras. a diferencia de las fases anteriores. sin llegar a sentirlo nunca seguro por la ausencia de autosatisfacción genuina. confundirán ternura con debilidad. la nota característica que guiará su experiencia. Las nuevas posibilidades de placer sensorial van a regir de modo particular la relación con los padres. y no solo alguna zona relevante. De esta manera satisfacen su necesidad sin mostrarla. requiriendo del control permanente para poderse proveer del necesario reconocimiento desde el otro. Así. Con las disposiciones perceptivas desarrolladas. por la inhibición del subimpulso tierno. En la etapa genital. todo su cuerpo.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora poder sea una constante en su vida. a través del contacto y del movimiento. el niño ya ha adquirido una maduración en los sistemas locomotor y nervioso que. Emocionalmente. va a establecer el contacto con su medio.

En su acercamiento erótico. nos encontraremos con dos caracteres asentados en la estructura histérica y otros dos en la estructura obsesiva. Pg. Diana. y en el marco de la situación edípica. El placer erótico. 35 . el niño no va a percibir límites adecuados y sanos que le permitan canalizar sus impulsos. el equilibrio natural del Impulso Unitario queda desfigurado. ahora a través del contacto y el establecimiento de relaciones emocionales. originándose el carácter rígido al verse abocado a establecer una escisión entre afecto y placer que se manifestará en la dificultad para una entrega amorosa plena. 160. En esta nueva dinámica en que se juega el deseo de contacto y la aprobación de la vivencia emocional y erótica como unívoca. 23 Lowen.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora La madre y el padre En este momento evolutivo del niño. la respuesta de los padres es de rechazo ante la unívoca vivencia infantil de afecto y placer. el subimpulso tierno se tiñe de erotismo. A (1997). distribuyéndose su carga energética y ampliándose el campo de experiencias que configuran la polaridad placer-displacer por todo el cuerpo. Gestión del Impulso y del sentimiento básico de confianza En este momento evolutivo. Lowen lo enuncia así: “El rechazo de la búsqueda del placer erótico y sexual fue considerada por el niño como una traición a su afán de amor. la sexualidad y el amor son sinónimos en la mente infantil” 23 Dependiendo de la resolución que el niño o la niña haga del conflicto edípico y del modo en que se produzca el rechazo por parte de la madre o del padre. El subimpulso agresivo sirve de cauce para la satisfacción de las demandas percibidas. Bioenergética. sino que va a experimentar una actitud de rechazo o ambivalencia de sus padres. México: Ed.

Este equilibrio dinámico entre los componentes del subimpulso que pueden ser expresados y los que han de ser contenidos. y en el histérico y pasivo-femenino del agresivo. creando una zona de falta de contacto emocional. las actitudes corporales eróticamente expresivas y los mecanismos de defensa psicoemocionales. pero esta contención variará en relación a la patología personal de cada individuo. ya sólo pueden gratificarse directamente. en su función de defensa. en la fase genital en que nos encontramos“los subimpulsos agresivo y tierno del Impulso Unitario están genitalizados e igualmente desarrollados. al mantener la sexualidad genital (con sus componentes tierno y agresivo) en función de defensa. J. En esta función defensiva. es decir. al estar completada la fase fálica y genitalizados al menos parcialmente. 36 . según la patología propia de cada carácter en cada individuo: en los caracteres fálicos hay más contención del subimpulso tierno.” 24 Esta dinámica es la que origina la estasis energética o angustia que quedará contenida a través de la coraza corporal. J. Así como que la función de contención y defensa la cumplen ambos subimpulsos cambiando su dirección en antitética de su propia función original. Expresión y Mecanismos de defensa corporales El carácter rígido se caracteriza por una rigidez muscular superficial. es variable con respecto a cada uno de los dos subimpulsos. 24 Obra citada. pero sin contaminación entre las cualidades energéticas de ambas funciones. presenta dificultad para el contacto emocional profundo. Albert Gutiérrez. según cada subtipo. se disponen parcialmente antitéticos cada uno de una parte de sí mismo. y. quedando distorsionado el desarrollo y arraigamiento del sentimiento básico de seguridad en el compromiso y la entrega a sí mismo y a los demás. mantienen un equilibrio dinámico cada uno con la parte del propio impulso que no se puede expresar.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Como expresa Juanjo Albert. a través de su expresión genitalizada hacía la realidad del mundo exterior. Esto quiere decir que en estos caracteres los impulsos. sistemática y general (armadura de Reich) eficaz para contener la energía que se experimenta como displacentera (angustia). Por tanto. el carácter rígido.

Pg. A. a través de la musculatura y el movimiento. Si este lado está desprotegido. evitando su extensión hacia la superficie. frente a los deseos libidinosos internos…. (1995). Por ello es mayor la tensión y contención de movimientos y la frialdad y rigidez en el contacto. Lowen describe de esta manera la rigidez de la armadura corporal en este carácter: “la espalda está rígida e inflexible. La pelvis se encuentra más o menos retraída y se mantiene tensa. propia de los subtipos histérico y pasivo-femenino. del mismo modo. A. Lowen. 263 y ss. En la estructura en malla. el lado sensible y el reino de los sentimientos tiernos. Pg. por otra. Obra citada. En la estructura en tubo. la armadura de la espalda no serviría de nada”26 25 26 Obra citada. drenándose a través de la función controlada de los dos extremos: la actividad sexual genital y la actividad mental. la rigidez está distribuida por todo el cuerpo. por una parte. facilitando. 264.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora “El concepto de armadura fue introducido por Reich para designar un estado en que la ansiedad queda asimilada hasta convertirse en un mecanismo protector que tiene la finalidad económica de servir. El cuello está tieso y la cabeza se mantiene erguida. 37 . pero exige aislamiento y limita la motilidad interna del organismo” 25 Podemos distinguir dos disposiciones: estructura en malla (caracteres blandos) y estructura en tubo (caracteres duros). Esta disposición se convierte. la expresión energética y el drenaje de la angustia. en un excelente mecanismo para la contención de la excitación y de la angustia. La armadura da protección. (1995). como protección frente a los estímulos del mundo exterior y. conectando directamente la pelvis con la cabeza y es más propia de los subtipos fálicos. pues la rigidez del pecho y el abdomen es esencial para la armadura. la rigidez se establece superficialmente a lo largo del eje longitudinal del cuerpo. La energía fluye por la parte interna de este tubo. La parte delantera es el lado blando y vulnerable del cuerpo. Lo más importante es que la parte frontal del cuerpo está dura. Lowen.

en este conflicto prevalece la necesidad de contacto. Ante la frustración del rechazo surge la rabia que se transformará en hostilidad encubierta (resentimiento. compensatorio y de defensa. Con los impulsos plenamente desarrollados (genitalizados). J. El temor al rechazo es lo que bloqueará la expresión del deseo (deseo y temor al deseo son manifestaciones del componente tierno) y el deseo inhibido impedirá la expresión de la ira (componente agresivo dirigido a destruir la frustración). sino también en su necesidad de validar su capacidad de experimentar placer sensorial y emocional a la vez e integrados. Se siente rechazado por su impulso erótico-tierno. Para el niño. 38 . Este es el núcleo energético y 27 Obra citada. J. su capacidad de entrega amorosa. ira. La tendencia será. consigo mismo y con los demás. odio. “Cuando el niño se acerca llevado de su deseo de contacto y se siente rechazado.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Dinámica emocional La dinámica emocional del carácter rígido está en función de preservar su libertad. siguiendo el principio del placer o evitación del displacer. y no solamente en su deseo de contacto.”27 De cómo cada uno resuelve la gestión del conflicto en el contacto consigo y con los demás en el escenario del conflicto edípico van a surgir los cuatro subtipos dentro del carácter rígido. “el deseo y el temor al deseo (temor al vínculo emocional) va a ser el equivalente de este conflicto a nivel psicoemocional. pero que le movilizan la angustia del rechazo. pues. Por todo lo cual. a costa de sacrificar su intimidad. lo que se frustra es su nuevo modo de experimentar el logro del placer. se ocupará en la obtención de poder como contacto sustitutorio. y el componente agresivo en lugar de satisfacer las demandas del tierno. venganza) al ser inhibida. que se efectuará bien prevaleciendo el componente agresivo (parcialmente desprovisto del componente erótico-tierno) o bien prevaleciendo el componente erótico-tierno (parcialmente desprovisto del agresivo). a inhibir estas nuevas experiencias placenteras que siente como suyas. la vivencia que experimenta es la de ser rechazado en su totalidad por lo nuevo que él está experimentando de sí mismo. Albert Gutiérrez.

28 29 Obra citada. Albert Gutiérrez. W. así como el particular modo de enfrentar y resolver el conflicto edípico. En este acercamiento siente el rechazo de los padres (suscitado generalmente por el miedo o la incapacidad para interpretar adecuadamente la excitación que se despierta en ellos). 202. El niño se acerca a los padres para satisfacer su deseo de contacto que. (1997). según las elecciones posibles de cada individuo” 28 Serán las fijaciones en etapas anteriores del desarrollo las que van condicionar el nivel de salud. en la fase genital en que se encuentra.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora emocional del carácter rígido. y masoquistas en algunos casos en el subtipo fálico-narcisista obsesivo: fijaciones anales y fálicas en el subtipo fálico-narcisista compulsivo: fijaciones esquizoides y fálicas El carácter rígido histérico Como señala Reich. con su ligazón incestuosa”29. Así. De manera que. alrededor del cual se estructuran los diferentes subtipos. J. “el carácter histérico está determinado por una fijación en la fase genital del desarrollo infantil. J. Obra citada. 39 . disocia lo que originalmente era una vivencia unívoca: el componente emocional es reprimido y relegado al inconsciente y el componente de placer erótico es bloqueado (con la consiguiente estasis energética que posibilitará la vivencia de insatisfacción o angustia). El niño vive esta nueva actitud de los padres como rechazo a su entrega amorosa y se percata de que lo que antes era posible y aceptado ahora es rehusado. al persistir en él este deseo de contacto. podemos considerar cuatro subtipos: - en el subtipo histérico: fijaciones orales en el subtipo pasivo-femenino: fijaciones orales y anales mas precoces. como recurso energético más económico para mantenerlo. Pg. Reich. incluye unívocamente ternura y erotismo.

J. (1997). Solo al restituir su capacidad de gratificación por la entrega. siendo ésta la mayor resistencia en terapia. considerando sus fijaciones orales. existe un equilibrio entre tendencias pregenitales (orales y masoquistas) y genitales. J. en una dinámica de falso contacto y gran dificultad para la entrega amorosa completa. en la mirada y en el hablar. en la persona adulta. en el intento de controlar la angustia que provoca el verse abocados a la implicación emocional. “El hilo conductor de la terapia con estas personas es conseguir la toma de conciencia del verdadero significado de su conducta y actitudes. W.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Este proceso derivará. “Su característica más sobresaliente es una conducta sexual evidente. En los hombres existe además blandura y cortesía excesiva. Albert Gutiérrez. La depresión en el carácter histérico se produce. como evitación de la angustia genital ante el contacto y el compromiso emocional. la persona quedará libre de su angustia” 31 El carácter rígido pasivo – femenino En este subtipo. el carácter histérico se evidencia por una coquetería disfrazada o desembozada en el andar. Pg. al exceso de amabilidad y a la evitación del impulso agresivo. Estas tendencias pregenitales se mostrarán en la tendencia a la pasividad. 40 . pero sin componente emocional o bien el contacto emocional. Por el contrario. manifestarán una marcada tendencia a la oposición pasiva a la autoridad. 201. pero sin componente erótico. de manera que tanto la función sexual como la agresiva se despliegan cumpliendo su misión defensiva de los componentes tiernos y del compromiso y entrega amorosos. Obra citada. Reich. En las mujeres. expresión facial femenina y comportamiento femenino” 30 La represión de la dimensión emocional es el mecanismo de defensa específico. La persona aprenderá a buscar bien el contacto erótico. Esta actitud se origina como consecuencia de una tenaz 30 31 Obra citada. en combinación con un tipo específico de agilidad corporal teñida de un matiz definidamente sexual.

A. “La estructura pasivo-femenina está asentada en la genitalidad. aunque inmovilizada por el temor…. En la resolución del conflicto edípico. pero quedase paralizado por el miedo.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora resistencia interna a la autoridad paterna. junto con la inmovilización de la agresividad como defensa masoquista. El componente agresivo en función de defensa se expresa por medio de la actividad intelectual. además de dejar al individuo con permanente tendencia al incesto y a actitudes sexuales perversas pasivas (voyeurismo). evitando el contacto emocional. El carácter rígido fálico – narcisista obsesivo En este subtipo la coraza muscular en tubo propicia que la energía fluya directamente de la pelvis a la cabeza. 41 . la inhibición de los 32 Obra citada. da lugar a la estructura psicodinámica narcisista típica: la fantasía de poder absoluto nunca confrontada con la realidad. que resulta ser el más posesivo y castrante por frustrar los impulsos agresivos del niño en su movimiento de contacto para satisfacer sus deseos. El carácter pasivo-femenino se asusta de su propia fuerza e impulso porque le despierta la angustia genital: la frustrada fantasía del incesto con el padre de distinto sexo.Es como si el carácter pasivo-femenino alcanzase la fase genital de organización del yo. Los mecanismos de defensa de la sublimación y la idealización son los que desarrolla este carácter para mantener la agresividad inhibida (desplazándose la energía genital del tórax a la cabeza) y la evitación con el contacto y la entrega emocional. Lowen. 325. la preocupación obsesiva y la autoexigencia. (1995). Por las importantes fijaciones anales. el padre del mismo sexo no significa para él una figura de identificación por no haberle procurado (por debilidad o ausencia) el rescate del apego con el padre de sexo opuesto. Además. en este carácter se produce una identificación e idealización con el padre del sexo opuesto. El problema lo constituye precisamente esta parálisis” 32 Esta dinámica. Pg.

Esta gestión de la energía queda expresada en la disposición para la racionalización. de su ira. Las relaciones van a estar marcadas siempre por la competitividad con la autoridad y el cumplimiento correcto de normas de convivencia. por uno de los padres a la vez que rechazado en su 33 Obra citada. de una parte. Todos los rasgos que configuran su mecanismo de defensa (autocrítica. control. desconfianza. y de otra.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora impulsos hostiles es lo que conduce al mecanismo de defensa propio: la formación reactiva. en su inocencia. 42 . lo que despierta también su envidia” 33 El conflicto edípico se resuelve con la hostilidad hacia el padre omnipotente (idealizado) que frustró la satisfacción del deseo erótico y al que se le degrada moralmente al descubrir que él si se permitió la satisfacción erótica: lo prohibido para él. “Pero éste no se podrá conseguir mientras la persona no tenga conciencia. la escasa expresión emocional y la sobrecarga y retención pélvica. ironía) se presentan como la principal resistencia en la psicoterapia y permanecerán mientras no se consiga el desbloqueo afectivo. en su caso. Esto es así porque ha sido seducido eróticamente. duda. Albert Gutiérrez. El carácter rígido fálico – narcisista compulsivo Este subtipo. el padre sí se lo permite. J. que el padre sí puede satisfacer. el impulso tierno está contenido prácticamente en su totalidad. De esta manera se sustituye la demanda para la satisfacción de sus necesidades por la exigencia justa en ser tratado como merece. obsesiones. presenta la estructura más sólida de los caracteres rígidos facilitando la contención y el drenaje de la excitación y la angustia a través del desplazamiento directo hacia la cabeza y la zona genital y anal. de estos mismos deseos. perfeccionismo. de sus impulsos hostiles. con la coraza muscular en forma de tubo. Es el tipo caracterial con mayor carga energética pero. contra el padre frustrante que se opuso a sus deseos de gratificación sexual. J.

El otro padre. J.”34 34 Obra citada. el niño vive ausencia de vínculo afectivo. tampoco resulta con capacidad para instaurar un límite efectivo que le contenga. quedando igualmente negadas. de protección y de reposo. que así mismo queda negada. de su necesidad de ternura. sino que rechaza de manera ambigua: si hay contacto físico. tiene como consecuencia que rompa el contacto con sus necesidades. En razón de esta dinámica. le lleva a negar también la necesidad de cualquier padre/madre y de cualquier límite. el padre está sin límite alguno. quedando prácticamente libre el componente agresivo. Su sexualidad genital también está en función defensiva. “La necesidad de negar su subimpulso tierno. Así mismo. desarrollando una conducta posesiva. la necesidad de negar al padre/madre. por su ausencia o poder excesivo e ineficaz. ya que no pudo tener destinatario y sintió que fue frustrado y rechazado desde su inocencia. se desarrolla el mecanismo de defensa de la negación: de los impulso tiernos (por el engaño del padre seductor) y negación de los límites (por la descalificación del padre omnipotente). es decir. el que debía ser rescatador y receptor de su ternura. El padre seductor no limita. con dificultad para la entrega. mas o menos sádicos en función del grado de contención tierna. 43 . Albert Gutiérrez. si no. revestido de omnipotencia. J. para controlar su angustia de castración. Por eso su coraza está en función defensiva del sentimiento de ternura. quedando abocado a una sobre explotación de sí mismo.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora entrega amorosa por el temor del padre seductor hacia el otro padre.

Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora PARTE SEGUNDA: TEORIA AXIOLOGICA 44 .

Pero no es hasta el siglo XIX en que se perfila más concretamente la axiología como una rama específica de la filosofía. es la rama de la filosofía que se ocupa de la teoría de los valores. El rechazo a los credos violentos de su contexto histórico le llevó al exilio. En este contexto. INTRODUCCIÓN ¿QUÉ ES LA AXIOLOGÍA FORMAL? Según el diccionario de la RAE35. que han sido. Siendo el conocimiento del valor el problema de la axiología. emerge la figura de Robert S. el relativismo o universalismo de los valores y su jerarquía. la diversidad de valores. el valor y lo bello o lo bueno. el acercamiento a esta cuestión se ha ido abordando desde diferentes perspectivas a lo largo de la historia de la filosofía. Fue profesor investigador de filosofía de la Universidad Nacional Autónoma de México desde 1957 hasta 1973. Latinoamérica y Europa. La relación entre el valor y el Ser. la discrepancia fundamental radica en que los subjetivistas consideran el valor como una experiencia o idea que surge del sujeto y los objetivistas lo consideran como algo real o ideal que existe independientemente de la valoración del sujeto. cuestiones reiteradamente planteadas en el marco de las disciplinas filosóficas. y en la 35 http://buscon. desarrolló sus estudios en el Colegio Universitario Alemán de Ciencias Políticas. siendo autor de más de 10 libros y más de 100 artículos. donde recibió su Licenciatura en Derecho. desde los inicios del pensamiento humano.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora 1. Desarrolló su actividad docente e investigadora como filósofo y científico en los Estados Unidos. Canadá. del griego “axios” (digno. Nacido en Berlín. renacentista y moderna. Hartman (1910-1973). Fruto de su propia experiencia personal como víctima del nazismo alemán. Hartman consolidó la creencia en el valor infinito de la vida humana. etc. la Universidad de Paris. con valor). axiología. se reformulan a partir del siglo XIX con el surgimiento de dos grandes perspectivas axiológicas: el subjetivismo y el objetivismo de los valores. Más allá de las diferentes corrientes que configuran cada una de estas perspectivas. La preocupación por “lo valioso” está ya presente en los autores de la época clásica. y la Universidad de Berlín. La Escuela de Economía de Londres. en 1932.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=axiologia 45 . continuando en la filosofía medieval.

no diferente en este respecto de lo que la rosa es para el botánico o la corriente eléctrica para el físico… Del mismo modo. Pg. S. Es decir. un hecho.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Universidad de Tennessee desde 1968 hasta 1973. Fundamentos de la axiología científica. Por esta razón su primer interés es clarificar que la ciencia es ciencia. y a ello dedicó sus esfuerzos en el pensamiento y la investigación. etc. un avión que lleve una bomba atómica a una ciudad. 14. es un objeto natural o. 11. Y otra cosa son los diversos objetos o contenidos que confieren a este método las especificidades concretas en cada ámbito. pero se 36 Hartman. Pg. Así. Podemos considerar que lo que Robert S. La estructura del valor. R. Acogió como objetivo en su vida responder a la pregunta ¿qué es el bien?. como podemos decir también. el valor es un objeto de conocimiento como cualquier otro. de la mecánica. R. legándonos como herencia el desarrollo de la axiología formal. 37 Obra citada. Hartman. otorgándole la consideración de “ciencia del valor”. “Para nosotros. México: Fondo de Cultura Económica. 46 . el axiólogo no valora. R. fecha en la que murió y fue nominado para el Premio Nóbel de la paz. es decir. sino que analiza el valor” 38 “De la concepción de una ciencia como conjunto de una pauta formal y un grupo de objetos se sigue que cada ciencia tiene su propia pauta y. Hartman pretende con su aportación de la axiología formal es realizar un tránsito del campo de la filosofía al campo de la ciencia en lo concerniente a la axiología. S. (1959). 38 Obra citada. En su libro “La estructura del valor” Hartman plantea la necesidad de clarificar esta cuestión a fin de superar uno de los obstáculos que han dificultado el desarrollo de una ciencia del valor: la distinción entre el teórico del valor y el valor mismo. S. sino la ordenación sistemática del desorden” 37 . En su propia expresión “introducir el pensamiento ordenado en el campo de las disciplinas morales” 36 “la ciencia en general no es ni ciencia natural ni ciencia moral. cuando se estudia a la luz de la ciencia de la navegación. consecuentemente. su propio grupo de objetos. (1959). Pg. 219. Hartman. un dato se convierte en un objeto de la ciencia natural si se le aplica la pauta de la ciencia natural. entre la axiología como método científico y el valor como su objeto de conocimiento. (1959). es un método lógico y formal para acercarnos a la realidad. de la física.

Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora transforma en un objeto de la ciencia axiológica o en un valor cuando se examina a la luz de la ciencia moral. S. Hartman. E. cumple con el conjunto de propiedades de la comprensión de su concepto”41. Axiología formal. puede aparecer en tantos aspectos como marcos de referencia sean aplicados a él” 39 40 A partir de esta clarificación. o. S. Pg. El valor lógico analiza qué aspecto del significado es identificado con el valor. R. La Axiología Formal. De otra parte. Moore. mejor aún. que hemos hecho!”. R. el bien. el avión que lanzó la bomba atómica sobre Hiroshima. dependiendo del punto de vista. Hartman expone las falacias axiológicas que se han producido por la confusión entre pautas. México: UNAM – Seminario de problemas científicos y filosóficos. está asentada en el pensamiento lógico del valor. y resaltando la importancia del filósofo inglés G. R. no son propiedades de las cosas en sí. no es un objeto de la ciencia natural sino de la ciencia moral la observación del copiloto del Enola Gay. o de la pauta aplicada. México. por tanto. y únicamente si. Así. La ciencia de la valoración. (1965). (1956). S. Pg. 5 40 Hartman. El mismo dato puede aparecer entonces como objeto de la ciencia natural o como objeto de la ciencia moral. R. quien escribió en su diario de navegación. 19. después de ver desaparecer a toda una ciudad: “¡Dios mío. son propiedades de la relación entre las cosas y sus conceptos. “Y así hacemos siempre que oímos que una cosa es “buena”: combinamos las propiedades del concepto de la cosa con la idea de la cosa en cuestión. Pg. 43. FCE. (1956). 11-32. El conocimiento del bien. la bondad. sino de los conceptos con los que las nominamos. en el análisis del significado de los conceptos con los que nominamos la realidad (filosofía del lenguaje) y la mayor o menor gradación de correspondencia entre el concepto y la cosa. 41 Obra citada. el mundo. Esta operación 39 Hartman. métodos científicos y objetos de conocimiento y que han oscurecido el acceso al saber científico. 42 Obra citada. S. Así. propone como piedra angular de su Axiología Formal una definición lógica del valor: “Una cosa es buena si. aunque ontológicamente uno. (1959). O dicho de otro modo “una cosa tiene valor según el grado en que cumple la comprensión de su concepto” 42 De aquí se deriva que el valor. Pg. 47 . Hartman.

podemos realizar una valoración sistémica. Lo que hacemos es. Hacemos entonces una valoración expositiva.nsf/Home?ReadForm 48 . la raza. extrínseca e intrínseca. Desde una valoración extrínseca. consideraremos todas las propiedades concretas que se nos ocurran y que observemos que configuran la finita exposición de lo que es ser un caballo. 43 Desde el axioma central de la Axiología Formal. Hartman. es decir. solípedo. de esta manera. http://www. una valoración definitoria: un animal es caballo o. (1959). poder considerar su valor dentro de la especie “caballo”. Según el diccionario de la RAE 44 significa: “Mamífero del orden de los Perisodáctilos. así como la jerarquía entre ellas. Hartman. expositivos y descriptivos). el tamaño. Desde una valoración sistémica. Así. planteará las categorías o dimensiones axiológicas del valor clasificándolas en sistémica.” Tomando el axioma de Hartman. etc. recurriendo a la clasificación tradicional que divide a los conceptos en tres clases (definitorios. que se domestica fácilmente. 43. Se expresa en la definición de bien. por tanto. Elegiremos el concepto CABALLO. recurriremos a un ejemplo sencillo. podremos decir que cualquier animal estará incluido en esta clase siempre y cuando cumpla con las propiedades que definen a la especie equina. R. 43 44 Obra citada. Dentro de la especie que denominamos y se ajusta al concepto “caballo” podremos comparar un animal con otro y decir que es mejor o peor en la medida en que tiene más o mejores propiedades que definen a esta especie de animal. Pg.es/RAE/Noticias.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora lógica es el significado de la palabra “bueno”. de cuello y cola poblados de cerdas largas y abundantes. S. simplemente. de aquello que todas las cosas buenas tienen en común”.rae. extrínseca o intrínseca sobre cualquiera de los animales que existen y. consideraremos el color. no lo es. Para una mejor comprensión. el tipo de pelo.

en colaboración con Hartman. Una de las herramientas que él diseñó para tal fin es el Perfil de Valores Hartman. le puse el nombre. etc. desarrolló. eminente psiquiatra mexicano. este caballo concreto (por ejemplo. lo he criado. México: Planeta. nos aproximamos a la comprensión de cómo es que valoramos según lo hacemos. transmitida y continuada por su Rodiles. A través de ella. 2. lo que pretende Hartman es acercarse a descubrir la capacidad valorativa de la persona: su ciencia del valor permite medir la capacidad para valorar. J. 118 y ss.45 Roquet. Si utilizamos el símil de la visión. aplicó el PVH al campo de la salud mental y el crecimiento personal. a raíz del encuentro entre Hartman y Salvador Roquet. (1998). En esta tradición de Roquet. salgo a pasear con él. Biografía de Salvador Roquet. Pg. además de diseñar la prueba sexual. la lectura y aplicación psicodinámica del perfil. La aplicación en la psicoterapia y la práctica clínica llegará más tarde. lo que perseguiremos es conocer cómo está o cual es la capacidad de visión de una persona en relación. 45 49 . Con el desarrollo de la Axiología Formal. para medir la capacidad de valorar de una persona. basado en la axiología formal. no la preferencia particular sobre un color u otro. a los colores. que ha derivado en diversas disciplinas y ámbitos. que consideraremos desde su aplicación en la psicoterapia.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Desde una valoración intrínseca. por ejemplo. Hacemos ahora una valoración descriptiva y singular. Considerando que este caballo es un animal que pertenece a su clase (sistémica) y que cumple con las propiedades expuestas en su clase (extrínseca). EL PERFIL DE VALORES HARTMAN Descripción del PVH El Perfil de Valores Hartman fue desarrollado por Robert S. Una terapia prohibida. lo que haremos será considerar el valor que tiene un caballo particular. Hartman y Mario Cárdenas Trigo en 1967 como instrumento axiológico. el mío) tiene unas características propias que lo definen como único e irrepetible: estuve en su nacimiento. En la práctica clínica con sus pacientes.

no psicométrica. extrínseca e intrínseca. desde el polo menos valioso (muerte). son la traducción de 18 fórmulas axiológicas derivadas del axioma central de la Axiología Formal y de la combinación de las tres dimensiones del valor: sistémica. el PVH muestra un mapa caracterial de la persona a través de la valoración subjetiva que ella elabora sobre un ordenamiento objetivo de los valores. tanto a nivel interno como externo y. sino su capacidad para valorar. desde el polo más valioso (vida) y en negativo. es en la que se enmarca la Asociación Española de Axiología Robert S.htm 50 . el PVH nos revela un mapa del presente experiencial de la persona o grupo a partir de la ordenación subjetiva de la escala de valores objetivos que recoge el perfil. De esta manera. Desde una lectura psicodinámica. En su aplicación clínica.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora discípulo Alfonso Castro Asomoza.com/es/presentacion. desarrollada en tres partes. cada una con 18 frases que. para reconocer los niveles del valor. una prueba axiométrica. cómo se percibe en relación a sí mismo (MUNDO INTERNO) 46 http://www. en realidad. el PVH es un instrumento para conocer nuestro presente a través de nuestra capacidad para valorar y. del ordenamiento de valores: lo que somos capaces de percibir acerca de lo que sentimos. relacionándose entre sí en positivo. no muestra las preferencias de la persona o sus valores personales. a través de ella podremos observar qué es lo que está viviendo en este momento de su vida. por ende. Parámetros que muestra el PVH Las tres partes en que se divide el Perfil abordan la capacidad de valoración de la persona en relación a cómo percibe el mundo y cómo se percibe en relación al mundo (MUNDO EXTERNO). pensamos y actuamos tiene una implicación axiológica. el PVH es una escala de valoración objetiva.axiologia. Hartman. Por tanto.46 De esta manera. Esta ordenación subjetiva recoge el grado o nivel de percepción de la persona. lo que se hace figura y lo que permanece como fondo en la relación consigo mismo y con el mundo.

ideas o normativas que le rigen (MUNDO SISTÉMICO). valoración objetiva de sus capacidades. romanticismo. de la autoridad. Dimensión Extrínseca o Proyectiva (en el manejo concreto y estructural): Desenvoltura en las capacidades y cualidades creativas. 7. Revela la capacidad de percepción del mundo externo. Capacidad de objetividad en la percepción. 51 . Manejo de realidad-fantasía. Dimensión Intrínseca o Afectiva (en el manejo concreto y estructural): Manejo de las relaciones interpersonales en general. capacidad de percepción y de contacto con la vida o con lo que es vida. 2.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora y cómo se percibe en relación a los conceptos. productivas y proyectivas. uso de roles e imagen pública. valoración objetiva de las capacidades personales. En esta primera parte. manejo de la rebeldía. 8. Capacidad de percepción del entorno como un todo y en cada parte. MUNDO EXTERNO o Gran Extrínseco (“yo en el mundo”) La primera parte del PVH muestra cómo valoramos el mundo y nuestro estar en él. toma de decisiones. manejos sado-masoquistas. tipo de pensamiento. capacidad para el logro de las metas. 5. y cómo es nuestro manejo en referencia a esta realidad. liderazgo. podremos observar: 1. estado anímico. manejo de la presión y del estrés. relación con el otro sexo. Factores para un pensamiento objetivo: Identificación y resolución de problemas. contacto con vida o muerte. relación de pareja. 3. Manejo de la energía psicosomática: stress. manejo de límites. 6. (Distorsión). relación con la figura de introyección masculina. de la realidad externa. 4. manejo del pensamiento sobre lo emocional y afectivo. de los límites. Área Sistémica (en el manejo concreto y estructural): Relación con el orden y la autoridad.

valoración de si. manejos sado-masoquistas. 10. vacío existencial. imagen ideal del yo. 5. Manejo de la energía psicosomática o energía de estrés ante su realidad interna. contacto con lo que me da vida o muerte. 3. 4. del ordenamiento que nos rige (expresado en forma redundante: la valoración de nuestra valoración). relación con lo trascendente. de la realidad interna. Dimensión Extrínseca (Manejo de la Necesidad y la Dependencia en lo concreto y estructural): Capacidad concreta de dependencia-independencia. Desenvoltura en lo Emocional. relación con la figura de introyección femenina. manejo del pensamiento sobre la imagen de si. 8.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora MUNDO INTERNO o Gran Intrínseco (“yo conmigo”) La segunda parte de la prueba revela cómo nos percibimos y cómo nos relacionamos con nosotros mismos. 2. Equilibrio-ansiedad-angustia-desconexión. estado del self. Capacidad de objetividad en la percepción (distorsión). Observaremos: 1. Manejo de la realidad . manejo de los medios. manejo de la relación con el cuerpo. Revela la capacidad de integración y elaboración personal del mundo sistémico. relación con la sexualidad. Muestra la capacidad de captación del mundo interno. Estado anímico en relación conmigo mismo. 6. manejo del juicio de si. relación con la necesidad. MUNDO SEXUAL o Gran Sistémico (manejo de la normativa y el impulso) La tercera parte de la prueba muestra cómo nos conducimos con nuestros conceptos. Dimensión sistémica (Deber ser en el nivel concreto y estructural): Rigidezflexibilidad. Las frases de esta tercera parte versan sobre la sexualidad y el deseo 52 . compromiso. apertura transferencial. Dimensión Intrínseca (en el manejo concreto y estructural): Imagen concreta de si mismo. 9. Capacidad de percepción de si como un todo y en cada parte.fantasía. autoestima. 7. manejo de la energía de impulso.

2.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora atendiendo a aquello que mejor expresa la síntesis de la gestión natural de la dinámica de satisfacción del placer (fase genital). Manejo de la realidad-fantasía. manejo de la energía de impulso. 5. Área Extrínseca (Manejo de la relación con el otro en lo concreto y estructural): Capacidad de gestión del propio impulso. Lo que podemos observar es: 1. Manejo de la energía psicosomática o energía de estrés. 53 . Capacidad de objetividad de dicha percepción (distorsión). detección de problemas orgánicos. Área Intrínseca (capacidad orgásmica en lo concreto y estructural): Compromiso con la satisfacción genital. Interferencias mentales en la sexualidad. apertura. 7. 6. extrínseco y sistémico. introyectos. Manejo del propio impulso. manejo del pensamiento sobre la imagen de si. mostramos o medimos el grado de satisfacción y motivación consiguiente de la gestión de nuestro impulso vital. el destino del Impulso para la vida. A través de la valoración sobre la sexualidad. manejo de la relación con el cuerpo. 3. en nuestra existencia. se manifiesta la realidad tridimensional en la que estamos inmersos: intrínseco. 4. capacidad de entrega. Lectura del PVH En el PVH quedan desplegados diversos matices o ángulos en los que. manejo del juicio de si. La tercera parte del perfil es una ampliación de la Dimensión Extrínseca del Mundo Interno. Estado anímico en relación con la sexualidad. manejo del erotismo. fin y motor de nuestra existencia. Capacidad de percepción de la propia sexualidad y entrega amorosa como un todo y en cada parte. 9. Área sistémica (manejo del juicio y habilidades en lo concreto y estructural): Rigidez-flexibilidad. 8. manejos sado-masoquistas. capacidad concreta de dependencia o independencia. capacidad para distinguir entre el placer y el displacer.

necesidades. así como la relación entre las puntuaciones concretas y estructurales. edad. en nuestro SISTEMICO. expresado axiológicamente. y nos proporcionará una información valiosa sobre lo que está percibiendo como figura y fondo en su momento actual. que la lectura de personalidad que nos revela el PVH queda mermada si nos acercamos a los resultados de la prueba desde un ángulo parcial o. Es por esto que considero este instrumento como gestáltico en la medida que. La ordenación axiológica subjetiva que cada persona hace. En nuestra dinámica existencial. De tal manera.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Con el nacimiento a este mundo somos puro EXTRINSECO (un bebé). Progresivamente. Que los datos concretos de sexo. nos vamos desarrollando en la conciencia de nuestro ser. estado civil o sentimental nos aportan fineza en la interpretación. nos acercamos al PVH como un mapa fenomenológico en el que la percepción y la escucha del todo nos acercarán más a la realidad de la vivencia de la persona. Esto viene a significar que cada uno de los mundos que recoge el perfil está referido a los otros dos. estas tres dimensiones se imbrican de una forma particular y única en cada uno de nosotros. enraizada en la tensión placer – displacer. si hacemos una lectura sistémica. nos vamos reconociendo en la adecuación a las normas y pautas que nos regulan. de nuestra propia identidad. sensaciones corporales…. como continuadores de las intuiciones de Roquet. está mostrando la particularidad de su vivencia y los factores que están incidiendo en la misma. Más tardíamente. desde un enfoque más gestáltico. 54 . Que cada dimensión en cada mundo guarda relación con la misma y con otras en el mismo o en otro mundo. Que no hay una prueba que manifieste que una persona está bien o mal (valoración solo sistémica) sino más bien que la persona está como está en este momento dado. En este sentido. aprendemos a interpretarlo desde un punto de vista psicodinámico. repletos de impulsos. en cada momento. Que es importante la significación de las proporciones numéricas que resultan de la calificación de la prueba. entramos en contacto con nuestro INTRINSECO.

la gestión del Impulso de vida. puede abrirnos ricas posibilidades para descifrar cómo la persona ha aprendido a desenvolverse en el mundo. Si el PVH muestra la lógica de los juicios de 47 48 Manual de interpretación. María López Zubicaray. visto axiológicamente. 84. como manera de percibirse a sí mismo y de estar en el mundo. 3. qué y cómo actúa. que nos muestra el PVH. S. en la dinámica de contacto con la realidad. qué y cómo piensa. con todas sus fases. Boletín de las I Jornadas de Axiología. obviadas o contaminadas. Extrínseca o Sistémica) que será en la que habremos “aprendido” mejor a defendernos y sobrevivir (esa será la base). FORMULAS AXIOLÓGICAS DE CADA CARÁCTER Al igual que la estructura corporal nos revela. en las segundas jornadas de axiología de la AEARSH. va configurando las diferentes manifestaciones del carácter. Apuntes de R.48 Si en el final del proceso evolutivo queda instaurado el CARÁCTER. cada carácter se configurará en términos de prevalencia de una de las dimensiones (Intrínseca.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora En su aplicación clínica. la capacidad valorativa. podemos acceder a qué está viviendo y cómo lo está viviendo una persona: qué y cómo siente. quedarán menoscabadas. Hartman. como afirma Hartman en el manual de interpretación del perfil. a la organización de valores”. En el plano axiológico. es equivalente o superponible a la reorganización de la libido (energía vital) y. axiológicamente. Pg.com 55 . desnutridas. lo ha expresado así: “el proceso de formación del carácter. guarda similitud y expresa la estructura de carácter de cada persona. en sus componentes tierno y agresivo. en www. A nivel corporal y emocional ya hemos expuesto el resultado de esta dinámica. Como decíamos en la exposición de la teoría energética.axiologia. también podemos encontrar una manera particular de desarrollar nuestras capacidades y organización valorativas. de manera que las otras. “la capacidad de valoración es una función tanto de la organización intelectual como de la organización emocional de uno mismo” 47 Así podemos concluir diciendo que a partir del PVH.

distorsionando nuestra percepción y el contacto con nosotros y con nuestro mundo. (esto sería poner el carácter a nuestro servicio). C. La investigación desarrollada por Alfonso Castro. vamos adquiriendo conjunciones desarmónicas y desequilibradas de estas tres dimensiones. Si consideramos que. la realidad es que. de manera que exista una interrelación equilibrada. Extrínseco y Sistémico. incorporando lo INTRINSECO. que Armando Molina49 recogió en su libro “como somos”. Intrínseca o Sistémica. esta capacidad se va construyendo en razón de cómo se van organizando experiencialmente en nuestra vida las dimensiones del valor: Extrínseca. En este apartado describiré brevemente. Carácter y neurosis. nos permite entablar una conexión entre tipologías axiológicas y la caracterología eneagrámica a partir de la estructura tridimensional que presenta el Perfil de Valores Hartman. a través de nuestra historia psicoemocional. la capacidad para valorar y hacer juicios de valor. unas cobrarán relevancia sobre las otras. Prólogo. ampliando esta conexión a los caracteres bioenergéticos y al conflicto original que los genera. la correlación axiológica de los caracteres bioenergéticos y eneagrámicos sería: 49 Naranjo. La llave. en nuestro proceso evolutivo. hasta integrar lo SISTEMICO. 1994. según cada formación caracterial. nuestra existencia transcurre desde lo EXTRINSECO. Si el afrontamiento de una vida armónica implica la conjunción de las tres dimensiones existenciales (I – E – S).Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora valor. desde los planteamientos axiológicos de Hartman y la lectura psicodinámica de Roquet. la formulación axiológica derivada de las diversas combinaciones entre Intrínseco. Así. 56 .

SI CARÁCTER ORAL ENEATIPO 4 .IS S E S I I S E CARÁCTER RÍGIDO: FALICO – NARCISISTA COMPULSIVO ENEATIPO 8 .EI I S E E I CARÁCTER RÍGIDO PASIVO FEMENINO ENEATIPO 7 .SE CARÁCTER RÍGIDO: FALICO – NARCISISTA OBSESIVO ENEATIPO 1 .ES I S E E S I CARÁCTER MASOQUISTA ENEATIPO 9 .II CARÁCTER PSICOPÁTICO ENEATIPO 6 .EE I S E CARÁCTER RÍGIDO: HISTÉRICO ENEATIPO 2 .IE E I S 57 .Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora CARÁCTER ESQUIZOIDE ENEATIPO 5 .SS S I E CARÁCTER PSICOPÁTICO ENEATIPO 3 .

Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora S I E I S E ENEATIPO 9: II S I E ENEATIPO 8: IE ENEATIPO 1: IS E S I E I S ENEATIPO 7: SE ENEATIPO 2: EI I S E ENEATIPO 6: SS S E I ENEATIPO 3: EE I S E E S I ENEATIPO 5: SI ENEATIPO 4: ES 58 .

C. siendo definida por el pensamiento (Sistémico). SI – CARÁCTER ESQUIZOIDE – Eneatipo 5 Esta es la expresión axiológica de la fijación del carácter esquizoide. quedando en sombra el extrínseco. (1993). La gestión del Impulso de Vida que resuelve este carácter desemboca en una percepción de sí donde la esencia de ser (Intrínseco) queda distorsionada. dirigida por el Intrínseco. Será la lectura general y psicodinámica de la prueba lo que nos desvelará la organización valorativa de la persona y. 79. lo que queda pendiente. Su núcleo intrínseco auténtico queda oculto bajo el disfraz de lo sistémico. lo no satisfecho. Extrínseca o Sistémica. Pg. la distancia sensorial y emocional con su cuerpo. Veíamos cómo la fijación nuclear de este carácter se mantiene por los mecanismos de defensa de la intelectualización y la escisión. en la personalidad SI hay una preponderancia de valorar desde la dimensión sistémica.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Lo que desarrollaremos a continuación no quiere decir que haya PVH específicos y modelos que muestren la formulación descrita.” 50 O lo que es lo mismo. experimentado como amenazante. y ambas dimensiones quedan escindidas del componente Extrínseco. Pensamiento y emoción predominan sobre acción. racional. que tiñe al intrínseco y olvida o relega lo Extrínseco. A. S. Una personalidad Sistémica. con Extrínseco inhabilitado. de esta manera. 59 . El contacto con la identidad tierna intrínseca queda defendido por el desarrollo del pensamiento sistémico. por tanto. la conclusión acerca de si es una persona que valora y percibe la realidad y a sí mismo desde un ángulo o preeminencia más Intrínseca. Como lo expresa Armando Molina es: “en la personalidad 5SI la base sistémica toma un acento intrínseco. El bloqueo en el contacto con sus necesidades y con la expresión de las mismas (por lo amenazante que resulta para la existencia) se 50 Molina. Cómo somos. La expresión es lo más frustrado o dañado. Las Palmas de Gran Canaria: Heca. La persona con carácter esquizo se percibe a sí misma desde su parte intelectual. Queda expresada.

(1993). sobre todas las cosas. La capacidad valorativa de este carácter manifiesta un soporte extrínseco sobredimensionado bajo la guía de la dimensión sistémica. soy carente” porque no me han dado y. éste queda mermado. Acción y pensamiento predominan sobre emoción” 51 La sobrevaloración de la dimensión EXTRINSECA indica o hace referencia a la carencia INTRINSECA.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora traduce axiológicamente. mejor. sin desarrollo. ES – CARÁCTER ORAL – Eneatipo 4 Esta es la expresión axiológica de la fijación del carácter oral. 51 Obra citada. ese contacto con nuestra propia esencia estará marcado y definido por la carencia: “yo. la rabia infantil se transforma en culpa y autocrítica. En el paso del EXTRINSECO AL INTRINSECO. lo que queda dañada es la incipiente construcción del INTRINSECO. donde el componente intrínseco queda debilitado. del contacto genuino conmigo mismo. Molina. “En la personalidad 4ES la base extrínseca toma un fuerte acento sistémico sumergiendo el intrínseco. más aún. En la fijación caracterial en esta etapa. 73. debido al mecanismo de introyección. A. regida y gobernada por el Sistémico. Pg. 60 . defendido. Una personalidad Extrínseca. porque no soy digno de ser amado. bloqueándose la percepción de las necesidades y la expresión de la demanda. Por eso es lo que queda oculto. en la devaloración de la dimensión extrínseca. con Intrínseco desnutrido. Hay una debilidad INTRINSECA (percepción de sí) que queda expresada en la predominancia EXTRINSECA (hiperreclamo desde la carencia: necesidad nunca satisfecha) y que transforma en hipercrítico y exigente al SISTEMICO que señala permanentemente la insuficiencia de ser y la demanda de satisfacción externa. El narcisismo primario queda mermado. o. De manera que la identidad intrínseca se convierte en inalcanzable para sí mismo y en objeto permanentemente reclamado (base EXTRINSECA) hacia los otros.

Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora

La parte extrínseca que desarrolla, además de vehiculizar la teatralidad del sufrimiento y de los impulsos hostiles (dada su estructura histérica) recoge también, o significa los objetos sucedáneos de satisfacción. Por eso es tan especial o requiere de tanta especialidad en sus expresiones y búsquedas de exteriorización y búsqueda de intensidad. Debajo del exceso en la expresión extrínseca, hay un intrínseco desnutrido. El sistémico se infla, se sobrevalora, la expresión natural de la demanda se transforma en queja y el super yo, la exigencia, perpetua la sensación de no estar a la altura, manteniéndose la vivencia de carencia como expresión del intrínseco desnutrido y no válido.

Siendo el impulso tierno el que posibilita la percepción de sí y la identidad de ser, y al identificarse él como generador de malestar, se rechaza y rechaza todo lo que proceda de él. Por eso queda en una situación de dependencia permanente del exterior.

II – CARÁCTER MASOQUISTA – Eneatipo 9
Esta es la expresión axiológica del carácter masoquista. En este carácter la capacidad valorativa presenta un predominio del ámbito intrínseco a través del gobierno del intrínseco. Esta prevalencia intrínseca, a su vez, distorsiona las capacidades extrínsecas y sistémicas, erigiéndose en filtro regidor de las mismas. Resulta así una personalidad Intrínseca orientada por el Intrínseco, con Extrínseco y Sistémicos propios ausentes.

“Encontramos aquí un predominio total de la faceta intrínseca con el correspondiente buen desarrollo del sistema visceral, mientras son relativamente menores tanto el del muscular como el del nervioso. La voluntad freudiana del placer rige la personalidad. Contemplación y emoción predominan sobre reflexión y acción” 52

Si el INTRINSECO queda desligado de su expresión (EXTRINSECO) y de su regulación (SISTEMICO) deja de ser intrínseco sano. La realidad y la propia experiencia se definen por la dinámica fluida de las tres dimensiones. Este carácter obviará las aportaciones propias y singulares del E y del S y tamizará toda su vivencia

52

Obra citada. Molina, A. (1993). Pg. 37

61

Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora

(consigo y con el mundo) pasándola por el filtro del Intrínseco. Esta sobre compensación hace referencia, precisamente, a aquella dimensión más vulnerada. El desarrollo del E y el S le facilitaría la demarcación de su propio I. Al estar deficitarios, lo que se produce es una desconexión de su propio I, al mismo tiempo que es la dimensión que lo rige. Por encima de todas las cosas, ha perdido la conexión con su propio I y por ello es lo que necesita reconstruir. Pero utiliza una estrategia equivocada: la confluencia, hacer su propio I a través del I de los demás, a través de la fusión y confusión con el otro. A través de la fusión con la identidad del otro o de los otros, es como busca su propia identidad.

Por eso su intrínseco es desnutrido, porque, al final, no es el suyo. Por eso teme tanto el conflicto, por eso acumula tanto resentimiento.

Su intrínseco ha sido humillado y ha tenido que ceder a la otra persona. Por eso, su motivación será reencontrarse con él mismo, pero para evitar la angustia, lo hará haciendo lo que esté en su mano para estar pegado a otros. Su sistémico, en lugar de regular, de ayudar a diferenciar, se convertirá en castrador de su propia búsqueda.

SS – CARÁCTER PSICOPATICO – Eneatipo 6
Esta es la expresión axiológica del carácter psicopático, en su ala obsesiva. La capacidad valorativa está condicionada por la predominancia de la dimensión sistémica, regida por el sistémico. De esta manera, las dimensiones intrínsecas y extrínsecas quedan mermadas en sus aportaciones originales y regidas por el predominio del ámbito de la razón y el pensamiento. Resulta así una personalidad sistémica, gobernada por el sistémico, con extrínseco e intrínseco debilitados.

“El ideal tiene más peso que el empuje y el sentimiento. El pensamiento rige tanto emoción como acción. El predominio absoluto del sistémico lleva al 6SS a centrarse en la cabeza desconectándole del cuerpo, de la emoción y del instinto; el pensamiento subyuga y remplaza sentimientos e impulsos.” 53

53

Obra citada. Molina, A. (1993). Pg. 49 y ss.

62

Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora

En el caso del hombre, por ejemplo, el SISTEMICO (la norma materna) contaminará la percepción de sí (INTRINSECO) y su ser en el mundo (EXTRINSECO), definiéndose desde la ACCION MENTAL que, al final, se torna inoperante. El predominio de su componente sistémico hará que dude de su contacto con su intrínseco y que en su expresión extrínseca también dude, dilatando la acción, o la demanda precisa. En este último aspecto, prefiere que le necesiten a necesitar.

Aunque lo importante para él está mirado desde su óptica sistémica, no quiere decir que la tenga clara. Más bien buscará una autoridad firme que le guíe y haga de sostén. Por lo que el sistémico influirá también en su relación con las figuras de autoridad y en la propia afirmación de sí. El pensamiento somete y domina continuamente sus emociones y sus impulsos.

EE – CARÁCTER PSICOPATICO – Eneatipo 3
Esta es la expresión axiológica del carácter psicopático, en su ala histérica. En este caso, la capacidad valorativa está condicionada por la predominancia de la dimensión extrínseca, regida por sí misma. De esta manera, las dimensiones intrínsecas y sistémicas quedan mermadas y condicionadas por el predominio del ámbito de la expresión y la acción. Resulta así una personalidad Extrínseca, regida por el Extrínseco, con Intrínseco y Sistémico ocultos.

En el caso de la mujer, generalmente, el EXTRINSECO (el padre) contaminará la percepción de sí (INTRINSECO) y su ordenamiento (SISTEMICO), definiéndose desde LA ACCIÓN EFICAZ.

“Hacedora incansable y logradora experta, la personalidad 3EE se centra en el ámbito extrínseco, en la acción eficaz sobre las cosas, el mundo material. En el ámbito sistémico, el pensamiento subordinado al extrínseco adquiere un matiz de racionalidad pragmática que resulta en una inteligencia polifacética aunque no original. Funcional, concreta y decisoria, regida por practicidad y razonabilidad, es muy adecuada para dar aplicación operativa a ideas desarrolladas teóricamente por otros. Su ideal es alcanzar la perfección en el desempeño de un papel social extrínseco: el éxito 63

una imagen totalmente extrínseca que adopta íntegra. se sacrifican los ámbitos de intimidad y emocionalidad propios. La definición de la propia identidad no proviene de la vivencia íntima. convirtiendo las relaciones con ellas en la faceta más importante de la vida. “Acción y emoción predominan sobre intelección. la predominancia extrínseca hace que el ánimo característico sea de neutralidad emocional. (1993). ser protegido. sino que se centra en su aspecto más externo. En el ámbito intrínseco. en el caso del EE. La facultad valorativa se encuentra asentada en la predominancia de la dimensión extrínseca comandada por la dimensión intrínseca. Desea ser amado. con total adaptabilidad automática” 54 La proyección social y la imagen se convierten en los ámbitos que configuran la identidad personal. gobernada por el intrínseco. y sentirse importante en las vidas de otros. Pg. donde los elementos sistémicos se desvirtúan en su contribución de estructuración y límite. sobre las demás personas. Si en el II el móvil existencial es el olvido de sí para ser intrínsecamente a través de los otros y en el SS el motor existencial es el olvido de sí para ser según el implacable deber ser. pues su sensación de identidad se desarrolla a partir de cómo los demás reaccionan hacia él” 55 54 55 Obra citada. A. EI – CARÁCTER RÍGIDO (Histérico) – Eneatipo 2 Esta es la expresión axiológica del carácter rígido. 43 y ss. Molina. A este yo artificial. A. Molina. 67 64 .Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora entendido en términos mundanos. hasta el punto de identificarse con la imagen que proyecta. Pg. Obra citada. el olvido de sí está originado por la identificación con la imagen que es necesario desarrollar para ser en el mundo. No es una imagen fija. (1993). sino la prototípica del grupo en que se mueva en cada momento. en su vertiente histérica. con sistémico ausente. de la imagen exitosa y práctica. Resulta así una personalidad extrínseca. En la personalidad 2EI la acción extrínseca toma un enfoque intrínseco.

quedando disipados los elementos intrínsecos. pero desconectado del impulso. combinado con gran energía extrínseca que halla fácil expresión en palabras y cosas. de esta manera. La acción afectiva hacia los otros. planificador y activo. saldrían a la luz las carencias intrínsecas. el dolor del reconocimiento no concedido. pero se desarrolla una importante imposibilidad para recibir por la distorsión del intrínseco hinchado que no necesita. La capacidad valorativa se sustenta en el desarrollo de la dimensión sistémica regida por la expresión extrínseca. se convierte en sobreabundancia engañosa y defensiva.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora La búsqueda incesante de la propia identidad se realiza a través de la acción y la expresión afectiva hacia los otros. Resulta un carácter soleado que le permite disfrutar de la existencia y le lleva a proclamar "yo estoy bien" y "el mundo es maravilloso". con el Intrínseco carente y en la sombra. condiciona la posibilidad de una vivencia de entrega amorosa. Si esta dinámica se compensara. La identidad de ser. Al mismo tiempo. en su presentación pasivo-femenina. “Pensamiento y acción predominan sobre la emoción. Pg. Y la dinámica que se establece entre el sistémico y el extrínseco nos revela la facilidad para la expresión desde el pensamiento y la razón.” 56 El componente intrínseco sumergido nos remite a las fijaciones orales en este carácter. A. 65 . SE – CARÁCTER RÍGIDO (Pasivo – femenino) – Eneatipo 7 Esta es la expresión axiológica del carácter rígido. Pueden dar. (1993). Como resultado. que podría aportar una dirección adecuada para lograr un contacto de mayor autenticidad con la esencia personal. una personalidad Sistémica. Molina. 56 Obra citada. El componente sistémico. Hay una búsqueda del ser a través del dar. al no tener su raíz en un contacto amoroso con la propia esencia. La característica central de una personalidad 7SE es un intelecto analógico. 87. la estabilidad y la emocionalidad intrínsecos. queda distorsionado. manejada por el Extrínseco.

con menoscabo de la dimensión extrínseca. Pg. La satisfacción hedonista enmascara la entrega amorosa. A. (1993). sino sobre la inercia a una acción dirigida por el pensamiento. el desarrollo y la sobrevaloración de lo placentero contamina un auténtico contacto amoroso consigo mismo y con los otros. igualmente. con Extrínseco oculto. buscando fuera lo que necesita encontrar dentro. La emocionalidad queda supeditada a la corrección y al cumplimiento de valores éticos y morales. carente y desnutrida. este carácter superpone el perfecto cumplimiento del deber ser sistémico como la vía para definir y comprender los ámbitos contenidos en el contacto intrínseco consigo mismo y con el mundo. en su configuración fálico-narcisista obsesivo. que intenta encarnar con imparcialidad y objetividad… Con clara consciencia de sus 57 Obra citada. dirigida por el Sistémico. 66 . “Decidido sin ambages por el bien. se perpetúa en la distorsión de saciarse desde el afán extrínseco con raíces intelectuales. En la personalidad 1IS. Al mismo tiempo. los componentes del ámbito extrínseco. su ansia de perfección se articula en búsqueda continua de virtud y se concreta en valoración máxima de verdad. honradez y justicia. esta carencia intrínseca. el impulso intrínseco se somete al juicio ético sistémico. la crítica y la exigencia constreñirán. una personalidad Intrínseca. así. Resulta. desdeñando la mayoría de los valores extrínsecos” 57 En su percepción del mundo y de sí mismo. La capacidad valorativa descansa sobre el despliegue de la dimensión intrínseca desde una potencialidad sistémica. relegando el extrínseco a la sombra. El juicio. “En la personalidad 1IS la base intrínseca toma un fuerte acento sistémico. IS – CARÁCTER RÍGIDO (Fálico – narcisista obsesivo) – Eneatipo 1 Esta es la expresión axiológica del carácter rígido. Molina. En este sentido.61 y ss. distorsionando tanto el manejo de sus necesidades como su expresión en el mundo.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora recae no sobre el contacto con su propia esencia.

se acostumbra a sentirse plenamente capaz frente al medio. gobernada por el Extrínseco. Pg. Consagrado a conformar tanto él mismo como el mundo a ideales elevados. la única vía de posibilidad que le queda es el desarrollo del mecanismo de defensa propio de este carácter: la formación reactiva. relegando así el sistémico. de manera que emerge un conflicto entre sus necesidades y deseos prohibidos y su búsqueda de perfección. de esta manera. imagen y éxito mundano” 58 Lo que se trasluce en su ordenación valorativa es que se ha producido un desarrollo de la identidad ideal a costa de la identidad real. Así. Este conflicto entre el impulso del deseo y la soberanía del deber ser le hacen permanecer en un estado de irritación que tampoco se puede permitir y que desemboca en resentimiento e ira. con el Sistémico ausente. La capacidad valorativa reposa sobre la expansión de la dimensión intrínseca bajo las directrices del mandato extrínseco. Obra citada. “En la personalidad 8IE la base intrínseca recibe un acento extrínseco. (1993). 67 . Emoción y acción predominan sobre reflexión. 55 y ss. valora poco practicidad. supeditándolo a su propia ética y moral. (1993). en su disposición fálico-narcisista compulsivo. Molina.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora obligaciones. Molina. no aprende límites y crece creyéndose con derecho a recibir atención y apoyo así como a la satisfacción inmediata de todos sus deseos. dejando de lado los elementos de la dimensión sistémica. disfruta una experiencia fácil y satisfactoria de esos dos estadios. Como las demandas del entorno coinciden del todo con su impulso espontáneo. Resulta así una personalidad Intrínseca. A. Pg. ejerce control total sobre sus emociones e instintos. suprimiéndose el contacto con lo que realmente desea y necesita. 62. IE – CARÁCTER RÍGIDO (Fálico – narcisista compulsivo) – Eneatipo 8 Esta es la expresión axiológica del carácter rígido. ” 59 58 59 Obra citada. su vida. A. Las voluntades de placer y poder rigen la actividad. El autocontrol y el sobreesfuerzo rigen. que tampoco se puede permitir.

La negación se convierte. con incapacidad para la admisión de los principios de realidad que aportan los elementos sistémicos. desarrollando ante ellos una confrontación activa e impetuosa. dejarán de existir la debilidad y el reconocimiento de las experiencias dolorosas. 68 . en el mecanismo de defensa por el que se enfrentará a los límites externos y afrontará los suyos propios. la supremacía del extrínseco distorsiona una fluida percepción de sí. Por medio de él. Al tiempo que la búsqueda intrínseca se reduce a sus elementos extrínsecos.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora En esta personalidad. la propia dimensión extrínseca queda mermada y se confunden las necesidades con los deseos. así. confundiéndose lo que soy con lo que siento y deseo. El contacto tierno consigo mismo queda negado y muy defendido por la búsqueda incesante de placer y la entrega amorosa la perciben como amenaza para su libertad.

Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora PARTE TERCERA: TEORIA GESTALTICA 69 .

70 . Y en este oficio. de afrontar la vida.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora En los anteriores apartados he tratado de exponer. a mi entender y por mi experiencia. un arte. Yo. el carácter… Queremos interrumpir el progreso de una neurosis y de la osificación caracterológica y. mi vida. Ha significado y significa una nueva óptica en la manera de vivir. México: Fondo de Cultura Económica. es más una práctica terapéutica. hambre y agresión. de sentirme. El encuentro con la Gestalt. dice Perls “Nuestro objetivo es restablecer. (1975). dentro y fuera del marco terapéutico y formativo. de estar en el mundo. de forma muy escueta y resumida. Pretendo ahora continuar con esta tercera parte para significar lo que. de conocerme. las funciones del Yo. que se inició hace ya unos 15 años. por medio de la concentración. Refiriéndose al trabajo terapéutico. las aportaciones que la teoría energética y la axiológica pueden ofrecernos para el acompañamiento del proceso personal en el encuadre terapéutico. me ha permitido una experiencia de contacto conmigo y con los demás más fluida y auténtica y menos encorsetada en el dictamen de mi carácter. supone la aportación gestáltica para el diagnóstico y el trabajo terapéutico. de estar conmigo y con los otros. 60 Perls. aunque arropado por elementos teóricos. disolver la rigidez del cuerpo y el Yo petrificado. 330. al mismo tiempo regresar a los niveles biológicos de nuestra existencia” 60 Así ha sido mi experiencia. Pg. de verme. Estoy de acuerdo con que el enfoque gestáltico. F. la vivencia del contacto cobra una relevancia particular como el mejor ingrediente para una existencia armónica con nosotros mismos y con el mundo. un oficio a través del cual expresamos una manera de afrontar nuestra vida.

cómo lo están haciendo y cómo pueden cambiar. Naranjo. El énfasis está en lo que se está haciendo. Santiago de Chile: Cuatro Vientos. dos destinos… un momento de autenticidad”. (1995). 62 61 71 . 63 Yontef. C. Las diferencias en las perspectivas. nuestros deseos frustrados. Pg. en fin. afirma: “Enseña a terapeutas y pacientes el método fenomenológico del darse cuenta. En terapia gestáltica. 19 y ss. Barcelona: Gedisa. Pg. sentir y actuar es distinto a interpretar y repetir actitudes preexistentes.… sobre todo aquello. La llave. 63 Alberoni. pacientes y terapeutas dialogan. Gary Yontef. vamos restaurando la conciencia sobre nuestro dolor olvidado. La terapia gestáltica se centra más en el proceso (lo que está ocurriendo) que en el contenido (lo que se está discutiendo). presentando la terapia gestáltica fundada por Fritz y Laura Perls en los años 40 como terapia fenomenológico-existencial. nuestra ternura congelada. se convierten en el foco de la experimentación y diálogo continuo. 1985. 119 y ss. es decir. puede ser o debe ser”. en el cual percibir. donde paciente y terapeuta aprendemos a reubicarnos en nuestra vida. A partir de las gestalt inconclusas que pulsan en nuestro presente. Proceso y diálogo en psicoterapia gestáltica. y sobre las que arrastramos la insatisfacción acumulada. y al mismo tiempo aprendan a aceptarse y valorarse a sí mismos.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Hace años leí de Alberoni que: “la amistad es una filigrana de encuentros…el encuentro es un momento en el que comprendemos algo de nosotros mismos y del mundo… el encuentro es recorrer juntos un tramo del camino hacia la propia identidad. 61 Parafraseando al autor. G. F. comunican sus perspectivas fenomenológicas. entiendo que el proceso terapéutico es una filigrana. 1994. La Amistad. Carácter y neurosis. más que en lo que fue. pensando y sintiendo en el momento. hacia el descubrimiento de lo que es más importante para cada uno… es una sinergia de dos trayectorias vitales. que no se resolvió de manera satisfactoria y por lo que perdimos el auténtico contacto con nosotros mismos (el oscurecimiento óntico según expresión de Claudio Naranjo62) y con el mundo. El objetivo es que los pacientes se den cuenta de lo que están haciendo. una sucesión de encuentros en el presente de nuestra existencia. Prólogo.

372 y ss. En el momento presente se produce el contacto entre el paciente y el terapeuta. se expresa. (1995). AQUÍ Y AHORA En este espacio y en este instante somos y nos manifestamos. Pg. el significado es la relación entre figura y fondo” 64 1. Le permite hacer mejores conjeturas acerca de lo que el paciente esté experimentando. viste. Cómo habla. Cuando me encuentro en la sesión terapéutica puedo observar cómo es la presencia del paciente y la mía propia. en el terapeuta que la ofrece y entre ambos. Ya desde la primera llamada telefónica ocurre una experiencia fenomenológica en la persona que solicita consulta.…El proceso diagnóstico es una búsqueda de significado. 72 . En la teoría de la terapia gestáltica. cómo reaccionaría frente a una intervención particular. en el contacto que supone el encuentro terapéutico. G. etc. Yontef. Algo así como el “alma” que impregne nuestro modo de hacernos presentes en el proceso terapéutico de la persona que acompañamos. puede representar la “amalgama” que aglutine nuestro bagaje experiencial y formativo.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora De esta manera. veamos cómo la actitud gestáltica. reconocer eventos evolutivos claves que deben ser resueltos. en el oficio terapéutico las herramientas descritas anteriormente pueden permitirnos una disposición y presencia en el encuentro con el otro que favorezca e impulse el objetivo que Perls señalaba. qué otra conducta podría acompañar a aquella presentada al terapeuta en la sesión.… cual es su postura 64 Obra citada. en el sentido en que considera Yontef que “El diagnóstico permite al terapeuta ser más preciso. calla. me propongo releer algunos de los elementos representativos de la teoría gestáltica desde el prisma de la información diagnóstica que nos ofrecen en el encuentro terapéutico. Así pues. Para ello. discriminativo y coherente en la comprensión de la realidad particular y diferente de cada paciente individual y de cada tipo de paciente.

una gestalt definida por su lugar en la gestalt más amplia de la existencia actual de la persona y en el resto del ambiente humano. que hemos ido acumulando en nuestra propia historia. ocurrirán otros momentos presentes en los que nos seguiremos desvelando. En la formulación teórica.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora corporal. aquello que ocurrió y aquello 65 Obra citada. su significado es limitado. 374. somos dos desconocidos que nos encontramos. Entiendo que es en este sentido en que Yontef lo señala: “No hablar del pasado cuando se necesita es tan disfuncional como hablar del pasado para evitar algún aspecto del presente. Pg. lo que enseña y lo que cubre. G. ya que en un momento sobresale significativamente contra el fondo de la experiencia de alguna persona. psicopatológico. etc. En principio. el pasado y el futuro. continúan creando ruido en nuestro presente y nos aparecen con una función indicativa de los desajustes en nuestro contacto. le escucho. me siento ante él. qué es lo que resalta como figura relevante en su discurso y en su estar. Cómo le pregunto. sin una conexión con gestalten más amplias. “un cuidadoso estudio fenomenológico del proceso de formación de significado figura/fondo de una persona. Una buena terapia requiere un significado mucho más sustancial. también considero cómo el paciente cuenta su historia o lo que ocurre en su vida. Un significado restringido tiene consecuencias insuficientes para una buena terapia. si la constelación figura/fondo se define meramente por la emoción del momento. Yontef.” 65 Los asuntos o gestalt inconclusas. Sin embargo. En la dinámica figura-fondo. y el paciente hará emerger otras figuras como prioridades experienciales de su fondo existencial. A veces el concepto de aquí y ahora de la teoría de la terapia gestáltica era y es distorsionado en la práctica o al hablar acerca de la teoría. biográfico. (1995). A lo largo de nuestro viaje en común. caracterial. 73 . permite comprender la organización de su personalidad. social. en el campo que constituye el fondo para el paciente. Cualquier figura viva y clara es significativa. también están los componentes de su contexto más amplio: familiar. Dentro de lo que ocurre en el aquí y ahora terapéutico. además de considerar lo que ocurre en el encuentro terapéutico.

Obra citada. lápices. 58. G. 292. aquello del pasado que está inconcluso en el presente y aquello que se desea para el futuro.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora que se pronosticó. sillas. Perls. un conflicto. etc. (1995). Yontef. 68 Fagan.) para recrear aquí y ahora las escenas pasadas y ejercitar la restauración de los guiones rigidificados. (1970). Pg. Preparando este trabajo. he releído “Sueños y existencia” y me vuelvo a dar cuenta de lo que me gusta “jugar” a hacer teatrillos en las sesiones. I. un sueño. 143. normalmente lo suele contar en tiempo pasado. “No niego en absoluto que todo tiene su origen en el pasado y tiende a un desarrollo ulterior. Obra citada. Buenos Aires: Amorrortu. utilizando todo lo disponible (cojines. J. Pg. Sin la referencia al presente llegan a carecer de sentido” 67 Cuando el paciente hace referencia a una escena pasada. señalar las modificaciones que se producen. (1975). o las dificultades para el autoconocimiento. F.” 66 Resaltar como óptica gestáltica la importancia fenomenológico-existencial del presente y de lo que ocurre como experiencia en el aquí y ahora entiendo que constituye nuestro modo específico de acercarnos o considerar. son parte del aquí y ahora. espejos. Teoría y técnica de la psicoterapia gestáltica. pero lo que yo quiero precisar es que el pasado y el futuro determinan su rumbo continuamente según el presente y tienen que relacionarse con él. el pasado o el futuro. a diferencia del psicoanálisis. Pg. y Lee Shepherd. 67 66 74 . Si le ofrecemos la posibilidad de experimentar lo que cuenta en tiempo presente (la presentificación del pasado o del futuro según expresión de Claudio Naranjo68) y armamos con él la escena en el aquí y ahora de nuestro encuentro podremos observar la diferencia cualitativa en el contacto consigo mismo.

Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora 2. 75 . (1995). como señala Peñarrubia. Pg. a lo largo del proceso terapéutico. Yontef. F. no hemos perdido del todo el contacto con nosotros mismos. Perls. La insatisfacción o angustia que experimentamos irrumpe como figura en nosotros. El darse cuenta es la única base del conocimiento” 70 “El darse cuenta es una forma de vivenciar. Pg. con un total apoyo sensorio-motor. Al mismo tiempo. de que algo no funciona en nuestra vida. Es posible que. Pg. Sueños y Existencia. al menos en el ámbito de la neurosis. G. EL DARSE CUENTA “La gestalt no diferencia tanto los medios y el fin: concibe el darse cuenta como el proceso de restauración de la salud. en la herramienta esencial a través de la cual realizamos el viaje al encuentro con nuestra esencia. una luz roja encendida en nuestro discurrir existencial. Si en un primer momento nos damos cuenta de nuestro desajuste. Peñarrubia. a veces con tal brusquedad y evidencia. al mundo…) y el camino corrector es ir saneando esta ceguera” 69 Los momentos de crisis. F. (1982). 71 Obra citada. este “percatarse” lo convertimos. entendiendo que la neurosis es un oscurecimiento de la capacidad de percibir (a sí mismo. se haya oscurecido nuestra capacidad para percibir. cognitivo y energético” 71 Como terapeutas. podemos considerar que este “darse cuenta” de los síntomas (cualquiera que sea su forma) angustiosos son un indicativo de que. Santiago de Chile: Cuatro Vientos. es significativo observar cual y cómo es el nivel del “darse cuenta” del paciente y permanecer en el señalamiento continuo de cómo ocurren (en lugar de 69 70 Obra citada. en gestalt. emocional. Es el proceso de estar en contacto alerta con la situación más importante en el campo ambiente/individuo. 171 y ss. resultan ser un indicativo. (1998). 56. 96. motivadores del inicio del proceso terapéutico. que pone en cuestión nuestra particular manera de ser. “Todo está basado en el darse cuenta.

puede 72 Obra citada. distorsiones en general de lo que nos llega de fuera o de dentro. Resistir al terapeuta o a la terapia gestáltica puede ser una sana reacción. - El darse cuenta de la zona intermedia: nuestra actividad mental. Peñarrubia. en qué zonas resulta más dificultoso para el paciente dirigir su atención. es decir. Aun cuando el paciente resista su propio darse cuenta. con demasiada normalidad advertimos las incongruencias que se desvelan en la interrelación atencional de estas tres zonas. entre otras cosas. El darse cuenta de la zona externa: los datos perceptivos que nos aportan nuestros sentidos sobre el mundo externo. Como afirma Yontef. sin embargo. dónde y cómo se producen las interrupciones en el contacto. fobias. cobra excesiva relevancia el desarrollo de esta zona intermedia. paranoias. en nuestra identificación con el carácter aprendido. Si el primer darse cuenta del paciente. poniendo luz sobre ella a través de la atención. Sugeriremos amplificar el awareness focalizando la atención en: - El darse cuenta de la zona interna: lo que sentimos corporal y emocionalmente. aunque rudo. cual es la manera. Pg.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora investigar los por qué) los procesos que experimenta en el presente. de evitar una relación más sana con nosotros mismos. es el malestar que le encamina hacia la terapia. Como señala Paco Peñarrubia. en expresión de Claudio Naranjo. y cuando se produce. entonces. en aliados de esta resistencia a fin de que. 99. F. nos permitirá descifrar. 76 . en qué medida soslaya y sustituye la conciencia de las zonas interna y externa” 72 Una actitud permeable a este “continuo atencional”. En nuestro crecimiento como personas con falso o deteriorado contacto. (1998). nuestras fantasías y pensamientos. Nos convertimos. habría que entender que lo dañino es su exceso. escindiéndose de las demás. “La resistencia del paciente es perjudicial sólo cuando no forma parte del darse cuenta y del ajuste creativo del organismo. “Tradicionalmente se considera esta zona como el lugar privilegiado de la neurosis: aquí residen los prejuicios. pueda disolverse.

identificarlo (tomar conciencia) y encontrar 73 74 Obra citada. “Cuando nuestro organismo siente una necesidad significa que algo le falta. En TG conducimos la resistencia hacia el darse cuenta. nos permitirá darnos cuenta de su función o disfunción. Perls. se encuentra en desequilibrio. nos desarrollamos en una continua dinámica de tensión – relajación. como señala Castanedo. Obra citada. afectivo.” 73 Teniendo en cuenta que el carácter que hemos forjado ha sido el resultado de nuestro particular proceso adaptativo al entorno. CICLO DE NECESIDADES Y MECANISMOS NEURÓTICOS “El concepto central es la teoría de que el organismo lucha por mantener un equilibrio que continuamente se ve perturbado por sus necesidades y que se recupera por medio de su satisfacción o eliminación…la neurosis se caracteriza por muchas formas de evasión. (1995). G. El ciclo de necesidades o ciclo gestáltico lo describimos como el proceso que se desarrolla cuando una necesidad emerge como figura en nosotros y pugna por lograr su satisfacción. Yontef.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora ser saludable. Pg. 3. Este ciclo. de la ganancia o pérdida que nos proporciona y abrirnos a la exploración de otras posibilidades para el establecimiento de un contacto más saludable y espontáneo con nosotros mismos y con el mundo. se extiende a todos los planos de nuestra existencia: corporal. La tensión la percibimos como expresión de una necesidad que surge. la relajación. 26. hundiendo sus raíces en el ámbito biológico. por lo tanto. F. psicológico. espiritual y ocurre como continua experiencia en el contacto con nuestro entorno. Pg. 77 . 25. como expresión de la necesidad satisfecha. que carece de algo. en sus múltiples manifestaciones. En tal situación de carencia el proceso consiste en sentir lo que nos falta. observarlo desde la conciencia. de modo que la auto-regulación del paciente se caracterice por un mejor contacto y darse cuenta. especialmente la evasión de contacto” 74 Como organismos vivos. (1975).

C. o de un conjunto de Gestalten inacabadas. de este modo. el entorpecimiento de la sabiduría natural del organismo” 77 Considerando nuestro propósito diagnóstico. o dicho de otra forma. no es atendida o tomada en cuenta. 80. 82. 76 Obra citada. Terapia Gestalt. y que nos dan cuenta de las necesidades no satisfechas o no satisfechas adecuadamente. C. Pg. “Aquí vemos cómo el síntoma puede definirse como un signo evidente de una Gestalt incompleta. por el contrario. Enfoque centrado en el aquí y ahora. por la razón que sea. Pg. atenderemos a la manera como el paciente va estableciendo el proceso natural de contacto y retirada en la satisfacción de sus necesidades. es decir. Castanedo Secadas. es decir un conjunto de insatisfacciones que han conducido a conflictos psicológicos debido a las necesidades no satisfechas” 76 Es por esto que en Gestalt. nos dará cuenta de los rasgos de personalidad de cada persona. F. Si. reiteradamente emergen en el presente perturbándolo. regresará al fondo de nuestra experiencia como gestalt inconclusa y pulsará como insatisfacción permanente. 77 Obra citada. satisfecha o conclusa. Barcelona: Herder. aquellas experiencias que. Peñarrubia. quedando deteriorado el ciclo natural de satisfacción de nuestras necesidades. como señala Peñarrubia “la neurosis se considera una fractura de la autorregulación organísmica. Castanedo Secadas. (1997). El modo de interrumpir el ciclo natural de necesidades. 75 78 . (1998). 118. habiendo ocurrido en el pasado. (1997). así como el particular modo de interrumpirlo. volverá al fondo de nuestra experiencia como una gestalt completada.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora después los medios para satisfacer dicha carencia. Pg. Así se vuelve a la situación de equilibrio” 75 Si nos percatamos de esta necesidad y entramos en contacto con nuestro entorno para atender a su satisfacción. Es en este contexto donde harán su aparición lo que denominamos gestalt inconclusas.

nos hacemos eco de la planteada por Zinker (y que denomina ciclo de conciencia – excitación – contacto) que presenta Peñarrubia78: 1. 6. nos detendremos en recordar los cuatro mecanismos a los que Perls prestó consideración: 78 Obra citada. Pues bien. Entramos en excitación corporal o ENERGETIZACIÓN que nos prepara para la acción. en términos de Perls. 138. 4.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora De entre las diversas propuestas explicativas que existen en la literatura gestáltica acerca de este proceso. Con la necesidad satisfecha se produce la RETIRADA o vuelta a la situación inicial de reposo. 79 . Peñarrubia. Comenzamos el movimiento o conducta dirigido a satisfacer la necesidad mediante la ACCION. Situación de REPOSO 2. por los mecanismos neuróticos o perturbaciones en el ritmo organísmico. Se produce el DARSE CUENTA o CONCIENCIA al conferir un nombre a la sensación. Emerge la necesidad en forma de SENSACIÓN difusa registrada sensorialmente. 3. (1998). este ciclo que regula nuestro organismo queda interrumpido. 7. Resolvemos la necesidad que emergió a través del CONTACTO e intercambio con el entorno. F. 5. Pg. De las múltiples clasificaciones que encontramos en la literatura gestáltica.

Inclán. las reglas de conducta. las actitudes y sentimientos. El Ferrol: Sociedad de cultura Valle. aunque sean contradictorios respecto a las necesidades del organismo. produciéndose una identificación con el mismo. sino primero se destruye (se desestructura) completamente y es transformado y absorbido selectivamente según la necesidad del organismo. Son los padres odiosos los que hace falta introyectar. el propio impulso queda suplantado por el mensaje o actitud introyectada. de otro lado. Goodman. ya que está hecho de conceptos sobre uno mismo: deberes. criterios y opiniones sobre la naturaleza humana impuestos desde fuera” 79 Perls señala como antídoto al mecanismo de introyección el desarrollo de la capacidad agresiva como una función sana del organismo para “masticar” y asimilar lo que ha sido tragado sin más y.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Introyección Es el mecanismo mediante el cual incorporamos a nuestra existencia lo que recibimos de nuestro entorno sin un proceso adecuado de digestión y asimilación. F. Hefferline. “Lo que se asimila no se absorbe como una totalidad. de nuestras necesidades propias. los valores.. Pg. porque es oportuno y apropiado para sus necesidades a lo largo de su crecimiento. entonces. Esto se acompaña del estado hambriento de las necesidades propias del niño y de la represión de su rebelión y repugnancia. Los introyectos son los mensajes familiares. Sea lo que fuere lo que el niño recibe de sus afectuosos padres lo asimila. P. R. este mecanismo favorece más el contacto con algo extraño a nosotros mismos que con nuestra propia esencia. En el momento de la excitación para la acción. el asco y el 79 Perls. 80 . la toma de conciencia de la repugnancia. El “yo” que se compone de los introyectos no funciona espontáneamente. Por otra parte. etc. No nos ocupamos. tragar enteros. sino de aquellas que nos señalan nuestros introyectos. que a lo largo de nuestra vida hemos ido incorporando sin “desestructurarlos” previamente a asimilarlos. 532. Entonces se convierten en elementos extraños que perturban el contacto con nuestro entorno. (1994).. Terapia Gestalt: excitación y crecimiento de la personalidad humana. oscureciéndose el impulso original.

Perls. Goodman.” 80 Cuando proyectamos. de librarse de un sentimiento indeseado es aceptarlo. Hefferline. de que rechaza a los demás.. cree que los demás le rechazan a él. o un fragmento de comportamiento que. (1994). Al proyectar simulamos una retirada. R. Es una manera de no apropiarnos de nuestra propia realidad. se atribuye a objetos o personas del entorno. realmente. realmente. Pg. descargarlo. F.. Hefferline.. Las proyecciones siguen estando vinculadas a la persona. no distinguimos adecuadamente entre nosotros y el entorno. pero no es experimentado como tal. (1994). una desapropiación de aquellas partes de nosotros mismos que no nos gustan. y luego se experimenta como dirigida por ellos hacia ti. El proyectador no consciente. Lo consideramos como un mecanismo de excesiva retirada. pertenece a tu propia personalidad. en vez de que sea al revés. siente que ellos hacen acercamientos sexuales a él. P. una actitud. lo que ocurre en la proyección es que depositamos en los demás aquellos elementos que no aceptamos de nosotros mismos. Perls. expresarlo. F. del mismo modo que la materia reprimida sigue dentro de la persona. no consciente de sus tendencias de acercarse a otros sexualmente. Hay aspectos de nosotros mismos que nos cuesta asumir y los situamos en los otros o en zonas de nosotros mismos. R. 557. en vez de esto. o. un sentimiento. Goodman. 81 . 569.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora vómito como medios para rechazar lo que queda instaurado como desagradable para el organismo. por ejemplo. “El único modo. El proyectador está conectado con su omnipotencia proyectada por medio del asombro y con su agresión proyectada por medio del miedo” 81 80 81 Obra citada.. Obra citada. pero no nos deshacemos del todo de ellas. Pg. y de este modo. P. Proyección Como mecanismo inverso a la introyección. “Una proyección es un rasgo.

Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Como antídoto para la superación del mecanismo de proyección. El mecanismo de confluencia impide esta separación y distancia. a lo que nos aproximamos. R. Esta asimilación es la curación misma de todas las tendencias paranoicas…por eso debes de entrar hasta el núcleo: el sentido de cualquier proyección” 82 Confluencia Es el mecanismo que señala la distorsión en el contacto mediante la cual se pierden los límites entre uno mismo y el medio. F. Goodman. 348. Perls. manipulamos. sino la del otro. Hefferline. (1975). 82 . volviendo al estado de reposo. poder dar lugar al surgimiento de otra gestalt. 82 83 Obra citada. no hay discriminación entre las diferencias y similitudes entre uno y otro.. para. puesto que se difuminan los límites entre el organismo y el entorno. En ambas situaciones hay un movimiento de aferrarse al otro.. de manera que lo que ocurrirá será que la próxima gestalt que se abra y emerja no sea la nuestra. tienes que asimilarlas. El proceso natural del ciclo de necesidades nos sugiere la retirada tras la satisfacción. de ahí que no hay ninguna consciencia. por lo tanto ningún contacto!” 83 Dentro de las vivencias habituales en que se expresa la confluencia. ¡por lo tanto ninguna excitación. El resentimiento como deseo de que el otro se sienta culpable por la separación. P. La culpa como autocastigo en el proceso de interrupción de la confluencia y el establecimiento del límite con el otro. F. disfrutamos. (1994). 448. Pg. podemos destacar la culpa y el resentimiento. Perls propone: “Después del primer paso: darte cuenta de la existencia de las proyecciones y el segundo: reconocerlas como pertenecientes a tu propia personalidad. Obra citada.no puede haber ninguna urgencia ni ningún desarrollo de la figura/fondo. En la confluencia no hay contacto. Perls. Pg. “Sin este sentido de frontera –este sentido de algo diferente que se nota.

ni pueden avanzar y liberarse. Las manifestaciones de esta acción autopunitiva. F. 229. (1975). (1982). que en numerosas ocasiones guardan relación con la moralidad introyectada sobre los impulsos agresivos. Si son resentidos. ni pueden aflojar y olvidar el asunto que les molesta” 84 Retroflexión Al igual que la proyección. 180. Perls. Pg. el autoreproche. El paciente debe aprender a dirigir las energías de la resistencia hacia el mundo exterior. 83 . del organismo contra sí mismo. Perls. originalmente dirigida desde el individuo hacia el mundo. 86 Obra citada. en lugar de completar el contacto. el narcisismo. (1975). Pg. “Lo que debería conseguirse es deshacer las retroflexiones. la retroflexión es un mecanismo de retirada del entorno por el cual. aplicarlas de acuerdo con las exigencias de la situación.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora “Cualquier cosa inexpresada que quiere ser expresada puede hacerles sentirse incómodos. Obra citada. quedó transformado en un conflicto interno. F. “La retroflexión significa que alguna función. el odio hacia nosotros mismos. Pg. a decir “no” cuando se requiere un “no” 86 84 85 Obra citada. cambiar al mundo para obtener satisfacción. F. el autocontrol. etc. la queja. la persona dirige hacia sí misma la acción destinada al otro. expresar su enojo. lo que originalmente comenzó siendo un conflicto entre el organismo y el entorno. Perls. Esta es la situación inconclusa par excellence. cambia su dirección y se tuerce hacia atrás en dirección a su originador” 85 En la retroflexión. están embromados. 59. Normalmente solemos retroflectar sentimientos negativos. donde el entorno queda reemplazado por nosotros mismos. Una de las experiencias inexpresadas más corrientes es el resentimiento. En palabras de Perls. podemos observarlas en las somatizaciones.

Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora

4. POLARIDADES

El concepto de polaridades ha sido un elemento presente en el pensamiento religioso y filosófico desde épocas remotas. Desde la concepción holística e integrativa del hombre que sostiene la terapia gestalt asumimos que nuestra existencia deviene en una secuencia de polaridades que nos configuran.

Perls reconoce la influencia de S. Friedlaender en la aplicación terapéutica del concepto de Indiferencia creativa.

“Friedlaender, en su libro “indiferencia creativa”, ofrece la teoría de que cualquier acontecimiento se relaciona con un punto cero a partir del cual tiene lugar una diferenciación de opuestos. Estos opuestos muestran, en su contexto específico, una gran afinidad entre sí. Al permanecer atentos al centro, podemos conseguir una habilidad creativa para ver los dos lados de un suceso y completar una mitad incompleta. Al evitar un punto de vista unilateral conseguimos una comprensión mucho más profunda de la estructura y del funcionamiento del organismo” 87

Así mismo, sostiene que la diferenciación en opuestos, siendo una cualidad de la vida misma, surge desde una realidad pre-diferente que denomina punto cero.

El trabajo gestáltico de diferenciación e integración de nuestras polaridades nos permite, antes que dividir a la persona, propiciar la unificación al permitir que se haga figura la polaridad más oculta o desconocida. Un modo típico de desarrollar esta exploración en gestalt es la técnica de la silla vacía. Mediante esta estrategia tenemos la oportunidad de poner frente a nosotros la parte oculta o desconocida, la sombra que no reconocemos y que evitamos. Reconocerla, darle cuerpo y expresión, darnos cuenta de cómo es su existencia en nosotros nos posibilita dirigirnos hacia la reconciliación con lo que somos, propiciar la auto regulación organísmica como una integración más completa de nuestra personalidad.

87

Obra citada. Perls, F. (1975). Pg. 31.

84

Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora

El horizonte terapéutico se perfila así como la apertura de nuestra consciencia a los múltiples polos que definen nuestro potencial como personas.

“El organismo necesita de todas sus posibilidades para responder a un ambiente en permanente cambio. Sin embargo, dispone de menos alternativas de las posibles por haber ido perdiéndolas en el camino: el empobrecimiento neurótico radica en esta errónea elección del autoconcepto en lugar del sí mismo (self)” 88

Prestar atención a esta falsa identidad que el paciente nos muestra, con la sobreidentificación con una parte y el olvido de su opuesta, se convierte en una herramienta para el diagnóstico y el trabajo terapéutico. El desarrollo del darse cuenta de las diferentes polaridades que conviven en nosotros permitirá la integración creativa para tomar la responsabilidad de nuestro ser y actuar más conveniente, según la situación que vivamos.

“El mismo fenómeno se observa en el caso de los conflictos intrapsíquicos o internos. Llevados con claridad a la conciencia, permiten a la persona, en principio, sentir su propia diferenciación interna y, en el plano de la creatividad, suponen la posibilidad de integrar el propio comportamiento, que adquiere así alta capacidad de adaptación, porque incluye toda la gama de respuestas comprendida entre las situaciones polares que se experimentaban antes. Sobre la base de toda esa gama, la persona es capaz de responder en forma flexible a una variedad de situaciones” 89

De entre las múltiples polaridades que podemos trabajar en terapia, adelantando la relevancia que tendrán en el caso clínico que relataremos, vamos a prestar especial atención a:

88 89

Obra citada. Peñarrubia, F. (1998). Pg. 107. Zinker, J. (1999) El proceso creativo en la terapia gestáltica. México: Paidós. Pg. 158.

85

Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora

Polaridad “Perro de arriba” – “Perro de abajo”

Esta polaridad resulta ser una modalidad típica de Perls para el trabajo con los opuestos.

“El perro de arriba generalmente es lleno de virtudes, ejemplar y autoritario; siempre tiene la razón…es un matón y funciona con ‘tú debieras’ y ‘tú no debieras’…maneja con exigencias y amenazas de catástrofes. El perro de abajo maneja siendo defensivo, apologético, adulador, haciéndose el bebé llorón…no tiene fuerza…es hábil y astuto y por lo general saca la mejor parte del perro de arriba porque no es tan primitivo como éste” 90

De modo que lo que se juega entre ambos es el control de la situación y el resultado es, en expresión de Perls, “el famoso juego de la auto-tortura” por el que se pretende alcanzar la perfección y el auto-mejoramiento. La identificación polar con uno u otro “mandatario”, expresada de múltiples modos, proporciona los desajustes patológicos propios de la neurosis, donde la energía no se conduce hacia el establecimiento de un contacto sano con la realidad, sino hacia la guerra interna que retroalimenta el sufrimiento.

“Si la persona se empeña por llenar las expectativas perfeccionistas del perro de arriba, el resultado es una crisis nerviosa o una fuga a la psicosis. Esta es una de las herramientas del perro de abajo” 91

El trabajo con esta polaridad nos permitirá observar en qué bando suele situarse el paciente, tomar conciencia del juego neurótico que significa y acompañar la resolución en términos de escucha y reconocimiento de las dos partes enfrentadas que se necesitan y complementan entre sí.

90 91

Obra citada. Perls, F. (1982). Pg. 29. Obra citada. Perls, F. (1982). Pg. 31.

86

estableciéndose las perturbaciones del contacto en el ciclo de la experiencia. el organismo y su medio. yo y superyo). donde tiene lugar la experiencia.. F.” 93 Al explorar esta polaridad investigamos cómo están establecidas las fronteras del yo y posibilitamos que interioridad y exterioridad dejen de ser compartimentos estancos. son inseparables” 92 Advertimos que en la polaridad de vivirnos “afuera” quedarían incluidos los mecanismos de proyección y confluencia y en la polaridad de vivirnos “adentro” los de introyección y retroflexión. Perls. 92 93 Obra citada. 87 . no separa al organismo de su entorno. lo contiene y lo protege. P. al restablecimiento de una saludable frontera de contacto. (1994). R. Pg.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Polaridad Interno – Externo Esta polaridad nos remite al desarrollo neurótico de percibirnos identificados en el polo del “afuera” o en el polo del “adentro”. F. Obra citada.. como la figura y el fondo. El trabajo con esta polaridad nos remite. Hefferline. “El enfoque gestáltico no es una visión intrapsíquica ni tiene una teoría del funcionamiento interno de la psique (como sí la tiene el psicoanálisis en su descripción de las tres instancias: ello. Es más bien un modelo situacional: percibe al individuo desde dentro (yo) y en su relación con un espacio y un tiempo (aquí y ahora)…como dice Perls. 113. Pg. Goodman. de manera que emerjan como movimiento saludable en el continuo de nuestra experiencia. aislados y antagónicos. (1998). y al mismo tiempo toca el entorno. más bien limita al organismo. pero la frontera – contacto. en gestalt. pero el contacto es la realidad más simple e inmediata…Cuando se dice ‘frontera’ se piensa en una ‘frontera entre’. 5 y ss. “La experiencia se da en la frontera entre el organismo y su entorno…Hablamos del organismo en contacto con el entorno. Como señala Peñarrubia. Peñarrubia.

F. R. (1994). el paciente puede hacerse cargo de sí mismo” 94 Polaridad Masculino – Femenino Más allá del sexo biológico. deseos. sintiendo y haciendo esto’. Perls. podremos contemplar nuestro modo concreto de relacionarnos con los hombres y con las mujeres en nuestro presente: Nuestra relación con los hombres y nuestra relación con las mujeres: competencias. temores. Adentrarnos en nuestra parte masculina y femenina significa. las diferentes identificaciones y alienaciones mediante experimentos de la consciencia inmediata deliberada de nuestras diferentes funciones hasta hacer revivir espontáneamente la sensación de que ‘soy yo quien está pensando. etc. lo masculino y lo femenino son componentes psicológicos de cada persona que. nuestro método terapéutico va a ser el siguiente: ejercitar el yo. la moral interna.. percibiendo..Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora “Desde este punto de vista. La relación de esta polaridad con el deber-ser. y con la afirmación personal y la relación con la autoridad. en mayor o menor medida. P. en el desarrollo de nuestra personalidad y en la manera de ser y expresarnos. La literatura sobre el redescubrimiento del ser hombre y ser mujer viene siendo extensa en estos últimos años. Así mismo. las imágenes introyectadas de las personas que han ejercido la función padre y la función madre en nuestra vida. rivalidades. 16. Al llegar a este estado. Cómo se han desarrollado en nosotros y cómo están influyendo en nuestra vida y en nuestra sexualidad. 88 . explorar nuestro modo de ser mujer y de ser hombre. una nueva visión de la masculinidad” 94 Obra citada. de un lado. es decir. reconocemos como presentes u ocultos. Títulos como “Iron John. Nos permite revisar los modelos de referencia significativos en nuestra historia. Pg. Goodman. La masculinidad y feminidad como componentes psicológicos nos remite también a aspectos relacionados con la identidad y las identificaciones masculinas y femeninas. Hefferline.

(1994). Santiago de Chile: Cuatro vientos 97 Pinkola Estés. (2005) Mujeres que corren con los lobos. (2007). (1993). Al encuentro del padre. “Mujeres que corren con los lobos” cuentos de hadas” de Clarissa Pinkola Estés o “La princesa que creía en los de Marcia Grad Powers nos servirán como lecturas sugerentes para el reconocimiento de nuestra parte masculina y femenina y su integración en nuestra existencia actual. R. S. M. Ediciones Gaia. 95 96 Bly. una nueva visión de la masculinidad.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora 95 de Robert Bly. Osherson. 98 Grad Powers. Barcelona: Obelisco 89 . C. Iron John. La princesa que creía en los cuentos de hadas. Barcelona: Zeta. “Al encuentro del Padre” 97 98 96 de Samuel Osherson.

Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora PARTE CUARTA: EL PROCESO DE DESIRÉ 90 .

1. Estas herramientas nos servirán para ir conociendo no solo lo que se presenta como figura en cada momento para esta paciente. señalar contradicciones. utilizando las herramientas descritas en las partes anteriores de la tesina. APUNTES BIOGRAFICOS Desiré tiene 36 años cuando inicia la terapia. apoyar lo sano y confrontar lo neurótico. a los 6 meses de iniciar el proceso terapéutico se independiza del domicilio materno (donde vivía con sus hijas y su madre desde su divorcio). De manera que nos sirven para facilitar y apoyar el desarrollo del acompañamiento terapéutico: contener la angustia. cada uno de ellos establecieron otras relaciones sentimentales: el padre se fue a Zaragoza con su pareja y la madre tuvo una relación con un hombre casado (desde los 7 hasta los 22 años de Desiré). Mi propósito es mostrar el proceso seguido para la elaboración de una hipótesis diagnóstica con esta paciente. Su madre también le seguía en esta dinámica y con frecuencia discutían mucho. sino lo que se presenta también como fondo. 91 . Es una mujer divorciada a los 29 años. En definitiva. tras 10 de matrimonio. resaltar lo obvio. etc. Era un hombre con problemáticas de alcohol y ludopatía. Sus padres se separaron cuando ella tenía 8 meses.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Como último capítulo de esta tesina presento el proceso terapéutico de una paciente con la que estoy desarrollando un trabajo supervisado desde hace dos años. Trabaja como camarera y. alquilando un piso. Al tiempo. detectar y reconocer las Gestalt inconclusas y recuperar el manejo de su vida. la hermana de 37. Y cómo se han ido entrelazando estas aportaciones en mi quehacer como terapeuta gestáltico. Es la hija menor de tres hermanos: el hermano mayor de 44 años. propiciar un contacto auténtico y frustrar el falso contacto. con dos hijas de 14 y 10 años que viven con ella.

Desde entonces. Al principio. Desiré relata que su padre ha estado diagnosticado de trastorno bipolar y obsesivo compulsivo. la hermana y ella. a través de los recuerdos que va compartiendo de manera puntual es: Ella sabe. Los encuentros entre los padres no estaban exentos de discusiones y la madre mantuvo en alguna ocasión acciones manipuladoras. una vez que él había venido desde Zaragoza. El hermano mayor. confusión de que sean verdad mis sentimientos. otras que cree que todo lo que recuerda son invenciones suyas. porque lo ha escuchado. Unas veces aduce tener dificultades para recordar. pero también tengo la sensación de mentira. convivían en el domicilio familiar la madre. vehiculizando su resistencia y mecanismos de defensa. convivió con el padre unos años. coincidiendo con la adolescencia de Desiré. la abuela materna. como si lo que yo sintiera fuera mentira. que sus padres se separaron cuando “ella aún no andaba”. Ha mantenido hacia él una postura de reserva y desconfianza: 92 . Tenía unos 8 meses. no permitiendo visitas de los hijos en las fechas acordadas. llamando la atención desde lo misterioso y jugando al escondite. sobre todo el de la proyección: siente vergüenza de enseñarme por temor a que yo la rechace al comprobar “lo loca” que está. “Recordar mi infancia me duele mucho. El asunto de elaborar una biografía emocional ha resultado ser un tema significativo en la terapia con el que ella ha actuado su seducción.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Los datos biográficos de Desiré son una reconstrucción realizada por mí a lo largo del proceso. él venía a visitarles. por tanto. otras que recordar su infancia le produce dolor. Lo ha sentido exigente y con más atención hacia su hermana y hermano que hacia ella. incluso hacían excursiones familiares (incluida la madre y la abuela) a la playa. El padre La relación con su padre está marcada por la distancia. el hermano.” Lo que podemos saber.

me quedo con rabia y me siento estúpida. ha traído regalos y eso. Yo me quedo callada. a mí me ignora. Nos lleva a hacer esquí acuático. elementos comprensivos. una vez que mi padre nos dijo que nos fuéramos con él…Yo estuve sin hablar con él durante mucho tiempo… Oía muchos mensajes negativos acerca de él. Hice como que no me importaba. yo estaba en la ducha y me vino la idea de que me iba a venir a mirar por una ventana. A mi hermana le dice que lo intente. No deja de ser una persona extraña. quería que él me dijera lo mismo y no me dice nada. al final. Recuerdo una vez en la playa. 93 .” En el transcurso del proceso. de mi madre y de mi abuela. Ante él. mi abuela dijo de mi padre que era un degenerado. de un lado. no me termino de fiar. como cuando hace referencia a los juegos manipulativos de la madre respecto de las visitas acordadas. la madre se lo ponía difícil y. que marca la instauración de una actitud de silencio y retirada afectiva hacia él. se cansó y dejo de venir. En una ocasión. Aunque él quiso mantener el vínculo. el tono emocional con el que se refiere a su padre. Cuando ha estado. sucede cuando ella tiene 13 años y su hermana 14: “Tampoco con mi padre me sentía muy atendida. sobrepasarse con nosotras.” “…yo siento que mi padre está pero no está. Sobre todo que no me quedase a dormir con él. La desconfianza. Tampoco con mi padre me sentía muy atendida” Al mismo tiempo. Mucha seguridad no me ha dado nunca. contiene. un par de días. Con desconfianza…pero es mi padre. con muchas dudas. era que él pudiera hacernos daño. cuando era niña.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora “Yo he sentido mucha desconfianza hacia él. Una escena significativa para ella. ha anhelado una presencia más consistente. por lo que pudiera pasar.” No tiene ningún recuerdo de que sucediera algún acontecimiento de este tipo y reconoce que la percepción que ha tenido sobre su padre está muy influida por los comentarios de la madre y abuela maternas: “Mi madre y mi abuela hablaban muy mal de mi padre.

se hacía pasar por muda y luego les decía que era mentira y que le prometía cosas que luego no cumplía: 94 . cuando estoy en la playa me siento angustiada y les digo a mis vecinos que quiero volverme a casa. yo no quería ir… me obliga. los vecinos me llevan y mi madre. La madre La relación con su madre la describe como caótica y se siente manipulada por ella y por la abuela materna.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Esta actitud comprensiva se extiende también a la enfermedad del padre. igual que yo a ella.” Relata de su madre que. dice: lo sabía…. un montón de gusanos. Con mi madre. como una lapa… en una ocasión mi madre me manda a la playa con unos vecinos. un juez. Desiré. un examen difícil.” En una de las pocas cosas escritas que ha entregado hasta ahora. El me dijo ayer que la gente iba a pensar que estábamos cometiendo incesto (por nuestros abrazos y muestras de cariño)…yo me pongo tensa cuando abrazo a mi padre y me pierdo un poco con todo esto porque también me viene un juicio negativo sobre él que no se de donde me viene. en estos momentos. hablando de mis hijas. un folio en blanco. donde la enfermedad de Desiré hace que despierte el interés del padre hacia ella y las dificultades matrimoniales por las que él atraviesa le hacen requerirla como interlocutora. Desiré vive los requerimientos paternos con desconfianza y con tensión y su experiencia actual convierte en figura asuntos que permanecían en el fondo en la terapia. “yo siempre bromeo con él de que estoy enamorada de él. aunque en la primera infancia parece estar muy apegada a ella: “…dice mi madre que de pequeña siempre estaba pegada a ella. recibiendo de él reconocimiento y apoyo. un país en el extranjero. Por otra parte. un maniquí de escaparate. me decía que una de mis hijas estaba muy apegada a mí. al verme. el nº 0. un regalo vacío. le siente más afectivo y cercano. en ocasiones. Aunque comenta estar contenta con esta nueva experiencia con su padre. a lo largo del proceso se produce una recuperación del contacto. Desiré describirá a su padre como: un bumerang.

La madre. Desiré comenta haber reaccionado elaborando un mundo de fantasía en el que se vivía en un mundo inventado por ella y con pocas ganas de estar en casa. Yo tenía 14 años. cuando inició un romance con un chico que era mecánico. sobreviví. varias veces la escuché decir: “ya os contaré cuando seáis más grandes”. sobre todo con mi abuela (verbalmente). Desiré también recuerda haber realizado una visita (que describe como bastante desagradable) al ginecólogo con una amiga. La sensación que tengo durante toda mi vida es de caos. mi madre bebía mucho y se ponía muy agresiva. “Recuerdo que de pequeña. una vez me dijo que me iba con ella.” El inicio de la ruptura de este excesivo apego parece coincidir con la etapa preadolescente de Desiré.. A esta edad.” Ante esta vivencia. Muchos gritos.. La madre. 95 . Bueno. Desiré recuerda que este hecho era un asunto anunciado por su madre desde que ellas eran pequeñas. Buscaba afecto: salir. En la adolescencia. También la etapa en que mi madre bebía y estaba muy agresiva con mi abuela. Sentía mucha rabia y preocupación hacia mi madre. con poca claridad en el recuerdo le comenta que fue sobre los 12 años.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora “Mi madre viajaba. Me buscaba la vida. mucho caos. No se porque tengo la sensación de que esto que cuenta mi madre no es verdad. también tuvo problemas con el alcohol y desarrolló conductas agresivas con las hijas y la abuela: “Cuando yo era adolescente. preguntada por Desiré ahora. Yo me quedaba con abuela y no me gustaba. a partir de la relación sentimental que inició con su nueva pareja. Carencia de padres y que mi madre se iba. divertirme. sin que su madre lo supiera. yo aterrorizada. Recuerdo en mi infancia la sensación de no pisar tierra firme. pero desvelado hace poco tiempo. pero me manipuló y me dejó en casa de unos vecinos” Otro asunto con el que Desiré dice haberse sentido manipulada por su madre se refiere a una experiencia de abuso sexual de la madre por parte del abuelo materno.

Se siente juzgada. un signo de interrogación. la manzana de blanca nieves.” 96 . a los 17 años: “Salía de la discoteca y empiezo a sentir que todo el mundo me miraba. Recuerdo sensación desagradable de la visita al ginecólogo. había ido con una amiga cuando nos vino la regla a los 13 años. “Luego le pido a mi madre ir al ginecólogo. en la primera entrevista. mi madre y hermano me ven todo el día llorando y mal. conocemos que: Primera crisis. Empiezo a notar un bulto en los genitales: además de vagina. la diagnosticaron de: trastorno delirante de contenido somático. Comenta en qué consisten las crisis que dieron lugar a las visitas médicas y. En un centro de psicología la diagnosticaron de esquizofrenia y el último diagnóstico (2001). mucha angustia y sin entender lo que me estaba pasando”. descalificada y vigilada. una sirena. continúa”. el gusano de una manzana roja y apetitosa. relata que fue diagnosticada de TOC a los 18 años por un psiquiatra. es de dificultad y desapego afectivo. “Me quedo encerrada en casa. un baile de máscaras. DIAGNOSTICO QUE APORTA Y MOTIVACIÓN PARA LA TERAPIA Desiré. La sensación genital es posterior y no hay crítica del delirio. Desde hace año y medio está en seguimiento con psiquiatra de una asociación y la medicación prescrita es: Aremis y Zyprexa. Visita al primer psiquiatra. CÓMO SE PRESENTA. Desde que se independizó y vive con sus hijas en su propia casa. Pero el clítoris que ve es el que hay y es el que toca. y se siente culpable de sentir rabia. al tiempo que le llegan mensajes de demandas contradictorias. una camisa de fuerza. sensación de tener pene. tras una exploración más detallada en sesiones siguientes. Ella se lo ve más grande: “a lo mejor es la primera vez que me percato que tengo clítoris”. Al día siguiente. Habla de haberse sentido utilizada y manipulada por ella. en un Hospital público. observaba. La descripción que escribe sobre su madre es: el lobo de caperucita. 2. Esa noche no le hago mucho caso. vive con tensión visitar a su madre. una moneda.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora La relación con la madre. en estos momentos.

hermana con su hija y hermano (es curioso que en este momento no menciona la pareja de su madre: que bebía y jugaba. Yo empiezo a sentirme vacía. No me sentía en pareja. pero era muy caro. antiguo noviete y cojo a mis hijas y me voy a casa de mi madre. que me faltan cosas. Estuve con él un año más o menos. como si fueran objeto de burla. En casa vivíamos mi madre. Con mi pareja decidimos la separación. abuela materna. Me asfixio. (la burla que teme de los demás es: eres una travesti. Esta crisis dura alrededor de un año. Mi casa era un poco caos: hermana con bebé en casa. En ese momento ocurre que me enamoro de un chico. Me da la idea de cortarme el clítoris y entonces llamo a un centro para buscar tratamiento. Esto lo mencionará bastante más adelantado el proceso). pero había más estructura a nivel formal. La crisis me desborda y me dedico a cumplir como esposa y madre: obligaciones y tareas. sobre todo las tareas con las niñas. Las crías me ayudan a salir de mi espiral de pensamiento. Trabajaba en empresa de limpieza. Me dejó él. Tiene citas con varios ginecólogos.” 97 . “Un día me levanto y primero es la sensación física y de ahí la idea de que me observan los genitales. al igual que su madre. cuidaba niños. en la tienda trabajando. Yo tenía 29 años. No acepté fácilmente la ruptura. Hacía poco que había terminado con el noviete. busca la confirmación o diagnóstico de varios). hermafrodita. pero esta vez no hubo sensación externa de que me observan. Las cosas con mi pareja no funcionan.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora - ¿qué ocurría en tu vida? “Salía. Me tomo la medicación del psiquiatra durante tres días. Por eso voy al psiquiatra de la seguridad social. Segunda crisis: sobre los 26 o 27 años: La hija mayor tiene 4 años y la menor 1 año. La vivencia era de pánico de salir a la calle. Enseguida voy al psiquiatra (de esta crisis es el informe psiquiátrico del que le pedí copia) y desde entonces me prescribe Zyprexa y Aremis. me lo pasaba bien. que no estoy feliz. porque me van a agredir. (a los 19 años conoce al padre de sus hijas y las ideas de que la observan y se van a burlar de ella por el tamaño de su clítoris-pene duran hasta los 22 años más o menos.” Tercera crisis: sobre los 31 años: “Un día. Primero fue la sensación física. Con este chico experimento emociones que con mi pareja nunca. cuando empieza a notarse la barriga). momento en que está en el tercer mes de embarazo.

haciendo referencia en especial a sus hijas. La relación con mis padres (sobre todo hace referencia a su madre) es muy difícil. que hay que controlar y vigilar. “porque estoy cansada de este tema. También habla de su bloqueo afectivo. El embarazo y la maternidad sería. elabora el propósito de quedarse embarazada. “Estaba angustiada. Aunque con el hermano se puso firme. Se conocen cuando ella tiene 19 años. Relata un conflicto reciente con los hermanos y la madre. A partir del comentario de un ginecólogo. para ella. No ocurre nada de lo que ella fantaseaba: cuando se iniciara el contacto físico. También me siento muy perdida. con la que convive en esos momentos. Abordamos el asunto de la historia de relación con su ex-marido. es algo malo. La madre habló con la hermana. sobre que la idea desaparecería cuando tuviera un hijo. se burlaría de ella y la tiraría del coche. peligroso. la prueba irrefutable de que no le pasa nada a nivel físico. 98 . A los 3 o 4 meses tienen la primera relación sexual y para ella fue horrorosa: “yo tenía mucho miedo. después tranquila y seguimos juntos”. aconsejada por una amiga. me noto encerrada. El hermano tiene un acercamiento y ella lo rechaza (tiene dificultad para el contacto afectivo cuando se percibe vulnerable). no suele dar cauce de expresión a sus enfados. tengo la culpa de todo. me juzgo por todo. no comenta nada. Del padre. el que la gente me mirara como si fuera un bicho raro no desaparece hasta que se me nota la barriga de mi primer embarazo: la evidencia de que tengo cuerpo de mujer” Es consumidora esporádica de marihuana. para aceptar esta enfermedad.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Acude a terapia. “Para mí. y ésta con el hermano. él descubriría “su pene”. Más bien sostiene la creencia de que la agresividad. Este hecho le hace recordar que su ex-marido quiso utilizar su “enfermedad” en la separación (“como que estaba loca y no soy capaz”). era mi primera vez”. La relación con su madre. es conflictiva recibiendo de ella mensajes contradictorios y se siente manipulada y perseguida por ella. necesito abrirme un poco. sintiéndose tratada como cría a la que hay que decir qué ha de hacer y qué no. advirtiéndole de las malas amistades.

PRIMERAS OBSERVACIONES POR MI PARTE Y ENCUADRE En las primeras sesiones. echada hacia delante con la cabeza más sobresaliente. su contención corporal tan rígida me pone en alerta de que la brusquedad la quebrará y que si hemos de llegar al contacto emocional habrá de ser a través de derretir el hielo. etc. y facilito que ella narre su experiencia. esforzándose con dificultad para poder verbalizar de manera que yo comprenda y quede bien enterado. tras las primeras sesiones y el primer Hartman.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Durante la sesión. se burla y la rechaza. sobre todo. La mirada de sus ojos brillantes y abiertos me reclama ayuda. Se sienta en el borde del sillón. Me doy cuenta que lo que se me hace figura en estas primeras sesiones es. padre. así como saber acerca de sus relaciones con madre. hermanos. Viste con ropas amplias. Es en este contexto que su resistencia a escribir la biografía resulta esclarecedor: la ideación paranoide se reactiva en el aquí y ahora del encuentro terapéutico. 3. 99 . Le sugiero que me traiga algún informe médico. posibilitando un espacio de escucha y contención ante su angustia. vientre y pelvis denotan precaución y reserva. mi interés se centra en explorar con mayor detenimiento lo que ella presenta como figura y que denomina “su enfermedad”. ex-pareja. al tiempo que el ocultamiento de su pecho. estilo hippi. Elena (con quien superviso) y yo vamos percatándonos de lo obvio y compartiendo nuestras intuiciones y fantasías. Su voz es clara al tiempo que entrecortada en su expresión. A través de su postura corporal siento que me está enviando un mensaje que intuyo evidente. ojos abiertos y con hombros y brazos ocultando la parte del tronco. dando calor. Quiero escuchar cómo y qué cuenta ella de sus síntomas. su postura corporal es de estar encogida. Por otra parte. En el inicio del proceso terapéutico la idea delirante de contenido somático (su clítoris es un pene) no se encuentra activa y permanece presente la ideación paranoide de que todo el mundo la enjuicia. Desde el principio tengo interés en supervisar el proceso de Desiré y. de lo que ocurría en su vida cuando surgen las crisis. es decir. la angustia en la que se vive y que ella relaciona con los síntomas de su enfermedad.

acordamos que mantendrá la cita con su psiquiatra y seguirá con el tratamiento prescrito. Ella aún no se percata que su “darse cuenta” queda reducido a la zona de fantasía. dolorosa. la burla y el rechazo. el precio y la secuencia de nuestros encuentros. “dime lo que tengo que hacer”. la hora. C. que es la parte olvidada. En la cuarta sesión. a través de discursos teóricos por mi parte. más allá de lo curioso de sus síntomas. Tomo conciencia de la necesidad de encauzar mi disposición directiva como terapeuta para ponerla a favor del contacto emocional y no de la satisfacción de sus mecanismos neuróticos. Desde las primeras sesiones fantaseo lo que más tarde se irá perfilando y confirmando como demanda que. Por otra parte. me conmueve el dolor que intuyo. Yo sí me percato que mi fantasía también se dispara (lo que imagino. que experimenta tortuoso. Su mirada demandante me toca el corazón y. Pg. (1997). reprimida.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Lo que expresa con mayor claridad en su discurso es lo harta y desbordada que se siente de su permanente enjuiciamiento. la obsesión por la virtuosidad de perfección enmascara la pasión de la ira. expresará como “no puedo más”. se hace evidente la proyección sobre los demás del juicio. Además de esta retroflexión. Además de los aspectos formales del día. “quiero saber…cómo conseguir ser perfecta”. y la incapacidad para registrar emociones. la literatura y la clínica. 1 100 . Sospecho que. Los eneatipos en la vida. no aceptada.…) y esto me ayuda a poner la atención en cómo me muestro ante ella (soy parte de su zona de escucha externa) y en favorecer y apoyar la escucha interna. por considerarlos peligrosos y dañinos. me pregunto. el relato del conflicto con su madre y sus hermanos le lleva a desvelar la vigilancia y control que ejerce sobre sus sentimientos hostiles. en ocasiones. Vitoria: La Llave. intuyo. le propongo el encuadre de la terapia. Se vive atravesada por el horror a sentirse acusada. como describe Claudio Naranjo99. Autoconocimiento transformador. 99 Naranjo. a través del reconocimiento y aceptación de su parte emocional.

” Le propongo que escriba una biografía y finalizo la sesión. 101 . expresará su temor al final de esa sesión. y acostumbrada a sentirse convocada permanentemente en el rechazo. que me ibas a decir algo así como: lo tuyo no tiene arreglo.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Ante mi respuesta de compromiso con el proceso terapéutico. comentando: - “¿sabes que me pasa contigo? Me ha aparecido el miedo a que no me ibas a admitir para terapia.

8 1.62 DI 18 6 15 -9 16 AI% 46 74 BQr1 BQr2 1. LO QUE DICE EL HARTMAN PRUEBA HARTMAN a E 16 I-Externo n I 11 b S 14 c S 9 d E 8 e E 7 f I 3 g E 18 h S 17 i S 10 j I 6 k I 1 l I 15 m E 5 o E 13 p I 12 q S 4 r S 2 DIF 56 Dim % 50 % dimI 13 DIM 28 INT 26 Int % 46 % DIS 6 V.Q.Q.24 CQr1 CQr2 1.8 a b c d e f g h i j k l m n o p q r -15 102 .7 1.8 DI 32 20 4 +16 31 AI% 69 69 III-Sexual DIF 62 Dim % 35 % dimI 13 Int 6 dimE 28 Int 17 4 24 -20 DIM 22 INT 33 Int % 53 % + 6 7 +/-1 DIS 6 S. 123 61 a E 9 b S 11 c S 14 d E 15 e E 8 f I 12 g E 7 h S 6 i S 10 j I 2 k I 1 l I 18 m E 3 n I 17 o E 13 p I 16 q S 4 r S 5 6 9 10 11 13 5 -7 5 17 16 12 4 +2 0 1 0 0 18 0 0 2 14 +3 1 8 15 +1 0 3 7 -3 1 -2 0 +4 2 +4 2 -5 3 -10 8 -10 8 -2 0 -1 0 -5 3 -1 0 +2 0 15 10 5 0 -5 -10 dimS 21 Int 10 Ro 0.Q.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora 4. 116 60 6 9 10 11 13 5 +2 0 17 16 12 4 -2 0 1 0 0 18 -3 1 2 14 -3 1 8 15 -3 1 3 7 + 2 11 +/-9 Int 3 dimE 28 Int 17 -1 0 +5 3 15 10 5 0 -5 -10 -15 -10 8 -5 3 -1 0 -3 1 -6 4 +1 0 +1 0 -2 0 -3 1 -5 3 1 27 -26 dimS 15 Int 6 Ro 0. 208 108 a E 9 b S 1 c S 17 d E 18 e E 3 f I 10 g E 16 h S 15 i S 11 j I 12 k I 13 l I 14 m E 8 n I 7 o E 4 p I 6 q S 5 r S 2 6 9 10 11 13 5 -5 3 17 16 12 4 -8 6 1 -12 10 18 -4 2 2 14 -7 5 8 15 -9 7 3 7 -3 1 +8 6 +7 5 +7 5 -10 8 -1 0 -1 0 -1 0 -6 4 +4 2 -2 0 +5 3 15 10 5 0 -5 -10 -15 dimS 24 Int 14 Ro 0.72 DQr1 DQr2 0.9 1 DI 25 6 9 -3 9 AI% 47 84 II-Interno DIF 100 Dim % 35 % dimI 45 Int 33 dimE 31 Int 20 11 20 -9 DIM 35 INT 67 Int % 67 % + 0 45 +/-45 DIS 6 S.

sobre todo. lo que está rigiendo su vivencia en el mundo es el intenso conflicto en el área de la imagen y proyección social. Por otra parte.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora El Perfil de Valores Hartman que corresponde al inicio del proceso terapéutico muestra un alto nivel de distorsiones en los tres mundos. para asegurarse de sus intenciones afectivas. localizadas fundamentalmente en el área intrínseca. 103 . El tono rígido en su afirmación personal nos habla del conflicto con la autoridad y los límites de lo normativo. Los niveles del bloqueo indican una importante proyección en los demás de una valoración negativa y punitiva sobre su imagen y proyección social: mantiene un fuerte convencimiento de que los demás la ven mal y la rechazan. busca más una referencia masculina concreta y firme que una autoridad abstracta e ideal. estas distorsiones están afectando. Además hay un intenso componente de rabia y amargura al considerar que este conflicto le supera y no está en su mano poder cambiarlo. En relación al mundo externo. tiene un estilo de afirmación personal de tono rígido que le dificulta desenvolverse con fluidez en las relaciones afectivas. al área de la proyección social y la imagen y hacen referencia al desajuste entre las situaciones que vive y cómo las registra en su experiencia. Muestra tendencia a valorar conceptualmente los afectos y es fácil que ponga a prueba al otro. que indican confusiones valorativas para distinguir con claridad entre lo que le beneficia y lo que le daña. que descalifica. En relación al mundo sistémico. En relación al mundo interno. donde el fuerte bloqueo manifiesta su percepción de que la imagen que tienen los demás sobre ella está muy deteriorada. Presenta buenas cualidades para el contacto afectivo pero sus dificultades con los límites le impiden valorar lo que da y nutrirse con lo que recibe. Hartman Externo En su relación con el mundo. Esta sobrevaloración de la referencia masculina concreta podemos traducirla como un anhelo en relación al padre real en su vida. en su dinámica relacional más de apego que de contacto. señalan la debilidad y desnutrición yoica. En estos momentos. marcan la escisión entre el placer y el impulso en su valoración.

Este esquema le hace desarrollar una actitud de tono soberbio y competencia con la figura de referencia femenina y. Esta sobrevaloración también señala la protección que significa para ella la adhesión y el refugio en el cumplimiento del deber ser frente a la vivencia de una madre poco nutritiva en lo real y anhelada en lo ideal. donde se percibe sin posibilidad de llegar a ser lo que su super yo le exige. por extensión. El contacto con su esencia (self) está marcado por la culpa. Desconfía de que pidiendo lo que necesita pueda obtener satisfacción. el rechazo de sí y la desesperanza.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora El peso de este bloqueo en la dimensión extrínseca determina su dificultad para manejar las situaciones en su mundo externo y le conduce a un estado anímico depresivo por inhibición de la rabia hacia el mundo. la culpa es autoagresión y la acusación de sí misma se mantiene como mecanismo masoquista. con las mujeres. El bloqueo de rigidez en su dimensión sistémica nos habla de un superyo fuerte y dominante que la mantiene en un continuo examen de perfeccionismo en el ideal de lo que debe ser. Entrar en contacto con su necesidad. a través del control y de una descalificación de su cuerpo. 104 . supone la amenaza de vivirse vulnerable. por el temor a la frustración. El alto juicio crítico que la rige la mantiene en una vivencia yoica muy desnutrida. presenta un bloqueo de dependencia. En este conflicto existencial. Hartman Interno En el contacto consigo misma se vive con una importante tensión interna provocada por el alto grado de exigencia y autocrítica que desarrolla en el área de los ideales y el deber ser y el fuerte conflicto de autoestima y valoración personal. Hay en ella una sobrevaloración del orden moral como sustentador del orden interno y del sentido de la existencia. En el área de las necesidades. Prefiere evitar el contacto corporal. a través de las señales corporales.

- Se ha fortalecido su capacidad para estar en contacto con la realidad. La descalificación de su impulso guarda relación con su tabú con la agresión y con la ternura y el placer. Presenta una carga compulsiva en la sexualidad. Manifiesta una carga de moralidad negativa en lo que se refiere a dejarse llevar por su propio impulso. se observa una escisión entre su apertura en la búsqueda del placer y la satisfacción a través de la dinámica con el otro.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Hartman Sexual En el área de la sexualidad y el manejo de su impulso. se mantiene su índice de rabia no expresada hacia el mundo y la dificultad para la gestión de su agresividad. inhibiendo la suya propia. porque hay una cierta tendencia perversa e inconsciente a controlar la entrega del otro. Hay una carga erótica no aceptada. pero cuando algo le llega no lo traduce como nutritivo. sino como peligroso y dañino. el rechazo de sí y la hostilidad proyectada en los demás. en la sexualidad el encuentro dinámico con el otro no le resulta placentero. como compensación de su dificultad para el vínculo emocional con la otra persona. y en razón de los Hartman que va haciendo. La distorsión de la agresión se manifiesta en la culpa. la gestión de sus necesidades y deseos y la adhesión al deber ser. Lo mismo que ella necesita. de manera que su experiencia es más genital (de descarga) que orgásmica (de entrega). sin atenuar ni sobredimensionar sus conflictos con el mundo externo. Movimientos del proceso en el Hartman A lo largo del proceso. La distorsión de la ternura podemos verla expresada en la inhibición del contacto amoroso consigo misma. 105 . podemos observar algunos aspectos especialmente relevantes en el movimiento emocional que presenta: Hartman Externo - Aunque ha disminuido. que no se permite y que reprime. - Ha disminuido el índice de presión por los problemas psicológicos con el mundo.

ella se vive en una escisión entre su sexualidad y el manejo en su mundo interno y externo. resolviendo el descontrol emocional inicial en la medida que se suaviza el peso del bloqueo de rigidez en relación al deber ser. disminuye también su tendencia a controlar al otro en sus relaciones afectivas.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora - Ha desarrollado mecanismo de control en su capacidad para manejar las situaciones en el mundo externo. Hartman sexual - En el inicio de su proceso. - Es importante señalar que la evolución que muestran sus hartman apunta a que atreverse a entrar en contacto con el dolor interno no hace desarrollar el delirio paranoide del inicio. así como de mayor flexibilización de su deber ser. - A lo largo del proceso. en la medida que. 106 . - Se va confirmando una evolución en la escisión inicial. atreviéndose a contactar con su emoción. Por su dificultad para anclarse en su centro emocional. modifica la búsqueda del orgasmo desde su voluntad y se abre a una mayor fluidez en el dejarse ir. tiene tendencia a pegar bandazos entre el pensamiento y la acción impulsiva. - Realiza un movimiento de mayor apertura en el reconocimiento de sus necesidades y deseos. Hartman Interno - el índice de estrés interno ha ido disminuyendo: presenta un mejor manejo en los problemas psicológicos con ella misma. El desarrollo visceral de su sexualidad la defiende del vínculo emocional y la entrega. sino que tiene mayor capacidad para sostenerse en la angustia.

Ideación paranoide: la acusación. como afirma Juanjo Albert. Su primer hartman (y después los que realiza a lo largo de su proceso) me permite afinar la percepción sobre los conflictos manifiestos y las particularidades de su vivencia presente. rechazo de los demás. Al principio. burla. La conversión de la angustia en somatización y la consecuente preocupación hipocondríaca. me inclinan a sospechar que se trata de una persona con estructura psicodinámica obsesiva. más concretamente carácter psicopático.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora 5. más concretamente el subtipo de conservación. OBSERVACIONES DESDE LA TEORIA ENERGETICA La hipótesis diagnóstica. apuntan. se va clarificando. el encuadre desde la caracterología energética me proporciona herramientas eficaces para esclarecer los desajustes neuróticos del carácter de Desiré y la estructura psicodinámica que los sustenta. No obstante. Juanjo Albert comenta: 107 . hay un elemento que está presente desde el principio y que dirige mis sospechas hacia la estructura psicodinámica histérica: las manifestaciones de su angustia y las sensaciones de agotamiento ante la imposibilidad de controlar su vida. en el marco de la supervisión. así como aquellos ocultos para la conciencia. a lo largo del proceso de Desiré. A este respecto. el peso de su deber ser y la disposición paranoide a través de la que proyecta la hostilidad en los demás. Progresivamente iremos confirmando la conexión entre angustia y deseo: la función que ejerce la angustia ante su deseo (al principio hostil y más tarde afectivo) guarda relación con el modo en que gestiona la agresión y la ternura el carácter rígido en su variante fálico-obsesiva. De igual modo. La angustia expresada en síntomas clínicos Desiré acude a terapia aportando dos síntomas clínicos: - Somatización: delirio de que su clítoris es un pene. a una manifestación característica del carácter rígido fálico-narcisista obsesivo subtipo conservación. a la luz de la teoría energética de la gestión de la ternura y la agresión.

Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora

“Precisamente el subtipo de conservación es el tipo caracterial en el que se da la auténtica clínica hipocondríaca por contención de la energía estásica en un determinado órgano, sobre el que forman una idea delirante de enfermedad que es vivida como preocupación intelectual, no como vivencia emocional de angustia, tal y como corresponde a un mecanismo defensivo intelectual.” 100

Aunque lo ha intentado, comenta que no puede más y, aún teniendo dificultad para mostrarse necesitada y recibir ayuda, parece haber sobrepasado sus propios límites de autocontrol. Si en el relato de su segunda crisis alega que “la crisis me desborda y me dedico a cumplir como esposa y madre: obligaciones y tareas, sobre todo las tareas con las niñas”, en el momento presente, donde la preocupación por ser una perfecta madre emerge con fuerza, los requerimientos de sus hijas adolescentes van más allá de los cuidados y la protección, colocando a Desiré en situaciones más emocionales, difíciles de manejar para ella.

Su primera motivación para la terapia es “el cansancio que le provoca esta “enfermedad”. Aunque la somatización no se encuentra en activo (sigue el tratamiento prescrito), sí reconoce el agotamiento que le provoca el tremendo juicio acusatorio de tono tortuoso que ejerce sobre ella misma (exhibición del mecanismo de retroflexión) y la permanente sensación de rechazo por parte de los demás (proyección in extremis). Su descalificación personal, en principio, versa sobre su incapacidad para controlar este síntoma de ideación paranoide y sobre su feroz autocrítica: “También me siento muy perdida, me juzgo por todo, tengo la culpa de todo”. Por tanto, la preocupación obsesiva está dirigida tanto hacia ella misma (tengo que poder y no puedo) como hacia las ideas de rechazo y burla que le sobrevienen desde los demás.

Resulta curioso, al mismo tiempo, que los síntomas descritos se sitúen, corporalmente, en la pelvis (somatización) y en la cabeza (ideación paranoide), al tiempo que la dificultad para el contacto emocional queda reconocida por Desiré desde el principio:

100

Albert Gutiérrez, J. J. Ternura y Agresividad. En imprenta

108

Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora

“Cada vez que he tenido una relación, me desborda. Es un único pensamiento: que esta persona me atienda, me llene, ser su centro de atención. Y luego me doy cuenta que es como si yo me invento la relación. Yo no se si se amar a alguien”.

Esta circunstancia parece remitirnos a la estructuración defensiva corporal en forma de tubo o viga que caracteriza al rígido fálico-narcisista obsesivo, donde queda conectada pelvis y cabeza con la dificultad para el contacto afectivo.

“En las estructuras en tubo, para disminuir la intensidad de la percepción angustiosa en las situaciones de crisis, el sexo genital compulsivo y la ideación obsesiva cumplen una función de descarga, semejante a la que cumple el cable a tierra de un pararrayos, y por ello consideramos ambas manifestaciones, tanto la sexual como la ideacional, como síntomas clínicos; es decir, con una estructura y una simbología propias.” 101

El relato de Desiré y la dinámica familiar en la estructuración del carácter rígido.

Recordemos que en la fase genital del desarrollo psicoemocional, donde se ancla este carácter, la función madre (depositaria de las potencialidades del componente tierno) ha de respetar y permitir el movimiento emocional del hijo en la búsqueda de su propio lugar en el mundo. Para ello, ha de dejar de desearlo como su objeto e investir a la función padre del poder afectivo necesario, que ha de recoger al hijo y guiarlo en el proceso de separación de la madre y de su propio reconocimiento como adulto.

Así las cosas, en el contexto del conflicto edípico, la fijación en el carácter rígido se produce como estrategia para evitar la angustia en un momento donde, con los impulsos genitalizados, en lugar de sentir el reconocimiento y la aceptación, la persona experimenta el rechazo ante su movimiento hacia el contacto, quedando dañada su capacidad para conquistar un lugar en el mundo desde el que establecer relaciones afectivas y placenteras.

El relato que hace Desiré sobre su dinámica familiar nos revela que ha existido un gran apego entre ella y su madre (de pequeña “estaba pegada a ella como un lapa”). Más
101

Albert Gutiérrez, J. J. Ternura y Agresividad. En imprenta

109

Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora

tarde, el hogar, con la nueva pareja de su madre, es vivenciado como un caos. De otro lado, recibe de las figuras femeninas de referencia (madre y abuela materna) mensajes atemorizantes respecto del acercamiento hacia el padre. Los fantasmas sobre posibles abusos del hombre son transmitidos explícita o implícitamente por las figuras femeninas (la madre sufrió abuso de parte de su propio padre, la abuela comenta que el padre es un degenerado, le advierten de no quedarse a dormir con padre,). Con el peso de esta permanente advertencia, Desiré relatará en una sesión que, de pequeña y encontrándose en la ducha (en una de las visitas paternas) recuerda la fantasía de estar pendiente por si su padre se asomaba para verla. Por otro lado, comenta que el deseo de estar con su padre, cuando viene a verles, lo vive como traición hacia su madre. Habida cuenta de que la relación entre los padres separados adolece de fluidez y normalidad, el revestimiento afectivo del padre por parte de la madre y la abuela transmitido a Desiré es más bien negativo y hostil y está impregnado de advertencias, temores, precauciones y cautelas (de tono sexual). Al mismo tiempo, percibimos una idealización negativa sobre la figura materna, que se refleja en la imagen de manipuladora y los conflictos para el contacto emocional actual con ella.

Desiré, aleccionada por las figuras femeninas, se dispone al encuentro con las figuras masculinas de referencia. En su caso son dos: la pareja de su madre y su padre. Respecto del primero, llama la atención que se refiera a él en un momento avanzado de la terapia y que lo haga despectivamente como alcohólico y ludópata generador del caos familiar. Respecto de su padre, no es percibido como figura consistente. Los comentarios acerca del trastorno mental de su padre (bipolar y obsesivo compulsivo), revestidos ahora por una actitud comprensiva, albergan una notable descalificación y rechazo que se hacen evidentes en su casi nula relación con él durante bastantes años y en las resistencias a responder a sus demandas en la actualidad. En realidad, no lo ha sentido presente en su vida y sus encuentros con él en estos últimos meses, aun cuando por primera vez se siente un poco reconocida, no están exentos de vivencias de tensión y bloqueo afectivo para Desiré.

La ira hacia su padre, enmascarada por la disculpa y la obligación que siente Desiré de responder a sus demandas actuales, se empieza a desvelar con mayor nitidez hace pocas sesiones. Desiré le comenta que está pensando cambiar de trabajo y el padre 110

la degradación moral del padre característica del carácter fálico-narcisista obsesivo: “Este proceso de degradación moral del progenitor autoritario. Albert Gutiérrez. resolviéndolo mediante una disociación entre entrega amorosa y entrega al placer. 111 . teniendo en cuenta que es madre de dos hijas y ha de pensar en ellas.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora (descontrolado) le advierte de los riesgos que eso va a suponer. la ira de Desiré hacia su padre se desvela y emergen reproches controlados hasta el momento: “está loco…. J.” 103 102 103 Albert Gutiérrez. a costa de sacrificar su intimidad. En imprenta Obra citada. el padre se lo permite a sí mismo con impunidad y con falseamiento de su conducta” 102 La gestión del Impulso Ya hemos visto la exhibición de la angustia con que Desiré se presenta en terapia. Pero. J. Su dinámica cognitiva y emocional está en función de preservar su ideal de libertad. ¿a qué responde esta angustia? Juanjo Albert describe como la estructuración psicoemocional del carácter rígido “el temor al vacío afectivo como consecuencia de la actividad erótica genital placentera y tierna. si él nunca se ha preocupado económicamente por mí…. su capacidad de entrega amorosa y compromiso. ni por cómo lo pasé en mi separación…. Ternura y Agresividad. J. a medida que el niño va teniendo consciencia de que lo prohibido para él. ni por mi enfermedad…. en palabras de Juanjo Albert. J.” La ira convertida en desapego afectivo y distancia en la adolescencia (con la escena significativa del esquí acuático) emerge con toda su fuerza en este momento de la terapia evidenciando. ni en si puedo pagarme la terapia…. aunque se inicia durante la situación edípica. apareciendo manifiestamente en la adolescencia. Por primera vez. con tendencia a excluirse mutuamente: si hay entrega amorosa tierna se dificulta la entrega en el placer. se va consolidando durante la fase de latencia e inicio de la pubertad. y viceversa.

J. los componentes tierno y agresivo “se disponen parcialmente antitéticos cada uno de una parte de sí mismo… pero sin contaminación entre las cualidades energéticas de ambas funciones” 104 Observemos ahora cómo ella establece el contacto consigo misma y con el mundo desde la desfiguración de la dinámica natural de la ternura y la agresión propias de la estructuración caracterial fálico-narcisista obsesivo. en la que los componentes tiernos del impulso se encuentran más inhibidos que los agresivos. 104 105 Obra citada.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Hemos de tener en cuenta que. Obra citada. J. Albert Gutiérrez. están genitalizados y que el trauma original del carácter rígido es el sentirse rechazado en su particular modo de sentir y de ser: capaz de establecer relaciones eróticas y de placer. El subimpulso tierno En cuanto a la inhibición del subimpulso tierno. el rechazo original experimentado provoca que. en esta fase evolutiva en que se ancla el carácter rígido. Albert Gutiérrez. 112 . La característica energética propia de estos caracteres radica en el hecho de que. “Deseo y temor son impulsos de la misma naturaleza. junto a la emergencia del deseo. los componentes tierno y agresivo del impulso unitario. el temor es un componente del mismo subimpulso tierno que. J. J. en el caso de Desiré. en su función de defensa. se dispone antitético de sí mismo para bloquear al impulso tierno de deseo” 105 Algunos asuntos especialmente relevantes escenifican esta dinámica en el proceso de Desiré. quede instaurado (al principio por experiencias reales y más tarde por las propias introyecciones. de origen materno) el temor al deseo. y en la dinámica deseo de contacto-temor al contacto por miedo al rechazo. escindido del impulso original y en función de defensa.

aunque continúa la ansiedad. relatará: Mecanismo de represión que Reich señala en Reich. Pg. por eso tengo que callármelo. Por otro lado. A lo largo de la terapia se sucederán otros momentos donde. 209. el anhelo de contacto emocional. esto me está viniendo muy bien.…no tengo recuerdos. Barcelona: Paidós. 106 113 . vengo porque quiero.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Unos están enmarcados en la relación terapéutica. viene acompañado por auto descalificaciones y la disociación entre los afectos y los recuerdos106: “no se. ese deseo lo tengo. el manejo con la biografía: ella quiere entregarla pero teme mi juicio descalificador. Resuelve el conflicto controlando la entrega a través de una nutrida producción de recuerdos que se suceden en los encuentros terapéuticos. yo quiero pasar más tiempo contigo. que en algunos encuentros ha bromeado con el carácter incestuoso de los abrazos a su hija. de igual modo. Me he dado cuenta de que cada vez que tengo que venir a terapia me entra ansiedad…me siento como una cría de 7 años en el colegio de las monjas. (1997). Pensar en que vengo a verte me produce esa sensación…como la sensación de que he hecho algo mal. si soy yo quien decide venir?” Otros quedan expresados en la experiencia (vivenciada a través de las propuestas terapéuticas) de los encuentros de intimidad con su padre. tierno y afectivo acontece acompañado de una intensa ansiedad sobre la que la tensión corporal. W. y cuando le confirmo mi compromiso en la sesión de encuadre.” En otro momento: Me encuentro bien esta semana. el autocontrol. Con su padre. ¿Qué me pasa que no estoy relajada. con sus parejas y con su hija adolescente. Entonces. el silencio. su deseo de intimidad es actuado en forma de distancia. Quería hablar una cosa contigo. prevalece un mayor atrevimiento: - “Por ejemplo.… recordar mi infancia me produce dolor”. como que me vas a regañar. Aquí. Ante su deseo de iniciar la terapia. la retirada. pero me parece una gilipollez.… creo que me invento cosas. o la preocupación obsesiva actúan como mecanismos defensivos. expresa su temor a que yo la rechazara porque “ella no tiene arreglo… estoy loca”. De esta manera. Este control. yo lo razono: a ver. Análisis del carácter.

es verdad….Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora - “yo me pongo tensa cuando abrazo a mi padre y me pierdo un poco con todo esto porque también me viene un juicio negativo sobre él que no se de donde me viene…me pongo tensa. me desborda. hace alusión a su dificultad para el contacto en la intimidad. se masturbaba) En sus relaciones de pareja. un fin de semana que pasé con él. de tocaba. Cada vez que he tenido una relación. ser su centro de atención”. ella. que me gustaba mucho. Un cojín grande hace de padre. 114 . con las monjas. Es un único pensamiento: que esta persona me atienda. - “cuando algo me desborda. Está como reprimido: yo quiero. en la clase. como si se excitara (comenta). Se sitúa de tal manera que ni su pecho ni su pelvis y el cojín no entran en contacto. no paro de pensar nada más que en eso.(comenta que ella se masturbaba desde chiquita. sin que la vieran. me llene. nota calor y el corazón agitado. que recuerda en el colegio. Se atreve un poco más y aumenta el calor y la agitación. - el contacto se tiñe de erotismo sí. me quedé muda el fin de semana. no permito el contacto… este tipo de sensación me ha pasado más de una vez. Le propongo atreverse un poco más a mayor contacto. pero mi cuerpo se pone tenso. Comenta que si junta más el pecho. Le propongo representar el abrazo con ojos cerrados. bloqueada. con más gente (habla de amigas y amigos) como si no pudiera ser sincero. Su deseo se transforma en obsesión y el temor al rechazo queda controlado a través del silencio como manifestación de su bloqueo emocional: - “Pasado un tiempo.… no voy a estar a la altura. Una de las últimas relaciones. me van a rechazar. cuando se me conoce realmente. hay un sentimiento de inferioridad muy grande y hay miedo a la burla.” En otro momento hace referencia al abrazo que tuvo con su padre. aunque sí quería comunicarme”.

por muy tonto que sea.” Todo ello como expresión del mecanismo defensivo de formación reactiva típico de su carácter cuya disolución (fantaseada por ella con el consumo de marihuana). en el trabajo…. no me pueden ver llorar. Ella no sabe que hacer para tener encuentros afectivos con su hija adolescente. desvelará la angustia de sentirse en contacto con su mundo emocional: la ansiedad que experimenta al pedir ayuda. transformándose en obsesión por el orden rígido en los acontecimientos: En otras ocasiones a lo largo del proceso.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Respecto de su hija. aparecerá su ideal de perfeccionismo. y no puedo estar así ante mis hijas. algo que me pone mal: unos comentarios de unas compañeras de trabajo sobre otras madres (en plan cotilleo de marujas). como si todo me hiciera daño.… entonces. Este es un asunto que la angustia especialmente y ante el que despliega un cúmulo feroz de auto acusaciones por ser una mala madre. - “tengo que olvidarme de mí misma para ser buena madre. Quiere tener una relación perfecta con su hija. Y yo pienso lo que puedan decir de mí a mis espaldas. hablará de que la siente muy agresiva. como fallo. de manera que el perfeccionismo y la autocrítica anulan la espontaneidad y disfrazan la hostilidad. su intolerante exigencia en dar la talla como madre y mantener una imagen de lo que debe ser. Narra peleas y discusiones que tiene con ella. en la exploración terapéutica. su dificultad para reconocer sus 115 . Por ejemplo. lo agresiva que se pone su hija y su respuesta de impasibilidad ante esas situaciones. se va desvelando su dificultad para el manejo de límites adecuados con su hija adolescente y la transformación de su angustia en preocupación obsesiva (en forma de escrupulosidad en el orden y las formas). Las voy a perjudicar. débil. Creo que se van a asustar mis hijas si me ven así. me culpo”. En la exploración de esta vivencia. - “déjate estar en esa emoción unos momentos me siento cansada… es que me siento vulnerable.

Es así como el deseo inhibido por el temor al deseo perpetúa la frustración y la insatisfacción. como mecanismo de contención de 116 . la rabia natural ante la frustración se va convirtiendo en ira. a través del carácter. Se hace necesario. Por esta razón parte del subimpulso agresivo se dispone en función de defensa antitético de parte de sí mismo. Como ella experimenta que no puede dar cauce. evitar la angustia del temido rechazo que. no solo dirigiendo su autocrítica y perfeccionismo en el deber ser. han de ocuparse de contener la rabia y la hostilidad provocadas por la frustración en que se vive (procedente del mundo externo. desarrollando un sistema defensivo de tipo obsesivo El subimpulso agresivo Ante la vivencia resultante de la distorsión en el fluir natural del impulso tierno (temor y autocontrol la mantienen en la insatisfacción y frustración). su necesidad de contacto afectivo con ella o su carencia de apoyos ante la difícil tarea de educar a una adolescente. en lugar de ponerse al servicio de la satisfacción y del placer. hacen que sea necesario inmovilizar una parte de esta función hostil destructora del subimpulso agresivo. su dolor ante la hostilidad de su hija. es decir. “El bloqueo del deseo origina frustración y rabia. por el miedo a ser rechazada. sino generando el mecanismo de proyección (disposición paranoica). Es una fijación característica de los rígidos que en Desiré se lleva al extremo. a lo que tanto anhela (el contacto afectivo). por su destructividad. al ser infructuosa y mantenida en el tiempo origina impulsos hostiles más profundos y destructivos que se van a manifestar emocionalmente como ira. Los impulsos de ira. en las situaciones presentes. La rabia.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora equivocaciones. especialmente de los padres en el origen y perpetuada por su dinámica caracterial mas tarde). El temor al rechazo es muy fuerte en ella. remiten al rechazo original. los componentes agresivos del impulso.

por momentos.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora la hostilidad. Este autocontrol tortuoso al que se somete (que nos remite a la fijación anal del carácter fálico-narcisista) Desiré lo ejemplificará definiéndolo como “dique” que.) Le resultará más complicado conectar con la rabia hacia los demás en los trabajos dirigidos a hacerse cargo de sus proyecciones e ideaciones paranoides. con intención de invadirla y le propongo que ella ponga límites con sus manos. Albert Gutiérrez. - (Me da la impresión que la confusión es enfado contenido) bien. - ¿qué es eso de estar confusa? (con tono de enfado dice) Me vienen muchos mensajes. J. elaborando posteriormente los necesarios mecanismos de defensa psicoemocionales” 107 Se despliega de este modo. continuos: hazlo bien. Se me ocurre entonces situarme frente a ella con un cojín grande. que se cuela y la invade. todo el cortejo de las manifestaciones de la distorsión del impulso agresivo: la ira disfrazada de perfeccionismo. 117 . Al principio contiene la mandíbula. tun. 107 Obra citada. le propongo que saque también la voz. (Propongo golpear. Sigue hablando de que es como un martilleo. pero no funciona mucho. los juicios y prejuicios. a través del mecanismo de formación reactiva. las obsesiones. su autocrítica y acusación llevada al límite en la proyección paranoide de que los demás se burlan y la acusan. tun. J. como un tun. no vas a poder. tun. Saca una fuerza increíble. las exigencias. Invitada a explorar su enfrentamiento ante ese “dique” que la asfixia. no vas a saber (son todos exigencias y descalificaciones). el encubrimiento de la necesidad de intimidad por medio de la distancia. el autocontrol y control sobre los demás. un tun-tun-tun-tun que no se va. vamos a darle voz al cabreo. podrá vivenciar el contacto con la fuerza de su rabia y hostilidad. ya no puede contener la excitación que siente.

J. sin que me vieran. con lo que queda cumplida la misión del carácter: evitar la angustia. con las monjas. incluso con manifestaciones destructivamente sádicas. Albert Gutiérrez. no solamente hay miedo a perder el autocontrol. recuerdo que en clase. - “…recuerdo que me masturbaba desde chiquita… en el colegio. hacia sí mismo y hacía los demás… Puede verse con facilidad que esto abre el camino a todo el conflicto infantil entre el impulso a dejarse ir. No lo encajo. real o fantaseada :la frustración en la entrega amorosa libre y completa. sino también el control sobre cualquier situación en la que estén implicados sus afectos… Es decir la frustración en la entrega al amor… A mayor contención del subimpulso tierno. Me cuesta aceptar esto en mí. y la necesidad de autocontrol debido al temor al castigo… En el subtipo de conservación. 118 . tierna y agresiva. y como signo de disociación de la conciencia. mayor pulsión del subimpulso agresivo que.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora - “Uffffff…no puede ser verdad.” 108 La sexualidad como defensa Otro asunto especialmente relevante característico del carácter rígido es el manejo de la sexualidad. No me lo permito. porque no está bien. a abandonarse.” De este modo podemos concluir que la inhibición del componente tierno solo permite vivir la ternura como temor (fobia a la ternura) y la contención del agresivo se ejecuta por medio del control a través de los mecanismos de defensa psicocorporales. “En ambos casos se cumple la misión defensiva de evitar el contacto con la angustia que se puede liberar a partir de la percepción y toma de consciencia de las excitaciones sexuales profundas y de la experiencia consecuente. la exploración realizada nos permite entrever como evidente la carga importante en el despertar de su deseo. me masturbaba” 108 Obra citada. Es muy agresivo. que más tarde. Yo no soy así de agresiva. me gustaba tocarme. desprovisto de componente tierno. tendrá tendencia a experimentarse y a expresarse como resentimiento e ira. Hasta el momento. J. se manifestará en su delirio somático de tono fálico: el clítoris se convierte en pene.

parece haber despertado el interés de hombres adultos hacia ella. ni de llamarla por teléfono entre encuentro y encuentro) Varias sesiones después. Relatando una escena con un chico con el que mantiene una relación. la ternura y la intimidad. en sus relaciones. en el ámbito de la sexualidad. Denotaría su tendencia fálica en su sexualidad. La sexualidad está en función de defensa. con corte de pelo masculino y ropas anchas de estilo hippi que ocultan su figura (una nueva manifestación del mecanismo de formación reactiva). pero luego no sabe qué hacer. no experimenta una vivencia afectiva: es capaz de estar un fin de semana con un chico. Ella habla de ser experta en el juego sexual. (y de nuevo aparece la concordancia entre el Hartman y la caracterología energética) al igual que tiene enormes dificultades para recibir (en contraste con su disposición a la acción. valorando y calculando la competencia del hombre para poder entregarse en intimidad. pero bloqueándose para hablar. ella ha de controlar las relaciones. Reconoce que le gustaba vestirse provocativa y. llama la atención la sobriedad y austeridad de su look actual. Sobre este aspecto. por cuanto queda disociada de la entrega amorosa. por la dificultad para el recuerdo y la disociación afectiva sobre algunas escenas. desde la adolescencia. le vuelve a pasar que funciona bien en la cama. le pregunto cómo lleva la relación con el chico: 119 .Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Desiré hará referencias a un precoz despertar en lo erótico y la sexualidad: el placer de los juegos eróticos (las “masturbaciones” infantiles en el colegio de monjas nos remiten a la fase fálica de la sexualidad). visitas al ginecólogo en el inicio de la adolescencia. - “…no se si quiero o no quiero una relación con él. podemos intuir en Desiré el mecanismo de represión propio de los caracteres rígidos. Además. cómo estar. pero ella no se atreve a planteárselo y carga toda la responsabilidad en el chico. inventarse la regla sobre los 10 años y una nutrida “colección” de amigos con los que jugaba a ser novios (dirigiendo ella el contenido de este juego). en el final de su infancia e inicio de la adolescencia. que no es capaz de decirle nada. pero queda insatisfecha porque. a través de su destreza sexual. Como ya quedaba apuntado en el Hartman. de qué hablar.(Desiré quiere algo más que la relación sexual. funcionando en la sexualidad genital. aunque ésta sea obsesiva).

Fuera de ahí. pero no se atreve a planteárselo. - “Me pasa en las relaciones: que tengo miedo al contacto con la otra persona… Yo no se qué hacer con un hombre al lado. porque si le dice algo él la va a rechazar (de nuevo el deseo y el temor del deseo). al menos eso entiende ella por sus actitudes reiteradas de hacerle favores. La historia que exploramos con este compañero es que estuvieron enrollados hace dos años unas dos o tres veces. pero la deja fatal. Con un amigo (compañero de trabajo con el que tuvo un rollo hace 2 años) no me gusta. Le monté un pollo por teléfono. etc. iba fumada. ofrecerse para algo. Después del último polvo. Ella se reconoce bastante diestra en la relación si sólo es sexual. Ella no quiso seguir. - “yo necesito mucho contacto. no se que hacer para que deje de insistir. Ella quiere algo más. sino confiada. no quería nada más que sexo!” Ahondando en lo ocurrido. a la vez que lo rechazo. en realidad.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora - “la terminé en navidad (hace un par de meses). se bloquea y mantiene la situación. en el terreno más de intimidad. no le gustaba. Lo llamé y le monté el pollo: ¡tú de que vas! Luego él me llamó y me dijo de no vernos más. Quedan como amigos. no juzgada. ella se pone ansiosa y nerviosa cuando él da muestras de querer darle cosas. En otro momento. El caso es que él sigue insistiéndole. yo hace tiempo que no he tenido ningún rollo con él y además no quiero y me pongo nerviosa. Desiré sabía desde el principio que este chico solo quería sexo. con él siento rechazo físico porque es muy protector e insistente (ella lo llama acoso). ¡Ves. no le satisface. por su insistencia. se siente 120 . pasaron tres semanas sin saber nada de él. ¿en todas las ocasiones lo rechazas? Con mi padre me pasa. aparte de mantener relaciones sexuales. Necesita sentirse querida.” Desiré quiere una relación más allá de lo sexual. Este compañero me recuerda a mi madre.

más tarde confesará que le produce vergüenza enseñarme lo que va escribiendo. El sentido que tiene pedirle que escriba su biografía es rastrear su historia tal y como ella la cuente. que cree que se inventa cosas. pero lo que va emergiendo es que ésa es la salida de su perro de abajo. Es preciso quitar el “cebo”.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora indefensa. Con la biografía se hace la misteriosa y juega al escondite. con abusos sexuales y que a ella le produjo una regresión a no sabe qué (no es capaz de concretar más). ha quedado relegado. ella habla de ansiedad. etc. pero ¿qué fondo ocultan? Por ejemplo. desde la resistencia y. 6. Los síntomas son la figura evidente.” En otra sesión. así. en el universo de su inconsciente. También que al ver una película con escenas fuertes de sexo: le excitó y también le cabreó. EL PROCESO GESTALTICO: CÓMO VOY DESARROLLANDO MI TRABAJO. proyecta sobre mí la imagen que tiene de los hombres. juzgar. Este interesante asunto que emerge de manera fugaz como figura. tiene la sensación de que “la otra persona la va dominar. emerge como figura la resistencia a entregarme la biografía emocional. conecta con una escena en que una amiga le comentó su experiencia de que su pareja la maltrataba. Una cosa es lo que ella relata o muestra (las figuras que emergen) y otra los asuntos que hay en el fondo. Este asunto llama mi atención e intuyo el significado que aporta para la terapia y que iré confirmando en el transcurso del tiempo. Está utilizando el llamar la atención desde lo negativo. Los asuntos que van apareciendo a lo lardo del proceso son: La biografía Tras realizar el encuadre del proceso terapéutico. por ahora. 121 . Si al principio se refiere a la imposibilidad para escribir la biografía aduciendo que no tiene recuerdos. ante la exigencia de perfeccionismo que exige su perro de arriba. burlar.

desde la perfección y la exigencia de ser perfecta.… y de la tremenda ansiedad en que se vive. descalificaciones. Va dándose cuenta del peso que ejerce su perro de arriba. de otro. a través de su pretensión de perfeccionismo. como asunto transferencial latente y. con la sospecha que no se expresa bien y no saber si yo la entiendo. Yo la espero paciente.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Acompaño esta resistencia sin oponerme e intento escuchar lo que me está diciendo con su actitud desconfiada: Desiré quiere controlar este asunto. como única alternativa de su perro de abajo. Perfeccionismo y crítica: polaridad perro de arriba / perro de abajo Sobre el asunto recurrente de la biografía. como mecanismo de seducción desde lo negativo. Ella no entrega lo que escribe y al mismo tiempo. Me vienen a la memoria las palabras de Perls: 122 . ideales a conseguir. la resistencia a entregar su biografía se hace presente. En el establecimiento del espacio de intimidad que es el encuentro terapéutico. Todo se lo plantea desde el deber-ser. Debajo de su desconfianza y precaución intuyo como fondo la necesidad interrumpida de entregar y entregarse. Esto ya lo apunta el Hartman. No es capaz de ver y rechaza la Desiré que es y se exige la Desiré que debe-ser. Necesita apreciar nuestro espacio íntimo como no peligroso. de un lado. pero también en su manejo de las relaciones sociales y emocionales. van emergiendo recuerdos desde su presente existencial. En el aquí y ahora de su vida se recrean episodios de su historia que irá narrando como a cuentagotas. en el transcurso de las sesiones. en especial como madre. comienzan a surgir la polaridad gestáltica de perro de arriba y perro de abajo que también se convierte en un elemento transversal y periódico en todo el proceso. Me doy cuenta de su cebo y de que su dificultad me habla de una gestalt no resuelta que está más en el fondo: su herida en la confianza con los hombres proyectada sobre mí. valorando sus atrevimientos sin exigencias y observando su movimiento en la polaridad deseo – temor al deseo.

- Es como si yo tuviese un mundo. abierta. la transformará en severa autocrítica y exigencia. 111 Obra citada. Y detrás de la niña buena. 123 . las de los impulsos tiernos. Quiere ser “una niña buena. el resultado es una crisis nerviosa o una fuga a la psicosis. 102. 97.” 109 De esta manera. Perls. No se si todo eso hay que esconderlo o ¿qué se hace con todo eso? 109 110 ¿Por qué habría que esconderlo? Perls. su exigencia perfeccionista va revelándose como estrategia reactiva: en lugar de dar cauce a su ira. primero y. (1982). trabajo corporal. 110 Explorando esta polaridad va reconociendo el conflicto con sus emociones y con sus deseos. un deseo. Santiago de Chile: Cuatro Vientos. Perls. Lo que el Deber-ser (ella se referirá a él como un dique que contiene) reprime es la natural expresión de una molestia. F. que escucha. F. negatividad. Esta es una de las herramientas del perro de abajo. recriminándose su incapacidad para resolver las situaciones. prejuicios. comprensiva. Así van apareciendo las inhibiciones de sus impulsos hostiles.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora “Si la persona se empeña por llenar las expectativas del perro de arriba. una opinión. Pg. siempre hay una rapazuela rencorosa” 111 Ante los conflictos presentes que relata. Yo le voy proponiendo. representaciones. separado del resto. la “maldición del perfeccionismo” que decía Perls. F. ella se queda en la preocupación obsesiva sobre su ansiedad. Pg. una necesidad. Sueños y Existencia. Pg. y sobre los que acuden escenas infantiles. a través de juegos. Obra citada. ¿y cómo ves que eres tú? Reservada. (1982). Me veo muchas cosas: envidia. (1982). como si me hubiese creado un mundo y me cuesta trabajo salir y estar con la gente (emoción) - ¿cómo te ve la gente? Dulce. 31. extrovertida. Es importante este descubrimiento. más tarde. me cuesta escuchar (mi cabeza está siempre en otro sitio). la recreación presente de la situación y la focalización en el darse cuenta emocional ante su autotortura. por cuanto guarda estrecha relación con sus síntomas de ansiedad y angustia: el deber-ser ahoga al ser.

según cuenta. No me gustan los prejuicios - Los rechazas Sí lo que pasa es que no puedo quitármelos. desde la exigencia. como una avalancha inconmensurable. Su autocrítica y contención en el movimiento de mostrarse (en sus sentimientos. Por ejemplo. le propongo representar la parte que enseña la biografía y la parte juzgadora. porque son cosas que no se cómo manejar. por ejemplo. ¿Qué está ocurriendo ahora? Estoy censurándome: no lo digas. (y otras descalificaciones). porque si lo dices te va a echar a la calle. de una parte. que el mundo es 124 . Darse cuenta y reconocer la ira hacia su madre (su estar harta de su permanente tortura de exigencia) le hace tocar con los dolores que se ha aguantado a lo largo de su vida y la contención emocional: “Le propongo representar corporalmente las dos partes: situada en la parte emocional. y como compensación de la sensación de caos que ha teñido su vivencia familiar infantil. deseos y expresiones emocionales) está cimentada sobre esta vivencia persecutoria. - Dime un ejemplo. cuando. paciente vulnerable / terapeuta juzgador: la parte juzgadora la asocia con su madre. tu te crees romántica. pero no es capaz de expresar. Si dejo salir la hostilidad va a venir el rechazo del otro y también yo voy a destruir. Se siente escrutada por su madre y abuela y se marca como objetivo. Va dándose cuenta de la ira y la rabia que siente hacia su madre. le cuesta mucho expresar lo que siente aunque. a quien experimenta como perseguidora y manipuladora desde el victimismo. siente muchas cosas. a dañar. Me siento una mala persona y no paro de juzgar.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora - Es negativo Imagino que el trabajo de esconderlo te supone mucho esfuerzo Sí. con alguien de color. En diferentes sesiones. ser mejor madre que su madre. finjo. (pasa un rato en silencio). Situada en la parte del “dique” lo que se permite expresar con más facilidad es: “eres tonta.

escuchadora. por tanto. 125 . tienes que llevar más cuidado. que hay que controlar y vigilar. peligroso. uno de los primeros síntomas que aduce hace referencia a su proyección paranoide de la burla y el rechazo y. Yo tengo la sensación de que soy un ogro”… “Si dejo salir la hostilidad. el otro me va a rechazar y también voy a destruir. ayudadora) y cómo se ve ella misma y. por otro.” A partir de este ejercicio. puedo ser muy borde. dañar”… ““Creo que es el sentimiento que más conozco de mí: la rabia. que desemboca en manejos rígidos y formales en su relación con su hija mayor y. no me gusta que me desboque. yo me callo. Desiré mantiene la creencia de que la agresividad es algo malo. siempre te pasa igual: te aparece el príncipe azul y luego te abandona. Este perfeccionismo y autocrítica se evidenciará a lo largo del proceso en la rivalidad y competencia sobre las que establece las relaciones con las mujeres y en su preocupación tortuosa y obsesiva sobre su tarea como madre. hostilidad reprimida. Manejo de su agresión y hostilidad: contención y proyección. ante tal avalancha. Necesita hacer un sobre esfuerzo para que no le vean su parte hostil (sus prejuicios. - “Si tengo un enfado con alguien.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora como en los cuentos. me pongo tensa. De hecho. donde el manejo de lo emocional es muy dificultoso. se asusta y se va. Cuando me he enfadado alguna vez lo reprimo. Se esfuerza en quitárselos. estúpida.” Es tal su esfuerzo de autocontrol que. su negatividad) que es algo muy malo. su hostilidad reprimida se transformará en proyección hasta el extremo de la ideación paranoide que ella define como rechazo y burla. necesidades como en avalancha y que la otra persona. en sus relaciones afectivas. su envidia. pero no desaparecen y se critica y trata de silenciar la hostilidad que siente. nudo en el estómago. por un lado comentará la diferencia entre cómo la ven los demás (comprensiva. asocia con el abandono del padre y con la sensación de sentirse muy necesitada. en general.

mostrándose desde una gran fuerza. me quedo con rabia y me siento estúpida. La autoexigencia le hace una mala pasada: que los demás la vean torpe y con poca destreza. En la tarea caótica de la mudanza. La vulnerabilidad “tramposa” con la que el perro de abajo se maneja ante la auto-tortura de su perro de arriba. Hice como que no me importaba.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora - “la gente me desprecia. torpe. Lo que ha aprendido a hacer es desarrollar una feroz autocrítica. junto con sus hijas. A mi hermana le dice que lo intente. quería que él me dijera lo mismo y no me dice nada.” 126 . y siendo ayudada por unas amigas. es capaz de dar curso a la expresión de su rabia. Mi padre nos lleva a hacer esquí acuático. Al hilo de esta experiencia exploramos qué ocurre cuando ella tiene un deseo. no valgo… también lo asocio a que haya reacciones agresivas y violentas contra mí y eso me provoca miedo… me siento vulnerable” Le resulta difícil expresar cualquier molestia o enfado. incapaz. agrietándose de esta manera su rigidez de manera que puede ir encontrándose con el dolor emocional. a mí me ignora. le sobreviene una crisis de angustia al percibirse torpe en el montaje de los muebles. marchándose de la casa de su madre. Recuperando su propia expresión de “estar harta” de la exigencia y crítica de su deber-ser. La angustia ante su deseo Ella toma la decisión de conseguir una situación de mayor autonomía. Relata una vivencia infantil: - “(Ella unos 13 años y la hermana 14 o 15). Se califica de tonta. En los trabajos de apropiación de su parte hostil y agresiva llega a ir confiando poco a poco. Yo me quedo callada. se manifiesta ahora en rabia liberada. Cuando trabajamos la proyección de su agresión en la hostilidad que fantasea en los demás le cuesta mucho trabajo reconocer esa parte suya que queda siempre en la sombra y que queda inhibida por la acusación de sí.

”) y. (y otras descalificaciones). por hacerse la misteriosa. Pero los descalifica (es una gilipollez) y opta por guardar silencio. tomarnos un café le apetecería).Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora El asunto es que ella tiene deseos (por ejemplo el querer pasar más tiempo conmigo. el juicio sobre lo que siente (que actúa como un “dique” contenedor: “eres tonta. sus ganas de mantener una relación de intimidad y. no protesta) y la destila en forma de silencio. a ver si yo le digo de tomar el café o no. Ella no expresó su deseo. no se cabrea. de otro. Va apareciendo. de una parte. de expresar necesidades económicas con la terapia y de orientación para conflictos con sus hijas. porque es torpe. Ella no tiene acceso a satisfacer su deseo de independencia. a partir de desvelar sus deseos hacia mí. cómo se bloquea pudiendo permitirse solamente el encuentro sexual. tienes que llevar más cuidado. siempre te pasa igual: te aparece el príncipe azul y luego te abandona. lo que ocurrió es que él no adivinó su deseo y no lo licitó. por hablar poco clara. Poco a poco. fuera de la terapia. al mismo tiempo. retirada afectiva. La angustia aparece cuando se da la posibilidad de cumplir su deseo. Se produce un choque donde se conjugan. Entonces. eligiendo a la hermana. sino que lo contuvo. lo borra. que el mundo es como en los cuentos. ella reprime su hostilidad hacia el padre (no la expresa. ¿Cuáles son los DESEOS para los que la ANGUSTIA hace de TAPON? Sus dificultades con su deseo se hacen presentes también en las relaciones con los hombres. En la escena con el padre. Parece que ella no tiene acceso a satisfacer su deseo en la escena del esquí acuático porque el padre no se lo da. De nuevo emerge la fijación en la situación edípica: - “… se me ocurre que desear estar con mi padre me hacía sentirme culpable de traicionar a mi madre. de un lado. tu te crees romántica. toma conciencia de la fuerza de su deseo. que vive como una avalancha de necesidades y deseos ante las que el otro se va a asustar y va a rechazar. estúpida. Ella no quería que nos fuéramos con mi padre. por seducir de esta forma.” 127 . el temor a que le rechacen en lo que solicita. de reconocer su insatisfacción en las relaciones con los hombres.

el deseo se articula a través de la consecución del placer y la aceptación de los límites. - ¿Qué crees que ocurriría si no te pusieras tensa? Que el abrazo sería más verdadero. se defiende de eso con un sistema de tipo obsesivo. Todos los abrazos son con miedo. erotismo y juicio No se me había ocurrido la asociación de que yo me pongo tensa porque hago un juicio negativo sobre el erotismo que me viene por el contacto. escena con cuñado. Está como reprimido: yo quiero.” Mas tarde reconocerá: - “Yo no se qué hacer con un hombre al lado. están incompletos. pero luego. su primer jefe. contando con que tiene disposición paranoica y un delirio de persecución de contenido sexual (se burlan de sus genitales masculinos). con más gente (habla de amigas y amigos) como si no pudiera ser sincero. En la exploración de sus vivencias con hombres (padre. En la salud. pero mi cuerpo se pone tenso. Ese tipo de sensación me ha pasado más de una vez. donde el juicio reprime su impulso en un encuentro con el padre donde éste valora lo bien que la ve: - “¿qué te pasa cuando abrazas a tu padre? Que me pongo tensa. compañero de trabajo. al mismo tiempo. en el riesgo de mantener un desarrollo delirante en su vida o no. aparte de mantener relaciones sexuales… Me pasa en las relaciones: que tengo miedo al contacto con la otra persona. no permito el contacto. Ella. soy muy besucona Contacto. - La vivencia de estar en contacto te pone tensa Sí.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Ella se defiende del caos que supone la avalancha emocional de una forma obsesiva. a esos abrazos le faltan algo. Especialmente significativo resulta la toma de conciencia de sus dificultades para el contacto amoroso. clientes) surge la disposición paranoide de sentirse acosada: coloca en el hombre una 128 . Este manejo del deseo y de su impulso erótico es lo que está en la base de sus dificultades para la relación de intimidad con los hombres.

Luego. impide poner límites. Y luego me doy cuenta que es como si yo me invento la relación. hablando de sus obsesiones. Este bloqueo con la intimidad lo asocia con la relación con su padre: el padre siempre le ha reprochado que no estudiara y siente que tiene que demostrarle cosas continuamente. Yo no se si se amar a alguien. Hace poco. comenta: - “cuando algo me desborda. de mis miedos. - “pasado un tiempo. Lo que impide la intimidad es el juicio y el rechazo de la otra persona.” Desea la intimidad. - ¿el qué? Que valgo. me llamó la atención. “¿Qué hago yo que provoco que los hombres se confundan?”. Es un único pensamiento: que esta persona me atienda. no me preocupa la otra persona. Cada vez que he tenido una relación. que a ella le paraliza. confunde. La capacidad afectiva En una de sus primeras sesiones. Es entonces cuando aparece la transferencia conmigo: - “pensaba que me ibas a rechazar porque lo mío no tiene arreglo. me van a rechazar: no voy a estar a la altura y me van a rechazar por mi sentimiento de inferioridad”. lo que él pudiera esperar de mí. cuando me conozcan bien. se termina la relación y no me queda nada. con un compañero de trabajo. reconocer y responsabilizarse de su propio deseo. y se bloquea este deseo con el miedo a que. me llene. ser su centro de atención. no paro de pensar nada más que en eso.” 129 . me desborda.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora intención (de erotismo sexual). Estoy solo pendiente de mi necesidad.

no juzgada. Varias veces. al iniciar la caída. y no estoy para sostenerla. burlar. bastante nueva. aparece el asunto de las dos caras (erotismo y agresión) ante experiencia de un concierto (placer. Pero quiere una relación más allá de lo sexual. Yo aumento un poco la distancia. Así varias veces. no le satisface. Ella quiere venir. juzgar. por primera vez se muestra vulnerable. Se pone nerviosa al venir a las sesiones. inmediatamente controla retrasando su pie. Seguimos.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Habla de que le apetece tener una relación con un chico con el que tenía solo la relación de encuentros sexuales. Destaco la importancia de vivir la decisión de dejarse caer. Ella se reconoce bastante diestra en la relación si sólo es sexual. posibilidad de contacto 130 . se desboca toda su agresión hasta matarme. Sexo y afectos no están integrados. respiración. y al mismo tiempo. Fuera de ahí. le indico que se mantenga unos instantes y que respire sintiéndose recogida. fantasea un castigo. tiene la sensación de que la otra persona la va dominar. se siente indefensa. Yo la recojo en un ángulo casi de 90 º. sino confiada. La terapia es un espacio de intimidad. que la castigaban. le sale una frase espontánea y en tono fuerte que evidencia. Necesita sentirse querida. cuando ya llevamos más de un año de proceso. en el terreno más de intimidad. En la sesión 48 y siguientes. Si se deja ir. Algo se está abriendo en relación conmigo. entra en ansiedad. Evoca el colegio de monjas. En las siguientes sesiones. o solo deja caer la cabeza y hasta la altura de los hombros. Cuando lo hace. con mucha claridad su herida: - “si me caigo. si ella continua entregándose. Entonces. Logra tomar la decisión y dejarse caer varias veces. a mi parecer. Nos tomamos tiempo en arraigamiento. a un ángulo un poco mayor. Lo que hago es contenerla en esta expresión emocional. diversión. proyectado ahora en mí. El temor al castigo aparece en la sesión en que comenta que se siente mal al venir a las sesiones. te mato”. Le propongo ejercicio de confianza: dejarse caer y yo la sostengo. acogemos el llanto y se lo permite. que está teniendo de su lucha interna. etc. y tras un periodo vacacional sin espacio terapéutico. pero la deja fatal. frente a sus autoexigencias. Vamos comentando la experiencia.

de no poder estar como quiero con mis hijas. el para qué la terapia. cuando le toma la lección a su hija mayor. me puse menos exigente con ella. Me fluyen más las cosas. le insiste en que le diga. ayer. manos con más calor. (Angustiada. XX. no me puedo salir del orden. Con todo me pasa. igual que la semana pasada ¿cómo es ese igual? Igual de harta (sonriendo sin querer sonreír). La marihuana la desinhibe de su feroz autocontrol. ¿Cómo te sientes corporalmente? Más relajada. - “La semana pasada hablamos de cómo me quedo con los deseos en la mente. Mi hija. pero no soporta su satisfacción.… yo te quiero. estando fumada. pensamiento. ¿dónde lo sientes? En el pecho. Veo lo diferente que me siento cuando fumo. etc. se que me quieres. con el tun tun de la cabeza. Quería contarte otra cosa que me ha pasado esta semana. mi hija me pidió que le tomara la lección y. Ayer fumé. las cosas tienen que ser de una manera y no pueden ser de otra. vida así. Esto es un ejemplo. También hablará del bloqueo afectivo en la intimidad con sus hijas. normalmente. Ayer no.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora emocional). Me cuestiono qué pasa conmigo. blanda. Normalmente me empeño en que me diga las cosas palabra por palabra. le permitiera decirle con sus palabras). Ella se reconoce en el deseo de intimidad. te invito a decirles a tus hijas lo que quieras decirles (dos cojines representan a sus hijas). me pide que le pregunte una cosa del examen. calor en el cuerpo Desde esta emoción. No contemplo opciones para hacer las cosas de otra manera…” En una de sus últimas sesiones: - “…nada. No quiero terapia. rompe en emoción) permítete esa emoción (doy espacio). Ayer su hija le pidió y le advirtió que. 131 . Ayer. palabra por palabra y en el orden que pone el libro. Sin fumar. Díselo aquí y ahora X. menos rígida y exigente (comenta que. por favor. yo te quiero. y pude comprobar que ella se encontraba más satisfecha.

aduciendo que no están sus hijas) aquí y ahora.. emociones nuevas. (Le señalo que la parte de contacto es poco habitual y la de retirada es más habitual en ella) ¿Cuál es la que te cansa? la de retirada y el conflicto con el deseo de abrazar que se corta y entonces se queda solo en querer y no poder.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora (Establece un diálogo tierno con sus hijas. emoción. ya no lo soportaba.. Yo llegué a expresar una parte mínima de lo que yo siento. hace la retirada) ¿cómo ha sido la retirada? ¡Vale ya. Pone un poco de resistencia. Había mucho muro. firmeza en el abrazo. ¿que quieres más con tus hijas? Quisiera abrazarlas Exprésalo en presente y díselo a ellas Quiero abrazarte (a cada hija) ¿Cómo sería dar curso a ese deseo aquí y ahora? (Abraza a sus hijas. hay cosas que hacer!. pero esto es raro. Sí. retomando la experiencia del contacto con sus hijas. me agobia. llanto. En otra sesión posterior. hay la misma emoción… mi deseo no se quedó satisfecho del todo ¡Qué fuerte que no pueda soportar el beso de mi hija mucho tiempo!. porque con esta historia del contacto. comenta: - “…Es nuevo. es como que no lo siento mío este conflicto: ¡si yo deseo mucho el contacto con ella! 132 . Antes de 1 minuto de contacto amoroso y emotivo. Es un momento de intimidad. Para mí esa expresión de amor fue muy poca. representadas en cojines. y rompe a llorar. ¿Qué va a pasar si me quedo ahí? Como si me diera miedo quedarme ahí. - Como la punta de un iceberg. por descalificarme. - ¿Cuál es tu fantasía si te quedas ahí? No lo puedo soportar físicamente. Me da ansiedad Como la coca-cola agitada Sí… además noto como una pared. como que no supiera moverme.

Desde ahí. Sitúate en esa escena corporalmente. ¿cómo sientes el recibir de esta persona? - Como un alivio. - Permítete estar en esa emoción que sientes. Recuerdo una vivencia en un curso de meditación. - Imagínate la escena: él dándote y tú recibiendo lo que te da. es cierto. El es guardia de seguridad y va a menudo a la cafetería donde trabajo a tomarse un café. Es cierto. a veces me cuesta un poco. descanso. 133 . lo deseas mucho y cuando ocurre el deseo algo pasa que no lo soportas y te impide actuarlo. Un interrogante: ¿por qué? A veces me siento responsable de eso que me da: que mi hija lo aproveche. Cuando dejé de esforzarme. Esto ha ido saliendo mucho. como que no me merezco eso. el cumplimiento del deseo de contacto (Se emociona) es como si no me mereciera las cosas… me está pasando con un amigo que he conocido en el trabajo. se ofreció a darle clases particulares a mi hija mayor. me ha ayudado. Lo que interrumpes es la satisfacción. me siento con timidez y asombro. Quisiera que nadie hiciera nada por mí. Él vive lejos y entonces he de ir a recogerlo para las clases. apoyo. ¿y cómo te sientes recibiendo? Bien. Hablando de los hijos. ¿cómo te sientes ahí? - Pues. - Fíjate como evitas la emoción de recibir algo gratis. No necesitar a nadie. tuve una experiencia de meditación en medio de la naturaleza (rompe en emoción). - ¿Y tú que sientes en esa relación? Mucho agradecimiento. por ejemplo con mi padre. Me esfuerzo en meditar y no lo consigo. es verdad.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora - Sí. - Sí. Cada vez que voy a recogerlo entro en ansiedad y no se por qué.

Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora CONCLUSIONES 134 .

con la intención de redactar las últimas páginas de este trabajo que inicié hace ya casi un año. Lo que en un principio emergió como sensación más o menos difusa. Fui perfilando el tema a tratar e inicié la tarea.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Aquí y ahora estoy sentado.…). “te van a descalificar”. en noviembre de 2006. 135 . ¿O quizás debiera decir mucho tiempo antes? He de reconocer que la gestalt que se abrió en mí cuando. pedí prestados algunos libros… Ahora que escribo esto. Pero. “no vas a estar a la altura de los demás”. Y me dispuse a ello. Solo restan las tareas de encuadernación y la presentación pública en las Jornadas. emocionado. quería presentar esta tesina. Se me agolparon mis introyectos más familiares (“no vas a saber”. Con todo. “¿crees que serás capaz de ese esfuerzo?”. lo comenté con Elena. vuelvo a emocionarme. a través de las propias descalificaciones y también del sobreesfuerzo al que me suelo someter. frente al ordenador. va llegando a su momento de ser satisfecha. me puse en la intención de validar mi deseo y restaurar mi percepción de insuficiencia con la serenidad que me proporciona darme cuenta que “lo que me faltaba era mi propia amorosa compañía”. me serví del motor que me proporciona mi envidia y. En ella ha habido intentos de boicot. compartí con Elena Revenga mi deseo de preparar la tesina para la AETG. a notar mi pecho acelerado y a sentirme el estómago como en un puño. me atreví e hice de la necesidad virtud. puedo declarar que ha prevalecido el gusto por el trabajo y todo este proceso creativo me ha resultado nutriente y satisfactorio. en el contexto de una situación personal de cambios geográficos y laborales. fue tomando forma y me di cuenta que. de nuevo. Conforme han ido gestándose estas reflexiones sobre algunas herramientas para el psicodiagnóstico al servicio del Terapeuta Gestalt. Barajé propuestas. he advertido que decantarme por este tema tenía sus antecedentes. desde la opción de dedicarme profesionalmente al oficio de la psicoterapia. escribí notas inconexas sobre lo que quería.

insatisfacción o angustia con que una persona viene al encuentro terapéutico nos anuncia. por último. encuadrado dentro del movimiento de la psicología humanista. la formación en Gestalt. nos posibilita tener capacidad para diferenciar cuándo el paciente cuenta con los recursos 136 . al menos. el tema del diagnóstico me resultó muy propicio como cauce integrador para elaborar esta recapitulación: destacar la importancia del esclarecimiento diagnóstico para un posicionamiento más eficaz del terapeuta clínico en el encuentro con los pacientes.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora De un lado. Mi proceso terapéutico personal (intrínseco). donde somos mucho más que una suma de partes y apostamos por la superación de visiones reduccionistas. Expresado en términos axiológicos. Los diversos grados de inquietud. Desde el enfoque gestáltico. Enraizados en este punto de vista. el diagnóstico no tiene por qué significar el encorsetamiento del paciente en una u otra ordenación sistémica. el diagnóstico nos permite poder discriminar una u otra situación. formativo y laboral durante los últimos 15 años. como terapeutas. malestar. puede presentarse con una patología evidente. nuestro valor intrínseco otorga matices infinitos a nuestra particularidad de ser. me atraía mucho la idea de elaborar una síntesis de lo que ha sido mi proceso personal. tres posibles realidades. Puede ocurrir que esté atravesando un momento de crisis en su vida para el que necesita acompañamiento cualificado. Y. Puede ser que exprese un interés en avanzar en su proceso de maduración o de desarrollo de un mayor grado de conciencia. Integrativa y Axiología (sistémico) y mi trabajo como educador social y terapeuta (extrínseco) antes en el Colectivo “La Huertecica” y ahora en la consulta privada. Por otro lado. donde la angustia adquiere un nivel tal que cursa con síntomas clínicos incapacitantes y la persona queda inhabilitada para una contención suficiente y necesaria. Más bien. puede suponer una guía abierta y susceptible de reformulación que acompañe y se supedite al proceso dinámico de la persona. hacemos una opción por contemplar al ser humano desde una perspectiva fenomenológica. En este sentido. podemos abrirnos a considerar que.

Las herramientas presentadas en esta tesina. imbricadas en la riqueza de su propia vivencia. están posibilitando el reencuentro con su “propia amorosa compañía”. si bien el diagnóstico nos permite discriminar. el establecimiento de hipótesis diagnósticas abiertas y flexibles no resulta contradictorio. sino necesario. Mariano Cruz Zamora 137 . El diagnóstico nos posibilitará tomar en cuenta a la persona en su globalidad y poder elegir las propuestas terapéuticas que nos resulten más adecuadas en cada momento y que promuevan el restablecimiento de la salud. Así mismo. vienen acompañando el proceso terapéutico con Desiré e. sino de la propia dinámica personal en el transcurrir del proceso terapéutico. lejos de constreñirse a condiciones inalterables de su existencia. integradas en el enfoque gestáltico.Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora necesarios para contenerse durante el proceso terapéutico o cuando precisa de medicación para poder contener lo que él solo no puede. va descubriéndose en sus múltiples potencialidades. el pronóstico no está en función del diagnóstico. Así está siendo mi experiencia en el trabajo clínico. en la consideración de los procesos terapéuticos como procesos dinámicos. así como escudriñar los modos en que interrumpe una regulación saludable de sí mismo como organismo vivo. En este sentido podemos observar que. En Gestalt nos importa de manera especial y prioritaria la dinámica con que la persona establece contacto consigo misma y con su entorno. donde cada individuo.

Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora BIBLIOGRAFIA 138 .

C. La ciencia de la valoración. (1995). A (1997). México: Fondo de Cultura Económica Hartman. (1993). R. F. (1996). En imprenta. Teoría y técnica de la psicoterapia gestáltica. (1987). El conocimiento del bien. J.Vitoria: La Llave. Los eneatipos en la vida. S. Sueños y Existencia. A. J. México: Fondo de Cultura Económica. Vitoria: La Llave. Hartman. (1995). G. Vitoria: La Llave Naranjo. Yo. Una visión integradora . (1959). El lenguaje del cuerpo. (1982). Diana. Santiago de Chile: Cuatro Vientos. Kepner. ¿Qué son los valores? México: Fondo de Cultura Económica. (1997). México: UNAM – Seminario de problemas científicos y filosóficos. Fundamentos de la axiología científica. Cómo somos. F. Naranjo. México: El manual moderno. F. S. y Lee Shepherd. S. La estructura del valor. Lowen. Proceso corporal. J. Perls. Castanedo Secadas. Frondizi. Perls. (1956). Fagan. F. (1995). Carácter y Neurosis. Naranjo. C. Barcelona: Herder. México: Fondo de Cultura Económica. (1965). C. (1998). (1975). S. C. Barcelona: Herder. (1997). Autoconocimiento transformador. Gestalt de vanguardia. la literatura y la clínica. (1992). Bioenergética. J. Peñarrubia. Buenos Aires: Amorrortu. Terapia Gestalt. Axiología formal. hambre y agresión. México: Ed. C. 139 . La locura lo cura. Madrid: Alianza Editorial. Dentro y fuera del tarro de la basura. Santiago de Chile: Cuatro Vientos. R. I. (2002).Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora BIBLIOGRAFIA Albert Gutiérrez. R. Ternura y Agresividad. La vía del vacío fértil. Las Palmas de Gran Canaria: Heca. Perls. Hartman. Enfoque centrado en el aquí y ahora. Vitoria: La Llave. R. Borja. (1970). A. Molina. Lowen. Un enfoque gestalt para el trabajo corporal en psicoterapia. Terapia Gestalt.

(1994). G. Reich. Rodiles. Blasberg. (1998). J. El Ferrol: Sociedad de cultura ValleInclán Reich. La Función del orgasmo..Tesina AETG: “El terapeuta gestalt: herramientas para el psicodiagnóstico” Mariano Cruz Zamora Perls. J. Santiago de Chile: Cuatro Vientos. P. (1997). W. (1995). (1999) El proceso creativo en la terapia gestáltica. Una terapia prohibida.. Hefferline. Proceso y diálogo en psicoterapia gestáltica. Gestalt para principiantes. Zinker. Sinay. Barcelona: Paidós. (1987). W. Buenos Aires: Era Naciente SRL Yontef. México: Planeta. R. México: Paidós.. Análisis del carácter. F. Goodman. Terapia Gestalt: excitación y crecimiento de la personalidad humana. Biografía de Salvador Roquet. S. 140 . P. México: Paidós. (1995).

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful