P. 1
relacion entre la etica y la economia

relacion entre la etica y la economia

|Views: 4|Likes:
etica y economia
etica y economia

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: Elsy Guadalupe Cruz Cruz on Jan 17, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/17/2013

pdf

text

original

RELACION ENTRE ETICA Y ECONOMIA A la vista de los ya abundantes libros, artículos y monografías que tratan, de unmodo u otro, acerca

de las relaciones entre economía y ética, uno no puede menos deadmirarse, considerando el divorcio que hasta hace muy poco tiempo se producía entre ambasdisciplinas.La lectura de los libros o artículos de economía de hace sólo una o dos décadas nosllevaría a la conclusión de que, con unas pocas excepciones, sus autores no consideraban queexistiese relación alguna relevante entre economía y ética. Es probable que muchos de esosautores reconociesen que existía un papel para la ética como disciplina científica –aunque nopocos le quitarían ese calificativo, considerando que sólo el saber desarrollado de acuerdocon los cánones del enfoque positivista de la investigación, dictados por la física, mereceríaser calificado como científico–. Pero, en todo caso, rechazarían la tesis de que la ética tuviesealgo que aportar a la economía, salvo una lista de recomendaciones, bienintencionadas, sí,pero a menudo inútiles y aun perniciosas para la economía. No faltaban, es verdad,excepciones, pero la regla no era esa.Durante décadas, en efecto, la separación entre economía positiva y normativa fuedogma –y todavía lo es, para muchos–. El ser y el deber ser no se podían mezclar; enconcreto, el deber ser (las recomendaciones de la ética, por ejemplo) no podía derivarse delser (de lo que ocurría en cada momento). La economía, ciencia positiva, pretendía seguir lametodología de las ciencias naturales que, como hemos señalado, era la única metodologíacientífica que se admitía en muchos ambientes intelectuales. El deber ser era el campo de los juicios de valor, a menudo reflejo de actitudes ideológicas o sociológicas, pero que no podíaser objeto de un análisis científico-positivo. A lo más, los juicios morales se intentabanfundamentar, previamente al ser y con independencia de él, sea en las leyes de la razón pura(Kant), sea en los valores ideales alcanzados por la intencionalidad de los sentimientoshumanos (Scheler).El panorama de las relaciones entre economía y ética es hoy muy distinto. Se haproducido un florecer de la ética en las ciencias sociales, se han multiplicado las cátedras ycursos –no en nuestro país, es verdad–, se publican libros y artículos, hay sociedadesyrevistas especializadas y la investigación de los contenidos éticos de la economía y de susreglas es hoy un campo no sólo válido, sino prestigioso. El objeto de este artículo es apuntar las razones de ese auge de los estudios de éticaeconómica, su significación y sus implicaciones, tanto para el tipo de ciencia ética en que sedebe fundamentar la economía como para la economía misma. El renacer del interés por la ética económica En los años sesenta y primeros setenta, las críticas al sistema económico capitalista ya la ciencia económica convencional –la síntesis neoclásico-keynesiana– adquirieron especialvirulencia, tanto en el terreno de los principios como en el tratamiento de la distribución de larenta, o al señalar las limitaciones de la economía convencional –los fallos del mercado–, oen el ámbito del desarrollo económico.Surgieron así diversos intentos de alternativa al cuerpo científico de la economía,sobre todo entre los autores radicales. Y en el terreno de la acción se desplegó una ampliagama de intervenciones, regulaciones, redistribuciones, políticas activistas, etc., en un intentode conservar las ventajas de la economía de mercado, pero corrigiéndola para hacerla más justa, más humana, más próxima a los ideales que entonces estaban en boga (1).Aquellas críticas a la ciencia convencional y al sistema económico existente eran, enbuena medida, éticas, porque en los debates parecía imponerse la tesis de que la eficienciaestaba del lado del capitalismo, en tanto que la justicia exigía acciones correctoras –el«welfare state»–, cuando no un cambio de sistema. Sin embargo, esas críticas nodesembocaron en un nuevo interés por la ética, quizá porque la voz cantante, al menos ennuestro país, la llevaban los marxistas, que no se distinguen por su aprecio por la cienciamoral. O

Y hacambiado la forma de entender el Estado. porque lo más que se puede mostrar es que un sistemaeconómico puede ser justo si cumple determinadas condiciones y si los hombres que actúanen él son también justos. el principio de que la política económica es capaz de corregir los defectos –reales osupuestos. proteccionismo. y la consagración –¿por cuántotiempo?– de la economía libre de mercado como la más adecuada en términos de eficiencia. Y eso no basta.de adaptación a los cambios. actitudes y acciones de los hombres. y que. de crecimiento económico y de bienestar para todos. o se han agudizado los antiguos. Además. urge estudiar las condiciones en las que sepueden evitar aquellas conductas disgregadoras que se criticaron desde antiguo en el sistemacapitalista.Frente a ese panorama. para que lleve acabo la tarea correctora y equilibradora que la política económica no ha sido capaz decumplir. la crisis económica de los años setenta fue algo más que eldoloroso ajuste de las economías a un shock de oferta. sino a otras instituciones . ¿estambién su regeneración moral? Los intentos para mostrar que la economía de mercado es justa (2) no han convencido a muchos. sobretodo. técnicos o éticos– del mercado entró en una profunda crisis. ¿qué hacer con las antiguas críticas? El retorno a la economía de mercado. haciendo buena la tesis de que el sistema impone sus leyes al individuo.porque se consideraba que la política económica sustituiría a las actitudes éticasindividuales.. del intervencionismo y del regulacionismo. Y. nuevas formas de competitividad (o de falta de ella). Fue también la crisis del «Estado delbienestar». un buen marcolegal y político es más que suficiente para generar los resultados apetecidos. que han dejado de serentes benéficos para convertirse en personas de carne y hueso.no importa cuáles sean las motivaciones. desempleo duradero. Ahora bien: si en los últimos años del siglo XX el hombre sigue siendo al menos tanegoísta y ambicioso como hace unas décadas.Se impone recuperar la ética –individual y social– en la economía. Hay que devolver lapresencia de la ética no sólo al mercado..Pero. con las mismas motivacionesy conductas censurables que encontramos en el mundo de los negocios. caída de lainversión. con uncontenido ético específico: deterioro del medio ambiente. los políticos y los burócratas. han aparecido nuevos problemas.

hacia cualquier tipo de formulación teórico–discursiva del comportamiento individual o colectivo. en medio de tantos esquemas simplificadores del conocimiento y "modelos de vida" establecidos? Las posibles "respuestas" no son nada fáciles ni se avizoran de cerca. condición que implica una responsabilidad y un deber personal de actuar. tenemos dos problemas teóricos y prácticos. la nobleza. impulsados por la globalización económica y el aceleramiento imparable de la tecnología. el Renacimiento y la modernidad. y los primeros años del tercer milenio. producto de una concepción económico–cultural del hacer humano. Ello. la Edad Media. ponderaron el devenir del hombre y vieron hasta qué punto fue necesaria una crítica a la instrucción del individuo y a su deber para consigo mismo y para con los demás. y los supuestos y fines que les dan sustento son los mismos: el engrandecimiento del hombre y la armonía de los vínculos sociales. de tal manera que los valores hacia los cuales se tienda sean los mismos para todos los seres humanos reunidos en sociedad. Ante ambos problemas. El siglo XX. y b) ¿Cómo generar una nueva visión cultural del humanismo y la axiología. anidaron pensadores que retomaron los planteamientos originales. la burguesía o la creciente sociedad civil donde.RELACION ENTRE ETICA Y EDUCACION Las reflexiones sobre la educación y la ética tienen la misma importancia para contemplar el avance del pensamiento. Durante el Imperio Romano. las jerarquías eclesiásticas. y 2. El contexto son los cambios vertiginosos de la sociedad. Por tal motivo. que obligan a la universidad a valorar el saber que en ella se forja y su importancia práctica en la vida cotidiana. la finalidad de este trabajo es presentar algunas vertientes del fundamento y quehacer de la educación y la ética. La dependencia del individuo a cierto tipo de saber orientado al bien material. desde la primera suma intelectual en Occidente representada por Platón. La sumisión de los sujetos. tales conceptos se estudiaron y desarrollaron con base en objetivos e intereses específicos de las cúpulas del poder público. han dejado una estela de sucesos e interrogantes que inevitablemente han reincidido en la educación y la ética. Y tal parece que. de una u otra manera. presupone al individuo como un ser capaz de relacionarse con el otro a través del saber. velada o abierta. al igual que cualquier formulación ética. sustentada en valores y formas mentales menos inmediatistas?. nos situemos donde se pueda o desee. según sea nuestro enfoque: 1. sólo hay interrogantes: a) ¿Cómo cambiar las percepciones materialistas de los individuos y dar un giro hacia una educación más humanista. . al grado de cuestionar su ser y su hacer en sus espacios de legitimación más claros: la universidad y la vida pública. La hipótesis tácita de este escrito es que todo proceso educativo.

con la búsqueda de la "verdad" emprendida por el hombre en sus distintos ámbitos de acción. Asimismo. el ser y el hacer. producción y comportamiento. Además. Gracias al capital simbólico operante en la educación. buscan el engrandecimiento del ser humano a través del desarrollo de sus capacidades intelectuales. de uso. sino una conquista. el hombre asume "personalidades". lo que trae aparejada una transformación de la naturaleza y nuevos referentes para dar sentido al hacer y ser humanos. Contexto traducible en esa especie de encierro de las personas en mecanismos político–económicos "creadores de necesidades". actitudes y una conciencia crítica ante las circunstancias que posibilitan o impiden su desarrollo intelectual. la ilustración intelectual y moral hace la diferencia entre el estado de naturaleza y la civilización: la educación convierte lo inconsciente en conciencia. aunados a otros factores.3 De igual manera. pues al no ser la libertad algo congénito. Los anteriores saberes. fueron el sustento de la formación de las primeras universidades europeas en el siglo XII. unidas a la epistemología y la axiología. afectivo o material. la "educación" se vende como concepto redituable. mediante las cuales los individuos viven en sociedad y son capaces de "dar razón" del otro y de sí mismos. es decir. el deber. no del engrandecimiento cultural y humano. personal y social. atañe a la transmisión y aprendizaje de las técnicas culturales. de manera formal. sino la puesta en práctica de conocimientos. entiéndase por ética a la ciencia rectora del fin y de los medios para llevar al hombre a un estado de convivencia ideal. en el proceso educativo se develan los significados necesarios para comprender y explicar el contexto del estudiante. los referentes mentales y existenciarios permiten aludir a una construcción de la cultura como ese "crisol común" donde la historia. roles. tal disciplina constituye la condición de posibilidad para alcanzar un nivel de conciencia moral regida por criterios racionales y anhelos de vida propios y colectivos. de ideas y comportamientos cuyo sustento es la . conviene resaltar la carga ética y moral que la definición comporta. Esto. Estos centros educativos se cristalizan. Ahora bien. dentro del tipo de sociedad global.2de las cuales nuestro sistema universitario es heredero. en el proceso educativo las personas se construyen a sí mismas en lo colectivo y lo individual. mercantilista. actitudes y convicciones cuyos efectos se evidencian en la humanización de los individuos. como la fórmula del éxito económico. Desde esta perspectiva. del profesor y del espacio–tiempo que genera la educación como tal. tanto para el sujeto como para la articulación entre la vida social y la naturaleza y el entorno. Por su parte. el saber. debido a que allí se configuran los significados de la existencia. téngase en cuenta que la educación no es algo dado. En este sentido. Tales disciplinas. la identidad y el acaecer humano cobran sentido y valor.La educación. Entre las cualidades de la educación está la de ser la "condición razonada" para la libertad humana. en términos generales. Al respecto.

ordenación de las pautas de vida. desinforman en lugar de orientar al individuo en los espacios público o privado: los estereotipos (economicistas y vendedores de una "imagen" y "creadores" de cierta subjetividad colectiva) no fundamentan la acción o elección racional. agréguese la sobresaturación de "informes" sobre prácticamente todos los hechos palpables o del pensamiento que. . A esto. puestos en la "balanza cognitiva".

esto no significa que haya de prescindirse de toda relación entre lo religioso y lo ético. puesto que depende de ciertas verdades reveladas. La filosofía es un conocimiento que no apela más que a la razón. Concepto de lex como único. Sistemas éticos que se subordinan a la teología natural. este estado de hecho no puede ser concebido sino a la luz de la fe. o en vivir cuestionando su propia fe (pero es un hecho que el cristianismo se apoyo en la filosofía griega en un primer momento). a parte. abstracta. era a la vez un sta teológico moral y de filosofía moral. no podrá entregarse de a su propia pregunta. . la negación de su existencia y consiguientemente la de la teología natural o que admitiéndolas. Son independientes de la teología revelada. la obligación y. Sistemas de simple subordinación a la teología natural. La subalternación arranca a la ética su carácter filosófico (seria subordinación no subalternación). como es el caso del existencialismo. Una metafísica atea. pq la fe ya le ha asegurado la respuesta. 1.el contenido de la moral es determinado perceptivamente por Dios (Revelación). A partir del SXV. sin aceptar la subordinación a la teología revelada. en el estado de hecho en que ha sido colocada. por su esencia misma. puede abrirse. al hombre. se rechace la teología natural. La actitud de M. la obediencia y la vía filosófica. Para Aristóteles. tal estado de abstracción no puede sacarse a la filosofía moral mas que mediante la teología". No se necesita ser ateo para aun admitiendo la metafísica.RELACION ENTRE LA ETICA Y LA RELIGION Relación entre teología (ciencia de la religión) y la ética (ciencia de la moral). Heidegger – el encuentro con la divinidad es una experiencia reservada a la religión e inaccesible a la filosofía. En uno de sus textos esta definido el camino que seguirá el pensamiento ético cristiano: la subordinación a la teología revelada. Mantuvo equilibrados la lex divina y la ratio humana. Sistemas de la ética cristiana. a perspectivas morales. Para el Santo. Maritain. Voluntarismo medieval de Occam – potentia Dei absoluta (la potencia absoluta de Dios no queda ligada a las leyes de la potencia ordinaria) y ordenata (Dios a instituido unas leyes que constituyen el camino ordinario de la salvación y la reprobación). razón divina y razón humana. Santo Tomás – concepto de ratio. La subordinación de la ética a la teología natural. los filósofos que quieran salvaguardar el carácter filosófico de la ética serán impulsados a construirla sobre el concepto de naturaleza racional (recta razón aristotélica). aunque la moral que aquí se trate sea de carácter formal. o sea el todo del ente (común o divino. verdades que únicamente puede serle proporcionadas a la ética por la teología. necesariamente. de la cual es aquella una parte. Por encima de ellas puede hacer absolutamente todo. razón y ley aparecen en cierta medida fundidas. Una ética verdadera no puede prescindir de considerar la vida del hombre en su situación real. Si escoge ambos. cuyo objeto es el sentido del ser. 2. el objeto de la metafísica es el ente en cuanto tal. La negación de la subordinación a la metafísica viene dada por. se quiera decir que la ética esta aparte de ellas (filosofía de los valores).Es al mismo tiempo ontología y teología natural permitiendo a la teología eclesiástica cristiana apoderarse de ella.solo Dios es plenamente ente). solo con negar el acceso de la razón a Dios y la posibilidad de justificar filosóficamente ningún saber acerca de Dios (protestantismo). poniendo en primer término la ley. propugna su subalternación. viene implicada por la subordinación a la metafísica. procede de un supuesto falso "toda ética natural tiene que ser. 3.

sino que lo supone.Suárez . . no constituye el ser moral.equilibra al fin la evolución de la filosofía moral. no es la ley. hace de aquella una ciencia estrictamente filosófica. Moral con contenido (bondad o malicia) – conocimiento del mal y del bien y la distinción ontológica entre ambos se funda en la ley o en la naturaleza en cuanto creada por Dios. y moral como estructura. el ser regulable por ley. el bien honesto conforme a la razón. que sin romper su subordinación a la teología. sino la naturaleza racional. El fundamento verdadero de la moralidad es aquel principio metafísico según el cual las naturalezas de las cosas son inmutables en cuanto a la conveniencia o disconveniencia de sus propiedades naturales. El constitutivo formal de la bondad moral objetiva. La ley de Dios y la ley humana es necesaria pq el hombre no tiene voluntad indefectible de bien.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->