LA POLIS A lo largo del siglo IX se inician una serie de transformaciones en diversos aspectos.

Reapareció la escritura, la arquitectura en piedra, una escultura rica y variada, se reemprendieron con nuevos impulsos la navegación a ultramar, y se gestó una forma nueva de organización política que marcará la historia de Grecia Antigua. Surge también el concepto de Hélade, que abarcaba a todos aquellos que compartían una misma forma de vida, hablaban la misma lengua, aunque fragmentada en dialectos diferentes, veneraban a los mismos dioses, pero con diferentes devociones locales, y consideraban a los poemas homéricos como la base de su educación y de su código de valores. Esta comunidad de valores, creencias y forma de vida constituían la línea divisoria que separaba a los griegos de los demás pueblos, que eran considerados bárbaros. Definición de Polis
La polis es la forma griega típica de organización política. No se es del todo adecuado identificar el concepto de polis con el de ciudad-estado, ya que la polis griega no era solamente un conjunto urbano rodeado de murallas (astu), sino que abarcaba también los campos de cultivos adyacentes, el territorio o chora, que constituía la prolongación natural del centro urbano que constituía el núcleo central de esta organización. La polis era una comunidad cívica, compuesta por los ciudadanos y sus respectivas familias. El centro político y religioso de la nueva ciudad griega era ágora o espacio urbano central, lugar donde en general se reunía la asamblea. La polis se denominaba no por el nombre del lugar sino por el conjunto de sus habitantes. Se hablaba así de atenienses, corintios y tebanos e lugar de Atenas, Corinto o Tebas. Una polis poseía también instituciones y leyes que regulaban su funcionamiento interno y constituían su representación en el exterior. A los ciudadanos les unía un pasado común, lleno de mitos y leyendas del

lugar, el culto a las mismas divinidades. Estas tradiciones se hacían más notorias cuando las polis estaban en problemas.

La polis erán autónomas y tenían sus propias leyes e instituciones. Por lo general las polis griegas eran comunidades de reducidas dimensiones si exceptuamos los casos de Atenas y Esparta. Estamos ante comunidades corporativas y cerradas, donde eran los ciudadanos los únicos miembros de pleno derecho y que tenían la capacidad de poseer tierras.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful